EL JABÓN EN LA VIDA COTIDIANA El jabón es un elemento de uso personal y diario muy importante en nuestra vida.

Su función es, principalmente, higienizar nuestra piel, y dependiendo de sus ingredientes puede incluso cuidar y mejorar el aspecto de la misma. Lo ideal de un jabón es que limpie bien la superficie cutánea, eliminando las células muertas y los agentes externos. Muchos expertos aseguran que el jabón más indicado será el que tenga bajas concentraciones de detergentes, mayor cantidad de surfactantes artificiales, que humecte y que tenga una acidez (pH) parecida a la de la piel. Antes de comenzar a usar un jabón hay que tener en cuenta que existen muchas clases y por ello hay que saber cuál es el más indicado para el tipo de piel. Entre las diferentes modalidades de jabones que existen tenemos: *El jabón común: hecho generalmente con sebo grasoso y sodio o potasio y suele categorizarse para todo tipo de piel. *El jabón neutro: no tiene aroma ni color artificial, es hipoalergénico y tiene un pH entre 5 y 7, que es el más similar al de la piel. Es muy recomendado para bebés y para el lavado de las zonas íntimas. *Jabón humectante: sus ingredientes comunes son aceites vegetales o grasas enriquecidas con aceite de oliva, avellana, entre otros. Es ideal para humectar las pieles resecas. *Jabón dermatológico: está constituido por agentes de limpieza sintéticos muy suaves y componentes vegetales que ayudan a cerrar los poros. Se usa generalmente para irritaciones y problemas de acné. * Jabón terapéutico: recomendado por especialistas para problemas de psoriasis, micosis cutáneas y limpieza profunda de la piel. *Jabón antibacterial: a pesar de que protege contra bacterias e infecciones, no es recomendado su uso frecuente, pues altera la función de barrera biológica del tegumento. *Jabón suave: recomendado para pieles sensibles. Tiene compuestos de las aguas termales. *Jabones naturales: suelen ser aromáticos, con esencias florales o frutales. No son muy recomendados para el cuidado de la piel, pero si para efectos relajantes por sus aromas. Existen otros jabones que se destacan por su ingrediente principal. Entre ellos tenemos: *El jabón de glicerina: aunque es neutro tiende a resecar la piel. Puede ser beneficioso para las pieles grasas. *Jabón de leche: tiene propiedades hidratantes, suavizantes y rejuvenecedoras. *Jabón de avena: tiene propiedades emolientes, suavizantes y cicatrizantes. Se recomienda para pieles secas o muy sensibles. *Jabón de miel: ayuda a retener la humedad de la piel y le brinda elasticidad y firmeza. *Jabón de pepino: tiene propiedades astringentes y ayuda a tonificar la piel. *Jabón de manzanilla: es relajante y antiinflamatorio. *Jabón de concha nácar: ayuda a eliminar manchas y cicatrices. Se puede utilizar para el tratamiento del acné. *Jabón de algas marinas: ayuda a reafirmar los tejidos de la piel, combate la celulitis, las estrías y las arrugas. En general para las pieles que tienen una composición grasa, se recomienda el uso de jabones de azufre, pues evita la aparición de granos y espinillas gracias a su PH ácido. Para las pieles normales es

el coco y la miel. Y para las pieles secas los jabones de elaboración artesanal son los ideales. Su exclusivo diseño actúa como masajeador relajando los músculos. la glicerina. Su exclusivo diseño y sus componentes. El Jabón de glicerina con fibras naturales es biohidratante. tonificando la piel y reduciendo la celulitis.recomendable usar jabones de ingredientes amables para la piel como la avena. abre los poros. humectan y suavizan la piel. . pues en ellos prima la grasa como ingrediente principal. Exfoliante con fibra natural (natural loofa) que remueve las células muertas favoreciendo la renovación celular. ideal para conservar una piel y un cuerpo sano y terso. relaja y tonifica la piel preparándola para absorber más rápidamente las cremas reductoras anticelulíticas y nutritivas. masajean. Remueve las células muertas. activa la circulación.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful