fuera de la clínica...

Iñaki Gauna: “Tenerlo todo cerca te permite participar en muchas cosas”

Iñaki ensayando con su grupo de teatro, La Fragua. 

Aunque en esta sección ya hemos traído algún veterinario que trabaja de actor, fue el caso de un compañero que había abandonado la veterinaria para dedicarse al teatro de forma profesional, la historia que os traemos en esta ocasión es la de un veterinario que, además, se dedica al teatro de forma amateur

Iñaki Gauna: “Tenerlo todo cerca te permite participar en muchas cosas”

I

ñaki Gauna es un veterinario muy polifacético. Se dedica al teatro, está involucrado en política, es secretario de organización de la Agrupación Socialista de la localidad donde reside y acaba de entrar en el consejo escolar del Colegio Público Santísimo Cristo de la Misericordia, el colegio de sus hijas. “Donde sale algo, allí meto la cabeza”. Iñaki, de 37 años, casado con Rocío (también veterinaria) y con dos hijas, Paula y Candela, lleva ejerciendo de veterinario desde hace once años. Hace tres y medio que montó, junto con Rocío, la Clínica La Sagra, en Numancia de la Sagra, donde reside desde cuatro meses antes de montar el negocio. Antes de instalarse aquí estuvo siete años trabajando en la Clínica Veterinaria Panda de Fuenlabrada.

Me atraía la medicina, pero no soporto ni la enfermedad ni la muerte, así que decidí hacer medicina veterinaria. Fue una decisión razonada y vocacional

de la zona sur de La Comunidad de Madrid: Getafe, Fuenlabrada, Móstoles,... ““se está convirtiendo en el sur del sur de Madrid”. Y, aunque al poco de instalarse ya tenía competencia, Iñaki confiesa sentirse muy a gusto con este cambio de aires. Nos confiesa que lo de ser veterinario fue casi una decisión filosófica “me atraía la medicina, pero no soporto ni la enfermedad ni la muerte, así que decidí hacer medicina veterinaria. No quiero dar la impresión de ser un médico frustrado. Fue una decisión razonada y vocacional.” Pero aunque esté en veterinaria de forma inequívoca también nos confiesa que no podría dedicarse únicamente a la Veterinaria, “necesito estar siempre metido en fregados” y vivir en una población pequeña se lo permite.

“El cambio fue brutal. Aquí todo está cerca y puedes participar en muchas cosas. Aunque la población ha pasado de 3.000 a 5.000 habitantes desde que llegamos, aún es un sitio muy tranquilo”. La mayoría de los nuevos vecinos de esta población son

Los ratos muertos en la clínica suele dedicarlos a su actividad como Secretario de Organización de la Agrupación Socialista de Numancia de la Sagra. 

fuera de la clínica...

El político
Como ya hemos comentado Iñaki pertenece al partido socialista desde los 16 años. Mientras estuvo en Madrid llegó a ser Secretario de las Juventudes del Distrito de Latina. Luego estuvo en la agrupación de Fuenlabrada, mientras vivió en esa localidad. Cuando llegó aquí también se integró en el mapa político municipal. Ahora es secretario de Organización de la Agrupación Socialista de Numancia de la Sagra (grupo que gobierna el ayuntamiento del Pueblo) y miembro del comité provincial de Toledo. “También en la política he notado el cambio, aquí se hace política municipal, más cercana. En Madrid, para prosperar en política tenías que dedicarle mucho tiempo y había mucha competencia. Aquí no somos muchos, pero todo el mundo participa, todos tratan más de colaborar que de trepar. Lo malo es que no tenemos presupuesto para hacer cosas. Debería dedicarle más tiempo. Generalmente son los ratos muertos de la clínica los que dedico al partido”. Ante la pregunta de si le influye su afiliación al negocio nos comenta: “aunque mi abuelo me decía que nunca se debe hablar de política en el negocio, a mi muchas veces me puede la pasión. Aunque si muchos de mis clientes saben de ella, no tengo ningún problema. De hecho concejales del PP y de IU, son mis clientes. Claro que aquí hasta la oposición es más cercana, te vas a tomar vinos con ellos a la taberna”. La política es otro factor a compaginar con la vida familiar, junto con el teatro. Pero hasta esto parece llevarse mejor en este entorno más cercano:”también mi mujer empieza a ver la política con otros ojos, por que lo que consigues aquí, lo disfrutan directamente tus hijos. Ahora andamos detrás de crear un taller literario con una Poetisa de la zona, si lo creamos, mis hijas disfrutarán y aprovecharán este servicio”.

