Er rnrÁxcuro DE ULLMANN (OGDEN Y RICHARDS

)
Realidad " Concepto - Palabra

l.
El

Presentación

del tr ingulo

triángulo de Urru¡¡¡N es, 1o repito, nuestro punto de partida:
significado concepto

nombre signilicante imagen acúslica

realidad

Este triángülo se basa en el triángulo de Ocn¡N y RICHARDS (véase anteriormente pág. 15, núm. 7) y en FERDINAND DE SAUSSURE a quien se refiere prácticamente toda la mod€¡na ciencia del lenguaje, tanto la lingüística tradicional como el estructuralismo', SAUSSURE contrapuso, en un celebre

t Claro está que muchas ideas de SAUssuRE se e[cuentran ya en épocas ante¡iores, véanse últimamente los artículos siguientes: K. H. RENscH, <<Ferdinand de Saussure und Georg von der Gabelentz, Übereinstimmungen und Gemeinsamkeiten dargestellt an der langue-parole Dichotomie sosie de¡ diachronischen und synchronischen SprachbetrachtuÍg>, eÍ Phonetica (BasellNelv York), nÍrm. 15, 1966, p6gs. 32'41; K. H RENSCH, <Organismus-system-St¡uktur in der SprachwisseDschaft>, eÍ Pllonetica, núm. 16, 1967, páginas 71-84; E, CoSERIU, L'arbitraire d.u signe (véase más adelante, pág.29, núm 2); E. CosERIIt, <<Franqois Thurot I1768-18321t, er ZFSL, rlJm.77, 1961, p6es.30-34 lel t¡iángulo de significante, significado y cosa sc encuent¡a ya en los estoicos y en Acüsrí¡{ (verbum, dicibíle, res), etc.l: JosÉ C. HERcuLANo DE CARVALHo, <<Segno e significazione in Io¿o de SAo Tomá$ [nacido en 1589 en Lisboa], eÍ PortüSiesische Forschun'

trSJrl
,-/

24

Teoría semántica

sistema de ejes, al campo dominante de la diacronía en el siglo xtx, la descripción lingüística de un determinado momento, es decir, la sincronía. El nuevo descub¡imiento de la sincronía iba unido al conocimiento de que la lengua €stá organizada estructuralmente. Cada uno de los elementos de la lengua no está uno junto al otro desprovisto cle mutua relación, sino quc forman una red de conexiones, rle rnane¡a que el cambio de un elemento puede llevar consigo el cambio de otro elemento, y precisamente, en cada uno de los planos del medio de expresión lingúístico, desde el sonido (el sistema de relaciones funcionales del sonido es objeto de la fonología) pasando por la morfología y la sintaxis hasta el léxico. Por 1o demás, en el dominio del léxico se había llegado independientemente de SAUSSURE al fundamento de la geografía lingüística (GILLIÉRoN)' y simultáneamente al conocimiento de las relaciones estructurales. En los últimos sesenta años, las relaciones esÍucturales han ido ocupando, cada vez más, el centro de la investigación; por tanto, ULLMANN tiene razón al decir que la lingüística del siglo xx se distingue de Ia del xrx, sobre todo por su orientación €structural.

También el triángulo que discutimos nos introduce en tales relaciones estructurales. Ya decía yo que. en último término, descansa en SAUssuRE. SAUSSURE distingue en Ia palabra dos partes: una expresión y un conte' tt\d,o, sígttificante y signifícado:

sjgnific¡nte

gen der GóúesgesellschaÍt, Ersle Relhet AuftAÉe aur portugiesischen Kulturgeschichle, 2. BaDd, Mü[ster, 1961, págs. 152-76 k<vox --] concepius -+ ¡es>, pá9. 165l; a propósito de la evolución general de la lingüística en el siglo xlx. véase SIEGFRIED HEINIIVfANN, <<Zu¡ Aulfassung des Geschichtlichen in der Hislorische[ Crammatik des 19 Jahrhunderts>, en Festgabe lHornenaje] Hatts vut Grelerz. ?um sechaiSsten Geburtstttg' Bern (Herbe¡t Lang), 196?, págs. 783-807. ' Véase SEVER Pop y RoD¡cA DoINA PoP, lules Gilliéron, tie, cnseignentent, éléves, <¿uvres, sóuvenirs (T¡avau,{ publ. par le Centre international de Dialectologie gónérale pr¿s l'Université catholique de Louvain, fasc. IV), Loüvain, 1959, VIII + 196 págs.

El triángulo de Ulbnann

(Ogden

y

Richards)

25

Sign¡licante es sinónimo de inugen acústica\, por ejemplo, la se¡ie de sonidos nr -l e + s + a. Sin embargo, esta serie de sonidos no llega a ser palabra hasta que no se le asocia una determinad¿ representación, precisamente un significado. Así, pues, palabra o signo lingüístico es imagen acústica + representación (signiticación) a. Mesa eyoca en español la represen. tación más o menos esquemática de un mueble, por consiguiente, una

imagen esqr.remática (hablaría hoy de un objeto nental). G¡acias a ella, meso, es para un español una palabra, para un alemán, no. Por tanto, una palabra tiene siempre dos partes: una forma: significante y un contenido (más tarde diremos: forma de Ia expresión * forma del contenido). Ve-

