You are on page 1of 74

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS

FACULTAD DE MEDÌCÌNA HUMANA
E.A.P. DE ENFERMERÍA
ReIación entre eI manejo de Ios factores de
riesgo con Ia presencia de fIebitis en
pacientes hospitaIizados en eI servicio de
medicina 1-I deI HospitaI NacionaI
Arzobispo Loayza en eI año 2004
TESÌS Para optar el Título Profesional de LÌCENCÌADA EN ENFERMERÌA
AUTOR
Jeanette Lizeth LoyoIa Lozada
LIMA - PERÚ 2005
A Dios quien me ilumino a cada instante
para el desarrollo del presente estudio de
Investigación






















Un agradecimiento especial A la Lic. Luisa
Rivas Díaz por su valiosa asesoría,
paciencia y estímulo constante en la
elaboración del presente trabajo de
investigación.


A la Mg. María Ángela Fernández por su
constante apoyo, sus valiosos consejos,
tiempo, paciencia y dedicación, gracias
por brindarme su amistad.




















A las enfermeras del servicio de Medicina 1-
I por su colaboración desinteresada y el
apoyo constante para la realización del
presente estudio de investigación.




A mis amigos Elizabeth, Natalia, Lourdes,
Myriam, Cecilia, Catherine, Manuel,
gracias por permitirme disfrutar de su
amistad durante estos 5 años, siempre
los llevare presente en mi corazón, nunca
los olvidare.




















A mis tías Teresa y Maruja por su
constante apoyo durante estos 5
años de carrera profesional.



Este Trabajo esta dedicado a mis Padres
Manuel Y Rosa con profundo amor y
gratitud quienes con su apoyo y sacrificio
me permitieron culminar con satisfacción la
carrera profesional de enfermería .




















A mis hermanos Melissa Y Manuel por el
estimulo, comprensión y apoyo constante que
me brindaron.

INDICE


Agradecimiento ......................................................................................iii

Dedicatoria.............................................................................................vi

Índice.....................................................................................................vii

Índice de
Gráficos..................................................................................................ix

Resumen.................................................................................................x


Capitulo I Introducción

Origen Y Justificación.............................................................................1
Formulación Del Problema......................................................................2
Objetivos.................................................................................................3
Propósito.................................................................................................3
Antecedentes del estudio........................................................................4
Bases Teórica Conceptual – Analítica................................................... 6
1.-Generalidades sobre Flebitis..............................................................6
2.-Factores que contribuyen a la presencia de Flebitis...........................9
2.1.Asepsia.............................................................................................9
2.2.-Precauciones a seguir durante la técnica de venopunción y la
administración de medicamentos por vía parenteral...........................15
2.3.Venopunción...................................................................................17
2.4.-Administración de Tratamiento......................................................21
Definición Operacional de Términos.....................................................27




Capitulo II Material y Método

Método..................................................................................................28
Sede......................................................................................................28
Población y Muestra..............................................................................29
Técnica e Instrumento de Recolección de Datos..................................30
Validez Y Confiabilidad de los datos.....................................................30
Plan de Recolección y Procesamiento de Datos..................................30
Plan Para Analizar los datos e Interpretación......................................31

Capitulo III Resultados y Discusión

A. Relación Entre El Lavado De Manos y el Calzado de Guantes Con
La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio
De Medicina 1-I Del Hospital Nacional Arzobispo
Loayza..................................................................................................32

B. Relación Entre La Asepsia Del Punto De Inserción Con La
Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De
Medicina 1- I Del Hospital Nacional Arzobispo
Loayza..................................................................................................35

C. Relación Entre El Mantenimiento De La Asepsia Del Punto De
Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En
El Servicio De Medicina 1- I Del
Hospital.................................................................................................38

D. Relación Entre La Preparación Del Material Con La Presencia De
Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1 - I
Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza..............................................40


E. Relación Entre la selección Adecuada del Punto de Inserción Con
La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio
De Medicina 1- I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza...................43

F. Relación Entre El Número De Punciones Con La Presencia De
Flebitis En El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional
Arzobispo Loayza.................................................................................46

Capitulo IV Conclusiones, Recomendaciones y Limitaciones

Conclusiones........................................................................................48
Recomendaciones................................................................................50

Referencias Bibliograficas
Bibliografía
Anexos












INDICE DE GRAFICOS

Grafico N°1
Relación Entre El Lavado De Manos y el Calzado de
Guantes Con La Presencia De Flebitis En Pacientes
Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1-I Del
Hospital Nacional Arzobispo Loayza...........................34

Grafico N°2
Relación Entre La Asepsia Del Punto De Inserción Con
La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados
En El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional
Arzobispo Loayza........................................................37

Grafico N°3
Relación Entre El Mantenimiento De La Asepsia Del
Punto De Inserción Con La Presencia De Flebitis En
Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina
1-I Del Hospital............................................................39

Grafico N°4
Relación Entre La Preparación Del Material Con La
Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En
El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional
Arzobispo Loayza........................................................42


Grafico N°5
Relación Entre la selección Adecuada del Punto de
Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes
Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1-I Del
Hospital Nacional Arzobispo Loayza.......................... 45

Grafico N°6
Relación Entre El Numero De Punciones Con La
Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En
El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional
Arzobispo Loayza........................................................47



RESUMEN

La presente investigación titulada: Relación entre el Manejo de los
Factores de Riesgo Relacionados a la Presencia de Flebitis en Pacientes
Hospitalizados en el Servicio de Medicina 1-I del Hospital Nacional Arzobispo
Loayza, tiene como objetivo general, establecer la relación entre el manejo de
los factores de riesgo con la presencia de flebitis y como objetivos específicos ,
identificar la presencia de flebitis relacionada a la técnica de asepsia durante la
venopunción, identificar la presencia de flebitis relacionada a la técnica de
venopunción.

El diseño metodológico elegido fue: cuantitativo, descriptivo, aplicativo,
transversal se contó con 30 pacientes y la totalidad de las enfermeras
asistenciales del servicio, para el estudio se creyó conveniente la utilización de
dos listas de chequeo, la primera se aplicó a las licenciadas de enfermería
durante el procedimiento de la venopunción y la segunda se aplico a los
pacientes para la identificación de los signos de flebitis.

Las conclusiones a las que se llegaron fueron: Existe relación entre el
lavado de manos y el calzado de guantes con la presencia de flebitis debido a
que en los pacientes en los cuales la enfermera realizó dichas técnicas de
asepsia no presentaron flebitis y en más del 50% de pacientes en los cuales
no realizó el lavado de manos ni el calzado de guantes estos desarrollaron
flebitis.

También nos muestra que si bien es cierto la enfermera realizó la
asepsia del punto de inserción en el 97% de pacientes, el 47% de éstos
desarrollaron flebitis, lo cual nos llevaría a buscar otros factores relacionados
que podrían haberla producido o ha pensar que la técnica utilizada en la
asepsia de la zona no fue la adecuada. No podemos negar que existe una
relación entre la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis ya
que en el único paciente endonde la enfermera no realizó la asepsia de la zona
de inserción presentó signos de flebitis.

Existe una relación directa entre el mantenimiento de la asepsia del
punto de inserción con la presencia de flebitis ya que del 63%, el 50% de
pacientes presentó flebitis luego que la enfermera volviera a palpar el punto de
inserción después de haber realizado la asepsia correspondiente.

Existe relación entre la preparación del material y del equipo necesario
para la venopunción con la presencia de flebitis ya del 23%, el 20% de
pacientes en donde la enfermera no preparo adecuadamente el material y el
quipo para la cateterización presentaron flebitis. Es importante resaltar que en
el 77% de pacientes en donde la enfermera realizo la preparación del material y
del equipo para la venopunción de manera adecuada, el 30% de estos
presentaron flebitis, lo que nos llevaría a buscar otros factores que puedan
haberla producido.

Los resultados obtenidos nos muestran que si bien es cierto que la
enfermera seleccionó de manera adecuada el lugar de inserción del catéter en
el 97% de pacientes, el 47% de éstos desarrollaron flebitis, lo cual nos llevaría
a buscar otros factores relacionados que podrían haberla producido.
No podemos negar que exista una relación entre la selección del lugar de
inserción con la presencia de flebitis ya que en el único paciente en el cual la
enfermera no seleccionó adecuadamente el punto de inserción presentó signos
de flebitis.

El número de punciones realizadas repetidamente con el mismo catéter
esta en relación directa con la presencia de flebitis ya que del 47%, el 40% de
pacientes en donde la enfermera realizó dos punciones para la inserción del
catéter presentaron inflamación de la vena.

Palabras Claves: Flebitis ,Enfermera, Venopunción, Asepsia.

SUMMARY

The present investigation titled: Relationship among the Handling of the
Factors of Risk Related to the Presence of Phlebitis in Hospitalized Patients in
the Service of Medicine 1l of the Hospital National Arzobispo Loayza, has as
general objective, to establish the relationship among the handling of the factors
of risk with the phlebitis presence and as specific objectives, to identify the
presence of phlebitis related technical wing of asepsis during the venopunción,
to identify the phlebitis presence related to the venopunción technique.

The design methodological elect was: descriptive, applicative, traverse
you had 30 patients and the entirety of the assistance nurses of the service for
the study it felt convenient the use of two checkup lists, the first one you applies
the infirmary graduates during the procedure of the venopunción and the
second you applies the patient s for the identification of the phlebitis signs.

The conclusions to those that you arrived were: Relationship exists
between the laundry of hands and the footwear of gloves with the phlebitis
presence because in the patients in which the nurse carried out this techniques
of asepsis didn't present phlebitis and in but of 50% of patient in which she
didn't carry out the laundry of hands neither the footwear of gloves these they
developed phlebitis.

It also shows us that although it is certain the nurse he/she carried out
the asepsis of the insert point in 97% of patient, 47% of these developed
phlebitis, that which would take us to look for other related factors that could
have produced it or he/she is necessary to think that the technique used in the
asepsis of the area was not the appropriate one.

We cannot deny that a relationship exists since among the asepsis of the
insert point with the phlebitis presence in the only patient where the nurse didn't
carry out the asepsis of the insert area he presented phlebitis signs. It exist a
relationship since among the maintenance of the asepsis of the insert point with
the phlebitis presence of 63%, 50% of patients presented phlebitis then that the
nurse felt the insert point after having carried out the corresponding asepsis
again.

Relationship exists among the preparation of the material and of the
necessary team for the venopunción with the phlebitis presence already of 23%,
20% of patient where the nurse doesn't prepare the material and the team
appropriately for the catheterization they presented phlebitis.
It is important to stand out that in 77% of patient where the nurse carries out the
preparation of the material and of the team for the venopunción in an
appropriate way, 30% of these they presented phlebitis, what would take us to
look for other factors that can have produced it.

The obtained results show us that although it is certain that the nurse
selected in an appropriate way the place of insert of the catheter in 97% of
patient, 47% of these developed phlebitis, that which would take us to look for
other related factors that could have produced it.
We cannot refuse that a relationship exists since among the selection of the
insert place with the phlebitis presence in the only patient in which the nurse
didn't select the insert point appropriately you/he/she presented phlebitis signs.

The punciones number carried out repeatedly with the same catheter this
in direct relationship with the phlebitis presence since of 47%, 40% of patient
where the nurse carried out two punciones for the insert of the catheter they
presented inflammation of the vein.

Key words: Phlebitis, Nurse, Venopunción, Asepsis.


CAPÍTULO I
INTRODUCCIÓN

En el área hospitalaria la labor de la enfermera esta centrada en el
cuidado del ser humano a fin de lograr y/o mantener un estado de salud optimo
por lo que se debe enfatizar las medidas de prevención de enfermedades y
limitación de riesgos.

Es así que la enfermera como profesional del equipo de salud tiene la
responsabilidad de participar en este proceso de mejoramiento continuo de la
calidad considerando la salud como un producto del equilibrio entre el ser
humano y el entorno.

En este sentido existen diversos procedimientos invasivos a los que se
expone el paciente hospitalizado pudiendo llegar a presentar serias
complicaciones si no se toman en cuenta los aspectos técnicos
procedimentales básicos y esenciales.

Teniendo en cuenta que durante la venopunción se proporciona acceso
directo al sistema vascular la técnica que aplique la enfermera al realizar este
procedimiento ayudará a disminuir los riesgos del paciente a desarrollar las
posibles complicaciones que esto conlleva.

Una de las complicaciones que se observan con mayor frecuencia es la
flebitis cuya estadística refleja una incidencia de 75% a 80% en pacientes
cateterizados con una vía venosa periférica.

Al respecto durante las prácticas pre profesionales en el Hospital
Nacional “Arzobispo Loayza”, Servicio de Medicina se ha podido evidenciar
casos de pacientes con flebitis, al interactuar con ellos refieren: “Señorita me
duele la mano, parece que la vía esta mal colocada”, “Señorita por favor
cámbieme la vía porque siento que me quema ”, “Señorita cada vez que me
pasa el medicamento siento mucho dolor en la vía”, al observar la zona de
punción esta se encuentra “enrojecida”, y “dolorosa a la palpación”. Así mismo
se observó que el profesional de enfermería en el momento de realizar la
venopunción no se realizan el lavado de manos ni el calzado de guantes, así
mismo al realizar la limpieza y desinfección del punto de inserción no toman la
medidas de asepsia pertinentes ya que unos segundos antes de introducir el
catéter a la vena vuelven a palpar la zona sin volver a desinfectarla
nuevamente.

Ante ésta realidad, tomando en consideración lo anterior expuesto, se
planteo el siguiente problema de investigación:

¿Cuál es la Relación entre el Manejo de los Factores de Riesgo con la
Presencia de Flebitis en Pacientes Hospitalizados en el Servicio de Medicina
1-I del Hospital Nacional Arzobispo Loayza?

La calidad de los servicios de un hospital involucra la responsabilidad de
diferentes disciplinas, una de ellas es la de enfermería, la cual adquiere un
papel de especial importancia por el compromiso de su intervención en la
recuperación de los pacientes hospitalizados.

Por lo general todas las venopunciones son responsabilidad de la
enfermera desde la valoración del paciente, preparación del equipo a utilizar,

estrategias para prevenir complicaciones, ejecución del procedimiento y
evacuación del sitio puncionado, por lo tanto la preparación, la calidad
profesional y la capacitación que ella demuestre le deben permitir disminuir los
riesgos de que el paciente presente alguna complicación.

Objetivo General:

v Establecer la relación entre el manejo de los factores de riesgo con la
presencia de flebitis en pacientes hospitalizados en el servio de medicina 1-I
del Hospital Nacional Arzobispo Loayza.

Objetivos Específicos:

v Identificar la presencia de flebitis relacionada a la técnica de asepsia
durante la venopunción

v Identificar la presencia de Flebitis relacionada a la técnica de venopunción.

El Propósito que se planteó fue el de aportar un marco referencial sobre los
factores de riesgo a los que está expuesto el paciente sometido a venopunción
a fin de sensibilizar y concientizar al profesional de enfermería en el mejor
cuidado de los mismos.

Además servirá como patrón de referencia para que el Departamento de
Enfermería proponga actividades de capacitación continuas para el personal
haciendo énfasis en el manejo adecuado de la venopunción.


ANTECEDENTES DEL ESTUDIO

Con la finalidad de tener mayores elementos de juicio se revisó literatura
nacional e internacional referente al tema de estudio encontrándose el

siguiente: Barrera Briceño, Madre Yolanda; Cieza Delgado, Maria; realizo un
estudio sobre “Factores de riesgo extrínsecos asociados a flebitis en pacientes
con vía intravenosa periférica” en la Unidad de Cuidados Intensivos Generales
del Hospital Daniel Alcides Carrión, la metodología utilizada fue descriptivo y
longitudinal, el estudio se basa en la observación.

Las conclusiones a las que llegaron las autoras fueron:

“En pacientes con vía intravenosa periférica permanente,
existen factores de riesgo extrínsecos asociados a la
presencia de flebitis como: lavado de manos, tipo de equipo
que se usa, manipulación y mantenimiento de la vía
intravenosa periférica y tiempo de permanencia del catéter
en el lumen de la vena” . ( 1 )

Maria Castro Miranda, Maria del Rosario Chávez Alonso realizaron un
estudio sobre “La venopunción y las complicaciones locales en pacientes
pediátricos en el Hospital Central Ignacio Morones Prieto” en el año 2002 en la
ciudad San Luis Potosí con el objetivo de establecer la asociación que existe
entre el nivel de calidad técnica con que la enfermera realiza una venopunción
con la presencia de complicaciones locales de la misma, la metodología
utilizada fue observacional, prospectivo, transversal y analítico.

Las conclusiones a las que llego la autora fueron:

“La observación directa del procedimiento de venopunción
y del mantenimiento posterior permitió detectar los pasos
mas débiles en los que hay que insistir y reforzar para
llevar a cabo una técnica aséptica.
La experiencia permite afirmar que un índice alto de la
aplicación del protocolo y la vigilancia continua de las
venoclisis disminuye la incidencia de complicaciones,
además siempre debe de considerarse el riesgo beneficio
ante3s de instalar un equipo endovenoso, o bien ya
aplicado debe evaluarse cotidianamente la posibilidad de
retirarlo o de lo contrario observar los cuidados
recomendados y los cambios de los sistemas en tiempos
convenidos, sobre todo si se tiene en cuenta la alta

incidencia de complicaciones relacionados a venoclisis
también se concluye que si se conocen los factores de
riesgo para la presencia de complicaciones, serán mas
susceptibles de modificarse con medidas preventivas e
intervenciones educativas”. ( 2 )

Ismael Varela Martines, Lic. Inoenia Reyes Janeiro realizaron un estudio
sobre “Flebitis en terapia intermedia” en el año 1999 en la ciudad Habana Cuba
con el objetivo de identificar los factores que conllevan a la formación de flebitis
durante una terapia intermedia, la metodología utilizada fue descriptivo,
trasversal, aplicándose para el estudio una guía de observación.

Las conclusiones a las que llegaron los autores fueron:

“Al relacionar el numero de las punciones venosas y su
influencia en la flebitis no se comprobó que su desarrollo se
fundamentara en un mayor numero de punciones; la
existencia de mayor porcentaje de flebitis en el antebrazo
se debe a ser este el sitio donde se realiza el mayor
número de canalizaciones por parte del personal de
Enfermería”. “Se comprobó que en un porcentaje elevado
existía relación con sustancias irritantes como
antimicrobianos, manitol y otros lo que se relaciono con la
aparición de flebitis”.( 3 )

Los antecedentes anteriormente señalados contribuyeron a la autora a
orientar el sentido de la investigación, así como la base teórica que a
continuación se detalla.

BASE TEÓRICA CONCEPTUAL ANALITICA

1.- Generalidades sobre flebitis

Se define como flebitis a la inflamación de una vena en la que se irritan
las células endoteliales de la pared venosa por inserción de un catéter
periférico cuya causa primaria es trauma, lesión por infusiones o
microorganismos.

Actualmente la terapia intravenosa es uno de los procedimientos más
comunes para administrar a los pacientes fluidos, fármacos, productos
sanguíneos y soporte nutricional sobre todo en el medio hospitalario.

Las complicaciones potenciales derivados de la inserción y
mantenimiento de un catéter venoso son múltiples representando la flebitis
aguda postpuncion el principal riesgo de una terapia intravenosa con catéter
periférico a corto plazo.

La flebitis es una complicación que se observa con frecuencia en
pacientes que reciben tratamiento intravenoso periférico, como parte de la
terapéutica medica. Catalogada como una infección nosocomial, la flebitis es
un problema que el profesional de enfermería afronta en su vida cotidiana y
que esta ligada en gran medida a la calidad de su trabajo, el cual es un
indicador de eficiencia, eficacia, y efectividad en la atención de los pacientes
con tratamiento a través de una vía intravenosa periférica permanente; por ello,
es importante conocer objetivamente las causas, las posibles consecuencias,
así como los factores de riesgo que se asocian a la aparición de flebitis. A
pesar de ser común, la flebitis es un problema de salud de consecuencias
potencialmente graves para el paciente y para el sistema de salud.

Su etiología parece ser multifactorial, diversos autores han mencionado
una serie de factores extrínsecos; entre ellos, el trauma que sufre la vena al
administrar una inyección o una infusión intravenosa, el número de punciones,
la técnica de asepsia, el tiempo de permanencia, el material del equipo de
infusión utilizado, el sistema de la anatomía del sistema vascular y la
localización de la vía.

Independientemente del factor causa, la flebitis es un proceso donde las
manifestaciones externas son propias de todo proceso inflamatorio:
Enrojecimiento del área de punción y del trayecto superficial de la vena y en el
caso extremo la formación de un cordón fibroso palpable a lo largo de la vena,

tumefacción, hipersensibilidad, ardor, de toda el área de punción que en casos
extremos pueden afectar un segmento importante del miembro donde se
realizó la venopunción, dolor en el área de punción y en zonas adyacentes,
aumento de la temperatura de la zona afectada y/o sistémica, flogosis y hasta
secreción purulenta en la zona de inserción.
La vulnerabilidad y/o respuesta a la infección en cada paciente está
condicionada por factores situacionales, fisiológicos, psicológicos,
farmacológicos, que entre otros, se detallan a continuación:

Edad.
- En lactantes el sistema inmunológico es todavía inmaduro.
- Los adultos jóvenes y de mediana edad poseen mejores sistemas
inmunológicos y defensivos.
- En los ancianos las respuestas inmunológicas se debilitan, y la estructura y
función de los principales órganos sufren cambios.

Estado Nutricional.
- La reducción de proteínas, hidratos de carbono y grasas debidas a
enfermedad, dieta deficiente o debilitación, aumenta la susceptibilidad del
paciente a la infección y altera la cicatrización de heridas.

Estrés.
- Un estrés intenso, ante cualquier circunstancia, eleva los niveles de cortisona,
causando una disminución de la resistencia a la infección.
- Un estrés continuo agota las reservas de energía.

Enfermedades Concurrentes.
- Las enfermedades del sistema inmunológico, tales como el SIDA o los
linfomas, debilitan las defensas frente a la infección.
- Algunas enfermedades crónicas como la diabetes producen debilidad general
y deterioro nutricional.
- Las enfermedades que en general, alteran las defensas del organismo,
aumentan el riesgo de infección.

Herencia.
- Algunos trastornos hereditarios deterioran la respuesta a la infección.

Tratamientos médicos.
- Algunos fármacos y tratamientos alteran la respuesta inmunológica frente a
la infección.


2.- Factores que contribuyen a la presencia de flebitis.

2.1.- Asepsia

La prevención y lucha contra las infecciones se remonta a períodos
remotos, anteriores al descubrimiento de los microorganismos como agentes
causales de las enfermedades infecciosas

No obstante, la infección hospitalaria sigue siendo hoy en día un
problema de salud pública de primer orden en todos los hospitales del mundo.
Paradójicamente, no está demostrado que el nivel de desarrollo tecnológico
favorezca su control. Sin embargo, aunque no puede plantearse su eliminación,
sí se puede obtener una reducción considerable, si se toman medidas

adecuadas para su identificación y control. Asimismo, es necesario introducir
en los hospitales un control de la infección hospitalaria como indicador de la
calidad de la atención, así como el riesgo que puede representar para el
paciente.

La técnica de asepsia constituye uno de los pilares en la prevención de
las infecciones hospitalarias si se quiere obtener un determinado medio exento
de microorganismos patógenos, se podría conseguir de dos formas diferentes.
Una adoptando medidas que impidan la llegada de éstos hasta ese medio. La
segunda consistirá en la eliminación de los microorganismos patógenos
presentes. Tomando en cuenta estas acciones es q se ha dado origen al
concepto de asepsia que es un conjunto de procedimientos que impiden la
llegada de microorganismos patógenos a un medio.

El profesional de enfermería como parte del equipo de salud tiene bajo
su responsabilidad diferentes procedimientos invasivos y uno de ellos es la
canalización y/o cateterización de una vía venosa periférica, por lo que debe
tener en cuenta los siguientes criterios:

Antes de canalizar una vía venosa periférica, se realizará el lavado de
manos con agua (Compuesto químico cuya molécula esta constituida por un
átomo de carbono y dos de hidrógeno las tres cuartas partes de la superficie
terrestre estan cubiertas de agua, la cual es esencial para la vida y constituye
mas de un 70% de la materia viva, en el cuerpo humano representa un 65% del
peso total del cuerpo) y jabón (compuesto por ácidos grasos y un álcali, la
acción limpiadora de los jabones se debe a que las moléculas de grasa se
unen a las de jabón en solución acuosa, desplazándose de la superficie sucia y
pasando al agua) así como antes de realizar cualquier técnica en la que
manipulemos el catéter, el sistema de infusión o las perfusiones.


Para la canalización, se utilizarán guantes no necesariamente estériles.
La utilización de guantes es una medida de protección universal para evitar el
contacto con sangre y / o fluidos corporales.

El lavado de manos del personal, aunque se utilicen guantes, sigue
siendo la principal medida de asepsia para evitar las infecciones nosocomiales.

Lavado de manos

La transferencia de microorganismos por las manos del personal
hospitalario ha sido identificada como el factor más importante en la
transmisión de infecciones. Es por ello que es importante el reconocimiento de
los microorganismos que se encuentran en las manos de los trabajadores de la
salud ya que es esencial para entender a cabalidad la principal etiología de las
infecciones nosocomiales y desarrollar estrategias de prevención efectivas. La
piel consta de dos capas: La epidermis es la capa superior que consta de una
capa cornea y una capa germinativa. La capa cornea conocida como Stratum
corneum está formada por células muertas en forma de escala que
continuamente se descaman a causa de la fricción, a medida que estas células
se remueven son reemplazadas por células activas más grandes de la capa
germinativa, la dermis está localizada bajo la epidermis y está formada por una
materia conectiva, fibrosa y gruesa que almacena folículos pilosos, glándulas
aceitosas y receptoras de presión.


La flora bacteriana de las manos puede ser dividida en flora residente y
transitoria: La flora transitoria son todos los organismos que se han adquirido
recientemente por el contacto con otra persona u objeto. Se adquieren a través
del contacto con los pacientes o personal infectados o colonizados o con las
superficies contaminadas. Los organismos varían y dependen de su origen. E
coli, Pseudomonas, Serratia, Staphylococcus aureus, Bacillus gram negativos,
Klebsiella pneumoniae y enterococci se encuentran temporalmente en manos

de los trabajadores de la salud. Estos organismos sobreviven en la piel por
varios periodos (desde unos minutos hasta varias horas o días).

La flora residente lo componen organismos que viven y se multiplican en
la piel y varían de una persona a otra, son por lo general, de baja virulencia y
en raras ocasiones causan infecciones localizadas en la piel. La mayoría de los
organismos residentes se encuentran en las capas superficiales de la piel,
aproximadamente del 10% al 20% viven en las capas epidérmicas profundas y
por lo general no son patógenos. Entre los organismos considerados como
flora residente se incluyen los estafilococos de coagulasa negativa y
“dipteroides”.

El lavado de manos es el más simple, económico e importante
procedimiento, para la prevención de las Infecciones Intrahospitalarias,
logrando reducir hasta en un 50% las Infecciones Intrahospitalarias cuando se
realiza el procedimiento de manera adecuada por todos los funcionarios.

Es importante recordar que antes del lavado de manos se debe retirar
los anillos y pulseras; las uñas deben estar cortas y sin esmalte; las mangas de
la ropa o de los uniformes deben ser cortas.
Las manos deben lavarse con jabón común o antiséptico o con solución
alcohólica, si no están visiblemente sucias, en las siguientes ocasiones: Antes
de tocar al paciente, después del contacto con alguna fuente de
microorganismos, aunque se hayan utilizado guantes o manoplas (Ejm: fluidos
corporales, piel no intacta, mucosas y objetos del medio ambiente).

El lavado de manos antiséptico está indicado sin discusión en las
siguientes ocasiones: Antes de realizar un procedimiento invasivo, cuando es
importante reducir el número de flora residente, además de la transitoria.

El lavado manual antes y después del contacto con cada paciente es el
medio más simple e importante para prevenir la extensión de la infección.

Aunque hay diversas opiniones respecto a la frecuencia del lavado de manos,
generalmente se admite que siempre deben lavarse en determinadas
ocasiones:

1. Antes y después de maniobras asépticas como cateterismo, infusiones I.V. y
cambios de vendajes, aunque habitualmente se usen guantes.
2. Antes y después de maniobras quirúrgicas.
3. Antes de entrar y salir de habitaciones de aislamiento.
4. Antes y después del contacto con excretas como heces, orina o secreciones
de heridas infectadas.
5. Después de usar el cuarto de aseo.
6. Después de manejas orinales o bolsas urinarias.
7. Antes y después de inyectar al paciente, de alimentarlo o de cualquier
actividad de asistencia directa.

Calzado de Guantes

Los guantes sirven de barrera física que protege tanto a los
profesionales de salud como a los usuarios. Impiden que los profesionales
tengan contacto con los microorganismos infecciosos que se encuentran en la
sangre, en otros líquidos corporales y en los desperdicios. A los usuarios
también se les protege de posibles infecciones; los microorganismos normales
que suelen habitar la piel de los profesionales de salud no se pueden transmitir
a los usuarios cuando aquéllos utilizan los guantes durante los exámenes
físicos y procedimientos clínicos.

Todo profesional de salud debe llevar el tipo correcto de guante siempre
y cuando quede la posibilidad de tener contacto con sangre y otros líquidos
corporales (por ejemplo, en el transcurso de tratar a los usuarios, tocar o
limpiar instrumentos u otros objetos ya utilizados, limpiar y mantener la

institución de salud, etc.) y cuando haga procedimientos clínicos o exámenes
que puedan presentar algún riesgo de infección al/a la usuario/a.

Si los guantes que se utilizan durante un examen o procedimiento clínico
no están limpios y libres de contaminación, es posible de hecho que los
guantes mismos infecten a los usuarios. Para evitar que los usuarios se
contagien de los microorganismos infecciosos de otros, es necesario que Ud.
utilice nuevos guantes limpios cada vez que examine a otro/a usuario/a.

Quienes estan en riesgo de contraer alguna infección por no hacer uso
del calzado de guantes son:

Personal: El uso de los guantes impide que las manos se contaminen de
microorganismos infecciosos. A lo largo de examinar a los usuarios o de hacer
procedimientos invasivos, es posible que los profesionales de salud tengan
contacto con sangre o líquidos corporales que sean potencialmente
infecciosos. Los profesionales que no lleven guantes en estas situaciones se
pueden infectar fácilmente por las heridas, los pinchazos o la piel agrietada. De
igual modo, corren el mismo riesgo de infectarse los miembros del personal
que mantienen la institución y los que limpian y tratan el instrumental y otros
objetos que se habrán contaminado a lo largo de los procedimientos clínicos.

Usuarios: Los guantes protegen a los usuarios de los microorganismos
que habitan la piel de los profesionales de salud. Durante el día normal de
trabajo, cada profesional de salud va acumulando flora transeúnte en las
manos, lo cual también puede contribuir a que los usuarios se infecten. A pesar
de ser inofensivos normalmente, estos microorganismos pueden causar
infecciones si se les introduce en una parte del cuerpo donde no se suelen
encontrar, por ejemplo, en los órganos internos de los usuarios durante la
cirugía. Además, es posible que esta flora normal infecte a las personas
inmunocomprometidas que son particularmente propensas a la infección.


2.2.- Precauciones a seguir durante la técnica de venopunción y la
administración de medicamentos por vía parenteral

Antes de insertar un catéter venoso periférico, la zona de punción debe
estar limpia, esto incluye cortar el vello sobrante, sin rasurar.
Desinfectar con gasa estéril o algodón impregnada con povidona yodada
o alcohol al 70%, realizando círculos hacia el exterior desde el punto de la piel
sobre el que se va a hacer la punción (debemos dejar secar dos minutos y
comprobar que no queden restos de sangre, si se utiliza povidona yodada ya
que en su presencia pierde su poder desinfectante), una vez desinfectada la
piel no se deberá palpar el punto de inserción.

Para la desinfección del punto de inserción se puede utilizar; alcohol al
70% la cual se usa para desinfectar termómetros clínicos, pinzas, tijeras u otro
instrumental. También se usa para la limpieza de la piel, antes de la inyección.
No es aconsejable utilizarlo en una herida por que irrita los tejidos, otro
desinfectante q se utiliza es la Yodo povidona es un compuesto de yodo mas
comúnmente conocido como yodo - PVP (PVP-1).

La povidona (polIvinilpirrolidona PVP) es un polímero soluble en agua y
fisiológicamente aceptable tanto para los seres humanos como los animales
inferiores; es capaz de combinarse con el yodo y de esta manera volverlo
soluble. Con esta acción, Se obtiene; un producto final en el cual se encuentran
aun presentes como yodo utilizable las dos terceras partes de la cantidad del
complejo de la cantidad original, útil para propósitos microbicidas.

El resto del Yodo se encuentra presente esencialmente como Ion
inorgánico de yodo y una pequeña cantidad se combina orgánicamente. Estas
dos últimas formas no producen yodo utilizable. Al constituirse esta molécula
estable en caso de ser absorbida, no se une a las proteínas plasmáticas y por

lo mismo carece de efecto tirotóxico y es eliminado íntegramente por el riñón.
Cuando el yodoformo se pone en contacto con la piel, el yodo es liberado
lentamente y no provoca característicamente el escozor ni sensación irritante
que comúnmente se presenta después de la aplicación de la tintura alcohólica
de yodo.

El espectro antimicrobiano de isodinas (PVP-1) es uno de los más
potentes conocidos, engloba a las bacterias gram positivas y gram negativas,
los hongos, los protozoos y, muchos virus.
Añaden a su acción bactericida un excelente poder detergente y están
desprovistos de incompatibilidad indicadoras de su actividad antimicrobiana, el
color varia desde el pardo oscuro hasta el amarillo claro, según la
concentración de yodo activo que posean.

El isodine se usa más como antiséptico, y se aplica por rociado,
impregnación o inmersión. Esto permite, que el isodine este indicado para la
asepsia y lavado de las manos y como desinfectante en las cavidades
peritoneal, torácica y pericárdica, en colon, heridas abiertas y quemaduras,
aunque estos últimos puntos han sido motivo de discusión en algunos centros.

2.3.- Venopunción

Al instaurar un cuerpo extraño, en una vena, existe el riesgo potencial de
que se produzca una reacción inflamatoria, por la lesión producida en el
endotelio, por esta razón, es de gran importancia el determinar si es realmente
necesaria la implantación de un catéter. Así mismo, se analizará diariamente la
necesidad de mantener canalizada la vía, puesto que el riesgo aumenta
progresivamente, a partir del cuarto día de cateterización.
Los catéteres que son utilizados con mayor frecuencia son los
compuestos por politetrafluorétileno (teflón) y los de poliuretano (vialón) .El
estudio de R.J. Sherertz y cols. (4) describió la influencia de los catéteres

impregnados de clorhexidina en la aparición de la flebitis, concluyendo en que
este procedimiento reducía su riesgo en un 23%.

Calibre. Una elección correcta del calibre del catéter, nos permite reducir
las posibles complicaciones, entre ellas, la flebitis. El calibre estándar utilizado
es el de 18 G y 20 G. Para su elección se deberán tener en cuenta factores
como: El acceso a la vena, que deberá ser seleccionado un catéter con el
menor calibre posible, para la mayor vena disponible, ya que de este modo, se
va a permitir en el interior de la luz de la vena, un mayor flujo sanguíneo
alrededor del catéter. En este sentido los estudios de P.Córcoles y cols. Y J.
Martínez y cols. (5) llegan a conclusiones análogas a no obtener relación entre
el número de cánula y la mayor incidencia de flebitis. Las necesidades según la
patología del paciente y para qué tratamiento va a ser utilizado.

Al seleccionar la vena a puncionar para la administración de
medicamentos es importante considerar los siguientes factores: localización y
estado de la vena, propósito y duración de la terapia.
Por norma deben usarse las venas distales de las extremidades superiores,
avanzando posteriormente hacia las proximales. Deben evitarse las venas de
las extremidades inferiores. La circulación en estas venas es más lenta,
aumentando el riesgo de flebitis y trombosis.

Se recomienda, evitar las áreas de flexión a menos que se inmovilice la
articulación, para evitar el desplazamiento del catéter venoso periférico en la
vena, que posiblemente podría causar el retorcimiento del catéter, restringiendo
el flujo de líquido. Además, el uso de estas venas limitará el movimiento y la
independencia del paciente.

Por ejemplo, las venas de la fosa antecubital (pliegue del codo); son
difíciles de inmovilizar adecuadamente y con frecuencia el movimiento de la
extremidad puede provocar infiltración o la aparición de una flebitis mecánica.

En el caso, de que la persona tenga antecedentes de una disección
axilar (mastectomia radical), la circulación en la extremidad ya está
comprometida y los líquidos intravenosos pueden producir un aumento del
edema.

La palpación de la vena es importante para determinar el estado del
vaso sanguíneo.

El uso continuo de los mismos dedos para palpar aumentará su
sensibilidad. La palpación ayudará a localizar venas profundas más grandes,
que a menudo son más rectas y más adecuadas para la terapia intravenosa
que las venas superficiales más pequeñas.

Para facilitar la punción de la vena, se recomienda aplicar un torniquete
por sobre el sitio de inserción a una distancia que no interfiera la punción; en el
adulto es más o menos a 10 cm.

Al seleccionar el sitio de punción se debe cuidar que esté libre de signos
de inflamación, dermatitis o cicatrices. En la elección de la vía venosa se debe
tener la precaución de abordar vasos sanguíneos de fácil acceso y siempre
aplicando el criterio de distal a proximal, considerando además la modalidad de
administración si es en bolo o infusión continua; si la indicación del fármaco es
por una vez o se requiere su administración en un período de ti empo; como a
su vez las características fisicoquímicas del fármaco.(6)

El catéter debe quedar lo más fijo posible para evitar salidas y entradas
a través del punto de inserción. Se fijará con una tira de esparadrapo de 8 a 10
mm. de ancho por 8 cm. de largo aproximadamente, adhiriendo al cono del
catéter por su parte externa y luego a la piel dejando libre el punto de inserción
(en forma de lazo).


Cuando se administra fluidoterapia permanente, el catéter se fijará igual
que el de uso intermitente y además, se fijará la alargadera formando un bucle
con una o dos tiras de esparadrapo.
El esparadrapo o parte adhesiva de apósito no caerá nunca sobre el
punto de inserción, ya que favorece la humedad, y la fijación y proliferación de
gérmenes.

Se palpará el punto de inserción a través de la cura intacta cada 24
horas y en caso de dolor o fiebre no filiada se levantará la cura. Se cambiarán
los apósitos de los catéteres venosos periféricos cada 2 horas. También se
cambiará el apósito cuando esté sucio, húmedo o despegado.

Una vez insertado el catéter, se deberán valorar y promover una serie de
actividades encaminadas a favorecer un correcto mantenimiento de la vía, para
ello se tendrán en cuenta los siguientes aspectos: La valoración y el manejo
del punto de inserción, se revisara diariamente, prestando atención a la
presencia de signos de flebitis. Siempre que se cambie el apósito se
desinfectará el punto de inserción con povidona yodada o alcohol al 70%. La
manipulación del punto de inserción, se hará previo lavado de manos y con
guantes no estériles

Registro y señalizaciones

El registro se llevará a cabo mediante un sistema de codificación, que
facilita y simplifica las acciones tomadas en el mantenimiento de la vía. Se irá
apuntando en un recuadro preparado especialmente para las vías
endovenosas de la hoja de registro de enfermería estandarizada. Se anotarán
los cambios de sistemas, de apósitos, de vías y tipo de administración continua
o intermitente.

El resto de intervenciones, evaluación y seguimiento, que no pueda ser
codificado por la nomenclatura utilizada, deberá ser reflejado en la hoja del
diario de enfermería, así como las incidencias excepcionales que puedan
surgir.

2.4.- Administración de tratamiento

Una de las actividades q el profesional de enfermería tiene bajo su cargo
y/o responsabilidad es la administración de medicamentos por vía parenteral y
por ende el manejo de los equipos de infusión, las actividades y cuidados del
mismo van a variar dependiendo si la infusión es de carácter continuo o
intermitente.
En los equipos de infusión continuo, se limitará en lo posible el número
de llaves de tres pasos, los sistemas de infusión como las llaves se cambiarán
cada 72 horas y/o siempre que estén sucios, se pondrán equipos nuevos cada
vez que se canalice una vía nueva, el paso por el que se administra la
medicación intermitente permanecerá tapado siempre por un tapón o por el
sistema de goteo de la medicación, si se administra medicación en bolo el
tapón de la llave se dejará en un envoltorio estéril para colocarlo de nuevo en
su sitio después de la administración de medicamentos, si se administra
medicación de goteo, cuando lo desconectemos de la llave de tres pasos,
utilizaremos un tapón nuevo para proteger el paso, todo sistema; alargadera,
llaves, tapones y sistema de goteo, deben estar siempre limpios de sangre y
con todos los pasos tapados, es importante que el profesional de enfermería
tome en cuenta todas las técnicas de asepsia en los aspectos mencionados
anteriormente ya que en la venopunción se proporciona acceso directo al
sistema vascular la cual es una puerta abierta a infecciones.
En el sistema de infusión intermitente, se conectará el conector
antirreflujo purgado con solución de heparina sódica y una vez conectado, no
debe ser desconectado del catéter al no ser absolutamente necesario o por
cambio rutinario, se cambiará el conector una vez por semana si la vía se

mantiene más tiempo, una vez puesto, se mantendrá siempre tapado con un
tapón macho igual que en el caso de la llave de tres pasos.

Soluciones

Las soluciones cristaloides son aquellas soluciones que contienen agua,
electrolitos y/o azúcares en diferentes proporciones y que pueden ser
hipotónicas, hipertónicas o isotónicas respecto al plasma . Entre ellas tenemos:

Cloruro de Sodio al 0.9%: La solución salina al 0.9 % también
denominada Suero Fisiológico, es la sustancia cristaloide estándar, es
levemente hipertónica respecto al líquido extracelular y tiene un pH ácido. La
relación de concentración de sodio (Na+) y de cloro (Cl ) que es 1/1 en el suero
fisiológico, es favorable para el sodio respecto al cloro ( 3/2 ) en el líquido
extracelular ( Na+ > Cl ). Contiene 9 gramos de ClNa o 154 mEq de Cl y 154
mEq de Na+ en 1 litro de H2O, con una osmolaridad de 308 mOsm/L.

La normalización del déficit de la volemia es posible con la solución
salina normal, aceptando la necesidad de grandes cantidades, debido a la libre
difusión entre el espacio vascular e intersticial de esta solución, después de la
infusión de 1 litro de suero salino sólo un 20-30 % del líquido infundido
permanecerá en el espacio vascular después de 2 horas. Como norma general
es aceptado que se necesitan administrar entre 3 y 4 veces el volumen perdido
para lograr la reposición de los parámetros hemodinámicas deseados.

Dextrosa al 5%: Es una solución isotónica (entre 275-300 mOsmol/L) de
glucosa, cuya dos indicaciones principales son la rehidratación en las
deshidrataciones hipertónicas (por sudación o por falta de ingestión de
líquidos) y como agente aportador de energía.


La glucosa se metaboliza en el organismo, permitiendo que el agua se
distribuya a través de todos los compartimentos del organismo, diluyendo los
electrolitos y disminuyendo la presión osmótica del compartimento extracelular.
El desequilibrio entre las presiones osmóticas de los compartimentos
extracelular e intracelular, se compensa por el paso de agua a la célula. En
condiciones normales, los osmorreceptores sensibles al descenso de la presión
osmótica, inhiben la secreción de hormona antidiurética y la sobrecarga de
líquido se compensa por un aumento de la diuresis.

Dextrosa al 10%: Las soluciones de glucosa al 10 %, 20 % y 40% son
consideradas soluciones glucosadas hipertónicas, que al igual que la solución
de glucosa isotónica, una vez metabolizadas desprenden energía y se
transforma en agua. A su vez, y debido a que moviliza sodio desde la célula al
espacio extracelular y potasio en sentido opuesto, se puede considerar a la
glucosa como un proveedor indirecto de potasio a la célula.

La indicación más importante de las soluciones de glucosa hipertónica
es el tratamiento del colapso circulatorio y de los edemas cerebral y pulmonar,
porque la glucosa produciría una deshidratación celular y atraería agua hacia el
espacio vascular, disminuyendo así la presión del líquido cefalorraquídeo y a
nivel pulmonar. Como aporte energético sería una de las indicaciones
principales, ya que aporta suficientes calorías para reducir la cetosis y el
catabolismo proteico en aquellos pacientes con imposibilidad de tomar
alimentación oral.
Las contraindicaciones principales serían el coma addisoniano y la
diabetes.

Antibióticos

Los antibióticos son un tipo de medicamentos que se utilizan para el
tratamiento y prevención de enfermedades producidas por bacterias. Existen
diferentes tipos de bacterias con características específicas, de ahí que existan

diferentes tipos de antibióticos. Hay que tener en cuenta que los virus son otro
tipo de microorganismos diferentes y que los antibióticos no son eficaces en las
enfermedades producidas por estos agentes.

Los antibióticos actúan frente a las bacterias destruyéndolas o bien
impidiendo su reproducción. A las bacterias que son susceptibles de ser
eliminadas por la acción de un antibiótico se les denomina sensibles. No
obstante, algunas bacterias son inmunes a la acción del antibiótico, fenómeno
que se conoce como resistencia. La resistencia bacteriana a antibióticos puede
originarse bien por las características propias de la bacteria o bien por que ésta
ha evolucionado de alguna forma para combatir el mecanismo de acción del
antibiótico. Las enfermedades causadas por bacterias resistentes pueden ser
muy graves porque son más difíciles de tratar, a menudo con mayor coste, e
incluso se puede llegar a la situación de que no existan antibióticos que sean
capaces de combatirlas.

Dentro de los factores que influyen en la resistencia a los antibióticos se
encuentran el uso injustificado y abuso de los antibióticos en humanos,
animales y en agricultura. Otros factores importantes son la demanda de
prescripciones de antibióticos y la obtención de los mismos sin receta.

En caso de padecer una infección se debe acudir siempre al médico. Él
es el profesional que le indicará si la enfermedad está producida por una
bacteria y le prescribirá el antibiótico adecuado. Hay que tener en cuenta que
enfermedades como la gripe y ciertas infecciones de garganta son producidas
por virus y el uso de antibióticos no es eficaz.

También es especialmente importante cumplir el tratamiento completo,
aunque se mejore antes. Generalmente, el tratamiento es de 7 o 10 días. Si se
interrumpe el tratamiento de forma prematura, se corre el riesgo de que la
bacteria patógena vuelva a crecer y a multiplicarse, produciendo así una

infección aún más grave. Asimismo, es esencial tomar la cantidad correcta de
medicamento y cada dosis a la hora adecuada.

Los antibióticos son generalmente fármacos seguros, aunque, como
todo medicamento pueden producir efectos indeseables. La alergia es uno de
los efectos adversos más conocidos, aunque no de los más frecuentes.. El
paciente debe estar informado si es alérgico y llevar siempre consigo una
tarjeta o medalla que lo indique. Otros efectos adversos se producen por la
destrucción, además de las bacterias patógenas, de bacterias beneficiosas que
se encuentran formando parte de la flora intestinal. Esto puede ocasionar dolor
de estómago, diarrea, infecciones vaginales y otros problemas.

Debido a las sustancias irritantes de estos medicamentos es que se
requiere de una adecuada dilución para su administración de lo contrario
podría causar inflamación de la vena en la que se irritan las células
endoteliales de la pared venosa.

Durante su administración es importante tener en cuenta la frecuencia el
tiempo de infusión y la cantidad de diluyente según el antibiótico que se va a
utilizar.

DEFINICIÓN OPERACIONAL DE TÉRMINOS

• Factores de riesgo: Todas aquellas técnicas y procedimientos a los que
se somete el paciente durante su estancia hospitalaria que pueden producir
la inflamación de una vena.

• Flebitis: Son signos tales como: Tumefacción en el trayecto de la vena,
eritema o enrojecimiento del canal de la zona, cordón fibroso a lo largo de la
luz de la vena y síntomas como: calor, dolor y ardor que serán medidos por
la investigadora a través de una Lista de Chequeo.



CAPÍTULO II
MATERIAL Y MÉTODO

El presente estudio corresponde a una investigación cuantitativa. El
método utilizado es de tipo descriptivo, ya que va a describir los hechos tal
como ocurren en la realidad; es un estudio aplicativo, porque el conocimiento
que se espera lograr contribuirá al cuidado de enfermería, debido a que lo
enriquece con el sentido de la práctica profesional; y es transversal, porque se
va a realizar haciendo un corte de tiempo en un determinado momento.

El área seleccionada en la que se llevó a cabo la presente investigación,
fue el Hospital Nacional “Arzobispo Loayza”, ubicado en la provincia de Lima,
perteneciente al Ministerio de Salud (MINSA). Es un hospital de tercer nivel, los
servicios son de sistema pabellonal con salas comunes con un total de 60
camas por servicio.

El estudio se realizó en el Servicio de Medicina 1-I, cuya capacidad es
de 30 camas, con un índice de camas ocupadas del 90%. Las patologías son
diversas, los pacientes son de grado de dependencia I, II y III; con un tiempo de
hospitalización en su mayoría con mas de una semana.

La programación del personal profesional de enfermería es de una
enfermera asistencial por turno, tanto para el turno diurno como nocturno, con
una jornada de trabajo de doce horas de trabajo por turno.

La población de estudio estuvo conformada por las enfermeras
asistenciales del Servicio de Medicina 1-I, y los pacientes hospitalizados que
cumplieron con los siguientes criterios de inclusión y exclusión.

Criterio de Inclusión de Enfermeras:

• Licenciadas de enfermería que laboran permanentemente en el Servicio de
Medicina 1-I.

Criterios de Inclusión de Pacientes:

• Recibir tratamiento intravenoso periférico permanente.
• Haber sido canalizado en el mismo Servicio de Medicina 1-I.
• Aceptación consciente de participar en la investigación

Criterios de Exclusión de Enfermeras:

• Enfermeras de Retén.
• Internas de Enfermería.

Criterios de Exclusión de Pacientes:

• Haber sido canalizado a un Servicio ajeno al de Medicina 1-I
• Pacientes con Inmunosupresión

El tamaño de la muestra fue conformada por 30 pacientes del servicio de
Medicina 1I (Ver Anexo E). En cuanto a las enfermeras se trabajó con toda la
población.

Con respecto a la recolección de datos la técnica que se utilizó fue la
observación que consistió en un registro visual de lo que ocurre en una
situación real. Como instrumento se utilizó dos listas de chequeo, la primera
tiene como objetivo observar a las licenciadas de enfermería durante el
procedimiento de la canalización de una vía periférica o venopuncion (Ver

anexo B), la segunda se aplicó a los pacientes con el objetivo de identificar la
sintomatología que caracteriza a la flebitis (Ver anexo C).

Para la validación del contenido del instrumento se hizo uso del juicio de
expertos, conformado por Licenciadas de Enfermería de la Universidad
Nacional Mayor de San Marcos, tanto en el área de investigación, docencia y
asistencial, el cual fue sometido a una prueba binomial (ver anexo D), para
determinar la confiabilidad del instrumento se procedió a utilizar la Formula Alfa
de Crombach (Ver Anexo F)

Con la finalidad de obtener la autorización respectiva para el inicio de la
recolección de datos del estudio de investigación, se realizó los trámites
administrativos pertinentes solicitando el campo clínico, a través de un oficio
dirigido a la Dirección y al Departamento de Investigación del Hospital Nacional
“Arzobispo Loayza”, en coordinación continua y permanente con el
Departamento de Enfermería y con la Enfermera Jefa del Servicio de Medicina
1-I, Mg. María Ángela Fernández.

El procesamiento de datos se hizo a través de una matriz de codificación
tripartita sobre la base de códigos previamente establecidos, para dicho
procesamiento se hizo uso del programa Microsoft Excel. Los datos
procesados sirvieron de base para ser presentados en tablas estadísticas y
gráficos. El análisis de datos se realizó en forma inferencial.



CAPITULO III
RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Después de la recolección de los datos de los 30 pacientes en estudio
estos fueron procesados y agrupados de tal forma que pudieran ser
representados en cuadros estadísticos para facilitar su análisis y mejor
comprensión.

A. Relación Entre El Lavado De Manos y el Calzado de Guantes Con La
Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De
Medicina 1 - I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza

En el cuadro N° 01 sobre la relación que existe entre el lavado de manos
y el calzado de guantes con la presencia de flebitis, tenemos que de un total de
30 (100%) pacientes en los que se realizó la venopunción , en 24 (80%) de
ellos la enfermera no realizó el lavado de manos ni el calzado de guantes
correspondiente, de éstos, 15 (50%) presentaron flebitis y 9 (30%) no lo
presentaron.

Así mismo se observó que en los 6 (20%) pacientes en donde la
enfermera realizó el lavado de manos y el calzado de guantes
correspondientes estos no desarrollaron flebitis.

Al respecto sabemos que el lavado de manos y el calzados de guantes
durante la técnica de venopunción son componentes claves debido a que
disminuyen las posibilidades de contaminación microbiana durante el
procedimiento y por ende el riesgo de contraer infecciones.

Los resultados encontrados nos muestran que existe relación entre el
lavado de manos y el calzado de guantes con la presencia de flebitis debido a

que en los pacientes en los cuales la enfermera realizó dichas técnicas de
asepsia no presentaron flebitis y en más del 50% de pacientes en los cuales
no realizó el lavado de manos ni el calzado de guantes estos desarrollaron
flebitis.

GRAFICO N°1

RELACIÓN ENTRE EL LAVADO DE MANOS Y CALZADO DE GUANTES
CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS EN
ELSERVICIODE MEDICINA 1 - I DELHOSPITAL NACIONALARZOBISPO
LOAYZA
DICIEMBRE 2004























0%
20%
50%
30%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Se lavan las manos y se
calzan los guantes
No se lavan las manos y
no se calzan los guantes
Presencia de Flebitis
Ausencia de Flebitis

B. Relación Entre La Asepsia Del Punto De Inserción Con La Presencia De
Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1 - I Del
Hospital Nacional Arzobispo Loayza

En el cuadro N° 02 sobre la relación existente entre la asepsia del punto
de inserción con la presencia de flebitis, tenemos que de un total de 30 (100%)
pacientes observados, en 29 (97%) de ellos la enfermera realizó la asepsia del
punto de inserción, de éstos, 14 (47%) desarrollaron flebitis y 15 (40%) no lo
hicieron.

Así mismo se evidencio que en 1 (4%) paciente la enfermera no realizó
la asepsia del punto de inserción en consecuencia se produjo la aparición de
flebitis.

Al respecto sabemos que la asepsia del punto de inserción consiste en
la desinfección del mismo con la finalidad de eliminar microorganismo que
puedan provocar infecciones en el paciente. Es importante que esta se realice
adecuadamente antes de la técnica de venopunción ya que en esta última hay
ruptura del tejido y es una puerta abierta a infecciones.

Los resultados obtenidos nos muestra que si bien es cierto la
enfermera realizó la asepsia del punto de inserción en el 97% de pacientes,
el 47% de éstos desarrollaron flebitis, lo cual nos llevaría a buscar otros
factores relacionados que podrían haberla producido o ha pensar que la
técnica utilizada en la asepsia de la zona no fue la adecuada.

No podemos negar que existe una relación entre la asepsia del punto de
inserción con la presencia de flebitis ya que en el único paciente en donde la
enfermera no realizó la asepsia de la zona de inserción presentó signos de
flebitis.

GRAFICO N°2

RELACIÓN ENTRE LA ASEPSIA DEL PUNTO DE INSERCIÓN CON LA
PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS EN EL
SERVICIO DE MEDICINA1 - I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO
LOAYZA DICIEMBRE 2004



































47%
50%
3%
0%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Si realizaron la asepsia
del punto de inserción
No realizaron la asepsia
del punto de inserción
Presencia de Flebitis
Ausencia de Flebitis

C. Relación Entre El Mantenimiento De La Asepsia Del Punto De Inserción
Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio
De Medicina 1 - I Del Hospital

En el cuadro N° 03 sobre la relación que existe entre el mantenimiento
de la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis se evidenció
que de un total de 30 (100%) pacientes observado, en 19 (63%) de ellos la
enfermera no mantuvo la asepsia del punto del inserción, de éstos, 15 (50%)
desarrollaron flebitis y 4 (13%) no lo desarrollaron.

Así mismo se observó que en los 11 (38%) pacientes en donde la
enfermera mantuvo la asepsia del punto de inserción no desarrollaron flebitis.

Al respecto sobre el mantenimiento de la asepsia del punto de inserción
se sabe que luego de desinfectar la zona de inserción inmediatamente se
procede a realizar la introducción del catéter a la vena sin volver a palpar el
punto de inserción ya que esto significaría contaminar la zona de punción y por
ende se perdería el efecto de la técnica de la asepsia, lo cual como
consecuencia traería la posibilidad de que el paciente presente flebitis.

En este sentido se observó según los resultados encontrados que existe
una relación directa entre el mantenimiento de la asepsia del punto de inserción
con la presencia de flebitis ya que del 63%, el 50% de pacientes presentó
flebitis luego que la enfermera volviera a palpar el punto de inserción después
de haber realizado la asepsia correspondiente.

GRAFICO N°3

RELACIÓN ENTRE EL MANTENIMIENTO DE LA ASEPSIA DEL PUNTO DE
INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS
EN PACIENTES HOSPITALIZADOS EN EL SERVICIO
DE MEDICINA 1 - I DEL HOSPITALNACIONAL
ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004


































0%
38%
50%
13%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Si mantuvieron la asepsia
No mantuvieron la asepsia
Presencia de Flebitis
Ausencia de Flebitis

D. Relación Entre La Preparación Del Material Con La Presencia De
Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1 - I Del
Hospital Nacional Arzobispo Loayza

En el cuadro N° 04 sobre la relación que existe entre la preparación del
material completo para el procedimiento de la venopunción con la presencia de
flebitis, tenemos que de un total de 30 (100%) pacientes observados, en 23
(77%) de ellos la enfermera si preparó el material necesario para el
procedimiento, de éstos, 9 (30%) presentaron flebitis y 14 (47%) no lo
presentaron.

Así mismo se evidencio que en 7 (23%) pacientes la enfermera no
preparó el material necesario para el procedimiento de la venopunción, de
estos, 6 (20%) desarrollaron flebitis y 1 (3%) no lo desarrolló.

Al respecto sabemos que es importante que la preparación del material y
del equipo para llevar a cabo una cateterización se realice adecuadamente y
manteniendo siempre las medidas de asepsia correspondientes antes de
realizar la técnica de venopunción, ya que en esta ultima existe ruptura del
tejido y por ende es una puerta abierta a posibles infecciones.

Los resultados encontrados nos muestran que existe relación entre la
preparación del material y del equipo necesario para la venopunción con la
presencia de flebitis ya del 23%, el 20% de pacientes en donde la enfermera no
preparó adecuadamente el material y el quipo para la cateterización
presentaron flebitis.

Es importante resaltar que en el 77% de pacientes en donde la
enfermera realizó la preparación del material y del equipo para la venopunción
de manera adecuada, el 30% de estos presentaron flebitis, lo que nos llevaría a
buscar otros factores que puedan haberla producido.


GRAFICO N°4

RELACIÓN ENTRE LA PREPARACIÓN DEL MATERIAL CON LA
PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS
EN EL SERVICIO DE MEDICINA1 - I DEL HOSPITAL
NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004































30%
47%
20%
3%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Si prepara el material No prepara el material
Presencia de Flebitis
Ausencia de Flebitis

E. Relación Entre la selección Adecuada del Punto de Inserción Con La
Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De
Medicina 1 - I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza

En el cuadro N° 05 sobre la relación existente entre la selección
adecuada del lugar de inserción con la presencia de flebitis, tenemos que de un
total de 30 (100%) pacientes observados, en 29 (97%) de ellos la enfermera si
seleccionó adecuadamente el lugar de inserción del catéter, de éstos, 14 (47%)
presentaron flebitis y 15 (50%) no presentaron.

Así mismo se observó que en 1 (3%) paciente en donde la enfermera no
hizo la elección adecuada del lugar de inserción del catéter este paciente
desarrolló flebitis.

Se sabe que el lugar de inserción del catéter debe ser la zona de mayor
accesibilidad utilizando venas grandes y de mayor calibre, preferentemente en
extremidades superiores, evitando zonas de flexión.

No se debe de canalizar zonas varicosas, trombosadas ni utilizadas
previamente, ni intentar punzar la misma zona por la formación de hematomas.

Se debe tener en cuenta la actividad del paciente , movilidad y nivel de
conciencia, elegir el miembro no dominante según sea diestro o zurdo.

Se suelen utilizar las venas medianas, cefáli ca mayor, cefálicas
accesorias y basílica; la elección de la vena deberá hacerse teniendo en cuenta
la probable duración del tratamiento endovenoso.

Los resultados obtenidos nos muestran que si bien es cierto que la
enfermera seleccionó de manera adecuada el lugar de inserción del catéter en

el 97% de pacientes, el 47% de éstos desarrollaron flebitis, lo cual nos llevaría
a buscar otros factores relacionados que podrían haberla producido.

No podemos negar que exista una relación entre la selección del lugar
de inserción con la presencia de flebitis ya que en el único paciente en el cual
la enfermera no seleccionó adecuadamente el punto de inserción presentó
signos de flebitis.

GRAFICO N°5

RELACIÓN ENTRE LA SELECCIÓN ADECUADA DEL PUNTO DE
INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES
HOSPITALIZADOS EN ELSERVICIO DE MEDICINA 1 - I DEL
HOSPITALNACIONAL ARZOBISPO LOAYZA
DICIEMBRE 2004


































47%
50%
3%
0%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
Si selecciona adecuadamente
el punto de inserción
No selecciona adecuadamente
el punto de inserción
Presencia de Flebitis
Ausencia de Flebitis

F. Relación Entre El Número De Punciones Con La Presencia De
Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1 - I Del
Hospital Nacional Arzobispo Loayza

En el cuadro N° 06 sobre la relación que existe entre el número de
punciones para la inserción del mismo catéter con la presencia de flebitis,
tenemos que de un total de 30 (100%) pacientes observados, en 16 (53%) de
ellos la enfermera realizó una punción para la inserción del catéter, de éstos, 3
(10%) desarrollaron flebitis y 13 (43%) no lo desarrollaron.

Así mismo tenemos que en 14 (47%) pacientes en donde la enfermera
realizó dos punciones para la inserción del mismo catéter, 12 (40%) de ellos
presentaron flebitis y 2 (4%) no lo presentaron.

Al respecto sabemos que lo ideal es realizar una punción por cada
catéter que se utilice para la venopunción, ya que de hacer lo contrario se corre
el riesgo de que el paciente presente alguna complicación como es la
inflamación de una vena y por ende presente dolor , ardor, calor, eritema,
enrojecimiento en el canal de la zona, etc.
Para Varela y col ( 7 ) la flebitis si estaría en relación al numero de intentos
realizados repetidamente con el mismo material.

El número de punciones realizadas repetidamente con el mismo catéter
esta en relación directa con la presencia de flebitis ya que del 47%, el 40% de
pacientes en donde la enfermera realizó dos punciones para la inserción del
catéter presentaron inflamación de la vena.

GRAFICO N°6

RELACIÓN ENTRE EL NÚMERO DE PUNCIONES CON LA PRESENCIA DE
FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS
EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 - I DEL HOSPITAL
NACIONALARZOBISPO LOAYZA
DICIEMBRE 2004










10%
43%
40%
7%
0%
10%
20%
30%
40%
50%
60%
70%
80%
90%
100%
1º Punción 2º Punción
Presencia de Flebitis
Ausencia de Flebitis




CAPITULO IV
CONCLUSIONES RECOMENDACIONES Y
LIMITACIONES

Conclusiones:

Como parte culminante del presente trabajo de investigación y basada en los
objetivos planteados se han obtenido las siguientes conclusiones:

• Existe relación entre el lavado de manos y el calzado de guantes con la
presencia de flebitis debido a que en los pacientes en los cuales la
enfermera realizó dichas técnicas de asepsia no presentaron flebitis y en
mas del 50% de pacientes en los cuales no realizó el lavado de manos ni el
calzado de guantes estos desarrollaron flebitis.

• También nos muestra que si bien es cierto la enfermera realizó la asepsia
del punto de inserción en el 97% de pacientes, el 47% de éstos
desarrollaron flebitis, lo cual nos llevaría a buscar otros factores
relacionados que podrían haberla producido o ha pensar que la técnica
utilizada en la asepsia de la zona no fue la adecuada.
No podemos negar que existe una relación entre la asepsia del punto de
inserción con la presencia de flebitis ya que en el único
paciente en donde la enfermera no realizó la asepsia de la zona de
inserción presentó signos de flebitis.

• Existe una relación directa entre el mantenimiento de la asepsia del punto
de inserción con la presencia de flebitis ya que del 63%, el 50% de
pacientes presentó flebitis luego que la enfermera volviera a palpar el punto
de inserción después de haber realizado la asepsia correspondiente.

• Existe relación entre la preparación del material y del equipo necesario para
la venopunción con la presencia de flebitis ya que del 23%, el 20% de
pacientes en donde la enfermera no preparo adecuadamente el material y el
equipo para la cateterización presentaron flebitis.
Es importante resaltar que en el 77% de pacientes en donde la enfermera
realizo la preparación del material y del equipo para la venopunción de
manera adecuada, el 30% de estos presentaron flebitis, lo que nos llevaría
a buscar otros factores que puedan haberla producido.

• Si bien es cierto que la enfermera seleccionó de manera adecuada el lugar
de inserción del catéter en el 97% de pacientes, el 47% de éstos
desarrollaron flebitis, lo cual nos llevaría a buscar otros factores
relacionados que podrían haberla producido.
No podemos negar que exista una relación entre la selección del lugar de
inserción con la presencia de flebitis ya que en el único paciente en el cual
la enfermera no seleccionó adecuadamente el punto de inserción presentó
signos de flebitis.

• El número de punciones realizadas repetidamente con el mismo catéter
esta en relación directa con la presencia de flebitis ya que del 47%, el 40%


de pacientes en donde la enfermera realizó dos punciones para la inserción
del catéter presentaron inflamación de la vena.

Recomendaciones:

Así mismo en base a las conclusiones se ha creído conveniente señalar las
siguientes recomendaciones:

§ Se debe difundir los resultados encontrados para que el personal de
enfermería sea conciente en su quehacer diario de los factores de riesgo
relacionados a la presencia de flebitis.

§ Considerar los resultados de la investigación para la elaboración de
programas de capacitación sobre los factores que contribuyen a la
presencia de flebitis y los cuidados a tener durante la técnica de
venopunción.

§ Considerar los resultados del presente estudio para el planteamiento de
otras investigaciones que profundicen el tema.




REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

(1) Barrera Briceño Yolanda. “Factores de Riesgo. Extrínsecos Asociados a
Flebitis en Pacientes con Vía Intravenosa Periférica”. Tesis para Optar el
Titulo de Lic. En Enfermería Universidad Peruana Cayetano Heredia. 2003.

(2) Maria Castro Miranda, Maria del Rosario Chávez Alonso “La venopunción y
las com0plicaciones locales en pacientes pediátricos en el Hospital Central
Ignacio Morones Prieto”. Tesis para Optar el Titulo de Lic. En Enfermería.
Universidad de San Luis Potosí. 2002.

(3) Ismael Jesús Valera Martínez. “Flebitis en Terapia Intermedia en el
Hospital Provincial Clínico Quirúrgico”. Tesis para Optar el Titulo de Lic. En
Enfermería. Cienfuegos Cuba. 2000.

(4) Rodríguez, S. Y Cols. Complicaciones de la terapia Intravenosa como
causa de la Prolongación de la Estancia Hospitalaria. Enfermería Científica
1992; Pág. 20 – 21.

(5) Martínez, J. A. y Cols. Cánulas Intravenosas: Complicaciones derivadas de
su Utilización y Análisis de los Factores Predisponentes. Medicina Clínica.
1994; Pág 89 – 93.

(6) Marín Vivo, G y Mateo Marín, E. Catéteres venosos de Acceso Periférico.
Rol de Enfermería 1997; Pág 67 – 72.

(7) Varela Martínez I. y Col. “ Flebitis en Terapia Intermedia Hospital Clínico
Quirúrgico” . Rev. Cubana Med., 1997; Vol. 36 (2)Pág. 95-99.






BIBLIOGRAFÍA

• Alayza Sánchez, Luz. “Efectividad del Protocolo de Atención de Enfermería en
la Prevención de Flebitis por Inserción de Catéteres Periféricos en Clientes de
Cirugía de la Clínica Ricardo Palma”. Proyecto de Investigación de
Universidad Peruana Cayetano Heredia. 2001.

• Antonio Chumillas Fernández, Natividad Sánchez. Plan de Cuidados para la
Prevención de Flebitis. Revista de Enfermería, Albacete N°15, Abril 2002.

• Barrera Briceño Yolanda. “Factores de Riesgo. Extrínsecos Asociados a
Flebitis en Pacientes con Vía Intravenosa Periférica”. Tesis para Optar el
Titulo de Lic. En Enfermería Universidad Peruana Cayetano Heredia. 2003.

• Brunner, L. S. Suddarth D.S. Manual de Enfermería Médico Quirúrgico, Ed.
Interamericana, 8va. Ed., 1998 México Vol. 2:247

• Buchda V. Procedimientos de Enfermería. Guía Rápida de la Enfermera 1ra.
Edic. Edit. Interamericana México D.F. 1995, 199 – 201.

• Carpenito. Diagnóstico de Enfermería, 3ra. Ed. Madrid. McGraw Hill: 1990.

• Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas. Masson 1995.

• Esperanza Oca. La Venopunción y sus Complicaciones en Pacientes
Pediátricos. Desarrollo Científico de Enfermería. Vol 10. N°6. Julio 2002.

• Ismael Jesús Valera Martínez. Flebitis en Terapia Intermedia. Revista Cubana
de Enfermería. Vol. 15. Sep – Dic. 1999.


• Kozier, Erb, Olivieri. Enfermería Fundamental: Conceptos, Procesos y
Práctica. 4ta. Ed. Interamericana McGraw-Hill Madrid 1993; 1397 – 1443.

• Marín Vivo, G y Mateo Marín, E. Catéteres venosos de Acceso Periférico. Rol
de Enfermería 1997; 67 – 72.

• Martínez, J. A. y Cols. Cánulas Intravenosas: Complicaciones derivadas de su
Utilización y Análisis de los Factores Predisponentes. Medicina Clínica. 1994;
89 – 93.

• Patogenia, Prevención y Manejo de Infecciones debidas o dispositivas IV,
usadas para terapias IV. Washington. Wald Wogel S.A. Ed. 1999.

• Prevención de las Infecciones Relacionadas con Catéteres Endovenosos en
UCI. Enfermería Intensivista. Volumen 8. N°4. Edición 2003.

• Rodríguez, S. Y Cols. Complicaciones de la terapia Intravenosa como causa
de la Prolongación de la Estancia Hospitalaria. Enfermería Científica 1992; 20
– 21.

• Terapia Intravenosa, Consejos, Revista Nursing, Marzo 1997: 40 – 41

ANEXO A

OPERACIONALIZACIÓN DE VARIABLES

Variable
Definición Conceptual de la
Variable
Dimensiones Indicadores
Definición Operacional
de la Variable
Relación entre el
manejo de los
factores de riesgo
con la presencia de
flebitis
Todas aquellas circunstancias
que van a contribuir a la
inflamación de la vena en la
que se irritan las células
endoteliales de la pared
venosa por inserción de un
catéter periférico cuya causa
primaria es trauma, lesión por
infusiones o microorganismos.

Medidas de
Asepsia







Técnica de
venopunción
• Lavado de manos.
• Calzado de Guantes
• Limpieza y desinfección del
punto de inserción
• Mantenimiento de la limpieza
y desinfección del punto de
inserción

• Preparación del material
• Elección del N°de catéter.
Todas aquellas técnicas
y/o procedimientos a
los que se somete el
paciente durante su
estancia hospitalaria que
pueden producir
tumefacción en el
trayecto de la vena,
eritema o enrojecimiento
del canal de la zona,



















• Lugar de inserción
• Cambio de catéter.
• Inserción del catéter.
• Fijación del catéter
• Registro
• Retiro del catéter







cordón fibroso a lo largo
de la luz de la vena y
síntomas como: calor ,
dolor y ardor, que serán
medidos a través de dos
listas de chequeo.
La escala de medición a
utilizar será la nominal de
acuerdo a los
indicadores se
determinará, si existe o
no relación entre el
manejo de los factores
de riesgo con la
presencia de flebitis.

ANEXO B

LISTA DE CHEQUEO DE LA TÉCNICA DE VENOPUNCIÓN

I. DATOS GENERALES:
Lic. ____________________________________________

Sexo: F ( ) M ( )

Paciente: ________________________________________

Edad:_______________

Diagnostico del Paciente: __________________________

II. INSTRUCCIONES:

La siguiente es una lista de chequeo en la cual existen
opciones de SI, NO, Y OBSERVACIONES se marcará:

SI: Cuando el profesional de enfermería cumpla con la
actividad descrita en todos los casos que se presenten

NO: cuando el profesional de enfermería no cumple con la
actividad descrita en ningún caso que se presente.

OBSERVACIONES: Explicará alguna anotación necesaria
además de haber marcado las opciones anteriores si el caso
así lo requiere.
III. CONTENIDO

ACTIVIDADES SI NO OBSERVACIONES
ANTES DEL PROCEDIMIENTO
• Realiza el lavado de manos

• Utiliza la técnica del calzado
de guantes

• Prepara el material necesario
para el procedimiento .

DURANTE EL PROCEDIMIENTO
• Selecciona adecuadamente el
lugar de inserción

• Realiza la asepsia del punto
de inserción

• Mantiene la asepsia del punto
de inserción

• Realiza la inserción del catéter
solo 1 vez

• Realiza la inserción del catéter
2 veces

• Realiza la inserción del catéter
3 o mas veces

• Realiza la fijación del catéter
• Registra la fecha de inserción
del catéter

DESPUÉS DEL PROCEDIMIENTO
• Realiza el lavado de manos

ANEXO C

LISTA DE CHEQUEO DE SIGNOS DE FLEBITIS

I.- DATOS GENERALES:

Paciente: _______________________________________

Observador: ____________________________________

II.- INSTRUCCIONES

Se realizara un seguimiento diario a todos los pacientes con via
periférica, que cumplan con dos o mas signos y síntomas de flebitis, los
cuales serán marcados con un X

III.- CONTENIDO
Signos y
Síntomas de
Flebitis
SI NO OBSERVACIONES
Calor
Ardor
Dolor
Tumefacción en el
trayecto de la
vena

Eritema o
enrojecimiento del
canal de la zona

Cordón fibroso a
lo largo de la luz

de la vena
Permanencia del
catéter

24 horas
48 horas
72 horas
Mayor de 72
horas

Tiempo de
aparición de la
flebitis

24 horas
48 horas
72 horas
Mayor de 72
horas


Otros:____________________________________________________
_________________________________________________________
________________________________________________________










ANEXO D

GRADO DE CONCORDANCIA ENTRE LOS JUECES
SEGÚN PRUEBA BINOMIAL


JUECES
Preguntas 1 2 3 4 5 6 Valor binomial
1 0 0 0 0 1 0 0.109
2 0 0 1 0 0 0 0.016
3 0 0 0 0 0 0 0.016
4 0 0 0 0 0 0 0.016
5 0 0 0 0 0 0 0.016
6 0 0 0 0 0 0 0.016
7 0 0 0 1 0 0 0.109


Se ha considerado :
0: si la respuesta es positiva
1: si la respuesta es negativa

p = Ó p/ 7
p = 0.298/7
p = 0.043

si p < 0.05 el grado de concordancia es significativo de acuerdo
a los resultados obtenidos por cada juez el resultado obtenido es
menor de 0.05 por lo tanto el grado de concordancia es significativa.




ANEXO E

CALCULO DEL TAMAÑO DE LA MUESTRA




n = N x P (1 - P)
(N-1) (0.1)² + p (1-p)
(1.96)²






n = 47 x 0.5 (1-0.5)
(46) (0.01)+ 0.5 x 0.5
3.8416



n = 11.75
0.382



n = 30



La muestra a considerar es de 30 pacientes hospitalizado sen el
servicio de Medicina 1I del Hospital Nacional Arzobispo Loayza.









