P. 1
historias_de_asesinos

historias_de_asesinos

|Views: 715|Likes:
Published by Nibia Hernendez
"Historias de Asesinos" del Dr Gabriel Antonio Pombo representa la crónica de veinticinco casos policiales célebres protagonizados por asesinos seriales. Comienza con la sórdida anécdota de Burke y Hare, los traficantes de cadáveres en el siglo XIX en Escocia, atraviesa el siglo XX con las andanzas de psicópatas tristemente famosos como Ted Bundy, El Hijo de Sam, El vampiro de Dusseldorf, Henry Landrú y Jeffrey Dahmer, entre otros y culmina con una reseña sobre el psicokiller uruguayo Pablo Goncalvez.,
"Historias de Asesinos" del Dr Gabriel Antonio Pombo representa la crónica de veinticinco casos policiales célebres protagonizados por asesinos seriales. Comienza con la sórdida anécdota de Burke y Hare, los traficantes de cadáveres en el siglo XIX en Escocia, atraviesa el siglo XX con las andanzas de psicópatas tristemente famosos como Ted Bundy, El Hijo de Sam, El vampiro de Dusseldorf, Henry Landrú y Jeffrey Dahmer, entre otros y culmina con una reseña sobre el psicokiller uruguayo Pablo Goncalvez.,

More info:

Published by: Nibia Hernendez on Aug 08, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/14/2013

pdf

text

original

correccional donde permanecerá recluido a lo
largo de tres años. Allí aprende a escribir
toscamente, pero asimismo se adiestra en la
práctica de nuevos delitos. Además, los castigos
de que resulta objeto lo tornan más rencoroso
aún, y cuando recobra la libertad su sed de
sangre está en pleno apogeo.

El 17 de enero de 1912 se esconde en el
interior del corralón situado en las calles
Corrientes y Pueyrredón y, en el instante
oportuno, prende fuego a los libros contables de
ese comercio originando así un incendio de
vastas proporciones. Sale del establecimiento y,
oculto tras un árbol, disfruta contemplando cómo
los bomberos luchan durante varias horas
tratando de extinguir el siniestro.

El 26 de enero de 1912 tuvo efecto el suceso
policial que el periodismo de la época calificó
como el “crimen de la calle Pavón”. La víctima
fue Arturo Laurora de trece años, y el cadáver del
adolescente apareció dentro de una casa
desabitada emplazada en la referida calle.
Mostraba horribles signos de violencia y había
sido violado. Cuando, andando el tiempo, se
capturó a Cayetano por sus crímenes se sospechó
que igualmente era culpable de aquel atentado y,
al principio, él llegó incluso a confesar la
comisión del reato. No obstante, en la actualidad
se estima que dicho homicidio fue obra de “la
mano negra”, organización delictiva dedicada al
tráfico de mujeres y adolescentes.

El posterior ataque del Petiso Orejudo devino
el 7 de marzo de 1912 y se verificó contra la niña
Reyna Bonita Vainicoff de cinco años. El joven
criminal lanzó fósforos encendidos sobre el
inflamable vestido que lucía la pequeña, la cual
en breves segundos ardió como una tea. Fueron

-

- 80 -

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->