'}{EcEe (TruLiLi,Ill, 1965, pág. 1l) tiene razón al dislinguir de ma¡era más precisa: <(Tandis qre le sig ifi¿ devra étre compris comme unité cxclusivement psychique, le signifiant n'offre pas de possibilité dc décidcr s'il s'agit
d'une unité cxclusivcment physique (signifia¡t : source de stimulus), d'une uÍité psycho-physique (signifiant: lorme phoniquc) ou d'une ulrité exclusivement psychique (sjgnifiant : ifi dge acoustique),>

nas 149-5,j: A. RosErrr, (Autour du mol>, cll Mll¿/¡g¿r GLtrclelte, TruLiLi, \unl4', I966,41r-llir Josi C. HERCL,L^No DE C^r{vALIIoJ Liaaes ¿¿ linguísticu,3.,,ed., Coinrbra, l96l-196i. págs.434 y sgs. (distirlgue lrcs lipos dc lalabras: ca'alo, tttílalrnte: gutrtla-s,,lt: -{. \IARTI:'rEI. <Lc nloL>, err Dl,,\,¡/,., nirnt. 51. L')ó5, faC\..19-53; CITRIsTIAN i\fIr7. (ll.n]arquc srrr lc nrot ct rur lc chrtrr.. A pr\,no\ des r(rncclrions sém,olo: giqrr-ri dc LLr'. j. l'iieto>. en 1,o L¡nguisliqtlc (Plcr;scs Universitaircs), ¡í¡m.2. 1967, páginai 11-5{': (}jnrs|,\N RoHRLñ, ,i¿ lyotf ,.utunn(ttsctauttg ¡n nolctlteD Frana¿;-

'Aquí prescindo clel Llilieil problenra J( l.r rrni,l¡J Lle la palrbr¡ ¡¿es una palabra ponunc tlc ¡¿lr-¿l'./. Véase a cste respcclo K. TocLB' (QuesLce qu'r.lll nol>, en fC¿C número 5. 1949. págs. 97'1ll; F. HroR¡lI, <On dcfining "$ord">, en SL, núm. 12, 1968. p:rgs. l-16; CllARLts l\filLLLR, <Lc nl{rLr unité.de te\te et unité de ierriqLre cn slatislique le\ic08raphique>, en 7'ruLiLi, \\úñ. !, 1963, págs. 155-73 [(das dos cuesliones quc han ¡roti\ado cstc trabajo son: f iE\ta palrbrr r's un.r unidad, llra Iracciól de unid¿1d o dos unidadesl" y "i,Est¡s dos unidrrles son lr rnisrna palabra, o palabras distintasl" .{ su \ez, esL¿s dos cuestiones se englotan en una más general, como es ta del siglro lingiiistico, realidad psicLrlLiglca que cs dr rcrl i.Jc nredrr por procedimienios absolura¡nenre objeli\os)), píg. 173; <(Hay que adnlitir que no hay ¡ornra perfecta, porque e1 carácter conrplejo e illcstable de la lengua ja¡rás obedece perfectamente a la cuaniilic.rcion). pig. 1721 \'óasc tambión OTro DUcrlÁúE¡i. <(Le mot et le concepD, et ShorniL pntci lilosolické laLult)- br¡t¿ sk¿ ¡rl¡irrrril, X[, 1962, lada A 10, pági-

Ji¡cr.r,-lcsis

l

ub.ng:r. 1967, pirgs.4ysgs.

26

Teoría semóntíca

remos qué t¡ascendentales repercusiones tiene para la lengua y para la ciencia del lenguaje esta doble naturaleza del signo lingüístico, de la palabra. Esfa doble naturaleza es ineductible. La bipolaridad es un fenómeno fundamental del lenguaje-srn bipolaridad no hay lengua. Pero a estos dos elementos, la imagen acústica y la reptesentación esquemática evocada por ella se une aún en tercer lugar un fenóneno extralingüístico, la realidad misma. La imagen acústica mesa sólo evoca una representación esquemática de la cosa. Si digo: <mañana voy a compranne rna mesa>, todavía no sé qué mesa compraré, Mesa evoca la categoría. Y si digo: <<ayer me he comprado una mesa>, yo sé cómo es la mesa en realidad, pero no mi interlocutor, en quien sólo es evocada la categoría.

significado scntido

concepto (objeto nrenlal)

simboliza

se r€liere a

significante

rc¡lidarl,
(relación conl encional)
representit

imagen acústica
¡tombrc

Esto puede parecer muy primitivo y evidente, pero en cambio es de gran trascendencia para la lengua y para Ia ciencia del lenguaje. Ya Slussuns vio claramente este estado de cosas: <El signo lingüístico no une una cosa y un nombre, sino u¡ concepto lobjeto mental] y una imagen acústica), y ya

El triángulo de Ullmann

(Ogden

y

Richa¡ds)

27

en Ia Edad Media los escolásticos expresaron el mismo estado de cosas con la conocida tórmúa Vox signílicat mediqntibus conceptíbus u.

En su actual disposición triangular, estas relaciones fueron ptimeramente representadas por OcorN y fucHARDs, The Meoning oi Meanins, 1923 (4 1936) 3. Yo adopto la disposición algo simplificada de S. ULLMANN ?.

¡ Eltos problerdas futrdametrtales estári ¡esumidos muy claramente en S. Uu¡ N'N, Préek de sémontique fraltcaise, 11959, págs. 19 y sgs.; Tl¡e Pr¡nciples ol Semanticr, ¡1957, pá8s. 69 y sgs.; Serñdr,ics. An Introductíon to th¿ Science of Meaning, Oxfotd (Blactwell), 1962, nB Váes.

'

Véase anteriormEDte pág. 15, oota. 7.

Doodo Eejo¡ está explicado el triáDgulo de S. UuJ'r¡NN es e¡ su a¡ttculo sThe Concept of Me¿¡ing io Li¡guisticsr, er Archivuñ Língüístícuñ, Dúm, 8, fasc. I (sep.),
págiaas 12-20.

?

)