ANEXO F

DETERMINACIÓN DE LA CONFIABILIDAD DEL
INSTRUMENTO

Para determinar la confiabilidad del instrumento se procedió a
utilizar la formula α – Crombach



α = K 1 - Si²

K-1 St²

K = N°de Ítem
Si² = Suma de la Varianza de cada ítem
St² = Varianza de la escala


α = 12 1 - 1.9

11 7.55


α = 1.09 [ 1 – 0.25]


α = 1.09 [ 0.75]


α = 0.81



Para que exista confiabilidad α > 0.5 por tanto el instrumento es
confiable



ANEXO G

RELACIÓN ENTRE EL LAVADO DE MANOS Y CALZADO DE
GUANTES CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL
SERVICIO DE MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL
NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA
DICIEMBRE 2004





























Presencia de Flebitis
TOTAL SI NO
Lavado de manos y
Calzado de Guantes
N° % N° % N° %
SI 6 20 0 0 6 20
NO 24 80 15 50 9 30

ANEXO H

RELACIÓN ENTRE LA ASEPSIA DEL PUNTO DE INSERCIÓN CON
LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL SERVICIO DE MEDICINA
1 I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA
DICIEMBRE 2004



Presencia de Flebitis
TOTAL SI NO
Asepsia del Punto de
Inserción
N° % N° % N° %
SI 29 97 14 47 15 50
NO 1 3 1 3 0 0
























ANEXO I

RELACIÓN ENTRE EL MANTENIMIENTO DE LA ASEPSIA DEL
PUNTO DE INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS
EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL
NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA
DICIEMBRE 2004



Presencia de Flebitis
TOTAL SI NO
Mantenimiento de la
Asepsia
N° % N° % N° %
SI 11 37 0 0 11 38
NO 19 63 15 50 4 13


























ANEXO J

RELACIÓN ENTRE LA PREPARACIÓN DEL MATERIAL CON LA
PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL SERVICIO DE MEDICINA
1 I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA
DICIEMBRE 2004






























Presencia de Flebitis
TOTAL SI NO
Preparación del
material
N° % N° % N° %
SI 23 77 9 30 14 47
NO 7 23 6 20 1 3
ANEXO K

RELACIÓN ENTRE LA SELECCIÓN ADECUADA DEL PUNTO DE
INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL
SERVICIO DE MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL
NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA
DICIEMBRE 2004



Presencia de Flebitis
TOTAL SI NO
Selección Adecuada
del punto de
inserción
N° % N° % N° %
SI 29 97 14 47 15 50
NO 1 3 1 3 0 0



























ANEXO L

RELACIÓN ENTRE EL NUMERO DE PUNCIONES CON LA
PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL SERVICIO DE
MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL NACIONAL
ARZOBISPOLOAYZA
DICIEMBRE 2004



Presencia de Flebitis
TOTAL SI NO
Número de
punciones con el
mismo catéter
N° % N° % N° %
1°Punción 16 53 3 10 13 43
2°Punción 14 47 12 40 2 7




















A Dios quien me ilumino a cada instante para el desarrollo del presente estudio de Investigación

Un agradecimiento especial A la Lic. Luisa Rivas Díaz y por su valiosa constante asesoría, en la de

paciencia elaboración

estímulo del

presente

trabajo

investigación.

A la Mg. María Ángela Fernández por su constante apoyo, sus valiosos consejos, tiempo, paciencia y dedicación, gracias

por brindarme su amistad.

A las enfermeras del servicio de Medicina 1I por su colaboración desinteresada y el apoyo constante para la realización del

presente estudio de investigación.

Manuel. nunca los olvidare. Natalia. Myriam. siempre los llevare presente en mi corazón. . Cecilia. Lourdes.A mis amigos Elizabeth. Catherine. gracias por permitirme disfrutar de su amistad durante estos 5 años. A mis tías Teresa y Maruja por su constante apoyo durante estos 5 años de carrera profesional.

Este Trabajo esta dedicado a mis Padres Manuel Y Rosa con profundo amor y gratitud quienes con su apoyo y sacrificio me permitieron culminar con satisfacción la carrera profesional de enfermería . comprensión y apoyo constante que me brindaron. . A mis hermanos Melissa Y Manuel por el estimulo.

..3 Antecedentes del estudio........4........1................4 Bases Teórica Conceptual – Analítica.....................................................iii Dedicatoria...21 Definición Operacional de Términos.............27 .........................................................................15 2.............9 2..............................................1 Formulación Del Problema.......................vi Índice......Asepsia............................................................-Factores que contribuyen a la presencia de Flebitis....-Precauciones a seguir durante la técnica de venopunción y la administración de medicamentos por vía parenteral................9 2.INDICE Agradecimiento ............................................................................................................................................................................3 Propósito..vii Índice de Gráficos................................................Venopunción...................-Generalidades sobre Flebitis........................................................ix Resumen.............................x Capitulo I Introducción Origen Y Justificación.................2 Objetivos....................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................2..............6 2.....................-Administración de Tratamiento........ 6 1.....................................................................................3.........................................................17 2........................................................................................................................................

...30 Plan Para Analizar los datos e Interpretación.................................... Relación Entre El Mantenimiento De La Asepsia Del Punto De Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1I Del Hospital............................................................38 D.....Capitulo II Material y Método Método........................................................31 Capitulo III Resultados y Discusión A.............................................................. Relación Entre El Lavado De Manos y el Calzado de Guantes Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza........................28 Sede........30 Validez Y Confiabilidad de los datos............................................................................................................................................ Relación Entre La Asepsia Del Punto De Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza..........................................................................40 ..............30 Plan de Recolección y Procesamiento de Datos................29 Técnica e Instrumento de Recolección de Datos....35 C............................................................ Relación Entre La Preparación Del Material Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1 ..............................................................................................................I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza..........................................................28 Población y Muestra..........................32 B..........................

......43 F............................................................48 Recomendaciones..........E.......................50 Referencias Bibliograficas Bibliografía Anexos ................................. Relación Entre El Número De Punciones Con Flebitis En La Presencia De El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza...I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza............................. Relación Entre la selección Adecuada del Punto de Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1..................46 Capitulo IV Conclusiones............................................. Recomendaciones y Limitaciones Conclusiones..............................................

................39 Grafico N° 4 Relación Entre La Preparación Del Material Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza....................................................................................................47 ........................................................................................34 Grafico N° 2 Relación Entre La Asepsia Del Punto De Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza.......... 45 Grafico N° 6 Relación Entre El Numero De Punciones Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza.....................42 Grafico N° 5 Relación Entre la selección Adecuada del Punto de Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza.................INDICE DE GRAFICOS Grafico N° 1 Relación Entre El Lavado De Manos y el Calzado de Guantes Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza.37 Grafico N° 3 Relación Entre El Mantenimiento De La Asepsia Del Punto De Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1-I Del Hospital.............................

Las conclusiones a las que se llegaron fueron: Existe relación entre el lavado de manos y el calzado de guantes con la presencia de flebitis debido a que en los pacientes en los cuales la enfermera realizó dichas técnicas de asepsia no flebitis. transversal se contó con 30 pacientes y la totalidad de las enfermeras asistenciales del servicio. identificar la presencia de flebitis relacionada a la técnica de asepsia durante la venopunción. identificar la presencia de flebitis relacionada a la técnica de venopunción. establecer la relación entre el manejo de los factores de riesgo con la presencia de flebitis y como objetivos específicos . lo cual nos llevaría a buscar otros factores relacionados que podrían haberla producido o ha pensar que la técnica utilizada en la asepsia de la zona no fue la adecuada. el 47% de éstos desarrollaron flebitis. aplicativo. para el estudio se creyó conveniente la utilización de dos listas de chequeo. descriptivo. También nos muestra que si bien es cierto la enfermera realizó la asepsia del punto de inserción en el 97% de pacientes. No podemos negar que existe una relación entre la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis ya no presentaron flebitis y en más del 50% de pacientes en los cuales estos desarrollaron realizó el lavado de manos ni el calzado de guantes .RESUMEN La presente investigación titulada: Hospitalizados Relación entre el Manejo de los Factores de Riesgo Relacionados a la Presencia de Flebitis en Pacientes en el Servicio de Medicina 1-I del Hospital Nacional Arzobispo Loayza. tiene como objetivo general. la primera se aplicó a las licenciadas de enfermería durante el procedimiento de la venopunción y la segunda se aplico a los pacientes para la identificación de los signos de flebitis. El diseño metodológico elegido fue: cuantitativo.

lo que nos llevaría a buscar otros factores que puedan haberla producido. Existe una relación directa entre el mantenimiento de la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis ya que del 63%. Existe relación entre la preparación del material y del equipo necesario para la venopunción con la presencia de flebitis ya del 23%. Asepsia. No podemos negar que exista una relación entre la selección del lugar de inserción con la presencia de flebitis ya que en el único paciente en el cual la enfermera no seleccionó adecuadamente el punto de inserción presentó signos de flebitis. el 47% de éstos desarrollaron flebitis. lo cual nos llevaría a buscar otros factores relacionados que podrían haberla producido. el 50% de pacientes presentó flebitis luego que la enfermera volviera a palpar el punto de inserción después de haber realizado la asepsia correspondiente. El número de punciones realizadas repetidamente con el mismo catéter esta en relación directa con la presencia de flebitis ya que del 47%.Enfermera. el 40% de pacientes en donde la enfermera realizó dos punciones para la inserción del catéter presentaron inflamación de la vena. Venopunción. el 30% de estos presentaron flebitis. el 20% de pacientes en donde la enfermera no preparo adecuadamente el material y el quipo para la cateterización presentaron flebitis. . Los resultados obtenidos nos muestran que si bien es cierto que la enfermera seleccionó de manera adecuada el lugar de inserción del catéter en el 97% de pacientes. Palabras Claves: Flebitis . Es importante resaltar que en el 77% de pacientes en donde la enfermera realizo la preparación del material y del equipo para la venopunción de manera adecuada.que en el único paciente endonde la enfermera no realizó la asepsia de la zona de inserción presentó signos de flebitis.

to establish the relationship among the handling of the factors of risk with the phlebitis presence and as specific objectives. to identify the presence of phlebitis related technical wing of asepsis during the venopunción. We cannot deny that a relationship exists since among the asepsis of the insert point with the phlebitis presence in the only patient where the nurse didn't . The conclusions to those that you arrived were: Relationship exists between the laundry of hands and the footwear of gloves with the phlebitis presence because in the patients in which the nurse carried out this techniques of asepsis didn't present phlebitis and in but of 50% of patient in which she didn't carry out the laundry of hands neither the footwear of gloves these they developed phlebitis. 47% of these developed phlebitis. to identify the phlebitis presence related to the venopunción technique.SUMMARY The present investigation titled: Relationship among the Handling of the Factors of Risk Related to the Presence of Phlebitis in Hospitalized Patients in the Service of Medicine 1l of the Hospital National Arzobispo Loayza. It also shows us that although it is certain the nurse he/she carried out the asepsis of the insert point in 97% of patient. traverse you had 30 patients and the entirety of the assistance nurses of the service for the study it felt convenient the use of two checkup lists. applicative. the first one you applies the infirmary graduates during the procedure of the venopunción and the second you applies the patient s for the identification of the phlebitis signs. The design methodological elect was: descriptive. has as general objective. that which would take us to look for other related factors that could have produced it or he/she is necessary to think that the technique used in the asepsis of the area was not the appropriate one.

Nurse. Asepsis. It is important to stand out that in 77% of patient where the nurse carries out the preparation of the material and of the team for the venopunción in an appropriate way. that which would take us to look for other related factors that could have produced it. Key words: Phlebitis. 47% of these developed phlebitis. 50% of patients presented phlebitis then that the nurse felt the insert point after having carried out the corresponding asepsis again. We cannot refuse that a relationship exists since among the selection of the insert place with the phlebitis presence in the only patient in which the nurse didn't select the insert point appropriately you/he/she presented phlebitis signs. It exist a relationship since among the maintenance of the asepsis of the insert point with the phlebitis presence of 63%. Venopunción. The obtained results show us that although it is certain that the nurse selected in an appropriate way the place of insert of the catheter in 97% of patient. . The punciones number carried out repeatedly with the same catheter this in direct relationship with the phlebitis presence since of 47%. 30% of these they presented phlebitis. Relationship exists among the preparation of the material and of the necessary team for the venopunción with the phlebitis presence already of 23%.carry out the asepsis of the insert area he presented phlebitis signs. 40% of patient where the nurse carried out two punciones for the insert of the catheter they presented inflammation of the vein. 20% of patient where the nurse doesn't prepare the material and the team appropriately for the catheterization they presented phlebitis. what would take us to look for other factors that can have produced it.

Teniendo en cuenta que durante la venopunción se proporciona acceso directo al sistema vascular la técnica que aplique la enfermera al realizar este procedimiento ayudará a disminuir los riesgos del paciente a desarrollar las posibles complicaciones que esto conlleva. Es así que la enfermera como profesional del equipo de salud tiene la responsabilidad de participar en este proceso de mejoramiento continuo de la calidad considerando la salud como un producto del equilibrio entre el ser humano y el entorno. En este sentido existen diversos procedimientos invasivos a los que se expone el paciente si no hospitalizado se toman pudiendo en llegar los a presentar aspectos serias técnicos complicaciones cuenta procedimentales básicos y esenciales. .CAPÍTULO I INTRODUCCIÓN En el área hospitalaria la labor de la enfermera esta centrada en el cuidado del ser humano a fin de lograr y/o mantener un estado de salud optimo por lo que se debe enfatizar las medidas de prevención de enfermedades y limitación de riesgos.

preparación del equipo a utilizar. parece que la vía esta mal colocada”. una de ellas es la de enfermería. “Señorita por favor cámbieme la vía porque siento que me quema ”. así mismo al realizar la limpieza y desinfección del punto de inserción no toman la medidas de asepsia pertinentes ya que unos segundos antes de catéter a la vena nuevamente. Por lo general todas las venopunciones son responsabilidad de la enfermera desde la valoración del paciente.Una de las complicaciones que se observan con mayor frecuencia es la flebitis cuya estadística refleja una incidencia de 75% a 80% en pacientes cateterizados con una vía venosa periférica. Al respecto durante las prácticas pre profesionales en el Hospital Nacional “Arzobispo Loayza”. tomando en consideración lo anterior expuesto. y “dolorosa a la palpación”. al observar la zona de punción esta se encuentra “enrojecida”. “Señorita cada vez que me pasa el medicamento siento mucho dolor en la vía”. Servicio de Medicina se ha podido evidenciar casos de pacientes con flebitis. . al interactuar con ellos refieren: “Señorita me duele la mano. se planteo el siguiente problema de investigación: ¿Cuál es la Relación entre el Manejo de los Factores de Riesgo con la Presencia de Flebitis en Pacientes Hospitalizados en el Servicio de Medicina 1-I del Hospital Nacional Arzobispo Loayza? La calidad de los servicios de un hospital involucra la responsabilidad de diferentes disciplinas. Así mismo se observó que el profesional de enfermería en el momento de realizar la venopunción no se realizan el lavado de manos ni el calzado de guantes. la cual adquiere un papel de especial importancia por el compromiso de su intervención en la recuperación de los pacientes hospitalizados. introducir el vuelven a palpar la zona sin volver a desinfectarla Ante ésta realidad.

ejecución del procedimiento y evacuación del sitio puncionado. ANTECEDENTES DEL ESTUDIO Con la finalidad de tener mayores elementos de juicio se revisó literatura nacional e internacional referente al tema de estudio encontrándose el . Objetivo General: v Establecer la relación entre el manejo de los factores de riesgo con la presencia de flebitis en pacientes hospitalizados en el servio de medicina 1-I del Hospital Nacional Arzobispo Loayza. la calidad profesional y la capacitación que ella demuestre le deben permitir disminuir los riesgos de que el paciente presente alguna complicación. Objetivos Específicos: v Identificar la presencia de flebitis relacionada a la técnica de asepsia durante la venopunción v Identificar la presencia de Flebitis relacionada a la técnica de venopunción. Además servirá como patrón de referencia para que el Departamento de Enfermería proponga actividades de capacitación continuas para el personal haciendo énfasis en el manejo adecuado de la venopunción. por lo tanto la preparación. El Propósito que se planteó fue el de aportar un marco referencial sobre los factores de riesgo a los que está expuesto el paciente sometido a venopunción a fin de sensibilizar y concientizar al profesional de enfermería en el mejor cuidado de los mismos.estrategias para prevenir complicaciones.

el estudio se basa en la observación. Maria del Rosario Chávez Alonso realizaron un estudio sobre “La venopunción y las complicaciones locales en pacientes pediátricos en el Hospital Central Ignacio Morones Prieto” en el año 2002 en la ciudad San Luis Potosí con el objetivo de establecer la asociación que existe entre el nivel de calidad técnica con que la enfermera realiza una venopunción con la presencia de complicaciones locales de la misma. tipo de equipo que se usa.siguiente: Barrera Briceño. Maria. prospectivo. existen factores de riesgo extrínsecos asociados a la presencia de flebitis como: lavado de manos. además siempre debe de considerarse el riesgo beneficio ante3s de instalar un equipo endovenoso. la metodología utilizada fue observacional. manipulación y mantenimiento de la vía intravenosa periférica y tiempo de permanencia del catéter en el lumen de la vena” . Cieza Delgado. Madre Yolanda. realizo un estudio sobre “Factores de riesgo extrínsecos asociados a flebitis en pacientes con vía intravenosa periférica” en la Unidad de Cuidados Intensivos Generales del Hospital Daniel Alcides Carrión. o bien ya aplicado debe evaluarse cotidianamente la posibilidad de retirarlo o de lo contrario observar los cuidados recomendados y los cambios de los sistemas en tiempos convenidos. ( 1 ) Maria Castro Miranda. transversal y analítico. La experiencia permite afirmar que un índice alto de la aplicación del protocolo y la vigilancia continua de las venoclisis disminuye la incidencia de complicaciones. Las conclusiones a las que llego la autora fueron: “La observación directa del procedimiento de venopunción y del mantenimiento posterior permitió detectar los pasos mas débiles en los que hay que insistir y reforzar para llevar a cabo una técnica aséptica. Las conclusiones a las que llegaron las autoras fueron: “En pacientes con vía intravenosa periférica permanente. la metodología utilizada fue descriptivo y longitudinal. sobre todo si se tiene en cuenta la alta .

trasversal. manitol y otros lo que se relaciono con la aparición de flebitis”. la metodología utilizada fue descriptivo. continuación se detalla. . aplicándose para el estudio una guía de observación.. serán mas susceptibles de modificarse con medidas preventivas e intervenciones educativas”.incidencia de complicaciones relacionados a venoclisis también se concluye que si se conocen los factores de riesgo para la presencia de complicaciones. ( 2 ) Ismael Varela Martines. lesión por infusiones o microorganismos. Las conclusiones a las que llegaron los autores fueron: “Al relacionar el numero de las punciones venosas y su influencia en la flebitis no se comprobó que su desarrollo se fundamentara en un mayor numero de punciones. “Se comprobó que en un porcentaje elevado existía relación con sustancias irritantes como antimicrobianos. así como la base teórica que a BASE TEÓRICA CONCEPTUAL ANALITICA 1. la existencia de mayor porcentaje de flebitis en el antebrazo se debe a ser este el sitio donde se realiza el mayor número de canalizaciones por parte del personal de Enfermería”.Generalidades sobre flebitis Se define como flebitis a la inflamación de una vena en la que se irritan las células endoteliales de la pared venosa por inserción de un catéter periférico cuya causa primaria es trauma.( 3 ) Los antecedentes anteriormente señalados contribuyeron a la autora a orientar el sentido de la investigación. Inoenia Reyes Janeiro realizaron un estudio sobre “Flebitis en terapia intermedia” en el año 1999 en la ciudad Habana Cuba con el objetivo de identificar los factores que conllevan a la formación de flebitis durante una terapia intermedia. Lic.

Las complicaciones potenciales derivados de la inserción y mantenimiento de un catéter venoso son múltiples representando la flebitis aguda postpuncion el principal riesgo de una terapia intravenosa con catéter periférico a corto plazo. del equipo de infusión utilizado. el número de punciones. eficacia. la flebitis es un problema que el profesional de enfermería afronta en su vida cotidiana y que esta ligada en gran medida a la calidad de su trabajo. las posibles consecuencias. el trauma que sufre la vena al administrar una inyección o una infusión intravenosa. Catalogada como una infección nosocomial. así como los factores de riesgo que se asocian a la aparición de flebitis. la flebitis es un proceso donde las manifestaciones externas son propias de todo proceso inflamatorio: Enrojecimiento del área de punción y del trayecto superficial de la vena y en el caso extremo la formación de un cordón fibroso palpable a lo largo de la vena. es importante conocer objetivamente las causas. diversos autores han mencionado una serie de factores extrínsecos. . A pesar de ser común. la técnica de asepsia.Actualmente la terapia intravenosa es uno de los procedimientos más comunes para administrar a los pacientes fluidos. fármacos. el sistema de la anatomía del sistema vascular y la Independientemente del factor causa. entre ellos. el material localización de la vía. Su etiología parece ser multifactorial. y efectividad en la atención de los pacientes con tratamiento a través de una vía intravenosa periférica permanente. el tiempo de permanencia. la flebitis es un problema de salud de consecuencias potencialmente graves para el paciente y para el sistema de salud. productos sanguíneos y soporte nutricional sobre todo en el medio hospitalario. La flebitis es una complicación que se observa con frecuencia en pacientes que reciben tratamiento intravenoso periférico. por ello. como parte de la terapéutica medica. el cual es un indicador de eficiencia.

aumento de la temperatura de la zona afectada y/o sistémica. Estado Nutricional. dolor en el área de punción y en zonas adyacentes.Un estrés continuo agota las reservas de energía. ante cualquier circunstancia.En lactantes el sistema inmunológico es todavía inmaduro. flogosis y hasta secreción purulenta en la zona de inserción.La reducción de proteínas. dieta deficiente o debilitación.Un estrés intenso. hipersensibilidad. . psicológicos. fisiológicos. . . Los adultos jóvenes y de mediana edad poseen mejores sistemas inmunológicos y defensivos.tumefacción. farmacológicos. de toda el área de punción que en casos extremos pueden afectar un segmento importante del miembro donde se realizó la venopunción. eleva los niveles de cortisona. . aumenta la susceptibilidad del paciente a la infección y altera la cicatrización de heridas. se detallan a continuación: Edad. La vulnerabilidad y/o respuesta a la infección en cada paciente está condicionada por factores situacionales. .En los ancianos las respuestas inmunológicas se debilitan. causando una disminución de la resistencia a la infección. que entre otros. hidratos de carbono y grasas debidas a enfermedad. Estrés. . ardor. y la estructura y función de los principales órganos sufren cambios.

.Algunos trastornos hereditarios deterioran la respuesta a la infección. debilitan las defensas frente a la infección. . 2. no está demostrado que el nivel de desarrollo tecnológico favorezca su control. 2. alteran las defensas del organismo.Factores que contribuyen a la presencia de flebitis. la infección hospitalaria sigue siendo hoy en día un problema de salud pública de primer orden en todos los hospitales del mundo. . . tales como el SIDA o los linfomas. si se toman medidas .1.. anteriores al descubrimiento de los microorganismos como agentes causales de las enfermedades infecciosas No obstante. sí se puede obtener una reducción considerable. aunque no puede plantearse su eliminación.Enfermedades Concurrentes.Asepsia La prevención y lucha contra las infecciones se remonta a períodos remotos. Herencia. . aumentan el riesgo de infección. Sin embargo.Las enfermedades del sistema inmunológico.Algunas enfermedades crónicas como la diabetes producen debilidad general y deterioro nutricional. Paradójicamente.Algunos fármacos y tratamientos alteran la respuesta inmunológica frente a la infección.Las enfermedades que en general. . Tratamientos médicos.

. por lo que debe tener en cuenta los siguientes criterios: Antes de canalizar una vía venosa periférica. La técnica de asepsia constituye uno de los pilares en la prevención de las infecciones hospitalarias si se quiere obtener un determinado medio exento de microorganismos patógenos. El profesional de enfermería como parte del equipo de salud tiene bajo su responsabilidad diferentes procedimientos invasivos y uno de ellos es la canalización y/o cateterización de una vía venosa periférica. se realizará el lavado de manos con agua (Compuesto químico cuya molécula esta constituida por un átomo de carbono y dos de hidrógeno las tres cuartas partes de la superficie terrestre estan cubiertas de agua. en el cuerpo humano representa un 65% del peso total del cuerpo) y jabón (compuesto por ácidos grasos y un álcali. así como el riesgo que puede representar para el paciente.adecuadas para su identificación y control. desplazándose de la superficie sucia y pasando al agua) así como antes de realizar cualquier técnica en la que manipulemos el catéter. Tomando en cuenta estas acciones es q se ha dado origen al concepto de asepsia que es un conjunto de procedimientos que impiden la llegada de microorganismos patógenos a un medio. Una adoptando medidas que impidan la llegada de éstos hasta ese medio. la acción limpiadora de los jabones se debe a que las moléculas de grasa se unen a las de jabón en solución acuosa. la cual es esencial para la vida y constituye mas de un 70% de la materia viva. es necesario introducir en los hospitales un control de la infección hospitalaria como indicador de la calidad de la atención. Asimismo. se podría conseguir de dos formas diferentes. el sistema de infusión o las perfusiones. La segunda consistirá en la eliminación de los microorganismos patógenos presentes.

Los organismos varían y dependen de su origen. La flora bacteriana de las manos puede ser dividida en flora residente y transitoria: La flora transitoria son todos los organismos que se han adquirido recientemente por el contacto con otra persona u objeto. aunque se utilicen guantes. Klebsiella pneumoniae y enterococci se encuentran temporalmente en manos . Es por ello que es importante el reconocimiento de los microorganismos que se encuentran en las manos de los trabajadores de la salud ya que es esencial para entender a cabalidad la principal etiología de las infecciones nosocomiales y desarrollar estrategias de prevención efectivas. la dermis está localizada bajo la epidermis y está formada por una materia conectiva. glándulas aceitosas y receptoras de presión. Staphylococcus aureus. Se adquieren a través del contacto con los pacientes o personal infectados o colonizados o con las superficies contaminadas. sigue siendo la principal medida de asepsia para evitar las infecciones nosocomiales. La utilización de guantes es una medida de protección universal para evitar el contacto con sangre y / o fluidos corporales. fibrosa y gruesa que almacena folículos pilosos. Bacillus gram negativos. La capa cornea conocida como Stratum corneum está formada por células muertas en forma de escala que continuamente se descaman a causa de la fricción. Pseudomonas. Lavado de manos La transferencia de microorganismos por las manos del personal hospitalario ha sido identificada como el factor más importante en la transmisión de infecciones. se utilizarán guantes no necesariamente estériles. La piel consta de dos capas: La epidermis es la capa superior que consta de una capa cornea y una capa germinativa. E coli. El lavado de manos del personal. a medida que estas células se remueven son reemplazadas por células activas más grandes de la capa germinativa. Serratia.Para la canalización.

de baja virulencia y en raras ocasiones causan infecciones localizadas en la piel. en las siguientes ocasiones: Antes de tocar al paciente.de los trabajadores de la salud. las uñas deben estar cortas y sin esmalte. cuando es importante reducir el número de flora residente. después del contacto con alguna fuente de microorganismos. mucosas y objetos del medio ambiente). aunque se hayan utilizado guantes o manoplas (Ejm: fluidos corporales. son por lo general. Estos organismos sobreviven en la piel por varios periodos (desde unos minutos hasta varias horas o días). . Entre los organismos considerados como flora residente se incluyen los estafilococos de coagulasa negativa y “dipteroides”. logrando reducir hasta en un 50% las Infecciones Intrahospitalarias cuando se realiza el procedimiento de manera adecuada por todos los funcionarios. El lavado de manos es el más simple. La flora residente lo componen organismos que viven y se multiplican en la piel y varían de una persona a otra. El lavado de manos antiséptico está indicado sin discusión en las siguientes ocasiones: Antes de realizar un procedimiento invasivo. aproximadamente del 10% al 20% viven en las capas epidérmicas profundas y por lo general no son patógenos. económico e importante procedimiento. las mangas de la ropa o de los uniformes deben ser cortas. Es importante recordar que antes del lavado de manos se debe retirar los anillos y pulseras. Las manos deben lavarse con jabón común o antiséptico o con solución alcohólica. El lavado manual antes y después del contacto con cada paciente es el medio más simple e importante para prevenir la extensión de la infección. para la prevención de las Infecciones Intrahospitalarias. piel no intacta. si no están visiblemente sucias. La mayoría de los organismos residentes se encuentran en las capas superficiales de la piel. además de la transitoria.

en otros líquidos corporales y en los desperdicios. Calzado de Guantes Los guantes sirven de barrera física que protege tanto a los profesionales de salud como a los usuarios. Antes de entrar y salir de habitaciones de aislamiento. aunque habitualmente se usen guantes. los microorganismos normales que suelen habitar la piel d los profesionales de salud no se pueden transmitir e a los usuarios cuando aquéllos utilizan los guantes durante los exámenes físicos y procedimientos clínicos. Antes y después de inyectar al paciente. Antes y después de maniobras quirúrgicas. Después de manejas orinales o bolsas urinarias. de alimentarlo o de cualquier actividad de asistencia directa. 4. generalmente ocasiones: se admite que siempre deben lavarse en determinadas 1. 2. y cambios de vendajes. infusiones I. Impiden que los profesionales tengan contacto con los microorganismos infecciosos que se encuentran en la sangre. en el transcurso de tratar a los usuarios. 3. limpiar y mantener la . Antes y después del contacto con excretas como heces. 5. orina o secreciones de heridas infectadas. 7.V. 6.Aunque hay diversas opiniones respecto a la frecuencia del lavado de manos. tocar o limpiar instrumentos u otros objetos ya utilizados. Después de usar el cuarto de aseo. A los usuarios también se les protege de posibles infecciones. Todo profesional de salud debe llevar el tipo correcto de guante siempre y cuando quede la posibilidad de tener contacto con sangre y otros líquidos corporales (por ejemplo. Antes y después de maniobras asépticas como cateterismo.

corren el mismo riesgo de infectarse los miembros del personal que mantienen la institución y los que limpian y tratan el instrumental y otros objetos que se habrán contaminado a lo largo de los procedimientos clínicos.institución de salud. los pinchazos o la piel agrietada. etc. lo cual también puede contribuir a que los usuarios se infecten. Durante el día normal de trabajo. Si los guantes que se utilizan durante un examen o procedimiento clínico no están limpios y libres de contaminación. es posible que los profesionales de salud tengan contacto con sangre o líquidos corporales que sean potencialmente infecciosos. por ejemplo. en los órganos internos de los usuarios durante la cirugía. A pesar de ser inofensivos normalmente. Para evitar que los usuarios se contagien de los microorganismos infecciosos de otros. Quienes estan en riesgo de contraer alguna infección por no hacer uso del calzado de guantes son: Personal: El uso de los guantes impide que las manos se contaminen de microorganismos infecciosos. es posible de hecho que los guantes mismos infecten a los usuarios. Usuarios: Los guantes protegen a los usuarios de los microorganismos que habitan la piel de los profesionales de salud. estos microorganismos pueden causar infecciones si se les introduce en una parte del cuerpo donde no se suelen encontrar. es posible que esta flora normal infecte a las personas inmunocomprometidas que son particularmente propensas a la infección. cada profesional de salud va acumulando flora transeúnte en las manos. A lo largo de examinar a los usuarios o de hacer procedimientos invasivos. Los profesionales que no lleven guantes en estas situaciones se pueden infectar fácilmente por las heridas. utilice nuevos guantes limpios cada vez que examine a otro/a usuario/a. es necesario que Ud. .) y cuando haga procedimientos clínicos o exámenes que puedan presentar algún riesgo de infección al/a la usuario/a. Además. De igual modo.

esto incluye cortar el vello sobrante. No es aconsejable utilizarlo en una herida por que irrita los tejidos. una vez desinfectada la piel no se deberá palpar el punto de inserción.. no se une a las proteínas plasmáticas y por . sin rasurar. También se usa para la limpieza de la piel. Con esta acción.Precauciones a seguir durante la técnica de venopunción y la administración de medicamentos por vía parenteral Antes de insertar un catéter venoso periférico. Para la desinfección del punto de inserción se puede utilizar.2. Estas dos últimas formas no producen yodo utilizable. antes de la inyección. otro desinfectante q se utiliza es la Yodo povidona es un compuesto de yodo mas comúnmente conocido como yodo . la zona de punción debe estar limpia. El resto del Yodo se encuentra presente esencialmente como Ion inorgánico de yodo y una pequeña cantidad se combina orgánicamente. Se obtiene.PVP (PVP-1). La povidona (polIvinilpirrolidona PVP) es un polímero soluble en agua y fisiológicamente aceptable tanto para los seres humanos como los animales inferiores. si se utiliza povidona yodada ya que en su presencia pierde su poder desinfectante). Desinfectar con gasa estéril o algodón impregnada con povidona yodada o alcohol al 70%. alcohol al 70% la cual se usa para desinfectar termómetros clínicos. tijeras u otro instrumental. un producto final en el cual se encuentran aun presentes como yodo utilizable las dos terceras partes de la cantidad del complejo de la cantidad original.2. pinzas. realizando círculos hacia el exterior desde el punto de la piel sobre el que se va a hacer la punción (debemos dejar secar dos minutos y comprobar que no queden restos de sangre. es capaz de combinarse con el yodo y de esta manera volverlo soluble. útil para propósitos microbicidas. Al constituirse esta molécula estable en caso de ser absorbida.

a partir del cuarto día de cateterización. El espectro antimicrobiano de isodinas (PVP-1) es uno de los más potentes conocidos. torácica y pericárdica. Los catéteres que son utilizados con mayor frecuencia son los compuestos por politetrafluorétileno (teflón) y los de poliuretano (vialón) . que el isodine este indicado para la asepsia y lavado de las manos y como desinfectante en las cavidades peritoneal. El isodine se usa más como antiséptico. el color varia desde el pardo oscuro hasta el amarillo claro. según la concentración de yodo activo que posean.Venopunción Al instaurar un cuerpo extraño. se analizará diariamente la necesidad de mantener canalizada la vía. aunque estos últimos puntos han sido motivo de discusión en algunos centros. puesto que el riesgo aumenta progresivamente. los hongos. los protozoos y. Esto permite. el yodo es liberado lentamente y no provoca característicamente el escozor ni sensación irritante que comúnmente se presenta después de la aplicación de la tintura alcohólica de yodo.3.lo mismo carece de efecto tirotóxico y es eliminado íntegramente por el riñón. muchos virus. Sherertz y cols. Cuando el yodoformo se pone en contacto con la piel. existe el riesgo potencial de que se produzca una reacción inflamatoria. heridas abiertas y quemaduras.J. El estudio de R.. en colon. en una vena. es de gran importancia el determinar si es realmente necesaria la implantación de un catéter. y se aplica por rociado. 2. Así mismo. por la lesión producida en el endotelio. engloba a las bacterias gram positivas y gram negativas. por esta razón. Añaden a su acción bactericida un excelente poder detergente y están desprovistos de incompatibilidad indicadoras de su actividad antimicrobiana. impregnación o inmersión. (4) describió la influencia de los catéteres .

Para su elección se deberán tener en cuenta factores como: El acceso a la vena. En este sentido los estudios de P. para evitar el desplazamiento del catéter venoso periférico en la vena. para la mayor vena disponible.Córcoles y cols. el uso de estas venas limitará el movimiento y la independencia del paciente. Una elección correcta del calibre del catéter. que posiblemente podría causar el retorcimiento del catéter. Al seleccionar la vena a puncionar para la administración de medicamentos es importante considerar los siguientes factores: localización y estado de la vena.impregnados de clorhexidina en la aparición de la flebitis. ya que de este modo. que deberá ser seleccionado un catéter con el menor calibre posible. . restringiendo el flujo de líquido. Por norma deben usarse las venas distales de las extremidades superiores. El calibre estándar utilizado es el de 18 G y 20 G. La circulación en estas venas es más lenta. aumentando el riesgo de flebitis y trombosis. se va a permitir en el interior de la luz de la vena. evitar las áreas de flexión a menos que se inmovilice la articulación. un mayor flujo sanguíneo alrededor del catéter. propósito y duración de la terapia. Y J. entre ellas. Las necesidades según la patología del paciente y para qué tratamiento va a ser utilizado. Además. (5) llegan a conclusiones análogas a no obtener relación entre el número de cánula y la mayor incidencia de flebitis. Martínez y cols. nos permite reducir las posibles complicaciones. las venas de la fosa antecubital (pliegue del codo). Deben evitarse las venas de las extremidades inferiores. Se recomienda. la flebitis. concluyendo en que este procedimiento reducía su riesgo en un 23%. Por ejemplo. avanzando posteriormente hacia las proximales. son difíciles de inmovilizar adecuadamente y con frecuencia el movimiento de la extremidad puede provocar infiltración o la aparición de una flebitis mecánica. Calibre.

En la elección de la vía venosa se debe tener la precaución de abordar vasos sanguíneos de fácil acceso y siempre aplicando el criterio de distal a proximal. como a su vez las características fisicoquímicas del fármaco. de ancho por 8 cm. la circulación en la extremidad ya está comprometida y los líquidos intravenosos pueden producir un aumento del edema. en el adulto es más o menos a 10 cm. La palpación ayudará a localizar venas profundas más grandes.En el caso. . si la indicación del fármaco es por una vez o se requiere su administración en un período de tiempo. dermatitis o cicatrices. de largo aproximadamente. La palpación de la vena es importante para determinar el estado del vaso sanguíneo. adhiriendo al cono del catéter por su parte externa y luego a la piel dejando libre el punto de inserción (en forma de lazo).(6) El catéter debe quedar lo más fijo posible para evitar salidas y entradas a través del punto de inserción. de que la persona tenga antecedentes de una disección axilar (mastectomia radical). El uso continuo de los mismos dedos para palpar aumentará su sensibilidad. considerando además la modalidad de administración si es en bolo o infusión continua. Se fijará con una tira de esparadrapo de 8 a 10 mm. se recomienda aplicar un torniquete por sobre el sitio de inserción a una distancia que no interfiera la punción. Para facilitar la punción de la vena. Al seleccionar el sitio de punción se debe cuidar que esté libre de signos de inflamación. que a menudo son más rectas y más adecuadas para la terapia intravenosa que las venas superficiales más pequeñas.

Siempre que se cambie el apósito se desinfectará el punto de inserción con povidona yodada o alcohol al 70%. de vías y tipo de administración continua o intermitente. se hará previo lavado de manos y con guantes no estériles Registro y señalizaciones El registro se llevará a cabo mediante un sistema de codificación. Se irá apuntando en un recuadro preparado especialmente para las vías endovenosas de la hoja de registro de enfermería estandarizada. El esparadrapo o parte adhesiva de apósito no caerá nunca sobre el punto de inserción. Se anotarán los cambios de sistemas. También se cambiará el apósito cuando esté sucio. Se palpará el punto de inserción a través de la cura intacta cada 24 horas y en caso de dolor o fiebre no filiada se levantará la cura.Cuando se administra fluidoterapia permanente. se revisara diariamente. para ello se tendrán en cuenta los siguientes aspectos: La valoración y el manejo del punto de inserción. . se deberán valorar y promover una serie de actividades encaminadas a favorecer un correcto mantenimiento de la vía. de apósitos. Se cambiarán los apósitos de los catéteres venosos periféricos cada 2 horas. Una vez insertado el catéter. y la fijación y proliferación de gérmenes. el catéter se fijará igual que el de uso intermitente y además. La manipulación del punto de inserción. que facilita y simplifica las acciones tomadas en el mantenimiento de la vía. húmedo o despegado. ya que favorece la humedad. se fijará la alargadera formando un bucle con una o dos tiras de esparadrapo. prestando atención a la presencia de signos de flebitis.

En los equipos de infusión continuo. todo sistema. así como las incidencias excepcionales que puedan surgir. si se administra medicación de goteo. deberá ser reflejado en la hoja del diario de enfermería. se pondrán equipos nuevos cada vez que se canalice una vía nueva.Administración de tratamiento Una de las actividades q el profesional de enfermería tiene bajo su cargo y/o responsabilidad es la administración de medicamentos por vía parenteral y por ende el manejo de los equipos de infusión. no debe ser desconectado del catéter al no ser absolutamente necesario o por cambio rutinario. los sistemas de infusión como las llaves se cambiarán cada 72 horas y/o siempre que estén sucios. 2. En el sistema de infusión intermitente. que no pueda ser codificado por la nomenclatura utilizada. alargadera. las actividades y cuidados del mismo van a variar dependiendo si la infusión es de carácter continuo o intermitente.. tapones y sistema de goteo. cuando lo desconectemos de la llave de tres pasos. se conectará el conector antirreflujo purgado con solución de heparina sódica y una vez conectado. llaves. se limitará en lo posible el número de llaves de tres pasos. evaluación y seguimiento. si se administra medicación en bolo el tapón de la llave se dejará en un envoltorio estéril para colocarlo de nuevo en su sitio después de la administración de medicamentos.El resto de intervenciones. utilizaremos un tapón nuevo para proteger el paso. se cambiará el conector una vez por semana si la vía se . es importante que el profesional de enfermería tome en cuenta todas las técnicas de asepsia en los aspectos mencionados anteriormente ya que en la venopunción se proporciona acceso directo al sistema vascular la cual es una puerta abierta a infecciones. deben estar siempre limpios de sangre y con todos los pasos tapados.4. el paso por el que se administra la medicación intermitente permanecerá tapado siempre por un tapón o por el sistema de goteo de la medicación.

La relación de concentración de sodio (Na+) y de cloro (Cl ) que es 1/1 en el suero fisiológico. electrolitos y/o azúcares en diferentes proporciones y que pueden ser hipotónicas. después de la infusión de 1 litro de suero salino sólo un 20-30 % del líquido infundido permanecerá en el espacio vascular después de 2 horas. una vez puesto.mantiene más tiempo. Como norma general es aceptado que se necesitan administrar entre 3 y 4 veces el volumen perdido para lograr la reposición de los parámetros hemodinámicas deseados. con una osmolaridad de 308 mOsm/L. aceptando la necesidad de grandes cantidades. La normalización del déficit de la volemia es posible con la solución salina normal.9%: denominada Suero Fisiológico. es levemente hipertónica respecto al líquido extracelular y tiene un pH ácido. Contiene 9 gramos de ClNa o 154 mEq de Cl y 154 mEq de Na+ en 1 litro de H2O. . es La solución salina al 0. cuya dos indicaciones principales son la rehidratación en las deshidrataciones hipertónicas (por sudación o por falta de ingestión de líquidos) y como agente aportador de energía. Dextrosa al 5%: Es una solución isotónica (entre 275-300 mOsmol/L) de glucosa. se mantendrá siempre tapado con un tapón macho igual que en el caso de la llave de tres pasos. hipertónicas o isotónicas respecto al plasma . Entre ellas tenemos: Cloruro de Sodio al 0.9 % también la sustancia cristaloide estándar. debido a la libre difusión entre el espacio vascular e intersticial de esta solución. Soluciones Las soluciones cristaloides son aquellas soluciones que contienen agua. es favorable para el sodio respecto al cloro ( 3/2 ) en el líquido extracelular ( Na+ > Cl ).

La glucosa se metaboliza en el organismo, permitiendo que el agua se distribuya a través de todos los compartimentos del organismo, diluyendo los electrolitos y disminuyendo la presión osmótica del compartimento extracelular. El desequilibrio entre las presiones osmóticas de los compartimentos

extracelular e intracelular, se compensa por el paso de agua a la célula. En condiciones normales, los osmorreceptores sensibles al descenso de la presión osmótica, inhiben la secreción de hormona antidiurética y la sobrecarga de líquido se compensa por un aumento de la diuresis.

Dextrosa al 10%: Las soluciones de glucosa al 10 %, 20 % y 40% son consideradas soluciones glucosadas hipertónicas, que al igual que la solución de glucosa isotónica, una vez metabolizadas desprenden energía y se transforma en agua. A su vez, y debido a que moviliza sodio desde la célula al espacio extracelular y potasio en sentido opuesto, se puede considerar a la glucosa como un proveedor indirecto de potasio a la célula. La indicación más importante de las soluciones de glucosa hipertónica es el tratamiento del colapso circulatorio y de los edemas cerebral y pulmonar, porque la glucosa produciría una deshidratación celular y atraería agua hacia el espacio vascular, disminuyendo así la presión del líquido cefalorraquídeo y a nivel pulmonar. Como aporte energético sería una de las indicaciones principales, ya que aporta suficientes calorías para reducir la cetosis y el catabolismo proteico en aquellos pacientes con imposibilidad de tomar alimentación oral. Las contraindicaciones principales serían el coma addisoniano y la diabetes. Antibióticos

Los antibióticos son un tipo de medicamentos que se utilizan para el tratamiento y prevención de enfermedades producidas por bacterias. Existen diferentes tipos de bacterias con características específicas, de ahí que existan

diferentes tipos de antibióticos. Hay que tener en cuenta que los virus son otro tipo de microorganismos diferentes y que los antibióticos no son eficaces en las enfermedades producidas por estos agentes.

Los antibióticos actúan frente a las bacterias destruyéndolas o bien impidiendo su reproducción. A las bacterias que son susceptibles de ser eliminadas por la acción de un antibiótico se les denomina sensibles. No obstante, algunas bacterias son inmunes a la acción del antibiótico, fenómeno que se conoce como resistencia. La resistencia bacteriana a antibióticos puede originarse bien por las características propias de la bacteria o bien por que ésta ha evolucionado de alguna forma para combatir el mecanismo de acción del antibiótico. Las enfermedades causadas por bacterias resistentes pueden ser muy graves porque son más difíciles de tratar, a menudo con mayor coste, e incluso se puede llegar a la situación de que no existan antibióticos que sean capaces de combatirlas. Dentro de los factores que influyen en la resistencia a los antibióticos se encuentran el uso injustificado y abuso de los antibióticos en humanos, animales y en agricultura. Otros factores importantes son la demanda de prescripciones de antibióticos y la obtención de los mismos sin receta.

En caso de padecer una infección se debe acudir siempre al médico. Él es el profesional que le indicará si la enfermedad está producida por una bacteria y le prescribirá el antibiótico adecuado. Hay que tener en cuenta que enfermedades como la gripe y ciertas infecciones de garganta son producidas por virus y el uso de antibióticos no es eficaz.

También es especialmente importante cumplir el tratamiento completo, aunque se mejore antes. Generalmente, el tratamiento es de 7 o 10 días. Si se interrumpe el tratamiento de forma prematura, se corre el riesgo de que la bacteria patógena vuelva a crecer y a multiplicarse, produciendo así una

infección aún más grave. Asimismo, es esencial tomar la cantidad correcta de medicamento y cada dosis a la hora adecuada.

Los antibióticos son generalmente fármacos seguros, aunque, como todo medicamento pueden producir efectos indeseables. La alergia es uno de los efectos adversos más conocidos, aunque no de los más frecuentes.. El paciente debe estar informado si es alérgico y llevar siempre consigo una tarjeta o medalla que lo indique. Otros efectos adversos se producen por la destrucción, además de las bacterias patógenas, de bacterias beneficiosas que se encuentran formando parte de la flora intestinal. Esto puede ocasionar dolor de estómago, diarrea, infecciones vaginales y otros problemas. Debido a las sustancias irritantes de estos medicamentos es que se requiere de una adecuada dilución para su administración podría causar endoteliales de la pared venosa. de lo contrario

inflamación de la vena en la que se irritan las células

Durante su administración es importante tener en cuenta la frecuencia el tiempo de infusión y la cantidad de diluyente según el antibiótico que se va a utilizar. DEFINICIÓN OPERACIONAL DE TÉRMINOS •

Factores de riesgo: Todas aquellas técnicas y

procedimientos a los que

se somete el paciente durante su estancia hospitalaria que pueden producir la inflamación de una vena. • Flebitis: Son signos tales como: Tumefacción en el trayecto de la vena, eritema o enrojecimiento del canal de la zona, cordón fibroso a lo largo de la luz de la vena y síntomas como: calor, dolor y ardor que serán medidos por la investigadora a través de una Lista de Chequeo.

La programación del personal profesional de enfermería es de una enfermera asistencial por turno. y es transversal. Las patologías son diversas. y los pacientes hospitalizados que cumplieron con los siguientes criterios de inclusión y exclusión. El estudio se realizó en el Servicio de Medicina 1-I. tanto para el turno diurno como nocturno. fue el Hospital Nacional “Arzobispo Loayza”. El método utilizado es de tipo descriptivo. La población de estudio estuvo conformada por las enfermeras asistenciales del Servicio de Medicina 1-I. II y III. debido a que lo enriquece con el sentido de la práctica profesional.CAPÍTULO II MATERIAL Y MÉTODO El presente estudio corresponde a una investigación cuantitativa. los pacientes son de grado de dependencia I. ubicado en la provincia de Lima. Es un hospital de tercer nivel. porque el conocimiento que se espera lograr contribuirá al cuidado de enfermería. es un estudio aplicativo. ya que va a describir los hechos tal como ocurren en la realidad. El área seleccionada en la que se llevó a cabo la presente investigación. cuya capacidad es de 30 camas. con un índice de camas ocupadas del 90%. los servicios son de sistema pabellonal con salas comunes con un total de 60 camas por servicio. con un tiempo de hospitalización en su mayoría con mas de una semana. porque se va a realizar haciendo un corte de tiempo en un determinado momento. . con una jornada de trabajo de doce horas de trabajo por turno. perteneciente al Ministerio de Salud (MINSA).

Aceptación consciente de participar en la investigación Criterios de Exclusión de Enfermeras: • • Enfermeras de Retén.Criterio de Inclusión de Enfermeras: • Licenciadas de enfermería que laboran permanentemente en el Servicio de Medicina 1-I. Como instrumento se utilizó tiene como objetivo observar a las licenciadas de enfermería durante el procedimiento de la canalización de una vía periférica o venopuncion (Ver . Criterios de Exclusión de Pacientes: • • Haber sido canalizado a un Servicio ajeno al de Medicina 1-I Pacientes con Inmunosupresión El tamaño de la muestra fue conformada por 30 pacientes del servicio de Medicina 1I (Ver Anexo E). Haber sido canalizado en el mismo Servicio de Medicina 1-I. En cuanto a las enfermeras se trabajó con toda la población. la primera situación real. Internas de Enfermería. Con respecto a la recolección de datos la técnica que se utilizó fue la observación que consistió en un registro visual de lo que ocurre en una dos listas de chequeo. Criterios de Inclusión de Pacientes: • • • Recibir tratamiento intravenoso periférico permanente.

El análisis de datos se realizó en forma inferencial.anexo B). a través de un oficio dirigido a la Dirección y al Departamento de Investigación del Hospital Nacional “Arzobispo Loayza”. el cual fue sometido a una prueba binomial (ver anexo D). en coordinación continua y permanente con el Departamento de Enfermería y con la Enfermera Jefa del Servicio de Medicina 1-I. docencia y asistencial. para dicho procesamiento se hizo uso del programa Microsoft Excel. Los datos en tablas estadísticas y procesados sirvieron de base para ser presentados gráficos. tanto en el área de investigación. El procesamiento de datos se hizo a través de una matriz de codificación tripartita sobre la base de códigos previamente establecidos. María Ángela Fernández. . Para la validación del contenido del instrumento se hizo uso del expertos. conformado por Licenciadas de Enfermería de la juicio de Universidad Nacional Mayor de San Marcos. para determinar la confiabilidad del instrumento se procedió a utilizar la Formula Alfa de Crombach (Ver Anexo F) Con la finalidad de obtener la autorización respectiva para el inicio de la recolección de datos del estudio de investigación. Mg. se realizó los trámites administrativos pertinentes solicitando el campo clínico. la segunda se aplicó a los pacientes con el objetivo de identificar la sintomatología que caracteriza a la flebitis (Ver anexo C).

A. de éstos.I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza Servicio De En el cuadro N° 01 sobre la relación que existe entre el lavado de manos y el calzado de guantes con la presencia de flebitis. en 24 (80%) de ellos la enfermera no realizó el lavado de manos ni el calzado de guantes correspondiente. 15 (50%) presentaron flebitis y 9 (30%) no lo presentaron. Así mismo se observó que en enfermera realizó el lavado de los 6 (20%) pacientes en donde la manos y el calzado de guantes correspondientes estos no desarrollaron flebitis. Al respecto sabemos que el lavado de manos y el calzados de guantes durante la técnica de venopunción son componentes claves debido a que disminuyen las posibilidades de contaminación microbiana durante el procedimiento y por ende el riesgo de contraer infecciones. Relación Entre El Lavado De Manos y el Calzado de Guantes Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Medicina 1 .CAPITULO III RESULTADOS Y DISCUSIÓN Después de la recolección de los datos de los 30 pacientes en estudio estos fueron procesados y agrupados de tal forma que pudieran ser representados en cuadros estadísticos para facilitar su análisis y mejor comprensión. tenemos que de un total de 30 (100%) pacientes en los que se realizó la venopunción . Los resultados encontrados nos muestran que existe relación entre el lavado de manos y el calzado de guantes con la presencia de flebitis debido a .

.que en los pacientes en los cuales la enfermera realizó dichas técnicas de asepsia no no presentaron flebitis y en m ás del 50% de pacientes en los cuales estos desarrollaron realizó el lavado de manos ni el calzado de guantes flebitis.

I DELHOSPITAL NACIONALARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 100% 90% 80% 70% 60% 50% 50% 40% 30% 20% 30% 20% 0% 10% 0% Se lavan las manos y se calzan los guantes No se lavan las manos y no se calzan los guantes Presencia de Flebitis Ausencia de Flebitis .GRAFICO N° 1 RELACIÓN ENTRE EL LAVADO DE MANOS Y CALZADO DE GUANTES CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS EN ELSERVICIODE MEDICINA 1 .

en 29 (97%) de ellos la enfermera realizó la asepsia del punto de inserción. 14 (47%) desarrollaron flebitis y 15 (40%) no lo hicieron. Los resultados obtenidos nos muestra que si bien es cierto la enfermera realizó la asepsia del punto de inserción en el 97% de pacientes. de éstos. tenemos que de un total de 30 (100%) pacientes observados. Es importante que esta se realice adecuadamente antes de la técnica de venopunción ya que en esta última hay ruptura del tejido y es una puerta abierta a infecciones. el 47% de éstos desarrollaron flebitis. No podemos negar que existe una relación entre la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis ya que en el único paciente en donde la enfermera no realizó la asepsia de la zona de inserción presentó signos de flebitis. Relación Entre La Asepsia Del Punto De Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1 .I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza En el cuadro N° 02 sobre la relación existente entre la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis. Al respecto sabemos que la asepsia del punto de inserción consiste en la desinfección del mismo con la finalidad de eliminar microorganismo que puedan provocar infecciones en el paciente. Así mismo se evidencio que en 1 (4%) paciente la enfermera no realizó la asepsia del punto de inserción en consecuencia se produjo la aparición de flebitis.B. . lo cual nos llevaría a buscar otros factores relacionados que podrían haberla producido o ha pensar que la técnica utilizada en la asepsia de la zona no fue la adecuada.

I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 3% 47% 50% 10% 0% Si realizaron la asepsia del punto de inserción 0% No realizaron la asepsia del punto de inserción Presencia de Flebitis Ausencia de Flebitis .GRAFICO N° 2 RELACIÓN ENTRE LA ASEPSIA DEL PUNTO DE INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS EN EL SERVICIO DE MEDICINA1 .

Al respecto sobre el mantenimiento de la asepsia del punto de inserción se sabe que luego de desinfectar la zona de inserción inmediatamente se procede a realizar la introducción del catéter a la vena sin volver a palpar el punto de inserción ya que esto significaría contaminar la zona de punción y por ende se perdería el efecto de la técnica de la asepsia. Así mismo se observó que en los 11 (38%) pacientes en donde la enfermera mantuvo la asepsia del punto de inserción no desarrollaron flebitis. lo cual como consecuencia traería la posibilidad de que el paciente presente flebitis. el 50% de pacientes presentó flebitis luego que la enfermera volviera a palpar el punto de inserción después de haber realizado la asepsia correspondiente. de éstos. en 19 (63%) de ellos la enfermera no mantuvo la asepsia del punto del inserción.I Del Hospital En el cuadro N° 03 sobre la relación que existe entre el mantenimiento de la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis se evidenció que de un total de 30 (100%) pacientes observado. . Relación Entre El Mantenimiento De La Asepsia Del Punto De Inserción Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1 . 15 (50%) desarrollaron flebitis y 4 (13%) no lo desarrollaron.C. En este sentido se observó según los resultados encontrados que existe una relación directa entre el mantenimiento de la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis ya que del 63%.

I DEL HOSPITALNACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 100% 90% 80% 70% 60% 50% 50% 40% 30% 20% 10% 0% Si mantuvieron la asepsia No mantuvieron la asepsia 38% 13% 0% Presencia de Flebitis Ausencia de Flebitis .GRAFICO N° 3 RELACIÓN ENTRE EL MANTENIMIENTO DE LA ASEPSIA DEL PUNTO DE INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 .

el 30% de estos presentaron flebitis. . 9 (30%) presentaron flebitis y 14 (47%) no lo presentaron. Al respecto sabemos que es importante que la preparación del material y del equipo para llevar a cabo una cateterización se realice adecuadamente y manteniendo siempre las medidas de asepsia correspondientes antes de realizar la técnica de venopunción. Relación Entre La Preparación Del Material Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1 . de estos. el 20% de pacientes en donde la enfermera no preparó adecuadamente el material y el quipo para la cateterización presentaron flebitis. Así mismo se evidencio que en 7 (23%) pacientes la enfermera no preparó el material necesario para el procedimiento de la venopunción.D. de éstos. Es importante resaltar que en el 77% de pacientes en donde la enfermera realizó la preparación del material y del equipo para la venopunción de manera adecuada.I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza En el cuadro N° 04 sobre la relación que existe entre la preparación del material completo para el procedimiento de la venopunción con la presencia de flebitis. Los resultados encontrados nos muestran que existe relación entre la preparación del material y del equipo necesario para la venopunción con la presencia de flebitis ya del 23%. lo que nos llevaría a buscar otros factores que puedan haberla producido. tenemos que de un total de 30 (100%) pacientes observados. en 23 (77%) de ellos la enfermera si preparó el material necesario para el procedimiento. ya que en esta ultima existe ruptura del tejido y por ende es una puerta abierta a posibles infecciones. 6 (20%) desarrollaron flebitis y 1 (3%) no lo desarrolló.

I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% Si prepara el material No prepara el material 47% 30% 20% 3% Presencia de Flebitis Ausencia de Flebitis .GRAFICO N° 4 RELACIÓN ENTRE LA PREPARACIÓN DEL MATERIAL CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS EN EL SERVICIO DE MEDICINA1 .

de éstos. elegir el miembro no dominante según sea diestro o zurdo. tenemos que de un total de 30 (100%) pacientes observados. en 29 (97%) de ellos la enfermera si seleccionó adecuadamente el lugar de inserción del catéter. preferentemente en extremidades superiores. Se debe tener en cuenta la actividad del paciente . Los resultados obtenidos nos muestran que si bien es cierto que la enfermera seleccionó de manera adecuada el lugar de inserción del catéter en . 14 (47%) presentaron flebitis y 15 (50%) no presentaron. trombosadas ni utilizadas previamente. Se sabe que el lugar de inserción del catéter debe ser la zona de mayor accesibilidad utilizando venas grandes y de mayor calibre. cefálicas accesorias y basílica. Así mismo se observó que en 1 (3%) paciente en donde la enfermera no hizo la elección adecuada del lugar de inserción del catéter este paciente desarrolló flebitis. cefálica mayor. movilidad y nivel de conciencia. ni intentar punzar la misma zona por la formación de hematomas.I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza En el cuadro N° 05 sobre la relación existente entre la selección adecuada del lugar de inserción con la presencia de flebitis. evitando zonas de flexión.E. Se suelen utilizar las venas medianas. la elección de la vena deberá hacerse teniendo en cuenta la probable duración del tratamiento endovenoso. No se debe de canalizar zonas varicosas. Relación Entre la selección Adecuada del Punto de Inserción Con La El Servicio De Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En Medicina 1 .

el 47% de éstos desarrollaron flebitis. No podemos negar que exista una relación entre la selección del lugar de inserción con la presencia de flebitis ya que en el único paciente en el cual la enfermera no seleccionó adecuadamente el punto de inserción presentó signos de flebitis. .el 97% de pacientes. lo cual nos llevaría a buscar otros factores relacionados que podrían haberla producido.

GRAFICO N° 5 RELACIÓN ENTRE LA SELECCIÓN ADECUADA DEL PUNTO DE INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS EN ELSERVICIO DE MEDICINA 1 .I DEL HOSPITALNACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% Si selecciona adecuadamente el punto de inserción No selecciona adecuadamente el punto de inserción 47% 50% 3% 0% Presencia de Flebitis Ausencia de Flebitis .

eritema. Al respecto sabemos que lo ideal es realizar una punción por cada catéter que se utilice para la venopunción. etc. . ardor. El número de punciones realizadas repetidamente con el mismo catéter esta en relación directa con la presencia de flebitis ya que del 47%. Para Varela y col ( 7 ) la flebitis si estaría en relación al numero de intentos realizados repetidamente con el mismo material.I Del Hospital Nacional Arzobispo Loayza En el cuadro N° 06 sobre la relación que existe entre el número de punciones para la inserción del mismo catéter con la presencia de flebitis. calor. enrojecimiento en el canal de la zona. ya que de hacer lo contrario se corre el riesgo de que el paciente presente alguna complicación como es la inflamación de una vena y por ende presente dolor . de éstos.F. en 16 (53%) de ellos la enfermera realizó una punción para la inserción del catéter. 12 (40%) de ellos presentaron flebitis y 2 (4%) no lo presentaron. 3 (10%) desarrollaron flebitis y 13 (43%) no lo desarrollaron. Así mismo tenemos que en 14 (47%) pacientes en donde la enfermera realizó dos punciones para la inserción del mismo catéter. Relación Entre El Número De Punciones Con La Presencia De Flebitis En Pacientes Hospitalizados En El Servicio De Medicina 1 . tenemos que de un total de 30 (100%) pacientes observados. el 40% de pacientes en donde la enfermera realizó dos punciones para la inserción del catéter presentaron inflamación de la vena.

GRAFICO N° 6 RELACIÓN ENTRE EL NÚMERO DE PUNCIONES CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN PACIENTES HOSPITALIZADOS EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 .I DEL HOSPITAL NACIONALARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% 1º Punción 2º Punción 43% 40% 10% 7% Presencia de Flebitis Ausencia de Flebitis .

lo cual nos llevaría a buscar otros factores relacionados que podrían haberla producido o ha pensar que la técnica utilizada en la asepsia de la zona no fue la adecuada. no presentaron flebitis y en mas del 50% de pacientes en los cuales no realizó el lavado de manos ni el • También nos muestra que si bien es cierto la enfermera realizó la asepsia del punto de inserción en el 97% de pacientes. el 47% de éstos desarrollaron flebitis. No podemos negar que existe una relación entre la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis ya que en el único .CAPITULO IV CONCLUSIONES RECOMENDACIONES Y LIMITACIONES Conclusiones: Como parte culminante del presente trabajo de investigación y basada en los objetivos planteados se han obtenido las siguientes conclusiones: • Existe relación entre el lavado de manos y el calzado de guantes con la presencia de flebitis debido a que en los pacientes en los cuales la enfermera realizó dichas técnicas de asepsia calzado de guantes estos desarrollaron flebitis.

el 47% de éstos desarrollaron flebitis. el 50% de pacientes presentó flebitis luego que la enfermera volviera a palpar el punto de inserción después de haber realizado la asepsia correspondiente. • Si bien es cierto que la enfermera seleccionó de manera adecuada el lugar de inserción del catéter en el 97% de pacientes. lo cual nos llevaría a buscar otros factores relacionados que podrían haberla producido. • El número de punciones realizadas repetidamente con el mismo catéter esta en relación directa con la presencia de flebitis ya que del 47%. Es importante resaltar que en el 77% de pacientes en donde la enfermera realizo la preparación del material y del equipo para la venopunción de manera adecuada.paciente en donde la enfermera no realizó la asepsia de la zona de inserción presentó signos de flebitis. • Existe una relación directa entre el mantenimiento de la asepsia del punto de inserción con la presencia de flebitis ya que del 63%. • Existe relación entre la preparación del material y del equipo necesario para la venopunción con la presencia de flebitis ya que del 23%. el 20% de pacientes en donde la enfermera no preparo adecuadamente el material y el equipo para la cateterización presentaron flebitis. No podemos negar que exista una relación entre la selección del lugar de inserción con la presencia de flebitis ya que en el único paciente en el cual la enfermera no seleccionó adecuadamente el punto de inserción presentó signos de flebitis. el 30% de estos presentaron flebitis. lo que nos llevaría a buscar otros factores que puedan haberla producido. el 40% .

de pacientes en donde la enfermera realizó dos punciones para la inserción del catéter presentaron inflamación de la vena. Recomendaciones: Así mismo en base a las conclusiones se ha creído conveniente señalar las siguientes recomendaciones: § Se debe difundir enfermería los resultados encontrados para que el personal de sea conciente en su quehacer diario de los factores de riesgo relacionados a la presencia de flebitis. § Considerar los resultados de la investigación para la elaboración de programas de capacitación sobre los factores que contribuyen a la presencia de flebitis venopunción. . § y los cuidados a tener durante la técnica de Considerar los resultados del presente estudio para el planteamiento de otras investigaciones que profundicen el tema.

Complicaciones de la terapia Intravenosa como causa de la Prolongación de la Estancia Hospitalaria. Rol de Enfermería 1997. Tesis para Optar el Titulo de Lic.. Cánulas Intravenosas: Complicaciones derivadas de su Utilización y Análisis de los Factores Predisponentes. (2) Maria Castro Miranda. G y Mateo Marín. Cienfuegos Cuba. S. Y Cols. 2000. y Col. Extrínsecos Asociados a Flebitis en Pacientes con Vía Intravenosa Periférica”. Tesis p ara Optar el Titulo de Lic. En Enfermería. Pág. Enfermería Científica 1992. “Flebitis en Terapia Intermedia en el Hospital Provincial Clínico Quirúrgico”. Rev. y Cols. Pág 89 – 93. (7) Varela Martínez I. 1994. 2003. “Factores de Riesgo. Pág 67 – 72. 1997. (5) Martínez. (4) Rodríguez. E. Cubana Med. 95-99. Maria del Rosario Chávez Alonso “La venopunción y las com0plicaciones locales en pacientes pediátricos en el Hospital Central Ignacio Morones Prieto”. En Enfermería. 2002. En Enfermería Universidad Peruana Cayetano Heredia. 20 – 21. “ Flebitis en Terapia Intermedia Hospital Clínico Quirúrgico” . Vol. Universidad de San Luis Potosí. Catéteres venosos de Acceso Periférico. Tesis para Optar el Titulo de Lic. . (3) Ismael Jesús Valera Martínez. (6) Marín Vivo.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS (1) Barrera Briceño Yolanda. 36 (2)Pág. Medicina Clínica. J. A.

Desarrollo Científico de Enfermería. Revista de Enfermería. Guía Rápida de la Enfermera 1ra. La Venopunción y sus Complicaciones en Pacientes Pediátricos. Luz. 1999. Proyecto de Investigación de Universidad Peruana Cayetano Heredia. 199 – 201. Julio 2002. • Esperanza Oca. • Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas.. Extrínsecos Asociados a Flebitis en Pacientes con Vía Intravenosa Periférica”. 2:247 • Buchda V. L. Revista Cubana de Enfermería. Manual de Enfermería Médico Quirúrgico. Albacete N° 15. Ed. En Enfermería Universidad Peruana Cayetano Heredia. 8va. . 3ra. Interamericana México D. Edit. • Brunner. 2003. Ed. Masson 1995. Interamericana. Sep – Dic. Natividad Sánchez. McGraw Hill: 1990.F. Abril 2002. Ed. Diagnóstico de Enfermería. Flebitis en Terapia Intermedia. • Ismael Jesús Valera Martínez. Procedimientos de Enfermería.S. 2001. N° 6. 1995. Vol. “Efectividad del Protocolo de Atención de Enfermería en la Prevención de Flebitis por Inserción de Catéteres Periféricos en Clientes de Cirugía de la Clínica Ricardo Palma”. Suddarth D. • Carpenito. 1998 México Vol. Edic. • Antonio Chumillas Fernández. 15. • Barrera Briceño Yolanda. Vol 10. “Factores de Riesgo. Tesis para Optar el Titulo de Lic. Plan de Cuidados para la Prevención de Flebitis.BIBLIOGRAFÍA • Alayza Sánchez. S. Madrid.

Washington. Consejos. Enfermería Intensivista. Erb. Ed. • Patogenia. S. 89 – 93. 1999. Enfermería Fundamental: Conceptos. • Terapia Intravenosa. 1994. Wald Wogel S. 1397 – 1443. Ed. Medicina Clínica. Volumen 8. A. E. 67 – 72. Rol de Enfermería 1997. • Martínez. Procesos y Práctica. Cánulas Intravenosas: Complicaciones derivadas de su Utilización y Análisis de los Factores Predisponentes.• Kozier.A. y Cols. N° 4. • Marín Vivo. Y Cols. • Prevención de las Infecciones Relacionadas con Catéteres Endovenosos en UCI. Edición 2003. – 21. G y Mateo Marín. Complicaciones de la terapia Intravenosa como causa de la Prolongación de la Estancia Hospitalaria. Marzo 1997: 40 – 41 20 . J. Enfermería Científica 1992. Prevención y Manejo de Infecciones debidas o dispositivas IV. Olivieri. usadas para terapias IV. • Rodríguez. Interamericana McGraw-Hill Madrid 1993. Revista Nursing. 4ta. Catéteres venosos de Acceso Periférico.

ANEXO A OPERACIONALIZACIÓN DE VARIABLES Definición Conceptual de la Variable Relación manejo entre de el Todas aquellas circunstancias Medidas los que van a contribuir a la Asepsia de • • • • Lavado de manos. . lesión por infusiones o microorganismos. Técnica venopunción de • • Mantenimiento de la limpieza estancia hospitalaria que producir y desinfección del punto de pueden inserción tumefacción trayecto Preparación del material Elección del N° de catéter. de en la el vena. eritema o enrojecimiento del canal de la zona. Calzado de Guantes Limpieza y desinfección del punto de inserción Definición Operacional de la Variable Todas aquellas técnicas y/o procedimientos a los que se somete el paciente durante su Variable Dimensiones Indicadores factores de riesgo inflamación de la vena en la con la presencia de que flebitis se irritan de las la células pared endoteliales venosa por inserción de un catéter periférico cuya causa primaria es trauma.

• • • • • • Lugar de inserción Cambio de catéter. Fijación del catéter Registro Retiro del catéter cordón fibroso a lo largo de la luz de la vena y síntomas como: calor . dolor y ardor. . Inserción del catéter. si existe o no relación entre el manejo de los factores de riesgo con la presencia de flebitis. La escala de medición a utilizar será la nominal de acuerdo indicadores a los se determinará. que serán medidos a través de dos listas de chequeo.

OBSERVACIONES: Explicará alguna anotación necesaria además de haber marcado las opciones anteriores si el caso así lo requiere. INSTRUCCIONES: La siguiente es una lista de chequeo en la cual existen opciones de SI. DATOS GENERALES: Lic. .ANEXO B LISTA DE CHEQUEO DE LA TÉCNICA DE VENOPUNCIÓN I. ____________________________________________ Sexo: F ( ) M( ) Paciente: ________________________________________ Edad:_______________ Diagnostico del Paciente: __________________________ II. Y OBSERVACIONES se marcará: SI: Cuando el profesional de enfermería cumpla con la actividad descrita en todos los casos que se presenten NO: cuando el profesional de enfermería no cumple con la actividad descrita en ningún caso que se presente. NO.

III. DURANTE EL PROCEDIMIENTO • • • • • • • • Selecciona adecuadamente el lugar de inserción Realiza la asepsia del punto de inserción Mantiene la asepsia del punto de inserción Realiza la inserción del catéter solo 1 vez Realiza la inserción del catéter 2 veces Realiza la inserción del catéter 3 o mas veces Realiza la fijación del catéter Registra la fecha de inserción del catéter DESPUÉS DEL PROCEDIMIENTO • Realiza el lavado de manos SI NO OBSERVACIONES . CONTENIDO ACTIVIDADES ANTES DEL PROCEDIMIENTO • • • Realiza el lavado de manos Utiliza la técnica del calzado de guantes Prepara el material necesario para el procedimiento .

. que cumplan con dos o mas signos y síntomas de flebitis. los cuales serán marcados con un X III.DATOS GENERALES: Paciente: _______________________________________ Observador: ____________________________________ II.CONTENIDO Signos y Síntomas de Flebitis Calor Ardor Dolor Tumefacción en el trayecto de la vena Eritema o enrojecimiento del canal de la zona Cordón fibroso a lo largo de la luz SI NO OBSERVACIONES ...ANEXO C LISTA DE CHEQUEO DE SIGNOS DE FLEBITIS I.INSTRUCCIONES Se realizara un seguimiento diario a todos los pacientes con via periférica.

de la vena Permanencia del catéter 24 horas 48 horas 72 horas Mayor de 72 horas Tiempo de aparición de la flebitis 24 horas 48 horas 72 horas Mayor de 72 horas Otros:____________________________________________________ _________________________________________________________ ________________________________________________________ .

.016 0.298/7 p = 0.05 el grado de concordancia es significativo de acuerdo a los resultados obtenidos por cada juez el resultado obtenido es menor de 0.05 por lo tanto el grado de concordancia es significativa.016 0.016 0.109 Se ha considerado : 0: si la respuesta es positiva 1: si la respuesta es negativa p = Ó p/ 7 p = 0.016 0.109 0.ANEXO D GRADO DE CONCORDANCIA ENTRE LOS JUECES SEGÚN PRUEBA BINOMIAL Preguntas 1 2 3 4 5 6 7 1 0 0 0 0 0 0 0 2 0 0 0 0 0 0 0 3 0 1 0 0 0 0 0 JUECES 4 5 6 0 1 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 1 0 0 Valor binomial 0.016 0.043 si p < 0.

5 x 0.96)² n= 47 x 0.1)² + p (1-p) (1.5 (1-0.5 3. .5) (46) (0.ANEXO E CALCULO DEL TAMAÑO DE LA MUESTRA n = N x P (1 .P) (N-1) (0.01)+ 0.382 n= 30 La muestra a considerar es de 30 pacientes hospitalizado sen el servicio de Medicina 1I del Hospital Nacional Arzobispo Loayza.75 0.8416 n= 11.

5 por tanto el instrumento es confiable .9 7.1.75] α = 0.09 [ 0.ANEXO F DETERMINACIÓN DE LA CONFIABILIDAD DEL INSTRUMENTO Para determinar la confiabilidad del instrumento se procedió a utilizar la formula α – Crombach α = K K-1 1 .55 α = 1.25] α = 1.81 Para que exista confiabilidad α > 0.09 [ 1 – 0.Si² St² K = N° de Ítem Si² = Suma de la Varianza de cada ítem St² = Varianza de la escala α = 12 11 1 .

ANEXO G RELACIÓN ENTRE EL LAVADO DE MANOS Y CALZADO DE GUANTES CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 Presencia de Flebitis Lavado de manos y Calzado de Guantes TOTAL N° SI NO 6 24 % 20 80 N° 0 15 SI % 0 50 N° 6 9 NO % 20 30 .

ANEXO H RELACIÓN ENTRE LA ASEPSIA DEL PUNTO DE INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 Asepsia del Punto de Inserción SI NO TOTAL N° 29 1 % 97 3 Presencia de Flebitis SI N° 14 1 % 47 3 N° 15 0 NO % 50 0 .

ANEXO I RELACIÓN ENTRE EL MANTENIMIENTO DE LA ASEPSIA DEL PUNTO DE INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 Presencia de Flebitis Mantenimiento de la Asepsia SI NO TOTAL N° 11 19 % 37 63 N° 0 15 SI % 0 50 N° 11 4 NO % 38 13 .

ANEXO J RELACIÓN ENTRE LA PREPARACIÓN DEL MATERIAL CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 Presencia de Flebitis Preparación del material TOTAL N° SI NO 23 7 % 77 23 N° 9 6 SI % 30 20 N° 14 1 NO % 47 3 .

ANEXO K RELACIÓN ENTRE LA SELECCIÓN ADECUADA DEL PUNTO DE INSERCIÓN CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPO LOAYZA DICIEMBRE 2004 Selección Adecuada del punto de inserción SI NO TOTAL N° 29 1 % 97 3 Presencia de Flebitis SI N° 14 1 % 47 3 N° 15 0 NO % 50 0 .

ANEXO L RELACIÓN ENTRE EL NUMERO DE PUNCIONES CON LA PRESENCIA DE FLEBITIS EN EL SERVICIO DE MEDICINA 1 I DEL HOSPITAL NACIONAL ARZOBISPOLOAYZA DICIEMBRE 2004 Número de punciones con el mismo catéter 1° Punción 2° Punción TOTAL N° 16 14 Presencia de Flebitis SI N° 3 12 % 10 40 N° 13 2 NO % 43 7 % 53 47 .