Ya desde los 16 años estuvo en las juventudes socialistase integrado en la política, pero al llegar a Numancia de La Sagra se le abrió otra puerta, la del teatro.

El actor
“Aquí todo el mundo participa en todo, los integrantes de mi grupo son el cartero, el farmacéutico, el concejal, … gente del pueblo”. Ensayar una obra de teatro le supone unas dos horas dos días a la semana de tiempo, pero como ahora está embarcado en tres obras distintas, tiene toda la semana ocupada. Pertenece al Grupo de Teatro La Fragua, con casi veinte actores “es semi profesional. Estamos inscritos en una página web de teatro de la Diputación Provincial de Toledo, donde Ayuntamientos e instituciones entran para ver que ofrecemos y nos contratan. Hemos actuado en la mayoría de los pueblos de la comarca de la Sagra, e incluso en la cárcel de Ocaña, para los presos”. En este momento están preparando tres obras, “yo sólo actúo en una obra que preparamos para el festival de teatro infantil de cara a las Navidades. Son tres historietas cortas, una la preparan las madres de la AMPA del colegio, otra se está preparando desde la Ludoteca Municipal y la tercera la hace mi grupo de teatro. Yo he preparado un pequeño monólogo introductorio hablándoles de la ilusión y de no perder la imaginación, donde no sólo interpreto, si no que me encargo de elaborarlo y llevarlo a escena. De las otras dos obras, El “Mal entendido”, de Albert Camus y “Engañar a un sinvergüenza” de Alfonso Paso, me ocupo de organizar y coordinar. No actúo en ellas por que últimamente tengo más trabajo y menos tiempo de ensayar. Esto suele relegarme a personajes no demasiado protagonistas”. Se estrenó haciendo de San Juan Bautista, en la Pasión de Cristo, que cada Semana Santa se recrea en el Pueblo. Pero el que más le ha gustado de los que ha hecho ha sido el de Juan sin Miedo, para los niños. “Es el público que más me gusta, los niños, son 

Iñaki Gauna: “Tenerlo todo cerca te permite participar en muchas cosas”

Iñaki en la consulta con uno de sus pacientes.

muy agradecidos, se ilusionan con las obras y además luego te reconocen y te dicen por la calle –es Juan sin miedo, es Juan sin miedo- Mi hija Paula me vino llorando, contándome que la asustó que la bruja me estuviera persiguiendo con la escoba”. A pesar de no tener aún demasiadas tablas ya ha sufrido alguna que otra situación de alarma en el escenario, “a mi todavía no me ha pasado, quedarme completamente en blanco, pero si al compañero con el que estás haciendo la escena. Es horrible, en esa situación tienes que darle pie a sus frases, recordarle lo que tiene que decir, porque tu generalmente te sabes también su texto”. De lo que no cabe duda es de que el cambio de una gran población a este pequeño pueblo le ha venido bien a Iñaki, “ahora si me estreso es por las situaciones propias de las dificultades del trabajo, pero no por el ritmo de vida, a pesar de llevar adelante tanta actividad extra.”

El Consejo Escolar
Además de teatro y política, Iñaki acaba de salir elegido miembro del Consejo Escolar del Colegio Público Santísimo Cristo de la Misericordia, el de sus hijos. También es miembro de la Asociación de Padres “a pesar de ser un pueblo pequeño también aquí hay problemas de violencia en las aulas y este año que además empieza el Instituto, también los hay con las drogas y alguna banda más violenta de lo deseable. No son problemas graves de momento, pero si que existen”.

Vista aérea de Numancia de la Sagra, señalada en verde la clínica de Iñaki. 

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful