QUÍMICA DE LOS PROCESOS PEDOGENÉTICOS

POR

RAÚL D. ZAPATA HERNÁNDEZ
PROFESOR ESCUELA DE GEOCIENCIAS FACULTAD DE CIENCIAS UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA SEDE MEDELLÍN 2006

1

DEDICATORIA El autor dedica este libro a los Doctores Dimas Malagón Castro, Ildefonso Pla Sentis y Francisco Silva Mojica por sus aportes al desarrollo de la Ciencia del Suelo en Colombia y Venezuela países que tanto quiero y les debo.

2

PRESENTACIÓN. En este texto se ha tomado al pedón como el objeto de conocimiento de la Ciencia del suelo y en el primer capítulo se dan las distintas definiciones que se tienen de él; igualmente se presenta la visión que tuvo Jenny de su famosa ecuación donde relaciona el desarrollo del suelo con los Factores Formadores como variables de estado y la errónea interpretación que se ha hecho de presentarla como una relación de causa efecto. Además, en este capítulo se presentan en forma general cada uno de los Factores y la forma de caracterizarlos, igualmente se nombran los procesos pedogenéticos sin entrar en detalles, tema que se toma con mayor profundidad en el capítulo dos. En el capítulo dos se presenentan los aspectos químicos involucrados con la materia orgánica en cuanto a su acumulaciones y transformaciones, el desarrollo de la estructura del suelo, la acumulación y redistribución de sales y el tipo de afectación que ocurre en el suelo por estos hechos; el origen de horizontes ricos en carbonatos y las reacciones de carbonatación que explican su acumulación o disolución. Los fenómenos fisicoquímicos involucrado en la cumulación y redistribución de arcillas para explicar la formación del horizonte argílico. El proceso de podzolización se presenta como el resultado de la complejación y redistribución de Fe y Al. Los otros temas de este capítulo son la acidificación y pérdida de bases, la pérdida de silicio y acumulación de óxidos de Fe, Mn y Al, los efectos de la reducción en los suelos hidromórficos , como tema final de este capítulo se explica el proceso de Andolización de tanta importancia en en la región andina colombiana.

El capítulo tres se toma al suelo como un sistema abierto y se asocia a una estructura disipativa que se ordena por la entrada de materia y energía desde el entorno. En el inicio del capítulo se presentan algunos aspectos de las Leyes de la Termodinámica que ayudan a entender el uso de la entropía como herramienta de cálculo para evaluar cuantitativamente que tanto se ha ordenado el perfil del suelo por la acción de los procesos pedogenéticos.

3

PRÓLOGO. Pedología y Edafología son dos palabras para identificar la Ciencia del Suelo. Esta Ciencia convoca a la Química para que le ayude a entender al pedón, su objeto de conocimiento. En este libro se busca que la Química aporte las herramientas necesarias para comprender los procesos que se dan en la génesis del pedón. Cada uno de los aspectos de la Química ayuda a entender y a explicar los procesos que se dan en la génesis del suelo. Uno de tantos ejemplos presentados en este libro es el caso del proceso de podzolización, en el cual se toma el concepto químico de la teoría atómica para explicar los distintos tipos de enlaces que se dan entre los cationes metálicos y los quelatos , y la teoría de la acidez permite entender el tipo de complejo que se forma. El color de los distintos horizontes del suelo es expliado por la absorción de la radiación visible por los grupos cromóforos de los compuestos de hierro, de manganeso y de la sustancia húmica. La estequiometría, además de explicar el balance de masas y pesos moleculares en las reacciones que se dan en el suelo, permite el manejo adecuado de unidades de carga y de concentración. La meteorización es mejor entendida cuando se aborda desde el equilibrio químico, ya que permite identificar los productos y reactivos que intervienen en la reacción, y mediante el valor de la constante de equilibrio es posible evaluar que tanto los minerales primarios producen minerales secundarios, esto no solo en cuanto cantidad, sino que igualmente, que tipo de mineral se forma. La transferencia de electrones entre especies químicas en determinados ambientes del suelo son explicados a través de la electroquímica, y algo bien importante, esta rama de la Química permite entender porque no todos los suelos inundados tienen ambiente reductor. Se puede decir, sin exagerar, que ninguno de los cuatro procesos pedogenénticos que suceden se pueden entender sin la ayuda de la Química. El autor.

4

ÍNDICE DE CONTENIDO. PRESENTACIÓN. PRÓLOGO. INTRODUCCIÓN CAPITULO 1 EL SUELO, FACTORES Y PROCESOS 1.1. Qué se entiende por Suelo 1.2. Factores de formación de suelos. 1.3. Los Procesos Pedogenéticos. 1.4. El perfil del suelo y sus horizontes 1.5. Los procesos pedogenéticos y la clasificación de los suelos. Bibliografía. CAPÍTULO 2 PROCESOS QUÍMICOS EN LA PEDOGÉNESIS. 2.1. Materia Orgánica. Acumulaciones y transformaciones 2.2. Desarrollo de estructura ¡Error! Marcador no definido. 2.3. Acumulación y redistribución de sales 2.4. Origen de horizontes ricos en carbonatos. 2.5. Acumulación y redistribución de arcillas 2.6. Complejación y redistribución de Fe y Al. Podzolización 2.7. Acidificación y pérdida de bases. 2.8. Pérdida de silicio y acumulación de óxidos de Fe, Mn y Al. 2.9. Hidromorfismo (Gleyzación). Procesos de Reducción 2.10. Andolización Bibliografía. CAPITULO 3. EL SUELO COMO SISTEMA TERMODINÁMICO. 3.1. Aspectos termodinámicos del suelo. 3.2. Aspectos formales 3.3. Termodinámica de los procesos alejados del equilibrio. 3.4. Entropía y procesos pedogenéticos. 3.5. Evaluación cualitativa. 3.6. Evaluación cuantitativa. Bibliografía. 3 4 6 10 10 10 19 56 81 93 112 120 120 123

149 168 177 186 192 207 218 236 271 282 282 290 317 325 333 334 337 355

5

INTRODUCCIÓN La Pedología, conformada por la Génesis, la Taxonomía y la Cartografía de suelos, es una de las Ciencias de la Tierra que estudia los factores y procesos que actúan en la formación del suelo. Incluye la calidad, extensión (cartografía), distribución y variabilidad espacial de los suelos desde escala microscópica hasta una escala megascópica (Sposito y Reginato, 1992). La variabilidad espacial de los suelos en la superficie de la tierra está gobernada por procesos de formación, los cuales a su vez, están interactivamente condicionados por la litología, el clima, la biología y el relieve a través de un tiempo pedológico (Jenny, 1941). Los distintos tipos de suelos están unidos o encadenados como eslabones, representados estos por el pedón, en un continuo (polipedones) que cubren la superficie de la tierra, llegándolos a considerar como su epidermis. Ibáñez y otros (2000) definen al suelo como un recurso natural más o menos renovable en función de la escala temporal considerada. El reconocimiento de suelos (soil survey) es la disciplina pedológica que aborda el inventario, incluida la cartografía, de los recursos edáficos. Consideran que la Pedología está relacionada con aquellas materias o subdisciplinas de la Ciencia del Suelo que versan sobre su morfología, génesis y clasificación, así como aquellas que lo abordan desde la explotación y aplicación de sus resultados (p. ej. evaluación y rehabilitación de tierras). Conservan el término de "Ciencias del Suelo" en su sentido más amplio. Son conscientes que estos nombres son usados para designar cosas diferentes en distintos países. En Europa el término Pedología es sinónimo de Ciencia del Suelo. Buol y otros (1989) define a la Pedología como aquella disciplina de la Ciencia del Suelo que se relaciona con los factores y procesos formadores, incluyendo la descripción e interpretación del perfil del suelo. Así, por ejemplo, en España no se suele discernir entre Pedología y Ciencias del Suelo, usándose indistintamente. Esta analogía se mantiene en este texto, Pedología es sinónimo de Ciencia del Suelo. Los procesos de la Pedogénesis se rigen por una transferencia y flujo de masa y energía que ocurren a escala tridimensional y que llegan a formar un cuerpo representativo llamado Pedón. De esta forma el suelo puede ser un sistema abierto o cerrado a los intercambios de materia y energía. Se tendrán diferentes tipos de suelo si una de estos sistemas predomina. En ambientes donde no se permita el drenaje, cerrados al flujo de agua, se formarán suelos diferentes a aquellos donde el drenaje permita la salida de los productos de los procesos. Igualmente, los suelos serán diferentes en un

6

sistema abierto al flujo de energía. Esto ocurre cuando los suelos están expuestos a la energía radiante que ocasione una alta evapotranspiración que exceda a la precipitación. Los cinco factores formadores del suelo reúnen la acción del intercambio de materia y energía en un sistema que se forma por acción de ellos, éstos dejan una huella en los diferentes procesos que se desarrollan. El suelo es el objeto de conocimiento de la Pedología; y es igualmente, el campo de intervención de otras ciencias que, desde diferentes perspectivas, interaccionan con él, para explicar sus fenómenos, para predecirlos, o para transformarlos en función de las necesidades sociales o naturales demandadas por el contexto donde se desempeñan. A partir del suelo como objeto de conocimiento, se desarrolla el campo conceptual y teórico de la Pedología y, desde él como campo de intervención, se demandan prácticas sociales fundamentadas en el desarrollo científico, que se expresan en las profesiones que tienen el suelo como eje articulador, pero que lo intervienen desde perspectivas diferentes. Fundamentados en la Ciencia del Suelo, se forman profesionales para intervenirlo, como es el caso de los geólogos, geógrafos, agrónomos, forestales, zootecnistas, etc. La Pedología define al suelo como su objeto de estudio, pero esto no implica que otras ciencias que, convocadas por ella, lo delimitan para su estudio. Cuando la Química estudia el suelo lo define, pero esta definición no debe entrar en contradicción con lo que la Pedología entiende como suelo. El reconocimiento del suelo, como objeto de conocimiento, se le atribuye a Dokuchaiev (Jenny, 1941). Este científico ruso tuvo el honor de fundar una nueva escuela de investigación que observó al suelo como "un cuerpo natural que tiene una génesis definida y una naturaleza distinta que le pertenece y ocupa un lugar independiente en la serie de formaciones de la corteza terrestre. En la formación de suelo se consideran tanto los aspectos biológicos, como los geológicos. Si no está la vida en su formación, éste será considerado roca y no suelo". Posteriormente amplió esta definición de la forma siguiente: "Está completamente demostrado que los suelos normales son el resultado de la interacción muy compleja de los siguientes factores formadores del suelo: saprolito, clima, vegetación y organismos de animales, la edad del territorio y del contorno de la localidad. En el lugar donde estas variables sean las mismas, los suelos serán idénticos; donde sean diferentes, los resultados de su actividad no pueden ser los mismos". Por lo anterior se considera que “el suelo es un cuerpo natural, con leyes fundamentales, de auto-organización, que será legitimado como ciencia mediante la construcción de un cuerpo doctrinal basado en una teoría y

7

formular conceptos. da origen a una comunidad científica. y una fase gaseosa producto del desarrollo estructural. Así mismo. ver figura 1. Evaluación de la Fertilidad Química del Suelo. Además. 8 . básico en la definición de suelo. El capítulo tercero analiza el suelo como un sistema termodinámico abierto en el cual ocurren flujos de materia y energía. Un sistema es abierto cuando intercambia materia y energía con el entorno (atmósfera. (Sposito 1989). la Química de suelos se interesa en temas específicos del mismo tales como: Exceso y déficit de protones (Ácido – Alcalino). como objeto de conocimiento. Efecto de las sales sobre el suelo. alrededor de la cual se puede teorizar. Se conserva el concepto de estructura. La Química tiene metodologías que le permiten caracterizar cada una de las fases del suelo. Este libro tiene el propósito de ayudar al entendimiento de los procesos que ocurren en el suelo desde los conceptos de la Química. comprometida con su permanente desarrollo. sin ser sometidos a un proceso de reducción epistemológica. geológicos e hidrológicos producidos por una continua influencia de organismos vivos y por la precipitación y lixiviación de productos de las diferentes reacciones que ocurren.leyes estrictamente Pedológicas. biosfera. 1998). en la literatura de suelos se vinculan con los procesos del suelo. En un primer capítulo se establece el concepto de suelo y se comentan los procesos que le dan origen. Como consecuencia se genera un orden medido a través de la entropía. Una definición del suelo desde la Química podría ser: El suelo es un sistema abierto. que den cuenta de su naturaleza. El reconocimiento del suelo como un cuerpo natural. hidrosfera). la definición no entra en contradicción con la definición que hace la Pedología de suelo. dinámica y evolución. estudia las interacciones que se dan entre ellas. con sus propias leyes de organización. entre otros aspectos. De esta forma. Estabilidad de los minerales en el ambiente del suelo (meteorización). y hacer leyes” (Ibáñez. una fase líquida. polifásico porque está formado por una fase sólida. Policomponente porque está formado por diferentes sustancias orgánicas e inorgánicas y. aspectos que nunca podrán ser explicados por los conceptos teórico-metodológicos de otras disciplinas.1. En el capítulo segundo se presenta los procesos pedogenéticos desde la aproximación de las reacciones que ocurren en el suelo y reúne los conceptos que se presentan en las distintas denominaciones que. Exceso y déficit de electrones (Oxidado – Reducido). El suelo. La Pedología convoca a la Química para que lo estudie. es lo que hace que se tenga una Ciencia del Suelo. estructura. policomponente y polifásico derivado de fenómenos biológicos.

Opportunities in Basic Soil Science Research. R. NY. Buenos Aires. Boletín de la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo. G. y Reginato. New York. 109 pp. (Montpellier. 1998. Madison. 111-124 pp. Oxford University Press. Wisconsin. Génesis y clasificación de suelos. Ed. 1989. Capítulo 6: Procesos edafológicos. Sposito. J. H. 20-26 August 1998). Soil Sci. J. 9 . G.W. Trillas. (1941). “Carta a Mosca”. New York. S.J McCracken.Bibliografía.D. The chemistry of soils. 281 p. Am. 1989. Soc. Sposito. Reflexiones sobre las actividades institucionales desarrolladas en el 16th World Congress of Soil Science.. Ibáñez. Soil Forming Factors. 1992. 76: (pp. F. Buol. Hole y R. A system of quantitative pedology. México. McGraw-Hill.14-21). Jenny. J.

El suelo como cuerpo natural. sf). 6) componente del ecosistema. En cierta medida. permaneciendo siempre en un plano subordinado la investigación básica en Pedología (Ibáñez y Alba. estos deberían corresponder a distintas concepciones de la estructura y dinámica de los suelos. 5) manto transmisor de agua. preferentemente. Ibáñez y otros.1. 4) material estructural. 2000). En la antigüedad. entre ellas que es un medio para el crecimiento de las plantas. Jenny. no son muy útiles para otros propósitos.1. 1968. Qué se entiende por Suelo A través de su historia al suelo se le ha orientado. se pensaba que las cosas estaban constituidas por tierra.1. cuando se tuvo conciencia de su objeto de conocimiento. 1. 1955. La Pedología nace como ciencia sólo cuando se pudo saber qué era un suelo. 2) substrato para el desarrollo vegetal. Resulta inquietante que desde que Dokuchaev dijera en 1883 que el suelo es un cuerpo natural. Para Ibañez y otros (sf) básicamente estos modelos de definición de suelo son: 1) cuerpo natural. se puede acudir al auxilio de varios modelos conceptuales del sistema suelo. apenas se haya enriquecido el contenido de la definición. 8) componente auto-organizado de los sistemas superficiales terrestres. 1. 10 . En otras palabras. Ibáñez y otros. aire y fuego. sf). se ha comportado como una disciplina cuasi-aplicada. porque no siempre el suelo fue el objeto de este saber (Gibbs. frecuentemente.CAPITULO 1 EL SUELO. FACTORES Y PROCESOS El principal objetivo de una ciencia natural consiste en el estudio de un determinado objeto. hacia la resolución de problemas específicos. como su relación con las principales preocupaciones ambientales y socioeconómicas de cada época. A la hora de analizar este proceso evolutivo. Actualmente coexisten diferentes ideas sobre el suelo. 1941. De este modo. tan solo en sus formas (Simonson. que es un cuerpo natural organizado. que es la parte superficial de la roca meteorizada. Sin embargo. Con esta última definición de suelo. cada tipo de conocimiento refleja tanto el estado del conocimiento de las Ciencias del Suelo. 7) modelo holístico de la geoderma. o aspecto de la naturaleza desde un determinado punto de vista.. agua. esta idea persistió por muchos siglos. se obtuvo conciencia del objeto de conocimiento de la Pedología y es precisamente esta definición la que le da el carácter de ciencia. 3) entidad geológica. cada aplicación o problema a resolver demanda una perspectiva y unos datos concretos que.

ver figura 1. La unidad básica para su análisis es el pedón. El levantamiento de suelos en Colombia va más allá.El suelo es un cuerpo natural que varía de modo continuo en el espacio y en el tiempo. de lo aquí expresado. conceptualmente. 1981. físicas. D. El suelo como cuerpo natural que hace parte de un continuo en el paisaje (Buol y otros. Convencionalmente. etc. 1997). A su vez. Malagón. relieve. litología. Es el suelo en su contesto ecológico. Esta variabilidad está condicionada por la de otros recursos naturales (clima. 1998). para el estudio de los suelos.). Cada una de ellas se caracteriza por uno o varios individuos-suelo (edafotaxa) con propiedades morfológicas. las unidades de mapeo o coropetas son separadas mediante fronteras abruptas. En Colombia lo que en realidad se delimita es una unidad cartográfica tipificada por su símbolo. Figura 1. el continuum edáfico se ha venido dividiendo arbitrariamente en individuos-suelos1. los polipedones son agrupados en unidades de mapeo con la finalidad de elaborar representaciones cartográficas (Malagón.1. Comunicación personal Dr. químicas y mineralógicas concretas. IGAC. Sin embargo. La suma de pedones se denomina Polipedón. 1 11 . organismos. No obstante el reconocedor o levantador de suelo reconoce que son continuas separadas según valores taxonómicos.1.

en cuanto afecta a la disponibilidad de nutrientes. conductividad del calor. bosques). conceptuando sobre la aptitud y manejo de los suelos frente a diversos usos (dosis de fertilizantes. También se presta cierta atención tanto a la actividad biológica. posibilidad de expansión del sistema radicular etc. La escala temporal de los principales procesos considerados en este modelo oscila entre cientos y miles de años.). ensayos en parcelas experimentales. Considera que el suelo es. nutrientes asimilables. La escala temporal relevante para el estudio de los procesos considerados oscila entre unas semanas y varios miles de años. pastos. de tal modo que su conjunto adquiere propiedades emergentes que no pueden ser llevadas a un análisis reduccionista de sus elementos componentes. mejorar. Por estas 12 . es muy personal para Ibáñez y otros (sf). La perspectiva del suelo como una colección de cuerpos naturales es básica para la comprensión de los restantes modelos.1. organizar y predecir el desarrollo vegetal (cultivos.1. Pretende analizar. son esenciales para el modelo. Esto es fundamental en la cartografía ya que define la tendencia la tendencia central del suelo (pedón modal de suelo) y la variabilidad permitida (polipedón). 1. etc. por cuanto la teoría de sistemas y más aun las teorías de los sistemas complejos son posteriores a las propuestas de Dokuchaev. De hecho precede al nacimiento de la propia Pedología. Los estudios de fertilidad de suelos. Lo que tácitamente se expresa en la idea de cuerpo natural es que el suelo es un recurso natural que se organiza espontáneamente.2. naturales o producidos por las intervenciones humanas. Las propiedades de suelos más relevantes para este modelo (medidas directamente o inferidas mediante funciones de edafotransferencia. Sin embargo esta visión.. originada por la alteración de los materiales litológicos de la superficie terrestre como consecuencia de la acción del clima y los organismos actuando en el tiempo. 1968. etc. Tradicionalmente se ha utilizado como la principal herramienta para la interpretación de los levantamientos de suelos en el campo agronómico.) son: agua útil. esencialmente. El suelo como entidad geológica En la antigüedad. irrigación. Los nuevos desarrollos tecnológicos están mejorando los enfoques tradicionales hacia aquellos de mayor precisión y sofisticación.3.Los edafotaxa son identificados y definidos de acuerdo a ciertos sistemas de clasificación. una entidad geológica. 1. 1991). El suelo como substrato del desarrollo vegetal Este modelo es el de mayor antigüedad (Simonson 1985). esta representación del sistema suelo tan sólo ha sido precedida por el modelo anterior (Simonson. etc. como a los problemas de toxicidad.

ha ido evolucionando dentro del ámbito de la Geología. la infiltración. los suelos fueron clasificados atendiendo principalmente a la naturaleza de las rocas subyacentes y/o por las propiedades físicoquímicas del regolito. relacionada con la tecnología de suelos. localización de vertederos. asociándose a disciplinas tales como la Geomorfología y la geoquímica del paisaje. Este modelo utiliza como propiedades edáficas relevantes: la resistencia. El suelo como manto estructural Se trata de un modelo de gran importancia en lo que concierne a la interpretación de los datos de los levantamientos de suelos. también de naturaleza utilitarista o aplicada considera al suelo como un elemento del ciclo hidrológico (absorción. deterministas y/o estocásticos y fractales. 1. La escala temporal adecuada para el estudio de los procesos implicados cubre uno o más millones de años. colmatación de presas y lagunas. la plasticidad. durante el periodo de mayor apogeo de esta tesis (siglo XIX e inicios del XX). los cartógrafos de suelos y otros pedólogos han realizado contribuciones relevantes a través del análisis de las relaciones Suelo-Geomorfología y del estudio de las propiedades mecánicas de los suelos. la porosidad de los suelos. es decir la alteración del material litológico y la constitución de regolitos y perfiles de meteorización. Actualmente. muy utilitarista. etc. A pesar de ello. Un ejemplo sería. La perspectiva estructural. la consistencia. Las herramientas básicas para interpretar los datos se sustentan en la aplicación de modelos matemáticos: empíricos. La escala temporal para el estudio de los procesos implicados oscila entre varias semanas y cientos de años. esta representación del suelo. gestión de cuencas.razones. desde la perspectiva de los sistemas dinámicos no lineales. transporte. la compactación. Sin embargo. como se ha 13 . permaneciendo los factores climáticos y biológicos en un segundo plano. La aplicación de este tipo de representación ha sido llevada a cabo esencialmente por ingenieros y especialistas en geotecnia. estabilidad de laderas. clima y vegetación son sus principales objetivos. Con el transcurso del tiempo.5. 1. tiene importantes aplicaciones en los estudios de desarrollo urbano.1. su uso es relativamente reciente. etc. El suelo como manto transmisor de agua Esta representación.1. el suelo puede ser considerado como un medio poroso heterogéneo con sus propias leyes de auto-organización. almacenamiento y transmisión de agua en el paisaje).4. Las propiedades físicas del suelo y sus relaciones con el sustrato.

Sin embargo. de un día a millones de años. riesgos naturales. posee actualmente ciertas dificultades para su aplicación en los levantamientos de suelos. estabilidad de laderas. estando adicionalmente condicionadas por su ciclo anual. Aborda el estudio del suelo y sus interacciones con los restantes elementos de los ecosistemas. etc. Se trata de un modelo relativamente reciente y multidisciplinar.. los problemas ambientales de alcance planetario reclaman el interés de redefinirlo con mayor rigor (Ibáñez y García Álvarez 1991). sus principales campos de aplicación. planificaciones agrícolas.visto en el modelo anterior.7. 1. es hoy más urgente que nunca. forestales y urbanas. se diferencia de los modelos anteriores por su énfasis sobre los aspectos biológicos y bioquímicos de los suelos. Por tanto. Así. en si mismo. 1. respuesta hidrológica de cuencas y parcelas experimentales. el suelo. frecuentemente. es decir cambian rápidamente en el espacio y sobre todo en el tiempo. Sin embargo. 2000) se ha venido utilizando más o menos regularmente en ciertos contextos.6.1. etc. incorporando adicionalmente diversos conceptos originados en el ámbito de la Ecología. 14 . La necesidad de clarificar un patrón global de los paisajes de suelos del mundo. pueden abordarse ciertos estudios de calidad ambiental. Las funciones de pedotransferencia de propiedades físicas son usadas. Así mismo una buena parte de sus propiedades son transitorias. pues. el suelo. también puede ser considerado como un ecosistema. mediante ella. es uno de los subsistemas de los ecosistemas terrestres cuya estructura y funcionalidad son menos conocidas.1. los flujos de energía y materia y las redes tróficas. Modelo holístico de la pedósfera El concepto de pedosfera (edafosfera para Ibañez y Alba. La escala temporal adecuada para el estudio de los procesos implicados es muy amplia. aunque de indudable interés científico. Esta representación se ha centrado preferentemente sobre los ciclos de nutrientes. Esta representación tiene en los estudios de erosión. Esta perspectiva. desde una perspectiva holística. La escala temporal adecuada para el análisis de los procesos considerados oscila desde unas pocas semanas a cientos de años. la utilización de modelos de flujo en medios porosos heterogéneos que hacen uso de los recientes progresos en física y matemáticas del caos. para estimar algunos de los parámetros de los modelos. El suelo como componente del ecosistema El objetivo de la perspectiva eco-pedológica es la comprensión del suelo como un subsistema de los ecosistemas terrestres. las biocenosis edáficas. Debe tenerse en cuenta que.

del resto de los organismos vivos. así como de ciertos factores de menor relevancia. Sin embargo. t) (1. La edafosfera sería como una geoderma o geomembrana del modelado terrestre con ciertas analogías a las biomembranas de los seres vivos. litosfera. etc. estructurales. Debe tenerse en cuenta que existen ciertas estimaciones que señalan que. hidrosfera. el estado de desarrollo de un suelo es función del clima.1) Si a continuación se sustituye al clima por atmósfera e hidrosfera (incluyendo también en esta última a la criosfera). Adicionalmente. por sus peculiaridades. actualmente. 1994.El modelo fue propuesto por Ibáñez y García Álvarez (1991) e Ibáñez y otros (1995) y contempla una visión lo más globalizadora (holística) posible del sistema suelo. los organismos. Una de las conceptualizaciones del sistema suelo de más amplia aceptación se remonta a la ecuación de los factores de estado de Jenny (1941). La edafosfera es un sistema auto-organizativo con las suficientes peculiaridades genéticas. li. No obstante posee rasgos organizativos propios. 1991). hi. Adicionalmente. Por último. abordan el análisis simultáneo de la pedosfera (edafosfera) y el modelado terrestre (Geomorfología). Dentro de esta expresión podría incluirse también la acción humana o tecnosfera.) que como una de estas últimas. por considerarlos elementos integrantes de una misma entidad básica: la geoderma. el suelo y el modelado terrestre son una misma esfera de frontera con propiedades auto-organizativas propias que proceden de la acción conjugada en el tiempo de las mencionadas esferas primarias (Ibáñez y otros. dinámicas y evolutivas para ser considerada como un subsistema susceptible de ser individualizado en el contexto del sistema biogeosférico (Ibáñez y García Álvarez. t) (1. segregándose pues. biosfera. litología por litosfera y se desplaza el relieve al primer término de la ecuación se obtiene la siguiente expresión: Geoderma ≈f (sol. por supuesto) que todos los restantes agentes morfogenéticos simultáneamente. el hombre moviliza anualmente más sedimentos superficiales (incluidos los suelos. Según este autor. bio. li. re. re) = f (at. el relieve y el tiempo.. Expresado axiomáticamente: S =f (cl. también es cierto que se comporta más como una "esfera" de frontera o interacción entre diversas esferas primarias (atmósfera.2) Es decir. considerando igualmente al regolito. la litología. organismos por biosfera. también cabe 15 . intentan reconocer la naturaleza del continuum edáfico y plantean el uso de nuevas metodologías para su estudio. bio.

recubre las rocas inalteradas subyacentes. todo aquel material subsuperficial que. Se refiere más concretamente a los mantos o perfiles de alteración con sus correspondientes procesos de auto-organización. Se han elaborado diversas propuestas para la conceptualización de los geosistemas. amplía la visión tradicional de la teoría ecológica al contemplar. su formulación se ha generalizado a escala 16 . los geosistemas pueden ser entendidos como entidades dinámicas que responden tanto a sus propios cambios internos como del medio (externos). Este nexo de unión entre edafosfera y modelado terrestre. hidrosfera. partiendo de la teoría de los sistemas jerárquicos. porosa. Básicamente. Como geomembrana epi-litosférica. complejo. las estructuras bióticas y abióticas del paisaje. sino como una propuesta reiterada en la bibliografía. El suelo como componente de los sistemas superficiales terrestres El concepto de geosistema o geoecosistema como sinónimo de sistema superficial terrestre pretende abarcar a todas aquellas estructuras naturales que componen. el concepto de geoderma debería incluir también. como se especificó con anterioridad.8.señalar que se trata de un sistema abierto. Dicho de otro modo. e interactúan. la cartografía de suelos suele hacer uso de las estrechas interconexiones existentes entre los paisajes de suelos (de difícil análisis desde la superficie terrestre) y los paisajes geomorfológicos (fácilmente diferenciables en el campo y mediante teledetección). sin considerarse suelo. etc. Geomorfología y Geoquímica de los procesos de alteración no debe contemplarse como un artilugio conceptual elaborado por los autores. así como por constituir la habitación de las biocenosis terrestres e incluso acuáticas (la microflora y los taxones de menores dimensiones de la microfauna son organismos acuáticos). gran parte de los modelos que se utilizan en los reconocimientos de suelos para la delimitación de las unidades de mapeo se basan en las mencionadas relaciones. De hecho. permeable a los gases atmosféricos y al agua. con el mismo rigor y peso específico. biosfera. o lo que es lo mismo entre las matrices disciplinarias de la Edafología. 1. a partir de la ya descrita ecuación de los factores de estado de Jenny (1941). De hecho. polifásico y polifuncional.1. en la superficie terrestre. Es decir afecta y es afectada por la litosfera. Ya se ha comentado como. y cuyos componentes se encuentran estrechamente interrelacionados. Para ser más rigurosos. a través de la edafosfera se producen y regulan los flujos de energía y materia con aquellas esferas del sistema planetario con las que interactúa. organizándose jerárquicamente en el espacio y el tiempo. Estas propiedades de la edafosfera provienen de su estructura: ligera.

a = f (cl. producción primaria). or. el sistema edáfico también puede conceptualizarse como un modelo de caja blanca. Más concretamente: ec. los cambios que sufre un suelo durante su evolución son 17 .1) con objeto de formalizar el concepto de ecosistema. v. 1995) también intentaron unificar bajo una doctrina común dos concepciones del suelo tan distintas como las de Jenny (1941) y Simonson (1959). Ibáñez y otros. 1995). (1994. s sería una propiedad del suelo. t. para referirse a la globalidad de los recursos naturales.. 1991) o la sinergética (Haken 1983). Para estos autores no existe impedimento lógico y científico alguno para sustituir clima por atmósfera e hidrosfera (incluyendo también en esta última a la criosfera). transfiriendo. (1994. explícitamente. organismos por biosfera. No obstante.. or.. aunque de hecho..1) a la (1. ej. Nótese que esta alternativa sustituye la concepción atomista implícita en la versión tradicional a otra que. Huggett (1975) y posteriormente Phillips (1989). son susceptibles de estudio mediante disciplinas tales como la termodinámica del no equilibrio (Prigogine y Stengers 1983 y 1990..) (1. Ibáñez y otros.. litología por litosfera y relieve por toposfera. el propio Jenny (1961 y 1980) modificó la ecuación (1. Recientemente se tiende a generalizar el uso del concepto de esferas. Como se ha visto Ibáñez y otros. se trata más bien del geoecosistema. s. pero también con algunas modificaciones.. Cabe recordar que con posterioridad a su proposición inicial...3) en donde ec puede ser cualquier propiedad del geoecosistema (p. p. dando paso así de la ecuación (1. De este modo. En consecuencia.planetaria por introducir el concepto de esferas planetarias (Ibáñez y otros. v de la vegetación y a de los animales. la toposfera al primer término de la ecuación (y considerando o no la tecnósfera). además. para Simonson (1959). simultáneamente. Por su parte cl.) son equivalentes a las de la ecuación (1). reconoce la naturaleza del continuum de los factores formadores. con el fin de tratar el continuum suelo-regolito-modelado como una entidad única e indivisible. Huggett 1988. p.2). realizan esta operación. t y (. 1994. r. La ecuación de los factores de estado de Jenny considera al suelo como una caja negra susceptible de formalizarse mediante el análisis de sus factores formadores. r. introduciendo. su dimensión espacial (Ibáñez y García Álvarez 1991). 1995). Estos autores consideran que los suelos (e implícitamente los geoecosistemas) son estructuras disipativas al borde del caos.

desde el microscopio electrónico hasta a simple vista. Las Cubiertas Pedológicas. Ambas influyeron en los sistemas de clasificación que se propusieron tras su publicación.Los horizontes: ellos resultan de la subdivisión de una cubierta pedológica en volúmenes considerados como homogéneos. Los autores distinguen varios niveles de organización en una cubierta pedológica. Lo que en Pedología se llama suelo. relegando los factores formadores a un segundo plano.función de las adiciones.. su estudio debe asentarse sobre tres series de datos: 1) datos de constitución. 50 e inicios de los 60. pero las variaciones que se observan de un lugar a otro no son aleatorias porque ellas mismas están estructuradas. son frecuentemente modificadas por las actividades humanas. transferencias y transformaciones de materiales en el sistema: Expresado axiomáticamente: S = f (adiciones. Así. Estos constituyentes se organizan entre ellos. en la práctica. exportaciones. 2) datos estructurales (organizaciones) y 3) datos relativos a las dinámicas (funcionamiento. Las Cubiertas Pedológicas están formadas por constituyentes minerales y orgánicas. De este modo. lo que les confiere una dimensión suplementaria: el tiempo. Son directamente perceptibles a simple vista en el terreno por su dimensión 18 . transfor. exportac. Las Cubiertas Pedológicas están en perpetua evolución. En los niveles más elevados se distinguen: . Son continuos heterogéneos.1. formando "estructuras" específicas del medio pedológico. Por el contrario.9. Los niveles más finos ("organizaciones elementales". un cuerpo natural continuo y tridimensional.. transfer. líquido o gaseoso. "ensamblaje") se captan con ayuda de diversas herramientas. es llamado por Baize y otros (1995) Cubierta Pedológica. 1. evolución) Las Cubiertas Pedológicas son continuas en la mayoría de los casos pero a veces son muy reducidas. el cartógrafo de suelos sigue haciendo uso de estos últimos por razones que serían difíciles de rebatir. las clasificaciones de suelos desarrolladas durante las décadas de los años 40. los sistemas taxonómicos modernos profundizan las marcas dejadas por los procesos de organización de las estructuras edáficas. Sin embargo.) (1. o están ausentes.4) Se trata pues de dos concepciones complementarias del sistema edáfico. presentes en estado sólido. resaltan la importancia de los factores formadores. Además.

etc. La dimensión usual de esta organización es hectométrica o kilométrica.2. pedogenéticas u otras. un conjunto de propiedades y un modo de evolución con la finalidad de definir categorías: categorías morfológicas. Si es posible. Esta conceptualización. hablaría del estado de adelanto de las ciencias y de la experiencia de cada uno asocia una cierta morfología. un cierto funcionamiento. Estos puntos de observación y de muestreo deben ser localizados con criterio en función de un análisis previo del paisaje (geomorfología. han sufrido en el curso del tiempo transformaciones seudo-cíclicas. además. y se puede hacer a mano. Las diferentes organizaciones y ciertos caracteres evolucionan con duración y según periodicidades diversas: diarias. excavar calicatas y pozos. estacionales. No son perceptibles sobre el terreno. Otros conceptos usados para observar y describir la Cubierta Pedológica son el Solum y el Perfil.Los sistemas pedológicos: en estos sistemas varios horizontes están asociados y ordenados en el espacio. Compara estos factores con las variables de estado de la Termodinámica e indicando 19 . . material parental y tiempo. o más grande. hidrografía. se integra en el solum un espesor suficiente de la roca subyacente para permitir su caracterización. Las fechas de observación y de muestreo constituyen informaciones necesarias. Jenny (1941) postula que el suelo está definido por los factores formadores del suelo: clima. Factores de formación de suelos. Las dimensiones horizontales de un solum son decímetros de ancho y algunos centímetros de espesor suficientes para la exploración y la descripción de sus caracteres. en un solo sitio. relieve.vertical de centimétrica a métrica. Los "solum-conceptos" son abstracciones que se constituyen en el consciente colectivo de un grupo de pedólogos por generalización de las observaciones repetidas. vegetación. De ahí el interés de las prospecciones itinerantes. Para estudiar las Cubiertas Pedológicas es indispensable efectuar sondeos. reversibles o irreversibles. El muestreo es posible. y muestrearlos para análisis y exámenes complementarios. Las Cubiertas Pedológicas. La dimensión vertical del solum varía de algunos centímetros a varios metros. describirlos. El Solum es un corte vertical de una cubierta pedológica o polipedón observable en una calicata abarca los horizontes A y B. 1. de las fotografías aéreas y de las imágenes por satélite. organismos.) pero también teniendo en cuenta las informaciones adquiridas progresivamente. anuales.

y dado que la característica común entre ellos es que modifican y/o aportan materia y/o energía en el sistema suelo. Buol y otros (1981) consideran como factores de formación de suelos. El en el primer capítulo del libro de Jenny (1941) “Factors of Soil Formation” se presenta la hipótesis que resume las ideas que se tenían de la formación del suelo desde la escuela rusa y formuladas por DoKuchaiev. pero riñe con la propuesta de Jenny (1941). ¿Qué relación existirá entre ellas?. han influido o pueden influir sobre el material parental. La definición expuesta se refiere a ciertos agentes que influyen sobre el material parental. parecería referirse más a procesos de formación de suelos que a factores. con la potencialidad de determinar su cambio. ¿Cuál es el número mínimo de variables imprescindibles para la descripción unívoca del sistema en un instante determinado? Esta colección mínima de variables constituye lo que en Termodinámica se denomina estado del sistema. En los capítulos siguientes de este libro se presentan evidencias empíricas de los factores formadores como variables que caracterizan el sistema suelo. Si se cambia en la definición.de esta forma que los factores caracterizan los estados del sistema suelo. organismos. material parental. tiempo.) En la Termodinámica al intentar especificar un sistema que se desea estudiar se plantean diversas preguntas: ¿En qué variables se debe fijar la atención?. pero éste a su vez es un factor. el 20 . 1991). La consideración que los factores de formación son la causa y los procesos son los efectos es una posición que se tiene en la Ciencia del Suelo. 1984. Katyal y Sharma. Autores de diferentes épocas han estudiado factores particulares.. el término "material parental" por "suelo". condiciones o combinaciones de éstos que influyen. fuerzas.. 1989. Rondón y Elizalde (1992) proponen la siguiente definición de factor de formación de suelo: todo agente que proporciona o modifica la cantidad de materia y/o energía necesaria para que ocurran los procesos pedogenéticos en el sistema suelo. a los agentes. relieve. La hipótesis de la ecuación fundamental de Jenny (1941) en su libro es presentada como una función termodinámica de estado entre el sistema suelo o alguna de sus propiedades y los factores formadores del suelo como el número mínimo de variables independientes que describen el estado del sistema en la forma siguiente: S = f(clima. En otras palabras. Admundson y otros. 1973. . en perfiles aislados de suelos o en secuencias de suelos (Wang y Arnold. Volobuyev. Como los investigadores coinciden en la identificación de los factores.

los tipos de suelo son infinitos.Un sistema asume diferentes estados cuando una o más de sus propiedades sufre un cambio. el más pequeño cambio en cualquiera de las propiedades. puede haber sido lento o brusco y el estado final siempre será el mismo. este cambio. s3. en particular. cuando sus propiedades cambian en tal grado. por ejemplo. la ecuación (1) indica que el número de estados de suelo.” Desde el punto de vista teórico. y existe consenso que el nitrógeno. que las diferencias pueden ser reconocidas fácilmente en observaciones de campo. representan propiedades del suelo. Pero la ecuación de estado de la formación del suelo ha sido mal entendida en la literatura de la Ciencia del Suelo. un número de propiedades del sistema suelo que no son 21 . V). contenido de nitrógeno (s1) produce diferentes estados. son reconocidos. s2. Propiedades del suelo especialmente importantes: previamente se dijo que s1. La experiencia muestra que todas las propiedades de un sistema formado por un fluido son funciones del volumen V y de la temperatura T. color. si la temperatura es la variable que cambia de un valor inicial de 20°C (Ti) a un valor final de 100°C (Tf). dado que se sigue utilizando una relación causa efecto. independientemente de la forma como se ha calentado el fluido. . produce un nuevo suelo. solamente.. La anterior consideración termodinámica fue la que tuvo Jenny en su libro “Factors of Soil Foration” para definir a los Factores Formadores del Suelo. s2. parte del primer capítulo de este libro. diferentes suelos. como lo expresa la ecuación (1) (la numeración de ecuaciones es igual que el texto de Jenny) F(s1. Dada la importancia que tiene el libro de Jenny se traduce.. ∆T.estado de un sistema queda descrito por el valor de ciertas variables mensurables. s3. Hablando teóricamente.) = 0 (1) Un incremento en. la presión (fuerza que el fluido ejerce por unidad de área sobre la superficie del recipiente que lo contiene) es una función igual a p = p(T. s4. diferentes estados. o un suelo diferente. son características típicas del suelo. expresado como el diferencial ds.. consecuentemente. acidez. En el American Soil Survey las diferentes estados del sistema suelo son conocidos como “tipos de suelos. Así. “Estados del sistema suelo. Por ejemplo. sin embargo. Si una o las dos variables cambian se tendrá otro estado del fluido. lo más textualmente posible.. Existe. Con fines prácticos. El estado final es independiente de la forma como cambiaron de magnitud las variables. etc. es decir. situación que rechaza Jenny (1941) expresamente.

en la superficie de la tierra está en un nuevo entorno y el sistema roca está en un estado altamente inestable. excepto en que algunas propiedades del suelo han sido agrupadas y dado símbolos especiales. ha sido completado. La razón de hacer esto será vista mas adelante. el suelo es tratado como un sistema estático..). Sus propiedades cambiarán hacia una dirección definida. s4. de formación del suelo. Estas propiedades serán reconocidas por símbolos especiales (cl’ = clima. Los científicos de suelo prefieren usar la expresión “material parental” o material del “suelo” en vez de roca. Supóngase que se trae un pedazo de granito que se trae a la superficie de la tierra. el granito puede haber estado en equilibrio con su entorno inmediato. o’ = organismos. Formación del suelo. Adicionalmente.. no son estables. o’. r’ = topografía o relieve) los cuales serán incluidos en la ecuación (1): F(cl’. es decir. pero ahora. La roca podría ser gneis. etc. En el interior de la tierra. o la forma de la superficie del sistema suelo. y topografía. shale. Es común. estados inestables. arena. Los estados del sistema suelo varían con el tiempo. s3. Se pueden definir las fases de formación del suelo como sigue: Material parental Suelo Estados intermedios Estado inicial del sistema Estado final del sistema Suelo 22 . llegando a un nuevo estado de equilibrio. Se debe hacer énfasis en el hecho que en la ecuación (2) el sistema suelo es definido o descrito con base en sus propias propiedades y ninguna otras. No se hace referencia en que las propiedades pueden cambiar con el tiempo. Ellas son las siguientes: clima del suelo (humedad del suelo.universalmente reconocidas como propiedades del suelo. s1. el proceso de transformación.. clase y número de organismos del suelo. como suelos inmaduros. La relación entre material parental y formación del suelo puede expresarse convenientemente en la forma siguiente: Material parental Formación del suelo La siguiente formulación introduce un nuevo factor o variable en la discusión.) = 0 (2) No existe una diferencia esencial entre las ecuaciones (1) y (2). caliza. llamada tiempo. etc. r’. s2. designar los estados intermedios. temperatura del suelo. Cuando se halla alcanzado ese estado de equilibrio. y la roca ha allegado a ser un suelo maduro. turba.La transformación de roca en suelo se designa como formación del suelo. . loes.

clima y organismos son designados. otros serán solamente del suelo (protozoarios). surge la siguiente pregunta: qué son precisamente los factores formadores de suelo? Son propiedades del suelo o factores ambientales o algo completamente diferente? El clima del aire es. igualmente es tratada como factor formador del suelo. en forma independiente. una propiedad del ambiente. comúnmente. la cual modifica la relación de agua en los suelos y tiene una gran influencia en la erosión. hicieron el importante descubrimiento que un material parental dado podría formar diferentes tipos de suelo dependiendo de las condiciones ambientales. La topografía. Factores formadores de suelo. A este punto de la presentación del suelo como un sistema y su relación con el ambiente. Expresiones como suelos calcáreos. Sin embargo. En cuanto a los organismos. suelos graníticos son encontrados en textos viejos de suelo sobre temas agrícolas. Joffe identificó dos tipos de factores formadores de suelo. Dado que el suelo cambia con el tiempo y sufre procesos de evolución. particularmente clima y vegetación. En el presente tratado se adopta el punto de vista más conservativo y se considera la meteorización como uno de los muchos procesos de formación del suelo. Se enfatiza que los cambios de las propiedades del suelo están en función del tiempo. Para ciertos grupos de científicos existen diferencias entre los conceptos meteorización y formación del suelo. Ellas comprenden al material parental. activos y pasivos y dijo: los factores formadores de suelo activos están representados por los constituyentes que sirven como fuente de masa solamente y por las condiciones la que la afectan. el suelo es tratado como un sistema dinámico.En esta configuración.-Muchos agricultores han reconocido por mucho tiempo que las propiedades importantes del suelo son heredadas del el material parental. Material parental. tiempo a ninguno de ellos. unos serán del ambiente (los árboles). el factor tiempo también frecuentemente se le da el estatus de factor formador de suelo. Topografía pertenece al ambiente y al suelo. Ellos están claramente convencidos de la importancia del material parental en la formación del suelo. Los factores formadores activos son los 23 . mientras que el segundo es pedológico y creativo. la topografía y la edad de la tierra. indudablemente. como factores formadores del suelo. Hilgard en América y Dokuchaev. Se dice que el primero es geológico y destructivo.

Otros. las demás igualmente lo estarán.. Por ejemplo. se tiene un mol de oxígeno gaseoso y se conoce la 24 . Si. dado que el tiempo no es ni causa ni efecto. las bacterias puede cambia la acidez del suelo. si un número suficiente de ellas están fijas. De acuerdo a la ecuación (2) las propiedades del suelo están funcionalmente relacionadas. Un nuevo concepto de factores formadores de suelo. porque las propiedades del suelo podrían ser consideradas como causas más que como efectos. acidez del suelo influye en las bacterias y así. Los elementos de la biosfera. aplican la palabra “fuerzas” en un sentido místico más que físico. Investigando sistemas más simples que el suelo. por lo tanto. Sin embargo. pero el papel atribuido al tiempo y a la topografía conduce a confusión. se sabe que un limitado número de variables se pueden fijar para determinar el estado de un sistema. por ejemplo. Estos científicos operan con el principio de causalidad de los filósofos del siglo 19. Marbut también habla de factores ambientales.El suelo es un sistema muy complejo que posee un gran número de propiedades. la palabra “ambiente” debería ser entendida más allá de su significado común. Estas fuerzas no son susceptibles de ser elucidadas cuantitativamente.agentes que aportan la energía que actúa sobre la masa facilitando los reactivos en los proceso de formación del suelo. Joffe utiliza el contrate entre material y energía apelando al material parental y el clima. la atmósfera. Afortunadamente no es necesario acometer tan hercúlea tarea. La introducción de aspectos de causalidad no es fructífera. actúa como causa. Es complicar las cosas. Se podría decir que el suelo es completamente definido cuando todas sus propiedades son explícitamente determinadas. y parece que para él. si se fueran a considerar los microorganismos que viven dentro del suelo como parte del ambiente. se llega a la conclusión que no es satisfactoria ni consistente la definición existente de factor formador del suelo. como Glinka. Vilensky y la Escuela Rusa en general identifican los factores formadores de suelo con factores externos. y parcialmente la hidrosfera son representativos de esta clase de factores formadores. el factor tiempo no se ajusta al esquema de causalidad. En resumen. Otro grupo de pedólogos llama a los factores formadores de suelo las causas y a las propiedades del suelo sus efectos. uso de factores formadores de suelo y ambiente son sinónimos. Otra vez. las cuales asumen el status de efecto. Por otro lado.

y las variable condicionantes. Ellas son variables independientes. Una de ellas puede cambiar sin afectar a la otra. organismos. o’ y r’. capacidad calórica. Similarmente. físicos y bioquímicos. De la misma manera. En vista de su gran número y variedad. s2. pertenecen a esta misma clase. es evidente que las concentraciones de hidrogeniones (acidez) y de hidroxilos (basicidad) no pueden ser seleccionadas como par de variables independientes. etc.presión y temperatura. como densidad. Estas propiedades del suelo. y topografía están listadas en la ecuación (2) como cl’. Existe una diferencia en el caso de temperatura y humedad de suelo. Una aproximación adicional tiene que ser tratada. velocidad promedio de las moléculas. el suelo se tiene que considerar un sistema dinámico. Desafortunadamente. la estructura del suelo. no se espera que ellas sean variables condicionadas solamente por las tres variables cl’. la forma de la superficie del suelo. Los suelos pueden tener alta temperatura y al mismo tiempo pueden tener baja humedad y viceversa. porque un cambio en una de ellas. como ciertos aspectos de los organismos. El estado inicial del sistema se ha designado como el material parental. necesariamente hace cambiar las otras. el tiempo de reacción. Ellas representan en la ecuación (2) un gran número de valores de S. es necesario hacer dos preguntas: ¿cuáles son los factores condicionantes y cúal es el número mínimo necesario para definir completamente el sistema suelo? A priori no se sabe. s4. las demás propiedades del gas. o grupo de propiedades. se puede pensar de nuevo en la analogía con los sistemas simples. Estas dos propiedades son variables independientes. el contenido de materia orgánica o el color del suelo y contenido de óxidos de hierro son propiedades que a menudo cambian simultáneamente.” Su naturaleza es tal que una variable puede variar independientemente una de otra. En relación al suelo. La experiencia muestra. s1. Dado que el tiempo de reacción y el tiempo de formación del suelo son análogos. o’. La dinámica de las reacciones químicas se puede describir precisamente indicando el estado inicial del sistema. es decir la topografía. se pueden incluir las dos variables 25 . Las propiedades capaces de determinar el sistema se conocen como “factores condicionantes. s3. y r’. mientras otras no. clima del suelo. que algunas propiedades del suelo satisfacen el requerimiento de una variable independiente. Se ha admitido que la formación del suelo consiste de una serie de procesos químicos.. en presente estado de la Ciencia del Suelo qué grupo de variables s pueden ser tratadas como variable independientes. están invariablemente fijas. Con relación a esto último. Estas consideraciones se pueden aplicar directamente al suelo. sin embargo.

Ellos no son fuerzas. la notación de “formando” o “actuando” que tiene una connotación de relación de causalidad ha sido reemplazado por otro concepto menos ambiguo de “definiendo” o “describiendo. t) (3) Esta ecuación define que la magnitud de cualquiera de las propiedades de tipo s como pH. p y t. causas. carbonatos. el punto de vista de causalidad conduce a confusiones de tipo lógico. o’. o’. En esta nueva interpretación de los factores formadores del suelo. está determinada por los factores formadores del suelo listados dentro del paréntesis. material parental y tiempo con los parámetros condicionantes y postular que los siguientes factores describen completamente al sistema suelo: Clima (cl’) Organismos (o’) Variables independientes Factores formadores del suelo Topografía (r’) Material parental (p) Tiempo (t) Estos términos son idénticos a los factores formadores del suelo ya mencionados previamente. solamente un solo tipo de suelo existe bajo estas condiciones (el subrayado no está en el texto. r’. o’. etc. de tal manera que parece preferible eliminarlos y adoptar una aptitud descriptiva. una dependencia que puede ser expresada como: S = f(cl’. p.” La ecuación fundamental de los Factores Formadores del Suelo. Esto es que para una combinación dada de cl’. o energías. Relación entre las propiedades del suelo y los factores formadores.” Sin embargo.. Ellos solo tiene una cosa en común: son variable independientes que definen al sistema suelo. ni son necesariamente ambientales. p y t el estado de un sistema suelo es fijo. 26 . pero su significado es diferente. La letra f indica que es “función de” o “depende de. cuando se analizan los factores más críticamente.” Se debe entender que para el uso diario sería conveniente pensar que los factores formadores del suelo como “creadores. r’.Toda la discusión precedente se restringió a las características del per se.independientes.. contenido de arcilla.Una vez que los factores formadores del sistema suelo están completamente definidos.. todos los valores s tienen que depender de cl’. densidad. se hace para hacer énfasis). porosidad. r’.

están referidas al suelo.. Es bien sabido que varios materiales parentales y topografías ocurren en varios tipos de climas y que a una dada cantidad de precipitación se han encontrado en asociación con altas y bajas temperaturas anuales. o’ y r’ de la ecuación (3) por su contraparte ambiental y así obtener una fórmula ambiental de los factores formadores del suelo: S = f(cl. Ni los contenidos de nitrógeno. o. Solo se ha puesto énfasis en el hecho que los factores formadores pueden variar independientemente y podrían ser obtenidas de una variedad de combinaciones. y en la práctica son tratadas como propiedades del suelo. Algunas veces.Particularmente las propiedades cl’. las raíces emergen del tranco del árbol. muchas de las propiedades que corresponden a los dos sistemas pasan continuamente de uno a otro sistema.. por ejemplo. . t.Se está ahora en condición de proponer una diferenciación –arbitraria. y r’ cruzan la frontera del sistema suelo y se extienden a dentro del ambiente. Los factores correspondientes cl’ y cl. que las propiedades del suelo cl’. Definición de suelo en términos de la Ecuación Fundamental. y r’. Temperatura.) (4) La ecuación (4) se denominará como la ecuación fundamental de los factores formadores de suelo. son comunes al suelo y al ambiente. es decir. o. El concepto de sistema apareado sugiere que es posible reemplazar las propiedades del suelo cl’. la forma la parte superior del frontera del sistema suelo.. tanto en la naturaleza como bajo condiciones experimentales. se pueden incluir otras variables. y viceversa. no implique que no estén funcionalmente relacionadas entre ellas. por lo cual estas son consideradas como parte del ambiente. o’ y o. Vale decir. de oxígeno. Suelo y ambiente forman un sistema emparejado. especialmente vegetación. ni de dióxido de carbono. r. En cuanto a la discusión de la relación entre suelo y ambiente se sugiere una formulación adicional de la ecuación de los factores de formadores. Se nota por lo tanto. Los puntos en la ecuación (4) indican que. además de las variables listadas. p. p y t como variables independientes del sistema suelo. o y r están referidos al ambiente. no cambia abruptamente cuando pasa del suelo al ambiente. o’. r’ y r se consideran que están relacionados. o’. Muchos organismos. La selección de cl. r. Ellas pasan a través de los límites del sistema. Es idéntica a la ecuación (3) excepto en los símbolos cl. Es bien sabio que las raíces de un árbol están en íntimo contacto con los minerales del suelo. Topografía. naturalmente es una propiedad del ambiente y del suelo. para estar 27 .

Estas ideas expresadas por Dokuchaev son proféticas en el sentido que el problema fundamental de la teoría de la Ciencia del Suelo es la solución cuantitativa de la ecuación fundamental de los factores formadores del suelo. en particular varia con la humedad y la temperatura. Los pedólogos rusos y la ciencia del suelo internacional se han desarrollado en una dirección completamente diferente y han puesto todo su interés en la clasificación de los suelos. Hilgard reconoció la existencia de los factores formadores del suelo y los ha discutió extensamente en su libro clásico de suelo.” (Hasta acá se presenta la traducción del capítulo del texto de Jenny). y por lo tanto. 28 . finalmente.entre suelo y material geológico. A pesar de esto. como los formula la ecuación (4).Hace medio siglo. La ecuación fundamental de los factores formadores del suelo. El propósito del libro “Factors of Soil Formation” es resaltar las correlaciones conocidas entre propiedades del suelo y los factores formadores del suelo y. La función f de indeterminación tiene que ser reemplazada por algunas relaciones específicas cuantitativas. en segundo lugar estas condiciones no tienen valores absolutos. ecuación (4). organismos. El pedólogo solo se interesa en aquella parte del estrato de la porción sólida de la superficie de la tierra cuyas propiedades están influidas por el clima. Esta definición implica que la profundidad del perfil del suelo es una función de los factores formadores del suelo. etc. Suelo son aquellas porciones del sólido de la corteza de la tierra en que sus propiedades varían con los factores formadores. El dio un paso más adelante que Hilgard al formular una expresión algo similar a la ecuación (4). es muy difícil expresarlas por medio de figuras. poseemos muy pocos datos con respecto a algunos factores. Sin embargo no la resolvió. es de poco valor a menos que sea resuelta. en lo que sea posible. Dokuchaev escribió: En primer lugar nosotros estamos enfrentados a una gran complejidad de las condiciones que afectan al suelo. Es suficientemente curioso que los discípulos de Dokuchaev le hayan puesto poco interés a las demandas de su maestro para resolver funcionalmente la ecuación fundamental de los factores formadores.seguro. y prácticamente ninguno con respecto a otros. Dokuchaev igualmente ha resaltado la existencia de los factores formadores. y en el futuro la Ciencia del Suelo será una verdadera ciencia pura. guardamos la esperanza que estas dificultades serán superadas con el tiempo. Solución a la ecuación fundamental de los factores formadores del suelo. expresarlas mediante una relación cuantitativo o funcional.

Estas relaciones se han llamado climosecuencias. que incluyen propiedades del ecosistema. de la vegetación y de los animales. y el tiempo mide el transcurrir de las reacciones evidenciadas en los procesos. La otra asume que los factores son variables de estado del sistema suelo. Figura 1. En forma práctica se ha tomado para el estudio de la formación del suelo la variación de uno solo de los factores y se han mantenido constantes a los demás factores.2. aunque plantea una relación de causalidad a través de los procesos formadores del suelo.La ecuación fundamental de los Factores Formadores del Suelo ha tenido dos interpretaciones. mientras que el clima y los organismos determinan la tasa en la cual ocurren las reacciones químicas y biológicas en el suelo definiendo los procesos pedogenéticos. situación que se aparta de lo planteado por Jenny.2. una de ellas es que existe una relación causal entre propiedades del suelo y los factores formadores. biosecuencias. Lo anterior lleva a las ideas siguientes: ambiente (factores formadores) → procesos → propiedades del suelo como se presenta en la figura 1. Con este tipo de aproximación a la génesis de los suelos se busca más relacionar las propiedades de los suelos con cada uno de los factores que tratar de resolver la función propuesta por Jenny (1941. El término toposecuencia se conoce igualmente como catena. Esta considera que el estado inicial del sistema suelo está definido por el material parental y el relieve. 29 . 1980). Esta aproximación está más cerca a la propuesta de Jenny. toposecuencias. litosecuencias y cronoecuencias. igualmente propiedades del suelo. Relación causa efecto entre las propiedades del suelo y los factores formadores del suelo mediadas por los procesos.

el relieve. la tasa de evapotranspiración. entre otras. La precipitación es medida en estaciones climatológicas. El método para medir el régimen de humedad del suelo se basa en un balance de humedad que tiene en cuenta la precipitación. Penman y Monteith (Maidment.2. La humedad del suelo depende de varios factores. o configuración del terreno. la estacionalidad. Las principales características topográficas que influyen en la humedad del suelos son la pendiente y el aspecto.1. El factor clima incluye el clima local (microclima) y el clima global (macroclima). La infiltración y la escorrentía superficial se calculan con ecuaciones empíricas entre las cuales están las presentadas por el Soil Conservation Service (1985). Smith (1992).1 Factor Clima. la evapotranspiración. La evapotranspiración es medida en tinas de evaporación o calculada con ecuaciones como las de Thornthwaite. formulada inicialmente por Beven y otros. entre ellos están: la forma e intensidad de la precipitación. 1993). b: ángulo de la pendiente en el punto de captación del agua. infiltración y la escorrentía superficial presentada como ecuación de balance de humedad en el suelo: Entrada = Salida ± Almacenamiento en el suelo. I: Infiltración A: Agua almacenada en el suelo (humedad del suelo). la profundidad del perfil del suelo. las características más importantes que son tomadas de este son la humedad y la temperatura. 30 . (1984) como un índice de humedad (IH) relacionado con los componentes topográficos (pendiente y aspecto) del área local de acumulación de agua: IH = ln(A/tanb) Donde: A: área específica de captación. la textura del suelo y la permeabilidad del material parental. P = ET + ES + I ± A Donde: P: Precipitación EV: Evapotranspiración ES: Escorrentía superficial.

2 µm). Régimen arídico y tórrico. A. los cuales tienen un alto contenido de humedad. Bevel y otros (1984) desarrollaron el modelo de simulación TOMODEL para estimar zonas de intercepción.El área. hidrológicamente es una medida de superficie en un punto dado del paisaje e integra los efectos de captación de agua pendiente arriba en diferentes direcciones. 1999) se refiere al agua retenida a una energía menor de 1500 kPa en el suelo o un horizonte en un periodo del año y al nivel de la mesa de agua. como una medida del potencial hidráulico. lo suelos arenosos tienen tendencia a tener menor contenido de humedad que los suelos limosos y estos menos que los suelos arcilloso. Régimen údico. lo cual conlleva un mayor lavado de materiales solubles y la translocación de partículas desde un sitio a otro dentro del perfil del suelo. El término humedad del suelo para la Soil Taxonomy (SSS. En climas áridos la tendencia es contraria y se produce un ascenso de sales solubles debido a la alta evapotranspiración. La profundidad del perfil del suelo influye en el contenido de humedad del suelo. Barling y otros (1984) desarrollaron un índice dinámico de humedad al considerar el cambio de la humedad del suelo en el tiempo. infiltración y saturación de agua en el suelo. La textura del suelo influye en el contenido de humedad. El índice de humedad refleja la tendencia de acumularse el agua en cualquier punto del área de captación. mientras que perfiles profundos almacenan una mayor cantidad y son propensos a tener altos contenidos de ella.2 µm) y en los suelos arcillosos hay un mayor número de microporos (menor de 0. Los límites pueden variar. Esta Taxonomia clasifica la humedad del suelo en la forma siguiente: Régimen ácuico. Los suelos arenosos tienen mayor cantidad de macroporos (diámetro mayor de 30 ó 60 µm). La radiación solar (difusa y directa) se 31 . Cuando la humedad del suelo es alta existe una mayor tendencia de movimiento descendente de agua. Esto debido al la diferente distribución de tamaño de los poros de los suelos. en los suelos limosos predominan los mesoporos (entre 15 y 0. Asumiendo las mismas condiciones climáticas. dado que perfiles delgados almacenan poca cantidad de agua. en términos de A y la tendencia de moverse el agua gravitacionalmente pendiente abajo. La temperatura varía con la altitud y la latitud y el grado de absorción y reflexión de la radiación solar. Régimen ústico y Régimen xérico. expresada en términos de la tangente de b. Es posible utilizar un sistema de información geográfico para calcular el índice de humedad basado en un modelo de elevación digital. igual que su denominación.

Igualmente. en cada zona de vida se producen asociaciones vegetales con características fisonómicas muy particulares que obedecen al control que ejercen los factores climáticos sobre ellas. etc. El color del suelo. y por una alta precipitación. 1999) define los siguientes régimen de temperatura del suelo: pergélico. se encuentra entre 0 y 30 ºC) promedia anual. La unidad natural climática básica de su sistema de clasificación la denomina Zona de Vida y es un área que tiene iguales condiciones de biotemperatura (rango de temperatura en el cual hay crecimiento vegetal. con el aumento de la temperatura se incrementan los procesos biológicos. En general.1. es decir. en los suelos secos la absorción de radiación causa un mayor incremento de temperatura que en los suelos húmedos debido a la mayor capacidad calórica del agua. El nombre de la zona de vida está conformado por la condición de humedad (letras minúsculas en el símbolo). frígido. Las tasas de descomposición se doblan con aumentos de 10 °C hasta cierto valor de temperatura donde se inhibe la actividad enzimática. uno de los componentes de la zona de vida es la biotemperatura. así. precipitación promedia anual y condición de humedad. La humedad tiene gran influencia en el calor del suelo. Cuando la radiación solar es reflejada. la cual está controlada por la altura sobre el nivel del mar. por los pisos altitudinales. La relación entre estos dos parámetros se presenta el cuadro 1. seguido por el piso altitudinal (letras mayúsculas en el símbolo). es por esto. La temperatura afecta la tasa de meteorización química y los proceso biológicos de crecimiento de poblaciones de organismos y la descomposición de la materia orgánica. La Soil Taxonomy (SSS. que en los trópicos los perfiles de meteorización son más profundos. queda menos radiación neta para ser absorbida por el suelo y el suelo se calienta menos.). 1979). dada por la ETP. altura y color de la vegetación.incrementa con la elevación. es diferente según la época del año y está influenciada por la cantidad de nubes u otros fenómenos atmosféricos (polución. los suelos oscuros absorben mayor cantidad de radiación por tener un menor albedo. la absorción es diferente de áreas de bosque de zonas de cultivo. La meteorización se incrementa con el aumento de la temperatura. críico. Si la temperatura varía menos de 6 °C se antepone al régimen de temperatura la silaba iso. térmico e hipertérmico. Según Jaramillo (2000) en Colombia ha tenido gran difusión y uso el sistema de clasificación del clima mediante las Zonas de Vida propuesto por Holdridge (Holdridge. el grado de cobertura vegetal y el aspecto del relieve influyen en la absorción de radiación por el suelo. Como se mencionó. El efecto de la cobertura vegetal en la absorción de la radicación varía con la densidad. 32 . mésico.

18 6 .5 Los primeros pedólogos tomaron al factor clima como el factor dominante en la formación de los suelos y acuñaron el concepto de suelos zonales. de esta forma se logró comprender que en la formación del suelo actúan otros factores. 33 .3 < 1.1000 1000 .4000 4000 . Piso Altitudinal Tropical Premontano Montano bajo Montano Subalpino Alpino Nival Altidud (msnm) 0 .12 3-6 1.2 con su respectivo rango de precipitación. 1991). (Tomados de Espinal.Espinal (1991) describe para Colombia 23 zonas de vida. Hilgard citado por Boul y otros (1981) enfatizó la relación entre clima y suelos y Coffey (1912) produjo el primer sistema de clasificación basado en el concepto de los factores formadores desarrollado por Dokuchaev. las cuales se resumen en el cuadro 1.5 . Pisos altitudinales climáticos y su temperatura característica en el sistema de clasificación de zonas de vida de Holdridge. del material parental o la vegetación son lo suficientemente fuertes para modificar la acción del clima.4800 > 4800 Biotemperatura (oC) > 24 18 . El concepto de suelos zonales fue inicialmente usado en la primera clasificación de suelos de los Estados Unidos (Baldwin y otros.3000 3000 . En los Estado Unidos.1. Los suelos zonales son formados por la acción del factor clima durante un gran periodo de tiempo en tal grado que no permite la expresión de los demás factores. evitando darle todo el peso en la formación del suelo a uno solo de ellos. Suelos azonales o inmaduros tienen poco diferenciado el perfil por el poco tiempo de pedogénesis o por el tipo de material parental o por alguna condición ambiental que retraza el desarrollo del suelo. Los suelos intrazonales son aquellos en los cuales condiciones especiales del relieve.24 12 .2000 2000 .4500 4500 . Cuadro 1. 1938). y a la acción de los demás factores formadores. el clima. Este concepto de suelos no fue muy útil para clasificar los suelos tropicales donde las superficies de la tierra son muy viejas o han tenido ciclos de erosión y depositación asociados a cambios climáticos.

A N Precipitación Media Anual (mm) 125 . La vegetación está muy ligada al clima y en cierto sentido.1000 1000 . El suelo y los organismos vivos forman en si mismo un ecosistema y sus componentes son la vegetación.PM bs .500 500 . Zona de Vida Nombre Matorral desértico tropical Monte espinoso tropical Bosque muy seco tropical Bosque seco tropical Bosque húmedo tropical Bosque muy húmedo tropical Bosque pluvial tropical Monte espinoso premontano Bosque seco premontano Bosque húmedo premontano Bosque muy húmedo premontano Bosque pluvial premontano Bosque seco montano bajo Bosque húmedo montano bajo Bosque muy húmedo montano bajo Bosque pluvial montano bajo Bosque húmedo montano Bosque muy húmedo montano Bosque pluvial montano Páramo subalpino Páramo pluvial subalpino Tundra pluvial alpina Nival 1.MB bmh . La vegetación está conformada por los organismos que mayor influencia tienen sobre el desarrollo del suelo.2000 2000 .1000 1000 .250 250 .PM bh .2 Factor Organismos. la vegetación de coníferas desarrolla suelos mas rápidos que las gramíneas. en especial Símbolo md . tomadas de Espinal (1991).2000 2000 .M p .2000 > 2000 > 500 > 500 > 500 - 34 .MB bh .PM bp .T bs . según Holdridge.M bmh .2 Zonas de vida de Colombia.4000 4000 .2000 2000 .500 500 .T bp .M bp .1000 1000 .MB bh .T bmh .T bms . Teniendo igual material parental y condiciones climáticas. lo está al material parental y ejerce mucha influencia en el tipo de suelo que se forme.2. Por ejemplo. el tipo de lixiviado que produce las acículas es la causa de esta diferencia.Cuadro 1.1000 1000 .T me .PM bmh .4000 > 4000 500 .SA pp .4000 > 4000 500 . la fauna incluyendo los microorganismos y el hombre.MB bp .PM bs .T bh .T me . Éstos controlan.SA tp .8000 > 8000 250 .

se ubican dentro de los microorganismos). los miriápodos y los crustáceos. los moluscos y algunos vertebrados roedores y mamíferos pequeños. Las lombrices son las más importantes de la fauna en la formación del suelo. en los moluscos los principales son Helicoidea (caracoles) y Limacoidea (babosas). temperatura y ventilación. donde las condiciones de humedad. Los principales grupos de animales que pertenecen a este componente biótico del suelo son los anélidos y los artrópodos. Collémbola. como con la calidad o tipo de materiales adicionados. el aporte de materia orgánica en él. La mayoría de los animales de la meso y macrofauna del suelo. Chamorro (1989. 35 . los arácnidos. Isóptera (termitas). en suelos del páramo de Sumapaz (Cundinamarca). los primeros se refieren a las lombrices de tierra y los segundos a aquellos animales que presentan un esqueleto externo endurecido que recubre todo su cuerpo. temperatura. En los artrópodos. Los restos orgánicos son accesibles a los microorganismos después que son fraccionados por la meso y macro fauna. así como el espacio disponible. aportan considerables cantidades de biomasa al suelo. Allí se acumulan los residuos orgánicos frescos que llegan al suelo y que le suministran condiciones adecuadas de humedad. las termitas y otros. Diplópoda (milpies) y Quilópoda (ciempiés). a excepción de los anélidos. los órdenes que se presentan con más frecuencia en los suelos son: Díptera (moscas). satisfacen sus necesidades. en las zonas tropicales desempeñan un gran papel en la génesis las hormigas. La biota del suelo la compone el conjunto de la fauna y la flora que viven en él. Además. Himenóptera (hormigas). viven en la capa superficial del mismo.la vegetación. Los principales representantes de los artrópodos son los insectos. como una coraza y que son articulados. ventilación y luminosidad. por su tamaño. que el 80% de las lombrices se ubicaban en los primeros 20 cm del suelo y la densidad de población la correlacionó en forma significativa e inversa con el contenido de aluminio intercambiable y directamente con la CIC y con el contenido de carbono orgánico de aquel. la gran mayoría de los organismos del suelo vive en las capas superficiales de residuos vegetales frescos. tanto en lo relacionado con la cantidad. 1990) evaluó. transformación y translocación de materiales orgánicos en él. Los organismos que integran la meso y macrobiota del suelo desempeñan un papel fundamental en la fragmentación. Coleóptera (cucarrones o escarabajos). otros grupos que se destacan son los nemátodos (algunos pocos. Igualmente. Arachnida (arañas).

Chamorro (1989) encontró la siguiente secuencia: Díptera (> 50%) > Arachnida (20%) > Coleóptera > Orthóptera > Collémbola.3 se presenta en forma 36 . En la figura 1.77%) > Coleóptera (3. Los microorganismos derivan su fuente de energía de la oxidación de los restos orgánicos que llegan al suelo. Durante la descomposición una parte de los elementos constituyentes de la materia orgánica son liberados a formas simples (mineralización). las hormigas preferían los suelos con alto contenido de arena y las termitas con alto contenido de arcilla.35%) > Díptera (2. un efecto importante que tienen estos organismos sobre el suelo es el aporte de abundantes cantidades de biomasa que incrementa notablemente la cantidad y variedad de la materia orgánica en él.El IGAC (1986). la variedad en la meso y macrofauna del suelo es menor que cuando tienen buen drenaje. donde Zuluaga y otros (1995) encontraron la siguiente secuencia decreciente en la abundancia relativa de organismos en el horizonte superficial del suelo en sabana natural: Collémbola (71. Chamorro y otros (1989). así como de la cantidad de biomasa que producen. buena humedad y buena aireación. también observaron que en éstos Oxisoles mal drenados. en el cuadro 1. mientras que cuando los Oxisoles estuvieron mal drenados. bajo diferentes condiciones climáticas. Se realizaron dos trabajos en condiciones climáticas extremas: Uno en Entisoles e Inceptisoles de Arauca (Colombia).3 se presentan algunos valores de densidad de individuos (meso y macrofauna) del suelo.6%) > Acarina (12. el IGAC (1986) encontró que la cantidad de los organismos dominantes de la meso y macrofauna decrecía en el siguiente orden: hormigas > termitas > arañas > cucarrones. el orden de decrecimiento fue hormigas > cucarrones > arañas.6%) > Hymenóptera (3. así como de algunas de las propiedades de éste y de su manejo. de suelo y de uso del suelo. Ésta depende de las condiciones ambientales en las cuales se encuentra el suelo. el otro.45%). encontró que las lombrices se presentaban en abundancia en suelos que tuvieran alto contenido de materia orgánica. En todos los suelos no se presenta la misma cantidad y tipo de fauna. en contraste. En Oxisoles y Ultisoles bien drenados de la Orinoquia. en suelos de los Llanos orientales de Colombia. en Andisoles e Histosoles de páramos en los alrededores de la Sabana de Bogotá. en bosque alto andino. Aparte de lo anterior.

El contenido de materia orgánica del suelo se ha encontrado que depende de los factores formadores del suelo (Jenny. 588.03 Chisacá Kikuyo Inceptisol Páramo Ninguno 8932 535. Todos los residuos de origen vegetal y animal que llegan al suelo conforman la materia orgánica del mismo. Inceptisol Páramo Papa.42 Chingaza Kikuyo SUELO REGION * Como peso húmedo de la fauna encontrada.esquemática los procesos de transformación de los restos orgánicos en el suelo. El contenido de materia orgánica de un suelo. la principal fuente de ella son los residuos vegetales. Producción de biomasa (promedia de 7 muestreos realizados durante 8 meses) por algunos meso y macroorganismos en suelos colombianos. USO INDIVIDUOS BIOMASA* POR m2 REFERENCIA DEL (gm-2) SUELO Andisol Páramo Ninguno 18307 1636. los cuales aportan energía y alimento a los organismos del suelo. 37 . Estimaciones del carbono de la masa microbial del suelo dan valores entre 500 y 2000 kg/ha (White. 1941).3. Se ha encontrado que el efecto de los factores en este contenido está en el siguiente orden: Clima > Vegetación > Relieve > Material parental > Tiempo. depende del aporte de materiales orgánicos que se haga a dicho suelo. así como de la velocidad con la cual éstos se descomponen. en un momento dado. Como la mayor concentración de restos orgánicos está en la superficie esto hace que se presente el mayor contenido de microorganismos en los primeros 25 cm del perfil del suelo.76 Infante y Chingaza Chamorro (1990). al tiempo que son la materia prima para la formación de los coloides orgánicos (humus) que se acumulan en el suelo. 13234 748.03 Zerda y Chisacá Chamorro (1990). la cantidad de materia orgánica que se aporta al suelo es bastante variable y depende sensiblemente del tipo de cobertura vegetal. Andisol Páramo Papa. 1987). Cuadro 1.

de una manera simple. los materiales asociados a dichas formas y el efecto que tienen sobre ellas y los procesos que les han dado origen y que las han remodelado a través del tiempo. Las geoformas del paisaje son fácilmente reconocibles. El uso que hace de maquinaria pesada influye en las propiedades físicas del suelo causando algunas veces. etc. Igualmente el hombre. Transformación de los restos orgánicos en el perfil del suelo. es capaz de hacer grandes movimientos de suelo modificando el paisaje y el tipo de suelo desarrollado.2. grandes problemas de erosión.3. el desarrollo de industrias y centros urbanos. y haciendo parte de ellas están los suelos.3. colinas. entre ellas se tiene las montañas. entre otras. 1. Los atributos topográficos que se tienen en cuenta en el desarrollo del suelo se presentan en el cuadro 1. Procesos de descomposición. Factor Relieve. El relieve puede considerarse. mineralización y humificación. El hombre impacta la génesis del suelo a través de la acción que hace sobre la vegetación. como son las prácticas agrícolas.4 y se presentan en las figuras 1.5. valles. 38 . como el conjunto de formas que se presentan en la superficie de la tierra.4 y 1. Su estudio compete a la Geomorfología e implica establecer las relaciones que se den entre las formas de la superficie terrestre (geoformas).Figura 1.

velocidad de escorrentía Azimuth de la Radiación solar proyección horizontal de pendiente tomando el Norte igual a cero. depositación) velocidad de cambio en el gradiente. proceso pendiente en dirección de transporte de sedimento descendente e indica la (erosión. relieves locales o mesorrelieve. citado por Jaramillo (2000). Algunos atributos topográficos importantes en la Pedología. las formas y la dinámica del relieve se definen en un entorno donde en forma concomitante actúan el clima y la geología.Cuadro 1. En la clasificación de los tipos de relieve se presentan diversas escalas espaciales de aplicación: hay desde relieves globales y de escala continental o megarrelieves como la cadena montañosa de los Andes suramericanos. Área drenada de la Volumen de escorrentía cuenca hasta su desembocadura. producción de flujo en un punto en la sedimentos. Área drenada de la Volumen de escorrentía cuenca en un segmento dado Máxima distancia del Erosión. Atributo Altitud Pendiente Significado hidrológico Clima. como en el valle aluvial de un 39 . para clasificar los tipos de relieve. perpendicular a la humedad del suelo. Describe la forma de la Flujo pendiente en dirección convergente/divergente. hasta relieves regionales o macrorrelieve. energía potencial Gradiente Flujo superficial y subsuperficial. como serían las áreas colinadas del altiplano del oriente antioqueño. frecuentemente.4. Velocidad. La intensidad con la cual han actuado es utilizada. cuenca Describe la forma de la Flujo. pendiente e indica la velocidad de cambio en el gradiente Definición Elevación (msnm) Aspecto Área cuenca Área específica de captación Longitud trayectoria de flujo Curvatura vertiente en el sentido de la pendiente Curvatura vertiente en el sentido de la dirección Según Arias. tipo de vegetación.

se favorecen los procesos de acumulación de materiales (partículas sólidas. a lo largo de una vertiente se pueden diferenciar sectores que son sometidos a procesos diferentes de desarrollo del suelo. las geoformas reflejan el efecto de los procesos generados. pudiéndose hablar de relieve glacial. Los agentes son: agua corriente y lluvia. etc. Los tipos de vertiente se diferencian 40 . Cuando los tipos de relieves están asociados a entornos ambientales se presentan las zonas morfoclimáticas. se forman relieves de acumulación o deposicionales. define una vertiente como aquella porción de territorio limitada por una divisoria de aguas en su parte superior y por un canal aluvial o por una llanura aluvial en su parte inferior. longitud e irregularidad de la vertiente estudiada. en las zonas bajas del terreno. viento. llamados por Villota (1991). los procesos son: meteorización. se generan relieves denudativos o erosionales y donde predomina la depositación. relieve periglacial. iones. gravedad.río pequeño. el relieve desarrollado en un abanico aluvial que. generando un relieve estructural. En las partes bajas de ella. Donde los procesos de remoción. quien los define como aquellos elementos móviles que son capaces de desprender. que no necesariamente son los mismos que lo originaron. principalmente. son dominantes. En los megarrelieves hay una fuerte influencia de fuerzas y de procesos geológicos. debidas a controles ejercidos por el grado. Arias. En los macrorrelieves las geoformas pueden expresar la influencia de la litología y/o de las estructuras geológicas. en tanto que en las partes intermedias y altas predominan los procesos de denudación y pérdidas. este comportamiento general tiene gran cantidad de variaciones locales y puntuales. Los relieves deposicionales se desarrollan. Cabe aclarar que un relieve actual puede estar sometido a unos procesos de alteración. hielo. por ejemplo. mientras que en las altas se generan relieves erosionales. transporte y depositación. En términos generales. En las escalas espaciales menores. y más relacionadas con la variabilidad y evolución de los suelos. forma. así como por parte del tipo de materiales subsuperficiales que la componen. transportar y depositar materiales en la superficie del terreno. en su origen es deposicional. agua). citado por Jaramillo (2000). compuestos químicos. con o sin meteorización. remoción. microrrelieve como en un complejo de orillares o nanorrelieve en un hormiguero. obviamente. hoy puede estar siendo sometido a procesos de erosión que lo están desgastando y convirtiendo en un relieve erosional. relieve de sabanas. los agentes modeladores del relieve. oleaje y algunos organismos.

la escorrentía y la erosión hídrica acelerada del suelo. cóncava y convexa.4. el perfil de una vertiente es una combinación de varias de las formas básicas descritas. Esta característica está muy relacionada con procesos de erosión – sedimentación y con condiciones de drenaje en los suelos. La forma de la vertiente se define con el aspecto que toma el perfil topográfico que se presente a lo largo de la máxima inclinación de ella. Esta propiedad controla. mayor es la pérdida de suelo. Se describen tres formas básicas: rectilínea. V: convexa. ya que el agua de escorrentía adquiere mayor velocidad y energía y el tiempo de contacto del 41 . Tanto el gradiente como la longitud de la vertiente influyen sobre las pérdidas de suelo por efecto de la escorrentía. II: Formas lineales en una dirección y curva en la otra. no necesariamente también es larga en otra localidad diferente. C: cóncava. III: Formas más complejas son doblemente curvadas. para su descripción se utilizan términos relativos como “larga” o “corta” para una determinada unidad fisiográfica. Geometría de vertientes. gradiente y longitud. Con mucha frecuencia. Figura 1. lo anterior implica que una vertiente considerada como larga en una determinada localidad. I: Forma simple colineal. Aquellas vertientes más largas generarán mayor escorrentía y tendrán más altas probabilidades de producir erosión que las más cortas.teniendo en cuenta los siguientes atributos básicos: forma. en buena medida. L: lineal. entre mayores sean la longitud y el gradiente. bajo las mismas condiciones climáticas y litológicas.

el escurrimiento superficial del agua es lento o no se presenta.5. se expresa en porcentaje. Componentes geomorfológicos de una vertiente. Los suelos ubicados en los hombros (Sh) de la vertiente tienden a ser poco profundos por la erosión.4. en cambio los suelos en el pie (Fs) y áreas distales (Ts) tienden a ser profundos debido a la depositación de material (Al). tiene un gran efecto sobre la posibilidad que tiene el suelo de evacuar los excesos de agua que recibe. ver figura 1. Las partículas de arcilla que forman agregados con el humus y los óxidos de hierro aluminio son muy estables y son menos susceptibles a la suspensión y transporte.agua con el suelo es menor. El gradiente es la inclinación que presenta la superficie del terreno con respecto a un plano imaginario horizontal. Figura 1. En la figura 1. generalmente.6 se presentan los diferentes tipos de suelo que se forman por la acción de la pendiente. parte distal y aluvial. debiéndose producir la eliminación de ellos a través del suelo o mediante la evaporación desde su superficie. El transporte de partículas tamaño arena es más bajo. el cual es más alto. en relación con el transporte de partículas de arcilla y limos. El gradiente de la pendiente de la vertiente (Bs de la figura 1. Se reduce así la posibilidad de que el agua se infiltre en él. Queda el suelo sometido a encharcamientos y a largos períodos de saturación con agua. En las áreas planas. El transporte del sedimento es diferente para cada tamaño de partícula de suelo.5) facilita el transporte de partículas del suelo. 42 . La forma de la vertiente. Las áreas que presentan superficies cóncavas no podrán remover aquellos excesos por escurrimiento superficial. La erosión tiende a ser más alta en los sitios convexos con pendientes empinadas que en sitios cóncavos con pendientes bajas.

Además. Al contrario. pH relativamente alto (casi neutro) y contenidos altos de bases. frecuentemente 43 . Secuencia hidrológica idealizada de suelos formados bajo diferentes influencias del relieve. en esas condiciones es más probable que se presenten suelos enterrados o suelos con intercalaciones de capas que generen contrastes granulométricos en el interior del suelo. en las posiciones altas del relieve es más probable la remoción de material alterado por procesos de erosión.que pueden imprimirle características como colores grises. poco desarrollo estructural. que en esas condiciones forman compuestos tóxicos. como sulfuros. con algunos elementos que se tornan muy solubles en condiciones reductoras. Figura 1. moteos.6. se puede retardar el desarrollo del perfil pedogenético si el aporte de materiales es permanente y de magnitudes considerables. En los suelos de las partes bajas. Los suelos que se ubican en las partes más bajas del relieve son los que reciben los materiales que se están perdiendo en las partes altas por lo que presentan un proceso permanente de enriquecimiento. también pueden presentarse problemas de toxicidad. Perfil 3 (pie) suelo pobremente drenado. Perfil 4 (distal) suelo muy pobremente drenado. lo que dificulta el desarrollo de suelos espesos y favorece la presencia de suelos superficiales. como el Fe+2 y el Mn+2 o con otros. Perfil 2 (hombro) suelo moderadamente bien drenado. Perfil 1 (cima) suelo bien drenado. Otro aspecto que se debe considerar en el análisis del relieve es la posición en que se encuentra el suelo en aquel.

Suelos con impedimento de infiltración y suelos desarrollados en pendientes muestran apreciable flujo lateral subsuperficial. es decir. En condiciones de climas secos. En la figura 1. 4) meteorización. 2) contenido de materia orgánica. el material erosionado en las partes altas se acumula en las depresiones. debido a que tienen un mejor medio para el enraizamiento y una mayor capacidad de acumulación de agua que las áreas que ocupan las posiciones más altas.6 se presenta una secuencia idealizada de suelos desarrollados sobre el mismo material parental. los lleva a las partes bajas de la vertiente alcanzando el valle. Este autor encontró que la humedad decrece en el siguiente orden: hombros < falda < base < y elementos divergentes < elementos convergentes. con la mesa de agua cerca o en la superficie. Hugget (1975) y Pennock y otros (1987) relacionaron las formas del terreno y las propiedades del suelo con su génesis. en general. 3) translocación de arcillas. como climas secos por ejemplo. a colores grises y azules debido a la reducción de este catión metálico. Generalmente un incremento en la pendiente está relacionado con una reducción del: 1) lavado. En la parte superior de la pendiente. es más probable encontrar suelos decapitados. en los cuales se observa una secuencia hidrológica que influye en el tipo de suelo que se desarrolla y que muestra diferentes procesos pedogenéticos asociada a fenómenos de oxido reducción. además. Particularmente Hugget combinó las curvaturas de las pendientes vertical y horizontal para predecir las clases de drenaje del suelo. los suelos tienden a ser mejor drenados con una mesa de agua muy profunda. mientras que los suelos del respaldo de la vertiente y en la parte distal son pobremente drenados. los suelos van pasando de un color amarillo y rojo. También en estas condiciones y con la conjugación de otras circunstancias. A medida que el drenaje se impide. condición oxidada del hierro. que contiene iones disueltos y materiales en suspensión. Encontró que.limitados en sus posibilidades de uso por la presencia de material lítico cercano a la superficie del terreno. 44 . 5) diferenciación de horizontes y 6) grosor del solum. así. el lavado de iones y partículas varía con la vertical de la profundidad del perfil y la horizontal del plano de la curvatura. Los atributos topográficos y las cubiertas vegetales afectan la humedad del suelo ya que gobiernan la proporción de infiltración y la escorrentía superficial. que han perdido sus horizontes superficiales. la conductividad hidráulica decrece con la profundidad. El flujo de agua. formándose depósitos espesos de materiales terrosos que ofrecen mejores posibilidades al desarrollo de la vegetación y al aporte de materia orgánica al suelo.

y el grado de estratificación. Las propiedades en las que ejerce una fuerte influencia son: la textura. altos contenidos de calcio y magnesio y bajos contenidos de silicio en las rocas. Factor Material parental El material parental del suelo está compuesto por aquellos materiales que le dan origen. Como se mencionó. estas rocas se originan mediante los procesos globales. La composición y tipo del material rocoso es responsable del desarrollo de diferentes tipos de saprolitos. como es el caso de los depósitos de ceniza volcánica. El suelo puede se puede formar directamente de la roca meteorizada en el sitio. no se representan algunos depósitos sedimentarios superficiales y de poco espesor que son propiamente el material parental de los suelos de la región que se estudia.1. bien estructurados y menos propensos a la erosión. en el campo pues en algunos mapas geológicos. la roca. no es estrictamente el material parental del suelo. El material consolidado. Además. y a su vez. En general. La identificación del material parental del suelo debe hacerse. La infiltración de agua es controlada. tiene una marcada influencia en el tipo de minerales arcillosos del perfil del suelo. La naturaleza del material del parental tiene un gran efecto en las propiedades de los suelos. Durante las fases tempranas de formación de la suelo. Las composiciones químicas y mineralógicas del material parental determinan la efectividad de la meteorización.2. por la escala en que fueron elaborados. los saprolitos o los sedimentos no consolidados de cualquier procedencia y composición o los depósitos orgánicos lacustres. los materiales parentales del suelo pueden provenir de las rocas de la corteza terrestre. en gran medida. por la textura del material parental. pero es una fuente de material después que algún proceso físico y/o reacción química haya tenido lugar. el agua. situación que puede llevar a graves errores de trabajo e interpretación. un material 45 . del saprolito. la composición mineralógica. de diferentes tipos de suelos. el viento o la gravedad. en lo posible.4. la desintegración de la roca puede limitar la proporción y profundidad de desarrollo de la suelo. ya sean los productos de la alteración de las rocas. Inicialmente se parte de un magma. o se puede desarrollar a partir de depósitos superficiales que pueden haber sido transportado por el hielo. en éstos casos se comete el error de tomar como material parental del suelo el material litológico subyacente. produce suelos con alta saturación de bases. es decir. Estos depósitos se originan inicialmente de la denudación y la erosión geológica de rocas meteorizadas.

El criterio de clasificación más utilizado para estos materiales es el tamaño de los fragmentos que los componen y.25 0. como materiales parentales de los suelos. como se muestra en el cuadro 1. debido al área que ocupan. Una vez formadas las rocas ígneas.05 0. Con el primero se llegan a producir depósitos de sedimentos y con el segundo se forman.5. éstas también pueden sufrir procesos de erosión. que también estarán sujetas a procesos de metamorfismo o de erosión. de acuerdo a este criterio.5. se reciclan en nuevos depósitos hasta llegar a tener una situación estable que les permite formar las rocas sedimentarias correspondientes. Fragmentos o partícula Bloque Piedra Grava Gravilla Arena muy gruesa Arena gruesa Arena media Arena fina Arena muy fina Limo Arcilla Tamaño (mm) > 600 600 – 250 250 – 75 75 – 2 2–1 1 – 0. 46 . llegan a ser los más importantes en algunas regiones del mundo. pueden ser sometidas a dos procesos fundamentales: Erosión o Metamorfismo (altas presiones y/o temperaturas).05 – 0. Finalmente. Clasificación de las partículas y fragmentos líticos que componen los sedimentos no consolidados según el SSDS (1993).002 Los sedimentos no consolidados.) y dar origen a las rocas sedimentarias. las rocas metamórficas.002 < 0. todas las rocas pueden ser sometidas a procesos que las llevan nuevamente a fundirse a grandes profundidades y a retornar al estado de magma. según el Soil Survey División Staff (1993). Cuadro 1. con la consiguiente formación de sedimentos.25 – 0.5 – 0. cementación. se clasifican.1 0. Los sedimentos también pueden sufrir procesos de erosión.fundido en el cual están presentes los elementos que luego van a formar los diferentes minerales que harán parte fundamental de las rocas ígneas. produciéndose los resultados ya descritos.5 0. 1990). en consecuencia.1 – 0. etc. todos los sedimentos pueden ser sometidos a diagénesis o litificación (compactación. como es el caso de Colombia (Malagón.

Abanico aluvial. Playas.6. para limos y para arenas. coladas. abanico torrencial. es diferente para arcillas. Argentina y otras regiones del mundo. China. flechas. Lacustre Muy alto Alto Fina Variable Aluvial Agua Bajo Marino Alto Mezclada Gruesa Torrencial Agua y gravedad Gravedad y agua Viento Coluvial Bajo Alto Mezclada Variable Gruesa Eólico Alto Variable *: Se refiere a la homogeneidad en el tamaño de las partículas en el sedimento: Alto = Homométrico. mantos de arena. Por ejemplo. Coluvios.Los sedimentos no consolidados también se pueden clasificar con base en su origen. Bajo = Heterométrico. Terrazas y llanura aluvial de río trenzado. llanura aluvial de río meándrico. Mineralógicamente se ha 47 . Flujos. 2000). el cual implica el agente que transportó los materiales. Dunas. Agente Tipo Sorteamiento* Granulometría** Geoformas asociadas*** Planicie lacustre. Origen y algunas características de depósitos sedimentarios importantes como material parental del suelo según el agente de transporte (Jaramillo. las dunas se forman por transporte aéreo de arenas en las costas y en áreas desérticas. según estos criterios los diferentes sedimentos pueden clasificarse como se muestra en el cuadro 1. Los loes son materiales finos que tienen origen eólico y son muy comunes en zonas templadas y cubren gran parte de territorios de Estados Unidos. conos de detritos. da una idea del tamaño de los sedimentos acumulados y de la homogeneidad granulométrica del depósito originado. Mantos de ceniza y lapilli. cubetas. barras. **: Se dice variable cuando el tamaño de los sedimentos no es homogéneo en todo el depósito. Cuadro 1. saltación y dispersión eólica. El viento mueve fragmentos de roca por procesos de rodamiento. ***: Para las definiciones de los términos utilizados consultar Villota (1991). basines. sino que varía según la posición dentro de él.6. lahares. El transporte depende del tamaño de las partículas.

Las terrazas son desarrolladas en las partes más distales de la vertiente y son cortadas por canales profundos. generalmente. Los suelos desarrollados en condiciones húmedas sobre estos materiales son muy fértiles pero susceptibles a la erosión. Las corrientes fluyen desde las colinas y montañas a los valles y depositan sus sedimentos en abanicos. Estos abanicos aluviales son. Durante el transporte los materiales son seleccionados por tamaño y densidad y sus aristas son redondeadas. los cuales se clasifican de acuerdo con su tamaño. El decrecimiento de la velocidad de la corriente permite la sedimentación de los materiales en suspensión y favorece la formación de deltas. son conocidos como ceniza volcánica. bien drenados formados por materiales de texturas gruesas. Las partículas más pequeñas son transportadas en suspensión. de una forma tal que son estratificados y las partículas arenosas son ubicadas cerca al cause de la corriente y los materiales limos y arcillosos son depositados en sitios más apartados de este. éstos son ricos en nutrientes comparados con las terrazas y abanicos que son mas pobres en ellos. Clasificación de algunas rocas piroclásticas. El transporte por agua produce depósitos aluviales. Roca Nombre partículas Aglomerado o Bombas y bloques Brecha volcánicos Roca de lapilli Lapilli Toba Ceniza *Tomados de Wolff y Sumner (2000). como se presentó en el cuadro 1. Se pueden encontrar varias terrazas a lo largo de la corriente de agua. aunque predominan feldespatos. micas y piroxenos. Los materiales coloidales podrían no depositarse y ser transportados por la corriente y llevas finalmente al mar. terrazas y pies de vertientes. Los depósitos aluviales son distribuidos a lo largo de los bordes de las corrientes de agua. 48 . Los materiales de mayor tamaño son movidos por rodamiento o son levantados por la turbulencia del agua. por lo que los materiales son de superficies suaves y redondeadas (cantos rodados). y son los materiales parentales de una clase importante de suelos (Andisoles). según Fisher y Schminke (1984). donde floculan y forman distintos tipos de depósitos. principalmente arenas y gravas. los cuales son muy pobremente drenados.7.visto que el loes tienen cuarzo.7. Cuadro 1. Tamaño piroclastos (mm)* Mayor de 64 64 – 2 Menor de 2 Se consideran como sedimentos no consolidados los materiales piroclásticos sueltos. Estos sedimentos si son finos.

como pomex y escorias (o cinders). Con el paso del tiempo. en parte. Son suelos relativamente jóvenes con unas propiedades únicas que los distinguen. UNESCO. Más de la mitad de esta área está en el trópico. El tamaño de partícula fina. El área total de los Andisoles en el mundo es estimada en unas 124 millones de hectáreas. 1994) o como Andosoles para el Sistema FAO (FAO. producción y acumulación de materia orgánica y un buen drenaje. la naturaleza vidriosa de las partículas. los cuales muestran una menor resistencia a la meteorización química y de aquí su importancia como material parental. Esto conlleva a la transformación de fases 49 . el vidrio volcánico y los fragmentos de matriz son consumidos y las actividades de sus iones en la solución del suelo. Las altas cinéticas de precipitación favorecen la formación de estas fases metaestables. SSS. y la alta porosidad y permeabilidad de la ceniza volcánica aumentan su meteorización e interacción con el ambiente del suelo. El 80% es potencialmente utilizable para cultivos. por la rápida meteorización del vidrio volcánico y fragmentos de matriz. Lo anterior hace que se encuentran asociados a las zonas volcánicas del mundo. latitudes y altitudes. 2004). Ceniza volcánica se refiere colectivamente a la eyección volcánica o tefra. Una característica que distingue a los suelos derivados de ceniza volcánica es la ocurrencia de minerales no cristalinos que incluyen: alofana. imogolita. 1988. ópalo y ferrihidrita. Como resultado. 1992). Los únicos requisitos para que se formen son: suficiente lluvia para una rápida meteorización de las tefras. productos de la meteorización. los cuales muestran menos resistencia a la meteorización química que otros minerales cristalinos.La ceniza volcánica le confiere a los suelos que se forman sobre este material parental características únicas que no se observan en otros suelos formados sobre materiales parentales diferentes. 1988). Todos los materiales son dominados por vidrio volcánico y fragmentos de matriz (Flórez. En Colombia los Andisoles ocupan una extensión del 11. disminuyen. lo que representa el 2% de las tierras cultivables del mundo. Estos suelos son clasificados como Andisoles para la Soil Taxonomy (USDA. la solución del suelo se sobresatura con respecto a varios sólidos minerales pobremente ordenados. Su rápida meteorización contribuye a la formación de un único arreglo coloidal y a propiedades físicas y químicas que definen el orden Andisol. que incluye caída de piroclastos y flujos de materiales.6% del área del territorio del país (Malagón y otros. La formación preferencial en el suelo. de estos minerales no cristalinos sucede. 1993. en un amplio rango de climas. La rápida meteorización libera sus iones constitutivos a una velocidad mayor de la que se necesita para la formación de minerales cristalinos.

La composición química. Su rápida meteorización contribuye a la formación de un único arreglo coloidal y a propiedades físicas y químicas que de los Andisoles. Pero se han encontrado significativas diferencias entre la clasificación mineralógica y la composición química. El tamaño de partícula fina. 2) ambiente de meteorización después de que se deposita la ceniza y 3) la escena de formación del suelo. pobremente ordenadas. con base en la composición mineralógica. Un segundo factor que contribuye a la relativa ausencia de minerales cristalinos en la fracción arcilla. Cuando la meteorización sucede en un suelo bien drenado. la cantidad y distribución de reactantes para la síntesis de minerales secundarios. si la solución se concentra con relación al Si. La composición mineralógica de la fracción coloidal de los suelos derivados de ceniza volcánica varía ampliamente dependiendo de: 1) propiedades químicas mineralógicas y físicas del material parental. efectos del drenaje. se ha propuesto clasificar 50 . la ceniza volcánica. la precipitación y lavado. a formas más estables de minerales cristalinos. Esta deficiencia de filosilicatos cristalinos puede impedir una futura formación de arcillas cristalinas debido a la carencia de un modelo que sirva para facilitar la precipitación de capas de filosilicatos en la solución del suelo. adición de depósitos de ceniza y del pH del ambiente de meteorización. micas) que pueden meteorizar directamente a minerales 2:1 y 1:1. Es posible que este Si precipite formando ópalo. y el pH a través de su influencia en el estatus de bases del suelo. la naturaleza vidriosa de las partículas. La escena de formación de suelo se relaciona a la longitud del tiempo de meteorización que ha procedido en un depósito dado. 1993). la formación de materiales no cristalinos puede estar directamente ligada a la única propiedad de ceniza volcánica como material parental. La caracterización y clasificación de la ceniza volcánica se ha hecho comúnmente. es que el material parental. contiene pocos minerales precursores (clorita. acumulación de materia orgánica. (Shoji y otros. su perfil pasa de un alto a un bajo contenido de sílice. Debido a la dificultad de clasificar las cenizas basándose en la composición mineralógica. mineralógica y textura del material parental determinan la fase de meteorización química. debido a que las reacciones de meteorización consumen el vidrio volcánico del material parental y el Si es lavado del perfil. y la alta porosidad y permeabilidad de la ceniza volcánica aumenta su meteorización e interacción con el ambiente del suelo.sólidas metaestables. Por lo tanto. Al ambiente de meteorización post-deposición está determinado por las interacciones entre la temperatura del suelo.

la edad del suelo es menor o. se tiene que suelos monogenéticos son aquellos que se han formado bajo uno conjunto de valores de un solo factor por un cierto periodo de tiempo. La morfología del suelo o sus características diagnósticas cambian a diferentes tasas.5. 1. El tiempo actúa en la formación del suelo de dos maneras: 1) los valores de las variables que caracterizan a los factores formadores del suelo pueden cambiar con el tiempo. si es un sedimento. Las propiedades del suelo se pueden agrupar en aquellas que llegan rápidamente a un estado estable (< 103 años) y las que llegan a este estado mas lentamente (>103 años). dacita. teóricamente. aunque según criterio de Porta y otros (1994) 51 . los suelos adquieren sus propiedades a lo largo de un periodo de tiempo. La clasificación basada en la concentración de silicio está sustentada en la estrecha correlación con la concentración de todos los elementos mayores y muchos elementos menores.basándose en el contenido de silicio total como: riolita. 2) la edad del material parental: si éste es el saprolito de una roca. medido en cientos y miles de años (Yaalon. basáltica-andesita. igual a la del material parental. andesita. y basalto. Para definir la edad del suelo se debe tener en cuenta situaciones como: 1) la edad de las rocas que corresponde a la edad del período durante el cual se formaron. De esta forma. tiene una mayor edad que la del suelo. 1983). Factor Tiempo En general. en cualesquiera de los dos casos. 3) la edad del relieve: la geoforma en la cual se está desarrollando el suelo. su edad corresponde a la edad del depósito y generalmente es posterior al período Terciario. Frecuentemente la tasa inicial de cambio puede ser más rápida. mientras que la acumulación de arcilla iluvial o formación de un horizonte óxico son ejemplos de las segundas. Así. a lo sumo. Así. en general. el factor tiempo puede estar poco expresado cuando se llega a esta situación de cambio imperceptible. La acumulación de materia orgánica en un horizonte superficial y las caras de fricción en un suelo con arcillas expansivas son ejemplos de las primeras. su edad es mucho menor que la de la roca original. generalmente el Terciario o anterior a éste.2. pero gradualmente el cambio con el tiempo se hace asintótico. por ejemplo un cambio climático o un nuevo material parental. la edad del suelo se limita al tiempo durante el cual han actuado los procesos pedogenéticos en él. 2) la magnitud o grado de un proceso pedogenético depende del tiempo que ha operado. Suelos que se han formado bajo más de uno grupo de factores se llama poligenéticos.

para la escala humana y muy rápida en la escala geológica. Jaramillo (2000) considera que se pueden tener geoformas más jóvenes que los suelos que hay en ellas. En los estudios de suelos es interesante valorar su antigüedad relativa. ya que en un principio el material edáfico evoluciona hacia la formación de un horizonte A. los suelos se desarrollaran más fácilmente sobre materiales parentales sueltos e inestables que sobre rocas duras y constituidas por minerales estables. Pedológicamente. El suelo se origina por una serie de procesos y cada uno de ellos se desarrolla a diferente velocidad.que ubican el tiempo cero de la pedogénesis en el momento en el cual se formó la superficie geomorfológica sobre la que está evolucionando ese suelo. de alteración de materia orgánica. tiene más desarrollo. aunque sería mejor. como por ejemplo en el caso de procesos de degradación que actúan en un determinado relieve afectando los suelos que ya están en él y que están produciendo nuevas geoformas sobre ellos: el carcavamiento en colinas o en partes distales de abanicos aluviales grandes produce cambios en el relieve que son sobre impuestos a los suelos que ya estaban ahí. y depende del tipo de factores formadores de cada suelo. que son el resultado de la actuación de los procesos. Las superficies pueden estar datadas por métodos geológicos pero también se puede evaluar que superficie es más antigua que otra dada en base a criterios de campo. calcular la edad absoluta.001 mm/año. el suelo se desarrolla originando horizontes B. No necesariamente aquel suelo que tiene más edad (años). También es lógico esperar una más rápida formación en los climas húmedos y cálidos que en climas secos y fríos. Es de resaltar como la velocidad de formación del suelo decrece drásticamente con la edad. La antigüedad de un suelo puede valorarse de manera indirecta por la edad de la superficie geomorfológica sobre la que se desarrolla. de alteración mineral. La velocidad de formación de un suelo es extraordinariamente lenta. edad y grado de evolución no tienen en mismo significado. pero esta datación es muy difícil y costosa de realizar. de mucho más lento desarrollo. dependiendo del tipo de suelos. Como consecuencia las propiedades del suelo. Así. suelo y geoforma tendrían la misma edad. Por ello la velocidad de formación del suelo es muy variable. Los suelos se ordenan en una secuencia de edad creciente y se analiza como han ido cambiando con el tiempo su tipología y 52 . en la bibliografía se pueden encontrar valores desde 1 mm/año hasta 0. se manifestaran un modo desigual en el tiempo. y una vez formado éste.

3 y 4). Cuando todas las propiedades se encuentran en esta situación se dice que el suelo está en estado clímax o estado estacionario (punto D´. C' y D'). Figura 1. 7. Unas propiedades van aumentando su grado de desarrollo (líneas A. tiempo 4). alcanzando cada una este estado de equilibrio a una edad diferente (edad 1. en condiciones normales.7 se idealiza el comportamiento de una serie de propiedades en función del tiempo. pero todas ellas llegan a alcanzar un estado a partir del cual no experimentan variaciones observables con el tiempo (las curvas se vuelven paralelas al eje horizontal. La diferente evolución de cada suelo. que será la de formación más reciente. Desde el punto de vista edáfico la propiedad más interesante de las terrazas aluviales es que. son sin duda las desarrolladas en terrazas aluviales las más universalmente investigadas. En la figura 1. líneas A'. Comportamiento de algunas de las propiedades del suelo en el tiempo (explicación en el texto). De todos los tipos de cronosecuencias. C y D de la figura 1.7) mientras que otras tienen un comportamiento inverso (B). 2.sus propiedades. hasta llegar a la terraza inmediatamente próxima al cauce. así como el grado de desarrollo de sus propiedades está regulada exclusivamente por el factor tiempo. El tiempo 53 . de manera que la terraza más alta es la más antigua y al descender son cada vez más jóvenes. B'. presentan una clara correlación entre la cota de la terraza y su edad.

contenido en materia orgánica y lavado de los carbonatos). como se muestra en la figura 1.8. por ejemplo. Unas propiedades alcanzan rápidamente su equilibrio. según los procesos que en su formación hayan tenido lugar. Buol y otros (1997) reportan que la formación del solum de un 54 . mientras que otras son de desarrollo mucho más lento. mientras que el horizonte óxico necesita hasta un millón de años para manifestarse totalmente.necesario para alcanzar esta etapa de madurez varía con cada tipo de suelo. En consecuencia los distintos horizontes que componen los suelos necesitan de tiempos muy distintos para su formación. Esquema mostrando la variación en tiempo para que varios tipos de horizontes alcancen el estado estable (Birkeland. la translocación de arcilla. 1978) Para aquellos suelos que se forman en menos de algunas decenas de miles de años. el horizonte A es el de más rápida formación. Algunos autores cuestionan esta teoría del estado estacionario y creen que el suelo siempre está evolucionando. generalmente es el Holoceno. De cualquier forma parece claro que en sus etapas finales el suelo evoluciona tan lentamente que se puede considerar sus cambios como poco significativos.8. se habla de ciclo corto. El tiempo requerido por los diferentes rasgos pedológicos para manifestarse es muy variable y depende del rasgo específico que se trate. en sólo algunos cientos de años (por ejemplo. mientras que los que requieren de muchas decenas de miles hasta cientos de miles de años se habla de ciclo largo. por ejemplo. Figura 1. requiriendo del orden de muchas decenas de miles de años.

hasta llegar a la terraza inmediatamente próxima al cauce. después de su exposición al aire. En la Figura 1. En muchas ocasiones no se conoce la edad exacta del suelo que se estudia. debido a los procesos de descomposición y mineralización. presentan una clara correlación entre la cota de la terraza y su edad. de la parte superior del perfil del suelo migran hacia abajo arcillas y/o material orgánica y se forma en el perfil un horizonte de eluviación (horizonte E). Desde el punto de vista edáfico la propiedad más interesante de las terrazas fluviales es que. La diferente evolución de cada suelo. después de la meteorización de la roca y la acumulación de materia orgánica en la superficie se desarrolla un horizonte A. en condiciones normales. El material parental que podría ser un material poco alterado de una roca. De todos los tipos de cronosecuencias. de manera que la terraza más alta es la más antigua y al descender son cada vez más jóvenes. En un ambiente húmedo. el endurecimiento de arcilla para formar laterita.Oxisol con 1 m de espesor. pero puede establecerse una secuencia temporal de suelos con apoyo de la geomorfología. con incrementos en el contenido de arcilla en un proceso constante de transformación de los minerales primarios en secundarios. que será la de formación más reciente. Ésta ayuda a la realización de interpretaciones acerca del efecto que ha tenido el tiempo sobre su desarrollo y sus propiedades. así como el grado de desarrollo de sus propiedades está regulada exclusivamente por el factor tiempo. en este caso el horizonte de Bt si es arcilla o Bh si se concentra humus. Después de formase el horizonte A. El material acumulado se concentra en un horizonte inferior del E. En los estudios de suelos es interesante valorar su antigüedad relativa. 55 . se forma lentamente el horizonte B de alteración con desarrollo de color y estructura (Bw). en cambio.9 se muestra el desarrollo de un suelo hipotético en el tiempo. Los suelos se ordenan en una secuencia de edad creciente y se analiza como han ido cambiando con el tiempo sus propiedades. el horizonte iluvial llamado. en África. demanda sólo alrededor de 35 años. puede gastar 75000 años. aunque se desearía calcular la edad absoluta. las desarrolladas en terrazas fluviales son las más universalmente investigadas.

los procesos que se desarrollan durante esta transformación y muy especialmente se pondrá atención a las huellas que la actuación de estos procesos deja en el perfil del suelo. y se han analizado. se pueden distinguir dos etapas: la etapa inicial que representa la diferenciación de los constituyentes del suelo y una etapa final en la que los constituyentes se reorganizan y evolucionan para formar el suelo. Se estudiarán. estructura. En la formación del suelo intervienen un conjunto de procesos muy heterogéneos y en ocasiones no totalmente esclarecidos. ya descritos. brevemente. La formación del suelo tiene lugar como consecuencia de la actuación de los cinco factores formadores. En síntesis. desde el punto de vista didáctico. ahora. los cambios producidos en la secuencia roca – saprolito . La desagregación del material facilitará la circulación del aire y del agua. y en ella.suelo. Génesis de los horizontes del suelo en función de tiempo (Bw: desarrollo color. En los apartados anteriores se describe cómo el material parental se transforma en suelo por la acción del clima. 56 . Los Procesos Pedogenéticos. 1. de los organismos. Cr: saprolito.9.Figura 1. y también favorecerá la actividad biótica. y del tiempo.3. del relieve. todo lo cual conducirá a la subsiguiente alteración química del material. Bt: iluviación de arcillas). la formación de un suelo se reproduce en la figura 1.10. La etapa inicial comienza con la transformación de los minerales presentes en el material parental y de los restos de los organismos que poco a poco lo han ido colonizándolo.

Figura 1. Durante estos procesos de transformación del material orgánico se desprenderán compuestos sencillos que irán a la solución del suelo. quedando en el suelo más o menos transformados. los vegetales y animales sufren al morir intensas transformaciones químicas. geles. considera que el suelo es un sistema dinámico donde constantemente ocurren una serie de cambios en su composición. dan lugar a los sedimentos que posteriormente darán origen a otro tipo suelo Rode (1961). Por otra parte. gases. Los minerales originales. y solución del suelo) sufren una serie de procesos de mezcla y diferenciaciones que evolucionan in situ y conducen a la formación de la estructura del suelo. además de vapor de agua. como consecuencia de estas reacciones. humus. Perfil idealizado de un suelo con algunos de sus procesos. Si son arrastrados y depositados en otros sitios.10. se alteran en mayor o menor medida. llamado humus. desarrollándose un nuevo material orgánico que evoluciona para alcanzar un equilibrio en las condiciones edáficas. denomina a la 57 . Los iones liberados en la alteración mineral pasarán a la solución del suelo formando geles o se recombinarán para dar lugar a nuevos minerales. propiedades y condición energética. en la revisión que hace desde 1882 hasta 1946 sobre procesos formadores y evolución del suelo. Todos los constituyentes formados o liberados en la etapa inicial (minerales. dependiendo de su estabilidad. determinados gases. pueden desprender. igualmente.

1982. Este autor llega a la conclusión de que los suelos evolucionan con el tiempo por acción de los procesos de formación. cuya tendencia y carácter están determinados por los factores de formación. 1987. Yaalon. Wilding y otros.combinación de estos cambios. Muir. que los procesos pueden provocar cambios de tipo estructural. Arnold (1983). que afectan íntimamente al suelo en el que se producen. o en alguno de sus componentes. Buol y otros (1981). 1991. en algunos casos. 1961. 1. 1989. Anderson y otros. Kemp. a los cuales se asocia un conjunto de procesos específicos. Ranger y otros 1991.1. Varios investigadores.3. Clasificación de los procesos pedogenéticos. en diferentes épocas. genera cambios en la composición. Numerosos autores. Buol y otros (1981) indican que constituyen un complejo o una secuencia de sucesos que incluyen. tanto reacciones complicadas como redisposiciones relativamente simples de la materia. en las propiedades físicas. Bravard y Righi. Wang y otros. 1983. Según lo anterior. en muestras aisladas. como procesos pedogenéticos generales. mineralógicas y/o estructurales. Rondón y Elizalde (1992) proponen la siguiente definición de proceso pedogenético: es toda acción que se produce en el cuerpo natural suelo como un todo. Malagón (1979) considera que los procesos de formación son fenómenos dinámicos que se llevan a cabo en el medio y que determinan la morfología del perfil en un momento dado. Muir y Logan. debería existir una manera de determinar en su morfología la ocurrencia o no de procesos. sean observables o no. entre ellos Dijkerman (1974). biológicas. 1975). químicas. 1982. Al concebir al suelo como cuerpo natural. En cuanto a la definición de procesos de formación de suelo. la liberación de varios elementos y sus posibles recombinaciones para formar 58 . señalan que Simonson (1968) introdujo los conceptos de ganancias. con estructura interna y características definidas. sus límites laterales deben ser otros cuerpos de suelos y sus límites superior e inferior son la atmósfera y el regolito. Malagón (1979). Para Pedro (1983) toda evolución pedológica consiste esencialmente de fenómenos que corresponden a la meteorización de minerales primarios. translocaciones y transformaciones. Huggett (1975). con el tiempo. por intercambios de materia y energía entre sus propios componentes y con su medio ambiente (determinado por sus límites) y que. pérdidas. 1983. que pueden ser observados y/o medidos in situ o. Considerando además. respectivamente. han realizado investigaciones para determinar o comprobar la ocurrencia de procesos pedogenéticos particulares (Ahmad. procesos de formación de suelos.

1977. En el establecimiento de los modelos considerados. ninguno de los autores anteriores se refiere específicamente al proceso de agregación.3. de los organismos. conocida como la morfología del perfil del suelo. coloides y solutos en y a través del paisaje. en un arreglo de los tres subsistemas.12. estables e inmóviles. macroagregados y terrones que manejan Rondón y Elizalde (1992). Harter. los procesos que se desarrollan durante esta transformación y. básicamente. 1977. se pondrá de manifiesto las características y propiedades que la actuación de estos procesos deja en el perfil del suelo. biosfera y atmósfera. el suelo está sometido a las leyes de la litosfera. Rotini. Hamblin y Greeland. 1965. 1971. Desphande y otros. 1977. muy especialmente. El autor explica que el flujo de sólidos. minerales y materia orgánica poco descompuesta. 1968. y otros 1987).nuevos constituyentes estables y minerales. relacionados con el arreglo de los constituyentes del suelo. 1979. por la acción de los factores de formación. entre otras. se entiende que las especies agregadas son producto de la pedogénesis que ha conducido a una reorganización del esqueleto y del plasma. Greenland. En síntesis. Esquema general. su organización y redistribución en horizontes pedológicos (pedogénesis). 1967. y del tiempo. 1977. del relieve.1. partículas grandes. ocurre de una manera organizada con procesos de entradas. Por otra parte. En la formación del suelo intervienen un conjunto de procesos muy heterogéneos y en ocasiones no totalmente conocidos. de la posición del suelo en el paisaje y en su naturaleza. Esta complejidad se desprende. material formado por partículas minerales muy pequeñas y relativamente móviles y c) Subsistema solución del suelo móvil e inestable. ahora. En la definición de microagregados. 1968.11. 1. salidas y almacenamientos.1. los principales aspectos de la formación de un suelo se consignan en la figura 1. b) Subsistema plasma. como se esquematiza en la siguiente figura 1. Efectivamente. sin embargo el suelo mismo en su morfología evidencia la ocurrencia de este proceso y numerosos autores han postulado mecanismos para explicarlo (Edwards y Bremner. donde ambos se han ido alterando. Hamblin y Davies. También incluye fenómenos que se producen durante o después de la meteorización. Kemper. e interactuado. 1967a. b. Huggett (1975) concibe al suelo como un sistema formado por tres subsistemas: a) Subsistema esqueleto. En la propuesta de Jenny (1941) se describe cómo la roca se transforma en suelo por la acción del clima. 59 . hidrosfera. Tabatabay y Hanway. Se analizarán.

12.Figura 1. Explicación en el texto. La Pedosfera resulta de la interacción de las Geosfera.11. Figura 1. Diferentes procesos en el perfil del suelo. 60 . Hidrosfera y Atmósfera. Hace parte del sistema superficial terrestre y abarca a todas aquellas estructuras naturales que la componen e interactúan en la superficie terrestre.

microclina. muscovita. Cuarzo Ilita. hornblenda. glauconita. de iones y de minerales provenientes de la meteorización de la roca. de agua.El perfil del suelo es una zona activa de mezcla de materia orgánica viva y muerta.. goetita. Secuencia 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 Mineral Yeso. antigorita. Los minerales de las rocas originales. Anatasa. La química de la pedogénesis está regida por la energía solar directamente y. Albita. A mayor valor numérico mayor es la estabilidad del mineral en el suelo. haloisita Gibsita. anortita. ilmenita. Mica hidratada intermedia Montmorillonita. corundum 61 . El agua actúa como medio para que sucedan las reacciones y para transportar los reactivos y productos de ellas. sericita. 2001). Hematita. rutilo.8. aragonito Olivino. siguiendo aproximadamente la secuencia presentada en el cuadro 1. Los compuestos reducidos del carbono sirven como ligandos de complejación y pueden movilizar cationes. etc. permaneciendo en el suelo más o menos transformados. halita Calcita. clorita. que en otros casos son inmóviles (Chadwick y Chorover. dependiendo de su estabilidad. Biotita. de gases. Caolinita.8 Cuadro 1. a través de la fotosíntesis y de la energía gravitacional mediante el movimiento del agua en el perfil. Secuencia de estabilidad mineral de Jackson y Sherman (1953). diopsida. dolomita. por la actividad respirativa de los microorganismos y por la descomposición de los restos orgánicos. se alteran en mayor o menor medida. La meteorización actúa como un sumidero de la acidez producida por la contaminación difusa. beidelita. los productos de la reacción pueden acumularse en el perfil o salir de él. Los iones liberados en la alteración mineral pasarán a la solución del suelo formando geles o se recombinarán para dar lugar a nuevos minerales. boemita.

causando una precipitación de estos iones. Solontchak. la génesis del suelo debe ser considerada como el solapamiento de dos etapas. La adición más importante que se hace a los suelos es la de la materia orgánica asociada a la vegetación. Las sustancias solubles se movilizan con el agua del suelo a menos que cambien las condiciones o se deshidrate. transferencias ascendentes. transformaciones dentro del mismo. a grandes grupos de suelos por medio de nombres como Podzol. Las transferencias generalmente involucran el movimiento de iones y sustancias con el agua que se mueve dentro del suelo. puede remover sustancias de éste y llevarlas a las aguas de drenaje. Las transformaciones incluyen la cantidad de compuestos orgánicos que se forman durante la descomposición de la materia orgánica. transformaciones. igualmente se pueden desprender determinados gases como consecuencia de estas reacciones. y remociones del perfil del suelo. la importancia relativa de estos procesos varía y el resultado es la diversidad de suelos que resultan en un paisaje dado. pasando a formar nuevos compuestos en el suelo. El ascenso capilar del agua. la meteorización de los minerales primarios y la síntesis de minerales secundarios y otros productos. Procesos básicos. la constitución del material parental y la diferenciación de horizontes en el perfil. desarrollándose un nuevo material orgánico llamado humus. transferencias y 62 . concebida ésta como la acción de adiciones. descendentes y oblicuas dentro del perfil. No debe suponerse que el suelo se forma por la acción de un proceso específico. puede causar un ascenso de sales a la superficie del suelo. Durante estos procesos de transformación del material orgánico se formarán otros compuestos sencillos que irán a hacer parte de la solución del suelo. De esta forma. por un estrés hídrico. La formación del suelo según Simonsons (1959) comprende la acción combinada de efectos de adición a la superficie del suelo. son varios los procesos que actúan simultáneamente para formar un perfil de suelo.1. confiriéndole a ésta una gran capacidad reductora. Para un suelo dado. inicialmente.3. Finalmente. Para Simonsons (1991) se deben dar cambios para adaptarse a las nuevas aproximaciones que definen al suelo como un continuo con un número de propiedades en común.1. Latosol. siguen en importancia las cantidades de iones y partículas que llegan al suelo mediante la acción de las lluvias y del viento. cuando el agua se mueve a través del perfil del suelo. ver Figura 1. Los vegetales y animales sufren al morir intensas transformaciones químicas en el suelo.2.13. que evoluciona hasta alcanzar un equilibrio en las condiciones edáficas. Los procesos de formación de suelos han sido relacionados.

ya que. cuando se forma la estructura. adición y pérdida. presentados en la figura 1. Simonson (1959) los redujo a cuatro: Adiciones. Procesos de Formación del suelo: transformación.13. Transferencias y Pérdidas de materiales. alteración química y translocación de sustancias esquematizados en la figura 1. se dice que existe un horizonte pedogenético de transformación (Bw) en el perfil que lo diferencia del material parental o saprolito.remociones dentro del sistema suelo.13. translocación. Figura 1. Estos procesos afectan tanto a la parte mineral como a la parte orgánica del suelo y constituyen lo que tradicionalmente se denomina como los procesos básicos o generales en la formación del suelo ya que actúan siempre en la formación de ellos. y sus acciones en la formación del suelo. Estos pueden reducirse a sólo tres procesos: meteorización física. Los complejos procesos de formación del suelo. de tal forma que las teorías sobre la génesis de suelos reflejen el conocimiento que se tiene en la Ciencia del Suelo. Una de 63 . Transformaciones.12. definidos por Simonson (1959). Rondón y Elizalde (1992) consideran la formación de agregados como el proceso culminante de la formación del suelo.

acción biótica. causados por cambios de temperatura. El agua penetra en los poros y al congelarse aumenta de volumen y fragmenta a las rocas dejando tamaños menores de ésta expuestos a la acción de los agentes meteorizantes. Entre ellos está la cristalización. dando por resultado que el material está sometido a intensas presiones debidas a la dilatación térmica diferencial. La meteorización física consiste en un progresivo aumento de superficie específica de las rocas por un fraccionamiento que tiene diferentes orígenes. en el primero se han formado agregados y se ha generado color. el material se expande y fractura. Todo ello crea fuertes presiones diferenciales. La actuación del proceso de fragmentación o desagregación física del material original se puede poner de manifiesto directamente en el perfil del suelo. de presión o de volumen. por ejemplo los minerales oscuros se calentarán en mayor medida que los de colores claros.2. ello está en función de la temperatura alcanzada y de su coeficiente de dilatación. simplemente observando como en la base de los perfiles se presentan las rocas fragmentadas en numerosos bloques de diverso tamaño. al perderse la presión. Congelación. La superficie se calienta más que las capas interiores y además se enfría más rápidamente con los cambios nocturnos. Los cambios de humedad producen cambios de volumen que fracturan las rocas. Insolación. congelación. 64 . Cada capa soporta una temperatura diferente. Dilatación y contracción. dilatación y contracción.1.1. Las radiaciones solares calientan de un modo desigual a las rocas. Esta fragmentación se origina por numerosas causas: insolación. 1. A partir de los iones que están en la solución se forman cristales en los poros de las rocas que al aumentar de volumen presionan las paredes llegando a romperlas. dependiendo de sus coeficientes de absorción y dilatación. Además.3. los fragmentos de rocas se encuentran en el suelo intensamente fracturado. y se dilataron de manera de diferente. También se demuestra claramente la actuación de este proceso observando el suelo con ayuda de la lupa. Las rocas se han formado normalmente bajo intensa presión. el material se encuentra comprimido y cuando afloran a la superficie. cada mineral se calienta de distinta manera.las diferencias entre un horizonte Bw y el saprolito Cr radica que. Meteorización física. alteración química. Efecto de liberación de presión.

los organismos excretan sustancias y CO2 que atacan a los minerales para dejar en solución elementos nutrientes y otros iones que pueden llegar a transformarse y constituir otros minerales en el suelo. o porque sean eliminados de la solución por lavado. y sobre todo con el agua. II y VII de la Tabala Periódica) que son directamente solubles en agua. reacción congruente (Sposito. y otros.3. Las raíces de las plantas invaden las grietas de las rocas y al crecer llegan a fracturar el material. 1981. 1989). La alteración química del material original se encuentra ampliamente desarrollada en los suelos y se puede poner de manifiesto simplemente comparando la mineralogía inicial de la roca frente a la mineralogía del suelo que se forma a partir de ella. Los principales procesos de alteración química son (Boul.Acción mecánica de la vegetación.2H2O Anhidrita yeso Hidrólisis y ataque ácido: Cuando el agua alcanza a un mineral. Birkeland. NaCl + H2O ↔ Cl.2. en este caso iones. Se presenta a continuación un breve resumen de ellos. reacción incongruente.+ Na+ + H2O Hidratación: Las moléculas de agua son atraídas por desequilibrios eléctricos en el interiro del cristal quedando fijadas en los constituyentes edáficos. Meteorización química. Hidratación. Hidrólisis y Oxido reducción.2. bien porque se precipitan para formar otros minerales.1.6) (1. los minerales de las rocas se alteran al estar en unas condiciones termodinámicas diferentes a las que se formaron. por ejemplo al feldespato albita (NaAlSi3O8). Disolución: El agua actúa como un dieléctrico separando cargas. este empieza a alterarse y los iones y moléculas que se liberan del mineral llegan a la solución. 1989): Disolución. El medio en el cual se forman los minerales de una roca se asocia a altas temperaturas y presiones y ausencia de agua y oxígeno. si la solución se empobrece de iones liberados. Afecta sólo a aquellos compuestos iónicos (grupos I. El proceso de disolución continua. CaSO4 + 2H2O ↔ CaSO4. (1. ya que serán tratados extensamente en capítulos posteriores. 1984. Por otra parte. En contacto con el aire. Sposito.5) 65 . 1.

076nm) ↔ Fe+3 (0.8) (1. en este caso. 1984): Olivinos (Fe+2) Piroxeno (Fe+2) Anfíboles (Fe+2) O2 → Fe(OH)3 + Mg+2 + Ca+2 + Si(OH)4 H+ (1. La condición oxidativa en el suelo por la presencia de oxigeno hace inestable a los minerales que tienen elementos reducidos como Fe+2. El ión bicarbonato y los 66 .11) En el proceso de óxido reducción los iones de hierro cambian de tamaño (valor entre paréntesis) facilitando su meteorización: Fe+2 (0. En condiciones del suelo abiertas al CO2.El feldespato albita se meteorizará directamente a sus componentes iónicos por hidrólisis + NaAlSi3O8 + 8H2O ↔ Na + Al(OH)2+ + 3Si(OH)4 + 2OH(1. la reacción del feldespato. puede ser de 9.064nm) + 1eLos productos de estas reacciones pueden sufrir diferentes procesos.10) La remoción de K de las micas por hidrólisis ácida es importante en la formación de minerales arcillosos en el suelo: K-mica + H+ ↔ Ilita + H+ ↔ Vermiculita + H+ ↔ Esmectita +H+ ↔ Caolinita En cada paso ocurre pérdida de K y un decrecimiento de la carga de la capa con una disminución de la capacidad de intercambio de cationes.7) El pH de esta reacción puede estar cercano a un valor de 10 y. si el feldespato es potásico. y otros agentes acidificantes de meteorización la reacción se produce por ataque de los protones aportados por las hidrólisis del CO2. Mn+2 (MacBride. sería: H2O + CO2 ↔ H+ + HCO3NaAlSi3O8 + 4H2O + 4H+ ↔ Na+ + Al+3 + 3Si(OH)4 (1. Uno de ellos es la formación de minerales secundarios cuando el silicio y el aluminio reaccionan para formar arcillas del tipo 1:1 o 2:1 dependiendo de las concentraciones de silicio en el ambiente.9) Sumando las dos ecuaciones se tiene la reacción de hidrólisis ácida siguiente: NaAlSi3O8 + 8H2O + 4CO2 ↔ Na+ + Al+3 + 3Si(OH)4 + 4HCO3(1. Oxidación/reducción.

Valores bajos de Eh indican condiciones reductoras. Estos diagramas muestran en que valores de Eh y pH ciertas formas son estables y permanecen como sólidos o como iones. en los suelos permanentemente saturados con agua y con materia orgánica disuelta (agua reductora) la tendencia. valores altos muestran condiciones oxidativas. así: Fase oxidativa: Arcilla-Fe2+ + 3H2O ↔ ArcillaH3+ + Fe(OH)3 + eArcillaH3+ ↔ Arcilla + Al3+ + Si(OH)4 El Al+3 pasa de la lámina de la arcilla a una posición de intercambio al descomponerse por aumento de la acidez. La ferrólisis es un proceso producto de la alternancia de las condiciones de oxidación reducción en los suelos: Reducción ↔ Oxidación ↔ Reducción = Húmedo ↔ Seco ↔ Húmedo. hematita.cationes básicos son lavados con posibilidades de precipitar en la profundidad del perfil del suelo. El hierro forma hidróxidos. Fe(OH)3 + 3H+ + e. es de reducción. se oxidan. lepidocrocita y otros dando colores amarillo y rojo al suelo según el ambiente climático donde se está formando.↔ Arcilla3Fe2+ + 2Al(OH)2+ + 5OHEl reemplazo del Al+3 por Fe+2 incrementa el pH debido a la producción de OH-. razón por la cual que presentan sus iones en forma reducida y al contacto con el oxígeno del aire del suelo. Esta condición es evaluada a través del Eh y del pH en diagramas.↔ Fe+2 + 3H2O (Insoluble) (Soluble) (1. Las reacciones de ferrólisis son las siguientes: Fase reductora: Arcilla2Al3+ + 3Fe(OH)3 + 3e. que posteriormente se transforman en minerales férricos como la goetita. por el contrario. No obstante. Situación causada por la estacionalidad del clima al generar ascenso y descenso de la mesa de agua en el perfil del suelo. Normalmente los minerales de las rocas se han formado en un medio pobre en oxígeno.12) Los ciclos de oxidación y reducción son los responsables de liberación de Mn y Fe de los minerales y su posterior movimiento en el perfil del suelo o acumulación como moteados y concreciones. La ferrólisis ocurre en el perfil donde la posición de la mesa de agua crea las condiciones de oxido reductoras en el cual la acidez y el contenido de 67 .

2 Complejación. H+ y Ca+2 actuando como ácido de Lewis. En el caso que dos o más grupos funcionales de un ligando estén coordinados con un catión metálico. Un ejemplo de quelato es el formado por el ácido cítrico y el Al+3.están coordinado con el Al+3. en este caso dos grupos COO. 2 68 . Los complejos son entidades químicas más estables que resultan de la unión por enlace covalente entre un catión y uno o varios ligandos donantes del par de electrones del enlace. D. Al+3.y uno CO. CO3-2 y Cl. Colombia. Los cationes y aniones libres son complejos de solvatación. 1979). Es así. Comunicación personal Dr.14 se presentan esquemáticamente las reacciones químicas de meteorización que se dan en un perfil del suelo. como el término complejo soluble es aplicado a iones o moléculas neutras con un catión metálico como grupo central coordinado con un ligando. Malagón. IGAC. que puede ser un anión o una molécula neutra. Al(OH)2+ y HCO3-.en estos complejos son ligandos o bases de Lewis. el complejo soluble recibe el nombre de quelato. [Al (COO)2. Al(H2O)6+3. Otros ejemplos de quelatos son los formados por el EDTA y los cationes de los grupos I y II de la Tabla periódica (Lindsay. CaCl+ son complejos solubles con Si+4. Los complejos de esfera interna son mas estables que los de esfera externa. Si el ligando del catión central es agua el complejo de denomina complejo de solvatación. Las especies acuosas Si(OH)º4. Los iones asociados OH-.COH(CH2)2 COOH]+.materia orgánica son suficientes para que se de el proceso de reducción del Fe+2. Algunos ejemplos de complejos de solvatación o iones libres son: Ca(H2O)6+2. En la figura 1. ya que su carga sirve para atraer y unir dipolos de agua en cualquier solución acuosa. Son llamados complejos de esfera interna. Este proceso ocurre bajo fuerte estacionalidad en la base del horizonte A al contacto con el B ó BC en algunos suelos de Arauca. El proceso de podzolización está asociado a la capacidad que tienen algunos ligandos orgánicos y al ácido fúlvico formados en el suelo para movilizar el aluminio y el hierro. La formación de los complejos de aluminio y otros cationes metálicos es una de las características más relevantes en el desarrollo del perfil del suelo. respectivamente en cada complejo.

3. Procesos de meteorización química en un perfil del suelo. compuesto Surcos en la interfase de talos endoliticos. Fractura de rocas Incremento del volumen del poro. Producto de la meteorización Mecanismos químicos Quelatación extra celular. Mecanismo *: Un filamento parecido a una raíz o pelo que nace de los tallos de musgos o sobre líquenes. 69 . Algunos líquenes viven en las superficiales las rocas (epiliticos). 1. Estos organismos segregan una variedad de agentes quelatantes que complejan los cationes que se liberan de la meteorización de los minerales de las rocas. otros viven en oquedades dentro de ellas (endoliticos) y otros en las fisuras (chasmoliticos). humedecimiento y secado. Los mecanismos y el resultado de la acción de ellos se presentan en el cuadro 1. Los líquenes juegan un papel importante en la meteorización.9.2. solubles.9. Precipitación de productos de la Ataque por ácido oxálico. Mecanismos físicos Penetración de rhizine* Exfoliación de capas de la superficie de Expansión del talo y contracción por la roca.3.1. Meteorización biológica.14. Ataque por acidificación por hidrólisis meteorización (oxalatos de calcio) Lavado ácido de minerales del CO2 de la respiración. Cuadro 1. Mecanismos de meteorización biológica de los líquenes y formas producidas (Robinson y otros. 1994).Figura 1.

en la forma de carbonatos. sulfatos y cloruros. El movimiento del agua y productos de reacción son predominantemente descendentes. 2) tendencia alcalina. El electrón y el protón definen tres tendencias en la meterorización en el suelo: 1) tendencia ácida. El agente por medio de la cual los minerales son meteorizados y transformado.3.1. Geoquímicamente el suelo es un sistema donde interaccionan el agua y los minerales. y por los ácidos de origen orgánico. Este ambiente acuoso en la superficie de la tierra puede convenientemente ser definido en términos de la actividad del electrón y del protón medidos a través del pe (Eh) y pH. con un predominio de evapotranspiración neta al año. es el agua y es a través de la ella que los efectos químicos del clima. son las de precipitación de sales solubles de los elementos del Grupo I y II de la Tabla Periódica. en este proceso se forman minerales no cristalinos a partir de fragmentos de matriz y vidrio volcánico (Flórez. biológicos. ocurre un ascenso capilar en el perfil del suelo. principalmente CO2. en el cual se acumulan oxihidroxidos de Fe y Al y cantidades relativas de cuarzo en los horizontes superficiales. El significado de la meteorización en la formación del suelo. Producto de esta reacción es la salida de cationes y silicio y la formación de aluminosilicatos en el sitio y carbonato en la profundidad del perfil. con Ca+2 y CO3-2 como iones participantes.1. 1984) En las zonas áridas de la superficie de la tierra. 2004). 3) Andolización. sucede en climas húmedos en materiales geológicos que permitan salidas de productos de la reacción. La reacción predominante es la hidrólisis y el lavado se da con o sin movimiento de la fracción de arcillas. y con 70 . La tendencia ácida es la más común de la meteorización. 2000): 1) Podzolización con una significativa movilización de Fe y Al como complejos organo metálicos. Esta acidez es consumida por los minerales primarios. Con el incremento de la aridez se dan tres tipos de concentraciones de minerales: 1) una precipitación tipo calcita. es decir que no tengan drenaje restringido. se reduce su capacidad neutralizante de acidez del suelo (McBride. antrópicos. Las reacciones que se favorecen. y 3) tendencia reductora (Chesworth. Los tres procesos pedogenéticos tienen la tendencia de moverse hacia la formación de minerales relativamente simples en el sistema SiO2-Al2O3-Fe2O3-H2O (Sposito. 1984). 2000). El agua es acidificada por los gases de la atmósfera.2. respectivamente. 2) Ferralitización.4. llevando a una progresiva protonación del suelo. en esta situación. En la tendencia ácida se pueden producir tres tipos de pedogénesis (Chesworth. lavado y otros factores ambientales se manifiestan.

2) un ambiente mas alcalino donde participan los iones Mg+2. En las últimas décadas han ocurrido importantes desarrollos que han permitido entender lo que ocurre en la química de la meteorización. tierras bajas arcillosas. causado por disminución de la mesa de agua. 1981). 2000. Marsh: pantano herbáceo. El Fe+3 y el Mn+4 precipitan como minerales óxido. de magnesio. Sposito. 3 71 . pirita. Medellín). Una posterior oxidación del perfil del suelo. 1. uno de ellos es la ferrólisis.3. swamps. 1984. Translocación. Chesworth. Linsay. concreciones y capas endurecidas en el perfil del suelo (Cherworth. como en orgánicos. Lo característico de esta situación es una baja concentración en la solución de S-2. le asegura una alta movilidad al Fe y al Mn en la fase acuosa. 2000. Cl. Nacional de Colombia. Las arcillas pueden participar en dos procesos. U. Norberto Parra. bicarbonatos y siderita. 1977. tanto inorgánicos. Los minerales secundarios que se pueden formar son sales de sulfuros. Ca+2. produce H+. 1981. conjuntamente con el desarrollo de ayudas computacionales que han facilitado modelar el proceso de meteorización. Catival).1. Stumm y Morgan. Se ha reconocido la importancia de los compuestos orgánicos solubles en la participación de ella. Drever. Lo anterior se ha logrado con ayuda de la aplicación de la Termodinámica de conceptos como la Regla de Pasos de Gay Lussac Ostwald como guía para interpretar las reacciones de disolución precipitación en el suelo (Dixon y Weed.2. y 3) un ambiente alcalino sódico rico en la solución de Na+. hidróxidos y óxido-hidróxidos. HCO3. formando moteados. Este catión puede reemplazar Ca+2 y K+ en los sitios de intercambio de las arcillas. haluros. Sposito. de calcio. El primer estado reduce el Fe+3 para producir Fe+2 más móvil. (Comunicación personal Dr. 1979. 1994). La tendencia reductora ocurre en ambientes hidromórficos. Ha habido un mejor entendimiento de los mecanismos que controlan la cinética de la disolución de los aluminosilicatos primarios y secundarios. Sawmp: pantano arbóreo (Uandal. CO3-2 y SO4-2. marshs3.y colores de gleyzación en los sitios en donde han salido el Fe y el Mn. protona la arcilla y destruye parte de ellas. S.CO3-2 y SO4-2. y yeso. dejando en solución Al+3 y Si(OH)4. McBride. produciendo su mejor entendimiento en los ecosistemas terrestres. La baja presión parcial del O2. OH-.pH cercano a la neutralidad. En este ambiente pueden precipitar carbonatos de sodio. 1981.

ya sean como soluciones o suspensiones) y por muy diferentes causas (gravedad. O bien le confieren a distintos tipos de suelos una característica común a todos ellos. afectando a muy distintas sustancias (minerales.1. lo genérico de los Andisoles es la consecuencia directa del proceso específico de la andolización. se presentan los procesos específicos más utilizados en la literatura de suelos. La importancia de la acción de cada proceso es diferente entre un suelo y otro. Al actuar estos procesos denominados específicos conduce a la formación de un tipo concreto de suelo. el proceso general de iluviación de arcilla confiere a tipos muy diferentes de suelos un horizonte Bt. muy frecuentemente por la acción del agua que transporta los materiales. capilaridad. por otro. simplemente.Además de los procesos de desagregación física y alteración química hay un tercer proceso: la translocación de sustancias. dependiendo de la intensidad con que se desarrolle cada uno de ellos y del tipo de materiales a los que afecte preferentemente. Anteriormente se expuso cómo la formación del suelo es la consecuencia de la acción relativa de cada proceso operando en la diferenciación de horizontes en el perfil. muy especialmente por los que excavan galerías. Ahora bien. como consecuencia de la expansión y contracción de la masa del suelo). se definen determinados procesos de formación. o. Procesos específicos. que ejerce una importantísima acción en la formación del suelo.3. En este. lixiviación o pérdida) o acumularlas a una determinada profundidad. En el capítulo 2 de este libro se tratan los aspectos químicos que suceden en los procesos pedogenéticos para dar una explicación a las evidencias que 72 . evaporación. El proceso de translocación de materiales en el suelo es muy complejo. por un lado se mezclan y agregan los materiales edáficos y. La translocación de sustancias se detecta fácilmente observando las sustancias que tapizan las paredes de los poros e incluso rellenando completamente las grietas del suelo o. materia orgánica y complejos organo minerales. A continuación. Todas estas acciones se realizan bien por los organismos del suelo. como las lombrices y las hormigas o por simple efecto mecánico. que puede llegar a constituir un horizonte argílico. observando el material que rellena las galerías de la fauna o también por los montículos acumulados en las entradas de los hormigueros. 1. los separa y los concentra. actividad biótica. es decir. por ejemplo. tomado de Boul y otros (1981). unas veces en suspensión y otras en solución. Por ejemplo. dependiendo de como se combinen en su actuación.3. Este arrastre por la acción del agua ejerce efectos muy importantes en el suelo y puede eliminar a las sustancias transportadas fuera del perfil (eliminación.

Es el proceso responsable de la coloración oscura. Es el proceso de formación de silicatos de la arcilla.3. Se forman hidróxidos férricos más o menos hidratados y parcialmente cristalinos. de ahí el nombre de este proceso.dejan en el perfil del suelo. Procesos específicos de alteración. La hematita presenta un color rojo vivo que impregna el perfil.1. Melanización. cristalizando en forma de óxidos. El cambio de una roca a suelo conlleva a una disminución del tamaño de las partículas constituyentes. Es un proceso ampliamente representado en las regiones de climas cálidos y templados. Esto se puede poner claramente de manifiesto en el análisis mecánico de un suelo suficientemente evolucionado. la existencia de una estación lo suficientemente seca como para producir la deshidratación de los compuestos de hierro. Fersialitización. directamente o a través del humus. sílice y aluminio. Es otro proceso que también queda patente en la coloración del perfil. En estas condiciones los compuestos de hierro producidos como consecuencia de la alteración mineral. 1. ya que está presente. que adquieren los horizontes A de los suelos. totalmente imprescindible para que se desarrolle este proceso. más o menos negra. sufren una deshidratación total. compuestos de hierro. apareciendo la coloración típica de este proceso. típicamente asociado a veranos secos en clima mediterráneo. Se presentan inicialmente los procesos en los que predomina la alteración y posteriormente. aquellos en los que predominan las translocaciones de sustancias. Muy 73 . Es el proceso característico de las regiones templadas húmedas.3. En la nomenclatura antigua se le designaba Ah. No se le identifica con letras minúsculas de procesos específicos. formando compuestos (a veces complejos organominerales) de color pardo. con un período de larga e intensa sequía. Rubefacción. Es el resultado de la impregnación de los compuestos orgánicos en la masa del suelo como resultado de la transformación de la materia orgánica en suelos minerales. Empardecimiento. como proceso general. en la mayoría de los suelos. Es pues. Como la fragmentación actúa siempre no define ningún proceso específico concreto. Estos geles se unen a las arcillas. Representa la coloración parda que aparece en el suelo como consecuencia de la alteración de los minerales primarios que liberan importantes cantidades de hierro. a continuación sólo se dan los nombres de los procesos y su descripción. tipo hematita. y se pone claramente de manifiesto en el paisaje de estas regiones.1.

En Colombia es el proceso mas común.8). fundamentalmente óxidos e hidróxidos de hierro y aluminio. el hierro se moviliza como Fe+2. ya que el silicio es poco soluble y bajo la forma de mineral de cuarzo es muy estable. Se caracteriza este proceso por una alteración extrema de los minerales. fundamentalmente en reducción de los compuestos de hierro y de manganeso. Se identifica con la letra g en los horizontes donde se presenta. con fuertes precipitaciones. Gleyzación. se produce un enriquecimiento de solo los compuestos muy estables.frecuentemente el suelo contiene una mayor cantidad de arcilla que la roca. de cuarzo en las arenas y también de los filosilicatos de la arcilla más estables. Se identifica en el perfil como Bo. con una casi constante percolación de agua. En condiciones reductoras. En síntesis. goetita y gibsita. como es el caso de la caolinita. con un profundo lavado de iones alcalinos y alcalinotérreos. sufriendo una redistribución en 74 . Si se analiza la mineralogía de esta arcilla se observa la presencia progresiva de minerales que no existen en la roca madre y que van siendo más abundantes conforme los horizontes van siendo más evolucionados. se irá empobreciendo en oxígeno a la vez que se irá acidificando por efecto de la materia orgánica. que es bastante móvil. El Fe es el elemento químico que mejor refleja las condiciones hidromórfícas de los suelos. al desplazarse lentamente por el suelo. y Ti formando bauxitas (secuencias 11. en la fracción arenosa. y sus comportamientos en la génesis del suelo van a ser muy diferente dependiendo del potencial redox existente. lo que repercutirá en el suelo. con un drenaje intenso. en otras zonas ecuatoriales se llega a la etapa final: caolinita se destruye. y coprecipita con oxihidróxidos de Fe. con lo que también el ambiente se irá volviendo reductor. La formación de este proceso está condicionada a la existencia de capas de agua que de manera más o menos permanente saturan el suelo provocando una extensa hidromorfía. como son aquellos con una razón Si/Al baja. En estas condiciones se produce una intensa alteración de los minerales ya que se encuentran sometidos a la constante acción hidrolítica de un agua de lluvia constantemente renovada y por tanto. llegándose a producir importantes pérdidas del silicio. permanentemente agresiva. ello está acuerde con el desarrollo de este proceso de fersialitización tan frecuente en muchos suelos. sin que llegue a saturarse en ningún momento con los iones liberados de los minerales. hematita. Se desarrolla únicamente en climas tropicales. 12 y 13 del cuadro 1. el Si se lava y el Al forma gibsita. aunque la eliminación de sílice del perfil no llega a ser nunca completa. El agua. Ferralitización. Es un proceso de alteración máxima.

quedando amplias zonas decoloradas. en las áreas rojizas. Cuando el suelo atraviesa fases de desecación estacionales más o menos largas por fluctuación de la capa freática. Estas coloraciones grises son debidas a la migración local del Fe+2 y. el Fe+2 se moviliza y llega a ser eliminado del perfil. existe una clara relación entre las condiciones hídricas de un perfil y sus rasgos morfológicos. acumulándose compuestos ferrosos. el Fe se encuentra formando compuestos ferrosos. generándose un horizonte abigarrado. afortunadamente. En síntesis. entre manchas rojizas. mucho mas fácilmente que el hierro. cuando el suelo es más permeable. requiere unas condiciones oxidantes más fuertes que las que necesita el Fe. del potencial redox y de la temperatura edáfica. Se reduce y pasa a la solución del suelo. revestimientos de manganeso (manganes). de gleyzación parcial. a lo largo del año y durante muchos años. de su contenido en oxígeno disuelto. durante las fases reductoras.el perfil. si bien se debe 75 . Por ello. el perfil es de color gris verde azulado y se desarrolla la gleyzación y se identifica con la letra minúscula g en la letra del horizonte maestro donde se presente el proceso. Para oxidarse. apareciendo abundantes manchas rojizas amarillentas debidas a los compuestos férricos mas o menos hidratados. malas condiciones de drenaje impiden su total eliminación. por ejemplo. dándole al suelo un color grisverdoso-azulado característico. representando zonas localmente más oxidantes. Si las condiciones de saturación se mantienen constantes a lo largo del año. llamadas estas últimas. a su oxidación y acumulación como Fe+3. junto a otras zonas verdosas y grises. Este hecho es muy importante ya que para reconocer la presencia de un exceso de agua en un suelo se tendrían que desarrollar complicadas y laboriosas medidas en el campo acerca de la profundidad y oscilaciones del nivel freático. las condiciones reductoras predominan. Tiende a eliminarse del suelo y cuando se acumula lo hace formando nódulos y películas. de tonos grises más o menos claros. inmovilizándose. El manganeso también se ve afectado por los cambios de humedad. gran parte de todas estas condiciones se pueden deducir de un modo directo e instantáneo por la simple observación de los rasgos morfológicos y micromorfológicos del suelo. Es por tanto mucho más móvil. o sea. del agua retenida. en este caso se trata de un proceso de pseudogleyzación. su color es negro. Pero. En muchas ocasiones. se origina una alternancia de condiciones oxidantes y reductoras. el moteado de los horizontes se ha utilizado universalmente como signo de hidromorfía.

En general. y otras que dificultan la necesaria actividad microbiana. que pueden ser o no acumulados en los horizontes inferiores. Estos suelos tienen cantidades significativas de alófanas. a horizontes cada vez más profundos. la translocación se realiza por la acción del agua que se desplaza a través del suelo.3. exceso de agua a rasgos hidromorfos) por la existencia de determinadas condiciones. es válido suponer que el agua de precipitación se desplaza desde al superficie. se han derivado de ceniza volcánica y han tenido un ambiente de meteorización que favorezca la formación de arcillas de bajo grado de ordenamiento cristalino y alto contenido de materia orgánica. En este desplazamiento el agua arrastra diversos materiales. ferrihidrita y/o complejos de Al. como sería una temperatura muy baja.Fe-humus. o un pH excesivamente ácido.2. El proceso de Andolización ha sucedido en los suelos que son definidos por la Soil Taxonimy (SSS. 1999) como Andisoles. a través de los poros del suelo. b) condiciones heredades de reducción no vigentes en la actualidad.3. como características relevantes. unas que impiden la reducción. Estos materiales se forman durante la meteorización de tefras y otros materiales con contenidos importantes de vidrio volcánico y fragmentos de matriz. generalmente. 76 . en los ambientes más o menos áridos los movimientos verticales ascendentes toman particular interés. La translocación de sustancias tiene un efecto primordial en la formación del suelo. Por otra parte. que permita un proceso de complejación del hierro y del aluminio y la formación de compuestos organo minerales.1. Deben cumplir al menos las siguientes características ándicas: 1) Densidad aparente menor de 0. En general. Procesos específicos de translocación. Andolización.aclarar que a veces no se cumple totalmente la relación causa a efecto (es decir. debido a la acción de la gravedad. como es el exceso de oxígeno disuelto en el agua o la ausencia de materia orgánica. Normalmente el movimiento es vertical descendente. preferentemente los más móviles. con lo cual se producen importantes pérdidas de materiales en los horizontes superiores. Estas características solo se dan en aquellos suelos que. imogolita. 1. pero en relieves montañosos el desplazamiento lateral u oblicuo adquiere una extraordinaria importancia.9 Mgm3. 2) El porcentaje de Al más la mitad del porcentaje de Fe extraídos con oxalato ácido de amonio debe ser igual o mayor de 2 y 3) Retener fosfatos en mas de un 85%. No obstante se presentan dos condiciones a tener en cuenta: a) herencia del material parental grisáceo o litocromía (lutitas o shales grices).

El hecho de que una sustancia migre bajo la forma de solución. Las sustancias que se pueden mover en el perfil del suelo. los horizontes B. Na y K son sustituidos por hidrogeniones de cambio. Se trata de un arrastre y eliminación de los iones disueltos en la solución del suelo. son muy diversas y lo pueden hacer bajo muy diferentes formas. y un segundo proceso que representa la inmovilización y acumulación relativo de sustancias llamado iluviación y que contribuye a formar los horizontes subsuperficiales. la eluviación se puede producir seguida o no del proceso iluvial. con regímenes de humedad del suelo deficitarios de agua. Es el resultado de la acumulación de sales solubles en el suelo. especialmente importante en los suelos de climas húmedos. como el Ca. Los conceptos de eluviación-iluviación son sinónimos de emigración-inmigración. va a depender fundamentalmente de su estabilidad. el proceso de iluviación requiere necesariamente del paso previo de la eluviación. y en suspensión (iluviación de arcilla). en las posiciones de cambio los cationes intercambiables. produciéndose el arrastre y eliminación de los iones adsorbidos en el complejo de cambio del suelo. Mg. Salinización.Por tanto. transporte y pérdida relativa de materiales que se denomina eluviación. Representa una consecuencia de la intensificación del proceso anterior. Desbasificación. ahora bien. Se presentan a continuación los procesos específicos más comunes. sobre todo en los horizontes E. Proceso especialmente representativo de los suelos de climas húmedos. como el NaCl o sal común. al interior del interior del perfil. En otras palabras. aquellas más solubles que el yeso. en los procesos de translocación se distinguen dos fases distintas: una inicial de movilización. pero también en los A. Las sustancias que se pueden migrar lo hacen básicamente bajo tres formas distintas: como iones disueltos (lixiviación). Se desarrolla típicamente en las regiones áridas y semiáridas. que se presenta en los horizontes superiores. ya que dada la movilidad de estas sales en regímenes más húmedos tienden a lavarse y ser eliminadas 77 . Lixiviación. Es decir el complejo adsorbente se desatura. siendo siempre el agua el medio de transporte. en forma seudosoluble formando complejos organometálicos (queluviación). así habrá suelos en los que se produzca solo la pérdida de los materiales lixiviados sin que lleguen a acumularse en ningún horizonte del suelo. suspensión o formando complejos. por la acción del agua y la gravedad. Como es lógico. solubilidad y facilidad para la complejación. Constituye un proceso que se desarrolla con mayor o menor intensidad en todos los suelos.

que se disuelven bajo la forma de bicarbonatos solubles y migran con las aguas de percolación. Se comprueba que en numerosos suelos se produce un fuerte incremento de los porcentajes de arcilla en los horizontes subsuperficiales. al evaporarse el agua se depositan recubriendo la superficie con unas eflorescencias blanquecinas muy características. La carbonatación se produce cuando los bicarbonatos pasan nuevamente a carbonatos de Ca y Mg y se acumulan. Decarbonatación y carbonatación.del perfil. junto con materia orgánica. de las zonas superficiales y su acumulación en las zonas profundas del perfil. Se identifica el proceso con la letra y. parecidas a las de los carbonatos pero fácilmente distinguibles de ellas. con intensas evaporaciones. Actualmente. la superficie del suelo y. esta distribución se expresa prioritariamente por la acción de las aguas de infiltración que arrastran parte de la arcilla de los horizontes superiores y la depositan en las zonas más profundas. Las mejores condiciones para que se desarrolle la podzolización son un medio fuertemente ácido. Iluviación de arcilla. El yeso es más soluble que los carbonatos por lo que es muy móvil en el suelo. y otros. Los cristales de yeso presentan formas romboidales. Este proceso engloba la queluviación de Al y Fe. Podzolización.2H2O). Es el proceso responsable de la acumulación de yeso (CaSO4. Gypsificación. En los suelos carbonatados se produce una lixiviación particular que se llama decarbonatación. mediante el microscopio. Se identifica con la letra z en los horizontes donde se acumulan las sales. frecuentemente. Este proceso se pone de manifiesto al analizar la distribución de los contenidos en arcilla de los suelos en función de la profundidad. En estas regiones. Es típico de las regiones áridas. se produce un movimiento ascendente de las soluciones del suelo que ascienden por capilaridad por la acción de esta evaporación o por la succión de las raíces. El proceso de iluviación de arcilla representa la migración mecánica de la arcilla de los horizontes superficiales a los horizontes profundos del perfil. El proceso de decarbonatación representa la movilización de los carbonatos.. un clima húmedo y frío y una roca permeable (Wang. Se identifica el proceso con la letra k. con colores de interferencia grises. 1991). alcanzando. El proceso de iluviación de arcilla se identifica con la letra t. Forma acumulaciones blancas. 78 .

La fuerte acidez provoca una serie de consecuencias muy importantes que condicionan la evolución del suelo. con lo cual se desarrollan un amplio sistema de anchas grietas. En primer lugar. los carbonatos. los granos de arena se clavan y dejan estrías de deslizamiento. Las pruebas de estas presiones se tienen en las superficies lisas y brillantes y frecuentemente estriadas llamadas slickensides (superficies lustrosas o de presión). las arcillas del suelo se contraen y producen unas anchas y profundas grietas que atraviesan el suelo hasta la superficie. sin cambios importantes de las propiedades y de los constituyentes con la profundidad. Pedoturbación es un término más amplio que incluye. Luego. En los períodos húmedos se hidratan y aumentan de volumen. fundamentalmente debidas a las acciones de 79 . la intensa percolación de agua producirá un desarrollo extremo del lavado y de la desbasificación. representativas de los suelos en los que se desarrolla este proceso. bajo estas condiciones. y conduce a la formación de suelos muy homogéneos. dado el tipo de suelos que origina. aplastándose unas a otras por efecto de la presión debida a la expansión de las mismas y al deslizarse unas masas sobre otras. la arcilloturbación.Bajo estas condiciones. es el proceso denominado unas veces como arcilloturbación y otras como pedoturbación pero que se podría también llamar vertisolización. Las partículas de arcilla son obligadas a orientarse. al contrario de los anteriores procesos que producían la formación de horizontes en el perfil. Arcilloturbación. Un proceso también de translocación de materiales pero referido a todos los materiales del suelo en conjunto. estas grietas al permanecer abiertas durante todo el período seco se van rellenando de diversos materiales que caen desde las paredes superiores y desde la superficie del suelo. si están presentes en el material original son lavados fuera del perfil y el medio se vuelve cada vez más ácido. Estos cambios de volumen producen fuertes presiones dentro de los horizontes del suelo que obligan a los materiales a desplazarse. entre otros. mientras que durante los períodos secos se deshidratan y disminuyen de volumen. en síntesis sería el siguiente. El complejo adsorbente pierde bases. la materia orgánica evoluciona lentamente debido a la débil actividad microbiana de estos medios y libera abundantes compuestos orgánicos de carácter ácido. El proceso a que se hace referencia. Este proceso provoca la mezcla de los materiales del suelo. La arcilloturbación se debe a la capacidad de expansión y contracción que tienen determinadas arcillas de los suelos. durante la fase seca.

generalmente. Frecuentemente el agente de encostramiento son los carbonatos. hay.los animales. de especial importancia en la zona intertropical. del viento y de la propia desecación progresiva. aumentan de volumen. Como resultado de esta mezcla periódica. que pueden actuar simultáneamente. denominado Vertisol (suelo de inversión o invertido).9 en la que se idealiza una secuencia clásica para suelos desarrollados sobre un material parental. La estacionalidad de la precipitación no es imprescindible. Como resumen se puede afirmar que. las precipitaciones están entre 500 y 1000 mm anuales. pero no pueden ocupar el espacio inicial debido a estar ahora ocupado por los materiales allí caídos. aunque erráticos durante el año. y al llegar el período húmedo. en definitiva un exceso de material que produce unas fuertes presiones que tiende a llevar al material sobrante a la superficie del suelo. al acumularse los materiales en un horizonte. originan un cemento que engloba a los demás materiales del suelo produciendo la cementación del horizonte. y en ocasiones sílice o compuestos de hierro. 80 . Cementación. produciendo unos montículos muy característicos llamados gilgai. de manera que el desarrollo de un determinado proceso prepara el terreno para la actuación del siguiente y como resultado el suelo va evolucionando progresivamente. pero también el yeso. especialmente en profundidad. pero muy frecuentemente se presentan de una manera escalonada actuando en etapas sucesivas. aunque existen en Sudan Vertisoles con 150 mm y en Indonesia con 2000 mmm (Dudal y Eswaran. sobre todo cuando lo hacen en gran cantidad. Las grietas quedan así parcialmente rellenadas. En ocasiones. costras y materiales pétreos. las arcillas se expanden. se origina un suelo muy homogéneo (poco diferenciado o haploide). Se forma lo que se llaman corazas. pues basta con que haya períodos de sequías y de lluvias. en un mismo suelo se desarrollan varios de estos procesos pedogenéticos. como la apertura y cierre de grietas y el desarrollo típico de la estructura de este Órden. De la génesis expuesta se deduce que para que se desarrollen los pasos típicos de este proceso se requiere que el suelo disponga de un alto contenido de arcillas de preferencia expandibles e igualmente se necesita de un clima contrastado que facilite las fases periódicas de expansión y contracción. para que se logren los rasgos distintivos. Los Vertisoles se presentan en diferentes regímenes climáticos. 1988). de materiales que suben y bajan. por lo que en los estudios pedogenéticos los suelos de una determinada región se agrupan en secuencias evolutivas como la que se muestra en la figura 1.

Los horizontes se expresan en el perfil del suelo.15. en su proceso evolutivo tienden a la isotropía. ver figura 1. excepto en algunos suelos como los Vertisoles. generalmente. organizaciones. Igualmente. es necesario describir sus límites y su entorno. el material se altera de un modo diferencial y como resultado de la actuación de estos procesos de meteorización y translocación se pasa de un material homogéneo o isotrópico. lo más frecuente hectométricas o kilométricas. se produce la horizonación del material (Jenny. representada por la variación regular de las propiedades y constituyentes del suelo en función de la profundidad. Es precisamente esta característica. manifestación y diferenciación constituye el perfil del suelo. En el estudio de cada horizonte se requiere definir su contenido. Sus dimensiones laterales son por lo menos decimétricas y. aunque existen suelos (Vertisoles) que. es suficiente para diferenciar un nuevo horizonte. cuyo desarrollo. son de gran ayuda para entender el origen que ha tenido el suelo. Cada horizonte representa un volumen. desde una forma macro en el campo a estudios micro (micromorfología) utilizando 81 . Generalmente bastan tres propiedades fundamentales para identificar a los horizontes de un suelo: color. 1959) y. como la consistencia. El perfil del suelo y sus horizontes La pedogénesis actúa con mayor intensidad en la superficie y va siendo menor conforme se profundiza en el perfil del suelo.4. a un material heterogéneo o anisotrópico. Las características. Se establecen en función de cambios de las propiedades y constituyentes como resultado de la actuación de los procesos de formación del suelo. rasgo que los diferencia claramente de las rocas y saprolitos. Los horizontes. como es la roca. El horizonte es el criterio más práctico para observar y muestrear al pedón (Simonson. describir sus constituyentes. son a veces de gran ayuda. textura y estructura.1. en conjunto. pero los datos de laboratorio sirven para confirmar y caracterizarlos. constituyen las unidades para el estudio y la clasificación de los suelos. Su estudio se hace a distintas escalas. desaparece lateralmente o se transforma en otro horizonte. El horizonte no es infinito. caracteres. es decir. Su dimensión vertical puede ser de centímetros y a menudo decimétrica o métrica. Su extensión espacial es delimitable y muy útil para mapear el suelo. 1941) o su anisotropía. Los horizontes edáficos son franjas aproximadamente paralelas a la superficie del terreno. aunque otras propiedades. Un cambio detectado en una sola o en varias de estas propiedades. propiedades y características analíticas. con respecto a las franjas adyacentes. arreglos y formas que tiene el perfil constituyen la morfología del suelo. la característica más representativa de los suelos.

color textura. relaciones pedogenéticas (evoluciones largas) y relaciones funcionales (dinámica diaria o estacional). Sin embargo. poros. presencia de carbonatos). la penetración debida a las raíces y los animales. ya que condiciona el aporte y acumulación de materiales orgánicos. En muestras llevadas al laboratorio se lleva a cabo análisis químicos. estructura. tipo límites entre los horizontes o capas. en la 82 . Las siguientes son las informaciones que se toman de los horizontes del perfil del suelo: Espesor. consistencia. ejemplo O: acumulación de materiales orgánicos. puede inclusive estar enteramente incluido dentro de otro horizonte. sino que el cambio de propiedades y formas se da en una manera gradual. la masa de los horizontes subyacentes que pesan sobre él. pH. físicos y biológicos más completos. los flujos térmicos o hídricos que lo alcanzan o lo atraviesan. Los límites superiores e inferiores de un horizonte están generalmente conformes con la superficie del terreno. Pero un horizonte puede también presentarse bajo forma de lenguas. Para Malagón (1998) los horizontes tienen una causa u origen (génesis) y una morfología (formas y características). La morfología de campo estudia los tipos de suelos a través de observaciones. El estudio de la morfología del suelo se inicia con la separación de los horizontes y capas del perfil del suelo. raíces. Las descripciones pueden ser hechas con ayuda de lupas. y a casi todas aquellas condiciones que regulan su evolución y su funcionamiento. Las transiciones entre horizontes pueden ser netas o más o menos progresivas. La posición de un horizonte respecto a la interfase entre el polipedón y la atmósfera es una característica esencial. organismos y sus actividades. dado que algunas veces los cambios entre ellos no son abruptos. La delimitación de los horizontes y capas es crítica y fundamental en el estudio del perfil. por ello se denominan morfogenéticos y se definen mediante una nomenclatura que indica el o los tipos de eventos predominantes (horizontes maestros. Cada horizonte está casi siempre geométricamente asociado a otros horizontes y ligado con ellos por relaciones estrechas. Las diferencias entre horizontes generalmente reflejan la intensidad como han actuado los procesos.técnicas de secciones delgadas. Es acá donde se necesita gran experiencia del reconocedor de suelos. concreciones. formaciones especiales como nódulos. A: mezcla organo mineral. igualmente se hacen análisis químicos simples (pH. la calidad de las observaciones de campo son de gran relevancia para interpretar los resultados de los análisis. películas. efervescencia al ácido. descripciones e interpretación. Estas últimas poseen una gran importancia práctica.

) y la clase de causa que lo tipifica (ejemplos: t: iluviación).4. 1. Los mínimos y máximos son denominados con las letras mayúsculas A y B. Para el horizonte de mínimos con A. presumiblemente provenientes de A. de materiales translocados. 1941. En el lenguaje de los pedólogos. B: transformación en el suelo del material parental o acumulación. El Perfil es la secuencia de informaciones que conciernen un suelo. En la práctica. ver figura 1.10. se han depositado en él. 1992). El material se ha removido de esta zona. Estas informaciones son relativas a caracteres visuales (perfil estructural) o a una sola variable (perfil calcáreo. y. Las nociones de Solum y Perfil así definidas se diferencian netamente de la noción de Pedón: unidad de volumen necesaria y suficiente para muestrear y describir al polipedón o a la cubierta pedológica en un lugar determinado. Ovalles. Todos los suelos son anisotrópicos.superficie. 83 . 1941): Horizonte A: horizonte eluvial o de lavado. iluviación. ordenada de arriba a abajo. perfil hídrico. tales como coloides y sales solubles. La distribución espacial de las características del suelo no se producen al azar. Nomenclatura "O A E B C" para los horizontes del suelo. para los horizontes con máximos con B y con la letra C la parte de la figura que no cambia con la profundidad. sino que son dependientes del sitio donde.15. Horizonte C: material parental que ha formado al suelo. Es decir están distribuidas espacialmente.1. La interpretación de los horizontes es la siguiente (Jenny. Las propiedades del suelo varían desde la superficie hasta la parte mas profundad de éste. como se muestra en las figura 1. perfil granulométrico) o a consideraciones más sintéticas: perfil de alteración. El suelo tiene propiedades vectoriales (Jenny. perfil de cultivo. Horizonte B: horizonte iluvial o de acumulación. Su forma es fácilmente graficable en un plano cartesiano figura x. se hace especial énfasis en las sustancias que migran fácilmente en el perfil. en el cual las sustancias. la anisotropía se expresa usualmente con las palabras “el suelo se representa por un perfil”. Las curvas de las figuras 1. etc.16 muestran zonas de acumulación y pérdida en función de la profundidad.

B. 1993. A. Estas letras mayúsculas son los símbolos a los cuales se adicionan otros caracteres para completar las designaciones. óxidos. 1941) denominó la suma de los horizontes de mínima y máxima (A + B) como el solum. 84 . C. 1999). volúmenes de suelo donde han actuado los procesos pedogenéticos. 1994. Frosterus (citado por Jenny. 1975. SSS. tomado de Jenny (1941).15. Ilustración del tipo de isotropía del material parental y de la anisotropía del suelo desarrollado sobre este material. algunos requieren dos o más (Jenny. 1998). Figuras 1.16. 1998. Las letras mayúsculas O. E. Tomado de Jenny (1941). Contenidos de humus. pero una descripción actual y más precisa se tiene en varios textos (S S S. La denominación anterior de horizontes tiene valor histórico. arcilla y carbonatos en dos perfiles de suelos en función de la profundidad. 1941. La mayor parte de horizontes y capas tienen una sola letra mayúscula. y R representan a los horizontes maestros.Figura 1.

Cuando la pedogénesis continúa. mientras que si son arrastrados a otros lugares. sufren una serie de procesos de mezcla y diferenciaciones que si evolucionan in situ conducen a la formación del suelo. Los suelos poco evolucionados. En cambio. y que se denomina horizonte B. Finalmente. considera que la anisotropía está asociada a la diferenciación superficial del suelo en horizontes denominados por letras mayúsculas A y B del horizonte C. agua y soluciones). lo que lleva a que se forme el horizonte E de máxima eluviación. Horizontes genéticos principales Las designaciones de horizontes genéticos expresan un juicio cualitativo sobre los cambios que. como consecuencia de su arrastre por el agua de infiltración. En general. formando el suelo de menor desarrollo con un perfil A-C-R. dan lugar a los sedimentos. Con el tiempo se alcanzan unas condiciones de estado estable y las ganancias y pérdidas se igualan. que es isotrópico. Por lo tanto. su edad es difícil de definir. son muy superficiales y se caracterizan por una capa de material orgánico que descansa sobre un horizonte A y este sobre un horizonte C. gases. En los estados iniciales de formación las ganancias son mayores que las pérdidas y la materia orgánica lentamente aumenta y los horizontes A y O son delgados.4. se cree. Los horizontes superiores se empobrecen en elementos finos y solubles. han ocurrido en un suelo. Jenny (1941). considera que la anterior situación lleva al suelo a una anisotropía en sus propiedades físicas. 1. caracterizan a los suelos más evolucionados. El perfil que se formaría sería A-E-B-C. humus. más aún cuando en muchos suelos se ha perdido por erosión. geles. procesos de translocación. Se tiene el suelo con el perfil A-B-C. se inicia la formación de un horizonte superficial. Dada la dinámica que tiene el horizonte A. los cuales podrán pasar posteriormente a formar nuevos suelos. biológicas y morfológicas y que llega a diferenciarse del material subyacente debido a que este es isotrópico.1.1. los horizontes diagnósticos tienen un carácter cuantitativo y definen los rasgos 85 . el cual correspondería al máximo grado de evolución. Una vez que la vegetación se ha establecido sobre la roca (R). químicas. la cantidad de materia orgánica en el suelo y su distribución en el perfil permanecen esencialmente constantes. aunque el sistema está en una situación dinámica con continuas ganancias y pérdidas.Todos los constituyentes formados o liberados en la etapa inicial de desarrollo del suelo (minerales. se forma un horizonte subsuperficial resultante de la alteración del material parental y por los materiales que pueden llegar del horizonte A. El periodo de tiempo necesario para alcanzar el estado estable y la cantidad de materia orgánica en el suelo dependen de acción de los Factores Formadores. denominado O.

Algunos suelos consisten completamente de materiales designados como horizontes o capas O.que son usados para distinguir entre taxa. y líquenes) que han sido depositadas sobre la superficie. Algunas capas O consisten de restos no descompuestos o parcialmente descompuestos (como hojas. o clases similares de perturbación. o 2) propiedades que son resultado de cultivos. Un horizonte de O puede estar sobre la superficie de un suelo mineral. Los horizontes A Los horizontes A son horizontes minerales que se han formado en la superficie del suelo o debajo de un horizonte O. están artificialmente drenadas. como en climas calientes áridos. La fracción mineral de tal material constituye sólo un pequeño porcentaje de su volumen y generalmente mucho menos que la mitad de su peso. éste es designado horizonte A. otros nunca han estado saturados. Un horizonte formado por el iluviacion de material orgánico en un subsuelo mineral no es un horizonte de O. pastoreo. 1998): Los Horizontes O Los horizontes O son capas dominadas por material orgánico. Una descripción de las propiedades de los horizontes genéticos de suelo es la siguiente (SSS. Otras capas O consisten en el material orgánico que fue depositado en condiciones saturadas y se han descompuesto en diferentes etapas. o estuvieron alguna vez saturadas. en ellos se ha obliterado la mayor parte de la estructura de roca original y muestran una o ambas de lo siguiente características: (1) una acumulación de materia orgánica humificada íntimamente unida con la fracción mineral y no está dominada por las propiedades de horizontes E o B definidos posteriormente. acículas. y ahora. Algunas están saturadas con agua durante períodos largos. pueden estar en la superficie de suelos minerales u orgánicos. musgo. aunque algunos horizontes que se han formado en esta manera contengan las cantidades considerables de materia orgánica. Si un horizonte superficial tiene las propiedades tanto de horizontes A como E pero el rasgo acentuado es una acumulación de materia orgánica humificada. En algunos sitios. el horizonte no disturbado superficial es menos oscuro que el horizonte subyacente y contiene sólo pequeñas cantidades de 86 . o a cualquier profundidad debajo de la superficie si está enterrada. ramas. Un horizonte diagnóstico de las taxonomías puede abarcar varios horizontes genéticos.

En los horizontes B se ha destruido todo o la mayor parte de la estructura de la roca original y muestran una o más de las siguientes características: Concentración iluvial de arcilla. tiene una morfología distinta de la capa C. Concentración residual de sesquióxidos. aumentan el chroma. Evidencia de remoción de carbonatos. blocosa o prismática. Estos horizontes exponen la destrucción de toda o la mayor parte de la estructura de la roca original. Los Horizontes B se han formado debajo de un horizonte A. por la textura más gruesa. con relación a horizontes supra e infra adyacentes arriba o debajo de él. Un horizonte de E comúnmente es más diferenciado del horizonte superficial A por su color más claro. o que se extiende a profundidades mayores de las realizadas normalmente si es su horizonte pedogénico. de un horizonte E. de carbonatos. de hierro. de humus. Los Horizontes E Los horizontes E son horizontes minerales en los que el rasgo principal es la pérdida de arcilla. o de aluminio. En algunos suelos el color del horizonte E es el de la arena y partículas de limo.materia orgánica poco descompuesta. o sílice. Capas de sesquióxidos que hacen el horizonte bajar el value del color. Tal horizonte es designado como A porque está en la superficie. de hierro. Generalmente contiene menos materia orgánica que el horizonte A. o ambos. de yeso. pero en muchos suelos los óxidos de hierro u otros compuestos enmascaran el color de las partículas primarias. Sin embargo. o alguna combinación de éstos. dejando una concentración de partículas de limo y arena. sin iluviación significativa de hierro. si los cambios de volumen acompañan cambios del contenido de humedad. a no ser que estén cultivados. Proceso de alteración que forman arcillas o liberan óxidos. sola o en combinación. o de horizonte de O. Un horizonte de E comúnmente está más diferenciado de un horizonte de B subyacente en el mismo sequum por un color de value más alto o más abajo chroma o ambos. o enrojecen el matiz (hue). depósitos aluvial o eólicos reciente que conservan la estratificación fina no se consideran horizontes A. y que generan estructura granular. pero el símbolo E puede ser usado para los horizontes eluviales que están dentro de o entre las partes del horizonte B. Un horizonte E está comúnmente cerca de la superficie debajo de un horizonte O o de un horizonte A y encima de un horizonte B. Los Horizontes B. o por una combinación de estas propiedades. de aluminio. aunque la fracción mineral esté inalterada o sólo ligeramente transformada. 87 .

E.Estos horizontes son siempre subsuperficiales. no se consideran horizontes B aquellas capas de materiales no consolidados que presentan recubrimientos de arcilla sobre fragmentos de roca o están en sedimentos finamente estratificados. por procesos pedogenéticos. Algunas rocas pueden contener grietas. incluso si están endurecidas. o sales más solubles son incluidas en horizontes C. son aquellos que están poco afectados por procesos de pedogenéticos y carecen de las propiedades de los horizontes O. pero estas son generalmente demasiado pocas y pequeñas para permitir la penetración de raíces. roca no consolidada. Las capas R están cementadas y son difíciles de excavar. carbonatos. no obstante pueden ser fracturadas o raspadas con martillo. El horizonte C podría haber sido modificado. Las grietas pueden estar cubiertas o rellenadas con arcilla u otro material. es designado horizonte C. ya que presentan suficiente coherencia en húmedo para hacerlo a mano o con una azada. Las Capas R: Roca dura El Granito. si una capa endurecida se ve afectada. es decir. o B. que se han formado de material que está muy meteorizado. El material de las capas C puede ser igual o diferente del material del que el solum se ha formado. incluso si no hay ninguna evidencia de pedogénesis. de manera evidente. el basalto. E. Las capas que contienen acumulaciones de sílice. Sin embargo. se considera horizonte B. a menos que hayan sido expuestos en la superficie por procesos erosivos que hayan eliminado horizontes superficiales como O. y otros materiales geológicos que comúnmente no están cementados y se caracterizan por una baja o moderada dificultad para su excavación. excluyen a las capas de roca dura. ni las capas donde el único proceso que ha actuado ha sido la gleización. Los cambios no considerados pedogenéticos son aquellos que no están relacionados con horizontes superiores. Los Horizontes o capas C. A. la cuarcita. Muchos son capas minerales. En algunos suelos. saprolitos. Los Horizontes o Capas C. yeso. 88 . que se trate de suelos decapitados. o B. la caliza endurecida y las areniscas son ejemplos de capas R. Se incluyen como capas C todos los sedimentos. A y/o E. y si tal material no cumple las exigencias para horizontes A. tampoco son horizontes B las capas de acumulación de carbonatos que no están contiguas a otros horizontes genéticos.

Se designan con dos letras mayúsculas separadas por una raya diagonal (E/B.4.1.4.984). La primera letra indica el horizonte principal al cual se parece más el horizonte de transición.3. EB. Se empieza con el número 2 donde se presente el primer cambio de material y se omite el número 1. Los Horizontes mezcla. el Soil Survey Staff (SSS. Se representan por la combinación de dos letras mayúsculas (p. presentan límites abruptos entre ellas.4. AC y CA). 1. BC. con frecuencia. 1. con características intermedias entre los dos horizontes. 1. La homogeneidad y/o heterogeneidad del material parental puede caracterizarse mediante métodos de análisis texturales y mineralógicos (Birkeland.Recientemente. En la misma franja existen trozos individuales de un horizonte completamente rodeados de zonas de otro horizonte. este símbolo no se usa para capas de agua. AE. 1998) adicionó el símbolo W a la lista anterior para indicar la presencia de capas de agua dentro del suelo.ej.4. hielo o nieve que estén sobre la superficie del suelo.1. existiendo una zona ancha de transición. AB. BA. Los Horizontes de transición. En algunas ocasiones aparecen horizontes mezclados que están constituidos por distintas zonas en cada una de las cuales se puede identificar a un horizonte principal. Todos los que se consideren desarrollados a partir del mismo material litológico llevan el mismo prefijo numérico. que identifican los horizontes o capas maestros correspondientes. CB. Discontinuidad litológica. Los prefijos mencionados se pueden utilizar con cualquiera de los símbolos de los horizontes y capas maestras. Una discontinuidad litológica se presenta cuando hay un cambio en el tipo de materiales litológicos dentro del perfil del suelo o una diferencia de edad considerable entre los materiales que han dado origen a los horizontes del mismo.. Las discontinuidades se manifiestan comúnmente como cambios texturales o mineralógicos importantes entre las porciones del suelo que han evolucionado a partir de los diferentes materiales y.1. Las discontinuidades litológicas se simbolizan colocando números arábigos como prefijos a las letras mayúsculas. Para comprender la génesis del suelo es importante delimitar qué minerales son heredados de la roca madre y qué minerales son de origen 89 . Se presentan cuando el límite entre los horizontes contiguos es muy difuso. BE. B/C).2. 1. la primera letra indica el horizonte principal que predomina.

debido generalmente a variaciones en las proporciones relativas entre dos minerales específicos o en los rasgos morfológicos de un determinado mineral.. Se usan letras minúsculas como sufijo para designar a los procesos específicos que se identifican en los horizontes maestros. excluyendo al cuarzo. Debido a la dificultad que encierran estos métodos. aún no existiendo discontinuidades. la mayoría de los investigadores se han inclinado por analizar determinados elementos químicos que se suponen exclusivos de ciertos minerales estables: Zr para circón y Ti para rutilo. Uso de sufijos para indicar procesos específicos en los horizontes.2. así como la naturaleza de la alteración que presentan. pero son más difíciles de detectar conforme los suelos van siendo más evolucionados. turmalina. De igual manera se puede utilizar la mineralogía de la fracción arena gruesa para tratar de evaluar las posibles discontinuidades. rutilo). Los métodos mineralógicos se basan en la distribución de un determinado mineral estable e inmóvil (cuarzo. principalmente (Alexander y otros. Las discontinuidades debidas a cambios de la mineralogía de las arenas han sido encontradas mucho menos representativas de lo que en un principio se esperaba. 1962). En algunos pocos casos se ha encontrado un cambio radical en la mineralogía de las arenas pero en general. La mineralogía de estas arenas que no muestran discontinuidades se ha encontrado que es o muy homogénea. Las letras 90 . o mejor mediante la variación de la razón entre dos minerales estables en función de la profundidad. o bien presenta cambios graduales en su contenido. dado el escaso contenido en minerales estables. Frecuentemente las discontinuidades se detectan más fácilmente por cambios texturales que por cambios mineralógicos. Estos análisis se han realizado generalmente en las fracciones arena fina y limo (Brewer.4. En general. 1. circón. la mineralogía ha cambiado bruscamente en determinados horizontes debido a la acumulación de minerales de nueva formación. 1964). las discontinuidades se ponen fácilmente de manifiesto en la mineralogía de las arenas de los suelos poco evolucionados. A veces. en los suelos. por ello en todos los casos hay una clara dependencia entre la mineralogía de las arenas gruesas y el tipo de roca madre del suelo. los cambios de mineralogía han sido mucho más sutiles. Igualmente es de interés conocer el grado de alteración de los mismos.edáfico. La gran mayoría de los minerales encontrados en la fracción arena gruesa son heredados del material original.

Se usa para indicar total gleyzación o la presencia de un patrón de moteado. manganeso y titanio d: Resistencia física a la penetración de raíces. excepto R. Se indica el material cementante: km: Carbonatos. aluminio. k: Acumulación de carbonatos. h: Acumulación iluvial de materia orgánica (h de humus). Las raíces solo pueden entran por grietas o fracturas. n: Acumulación de sodio intercambiable. m: Cementación. kqm: carbomato y sílica. No es usada en suelos orgánicos. usado con cualquier horizonte maestro. aparte de la gleyzación indica bajo croma (< 2). Si contiene suficientes sesquióxidos de hierro para que el value y el croma sean menor o igual a 3 se indica como hs. Es usado para indicar capas endurecidas (no cementadas) naturales u originada por el hombre. sm: hierro. Esta letra indica una acumulación de materia orgánica dispersable con o sin sesquióxidos. se usa con el horizonte O f: Horizonte con hielo permanente ff: Presencia de permafrost (Temperatura < 0ºC) seco (Sin congelamiento de agua) g: Horizonte fuertemente gleyzado. b: Horizonte genético enterrado. Es usado en cualquier horizonte maestro que indique morfológicamente el alto contenido de sodio intercambiable o: Acumulación residual de sesquióxidos 91 . ym: yeso. la letra a solo se usa con el horizonte O. se usa con el horizonte O. usualmente de calcio. se usa con el horizonte B. i: Materia orgánica ligeramente descompuesta. Si se usa en B se debe tener otra evidencia genética. 1998) es la siguiente: a: Materia orgánica muy descompuesta. e: Materia orgánica de mediana descomposición. La lista en orden alfabético según el SSS (1975. Se usa en los horizontes B y C. c: Concreciones o nódulos de hierro. No se usa en horizontes E con bajo croma o en horizontes C que tengan bajo croma heredado del material parental.minúsculas van inmediatamente después de las letras mayúsculas. qm: sílica. zm: sal más soluble que el yeso. Comunes en horizontes B y C (Bg y Cg).

se usa con el horizonte B usualmente más rojo que los horizontes A y C. de tal forma que la secuencia se empieza de nuevo en el caso de que el símbolo cambie. El número sufijo siempre va después de todas las letras. w: horizonte B de alteración. r : Roca meteorizada o suelta. indican que el material que formó el suelo no era homogéneo. La secuencia numérica se aplica solo a un conjunto de letras determinado. x: Característica que indica alta densidad. es usado con cualquier horizonte maestro. Bt2. (Ap). Bt3 indican tres submuestras de un horizonte Bt. Por ejemplo. en poros o formando puentes entre partículas de arena. Se usan cifras como prefijos. Bt2. El material usualmente tiene un moteado reticulado de colores rojos. se usa con C para indicar material saprolítico. ejemplo: Bt1. (weathering = meteorización). por ejemplo. Usado en horizontes B y C para indicar yeso genéticamente acumulado. suelo formado a partir de distintos estratos sedimentarios superpuestos. ejemplo: Bt1. y: Acumulación de yeso. dureza y fragilidad. Números arábigos: se usan como sufijos en los horizontes maestros para indicar subdivisiones verticales dentro del horizonte. Siempre referida al horizonte A. Bt1. q: Acumulación de sílice. para indicar discontinuidades litológicas. 3Bt5. v: Plintita. 2Bt3. se usa en horizontes B. Usado en horizontes B y C. Bt2. Usualmente se usa con horizonte B. 2Bt4.p: Arado (plow = arar) u otras acción sobre el suelo. 92 . Btg2. No debe tenerse evidencias de cementación. pero puede ser usado con C. una secuencia no se interrumpe por una discontinuidad litológica. Algunas veces es usado con h. excepto R. t: Acumulación de arcillas. amarillos y grises. Btg1. Se usa en horizontes B y C. Sin embargo. Desarrollo de color o estructura. Es usado en horizontes B y C pobres en humus y ricos en hierro. z: Acumulación de sales más solubles que el yeso. Presencia de películas arcillosa en caras de agregados. s: Acumulación iluvial de sesquióxidos y materia orgánica. ss: Presencia de caras de fricción y otras características vérticas.

Este sistema de clasificación se basó en la siguiente secuencia: Factores formadores → Procesos pedogenéticos → Horizontes diagnósticos → Propiedades del suelo. Los procesos pedogenéticos y la clasificación de los suelos. Guy Smith. Pero. director del Soil Survey Investigations for the USDA Soil Concervation Service. Dokuchaev realizó en 1883 un estudio de los suelos de Rusia donde describió. como lo planteo Simonson (1959) al decir que la formación del suelo suceden muchos procesos simultánea y/o secuencialmente los cuales no pueden ser identificados y cuantificados fácilmente. Esto ha llevado a que se diga que este sistema de clasificación tiene una base genética. Las ideas de Dokuchaev y sus colegas rusos fueron tomadas por Hilgard. 1941) que fue él quien formalizó el concepto de los cinco factores formadores del suelo y que fue la base para el sistema de clasificación desarrollado por Dokuchaev y sus colegas Glinka y Neustruyev. Coffey y Marbut en los Estados Unidos para desarrollar un sistema de clasificación donde se conservó la aproximación genética. estuvo de acuerdo con la importancia de tener en cuenta la génesis de los suelos para desarrollar un sistema de clasificación. obviamente.5. Se atribuye (Jenny.Malagón indica que los aspectos ambientales (factores formadores) considerados en las clasificaciones antiguas son. dado que en la formación de un suelo ocurren varios procesos. pues se basa precisamente en la génesis del suelo. basándose en la morfología. las que explican los suelos.4 Se utiliza el pedón modal como unidad de muestreo para la clasificación y el mapeo (polipedones). a diferencia de las clasificaciones previas. D. La clasificación de suelos de los Estados Unidos toma en cuenta a los factores ambientales externos y asume que la génesis les otorga a los suelos el carácter diferenciador.1. 4 93 . Guy Smith consideró que las clasificaciones taxonómicas de suelos deben fundamentarse en ellos y no en los factores. la presencia de diferentes suelos. De esta forma verificó sus hipótesis que diferentes condiciones ambientales influía en la formación de diferentes tipos de suelos. Jenny (1941) formalizó las ideas de los factores formadores como variables de estado que describen al suelo y contribuyó a darle ese carácter genético al sistema de clasificación desarrollado. aunque es difícil identificar los procesos en algunos suelos que tienen origen poligenético. Los horizontes morfogenéticos (cualitativos) pasan a ser los horizontes Dr. Igualmente reconoce que además de la génesis. es necesario tener en cuenta otras propiedades del suelo.

Ello. 1998). Malagón. Duripán Horizonte sálico. 1994. donde hasta donde se sabe.diagnósticos al cuantificar sus características y esto últimos son usados para diferenciar las taxa (Soil Survey Staff. Horizonte Nátrico. IGAC.10. Algunos proceso pedogenéticos y sus horizontes diagnósticos relacionados Proceso Vertisolización Podzolizacion Crioturbación Paludización Andisolización Ferralitización Solonización. en la taxonomía USDA el vínculo entre génesis y taxonomía se da la manera siguiente: Génesis ↔ Horizontes morfogenéticos (Horizontes maestros con letras subíndices de procesos). diferencia la taxonomía de la USDA de. Horizontes A/Bss/Css Oa/E/Bh/Bs/C O/Bgjj/Cf Oi/Oe/Oa A/Bw/C A/Bo/Cr A/Eg/Btn/Bk/By/C A/Cym/Cy A/E/Bt/Ck A/B/Cqm Az/Cz A/Bg/Cg 5 Comunicación personal. Cuadro 1.10 se presentan algunos de los procesos pedogenéticos descritos y sus propiedades morfológicas (horizontes genéticos y subíndices) asociados a su respectivos horizontes diagnósticos. por ejemplo la Rusa. horizontes plásico. de acuerdo a lo arriba expresado. grietas. petrogipsico. el por qué de los suelos presentes en el mapa (dimensión espacial). estructura en cuñas e inclinadas Materiales espódicos. Properties Ándicas. pero no intervienen explícitamente en la taxonomía. 2006. en gran parte. En el cuadro 1. Para Malagón. Horizonte Oxico. todavía se utilizan aspectos como la zonalidad. álbico Materials gélicos Materiales hísticos. Horizontes gipsico. Horizonte argílico. epidpedón melánico. 94 . con la finalidad de facilitar el entendimiento. Malagón5 indica que en Colombia se colocan los factores en la leyenda de los mapas. Horizontes morfogenéticos ↔ (cuantificar) ↔ Horizontes Diagnóstico ↔ Taxonomía. solodización Calcificación Argiluviación Silicificación Salinización Gleización Horizontes Diagnósticos y Propiedades Slickenside. Condiciones reductoras.

su contenido de carbono orgánico varía entre 1.7 o menor.65. Húmedo 3 meses o más al año. Contenido de carbono orgánico ≥ 0. Epipedones Son aquellos horizontes diagnósticos que se desarrollan en la superficie del suelo. acerca de este tópico. los tres requisitos siguientes: Propiedades ándicas. Melánico Es un epipedón cuyo límite superior debe estar en los primeros 30 cm del suelo y dicho límite es o la superficie del suelo mineral o el límite superior de una capa orgánica que tiene propiedades ándicas. Plágeno Es un epipedón hecho por el hombre mediante la adición continua de abonos y desechos de sus actividades.En los horizontes diagnósticos se tienen las características diagnósticas y estos son agrupados en epipedones y endopedones. por el método del AcONH4 1N y neutro. para los suelos minerales. y Value y chroma en húmedo de 2 o menos y un índice melánico de 1. Color oscuro: value y chroma menor o igual a 3 en húmedo. en todo el espesor. dentro de los primeros 40 cm del suelo. muy evolucionados. Valor n < 0. los siguientes: Mólico Es un epipedón que presenta todas las propiedades siguientes: Cuando están secos no tienen unidades estructurales de más de 30 cm de diámetro o tienen una clase de resistencia a la ruptura moderadamente dura o más suave. en capas con un espesor acumulativo de 30 cm o más. A continuación se hace una síntesis del contenido que. 18. según la textura y/o la presencia de otros horizontes diagnósticos. de manera abreviada. Espesor de 10.5 y 4% y los colores están entre 95 . y 6% o más de carbono orgánico como promedio ponderado y 4% o más de carbono orgánico en todas las capas acumuladas. Saturación de bases mayor o igual a 50%. El Índice Melánico (IM) es una medida del grado de humificación que ha sufrido la materia orgánica del suelo: cuando este índice es menor a 1. Además. Generalmente. 1988). tiene. se definen. 1998).6 %. lo que esté más superficial. que le imprimen al suelo colores negros muy intensos (Shoji. Tiene un espesor de 50 cm o más y en él se encuentran comúnmente artefactos antrópicos.7. hay una alta acumulación de ácido húmico tipo A. Tienen estructuras de roca en menos de la mitad de su volumen. presenta Jaramillo (2000) de la taxonomía americana SSS (1999. Contenido de P2O5 soluble en ácido cítrico al 1% < 1500 ppm. 25 o más centímetros.

excepto el contenido de P2O5. el value varía entre 1 y 4 y el chroma es de 2 o menos. respectivamente. con o sin la saturación de bases. Endopedones Son horizontes diagnósticos que se han formado en el interior del suelo. el cual es mayor a 1500 ppm. 2) Úmbrico: cumple todos los requerimientos del mólico. coinciden con el horizonte B de éste. En forma general. Epipedones orgánicos Para suelos orgánicos se han definido dos epipedones: el hístico y el folístico. arcilla y humus. los endopedones se han agrupado teniendo en cuenta el proceso pedogenético que ha dominado en su desarrollo. El folístico está definido esencialmente con los mismos parámetros que el hístico. aclarando que no es el único que ha actuado en el suelo que posee determinado endopedón: Endopedones iluviales Se definen los siguientes endopedones: Ágrico (Bt. presenta altas cantidades de limo. Epipedones variantes del mólico Son dos epipedones que cumplen la mayoría de los requerimientos exigidos para el epipedón mólico pero que presentan algunas propiedades que los separan de aquel. ni incluir sedimentos frescos finamente estratificados. la cual es menor de 50%. de todas formas. Bh bajo Ap): Es un horizonte que se forma por efecto del cultivo continuado durante largo tiempo. no debe tener estructura de roca. excepto la saturación de bases. según el origen de materia orgánica que se haya acumulado en él. Ellos son: 1) Antrópico: cumple todos los requerimientos del mólico. Para las definiciones que se dan a continuación. 96 . pH cercano a la neutralidad y son comunes los pedotúbulos. Ócrico Es un epipedón que se asigna a aquellos horizontes que no cumplen con la definición de ninguno de los epipedones anteriores. de manera resumida. Además.pardo y negro. en los años normales. Argílico (bt): Es un horizonte iluvial de arcillas silicatadas. para las situaciones a y b. en húmedo. diferenciándose de éste en los espesores del primer requerimiento (20 ó 15 cm. para el folístico) y en la duración del período de saturación con agua: el folístico está saturado menos de 30 días acumulativos al año. aunque no necesariamente.

tiene mayor contenido de materia orgánica que el horizonte suprayacente y menor value y/o chroma que él.05 mm de diámetro. Se forma como consecuencia del drenaje y oxidación de materiales de suelo orgánicos ricos en sulfuros. Bhs): Es un horizonte iluvial de 2. los productos de esa alteración se han acumulado causando enriquecimiento residual de ellos en el horizonte. duripán o fragipán. que presenta cambios de color. ni dispersado. intensa o no. con 85% o más de materiales espódicos (materiales amorfos activos iluviales compuestos de materia orgánica y Al.5 y que tiene evidencias de que el bajo pH es causado por ácido sulfúrico.2 a 0. Se presentan frecuentemente los siguientes endopedones en este grupo: Cámbico (Bw): Es un horizonte de alteración de 15 cm o más de espesor. óxico. de 30 cm o más de espesor y menos de 10% de minerales meteorizables en la fracción de 0. con o sin Fe). Espódico (bh. Cj): Es un horizonte de 15 cm o más de espesor.Cálcico (Bk. no cementado ni endurecido. con una CIC 7 < 16 cmol (+) kg-1 de arcilla y CICE < 12 cmol (+) kg-1 de arcilla. un PSI ≥ 15% en los primeros 40 cm del horizonte y estructura columnar o prismática dominante. que presenta un pH en agua (1:1) ≤ 3. espódico. textura y/o estructura. Óxico (Box): Es un horizonte con textura franco arenosa o más fina. By): Es un horizonte de acumulación de yeso secundario de 15 cm o más de espesor. gypsico. Endopedones mixtos 97 . Sómbrico (Bh): Es un horizonte iluvial de humus que no está complejado con Al. Bs. Gypsico (Yesífero) (bwy. compuesto de materiales orgánicos o minerales de suelo. además de las características de este horizonte. Endopedones de transformación Los endopedones de transformación son horizontes que se han formado debido a la alteración. plácico. cálcico. nátrico. pero que no cumple los requerimientos ni de los epipedones definidos anteriormente. tiene saturación de bases menor de 50% (AcONH4). Ck): Es un horizonte de acumulación de carbonatos de calcio y de otros carbonatos secundarios. de sus materiales originales y en los cuales. tiene 15 cm o más de espesor y no está cementado. petrogypsico.5 cm o más de espesor. Nátrico (Btn): Es un horizonte argílico que tiene. Sulfúrico (Bj. petrocálcico. ni de los endopedones argílico.

estructura poliédrica muy gruesa y casi sin raíces. con CIC 7 < 16 cmol (+) kg-1 de arcilla y CICE < 12 cmol (+) kg-1 de arcilla en 50% o más del espesor. del cual se diferencia porque el cementante principal. Bhsm): Es un horizonte espódico. con textura arenoso franca muy fina o más fina. En él se diferencia una parte eluvial de materiales álbicos y otra iluvial de remanentes de horizontes argílico. si no está asociado a materiales espódicos. Glósico: Es un horizonte mezclado de 5 cm o más de espesor. Petrogypsico (Bym: Es un horizonte similar al petrocálcico. si lo está.Se incluyen en esta categoría aquellos endopedones que deben su formación a varios procesos pedogenéticos dominantes y que pueden o no expresar las evidencias de la acción de dichos procesos en un mismo horizonte genético del suelo. Duripán (Bqm. Ct. si no está directamente sobre la roca. principalmente. generalmente es un limitante para el paso de agua y de raíces. Tiene colores de rojo oscuro hasta negro. es un horizonte cementado por carbonato de calcio. Los principales endopedones de este grupo son: Fragipán (Bx. Petrocálcico (Bkm. Ckm): Este endopedón se forma mediante la acumulación iluvial de carbonatos de calcio secundarios y la posterior cementación del horizonte por dichos carbonatos. Cm. que presenta reacción positiva al HCl y que tiene un espesor de 10 cm o más. Es un horizonte de 15 cm o más de espesor. kándico o nátrico. Este horizonte se puede generar por iluviación de arcilla. debe tener un espesor de 1 cm o más. Bw. su espesor es de 1 mm o más. el espesor máximo es de 25 mm Otros endopedones 98 . por destrucción de la arcilla o por erosión selectiva de las partículas más finas en el epipedón o por sedimentación de materiales gruesos en la superficie del suelo. sin límite máximo. En general. duro a muy duro en seco. Kándico (bt. con espesor de 25 mm o más. Cx): Es un endopedón que puede formarse por alteración y/o por iluviación de arcilla. caso en el cual. en el petrogypsico. que tiene más del 50% de su volumen cementado. Plácico (Bsm): Es un horizonte que se presenta cementado por hierro (con o sin manganeso) y materia orgánica. Cqm): Es un endopedón que se forma por la translocación de sílice soluble y la posterior cementación del material del suelo por ella. Cw): Es un endopedón de 15 cm o más de espesor. está compuesto por yeso. Bsm. Orstein (Bhm.

paralítico (con roca fragmentada) o petroférrico (con una capa cementada por Fe).9 Mgm-3. quebradizo). superficies de presión. densos (duros). que son las más utilizadas por el sistema en la definición de sus taxa superiores. La presencia de capas gélicas (de hielo). estructuras cuneiformes. microrrelieve gilgai). Otras características diagnósticas Aparte de las características definidas anteriormente. proporcionales a contenidos de vidrio volcánico entre 5 y 30% en la fracción arena del suelo. con o sin Fe). Cz): Horizonte de acumulación. espódicos (materia orgánica y Al iluviales. hay otras que también se tienen en cuenta. El contenido de minerales meteorizables o de minerales resistentes a la meteorización.4 y 2%. El COLE y la extensibilidad lineal. La presencia de materiales álbicos (muy claros. y 85% o más de capacidad de fijación de fosfatos. La presencia de permafrost (congelamiento) o de crioturbación. generalmente residual. La presencia de propiedades ándicas o frágiles (fragipán. Tiene 15 cm o más de espesor y una conductividad eléctrica de 30 dS m-1 o más. gélicos (crioturbados). con alguno de los horizontes genéticos del suelo (ver Capítulo 5). o Unos contenidos de (Al + ½ Fe) entre 0. Sálico (Bz. Ellos pueden ser iguales o puede ser que el horizonte diagnóstico sea parte de uno o de varios horizontes genéticos. Entre las más frecuentes están: Los cambios texturales abruptos. blancos). La presencia de condiciones ácuicas o anhídricas. Densidad aparente a 33 kPa menor o igual a 0. Debe tenerse en cuenta que ni los epipedones ni los endopedones tienen que coincidir. La presencia de contactos (límites) denso (con material duro). La presencia de nódulos.Álbico (E): Es un horizonte eluvial de 1 o más centímetros de espesor que contiene 85% o más (por volumen) de materiales álbicos (claros). La presencia de discontinuidades litológicas o de lamelas. Propiedades ándicas son las siguientes: Tener menos de 25% (gravimétrico) de carbono orgánico y uno o ambos grupos de los siguientes requerimientos. de sales más solubles que el yeso. La presencia de propiedades vérticas (debidas a la presencia de minerales expansivos: Grietas. que se establecen según una gráfica. lítico (con roca dura). en su espesor. 99 . slickensides. y 2% o más de (Al + ½ Fe) extraído con oxalato ácido de amonio. La presencia de carbonatos secundarios. paralíticos (roca poco meteorizada y débilmente consolidada o depósitos sedimentarios gruesos) o sulfídicos. La presencia de plintita.

aunque.11. SSS.Debe tenerse presente que los horizontes diagnósticos no necesariamente coinciden con horizontes genéticos del suelo. en la mayoría de los casos. Los horizontes diagnósticos posibles en cada uno de los órdenes se muestran en el cuadro 1. 1999. cuando esto último sucede. Varios órdenes de suelos pueden presentar los mismos horizontes diagnósticos. (*: Fragmentos solamente. 1998). 2000. tomado de Jaramillo (2000). los horizontes diagnósticos pueden estar definidos por los símbolos de los horizontes genéticos del suelo. (Jaramillo. Horizontes diagnósticos considerados explícitamente por el sistema de clasificación del USDA en los diferentes órdenes de suelos.11. Cuadro 1. puede haber correspondencia entre ambos grupos de horizontes. no continuos). Horizonte Mólico Úmbrico Antrópico Hístico Folístico Melánico Plágeno Ócrico Álbico Argílico Cálcico Cámbico Duripán Espódico Fragipán Capa glácica Glósico Gypsico Kándico Lamelas Nátrico Óxico Petrocálcico Petrogypsico Plácico Sálico Sómbrico Sulfúrico ALF X X AND X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X * * X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X * X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X EL X X X Orden ENT EPT ERT ID IST * X X X X X X X OD OLL X X X X OX ULT X X X * X X X X X X La categoría de Orden del Sistema de clasificación de los Estados Unidos está basado en gran medida en los procesos formadores como indicador de 100 .

las arcillas podrán dispersarse fácilmente y ello favorece su transporte por el agua que percola a través del perfil. Alfisol. A este nivel. A continuación se presentan algunos de los procesos pedogenéticos más relevantes para las diferentes clases de suelo dentro de la categoría Orden del Soil Taxonomy. El proceso de meteorización. Inicialmente se debe haber lixiviado en gran parte los cationes floculantes como el Ca+2. Algunas veces. Para la formación del horizonte argílico es necesario un régimen de humedad contrastante que favorezca la translocación de la arcilla en el perfil. Puede que se forme un horizonte E al quedar desprovisto en parte de arcillas. en algunos Alfisoles bajo bosque se pueden encontrar horizontes O y A. humificación y mineralización ocurren en la materia orgánica para formar el horizonte A y. Si los minerales primarios se meteorizan en un ambiente alcalino. Una vez disminuida la concentración de Ca+2.la presencia o ausencia de horizonte diagnóstico. Horizonte que se puede presentar en otras clases a nivel de categoría de Orden. La meteorización de los minerales primarios. coloides orgánicos y sesquióxidos y adquirir un color claro y. se tendrá en estos suelos a los carbonatos como productos de estas reacciones. como en todos lo suelos. principalmente por reacciones de hidratación. algunos perfiles de Alfisoles muestran contenidos altos de Ca+2 y Mg+2 en los horizontes superficiales como efecto del reciclaje de nutrientes realizado por la vegetación. es un requisito inicial para que se den los posteriores procesos en los Alfisoles. Lo normal es que se tenga poca acumulación de materia orgánica debido a la mineralización que sufre ésta. El tamaño de las arcillas juega un papel importante en la dispersión de estas y son las de menor tamaño las que más fácilmente lo hacen. por lo que. La iluviación de arcillas producto de la meteorización de los horizontes A e inicialmente del E es el proceso dominante (lessivaje) de los Alfisoles. los suelos bajo el mismo Orden se consideran que son similares en su génesis. se tiene un horizonte Álbico. de hidrólisis y de oxidación. Procesos de descomposición. La arcilla iluvial del horizonte Bt define el horizonte diagnóstico argílico. El agua es elemento fundamental para que se acelere esta meteorización tanto física como química. puesto que este catión no permite que las arcillas migren por su gran tamaño como producto de la floculación. igualmente se verá favorecido por el intercambio de H+ de las raíces por Ca+2 y Mg+2 y otros cationes. en los horizontes Argílicos la relación arcilla fina/arcilla gruesa está 101 .

La acumulación de arcilla en horizonte B puede llega a ser muy alta y cause un decrecimiento de la precolación del agua en el perfil creando un medio anaeróbico que facilite la reducción del Fe+3 por el efecto reductor que tiene esta materia orgánica mostrando condiciones reducciformes.6. 102 . La andolización consiste en una rápida meteorización en sitio y una alta producción de materiales no cristalinos (alófona. Cuando la meteorización produce los suelos se enriquecen con minerales no cristalinos que son altamente alumínicos y/o férricos. ferrihidrita). muy friables. como material parental de los Andisoles. la textura se determina al tacto porque no dispersan fácilmente por los procedimientos normales del laboratorio. son muy porosos.8. La materia orgánica influye mucho en las propiedades físicas y químicas de los Andisoles.6 y 0. no plásticos. negro en el epipedón y claro en el endopedón y es mas marcada la diferencia en climas fríos. La materia orgánica puede facilitar la lixiviación de cationes metálicos como Fe+3 y Al+3 en un proceso combinado de quelatación y eluviación denominado queluviación. controla la formación del suelo más que cualquier otro material parental y el mayor proceso formador del suelo que sucede ha sido denominado andolización. imogolita.3 y 0. Andisol. Para Shoji y otros (1993) no presentan horizontes E. El comportamiento de los elementos químicos en los derivados de ceniza volcánica puede ser inferido de la comparación del análisis total elemental del suelo con aquella de la tefra original. Suelos que muestran una composición elemental igual al de la tefra se consideran suelos jóvenes. mayor que en los horizontes A y E que se encuentra entre 0. Las cenizas volcánicas o tefras. En general presentan tixotropía.entre 0. no pegajosos. El contenido de materia orgánica varía entre 8 y 30 %. El color oscuro de los horizontes húmicos es una de las propiedades centrales de estos suelos y es atribuido a la presencia del humus tipo A (Kumada. El horizonte A tiene en promedio un espesor de 20 a 50 cm y puede llegar a tener cerca de 100 cm o menos de 20 cm. Existe un contraste marcado en el color del perfil. En los Andisoles son comunes las secuencias de horizontes AC y ABC. 1987). El epipedón melánico ha sido establecido para describir estos horizontes. Los minerales presentes en las cenizas muestran una amplia variación en su composición química. estructura granular.

sílice en el perfil de estos suelos es necesario buscarla en los paleoclimas o en excepcionales eventos de grandes y largos episodios de precipitación. La ocurrencia de horizontes enriquecidos en minerales secundarios es fuertemente controlada por la condición hidrológica de la región de la zona árida. que están más meteorizados. La fuente de enriquecimiento de minerales es necesario buscarla en aportes atmosféricos. ya que el Al se combina preferiblemente con humus y no es disponible para reaccionar con Si. Así. La meteorización química es lenta debido a la falta de agua. Este proceso antialofánico también influye en la formación de ópalo u ópalo pedogenético en horizontes húmicos de Andisoles jóvenes. en la década de los años 80. La meteorización física y química en regiones áridas es de menos intensidad y profundidad en el perfil del suelo que en zonas húmedas. Una predominante influencia en la génesis de los Aridisoles se debe a que la evaporación potencial exceda en mayor proporción a la precipitación durante la mayor parte del año. complejos Al-humus que son muy reactivos con el fosfato y el fluoruro cuando se comparan con las arcillas alofánicas. expansión y contracción térmica. aportes de agua subsuperficiales y a la edad del paisaje. Aridisol. Debido a la escasa vegetación. Se ha visto que el ácido húmico inhibe la formación de alofana e imogolita. La evidencia de lavado. El fósforo ocurre como formas ácido solubles en tefras frescas y su solubilidad decrece con el avance de la meteorización química y la formación de formas no cristalinas de Al y Fe. igualmente lo será el lavado de iones en el perfil del suelo. 103 . Más tarde. atribuido a la materia orgánica que juega un papel antialofánico. preferiblemente. sales. el proceso de humificación es bajo y es típico de los Aridisoles la baja acumulación de humus. El Al+3 forma. pero procede de igual manera. la disponibilidad de P no es limitante en el crecimiento de las plantas en Entisoles derivados de ceniza volcánica cuando se compara con Andisoles.En la década de los años 60 se pensó que la formación del complejo humusalófana era el mayor proceso responsable de la acumulación de carbono orgánico en estos suelos. por lo cual el drenaje será limitado. acumulación de arcillas. En las zonas áridas la meteorización física sucede a través de la cristalización de sales. se conoció que hay una relación inversa entre la acumulación de C orgánico y la formación arcillas alofánicas en los Andisoles con régimen de humedad údico.

La composición de los materiales iniciales de algunos Aridisoles que contienen horizontes argílico. El suelo será salino si predominan en la solución del suelo cloruros y sulfatos de sodio. materiales parentales y edad. vegetación. llevando a que se formen horizontes petrocalcicos. Los únicos rasgos comunes a todos los suelos de este Orden son la ausencia virtual de horizontes y su naturaleza mineral. Entisol Son suelos jóvenes. Los Entisoles se han desarrollado en distintos regímenes de humedad. valles de inundación. lo que se debe en gran parte al escaso tiempo transcurrido desde la acumulación de los materiales parenteles. Pueden incluir horizontes enterrados siempre que se encuentren a más de 50 cm de profundidad. favorecida por las condiciones oxidativas que impera en estos ambientes debido al déficit de agua. temperatura. La salinización está asociada a depresiones en el paisaje y a aguas salinas e igualmente a los aportes de agua por el riego. con historia pedogenética muy corta. La mayoría de ellos solamente tiene un horizonte superficial claro. como un saprolito. Normalmente no presentan otros horizontes diagnósticos. El enrojecimiento o rubificación es a menudo observado en los Aridisoles debido a la oxidación del hierro. zonas de dunas y pendientes muy acentuadas con fuerte erosión. Ellos son la transición inicial hacia otras clases de Orden de suelos o hacia el material parental. nátrico y cálcio no explican el enriquecimiento de arcillas o carbonatos. 2) acumulación de Si (duripán). un depósito de ceniza. En este Orden están incluidos los suelos que no evidencian o tienen escaso desarrollo de horizontes pedogenéticos. de poco espesor y generalmente pobre en materia orgánica (epipedón ócrico). 4) adensamiento que reduce el espacio poroso de los materiales al llenarse los poros con sales y sílice. como una mesa de agua en o cerca de la 104 . calcio y magnesio.Los procesos asociados con la concentración de materiales en los Aridisoles son: 1) eluviación/iluviación de arcillas (paleoclimas). 3) acumulación de carbonato de calcio (calcificación) (horizontes cálcico o petrocálcico). Se ha sugerido que el aporte eólico y de agua subsuperficial puede explicar estos enriquecimientos y la formación de horizontes Bt. y algunos otros factores formadores que retarden los procesos formadores de suelo. La acumulación de sodio sucederá como consecuencia de predomino de bicarbonatos sobre cloruros y sulfatos en el agua. petrogypsico o duripanes. Btn y Bkm. característicos de zonas de aluvión. rellenos de erosión.

Gelisol. Una vegetación escasa y dispersa afecta la acumulación de materia orgánica. capa activa. Suelos que están con temperatura menor a 0° C continuamente por dos o mas años y la parte superior. Puede decirse. acumulación de materia orgánica en la capa congelada. el mantenimiento del contenido 6 Dr. 105 . El congelamiento y descongelamiento del suelo genera una crioturbación. La influencia de los procesos formadores de suelo no es suficientemente intensa en la Entisoles para producir una evidencia morfológica y dejar huella en el perfil que muestren evidencias de pedogénesis. de transformación y de translocación de minerales y materia orgánica son lentos. Atrato. rotación sorting. desplazamiento del material. involución. inclusión) y formación de poros. de este puede descongelarse en el verano. La criopedogénesis es la suma de todos los subprocesos que ocurren en los suelos congelados e incluye compactación. D.superficie que genera condiciones reductoras y retardan la meteorización. La materia orgánica por la lenta descomposición se acumula como un epipedón histico. Oi) y mezclados con cantidades variables de arcilla. Páramos6. Comunicación personal. la cual consiste en disrupción de los horizontes. incorporación de materia orgánica a las capas inferiores y orientación de rocas en el perfil. Los Gelisoles son suelos que presentan permafrost dentro de los 100 cm de la superficie. de meteorización. Los Histosoles están desarrollados sobre antiguos depósitos orgánicos de diversos orígenes. Histosol. rocas orientadas. Fúquene. Se manifiesta como horizontes rotos e irregulares y bandas de texturas. en general. Oe. En Colombia están presentes en Sibundoy. limo y arena. los procesos pedogenéticos. que su desarrollo se lleva a cabo de forma independiente del clima y del sustrato. Malagón. En caso de no reunir esta condición también pueden ser considerados Gelisoles aquellos suelos que presentan materiales minerales u orgánicos que tienen inclusiones de crioturbación y/o segregación de hielo en capas activas y/o en la parte superior del permafrost. desplazamiento (alineación. Los Entisoles pueden estar en equilibrio con el ambiente o son el resultado de la erosión de otras clases de Orden de suelo. De cualquier forma. la criopedogénesis. desde poco a muy descompuestos (Oa. En ambientes tan fríos. IGAC.

sino que en ocasiones pueden colmatarse con arcillas y gravas o bien ser drenados de forma natural. también suelen ser lugares adecuados. el medio acuático se va empobreciendo en nutrientes y. No siempre se llenan con material rico en materia orgánica. Las filtraciones producidas bajo pequeños escarpes del terreno o en pendientes cóncavas de zonas altas. El proceso es un fenómeno lento. con climas fríos y húmedos. casi siempre asociadas a movimientos ascendentes del nivel freático. Existen otras formas de acumulación de materia orgánica. En las zonas templadas la forma más conocida de formación de acumulaciones de material orgánico es la correspondiente al llenado de lagos de origen glaciar formados por la retirada de los hielos. incluso permanecer como lagos o lagunas. En un principio se produce un fuerte incremento de la población bacteriana encargada de la descomposición de los restos orgánicos. cuando su profundidad o extensión es demasiado grande. su duración puede estimarse en varios miles de años. si bien las vaguadas de zonas onduladas y elevadas. que provoca la formación de capas heladas que 106 . que realiza una fuerte exportación de nutrientes del agua así como de un fuerte consumo de oxígeno.orgánico de los suelos requiere una descomposición muy baja que está favorecida por: 1) una baja temperatura. por lo que la actividad microbiana cesa y se comienza a producir una fuerte acumulación de residuos orgánicos sin transformar que terminan colmatando la charca y creando un enorme cúmulo de material orgánico. en oxígeno. al amparo de un medio muy rico en nutrientes. lo que se conoce como ciénagas colgadas o climáticas en áreas turbosas. La colmatación del lago va favoreciendo la implantación de una flora más extensa. 3) una elevada acidez que provoca una baja disponibilidad de nutrientes o un elevado nivel de electrolitos o toxinas orgánicas o una conjugación de algunos de ellos. Tales lagos se forman en cuencas rocosas y en depresiones de la sedimentación glaciar cuando se produce la retirada del hielo. son los conocidos procesos de paludización. 2) una persistente saturación con agua. El incremento de vegetación va provocando una gran cantidad de residuos vegetales que se van acumulando sobre el sustrato mineral. son un lugar frecuente de aparición de Histosoles. Las depresiones que descienden bajo el manto freático son lugares idóneos para la formación de Histosoles. sobre todo. En ocasiones estas elevaciones pueden deberse a un enfriamiento climático. a ello contribuyen los aportes correspondientes al horizonte humífero acumulado en los bordes.

Muestran horizontes alterados que han sufrido pérdida de bases. Largos periodos de tiempo y altas tasas de erosión son necesarios para la formación de inceptisoles en pendiente empinada (suelo delgado perfil AC) para dar posteriormente suelos mas profundos (perfil ABC). como se ha apreciado en Alaska y el norte de Siberia. la tasa de erosión disminuye y se pueden expresar procesos y se pueden formar otros tipos de horizontes.impiden el libre drenaje del agua procedente del deshielo superficial. Factores ambientales pueden afectar la meteorización (baja temperaturas. por lo demás. En estas condiciones. La erosión puede alterar la parte superior del suelo en grado extremo. pero ninguno predomina. Usualmente los inceptisoles se ha formado sobre materiales parentales aportados por erosión y que algunas veces han sido suelo. hierro y aluminio pero conservan reservas de minerales meteorizables. Algunas veces. resistencia del material parental). En teoría todos los procesos pedogenéticos pueden estar activos en algún grado. Cuando la erosión ha nivelado la pendiente o desnivel. aportes de materiales en movimientos en masa (colúvios) por acción de fenómenos de vertientes los rasgos morfológicos en los perfiles de los suelos son borrados continuamente. El grado de descomposición de los materiales orgánicos influye muy fuertemente en el manejo de estos suelos y ello está muy condicionado por el tipo de planta que ha generado los restos y por la acción del hombre mediante el establecimiento de drenajes. se aceptan en este Orden suelos con gran variedad de rasgos morfológicos. y lo que hace que el desarrollo del suelo sea retardado y aún inhibido. baja precipitación. Se debe interpretar como suelos inmaduros que tienen débil expresión morfológica de los suelos maduros. Inceptisol. Una secuencia de horizontes corrientes incluye un epipedón pobre en materia orgánica (epipedón ócrico) sobre un horizonte de alteración con los caracteres precedentemente descriptos (horizonte cámbrico). En la génesis de los Inceptisoles ocurren varias rutas dependientes de los procesos activos en un paisaje o área geográfica dada. Este Orden incluye determinados suelos de las regiones subhúmedas y húmedas que no han alcanzado a desarrollar caracteres diagnósticos de otros órdenes pero poseen evidencias de desarrollo mayores que las de los Entisoles. Los Inceptisoles se pueden formar sobre depósitos aluviales. las inundaciones temporales pueden alterar la morfología del 107 .

favoreciendo la translocación de materiales en suspensión. en el cual la materia orgánica humificada está asociada a los minerales del suelo. Una intensiva pedoturbación faunística oblitera la diferenciación de los horizontes. Argiudolls). en los inceptisoles encontrados. se han acidificado y la precipitación es mayor que la evapotranspiración potencial. Algunos subordenes de los inceptisoles (Umbrepts. Oxisol En los Oxisoles la meteorización es muy intensa llegando a expresarse en varias decenas de metros en profundidad. En estas condiciones las formas ferrosas de los minerales 108 . Aquents) tienen un mayor contenido de materia orgánica en los cuales la descomposición y la humificación es mayor que la mineralización. En estos suelos se da una alta actividad biológica que actúa sobre los restos orgánicos que llegan al suelo. En otras áreas. En áreas de depresión o fondos de valle. La erosión hídrica y el intenso laboreo agrícola pueden disminuir el grosor del epipedón mólico. La formación de gibsita se da por el eficiente lavado de silicio producido en la disolución de los minerales primarios. Se han encontrado procesos de oxidación de sulfuros en algunos inceptisoles que tienen sulfuros en su material parental. es posible el proceso de lavado. y óxido se hidróxidos de hierro y aluminio. Este proceso de desilicatación se favorece por unas buenas condiciones de drenaje. se reconocen actividades de la fauna. suelos con pH menores de 4 y con destrucción de arcilla que los hace muy tóxicos en aluminio. produce condiciones reducciformes. En algunos Molisoles hay evidencias de iluviación y eluviación de arcillas y coloides orgánicos formando organoargilanes en los poros y en agregados (Albolls. Molisol En los Molisoles el horizonte A es oscuro debido al proceso de melanización. Cuando son drenados se forman los “Cat Clay”. el arado. alta precipitación y una mesa de agua profunda o no existente. como es el caso del Brasil. congelamiento. sin llegar a darse una condición de translocación de arcillas y la formación de un horizonte Bt se ve retardado. gibsita. el proceso de gleización. dado que el perfil del suelo no llegue a secarse lo suficiente. Son suelos donde se ha lavado los carbonatos. Esto ha llevado a que predominen minerales como caolinita.perfil al depositar superficialmente materiales y al mantener saturado el suelo favoreciendo condiciones temporales de reducción.

Una de las más morfologías mas obvias en el perfil es que la deja el proceso de podzolización. la descomposición de la materia orgánica en estas condiciones ácida favorece la formación de ácidos orgánicos de cadena corta. nodular y plácico. Los demás espódicos muestran alta resistencia a la penetración de raíces y baja conductividad. Sommer y otros (2001) dividen este proceso en una secuencia de etapas: movilización de Al. Esta secuencia conduce a genrar la morfología: horizonte E claro arriba de un horizonte Bhs oscuro enriquecido con Fe y materia orgánica. Espodosol. Cuando ocurre el lavado de bases en regiones húmedas. En el proceso de podzolización se han identificado cuatro tipos de horizontes espódicos: friable. especialmente Ca+2. En suelos con alto contenido de bases. el humus se liga con este catión formando humatos de calcio insolubles.primarios liberadas por reacciones de hidrólisis son oxidadas y precipitan como óxidos. El horizonte espódico friable tiene una alta porosidad. Las arcillas en estas condiciones tienen una baja capacidad de dispersión. La agregación de arcillas formando partículas tamaño limo y arena fina es común en los Oxisoles. Los suelos con un horizonte Bt muy alterado (Bto) y. cementado. Esta condición concomitante permite la formación de complejos de estos cationes metálicos permitiendo su translocación en el perfil. Aunque las condiciones de lavado son intensas. bajo determinadas condiciones son igualmente Oxisoles. con una secuencia de horizontes A-Bo-C. la translocación de arcillas no es posible favoreciéndose la formación de horizonte óxico. Los procesos que ocurren en estos suelos son complejos y en la literatura se postulan varias hipótesis. permanecen floculadas por el Fe+3 y el Al+3. Ultisol 109 . alta conductividad hidráulica comparada con otros horizontes espódicos. Fe y Corg en el epipedón seguida de transporte vertical y una subsiguiente inmovilización en el endopedón menos ácido. En general se tiene que para que se forme un Espodosol inicialmente se debe haber lavado todos los carbonatos. El requerimiento taxonómico para el Spodosol es la presencia de un horizonte iluvial espódico. Fe+3 y otros elementos. baja resistencia a la penetración de raíces. la meteorización química libera Al+3. La formación de caolinita presenta cuando queda parte del silicio en la solución y al no ser lixiviado en su totalidad. la cual favorece un encharcamiento temporal en ligeras depresiones del terreno y erosión superficial.

etc. Comunicación personal. descomposición y humificación de la materia orgánica son limitados en los Ultisoles y algunos pueden tener un horizonte A oscuro y delgado. tienen completamente meteorizados los minerales primarios y se han formado arcilla y óxidos (caolinita. superficies de presión (slickensides). necesario en la síntesis de este tipo de arcillas 2:1. Estas arcillas expansivas se pueden formar in situ a través de la meteorización del material parental en el solum (Vertisoles autóctonos) o de sedimentos compuestos por arcillas esmectíticas que pueden producir características vérticas en el suelo (Vertisoles alóctonos). Estos últimos son los que ocupan más área en el mundo y se ubican en las partes bajas de los paisajes (Comerma. 1987). aumenta desde los horizontes A. con suficiente Ca+2 y Mg+2 y una condición hidráulica que no permita el lavado de silicio. goetita. Los procesos formadores de los vertisoles son todos aquellos que participan en la síntesis y estabilidad de las esmectitas. 7 Dr.) El proceso de eluviación iluviación es el más característicos en los Ultisoles. IGAC. E y la parte superior de horizonte B hasta un máximo en el horizonte argílico y luego decrece regularmente en profundidad en el horizonte C. microrrelieve gilgai se explican por la capacidad de aumentar de volumen que tienen las arcillas expansivas cuando se humedecen y de contraerse cuando se secan. estructuras cuneiformes. Las grietas. Vertisol. Condiciones cíclicas de oxidación reducción permiten la movilidad de Fe y Mn en el perfil del suelo dándole. La formación de esmectitas se ve favorecida a pH altos.Algunos Ultisoles se desarrollan sobre materiales parentales que ya contienen apreciables cantidades minerales meteorizados y que son susceptibles a ser lavados. En la zona pacífica y amazónica de Colombia es común que algunos Ultisoles tengan acumulación de hojarascas y lleguen a tener un horizonte úmbrico7. a algunos Ultisoles. gibsita. dominado por caolinita. por lo que el epipedón está empobrecido en arcilla y el horizonte subsuperficial (Bt) tiene una mayor contenido de esta. En algunos casos. Procesos de acumulación. 110 . D. un moteado de colores rojos y grises facilitando una posterior formación de plintita. Típicamente se encuentra que el contenido de arcilla. Malagón.

Se supone que los Vertisoles típicos son suelos derivados de minerales y sedimentos con abundancia de silicio y de cationes alcalinos y alcalinoterreos. procesos de eluviación iluviación. ricos en minerales secundarios muy meteorizados donde se ha lavado los cationes y prevalecen cationes metálicos como el Al+3 con predominio de caolinita sobre montmorillonita y con CIC baja como los reportados por Elizalde y Comerma (1980). que favorecen la formación de esmectitas como la montmorillonita. aunque los fenómenos de arcillo pedoturbación tratan de borrar las películas de arcilla como la evidencias del proceso de iluviación. que podrían evolucionar de materiales geológicamente viejos. Estos autores encontraron que cuando la CIC es alta el pH no es ácido. Según Ahmad (1982).En algunos Vertisoles se tienen evidencias de translocación de arcillas. 111 . los Vertisoles ácidos serían casos especiales.

. H. U.B. M. Water Resources Research. Amer. Arnold. Porqué un referencial pedológico. 4:349-371.26: 189-191.F Hall (Eds. C.A. V.G. Tagg A.F. Soil evolution along an altitudinal transect in the eastern Mojave Desert of Nevada. M. En L.J. Kellogg C.. N. R. Hepburn. Caracterización química de suelos y paleosuelos derivados de cenizas volcánias en el norte de la Cordillera Central Colombina.J. Washington. ttp://menbers. 1995. 1983. En Wilding L. Chadwinckk.W. A reassessment of podzol formation processes. Beavers y P. Cheverry y A. M. Zirconium Content of Coarse Silt in Loess and Till of Wisconsin Age in Northern llinois.A. Concepts of soil and pedology. J. 69: 119-143.J Mc Cracken. Editorial Elsevier.S.Bibliografía. Editorial Elsevier. 372 pp. 1994. Soil and Geomorphology. Amundson R.. Vertisols. Agric. I: Concepts and interactions.P. Doner. Inc.S. y G..C Farmer. New York. N. México. H. 111-124 pp.?. Anderson.. P. González. Baldwin M. Wilding. 33: 125-136. Boulaine. Revista ICNE.S. Alexander.D. 1989. and Thorp J. 1982.F Hall (Eds. Birkeland. Geoderma. G y H. Chapter 1. Barling R.P..W (1983). 1984. J. N. Arango.C. Girard J.E. Johnson . A Quasi-dynamic Wetness Index for Characterizing the Spatial Distribution of Zones of Surface Saturation and Soil Water Content. R. Testing a PhysicallyBased Flood Forecasting Model (TOPMODEL) for Three U. Proc .E Smeck y G..U. .L Barrow. vol. A. I.. Buol S. J. Hole y R. and Grayson R. 1984. Moore I.W.com/rp95/esp/porque. Dept. of Soil Sci. 2: 97-119.. Catchments.) Pedogenesis and Soil Taxonomy.E Smeck. Sowers y H. Capítulo 6: Procesos edafológicos.Govt. 30 (4): 1029-1044. Yearbook of Agriculture.K. Trillas.D. 1938.aol. 1993.. Schofield N. Ruellan. U.A.. N. O.. 112 . 1981.D Walker. Soil Sci Soc. Ed. Kirkby M. D.D Russell y A. pp: 91-123. New York. F.) Pedogenic and Soil Taxonomy. Baize. Y.htm. Oxford University Press. 4.E. A. Beven K. Journal of Hydrology. pp 1-21. Soil Classification.. Ahmad. Printing Office.1962. DC: 979-1001. Génesis y Clasificación de Suelos.D..

Brewer. J.Buol. Quirk (1968). J. 1964.Universidad Nacional de Colombia. Drever. Chesworth.N. A. McCraken and R. Vertisols. U. En: Biología de suelos. 7-93 p Desphande. 113 . Reidel Publishing Company. 1.. S. C. Soil Sci. 1984. The chemistry of pedogenic thresholds. F. 1989. Soil Genesis and Classification. y S. Southard.324p. Vertisoles 1985.W. Edwards. W. y J. y P Ruben: 1-22p. Bravard S. Comerma.J. Iohn Wiley New York. 527 p. Dixon. J. 1988. Brazil. Suelos Ecuatoriales 17 (2): 126-131. B. Changes in soils properties associates with the removed of iron and aluminum oxides. 1997. J. Weed. Righi. J. The phase rule in soil science. Investigaciones Subdirección Agrológico. Bremner 1967a. Efecto del uso del suelo sobre la composición edafofaunística de los páramos que circundan la ciudad de Bogotá. Chadwick. 1974. Geoderma 44: 29-42. models and theories in the study of natural soil systems. D. 2000. J. Holanda. 1. Dispersion of soil particles by sonic vibration for separation of soil particles. 29 (1): 108-122. Ed. Edit. C.S. Soil Science Society of America. y H. pp: 21-45. Dudal. Geoderma. y J.P. Bogotá. Geochemical differences in an oxisolspodosol toposequence of Amazonia.L. A. W. Distribution. Eswaran. 1989. J.. Geoderma: 100:321-353. R. 2 Nº. Chamorro. Minerals in soil environments. A.. B. 1987. Fabric and Mineral Analysis of Soils. Edafología. 1912. of Agriculture. A Study of the Soils of the United States. 11. y D. Wilding. D.M. Madison. vol 7-1: 107119p. 1990.P. Hole. 18: 46-63. properties and classification of Vertisols. IGAC . The chemistry of weathering. 4ª. S. Iowa State University Press. En Cap. Iowa U. 1977. I. Soil Sci. L. D. R. J. R. Pedology as a science: The role of data. D. A. Greenland y J. Chamarro. Dept. 2001. Coffey G. Las lombrices de tierra (macrofauna) en correlación con las características químicas del páramo de Sumapaz.. T. C. Vol. Dijkerman. Suelos Ecuatoriales 19(1): 48-62. Chorover.

Geoderma. Fisher.P. 28: 11-22. J. y J. 1967. World Resources Report 60. Universidad Nacional de Colombia. Gibbs. pp. Comerma. J. J. 13: 45-49. 1965. U. Davies (1977). 28: 521-532. FAO/UNESCO. 1995. y H. 114 . Venezuela.J. Schminke. J. Apuntes ecológicos. 21p. UK. Soil landscape systems: a model of soil genesis. Berlín. Avance de los estudios sobre mineralogía de los Vertisoles venzolanos. ISRIC. Greenland. R. Soils and Fert. J. 300p. W. Lal. Elizalde. Medellín. A. Part 1. ce. 152 p. FAO. 1980. revisedd legend. Meteorización experimental de los fragmentos de matriz y vidrios volcánicos. In D. 1975. D. Hamblin. (Eds. R. 320 pp. Palmira. Editorial Lealon. 1971. Part 2.) Soil physical properties and crop production in the tropics. W.Edwards. Routledege. Influence of organic matter on the physical properties of some east anglian soils of high silt content. Tesis Doctor. Interaction between humic and fulvic acids and clays. Bremner 1967b. Structural organization of soil and crop production. 111 (1): 34-41. V. J. G. Florez. of Soil Sci. Pyroclastic rocks. 2004. England. Universida Central de Venezuela. 1998. D. Earth Surf. and D. A. Greenland. Ciencia del tercer mundo. Soils Sci. 471 p. 70-79. Huggett. Soil map of the world.M. 18: 64-73. J. and Landforms. Microagregates in soils. Maracay. Dissipative systems: Implications for geomorphology. London. Reprinted as Technical Paper 20. 28: 412-425. Proc. Soils and Fert. R. Investigación y Ciencia. 1979. 13: 1-22. Wageningen. 1995. Rome. J. 1991. Huggett. Huggett. 47-57. Espinal. Diciembre. 1988. y J. Interaction between humic and organic compounds in soils.P. Greenland. Springer Verlag. Greenland. 1984. Soil Sci. Greenland and R. D. M M. S. D. R.B. J. Interaction between clays and organic compounds in soils. Geoecology: An Evolutionary Approach. T.

Haken. Berlin. U. Ibáñez. S. J. IICA. Reactions of minerals with organic compounds in the soil. García-Álvarez. of Soil Sci.). J. EU-Working Group on Soils Information System Development. Bases para un cambio de paradigma en Edafología (El suelo. Rev. y A. Un enfoque histórico-termodinámico. Chamorro. De Alba. J. and D. Sol. su clasificación e inventario). Sol. 1. 709-739. and A. Catena 24. 1975. H. Effect of organic constituents and complexed metal ions on aggregate stability of some east anglian soils. A.Hamblin.B. Synergetics (3nd ed. Biol. Écol. estructuras disipativas y teoría de catástrofes.B. Ecología basada en zonas de vida. R. 1991. 1983. 216 Huggett R. F.. Una disciplina en crisis. 2000. J. y C. R. S..S. 1977. J. 1995. Madison. J. Suelos y cambio global. 1977. of Am. En: Diagnóstico geográfico nororiente del Vichada. Sistemología y termodinámica en edafogénesis. J. de Alaba. S de Alba. Soc. Colombia).2: Suelos. 28: 349-375 (since 1992 retitled European Journal of Soil Biology). Rev. IGAC. A. 1990. J. Springer-Verlag. Bogotá. En: Biología de Suelos. 2000. II. y A. F. J.A. Soil Landscape Systems: A Model of Soil Genesis. J. Suelos. Greenland. Biol. J . D. 1994. y Weed S.. Infante.. García-Álvarez. Geoderma 13: 1-22. 371 p. Pedodiversity: concepts and tools. Bogotá. Jiménez. San José. y A. pp: 115-150. 1th Meeting of the Soils Information Focal Point´s. (Eds. de Alaba.P. IGAC .J. In Dixon J. Wisconsin. Bermúdez. 115 . L. 28: 410-416.) Minerals in soil environments. Soil Sci. Ibañez J. García-Álvarez. Harter. J. 1986. 1991. Ibáñez. Pedodiversity and scaling laws: sharing Martin and Rey’s opinion on the role of the Shannon index as a measure of diversity. pp: 6092. 28: 237-254. Acción pedobiológica de la mesofauna en algunos suelos de la Orinoquia. Écol. Geoderma. 1979. V.. 98: 5-9. García-Álvarez. Ibáñez. Vol. J. pp. Investigaciones Subdirección Agrológico. Vol. F. Pedodiversity and Global Soil Patterns. J. Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC).p. Ibáñez. García Álvarez. 215-232. Zuccarello.Universidad Nacional de Colombia. R. 2 Nº.. y S.. Holdridge. 5. F. Ibáñez. Influencia del uso del suelo sobre la mesofauna edáfica en el páramo de Chingaza (Cundinamarca. Chapter 20.

D. Genesis and environmental significance of a buried middle pleistocene soil in eastern England. The soil resource. 1992: Génesis y taxonomía de los Andisoles Colombianos. Environmental chemistry of soils. Katyal. Soil Sci. A system of quantitative pedology. B. Mn y Fe in Indian soils and their association with some soil properties. 22 (82). Geoderma. McBride. W. Elsevier. Jenny.A. 597-747. 1980. New York. Agrol. 1989. origin and behavior.D. 51 (4): 860-867. DTPA-extractable and Zn. Agronomy. The podzol and podzolic soils. NY. Cu. 13: 1-56. Muir. Adv. New York. 241 p. Lindsay W. Kumada. L. Soc. Rev. El recurso suelo en Colombia. 45: 3-17. New York. Chemistry of soil organic matter. Subd. 1961. CIDIAT. Springer Verlag. Sharma. Colombiana Cienc. Dexter. Chemical equilibria in soils. 1993. 118p. 1994. IGAC. 281 p. Adv. (1979). Jenny. 1987. Rosenau y A. 1961. 1987. 3 No. Jenny.R. 25:385-388. New York. Japan Scientific Societies Press. Jaksobsen. Tokyo. Malagón. Medellín. 1979. Inventario y problemática. 2000. Geoderma. K. Sherman. Soil Sci.. D. 116 . Tomo II. McGraw-Hill. Chemical weathering of mineral in soils.C y B. Kemper. A.C. New York. Agron. L. D.D. Factors of soil formation. Universidad Nacional de Colombia. Derivation of state factor equation of soils and ecosystems. Malagón. Vol. 1987. R. Maidment D. D. Am. H. Venezuela. Vol 5:221-317. M. H. Inc. 1 Bogotá. 49: 165-179. Geoderma. H..B.Jackson M.R. Oxford University Press. J. Capítulo 5. 1953. Fundamentos de mineralogía de suelos. R. 13-52 p. Am. Jaramillo. Handbook of Hydrology. Introducción a la Ciencia del Suelo. Kemp. 1998. Mérida. 576 p. D. 45: 3-17. McGraw-Hill. Cohesion development in disrupted soils as affected by clay and organic matter content and temperature. Proc. 1991. J. Malagón. y G..H. Acad. En: Revista Investigaciones. pp.. John Wiley. Evidence for translocations into the B horizon of a subartic podzol in Greenland. Soc. 1941.

S. W and J. Landform Classification and Soil Distribution in Hummocky Terrain. Ranger. 1983. Ecol.. Soil Sci. 1977. A. 1992. E. 23:152-156. I. Maracay. Prigogine.J. 33: 295-308. F. Soil and Fertilizers. 1992. Ovalles. Prigogine. Proc. 40: 297-315. J. Inc. Eluvial/iluvial coefficients of major elements and the corresponding losses and gains in three soil profiles. Stenfers. The soil forming process and soil evolution. 1982. Soc. Madrid. Soil Sci. Geoderma. e I. Proyecto de tesis doctoral en Ciencia del Suelo. M.T.. Volyskoya. Entre el Tiempo y la Eternidad.. B. D. Phillips. 45: 165-177. Logan. López – Acevedo y C. Edafología para la agricultura y el medio ambiente.B.. 1961. Elizalde. 241 p. G. 100 p. J. Rock Weathering and Landform Evolution. 31: 289-299 pp. de Jong. John Wiley & Sons. 4 (15): 409. Righi y C. Rondón de R. E. New York. Madrid.Muir. 1991. Outline of a generalized theory of soil genesis. Canada. Pennock D. 807 p.. (Edición española corregida y extendida del original francés). 1959. 1989. Saskatchewan.).A.G. Madrid. 44 p. 117 .. O.W. 1983. Universidad Central de Venezuela. Características de microagregados en dos paisajes de sábana del estado Guárico. Rode. J. 93 p. 48: 335-350. Stenfers. R. and E. Metodología para determinar la superficie representada por muestras tomadas con fines de fertilidad. Geoderma. J. Simonson. Am. 1990. Robinson D. D. Mimeografiado. Geoderma. Maracay. Rotini. La Gran Alianza. Model. V. 1994. FONAIAP-CENIAP-IIAG. (Eds. Robert. 287 pp. M. Ediciones Mundi Prensa. 1987. The historical importance of organic matter for soil productivity in the Mediterranean area.. e I. Israel program for scientific translations. Alianza Univ. Felix.. Study of current soil-forming processes using bags of vermiculite and resins placed within soil horizons. I. Zebarth. 1994.A. Alianza Univ. C. Porta. Jerusalén. J. Dambrine. and Williams R. Structuring of some basic pedological processes.J. Roquero. Pedro. y G. An evaluation of the state factor model of soil ecosystem.

C. I. 437 p. R. 18. Handbook No. (Ed). 20. D. Washington D. National Engineering Handbook. sec. 1985. 18. G. Elsevier.. R. 1981. Smith R.U. 288p.E. Soil Survey Staff (SSS). Halm. Sommer. Documentation. 1968. Soil science-goals for the nest 75 years. Soil Taxonomy. 306 p. Shoji. Agriculture Handbook No. (SSS). R. OPUS: An Integrated Simulation Model for Transport of Nonpoint-Source pollutatns at the Field Scale. I. Andruschkewitsch. A Basic System of Soil Classification for Making and Interpreting Soil Surveys. Soil Sci. Soil Survey Staff (SSS). C. USDA. properties and utilization. 1-18p. Reidel Publishing Company. Ed.S.C. USDA-ARS-98. 1985. Washington D. Ed. 1993. Geisinger. 118 . C. 326 p. En Drever.S. Sposito. 754 p. Washington D. G. Chemical models of weathering in soils. y R. Nanzyo. Ad. Washington D. C. Stahr. Vulcanic Ash Soils. ISRIC Annual Report 1984:6-18 Simonson. in Agronomy. Soil classification in the past: Roots and Philosophies. 1993. Government Printing Office. 8a. 4. S. Department of Agriculture. 2:1-47 Simonson. Soil Survey Staff. 151: 7-18. Soil Survey Staff. (SSS) 1999. Holanda. Genesis. 2a. Oxford..Simonson. Soil Survey Staff. M. USDA. 437 p. M.. vol I. 1975. Soil Taxonomy: A basic System of making and interpreting soil surveys. Keys to Soil Taxonomy. Geoderma 103: 231-247. Dahlgren. C. Soil Survey Division Staff (SSDS). Sposito. Ed.. Soil Survey Staff. USDA. W. Zarei y K. Soil survey manual. J. 1993. 1998. Soil survey manual. The chemistry of weathering. D. Soil Survey Staff (SSS)). Hydrology. U. W. Washington D. New York. 1991. 6ª. The Thermodinamic of the soil soluctions Clarendon Press. Washington D.W. Lateral podzolization in a sondstone catchment. C. Handbook No. 1994. Keys to soil taxonomy. 1984. 1992. Agriculture Handbook Nº 436. M. 436. Soil Conservation Service . Concept of soil. 2001. C. Washington D. USDA. 869 p.

2003. Wang. 233-251 p. Smeck y G. Ross. Newk York. D. Soc.. 1987. Pedogenic and soil taxonomy. 1995. CA. Conceptual models in pedogenesis: Can soil-forming functions be solved?. G. Soviet Soil Sci. . C. Soc. time and soil development. Stummm W. y J. y C. Tomos I y II. John Wiley. Zerda. Natural Resources Conservation Service. I Concepts and interactions. DC. Sánchez. 332p.. New York. V. pp: 47-60. 1990. T. Hanway. 1989. J. 37: 271-278.E. Geoderma 14: 189-205. Introduction to the Principles and Practices of Soil Science. 212 p.H.Universidad Nacional de Colombia.E. Morgan. (1983). M.W. Yaalon. NY. Yaalon. Colombia). 2 Nº.. Some chemical and physical properties of different sized natural aggregates from Iowa soils. León. 1975.F Hall. Aquatic chemistry. The chemistry of soils. y otros. 16 (4): 1-8. IGAC. Geoderma. Villota. P. 1983. 1991. J. New York. G. 1. y R. Arenas. Componente bioedáfico de los suelos del área de Caño Limón (Arauca Colombia). Geomorfología aplicada a levantamientos edafológicos y zonificación física de las tierras. A. D.Sposito. Cotes. H. Two key solutions of the energetic of soil formation.. 1981. L. Climate. CH. Tabatabay. Arnold. Keys to Soil Taxonomy. Am. Wilding. Oxford University Press. En: Biología de Suelos. Quantifyng pedogenesis for soils with discontinuities. 1968. M. A. United States Department of Agriculture.P. Soil Sci. Santafé de Bogotá. Ninth Edition. Pedogenesis and Soil Taxonomy. Influencia del uso del suelo sobre la mesofauna edáfica en el páramo de Chizacá (Cundinamarca. 1984. En Wilding L. 48: 63-77. Bogotá. Amer. J. Vol. Palo Alto. H. 32: 588-591. CH. H. Blackwell Scientific Publ.K. J. White R. 1991. Washington. Zuluga A. D. 1973. Proc. Proc.. Chamorro. Suelos Ecuatoriales 25: 109-111. IGAC . Kodama. 119 . (Ed). Elsevier New York. N. G. Torrence y H. Wang. Chamorro. Editorial Elsevier. Volobuyev. Sci. y J. The formation of podzolic B horizons and pedogenic imogolite as influenced by microrelief within a pedon. 310 and 410 p. Investigaciones Subdirección Agrológico.R..

Los organismos juegan un papel importante en gran número de procesos pedogenéticos. la vegetación. el clima se hace menos importante en la formación de suelo. la pedogénesis está más bajo la influencia de factores como el material parental. Hans Jenny amplió estas ideas basadas en las observaciones de muchos estudios anteriores que examinan los procesos en la formación de suelos. Los niveles de humedad en la mayor parte de suelos son controlados por la adición de agua vía precipitación menos las pérdidas debidas a la evapotranspiración. A finales del siglo. Las tasas de reacción generalmente aumentan con el incremento de la temperatura. la 120 . El clima juega un papel muy importante en la génesis de un suelo. En los años 1941. La temperatura igualmente influye en la actividad de microorganismos de suelo. Topografía. las reacciones químicas. Esta idea se basó en la observación que suelos de áreas espacialmente separadas tenían desarrollados comparables cuando su clima y vegetación eran similares. La Pedogénesis puede ser definida como el proceso de desarrollo del suelo (Jenny. Así. Entre ellos están la acumulación de materia orgánica. y la tasa de crecimiento de planta. los niveles de humedad en el suelo tienden a ser altos.CAPÍTULO 2 PROCESOS QUÍMICOS EN LA PEDOGÉNESIS. también tiene una gran influencia sobre el pH del suelo y la descomposición de la materia orgánica. la topografía. la frecuencia y la magnitud de reacciones químicas de suelo. Jenny (1941) postuló que los tipos de suelos que se desarrollan en un área particular en gran parte son determinados por cinco factores interrelacionados: Clima. hay una correlación obvia entre tipos de suelo y los sistemas de clasificación climática. los niveles de humedad tienden a ser bajos. A escalas regionales y locales. Las dos variables climáticas más importantes que influyen en la formación de suelo son la temperatura y la humedad. en la humificación. A escala global. La disponibilidad de humedad en un suelo promueve la meteorización. y Tiempo. y el tiempo. La disponibilidad de agua. Material parental. Si las adiciones del agua por precipitación sobrepasan las pérdidas por evapotranspiración. y el crecimiento de las plantas. Organismos. los científicos Hilgard en los Estados Unidos y el ruso Dukuchaev sugirieron por separado que la pedogenésis principalmente estaba controlada por el clima y la vegetación. Si las pérdidas de aguas debidas a la evapotranspiración exceden las aportadas por la precipitación. La temperatura tiene una influencia directa sobre la meteorización de los minerales primarios. 1941).

Un buen drenaje aumenta el número de procesos pedogenéticos de iluviación y eluviación que son responsables del desarrollo de horizontes de suelo. la química del suelo. El microclima del suelo está. Los procesos pedogenéticos en suelos jóvenes se mantienen. Los suelos que se desarrollan sobre cuestas moderadas son. Esta puede retardar el desarrollo por medio de la pérdida continuada de sedimentos superficiales. El tiempo permite la actuación de todos los factores descritos anteriormente. En el proceso de descomposición de los restos orgánicos aportados al suelo. la textura. 121 . a menudo. El material parental se refiere a los minerales del saprolito de los cuales se ha desarrollado el suelo. En condiciones de drenaje pobre. Los ciclos del nitrógeno y del carbón en suelos están casi completamente controlados por la presencia de animales y plantas. por lo general toma un período largo de tiempo. e igualmente en los ciclos biogeoquímicos de nutrientes entre la vegetación y el suelo. Estos materiales pueden ser el resultado de los residuos de la meteorización de la roca o de sedimento transportado en un área por las fuerzas erosivas de viento. los organismos inician el proceso de humificación y aportan sustancias nutritivas que influyen en la formación de la estructura y en la fertilidad. Esta diferencia de exposición determina que los suelos de las dos áreas sean diferentes en términos de la profundidad. La topografía generalmente modifica el desarrollo de suelo a una escala local o regional. Muchos procesos pedogenéticos alcanzan el estado termodinámico de estado estable. En algunas partes. afectando la pedogénesis. también. Topografías escarpadas inhiben el desarrollo de suelos debido a la erosión. en estados lejos del equilibrio. y el ciclo de nutrientes. La influencia de material parental sobre pedogénesis por lo general está relacionada con la granulometría. o el hielo. una de las vertientes de las montañas tiende a ser más caliente que la otra.mezcla del perfil. el agua. 1991). La topografía tiene influencia sobre el microclima y el drenaje. mejor drenados que aquellos ubicados en el fondo de los valles. La vegetación superficial también protege las capas superiores del suelo de la erosión mediante el desarrollo de estructura en la superficie y reduciendo la energía de impacto de las gotas de lluvia. por lo general. la actividad biológica. los suelos tienden a ser poco desarrollados. por lo que se prefiere en estos casos hablar de tiempo interno (Ibáñez y otros. cuando el suelo alcanza la madurez. y el desarrollo de perfil. La pedogénesis es a menudo más rápida sobre sedimentos transportados ya que la meteorización de la roca. bajo la influencia de la topografía.

El proceso de formación dominante en cada sitio refleja el balance entre los procesos pedogenéticos de pérdida. La morfología del perfil y las propiedades del suelo son el resultado de la acción. cuando algunas propiedades del suelo cambian espontáneamente en respuesta a un estimulo externo o interno.1. Suelos de zonas áridas y semiáridas son 122 . redistribución interna y cambios químicos y físicos. intercambia materia y energía con el ambiente (Chadwick y Graham. Figura 2. ganancia. proceso dominante en climas húmedos y materia orgánica complejante. 2000). Podzolización. ver figura 2. 2000). 1984): Laterización (ferralización) en zonas cálidas. se dice que éste está en un estado de inercia pedogenética. el suelo está en un estado de irreversibilidad pedogenética (Chadwick y Graham. por largos periodos de tiempo.1. por lo cual. Todo lo anterior se pude resumir en cuatro grandes procesos que ocurren en los suelos del mundo (Birkeland.La Pedogénesis puede ser lenta o rápida dependiendo del cambio de energía interna con relación a los factores ambientales. Cuando ocurre un cambio en estos y no se causa en el suelo. Diagrama de flujo de los procesos mayores en el desarrollo del perfil del suelo. que se comporta como un sistema abierto. de los factores que desencadenan determinados procesos actuando en un volumen de suelo. En contraste. según Simonson (1959).

especialmente húmedas y frías se desarrollan procesos de gleyzación. la complejación y redistribución de hierro y aluminio. Dentro de la tendencia ácida se tienen los procesos pedogenéticos de podzolización. Materia Orgánica. la acumulación de carbonato de calcio. tendencia alcalina y tendencia reductora. como son: la acumulación de sales solubles y yeso. representa los grupos de descomposición o los productos de la actividad vital (metabolismo y resíntesis) de la población viva. En este capítulo se describen algunos de los procesos más importantes en la formación de los suelos.1. En aquellos sitios donde el material parental es la ceniza volcánica los suelos se forman bajo un proceso de Andolización (Shoji y otros. 1966). En las regiones pobremente drenadas. Empezando con dos aspectos universales que se presentan en la génesis de todos los suelos: la acumulación y transformación de la materia orgánica y el desarrollo de la estructura pedológica.formados por procesos de Calcificación y Salinización. El primero está formado por restos orgánicos. Dentro de la tendencia reductora identifica a los procesos de gleyzación y ferrólisis. Acumulaciones y transformaciones La totalidad de la materia orgánica del suelo se puede reunir fundamentalmente en dos grupos (Stevenson. favoreciendo procesos hidromórficos. 1993). 1982. se presenta el proceso donde el tamaño del material parental tiene una gran influencia en la formación del suelo. 2. Lo característico de estos compuestos es que son identificables por la química orgánica (proteínas y aminoácidos. ferralitización y andolización. la redistribución de arcilla. reflejan la influencia de la lixiviación. y 3) precipitación de sales en medio alcalino sódico. el lavado de silicio y acumulación de óxidos de hierro. Finalmente. En la tendencia alcalina identifica tres situaciones pedogenéticas: 1) precipitación de sales en medio neutro. Chesworth (2000) plantea de una forma más sistemática los procesos que suceden en la génesis de los suelos al agruparlos en tres tendencias: tendencia ácida. que incluye aquellos materiales identificables. hidratos de carbono simples y compuestos. Los demás procesos están presentados en función del flujo de agua y que. grasas. resinas. ligninas y otros). Kononova. translocación y acumulación de iones y sustancias en el perfil del suelo. como las partes total o parcialmente alteradas de la biomasa (plantas. animales y microorganismos). Las sustancias de este grupo se consideran como fuentes de nutrientes para las plantas y los organismos del suelo cuando se 123 . aluminio y manganeso y el proceso donde la presencia de un exceso de agua causa ausencia de oxígeno. 2) precipitación de sales en medio alcalino. en algún grado. la acumulación de sílice.

La producción de CO2 del suelo en la respiración. Al segundo grupo componente de la materia orgánica del suelo se le llama sustancias húmicas. en el control de la acidez. El término es aplicado a compuestos que se forman en el suelo. a medida que avanza se presenta una disminución continua de la relación C/N. Igualmente. de la fase sólida del suelo juega un papel significativo en la formación y estabilización de los agregados. 1987) dado que ambas buscan la producción de compuestos estables en el ambiente donde se forman. en el reciclaje de elementos nutritivos. a cualquier sustancia vegetal o animal de donde provienen. de color negro oscuro. aunque ellos tienen una acción inicial importante. Es esencialmente un grupo muy disímil de compuestos orgánicos de naturaleza refractaria o recalcitrante (Stevenson. 124 . las sustancias húmicas son compuestos poliméricos formados a partir de los compuestos producidos por acción microbial y que difieren de estos biopolímeros por su estructura molecular y su larga persistencia en el tiempo. la formación de arcillas y la disminución de la relación Si/Al del material residual. por una fragmentación de los restos orgánicos y por la formación del humus. 1987). inicialmente. la humificación y la meteorización pueden ser considerados como procesos análogos (Kumada. la sustancias húmicas son una mezcla de compuestos que no son sintetizados directamente en los procesos bioquímicos que suceden en el suelo. Este componente. por procesos no mediados por la vida (Kumada. Así.descomponen por medio de un proceso conocido como mineralización. en la desintoxicación de compuestos peligrosos que llegan al suelo y en la fertilidad de éste. de relativa masa molecular o reactividad química. Más específicamente. Estos procesos son colectivamente llamados humificación y producen una mezcla de sustancias que tienen una alta resistencia al posterior ataque microbiano y son completamente diferentes. Su formación se realiza por procesos de complicadas transformaciones de los restos vegetales y animales del primer grupo. En términos simples. 1982). La humificación de los restos orgánicos está caracterizada. se les atribuyen actividades estimulantes e inhibidoras de crecimiento de las plantas. como antibióticos y vitaminas. La meteorización de la roca está caracterizada por una fragmentación física. La definición de sustancias húmicas no implica un grupo particular de compuestos orgánicos. en composición química. está asociada a su utilización como sustrato por los microorganismos del suelo.

que incluyen los minerales primarios y los restos vegetales. Estas etapas son: 1) descomposición de los constituyentes de la biomasa. 125 . La humificación y la meteorización son dos procesos de estabilización de ambos materiales en las condiciones terrestres. El humus y las arcillas son productos finales resultado de la estabilización de los restos orgánicos y de los minerales primarios. respectivamente. 2) metabolismo microbial de estos compuestos simples.Las sustancias orgánicas son sintetizadas y mantenidas por fuerzas vitales. 3) ciclo de C. es razonable pensar que la verdadera humificación sucede en el interior del suelo y está controlada por procesos físicos. y 4) un proceso de polimerización y resíntesis de las sustancias orgánicas presentes en el suelo que dan lugar a un producto resistente al posterior ataque microbial. En el transcurso del tiempo. N. donde están sometidos a bajas temperaturas. Los minerales en las rocas fueron sintetizados en presencia de altas temperaturas y altas presiones en la litosfera. Ellas son inestables cuando las plantas y animales mueren. la meteorización precede a la humificación. interactuando en un tiempo determinado (Stevenson. interactuando mutuamente. y la actividad biológica y los restos orgánicos aceleran la meteorización. a la acción del agua. los procesos de humificación y meteorización suceden simultáneamente en el suelo. los cuales son convertidos a una clase de compuestos muy reactivos que contienen anillos de benceno oxidados (quinonas que polimerizan rápidamente). En general. incluyendo a la lignina. el material parental. y formando asociaciones entre el humus y las arcillas. ambos. derivados de las etapas 1 y 2. Los principales compuestos involucrados en las etapas 3 y 4 se cree que son polímeros fenólicos. en compuestos orgánicos simples. la meteorización y la humificación suceden simultánea y continuamente. La cantidad y calidad de éstas varía dependiendo de los componentes orgánicos y minerales. pero. el relieve. La formación del suelo comienza cuando los organismos vivos colonizan la roca y empiezan a formar el horizonte C. Ellos son inestables en la superficie de la tierra. así. Así. se está de acuerdo que sucede mediante cuatro etapas mediadas enteramente por el clima. 1982). la biota. bajas presiones. En ellos se reflejan las condiciones pedológicas de formación del suelo. H y O entre la materia orgánica y la biomasa microbial. del oxígeno y de los ácidos. químicos y biológicos mediados por los Factores Formadores del suelo. igualmente de las condiciones del clima del suelo. El proceso de humificación no está completamente entendido. con la formación del horizonte A.

Sposito.1. Cuando este procedimiento de separación por solubilidad en medio alcalino se aplica a materiales compostados o todos aquellos materiales orgánicos que no han sido sometidos a procesos pedogenéticos.7 COOH Húmico Fúlvico 530-570 407-506 30-65 38-70 1-15 1-36 320-385 390-500 Generalmente se hacen repetidas extracciones alcalinas en las huminas y ácidos húmicos para aumentar la separación.7 5. que se extrae del suelo con soluciones alcalinas. y al ser soluble a todo pH.1.5-6.La mezcla de compuestos orgánicos de color negro. fúlvico y humina. 2. Ácido C H N (g kg-1 ) 8-55 9-33 S O OHFENOL (mol kg-1) 1. Composición química promedia de los ácidos húmico y fúlvico de suelos del mundo (Stevenson. pardo o amarillo. 1989). lleva el nombre de sustancias húmicas. Los ácidos húmicos y fúlvicos recuperados son sometidos a centrifugación y a resinas de intercambio para remover partes inorgánicas y biomoléculas que pueden haber sido extraídas.2-11. marrón.2 0.1. es separada de una parte orgánica insoluble llamada humina y es llevada a pH uno con un ácido fuerte. Ácidos húmico.1-5. valga decir la acción de los factores formadores del suelo. sales neutras o disolventes orgánicos. 1994). 126 . la fracción orgánica extraída se denomina similar a humus (humic-like) para distinguirla de la sustancia húmica como tal (Senesi y Miano. 1982. actúa significativamente en la movilidad de cationes metálicos en el suelo. El precipitado que se forma después de esta acidificación es llamado ácido húmico. Como regla general hay más C y menos O en el ácido húmico que en el fúlvico. Esta característica le ha valido que a este tipo de solución la denominen agua agresiva. La materia orgánica que ha sido solubilizada al tratar el suelo con una solución alcalina. Igual procedimiento de extracción se hace a materiales como turbas y leonarditas para extraer ácidos húmico y fúlvico.0 2. en función de sus características de solubilidad. Esto lleva al ácido fúlvico a tener mayor cantidad de grupos ácidos con una mayor capacidad de complejación. Cuadro 2. dado que aporta los electrones en los procesos de reducción de cationes metálicos en el perfil del suelo. Las propiedades químicas de las sustancias húmicas son a menudo investigadas después del fraccionamiento de la materia orgánica. generalmente NaOH. y al decantado que queda soluble se le llama ácido fúlvico.3-5.

NaF. NH4OH. oxalato sódico. 1982) separaron los distintos compuestos que conforman este gel y concluyeron que tanto su composición elemental como sus propiedades eran muy diferentes. 1966. ó H2SO4. se fue estableciendo que los geles extraídos de los distintos suelos. Estos grupos funcionales se disocian en un rango de pH entre 5 y 7. conservaban principios de estructura química muy semejantes. úlmico. KOH. fumínico y otros. Es así como surgieron los nombres de ácidos húmicos. NaHCO3. Propiedades químicas de los ácidos fúlvico. La alta capacidad de intercambio catiónico de estos ácidos se ve reflejada en la gran cantidad de grupos ácidos y fenólicos que tienen. húmico y humina (Stevenson. HCl. por lo que siempre le aportaran cargas negativas. Según las ideas de la química clásica en aquel tiempo.2. En la figura 2. se consideraba que estas diferencias caracterizaban la naturaleza individual de los componentes del gel. Para Kononova (1982) no 127 . En el grupo de ácidos húmicos están englobados los compuestos que se extraen del suelo con NaOH.2 se presentan las propiedades químicas de las sustancias húmicas y sus componentes. restos vegetales en descomposición. se precipitan de la solución obtenida en forma de un gel oscuro. múcico. 1982). La composición química promedio de los ácidos húmico y fúlvico de los suelos se resume en el cuadro 2. Investigadores del siglo XIX como Sprengel. Con las posteriores investigaciones. Na4P2O7. valores comunes en el suelo. Mulder (Kononova. solos o en mezcla de ellos. lo que hace pensar que está más polimerizado y es de mayor estado de humificación. urea u otros. y que al acidificar lo extraído con ácidos minerales. a pesar de toda su diversidad. Figura 2. pero esencialmente distinta a cualquier sustancia vegetal o animal de donde provienen. turbas. Berzelius.1.El ácido húmico es de mayor peso molecular que el ácido fúlvico.

2) una cadena puente. complejación. El ácido húmico tiene grupos de ácidos orgánicos polibásicos de débil disociación que tienen un punto equivalente en la titulación con una base en un rango de pH entre 8 y 9 (Sposito. y 3) grupos orgánicos reactivos. El ácido fúlvico comprenden a todas las sustancias orgánicas de la solución ácida que quedan después de precipitar el ácido húmico de la sustancia húmica. Físicamente. que les dan gran capacidad de retener agua y de reaccionar de diferentes maneras: adsorción.hay ningún fundamento para hablar de una alteración de la naturaleza de dichas sustancias ni de su creación artificial en los procesos de extracción de las sustancias húmicas del suelo. 2004). intercambio iónico. Estas unidades se componen de: 1) un núcleo. los ácidos húmicos tienen grupos metóxicos.3. Actualmente los ácidos húmicos son considerados unos polímeros. formados por unidades estructurales.3. los ácidos húmicos son coloides esféricos. se aplican al 128 . Figura 2. Las mismas ideas que se tenían del ácido húmico. 1989). conformados por monómeros y éstos a su vez. Fotografía de ácidos húmicos observado en el microscopio electrónico (Internacional Society of Humic Sanstances. No son compactos y tienen una estructura blanda y esponjosa con multitud de poros internos. -OCH3. que van disminuyendo desde valores de 6-8% en ácidos húmicos “jóvenes” a valores de 1-2% en ácidos húmicos “maduros”. Además de los grupos ácidos carboxílicos. fenólicos y alcohólicos. ver figura 2. tendientes a unirse en cadenas formado agregados en forma de racimo de uva. etc.

2. en las primeras décadas del siglo XX. Algunos autores. Se considera que son ácidos húmicos que han perdido la capacidad de disolverse en álcali. aunque continuamente se está investigando. HNO3 o HF. El grupo de sustancias húmicas que no se extraen con soluciones alcalinas del suelo se denominan huminas. para romper los enlaces de las sustancias húmicas con los silicatos. Este ácido extraído del residuo de la humina resulta ser semejantes al extraído inicialmente del suelo. La investigación de la formación de la sustancia húmicas está muy asociada al ciclo del carbono y a los cambios que ocurren cuando los residuos vegetales y animales son descompuestos en el suelo por los microorganismos.fúlvico. De aquí.1. que quedan después de precipitar éstos. Por lo anterior se les asocia a los procesos de podzolización. Tienen los mismos grupos funcionales de los ácidos húmicos. Estas rutas las resume en la figura 2. Se consideraba que eran una mezcla de compuestos orgánicos de naturaleza individual y que eran precursores del ácido húmico. se originaron los términos de ácidos crénico y aprocrénico. Si el residuo de materia orgánica que queda después de la extracción alcalina se trata con H2SO4. Actualmente a los ácidos fúlvicos se les considera como un grupo independiente de las sustancias húmicas. Como resultado de esta actitud. Síntesis de las sustancias húmicas en el suelo La formación de las sustancias húmicas es uno de los aspectos menos conocidos de la Química del suelo. Otros los consideraban como formas precursoras del ácido húmico o como producto de su descomposición. el ácido fúlvico siempre ha recibido menor atención en su estudio que el ácido húmico.1. La teoría clásica popularizada en uno de los primeros texto de sustancias húmicas escrito por Waksman (1932). tienen una alta capacidad de disolver minerales y pueden formar complejos con los cationes metálicos de los minerales que disuelven. provocadas por desecación e interacción de los ácidos húmicos con la parte inorgánica del suelo. se extraen más ácido húmico. Esto debido a la alteración de las propiedades químico-coloidales. Stevenson (1982) plantea que existen varias rutas de formación de las sustancias húmicas durante la descomposición de los restos orgánicos. Esto ha llevado a que se diga que la humina representa en sí ácido húmico. Situación que hoy en día se conserva. con propiedades distintas a las de los ácidos húmicos.4. consideraban a estos ácidos como una mezcla de compuestos de naturaleza individual. poseen una alta capacidad de intercambio catiónico.2. citado por Stevenson (1982) es que las 129 .

Mecanismos de formación de las sustancias húmicas en el suelo (Stevenson. Figura 2. La modificación de la lignina incluye una pérdida de grupos metoxi (-OCH3) con la generación de ohidroxifenoles y la oxidación de cadenas alifáticas con la producción de grupos ácidos (-COOH) como se presenta en la figura 2.sustancias húmicas son unas ligninas modificadas (ruta 4). Actualmente se acepta que otras rutas son posibles sin hacer hincapié en una en particular. 130 . pero en forma diferente.4. Se asume que la sustancias húmicas representa un sistema polimerizado. los aldehídos fenólicos y los ácidos liberados durante el ataque microbial de la lignina sufren un ataque enzimático y se convierten en quinonas.5. las cuales polimerizan en presencia o ausencia de compuestos aminados para formar macromoléculas similares a las sustancias húmicas. la lignina juega un papel importante en la formación del humus. los productos iniciales deberían hacer parte de la humina. Una posterior fragmentación y oxidación debería producir los ácido húmico primero y después a los ácido fúlvico. De acuerdo a la teoría de la lignina se considera que ésta es incompletamente utilizada por los microorganismos y que los residuos llegan a ser parte de las sustancias húmicas. En la ruta 3. En este caso. 1982).

De acuerdo con este concepto. La actual teoría de formación del humus reúne las rutas 2 y 3. La ruta 2 es similar a la ruta 3 excepto en que los polímeros son sintetizados por los microorganismos a partir de compuestos carbonados diferentes a la lignina. Representación esquemática de la teoría de la lignina en la formación de sustancias húmicas (Stevenson. fuentes de materia orgánica.5. Los polímetros son luego oxidados enzimáticamente a quinonas y convertidos a sustancias húmicas por la ruta 3.4 pueden operar en todos los suelos. Las condiciones de humedad. Es necesario enfatizar que no se ha desarrollado actualmente una teoría que logre explicar satisfactoriamente la formación de sustancias húmicas en diversos ambientes pedológicos. redox. Las cuatro rutas presentadas en la Figura 2. 1982). los azucares reductores y amino ácidos formados como subproductos del metabolismo microbial. etc. por ejemplo utilizando celulosa.Figura 2.5. La noción sobre la formación del humus a partir de azúcar se remonta a los primeros días de la Química del humus. pueden influir en que una determinada ruta sea preferente con relación a las otras. temperatura. La ruta de lignina puede operar en 131 . El material de partida consiste de compuestos orgánicos de bajo peso molecular que sufren reacciones de condensación y polimerización formando la sustancia húmica. como se esquematiza en la figura 2. pero no en el mismo grado u orden de importancia. sufren polimerización no enzimática para formar polímeros nitrogenados marrones del tipo de los que se forman durante la deshidratación de ciertos productos alimenticios.

se puede pensar que la lignina modificada hace la mayor contribución a la formación del humus en los suelos pobremente drenados. 1982). Una situación que no ha recibido suficiente atención es el hecho de que en un suelo dado. mientras que el ácido fúlvico pueden tener como precursores los productos de condensación de azucares y aminas. Figura 2. se puede formar de los polifenoles de las plantas o microorganismos. además. 132 . De acuerdo a lo anterior. los hongos que degradan a la lignina no se encuentran en ambientes excesivamente húmedos. Se sabe que el oxígeno se requiere para la despolimerización microbial de la lignina. El ácido húmico. 1982. Kononova. En ambientes aeróbicos la lignina puede fraccionarse en compuestos de bajo peso molecular previo a la síntesis del humus. Representación esquemática de la teoría del polifenol en la formación de sustancias húmicas (Stevenson. turberas y sedimentos lacustres.suelos mal drenados. algunas veces llamadas reacciones de Maillard. por ejemplo. Una mayor dificultad se tiene del efecto del ambiente en la formación de determinado tipo de humus. La teoría propuesta inicialmente por Waksman (1932) es considerada obsoleta por muchos investigadores (Stevenson. mientras que la síntesis de polifenoles puede ser importante en el horizonte O formado por una capa de hojarasca en ciertos suelos forestales. no todos los componentes de la sustancia húmica se pueden formar por el mismo mecanismo. cuando diferentes tipos de materiales llegan al suelo.6. 1966.

Kumada, 1987). De acuerdo a los conceptos actuales, las quinonas originadas de la lignina, en conjunto con aquellas sustancias sintetizadas por los microorganismos son las unidades que hacen parte de las sustancias que incrementan su complejidad y llegan a formar las sustancia húmicas que deberían seguir el siguiente orden: Ácido fúlvico → ácido húmico → humina. Stevenson (1982) asocia la formación de sustancias húmicas en el suelo como un juego al azar de cartas, donde cada unidad estructural está representada por una carta de la baraja y una mano dada es igual a la combinación de unidades estructurales para formar una molécula de humus. La secuencia de cuatro unidades estructurales se representan como cartas de una “mano de juego” en la figura 2.7 y su combinación produce un núcleo estructural como el de la Figura 2.8. El número de unidades estructurales que pueden existir en el suelo es muy grande y las formas como se pueden combinar son astronómicas, lo que lleva a pensar la naturaleza tan heterogénea de las sustancias húmicas en un suelo dado.

Figura 2.7. Unidades estructurales representadas como cartas de una baraja, son el producto del proceso de descomposición a partir del cual se pueden formar moléculas húmicas en un proceso de humificación (Stevenson, 1982). En la figura 2.8 se observa como la “mano de unidades estructurales” se han unido para formar una parte del ácido húmico, bajo unas condiciones pedogenéticas dadas.

133

Figura 2.8. Unidad estructural hipotética para un ácido húmico obtenido por combinación de las cuatro unidades básicas mostradas en la figura 2.7 (Stevenson, 1982). 2.1.1.3. Efecto de las sustancias húmicas en el suelo La formación del suelo se debe, en gran medida, a la acción de las sustancias orgánicas sobre el material parental. Dokuchaev, considerado el fundador de la Ciencia del Suelo, define al suelo como un cuerpo natural que se forma por la interacción de una serie de factores, entre los cuales están los organismos (vegetación y la actividad de macro y microorganismos). Él consideraba al humus como una parte fundamental del suelo, con una inmensa importancia en los procesos de formación y en la fertilidad, y su presencia es el síntoma cualitativo que distingue el suelo del saprolito. La anisotropía vertical del perfil del suelo es el resultado de la alteración del material parental y la distribución de materiales. Como resultado se forman los horizontes A, B y C. La presencia del horizonte A es evidente por la coloración oscura que le imparten las sustancias húmicas. La sola meteorización no es suficiente para la formación del suelo. Es necesaria la formación de estructura (Kay y Angers, 2000). La formación de agregados, como producto de la estructuración del suelo, es un fenómeno netamente pedogenético. La estructura del suelo es responsable de los flujos de aire y agua dentro de él, y de la retención de humedad necesaria para los procesos vitales que se dan dentro del suelo, de aquí su importancia en la fertilidad. Los coloides orgánicos juegan un papel primordial en la formación de la estructura porosa, que es el agregado, al enlazar las partículas sólidas, arcilla, limo y arena, en una sola unidad. En asocio con la fracción arcilla, el humus tiene una influencia extrema en las propiedades químicas, físicas y biorgánicas de los suelos. Entre las funciones que se le atribuyen están: 1) mantenimiento de una buena

134

distribución de tamaños de poros que determinan un buen balance entre retención de agua y aireación, 2) retención de nutrientes intercambiables y complejados, 3) liberación por mineralización de iones de nitrógeno, fósforo y azufre y 4) adsorción de pesticidas, impidiendo su llegada a cuerpos de agua. 2.1.1.4. Reacciones de la materia orgánica con iones metálicos en el suelo. La presencia de los cationes metálicos en el suelo está asociada a las reacciones de complejación con la materia orgánica. Mientras que los cationes mono y divalentes, Na, K, Ca y Mg interactúan con esta mediante reacciones de intercambio con los grupos carboxílicos ácidos (-COO-Na, 2R-COOCa). Los cationes Cu+2, Zn+2, Mn+2, Fe+3 y otros son ácidos de Lewis que tienen un alto potencial de reaccionar con las moléculas orgánicas o bases de Lewis. Un esquema de las reacciones que pueden tener la materia orgánica con los elementos trazas en el suelo se presenta en la figura 2.9.

Figura 2.9. Diagrama esquemático de las reacciones de la materia orgánica con cationes metálicos (M+n) con algunos agentes quelatanes (Q) formados en el suelo y provenientes de la materia orgánica. Los elementos trazas (M+n) presentes en la solución del suelo como quelatos o complejos solubles (M-Q) son fuentes de nutrientes para las plantas y los microorganismos del suelo. Igualmente pueden salir del suelo por lavado, como única vía para ellos. La mayoría de los cationes metálicos precipitan como óxidos o hidróxidos una vez liberados de los minerales primarios y no son disponibles para las planta ni para los microorganismos. Igualmente, estos pueden ser inmovilizados por formas sólidas de la materia orgánica. Las cantidades de elementos traza en la solución del

135

suelo son muy pequeñas comparadas con las presentes en forma precipitada en las arcillas, óxidos, hidróxidos y humus. Sin embargo, desde el punto de vista de nutrición de plantas y génesis de suelo tienen gran importancia. 2.1.1.5. Propiedades de los complejos Un catión metálico en solución está rodeado de moléculas de agua formando un complejo de solvatación o ion libre y según la teoría ácido base de Lewis es un ácido. Un ácido Lewis (A) es un átomo, molécula o ion que tiene un orbital vacante, no utilizado en un enlace covalente, por lo que puede aceptar un par de electrones (Pearson, 1963). Una base Lewis (:B) es aquella molécula o ion, que puede ceder un par de electrones. De esta forma, Lewis propuso una definición más generalizada de un ácido, en el sentido que no se le atribuye la acidez a un elemento en particular, sino a un arreglo electrónico que tiene la capacidad, en un orbital desocupado, de aceptar un par de electrones. La reacción típica ácido base de Lewis se puede representar así: A + :B ↔ A:B Las especies A:B pueden ser llamadas complejos de coordinación, un aducto o un complejo ácido base. Las especies A son llamadas ácido de Lewis, para no confundirlas con ácido de Bronsted y Lowry . La base Lewis, :B, es idéntica a la base de Bronsted y Lowry. En la reacción siguiente: Fe+3 + NH3 ↔ Fe(NH3)+3 (2.1)

El Fe+3 es un ácido de Lewis y el NH3 es una base y forman el complejo Fe(NH3)+3. Ejemplos de ligandos en la materia orgánica del suelo con pares de electrones libres para formar enlaces covalentes con los cationes están representados por las estructuras químicas: I, II, III y IV.

El orden de decrecimiento de afinidad de ligandos orgánicos con los cationes es el siguiente:

136

De acuerdo con la terminología de Pearson (1963), los ácidos y bases de Lewis se pueden clasificar en una escala de fuerte a débiles. Las bases débiles, también llamadas ligandos, son moléculas grandes fácilmente polarizables y pueden ceder sus electrones para formar enlaces covalentes. Selectivamente se unen a ácidos Lewis débiles, que generalmente son iones metálicos de radio iónico grande y baja carga. Las bases fuertes tienden a ser moléculas pequeñas, no son fácilmente polarizables, forman pocos enlaces covalentes y más enlaces iónicos, se unen a ácidos Lewis fuertes, los cuales son iones metálicos de radio iónico pequeño y alta carga. En resumen, los ácidos fuertes se unen preferiblemente a las bases fuertes y los ácidos débiles se unen con las bases débiles. Una lista de ácidos y bases se presentan en el Cuadro 2.2. De esta lista se puede observar que el Fe+3, un ácido fuerte, tiende a unirse con una base fuerte como los fosfatos, carboxilatos, sulfatos, pero no se une fácilmente con las bases débiles como los sulfuros o las aminas aromáticas. El Fe+2 un ácido débil que se une fácilmente con bases débiles como los sulfuros para formar pirita. Cuadro 2.2. Clasificación de los ácidos y bases de Lewis de acuerdo al concepto de Pearson (1963).
TIPO FUERTES ÁCIDO H+, Li+, Na+, K+ Mg+2,Ca+2, Sr+2 Ti+3,Cr+3, Mn+2, Fe+3, Co+3, Al+3 Fe+2, Co+2, Ni+2, Cu+2, Zn+2, Pb+2 BASE NH3, R-NH2(amidas) H2O, ROH-, O2-R-OH(alcohol), COO-, CO3-2, NO3-, PO43-, SO42, FC6H6NH2(aminas aromáticas), C5H5N(piridina), NO2-, SO32-, BrCN-, CO, S2-, R-SH(sulfidrilo), R-S-

LIMITE

DÉBIL

Cu+, Ag+, Cd+2, Hg+, Hg+2

Muchos de los cationes metálicos pueden aceptar más de un ligando definiendo de esta forma el número de coordinación. En la figura 2.10 se presenta al catión de cobre, Cu+2 formando dos tipos de complejos con aminoácidos.

137

Figura 2.10. Formación de Complejos 1:1 y 2:1 de Cu+2 con aminoácidos. La estabilidad de los complejos o quelatos está determinada por muchos factores tales como el número de ligandos que lo forman, el número de anillos que se forman, la naturaleza y concentración del catión y el pH. La secuencia de estabilidad, de mayor a menor, para algunos cationes divalentes es la siguiente: Cu+2 > Ni+2 > Co+2 > Zn+2 > Fe+2 > Mn+2. 2.1.1.6. Significado de las reacciones de complejación en el suelo. La formación de quelatos en el suelo puede tener los siguientes efectos: Las sustancias orgánicas están involucradas en la meteorización directa de los minerales de las rocas y sirven como agentes de transporte de sesquióxidos en procesos de podzolización. Los ciclos de elementos trazas en el suelo están íntimamente influenciado por las reacciones de complejación con las sustancias orgánicas. 2.1.1.7. Efecto de las sustancias húmicas en las reacciones redox. Las sustancias orgánicas solubles son utilizadas por los microorganismos del suelo como fuente de energía, en este proceso respirativo los electrones generados son transferidos al O2 en los ambientes aeróbicos. En los ambientes anaeróbicos son otros los aceptores de electrones. Así, en los procesos redox del suelo se da una transferencia de electrones entre sustancias orgánicas e inorgánicas y esta se mantendrá siempre que exista 1) un aporte de sustancias biodegradable aportadas por los restos orgánicos que llegan al suelo, 2) unos microorganismos que utilicen estos sustratos y quien reciba los electrones, entre los que se tienen O2, NO3, Mn+4, Fe+3, SO4-2 y CO2. Mientras exista el aporte de materia orgánica biodegradable en el

138

suelo la cantidad de sustancias aceptores de electrones se distribuirá entre los distintos aceptores de electrones representados por la capacidad de oxidación del suelo (COXS) (McBride, 1994; Bartlett y James, 1993) definida de la manera siguiente: COXS = 4(O2) + 5(NO3-) + 2(Mn+4) + (Fe+3) + 8(SO4-2) + 4(CH2O) (2.2)

Los coeficientes en la ecuación (2.2) representan el número de electrones involucrados en el proceso de reducción del elemento.

Figura 2.11. Diferentes aceptores de electrones en el suelo durante la respiración de microorganismos presentes en el suelo utilizando como sustrato la materia orgánica. En la figura 2.11 se presenta una secuencia de reacciones de la COXS en un suelo que contiene una suplencia finita de materia orgánica biodegradable. Dado que el O2 tiene una baja solubilidad en el agua (0.25 mM a 25°C) puede ser rápidamente agotado por la respiración de los microorganismos y las raíces de las plantas si no son aportados por mecanismos de intercambio gaseoso (difusión y flujo masal) y por aportes de agua con oxígeno disuelto. Cuando esto ocurra el nitrato y los sólidos de Mn y Fe son utilizados como aceptores de electrones durante la oxidación de la materia orgánica. Cuando las fuentes de nitratos, hierro y manganeso son agotadas, el sulfato será el encargado de aceptar los electrones. El punto final estará dado cuando el CO2 (metanogénesis) y el H+ sean los aceptores de los electrones.

139

S-2) que se acumulan en el suelo. principalmente del clima. La continua acción de los factores formadores de suelos crea una secuencia de horizontes que van mostrando el desarrollo del perfil evidenciando su génesis tal como lo muestra la figura 1. El efecto de la materia orgánica en la Pedogénesis. arañas. el material meteorizado y los restos orgánicos deben ser considerados ambos como el material parental del suelo. la solubilización de sustancias. entre ellos están las lombrices. 1972) y generando procesos muy conocidos en los suelos hidromórficos asociado con la gleyzación (Bouma. Fe+2. etc. Como el suelo es el producto de la interacción entre materiales orgánicos e inorgánicos. bacterias y actinomicetes (Paul. principalmente. Varios organismos toman parte en la descomposición de la materia orgánica. raíces. Algunos tipos de materia orgánica sintetizadas por los microorganismos y algunas sustancias de las plantas de difícil descomposición por los microorganismos son incorporados al humus. Igualmente microorganismos como hongos. 140 . así los restos orgánicos se incorporan al material inorgánico. El Mn+2 y el Fe+2 son iones solubles y son distribuidos en el perfil del suelo afectando otros procesos como el intercambio de cationes. Mn+2. No es posible que se forme el suelo sin la presencia de materia orgánica y organismos (Kumada. hormigas. 2000). etc. del tipo de suelo. luego el horizonte O debe ser igualmente considerado como tal.2. termitas. El suelo comienza a formarse cuando los organismos colonizan y trabajan sobre el material parental inorgánico meteorizándolo. el papel de los organismos y de la materia orgánica en el proceso de formación del suelo se puede resumir de la manera siguiente: Las plantas. con el tiempo se sucede una mayor acumulación de materia orgánica y de sus productos transformados. N2. Si el solum se refiere a los horizontes A y B y el horizonte C es el material parental. 1.9. Inicialmente los microorganismos colonizan la roca y la meteorizan formando un horizonte C. tallos. Sus actividades varían con las condiciones del medio. una pequeña parte es humificada y permanece en él. y en general de los demás factores formadores del mismo.983). 2. Los organismos del suelo y sus metabolitos son también descompuestos y humificados. etc (Ponannperuma. De forma general. Aunque gran parte de la materia orgánica se descompone por los organismos del suelo.En cada caso de reacción se producen sustancias reducidas (O-2.1. 1987). aportan materia orgánica al suelo en forma de hojas. La descomposición y humificación varia dependiendo del tipo de residuo vegetal que llega al suelo.

e (hémico). Por lo que. La estructura del suelo se forma por la acción del clima. de tal forma que no se llegue a llamar humus a las deyecciones de las lombrices. Pedogénesis y desarrollo de estructura tienen el mismo significado. Desarrollo de estructura La evidencia morfológica que demuestra que se ha formado un suelo en la superficie de la tierra es la sustitución de la estructura geológica del material parental por la estructura pedológica del suelo. tallos y restos orgánicos que han caído recientemente. el relieve. Los productos de la humificación se van incorporando al material inorgánico del mismo y llegan a formar conjuntamente el horizonte A cuando interacciona con la parte mineral.Aunque los microorganismos están en el último eslabón de la cadena de descomposición en el suelo. estas condiciones son. y que la descomposición es un proceso vital bajo las leyes de la Bioquímica. la biota. el material parental. a (sáprico).2. Los cambios que sufren los restos orgánicos del horizonte O de los suelos son unos procesos típicos de descomposición y humificación. La tasa de transformación de la capa i hasta la capa a es diferente para cada sitio. 1996) los restos orgánicos acumulados en el horizonte O de la superficie del suelo son identificados con las letras subíndices i (fíbrico). Por ejemplo. En el sistema de clasificación de Soil Survey Staf (1992. Duchaufour (1987) y Kumada (1987) hacen una mayor subdivisión del horizonte O. los cuales conservan su composición y forma original. si los restos vegetales no son fragmentados y mezclados por los animales. por el clima y los demás factores formadores del suelo. el papel de los animales no se puede ignorar. la descomposición y la humificación se pueden retardar en el suelo. considerada humus. La capa a es de color marrón oscuro a negra y se considera el material final y amorfo que forman la etapa de mayor evolución. La capa i está formada por fragmentos de hoja. 2. Kumada (1987) utiliza conjuntamente los términos descomposición y humificación sin diferenciarlos e ignora si la humificación incluye la descomposición. es controlada por la humedad del aire cerca al suelo y del suelo. Kumada (1987) considera que la humificación es un proceso no gobernado por la vida. es un proceso abiótico donde no actúan las leyes de la Bioquímica. Lo que sí considera cierto es que los dos suceden simultáneamente. Las propiedades de las rocas están relacionadas con las condiciones de formación de sus minerales. actuando en forma conjunta 141 . altas temperaturas y presiones. Ésta visión de la formación de la sustancia húmica permite que no se tenga confusión. previamente. en algunos casos.

Cuando se hace la evaluación visual se tiene en cuenta la morfología del agregado en cada uno de los horizontes del perfil del suelo.en un tiempo dado. al tamizar las muestras. la floculación es necesaria. a agruparse ellas mismas en unidades conocidas como partículas secundarias o agregados. 1987). Los suelos con cantidades apreciables de arcillas conjuntamente con el limo y la arena tienden. mediante técnicas como la de Yoder.2. pero no suficiente para que se agregue el suelo. La unidad de la estructura es el agregado. Los tamaños visibles de agregados varían en el rango de milímetros a varios centímetros de diámetro. la clase o tamaño en el campo y se corrobora. en seco o en húmedo. inicialmente. energía de la caída de la gota. Un prerrequisito para la agregación de las partículas primarias es que la arcilla esté floculada. Al hablar de la estructura del suelo se está teniendo en cuenta a un grupo de características que describen el arreglo heterogéneo del volumen del suelo que está conformado por poros y por la fase sólida en un tiempo dado. 1992. 1982. tamaño y grado de desarrollo de la estructura. Algunos sistemas de clasificación de suelos (Soil Survey Staff. Tales agregados no se caracterizan por un tamaño fijo. etc. Cuando se determina la estructura del suelo se hace. la formación de la estructura es la formación del suelo mismo (Chadwick y Grahan. mas algo. El tipo o forma del agregado se determina en el campo. ni son necesariamente estables en el tiempo.1. Pla. (Hillel. cuya masa carece de planos que las separe y no formen agregados. califican la estructura del suelo con base 142 . por ejemplo agua. Ese más es un agente aglutinante o agregante. citado por Hillel (1982). La estructura se mueve entre estos dos extremos. 2. Canadian Expert Committee on Soil Survey. Esta función la desempeñan la sustancia húmica y los óxidos de hierro y aluminio. 2000). 1977). Bradfield. El grado de desarrollo y su estabilidad se determinan en el campo y se corrobora ante una fuerza disruptiva. anotó: agregación es floculación. en forma visual y es complementada por algunos análisis cuantitativos. bajo determinadas circunstancias favorables. Sin embargo. de una condición de partículas sueltas hasta un estado masivo de ellas. Buol y otros (1981) lo definen como la unión de las partículas individuales del suelo en unidades mayores con planos entre ellos y unidos por fuerzas débiles. Es decir. Los materiales que no tienen agregados se consideran sin estructura y pueden estar en una de dos situaciones: que sus partículas estén sueltas o que estas partículas individuales estén adheridas íntimamente. Forma. El punto intermedio es la unión de esas partículas en unidades llamadas agregados.

en su morfología. raíces finas. Cuadro 2. gruesa y muy gruesa) y tipo o forma (grano simple. amorfa o masiva. clase o tamaño ( muy fina.. prismática. Columnar Blocosa Figura 2. media. blocosa subangular.12. pocos fragmentos gruesos. su ocurrencia dentro de los horizontes del perfil del suelo y los procesos responsables de su formación (Chadwick y Graham. blocosa angular. 143 . Horizonte B con fragmentos gruesos. y columnar). Compresión horizontal por expansión y compresión Expansión y compresión de materiales no homogéneos. fina. Tipo Granular Ambiente en el suelo Horizonte A Proceso de formación Agregación por agentes biológicos: materia orgánica. Tipos de estructura del suelo. laminar. secado lento. Planar Horizonte A y otros superficiales. granular. débil. 2000). Tipos de estructura del suelo. para lo cual utilizan tres características: grado de desarrollo (sin estructura. Petrocalcicos. raíces finas. moderada y fuerte). Heredada material parental. excreciones Compresión vertical por compactación. hifas de hongos.3. diferentes tamaños de raíces Prismática. Duripanes Horizonte B con textura uniforme.

Subsistema macroagregados: elementos formados por unión de microagregados. por especies enlazantes.2. Esta distribución condiciona las propiedades físicas del suelo.12 se dan ejemplos de los diferentes tipos de estructura. .Subsistema plasma libre: todo material orgánico e inorgánico del suelo que es translocable. el color del suelo. etc. . los más grandes. Otro sistema de clasificación de los materiales sólidos del suelo es el propuesto por Rondón y Elizalde (1992): . Son las especies agregadas de menor estabilidad. que se ha formado a través de reacciones básicamente irreversibles. por aire. transformable y muy reactivo y cuyo tamaño es < 2 m. ya que se caracterizan por su baja reactividad. Subsistema pre microagregado: material que ya ha sufrido agregación. como son la aireación. ha dejado de ser plasma libre o es material esqueleto en proceso de agregación. la infiltración. Durante la evaluación visual en campo de la estructura se hacen otras mediciones como la distribución de raíces y poros.Subsistema esqueleto libre: materiales que han pasado del material parental al suelo y aún no han sufrido transformación y pueden existir en forma libre.Subsistema concreciones: constituido por esqueleto libre y concreciones pedogenéticas mayores de 2 mm. Sus tamaños son mayores de 2 mm. . . Pueden ser las unidades base para la formación de agregados de mayor tamaño y son las especies agregadas más estables del sistema. migración de arcillas. Sistema muy estable. algunos de los cuales están ocupados por agua y otros. la infiltración y la cantidad de agua que puede almacenar el suelo. por lo que bajo condiciones pedogenéticas naturales no muy drásticas. Estructura y aireación. cuyo rango de tamaño va de 50 a 250 m.Subsistema terrones: bloques formados por unión física de macroagregados. 144 . Su tamaño es mayor que el coloidal.En el cuadro 2. como parte de la descripsión del perfil. su estructura no se modifica.3 y en las figura 2. La estructura determina la distribución en el espacio de la fase sólida y de los poros.2. . Su tamaño va de 2 a 50 m. consistencia.Subsistema microagregado: especies producto de la pedogénesis.. Son menos estables que los microagregados y su tamaño va de 250 a 2000 m. 2.

solutos y aire en el suelo y en el desarrollo de raíces (Thomasson. Esta porosidad es incluida entre la clase denominada porosidad estructural (Stengel 1979) o capacidad de aireación (Thomasson. Estos poros y los mas pequeños están influenciados por la textura y el contenido de materia orgánica. Esta porosidad está muy influenciada por la textura del suelo. grietas. Poros con diámetro equivalente entre 0. Clase Macroporos Mesoporos Microporos Ultramicroporos Criptoporos 2. por el contenido de materia orgánica y es muy sensible al manejo. Poros de menos de < 0. 1997).2. pero poco por el incremento de la densidad aparente del suelo (da Silva y Kay.Los poros de diferente tamaño son agrupados arbitrariamente en diferentes clases (Cuadro 2.4. En su desarrollo intervienen procesos químicos. La fracción de volumen de poros > a 30 µm y la conectividad de éstos tiene una gran influencia en el flujo de agua. entre ellos. Se mantienen en condición reductora (da Silva y Kay. Clasificación de tamaños de poros (SSS. 1996).1 – 5 < 0. Estos poros son el hábitat de microorganismos y la pequeña fauna del suelo. Poros de > de 30 µm incluyen bioporos. En su formación juegan un papel preponderante los minerales secundarios. 1997). 1978).3. Puede llegar a ser la tercera parte del volumen del suelo.1 145 . físicos y biológicos. 1992. Origen de la estructura del suelo La estructura del suelo resulta de la acción de los factores formadores del suelo.1 µm son los menos afectados por el manejo. Cuadro 2. los óxidos y oxihidróxidos. El predominio de uno u otro proceso da origen a diferentes tipos de estructura. Se mantienen llenos de agua por un mayor periodo de tiempo y muy poca parte de ella es disponible para las plantas.1 y 30 µm son considerados como poros de reserva e incluye a una fracción del volumen del suelo que está llena de agua disponible para las plantas.4). los carbonatos y las sustancias orgánicas y húmicas que Diámetro equivalente (µm) > 75 30 – 75 5 – 30 0. poros entre agregados y otros poros grandes intra agregados. 1978). Tienen poca la influencia en el flujo de agua y aire. Son inactivos biológicamente porque no son penetrados por las raíces o por microorganismos. los aluminosilicatos arcillosos.

la estructura refleja la acción biológica global: La micro flora favorece la formación de cementos organo minerales de los agregados. conjuntamente con agentes cementantes. puentes de hidrógeno. formando los agregados. Si no hay suficiente arcilla y condiciones que permitan su floculación. mas o menos íntimamente. La saturación de las cargas negativas de las arcillas con Ca+2 y Al+3. hacen que las arcillas estén floculadas. Especialmente son importantes las bacterias de la rizósfera que crecen en asociación directa con las raíces de las plantas. 1987). que se encuentran en medios alcalinos están saturadas con sodio y por lo tanto dispersas. ya que la estructura depende mucho de la calidad de materia orgánica. En la primera situación. a pHs neutro y ácido. principalmente el horizonte A. Los microorganismos unen los agregados por diferentes mecanismos tales como: adsorción y cementación con productos de excretas musilaginosas. se forman los agregados fundamento de la estructura del suelo (Duchaufour. Tales materiales se adhieren a la superficies de las arcillas por medio de puentes de cationes. la estructura no se forma (Duchaufour. dándole a la unidad estructural tamaño y forma definidos (Duchaufour. fuerzas de van der Waals y mecanismos de adsorción de aniones. La meso y macro fauna actúan a través del tránsito intestinal. hemicelulosa o urónidos u otros polímeros naturales. 146 . el suelo será compacto y macizo al secarse. que incluyen miles de especies de bacterias. respectivamente. En los horizontes organo minerales. aglomerando los micro agregados y cementándolos. Cuando el suelo está floculado. con sus hifas y micelios que forman una red en el suelo. al estar la arcilla dispersa.sirven de cemento para unir las partículas gruesas. actinomicetes. igualmente los hongos. 1987). aunque puede haber excepciones a esta generalidad.13. La actividad biológica afecta la estructuración del suelo ya que se asocia a una actividad variable en el tiempo de numerosos microorganismos. como la sustancia húmica y los óxidos de Fe y Al forman puentes y revestimientos alrededor de las partículas minerales mas gruesas uniéndolas mas o menos íntimamente. ver figura 2. con sus cargas negativas. Las arcillas y los compuestos húmicos. no se formará estructura. hongos. 1987). La forma y estabilidad estructural generalmente mejora con el incremento de materia orgánica del suelo. Se destacan entre estos productos aquellos que son capaces de unir a lo agregados como los polisacáridos. etc.

Detalle de un agregado. arcillas y materia orgánica en los agregados del suelo. (A) Posible arreglo de partículas de cuarzo. (C) arcillas–coloide orgánico–arcilla. (B). al crear una barrera hidrofóbica alrededor del agregado En los horizontes minerales los cementantes de los agregados son óxidos y oxihidróxidos de Fe y Al. En algunos casos. largas y flexibles capaces de unirse por diferentes sitios con las partículas sólidas. actuando como cementos. Estos materiales incrementan la unión entere partículas y tienen gran influencia en la forma y estabilidad de la estructura.13. generando un cemento de una sustancia orgánica más o menos insoluble (Hillel. sílice y sales de carbonatos. etc. (C2) arista–cara. (A) cuarzo–coloide orgánico–cuarzo. Arcilla floculada y orientada uniendo partículas primarias del suelo (Emerson. la energía cinética de la gota de lluvia separa los agregados y transporta las partículas finas causando 147 . del uso del suelo. las moléculas orgánicas penetran entre las partículas de arcilla formando una cápsula protectora alrededor de los agregados. aunque puede ser reconstruída. 1959). (C3) arista–arista. Los polisacáridos están integrados por moléculas lineales. (B) cuarzo–coloide orgánico arcilla. si las condiciones vuelven a ser favorables. hecho conocido como resilencia (Wenke y Grant. La estructura no es permanente puede modificarse en función del clima. Además de la estabilidad que las sustancias orgánicas le dan a los agregados. La destrucción de la estructura se puede deber a: a) la expansibidad de las arcillas que destruye los agregados. c) las lluvias intensas. los productos orgánicos del suelo le dan estabilidad a los agregados al reducir la humectabilidad e hinchamiento. (D) arista arcilla–cara arcilla. 1994). (C1) cara–cara. En determinadas situaciones puede degradarse.Figura 2. Se trata de cementos formados por la insolubilidad de estas sustancias al pH del suelo. 1982).

. Cuadro 2.Arcilla floculada – Arcilla floculada A.-4.de polímero u otros grupos polarizable..Arista – polímero orgánico – Arcilla floculada. 1965) I.-Cara B. coloides orgánicos e inorgánicos) ..Puente de hidrógeno entre OH-Arista y CO(carbonilo) o NH2(amida) Arista-OH---O=C-R(CO)-(NH2)---HO-Arista 3.partículas de arcilla orientadas.-Cara II.sustancias húmicas irreversiblemente desecadas.erosión.Puente de catión entre cara externa de arcilla y -COO.. 3.Anión intercambiable.microagregados sementados con humatos de hierro...Cara – polímero orgánico – Cara 1..-OOC-R-COO.Puente de catión entre arista negativa y –COOArista-O.--3. 2.Cuarzo A..Enlace de Van der Waals entre aristas de polímeros.Arcilla floculada – Polímero – Arcilla floculada A.Puente de hidrógeno entre OH-polímero – O-Silicato Cara-Si-O---HO-R-OH--2.Cara – Cara: un catión sirve de puente entre las caras de paquetes de arcillas floculadas y orientadas: Cara.Enlace de van der Waals entre caras de polímeros..(limo.silicatos... B. sesquióxidos u óxidos desecados o irreversiblemente desecados..-OOC-R-COO.--2..Arista – Cara: Arista con carga positiva a cara con carga negativa: Arista-Al-OH2+---... 4. 5 Coloides orgánicos y arcillas floculadas unidas por los mecanismos I y II. Cuarzo .---M+n --.---M+n --.Enlace químico entre geles de cuarzo de aluminosilicatos hidratados y grupos activos de otros constituyentes de la agregación.5.. 148 . B..: arista con carga positiva a grupo –COOArista-Al-OH2+ ----COO.Granos de cuarzo unidos en una matriz de limo y arcilla estabilizada por: 1. III.------M+n----.. 1. Cara. Posibles mecanismos de enlace que intervienen en la agregación (Harris y otros. c) pérdida de cementos orgánicos por mineralización de la materia orgánica..

Como consecuencia.2.3. En regiones costeras el agua de lluvia puede estar cargada de cloruro de sodio por efecto de los vientos marinos. 2. son presentadas en el cuadro 2. Sin embargo.14. Emerson (1959) propuso un modelo de agregación entre partículas unidas por diferentes tipos de enlaces tal como se muestra en la figura 2.3. figura 2. intrusiones marinas o aguas marinas retenidas en valles internos que posteriormente son colmatados. biológicas y físicas involucradas en la formación y degradación de la estructura del suelo. tales como barreras al flujo de agua. El modelo de Emerson está compuesto por partículas de cuarzo tamaño arena.1. Acumulación y redistribución de sales El proceso de formación dominante en las regiones húmedas tiende a acidificar los suelos en largos periodos de tiempo. sales depositadas por antiguos mares y posteriormente enterradas bajo sedimentos. limo y arcilla. Fuentes de sales en el suelo.3. Las sales fósiles. 1994.Harris y otros (1965) hacen una extensa revisión de la compleja relación entre las reacciones químicas.2. Si embargo. Pla. existen casos de localización de sales y alcalinidad confinadas por procesos geológicos. en las regiones de climas secos. pueden ser llevadas a la superficie por las aguas subterráneas. 2. como consecuencia algunas acumulaciones de sales y alcalinidad no están necesariamente ligadas a condiciones climáticas. 149 . Lo anterior se da porque el potencial de evaporación y transpiración excede a la precipitación. el movimiento neto de agua en el perfil es ascendente si hay una capa freática que le aporte. 1979).14 se esquematizan los aportes de agua que llegan al suelo dejando sus sales cuando la evapotranspiración excede la precipitación (McBride. Así. En la figura 2. La estabilidad del agregado es mantenida por polímeros orgánicos y óxidos que las mantienen unidas. las sales no son lavadas por las lluvias desarrollándose condiciones salinas y/o alcalinas por esta situación.3. en algunos casos la sobreexplotación de acuíferos permiten intrusiones salinas. las sales se acumulan sobre o cerca de la superficie en estos suelos de las regiones áridas. en un proceso de evaporación o por flujos laterales.

la disolución mineral y la liberación de iones a la solución del suelo están inseparablemente unidas a la generación de alcalinidad.14. Esta alcalinidad natural se puede acumular en los suelos de regiones con climas áridos y semiáridos. las sales que se acumulan en el suelo son aquellas que no están sometidas a frecuentes lavados. como lo muestra la figura 2. En ausencia de las anteriores fuentes. La fuente primaria de estas sales es la meteorización química. Estos iones y alcalinidad permanecerán en el suelo dependiendo del balance en el perfil entre precipitación y evapotranspiración. Así.Figura 2. Ejemplos de tales reacciones son: MgSiO4 + 4H2O ↔ Mg+2 + Si(OH)4 + 4OHOlivino 2NaAlSi3O8 + 11H2O ↔ Al2Si2O5(OH)4 + 4Si(OH)4 + 2Na+ + 2OHFeldespato Caolinita Las anteriores reacciones muestran que la hidrólisis de los silicatos de los minerales primarios es un proceso no reversible en la superficie del suelo que genera iones y alcalinidad en la solución.15. Representación dinámica de los procesos que actúan en la acumulación de sales en el suelo. 150 .

la CE se incrementa con la profundidad del perfil.2H2O Na3H(CO3)2. Cuando el lavado es ligeramente mayor que la ET.10H2O NaHCO3 Na2CO3.56 2. los carbonatos y sulfatos de calcio son las más insolubles.6. PCO2= 10-4MPa) Las sales que generalmente están presentes en los ambientes áridos son cloruros.15 1. De ellas. sulfatos y carbonatos de sodio.0006 (pH 8. La solubilidad de las sales de sodio y potasio llega a ser cien veces mayor que 151 . Fuentes y distribución de sales solubles en los suelos con relación a la hidrología. Cuando la ET es mayor que el lavado.15. Cuadro 2.4H2O MgSO4. Algunas sales comunes en suelos salinos y su solubilidad en agua a 25ºC Nombre Halita Tenordita Mirabilita Nahocolita Soda Trona Bloedita Hexihydrita Epsomita Yeso Calcita Fórmula NaCl Na2SO4 Na2SO4.2H2O CaCO3 Solubilidad (mol/L) 6. Las sales han ascendido capilarmente.005 0.22 2.97 2. Cuando el lavado excede a la evapotranspiración (ET) la conductividad eléctrica (CE) es baja en el perfil. la CE es alta en la parte superior del perfil. magnesio.03 0.6H2O MgSO4.74 1.7H2O CaSO4. calcio y potasio.17 3.Figura 2. litología y posición fisiográfica.4H2O Na2Mg(SO4)2.77 2.31 3.

es evapotranspirada.6. La distribución de sales en el perfil del suelo esta controlada. McBride. Una parte del agua que llega al suelo. 1968.el yeso y la calcita. Sposito. 1989. donde se pueden acumular o pueden ser drenadas si hay suficiente agua para ello. Entradas y salidas de agua. en algunos casos se suceden cambios irreversibles como la precipitación de carbonatos y sulfatos y la dispersión de arcillas (Pla. 1994). expresadas en lámina. 152 . ver cuadro 2. ayudadas por condiciones físicas que faciliten el drenaje. Las sales se precipitan cuando la solubilidad es excedida.16. Ld = Lámina de agua que drena. en el perfil de un suelo. 2. Origen de los suelos afectados por sales En el suelo pueden ocurrir cambios en la composición iónica de la solución del suelo que modifican su comportamiento químico y físico. usualmente cuando la solución del suelo es concentrada por evapotranspiración. En el esquema de la figura 2. Figura 2. LET = Lámina de agua evapotranspirada. otra es almacenada en él y otra parte es drenada.3. Se mueven rápidamente en flujos de agua saturados o insaturados.16 se presentan los aportes (La) y salidas (LET y Ld) de agua en el perfil del Suelo. Otros cambios se deben a la concentración de las sales que le llegan al suelo por aportes externos de agua. La = Lámina de agua aportada. En el proceso de evapotranspiración solo se pierde agua. como riego o por aportes laterales. 1979.2. quedando las sales en el suelo. Ls = Lámina de agua que almacena el suelo. primero por la hidrología subsuperficial y segundo por el balance entre precipitación y evapotranspiración.

15 y 0. la cantidad de sales que entran al suelo con el agua. no cambia en el tiempo es: LaCa = LdCd Cd = (1/FL)Ca (2.Ld = Luc + Ls (2.5) (2. Pero no se habían 153 . si no hay precipitación y asumiendo que Cs.La cantidad de agua que llega al suelo menos la que se drena es igual a la cantidad de agua que se evapotranspira más la que almacena el suelo. d: drenada). Así. un %FL = 12.5 = 8).4) donde C es la concentración de sales (a: aportada. la dependencia que tiene la concentración de sales que se acumulan en el suelo (Cs) de la fracción de lavado (FL). La relación entre las láminas de agua es la siguiente: La . Si se supone un estado estable en un período largo de tiempo y la cantidad de sales que extrae el cultivo es despreciable. se tenía un perfecto conocimiento cualitativo sobre el efecto de la concentración y composición del agua de riego en las propiedades físicas y químicas del suelo. El balance de sales o de iones individuales en la zona de raíces.9) La ecuación (2. se tiene: LaCa − LdCd = LsCs (2. otra parte es drenada y otra parte es extraída por el cultivo. una parte se acumula en el perfil. 1979).3) De acuerdo a la ley de conservación de masa en un sistema de estado estable.6).7) FL = Ld (agua sale en drenaje) La (agua entra) Se observa en la ecuación (2.9) indica las veces que se concentra el agua de riego en la zona de raíces.8) (2. La fracción de lavado (FL) se encuentra en un rango entre 0. (100/12. Previo a los trabajos de Pla (1968. s: almacenada. mientras que en el perfil del suelo entre el 80 y 85% del agua es evapotranspirada. Si se asume que no hay precipitación de sales en el suelo y dividiendo por La: LsCs LaCa LdCd − =− La La La LsCs = Ca − Cd (FL) La (2.5 significa que la solución del suelo es ocho veces más concentrada que el agua que llega al suelo.20 del agua que llega al suelo.6) (2.

semi árido TIPO DE SUELO AFECTADO Suelo Salino Alta CE SO4 >Cl > HCO3 Na >> Ca+Mg Precipitación de: CaCO3.7 y 2.8. asociados a condiciones climáticas.7.H2O Suelo Salino Alta CE SO4 > Cl >> HCO3 Na>Ca+Mg Precipitación de: CaCO3.H2O 154 . 1974. Cuadro 2. Los suelos actuales o potencialmente salinos son aquellos cuyas concentraciones. Pla (1968) plantea que es posible predecir el RAS del suelo a partir de la fracción de lavado (FL). en la forma como se predice la acumulación de sales. para lo cual es necesario introducir en la teoría. MgCO3 y CaSO4. lo cual. composición y distribución de sales.hecho intentos cuantitativos para predecir la acumulación de sodio en el suelo. MgCO3 y a vecez CaSO4. Dependiendo de cómo se relacionan estas variables se tiene determinado tipo de suelo afectado según se presenta en los cuadros 2. favorece la acumulación de sodio en el mismo. 2) el clima. de drenaje y de composición y concentración de sales en las aguas que le llegan provoquen o puedan provocar una acumulación de sales en el suelo que impidan el desarrollo de plantas. MgCO3 y CaSO4. Condiciones de formación de suelos salinos en un sistema agua-suelo-clima (Pla y Dappo. la máxima concentración que puede ocasionar precipitación de carbonatos y sulfatos de calcio en el suelo. 1996) AGUA Agua con baja CE Agua con alta CE HCO3 > SO4 >Cl SO4> Cl >HCO3 Ca + Mg>Na Na < Ca+Mg SUELO Drenaje deficiente Drenaje adecuado Drenaje deficiente CLIMA Árido Árido. Pla. 3) las propiedades hídricas del suelo y 4) la tolerancia de la planta a las sales.H2O Suelo Salino Alta CE SO4 > Cl >> HCO3 (Cl >SO4 >> HCO3) Na > Ca+Mg (Na < Ca+Mg) Precipitación de: CaCO3. Pla y Dappo (1974) y Pla (1979) tomaron las siguientes variables como las que más influyen en el desarrollo de suelos afectados por sales: 1) la composición iónica del agua de riego.

Según el criterio expuesto en el cuadro 2.7.8. El clima árido es aquel con menos de dos meses con exceso de la precipitación sobre la evapotranspiración potencial. asociadas a condiciones de drenaje. clima y de composición y concentración de sales en las aguas que le llegan al suelo. manteniendo las buenas propiedades físicas del suelo aún cuando el RAS sea alto. provoquen o puedan provocar deterioro físico derivado de la acumulación de sodio intercambiable. Los suelos salinos sódicos tienen una alta saturación de sodio y adecuadas propiedades físicas al tener floculadas las arcillas. En estos suelos el Ca+2 y el Mg+2 desaparecen de la solución del suelo.en el agua que llega al suelo y si su cantidad excede a la cantidad de Ca+2 y Mg+2. Suelos actuales o potencialmente salino sódicos o sódicos son aquellos cuya concentración. es la causa de que se formen suelos sódicos.2H2O. 155 . debido a su alta concentración de sales. Todo lo anterior se resume en el cuadro 2.5 m de profundidad. El clima húmedo se refiere a una situación donde la precipitación excede a la evapotranspiración potencial en cuatro a seis meses en el año. Alta conductividad eléctrica se refiere a valores mayores de 1 dSm-1 para aguas y de 4 dSm-1 para el extracto saturado en el suelo. son suelos salinos aquellos que acumulan Na2SO4 en climas áridos.Se consideran suelos con drenaje deficiente aquellos cuya infiltración básica es menor de 5 mmhora-1. ya que en ambos casos dicha acumulación va acompañada generalmente de la precipitación de CaSO4. La presencia de HCO3. la concentración de sales es media y las arcillas se saturan de sodio. en un clima árido o con drenaje deficiente en otros climas. o NaCl en climas áridos y semiáridos. Estas condiciones hacen que las arcillas se dispersen y el suelo pierda propiedades físicas favorables. Clima semiárido cuando dicho exceso ocurre en más de dos meses pero menos de cuatro en el año. independiente si la relación de adsorción de sodio (RAS) es alta. composición y distribución de sales. Valores entre 2 y 4 dSm-1 en el extracto saturado se consideran medios. o en la cual el nivel freático se mantiene por más de cuatro meses a menos de 1. La alta concentración de sales flocula las arcillas.

Condiciones de formación de suelos sódicos y salino sódicos en un sistema agua-suelo-clima (Pla y Dappo. AGUA Agua con baja CE HCO3 > SO4>Cl Ca+Mg>Na Agua con baja CE HCO3 > SO4>Cl Na>Ca+Mg HCO3 >Ca+Mg SUELO Drenaje adecuado Drenaje deficiente CLIMA Clima árido Clima semi árido a Clima árido húmedo Drenaje deficiente Clima con distribución estacional de lluvias. MgCO3 Lixiviación Suelo Sódico Baja CE HCO3>SO4>Cl Na>>>Ca+Mg 156 . Déficit de agua en una estación seguida de exceso en otra. MgCO3 TIPO DE SUELO AFECTADO Suelo Sódico Suelos Sódico Media a baja CE Media a baja CE HCO3>SO4>Cl HCO3>SO4>Cl Na>>>Ca+Mg Na>>>Ca+Mg Precipitac.8. Lluvias intensas Suelo Salino Sódico Alta CE SO4>Cl>HCO3 Na>>Ca+Mg Precipitación de: CaCO3. MgCO3 Suelo Salino Sódico Alta CE SO4>Cl>HCO3 Na>>Ca+Mg Precipitación de: CaCO3. MgCO3 Suelo Sódico Media a baja CE HCO3>SO4>Cl Na>>>Ca+Mg Precipitac. 1979).Cuadro 2. MgCO3 Suelo Salino Sódico Alta CE SO4>Cl>HCO3 Na>>>Ca+Mg Precipitación de: CaCO3. de: Precipitación de: CaCO3. 1974. MgCO3 CaCO3. Pla. MgCO3 Condiciones reductoras y materia orgánica Suelo Sódico HCO3>SO4>Cl Na>>>Ca+Mg Precipitación de: CaCO3. de: CaCO3. MgCO3 Suelos Sódico Media a baja CE HCO3>SO4>Cl Na>>>Ca+Mg Precipitación de: CaCO3. MgCO3 Suelo Salino Sódico Alta CE SO4>Cl>HCO3 Na>>>Ca+Mg Precipitación de: CaCO3.

2. 1973. mientras que en las dos ecuaciones restantes X denota una carga negativa de un mol. 1973. (2. Estas reacciones de intercambio pueden ser expresadas de la manera siguiente: 2NaX(s) + Ca+2 ↔ CaX2(s) + 2Na+ 2NaX(s) + Mg+2 ↔ MgX2(s) + 2Na+ MgX2(s) + Ca+2 ↔ CaX2(s) + Mg+2 (2.10c) se muestran en las figuras 2.10e) y (2. El intercambio catiónico entre Ca+2. y se incluyen en este rango compuestos sólidos.10d). Mg+2 y Na+ es de gran importancia en los suelos afectados por sales.17 y 2.10f) pueden ser descritas en términos de constantes condicional (constante que depende de 157 .10d) (2. 1963.10b) (2. Sobre el origen de los suelos sulfato ácidos existen coincidencias de la mayoría de criterios entre de los investigadores (Moorman.3. 1980) y se pueden resumir en lo que dice Beye (1973) que indica que estos suelos están en condiciones de saturación lo que permiten la reducción de sulfatos y la formación de monosulfuros y polisulfuros de hierro utilizando la materia orgánica como fuente de electrones (agente reductor). Las reacciones de intercambio catiónico (2.18. X denota un intercambiador con 2 moles de carga negativa. Otras formas de expresar las ecuaciones (2. Suelos sulfato ácidos.4.10a) (2. El Baradi. Se observa en ellas que el Ca+2 y Mg+2 son preferidos sobre el Na+ y que Ca+2 es preferido ligeramente sobre Mg+2 por el intercambiador.3. Hodges y Carlisle.10d). En la ecuación (2.10) pueden ser: Na2X(s) + Ca+2 ↔ CaX(s) + 2Na+2 2NaX(s) + Ca+2 ↔ CaX2(s) + 2Na+ 2NaX(s) + Ca+2 ↔ 2Ca1/2X(s) + 2Na+ (2.10f) Las ecuaciones anteriores son tres formas alternativas para representar la misma reacción de intercambio catiónico.10c) donde X(s) representa una mol de coloide intercambiador que posee una mol de carga negativa. Bloomfield y Coulter. 1967. Los números de oxidación del azufre están en el rango de +6 y -2. Intercambio catiónico en los suelos afectados por sales. En suelos reducidos se alcanza el menor de los números de oxidación. especies en solución y gases.3.10e) (2. 2. Isotermas de intercambio basadas en las reacciones (2. Pons y van der Molen.

pueden ser factorizadas en un coeficiente de actividad y una variable de concentración.11d) XNa 2 X = (2.12) I 1+ I − 0. las fracciones molares para las dos especies iónicas son: XCaX = nCaX ( s) nCaX ( s) + nNa 2 X ( s) nNa 2 X ( s) nCaX ( s) + nNa 2 X ( s) (2.la concentración) y de equilibrio termodinámico. está dada por la (i ) = f i [i ] log f i = −0. Para iones en solución.5Σ CiZi 2 (6.5 ) 2 ( Na + ) = ( NaX ) 2 (Ca +2 ) (2.10d).11a) K ex (CaX 2 )( Na + ) = ( NaX ) 2 (Ca +2 ) 2 (2. Por ejemplo.11e) Donde X es la fracción molar y n es el número de moles.10d). para el caso de la reacción (2. La constante de equilibrio termodinámico puede ser definida por: K ex (CaX )( Na + ) = ( Na 2 X )(Ca +2 ) 2 (2.14) ( ) 158 .512 Z 2 ( I = 0.11b) 2 K ex (CaX 0. el valor numérico de Kex para las tres ecuaciones es el mismo ya que describen la misma reacción. la actividad indicada por ( ecuación: ).13) (2. 3I ) (2. La variable de concentración usada convencionalmente con la fase sólida es la fracción molar.11c) Aunque las expresiones de actividad difieren para las tres ecuaciones. las actividades de las especies sólidas en la ecuación (2. Igual que con las especies acuosas.

se tiene que: c K12 = X 2 Mg +2 +2 1 ( ) X ( Ca ) (2. La constante condicional cK 12 es una forma conveniente usada para medir la composición de la fase adsorbida en función de la composición de la solución. la actividad es: (i ) = fi Xi (2. El significado químico del coeficiente racional de actividad es similar al coeficiente de actividad para las especies acuosas.10e).15) Donde i es una especie como CaX2(s) y f es el coeficiente de actividad del catión adsorbido (Sposito. corresponden a la reacción de intercambio: MgX2(s) + Ca+2 ↔ CaX2(s) + Mg+2 Tomando: MgX2(s) = X1 y CaX2(s) = X2.18) 159 . Z es la valencia del ión i. Los datos de la Figura 2. 1989).donde fi es el coeficiente de actividad.10a) y (2.16) se puede formular Kex: K ex = f 2 X 2 Na + ( f 12 X 12 Ca +2 c ( ) 2 ) (2.10d). Una relación análoga puede establecerse con las ecuaciones (2.17) Donde 1 se refiere a NaX. El valor de f tiende a uno cuando la fracción molar se aproxima a cero. con un PSI (porcentaje de sodio intercambiable) = 0%. 2 se refiere a CaX2 y: c K12 = X 2 Na + 2 1 ( ) X ( Ca ) 2 +2 (2. Para iones adsorbidos. Con la ecuación (2.18.16) f K Kex = 2 2 12 f1 (2.18) cK12 se define como la constante condicional de intercambio para la reacción (2. I es la fuerza iónica de la solución con concentración C de los iones presentes. [i] es la concentración del ión i.

La fracción de carga de un ión adsorbido es: Ei = ( Zi )qi Q (2.4 y 2.2 = Γ Na + ( ) (1 + E Na ) (Ca )4 E Na 2 2 + +2 2 (2. queda: 2.2 = X 2 Na + 2 1 ( ) X ( Ca ) 2 +2 (2. Ei. por lo cual: 2. Ellas indican que Ca+2 y Mg+2 son preferidos sobre Na+ y que Ca+2 es preferido ligeramente sobre Mg+2 por el intercambiador.17 y 2.18 son isotermas de intercambio para un suelo afectado por sales. experimentos en muchos suelos de California y otras partes del mundo muestran que cK12.17.20) donde.20a) 160 . Un valor promedio adecuado es 2. Isoterma de Intercambio para Na → Ca y Na → Mg En el caso del intercambio Na+ por Ca+2. Γ = f(Na+)2/fCa+2. definido por la ecuación (2. Figura 2.19) La ecuación (2.19) expresada en función de la fracción de carga de intercambio.2.9.Las Figuras 2.18) oscila entre 1. f es el coeficiente de actividad del ión i.

es: RAS = 10 3 Na + ( ) (Ca ) +2 (2. la ecuación (2. En esta ecuación. Con estas definiciones.19) queda de la forma: 161 .20b) (2. (Zi) es el valor absoluto de la valencia del ión i. La cantidad 100ENa+. por: Xi = Xi = 2 ENaX ( s) ECaX 2( s) + 2 ENaX ( s) ECaX 2( s) ECaX 2( s) + 2 ENaX ( s) (2.19) tiene dos variables químicas de gran interés en suelos afectados por sales.20d) RAS se conoce como la relación de adsorción de sodio para el suelo.Figura 2. como son la RAS y el PSI. El parámetro expresado en molm-3.18. Isoterma de Intercambio para Ca → Mg para dos valores de PSI.20c) La ecuación (2. Ei se relaciona con la fracción molar X. es el porcentaje de sodio intercambiable (PSI). qi es la cantidad de ion adsorbido y Q es la capacidad de intercambio catiónico (CIC).

20. la ecuación (2. ecuación 2.21b) No es común.2 para RAS < 20 mol1/2 m3/2. usando un valor típico de Γ = 1. La RAS definida por la ecuación (2. medir las concentraciones de ión libre para Na+ y Ca+2. Estos valores son calculados por procedimientos de especiación en los cuales se tienen en cuenta las constantes termodinámicas de los pares iónicos que estos cationes pueden formar. Esta relación es graficada en la figura 2. la RAS tomaría un valor práctico (RASp): RAS p = Na t Cat (2.2. 162 .2.3 (para I = 20 mol m-3). Gráfica de la relación RAS-PSI para KVex y un valor de Γ igual a 1.20d) es equivalente a la relación utilizada para moles L-1 : RAS = C Na CCa (2. Si se toman en cuenta sólo las cantidades totales de Na+ y Ca+2 determinadas analíticamente.5Γ   1 −   PSI   100  2 2 (2.21) produce una única relación entre RAS y PSI.21.21) dado que Kex = 2. en un trabajo práctico.19. La relación RAS-PSI es la de una línea recta con pendiente de 1.PSI   RAS   K ex = 2.22) Figura 2.

para evaluar la calidad de las aguas de riego y estimar el posible valor de PSI del suelo que está en contacto con esta agua.23) los cationes están expresados en moles por litro. Diagrama Quirk-Schofield para la maontmorillonita en soluciones de NaCl y CaCl2 (Oster y otros.2. Estudios de permeabilidad y agregación dan evidencias del efecto del Na+ sobre estas propiedades físicas del suelo. con fines prácticos.La RASp calculada con las concentraciones totales es menor que la RAS calculada con las actividades de ion libre de los dos cationes. La estabilidad de los coloides del suelo está muy influenciada por la cantidad de Na+ en el complejo de intercambio. El efecto dispersivo del Na+ intercambiable se observará sólo si la concentración de electrolitos en la solución del suelo es más baja que la 163 .23) En la ecuación (2. pero la diferencia no tiene efecto.21. Para el intercambio Na+ por Mg+2 el valor de Kex es ligeramente igual a 2. lo que. 1980). Figura 2. Se ha visto que arcillas como la montmorillonita se dispersan cuando el PSI es mayor de 15. Suelos en los cuales la permeabilidad es reducida casi a cero y de estructura masiva son designados sódicos cuando RASp en el extracto saturado es mayor de 13. en forma práctica puede definir a RASp como: RAS p = Na t Cat + Mg t (2.

en la cual los coloides del suelo sufren floculación). en molm-3.concentración crítica de coagulación (ccc) (concentración de electrolitos. Encontró que en el Valle del río Nilo los suelos estaban afectados por sodio y en los otros no. Los suelos. Termodinámicamente se puede verificar la espontaneidad de este proceso: 164 . Así. tienen el riesgo de llegar a ser afectados por sodio. aumentando la relación de adsorción de sodio (RAS) en el coloide del suelo.22.21). cuando son regados con agua con HCO3 y con deficiencia en el drenaje. Efecto de HCO3. la salinidad del suelo tiende a contrarrestar el efecto dispersivo del Na+ intercambiable de un suelo (figura 2. El asoció esto al mayor contenido de bicarbonatos de las aguas del Nilo. Quirk y Schofield (1955) han estudiado en detalle el efecto contrapuesto de PSI y conductividad eléctrica en las propiedades físicas del suelo. Eaton (1950).22). Bradfield (1941) comprobó que cuando a una suspensión de arcilla saturada con calcio le burbujeaba CO2. Pla 1968). Se ha demostrado que cuando el agua de riego tiene una apreciable cantidad de bicarbonatos. Figura 2. causa precipitación de CaCO3 (Bower. y la otra en Iraq a lo largo de los ríos Tigris y Eufrates. y Wilcos. El Ca+2 del complejo de cambio se precipita como CaCO3. la saturación del calcio disminuía en la arcilla cuando aumentaba la presión del gas (figura 2. 1941). principalmente sobre la permeabilidad de éste. observó el efecto prolongado del uso de agua en las dos regiones más antiguamente regadas del mundo: una. en Egipto a lo largo del río Nilo. 1965.(expresado como presión del CO2) sobre la saturación de calcio intercambiable de suelo (Bradfield.

987x103)(298)Ln1. 165 . es indicativo de que el proceso de sodificación del suelo es espontáneo para estas condiciones de coloide y solución del suelo.RTln K° donde K° es la constante de equilibrio del proceso en el estado estándar y K es la constante de equilibrio del proceso en otras condiciones. Los coeficientes racionales de actividad para los iones adsorbidos en el intercambiador son: 0.41 ∆G = . El valor de K para estas condiciones y asumiendo actividades de uno para el CaCO3 y el agua es: Q= (0. La presión de CO2 en equilibrio con la solución del suelo es: 10-1.0.94x107 ∆G = .987x10-3)(298)ln4.↔ CaCO3 + CO2 + H2O XCa + 2Na+ + 2HCO3 ↔ XNa2 + CaCO3 + CO2 + H2O 2.67 K0 = ( XNa2 )( CaCO3 )( CO2 )( H 2O ) = 4. (Sposito.3x107 G° = .10.44 7.(1.78 x0.log K° XCa + 2Na+ ↔ XNa2 + Ca+2 Ca+2 + 2HCO3.10.47 Kcal/mol El valor negativo de ∆G.30)(10 −1.89 x0.6. El proceso de sodificación del suelo se vería impedido (∆G positivo) si disminuye la presión del CO2(g) o disminuye la actividad del bicarbonato.70)(2 x10 −3 )2 (10 −2 )2 = 1.89 para Na+. (HCO3) = 1x10-2M. con respecto a la solución.8 atm.78 para Ca+2 y 0. 1989).41 + (1.0x10-3M y pH = 7. (Na+) = 2.3x107 2 ( XCa ) ( Na + ) ( HCO3− ) La energía libre de un proceso es igual a: G = G ° + RTlnQ G° = .23 5. Ejemplo: para un suelo se tiene la siguiente información: La saturación de sodio es de 30% (PSI=30) y las actividades en la solución del suelo son (Ca+2) = 2.8 ) (0.94 x10 7 G° = .54 x 10-2 M.

De aquí. el Na+ estará sometido a concentrarse en el suelo. la necesidad de mejorar las propiedades físicas de los suelos sódicos para poder lavar el exceso de sulfato de sodio y que el Ca+2 disuelto del yeso pueda reemplazar el Na+ en el complejo de intercambio. En la precipitación de CaCO3 en el suelo actúan diferentes factores. Además. Cuando aumenta la presión de CO2 en el suelo. La recuperación de suelos afectado por sodio se lleva a cabo reinvirtiendo el proceso.64 -6. saturando el complejo de cambio con calcio. para sulfato de calcio adoptó un valor de concentración de 30 meq/L.2H2O + XNa2 = XCa + 2Na+ + SO4-2 La reacción de intercambio para que pueda darse tal como está planteada.29x10-5): Ca+2 + XNa2 ↔ XCa + 2Na+ log K° -2. facilitándose el intercambio (Sposito. Sposito (1981) ha observado que el ácido fúlvico quelata el Ca+2 e impide la precipitación del CaCO3. Kso = 2. Cuando el pH es menor a 7.8 el yeso y no la calcita. Suárez (1977) 166 . se inhibe la precipitación. controlará la concentración del Ca+2. tiene que permitir que salgan del sistema Na+ y SO4-2 para que disminuyan sus actividades y esto se logra si hay un buen lavado. 1989). Esto le llevó a afirmar que es imposible conocer un valor exacto de concentración de bicarbonato que cause precipitación de CaCO3 en el suelo.2H2O.Una variación en el PSI no es tan significativa como las variaciones en la solución del suelo. de modo que siempre el proceso de sodificación del suelo será espontáneo en presencia de bicarbonatos. Otros factores que actúan sobre la actividad de Ca+2. hay que pensar en el hecho de que la concentración de Ca+2 en la solución estará controlada por dos compuestos: yeso y calcita. Para tal fin se usa una sal de calcio más soluble que el CaCO3 como es el yeso (CaSO4. encontró que el CaCO3 precipitaba a distintos valores de concentración de bicarbonato en la solución del suelo. En experimentos de laboratorio. como la concentración en la solución del suelo que causa precipitación de CaCO3 y la reacción se da en el sentido planteado.87 CaSO4 + H2O ↔ Ca+2 + SO4-2 CaSO4. es decir. además de mejorar las condiciones hidráulicas del suelo para lavar el exceso de sodio desplazado. Pla (1968) en un experimento con lisímetro equilibró porciones de suelo con aguas con bicarbonato y distintos RAS. Pla adoptó un valor práctico de 10 meq/L. aumentando la saturación de sodio en los suelos.23 -4. también afectan la precipitación y por ende la formación de suelos afectados por sodio.

tiene un gran efecto sobre las propiedades físicas del mismo. un mayor valor de RASpw para alterar la estructura. como la estructura y otras propiedades relacionadas con ella como la permeabilidad. Si la meteorización que sucede en el suelo causa un aumento en el contenido de sales y hace que la conductividad eléctrica del agua aumente a un valor de CEw de 1. Se considera el mineral yeso.26) que depende de la composición de los iones. un bajo valor de RASp en esta agua (RASpw). como el agua de lluvia. en este caso. el deterioro es más rápido. Un aumento de la salinidad de la solución del suelo tiende a aumentar la solubilidad de los minerales del mismo.0 pueden deteriorar la estructura.27) se tiene: 167 . Si el agua llega al suelo con un contenido muy bajo de electrolitos. similar a la constante definida en la ecuación (2.25b) (2.26) (2. Meteorización química y salinidad. con aguas de un valor alto de RASpw. si esta agua aplicada tiene una CEw cercana a 0. De aquí se deduce que el suelo que tenga abundancia de minerales de fácil meteorización o solubilización. con la posibilidad de formarse sello superficial. Si a esto se le une el impacto de la gota de lluvia.5 dS/m. Los [ ] indican concentración. cuya constante de solubilidad es: Kso = (Ca+2)( SO4-2) = 2.25) y (2. Relacionando las ecuaciones (2. Un ejemplo ayuda a entender este efecto..0 dS/m. era otro factor que influía en la precipitación. proveniente de la meteorización de los minerales del suelo. 2. sería menos sensible a la pérdida de sus propiedades físicas. Esto se puede predecir del efecto que tiene la fuerza iónica sobre la actividad de los iones. Se ha observado que aguas con un RASpw de 3. sería suficiente para causar destrucción de la estructura y de la permeabilidad del suelo.25a) (2.4 x 10-5 Las actividades de los iones son: (Ca+2) = fCa+2[Ca+2] (SO4-2) = fSO4[SO4-2] Se puede definir otra constante: cKso = [Ca+2] [SO4-2] (2. se necesitaría. El enriquecimiento de Ca+2 y Mg+2.5.encontró que la relación Mg/Ca en la solución del suelo.3.24) donde cKSO es una constante condicional de solubilidad.

estos horizontes pueden presentarse en la superficie del suelo.05 30. sobre la solubilidad del yeso representada por [Ca]t. [NaCl]t 0 25 50 75 [Ca]t Molm-3 15.3I   1+ I (2.41 2090 100 200 300 400 22. Los suelos de regiones áridas y semiáridas generalmente tienen en la profundidad del perfil.15 27. En la descripción morfológica del suelo los horizontes que tienen carbonatos se designan con la letra k. 1992). en este caso. El proceso de carbonatación en el suelo es el resultado de la insolubilidad de los carbonatos en contraste con la solubilidad de los bicarbonatos (Jenny.28) La ecuación (2. Cuando se ha acumulado suficiente carbonato este puede cementarse y formar una capa denominada horizonte petrocálcico (SSS.096 − 0. horizontes ricos en carbonato de calcio.4.10 17. CUADRO 2. I.27) El coeficiente de actividad de un ión en solución en función de la fuerza ionica es (Sposito.9 muestra evidencia experimental de este hecho.28) indica como el log de la constante condicional de solubilidad se incrementa con la fuerza iónica. Si el clima es demasiado seco o si la erosión es intensa.c K so = Ca +2 SO4−2 = ( )( ) K so f Ca +2 f SO −2 4 (2. en este caso aumenta la solubilidad del yeso con la salinidad.32 [NaCl]t [Ca]t 2. Origen de horizontes ricos en carbonatos. Efecto de la fuerza iónica como una solución de NaCl. En el agua del suelo existe CO2 a una presión parcial mayor que la 168 . en el cual se tienen unas finas películas de carbonato hasta el estado (VI) que está formado por una capa cementada de carbonato de calcio.70 33. El Cuadro 2. 1987):   I Log c K so = LogK so + 4. ejemplo Bk es un horizonte B con acumulación de carbonato de calcio. se le prestará atención a los carbonatos que tienen origen pedogenético.90 19. Suelos con carbonatos pedogenético evolucionan progresivamente a través de diferentes estados clasificados por Birkeland (1984) desde un estado (I).9. La presencia de carbonatos en los suelos tiene varios orígenes. 1941). Así.

Efecto del pH sobre la solubilidad del carbonato de calcio (Birkeland.que se encentra en la atmósfera y puede disolver los carbonatos pasándolos a bicarbonatos que puedn lavarse y profundizar en el suelo donde se precipitan. La importancia de la concentración de CO2 en el comportamiento de los carbonatos en el suelo se deduce.25) Figura 2. con la consiguiente disolución de los carbonatos. igualmente. en algunos casos puede existir dolomita si el contenido del magnesio así lo permite. de la ecuación anterior (2. 169 .25). (2.23.agua en el comportamiento de los carbonatos en el suelo se deduce de la ecuación anterior. 1996): Bicarbonatación (soluble) CaCO3 + CO2 + H2O ↔ Ca+2 + 2HCO3Carbonatación (insoluble) La enorme importancia del equilibrio CO2 . 1984). Un aumento producirá un desplazamiento del equilibrio hacia la derecha. generalmente constituidos por calcita. La translocación de carbonatos está gobernada por el balance de reacción entre carbonatos (insolubles) y bicarbonatos (solubles) de acuerdo con la siguiente ecuación (Stum y Morgan. produciendo acumulaciones de carbonatos. mientras que una disminución determinará la correspondiente precipitación e inmovilización de los carbonatos.

por acción de las raíces y respiración de los microorganismos.24. Así. Cuando la temperatura disminuye de 25 a 10ºC la solubilidad se incrementa en más de 150%. la presencia de un ion común reduce la solubilidad. disminuyendo el pH y la disolución de los carbonatos tendrá lugar.La acción del CO2 en la disolución de los carbonatos es de gran importancia ya que la presión parcial de CO2 en el aire del suelo es del orden de diez a cien veces mayor que la de la atmósfera. El efecto que las sales disueltas tienen en la solubilidad de una sal particular es bien conocido. Figura 2. Esta acumulación de CO2 es debida a la actividad biológica.23. figura 2. mientras que la presencia de otras sales que no tienen ningún ion común con los carbonatos aumenta la solubilidad de esta sal en particular. ver figura 2. 1984). La solubilidad de los carbonatos decrece cuando aumenta la temperatura y por eso la movilidad de los carbonatos será mayor en climas fríos que en climas cálidos. La temperatura afecta al equilibrio ya que el CaCO3 es menos soluble en agua caliente que en agua fría. 170 . Otro parámetro que influencia la solubilidad de los carbonatos es la concentración de sales en la solución del suelo. y a la descomposición de la materia orgánica. Efecto de la temperatura sobre la solubilidad del carbonato de calcio (Birkeland. Los cambios en el pH afectarán al sistema ya que al aumentar el contenido de CO2 en agua también aumentará proporcionalmente la acidez. Lo contrario ocurrirá si aumenta la alcalinidad.24.

descendente y ascendente.4. Para que este mecanismo tenga lugar son necesarias ciertas condiciones hídricas. generalmente a causa de una disminución del contenido en agua del CO2 disuelto. Este mecanismo es el más ampliamente referido en los estudios edáficos que explica la clásica distribución de carbonatos en el perfil. Posteriormente. Luego el agua se evaporará. La translocación de carbonatos por movimiento vertical descendente es el resultado de la progresiva infiltración de agua de precipitación atmosférica que disuelve los carbonatos en los horizontes superiores de los suelos y los deposita en los horizontes más profundos donde se produce la precipitación de estas sales. 2. con menores concentraciones de CO2 y de agua. produciéndose la precipitación de los carbonatos al concentrarse la solución del suelo. En donde los horizontes superficiales están totalmente decarbonatados y los horizontes profundos presentan acumulaciones de carbonatos. precipitarán y se acumularán. El modelo de translocación vertical ascendente se explica por la existencia de una mesa de agua rica en bicarbonatos y una capilaridad ascendente causada por evaporación y succión por las raíces de las plantas. pero no tanto que los elimine del suelo. y al llegar a los horizontes inferiores. la disolución de los carbonatos debe de ocurrir en estos horizontes.Después de considerar los parámetros que influyen en los procesos de carbonatación y decarbonatación. parece claro que la acumulación de carbonatos por la precipitación de soluciones en el suelo tiene lugar como consecuencia de una sobresaturación causada por una o más de las siguientes razones: a) Pérdida de agua por evaporación o transpiración. c) Un aumento del pH. 171 . Distribución normal de los carbonatos en el perfil El CO2 y el agua son más abundantes en los horizontes superiores. b) Disminución de la presión de CO2.1.y d) Un aumento de la temperatura. Además. es evidente que se necesita la presencia de carbonatos en los horizontes más superficiales o por lo menos liberación de Ca+2 en cantidades suficientes como resultado de la alteración de los minerales primarios. debido a la más alta actividad biológica. mayor contenido en materia orgánica y más proximidad al agua de lluvia. o se absorberá por la vegetación. y lateral o inclinada. los carbonatos serán transportados por las aguas de infiltración. tales como la circulación de suficiente cantidad de agua para llevar los carbonatos hasta las zonas más profundas. La dirección de la translocación de carbonatos en los suelos puede ser vertical.

se alcanza el estado de saturación. Diagrama idealizado de proceso de formación de un horizonte calcáreo en el suelo. Las soluciones de bicarbonatos circulan a través del perfil del suelo y cuando el producto de actividad iónica supera al Kps. Esto se explica por la existencia de flujos importantes de soluciones de bicarbonato que migran pendiente abajo. De acuerdo con Folk (1974) los principales son: a) concentración de las soluciones. y dado que las soluciones se van concentrando cada vez más y que la permeabilidad de los suelos disminuye en las depresiones.Finalmente. Figura 2. Varios parámetros influencian la forma y tamaño de los cristales de carbonato formados.25. e) temperatura y f) presencia de materia orgánica. Las condiciones de formación influyen tanto en el tipo de cristales formados como en la clase de acumulaciones resultantes. principalmente por pérdidas de agua o de CO2. tiene lugar la precipitación y la posterior cristalización. b) contenido en Na y Mg. generalmente en zonas donde existe un cambio drástico de la pendiente. 172 . Sólo algunos de ellos han sido considerados en los estudios edáficos. se produce la correspondiente acumulación de carbonatos. c) velocidad de precipitación. a menudo se observan horizontes cálcicos en las partes más bajas de los relieves de área calizas.

por ejemplo.1. el material original tiene una influencia indudable en el contenido de carbonatos formados en el suelo o carbonatos secundarios. como es natural. aunque originalmente no lo estaban. 2. por alteración de los minerales primitivos ricos en calcio. piroxenos y anfiboles.La velocidad de formación parece tener una influencia decisiva en el tamaño de los cristales. que afectarán la forma y el tamaño de los granos. como resultado de la sobresaturación de las soluciones de bicarbonatos cuando llegan a los horizontes más profundos con pH alto. temperatura.4. la presencia de ciertos iones en la solución puede aumentar la tendencia a ellas. además. Revisando las condiciones de formación de los carbonatos. por un proceso de recristalización se puede producir esparita a partir de micrita. Finalmente el grado de sobresaturación afecta la velocidad de cristalización. de manera que cuanto más lenta es la formación más grandes son los cristales (Barthurst 1971).2. En condiciones normales. 173 . mientras que los cristales pequeños se forman rápidamente. También se debe tener en cuenta que pueden existir transformaciones en los carbonatos. El material original. los carbonatos se han formado en el suelo. Otro factor importante es la presencia de partículas de arcilla. En la mayoría de los casos la roca madre constituye la fuente inicial de carbonatos. que actúan como núcleos de cristalización e inducen la formación de carbonatos de tipo micrita. Lippmann (1973) indica que se forma calcita cuando la presión. después de cristalizar. que en soluciones sobresaturadas tienden a formas aciculares. plagioclasas. concentración de sales y contenido en magnesio son bajos. las condiciones de formación no sólo afectan la forma y tamaño de los cristales sino que son también responsables de la mineralogía resultante.2. bien porque ya estaban presentes en ella o porque.4. soluciones concentradas y alto contenido en magnesio. Bal (1975) observa que los cristales grandes se forman lentamente en poros tubulares en suelos con valores de pH uniformes. principalmente. Factores que influyen en la formación de los carbonatos en el suelo Los Factores de Formación de suelos influyen directamente en la formación de horizontes cálcicos de la manera siguiente: 2. y se forma aragonito con altas presiones y temperaturas. Sin embargo. procedentes de los horizontes superiores donde rigen condiciones más ácidas. en suelos con valores de pH contrastados. y por tanto también a la forma y el tamaño de los cristales.

mientras que en climas árido o semiárido la precipitación es generalmente insuficiente para eliminarlos del perfil.2. la vegetación es capaz de formar cristales de carbonatos alrededor de sus raíces cuando reacciona el CO2 que expelen con el Ca+2 de la solución y. después al morir.27) Sumando las dos ecuaciones se tiene la reacción de hidrólisis ácida siguiente: CaAlSi3O8 + 8H2O + 4CO2 ↔ Ca+2 + Al+3 + 3Si(OH)4 + 4HCO3Ca+2 + 2HCO3.28) (2. Relieve.↔ Ca(HCO3)2 ↔ CaCO3 + CO2 + H2O (2. La circulación de agua subsuperficial de las regiones con calizas hace que los carbonatos migren de las zonas más altas de las colinas y se concentren en las partes más bajas de las pendientes. tienden a acumularse en ciertas posiciones fisiográficas.4. Existen numerosos autores que han destacado la acción de los organismos en la formación y transformación de los horizontes cálcicos. La síntesis de carbonatos ha sido observada también como el resultado de la acción metabólica de ciertas bacterias. Clima. Vegetación. pero debido a sus específicas condiciones de formación. Además.2.4.2.H2O + CO2 ↔ H+ + HCO3CaAlSi3O8 + 4H2O + 4H+ ↔ Ca+2 + Al+3 + 3Si(OH)4 (2. El origen de los carbonatos.26) (2. La vegetación juega un papel importante en la formación de estos horizontes ya que las raíces de las plantas absorben agua y concentran la solución del suelo con la consiguiente precipitación de las sales. El clima constituye un factor esencial en la translocación de carbonatos en el suelo. en estos casos. Así en clima húmedo. tales como la permeabilidad de los horizontes. se explica por aportes eólicos o hídricos. 2. 2. Sin embargo. los horizontes cálcicos podrían encontrarse en cualquier tipo de relieve.2. no son excepcionales los suelos con horizontes cálcicos formados a partir de materiales sin carbonatos ni minerales que podrían generarlos. 2. en ciertas ocasiones el papel del clima puede no resultar 174 . dado que están involucrados en este proceso una serie de parámetros edáficos. En principio.4.4.3. los carbonatos sintetizados se incorporan al suelo. el proceso representativo es el lavado de carbonatos y es inusual que se presente su acumulación.29) Sin embargo.

Por otra parte. Arkley (1963) y Jenny (1941) encontraron para suelos de los Estados Unidos la siguiente función: D = 1.evidente. Figura 2. pero se ha observado que la profundidad a la cual se forma un horizonte Bk está en función de la precipitación.63(P – 0. Diagrama esquemático que muestra la relación entre el tipo de sal formada en el perfil del suelo a diferentes profundidades en función de la precipitación (Dan y Yaalon. 175 . su distribución a lo largo del año afecta. el comportamiento de los carbonatos.26. el clima mediterráneo en el que las lluvias se concentran en los meses más fríos. provee las condiciones ideales para la formación de los horizontes cálcicos.5(P – 12) Donde D es la profundidad a la que se encuentra el Bk en el perfil y P es la precipitación media anual. decisivamente. bajo condiciones climáticas muy diferentes de las actuales. La diferencia entre las constantes de estas dos ecuaciones la relacionan con la efectividad de la lluvia para lavar sales. La cantidad de carbonatos en el suelo es función de la intensidad de la pedogenésis. intensa desecación y por tanto precipitación. se debe tener en cuenta la posibilidad que el horizonte cálcico que se observa en un suelo se pueda haber formado en el pasado. En cualquier caso los carbonatos juegan un papel muy importante en las regiones áridas hasta el extremo que el proceso de carbonatación puede ser considerado el más representativo de estas regiones. Así. mínimas pérdidas por evapotranspiración. Además de la cantidad total de precipitación. y con veranos cálidos y secos.45) D = 2. 1982). máxima disolución.

Alóctonos.2. 1992).3.4. Si el contenido de yeso es alto y está cementado se tiene un horizonte Petrogypsico (Birkeland.25) se desplace hacia la izquierda..3. cantidad y distribución de precipitación. Está universalmente aceptado que el proceso de formación de carbonatos es rápido. Básicamente pueden dividirse en autóctonas y alóctonas.4. ver reacciones. piroxenos y anfíboles. los carbonatos pueden tener un origen eólico. Tiempo. Autóctonos. Las acumulaciones de carbonatos pueden tener orígenes edáficos muy variados. 2. Esta situación se puede provocar por una disminución del contenido de CO2 176 . pero su evaluación cuantitativa es muy difícil ya que en su desarrollo intervienen numerosos factores climáticos. Por otra parte. importante en áreas montañosas.3. 2. Su origen se debe a una contribución externa bien por haber sido transportados por el agua. Diferentes tipos de carbonatos presentes en el suelo. aunque no estén se han neoformado en el suelo a consecuencia de la alteración de los minerales primarios.2H2O. Los carbonatos no tienen relación genética alguna con el material original. Las referencias bibliográficas señalan un rango de acumulación que varía entre 0. dando origen a un horizonte Gypsico. temperatura.26 se presenta la relación entre precipitación y el contenido de yeso y carbonato en función de la profundidad del perfil del suelo. Precipitaciones menores de 300 mm al año pueden permitir precipitaciones de sales más solubles que el carbonato de calcio. evapotranspiración.2.5. Finalmente.025 y 10 mm/año. o porque. En la figura 2. 2. como puede ser el caso de plagioclasas. Soil Survey Staff. una carbonatación secundaria ocurre cuando se produce la precipitación de los CO3-2 al variar cualquier condición que rompa el equilibrio y haga que la ecuación (2. CaSO4. etc. disponibilidad de calcio. como consecuencia de una contaminación de una capa de agua regional o son debidos a una escorrentía local. especialmente en las regiones áridas. Los carbonatos proceden del material original bien porque estuvieran presentes en él.4.1. como el yeso. 1984.4. que es el caso más común. permeabilidad. y edáficos.La presencia de yeso y sales más solubles en el perfil esta relaciona con climas más secos. composición de la solución del suelo. 2. en algunos casos.

aumento de la temperatura. absorben el agua 177 . hasta los horizontes profundos. como en la propia morfología de los carbonatos. Las arcillas de estas capas se movilizan al dispersarse y pasan a suspensión. así como otras veces localizadas en la parte inferior de las gravas. disminución de la humedad por evapotranspiración o por causas físicas que impidan la circulación del agua a través del suelo. la profundidad de estos horizontes cálcicos. 2. el cual puede ser explicado de la siguiente manera: Cuando se produce la llegada de las precipitaciones atmosféricas sobre la superficie del suelo. a través de los macroporos. la propia morfología de las acumulaciones de carbonatos es una clara manifestación de su movilidad. La acumulación de los CaCO3 secundarios se produce a una determinada profundidad. Además.5. tanto en la morfología de los perfiles. por la acción de la gravedad. Por otra parte. de manera que el suelo puede encontrarse sin carbonatos en los horizontes superiores y con ellos en los horizontes inferiores. con una suficiente escasez de agua como para que los CO3 puedan acumularse en el suelo. típicamente en la base del B y/o en el C. Acumulación y redistribución de arcillas La formación de un horizonte argílico se origina como resultado de la actuación del proceso de eluviación iluviación. las lluvias se infiltran a través del horizonte superficial. En efecto. Por ejemplo su distribución localizada en grietas y poros del suelo. está relacionada con la intensidad de las precipitaciones atmosféricas de las zonas en donde se hallan. Es interesante constatar que el desarrollo de un horizonte fuertemente calcáreo produce la destrucción o el arrastre y la expulsión a otros lugares de la gran mayoría de las partículas que originariamente conformaban el horizonte antes de que llegaran los carbonatos. se forman horizontes cálcicos. aumento de pH. en los suelos de las regiones con los climas mencionados es sintomático encontrar los horizontes superiores descarbonatados y a una determinada profundidad se encuentran niveles altamente calcáreos. los cuales se encuentran secos.disuelto. El proceso de carbonatación es típico de las regiones áridas. Las pruebas de este doble proceso de disolución y reprecipitación de los carbonatos se tienen. Los microporos. por su mayor poder de succión. semiáridas y subhúmedas. es decir. que se integran paulatinamente en el suelo. Como resultado de este proceso. y la existencia de revestimientos en los agregados. Estas suspensiones migran. también en nódulos blandos pulverulentos y de borde difuso.

y un segundo proceso que representa la depositación e inmovilización. que se desarrolla en los horizontes superficiales y que se denomina eluviación. previamente se tiene que producir su dispersión. Finalmente al desecarse completamente. como consecuencia. En la translocación de sustancias se distinguen dos procesos: uno inicial. La dispersión o floculación de las arcillas depende del grosor de la capa difusa de cationes que rodean a las partículas (Sposito. . se va formando una fina capa que recubre las paredes. por su tamaño de partícula. localizadas en sus superficies y actuando el agua como medio de soporte. las arcillas quedan adheridas sobre las paredes y debido a su hábito laminar quedan fuertemente orientadas entre ella. Estas películas se llaman revestimientos o cutanes por su distribución y de iluviación por su origen (clay coating. luego transporte y finalmente acumulación. las cargas negativas que ellas poseen atraen a los cationes que se encuentran en la solución y se crean dos soluciones. 178 . De manera similar. De lo anteriormente expuesto se desprende que en este proceso se diferencian tres etapas: Primero dispersión. fundamentalmente negativas. La dispersión se produce como resultado de las mutuas repulsiones que experimentan las partículas de arcilla como consecuencia de la existencia de cargas eléctricas. no pueden pasar a través de las paredes de los macroporos y se concentran sobre ellas y. la película aumenta de espesor. en inglés). Las arcillas de la suspensión.Primera etapa: parece estar admitido que para que se produzca una importante movilización de la arcilla. con acumulación de sustancias en los horizontes subsuperficiales que se llama iluviación. siendo siempre el agua el medio de transporte. al ir cediendo agua progresivamente.desde los macroporos. Cuando las arcillas están en un medio acuoso. cuando las suspensiones mojan a los agregados del suelo. formando una lamina paralela. de movilización y salida de materiales. 1989). En el siguiente ciclo de lluvias el proceso se repite y. dejan finas películas de arcilla sobre su superficie.

Figura 2. Una solución interna con los cationes que se adhieren por enlace químico a la superficie del coloide.28. 5: El eje c de las arcillas queda paralelo con la pared del poro. 2: El suelo está seco. 4: Las arcillas en suspensión recubren las paredes del poro. y otra solución 179 . La distancia d está en función de su concentración y tipo de catión y de la concentración de la solución del suelo. llamada capa compacta o de Stern. Capa difusa de cada coloide separada por la solución del suelo.Figura 2. 3: Las paredes del poro succionan el agua. Ilustración de la depositación de arcilla en un poro del suelo para formar una película orientada de arcillas. 1: El agua fluye por el poro con arcilla en suspensión.27.

se puede expandir o contraer según su composición o la composición de la solución del suelo que está en contacto con la capa difusa. Cuando dos partículas. y que afectarán por tanto a la movilización. ya que de no ser así. son: 1) tipo de mineral de la arcilla en suspensión.externa formada por los cationes de intercambio atraídos por las cargas negativas del coloide por fuerzas físicas de coulomb. se debe suponer que las arcillas se transportan como partículas sólidas en suspensión. Esta cambia de tamaño. De la propia génesis de este proceso se deduce que para que tenga lugar es absolutamente imprescindible que el suelo pase por unas fases húmedas lo suficientemente intensas como para que haya un exceso de agua que se infiltre a través del suelo. . debido a que se reduce a un mínimo la macroporosidad). Ver la figura 2.Segunda etapa: Transporte. o por niveles de enriquecimiento en compuestos de hierro y aluminio que flocularían a las arcillas). o bien a través de una floculación. 180 . lo suficientemente largos e intensos para que los macroporos de los horizontes inferiores del suelo estén secos. 3) pH. sin que sufran transformaciones importantes durante esta etapa. y 6) contenido en materia orgánica. de van del Waals.27.Tercera etapa: acumulación La acumulación se puede producir bien sea por una detención de la infiltración de la suspensión. biológico (por biodegradación de las sustancias orgánicas que complejan a la arcilla) y fisicoquímico (aumento de la concentración de los electrolitos. . ocurriendo la floculación.1. las partículas de arcilla pueden llegar a estar muy juntas la cual permite que se induzcan fuerzas de cohesión. llamada capa difusa. 5) concentración de electrólitos en la solución del suelo. no se produjera el arrastre de la arcilla. 2.5. 4) tipos de cationes presentes en la capa difusa. Sus causas son debidas a mecanismos de tipo físico (paralización del frente de agua de gravedad a una determinada profundidad. Además usualmente es necesario que el suelo pase por períodos de sequedad. Iluviación de arcillas y Factores Formadores de suelos. puesto que las observaciones muestran una idéntica o muy similar mineralogía para las arcillas de los horizontes eluvial e iluvial. se mueven una junto a otra. la reacción inicial es de repulsión y así las arcillas estarán dispersas. por cambio del pH. Los principales factores que afectan a la dispersión. 2) tamaño de las partículas. Si la capa difusa se contrae. cada una con sus capas difusas de carga positiva. Los factores que intervienen en esta fase son: cantidad de agua y porosidad del suelo.

El medio se va acidificando progresivamente y disminuye la actividad biológica. Durante la fase anterior. las partículas de arcilla se unen al hierro formando complejos estables que pueden migrar conjuntamente a capas más profundas. observándose solamente microlaminaciones debidas a variaciones en el contenido en hierro que delimitan claramente las sucesivas fases de acumulación. es tanta la arcilla acumulada en los poros que éstos quedan completamente rellenos. pero al desarrollarse la iluviación de arcilla hasta alcanzar el máximo desarrollo. la estructura comienza a degradarse y van apareciendo propiedades hidromórficas. En la iluviación de arcilla se distinguen dos tipos que corresponden a dos fases con condiciones diferentes. respectivamente. que se puede formar directamente o como consecuencia de esta primera. se denomina secundaria o hidromórfica. y por tanto. al encontrarse estos permanentemente húmedos. o apenas. parte del hierro 181 . Iluviación primaria o normal e Iluviación secundaria o hidromórfica. el suelo ha de ser lo suficientemente poroso como para permitir la libre circulación de las suspensiones. En estas condiciones. ya que las suspensiones de arcilla que se infiltran a través del suelo no son sometidas a intensas succiones por parte de los microporos. en medios débilmente humíferos. este proceso necesita de otras condiciones para desarrollarse. Muestran fuertes orientaciones y son homogéneos. Se provoca una cierta reducción. con lo que los compuestos orgánicos solubles son más estables. las superficies que soporten a suelos con intensa iluviación han de ser geomorfológicamente estables y suficientemente antiguas. Así la roca tiene que proporcionar suficiente contenido en arcilla. el suelo presentaba una buena estructura. Además de los requerimientos climáticos. si las características climáticas son las adecuadas. con adecuadas condiciones de drenaje. la porosidad decrece drásticamente. en bloques muy finos y estables. por la existencia de ferriargilanes de colores rojizos o amarillentos. y dado que este es un proceso que se desarrolla muy lentamente.Es por esto por lo que en los climas continuamente húmedos este proceso no se desarrolla. La primera fase es llamada iluviación primaria (que puede ser considerada como la iluviación normal). Esta fase de iluviación se caracteriza micromorfológicamente. Por ello la arcilla no es retenida en cantidades apreciables. La otra fase iluvial. según contengan mucho o poco hierro. neutros o débilmente ácidos y biológicamente activos. se presenta típicamente en suelos desarrollados sobre material original sedimentario no consolidado. A no ser que se produzca su floculación por causas fisicoquímicas y es así eliminada al subsuelo.

Las acumulaciones de arcilla iluvial no permanecen imperturbables en el suelo sino que son muchas las causas que las modifican. a zonas mucho más profundas que en la fase anterior. que se pueden considerar a nivel macroscópico y microscópico. Dado que es un proceso ampliamente representado en los suelos. El arrastre de las partículas de arcilla de los horizontes superficiales y su acumulación de una determinada profundidad. a pesar de la acidez del medio. formando complejos muy estables que pueden migrar. impermeabilidad). textura. medio ácido. en los climas con periodos muy secos y períodos muy húmedos alternantes ha sido muy estudiado y existe un amplio abanico de técnicas para su caracterización. estructura degradada. E y Bt. se separa de la arcilla. como es el caso de la precipitación de los carbonatos. Por el 182 . 2. Especialmente. En los suelos arcillosos los cambios de humedad provocan hinchamientos y contracciones que deforman intensamente a las acumulaciones iluviales.5. con escasas grietas. Su manifestación macromorfológica más significativa es la producción de un fuerte cambio textural en el perfil. y la actividad del hielo y deshielo. Pedoturbación Es el proceso por el cual se produce la destrucción de las acumulaciones de arcilla iluvial. estructura y consistencia. La actividad biótica también una es causa de perturbación. a veces laminar. es otra. En otras ocasiones es la neoformación de compuestos edáficos. El horizonte eluvial E se presenta decolorado. de textura arenosa y estructuras poco desarrolladas. un perfil en el que la iluviación de arcilla ha sido muy intensa muestra una secuencia típica de horizontes A.2. Ahora la arcilla se compleja con la materia orgánica. Esta fase se caracteriza por la presencia de argilanes de color blanco o gris verdoso.férrico se transforma en ferroso que. como ya es soluble. La translocación de las partículas de arcilla de un punto a otro. biológicamente poco activo y condiciones anaeróbicas. Una de ellas puede ser las mecánicas. que son más heterogéneos y presentan bastante limo y materia orgánica. produce importantes efectos en el suelo. Reconocimiento del proceso iluvial. Las condiciones para que se desarrolle la iluviación hidromórfica son: escasa porosidad (mal drenaje. 2.5. que dificultan la orientación de las partículas de arcilla. Así. La iluviación es un proceso complejo que no es fácil de estudiar y frecuentemente presenta dificultades para su reconocimiento. origina cambios visibles de coloración. a veces de color blanco neto. de tipo particular o masiva.3. la que produce la fragmentación y desorganización de los revestimientos arcillosos.

muy frecuentemente el perfil de un suelo iluvial no es tan demostrativo y es muy normal que el suelo carezca de horizonte E. Es de esperar que esta razón alcance valores más altos en los horizontes Bt que en los horizontes eluviales. o porque al ser un horizonte subsuperficial y de estructura poco desarrollada tiene gran tendencia a erosionarse o. en especial cuando los argilanes se fragmentan por presiones expansión-contracción. En todos estos casos es imprescindible observar detenidamente como está localizada la arcilla en el horizonte B y buscar con una lupa la posible presencia de películas de ella en las paredes de los poros y en la superficie de los agregados. La existencia de estos cutanes pueden demostrar por si misma. Por ello. siempre que tengan el suficiente espesor para poner de manifiesto rasgos morfológicos propios. 183 . en las condiciones edáficas los minerales de neoformación tienden a cristalizar bajo tamaños de granos muy pequeños. presenta coloración parda o roja de altos cromas. bien porque no haya sido la iluviación de arcilla lo suficientemente intensa como para diferenciar al horizonte E del horizonte A.29. ver figura 2. debido simplemente a su mezcla con los horizontes adyacentes por la acción del arado. con amplias y numerosas grietas. como sería una coloración diferente al resto de la matriz edáfica o presentar su superficie satinada con los granos de arena recubiertos por las películas de arcilla. En ocasiones es posible observar la presencia de laminaciones internas o la existencia de un borde nítido que los diferencie claramente del resto del material edáfico circundante. El análisis granulométrico detallado de la fracción arcilla se basa en el hecho de que cuanto más pequeño sea el tamaño de la arcilla.contrario. como ya se ha indicado anteriormente. la razón arcilla fina a arcilla total puede ser utilizada como criterio diagnóstico. de tipo en bloques angulares gruesos o prismática. este método no es determinante por sí mismo dado que. más facilidad presentará para movilizarse. También su localización sobre la superficie de los agregados o recubriendo las paredes de los macroporos son rasgos de gran valor diagnóstico para poder diferenciarlos de sus grandes enemigos en el campo como son los cutanes de presión. muy frecuentemente. Pero desgraciadamente. el horizonte iluvial. De cualquier forma. el desarrollo del proceso iluvial. su textura es arcillosa y presenta un fuerte desarrollo de la estructura.

pero quizás sea el microscopio pretrográfico la herramienta principal en la identificación de la transformación de arcilla. contraste textural con la matriz adyacente. límite abrupto con el material circundante (tanto en nicoles paralelos como cruzados). su reconocimiento puede resultar desde obvio a muy difícil. En general.Figura 2. Las características por las cuales se reconoce el origen iluvial de la arcilla en lámina delgada son: continuidad óptica. cuando la arcilla 184 . existencia de laminaciones.5. intenso color de interferencia. Distribución en profundidad de arcillas total y fina y del cociente arcillafina/arcillatotal en un Ultisol del Oriente Venezolano (Comerma y Chirinos. ya sea recubriendo las paredes de los macroporos o las superficies de los agregados. 2. fuerte orientación preferida.29. La micromorfología representa la mejor técnica para el reconocimiento y estudio del proceso de iluviación de arcilla. Dependiendo de la forma como se manifiesten estos rasgos y como es de contrastante la acumulación de arcilla iluvial en el perfil. no siempre resulta fácil juzgar si un determinado dominio de arcilla orientada es iluvial o no. 1976). En general. y localización.4. En ocasiones las acumulaciones de arcilla iluvial se confunden con otras masas arcillosas de muy distintos orígenes. La arcilla iluvial y la arcilla de otros orígenes. color natural propio.

porque la arcilla iluvial se dispone paralela a las paredes de los poros. originadas por los procesos de contracción e hinchamiento debidos a los cambios de humedad del suelo. a pesar de la similitud. rodeando poros y agregados. En cuanto a las características favorables de los otros factores formadores. Hoy día solo puede ser causa de problemas en algunos suelos en los que se forman recristalizaciones. Pueden confundirse en algunas ocasiones con las acumulaciones fragmentadas (pápulas)8. La arcilla de síntesis in situ no representa un caso muy frecuente de confusión. arcillitas. mientras que en las neoformaciones la arcilla de tal origen. Este problema parece limitarse a unos pocos suelos en los que existe suficiente cantidad de grandes partículas de mica. lo hace de una manera perpendicular. El clima tiene una influencia decisiva en el proceso de iluviación. En un principio se pensó que los revestimientos de arcilla eran debidos a la neoformación. mostrando una aparente orientación y birrefringencia similares a las de la arcilla iluvial e incluso pueden presentar laminaciones.5. Además usualmente es necesario que el suelo pase por períodos de sequedad lo suficientemente largos e intensos como para que se produzca la desecación de los macroporos del perfil. Los principales tipos de materiales originales en los que puede presentarse este fenómeno son arcillas. En general estas acumlaciones no presentan microlaminaciones. Así de la propia génesis de este proceso se deduce que para que tenga lugar es absolutamente imprescindible que el suelo pase por unas fases húmedas los suficientemente intensas como para que haya un exceso de agua de gravedad que se infiltre a través del suelo. 185 . No obstante.iluvial presenta sus microrrasgos bien desarrollados es fácilmente reconocible. se pueden diferenciar. La arcilla orientada puede ser heredada directamente como fragmentos de rocas. especialmente de goetita. Preferentemente. y también pueden estar presentes en suelos desarrollados sobre depósitos aluviales y coluviales. se trata de materiales sedimentarios arcillosos. fuertemente orientados o procedentes de otros suelos previamente existentes. fundamentalmente es la biotita la que por transformación da unidades seudomorfas de arcilla orientada. pizarras y esquistos. El problema más común de confusión de la arcilla iluvial son las arcillas orientadas por presión.5. lutitas. margas. 2. ya que de no ser así no se produciría el arrastre de la arcilla. se destacan: 8 Pápulas: acumulaciones fragmentadas de arcilla. El efecto de los factores formadores.

juega un papel importante en los procesos pedogenéticos al complejar los cationes metálicos. principalmente al Fe+3 y al Al+3 en los horizontes superficiales. en la cual la quelatación ayuda a remover los productos de alteración. clay-skins. 1984). translocándolos luego y depositándolos en el subsuelo. No obstante en algunas ocasiones. En resumen. 2. necesita tiempos largos para manifestarse con suficiente intensidad. Este proceso influye en la morfología del perfil al crear una secuencia de un horizonte álbico sobre un horizonte spódico. Este proceso hace más efectiva la meteorización. como los óxido se hidróxidos de Fe y de Al. .Relieve: Llano o suavemente inclinado. se les reconoce un importante papel diagnóstico. los minerales sufren una extrema alteración liberando abundantes elementos que son lixiviados por las aguas de drenaje. Duchaufour (1987) ubica a la podsolización como un proceso ligado a la humificación en la clasificación que hace de los procesos fundamentales de la pedogénesis. Típicamente en superficies muy estables. sobre todo en los suelos arcillosos. Podzolización La materia orgánica disuelta en muchos suelos.Roca madre: Permeable y con arcillas o con minerales inestables que por alteración originen arcillas en suficientes cantidades. . como el cuarzo. En lo referente a la fracción mineral. 186 . la intensa acidez produce la inestabilidad de los minerales primarios. mientras que el medio se va enriqueciendo en elementos que forman compuestos insolubles. que van siendo queluviados por los compuestos orgánicos hacia horizontes más profundos.6. A las películas de arcilla. pero en general. por lo que resulta muy recomendable su estudio en el microscopio y la proporción arcilla gruesa/arcilla fina (Birkeland. En definitiva en superficie se forma un horizonte eluvial con intensas pérdidas de sustancias. particularmente los Espodosoles. El correcto reconocimiento del proceso iluvial es un hecho muy importante y su erróneo diagnóstico es la causa más frecuente de interpretaciones equivocadas en los estudios de suelos.. Complejación y redistribución de Fe y Al. pueden confundirse con los cutanes formados por orientaciones de las partículas de arcilla por efecto de la presión.Tiempo: Como es un proceso intermitente y recurrente en el tiempo. en el perfil puede detectarse la iluviación por la presencia de un sequm E-Bt o por la existencia de argilanes (clay-skins). Los minerales muy resistentes se acumulan.

En algunas ocasiones. solutos y sólidos.80 (2) CaAl2SiO6 + 2CO2 + 6H2O ↔ Ca+2 + 2Al(OH)3 + Si(OH)4 + 2HCO3 Log K = 4. ocurre al revés.53 (3) CaAl2SiO6 + 4H2C2O4 ↔ Ca+2 + 2Al(C2O4)2. La pdzolización es uno de los mas obvios procesos formadores de suelo que actúa a la escala del pedón por su pronunciada morfología que le imprime al perfil (Lundsröm y otros. pero la más aceptada es que la inmovilización ocurre por una adquisición progresiva de cationes metálicos por parte del complejo organo mineral al ir descendiendo por el suelo. Se puede hablar de podzolización 187 . con formación de un horizonte Bh sin Bs y en otras ocasiones. que se forma el Bs pero no el Bh. la cual produce ciertos patrones morfológicos. propiedades químicas. el Al+3 precipita con el hidroxilo y forma gibsita. Esto debido a la prevalencia de flujos verticales de agua. oxalato) juegan en la meteorización de los minerales se visualiza en las siguientes reacciones: (1) CaAl2SiO6 + Si(OH)4 + 2H+ + 2H2O ↔ Ca+2 + Al2Si2O5(OH)4 + H2O Log K = 29. acumulándose y originando el horizonte Bh y Bs de los podzoles. quedando en definitiva un perfil muy diferenciado con una consecuencia de horizontes: O/A/E/Bh/Bs.73 En las reacciones anteriores el piroxeno tiene distintos productos cuando está en presencia de tres situaciones: (1) es un ambiente ácido y húmedo donde el Al+3 precipita al silicio como caolinita. expresada como una secuencia de horizontes. el proceso de podzolización produce un perfil menos evolucionado.El efecto que los los distintos tipos de ligandos (silicato. existen una serie de teorías que tratan de justificarla. físicas y microbiológicas. La escala en el pedón está entre 10-1 y 10 m y ocurre verticalmente. pero cuando se rebasa cierto valor crítico se produce su inmovilización. (2) es una situación de un ambiente húmedo donde la fuente de acidez proviene del CO2 y con unas condiciones de buen drenaje. (3) en esta situación no se forma ningún sólido dado que el Al+3 se compleja con el oxálato y se mueve libremente en el perfil. Los procesos formadores del suelo operan a difentes escalas. hidroxilo.+ Si(OH)4 + 2H2O Log K = 29. En cuanto a la inmovilización de los complejos organometálicos en las partes bajas del perfil. 2000). Cuando la razón ión metálico a ligando orgánico es baja el complejo es soluble y puede migrar.

la otras es un transporte veritical y una subsecuente inmovilización en el endopedón menos ácido. que se estudia mediante catenas debido a los flujos laterales que ocurren en el paisaje (Sommer y otros. Representación esquemática del Proceso de Podzolización.30.6. Fe y C orgánico desde el epipedon ácido. de la canópia de la vegetación o de la 188 . una de ellas es la movilización de Al. 2.lateral. en los Bs. generalmente. 2001). Algunos ácidos simples se derivan directamente de la materia orgánica fresca. Los grupos ácidos de la materia orgánica soluble actúan como portadores de los cationes metálicos. sobre los granos de arena del horizonte Bh o las diferentes manifestaciones de los óxi-hidróxidos de Fe. Fuentes quelatantes. que se presenta a una escala entre 10 y 103 m.30) se ven reflejadas en la espectacular morfología del perfil. del Fe y del Al en función de la profundidad y recurrir a la micromorfología. Sommer y otros (2001) subdividen el proceso de podzolización en dos secuencias. Las pruebas de que se ha desarrollado el proceso de podzolización en un suelo (figura 2. aunque a veces los horizontes no son tan patentes y entónces se hace absolutamente necesario analizar la distribución de la materia orgánica. Esta secuencia conduce a la típica morfología en el pedón de un horizonte E desprovisto de Fe localizado arriba de un horizonte Bhs Figura 2. para buscar los recubrimientos.1. microfragmentados.

Como la constante de acidez de estos ácidos es mayor que la de la hidrólisis de CO2. 1969). la fuente mas importante de ácidos orgánicos disueltos en los suelos son los productos de la descomposición microbial de la materia orgánica ocurrida en los horizontes O y A. el pH más bajo fue de 5. La presencia de silicio no afecto este movimiento y su concentración fue uniforme en las diferentes profundidades muestreadas. de suelos desarrollados sobre una cuarzodiorita del Oriente Antioqueño. Los cationes Fe+3 y Al+3 son removidos preferentemente por complejación por sus altas constantes de estabilidad que tiene los complejos formados con la materia orgánica soluble (Schnitzer. Translocación y acumulación.15 rango que ubica a esta agua como ligeramente ácida dominada por 189 . Estas reacciones causan precipitación del catión metálico de los quelatos. Generalmente. En el cuadro 2.6.11 se dan las concentraciones de iones que salen de los distintos sitios donde de ubicaron los lisímetros.2. Ellos son heterogéneos. En el cuadro 2. 1982). de relativo bajo peso molecular y por su composición son similares al ácido fúlvico (Stevenson. Ugolini y otros (1978) han demostrado la presencia de Fe y Al en el agua recogida en varios lisímetros transportados por ácidos fúlvicos. como se aprecia en los bajos valores de conductividad eléctrica.54 y el mas alto de 6. Los quelatos solubles precipitan cuando la relación cation:carbono del complejo halla superado el valor crítico en el cual todos los sitios de enlace polar estén llenos. el pH es menor de 5. los bicarbonatos no actúan en la meteorización de los minerales primarios (Ugolini y Spaltenstein. 1992). los quelatos pueden ser retenidos por cargas positivas de coloides de hidróxidos de hierro y aluminio o por polímeros organometálicos ya precipitados.hojarasca superficial. Cuando esta relación es baja. Los valores de pH están dentro del rango que es definido por la presión del CO2 atmosférico. se observa que existe poca amortiguación por la presencia de muy bajas cantidades de sales disueltas. Para el complejo Fe+3:fúlvico ocurre precipatción cuando la relación es 6:1 (Schnitzer. 2. piezómetros y se colectaron las aguas superficiales. 1969). Como ejemplo del movimiento de cationes metálicos en el perfil se presenta el análisis de aguas provenientes de diferentes fuentes. Los quelatos formados en los horizontes superiores se mueven en solución con el agua percolante.10 se presenta un resumen de las variables que actúan en el proceso de Podzolización. La mejor evidencia que soportan las hipótesis de los procesos que actúan en la potzolización es el análisis del agua que percola en los horizontes del perfil del suelo.

1988). Cuadro 2. Variable COD* pH HCO3Fe Acción Agente complejante COD controla bajo pH Lo controla el pH Complejado con COD y movilizado Complejado y movilizado con COD Lavadas con COD y HCO3Interacción con el horizonte O E y/o A B Mayor Menor aporte Mayor aporte sumidero Muy Menos ácido Aumenta ácido ligeram. 190 . Los datos del cuadro se comparan con la línea de solubilidad de la gibsita. la presencia de ácidos orgánicos. Lo anterior está soportado por el hecho que la concentración de aluminio en las aguas está en una condición de supersaturación con respecto a la gibsita. La formación de complejos organometálicos entre esta materia orgánica y los cationes metálicos permite el lavado en todas las profundidades donde fueron ubicados los lisímetros. aguas donde se encontraron los mayores valores. el efecto quelatante de la materia orgánica es menos evidente en las aguas de escorrentía. Otra forma de moverse el hierro en estos ambientes es en forma ferrosa. Bajo Insignificante Insignif. posiblemente ácidos de cadena corta y desprotonados.la reacción del bicarbonato. mineral que se ha identificado que está presente en estos suelos. que complejan el aluminio. (*COD: Carbono orgánico disuelto). oxidándose inmediatamente formando un recubrimiento de Fe(OH)3 sobre la vegetación o en las superficies del agua de escorrentía. no tienen la suficiente fuerza para bajar el pH. lo que sí es evidente es el movimiento de hierro y aluminio dentro de los perfiles del suelo. que luego se precipita cuando el agua aflora en los acuíferos. donde estaban ubicados los lisímetros. donde posiblemente la presencia de un mayor contenido de oxígeno los precipitan como hidróxidos. Variables químicas y su papel en la complejación y distribución de Fe y Al en los suelos (Marette. Menor aporte Menor aporte Mayor aporte Mayor aporte Sumidero C No actúa Aumenta ligeramente Insignificante Insignificante Al Mayor aporte Sumidero Insignificante Bases Aporte Sumidero Pérdida lavado por Los valores de las concentraciones de hierro y aluminio son altos para los pH encontrados en las aguas. esta situación únicamente se explica por la presencia de materia orgánica soluble.10.

63 6.3 0.16 0.26 1.06 0.76 0.8 3.15 0.10 0.2 0.5 1.3 0 0.3 0.9 3.83 6.00 5.17 1.72 AGUA DE ESCORRRENTÍA LA CANOA 32.6 0.5 3.3 3.89 LISIMETROS LA CANOA (CIMA PLANA) 56.74 5.91 1.7 0.1 0.54 6.01 0.33 0.8 0 0.4 0.3 2.9 0.6 3.2 0.3 0 0.3 1.02 0.15 1 2 3 1 2 3 5.6 0.2 0.38 0.3 0.13 0.2 0. 2002).15 LISIMETROS QUITASOL (CIMA PLANA) 29.9 0. piezómetros y agua de escorrentía en suelos desarrollados sobre cuarzodiorita (Arias y otros.8 1.52 0.5 1.Cuadro 2.6 1.76 0.3 1.20 1.5 0.48 0.07 1.8 3.2 1.97 0.33 45.30 0.3 0.10 5.99 5.78 0.2 0.12 0.08 80.4 0. 191 .49 5.3 0.52 0.05 0.09 2.26 0.05 0.0 0 0.04 PIEZÓMETRO AB QUITASOL 7.22 0.06 0.99 2.19 0 La línea de solubilidad de la gibsita (Kso = 10-34) separa dos zonas de saturación.8 0.14 18.42 2.84 0.05 1.57 0.5 0.7 0.5 0.1 1. las concentraciones de Al de todas las muestras de agua de los diferentes sitios se ubican en la zona de sobre saturación de la gibsita.6 2.41 0.2 0.2 1.26 50.11 AGUA DE ESCORRENTIA QUITASOL 17.06 CE S/m NO3 Na Ca Mg Fe Si Al 6.2 15. Valores promedios de la concentración de varios iones en los diferentes lisímetros.4 0.61 3.47 5.7 0.1 0.09 PIEZÓMETRO AC LA CANOA 17.65 3.7 0.10 0. pH K P ppm LISIMETRO LA CANOA (VALLE) 236.1 1.3 0.7 0.11 0.11.3 0.2 0.

La movilidad de Fe y Al en el agua de percolación es una prueba evidente del proceso de queluviación. entre otros. cambian lentamente a estados químicos más estables.2. producción continua de cultivos. 2. a unas condiciones distintas a aquellas en las cuales se formaron. Esta hidrólisis produce en el suelo un pH que puede llegar a 4. cuyas superficies y pequeñas partículas. Simultáneamente. Los iones que los conforman. Un pH mas bajo de este valor se puede lograr naturalmente cuando se drenan suelos que contienen formas reducidas de azufre o cuando se descomponen restos orgánicos y se producen ácidos orgánicos de cadena corta. al encontrarse en la superficie. Ca+2. a materiales livianos y porosos. Acidificación y pérdida de bases. Fe+3. para referirse al proceso observado en la solución del suelo y que no muestra evidencias observables a simple vista en la morfología del perfil de suelo. Los minerales que constituyen las rocas dejan de ser estables cuando quedan sometidos. Los cambios que ocasiona la meteorización en las rocas sedimentarias son menos evidentes. 192 . Mg+2) e incremento concomitante de cationes metálicos (Al+3. La acidificación del suelo es un proceso continuo de meteorización química que consiste en una pérdida de cationes alcalino y alcalinotérreos (K+.7. Desde la Química se pude decir que la acidificación de los suelos resulta de la disminución de la capacidad neutralizante de acidez de la fase sólida. los suelos se pueden acidificar cuando ingresan a ellos ácidos provenientes de procesos antrópicos como lluvia ácida. Esto ha permitido a Ugolini y otros (1988) acuñar el término de pedogénesis activa. aun cuando morfológicamente no se observe en el perfil una evidencia visual del proceso de potzolización. con frecuencia. en la corteza terrestre. Na+. se debe dar una salida de silicio durante el anterior proceso. Procesos naturales de acidificación del suelo. La meteorización transforma a las rocas ígneas y metamórficas de sólidos densos y duros.1. El grado y la causa de la acidificación varia de una condición de suelo a otra.7. Igualmente. como consecuencia de una transferencia irreversible en un sistema abierto de protones entre esta fase y la fase líquida. 2. Mn+4) que pueden sufrir hidrólisis ácida. fertilización. llamados el saprolito. difieren notablemente de la composición química y mineralógica de los minerales originales.

Mn+2: Olivinos Piroxenos Anfiboles O2 Fe(OH)3 + Mg+2 + Ca+2 + Si(OH)4 H+ (2. En condiciones del suelo abiertas al CO2 y otros agentes acidificantes de meteorización la reacción sería por ataque de los protones aportados por las hidrólisis del CO2. este empieza a disolverse y los iones y moléculas que se liberan y llegan a la solución. Uno de ellos es la formación de minerales secundarios cuando el silicio y el aluminio reaccionan para formar arcillas del tipo 1:1 o 2:1.30) El pH de esta reacción puede estar cercano a un valor de 10 y puede alcanzar 9 en un feldespato potásico. El proceso de disolución es continuo. Las estructuras cristalinas y las valencias de los iones de los minerales son inestables en estas condiciones. El ión bicarbonato y los cationes básicos son lavados con posibilidades de precipitar en la profundidad del perfil del suelo. la reacción del feldespato es: H2O + CO2 ↔ H+ + HCO3NaAlSi3O8 + 4H2O + 4H+ ↔ Na+ + Al+3 + 3Si(OH)4 (2.34) Los productos de estas reacciones pueden sufrir diferentes procesos. si la solución se empobrece de iones liberados. al feldespato albita (NaAlSi3O8). o porque son eliminados de la solución por lavado.Los minerales de las rocas pueden ser disgregados por procesos físicos. al bióxido de carbono y a los compuestos orgánicos. 1989). al oxígeno.32) Sumando las dos ecuaciones se tiene la reacción de hidrólisis ácida siguiente: NaAlSi3O8 + 8H2O + 4CO2 ↔ Na+ + Al+3 + 3Si(OH)4 + 4HCO3(2. El hierro forma hidróxidos que 193 . El feldespato albita se meteorizará directamente a sus componentes iónicos por hidrólisis + NaAlSi3O8 + 8H2O ↔ Na + Al(OH)2+ + 3Si(OH)4 + 2OH(2.31) (2. Cuando el agua alcanza un mineral. reacción incongruente. como la exposición al agua. por ejemplo. dependiendo de las concentraciones de silicio en el ambiente. reacción congruente (Sposito. pero los cambios más grandes los ocasionarán las nuevas condiciones químicas.33) La condición oxidativa en el suelo por la presencia de oxígeno hace inestable a los minerales que tienen elementos reducidos como Fe+2. bien porque se precipitan para formar otros minerales.

cuando los suelos están insaturados.posteriormente se transforma en minerales férricos como la goetita. La tendencia alcalina se encuentra en condiciones de suelos y saprolitos saturados. Las tendencias de meteorización están directamente relacionadas con el comportamiento del agua. En la figura 2. las cuales corresponden a tres líneas de evolución de los materiales parentales en los suelos. 194 . en este caso que la precipitación exceda a la evapotranspiración.32 se observan tres salientes. tendencia alcalina y tendencia redox. La tendencia alcalina se encuentra en climas secos donde el déficit de agua persiste por la alta evapotranspiración. Las tendencias ácida y alcalina están en ambientes oxidados.31. Figura 2. La tendencia ácida requiere que los iones productos de la meteorización sean lavados. en tendencia ácida. hematita y otros. Condición ácido base de los suelos con relación a los estados de meteorización Martini y Chesworth (1992) sistematizan la complejidad de los procesos de meteorización que se dan en los ambientes pedológicos con base a las variables maestras pH y Eh (pe).

Se encuentra en regiones de climas húmedos. Tendencia ácida. y otros 1993). B: básica y R: reductora 2.Figura 2. Mn+4 (Bhon. Fe+3. Una característica de esta tendencia es el progresivo reemplazo de cationes alcalino y alcalino térreos por protones y cationes metálicos. Es posible que se formen algunos materiales secundarios como arcillas. 1989). Las bases son los minerales de las rocas presentes en el material parental. óxidos e hidróxidos de hierro y aluminio. asociados a una progresiva acidificación de suelo.7. En un ambiente donde no se de una salida de los productos de la meteorización del feldespato la reacción sería: Na+ + Al+3 + Si(OH)4 ↔ Arcillas + Na+ (2. donde los ácidos son aportados por la biota y otras fuentes. Sposito.35) 195 . Lo cual la hace ver como una titulación ácido base. Al+3.32. A: ácida.1. Esta tendencia es la más común de las meteorizaciones. Tendencias de la meteorización en el suelo en función del pH y Eh. Los materiales finales que se forman en la fase sólida son. La reacción de hidrólisis y el tiempo de residencia del agua definen la composición de las fases acuosa y sólida de estos sistemas (Lindsay. 1979. en materiales porosos que no impiden el flujo de agua y producto de reacción congruente hacia el drenaje. dependiendo del ambiente químico del suelo. predominantemente arcillas del tipo 1:1.1.

Se ha observado que a medida que la precipitación es mayor. comenzarán a disolverse los minerales secundarios previamente formados: Arcillas + H2O + H+ ↔ Sesquióxidos + Si(OH)4 (2. La lixiviación continuará este proceso de disolución de los minerales primarios y de formación de nuevos productos.Las arcillas formadas pueden ser de los tipos 1:1. los cuales básicamente son los cationes metálicos Al+3. En el suelo quedan los iones que le confieren acidez. por la hidrólisis de éstos. El efecto de la precipitación sobre los cationes explica el hecho asociado a que en las zonas más lluviosas se presentan los suelos más ácidos. 2:1. se produce el fenómeno de la lixiviación y salen del perfil. el lavado del silicio aumenta y la secuencia de formación de arcillas en el suelo es: mineral primario → arcilla 2:1 → arcilla 1:1 → óxidos e hidróxidos (Al. un menor valor de pH.33.36) Los resultados de un gran número de estudios muestran que la composición de la fracción arcilla de los suelos guarda una estrecha relación con la lixiviación. los iones más solubles como Ca+2. el contenido y tipo de arcilla y la acidificación del suelo. Cuando la lluvia que cae durante gran parte del año sobre el suelo sobrepasa la evapotranspiración. en un proceso de pérdida. Fe). Esta es la causa por la cual a mayores precipitaciones menor es el pH del suelo. como se presenta en la figura 2.33 se presenta esta relación entre la precipitación. mayores contenidos de cationes metálicos que producen hidrólisis ácida y por consiguiente. que no causan hidrólisis ácida. 196 . Mg+2. con menos contenidos de cationes básicos. Fe+3 y Mn+4. en la figura 2. alofanas o si la lixiviación del silicio es muy intensa el Al+3 precipita como gibsita. Na+ y K+. cuando los minerales meteorizables se hayan agotado.

2. El movimiento del agua es ascendente de la zona de meteorización.3. El resultado es que iones como Na+. SO4-2 y Cl. Mg+2. Estas soluciones pueden migrar en el perfil del suelo y precipitar formando diferentes tipos de horizontes (Birkeland.7.7.1. el ascenso capilar y la evaporación predominarán. 1984. HCO3-. 1966). Buol. 2. y otros. exista suficiente agua para el lavado de iones. tipo de arcilla y pH en los suelos (Modificado de Barshad.Figura 2.pueden alcanzar altas concentraciones. y se dará un movimiento de agua con sus iones hacia la superficie.1. CO32-. Ca+2. La característica fundamental de estos aniones es que tienen hidrólisis alcalina confiriéndole un pH alto al suelo donde estén presentes. Tendencia alcalina La ruta alcalina ocurre en regiones áridas donde se tiene un déficit neto de agua en el perfil del suelo. por lo que el frente de meteorización estará en presencia de 197 . 1981). Efecto de la precipitación sobre el contenido.2. Sin embargo. Tendencia reductora La característica fundamental de esta ruta es la presencia continua de un exceso de agua.33. aunque la distribución estacional de lluvias podría determinar que en parte del año.

el pH tiende a subir. se consumen protones (Ponanperuma y otros. K+. 198 . En las regiones donde la precipitación excede a la evapotranspiración la acidez en los suelos se incrementa con el tiempo. En los ambientes reducidos el pH se acerca a la neutralidad con el tiempo. pero existen otros procesos no naturales que incrementan la acidez de los mismos. esta absorción de nutrientes va acompañada de una transferencia de H+. 1969. Ponamperuma. Ponanperuma. creándose alternativamente una condición anaeróbica y aeróbica. Las formas reducidas son más móviles y pueden salir de la zona de meteorización. además de que el elemento acepta electrones.una condición anóxica (Sposito. En una reacción de reducción. La fertilización nitrogenada es una de las formas que más influye en el pH de la rizósfera. se encuentren reducidos. 1972). Estos procesos son producto de la actividad del hombre. La fluctuación de la mesa de agua es una condición común en muchos suelos. cuando la planta toma NH4+ el pH del suelo baja y cuando toma el anión NO3-. Durante los periodos húmedos los óxidos de hierro se reducen. elementos como Fe. Mg+2. NH4+) y como aniones (H2PO4-. Procesos antrópicos de acidificación del suelo. En esta condición. Mn. 2.desde la raíz hacia la solución del suelo. En la reacción de reducción de la goetita se consumen tres protones por cada electrón tomado por el Fe+3: FeOOH(s) + 3H+ + e ↔ Fe+2 + H2O (2. depende de la forma como las raíces toman el nitrógeno.37) En este continuo consumo de protones en los procesos de reducción el pH aumenta.2. 1972). 1970. 1989. Lo cual implica que la acidificación de los suelos por los cultivos. proceso en el cual los electrones son aportados por la materia orgánica. OH. 1994). NO3-. Lo anterior se lleva a cabo para mantener un balance de cargas eléctricas en el citoplasma.1.7. entre ellos están: la nutrición de las plantas. 2. SO4-2. Así.2. el drenar suelos con compuestos reducidos de azufre. En la época seca el Fe+2 se oxida produciendo un exceso de protones que acidifican el medio. Acidificación por nutrición de plantas Las raíces de las plantas toman del suelo los nutrimentos como cationes (Ca+2. Proceso que se conoce como ferrólisis (Birnkman.y HCO3. la fertilización y la contaminación química (lluvias ácidas).7. McBride. S y otros. etc).

El H+ disociado ataca a los minerales y promueve su descomposición y el grupo COO-.05 y 1 mmol/L. En el cuadro 2. Ácidos alifáticos más comunes encontrados en los suelos (Sposito.01 y 5 mmol/L. igualmente. Los exudados liberados por los microorganismos y las raíces son importantes en la acidez del suelo y en el reciclaje de elementos menores. 1989) (pHdis: pH = pKa). especialmente bajo condiciones anaeróbicas. quizás de horas. los procesos metabólicos generan CO2 y ácidos orgánicos solubles acidificantes. son exudados por raíces de cereales. forma complejos solubles con los cationes metálicos liberados del mineral. La concentración total en la solución del suelo de los ácidos orgánicos está entre 0.0 3. Los ácidos fórmico y acético se encuentran en un rango de concentración de 2 a 5 mmol/L.12. pero son producidos continuamente durante el ciclo de vida de los microorganismos y la actividad de las raíces. el pH puede llegar a ser menor o cercano a 5. Además de estos ácidos alifáticos. es un ácido monocarboxílico producido por bacterias y se encuentra en los exudados de raíces de maíz. Estos ácidos tienen una vida corta en el suelo. asociados a la actividad de la rizósfera. Por el efecto de la hidrólisis del CO2. ácido de Lewis.La acidificación también es atribuible a la respiración de los microorganismos y de las raíces. Cuadro 2. El grupo ácido de estos compuestos puede ceder fácilmente su protón en el rango del pH de suelo. De los exudados de las raíces. en el suelo se encuentran ácidos aromáticos que pueden estar formando una gran variedad de arreglos químicos. El ácido cítrico es tricarboxílico y es producido por hongos y exudado por raíces de algunas plantas.1 199 .3 mmol/L (Sposito. El ácido acético. los ácidos orgánicos son los más comunes en el suelo.8 4. Se ha encontrado en exudados de gramíneas y herbáceas. es producido por bacterias.05 y 0. Su concentración en el suelo está entre 0.05 mmol/L.3 3.0. Nombre del ácido Fórmico Acético Oxálico Tartárico Cítrico Fórmula HCO2H CH3CO2H HO2CCO2H HO2C(CHOH)2CO2H HO2CCH2C(OH)(CO2H)CH2CO2H pHdis 3. Los ácidos oxálico y tartárico son dicarboxílicos. El ácido fórmico. a la presión que se alcanza en el suelo. Su concentración en el suelo es de menos de 0. 1989). La concentración de los ácidos aromáticos está entre 0. base Lewis.12 se presentan los ácidos orgánicos más comunes encontrados en el suelo. los cuales se comportan como ácidos libres en el suelo.8 1.

una de las formas más comunes de la fertilización nitrogenada.↔ N2 + 6H2O (2. En el suelo es posible que se encuentren sulfuros. Igualmente el NH4+.7. Acidificación por oxidación de compuestos de azufre y nitrógeno La oxidación de las formas reducidas de azufre y nitrógeno generan acidez al suelo.2. que al oxidarse producen una gran cantidad de protones.39) En la reacción anterior se producen 2 protones para cada molécula de amonio oxidada. en los suelos inundados se consumen 5 protones por cada molécula de nitrato reducida. proceso de desnitrificación. este mineral es oxidado rápidamente acidificando el suelo.2. La reacción de oxidación de la pirita requiere la presencia de oxígeno: FeS2 + 8/2O2 + H2O ↔ Fe+2 + SO4=+ + 2H+ FeS2 + Fe+3 ↔ Pirita(oxidada) + Fe+2 Fe+2 + 1/4O2 + 5/2H2O ↔ Fe(OH)3 + 2H+ (2. dejando un ligero exceso de acidez en el suelo. puede aportar al suelo H+ cuando se oxida a nitrato. 2NO3. este consumo produce un aumento del pH.38a) (2. el cual puede llegar a tener pH menores a tres (suelos con acidez del Grupo 1). El amonio (NH4+) en el suelo es un potencial formador de H+ por el proceso de nitrificación: NH4+ + O2 ↔ NO3. Cuando un suelo inundado y con presencia de pirita es drenado. esto crea unas condiciones alternantes de oxidación reducción que pueden afectar el pH del suelo.liberado cuando la raíz toma un NO3-.+ 12H+ + 10e. por esto los suelos inundados durante algunas semanas incrementan su pH.+ 2H+ + H2O (2. En la reacción de reducción del nitrato.38c) Los protones producidos en esta reacción autocatalizan la oxidación de la pirita. como la pirita.2. Si las condiciones del suelo permiten un fuerte lavado de aniones. Durante los períodos húmedos los óxidos de hierro se pueden reducir con los electrones aportados por la materia orgánica en la reacción siguiente: 200 . llegando a estabilizarlo en la neutralidad.40) Las fluctuaciones de la mesa de agua son comunes en muchos suelos. Uno de ellos puede ser neutralizado por el OH. la acidificación por oxidación de amonio es muy acentuada.38b) (2. El proceso inverso a la oxidación es la reducción y es un proceso consumidor de H+.

Este proceso global de alternancia de reducción oxidación del hierro y disolución de arcillas en el suelo se conoce como ferrólisis.3.47) (2. por lo que todos los fertilizantes de este tipo podrían acidificarlo al oxidarse. la saturación de bases del suelo queda dominada por Fe+2: Fe3(HCO3)2 + Ca-X ↔ Fe-X + Ca(HCO3)2 (2.42) (2. Fe+2-X + O2 ↔ Fe(OH)3 + XH2+ 2. Pero el uso masivo de los fertilizantes ha traído como consecuencia la acidificación de los suelos.+ 2H+ + H2O (NH2)2CO + 4O2 ↔ 2NO3. Cuando las condiciones reductoras cambian al bajar la mesa de agua.Fe(OH)3 + 3H+ + e ↔ Fe+2 + 3H2O 3CO2 + H2O ↔ 3H+ + 3HCO3La reacción total es: Fe(OH)3 + 2CO2 + e ↔ Fe(HCO3)2 + HO- (2.+ H2O + 2H+ (246) (2. La intensidad de 201 .7.2.41) (2.48) (2.50) (2. Las siguientes son reacciones de los fertilizantes nitrogenados mas usados: NH3 + H2O ↔ NH4+ + OHNH4NO3 + 2O2 ↔ 2NO3.45) Las reacciones anteriores muestran que es la oxidación de una forma reducida del nitrógeno la que produce acidez en el suelo.+ 2H+ + CO2 + H2O NH4H2PO4 + 2O2 ↔ NO3.43) Los compuestos reducidos del hierro son muy solubles. Evidencia de esta situación es el aumento de la conductividad eléctrica durante el proceso de reducción en el suelo. por lo que pueden desplazar a los cationes de cambio de los sitios negativos de las arcillas y los coloides orgánicos. Acidificación por fertilizantes La síntesis química de fertilizantes le facilitó al hombre una gran independencia en la producción de cultivos al no depender exclusivamente de las fuentes naturales. Se presentó anteriormente cómo el amonio es un potencial acidificante del suelo.44) no esta balanceada y X representa a los coloides del suelo. el suelo entra en una condición oxidativa y se acidifica el medio. La reacción de saturación se da espontáneamente dado que el bicarbonato de calcio puede lavarse fácilmente.44) La reacción (2. incluyendo el amoníaco (NH3). el cual inicialmente alcaliniza el medio.+ H2PO4. Al final.

Ca(NO3)2 y el Mg(NO3)2 no acidifican el suelo porque estas sales provienen de ácidos y bases fuertes que no se hidrolizan. son más ácidos que los horizontes B. En general se sabe que los horizontes superficiales. componentes de los restos orgánicos como carbohidratos.53) (2. taninos. La descomposición de la materia orgánica del suelo implica una oxidación del carbono de los restos orgánicos que llegan a éste por organismos que emplean la energía almacenada en los enlaces de estas sustancias.0. etc.7. en los sitios de mayor lavado el suelo mas se acidificará.+ 3Ca+2 ↔ Ca3(PO4)2 + 4H+ En un suelo ácido. con mayor contenido de materia orgánica. Los fertilizantes fosforados pueden producir acidez en períodos largos de tiempo. aireación y temperatura adecuadas. la reacción podría ser similar: H2PO4.la acidificación dependerá de la perdida del nitrato por lavado.3. En un proceso posterior de humificación se forman sustancias más estables con un número de grupos ácidos orgánicos que acidifican el suelo en menor intensidad. Sin embargo. Por ejemplo el superfosfato triple (Ca(H2PO4)2) puede disociarse en agua según la reacción: Ca(H2PO4)2 ↔ Ca+2 + 2H2PO4(2. Las sales de nitrato como el KNO3. se produce acidez si se precipita como una sal insoluble: 2(H2PO4)2. 2.+ Al3+ ↔ AlPO4 + 2H+ (2. este fosfato no produce acidez. grasas.7. Este proceso inicial de aprovechamiento como sustrato de los restos orgánicos se denomina mineralización. Inicialmente los restos sufren un fraccionamiento que facilita el ataque microbial y la descomposición se da mientras existan condiciones de humedad.51) Cuando la disociación del Ca(H2PO4)2 sucede cerca a pH 7. Acidificación por descomposición de restos orgánicos La materia orgánica tiene un efecto acidificante en el suelo. ligninas. Acidificación por lavado de aniones. durante este proceso se forma una gran cantidad de sustancias no húmicas.52) La reacción de precipitación de la variscita en el suelo causa acidez 2. Lo característico de este proceso inicial es que acidifica el medio durante el tiempo que sucede la descomposición. La acidificación de los suelos los lleva a una disminución de la alcalinidad y a una disminución de la saturación de bases causada por su pérdida en el 202 .4. aminoácidos.

El pH del agua de drenaje será más ácido. Cuando un catión como el Ca+2 es removido en la solución en compañía de un anión. Cuando se adicionó H2SO4.agua de drenaje. y en menor grado sulfatos. el aumento o disminución de la reserva de acidez y la composición del lixiviado dependerá de la capacidad amortiguadora del suelo. El ejemplo se esquematiza a continuación. nitratos. La acidificación por lavado de aniones se observa cuando se le adiciona a un suelo ácido cantidades iguales de sulfato de diferentes fuentes. En el caso de la adición del H2SO4. carbonatos e hidroxilos son considerados aniones inmóviles. Como resultado la solución del suelo y el lixividado será de pH ácido. el K+ reemplaza de los sitios de intercambio al Al+3 y al H+. arcilla y sustancias húmicas. El resultado final. Son aportados por ácidos fuertes e incluyen cloruros. Al ser bases de Lewis fuertes forman compuestos insolubles con Ca+2. que cuando el agua de drenaje pasa a través del perfil del suelo. Estos cationes por hidrólisis generan más acidez. La adición de ácidos fuertes al suelo incrementa estas pérdidas de cationes. el H+ adicionado desplazará más H+ y Al+3. H+ y Al+3. Mientras que en la concentración de aniones se dan pocos cambios. la saturación de bases aumenta. Fe+3. decrecen las bases intercambiables y se incrementa la reserva de acidez. Cuando se adiciona como K2SO4. En un caso como K2SO4 y en el otro como H2SO4. este es reemplazado por otro catión. Lo que se desea mostrar es el efecto de los aniones móviles y la 203 . Estos aniones se considera que no transportan cationes. aunque estos últimos tratan de ser retenidos por las cargas negativas de los coloides. la presencia de iones de aluminio en el agua de drenaje. Al+3. Aunque en los dos casos el lixiviado es ácido. aunque la sal adicionada es neutra. Las altas presiones de CO2 en la solución del suelo producen lavado de cationes como bicarbonatos solubles y su posterior precipitación en horizontes inferiores en el perfil. En solución siempre se va a tener un balance de cargas entre aniones y cationes. La situación anterior no se puede generalizar para todos los suelos ácidos minerales. y eventualmente. generalmente H+ o Al+3. lo que causa una disminución de la reserva de acidez. pueden ser adsorbidos por sitios ácidos de Lewis en los coloides del suelo. en ambos casos. por lo que una movilidad de aniones lleva implícita una movilidad de cationes. es un suelo saturado con cationes ácidos. Los aniones móviles son aquellos que son transportados a través del suelo sin ser retenidos. la composición de cationes cambia a favor de los menos retenidos o más abundantes en la saturación de bases. Además. la diferencia está en que cuando se adiciono K+. Es así. Los fosfatos.

Cuando el pH del agua 204 . Los principales responsables son los dos primeros: el dióxido de azufre (SO2) y los óxidos de nitrógeno (NOx). de los calentadores de las plantas industriales y mediante el amoníaco aportado en grandes cantidades en el estiércol en zonas con elevado número de explotaciones ganaderas intensivas.5. el pH del agua lluvia generalmente estaba entre 5 y 6.acción del complejo de intercambio en los procesos de acidificación del suelo. Los dos primeros provenientes de las emisiones de las grandes centrales térmicas que queman combustibles fósiles. La lluvia está naturalmente acidificada porque se hidroliza con el CO2 de la atmósfera y en menos cantidad por el gas cloro que proviene del mar. produciendo al caer la llamada "lluvia ácida". de los motores de los carros. Dichas sustancias pueden reaccionar con el oxígeno atmosférico y disolverse en el agua de lluvia. los óxidos de nitrógeno y el amoníaco. cuando estos expulsan SO2 y H2S. Acidificación por lluvia ácida. Los agentes causantes de la acidificación de la lluvia son el dióxido de azufre. Figura 2. Efecto de la adición de cantidades iguales de sulfato a un suelo mineral ácido y su efecto en la reserva de acidez y composición del lixiviado. El pH que se logra en estas condiciones no es menor de 5.7. 1994) 2. La acidificación del suelo no se produce por un solo factor. alrededor de algunos volcanes activos. aunque en algunas partes de la tierra puede ser de 5.34. Antes de la revolución industrial. El grosor de la flecha esta relacionado con la intensidad del efecto (McBride.

Cuando el CO2 y el Cl2 se disuelven en el agua se forman ácidos CO2 + H2O ↔ H+ + HCO32Cl2.57) Las aguas de los ríos y lagos se acidifican cuando son alcanzadas por estas lluvias ácidas. principalmente NO2 y NO3. La causa más común de la formación de la lluvia ácida es la reacción siguiente: SO2 + 2H2O ↔ 2H+ + SO4-2 + H2 2NOx + H2O ↔ 2H+ + 2NO3(2. La principal fuente de acidez de la lluvia ácida es el SO2.54) (2. Estos gases son el producto de la combustión de combustibles fósiles en las industrias y el transporte. llamados colectivamente NOx. causando grandes daños ecológicos.2 formándose un suelo con un alto contenido de aluminio intercambiable.7. cuya acidez puede llegar a ser 10 veces superior a la de la lluvia. También puede ocurrir que las sustancias contaminantes se mezclen con las gotas de niebla. Si esta lluvia sigue cayendo por mucho tiempo. al ir disminuyendo su capacidad amortiguadora. la reacción incongruente (se forman sólidos como productos) del los feldespatos pueden formar esmectitas o caolinitas y es facilitada por el ataque de H+ proveniente de elevadas concentraciones 205 . Durante los estadios tempranos de la formación del suelo la acidez adicionada ocasiona pocos cambios en el pH del suelo. En zonas con escasez de precipitaciones. que se debe a la caída directa de ácidos sobre las hojas de los árboles o en el suelo. Los minerales primarios consumen los protones aportados en reacciones de hidrólisis ácida.56) (2.+ 2H2O ↔ 4H+ + 4Cl. puesto que toda ella es consumida por la capacidad neutralizante de acidez (CNA).55) Sin embargo el H2CO3 es un ácido débil y el HCl formado es muy poco en cantidad. Por ejemplo.6. 2. otras fuentes menores provienen de los óxidos de nitrógeno. Cuando estas aguas caen al suelo progresivamente lo van acidificando. produciéndose la "depositación oculta".+ O2 (2. el pH del suelo baja de 4. por lo que el pH no bajara de 5. La fuente de acidez proviene de varios ácidos deferentes al CO2. se produce la llamada "depositación seca". Efecto de la acidez en la génesis del suelo. el cual se disuelve para formar H2SO4.lluvia es menor de 5 se denomina lluvia ácida.

60) Figura.de CO2.5Ca0.25AlSi3O8 + 0.59) 2HCO3.2.5Al(OH)+2 2Na0.5Mg+2 + 1.+ 2Si(OH)4 + (2. como resultado de la respiración de las raíces y la descomposición de materia orgánica: 2Na0. Se favorece la formación de gibsita a partir de la muscovita.59) es favorecida donde las condiciones de lavado no son muy intensas.0.25AlSi3O8 + 2CO2 + 11H2O ↔ (Si2)Al2O5(OH)4 + Na+ + 0. La reacción (2.25(Si4)Al1.5CO2 +6H2O ↔ Ca0.+ 4Si(OH)4 KAl2(Si3AlO10)(OH)2+9H2O + H+ ↔ 3Al(OH)3+3H4SiO4 + K+ (2.35.60) las condiciones de lavado permiten la remoción de los productos de la reacción y la concentración de silicio permite la formación de arcillas tipo 1:1.5HCO3. 206 .5Ca+2 + (2.5Mg0.5O10(OH)2 + Na+ + 0. Diagrama de predominancia de la actividad del Si y pH para el sistema K-Al-Si-H2O bajo condiciones de (K+) = 10-3 M.25Ca+2 + 1. y actividades del (H2O(l)) = 1. En cambio en la reacción (2. si la concentración de silicio disminuye de 10-6M por lavado. La muscovita puede formar caolinita si las concentraciones de silicio son mayores de 10-6M en un rango de pH entre 4 y 7 como lo muestra la figura 2. en este caso la cantidad de silicio y cationes están en condición de formar un mineral 2:1.36.5Ca0.58) 0.

5Ca+2 + C2O4Al+ (2. cada vez mas marcado. condiciones que permiten altas tasas de meteorización de los minerales primarios. 1989. húmedas y cálidas.8. los tres tipos de alteración: 1) Fersialitización. por otra. Relación que se presenta en la figura 2. proceso asociado a la podzolización. En la alteración se pueden distinguir tres procesos fundamentales. Así. se da en ambientes suficientemente drenados que permiten la salida más o menos completa de los productos de reacción. el oxalato es una base de Lewis más fuerte que el silicato. hidróxidos). El hierro liberado en las reacciones y parte del aluminio sufren reacciones incongruentes y se precipitan como óxidos y oxihidróxidos de muy diferentes tipos (McBride.+ 6Si(OH)4 Los productos de la reacción (2. en este proceso las arcillas de síntesis predominan sobre las arcillas heredadas o transformadas. y 3) un predominio. La alteración es independiente de la materia orgánica superficial. 1994. Estos suelos son agrupados bajo el nombre de suelos ricos en sesquióxidos. 1987). estas tres fases están relacionadas. 2) una pérdida creciente de silicio y bases. por una parte con la zona climática y. con el factor tiempo. El efecto del oxalato sobre un feldespato es el siguiente: 2Na0. El proceso de pérdida de silicio se da en los suelos que Duchafour (1987) identifica como suelos con alteración geoquímica predominante.37.25AlSi3O8 + 2C2O4H2 +12H2O + 4CO2 ↔ Na+ + 0. Sposito. Por esto. no permitiendo que Al forme con el silicio minerales arcillosos. de la formación de arcillas y sesquióxidos. Se encuentran en regiones subtropicales y tropicales. 2) Ferruginación.Suceden reacciones congruentes (no hay formación de sólidos como productos) cuando los ácidos orgánicos de cadena corta complejan los iones productos de la reacción e impiden la formación de minerales secundarios (arcillas. Chesworth (2000) los define como suelos de tendencia ácida de ferralitización.61) son lavados. y 3) Ferralitización (o 207 . El silicio que no se pierde por lavado reacciona con el aluminio liberado en las reacciones y forma arcillas. por lo que el factor tiempo adquiere una importancia decisiva.5Ca0. Estos procesos de meteorización se dan en ciclos largos. además. Para un material dado. ataca a los minerales primarios más resistentes. 2. Pérdida de silicio y acumulación de óxidos de Fe. que corresponde a: 1) un grado creciente de alteración de los minerales primarios. óxidos. Schertmann y Taylor. Es un ambiente de reacciones congruentes para el silicio y los elementos de los grupos I y II de la Tabla Periódica. Mn y Al.61) + 4HCO3.

El factor tiempo y la pérdida de silicio en los procesos de Fersilitización. Acumulación y redistribución de silicio. Marronización. Figura 2. Cuando el silicio es liberado por la meteorización puede ser lavado. 2. Después del oxigeno. Esta concentración se logra con la especie más soluble de silicio que es la sílice amorfa: SiO2(amorfa) + 2H2O ↔ Si(OH)º4 La línea de solubilidad para la sílice amorfa es: log K = -2.7 208 .8. ferruginización y ferralitización (Duchaufour. en equilibrio está en la forma monomérica Si(OH)º4. Buol y otros (1981) describen los procesos Laterización. Hace parte de la mayoría de los minerales primarios y secundarios del suelo. el silicio es el elemento más abundante en la corteza de la tierra. la pérdida de silicio y de bases aumenta y la síntesis de arcillas tiende a ser cada vez mas exclusiva. Ferruginización y Ferralitización a estos mismos.36. ácido monosilícico.Alitización) pueden ser consideradas como tres etapas de un mismo proceso. En la literatura de la Ciencia del Suelos se han acuñado varios términos para explicar un mismo proceso general relacionado con la acumulación de sesquióxidos de hierro y aluminio y la formación de arcillas 1:1. Las condiciones climáticas y la permeabilidad de los suelos definirá cual de estas rutas toma el silicio. que se diferencian debido a que la alteración es cada vez más intensa. La concentración total de silicio en agua es menos de 2 mM a 25 ºC. 1987).1. incorporado en reacciones incongruentes en las arcillas o formar productos sólidos de silicio que pueden llegar cementar un horizonte. Ferruginización asociados a la pérdida de silicio y acumulación de óxidos y oxihidróxidos y Duchaufuor (1987) asocia los procesos Fersialitización. Rubificación.

K = 10-2.7 = [Si(OH)º4] En la figura 2.37 se representa como una línea recta independiente del pH. Como el ácido monosilísico es débil se disocia cuando aumenta el pH. Los iones silicato son más solubles que la forma no cargada cuando el pH es mayor de 9. Si(OH)º4 ↔ SiO(OH)3- + H+ Log K = -9.46

Figura 2.37. Solubilidad del silicio en función del pH, asumiendo que esta en equilibrio con SiO2 no cristalino. La forma cristalina del silicio es el cuarzo y es la menos soluble: SiO2(cristalino) + 2H2O ↔ Si(OH)º4 log K = -3.7 Lo anterior indica que en soluciones en equilibrio con silicio amorfo están sobresaturadas con respecto al cuarzo. A pesar de esta sobresaturación, le cuarzo cristaliza muy lentamente a temperatura ambiente, como se observa en la figura 2.38. Si la concentración de silicio en la solución excede a 2 mM, la solución está saturada y precipita el exceso formando un polímero: 2Si(OH)º4 ↔ (Si2O(OH)6 + H2O La sobresaturación de la solución de silicio produce una suspensión coloidal de silicio amorfo. En los suelos se forman aluminosilicatos si la concentración de alúmina esta disponible. Por ello, la solubilidad de estas arcillas en término de Si(OH)º4 es menor que la solubilidad del silicio amorfo.

209

Figura 2.38. Disolución de silicio en agua de varias fuentes en función del tiempo (Dixon y Weed, 1989). En contraste al silicio, la solubilidad de la alúmina está definida por su condición anfótera, ya que puede reaccionar en medio ácido para formar Al+3, y en medio básico forma Al(OH)-4:

Esto significa que las formas no cristalinas de alúmina son menos solubles en el rango medio de pH, entre 5 y 7, como se observa en la figura 2.39. La forma cristalina del Al(OH)3 es la gibsita y su insolubilidad se extiende en un amplio rango de pH. Las formas frescas recién precipitadas cuando maduran se van acercando a la solubilidad de la gibsita (Sposito, 1987). Como resumen de lo anterior, para el silicio y el aluminio, se puede concluir lo siguiente: 1.- En medio ácido el aluminio es más soluble que el silicio 2.- En medio neutro, el aluminio es insoluble y el silicio permanece soluble. 3.- En medio alcalino, el Al y el Si se incrementan cuando se aumenta el pH.

210

4.- Si el Al y el Si están en solución conjuntamente, coprecipitan como un aluminosilicato en el rango de pH de 4 a 11. Las concentraciones estarán ahora gobernadas por el tipo de aluminosilicato que se forme (Kittrick, 1977; Sposito, 1989).

Figura 2.39. Solubilidad del Al en función del pH, asumiendo un equilibrio con gibsita.

Figura 2.40. Solubilidad de óxido e hidróxidos de silicio, hierro y aluminio en función del pH.

211

Una acumulación de óxidos y oxihidróxidos de hierro y aluminio es lo que sucede cuando los suelos han sido sometidos al lavado de silicio y de bases durante miles de años. Los olivinos, piroxenos y anfiboles contienen altas cantidades de Fe+2. Cuando estos minerales primarios meteorizan en ambientes oxidados el Fe+2 pasa a Fe+3 y precipita como hidróxido. Dependiendo de las condiciones, este hidróxido cambia a diferentes minerales de hierro, como goetitas, hematitas, ferrihidritas, etc. 2.8.2. El Horizonte Óxico. Ferruginización El horizonte óxico se caracteriza por la extrema meteorización química del material parental. Esta alteración en las regiones tropicales puede alcanzar varias decenas de metros. Los perfiles de los suelos con horizonte óxico son predominantemente rojos, el contenido de arcilla es alto, con muy pocas evidencias de iluviación de arcillas y la diferenciación vertical de horizontes es poca. Aún cuando tienen alto contenido de arcilla y existe alta precipitación en el sitio donde se forman este tipo de horizontes, el drenaje es bueno, debido a la micro estructura que se ha formado en el suelo.9 Los horizontes óxicos se pueden formar en el sitio, o los materiales que le dan origen pueden provenir de otros sitios y son previamente meteorizados antes de haber sido transportados. A veces es difícil diferenciar estos dos modos de su material original de formación, es necesario encontrar evidencias de que el material fue transportado o no. El análisis químico total es ampliamente usado para determinar el estado de meteorización química de una roca en un sitio particular (Birkeland, 1984). Los valores de un óxido varían según van actuado los procesos formadores de suelo. Algunos óxidos hacen parte del material parental y de los materiales formados en el suelo, por lo que permanecen en el sitio, solo cambian de tipo de material. Otros óxidos son exportados y van desapareciendo a medida que transcurre la meteorización. El SiO2 hace parte de los materiales parentales y pasa a formar parte de las arcillas que se forman, y si queda un exceso se lava, por lo que comúnmente su contenido decrece. El Al2O3, el cual forma compuestos de muy baja solubilidad en los rangos de pH de la meteorización, muestra cambio relativo, por lo que observa un incremento por la pérdida de masa que se va teniendo a medida que transcurre la meteorización. Igual situación tienen el Fe2O3 y el MnO2. Uno de los constituyentes más insolubles es el TiO2, el cual presenta un incremento relativo. Los óxidos CaO, MgO, K2O y Dr. E. Amezquita (CIAT) tiene una idea contraria para los Oxisoles de la altillanura colombiana. Comunicación personal.
9

212

Na2O son generalmente lavados al no hacer parte de los minerales formados en el suelo. Ellos son retenidos como cationes intercambiables que van siendo desplazados por Al+3 a medida que evoluciona el suelo y se va acidificando. Cuadro 2.13. Análisis de óxidos totales del perfil de un Ultisol desarrollado en la cuarzodiorita del Batolito Antioqueño (Arias y otros, 2002) en varios estados de meteorización.
Hor 3AB 3B2 3C1 3C2 3C3 3R 3R Da gcm-3 1.14 1.17 1.11 1.10 1.16 2.39 3.0 Al2O3 18.69 24.18 22.87 25.75 20.85 20.79 15.59 CaO ND ND ND ND ND 1.54 1.09 MgO 0.02 0.02 0.02 ND 0.01 0.36 0.58 K2O % 0.02 0.01 0.02 0.02 0.01 1.33 1.26 0.03 0.01 0.01 0.01 0.01 0.53 3.87 0.02 0.02 0.03 0.15 0.95 1.9 0.10 7.92 6.75 6.11 12.51 7.01 4.62 3.23 59.79 50.25 53.69 48.80 64.06 66.86 53.33 Na2O MnO2 Fe2O3 SiO2

Como ejemplo del proceso de pérdida de silicio y acumulación de óxidos de hierro y aluminio se analizan los contenidos de óxidos totales de un Ultisol desarrollado sobre cuarzodiorita. En el cuadro 2.13 se presenta los contenidos de óxidos totales de diferentes estados de meteorización del material parental y varios horizontes de un Ultisol (Arias y otros, 2002). Un ejemplo de pérdidas y ganancias de óxidos totales de la cuarzodiorita se presenta en el cuadro 2.14. Los cálculos en este cuadro se llevaron a cabo suponiendo que el contenido de Al2O3 no cambió con los diferentes estado de meteorización; con este contenido se calcula el factor: Al2O3(roca fresca)/Al2O3(material meteorizado) para corrigir todos los contenidos de óxidos totales en los diferentes estado de meteorización (Birkeland, 1984). La pérdida de silicio es constante desde el paso de la roca fresca pasando por gruss hasta el horizonte genético 3AB. La mayor pérdida se da dentro del saprolito, después del horizonte 3C2 continua la pérdida de silicio pero en menor intensidad. El sodio es otro elemento que se pierde durante el proceso de meteorización. Elementos como el calcio y el magnesio se pierden inicialmente desde el paso de roca a grus. El hierro y el manganeso son elementos que se acumulan durante todo el proceso de meteorización dando al suelo las características que le son comunes a los procesos de Laterización, Marronización, Rubificación, Ferruginización. Cuadro 2.14. Cantidades de óxidos acumulados (+) y lavados (-) de los distintos estados de meteorización de una cuarzodiorita del Batolito

213

Antioqueño y de horizontes de un Ultisol suponiendo que el Al2O3 no se pierde del perfil. (Arias y otros, 2002; Birkeland, 1984) Grus10 Horizontes del perfil de meteorización 1C 1C 1C(+) 1B típico rojizo rojizo Horizontes del perfil de suelo (Ultisol) 3C3 3C2 3C1 3B2 % 0 0 0 0 -5.94 -23.56 -16.82 -19.16 +1.96 +4.40 +0.92 +1.36 +0.60 -0.01 -0.08 -0.09 -1.25 -1.25 -1.25 -1.25 -3.86 -3.81 -3.81 -3.81 1B amairllo 3AB 0 -3.46 +3.37 -.08 -1.24 -3.85

3R Óxido Al2O3 SiO2 Fe2O3 MnO K 2O Na2O 0 -3.18 +0.24 +1.18 +0.26 -3.48

Algunos horizontes óxicos se endurecen por desecación, a los cuales se les da el nombre de horizonte petroférrico. Otro término utilizado para denominar a estos materiales ricos en óxidos de hierro es plintita (latrita o petroférrico). La plintita es un material rico en sesquióxidos que se endurece irreversiblemente al secarse en varios ciclos. El incremento en cristalinidad de la goetita y de la hematita cementa el material. El silicio que permanece en el suelo está asociado a los granos de cuarzo o a los aluminosilicatos que se han formado, generalmente caolinita. Los óxidos y oxihidróxidos de hierro y aluminio, solos o en combinación, hacen parte de casi la totalidad del material presente en el horizonte óxico. Los minerales más comunes de estos compuestos de hierro y aluminio son goetita, hematita y gibsita. La meteorización química que se da en este ambiente está dentro de la ruta ácida, definida anteriormente, el proceso químico dominante es el de hidrólisis ácida, donde los protones son aportados por la reacción de hidrólisis del CO2, los pHs alcanzados y la presencia de goetita son característicos de condiciones oxidadas ácidas, con base en lo anterior es posible suponer la siguiente reacción de meteorización de los minerales del batolito antioqueño:

Grus: Fase inicial de alteración de rocas graníticas, el feldespato pasa a caolines permaneciendo los ferromagnesianos intactos. La roca pierde cohesión, predomina la arena gruesa y conserva el color de la roca. Comunicación personal Prof. Albero Arias, U. Nacional.
10

214

Plagioclasa + Ortoclasa + Cuarzo + Biotita + Hornblenda + Piroxenos + Clorita → Caolinita + Cuarzo + Gibsita + Goetita + Haloisita + Si(OH)4 + Cationes (K+ + Na+ + Ca+2 + Mg+2). Cuadro 2.15. Contenido de minerales (*) de un Ultisol en (%) de la fracción arcilla y del suelo sin separar fracciones. Caol Arcilla Suelo Arcilla Suelo 34 4 72 19 Gibs 20 5 6 4 Cuar 18 86 2 64 Mineral Goet Hal (3AB) 18-32 cm 12 7 3 2 (3B2) 32 – 80 cm 14 2 10 2 Integ 5 FeHid 4 Hem

1

3 1

(*) Análisis difracción de Rx. En el cuadro 2.15 se presentan algunos análisis mineralógicos y de textura de dos horizontes del perfil de meteorización denominado 1B amarillo con desarrollo de contraste textural (horizonte kándico). En la fracción arcilla predominan los minerales secundarios caolinita, gibsita y goetita. No hay presencia de minerales 2:1, lo que muestra la intensidad de la meteorización sucedida en este ambiente, necesariamente asociada a una perdida de silicio y cationes, característica de la ruta ácida descrita anteriormente. Los contenidos de caolinita en la fracción arcilla de los dos horizontes son diferentes, es mayor este contenido en el horizonte superior; mientras que el horizonte inferior tiene un 38% mas de caolinita, en el caso de la gibsita este relación es inversa, hay mas de este mineral en el horizonte superior, adicionalmente, a esto, no se observan películas de arcilla para explicar la diferencia entre los dos horizontes por iluviación de arcillas, la explicación a esta diferencia esta en el incremento de gibsita, el cual es un mineral supremamente inmóvil, que se forma cuando se destruye la caolinita, dejando salir el silicio y el aluminio liberado de la lámina octaédrica de su estructura 1:1, precipita como gibsita, la diferencia entre los porcentajes de caolinita entre los dos horizontes corresponden a 0.147 moles, estas moles de caolinita cuando se disuelven producen 0.294 moles de gibsita, equivalentes a 23 % de gibsita, valor muy cercano al encontrado en el análisis mineralógico reportado en el cuadro 2.15. 2.8.3. El hierro como pedomarcador. Las condiciones ambientales presentes y pasadas que han actuado en la formación del suelo son fáciles de identificar, dado el hecho que las

215

59 Log K = -1. caracterizado por los valoes pe-pH. se pueda inferir sobre el tipo de ambiente que predominaba cuando éste se formó.41. 216 . El efecto del pH en la solubilidad de los óxidos de Fe+3 comunes en el suelo está dado por las siguientes reacciones (Lindsay. hematita. ferrihifrita.diferentes formas de los compuestos de hierro le confieren a éste diferentes colores.02 La solubilidad en medio ácido de estos óxidos decrece en el siguiente orden: Fe(OH)3amorfo>Fe(OH)3suelo>γFe2O3Magemita>γFeOOHLepidocrocita> αFe2O3Hematita > αFeOOHGoetita La concentración de Fe+3 en solución en función del pH se presenta en la figura 2. La presencia o ausencia de un o varios de ellos en el suelo reflejan las condiciones ambientales que existían en el suelo cuando se formaron. lepidocrocita. 1979): Fe+3 + 3H2O ↔ Fe(OH)3amorfo + 3H+ Fe+3 + 3H2O ↔ Fe(OH)3suelo + 3H+ Fe+3 + 1.5H2O ↔ 0.54 Log K = -2.70 Log K = -1. Es necesario indicar que los colores del suelo.09 Log K = 0.5γFe2O3Magemita + 3H+ Fe+3 + 2H2O ↔ γFeOOHLepidocrocita + 3H+ Fe+3 + 1. Los más frecuentes son goetita. Schwertmann y Taylor (1989) consideran que los óxidos de hierro son buenos indicadores adecuados del ambiente pedogenético por tres razones: 1) el hierro forma varios minerales secundarios. los dos primeros cristalinos y el tercero es de bajo ordenamiento cristalográfico (Schwertmann y Taylor. feroxihidrita y magnetita. Los siete oxidos de Fe que se pueden formar y encontrar en el suelo son goetita. Lo anterior hace que al reconocer el tipo de óxido de hierro en el campo por su color.39 Log K = -0. magemita. igualmente. 2) estos minerales de hierro tienen diferenes colores. aún estando presentes en pequeñas cantidades. hematita y ferrihidrita. 1989).5H2O ↔ 0. y 3) el tipo de mineral secundario formado está influenciado por el ambiente predominante en el suelo. se pueden deber al material parental como una litrocromía heredada.5αFe2O3Hematita + 3H+ Fe+3 + 2H2O ↔ αFeOOHGoetita + 3H+ Log K = –3.

la cinética de meteorización de los minerales primarios.41 Solubilidad de varios óxidos de Fe en función del pH. La pérdida o ganancia de un electrón entre estos dos cationes refleja las condiciones redox. Los compuestos que forman de estos cationes reflejan las condiciones de humedad. A un valor de pH 4 la concentración de Fe+3 en la solución llega a tener un valor cercano a 10-10 M (menos de 0.41 decrece mil veces cuando se incremente una unidad de pH. la permeabilidad del sustrato. en pocas horas la concentración se aproxima a la concentración controlada por Fe(OH)3amorfo. entre otras (Schwermann y Taylor. Cuando el Fe+3 soluble llega al suelo éste inmediatamente se precipita. acidez. afectan la relación entre las formas reducida y oxidada del hierro (Fe+2/Fe+3) en solución de acuerdo a la reacción: 217 .00006 ppm). El Fe(OH)3amorfo mantiene una concentración de Fe+3 en la solución del suelo de 3631 veces más alta que la que puede mantener la goetita. temperatura. Las formas férrica y ferrosa se relacionan con las condiciones ambientales que han actuado en la formación de los suelos más que cualquier otro elemento. Las condiciones reductoras de suelo. La concentración de Fe+3 para cada uno de los óxidos de la figura 2. 1989). presencia o ausencia de diferentes iones. medidas a través del pe. materia orgánica.Figura 2.

0 y una presión de CO2 igual a 10-3. estas son: la presencia de las sustancias que aceptan los electrones en ausencia de oxígeno.04 (suelo oxidado) la relación entre las dos formas iónicas de hierro es igual a la unidad. decoloraciones.1. Hidromorfismo (Gleyzación).52 atm.5H+ ↔ Fe+2 + 0. Así. Condiciones necesarias para que se produzca la gleyzación.+ 2. Es un estado permanente o temporal de saturación de agua en el suelo que lleva asociado la existencia de unas condiciones reductoras. es así como una concentración de 10-7 M de Fe+2 reduce la concentración del reductor a 2x10-18 M. La condición necesaria para que se produzca en el suelo las características hidromórfícas está asociada a la reacción de reducción. en la literatura especializada son frecuentes los términos de: propiedades hidromórficas. La goetita puede ser complemente reducida y disuelta en el suelo cuando se agota el oxígeno y se tenga una sustancia reductora.5 (CHO2 ) La ecuación indica que en la reducción y disolución de la goetita desaparece completamente la concentración del formiato de la solución del suelo. gleyzación.1 Para un pH de 6.Fe+3 + e ↔ Fe+2 (Fe+2/Fe+3) = 10(13. Las acciones de la hidromorfía tienen importantes efectos en el suelo. 2. moteados con cromas menores de 2. propiedades.5CO2 + 2H2O Log K = 15. Procesos de Reducción Este proceso se refiere exclusivamente a las consecuencias que traen al suelo la reducción y oxidación del Fe y del Mn.5CHO2.86 − 0. 2. horizontes de colores abigarrados. por ejemplo el ión formiato. régimen ácuico.pe) Log K = 13. la proporción entre la forma reducida del hierro y el agente oxidantes es: ( Fe +2 ) = 101.9. etc. que aporte los electrones: FeOOH + 0. El cambio de una unidad de los valores de pe afecta en un orden de magnitud la proporción iónica. suelos reducidos.04 Cuando el pe es igual a 13. ellas son las formas oxidadas de hierro y manganeso y las 218 .04 . como en sus posibilidades de explotación agrícola e ingenieril. Esta situación reductora ha sido ampliamente reconocida y de ahí la existencia de numerosos términos que hacen alusión a este estado en todos los sistemas de descripción y clasificación de suelos.9. seudogleyzación. formación y evolución. que se reflejan tanto en sus constituyentes.

La anterior situación se presenta en la figura 2.sustancias que aportan los electrones. Figura 2. En la figura 2. También pude suceder cuando una tefra se ha depositado sobre un saprolito de menor tasa de infiltración. con mal drenaje interno. En estos últimos casos se necesita que el aporte de agua se produzca a más velocidad de la que el suelo pueda drenar. La ausencia de oxígeno disuelto ocurre fácilmente en el suelo siempre que el agua permanezca estancada en él y no se renueve. como puede ser de origen pluvial o nival.42 se presentan las condiciones topográficas que influyen en el desarrollo de suelos hidromórficos. Es condición necesaria que estén presentes estos tres componentes. Esto ocurre preferentemente en los suelos con un cambio textural brusco entre sus horizontes.11 que esquematiza la secuencia de reducción en el suelo. de los suelos arcillosos. Posición topográfica para el desarrollo de distintos tipos de suelos hidromórficos. formándose un horizonte Bg en la unión de los dos materiales. acción ejercida por la materia orgánica en un proceso de anaerobiosis. Este es el caso. por ejemplo. Esta reacción redox está necesariamente mediada por los microorganismos. con lo que se origina una capa de agua colgada con carácter temporal. El aporte de agua puede provenir tanto de un nivel freático suficientemente superficial. Para que exista esta saturación se requiere primero que se produzca un aporte importante y en segundo lugar que se encuentren ciertas dificultades para su rápida eliminación asociadas al mal drenaje. el agente oxidante y los microorganismos que actuan con un catalizador. Uno de los requisitos indispensables para que se desarrolle el proceso de reducción es la existencia de un exceso de agua en el suelo durante un determinado tiempo.42. el agente reductor. De esta forma los 219 . Si falta uno de ellos las reacciones hidromórfícas no se darán en el suelo.

44. Mn+3 ↔ Mn+2 + 1e Mn+2 + H2O ↔ MnOOH +3H+ + 1e 1/2Mn+2 + H2O ↔ MnO2 + 2H+ + 1e Eºh = -1.45 voltios Eºh 0 -1. no se producen reducciones a pesar de la intensa humedad edáfica. Es por ello que la temperatura deberá ser superior a los 5º C durante la fase de hidromórfica. vía proceso enzimático. en general. que circulan a través de él y. La oxidación química del Mn+2 ocurre espontáneamente en soluciones alcalinas aireadas.52 voltio Eºh = -1. el pH no ha de ser un factor limitante de la actividad microbiana. de la presión de O2 y de la presencia de otros cationes: Mn+2 (soluble) + OH↔ Mn(OH)2 + O2 ↔ Mn3O4 MnOOH MnO2 220 . rasgos hidromórficos aunque se encuentren saturados en agua durante un tiempo apreciable. dado que no hay quien aporte los electrones. Los suelos muy pobres en materia orgánica no presentan. 2. A veces el suelo se encuentra sometido a frecuentes aportes de aguas superficiales de escorrentía o fluviales.1.9. al precipitar el Mn(OH)2 rápidamente reacciona con el O2 para producir una variedad de óxidos dependiendo del pH (figuras 2. la reducción del O2 a H2O. en la práctica es necesaria la acción de los microorganismos que actúan como catalizadores. cambia el estado de oxidación del Mn de +2 a +3 ó +4. Debido a que las reacciones de reducción-oxidación se desarrollan a una velocidad muy lenta. al permanecer muy oxigenado. Los microbios catalizan.1.microorganismos consumirán rápidamente todo el oxígeno que estaba disuelto en el agua. Los microorganismos pueden utilizar la energía de las reacciones redox si éstas tienen un cambio de energía libre negativa (∆G < 0). Como la reducción del Fe y del Mn por la materia orgánica constituye un proceso fundamentalmente bioquímico. En el proceso. La temperatura debe ser lo suficientemente alta como para no limitar la actividad biológica. 245). Sistema Mn+2 – óxidos de Mn. El agua al desplazarse lentamente a través del suelo se va cargando de residuos orgánicos y adquiere una fuerte condición reductora. ya que este es el límite usualmente aceptado para el desarrollo de la actividad microbiana. en forma directa o indirecta.23 voltios Por los valores de potencial de celda (Eºh) el óxido de Mn es el sólido oxidante más potente que se tiene en los suelos.

04 El Fe+2 en presencia de O2 se oxida rápidamente y precipita con hidróxido férrico si el pH de la solución es mayor de 6. En los suelos con matriz calcarea.9.74 Log K = 13. es decir la velocidad de reacción depende de la concentración de Fe+2: − d [ Fe +2 ] = k[ Fe + 2 ][OH − ] 2 PO2 dt Donde k = 8.1. 2. es el caso de polifenoles de la sustancia húmica que pueden reducir el Fe+3: Fe+3-(complejo húmico) ↔ Fe+2 + complejo húmico oxidado. Las concentraciones de Fe+2 y Mn+2 son altas en la solución dado que estas formas reducidas son más solubles en suelos inundados.2. En condiciones oxidativas precipitaría como una variedad de óxidos dependiendo del pH y la temperatura. Estos diagramas muestran que si las condiciones de reducción son estables el Fe+2 lo debería ser si el pH es menor de 8. La intorucción de O2 disuelto en el agua causa una rápida precipitación como Fe(OH)3 si el pH es superior de 6.3. La velocidad de oxidación del Fe+2 en un medio aireado es tal que existe solo unos pocos minutos pH 7. La reacción de reducción es: Fe+2 + 3H2O ↔ Fe(OH)3 + 3H+ + 1e Fe+2 ↔ Fe+3 + 1e Log K = 15.9.+3 El Fe+2 aparece después del Mn+2 en los suelos que han sido sometidos a prolongado anegamiento. Esto porque los potenciales de reducción son menores que los del Mn+3 y Mn+4. Los digramas de predominancia pe – pH son utilizados para presentar las formas que termodinámicamente son posibles a diferentes condiciones de reducción y pH.0x1013 min-1mol-2L2 a 20°C. Esta reacción cinética es de primer orden para el Fe+2. La presencia de las formas oxidadas y reducidas del Fe son influidas por agentes complejantes. Ferrólisis.2. entre otras variables. En 1970 Brinkman (1970) propuso la ferrólisis como un proceso pedogenético para explicar la descomposición de arcillas causada por una 221 . Sistema Fe+2 – óxidos de Fe. Reacciones como esta mantienen concentraciones de Fe+2 en solución aun en presencia de O2 en el suelo.1. este pH sería superior a 8 y el FeCO3 sería el compuesto que se formaría.

1989). Van Ranst y Coninck (2002) presentan la siguiente comparación entre los dos proceso: Ferrólisis Disolución de silicatos durante la oxidación de iones ferrosos Intercambio de Fe+2 por Al+3 Eluviación de Al+3 como polímero soluble Sin influencia de quelatos orgánicos Queluviación Disolución de silicatos por ácidos orgánicos Extracción de cationes intercalados Eluviación de Al+3 en forma de quelato. la ferrólisis es claramente diferente a la queluviación. La magnetita. En el diagrama de predominancia de formas del hierro. son lavados y parte de arcilla es destruida. la magnetita debería aparecer a pH mayores de 6.secuencia de ciclos repetidos de oxidación reducción en el perfil del suelo. se reducen los óxidos de hierro. Por su proceso. Otra porción del aluminio puede formar clorita al ubicarse como una lámina de gibsita entre las capas de arcillas 2:1 (Barnhisel y Bertsch. en el rango de valores positivos y negativos de Eh (MacBride. Basada en la actividad de los constituyentes orgánicos. Fe(OH)3 + 2CO2 + e ↔ Fe(HCO3)2 + OHAl aumentar las formas solubles del hierro como Fe+2 reaccionan con el complejo de cambio saturándolo con este catión y pasan a la solución del suelo las bases de cambio (Ponnanperuna.0 y 4.43. Fe3O4. donde la materia orgánica aporta los electrones en el proceso respirativo de los microorganismos. el Fe+2 se oxida acidificando el suelo a valores de pH entre 4. En cada ciclo. por lo que el perfil llega a tenr horizontes texturalmente mas difernciado. 1994). un óxido de hierro negro que contiene Fe+2 y Fe+3. como Al(OH)x3-x. La fluctuación del nivel freático en los suelos causa condiciones alternantes de oxidación y reducción. En éste se produce una capa endurecida de óxidos de hierro en la interfase entre las dos zonas de oxido reducción. Cuando las condiciones oxidativas llagan. 1972): Fe(HCO3)2 + Ca+2-Coloide ↔ Fe+2-Coloide + Ca(HCO3)2 Como el bicarbonato de calcio es más soluble puede migrar y favorecer aún más la reacción. Durante los periodos húmedos. los cationes solubles y parte del aluminio soluble. es el sólido que generalmente se forma en la interfase. El proceso de ferrólisis se esquematiza en la figura 2. 222 .5: Fe+2-Coloide + O2 ↔ Fe(OH)3 + 2H+-Coloide El H+ producido desplaza el Fe+2 y libera cationes de la estructura de las arcillas.

aluminio con o sin hierro (Soil Survey Staff. El horizonte plácico se ha definido como una capa delgada negra a marrón oscura que está cementada por hierro o por hierro y manganeso y materia orgánica. Suelos con horizonte plácico son clasificados como Espodosoles o Inceptisoles. 1999). es igualmente encontrado en Histosoles (Mckeague y otros. Muchos horizontes espódicos pueden acumular carbono orgánico. Figura 2. 1998). Conry y otros (1996) concluyen que la podzolización y el desarrollo de horizonte plácico son fundamentalmente procesos diferentes. 223 . Tiene un grosor mínimo de 1 mm. si está asociada con materiales espódicos su grosor es menor de 25 mm (Soil Survey Staff. La génesis de este horizonte no esta completamente conocida. 1994. +: aumenta. modificado. 2002). Se forma en diferentes paisajes y ambientes climáticos. -: disminuye). Lapen y Wang (1999) propusieron que la formación del horizonte plácico está relacionado con la precipitación de hierro iluvial en sitios oxidados con un pH alto y que la condición de anegación es la causa de la presencia de hierro soluble. Por lo anterior. pero está asociado a condiciones climáticas con régimenes de humedad udico y perudico y las condiciones de óxdio redución son adecuadas para el desarrollo de horizonte plácico (Wu y Chen. 1970). 1968).43.La propiedad fundamental de la ferrólisis en el suelo es la diferenciación que causa en la textura entre horizontes superiores e inferiores del perfil como resultado de la destrucción de arcillas (Brinkman. en zonas templadas y tropicales. los autores enfatizan que la génesis de éste horizonte es bien diferente del proceso de podzolización. Reacciones que suceden durante el proceso de Ferrolisis (MacBride.

2. El comportamiento de los materiales edáficos afectados por los procesos de oxidación reducción puede reflejarse en diagramas de predominancia como los presentados en la figura 2. Diagramas de predominancia Eh – pH.9. mientras que los suelos con valores negativos de Eh tienen pH cercano a la neutralidad o alcalinos en los valores más negativos de Eh. neutros o básicos. basados en los valores de Eh y pH se delimitan los respectivos campos de estabilidad de las sustancias oxidadas y reducidas. En esta condición el suelo nunca tendrá pH ácido.2. En la figura 2. Los suelos ácidos son oxidados. se observa que los ambientes aireados son oxidantes y les corresponden altos valores de Eh.43. Los suelos con valores de Eh positivos podrán ser ácidos. Figura 2.44.44. A medida que los suelos se van saturando de agua el valor de Eh se va haciendo más negativo. van predominando condiciones reductoras en el suelo y el pH 224 . mientras que los ambientes saturados con agua suelen ser medios reductores y se definen por bajos valores de Eh. Diagrama de predominancia Eh y pH para suelos en distintas condiciones de contenidos de agua. mientras que los suelos reducidos tienen pH ligeramente neutro.

45. Figura 2. La región más oscura corresponde a las condiciones donde el Mn y el Fe están precipitados.45 se muestran las regiones de estabilidad de las formas del Fe y Mn en función del Eh y pH. El hierro soluble está en forma reducida de Fe+2 y corresponde a la región de pH menor de 8 y preferentemente con Eh bajos. En condiciones normales de suelos agrícolas. situación que no sucede en suelos secos u oxidados.46 se muestran las regiones de estabilidad de las formas del Fe en función del Eh y pH.5 y 6. al contrario de 225 . En la figura 2. Diagramas de predominancia Eh – pH para el hierro y el manganeso.5 el Fe está precipitado como Fe(OH)3. La región del Mn soluble es mucho más grande que la de las formas precipitadas de este elemento. Fe+2.45 y 2. El comportamiento en el suelo de las formas del hierro y del Mn se encuentra fuertemente influenciados por las condiciones redox. oxidados y con pH entre 5. podrán presentarse a pH ácidos y en condición subanóxica. En las figuras desde la 2. de acidez y de alcalinidad que existan en el suelo. 2.9. las formas solubles del hierro. La región del Fe precipitado es mucho más amplia en valores de Eh y pH que la de la forma soluble. Diagrama de predominancia para los distintos estados de óxido reducción del manganeso y el hierro en el suelo.pasa de ácido a neutro y puede llegar a ser alcalino.3.

• Región III (anóxica): En esta región el hierro y el manganeso están precipitados en sus formas oxidadas Fe+3 y Mn+4.46: • Región I (óxica): En esta región del diagrama los suelos son ácidos y predominan las formas reducidas del hierro y del manganeso Fe+2 y Mn+2 • Región II (subóxica): En esta región el hierro está precipitado como Fe+3 y el manganeso es soluble en la forma reducida como Mn+2. como en el caso del hierro. El pH del suelo está entre neutro y alcalino. se delimitan tres regiones con comportamientos diferentes. Los suelos tienen un pH entre ácido y neutro. aunque. ver figura 2. húmedos (subóxicos) e inundados (anóxicos).2.46. Si se superponen los campos de estabilidad del Fe y del Mn y se relacionan con las tres condiciones de humedad del suelo. El manganeso soluble está. preferentemente en la zona de valores bajos. en su forma reducida Mn+2 y corresponde a la región de pH menor de 9 y cubre una amplia gama de Eh. se pueden observar una serie de hechos de interés: Figura. Campos de estabilidad y movilidad del hierro y del manganeso en función de Eh y pH en suelos con diferentes grados de humedad. Si se superponen los campos de estabilidad del Fe y del Mn a las regiones correspondientes a los suelos secos (óxicos).lo que ocurre para el Fe. como es lógico. 226 .

Al utilizar estos caracteres hay que ser cuidadoso ya que se estará relacionando el efecto con la causa y siempre será mejor comprobar la hidromorfía mediante precisas medidas in situ de la humedad y del potencial redox a lo largo del año. el manganeso y el hierro se encuentran solubles como Fe+2 y Mn+2. que deducirlas por una simple observación de sus huellas en el perfil por muy minuciosa que sea esta observación. en último lugar. Por el contrario.4. en los suelos ácidos e insoluble en los alcalinos. como se pone de manifiesto en la figura 2. Es pues el más móvil. y por tanto inmóviles. En el segundo caso la disminución del Eh es lo suficientemente marcada como para afectar también al hierro. • Suelos inundados o suelos anóxicos: El Fe fase soluble. negros. por lo que ha sido ampliamente aceptado en todo el mundo. y por tanto se inmovilizará. por lo que al humedecerse el suelo será el primero en movilizarse y al producirse la desecación se oxidará.45. En el primer caso. el descenso en el valor del Eh es poco acentuada y sólo llega a afectar al Mn que se reduce.• Suelos secos o suelos óxicos: El Fe prácticamente es siempre insoluble. • Suelos húmedos o suelos subóxicos: Es interesante destacar el hecho de que el manganeso se reduce siempre a valores más altos de Eh que el hierro. la saturación en agua equivale pues a reducción. acumulándose en el suelo bajo la forma de compuestos de colores intensos. el Fe y el Mn se encuentran oxidados. 227 . El análisis de los rasgos que en el perfil del suelo produce la hidromorfía representa un método indirecto de valoración que es muy rápido y fácil de manejar. rojos. Soluble en suelos ácidos e insoluble en los alcalinos. Rasgos de la hidromorfía en el perfil del suelo. si no es lavado fuera del perfil. pardos o amarillos.9. al desecarse se acumula formando nódulos y películas. Sólo es soluble en suelos extremadamente ácidos y con muy altos valores de Eh. 2. La solubilidad del manganeso está muy influenciada por el pH. quedando en definitiva los horizontes más o menos grisáceos. En condiciones normales. se moviliza y. en condiciones de aridez prevalece el ambiente oxidante. El Mn prácticamente siempre está en fase soluble. se redistribuyen por el perfil formando compuestos reducidos (de colores grisáceos más o menos azulados y verdosos) o son eliminados del suelo (se producen decoloraciones). en la que se han representado las posibles variaciones de los valores de Eh de un suelo sometido a dos cambios de humedad diferentes.

pueden extraerse interesantes consecuencias acerca de los procesos hidromorfos que los han originado. ocres y negras) pero todos ellos se deben básicamente a las reorganizaciones que sufren los compuestos de Fe y Mn con los cambios de humedad. El horizonte Ag es de matriz beige y de 228 .5. azuladas. 2. 2) Stagnogley. y al meteorizarse migra por ser una forma una forma soluble.5. En las zonas templadas. como inicialmente se encuentra en los minerales primarios. pero el estudio micromorfológico representa un método de análisis muy adecuado. el Fe+2 producto de la reducción de Fe+3 se oxida formando manchas y concreciones cuando la capa de agua desaparece. Las condiciones de la época húmeda. verdosas.9. áreas decoloradas. el Fe+2 permanece reducido. puede tratarse de un material geológico de poca permeabilidad. Tipos de suelos hidromórficos. y otro donde la capa freáctica profunda.1. dejando un color gris en el perfil. uno donde la capa de agua es suspendida y temporal y de origen pluvial. A su vez esta descansa sobre un horizonte Bg. El horizonte A de estos suelos es oscuro y de bastante espesor. como es la presencia de una capa de agua impermeable y poco profunda. De cada uno de estos rasgos. ácido y con humus poco evolucionado. Los rasgos que la hidromorfía deja en el suelo pueden ser observados in situ en su perfil. mientras que en el segundo. 2. La capa de agua suspendida. Concretamente los rasgos de la hidromorfía se pueden agrupar en: a) Rasgos de acumulación. o fluyendo lentamente. d) Matrices de decoloración y e) Iluviación y eluviación. juegan un papel importante en la formación de pseudogley. b) Rasgos de empobrecimiento. ocupa la totalidad de los poros del suelo y crea las condiciones reductoras en el horizonte Ag. Entre las propiedades químicas se destaca la alta acidez que facilita la reducción del hierro. manchas rojas. con frecuencia ligadas a la acción de la vegetación.Los rasgos morfológicos característicos son diversos (coloraciones grises. estos suelos la capa de agua suspendida sólo existe durante los meses húmedos y fríos y desaparece en el verano. Pseudogley. En el primer suelo. Las condiciones hidromórficas de los suelos permiten agruparlos en cinco subclases: 1) Pseudogley. así como de su distribución y relaciones mutuas. 3) Gley 4) Turberas. o de un Bt de un suelo.9. Duchaufour (1987) define dos tipos de formación de estos suelos. El estrato impermeable puede tener varios orígenes.

Se trata de unos horizontes con altos cromas. a veces esta moteado de gris verdoso y de óxidos de hierro. contenido de ceniza menor de 5%. Bg. La eliminación de la capa freáctica causa una rápida mineralización de la materia orgánica.5. Estadios hidromórfícos. y el hierro arrastrado precipita en forma férrica formando estrechas bandas a lo largo de las zonas decoloradas.3. La turba ácida tiene pH de 4 y relación C/N mayor de 30. Los horizontes profundos. 2. Cuando el horizonte A tiene una materia orgánica muy activa.2.9. A pH altos el Fe+2 se precipita como FeCO3 de color verdoso.6. La presencia o no de calcio da origen a diferentes tipos de turbas. una eutrófica y otra ácida. tienen todo el hierro en forma ferrosa. En estos ambientes la descomposición de la materia orgánica es muy lenta y de muy baja humificación. 2. Solo sufre oscilaciones pequeñas.9. Los suelos stagnogley son pseudogley de clima frió y húmedo. la fuerte producción de CO2 moviliza parte del Fe+2 y precipita en la parte oxidad del B formando manchas ocres de Fe+3.estructura masiva. salpicado de manchas férricas y de concreciones ferromangánicas negras. estructura masiva y prismática en época seca. Suelos hidromórfícos orgánicos. y es permanente durante casi todo el año. El horizonte Bg. Stagnogley. sin manchas ni concreciones. Las turberas se forman en las capas de agua permanente. saturados en agua 229 . El estadio 0: representa un suelo sin ninguna hidromorfía. Las células del material vegetal desaparecen quedando únicamente la lignina. es de textura más fina. sin motas decoloradas. Eh cercano a cero. con las siguientes diferencias: el horizonte A es mas turboso y el Ag está completamente decolorado y deferrado. Otra forma de evaluar la hidromorfía de los suelos puede ser mediante estos cinco grados de intensidad de reducción creciente. muy reductoras y sometidas a oscilaciones muy pequeñas.9. Gley. 2. el piso de la capa de agua. Sus perfiles son similares a los de los pseudogley. La capa freáctica es permanente y alimentada subterráneamente lo quela hace poco reductora. Turberas. relación C/N menor de 20 y un contenido de ceniza mayor de 10%. 2. de color ocre.4.9. en los que la capa de agua es más ácida y reductora que la de los pseudogley. La turba eutrófica tiene pH entre 6 y 7. las cuales son zonas de drenaje preferente.5.5. con vetas verticales blanquecinas.

En estas condiciones el interior de los agregados permanece húmedo durante un largo tiempo y se reduce y se moviliza el Mn. que estarán completamente secos. pero ahora con largos periodos de saturación de agua. El estadio 3: se define también por tener motas de bajo croma. En la figura se muestran dos microfotografías representativas de dos fases evolutivas correspondientes a este estadio. neoferranes. Sus rasgos micromorfológicos son muy distintivos. nódulos de Fe y algunos manganes y neomanganes. El estadio 2: se define por presentar motas de bajos cromas con cortos periodos de saturación. Representa una hidromorfía incipiente. La migración del Fe y Mn del interior de los agregados deja a estas zonas decoloradas. y por tanto. El régimen hídrico de este suelo se caracteriza por presentar una saturación completa de agua sólo durante breves días. El suelo muestra altos cromas pero con desarrollo de nódulos y cutanes fundamentalmente de Mn. con ambiente oxidante y por ello el Mn se oxida y recubre las paredes de los agregados. y en los que predomina una intensa oxidación. sobre todo.durante muy pocos días. aunque pueden permanecer húmedos durante algunos meses. con el interior de los agregados parcialmente decolorados mientras que la superficie se encuentra totalmente decolorada. aunque puede permanecer húmedo durante varios meses. aunque todavía del tipo denominado pseudogley. presenta una matriz con motas de croma bajo (<2). la solución migra hacia los poros grandes. Representa a un suelo con fuerte hidromorfía. Sus rasgos se caracterizan por la presencia de motas de bajo croma. pero repitiéndose esta situación durante varias veces al año y permanece muy húmedo durante muchos meses. con una fase inicial en la que todavía no 230 . Se trata de un suelo que se encuentra totalmente saturado sólo durante algunos días. Como el Mn se oxida con mayor dificultad será lavado en gran parte. con el interior de los agregados decolorado mientras que su superficie presenta amplios ferranes. En estas condiciones se produce ya una importante reducción del Mn y del Fe del interior de los agregados que migrarán en los periodos de aridez hacia la superficie de los agregados en donde se producirá la oxidación y su correspondiente inmovilización. y al desecarse el suelo. consiguiéndose la saturación en agua de los microporos durante largos periodos. El estadio 1: se define por un suelo con una matriz de altos cromas y con cortos periodos de saturación. se trataría de un pseudogley poco desarrollado. Este estadio representa ya un suelo hidromorfo. formando neoalbanes y a veces entre ambas zonas se encuentran acumulaciones de hierro dando cuasiferranes y nódulos de Fe muy abundantes en las zonas más internas de los agregados.

o mediante los diagramas de predominancia 231 . y los microorganismos que median la reacción de reducción. dejando una zona de lavado local (neoalbanes y neoesqueletanes álbicos) y al aproximarse al núcleo del agregado se deposita parte del Fe formando cuasiferranes. Aquí se hace una claridad importante ya que es necesario para hablar de suelos con presencia de estas formas que se tenga las dos condiciones: saturación y reducción. Se definen tres tipos de saturación: endo y episaturación si la capa de agua se encuentra a más de 200 cm de la superficie del suelo mineral o menos de esta distancia. Por otro lado. En estas condiciones el ambiente es claramente reductor. En cuanto a las condiciones hídricas. quien aporta los electores. 9. Para el Soil Survey Staff (SSS. 1993). procedimiento que no es muy fácil (Bartlett y James. quedando la matriz decolorada. Son aquellos que tienen saturación y reducción continuas o periódicas. La duración de la saturación requerida para crear las condiciones varían dependiendo de la posición topográfica del suelo en el paisaje.24. ver figura 2. las soluciones migran ahora desde los poros grandes hacia el interior de los agregados que estarán menos saturados y por tanto con ambientes parcialmente oxidantes. 2. Estas condiciones se identifican en el perfil del suelo mediante formas reducciformes. 7. El grado de reducción del suelo puede ser caracterizado midiendo directamente en el suelo el potencial redox. se trata de un suelo ya saturado durante largos periodos (varios meses) y que permanece muy húmedo. 1999) los suelos hidromóficos son llamados suelos con condiciones ácuicas. respectivamente y antropisaturación se refiere a suelos sometidos a cultivos de inundación. El estadio 4: representa un suelo con la máxima hidromorfía. se trata de un gley con la matriz totalmente decolorada. Suelos con condición ácuica. Este régimen hídrico se traduce en una morfología diferente. durante prácticamente todo el año (tanto en los macro como en los microporos).llega a producirse la decoloración total de la superficie de los agregados (situación muy frecuente en los suelos hidromorfos españoles) y otra en la que el neoalban se desarrolla plenamente. próximo a la saturación. Es posible tener suelos inundados y no estén en condición reductora porque no está presente la materia orgánica. gran parte del Fe (y por supuesto del Mn) son lavados fuera del perfil. Las soluciones al desplazarse hacia el interior de los agregados reducen y movilizan todo el Fe y Mn. un croma < 1 y con una reducción total para el manganeso y el hierro debido a la prácticamente continua saturación en agua a lo largo de todo el año.

son a menudo referidos eskeletanes. zonas que tienen cantidades bajas de óxidos de Fe y Mn y arcillas. Tanto desde un punto de vista genético como práctico. 3) poros llenos. El movimiento del hierro y el manganeso como resultado del proceso redox puede producir formas reducciformes que pueden ser definidas como: a) concentraciones redox: son zonas de acumulación aparente de óxidos de Fe yMn que incluyen 1) nódulos y concreciones. es muy importante conocer si los rasgos hidromorfológicos que presenta un suelo son el resultado de unas condiciones hidromórficas actuales o si por el contrario son el resultado de una hidromorfía antigua que no refleja las condiciones actuales de eses suelo. son precipitados no cementadas de sustancias dentro la matriz del suelo. una concreción tiene capas concéntricas que se pueden distinguir a simple vista.8. Los bordes son difusos si se han formad in situ y agudos según la pedoturbación. 232 . 2) pérdidas de arcillas. son zonas de acumulación a lo largo de poros que pueden estar recubiertos en su superficie o impregnación de la matriz adyacente al poro.45 y 2. Paleohidromorfología.46. d) Suelos que no tienen formas reducciformes visibles: es ncesario determinar Fe+2 mediante indicadores campo (alfa-alfa dipiridil) o en el laboratorio.como los presentados en las figuras 2. 2. zonas que contienen baja cantidad de óxidos Fe y Mn pero tienen contenido similar de arcilla que las zonas adyacentes. Las concreciones se distinguen de los nódulos en base a la organización interna.9. Los nódulos no tienen organización visible en su estructura interna. b) Pérdidas redox: son zonas de bajo croma donde los óxidos de Fe y Mn solos o ambos acompañados con arcilla has salido. 1999). Bordes agudos pueden ser formas relictos en algunos suelos. c) Matriz reductora: son matices de suelo con bajo croma in situ pero sufren cambio de hue o en croma treinta minutos después que el material del suelo es expuesto al aire. 2) masas. e incluyen 1) pérdidas de Fe. los cuales son cuerpos cementados que pueden ser removidos en forma intacta del perfil. Debido a las dificultades de medir directamente el potencial redox del suelo se recurre a las patrones reducciformes que de pueden evaluar directamente en el perfil y son las tenidas en cuenta la clasificación taxonómicas de estos suelos (SSS.

2. Las distintos tipos de compuestos presentes en el suelo que forman el Fe. Si se trata de una paleohidromorfía sus rasgos han podido ser sensiblemente modificados por los procesos edáficos posteriores. Para ello se ha de examinar el borde. las cantidades extraídas de estos elementos son utilizadas con fines de clasificación. si todas las gravas existentes en el suelo son de Fe y Mn. la naturaleza y cantidad de las formas de Fe y Al orgánico e inorgánico reflejan las rutas pedogenénticas que han sucedido en el sulo. Además. También la existencia de muescas en la superficie del grano que interrumpen bruscamente su contextura interna indican un signo claro que su origen es alóctono. Extractantes químicos para medir formas reducidas y oxidadas de hierro. La presencia de un borde difuso indica inexorablemente una formación in situ. 9. tamaño y distribución) de los granos englobados en los nódulos ha de ser igual a la de los granos que se encuentran en la matriz circundante. mientras que el borde neto puede ser atribuido a ambos: in situ o heredado. Si en el borde se observan abundantes granos de cuarzo sobresaliendo se debe pensar en el desarrollo de periodos de disolución posteriores a la formación del nódulo y por tanto lógicamente o son heredados o representan a unas primitivas condiciones que no se corresponden ya con las actuales. lógicamente estas deben ser originadas in situ. y no las hay ni de cuarzo. Por otra parte. A veces puede ponerse claramente de manifiesto el carácter paleo de la hidromorfía si las películas de Fe y Mn se encuentran disectadas por revestimientos amarillo/rojizos de arcilla iluvial. el Al y el Si en el suelo se evalúan mediante soluciones extractoras. ni de cuarcita. Por ejemplo. dada su alta superficie específica. ni de feldespatos.Antes de sacar conclusiones acerca de la hidromorfía de un suelo por la existencia de nódulos y concreciones de Mn y/o Fe se ha de prestar especial cuidad en distinguir si los nódulos están formados in situ o por el contrario son heredados. En otras ocasiones los nódulos se encuentran muy fragmentados y además presentan iluviación de arcilla alrededor y entre sus fracturas. los granos minerales de arenas y limos pueden servir para dilucidar el posible origen de los nódulos. Debido a estas situaciones. da para pensar en una formación in situ. 9. Las cantidades extraídas son utilizadas en los estudios de génesis de minerales secundarios y la influencia que tienen estos en el comportamiento del suelo. Son cinco los métodos de extracción más utilizados para caracterizar las formas y cantidades de compuestos de esto cationes 233 . ni de otros fragmentos rocosos. así la mineralogía (incluida forma.

hematita. lepidocrocita. y es poco efectivo removiendo formas no cristalinas de Al. y que las formas cristalinas de Fe y Al no son atacadas por el extractante. una de ellas es la propuesta por Holmgren (1967) aumentando el tiempo de extracción a temperatura ambiente. mas el Fe que se extren con P y OA. El ácido oxálico actúa como un agente reductor fuerte: Fe2O3 + H2C2O4 + 4H+ ↔ Fe+2 + 2CO2 + 3H2O La hidroxilamina es en reactivo muy similar al ácido oxalico en la capacidad de extracción (Chao y Zhou. salvo en los Espodosoles y Andisoles donde el OA extrae una mayor cantidad de Fe y Al. Se ha observado que DC extrae Fe libre. Las cantidades de Si y Al extraídas son utilizadas para estimar las cantidades de alofana y ferrihidrita (Parfitt y Henmi. Las cantidades de Al extraídas con DC son difíciles de interpretar y son generalmente similares a las extraídas con OA. su uso es ventajoso en suelos que 234 . Tirón (T). por lo que Fe extraídos es mayor que el extraído con los otros métodos. oxalato ácido de amonio (OA). 1982). igualmente formas complejadas de Fe y Al (Mehra y Jackson. extrae Fe.metálicos: ditionito citrato (DC). Su ventaja está en que no disulve magnetita como la hace OA. El ditionito reduce el Fe+3 de los compuestos férricos a Fe+2 y se previene su precipitación como FeS complejándolo con citrato. hidroxilamina (H). pero disuelva cantidades importantes de magnetita (Baril y Bitton. 1967) y no ataca las formas cristalinas de muchos silicatos. no ligado a silicatos. Se espera que con este método solo se extraigan del suelo el Fe libre. Igualmente disuelve silicatos fácilmente meteorizables como el olivino. La extracción con DC remueve formas finamente divididas de goetita.+ S2O4-2 + 2Fe+3 ↔ 2SO3-2 + 2H2O + 2Fe+2 El bicarbonato de sodio se usado como buffer de pH para evitar ataque ácido a los minerales aluminosilicatos presentes en el suelo. 1960). Si y Al de formas inorgánicas no cristalinas y Al y Fe de formas complejadas presentes en el suelo (McKeague y otros. 1967). el sodio mantiene dispersada la muestra durante el análisis. goetita. El método OA es el mas antiguo de los métodos de extracción y fue propuesto por Tamm en 1922. pirofostato (P). hematita y lepidocrocita. 1983). además. ferrihidrita y óxidos no cristalinos de Fe. según la siguiente reacción: 4OH. El método DC ha tenido varias modificaciones desde su publicación por Mehra y Jackson (1960).

1986). Se ha visto que este extractante no disuelve óxidos cristalinos de estos cationes ni silicatos (McKeague y otros.tengan presente este mineral férrico (Ross y otros. Fet: Fe extraído con Tirón Cálculos de formas no cristalinas de aluminosilicatos se presentan mas adelante para estimar alofanos. Se ha visto que Tiron disuelve ópalos. Tiron no ataca minerales cristalinos es tan efectivo como el OA en la disolución de alofana e imogolita. La solución de la sal sódica del ácido 4.5 dihidroxi 1. hematita y lepidocrocita finamente dividida = (Fed – Feo) = (Fed–Feh) = (Fed – Fet) Formas inorgánicas no cristalinas de Fe = Feo.Fep = Feh – Fep Formas complejadas de Fe = Fep = Fet – Fep donde: Fed: Fe extraídos con ditionito citrato. Al y Fe. 1985) en los cuales no es conveniente usar OA. lo que no hacen OA e hidroxilamina en los suelos. 1991). Las formas complejadas de Fe y Al son extraídas del suelo con pirofosfato. Las cantidades extraídas con estos métodos son utilizadas para hacer varias estimaciones de compuestos en el suelo: Goetita. 235 . imogolitas y caracterización de estos minerales en base a las cantidades estraídas de Si. Es usado para limpiar muestras antes de hacer sus difractogramas.3 benceno disulfónico o Tiron es alcalina y altamente complejante que actúa de forma igual que la hidroxilamina al no disolver la magnetita y es usado en vez de OA (Kodama y Ross. Feo: Fe estraído con oxalato ácido de amonio Feh: Fe extraído con hidroxilamina Fep: Fe extraído con pirofosfato.

Fe y Al liberados en el proceso de meteorización. 236 . imogolita. generalmente.47 se esquematiza este proceso. En la figura 2.9 Mgm-3. ferrihidrita y/o complejos de Al-humus.47 se esquematiza este proceso. tienen como materiao parental la ceniza volcánica y han tenido un ambiente de meteorización que favorezca la formación de aluminosilicatos sin ordenamiento cristalino y una materia orgánica que permita un proceso de complejación del hierro y del aluminio y la consecuente formación de compuestos organo minerales. 2) El porcentaje de Al más la mitad del porcentaje de Fe extraídos con oxalato ácido de amonio debe ser igual o mayor de 2 y 3) Retener fosfatos en más de un 85%. La cinética de disolución de las tetras es alta debido a la gran superficie específica de estos materiales. Estas características solo se dan en aquellos suelos que. 1999) como Andisoles.10. esto lleva a que la solución del suelo se enriquece rápidamente con los iones de Si. Estos materiales se forman durante la meteorización de tefras y otros materiales con contenidos importantes de vidrio volcánico y fragmentos de matriz (Flórez. Deben cumplir al menos las siguientes características ándicas: 1) Densidad aparente menor de 0. Andolización El proceso de Andolización ha sucedido en los suelos que son definidos por la Soil Taxonimy (SSS. En la figura 2. Estos suelos tienen cantidades significativas de minerales no cristalinos como alofana.2. como características relevantes. 2004).

La ocurrencia de 237 . Dentro de la categoría de minerales livianos. 1993). La formación de estos quelatos está relacionada igualmente con el pH. a pH mayores de 5 estas formas de Al predominan.e. La presencia de humus en el suelo facilita la complejación del Al+3 y del Fe+3 formando quelatos de estos cationes. a valores de pH menores de 5 los grupos ácidos del humus compiten con el Si(OH)4 por el Al+3 impidiendo la formación de alofana e imogolita y formando complejos de Al. La forma Al(OH)x3-x es altamente dependiente del pH del suelo.47. la alta porosidad y permeabilidad de la ceniza volcánica aumenta su meteorización e interacción con el ambiente del suelo. Los minerales pesados son sólo una pequeña fracción de las cenizas volcánicas. Su rápida meteorización contribuye a la formación de un único arreglo coloidal y a propiedades físicas y químicas que definen el Andisol. La composición de los minerales primarios de las tefras se caracteriza dividiéndola en dos categorías: minerales primarios livianos (g. El tamaño de partícula fina.89 gcm-3). la andesina (Ab70 An30 . con una composición química félsica e intermedia.>2. El material parental en los procesos de Andolización. Ceniza volcánica se refiere colectivamente a la eyección volcánica o tefra. Las altas concentraciones de Si(OH)4 y Al(OH)x3-x facilitan la formación de formas metaestables de aluminosilicatos no cristalinos que se acumulan en el suelo dando origen a alofana e imogolita.1. favoreciéndose la reacción congruente con el silicio para la formación de arcillas no cristalinas.Ab50 An50) y labradorita (Ab50 An50 . Los minerales livianos predominan en las tefras con un rango entre 70 y 95%. todos los materiales están dominados por vidrio volcánico. 2. La abundancia mineral relativa de los minerales pesados de las tefras es: hipersteno ≈ minerales opacos > augita ≈ hornblenda. pomex y escorias (o cinders).e. Proceso de Andolización en el suelo.Ab30An70) son las más comunes. tiene una menor resistencia a la meteorización química y de ahí su importancia como material parental.10.Figura 2. el silicio que queda presente en la solución precipita como ópalo (Shoji y otros.89 gcm-3) y minerales primarios pesados (g. < 2. De las plagioclasas. explicación en el texto. como ceniza volcánica. están: vidrio incoloro >> feldespato plagioclasa > minerales siliceos (cuarzo y cristobalita) ≈ mica. la naturaleza vidriosa de las partículas. que incluye a materiales de caída de piroclastos y flujos de materiales. en cuanto a abundancia.

(Cuadro 2. dacita. Para Salamina no se obtuvo un valor máximo.484±0.23m).494±0.002. Para la secuencia El Cedral el valor mayor fue de 1. plagioclasa y cuarzo).482±0. líticos volcánicos y no volcánicos y fragmentos de matriz.482±0. se ha propuesto clasificar basándose en el contenido de silicio total como: riolita.494±0. basaltica-andisita.otros minerales ferromagnesianos depende de la fuente de magma del volcán.73m).23 – 5.002. Los índices de refracción promedio por secuencia son: Monte Loro 1. ópalos y óxidos e hidróxidos. Esta clasificación tiene algunas limitaciones en algunos casos ya que la dispersión aérea de ceniza resulta en una selección por tamaño y densidad que conduce a diferencias 238 . Tipo de roca Félsica (ácida) Intermedia Mafica (básica) Roca Riolita Dacita Andesita Basáltica-Andesita Basalto SiO2 Total (%) 100-70 70-62 62-58 58-53. biotitas e ilmenomagnetiras).002 y 1.492±0.002 – 1.17.498±0. Ssan Felix 1. y basalto.16). Estas presentan minerales félsicos (feldespato.16.5-45 La clasificación basada en la concentración de silicio esta sustentada en la estrecha correlación entre el contenido total de SiO2 y el contenido de los elementos mayores y menores. andesita. mineraloides tales como vidrio. 1993).84 – 9. ver cuadro 2.23m).500±0.23 – 2. Pácora 1. Clasificación de ceniza volcánica en base al contenido total de silicio (Shoji y otros.87). Pero se han encontrado significativas diferencias entre la clasificación mineralógica y la composición química. San Antonio (5. anfiboles (hornblenda verde y parda). San Félix (3. máficos (piroxenos (augiras e hiperstenos).002. los índices medios dieron valores constantes entre 1. en base de la composición mineralógica.002.002. Estos mismos autores estudiaron los índices de refracción a 280 esquirlas de vidrios volcánicos en seis secuencias sedimentarias: Cedral (0 – 1. San Antonio 1. Pácora (2.33m).84m) yMonte Loro (6. Debido a la dificultad de clasificar las cenizas basándose en la composición mineralógica.002. Salamania (1. La caracterización y clasificación de la ceniza volcánica se ha hecho comúnmente.33 – 3.002 1. Flórez y Parra (1992) caracterizan las tefras del norte de la Cordillera Central de Colombia.480±0. Cuadro 2.5 53.73 – 6.

Estos minerales son llamados minerales accesorios. Con el incremento de la meteorización adquieren formas redondas o nodulares. caolinita. 1993 Países N.741 0. (**): Calculados con datos de Arango y Gonzalez.814 0. cristobolita.842 -0. Coeficientes de correlación entre el contenido total de SiO2 y algunos elementos en trefras de varios países. Morfológicamente el vidrio se meteoriza a través de varias etapas.729 0. Zelandia (*) -0.925 -0.195 0.926 CaO -0.489 0. Entre los diferentes minerales que contiene la ceniza volcánica.869 K 2O 0. Por el contrario.976 -0. Las cenizas volcánicas. Compuesto Japón (*) Al2O3 -0. olivino y piroxenos. potencial 239 . Son formados por meteorización y alteración hidrotermal en el cono del volcán. esmectitas y filosilicatos interestratificados. la literatura sobre Andisoles plantea que el vidrio volcánico es el más meteorizable como resultado de su naturaleza no cristalina (Shoji y otros 1993. asociados a los minerales del volcán.en la composición química y clasificación de la ceniza volcánica de acuerdo a la distancia del volcán.967 Na2O 0.905 Fe2O3 -0.927 -0. Ceniza con composición riolítica. también pueden tener apreciables cantidades de minerales previamente alterados.996 Colombia (**) -0. Inicialmente vidrios claros se hacen semiopacos hasta llegar a opacos. 1989).546 (*): (Shoji y otros. Wada. temperatura del suelo. 1993). En el ambiente del suelo. dacítica o andesítica están dominadas por vidrio incoloro con menos cantidades de plagioclasas. accidentales o exóticos.17.351 TiO2 -0. El contenido de minerales cristalinos es más alto en tefras andesíticas y más bajo en rioliticas y basálticas.956 0. alófano. tefras de composición basáltica y basáltica-andesítica están dominadas por vidrios coloreados acompañados por plagioclasas. Ellos pueden ser: ópalo. superficie específica (tamaño del grano). La composición mineralógica varía dependiendo del tipo de roca. haloisita.962 MgO -0. piroxenos y minerales ferromagnesianos.621 Estudios indican que la vida media de meteorización del vidrio volcánico está en un rango de 1. Cuadro 2.000 años.531 0. la tasa de meteorización del vidrio está regulada por su composición química.019 0.650 a 5.

Ca.4 3.6 2.4 Tefras Para suelos y tefras de Colombia. Estudios de laboratorio (Shoji y otros. Las bases igualmente muestras un comportamiento normal.9 1.9 3. 1993) indican que la liberación de cationes es 1. El vidrio coloreado tiene una mayor concentración de Al. El aluminio muestra un comportamiento esperado para este catión que en los Andisoles es muy poco móvil y su contenido es mayor en el suelo que en las tefras.4 17. ésta se incrementa en 1. lo cual conduce a la sustitución de estos cationes por silicio en la estructura del vidrio. La meteorización es menos evidente en el vidrio no coloreado. debido 240 .18. pH y ligandos orgánicos en la solución percolante del suelo. situación que es comun.3 4. grosor de la capa de ceniza. pero es móvil como quelato.8 5. son menores en el suelo que en las tefras. se observa en el cuadro 2. un elemento que es poco móvil en el suelo en forma inorgánica.6 5. Colombia (cálculos con datos de Henao y Delvaux. que los contenidos de Si y Fe son menores en los suelos que en las tefras.de lavado.5 veces por cada 10ºC de aumento de temperatura. 1989) Elementos SiO2 Al2O3 Fe2O3 CaO MgO Na2O K 2O TiO2 Suelos Contenido (%) 50. Estudios de tasas de disolución de vidrios indican que para ambos tipos de vidrios.7 0.4 a 1.6 63. Según Shoji y otros (1993) los minerales encontrados en la ceniza volcánica tienden a seguir la siguiente secuencia de meteorización de mayor a menor: Vidrio coloreado < vidrio incoloro = olivino < plagioclasa < augita < hipersteno < hornblenda < minerales ferromagnesianos.4 0. Fe. pero si llama la atención la pérdida de hierro. Contenidos de elementos totales en Andisoles y en tefras del Depatamento de Caldas.7 3.4 0.5 veces mayor para vidrios coloreados (composición basáltica andesita) que para vidrios incoloros (composición riolítica). Cuadro 2.2 2.18.4 9. indicando fuertes pérdidas de silicio durante el proceso de formación del suelo. Mg.

3 7. las altas precipitaciones y la presencia de carbón orgánico. Flórez (2003) revisa la literatura sobre el material parental de los Andisoles. el buen drenaje. Los contenidos de silicio de las tefras de los suelos colombianos en este caso. como material parental de los Andisoles están constituidas por un conjunto limitado de fragmentos producidos por los fenómenos eruptivos y que incluyen tanto materiales provenientes de los magmas jóvenes como de los materiales viejos de la estructura volcánica.7 45. Si y Fe en suelos y en tefras (T) de suelos (S) del Japón y del Norte del Departamento de Caldas. Contenidos de Al.7 57.36 Fe2O3 17.4 53. Cuadro 2. Se observa que los contenidos de silicio en los suelos japoneses son menores que en los suelos colombianos. pero esta relación se invierte en las tefras.6 22.1 5. los mantos de ceniza ya han acumulado buenas cantidades de sustancias orgánicas y se han producido minerales de bajo rango de cristalinidad (mbgc) iniciando su vida como Andisoles. Universidad Nacional. Tefra: 5C) (2) Secuencia San Felix (Suelo: 9AB2.4 Comunicación personal Dr.5 4. clasifican como basaltico – andesita y rioliticos11.9 8.1 9. Unos pocos años después de alcanzar su reposo final. Igual comportamiento al aluminio tiene el hierro.8 6. son las razones que favorecen su formación.5 14. En el cuadro 2.19. ya que el contenido de silicio es mayor en los suelos colombianos. 241 . Tefra: 10C) 11 S(3) 49.0 5. relativamente rápida”. Norberto Parra S.4 (*): Shoji y otros (1993). principalmente hidrotermal y. Si y Fe totales de suelos y tefras de Japón y Colombia.3 62.19 se presentan los contenidos de Al.8 24. Japón (*) Colombia (**) S T S(1) T(1) S(2) T(2) SiO2 40. El contenido de aluminio es contrario a lo encontrado para el silicio. 1993. Por el contenido de silicio de estas tefras se puede decir que clasifican como dacíticas.5 Al2O3 38. durante su trayectoria balística la meteorización química actúa sobre ellos y continúa luego de su depositación.23 11. La condición de su estado de alteración previa. “Las cenizas volcánicas. (**): Arango y Gonzalez. y hace el siguiente resumen.7 19. aún. (1) Secuencia Salamina (Suelo: 4A3. Es mayor el contenido en los suelos japoneses y menor en los suelos colombianos. Estos materiales antes de su eyección ya han sufrido diversos procesos de alteración.a la lixiviación que ocurre en el suelo.4 T(3) 37.2 3.1 10.5 51. Medellín. Colombia. prof.

los nombran como “lithic fragment”. tienen grietas superficiales o profundas. and (3) accidental lithics. Parra (2003) dice que corresponden a lo que Fisher y Schmincke (1984). rocks that have been eroded and picked up locally by pyroclastic flows and surges”. Shoji y otros. para todo propósito. non-vesiculated magma fragments that have solidified from the magma. Tefra: 13C) Muchos investigadores en suelos (Besoain. Finalmente. diferencian esquirlas de magma no vesicular que contienen embriones de minerales y que son diferentes del vidrio volcánico. Wada. al estudiar la mineralogía de las cenizas volcánicas provenientes del complejo volcánico Ruíz-Tolima. Flórez y Parra (1992) han observado que los vidrios volcánicos de los Andisoles estudiados en la parte norte de la Cordillera Central de Colombia. 1993). sin embargo. retoma el nombre de “fragmentos de matriz” que corresponden a los ya denominados “líticos cognatos no vesiculados” y. 1972. presentan bordes y superficies irregulares y numerosas adherencias del mismo material o de otros materiales. razón por la cual se producen numerosos sitios de nucleación de cristales que estuvieron limitados por el tamaño de este y produjeron numerosos microlitos y crisolitos. rocks from along the magma conduit and the margins of a magma reservoir that have been explosively ejected during eruption. por lo menos. En la fracción mineral de los suelos derivados de ceniza volcánica en el Norte de la Cordillera Central Colombiana. Sin embargo. Son isotrópicos. Flórez y Parra (1992). se piensa. son más influyentes en la formación de mbgc que el vidrio volcánico. que en la literatura vulcanológica. con fines prácticos y. como se mostrará más adelante. Esta definición ha sido aceptada por los investigadores del tema a nivel mundial. no presentan rasgos o marcas de meteorización o alteración que pudieran evidenciar que sean los precursores de los mbgc. 1977. en Colombia. hace referencia a (Flórez y Parra. no en el grado que otros investigadores sobre el tema lo han resaltado. (2) accessory lithics. 1992): …”Es una parte del sistema magmático que fue rápidamente enfriado. 242 .(3) Secuencia San Feliz (Suelo: 13A. plantean que los mbgc provienen de la meteorización del vidrio volcánico. se han encontrado otros materiales isotrópicos reportados en la literatura mundial como fragmentos de matriz. denominan “líticos cognatos no vesiculados”: … “Dense rock fragments of a pyroclastic deposit (formed by tephra fall. luego. Flórez (2001). Lithics may be subdivided into (1) cognate lithics. el término “fragmentos de matriz”. Flórez (2004). pyroclastic flow or surge) are referred to as lithics. los cuales. reclasifica estos materiales y los nombra como “fragmentos de matriz”.

entre ellos. los vidrios volcánicos presentan características físicas de vidrios recientes. su planteamiento es el siguiente: 1. utiliza las fracciones > 2mm. En los paleosuelos ándicos.” Flórez y Parra (1992) y Flórez (2004) plantean que existen dos razones. mientras que los fragmentos de matriz están altamente corroídos. en forma de coraza. por lo general. En Andisoles jóvenes son muy frecuentes los fragmentos de matriz y los vidrios volcánicos sin evidencias de alteración o apenas incipiente. son reportados como “amorfos”."pits" o huecos irregulares y estrías.053-0. Flórez (1987). siendo prácticamente eliminados de los estudios mineralógicos de suelos. b. con fines de clasificación. se resaltan dos aspectos: a. plantea que en las fracciones de minerales menores de 0. El IGAC (1990). reportan que en cenizas frescas o en suelos derivados de ceniza volcánica muy jóvenes. algunos bordes son angulosos. utilizan la fracción arcilla (<0. como fragmentos pueden ser láminas o sólidos gruesos de varios nm de espesor….Los fragmentos de matriz en el suelo se encuentran en tamaño muy fino. algunos tienen recubrimientos. análisis térmico diferencial (DTA) o en el infrarrojo (IR)). el USDA (1998).053mm. cuando el interés es precisar el conocimiento de un mineral particular o la presencia de mbgc (rayos-x. A nivel de forma no siguen ningún patrón particular. “isotrópico” y por la presencia de microlitos y cristalitos englobados en una matriz vítrea. mientras que los vidrios volcánicos sí. los cuales. 2. ligeramente curvos o localmente aplanados.Flórez y Parra (1992). Estas metodologías descartan de todo contexto mineralógico la presencia de los fragmentos de matriz. una pedogenética y otra mineralógica. a nivel de Familia. los fragmentos de matriz se reconocen por su aspecto “lechoso”.25mm) para determinar la mineralogía pero. 243 . trabaja la fracción arena (0. por ejemplo. por las cuales se piensa que los fragmentos de matriz no son tenidos en cuenta en la formación de los mbgc. menor de 0.053mm). Desde el punto de vista mineralógico. sin ningún arreglo cristalino. de óxidos e hidróxidos de Fe y Mn. se pueden observan un mayor número de minerales. con bordes y superficies alteradas.053 mm. los fragmentos de matriz y algunos de los rasgos dejados por los diversos procesos de alteración y pedogénesis ocurridos durante la formación del suelo. no presentan huellas o marcas de alteración pedogenética.

él puede ser reconocido como tal. Un segundo factor que contribuye a la relativa ausencia de minerales cristalinos en la fracción arcilla. a formas más estables de minerales cristalinos. como fragmentos de matriz. logran establecer diferencias importantes que luego Flórez y Parra (1992). Esta deficiencia de 244 . productos de la meteorización. el vidrio volcánico y los fragmentos de matriz disminuye y las actividades de sus iones en la solución del suelo. el vidrio y los fragmentos líticos. Condiciones de meteorización.10. precisan en cuanto a la existencia de fragmentos de matriz y fragmentos líticos propiamente dichos. Debido a la rápida meteorización se liberan sus iones a una velocidad mayor de la que se necesita para la formación de minerales cristalinos. Las altas cinéticas de precipitación favorecen la formación de estas fases metaestables.2. son menores. pobremente ordenadas. Cuando estos agregados son sometidos a una fuerte limpieza con ácido fluorhídrico se liberan dichos recubrimientos y aparecen las formas lechosas e isotrópicas previamente identificadas en los suelos jóvenes. la solución del suelo se sobresatura con respecto a varios sólidos minerales pobremente ordenados. radica en que el material parental. los fragmentos de matriz se presentan como “agregados” de óxidos e hidróxidos de Fe y Al. los cuales muestra menos resistencia a la meteorización química que otros minerales cristalinos. Concluyen que el recubrimiento por óxidos de Fe y/o Mn impide su clasificación mineralógica.En suelos derivados de ceniza volcánica con un avanzado grado de desarrollo. 2. por la rápida meteorización del vidrio volcánico y los fragmentos de matriz. en parte. sin embargo. La formación preferencial en el suelo de minerales no cristalinos sucede. En la mayoría de las investigaciones y estudios realizados sobre cenizas volcánicas solo se reportan como componentes de éstas. lo que lleva a que estos iones se acumulan en las superficies del fragmento de matriz hasta cubrirloo y lo inactivan en el proceso de alteración. Con el paso del tiempo. Si y Fe) llega a ser más alta que la que el mismo sistema suelo puede asimilar. Como resultado. El fragmento de matriz una vez cae al suelo empieza su proceso de alteración y esta continúa hasta fases muy avanzadas de la pedogénesis. solo Fisher y Scmincke (1984). micas) que pueden meteorizar directamente a minerales 2:1 y 1:1. contiene pocos minerales precursores (clorita. llega un momento en el cual la producción de iones (principalmente de Al. Esto conlleva a la transformación de fases sólidas metaestables. en cuanto a éstos últimos. la ceniza volcánica.

Fe y Si. Por lo tanto. La formación de complejos metálicos se ve favorecida por ambientes pedogenéticos ricos en materia orgánica y con pH menores de 5. Estos tienen un rango de pKa de 2.6.1 y 5. predominará la forma protonada. el pH y la meteorización son dominados por la química del CO2 (pKa = 6.48.5. Las formas complejadas de Fe y Al humus puede ser preferiblemente disuelta con de pirofosfato de sodio y están relacionadas con el contenido de 245 . se requiere de un donador de protones más fuerte que el ácido carbónico. En las condiciones de suelos oxidados los compuestos hidroxilados del Fe. por tener una constante de formación mayor que las de cualquier complejo Fe-humus. Si el pH es demasiado ácido. Figura 2.0. Esta situación se considera como antialofánica ya que impide la formación de alofana como se presenta en la figura 2. se formarán preferentemente siendo la concentración de este tipo de complejo muy baja.48.filosilicatos cristalinos puede impedir una futura formación de arcillas cristalinas debido a la carencia de un modelo o plantilla. Efecto antialofánico. Cuando el contenido de materia orgánica es bajo. Se llaman formas activas de hierro. Para conseguir un pH menor. No se forma alofana ya que el Si precipita como ópalo y el Al forma gibsita y/o se compleja con el humus.6 a 6. el Fe+3 tiene la oportunidad de reaccionar con los aniones presentes en la solución del suelo. la formación de materiales no cristalinos en Andisoles puede estar directamente ligada a la ceniza volcánica como material parental. El menor valor de pH conseguido a la presión de CO2 normal del suelo está entre 5. aluminio y silicio las cantidades extraídas con oxalato ácido de amonio (OA) y pirosfostato de sodio (P).3). Una vez liberado el hierro de los minerales presentes en la ceniza volcánica. los cuales son los grupos funcionales ácidos de la materia orgánica. que facilite la precipitación de capas de filosilicatos en la solución del suelo. que otorgan un pH adecuado para que pueda complejarse con el metal. Formas activas de Al.

La formas hidroxiladas solubles de Al+3 se incrementan a pH mayores de 4. sino también en la productividad.materia orgánica como lo muestra la figura 2. 1991). el Fe+3 liberado por los minerales presentes en las tefras tiene poca afinidad por el humus y se forma principalmente ferrihidrita (Ugolini y Dahlgren. El contenido de alofana se incrementa con pH mayores de 4. 1987).49. Serie El Cedral clasificados como Acrudoxi Fulvudand (Jaramillo y otros. 1998.9 y pueden coprecipitar con Si(OH)4 y producir alofano e imogolita en estas condiciones de acidez. Aunque estas formas de Fe y Al en Andisoles están incorporadas y/o están combinadas con una variedad de componentes del suelo. al contenido de Al activo incorporado al alofana y a la imogolita puede ser estimado de la resta de Al extraído con oxalato ácido y del Al extraído con pirofosfato (Alo – Alp) (Blackenmore y otros. modificado) 246 . Figura 2. La acumulación de formas activas de hierro y aluminio es una de las propiedades más importantes involucradas en el concepto central de Andisol. Colombia. pH menores a este valor favorecen la formación de Al-humus o efecto antialofánico. complejos de Al/Fe-humus y ferrihidrita. Hierro y Aluminio activos determinan o influyen fuertemente no sólo en las propiedades químicas de Andisoles. Por lo que. imogolita.50. ocurren principalmente como alofano. 1993). El efecto del pH sobre la formación de alofona se observa en la figura 2. A pH mayores.9 (Shoji y otros.49. Relación entre el contenido de carbono orgánico y el aluminio extraído con pirofosfato en suelos de Caldas.

50. Figura 2.8-1. El histograma para Andisoles colombianos se presenta en la figura 2.0 (Andisoles no Alofánicos) (Shoji y otros.1-0.Figura 2.51.4 (Andisoles Alofánicos) y otra a 0. 247 . La distribución de frecuencia de la relación Alp/Alo para una población alta de Andisoles de Japón y Nueva Zelenda muestra dos máximos. Relación entre el pH en agua y los contenidos de Si activo (Sio) en suelos de la secuencia el Cedral. uno a 0. Esto indica que ambos Andisoles están ampliamente distribuídos en varias regiones climáticas. clasificados como Acrudoxic Fulvudand (Jaramillo y otros. modificado). 1993).51 y muestra dos poblaciones de suelos similares. 1998. Caldas. Histograma de la relación entre Al extraído con pirofosfato (Alp) y con oxalato (Alo) en suelos de la Secuencia El Cedral Acudoxi Fulvudand (datos autor).

Cuadro. en el horizonte superficial. 2.3. Tal comportamiento del Al activo en Andisoles no alofánicos. siendo sujeto a una futura transformación a goetita cuando procede la meteorización.0%. igualemente indican una incorporación de Al en las capas 2:1 durante el desarrollo del suelo.0%. Esto asociado a la toxicidad por Al en los no alofánicos y poca o nada en los otros tipos de suelos. La cantidad de Al se incrementa con el estado de meteorización del suelo (mayor contenido de arcilla).8% respectivamente. en los horizontes superficiales.20 es una justificación de esta separación entre Andisoles al obsevar la diferencia en propiedades químicas que tienen estos dos grupos de suelos. En contraste los Andisoles no alofánicos tienen valores medios de Al y Fe activos de 1.7% y 1.0 Alta Abundante Común Alofánico Ninguna Moderada Ninguno Muy poco o nada Muy poco o nada Rara Existe una correlación entre el Al activo y el contenido de arcilla en Andisoles no alofánicos. Muestran un decrecimiento gradual del contenido con la profundidad.8 . se tiene: Andisoles no alofánicos : Andisoles Alofánicos: Alp/Alo ≥ 0.1 % respectivamente. Se ha observado que Alo y Ald tienen una relación positiva con el contenido de arcilla del suelo o con el avance de la meteorización. Los contenidos de formas activas de Fe y Al son igualmente indicadoras de la diferencia entre estos dos tipos de Andisoles. seguido con un ligero incremento en el segundo horizonte para luego decrece en profundidad.5 Feo ≥ 2. Alo + 0. Propiedad Carga constante negativa Acidez pH (H2O) crítico Saturación de Aluminio Al intercambiable (KCl) Al toxicidad No Alofánico Significante Muy ácido Cerca a 5. Lo más resaltante se observa en la diferencia en la naturaleza de la carga de los coloides inorgánicos. Para Andisoles alofánicos del Japón.20.El cuadro 2.5 Feo ≥ 2.8 y 1. Comparación de propiedades entre Andisoles no alofánicos y alofánicos. se asocia a la formación de hidróxidos de Al y minerales arcillas 2:1:1. 248 . El Fe activo ocurre en Andisoles principalmente como ferrihídrita. Alp/Alo ≤ 0. Alo + 0. permanente en los no Alofánicos y variable en los alofánicos. el contenido medio de Al y Fe activos son de 4.

52. Cálculos teóricos basados en el contenido de grupos funcionales de la materia orgánica indican que si el humus tiene en los complejos como cationes a Al(OH)+2 y Fe+3.52 se presenta las diferencias en composición minerales de suelos Andisoles no alofánicos y alofánicos.2. expresados como Alp. como se esquematiza en la figura 2. Mientras que en otros horizontes con valores menores no lo contenían. 249 . 1993). 1993). horizontes con (Alp+Fep)/Cp entre 0. Fep y Cp.20. En segundo término se presenta diferencia en el contenido de formas complejadas de Al con el humus del suelo. mientras que en los alofánicos predomina este tipo de arcilla no cristalina. en la figura 2. La materia orgánica tiene una capacidad finita para quelatar cationes metálicos la cual depende de su contenido de grupos funcionales. Con relación a imogolita. Figura 2. indican que la máxima capacidad complejadora ocurre a un valor de la relación (Alp+Fep)/Cp de 0. Composición promedio de los constituyentes sólidos de Andisoles no Alofánicos y Alofánicos (Shoji y otros. esos complejos con una relación metal/CO mayor a 0. Varios estudios usando pirofosfato de sodio para extraer Al+3 y Fe+3 y materia orgánica. el Al liberado por meteorización está disponible para formar aluminosilicatos. Una vez que la capacidad quelatante de la materia orgánica es saturada.12 no son posibles. Los más contrastante se observa en los contenidos del tipo de arcillas.Además de las difrencias químicas presentadas en el cuadro 2.1 a 0.2 mostraron que formaba este mineral (Shoji y otros.52. Los suelos no alofánicos tienen una mayor cantidad de arcillas cristalinas.1 y 0.

2) ambiente de meteorización después de que se deposita la ceniza y 3) la escena de formación del suelo. Su presencia está asociada a altos contenidos de materia orgánica (horizontes A de Andisoles) o de 250 . La complejación humus-metal es dominante a pH ácidos (menores de 5). El exceso de Si se precipita en Andisoles jóvenes como sílice opalina. el perfil del suelo pasa de un alto a un bajo contenido de sílice. Sílice opalina Este mineral es encontrado comúnmente en el horizonte A de suelos jóvenes derivados de ceniza volcánica. mineralógica y textura del material parental determinan la fase de meteorización química.10. Ellas son alofana. dependiendo de: 1) propiedades químicas.10. y complejos húmicos de Fe y Al y de sílice opalina por otro lado. adición de depósitos de ceniza y del pH del ambiente de meteorización. Fe y Al.0 y un alto contenido de materia orgánica. el pH lo hace a través de su influencia en el estatus de bases del suelo. ya que la meteorización reduce el contenidos de tefras y el Si es lavado del perfil.1. Las propiedades físicas y químicas únicas de los Andisoles son consecuencia de las fases sólidas activas de Si. ferrihidrita. pero hay una relación inversa entre estos dos grupos ya que tienen condiciones opuestas en su formación. La composición química. acumulación de materia orgánica. La escena de formación de suelo se relaciona con la longitud del tiempo de meteorización que ha procedido en un depósito dado. Los tre primeros constituyentes pueden ocurrir juntos. Cuando la meteorización sucede en un suelo bien drenado. y por una baja actividad de Al para prevenir la formación de aluminosilicatos. por un pronunciado período estacional seco o congelación requerido para concentrar la solución del suelo. mineralógicas y físicas del material parental.3.3. La composición mineralógica de la fracción coloidal de los suelos derivados de ceniza volcánica varía ampliamente. El ambiente de meteorización post-deposición está determinado por las interacciones entre la temperatura del suelo. efectos del drenaje. imogolita. La Complejación del Al por el humus disminuye la actividad de éste e inhibe la formación de alofana e imogolita. Este efecto se ha denominado antialofánico y constituye un proceso dominante en Andisoles no alofánicos donde el pH es menor de 5. la precipitación y lavado. la cantidad y distribución de reactantes para la síntesis de minerales secundarios. Los productos de la meteorización de la ceniza volcánica.2. mientras alófana e imogolita son dominantes a pH mayores. Su formación es favorecida por la rápida meteorización de materiales parentales ricos en vidrio. 2.

La sílice opalina se encuentra en suelos de menos de 4.2 a 2 µm.000 .0 ppm Si).5 a 5 µm y es más abundante en el rango de 0. pocas partículas permanecen en suelos sobre los 4. Ocurre entre tamaños de 0. Por lo cual la formación está muy relacionada con las condiciones climáticas. Alofona e imogolita son minerales secundarios formados en ambientes naturales por coprecipitación de aniones de Si monoméricos con hidroxialuminios.7.75 M a 10-3. Dos tipos de sílice opalina se encuentran en suelos derivados de ceniza volcánica jóvenes: sílice opalina pedogenética.000 años. 1985. La láminar se presenta en la fracción arcilla en los horizontes superficiales de Andisoles jóvenes. Alofana e Imogolita Alofana es un nombre dado a un grupo de minerales que ocurren naturalmente.humus. debido a la competencia por el silicio soluble. son hidroaluminoslicatos no cristalinos con una amplia variación en la composición química (Besoain. La máxima concentración de sílice opalina se consigue en suelos jóvenes menores de 500 años.2. Wada.5 a 5.10.ácidos orgánicos solubles (horizontes E de Espodosoles). 1989). Se distinguen sobre la base de sus propiedades morfológicas.000 años y en horizontes ricos en materia orgánica más que horizontes B y C. Esta forma es específica de especies y es utilizada en estudios de paleovegetación cuando ocurre en horizontes enterrados de Andisoles. Por lo que la presencia de sílice opalina es indicativa de ambientes ricos en Si y con una acitividad de Al+3 baja por la formación de complejos de Al . Es el producto de los estados tempranos de meteorización de la ceniza volcánica y su formación es favorecida cuando la actividad del Al se ve disminuida por la materia orgánica mediante la formación Al-humus. Estudios de laboratorio muestran solubilidades de sílice biogénica y pedogénica en rangos entre 10-4. Se piensa que la sílice opalina se forma por precipitación del silicio en la solución del suelo sobresaturada. indicando la importancia de esta vegetación en el ciclo del Si.0 251 . Tiene morfología de esfera irregular y hueca con un diámetro externo de 3. La formación de sílice opalina es autogénica con la formación de alofana e imogolita. 2.05 M (0. La Sílice opalina se disuelve muy fácil en medios insaturados de solución del suelo y sigue una cinética de reacción de orden cero (la constante de velocidad no depende de la concentración). El ópalo de planta ocurre frecuentemente asociado a gramíneas.3.5 a 25. llamada sílice opalina laminar y sílice opalina biogénica (ópalo de planta o fitolitos y diatomeas).

En la figura 2.7 a 1.1 x % Sio El contenido de ferrihidrita puede ser calculado con la ecuación: % Ferrihidrita = 1.50 se observa la estrecha relación que existe entre las formas activas de silicio y aluminio que hacen parte de la estructura de alofana e imogolita..nm y con un grosor de paredes de 0. No tiene una estructura química definida y muestra un rango en la relación Al/Si entre 1. Parfitt (1990) y Childs y otros (1988) calculan el contenido de estas arcillas no cristalinas con la relación siguiente: % (Alofano e imogolita) = 7. El Si soluble lavado de los horizontes superiores y liberado por la meteorización carbónica forma con los hidróxidos de Al. La materia orgánica afecta la síntesis al disminuir la actividad del Al e impidir su hidrólisis y posterior polimerización. La disponibilidad de Al parece ser un factor crítico para la síntesis de alofana e imogolita. Estudios de solución del suelo de Andisoles y Espodosoles indican que una gran porción de alófano e imogolita formada en situ es debida a la meteorización causada por el ácido carbónico en los horizontes B de estos suelos. El humus y la arcillas 2:1 compiten por el Al soluble y podrían disminuir su actividad a valores por debajo de los necesarios para la formación de alofana e imogolita (efecto antialofánico). ceniza volcánica con alto contenido de bases. Se piensa que estos minerales se forman en una reacción incongruente en la solución del suelo por ser fases inestables. bajas cantidades de materia orgánica.1 y 2:1. ciertos tipos de vegetación.7 x % Feo 252 . Alofanas con relaciones menos a 1:1 y mayores a 2:1 son posibles en la naturaleza (Shoji y otros. La rápida cinética de precipitación de estos minerales no cristalinos es favorecida en relación a minerales cristalinos.0 nm.100 m2g-1 en absorción de etilenglicol monoetil eter. El factor limitante en la formación de alófano e imogolita en los ambientes ricos en humus es la actividad del Al más que la disponibilidad del silicio. y la ausencia de minerales 2:1 y 2:1:1. tal como la caolinita. 1993). lo que permite que sufra hidrólisis y reacciones de polimerización con un rango de pH tamponado por el ácido carbónico. Es una creencia general que la formación de alófano e imogolita se presenta en rango de pH entre 5 y 7. alofana e imogolita en estos endopedones. La superficie específica es alrededor de 581 m2g-1 en N2 a 77K y entre 700 a 1. El ión bicarbonato no quelata al Al+3.

Se cree que la quelatación entre grupos ácidos de la materia orgánica y los cationes metálicos es el mecanismo dominante.Figura 2. La presencia de sustancias húmicas no impide la formación de alófano e imogolita. 5.1 representa la saturación de los sitios complejantes del humus por cationes metálicos.0 el OH. 1998.1. se ha inferido que valores mayores de 0. Los complejos Al-húmicos se forman preferentemente a pH menores de 4. La importancia de la actividad del Si ha sido documentada como el factor predominante en la formación preferencial de imogolita y alofana ricos en Al. 1998). Relación entre silicio extraído con oxalato y aluminio presente en alofana e imogolita (Alo – Alp) en suelos Acrudoxi Fulvudan de la Serie El Cedral (Jaramillo y otros. Estos minerales están presentes en suelos que tengan una relación (Alp + Fep)/Cp mayor que 0. datos modificados) Interacciones entre el Al+3 y el humus se han descrito como un intercambio iónico. adsorción superficial.0.50 mg/L de ácidos fúlvicos y mayores de 300 mg/L de ácidos húmicos combinando el Al hidroxilado entre capas de minerales 2:1 con imogolita a 5ºC (Shoji y otros. Alófano-Si y haloisita tienden a formase en ambientes donde la actividad del Si en solución es alta (>250-300 µm) y alofano rica en Al e 253 .9. (Dochaufour.50. Por encima de pH 5. peptización y coagulación. quelatación. alofanas ricas en silicio o haloisita en suelos derivados de ceniza volcánica. 1993).compite con el humus por la formación de compuestos con el Al. Por lo que el exceso de Al+3 estaría disponible para la formación de alofana e imogolita. La formación de imogolita es completamente inhibida a concentraciones de 30 .

Ald)/Sio. 1993). La relación Al/Si de estos minerales es estimada con la fórmula (Alo-Alp)/Sio. La imogolita se ha encontrado comúnmente asociada a alofana y es similar a este en sus propiedades químicas. Especialmente una sobrestimación de la relación mayor a 2:1. Las Al-alfanas son denominados protoimogolita alofana. La composición química de la fórmula estructural propuesta se ajusta al análisis químico hecho en muestras naturales. la carga variable. Xerico y Aridico porque hay menos lavado.1SiO2Al2O32.2H2O(+)]. haloisita es típicamente encontrada como el aluminio silicato dominante en estos suelos derivados de ceniza volcánica. El aluminio en la estructura de la imogolita está con número de coordinación 6. pero difieren morfológicamente. la composición de la solución del suelo y la resistencia a la reducción (efecto 254 . En estos ambientes secos. la retención de fosfatos y metales pesados. puede resultar en situaciones de muy bajo contenido de Si ya que se decidiría por un número muy pequeño (Shoji y otros. y están relacionados con la imogolita por tener el mismo arreglo atómico local y composición química (Al:Si = 2:1). La superficie externa está compuesta de una estructura como de gibsita con grupos ortosilicatos (O3SiOH) coordinados a través de oxígenos con tres aluminios en el interior. expresados como un la relación Al:Si. Otra forma de estimar la relación es (Alo .8 H2O(+). Basados en los contenidos de Si y Al. las alofanas se pueden dividir en dos miembros finales: Al-alofanos y Sialofanas con rangos de Al:Si de 2:1 y 1:1 respetivamente. mientras que la estructura propuesta tiene una fórmula de (OH)3Al2O3SiO2 [SiO2. El arreglo atómico en la imogolita es regular a lo largo del eje de la cadena. o alófana similar a imogolita. La superficie específica de la imogolita es de 700 m2g-1 por adsorción de vapor de agua y entre 900-1.imogolita se forman en suelos donde la actividad del Si en la solución del suelo es relativamente baja (<100-250 µm) alofana ocurre menos frecuentemente en suelos con regímenes de humedad Ustico. La mejor fórmula empírica para la imogolita natural es 1.Al2O3.3-2. Estos reactivos pueden atacar a otros minerales del suelo y hacer una estimación errónea de la relación. Consiste de un paquete de tubos finos con diámetros interno y externo de 1 y 2 nm respectivamente.000 m2g-1 determinada por etilenglicol monoetil eter. la alofana que se forma es usualmente Alofana rica en Si. Las propiedades fisicoquímicas que caracterizan a los Andisoles son la acidez. El ácido oxálico acidificado a pH 3 es el reactivo usado para extraer Al y silicio al disolver alófano e imogolita de los suelos. sin embargo el diámetro del tubo puede variar.

Las cargas pisitivas se deben a los grupos =Al(OH)2+ de alofanas e imogolitas y Fe(OH)2+ de ferrihidritas (Wada. 2004): Al+3 + H2O ↔ Al(OH)+2 + H+ pK = 5. 1981.0 –5. los cuales muestran que estos suelos tienen los tres grupos definidos arriba. Alofana.0 pH agua 5. 1981). por lo que son pocos los grupos que contribuyen a la acidez. Los Andisoles son tipicamente suelos con coloides de carga variable (Uehara y Gilman.02 Los grupos ácidos del humus de los Andisoles tiene mayor acidez (pK < 3.2) pero están complejados con Al+3. 1979. 1989).4 4. aunque la saturación de bases es de 10% o menos (Malagón.8 – 4. La acidez generada por alofana es baja y proviene de la desprotanación del grupo OH unido al Si: ≡Si-OH ↔ ≡Si-O. Zapata. Colombia.“poise”) (Shoji y otros. principalmente negativa en sus grupos ≡Si-O.0 – 5.y COO-.0 y 5. Uehara y Gilman (1981) hacen una extensa documentación de la carga variable de los Andisoles y presentan los efectos que tienen las distintas metodologías para determinar las cargas negativas de estos suelos.8 – 5. Jaramillo.21 se presentan algunas propiedades químicas de Andisoles de Antioquia. El cuadro 2. Zapata.21.3 – 5. como los muestran los Andisoles del Oriente Antioqueño del cuadro 2.2 –6. Shoji y otros). 1993. Basada en la fuerza de acidez de los grupos presentes en los Andisoles. 2004).8.3 5. El pH en KCl 1M es menor que el pH en agua debido a la hidrólisis del Al ligado al humus y liberado de algunas formas no cristalinas presentes en el suelo (Uehara y Gillman. Shoji y otros (1993) clasificaron los Andisoles entre grupos según la diferencia entre pH en KCl 1m y pH en agua de la manera siguiente: Grupo 1 (Alofánicos bajo en humus): Grupo 2 (no alofánicos) Grupo 3 (alofánicos rico en humus): pH KCl 5.6 3. imgolita y Al-humus son los responsables de este tipo de carga.0 4. 1981).+ H+ Los valores de pH de la mayoría de los Andisoles se encuentra entre 5. Condiciones muy relacionadas a los contenidos de Al y Fe activos. 1992. Uehara y Gillman. 1995.22 presente los diferentes valores y cambios de la capacidad de 255 . Las fuentes de acidez de estos suelos son los grupos OH de las arcillas alofánicas y cloritas y el humus cuya fuerza influye en el pH de los suelos (Yoshida.7 En el cuado 2.

1995). Hidrandept 0 – 30 131. 3: muestra seca al sol durante 100 días 4: muestra seca al sol durante 100 días y rehidratada durante 7 meses.8 1.7 13.1 35.40 27.8 74.7 85.8 5.9 45.5 Mínimo 7.5 78.22.1 60 – 80 305.7 109.8 26. Tratamiento 1: muestra fresca.69 3.8 70 .1 80 .2 51. Se observan pérdidas muy altas en la CIC cuando las muestra de suelo carga variable (Andisol) son secadas.1 31.4 30 – 60 274.1 82.2 40 – 70 49.92 Moda 30.27 26.21.9 30.3 99.95 217.7 74. 1956).8 31.9 55.0 4.40 25.9 45.2 38.0 10.0 4.4 53.2 -1.4 37.9 67. Tratamiento (CIC Pérdida (%) cmolkg-1) 1 2 3 4 sol Rehidrat. Cuadro 2. Suelo Prof(cm) H2O(%)* 256 .0 1. mientras que el suelo con coloides carga permanente cambia poco.9 8.9 32.52 86.0 67.9 57.5 5.5 13.7 28.9 33. Var 43.2 48.2 48.4 68. Cuadro 2.intercambio de cationes (CIC) determinada con acetato de amonio pH 7 1N a muestras sometidas a diferentes tratamientos de humedecimiento y secado.0 15. Efecto del humedicimiento y secado sobre la CIC de dos suelos (Kanehiro y Sherman.9 85.9 0.0 126.9 64.1 55.89 57.3 62.8 39.5 62.8 5.0 36.4 40.1 Coef. Variable MO (%) CIC CICE CICV pH (agua) pH KCl pH NaF ∆pH n 40 37 39 36 40 11 12 11 Media 21.8 98.9 Eutrandept 0 – 19 8.5 81.0 4. 2: muestra seca al horno durante 7 días.5 -0.2 68.29 96.7 39.0 11.5 11.89 61.7 23.0 68.6 2.3 *: Humedad a capacidad de campo.43 n: número de valores incluidos en el estadisitico.2 72.7 98.39 Máximo 44.40 49.100 13.4 0 19 – 40 40.91 -0.1 36. Algunas características de las cargas de Andisoles de Oriente Antioqueño (Jaramillo.7 42.

00 14.0 en oxalato ácido. Además de los anteriores se encuentran también caolinita. Haloisita.00 12.Cuadro 2.30 19.27 26.51 11.60 8. Colombia. La formación de haloisita es favorecida por una pronunciada estación seca y un ambiente rico en silicio. Efecto del lavado con alcohol en la determinación de la CIC de suelos de la Secuencia El Cedral Caldas. 1985. La haloisita es un mineral dominante en ambientes ricos en Si. La haloisita puede formarse en una reacción 257 . Dixon. 2. procedimiento que igualmente tiene efecto en la determinación como se observa en el cuadro 2. La haloisita es un filosilicato 1:1 con una diversidad de formas.65 18.10 25. (Cardona.50 18.19 8.81 14.25 30.18 18.61 40. 1998).81 15. gibsita.14 Ap Ah1 Ah2 2Ah 3Ah2 4Ah 5Ah 5B 6Ah 7Ah1 7Ah2 8Ah2 8AC Algunas metodologías utilizan alcohol para lavar el exceso del ion reemplazante en la derterminación de la CIC.90 CIC (cmolkg-1) Lavado Sin alcohol 29.00 14. mientras que en sitios pobres de este elemento se encuentran Al-alofana e imogolita.60 12.23.5 a 3. La haloisita es otro mineral muy común en suelos derivados de ceniza volcánica y muestra un amplio grado de desorden (Besoain.53 20. y 2:1:1. Generalmente ocurre en formas tubulares y esferoidales en Andisoles. La haloisita muestra un amplio rango de desorden estructural en la unión de sus capas 1:1. Se ha visto una relación inversa entre el contenido de haloisita y el contenido de alófano rico en Al e imogolita. Algunas haloisitas tiene una relación Al/Si de 2.00 14.96 15.26 22. arcillas 2:1.23.3. (Aluminosilicatos cloritizados).3. En casos raros se ha visto que tiene Fe en coordinación 6 (octaedros) hasta de 13% F2O3.10. Horizonte Con alcohol 15.51 18.16 29.09 19. 1998).

1993). Varios autores han propuesto la siguiente secuencia: Las transformaciones que involucran feldespatos y minerales ferromagnesianos están bien documentadas. La génesis de minerales 2:1. cuando las actividades de Si son altas (Besoain. es un mineral no cristalino con fórmula de composición 5Fe2O3. 2. La ferrihidrita es la fase no cristalina de hierro presente en suelos derivados de ceniza volcánica y su formación ocurre preferentenente cuando se compara con las formas cristalinas en estos suelos. 1985. 2. necesitándose que el alofano pase a solución del suelo con el concomitante enriquecimiento de Si y polimerización de la lámina de silicio. Otras potenciales fuentes de minerales 2:1 incluyen los minerales accesorios incorporados a la ceniza volcánica durante la erupción. se cree que es dominante en los suelos derivados de ceniza. o como un producto de alteración de alofana e imogolita vía solución y resilicatación. un oxihidróxido de Fe.. Ferrihidrita El hierro en suelos derivados de ceniza volcánica está presente como formas no cristalinas de oxihidróxidos y como complejos de Fe-humus. Esta es una forma invertida de sus orientaciones en la haloisita. 1989).9H2O. 2:2 y 2:1:1 en suelos derivados de ceniza volcánica es controversial.3.incongruente de la disolución de los minerales primarios. Su formación se ha visto que ocurre preferiblemente cuando el Fe+2 es oxidado rápidamente o en presencia de constituyentes que impiden la nucleación del cristal y su crecimiento.10.4. Como se indica en un diagrama de predominacia para la esmectita se podría sintetizar en horizontes superficiales de Andisoles ricos en Si (Sposito. alteración de feldespatos. MgO y K2O en vidrios volcánicos no coloreados. Precipitación de esmectitas es posible aún a bajas actividades de Al. Un origen pedogenético de minerales 2:1 puede ocurrir por una reacción de estado sólido relacionado con la movilidad de SiO2.3. Aluminosilicatos laminares. Parfitt y Henmi (1982) reportaron que Al-alofana no puede alterarse directamente a haloisita ya que el tetraedro de Si ocurre dentro de la superficie de la esfera hueca del alofano como grupos aislados de O3SiOH con sus vértices dirigidos hacia afuera de las unidades octaedrales de Al.10. Se ha reportado una forma fibrosa similar a una goetita pobremente cristalinizada. La ferrihidrita. 258 .5. Shoji y otros.

6. Berrío y Zapata (2001) obtuvieron los equilibrios de disolución de los iones silicio. Haloisita.4. en parte. 2. La gibsita se forma en los suelos que han sufrido un proceso intenso de lavado de silicio (Wada. El tiempo de residencia de la materia orgánica en Andisoles es mucho mayor que en Molisoles y en horizontes Bh de Espodosoles. hierro y aluminio y fueron llevados a 259 . Este proceso de estabilización de la materia orgánica juega un papel importante en la formación de epipedones fúlvicos y melánicos. En contraste Fe-humus es muy bajo. 1989). Es termodinámicamente metaestable y con el tiempo cristaliniza a goetita bajo climas templados o fríos húmedos y a hematita en climas calientes y secos. Gibsita.10. mientras que la gibsita puede ser el mineral que se forme cuando la concentración de silicio sea inferior a 10-5. tiene valores entre 220 y 560 cm2g-1. La adsorción de silicatos y materia orgánica impide que la ferrihidrita cristalice a alguna de las dos formas conocidas. Esto sugiere que la acumulación y estabilización de humus en Andisoles.2M (Sposito. En una secuencia de meteorización en el perfil de un suelo Alic Fulvudand. Otro factor que ha mostrado una fuerte supresión en la formación de goetita es una alta actividad de Al (Schwertmann y otros. ya que la ferrihidrita es la forma de Fe más estable en estos suelos. El contenido de ferrihidrita se puede estimar con el Fe extraído con oxalato ácido (Feo).10. 2.24). El Al extraído con pirofosfato (Alp) se aproxima al 3% en Andisoles ricos en humus.3. Con la disolución selectiva se logra obtener un esquema razonablemente satisfactorio de las condiciones de meteorización y evolución del suelo.6M. La ferrihidrita es un compuesto muy reactivo por su alta superficie específica y su superficie hidroxilada. (cuadro 2. La composición iónica de la fase acuosa es un fiel reflejo de la fase sólida y es un recurso a utilizar para analizar la fracción arcilla de los suelos. 1979).Un clima frío y húmedo parece que favorece cinéticamente la formación de ferrihidrita en vez de formas más estables como la goetita y la hematita. imogolita y gibsita pueden coexistir en el suelo en un concentración de silicio de 10-3. Estas condiciones interfieren con los procesos de deshidratación/reprecipitación (cristalinización) necesarios para la transformación de ferrihidrita a hematita o goetita. es debida a la formación de los complejos Al-humus ya que lo hace altamente resistente al ataque microbiano. Secuencia de meteorización. 1987). aún en suelos ricos en humus.

6 2.07 0.6 1. aumentan hasta el horizonte Bwb donde este aumento es notorio y se debe al incremento de materiales amorfos.O % ppm Ap FA 4.60 0. Cuadro 2.5 1. P Horizon.6 2.2 5 Bgb/2C F 5.18 0.94 1.7 3 ND: No Dispersó En los cuadros 2.5 1.25 0.6 2.51.05 CIC 53.1 0.6 2. 2001). Cuadro 2.04 0.04 0.0 Al 3. Fe y Si extraídas con oxalato de amonio (Alo.72 0.52 0.52 2.25.2 49.9 3 Bgb ND 5.04 (%) Feo 0.25 (%) Alp 1.02 0.9 26. Feo y Sio) y pirofosfato de sodio (Alp y Fep ).2 53.94 4.4 3 Ab ND 5.0 0. Los contenidos de aluminio y silicio en oxalato de amonio.1 0.35 3.24. Horizonte Ap Ah Ab Bwb Bgb Bgb/2C 2C (%) Alo 2.19 (%) Sio 0.93 0.4 25.0 0.8 0.06 (%) Fep 0.2 45. ver figura 2.05 CICE 5.9 0.6 2.08 0.3 2.6 2.81 4.9 3 Bwb ND 5.06 0.diagramas de saturación relativa en varios pasos de equilibrio.51 0.17 0. que podría deberse a que los materiales amorfos comienzan a disminuir. 2001).33 0. Así mismo los contenidos de alófono y ferrihidrita para cada uno de los horizontes.4 11.97 0.13 1. En profundidad se observa una disminución de Alo y Sio a partir del horizonte Bgb.7 Ca Mg cmol/kg 2.96 0.26 se presentan las cantidades de Al.16 1.9 2.0 0.05 0.63 0.45 4.6 3 2C Ar-L 5. Análisis químico de las muestras de suelo del perfil completo de un Alic Fulvudand (Berrio y Zapata.48 0.7 3.04 0.9 0.0 38. pues estos horizontes ya tienen características dadas por la discontinuidad litológica.08 1.25 y 2. La cuantificación del material amorfo presente en cada uno de los horizontes se llevó a cabo a través del método del oxalato de amonio y pirofosfato de sodio propuesto por Parffitt y Henmi.4 1.9 2.04 0.9 33.5 3 Ah ND 5. pH M. Si y Fe en un Alic Fulvudand de Antioquia (Berrio y Zapata.37 3.0 0.6 K 0.6 7.27 0.5 0.51 3.26 0. Alo y Sio respectivamente.66 0.5 1.7 260 .8 7. Resultados de la disolución selectiva en oxalato y pirofosfato de Al. (1982). Text.

61 3.46 0. El procedimiento fue el siguiente: 261 . El suelo enterrado. Relación entre las formas activas de Al. 2001).83 1.37 Alp/Alo Alof+imo 0.1 0. En este caso las condiciones de humedad coinciden con el suelo actual. pues a medida que aumenta la profundidad hay menor contenido de materia orgánica.16 19.23.82 0.50 Fehid.64 0.7 0.001N para calcular la especiación del Fe. Este tipo de prueba se hace comparando el PAI con los valores teóricos de las constantes de equilibrio de los diferentes minerales que pueden estar presentes en el suelo (Sposito. El producto de actividad iónica (PAI).31 El contenido de Al-humus en el suelo actual es mayor en el suelo enterrado. y luego disminuyen notablemente los contenidos.60 0. Horizonte Ap Ah Ab Bwb Bgb Bgb/2C 2C Al/Si 2. como era de esperarse.08 11. Cuadro 2.01 0. Cada una de las muestras fue sometida a disolución selectiva en HCl 0. Razón que podría explicar porque tiene menos contenido de alofona. 1989).20 0.43 0.48 4.60 1. todos ellos muestran un ligero incremento al pasar del horizonte Ap al horizonte Ah.88 0.53 1.49 8.43 Fep/Feo 0. que representan a los contenidos de ferrhidrita.30 1.47 0.10 0. Parfitt (1990) reporta que se necesitan condiciones údicas para formar alófanos con relación Al/Si de 2.26.15 0.4 0.Los contenidos de Feo. 1.29 0. Si y Fe y contenidos de amorfos (%) en un Alic Fulvudand de Antioquia (Berrio y Zapata.71 4.36 0. presentándose en el primero un mayor efecto antialofánico. Alp y Fep.82 0. con un menor contendido de materia orgánica y una relación Al/Si de 1.48 8.07 1.22 4.86 3. respectivamente. puede ser usado para determinar que especie está controlando la composición de esta. Al y Si y a partir de ésta construir diagramas de Log PAI vs fracción consecutiva extraída. Al-humus y Fe-humos.82 4. Para estudiar la formación de minerales secundarios del suelo se tomaron muestras de los horizontes del suelo presentados en el cuadro 2.91 0.14 20.20 Alo+Feo 2. presentan características similares.90 0.80 0. calculado a partir de la especiación de la solución que equilibra al suelo. hace pensar que las condiciones de humedad del paleoclima eran más secas que las actuales.95 1.

El sobrenadante es llamado fracción 1 y en él se determinó aluminio por el método de polarografía.001 N. hierro por el método de absorción atómica y silicio por el método colorimétrico del molibdosilicato. Fe+3 y Si+4 se diseñó un programa de computador que ejecuta un cálculo de especiación para el cual hace uso de las concentraciones analíticas totales de [AlT]. El cálculo del PAI de las reacciones y los valores de la constante de equilibrio para los minerales secundarios formados en los Andisoles son: Imogolita Log PAI = 2 Log (Al+3) + Log (H4SiO4) + 6pH Haloisita Log PAI = 2 Log (Al+3) + 2 Log (H4SiO4) + 6 pH Gibsita Log PAI = Log (Al+3) + 3 pH LogK = 8.04 LogK = 8. Para encontrar las actividades de los iones Al+3. se agita y se centrifuga de la misma manera que en la primera adición y se obtiene la fracción 2.97 LogK = 12.A 20 g de cada suelo se le adicionaron 100 mL de solución de HCl 0.03 262 . [FeT] y [SiT]. se agitó durante 30 minutos a una velocidad de 95 rpm y se centrifugó por 10 minutos a una velocidad de 2500 rpm. Se repite el mismo procedimiento hasta obtener la fracción 9. del pH y de la conductividad eléctrica de cada fracción y de las constantes de formación de cada complejo Ki. Al suelo que queda precipitado se le adiciona nuevamente 100 mL de solución de HCl 0.001 N. además se determinó el pH y la conductividad eléctrica.

51.001 N en el horizonte Ap. esta tendencia no se observó. Otra posibilidad es que se trate de un mineral alofánico rico en Al. mientras que para la gibsita los valores calculados de los log PAI parecen coincidir ligeramente con los reportados en la literatura. Los valores de PAI y de K para cada mineral se graficaron en función del número de la extracción. lo que permite pensar que existe una imogolita mucho más estable que la que se reporta en la literatura.Figura 2. Esta coincidencia se hace mas estrecha a medida que las fracciones de extracción aumentan y continúa hasta la última fracción. En algunos horizontes se vio una tendencia que los valores de Log PAI coincidieran con los valores de K de minerales seleccionados. utilizando el modelo de la imogolita fueron siempre menores que las del K teórico. En el horizonte Ap los valores de Log PAI calculados en cada una de las fracciones extraídas. quien controla la actividad del Al y del Si. pero que no se ajusta a la relación molecular de la imogolita. La presencia de gibsita podría confirmar el hecho de que se tiene un ambiente de baja actividad de 263 . los valores de Log PAI eran constantes para las distintas fracciones y se ubicaban por debajo de la línea que representa a cada mineral. pudiéndose pensar que este mineral esta presente en este horizonte. Valores de log PAI para cada una de las fracciones extraídas con HCl 0.51. Se observa la misma situación para la haloisita. En cambio en otros horizontes. Ejemplo de los valores de Log PAI para cada fracción extraída en el horizonte Ap se presenta en la figura 2.

1993) lo que evidencia la presencia de imogolita con una relación Al/Si de 1. confirmando la presencia de haloisita y gibsita en este horizonte. Esto se puede explicar dado que este horizonte es el material litológico sobre el que se depositó la ceniza volcánica. la Holoisita y la Gibsita pueden coexistir en los suelos. La presencia de gibsita no fue notoria en el horizonte. gibsita y haloisita. la relación Al/Si es de 0. Para los otros dos minerales los valores de LogPAI calculados en la mayoría de las fracciones se acercó bastante a los valores teóricos. La coincidencia entre valores de log PAI calculados para la mayoría de las fracciones con la haloisita parece ser una evidencia clara de la presencia de esta mineral en el horizonte Bgb. Wada (1989) y Farmer y otros (1978) indican que la imogolita. mostrando claramente que no están presentes. La holoisita ocurre en ambientes ricos en Si (Shoji y otros. ya que en este horizonte se encontró una cantidad de alofona de 8. situación que termodinámicamente es posible (Chunming Su y Hasarh. permitiendo pensar que en este horizonte existe una mezcla de imogolita. lo que confirma la formación de un alofano rica en Al. En el horizonte 2C los valores de log PAI calculados para cada una de las fracciones y en cada uno de los minerales fue siempre mucho menor que el valor de log K teórico. En el horizonte Ab se presenta la mayor coincidencia entre los log PAI calculados en cada una de las fracciones y para cada mineral. En el horizonte Ah existe una situación contrastante con el horizonte Ap.90% con una relación Al/Si de 2. pero que la imogolita es metaestable con relación a las otras dos a largo plazo. los valores de log PAI para la Imogolita en cada una de las fracciones no coincide con los valores reportados por la literatura. La presencia de los tres minerales característicos de los suelos derivados de ceniza volcánica en los horizontes Ab y Bwg hace suponer que la secuencia de meteorización es la siguiente: Si-Alofana Ceniza volcánica → → Haloisita + Gibsita Imogolita En el horizonte Ap la secuencia de meteorización sería: 264 . Wada. Situación que podrái hacer pensar en alofona rico en Si. 1994.Si. 1989). La similitud entre los valores de log PAI para la Imogolita con los valores de K teóricos en las fracciones 4 al 6.01. Sucede lo mismo que en el horizonte Ap.83.43.

1985). 3447 cm-1 y 3450 cm-1 originada por vibraciones de extensión de los grupos OH-. precipitándose. Bwb. 1985). ya que la actividad del Al es controlada por el humus.51. sean estos estructurales o del agua adsorbida (Besoain. 1637 cm-1. En el cuadro 2.1010 cm-1. todos ellos presentan una absorción alrededor de 800 cm-1. Ab y Bwb dan un espectro semejante al de los horizontes Ap. Bg. Bg/2C y 2C solo que la banda de absorción entre 8001300 cm-1 se desplaza más hacia la región de 990 . con máximos en 1034 cm-1 . 1966). Todas estas bandas están ubicadas a la misma longitud de onda que las bandas de los alofanos ricos en silice. Los horizontes Ap. 1636 cm-1 y 1628 cm-1 debida a la deformación angular de la molécula de agua adsorbida y finalmente una banda ancha y fuerte entre 2800-3800 cm-1 con máximos en 3450 cm-1. Proceso conocido como efecto antialofanico (Shoji y otros. La formación de silice está asociado a la formación de Al-humus. características de las arcillas 2:1 mezcladas con alofano (Masui y otros. 1032 cm-1 .26 resume las bandas más características de los diferentes minerales encontrados. Bgb. 1030 cm-1 y 1030 cm-1 respectivamente. Bg/2C y 2C presentan tres bandas características.1750 con máximos 1636 cm-1. ocasionada también por las vibraciones de extensión Al(Si)O y parcialmente a vibraciones de deformación de los grupos Si-OH y Al-OH. ya que fue el sitio donde hubo una absoluta coincidencia de los valores teóricos y calculados de K y de PAI. debida principalmente a vibraciones de extensión (Stretching) de los enlaces Si-O y Al-O y parcialmente a vibraciones de deformación de los grupos Si-OH y Al-OH. el silicio satura la solución. la primera es una banda ancha en la región de 600-1300 cm-1. encontrando los máximos en 980 cm-1. Cada uno de los horizontes muestra un espectro infrarrojo de bandas anchas y bien definidas. Bg. Algunos de los espectros infrarrojos de las muestras de los horizontes Ab. 973 cm-1 y 976 cm-1 respectivamente. Los horizontes Ah. que está presente la imogolita. una segunda absorción entre 1450. característica de la silice no cristalina (Besoain. Bg/2C y 2C poseen otras tres bandas alrededor de 1090 cm-1. además los espectros de los horizontes Bg. con la seguridad que puede dar la termodinámica. 1025 cm-1 y 910 cm-1 .Ceniza volcánica → Al-Alofano → Haloisita + Gibsita En el horizonte Ab se puede decir. 1627 cm-1 y 1644 cm-1 es atribuida a la deformación angular de la molécula de agua adsorbida y 265 . Bgb/2C y 2C se muestran en la figura 2. Se presenta otra absorción entre 1400-1800 cm-1 con máximos en 1626 cm-1. 3448 cm-1. 1993).

Resumen de las principales bandas infrarrojo de algunos minerales para cada horizonte en cm-1. Los horizontes Ah. 3448 1030. 1982). 3428 Imogolita Al. 1637.27. a excepción de lo horizontes Bg/2C y 2C. Suelo Alic Fulvudand de Antioquia (Berrio y Zapata. 690 1457 797 793 795 1101. 913. excepto en el horizonte Bwb. 912 Todos los espectros infrarrojo. 1437 3487. que sugieren la presencia de complejos Al/Fe-humus (Parfitt y Henmi. 3487 cm-1 y 3470 cm-1 debida a las vibraciones de extensión de los grupos OH. 1108. 914. 1032. como era de esperarse.Fehumus 1385 Silice 797 797 797 Minerales2:1 Bwb Bgb Bgb/2C 2C 1032. 1636. 1634 976. 1626. 1404 1636. La presencia de minerales arcillosos 2:1 se evidenciaron en los horizontes que tienen relación con la discontinuidad litológica (2C. 1989). se detectó la presencia de silice no cristalina en todos los horizontes. 2001).3469. muestran una absorción cerca de 1400-1650 cm-1. 266 . 1030. 690. Ab y Bwb tienen una banda de absorción entre 980 y 1010 cm-1 característica de la imogolita.finalmente la banda ancha e intensa entre entre 2600 . Ab y Bwb presentan una banda ancha entre 930-970 cm-1 atribuida al enlace Fe-O-Si indicando la presencia de ferrihidrita (Wada. Además.3800 cm-1. Horizonte Ap Ah Ab alofano 1034. 1399 1636. 570 973. 3447 1030. 1030. con máximo en 3469 cm-1. 1627. Se encontró que los horizontes Ah. saprolito de anfibolita). 1101.3442 980. Cuadro 2.

alta retención de fosfatos. pero su color es café oscuro ya que su humus es rico en ácido fúlvico y ácidos húmicos Tipo P. los grandes grupos melánico y fúlvico son considerados en los subórdenes de Andisoles. notable friabilidad. También ejercen una gran influencia en la productividad de Andisoles. La notable acumulación de C y N en Andisoles se observa cuando se comparan los contenidos totales de estos elementos con otros suelos 267 . Así.52. 2001 Constituyentes orgánicos Los Andisoles en la mayor parte del mundo muestran la más alta acumulación de carbono entre los suelos minerales. 1987).Figura 2. Andisoles fúlvicos tienen también una gran cantidad de humus. así como sus caracterisiticas diagnósticas. El humus y los minerales no cristalinos contribuyen en gran medida a definir las propiedades físicas y químicas características de los Andisoles tales como carga variable. baja densidad aparente. formación de agregados estables. a través de su papel en la suplencia de nutrimentos. Sin embargo no todos los Andisoles ricos en humus tienen un horizonte muy oscuro con Value y Chroma de 2 a menores en húmedo debido al humus clasificado por Kumada (1987) como Tipo A. Espectros de absorción infrarroja de muestras de suelos de los horizontes de un Alic Fulvudand de Antioquia (Berrio y Zapata. retención de agua para las plantas y desarrollo de un ambiente favorable al enraizamiento. el cual tiene un grado menor de humificación (Kumada.

Se indicó que la materia orgánica del suelo juega un papel antialofánico al formar complejos Al. según el orden creciente de menor a mayor evolución de los ácidos húmicos (Rp < P < B < A) porpuesto por Kumada 268 . 1987). densidad aparente. Los Andisoles con vegetación de gramíneas muestran una predominancia de ácidos húmicos tipo A seguidos por ácidos húmicos tipo P y B (Kumada.minerales. 1993. De hecho. tales como. El valor de la relación C/N es mas alto que en otros suelos minerales (Shoji y otros. Muchas propiedades físicas de los Andisoles. Colombia. Lopez (1996) caracterizó las sustancias húmicos del horizonta A de un Alic Fulvudand de Antioquia.70 indica una dominancia de ácidos húmicos tipo A razón por la cual ha sido empleado como criterio para el epipedón melánico. Se ha encontrado que el contenido de C está directamente relacionado con la relación Alp/Alo en Andisoles con contenidos de carbono orgánico mayores de 6%. Esto sugiere que los suelos no alofánicos acumulan más materia orgánica que los suelos alofánicos. Un índice melánico menor de 1. límites líquido y plástico son fuertemente afectados por el carbono orgánico. 1992). Malagón. la mayoría de los cultivos comerciales sembrado en Andisoles responden a la aplicación de materia orgánica y fertilizantes nitrogenados (Guerrero. bajo cuatro coberturas vegetales y del perfil completo de éste. En Japón y Nueva Zelanda se ha encontrado que la vegetación de gramíneas contribuye a la formación de ácidos húmicos tipo A. 1998). Sin embargo tal distribución de composición de humus no es siempre el caso de Andisoles de otros países diferentes al Japón. Los ácidos húmicos del suelo Alic Fulvudand se encuentran en estado incipiente de evolución. Existe una marcada evidencia de que el color negro de los Andisoles es atribuible a la existencia de ácidos húmicos altamente humificados o ácidos húmicos tipo A (Kumada. Esto sugiere que el N orgánico es más fuertemente retenido por los Andisoles. mientras que la vegetación forestal promueve la formación de ácidos húmicos tipo P. En Colombia.humus bajo condiciones de régimen de humedad Údico. 1983).28. Los tipos de ácidos húmicos encontrados se presentan en en el cuadro 2. Se ha encontrado que un mayor contenido de ácidos fúlvicos está asociado a ácidos húmicos tipo P. La relación Alp/Alo puede ser utilizada aproximadamente para separar Andisoles no Alofánicos de Andisoles Alofánicos cuando la relación Alp/Alo ≥ 0.5. esta relación es soportada por la relación Alp/Alo y el contenido de C de los horizontes húmicos de los Andisoles.

475 0.408 0.(1983).473 0.11 104. 1996) Cobertura Papa Papa Kikuyo Kikuyo Pasto natural Rastrojo Hzte.579 RF(*) 7.06 66. Una relación de 6 es muy baja en comparación con el contenido de grupos carboxílicos de los ácidos húmicos. O Ap Ah Ab Bwb λ 400 λ 600 ∆ Log K(*) 0.741 0.516 0.551 0. Húmico(*) Po-L Po-L Po-L Po-L Po-L Rp(1) 0.38 7.0) de Andisoles con régimen de humedad del suelo Údico. si todo el Alp existe en una forma 269 .751 Suelo 0.95 r2=0.587 0. como es lógico.531 0.029 0.72 7.113 0. 1987).131 0.618 0.397 0. Este proceso ocurre intensamente en horizontes humicos ácidos (pH (H2O) < 5.84**). Se ha visto que la relación molar de Alp y carbono orgánico esta cercana a 6. fue primeramente observado en Andisoles jóvenes del Japón (Shozi y Masui.099 0. Complejos de Al-humus son formados en un proceso antialofano.114 0. El horizonte B enterrado fue el que tenía los ácidos húmicos mas evolucionados.28.51 Po-L Po-L Po-L Po-L A (*): Según la metodología Nagoya (Kumada.559 0. El tipo de ácido húmico encontrado en el suelo está de acuerdo con la clasificación taxonómica dada al suelo. En cuanto a las coberturas.459 0.112 0.82 0. Existe una alta correlación entre Alp y el contenido de C orgánico de horizontes A de Andisoles.74 44.536 0.130 0.337 0. el suelo bajo rastrojo fue el que presentó un ácido húmico más evolucionado. La formación preferente de Al-humus.098 8. más que arcillas alofánicas. Los complejos de Fe yAl-humus están presentes en altas cantidades en horizontes húmicos de Andisoles. 1972).11 8.460 0.140 0.615 0.06 3.546 0.411 0.96 % Alp + 0. El C orgánico alcanza un valor de 6% cuando Alp es aproximadamente 0.121 0.95 8.08 7.145 0. Característica espectroscópicas y tipos de ácidos húmicos en Alic Fulvudand del Oriente Antioqueño bajo cuatro coberturas vegetales y un perfil completo (López.545 0.85 por ciento (%C = 5. Cuadro 2.073 Tipo de Acido.

683 -0.827 -0. 1993). Cuadro 2.693 0. La materia orgánica tiene una correlación negativa con Alo.139 0.656 0.223 -0. situación que confirma como algunos de estos parámetros son utilizados para definir el carácter ándico de los suelos.885 0.784 0.776 0. En la cuadro 2.767 0.695 0.es una base fuerte capaz de desplazar OH. la relación de 6 es posible si el Al complejado con humus está parcialmente polimerizado y contiene una baja carga (Shoji y otros.806 0.820 -0.579 Fep 0.557 -0. El Feo como era de esperarse no se relaciona con ella.634 0.02 0. 1997.331 Formas activas Sio Feo 0.588 0.244 -0. 270 .040 0.431 -0.959 0.monomérica. Fe y Si y algunas características químicas de Andisoles colombianos.954 Alp 0. La retención de fosfatos. Coeficientes de correlación entre formas activas de Fe y Al de suelos Hapludand y Melanudand de Antioquia y Caldas y algunas características químicas (Valores calculados con datos de Henao y Delvaux.518 Cp 0.595 0. Igualmente se observa relación positiva entre el Al complejado con humus (Alp) y el contenido de materia orgánica.de las aristas de los compuestos no cristalinos y de complejos humicos de Fe y Al.717 -0.687 0. El F.5kPa) pH (H2O) pH (NaF) Alo 0. En contraste. Es por esto que el pH (NaF) no puede ser utilizado adecuadamente para separar Andisoles no alofánicos de Andisoles Alofánicos.198 -0. ya que se precipita como ferrihidrita (Feo). indicativo del efecto antialofánico ya presentado anteriomente.387 Valores de correlaciones mayores de 0.4227 son significtivos al 5%.766 0. Carac R. 1993).5 kPa y el contenido de arcilla se correlación positivamente con Alo y Sio. Arango y González. Organ.29.938 -0. 1966).29 se presentan coeficientes de correlación entre las formas activas de Al. Arcilla W(1. Fosfat Alofano M. por lo cual se alcaliniza el medio donde sucede la reacción (Fieldes y Perrot.559 0. la humedad a 1.055 -0.164 -0.

Universidad Nacional de Colombia. Amer.Bibliografía. Su y J.. Soc. Geochimica and Cosmochimica Acta. Loaiza. Concept of the argillic horizon and problems in its identification.W. P.. 2002. Carbonate sediments and their diagenesis. 25: 265-326. J. y J. Bloomfield. 1963. 1975. E. Neth. Bal. Universidad de Antioquia. Tesis químico.. C.B. . Zapata. Proto-imogolite and the process of podzol formation: a critical note. Buurman. V. Bouma. 57 (2): 472-475. 1983. y H. W. 23: 18-35. Harsh. R. Amsterdam. and proposal for its fabric analysis. CORANTIOQUIA.C. 96:239-248.P. 1984. Propiedades fisicoquímicas de la interfase coloidesolución en dos suelos con características andicas. Comportamiento y Estructuras del Relieve y de los suelos en el Altiplano de Santa Rosa de Osos (Antioquia).H. Soil Sci. R. S. Alexander. K. Beinroth and S. J. Farmer. 447–452. 1993. Arango. Chunming. Panichapong. 1971. J. González. Sede Medellín. 1979. 1984. Arnold. Eds. . Thailand.G. 1993: Andic soil properties of Spodosols in nonvolcanic materials of southeast Alaska. Shoji. 35. 35. West. r. Bangkok. 620 pp. R. Part II: 21-33. Soil Sci. Calculation of carbonate and water movement in soil from climatic data. L. Genesis and management of acid sulfate soils. 1994. 271 . 1973. Elsevier. Soil Sci. Medellín. G.. 1. González. 58: 1667-1677. 453–458. J. Carbonate in soil: A theoretical consideration on. Adv. Sci. P.Soil Sci.C. Distribution of allophane and organic matter in podzol B horizons: reply to Buurman and Van Reeuwijk. 105p. L. J. 1996.. Van Reeuwijk. calcic and fibrous plasma fabric. En: Proceedings Second International Soil Classification Workshop. Gibbs Free Energies of Formation at 298 K for Imogolite and Gibbsite from Solubility measurements. Land Development Department. Soil Survey Division. In Agronomy. J. G. R.. Arias A. Coulter. Cardona. Arkley. Agric. B. Informe ICNE. Barthurst. H. Crystic.: F. Arias.

DixonJ.W. Hydrology and soil genesis of soils with aquic moisture regimes. Soil Sci. (ed) Pedogenesis and soil taxonomy. México. Minerals in soil environments. 6: 8-15. Soil Bureau Scientific Report 80. Calcium in the soil: I. 1973. N. Buol. 1983. Trillas. L. Ed. Limusa. J. 1981. R. Luxmoore. 1987. Ed. C. Book Series: 730-779. Química de suelos.. 1993. Madison. Soc. Elsevier. Adv. 1941. En (Ed). R. Soil Sci. Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. 111-124 pp. 370 p. L. R. Bertsch. Weed. Wilcos. J. 1993. Chlorites and hydroxy-Interlayered vermiculite an smectite. y Hall G. B H. 1965. 1985. Smeck.. Proc. San José. y Bilton. Soils and Geomorpholgy. y B. 151-208. Am. An index of the tendency of CaCO3 to precipitate from irrigation waters. E.A. Ciolkosz y R. (Jerus. N. Proc. B. L. Clay Conf. Soc.J Mc Cracken. Soil color.) 1:167-173. 1993.. R. Bighan. Z. S. a hydromorphic soil formation process. Methods for chemical analysis of soils. L.D. B. Soil Sci.. 29: 93-94. P. Bohn. A. B y S. 1989. Hole y R. Birkeland. 3: 199 – 206. L. Berrio. R. K. Bower. O’Connor. 1997: Secuencia de meteorización química en un Andisol del Oriente Antioqueño. Capítulo 6: Procesos edafológicos. McNeal y G. Génesis y clasificación de suelos. Redox chemistry in soils. 253-281p. P. 1970. Soc. Am. Ingeniero Químico. Costa Rica. J. New York. Proc. Soil Sci. Agron. Mineralogía de arcillas de suelos.. 159pp. Oxford University Press. C. Geoderma. O. F. I. Int. James. E. Daly. W. M. México. Bloomfield y Coulter. Trabajo de Grado. of Am. 1984. Universidad de Antioquia. Bradfield. J. Am. Birnkman. 1966. Blackenmore. 1967.Barshad. F. E. Besoain. En Wilding. The effect of variation in precipitation on the nature of clay mineral formation in soils fron acid and basic igneous rock. Searle y B. Physicochemical relations. Barnhisel. J. New Zealand. J y P. Soc. Ferrolysis. y L.115p. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura. Baril. 50. P. Bartlett.V. New York. 272 . 103p. Bouma.

1667-1677. F. Chadwick. Soil Sci. 27(2): 207-223. Agriculture Canada Publ. 1989.C.. 1989. Pedogenic Processes. Effect of soil water content variation on the least limiting water range. M. Soc.) M. genesis and significance of a man-made iron pan podzol near Castletownbere. European Journal of Soil Science 47:279-284. En Minerals in soils environments. E. y B. Soil Sci. A. J. Vogt. Chao y Zhou. 1987. The structure of soil crumbs. Da Silva. S. Soil Sci. Dixon. (Ed. Barcelona. B. 1967. En (Ed. 1991: The influence of soil chemistry on fine root aluminum concentrations and root dynamics in a subalpine Spodosol. Grahan. 58 (1994). Dixon. Soc. Kaolin and serpertine group minerals. W. J. Agronomia Tropical. Am. The properties. B.Canadian Expert Committee on Soil Survey. USA. Canadian Government Publication Center. E. H. 2000. Manual de Edafología. Sumner. 61:994-988. Chesworth. A. B. 1244p. A y R. Dan. T. Ugolini. Su and J. 10: 235 273 . Duchaufour. 22(3): 137-142. D. Canada. J. Plant & Soil 133 (1): 117-129. 1976. Weed. Comerma. El Baradi. Coninck y G.B. pp. C.M. p. 1997. Am. 1950. 1996. J. Madison. F. J. Kay. Ireland. Significance of carbonates in irrigation water. Masson. Trop. J. A. Soil Sci. Abstr. Conry. Características de algunos suelos con y sin horizonte argílico en las mesas orientales de Venezuela.. F. A. Geochimica and Cosmochimica Acta. A. J. 1959. 69: 123-133. Emerson. Suppl. Harsh. Stop. Ottawa. 1987. K. Chunming. Hand Book of Soil Science. CRS Press. Soc. 1646. J. 1982.. The Canadian system of soil classification. Dahlgren. Boca Raton. y D. Eaton. J. Yaalon.) Dixon y Weed Soil Sci. Automorphic saline soils in Israel: Catena. y S.. 1994. O. Washington State. Childs y otros. 1983. 1988. y Chirinos A. Acid sulphate soils in the tropics. 467-519. 1:103-115. 2000. R. Minerals in soils environments. P. Madison. Gibbs Free Energies of Formation at 298 K for Imogolite and Gibbsite from Solubility measurements. E41-E72. Am.

C. 1966. Soil Sci.. 1985: Color as a criterion for the recognition of podzolic B horizons. y N. B. Fundamentals of Soil Physics. M. Journal of Science 9: 623 – 629.L. 60 (3): 527-539. D.. S. P. F. Chizhikova. Inc.D. 31. 1965. and Schnitzer. Evans. J. Fertilización en cultivos de clima frio. Guerrero. Perrott. G. 361.. (1986) Interactions of Soil Minerals with Natural Organic and Microbes. Cameron. V. WI. Boletín Ciencias de la Tierra (11): 81-104. Adv. J. Florez. y K. W. V.L.. M. 1987.C. Farmer. M. 44(1): 40-53. Karayeva. 673–684. L. 1974. y Delvoux.. Chemical and colloidal stability of sols in the Al2O3 –Fe2O3 – Si2O –H2O system: their role in podzolization. The nature o allophanes in soils.P. 274 .ihss.H.edu.. 18:107-169. M. 1997. Soc. Fraser. Flórez. Henao. J Sedim Petrol.R. Can.gatech. J. Rapid field and laboratory test por allophane. Part 3. Hillel. N. 1980. 1984. Fisher y Schmincke.. M. Monómeros Colombo Venezolanos. Imogolite and protoimogolite allophane in spodic horizons: evidence for a mobile aluminium silicate complex in Podzol formation. Berrow. SSSA special pub.J. Colombia. M. Academic Press. Madison. Tesis Fridland.M. The natural history of crystalline calcium carbonate: Effect of magnesium content and salinity. Parra. 8 (3): 306-309. 33. N. V. T. Fieldes. T. Soil Sci.. Caraceterísticas texturales en los componentes de las tefras del Norte de la Cordillera Central. 1982. Am. R. Z. A. M. Harris. Can. Russel. Farmer.Evans. 737–742. Soil Sci. 1980. y O. Huang. 606 pp.. 1992.M. Soviet Soil Sci. International Humic Substance Society. J. www. L. Barranquilla. 65: 363-370.. R. R. Londres. Agron. 1976: Formation of podzolic soils on old weathering crusts. Folk. Dynamics of aggregation. 2004. Florez.. 1980: Podzol development north of Lake Huron in relation to geology and vegetation. J. Chesteres. 17. N. Soil Sci. T.J. Z. Allen.401p. 1998. Soil Sci.

275 . 1999. A review. A229-A276. Écol. Chemistry of the soil organic matter. Lundsröm U.. 1995. Geoderma 94. R. CRC. y V. R. 1-25.A. W. Sherman. L. 1998. En J. Kanehiro. 1990. 20:341-356. La materia orgánica del suelo. Chemical equilibria in soils.Hodges. Kittrick. Jaramillo. p. 1991. 1999. García-Álvarez. W. McGraw-Hill. J. su naturaleza. Suelos. Soil and Crop Sci. Mineral equilibria and the soil system. Elsevier. Japon. Biol. 91-107. y G. 1980. New York. of Florida. Facultad de Ciencias Universidad Nacional de Colombia. Soc. M. Genesis of acid sulphate soil. J. Hankobook of soils science. B. y A. 2000. 1991.F. D. Carlisle. K.) Minerals En soil environments. Ibáñez. Effect of dehydration-rehydration on cation exchange capacity of Hawaiian soils.. Manual Jaramillo. Tokio. D. N. D. M. Jiménez. 35p. Dixon and S. D. 1982. Medellín.B. Kodama y Ross. Soil Science Society of America. J. y D. Soils organic matter. WI. Sol. Weed (ed. 2000. Kononova. Sumner (Ed). Soil Sci. En M. S. y Bain. Lapen. D. Univrdidad Nacional. its role in soil formation and in soil fertility. 1956. van breemen. Proc. Kay. 1987. Kumada. S. D. 1966. 39:62-68. Arias.A. A. C. The podzolization process. 28: 237-254. Instituo Geográfico Agustín Codazzi (IGAC). (1941). estructuras disipativas y teoría de catástrofes. Medellín.B. M. Ed. Y. propiedades y métodos de investigación.. R. Am. Rev. Amer. Barcelona. 1979. Its nature. Soil structure. Jenny. Lindsay. New York. Wang. 1977. Angers. John Wiley and Sons. A system of quantitative pedology. II. 63:941-947. Soc. Pergamon Press. E. Sistemología y termodinámica en edafogénesis. Boca Ratón. Soil Sci. J. Factors of soil formation. Kononova. M. Zapata y A. S. Oikos-Tau. Soc. H. Oxford. y C. Madison. Andisoles del Oriente Antioqueño : Caracterización química y fertilidad. Informe Grupo de Andisoles.. 281 p. Characterization of placic horizons in two subalpine forest Inceptisols.

R. Chesworth. Subd.. 1990. M. D. Malagón. Shoji y N.E. 1 Bogotá. 632 p. New York. Acid sulphate soils of the tropics. F. Acid soil processes in the Okilak Valley. H. Madison. 1987: The solution chemistry of podzolic soils from the eastern Canadian shield: a thermodynamic interpretation of the mineral phases controlling soluble Al+3 and H4SiO4. weathering and paleosols.. 1983. Weathering sequence of soil from volcanic ash involving allophane and halloysite. Chamorro. W.. Tohoku. I. Marrette. Masui. En P. Can. Andreux. 1973.M.. and J. distribución y uso. 118p. D. 228 pp.L. 1994. Soil Sci. 48: 243-253. B. Lopez. 1995: Suelos de Colombia: Origen. 406p Martini. L. Agr. B. Ph. Aust. Chesworth. y W. L. I. Elsevier. K. C. 29:41-57. Soil Sci. New York. Artic Alaska. Mckeague. Cheshire. Evans. M. Bogotá. J. Organo-mineral complexes in relation to pedogensis. 1968. Springer-Verlag. BerthelEn. Vol.J. Llinás y C. R. clasificación. 1994. W. J. 3 No. 549-592.P.A. F. Russell y G. Moorman. P. E. Agrol. En: Revista Investigaciones.) Interactions of soil minerals with natural organics and microbes. Parfitt. Schnitzer (ed. McBride. Iron-manganese and other pans in some soil of Newfoundland. Sedimentary Carbonate Minerals. 1988. M. J.. Environmental chemistry of soils. Allophane in New Zealand. Damman y P. J . 1996. J. Oxford University Press. Oxford Univrsity Press. 17: 17-36. WA. Humus. McKeague. Soil Sci.Lippmann. F. Environmental chemistry of soils. J. 1986. Res. A. A-Review. p. Orbbell. Malagón. Parfitt. Soil Res. V. D. S. evolución. 276 . R. 1992. 95:271-275. IGAC. Geoderma. Dissertation. M. Soil Science Society of America. Berlin. Manley. Clay minerals properties of volcanic ash soils in the northeastern part of Japan. Seatle. 1963. Soils. WI. A. R. Pulido. 28:343-60. University of Washington. Huang and M. 38: 39-51. McBride. J. IGAC. J.. 1966. Uchiyama. New York.. 1992: Génesis y taxonomía de los Andisoles Colombianos. M. Jeringa.

Calidad y uso del agua para riego.L Y C. Iron oxide hydroxide system. UCV-FAGRO. 1974. 28 : 183-190. T. Handbook of Soil Science. Kimble. CRC. Barquisimeto. 28: 183-190. Parfitt. y J. Parfitt. J. 1973. 2000. Bogotá.L. Colombiana de la Ciencia del Suelo. Tiaco. Soil genesis under dewatering regimes during 1000 years of polder development. 116:228-235. Redox equilibria in flooded soils. Memoria V Seminario Latinoamericano de irrigación y III Jornadas Venezolanas de Riego. Suelos Ecuatoriales. E. Y T. R. Loy. Henmi. Soil biology and biochemistry. Sistema racional para la evalución de calidad de agua para riego. Ven.L. R. y T. M. The chemistry of submerged soils. Chem. Soil Sci. Comparison of an oxalate-extraction method and an infrared spectroscopic method for determing allophane in soils clays. Rusell y G. y F. 1977. Pla. Ponnamperuma. E. 1968. Pla.. R. Plant. Hard and soft acid and bases. X Nº 2:26-50pp. Pearson. 29: 41-57. Aust. F. J. Pla. Agron. L. 1982. Oorbell. Childs. H. Parfitt. 1969. Paul. Pons.E. M. 1979. Soc. N. I. and analysis of contrasting soils using dissolution and Moessbauer methods. 3533. y E. A. Maracay.M. 1989. Vol. 85. Weathering sequence of soil from volcanic ash involving allophane and halloysite. En M. 24:29-96. Ponnamperuma. R. 1982. Sumner (Ed). Soil Res. Adv. A. Nutr. y W. Nutr. I. Amer. 53: 971-977. F. Henmi. I. Comparison of an oxalate-extraction method and an infrared spectroscopic method for determing allophane in soils clays. 85-103pp. Calidad de las aguas de riego y requerimientos de drenaje. I. R. 55pp. Suplemento Técnico Nº 12. Soc. Conditions for formation of allophane in soils. 112 p. Metodología para caracterización física con fines de diagnóstico de problemas de manejo y conservación de suelos en condiciones tropicales.Parfitt. Plant. Estimation of forms of Fe and Al : Areview.L. Soil Sci.. Soc. Soil Sci. 1963. G. Soil Sci. Soil Sci. Geoderma. 103:374-382. 26 : 121-144.. Am.L. 1983. 1972. Pla. FUDECO. Boletín Informativo. Parfitt. 277 . Press. van der Molen.. 1988. J. Caracas. C1-C44pp. R. Boca Raton. W. Dappo. J. N. I.

C. C. y R.178. Ross y otros. Smeck. Part II. S. 27:105-112p. R. B. Soil Sci. Proc. W. The influence of aluminum on iron oxide. A. J. Hall (Editors). Ito. T. Wilding.. 93 p. y T. U. Outline of a generalized theory of soil genesis. Amsterdanm. Stevenson. Elsevier. 1959. y G. 278 . WI. 23:152-156. N. U. Genesis. 1989. Shozi y Masui. R. Smeck and G. 1955. Miano y G. Soil Sci.. N. J. 1979.K. Volcanic ash soils. Piccolo (Ed. 150 (5): 799-815. En J. Dahlgren. Soc. Mackintosh. In: Pedogenesis and Soil Taxonomy. Humus Chemistry. 145-176p.. Madison. Amsterdam (Holanda). 6:163 -. Schwertmann. Fitzpatrick. Miano. Holanda Simonson. 1985. N. Schwertmann.1983. Universidad Central de Venezuela. F.. properties and utilization. Soc. M. 531 – 591p. 51 – 81 Senesi. reactions. M. Características de microagregados en dos paisajes de sábana del estado Guárico. 1982.. Soil Sci.Quirk. Proyecto de tesis doctoral en Ciencia del Suelo. 1972. Wiley.) Humic Substances in Terrestrial Ecosystems. Runge y E. Taylor y D. G. Iron Oxide. Rondón de R. Elsevier Science publishers. Am. The effect of electrolyte on soil permeability. P. Am. M. Senesi. Leed (Ed). J.. Masami. Amsterdanm. Dynamics and genetic modeling of soil systems. Elsevier. Schofield. E. Maracay. E.W. by L. M. Humus sustances in the global enviromentaland implications on human health. B. 1990: Classification of tephra-derived spodosols. E.like substances in organic amendments and effects on native humic substances. Brunetti. Genesis. composition. Lewis. 288 p. New York. Holanda. Preparation and properties of Al-substituted hematites. Mineral in soil environments. Clay Clay Min. En A. Soil Sci. y R.. N. 1996. Mimeografiado. N. R. 1992. y T. Eelizalde. 443p Shoji. R. Dixon y S.P. Humus. I: Concepts and Interactions. S. Shoji. E. 1994. Taylor. 1993.

M.. Soc. A Basic System of Soil Classification for Making and Interpreting Soil Surveys. 326 p. Inc. Soil Sci. Washington D. 1993: Soil survey manual. Soil Survey Staff Staff (SSS). Washington D. Singer. Agriculture Handbook Nº 436. 2a. Soil Sci. 42: 105-111.C. 8ª. USDA. 1998: Keys to soil taxonomy. Soil Taxonomy. pp. 1969. D . Am. C.. Zachara. 279 . . 1979. C. Pocahontas Press. K. D. A.. Lateral podzolización in a sandstone catchment.L. properties and utilization. Stengel. The chemistry of soils. Soil Survey Staff (SSS). 1978. Stahr.Schnitzer. Agron. J. Utilisation de l’analyse des systèmes de porosité pour la caractérisation de l’etat physique du sol in situ.. 1996. Ion activity products of calcium carbonate in waters betewn the root zone.. Geisinger. VA. Elsevier. Oxford University Press. J. P. J. 7th Ed. Soil Survey Staff (SSS). Soc. Suarez. Towards an odjective classification of soil structure. Handbook No. 277 p. C. SSSA Special Publication 17. Ed. K. 1977. Sommer. Shoji. R. (1986) Degradation of soil minerals by organic acids. 134 (6): 354-363.315 Thomasson. Soil Survey Division Staff (SSDS). Zarei. S. Andruschkewitsch. Vulcanic Ash Soils. 1982: Characteristics of water-soluble fulvic acidcopper and fulvic acid-iron complexes. USDA. 437 p. 5th Ed. M. 869 p. Ann. Tan. Soc. 18. Halm. M. Schnitzer. WI. Madison. Soil Survey Staff (SSS). 1999: Soil Taxonomy. USDA. M. Washington D. New York. Lincoln. Geoderma 103: 231-247. Am.M. 29:38-46. Schnitzer (Eds): Interactions of Soil Minerals with Natural Organics and Microbes. Soil Sci. SMSS Tehcnical Monograph 19. y Dahlgren. 1993. Ugolini. 288 p. Blacksburg. Nanzyo. M. Ghosh. 1989. Soc. 33:75-81.H. M. Soil Sci.Soil Sci. J. In Huang. 1992. Reations between fulvic acid. Soil Sci. Ed. Amer.. K. F. a soil humic compound and inorganic soil constituents. 41: 310 . New York. and M. Am. Proc. Genesis. Sposito. I. Soil Taxonomy. 30:819-822. Inc. P. USDA. C. NE. G. 2001. 1978: In situ study of podzolization on tephra and bedrock. 1-27. J. NRCS.

C. 1-7p. Stum y Morgan. 1992. Thailand. 1998. 195.. Dahlren.Uehara. F. D. 64 (2): 229-239. .M. Wang. y H. US I Government Printing arrice. Daigle. 60.. (Ed. 280 . 123153pp. and Utilization of Spodosols: 370-380. 32: 201-211. Van Bremen. (1988) An example of andosolization and podzolization as revealed by soil solution studies. F.. The mineralogy.W. 1981. Weathering environments and occurrence of imogolite/allophane in selected Andisols and Spodosols. 1990: The genesis of Spodosols and the role of vegetation in the Cascade range of Washington. 2002.. 1991. S. F. Evaluation of ferrolysis in soil formation.B. R. En (Ed) F. Wenke J. US Salinity Laboratory Staff.In: Kimble. chemsitry and physics of tropical soils with variable charge clays. Diagnosis and improvement of saline and alkali soils. No 4.S.B. 170p. y S. Soil Res.C. C. Academic Press. Ugolini. WI. Wu Sen Po y Zueng-Sang Chen. Soil Sci. 17th. Pedosphere.) Mineral in soil environments. northeastern Japan. J. Ugolini. Dixon. 14-21 August. Wada. Fifth Int. Meeting (ISCOM V): Characterization. E. C. 1994. J. Vogt. Soil Science Society of America. Dahlgren. The indexing of self-mulching behavior in soils. Westview Tropical Agriculture Series. San Diego. Soc. USDA Hanbook. H. Classification. 1991. J. R. Butcher y otros. 1954. Aust. F.. 21 Paper no. E.. Rees. Sumner (ed) Soil Acidity. R. Spaltenstein. southern Hokkoda. K. 1996. G. y F Coninck.1171.A. Grant. C. y C. Amer. Soil Sci. Washington. USDA. 1984: Classification of Podzolic soils as affected by cultivation. Madison. Springer-Verlag. Allophane and imogolite.. 55 (4): 1166 . F. Can. 2002. J. Weed (Eds. C. Yeck. R. 145: 111-125. T. Van Ranst. En B. Soil Corr.D. Ugolini. Soil acidification and alcalinazation. 53: 513-519. pp 1051-1087. European Journal of Soil Science. K. J. Soil Sci. Global biogeochemical cycles. 1989. y G Gilman. DC. Ugolini. Berlin. Dahlgren.. En : J.L.): Proc. A. Symposium no. WCSS.. U. Shoji. Ulrich y M. CA. y Ito..

208p. 2004. Jap. Cali. Some aspects on soil acidity and its meansurement. M. H. Cargraphics. J. Ed. Química de la acidez del suelo. Zapata. 50:171 –180. 1979.Yoshida. Sci. R. 281 . Soil Plant Nutr.

pero en general. Esta apreciación se suscribe al tiempo que se selecciona para estudiar al 282 . Como sistema es la parte del universo que se somete a estudio. EL SUELO COMO SISTEMA TERMODINÁMICO. Figura 3. se le percibe como uno de los sistemas más estables del paisaje. En este capítulo se toma al pedón como sistema para su estudio y se esquematiza en la figura 3. el polipedón. El suelo es un sistema dinámico.1. el pedón. por ejemplo la catena. El nivel jerárquico y los límites que se impongan al sistema suelo dependen del tipo de estudio que se desee acometer. constantemente perturbado por fuerzas internas y externas. y su estado termodinámico está definido por los Factores de Formación como lo pensó Jenny (1941).1. el agregado u una muestra de suelo en un recipiente.CAPITULO 3. el perfil. en cuanto al suelo. Los pedólogos observan al suelo como un sistema dinámico. Cada uno de ellos representa al sistema suelo al definir sus respectivos límites que los separan del entorno. El pedón como representación del sistema termodinámico. el horizonte. La distinción entre fuerzas internas y externas dependerá de los límites dados al sistema suelo. el sistema pude ser el paisaje. una secuencia pedogenética. El suelo es un sistema abierto que intercambia materia y energía con su entorno a través de sus paredes.

1959). numerosos pedólogos se han interesado en una aproximación sistemática y termodinámica a la pedogénesis (Ibáñez. el modelo de procesos de Simonson. la solución del suelo cambia periódicamente en respuesta a la precipitación. para explicar la acción de los factores formadores en diez ordenes taxonómicos de suelos. 1991a). 1990. Entre los modelos más conocidos y usados están: el modelo funcional factorial de Dokuchaev. El suelo es un sistema abierto que intercambia materia y energía con el entorno. 1990. a la temperatura.suelo. 283 . Vodyanitskiy. el modelo de evolución del suelo de Johnson y Watson – Stegner y últimamente y debido a la disponibilidad de tecnología se trata de explicar la formación de suelos desde la termodinámica del no equilibrio y desde el caos determinista (Ibáñez y otros. Los procesos anteriores constituyen flujos de materia y energía que son los responsables de la pedogénesis. En cambio. como una medida termodinámica. Estudiar el suelo desde una perspectiva dinámica ayuda a entender su origen dado que implica la acción entre entrada y salida de energía y de materia y los procesos pedogenéticos. El estudio dinámico del suelo ayuda a separar entre efectos y causas de los procesos pedogenéticos que le confieren determinada morfología al suelo. 1986). aunque últimamente se hace énfasis en los modelos matemáticos debido a la disponibilidad de tecnología computancional. este tipo de estudio ayuda a entender la importancia de determinado proceso o procesos que actúan en el tiempo para el desarrollo del suelo. extracciones transferencias y transformaciones de materiales (Simonson. a la aplicación de enmiendas y fertilizantes. Además. siendo estos el resultado de importaciones. Sin embargo. y otros. 1941). el modelo de factores de formación debido a Jenny. Desde el punto de vista de la morfología del perfil del pedón. estos intercambios se dan mediante alteración biogeoquímica de las rocas y conducen al sistema a organizarse en una serie de horizontes. La mayoría de los modelos son de naturaleza verbal y descriptiva. A partir de la formulación de la ecuación de estado de los factores formadores del suelo (Jenny. dando como resultado una alta diferenciación y distintos grados de ordenamiento del sistema suelo. éste cambia muy poco si no es disturbado por el hombre. para Ibáñez y otros (1990) consideran que estos trabajos carecen de un tratamiento termodinámico cuantitativo adecuado. etc. el modelo de la energía de Runge. al observar lo planteado por Smeck y otros (1983) que solo hacen estimaciones subjetivas de entropía. Los investigadores en suelos han propuestos varios modelos para estudiar y explicar la pedogénesis.

o. El modelo de factores de estado tal como se conoce hoy. subs. Cada factor es una forma de definir el estado e historia del suelo y por esto es que se bautizó el modelo de factores de estado. los organismos (o). Sus esfuerzos culminaron con el tratado de los suelos Chernozem rusos y junto a sus colegas propuso el modelo funcional-factorial del suelo: S = f(cl. En la década de 1870 – 1880. el tiempo (t).Modelo de Factores de Formación El modelo de Factores de Formación generalmente se le atribuye a Hans Jenny. es el modelo contra el cual se juzgan los demás modelos pedogenéticos y sigue siendo el modelo que escogen los pedólogos para explicar las distribuciones y predecir las variaciones de los suelos a diferentes escalas. t. los organismos (o). El modelo de Dokuchaev preparó el escenario para lo que Hans Jenny habría de desarrollar: el más influyente de todos los modelos de suelos (Schaetzl y Anderson 2005). el material parental (p). Dokuchaev tratando de descifrar y darle sentido a las trayectorias genéticas de los suelos en los mantos de limo de las planicies rusas. propuso que los suelos no eran solamente una conjunto de residuos de roca meteorizada como lo veían muchos de sus colegas. y “formalizó” un modelo que muchos usaban informalmente como la hacen notar Johnson y Hole (1994). El modelo de Jenny es: S = f (cl. el subsuelo (subs) y el tiempo (t). estos cinco factores definen el estado del suelo pero no explican como estas condiciones particulares influencian las propiedades del suelo. se necesita determinar al menos cinco aspectos de éste. solo propone un conjunto de condiciones ambientales cuyo resultado es una propiedad particular del suelo. es decir este modelo no es un modelo de procesos. Jenny siguiendo la escuela de pensamiento de Dokuchaev desarrolló su modelo de factores de estado en la década de 1930 -1940. p. r. sino que era un cuerpo natural muy importante y con necesidad de un estudio específico.…) En la ecuación el suelo (S) es una función del clima (cl). como los depósitos eólicos. también es muy útil como herramienta de enseñanza en cursos introductorios de suelos 284 . los puntos suspensivos indican otros factores no especificados que pueden ser importantes local pero no globalmente. depósitos de sulfatos provenientes de lluvias ácidas o el fuego de incendios forestales. o. pero fue realmente desarrollado primero por los rusos. Para definir con precisión el estado de un suelo. t) Donde el suelo (S) es una función del clima (cl). el relieve (r).

transporte de agua. iluviación y eluviación de arcillas y/o minerales. esta observación fue importante para resaltar que las diferencias que exhibían. formación de nuevos minerales. Generalmente se toma que los factores son la causa y los procesos son los efectos. su balance y carácter gobierna la naturaleza última del suelo. etc. el modelo puede considerarse dentro de una amplia clase de modelos de balances de masa. ciclo de nutrientes.). Este conjunto de cuatro grandes procesos ocurre simultáneamente en todos los suelos. Aunque originalmente no se concibió como una ecuación. a son las adiciones de material al suelo (agua. pero como indica Runge (1973). las traslocarciones y las transferencias o pérdidas de materiales entre el suelo y su entorno. 285 . r.) y t2 son las transformaciones (meteorización de minerales. etc. Simonson notó que todos los suelos tenían similitudes y diferencias entre ellos. t2) Donde S es el suelo.). Simonson identificó en general cuatro clases mayores de procesos para poder cubrir todo el rango de procesos pedogenéticos. etc. radica en que algunos de los factores son discretos y de naturaleza tan compleja que es extremadamente difícil acceder a los datos correctos y necesarios para resolver la ecuación. gases. el modelo puede escribirse como: S = f(a. minerales. si se supone que las variables son independientes. es decir los procesos variaban en grado de afectación y no en clases de procesos. además que goza de la ventaja de que los factores o controles que influencian un suelo en particular son observables. se pueden dimensionar y varían espacialmente. la dificultad en resolver esta ecuación. t1 son las transferencias o traslocaciones (difusión de aire. las remociones. r representa las remociones o pérdidas de materiales. aunque esta visión no fue planteada por Jenny (1941). t1. materia orgánica. eran debidas a magnitudes diferentes del mismo tipo de proceso que operaba sobre materiales similares.puesto que es elegante y fácil de entender. Modelo de Procesos del Sistema Otra aproximación pedogénetica es el modelo que desarrolló Simonson en 1959 y que presentó como un modelo de procesos de formación del suelo. es decir intenta explicar las características del sistema suelo en términos de variables externas. La ecuación de los factores de estado en teoría es diferenciable. estos fueron: las adiciones. cambios en la materia orgánica por mineralización.

como un sistema que progresa a través de una trayectoria de desarrollo continuo. no se usan unidades de energía en ningún momento. dos geógrafos cuyo argumento era que el término “génesis de suelos“. en el esquema de factores del modelo de Jenny. Al formular el modelo Runge encontró una forma de unir una considerable cantidad de procesos que ocurrían en el suelo. o es un único factor de intensidad llamado producción de materia orgánica y es la combinación del factor material parental con el factor organismos. El modelo de Runge puede escribirse en la siguiente forma: S = f (w. 2005). o.Modelo de la Energía Este modelo fue propuesto por Ed Runge (1973) y es un híbrido entre el modelo de Jenny y el modelo de Simonson. todas éstas son de forma verbal o descriptiva. depende directamente de la energía gravitacional que guía el agua de infiltración y crea horizontes y el factor de intensidad o depende indirectamente de la energía radiante del sol para la producción de materia orgánica. Modelo de evolución del suelo Este modelo lo propuso Johnson y Watson – Stegner en 1987 (Schaetzl y Anderson. produciendo un vector director que usa la energía gravitacional para organizar el perfil. a pesar de los 286 . Ballagh y Runge (1970) lo usaron para diferenciar causas y efectos. El modelo presenta las mismas dificultades de solución de la ecuación que el modelo de Jenny. El modelo es conocido como el modelo de la energía porque el factor de intensidad w. Así. disminuyendo su entropía y creando horizontes. muchos percibían los suelos en virtud del lenguaje que se usaba y que aún se usa. t. t es el tiempo. Yaalon (1975) anota que aunque el modelo está basado en relaciones energéticas. o sea disminución de la entropía y aumento de la anisotropía. A pesar de las limitaciones del modelo. este actúa sobre los factores de intensidad. proponer hipótesis y diseñar pruebas en los procesos que se dan en el sistema suelo.) Donde w es un único factor de intensidad llamado cantidad de agua disponible para el lavado y es la unión del factor clima y el factor relieve del modelo de Jenny. en la década de los 80 era sinónimo de formación de suelos y que ésta implicaba una mejor organización. Runge observó que estos factores son los que gobiernan en última instancia el agua que cae y penetra en el suelo. Runge entiende que las plantas son la principal fuente de materia orgánica en el suelo y supone que la capacidad de éstas para prosperar en determinado suelo dependía de la calidad del material parental.

El fundamento de este modelo es influenciado por los rusos. se desarrolla y progresa y va hacia un estado final que es de estado estable. El modelo de Johnson y Watson – Stegner (Schaetzl y Anderson. Cada suelo tiene una trayectoria progresiva. regresión y haploidización. que muestran estos fenómenos claramente (Schaetzl y Anderson 2005). ciclos biológicos de nutrientes. especialmente por Nikiforoff (1949) cuyo modelo menos conocido se basaba en dos suposiciones: la primera es que el suelo se desarrollaba continuamente. el suelo evoluciona a través de dos trayectorias genéticas que interaccionan entre ellas y que son el reflejo de procesos variables. la erosión y altos niveles freáticos por mencionar algunos de los más importantes. la mezcla y aún el sepultamiento eran procesos normales en los suelos (Hole 1961. la melanización. 2005) propone que la pedogénesis depende de procesos progresivos y de procesos regresivos. picos y disminuciones para cada tipo de procesos. decae y fluye más que en una sola dirección. así como de factores y condiciones exógenas y endógenas. Wood y Johnson 1978. de ésta forma. 2005) es que el suelo se desarrolla. alcanzaba un máximo y luego disminuía su efecto con el tiempo. en forma de ecuación se presenta así: S = f (P. además hay un orden de suelos. reflejan justo lo contrario a organización y formación progresiva. lo hace desde un estado inicial de no suelo.resultados de investigaciones y estudios que apuntaban a que los procesos regresivos. Así. Runge 1973. la erosión. eran conocidos pero esencialmente ignorados. 1987). los estudios han señalado que la morfología de muchos perfiles de suelos. cada suelo sufría ciclos de comienzos. cada proceso comenzaba. afectado por ciertos procesos progresivos y la segunda es que estos procesos no eran estacionarios. De esta forma la idea central del modelo de evolución que propusieron Johnson y Watson – Stegner (Schaetzl y Anderson. Johnson y otros. R) Donde S es el suelo o propiedad del suelo. exhiben desorden. los Vertisoles. mezcla. Los procesos que conducen a la simplificación del perfil incluyen además de la pedoturbación. Vreeken 1975. en la cual se mueve hacia el desarrollo de la pedogénesis y una trayectoria regresiva que tipifica una 287 . Los procesos regresivos que simplifican el suelo y lo regresan a un estado parecido a un estado inicial. P es la pedogénesis progresiva y R es la pedogénesis regresiva.

se originan de las complejas interrelaciones entre los muchos elementos que se comportan de una manera aparentemente aleatoria pero determinista. Esta sensibilidad implica que la evolución de sistemas con una estructura y dinámica tan semejante como se puede imaginar. 1984. terminan por tener comportamientos diferentes. 1991a.reversión o una forma más simple del sistema. 1983. 1990). 1991b). Phillips (1993) reemplazó el modelo de evolución de Johnson y Watson – Stenger S = f (P. La pedogénesis estática que es la trayectoria menos realizada. el modelo del espesor de la capa de suelo de Johnson y otros (1986). El modelo de evolución del suelo con sus trayectorias de pedogénesis progresiva (P) y regresiva (R). el vector de la haploidización continúa operando en el interior del sistema aunque de forma muy débil (Ibáñez y otros. resulta en diferentes trayectorias de desarrollo. Modelo del caos determinista y conceptos de incertidumbre Jonathan Phillips. sugiere que el desarrollo del suelo es inherentemente no lineal (Phillips 1993). La teoría del caos agrega que los patrones. diverge en sus trayectorias con el tiempo. Aparte de estos modelos existen otros que se han usado para explicar la pedogénesis en casos muy concretos de suelos como el modelo residual de Chesworth (1973). además usa como soporte la teoría del caos y la teoría de los sistemas dinámicos no lineales para sustentar la explicación teórica y matemática que construye acerca de la extrema complejidad del paisaje. Aún cuando un suelo pueda exhibir un orden y una estabilidad morfológica y fisicoquímica y por tanto refleje el vector de la horizonación. que el suelo se desarrolle o retroceda depende de que trayectoria prevalezca en el momento actual o en el pasado reciente. se apoya en la idea del modelo de evolución de Johnson y Watson – Stenger. Ibáñez y otros (1990) consideran esta situación se relaciona de un concepto termodinámico de historia que se deduce de la “sensibilidad a las condiciones iniciales” (Prigogine. (Schaetzl y Anderson 2005). geógrafo de suelos y geomorfólogo. especialmente con respecto a los patrones de suelos. en este caso los patrones de suelos. como aquel que tiene casi las mismas condiciones ambientales que otro. es decir. pero sin embargo. Pachepsky (1998) describe un sistema dinámico no lineal de suelo. también tiene probabilidad de ocurrir en el sistema cuando la magnitud de la pedogénesis progresiva se iguala a la magnitud con que ocurre la pedogénesis regresiva. R) por el siguiente: 288 .

Otra teoría de grandes alcances es la termodinámica. un marco teórico donde actualizar y reorganizar antiguos conceptos sobre modelos físicos. Ibáñez y otros (1990). que ya ha sido usada por Vodyanitskiy en 1986. Los valores de entropía en la investigación de Vodyanitskiy (1986) reflejaron el grado de diferenciación de los elementos químicos del suelo y esto correspondía al grado de evolución en que se encontraba el suelo objeto. el suelo es un sistema abierto que intercambia materia y energía con el entorno. debido a éstos el suelo se organiza en una serie de horizontes. igualmente usando la termodinámica de los procesos irreversibles y la teoría de las catástrofes tratan de explicar los procesos de podzolización y vertisolización obserbando estos órdenes de suelos como estructuras disipativas. Pero como finalmente anotan Ibáñez y otros (1990): el suelo es un sistema altamente complejo. y por Ibáñez y otros en los 90. esto debido a que la dinámica caótica se caracteriza por la extrema sensibilidad a las condiciones iniciales impuestas al sistema. extracciones. usan la dinámica de la entropía para explicar la horizonación y los procesos de alteración en oxisoles tomándolos como sistemas en equilibrio termodinámico o cercano a él. constituido por diversos subsistemas y dinámicas diferentes y la termodinámica más que arrojar modelos concluyentes. Ibáñez y otros (1990.dS/dt = dP/dt – dR/dt Expresando las variables en función del tiempo. resolviendo esta ecuación con métodos numéricos. El suelo como una estructura disipativa. Phillips encontró que: S (t) = S (t-1)+ ∆P – ∆R Donde S (t) es el estado del suelo en el tiempo t y depende de su condición o estado en el tiempo (t-1) y de los cambios en los procesos pedogéneticos progresivos ∆P y regresivos ∆R. 1991a) señalan que la 289 . el modelo de Phillips muestra que puede resultar una gran complejidad y riqueza de patrones de suelos aún si las condiciones ambientales son razonablemente uniformes. En resumen. estos intercambios corresponden a una serie de procesos como son las adiciones. transformaciones y transferencias de materiales dentro del sistema (Simonson 1959). Como se ha visto en todos los modelos propuestos. por su parte. Cuando se corre el modelo de Phillips con simulaciones numéricas se produjeron patrones de desarrollos complejos e impredecibles aunque estocásticos (Schaetzl y Anderson 2005). es una alternativa que ofrece a los pedólogos. Smeck y otros (1983).

1. A continuación se esbozan algunas nociones básicas de Termodinámica para dar soporte al uso que se propondrá de la entropía para caracterizar el estado de evolución de un suelo en particular. De igual modo el feldespato en unas condiciones de humedad adecuadas producen una montmorillonita y el proceso continúa hasta formar caolinita y gibsita. ni la caolinita forma montmorillonita espontáneamente Aunque no les está prohibido hacerlo. Un proceso espontáneo es por sí mismo irreversible y sólo puede ser invertido cuando se aporta 290 . 3. El proceso es espontáneo porque comienza tan pronto se vierte agua en la superficie del suelo y no requiere asistencia externa. De este modo. ¿Por que cuando un suelo se inunda el pH aumenta y el Fe+3 pasa a Fe+2? ¿Por qué cuando los minerales de una roca son expuestos en la superficie de la tierra ocurren unas transformaciones químicas y por qué otros minerales de esta misma roca. El agua no asciende en el perfil del suelo por sí misma. 1990. el estudio por los físicos de sistemas abiertos y altamente complejos. Si a la caolinita y a la gibsita se le adiciona sílice se forma montmorillonita. Aspectos termodinámicos del suelo. Los recientes descubrimientos en el campo de la termodinámica de los procesos irreversibles lejos del equilibrio han producido un cambio de orientación en las investigaciones de ciertas disciplinas científicas.formación de horizontes puede identificarse como un descenso en la entropía del sistema. 1983). Es conveniente hacer notar que pueden volver al estado anterior mediante el empleo de una fuerza externa. Estos procesos son espontáneos pues ocurren por sí mismos en una dirección. Prigogine y Stangers. al menos teóricamente. El agua puede ascender por la demanda evapotranspirativa. Estos procesos no pueden invertir su dirección por sí mismos. en estas condiciones similares no se transforman? Por qué el perfil de un suelo se organiza en horizontes si parte de un material parental isotrópico? Lo que se está preguntado en realidad es ¿Cuál es la fuerza inductora de estas transformaciones? ¿Por qué unos procesos son espontáneos o por qué tienen el potencial para actuar sin tener la asistencia de un agente externo? La experiencia de cada día muestra que el agua penetra libremente en el suelo en sentido descendente. ha demostrado como lejos del equilibrio termodinámico se pueden dar mecanismos de auto organización espontáneos que incrementan su complejidad estructural y dinámica (Ibáñez y otros.

tiene un punto común: disminución de la energía interna en la dirección del cambio espontáneo en sistema cerrado o una disminución de entropía en un sistema abierto. que el cambio de energía. o para calentar el entorno. El concepto de entropía es quien define la dirección del cambio. La energía se puede jerarquizar en orden de méritos con base en su calidad. por ejemplo. En la naturaleza existen varias formas de energía. pero juega un papel muy importante en los procesos de la naturaleza. por esta es llamada la flecha del tiempo. la eléctrica y la química. La primera de estas leyes establece la conservación de la energía. o cuando los productos tienen menor energía que los reactivos. la energía gravitacional se puede convertir en energía química. medido por el desprendimiento de calor en una reacción química. lo que significa que esta no se pierde sino que se transforma. Se piensa así. Cada uno de los procesos arriba anotados.materia y energía al sistema. respectivamente. La energía química es poca. La cantidad y la calidad de la energía son propiedades formalizadas por la Primera y Segunda Leyes de la Termodinámica. Esta energía se pierde únicamente en dos formas. La energía que pierde el sistema se puede utilizar para hacer un trabajo. Es el caso de las reacciones exotérmicas que son bastante comunes. Es obvio pensar que se pierde energía en los procesos espontáneos. Esta característica se relaciona con el flujo: la energía fluye en la dirección en que aumente la entropía. Una característica notable de estas energías es que es posible convertir una forma de energía en otra. como trabajo y como calor. La Segunda establece una característica cualitativa asociada a ella que se denomina entropía. Una evidencia de la espontaneidad de la génesis del suelo es la formación de horizontes a medida que transcurre el tiempo. que no es la simple pérdida o ganancia de energía en forma de calor. Se puede postular. La energía gravitacional predomina en el Universo. Pero también hay que pensar que las reacciones endotérmicas ganan calor e igualmente son espontáneas. constituye la fuerza impulsora de la reacción. comparada con la gravitacional. ya que toda masa posee esta energía. para organizarse internamente el sistema. La energía de mayor 291 . La de más alta calidad es aquella de menor entropía. que un proceso es espontáneo cuando pasa de un estado de mayor energía a otro estado de menor energía. El feldespato pierde energía para formar caolinita y gibsita. Por lo que es necesario entender que existe algo más que explica la espontaneidad de los procesos. ejemplos de ellas son: la gravitacional. la nuclear. o cuando aumenta su entropía.

mientras que ningún cuerpo frío se calienta espontáneamente. La Primera Ley enuncia que la energía se conserva (antiguamente se pensaba que lo que conserva era el calor).1). Es así como.1. Formas de energía Gravitacional * Rotacional * Movimiento orbital * Reacciones nucleares * Radiación solar Reacciones químicas Radiación terrestre Radiación cósmica de micro onda Entropía(JK-1) 0 0 0 10-6 1 1-10 10-100 10000 * Energías no asociadas en su transporte a la temperatura. Ejemplos de disimetría son los siguientes: los cuerpos calientes se enfrían. lo cual no se logra con otros tipos de energía. la 292 .1 se presentan las distintas formas de energía que existen en la naturaleza en orden de calidad. Leyes de la Termodinámica La Termodinámica se basa en unos pocos principios relativos al comportamiento de la energía en el curso de sus transformaciones y son enunciados muy resumidos de las observaciones experimentales. Es esta la razón por lo que las centrales hidroeléctricas pueden convertir la energía potencial del agua a energía eléctrica con una eficiencia casi del 100%. pero no en sentido contrario. pero ninguna pelota en reposo se pone de súbito a rebotar. una pelota que rebota. Esta energía tiene una entropía igual a cero. es la primera en orden de méritos (cuadro 3.1. Valor de la entropía para las distintas formas de energía. es decir sin ayuda. es decir. A estos enunciados se les llaman leyes. 3. por lo tanto es la de más alta calidad. es la siguiente: capacidad para realizar trabajo y/o calentar un cuerpo. Aunque la cantidad de energía se conserva en cualquier proceso. La Segunda Ley admite que en la naturaleza existe una disimetría en los fenómenos (Atkins. La energía gravitacional predomina en cantidad y calidad en la naturaleza. La noción de energía es intuitiva y una definición. al cabo del tiempo se detiene. En el cuadro 3. a una energía de menor calidad.calidad puede transformarse espontáneamente.1. la calidad de ésta energía cambia de forma irreversible. Cuadro 3. hacia su degradación. 1992). restringida pero adecuada.

cuando la compresión es adiabática. Para seguir la evolución de la máquina a lo largo de su ciclo. su temperatura permanecerá constante y la compresión se llama isotérmica. y c) o permanece aislado. se necesita conocer algunas propiedades de los gases (Castellan. esto es lo que descubrió Clausius y desarrolló Boltzmann (Atkins. ver figura 3. si es isotérmica la presión disminuye a medida que aumenta el volumen. recubriendo el cilindro con un material aislante.2. hecho que es independiente de la cantidad total de ella. Si el gas se mantiene en contacto con una fuente térmica.1. Para iniciar el estudio. ver figura 3. se invierte con la expansión del gas. La magnitud de este aumento de presión depende de cómo se realice la compresión. él cual es una abstracción muy sencilla de las etapas que realizan las máquinas reales. 1992). no puede entrar ni salir calor del cilindro. que a su vez se alimenta del combustible que quema. Se buscará en ella la base atómica de la disimetría de los sucesos. El cilindro tiene tres posibilidades relacionadas con la transferencia de calor: a) obtener energía calórica de una fuente caliente. la energía en forma de calor se convierte en energía en forma de trabajo (en lenguaje coloquial se dice que el calor se convierte en trabajo). la compresión se llama adiabática. Otra posibilidad es que el gas se aísle térmicamente. así. conviene examinar el Ciclo de Carnot. que puede funcionar indefinidamente a expensas de la energía que suministra una fuente caliente.1. Identificación de la disimetría Para identificar y darle un simbolismo matemático a la disimetría de la naturaleza. En la máquina de vapor. mientras completa el ciclo. 1974): si una cantidad dada de un gas se confina en un volumen cada vez más pequeño cuando penetra en el pistón en el cilindro.Segunda Ley trata sobre el sentido natural del cambio de la calidad de la energía. b) o transferir energía en forma de calor a una fuente fría.1. Este es un dispositivo que opera cíclicamente. El proceso de aumento en la presión cuando el volumen se reduce isotérmicamente y el aumento. aumenta la presión del gas encerrado en él.3. La máquina de Carnot consta de un gas encerrado en un cilindro provisto de un pistón. pero si 293 . Para explicar su funcionamiento. En la compresión adiabática el gas aumenta su temperatura y la presión aumentará más rápidamente que en una compresión isotérmica. incluso mas pronunciado. se utilizará una máquina de vapor como lo hizo Carnot. 3. un depósito de calor. se mide el cambio de presión del gas en el interior del cilindro y se registra en un diagrama cuyos ejes de coordenada son presión y volumen de cada una de las etapas del ciclo.

la máquina suministra potencia mecánica. de B a C el proceso es una expansión adiabática.2. De C a D el proceso es de 294 . se tenga que realizar menor trabajo para llevar el pistón a la posición inicial. Para obtener provecho del ciclo. Es la etapa en que el gas absorbe calor de la fuente caliente. En estos procesos se produce trabajo. Como este proceso es isotérmico. El Ciclo de Carnot consta de cuatro etapas: de A a B el proceso es una expansión isotérmica. Figura 3. Lo anterior se puede obtener mediante una expansión adiabática incluida en el ciclo. la disminución de la presión resulta mayor. y se le llama carrera de potencia.2. la temperatura y la presión son altas. se tiene que disponer las cosas de tal manera que no todo el trabajo obtenido en la carrera de potencia.es adiabática. sea requerido para restablecer el cilindro a sus valores iniciales de presión. El gas sometido a esta condición empuja el pistón y provoca el giro del cigüeñal. ya que el gas se enfría. Debido a esto. Esto se logra rebajando la presión del gas en el interior del cilindro de tal manera que durante la compresión. Para el efecto se suspende el contacto térmico con la fuente caliente.2. de temperatura y de volumen. por lo que el gas se mantiene a una temperatura constante e igual a la de la fuente. Retomando el funcionamiento de la máquina. debe fluir energía hacia éste desde la fuente caliente. representado por la posición B de la figura 3. el pistón ha penetrado todo cuanto a podido y el volumen es pequeño. para compensar la tendencia del gas a enfriarse. Durante el recorrido del pistón. La fuente caliente está en contacto con el cilindro. antes de que el pistón llegue al final de su recorrido. el estado inicial se simboliza por A en figura 3.

Esta compresión lleva el ciclo al punto D. ahora el volumen del gas confinado es casi el inicial. la presión y la temperatura disminuyen. para asegurar que la presión se mantenga muy baja y que el trabajo de compresión sea mínimo. temperatura y presión y está de nuevo en la posición A. En estos procesos se consume trabajo. Así. Un punto relevante del ciclo. el área del diagrama P-V aumenta. se realiza a expensas de la energía almacenada en el gas. parte de la energía ha de cederse a una fuente fría. Cuando el pistón penetra en el cilindro. Lo anterior se logró porque.2 representa las condiciones del pistón al final de esta operación. ya que no puede extraerla de la fuente caliente. La posición C de la figura 3. El cigüeñal continúa girando y el gas se expande adiabáticamente. Cada etapa se realiza cuasiestáticamente. Se realiza una compresión isotérmica. El primer paso consiste en empujar el pistón. pero el contacto con la fuente fría lo mantiene a una temperatura baja y constante ya que puede ceder su energía a la fuente fría. se ha logrado que el trabajo producido durante la carrera de potencia sea mayor que el gastado en el proceso de restitución del sistema a su condición inicial. aunque su temperatura es baja. Este proceso de C hacia D acontece cuando el gas se pone en contacto con la fuente fría. aumente la temperatura del gas.compresión isotérmico y de D a A el proceso de compresión adiabática. para poder generar trabajo: se ha desperdiciado algo del calor obtenido de la fuente caliente al cederlo a la fuente fría. se suspende el contacto con la fuente fría y se deja que el trabajo de compresión sea adiabático. De esta forma se paga un precio en energía. la naturaleza acepta la conversión de calor en trabajo. Se ha operado el ciclo y se ha producido trabajo. se ha de llevar el gas a sus condiciones de partida. El tránsito de B hacia C. para lo cual se aísla el cilindro y así. sin dejar de ser una carrera de potencia. Alcanzando este punto C. hacer trabajo sobre el gas y reducir el volumen hasta el valor inicial. Esto es lo enuncia de la Segunda Ley: todo el calor no se puede convertir en trabajo en una máquina cíclica. De esta forma el gas llega a las condiciones iniciales de volumen. a condición que se pague una cuota cada vez que suceda la 295 . Antes de que el cilindro haya dado una vuelta completa. no se transforma la energía extraída de la fuente caliente en trabajo. En cuanto se permita que la máquina ceda energía a la fuente fría. es que sin la fuente fría. tiende a calentar el gas. parte de la energía que se extrajo de la fuente caliente se cedió a la fuente fría Este trabajo está representado por el área no nula del diagrama P-V de la figura 3.3.

lo contrario sí. Por consiguiente. Clausius anuncia la Segunda Ley del modo siguiente: “No es posible proceso alguno cuyo único resultado sea la transmisión de energía de un cuerpo frío a uno caliente”. Cabe agregar que esta Ley no dice nada de la posibilidad de convertir trabajo en calor. No se ha observado que la energía se transfiera espontáneamente.conversión. el trabajo no. Figura 3. 1992). el enunciado de Clausius establece la disimetría de la naturaleza: Kelvin establece la disimetría entre calor y 296 . 1992). desde un cuerpo frío a otro caliente. Diagrama P . Los procesos no espontáneos tienen que ser ayudados por procesos naturales. si el evento se acopla a otro proceso natural. El calor está sometido a un gravamen. La disimetría queda en evidencia: la naturaleza no grava la conversión de trabajo en calor. Según este enunciado de la Segunda Ley. Los pasos A y C son isotermas y los pasos B y D son adiabatas. pero no los prohíbe (Atkins. se puede forzar su flujo en sentido contrario. El trabajo producido durante el ciclo es proporcional al área dentro de las líneas. El planteamiento formal de esta realidad se denomina enunciado de Kelvin de la Segunda Ley: “No es posible proceso alguno cuyo único resultado sea la absorción de calor de una fuente y su conversión completa en trabajo”.V para el Ciclo de Carnot. aunque el calor no fluya espontáneamente hacia un cuerpo más caliente. La disimetría está aquí presente en el enunciado de Kelvin de la segunda Ley (Atkins. esto es sin intervención externa. ya que toda la energía que transmite una máquina al mundo exterior puede disiparse por fricción. la Segunda Ley explica qué procesos son no espontáneos. Igual que el enunciado de Kelvin.3. Se ha visto la necesidad de fuentes frías cuando se convierte calor en trabajo.

Aunque se conozca el significado de calor y trabajo. y luego se transfiere del sistema a otra fuente.trabajo. Además. las dos aparentes disimetrías son una sola. aunque en apariencia diferente.3. Pero no podrá pasar a estados cuya energía sea distinta. Cabe recordar que el calor no es una forma de energía. comprimir un gas dentro de un cilindro (Atkins. La Ley cero trata del equilibrio térmico entre los cuerpos (los cuerpos. sino que constituye el nombre del proceso para transferirla. uno frío y otro caliente. Lo mismo sucede con el trabajo. Se dice que existe un equilibrio térmico entre un sistema A y un sistema B.1. recurriendo a la diferencia de temperatura entre dos cuerpos. Para expresar esta condición se necesitó introducir el concepto de Temperatura del sistema. 1992). Así.1. cuando puestos ambos en contacto y con paredes diatérmicas no se produce ningún flujo de energía entre ellos. es el proceso para la transferencia de energía mediante el desplazamiento de materia. están en equilibrio térmico. son equivalentes desde el punto de vista lógico matemático y sólo existe una segunda Ley. que son nombres de procesos y no de cosas.1. las cosas donde se centra la atención reciben el nombre de sistema).2. Se debe realizar más o 297 . Los dos enunciados. por ejemplo. Por calentar un cuerpo se transfiere a éste energía. 3. Calor y trabajo son términos relativos a la transferencia de energía. pero no puede subir sin ayuda (Atkins. ya que la energía puede bajar espontáneamente de calidad por la pendiente que conduce a temperaturas más bajas. se sigue usando expresiones como: el calor se ha convertido en trabajo. de A a B y A a C en la Figura 2. Enfriar es sacarle energía a un cuerpo caliente poniéndolo en contacto con un cuerpo frío. realizando trabajo. No se puede hablar de dos segundas leyes de la termodinámica.1. El enunciado de Clausius implica una disimetría en la dirección en los procesos naturales. Naturaleza del calor y del trabajo La energía desplazó al calor en el papel de magnitud eternamente conservada y se observó que calor y trabajo son disimétricos. Significado cuantitativo del concepto de espontaneidad. la Ley cero introduce una propiedad del sistema que permite decir si un estado particular del mismo es accesible o no. 3. de A a D ó de A a E en la misma Figura 2. Si se requiere hablar con precisión se debería expresar: la energía se transfiere al sistema desde una fuente produciendo calentamiento. En principio un sistema aislado puede cambiar de un estado a otro de la misma energía. 1992). Se entiende que si dos sistemas A y B tienen la misma temperatura.

un sistema que no interactúa de ningún modo con sus alrededores o entorno. tarea reservada a la energía a través de la Primera Ley. 3. o C). La Primera Ley prohibe que se produzcan cambios a estados cuya energía es distinta (de A a E o D). Un sistema aislado puede pasar de una estado a otro de la misma emergía (de A a B. Debe haber una magnitud que sirva de poste indicador de los procesos naturales o espontáneos. que no es la energía. Lo dicho hasta aquí. difiere de un bloque similar. Tal propiedad es la entropía del sistema y debe ser más fácil de entender que la energía de éste. 298 . sobre la accesibilidad espontánea hasta ese estado y no sobre la accesibilidad de un estado de un sistema a partir de otro. también sugiere la posibilidad de contar con una propiedad de los sistemas que traduzca la información que proporciona la Segunda Ley. Debe haber una propiedad en estos sistemas. es un sistema en el que no puede entrar calor y sobre el que no se puede hacer trabajo. este sistema suele denominarse Universo. Figura 3. como ya se indicó. por lo tanto. si está frío. La entropía que se define aquí. Tal propiedad debiera informar de una manera directa. a la que le corresponda determinar el sentido del flujo espontáneo de la energía: de la fuente caliente a la fría y no al contrario.1.menos trabajo o calentar más o menos para que la energía suministrada al sistema tenga el valor apropiado. pero si uno de ellos está caliente.4. se refiere a un sistema aislado o Universo. Dos bloques de hierro pueden tener la misma energía total. Entropía Cuando se dice que la energía es constante. se hace referencia a un sistema aislado.1.4.

Además. El universo siempre aumenta su entropía. pues requeriría de una disminución de la entropía del universo. Los cambios de A a C y de A a B se producen espontáneamente.Si el sistema cede la energía al entorno en forma de calor.1) Este enunciado matemático de la entropía debe dar cuenta de todo cuanto se ha dicho: . Los estados A. Se debe tener una definición de entropía de suerte que los procesos espontáneos de cualquier Universo lleven consigo siempre un aumento de esta magnitud y los no espontáneos. que cuando el sistema se calienta la entropía aumente y que el aumento sea mayor cuanto menor es la temperatura del sistema. el calor suministrado es negativo y decrecerá la entropía del sistema. el cambio de entropía lo será también. debe abarcar los enunciados de Kelvin y Clausius de la Segunda Ley: una propiedad que aumenta cuando se calienta el sistema y permanece constante cuando se realiza trabajo y disminuya cuando se enfría el sistema. tengan una disminución.5. . Además. entonces el calor suministrado es positivo. por lo tanto.Si se suministra energía un sistema calentándolo. El cambio de A a D no se produce espontáneamente.Figura 3. B. La definición que recoge lo anterior sería: Cambio de Entropia = Calor suminstrado Temperatura (3. C y D tienen la misma energía pero distinta entropía. que deben ser realizados con ayuda de procesos espontáneos. ya que cada uno de ellos corresponde a un aumento de entropía. la entropía crece. 299 .

Tal comportamiento del Universo se le denomina depósito térmico. en trabajo y se paga tributo a la naturaleza cediendo una parte de calor a la fuente fría. . Para que la expresión matemática de la entropía tenga sentido. Es importante entender cómo se transfiere energía al sistema en forma de calor. cualquier proceso producirá turbulencia. Se dice que el proceso es reversible. a menos que se sea extremadamente cuidadoso. si el calentamiento ocurre a baja temperatura. la temperatura debe permanecer constante durante la transferencia de energía en forma de calor..1. El proceso de debe hacer lentamente (rigurosamente el tiempo necesario es infinito) para eliminar la producción de rozamiento. Se transforma una cantidad apropiada de energía. a no ser que se tenga una fuente más fría. 3. la temperatura permanecerá constante por mucho calor que se le suministre. el calor suministrado será igual a cero y la entropía permanecerá constante. si el sistema es bastísimo. Disipación de la calidad de la energía. la temperatura del sistema aumenta al calentarlo. vórtices y vibraciones que disiparán energía por rozamiento y calentará el entorno. Del análisis anterior. extraída en forma de calor de la fuente caliente. En este caso la transferencia de energía en forma de trabajo contribuirá el cambio de entropía. se debe especificar cómo se debe hacer la transferencia de energía. en un proceso cuasiestático. que se puede extraer de una fuente caliente y de una máquina que la puede convertir en trabajo. es una energía mas disponible para realizar trabajo. 300 . Un líquido en ebullición es un sistema que funciona de este modo: la temperatura del líquido no cambia aunque se le suministre energía en forma de calor. el cambio de entropía será alto. La energía introducida a la fuente fría no estará en capacidad de hacer trabajo. es menos aprovechable para hacer trabajo. Generalmente.5. la energía degradada. la temperatura tendrá un valor alto y para una cantidad fija de calor el cambio de entropía será pequeño. por ejemplo si se halla en conexión con el resto del Universo real. mientras que la energía de baja calidad. Para eliminar estas eventualidades. Una máquina que realice trabajo sobre su entorno. La Segunda Ley establece que se debe tener una fuente fría. pero no toda puede transformarse.Si la energía se suministra en forma de trabajo y no como calor. Mientras que para la misma cantidad de calor.Si el suministro de calor sucede a alta temperatura. se colige que la energía almacenada a alta temperatura posee una mejor calidad. Supóngase que se dispone de cierta cantidad de energía. para que la máquina funcione.1.

los cambios espontáneos. 3. la calidad de la energía se puede medir con la entropía: se extrae una cantidad de energía. decrece en una cantidad igual a: ∆SC = QC/TC (3. Los únicos cambios de entropía se producen en la fuente caliente. de la fuente caliente y se le permite que fluya hacia la fuente fría.1.1. porque la primera fracción es mayor que la segunda. Por consiguiente. entonces. la entropía indica la calidad de la energía almacenada. Rendimiento del Ciclo de Carnot El trabajo realizado sobre el entorno por la máquina ideal que funciona según el ciclo de Carnot. son los que originan una disminución de la calidad de la energía. Si se almacena a alta temperatura su entropía es baja y es de alta calidad. Expresada esta idea en una ecuación y despejando el calor mínimo cedido a la fuente fría para que la máquina funciones.se incrementa en una cantidad: ∆SF = QF/TF (3. Así. no incrementa su entropía. de modo que supere la disminución de la entropía de la fuente caliente. ∆SF.3) Donde QF es el calor ganado por la fuente fría y TF es la temperatura de la fuente fría. En resumen.Como ya se dijo. En la fuente fría la entropía. la cantidad mínima de calor cedido a la fuente fría alcanzará un valor lo suficientemente grande para incrementar la entropía de esta fuente. representado en la Figura 5.6. El resultado neto de la suma de las dos contribuciones será positivo. en forma de calor. que los cambios naturales. mientras.2) Donde: QC es el calor cedido por la fuente caliente y TC es la temperatura de la fuente caliente. si se almacena la misma cantidad de energía a temperaturas bajas. el cambio de entropía global será positivo. Aquí se puede señalar. por ser cuasiestático. Como se explicó. pero se incrementa en otra cantidad dada por: (calor absorbido)/(temperatura fuente fría). la entropía del Universo disminuye en una cantidad dada por la expresión: (calor extraído)/(temperatura fuente caliente). ∆Sc. donde la entropía. la entropía señala la calidad de la energía. tanto como sea posible.4) . Por consiguiente. su calidad es baja y su entropía es alta. se tiene: QF = QC TC TF 301 (3.

De esta ecuación se obtiene un importante resultado en la Termodinámica. tan fría como sea posible y a la fuente caliente. Esto implica que la temperatura fría no puede ser negativa lo que conduce a un límite inferior natural para la temperatura fría que corresponde a cero.5) Aparece un límite inferior para la temperatura. impuesto por las limitaciones de la conversión eficiente de calor en trabajo. En el ciclo de Carnot. Este es el cero absoluto de la temperatura. tan caliente como se pueda. que es el siguiente: para minimizar la energía que se toma como calor de la fuente caliente y que no se aprovecha como trabajo. Para alcanzar una temperatura cada vez más baja. cuanto menor es la temperatura que se debe alcanzar en la expansión adiabática.6. El trabajo generado por la máquina de Carnot es igual al calor cedido por la fuente caliente menos el calor cedido a la fuente fría. ya que no se puede lograr un rendimiento superior a la unidad. límite de todos los procesos de enfriamiento. Se debe ceder cierta cantidad de calor a una fuente fría para generar suficiente entropía. Figura 3. se debe mantener la fuente fría. de forma que se compense la disminución que tiene lugar en la fuente caliente. mayor será el recorrido que debe hacer el pistón. será posible la conversión completa de calor en trabajo y el rendimiento sería la unidad. Cuando el depósito frío llegue a cero. se necesitará un 302 . situación que incumpliría la Primera Ley. por lo que el rendimiento será el cociente entre el trabajo que se genera y el calor que se absorbe: Rendimiento = 1 − T(fuente fria) T(fuente caliente) (3.

Así. poseen una energía potencial en virtud de su interacción electrostática. Las partículas cargadas cercanas entre ellas. el caótico. El movimiento al azar. Una partícula situada en el campo gravitatorio de la tierra tiene una energía potencial que depende de la diferencia de la altura con relación a un plano de referencia. Lo anteriormente expuesto conduce al siguiente resumen irónico de la Termodinámica (Atkins. La energía total del sistema puede ser igual al ejemplo anterior. 3. en el sentido que la energía potencial se puede convertir en energía cinética y su suma. Estas dos energías son equivalentes. La suma de la energía potencial y cinética es igual a la energía total de la partícula. Del mismo modo. 1992): Primera Ley: El calor se puede convertir completamente en trabajo. La dirección de movimiento y las velocidades de las partículas se superponen sin ningún orden en el caos.1. permanece constante. Es de la naturaleza de la termodinámica tratar con sistemas que contienen un número muy grande de partículas. sin correlación o incoherente se denomina movimiento 303 . Una partícula en movimiento tiene energía cinética debido a la velocidad. la energía potencial de un resorte depende de su grado de extensión o compresión. la energía de un sistema termodinámico es la suma de la energía cinética y potencial de las partículas del sistema. Ahora. considérese la energía cinética de un conjunto de partículas. Todas las partículas se moverán en una forma coherente y se aplicaran las leyes ordinarias de la dinámica. pero no hay un movimiento global. El movimiento de las partículas. tal que las partículas se mueven en todas las direcciones con igual o diferente velocidad. Segunda Ley: Sólo cuando se alcance el cero absoluto de temperatura Tercera Ley: y el cero absoluto es inalcanzable. caótico. en un objeto aislado. Pero existe otro tipo de movimiento. todo el sistema se comportará como si fuese una partícula solitaria dotada de masa.1. Por lo que el cero absoluto se hace inalcanzable. por lo que las propiedades termodinámicas de estos son valores promedios de un conjunto estadísticamente grande de partículas.7. el movimiento es incoherente. De aquí se infiere la Tercera Ley de la termodinámica: El cero absoluto de la temperatura no se puede alcanzar en un número finito de pasos.pistón cada vez más grande y para reducir la temperatura a cero se necesitará una máquina infinita. si poseen todas las mismas velocidades y dirección. La característica fundamental es la falta de coherencia entre el movimiento de las distintas partículas.

3. no basta que se le suministre energía. La causa fortuita del cambio se ha identificado con la dispersión caótica de la energía. por observación. Es necesario que las partículas de este se muevan coherentemente cuando se le suministre energía y esto solo se logra con trabajo y no con calor. guarda relación con el enunciado de Clausius de la Segunda Ley que niega la posibilidad de que el calor supere la pendiente de la temperatura. el suministro de energía será de 10 J. si se lanza el bloque en una dirección horizontal a una velocidad de 4.8. Para que el bloque se mueva. las posiciones y movimiento de estos serán incoherentes. cuando las partículas se mueven acompasadas y otra incoherente. Cuando el sistema realiza trabajo sobre el entorno. su temperatura sube y el bloque aumenta su energía. Una forma de hacerlo es elevarlo 1 m. Lo esbozado hasta aquí.5 ms-1. La segunda Ley es el reconocimiento. todos los átomos del bloque se desplazarán a la misma velocidad y dirección y el bloque adquiere una energía cinética de 10 J. cuando éstas se mueven en forma caótica. aunque permanece en el mismo sitio. Al tratar la Primera Ley se vieron dos formas de transmitir energía a un sistema: realizando trabajo sobre él o calentándolo. el bloque incrementa su energía potencial en 10 J. Todos sus átomos se han movido en forma coherente a lo largo de 1 m. Cuando se calienta un sistema. Lo anterior queda mejor entendido con el siguiente ejemplo: Se desea cambiar la energía a un cubo de hierro de 5 cm de lado. también le comunica un movimiento coherente. como energía cinética y potencial. La noción de movimiento térmico no se puede aplicar a partículas individuales. Este es el caso donde se aplican las Leyes Termodinámicas.1. La energía trata de dispersarse sin ninguna tendencia determinada y es la dispersión de la energía la que explica los cambios que caracterizan a la naturaleza. y se habrá transferido energía el bloque comunicándoles movimientos incoherentes a sus átomos. Ahora. La consideración de la dispersión de la energía no niega 304 . En el entorno es igual. se comunica a sus partículas un movimiento coherente.03ºC. Se ha establecido que las partículas de un sistema se pueden mover en dos formas: una coherente. En este último caso los átomos transmiten energía al azar por colisiones. En el bloque la energía se almacenará en forma de movimiento térmico de los átomos.1. Si la temperatura se eleva sólo 0. Dirección natural del cambio. de las consecuencias de estas tendencias sin rumbo de la energía. cuando se le comunica energía en forma de calor. Cuando se realiza trabajo sobre un sistema.térmico. Si se aplica una llama al bloque. se le comunica a sus partículas un movimiento incoherente.

esta no sería situación suficiente ya que la energía tendría que almacenarse en la pelota en forma de movimiento coherente y no en forma de movimiento incoherente como lo hace el calentamiento. sino también. Para el caso de la pelota. la pelota y la superficie del piso están cada vez más calientes. para que ella inicie su rebote espontáneamente. en los sistemas termodinámicos. Los procesos naturales degradan la calidad de la energía. Así se ha llegado al núcleo de la interpretación del enunciado de Kelvin de la segunda Ley: el concepto de dispersión debe tener en cuenta que. porque las colisiones han estimulado el movimiento térmico a expensas del movimiento coherente. por lo que el enunciado: la energía tiende a dispersarse. tendría que acumularse la energía dispersada. ya que el movimiento coherente se habrá disipado uniformemente entre ambos. un movimiento incoherente. 305 . Se dirá que la energía cinética de la pelota se ha disipado en el movimiento térmico. el movimiento coherente de los átomos de la pelota se degrada poco a poco en un movimiento incoherente. El trabajo implica un movimiento coherente de las partículas y el calor. establece la dirección de los procesos naturales. Con el tiempo. la destrucción de la coherencia. pero su probabilidad es muy remota. Tras cada rebote. energía que no estará disponible por la razón siguiente: La energía está distribuida en todos los átomos del universo. diseminarse por el espacio mediante la dispersión de las partículas que la poseen y a perder coherencia. Aunque la pelota se calentara. la pelota y la superficie estarán a la misma temperatura. no solo la diseminación espacial entre los átomos del universo. energía altamente localizada o energía almacenada en el movimiento coherente de partículas. que al final. el movimiento coherente de sus átomos se degrada ligeramente en movimiento térmico de sus átomos y los del resto del universo. La tendencia natural de la energía a disiparse. La energía de alta calidad es energía sin dispersarse. Se ha de interpretar la dispersión de la energía en el sentido de que engloba. tanto que se puede considerar como imposible. encierra el fundamento de la Segunda Ley. proceso que no es probable.que ésta pueda fluir a una zona térmicamente mayor. Además. Cada vez que la pelota golpea el piso. también. se distribuirá uniformemente en todo el Universo. La dispersión de la energía se relaciona. la coherencia del movimiento y la localización de las partículas son rasgos esenciales y distintos. Se puede identificar el fundamento atómico de la disimetría con la libertad de la interconversión de movimientos mediante el siguiente ejemplo: Se tiene una pelota rebotando que al final del tiempo se detiene. con el enunciado de Kelvin.

el mundo de las experiencias observables. y es insensible a las partículas que pasan paralelas a su superficie. La reflexión sobre los procesos realizados por la máquina de vapor ha permitido descubrir una disimetría en los mecanismos de la naturaleza. En el punto A de la figura 3. pierden energía y no la recuperan ya que se ha 306 . Las partículas de gas que golpean el pistón serán las únicas que generan trabajo. Movimientos de las partículas de gas en la máquina de Carnot. la fuente caliente y el gas tienen la misma temperatura. Debe establecerse como obtener movimiento coherente en las partículas del pistón a partir de la dispersión al azar de la energía suministrada al gas por la fuente caliente.1.3. Dispersión que consiste en la diseminación de la energía por el movimiento de las partículas que la portan o por su propia transferencia de una partícula portadora a otra. energía que recuperarán de nuevo de la fuente caliente. la fuente caliente suministra energía sin límite y la fuente fría es un sumidero en el que no llega a llenarse. Las partículas del gas reciben energía de ésta y se mueven en forma incoherente en todas las direcciones dentro del cilindro. El puente que une el mundo macroscópico. Es así como. la conversión de calor en trabajo. unas golpean las paredes del cilindro y otras la pared del pistón y lo empujan en una sola dirección. el mundo de Boltzmann. Después del choque en las paredes del cilindro y en la superficie del pistón. que relaciona la entropía: magnitud del mundo de la experiencia. se observará el interior del cilindro de la máquina de Carnot. En ella.1. En el paso del pistón de B a C. ha llevado a asociar a los procesos naturales con la dispersión de la energía. el de los átomos y partículas. con una medida de la dispersión y pérdida de coherencia. La reflexión sobre el mundo microscópico de los átomos.9. en el mundo microscópico. Para el efecto se debe examinar a escala microscópica. el movimiento incoherente de estas partículas se convierte en movimiento coherente del pistón. disimetría que se puede resumir en la observación del crecimiento de la entropía del universo en cualquier proceso natural y la consecuencia de esta disimetría es la existencia del rendimiento no unitario en la conversión de calor en trabajo. Con estas ideas en mente. para de nuevo volver a golpear el pistón y las paredes del cilindro.2. fue lo que desarrolló Boltzmann con su ecuación. La superficie del pistón actúa como un tamiz. Se presenta una disimetría esencial: hay una respuesta direccional a los impactos recibidos. con el mundo microscópico. las partículas que golpean las paredes del cilindro y del pistón. recoge y responde al movimiento de las partículas que lo golpean y empujan. las partículas del gas pierden energía.

se observó que para producir movimiento coherente en las partículas del pistón a partir del movimiento incoherente de las partículas del gas. Su forma puede cambiar. Se ha visto que a partir de la disipación de energía y del desorden asociado a ella. movimiento coherente del pistón en una carrera de potencia. En la descripción anterior. Como el sistema está aislado. En resumen. basta que en el proceso se genere mayor desorden del que se destruye. Se puede obtener coherencia de la incoherencia. que ésta puede ser constructiva. Como las partículas del gas están en contacto con la fuente fría. La Segunda Ley. Transformaciones químicas. Se llega a las condiciones iniciales para repetir el ciclo. aumentando de ésta forma su temperatura y presión. El movimiento coherente de éste golpea a las partículas del gas. Durante el cierre del ciclo se ha generado más desorden que orden en el Universo. las partículas aumentan su movimiento incoherente y no pueden ceder su energía. pero nunca su esencia. En esencia. En el punto C gira el cigüeñal iniciando el movimiento de retroceso del pistón en el cilindro. es un proceso que no produce ninguna entropía siempre que se haga en una forma cuasiestática. le ceden a ésta la energía ganada por el empuje del pistón. El trabajo que ha generado la máquina. 307 . o de ordenado a desordenado. afirma que materia y energía solo pueden cambiar en un sentido. para que se convirtiera calor en trabajo. que no pueden ser creadas ni destruidas.suspendido el contacto con la fuente caliente.1. la Primero Ley de la Termodinámica declara que la materia y la energía del universo son constantes. La entropía es la medida de hasta que punto la energía disponible está cambiando a una forma no utilizable. Ley de la Entropía. de utilizable inutilizable. la Segunda Ley dice que todo lo que existe en el Universo comenzó con estructura y calidad y está moviéndose irrevocablemente hacia el desorden y el deshecho. al movimiento coherente del pistón continúan golpeando las partículas del gas. En el punto C se suspende el contacto con la fuente fría. o de disponible a no disponible.10. pero se ha aprovechado la energía que tenían almacenada empujando el pistón. comunicándoles movimiento incoherente. Es una Ley que rige el mundo horizontal del tiempo y el espacio. 3. la energía sobrante se aprovecha como movimiento coherente. Conviene en este momento estudiar la interpretación atómica de la Segunda Ley aplicada a los procesos químicos. Energía que fue necesario pagar. a saber. éstas cedían la energía al chocar en las paredes del cilindro. haciendo trabajo sobre éstas.1.

no son más que una forma más elaborada de enfriamiento (Atkins. cuyos átomos se agrupan de una forma característica y la cantidad de energía. En una reacción química. 1992). contenida en ella. aunque de forma distinta en cada uno de los casos. Las reacciones químicas. La razón por la cual se establece un enlace químico. Si la energía de las especies enlazadas en la molécula es menor que la energía de los átomos separados. cuando los átomos se agrupan y dan lugar a otras sustancias. En una reacción química es necesario distinguir dos cosas: la espontaneidad o tendencia a que la reacción suceda y la velocidad con que lo hace. los átomos de una sustancia ceden su movimiento térmico al entorno sin sufrir otro cambio. que conlleva la formación de dicha ligazón. Aquí se estudiará la producción de otros materiales cuando ciertas sustancias dan lugar a productos más ordenados. proceso que sucede por dispersión de la energía entre el cuerpo caliente y su entorno. Esta es la razón por la que los procesos de reacción y de enfriamiento se considerados similares: se almacenan diferentes energías en sustancias diferentes y en estados diferentes de la misma sustancia. De lo expuesto. Se expuso que el caos produce coherencia cuando se transformaba localmente calor en trabajo. 308 .Uno de los procesos físicos más simples es el enfriamiento. como tampoco es la misma cantidad de energía la que contiene en un trozo de hierro caliente o frío. además de disiparse energía. Se buscan posiciones más favorables para los electrones y protones desde el punto de vista energético. En virtud de ellos. Durante el proceso de enfriamiento. difiere en cada caso. que en un trozo de hierro o en un montón de óxido de hierro. los átomos cambian su agrupamiento. el enlace es estable y la molécula perdura como entidad. procesos en los cuales unas sustancias se transforman en otras. Para apreciar de qué forma las reacciones contribuyen al enfriamiento del universo. Ambos procesos están determinados por la dispersión de la energía. El refinamiento del proceso de enfriamiento se logra mediante la transformación de la materia. implica cambios en la calidad. conviene resaltar que. Se puede decir que los procesos físicos y químicos implican cambios en la cantidad y en la forma como se almacena la energía. No es igual la energía almacenada en un conjunto de moléculas de oxígeno. reside en la disminución de la energía de las especies involucradas. se debe abordar la noción de enlace químico. la cantidad de energía almacenada difiere en cada caso. se forma o forman una o unas varias sustancias a partir de la o las originales. Cada material tiene sus propias moléculas.

es lo mismo que sucede con la energía en el proceso de enfriamiento. Esta energía se reparte rápidamente en el sistema y los átomos quedan atrapados en la nueva configuración. Es tan remoto este hecho que se puede considerar perpetuo el enlace oxígeno-hierro. Que la energía en conjunto se disperse o no. se acompaña de una liberación de energía. la diferencia de energía entre unos y otros se dispersa en forma de movimiento térmico. el producto será un poco más de 1 kg de óxido de hierro. se confina energía cuando el gas se reorganiza en el producto sólido. siempre y cuando este nuevo enlace sea más estable que los anteriores. de una manera espontánea. el motor de los cambios químicos naturales que ocurre en química.La formación de un enlace hierro-oxígeno y en consecuencia. Aunque los productos tengan menor energía que los reactivos. es la dispersión de la energía en forma desordenada. No obstante esta última observación resulta engañosa si se usa como criterio para decidir en torno a la espontaneidad. Ahí reside la causa de la transformación química: lo mismo que en los procesos físicos. Todo lo que ha ocurrido es que una cantidad de energía confinada inicialmente en un lugar. La reacción es irreversible como lo es el enfriamiento. ya que eso implica que la energía se recoja y se acumule en el sitio donde estaba. la energía del oxígeno se halla muy dispersa por ser un gas. los átomos de oxígeno se encuentran ordenados en el óxido. Si los productos tienen menor energía que los reactivos. La dirección del cambio no guarda relación directa con la energía que almacenan los enlaces. dependerá de quien resulte vencido de una pugna. Se requieren 300 L de oxígeno para reaccionar con 1 kg de hierro. Por una parte. Después de la reacción. se ha dispersado. Una contribución a la entropía procede de la formación de nuevos enlaces. Esta nueva entidad no puede volver a su configuración inicial de los reactivos. La reacción ha discurrido hacia valores inferiores de energía en los productos. al formase una molécula de óxido de hierro. La mejor manera de entender este proceso de reacción es enumerando las variables que aportan a la entropía total en el transcurso de la reacción. sin objeto ni dirección. esto no es la razón para que la reacción tenga lugar. se desencadena una dispersión de la misma como resultado de la formación de enlaces más estables en la molécula de óxido de hierro. por otra parte. El cambio de entropía se calcula con la fórmula: 309 . energía que recogen los átomos vecinos. Inicialmente. la ruptura de los enlaces originales de átomos hierro-hierro y oxígeno-oxigeno. Continuando con la misma idea.

Los productos tendrán mayor energía que los reactivos ya que estos la han tomado del entorno. con mayor entropía. ello se debe en parte. la formación del oxido de hierro. el oxígeno desaparece como gas y se confina en el óxido. a que el oxígeno queda confinado y a que se modifica la energía que queda almacenada en cada tipo de enlace. que la disminución de esta en el sistema. con menor entropía. a partir de unos reactivos menos estructurados. ya que la reacción libera bastante energía y crea mucho desorden en éste. Hay por lo tanto. la entropía total de las sustancias decrece durante la reacción. Los productos. en donde una molécula se rompe en dos fragmentos. lo que hay que hacer es evaluar el cambio de entropía para los productos y para los reactivos y calcular su diferencia. se debió a que se genera mayor entropía en el entorno. Hasta aquí. las reacciones se producen porque los reactivos tienen mayor energía que los productos. Para que la reacción se desarrolle es necesario suministrar energía del entorno al sistema para poder romper el enlace A-A. son sustancias menos dispersas físicamente que los reactivos. no con una disminución de la energía. El proceso es análogo a la producción de trabajo a partir de calor. no explicaría una reacción como esta: A2 → 2A. que se denomina el sistema. poseen menos entropía.6) Esta variación de entropía es positiva para el entorno. en este caso. Una reacción se produce porque se corresponde. se ha visto que la aparición de un producto más estructurado. a su vez los átomos de hierro forman iones. Se supone que el reactivo y el producto son dos gases y que la presión y la temperatura se mantienen constantes durante la reacción. Una reacción química también puede suceder por calentamiento del sistema. un incremento de la entropía total del universo cuando se forma óxido de hierro. sino con una degradación de la calidad de ésta. lo que se simboliza por A2 → 2A. Para comprobarlo. En este caso. La otra contribución procede del cambio de entropía que se produce en el sistema. Aunque en el 310 .∆S = Calor liberado Temperatura (3. Para esta reacción. Por consiguiente. por lo tanto. considérese un segundo tipo de reacción química. cuando las sustancias implicadas reaccionan. ya que la energía se libera hacia éste. Una interpretación ingenua según la cual. resulta menor que el incremento de entropía que se produce en el entorno. porque la entropía en el entorno aumentó en mayor proporción. la disminución de entropía de las sustancias que intervienen.

2) La segunda contribución procede del cambio de entropía que sucede por el cambio de volumen de los reactivos y productos. a un proceso de enfriamiento. Cuando se tiene varias especies (A2 y A) en un mismo volumen y en una etapa intermedia de reacción. sólo exista A. éste se las arregla para que la energía quede más dispersa después de la reacción. En resumen. que puede ser positivo o negativo. que si se tuviera una de ellas. según el tipo de sustancias que forma a A2. del mismo modo que la entropía del hierro sólido difiere de la del óxido de hierro. también. la energía fluye hacia dentro del sistema y se caliente. las entropías de estas moléculas difieren entre ellas. Pero nada se ha dicho de las mezclas de las sustancias. Este cambio es positivo porque los productos ocupan un mayor volumen y 3) Aporte que se debe al cambio de entropía del entorno al ceder energía al sistema para romper el enlace A2. En suma se pueden identificar tres contribuciones al cambio de entropía del universo: 1) Cuando A2 se disocia a presión y temperatura constantes.caso que se está presentando. por lo tanto. en el mismo volumen. 2) el 311 . sino cuatro. Las contribuciones a la dispersión en una reacción del tipo A2 → 2A son las siguientes: Hay una reducción de la dispersión de la energía. al final. el volumen se tiene que duplicar. en las etapas intermedias se tendrá una mezcla y se genera más desorden. Las moléculas A2 y A almacenan sus energías de forma diferente. En la reacción que se ha planteado. ellos son: 1) la de las propias moléculas. Esto corresponde a una dispersión física de los productos y de la energía de la que son portadoras y. Al principio sólo hay A2. lo que corresponde a una contribución positiva a la entropía y que alcanza un máximo cuando A2 y A. hay un incremento de entropía. por consiguiente. tampoco habrá contribución cuando. ya que el movimiento térmico del entorno decrece cuando entra energía al interior de la sustancia y se usa para romper el enlace. la entropía es mucho mayor. se crean dos partículas. se produce un aumento de entropía por la sustitución a una molécula de A2 por dos de A. sean iguales en cantidad. El cambio de entropía cuando una molécula A2 se rompe en dos moléculas A. Hasta ahora se ha pensado en el cambio de entropía de una sustancia A2 que se transforma en una sustancia A. como se desea que la presión no cambie. que no produce una contribución al desorden. existe una mezcla desde el mismo momento en que rompe la primera molécula de A2. Así. la variación total de entropía de la reacción A2 → 2A no tiene tres componentes. Al hacerlo. Pero. en el sentido que se tiene una dispersión de energía. la acumulación de energía en el sistema corresponde.

o sea.cambio de volumen 3) la contribución del entorno al tener que ceder energía al sistema y 4) el efecto de la mezcla en las etapas intermedias. y la usa para generar dentro del sistema. más desorden del que se había eliminado en el entorno. 2) la disminución de la entropía del entono y 3) la contribución de la entropía de la mezcla. llamadas reacciones exotérmicas. Si se estudia el proceso inverso 2A → A2. Cuando se habla de las reacciones químicas. Se ha planteado que algunas reacciones químicas podrían generar desorden al permitir que la energía se escape hacia el entorno. que corresponde al máximo de entropía. un máximo desorden de éste Universo. es hacia la dirección de la máxima entropía del universo y es en este sentido que se dice que las reacciones químicas se parecen al proceso físico de enfriamiento. llamadas reacciones endotérmicas. La dirección natural de cualquier tipo de reacción. Figura 3. Y que otras reacciones tienen lugar tomando energía del entorno. Da la impresión que el desorden retrocede. de todas maneras la mezcla evoluciona hasta llegar a la misma composición intermedia de antes. 312 . Aunque se formen moléculas A2 a partir de A. pero la verdad es que el Universo está subiendo la pendiente de la derecha de la gráfica de la entropía total de la Figura 1. ya sea exotérmica o endotérmica. cabe esgrimir un razonamiento parecido. Las tres contribuciones a la entropía total de la reacción de disociación:1) incremento de la entropía del sistema. Se sabe que la dirección que incrementa el desorden es aquella en la que unas moléculas de A se unen para formar A2.6.7. es preciso distinguir entre dirección de los procesos naturales y la velocidad en que se producen.

Si la proporción es alta. que es lo que suele suceder. lo que a su vez implica.Espontáneo significa que es un proceso natural. temperatura) 3.1. los productos de la reacción son el resultado del ordenamiento de átomos acaecidas por azar y mantenidas luego por dispersión de la energía. permitiendo acercarse a otros que están en la misma condición y así formar un enlace de menor energía como producto. La velocidad de reacción depende de la frecuencia con la se crean estas acumulaciones. La velocidad de reacción depende claramente de la frecuencia con que los átomos alcancen amplitudes grandes en la vibración de sus enlaces. Pero la espontaneidad no es la única clave para explicar las reacciones químicas. Esta expresión garantiza que las velocidades de reacción aumentan con la temperatura. La facilidad con que esta energía se alcanza. Por lo tanto. pero también ayuda a explicar la velocidad con que avanza la reacción. (3. El hombre inicialmente utilizaba la reacción de combustión para generar calor y hacer confortable la vivienda. El avance de la reacción depende de la capacidad que poseen los átomos de vibrar en una forma vigorosa alrededor de sus posiciones de equilibrio. es muy probable que ésta acumulación se produzca con frecuencia y que los choques tengan éxito. vibrando.7) 313 .1. La energía que se ha de acumular para que una partícula intervenga en una reacción se denomina Energía de Activación. se acumulen cerca a otro depende de la proporción de átomos que se hallen en dicho estado. depende de la temperatura. Trabajo útil de una reacción química. El ritmo de estas transformaciones espontáneas depende del grado en que los átomos puedan situarse en posiciones cuyas longitudes de enlace resulte más o menos expuestos a que se rompan. para generar trabajo a voluntad y no depender de los animales. La probabilidad de que se acumule energía de activación a cierta temperatura viene dado por la expresión denominada: La probabilidad de estados excitado de Boltzmann (P). Con la dispersión se vio que era la clave para explicar la dirección de las reacciones. esto implica que se haya dado una acumulación de movimiento térmico. una densa acumulación de energía. ya que la probabilidad de que un número elevado de átomos en estado excitado.11. La expresión que recoge lo dicho es: P = e-(energía de activación. un proceso que se realiza sin que se necesite aportar trabajo para ello. Tardó millones de años para aprovechar el calor generado en la reacción de combustión.

Joule y Clausius habían establecido el formalismo de la Termodinámica y a Boltzmann le correspondió profundizar en ella para obtener justificaciones microscópicas. se puede permitir que parte de ella se escape en forma de calor y se genere suficiente entropía en el entorno para que el proceso sea espontáneo y que la energía restante se transforme en trabajo.La máquina de Carnot permite generar trabajo con el movimiento coherente del pistón en su carrera de potencia. Josiah Willard Gibbs desarrolló la de aplicación de la Termodinámica a la química. Gibbs. 1989). Aquí cabe la pregunta: ¿Cuál será la mínima cantidad de energía que se debe 314 . la Termodinámica posibilita el cálculo de la cantidad de trabajo que se puede obtener cuando sucede una reacción. se supone que la reacción reduce la entropía del sistema al permitir la salida de energía. Convirtió a la Fisico-Química en una ciencia deductiva (Sposito. Se desea. se considera una reacción que libera energía en forma de calor a su entorno. pero se debe a Gibbs la máxima generalización de los dominios de la disciplina. Para explicar como se obtiene trabajo de una reacción química. reacción exotérmica. Así mismo. Variación de entropía que se produce durante el curso de una reacción química.8. además. representa la unión intelectual entre la máquina de vapor y las reacciones químicas. Kelvin. Figura 3. se use para realizar trabajo. Aunque no se puede disponer de toda la energía liberada por la reacción para realizar trabajo. de tal modo que no toda la energía producida por esta. sino también. se desperdicie en movimiento incoherente. que toda la energía que produce la reacción no se utilice totalmente para calentar el entorno.

Si un proceso puede realizar trabajo. Es decir.ceder al entorno en forma de calor para que la entropía generada resulte suficientemente alta y la reacción sea espontánea? La reacción reduce la entropía del sistema en una cantidad que se denomina cambio de entropía (∆S). para que la reacción se produzca espontáneamente. ésta será espontánea en esta dirección. la mínima energía que la reacción exotérmica ha de suministrar en forma de calor al entorno se obtiene al igualar éstas dos expresiones y despejar la magnitud calor suministrado: Calor minimo = Temperatura x ∆S Por lo tanto.8) Existen otras reacciones. 315 . las reacciones según éste comportamiento se denominan convertidores de energía: convierten la energía de baja calidad del entorno en trabajo útil. o energía de alta calidad. La importancia del concepto de energía libre radica en dos interpretaciones de su significado:1) Indica la cantidad máxima de trabajo que se puede obtener de una reacción química que se desarrolla en contacto térmico con el entorno y 2) Remite a la espontaneidad de una reacción. se obtiene más energía de la reacción en forma de trabajo que la que se hubiese sacado en forma de calor.T∆S) (3. debe producirse como mínimo. en las cuales la entropía del sistema aumenta porque gana energía del entorno en forma de calor. con reducción de la entropía del entorno y que vuelve a emerger hacia el exterior en forma de trabajo.Calor mínimo cedido) Energía libre = (Energía total liberada . se deja que fluya energía en forma de calor hacia el interior del sistema. Es la energía para realizar trabajo y viene dada por la expresión: Energía libre = (Energía total liberada . la misma entropía en el entorno. En estas condiciones. proceso que no modifica la entropía. El producto de esta diferencias se denomina energía libre. que se calcula como: calor suministrado/temperatura. Las reacciones químicas tienden a disminuir la energía libre. por lo que. las reacciones endotérmicas. Así. función que permite juzgar los recursos energéticos de las reacciones químicas. Por consiguiente. la energía disponible para generar trabajo será la diferencia entre la energía total liberada en la reacción y la cantidad mínima de energía que se debe ceder al entorno en forma de calor. si la reacción libera energía se puede extraer toda en forma de trabajo y convertir en movimiento coherente la energía que el sistema ha extraído del entorno en forma de calor. será espontáneo. si en un proceso la energía libre disminuye durante la reacción.

Figura 3. La única Ley para los procesos espontáneos es que la entropía del universo aumenta. El proceso sucede en dos etapas: la captura de electrones por los iones de cobre y la pérdida de electrones por los átomos de hierro. pero unidos externamente por un conductor. en la superficie del perdigón se depositan átomos de cobre y el perdigón se disuelve lentamente. en otras palabras corresponde a una disminución de la energía libre. la energía libre no es más que una forma enmascarada de expresar la entropía total del universo. la tendencia del hierro y del cobre a intercambiar electrones produce un flujo coherente y ordenado de electrones a través del cable que los une. La corriente eléctrica que se 316 . Los iones de cobre capturan los electrones del hierro y se convierten en átomos de cobre. Será el mismo caso de una hoguera. De hecho. Si el cobre y el hierro están en compartimientos separados. El proceso es espontáneo porque se incrementa la entropía del universo. no pueden interpretarse literalmente como una caída hacia estados de menor energía. Variación de entropía que se produce durante el curso de una reacción químicas que gana energía en forma de calor de su entorno. Cuando se arroja un pedazo de hierro a una solución de cobre. cuando la energía almacenada en el leño. Un ejemplo para explicar como obtener energía libre de una reacción es el siguiente: Si se introduce un perdigón de hierro en una solución de cobre. De esta forma no se produce un movimiento coherente de electrones o trabajo eléctrico.9. La caída de las reacciones hacia valores más bajos de energía libre. a pesar de que lleve el nombre de energía. en calor. se convierte en movimiento térmico. mientras los átomos de hierro pierden sus electrones y pasan a la solución en forma de iones. se intercambian los electrones en direcciones incoherentes entre el hierro y el cobre.

Tipos de sistemas Los sistemas a los cuales se les aplican los métodos de la termodinámica están formados por los contenidos dentro de un volumen de dimensiones macroscópica. El estado de un sistema puede ser definido por medio de variables extensivas e intensivas. como volumen. Cualquier función que pueda ser expresada en términos de estas variables es llamada función de estado del sistema. Otras variables como la presión y la temperatura que tienen igual valor en cualquier parte del sistema son llamadas propiedades o variables intensivas y son variables que no dependen del tamaño del sistema. es posible distinguir los sistemas aislados. Es el resumen de una vasta experiencia.2. los sistemas cerrados. la cual se encuentra en textos de termodinámica. los cuales intercambian materia y energía. que intercambian energía pero no materia y los sistemas abiertos. podrá producir trabajo. Tales variables son aditivas. 3. El primer principio de la termodinámica. calor y trabajo. 1974. El principio de conservación de la energía será introducido con mínimo detalle.2. Son variables que dependen del tamaño del sistema. 3. Propiedades de los sistemas como la masa y el volumen son definidos como un todo y son llamadas propiedades o variables extensivas.2. Así. la masa total del sistema es igual a la suma de cada una de las masas diferentes partes que lo conforman. Es útil clasificar los sistemas termodinámicos de acuerdo al intercambio de energía.2. El sistema y el entorno constituyen el Universo. 1981. Sposito. En su 317 . Los límites de este volumen lo separan del mundo exterior o entorno. Aspectos formales En esta parte se establecen ciertas ecuaciones de la termodinámica clásica.3. 1989). los cuales no intercambian ni materia ni energía con su entorno. así.2. sin profundizar en su desarrollo. Se alienta al lector a que consulte la bibliografía recomendada (Castelan. Será el mismo caso de la máquina térmica. número de moles y presión. De estas ecuaciones se presentan únicamente las expresiones. Esto se expresa como una ley: “La energía no se puede crear ni destruir”.genera en la reacción. Nadie ha podido construir una máquina que pueda generar trabajo sin consumir combustible. 3. Propiedades extensivas e intensivas. y de materia a través de sus límites. desarrolladas sobre la base de lo expuesto inicialmente. 3.1.

En general. Si se transfiere desde el sistema al entorno. se transfiere a un sistema abierto a la atmósfera. Si el trabajo se hace sobre el sistema. La primera ley se puede expresar en función de w y q. Se designa a la energía que posee el sistema. haciendo funcionar el calentador de 100 W durante 104 segundos. un proceso reversible es el que puede tener lugar en sentido inverso mediante una modificación infinitesimal de las condiciones externas. se escribe ∆U. w es positivo y si este es realizado por el sistema w es negativo.4 KJ. este principio postula la existencia de una función de estado. Otra forma de aumentar la temperatura del agua es sumergiendo en ella un calentador y generando 10. el sistema. el agua se expande y empuja la atmósfera. Si se transfiere energía como calor al sistema. desde una altura de 106 m. el proceso es reversible. q es negativo.9) Cuando un gas se expande contra una presión p. como U. es decir. su energía interna. una masa de 10 kg que este unidas a una polea y mueva las paletas. En otras palabras. durante 104 segundos. Este empuje significa que el sistema hace trabajo sobre el entorno. porque 318 . La energía transferida como trabajo se escribe como w. llamada energía del sistema. cuando una cantidad de energía q.4 KJ de calor. La energía transferida como calor se expresa como q. Además de aumentar la temperatura. Se planteó anteriormente que existen dos formas de transmitir energía a un sistema. q es positivo. el cambio en la energía interna del sistema no es simplemente ∆U = q. Por ejemplo. con el fin de aumentar su temperatura. Supóngase que se transfiere energía como calor a 500 cm3 de agua en un recipiente abierto a la atmósfera. la presión del gas está casi exactamente compensada por la presión externa. O dejar caer. ellas son el trabajo y el calor. Conocido como el Experimento de Joule. es necesario suministrarle energía por un valor de 10. el cambio de la energía interna cuando se transfiere energía al sistema como calor o como trabajo. se puede transmitir energía a un recipiente con agua. En los ejemplos anteriores se le transmitió la misma energía al sistema en dos formas diferentes: con trabajo o con calor. por lo que el cambio de energía interna es: ∆U = w + q (3. el trabajo realizado para un cambio infinitesimal de volumen dV será: dW = -pdV Si durante la expansión.forma general. Esto equivale a que un motor con una potencia de 100 W agite unas paletas dentro del agua. Para aumentar la temperatura de 20 a 25 C a 500 cm3 de agua. agitándolo vigorosamente.

simultáneamente éste pierde algo de energía al empujar la atmósfera. La cantidad que toma en cuenta automáticamente esa pérdida es la entalpía, H. Así, se tiene que el cambio de entalpía, ∆H, de un sistema es:
∆H = q

(3.10)

q: transferido a presión constante. Cuando la misma cantidad de energía se transfiere a volumen constante, de manera que no se puede hacer trabajo sobre el entorno, existe un cambio en la energía interna de magnitud igual a q:
∆U = q

(3.11)

q: transferido a volumen constante. El cambio de volumen en los líquidos cuando se transfiere energía a presión constante es normalmente pequeño y la energía que se pierde como trabajo es igualmente pequeña, por lo que ∆H y ∆U son casi iguales. Sin embargo las reacciones que incluyen gases producen con frecuencia grandes cambios de volumen, por lo que se realiza mucho trabajo. Para estas situaciones ∆H y ∆U pueden ser significativamente distintos. Los procesos que suceden en la naturaleza suceden a presión constante, por esto es el interés que se pone en la entalpía. Una vez conocidos los cambios de entalpía que tienen lugar durante las reacciones, se puede saber cuanta energía gana o cede como calor una reacción, cuando se efectúa a presión constante. 3.2.4. El segundo principio de la termodinámica El segundo principio postula la existencia de una función del estado, llamada entropía, S. Palabra que viene del griego que significa evolución. Relacionada con los intercambios calóricos con el entorno. Pero, contrariamente a la energía, la entropía no se conserva. Ella posee las siguientes características. - La entropía de un sistema es una propiedad extensiva. Si el sistema consta de varias partes, la entropía total es igual a la suma de la entropía de cada una de las partes. - El aumento de entropía se representa por la suma de dos términos relacionados. Uno ∆Se, con el aporte externo de entropía al sistema, y el otro, ∆Si, con la producción de entropía dentro del propio sistema:
∆S = ∆Se + ∆Si

(3.12)

El Segundo Principio se resume en la siguiente desigualdad:

319

∆Si > 0

(3.13)

Lo que significa que los fenómenos irreversibles que se desarrollan dentro del propio sistema, solo pueden generar entropía. Para un sistema aislado, el flujo de entropía, ∆Se, es nulo. De esta forma se llega al enunciado clásico:
∆S > 0

(3.14)

El signo de igualdad se alcanza en un estado particular, el estado de equilibrio al que llega el sistema al cabo de un largo lapso de tiempo. Por lo tanto, el Segundo Principio implica que, para un sistema aislado, llamado universo, existe una función del estado instantáneo del sistema, la entropía S, que inevitablemente aumenta con el transcurrir del tiempo. Así, la entropía de un sistema aislado es máxima en condiciones de equilibrio termodinámico. El comportamiento de la función de entropía provee un criterio que capacita para detectar la presencia de procesos irreversibles. Por lo que solamente el criterio general de irreversibilidad esta dado por la producción de entropía de acuerdo a las ecuaciones (3.13) y (3.14). 3.2.4.1. Entropía de las sustancias. Para definir la entropía, S, de un sistema se indica que, cuando se transfiere una cantidad de calor, dq, de forma reversible a un sistema a temperatura T, su entropía varía de acuerdo con la ecuación; dS = dq/dT (3.15)

De esta expresión y de la información anterior, se tiene que la entropía de una sustancia a la temperatura, es S(T) y guarda relación con su entropía a T = 0 mediante la relación siguiente:

S ( T ) = S ( 0) + ∫

T

Cp T

0

dT

(3.16)

En consecuencia, midiendo la capacidad calórica desde baja temperatura hasta la temperatura deseada, se puede calcular el valor de la entropía. Se obtienen entropías basadas en la Tercera Ley de la Termodinámica estableciendo que la S(0) = 0 para las formas cristalinas perfectas de las sustancias. Se puede calcular la variación de entropía asociada a algunos procesos simples. La variación de entropía durante la expansión isotérmica de un gas ideal desde un volumen V1 hasta un volumen V2 es igual a:

320

∆S = nRlog(V2/V1)

(3.17)

La variación de entropía cuando n1 moles de un gas perfecto se mezclan con n2 moles de otro gras perfecto a presión y temperatura constantes se obtiene la siguiente ecuación:
∆S = nR[X1logX1 + X2logX2]

(3.18)

donde n = n1 + n2 y X1 y X2 son las razones molares n1/n y n2/n, respectivamente. La definición matemática de entropía conduce a una forma de medición de entropías mediante un experimento directo de laboratorio con un calorímetro, así se pueden compilar tablas como las que se presentan en los textos de Termodinámica. 3.2.4.2. Cambios de entropía El cambio de entropía cuando los reactivos se convierten completamente en productos se puede calcular fácilmente tomando las combinaciones apropiadas de las entropías de las tablas. Los valores tabulados se refieren a estados estándares de los componentes, por ejemplo, para una reacción de oxidación de hierro, el cambio de entropía que se obtiene a partir de estos datos, es el valor del oxígeno gaseoso a 1 atm de presión que se combina con el hierro sólido y reacciona completamente para producir un óxido sólido. Como ejemplo del empleo de los datos tabulados, se considera la formación del óxido de hierro a 25 C a partir de oxígeno y de hierro. El cambio de entropía molar ∆Sm, que acompaña a la reacción: 4 Fe(S) + 3O2(g) ↔ 2Fe2O3(s) con todas la especies en estado estándar es:
∆Sm = (Suma entropía productos) - (Suma entropía de reactivos) ∆Sm = 2(87.14) - 4(27.3) - 3(205.0) = -549.4 Jk-1

En esta reacción hay una gran disminución de entropía del producto debido a que el oxígeno, altamente disperso, reacciona para formar un sólido. El punto interesante acerca de este resultado es que se pudo asignar un valor numérico a la reducción de la dispersión ocasionada por la reacción. Queda faltando explicar por qué esta reacción es espontánea, irreversible. El cálculo muestra que se tiene una disminución de la entropía. El aspecto que falta es que todavía no se ha tenido en cuenta el cambio de entropía en el entorno.

321

El cambio de entropía en el entorno, resulta sencillo de calcular en base a la energía que se transmite del sistema, el vaso de reacción, en forma del calor al entorno que está a presión constante, lo que se denomina entalpía. Si la entalpía de reacción es ∆H y la temperatura es T, entonces el cambio de entropía del entorno está dado por:
∆Se = - (∆H/T)

(3.19)

La ecuación (3.19) proviene de la definición matemática de la entropía. Esta ecuación concuerda con el sentido común sobre la forma como las reacciones afectan la dispersión de la energía. Si la reacción es exotérmica, la energía que libera en forma de calor al entorno incrementa su entropía y esto es lo que dice la ecuación (3.13), ya que en el caso de una reacción exotérmica ∆H es negativo y por tanto, ∆Se es positivo, correspondiendo a un aumento de la entropía. Los cambios de entropía en el entorno que acompañan a las reacciones químicas se obtiene fácilmente a partir de los valores tabulados de entalpía de reacción. Para el caso que se viene tratando, la oxidación del hierro, la entalpía estándar de reacción es de -1648.4 KJ mol-1 y el cambio de entropía molar estándar del entorno a 25 C (298.15 K) es:
∆Se = -(-1648.4)/298.15 = 5529.0 JK-1

De esta forma se tiene un incremento de entropía en el entorno, que se produce porque la reacción libera energía en forma de calor. El cambio total de entropía ∆S es la suma de los cambios de entropía que tienen lugar en el vaso de reacción, ∆Si, y en el entorno, ∆Se. Por consiguiente, según la ecuación (2.6) se puede escribir:
∆S = ∆Se + ∆Si ∆S = ∆H/T + ∆Si ∆S = 5529 - 549.4 = + 4979 JK-1

Esto significa que por cada 4 moles de hierro convertidos en dos moles de Fe2O3 hay un aumento global de la entropía del universo de 4979 JK-1, es una cantidad grande y positiva, por lo tanto, es una reacción espontánea. Esta es la razón de la corrosión del hierro y para eliminarla hay que evitar que el oxígeno se acerque al hierro, por ejemplo, pintando las superficies férricas.

322

3.2.5. La función de Gibbs. La tendencia natural de una reacción a ocurrir bajo condiciones dadas, depende del valor de ∆S (total). Una cantidad que se compone de dos partes. Una es el cambio de entropía en el vaso de reacción, el sistema, la otra indica la magnitud de dispersión de energía en el entorno y se calcula en base a la entalpía de la reacción. Por consiguiente el cambio total de entropía será la suma de estas dos entropías relativas a la reacción:
∆S (total) = - ∆H /T + ∆S

(3.20)

Donde ∆H es la entalpía de la reacción y ∆S es el cambio de entropía del sistema reaccionante. Para usar la ecuación (3.20) es necesario conocer la entalpía de reacción y la entropía de las especies químicas. Es conveniente reunir estos dos datos en uno solo, lo que se logra si se multiplica la ecuación (3.20) por -T, se tiene: -T∆S (total) = ∆H - T∆S (3.21) La cantidad -T∆S (total) recibe el nombre de función de reacción de Gibbs y se designa por ∆G. La ecuación (3.21) queda de la forma siguiente:
∆G = ∆H + T∆S

(3.22)

La variación de la Energía Libre de Gibbs de un proceso coincide con el trabajo máximo no mecánico (es decir excluido el de expansión) que el proceso puede desarrollar a presión constante. Así, un cambio infinitesimal a temperatura constante es: dG = dH – TdS dH = dU + pdV + Vdp dU = dq = dw en condiciones reversibles: dq = TdS dw = -pdV + dwextra Teniendo en cuenta todas estas relaciones, se deduce: dG = Vdp + dwextra si la presión es constante dp = 0 y dG = dwextra (3.28) (3.27) (3.26) (3.23) (3.24) (3.25)

323

El trabajo realizado por el sistema tiene signo opuesto al trabajo realizado sobre el sistema, por lo tanto, el trabajo máximo que puede hacer un sistema en un determinado proceso a temperatura y presión constantes será: dwextra = dG (3.29)

Esta es una de las ecuaciones más relevantes en termodinámica y se llama también Energía Libre de Gibbs. Lo importante de esta función es que indica a simple vista si una reacción tiene o no tendencia a ocurrir. Se sabe que una reacción tiene tendencia a ocurrir si ∆S (total) es positivo. En términos de ∆G, que es proporcional a ∆S (total), una reacción tiene tenencia a reaccionar si ∆G es negativo. Para un gran número de reacciones ∆H es mayor que T∆S, por lo que en estos casos ∆G es igual a ∆H, como una aproximación inexacta. Por lo que, las reacciones exotérmicas que tienen un ∆H negativo, tiene un ∆G negativo y por consiguiente, es espontánea. Una reacción endotérmica, con ∆H positivo, será espontánea si T∆S es lo suficientemente grande, ya que solo así, la diferencia ∆H - T∆S será negativo. Las reacciones espontáneas exotérmicas son inducidas por la gran cantidad de entropía que generan en el entorno; las reacciones espontáneas endotérmicas son inducidas por la gran cantidad de entropía generada en la propia mezcla de reacción. Cuadro 3.2. Variables, funciones termodinámicas y ecuaciones de estado. Variables Temp (T) Entropía (S) Presión (P) Volumen (V) Pot Qco (µ) Cantidad Unidades K JK-1 KPa L Jmol-1 mol Funciones Entalpía (H) Energía libre Helmhltz (A) Energía libre Gibbs (G) Energía interna (E) Ecuaciones dH = TdS + VdP dA = -SdT – PdV dG = -SdT+ VdP dE = TdS – PdV

El desarrollo de la termodinámica teórica puede ser muy detallado, pero su utilidad puede ser observada solamente si las expresiones se pueden medir. Por ejemplo, el cambio de entalpía (∆H) en el cuadro 3.2 puede ser descrito por la ecuación dH = dq + VdP; si dP = 0 (proceso a presión constante), luego dH = dqp. Esta expresión es particularmente útil para determinar los efectos de la temperatura, ya que a la capacidad calórica, Cp, a presión constante se puede medir, ecuación (3.16). En ausencia de trabajo externo qp = ∆H. Bajo condiciones de presión y temperatura constantes, el estado del sistema está caracterizado por dG.

324

Para trabajos reversibles los cambios son: dG = -VdP + SdT < 0 Y para cambios reversibles: dG = -VdP + SdT = 0 Estas ecuaciones son aplicadas a sistemas de composición química constante, es decir dni = 0. Cundo cambia la composición química de la especie i se tiene:

 ∂G   ∂G   ∂G  dG =  dT +  dni   dP +    ∂T  P ,T ,nj  ∂P  T ,nj  ∂n  P ,T , nj

(3.30)

3.3. Termodinámica de los procesos alejados del equilibrio. Hasta ahora se ha presentado el criterio que indica si, dados dos estados de equilibrio cualesquiera, el paso desde el primero hasta el segundo es o no posible en las condiciones en que se encuentra sometido el sistema. Es decir, se caracterizan los cambios de estado. En cambio no se ha visto con qué velocidad evolucionan los procesos posibles entre los dos estados del sistema. Siendo de gran importancia esta segunda información, como se presenta en el siguiente ejemplo: Para que una reacción exotérmica, que desprende energía en forma de calor al entorno, se lleve a cabo de la forma más completa posible, es decir, que los reactivos se conviertan totalmente en productos, conviene que se realice a baja temperatura. Esta información es la que aporta la termodinámica de equilibro. Sin embargo, a bajas temperaturas, la reacción es muy lenta (ver ecuación 3.7). Con fines prácticos se debe llegar a un compromiso entre dos situaciones: el máximo rendimiento termodinámico aconseja la menor temperatura posible, mientras que la cinética no recomienda bajar la temperatura. Así, que no se debe ignorar ninguna de las dos informaciones que se tienen. Ya se ha presentado la termodinámica del equilibrio y se hace necesario hablar de la termodinámica de los procesos irreversibles que estudian los factores cinéticos y los estados estacionarios fuera del equilibrio. La diferencia entre un estado de equilibrio y un estado estacionario fuera de equilibrio radica en que para mantener este último hay que suministrar continuamente energía al sistema, lo cual no es necesario cuando el estado es de equilibrio. Por tanto, es importante tomar en consideración los estados estacionarios fuera del equilibrio para determinar cuánta energía por unidad de tiempo necesita el sistema y de qué factores depende esta energía.

325

si entra entropía desde el exterior. figura 3. En un proceso reversible. En un proceso irreversible. sin que la entropía total aumente. La parte no lineal solo se menciona en algunos casos. Esta igualdad expresa que la entropía del sistema puede variar por dos motivos: 1) por transporte de entropía a través de las paredes del sistema (deS).Se presenta a continuación las ideas generales de termodinámica lineal de los procesos irreversibles. en cambio diS ≥ 0. se puede expresar la variación de energía interna total en función de las variaciones de la energía interna de cada uno de los subsistemas. En este caso. y se tiene: dU = dU1 + dU2 = 0 326 . Este término.31) se puede escribir en la forma de igualdad como: dS = diS + deS (3:32) donde diS representa la entropía producida en el propio sistema. si el sistema cede entropía al exterior. Se estudia ahora el caso de un sistema aislado dividido en dos compartimientos de volumen fijo que pueden intercambiar energía y materia.10. Se ha dicho antes que la variación de entropía está definida por: dS = dq r T donde dqr es la energía en forma de calor intercambiada entre el sistema y el entorno cuando aquel evoluciona de forma ideal y reversible desde el estado inicial al estado final. la energía interna total es constante. o negativo. ha de ser positivo. Obsérvese que en un sistema aislado. según el cual en un sistema aislado la entropía solo puede crecer. en el cual es imposible un intercambio con el exterior deS = 0. según la Segunda Ley de la termodinámica. diS = 0. Como el sistema global está aislado. este intercambio puede ser positivo. 2) hay una producción o creación de entropía en el interior del sistema. la variación de entropía se debe exclusivamente al intercambio con el exterior. es decir. diS. Si en vez de utilizar el calor dqr intercambiado en el proceso ideal reversible. se tiene: dS ≥ dq = de S T (3. entonces: dS = diS ≥ 0 y recuperar el criterio. La desigualdad (3.31) La igualdad se aplica sólo si el proceso es reversible y deS se refiere al intercambio de entropía del sistema con el exterior. se utiliza el calor dq intercambiado en el proceso real.

10.33) ∑ j ( µ i1T1−1 − µ j 2 T2−1 )dNi1 ≥ 0 Que se puede escribir de la manera siguiente: 327 .30): dS = T −1 dU + pT −1 dV − ∑ j µ i T −1 dN i i el Donde T es la temperatura absoluta y Se tiene ahora: dS = (T1−1 − T2−1 )dU 1 − potencial químico de la especie i. (3. deS = 0. se tiene para todos los componentes i del sistema: dNi = dNi1 + dNi2 = 0 Se quiere estudiar cuáles son los procesos posibles en el interior de este sistema aislado. Para un sistema aislado. sino sólo transporte. Las dos partes que constituyen la entropía de un sistema: diS o producción de entropía debida a los procesos irreversibles del sistema.Figura 3. 1990). Y deS corresponde al intercambio de entropía con el mundo externo. por lo que la entropía aumenta indefinidamente como lo muestra la gráfica (Prigogine. El criterio viene dado por la variación de la entropía total del sistema: dS = dS1 + dS2 ≥ 0 Según la ecuación de Gibbs (3. Si se supone también que la cantidad total de moles (N) de cada componente es constante ya que en el sistema no hay reacciones químicas.

El ritmo de variación de la entropía total del sistema o producción de entropía.35) donde A es el área del sistema normal de flujo. que se cede al subsistema 2. Hasta ahora se ha tenido fuera el tiempo ya que en los procesos de equilibrio no interviene. La termodinámica de los procesos irreversibles se ocupa de la velocidad con que se producen los procesos. En otras palabras. es decir. entonces: ∆(µiT-1) > 0 y dNi1 < 0.34) expresa de forma matemática dos hechos ya mencionados: 1) el calor se transmite de lo caliente a lo frío. ya que si µi1 > µi2. 2) la materia se transmite de la zona de potencial químico más alto a las de potencial más bajo. Un flujo indica pues. y se tiene que hacer intervenir el tiempo.dS = ∆(T −1 )dU 1 − ∑ ∆(µT −1 )dN i1 ≥= 0 (3. es decir.34) Donde: ∆(T-1) = (T1-1 – T2-1) ∆( iT-1) = ( i1T1-1 - i2T2-1) La ecuación (3. indica cuánta energía o materia atraviesa la superficie de separación entre los dos subsistemas por unidad de área y por unidad de tiempo. se trata de ver cómo varía la entropía con el tiempo. Al diferenciar la ecuación (3.35) y a sus componentes se les denominan flujos termodinámicos de energía y de materia: dU ) dt dN Ji = A −1 ( ) dt J i1 = A −1 ( (3. la cual toma la forma de la ecuación (3. es una ecuación bilinial.34) con respecto al tiempo se tiene: dU 1 dS = ∆ (T −1 ) − dt dt ∑ ∆( µ T i 1 −1 )( dN i1 )≥0 dt Esta expresión es la suma de productos. el sistema más caliente pierde energía en forma de calor que se cede al sistema más frío. la variación de una magnitud por unidad de área y de tiempo. entropía que se crea por unidad de tiempo. ya que si T1 > T2 entonces: ∆T-1 < 0 y por lo tanto dU1 < 0. que significa que el subsistema 1 pierde materia de la especie i. se puede escribir de la manera siguiente: 328 . Dado que la entropía juega un papel central en termodinámica.

1985): 1) Flujo en equilibrio dinámico (steady state) o también denominado de régimen permanente en el cual el flujo es constante. el sistema no alcanza ningún estado de equilibrio. Prigogine (1983) demostró que en ciertas condiciones la producción de entropía en los estados estacionarios es mínima. El régimen permanente se caracteriza por la invariabilidad del sistema con respecto al tiempo y varía con la posición (x). según las condiciones que se encuentren. el sistema tiende a la mínima producción de entropía. en ausencia de restricciones sobre las fuerzas. que llega hasta un máximo y disminuye después hasta un valor mínimo positivo. Así pues. y ello con el fin de determinar los estados estacionarios y estudiar su estabilidad. los gradientes de los potenciales termodinámicos son iguales a cero y no varían con la posición. Si exteriormente se mantienen flujos en un valor fijo distinto de cero. Este teorema puede ser aplicado a sistemas biológicos en el estudio calorimétrico de crecimiento de colonias de bacterias. sino que tiende hacia el estado estacionario caracterizado por la mínima producción de entropía compatible con la condición fijada. es el que tiene producción de entropía nula. 2) Flujo variable o régimen transitorio.36) Las condiciones de flujo de materia y energía generan los siguientes tipos de sistemas (Reichardt. está directamente relacionado con la producción de entropía por el mismo sistema debido a su crecimiento. en este estado los potenciales termodinámicos pueden variar con el tiempo y lógicamente con la posición. 3) Sin flujo o equilibrio termodinámico. Si se supone como hipótesis que el calor disipado. donde el sistema permanece en estado 329 . los resultados calorimétricos conducen a una etapa de rápido crecimiento de producción de entropía. En la termodinámica de equilibrio se vio que los sistemas tienden a minimizar la energía libre de Gibbs o a maximizar la entropía u otros potenciales termodinámicos. el estado de mínima producción de entropía se caracteriza por un valor nulo de flujo de materia o. dS/dx ≠ 0.dS = A( J u ∆ (T −1 ) + dt ∑ − ∆(µ T i i −1 )≥0 (3. es un estado estacionario respecto al transporte de materia. En este caso el sistema tiende hacia el estado de equilibrio caracterizado por que los flujos de energía y materia sean nulos (Ju = 0 y Ji = 0). Para este caso dS/dt = 0. medido con microcalorímetro. Según el teorema de Prigogine. dicho en otras palabras. Este teorema permite tratar en ciertas formas la producción de entropía como un potencial termodinámico fuera de equilibrio. que.

pueden aparecer espontáneamente nuevas estructuras y tipos de organización que se denominan por Prigogine (1983) “estructuras disipativas”. y se dan las condiciones no lineales que actúen entre los distintos elementos del sistema. T2. T1. Esta tendencia al desequilibrio es contrarrestada en principio por los efectos disipativos: 1) por un lado. T1 es igual T2 y el fluido está en equilibrio térmico. puede ser descrita por ecuaciones lineales y tiende hacia la mínima producción de entropía. por el principio de Arquímedes el fluido comenzará ascender. Explicación en el texto. denominado el problema de Rayleigh-Bérnard. el fluido no se mueve.11. ejerce una fuerza que impide el desarrollo del movimiento. En esta última etapa la colonia ya no crece. 2) la conductividad térmica del fluido hace que. Si se comienza a calentar la placa inferior. el fluido en contacto con ella se irá dilatando y por lo tanto es menos denso. Si el sistema se mantiene lejos de equilibrio. en lugar de acumular energía y dilatarse. a partir de las cuales el sistema puede presentar distintos tipos de ordenamiento temporal y morfológico. La aparición de términos no lineales en las ecuaciones que se aplican a un sistema puede conducir a una inestabilidad termodinámica. Consiste en calentar un fluido de densidad y viscosidad conocidas mantenido entre dos placas horizontales paralelas y separadas por una distancia pequeña. El calentamiento se produce en la placa inferior. la viscosidad del fluido. se puede regular y variar. deje pasar buena parte del calor. aumenta T2. 330 . El índice de dilatación térmica del fluido toma un valor dado. La temperatura de la placa superior. la temperatura de la cual. Figura 3. no se presenta ningún tipo de estructura. Dispositivo de Rayleigh-Bérnard. El ejemplo mas conocido de estructura disipativa es el comportamiento de un fluido sometido a un gradiente de temperatura. sus propiedades son uniformes en el sistema.estacionario. es decir su fricción interna. se mantiene constante debido a algún método de refrigeración. ha alcanzado el máximo de su capacidad y se limita a mantenerse. por aportes de materia y energía. lo que disminuye la dilatación.

y no se presenta ninguna estructura en particular. El calor pase a su través por conducción térmica. Si se grafica la velocidad del fluido en función de la diferencia de temperatura (T1 – T2) se tiene el esquema de bifurcación de la figura 3. es decir. 331 .12.11. causando un movimiento hacia abajo. se enfría y su densidad aumenta de nuevo. Cuando la diferencia T1 – T2 alcaza un valor crítico. Figura 3. Este problema ilustra la idea fundamental de cuando el sistema está cerca del equilibrio. Por debajo de la diferencia de temperatura crítica. En ellas el fluido gira en el plano vertical: en algunos puntos.Cuando la diferencia entre T1 – T2 es pequeña los efectos disipativos que se oponen al movimiento son superiores a los efectos de dilatación. Se observa que para un sistema suficientemente alejado del equilibrio. el sistema no está estructurado y la velocidad es nula en todas partes. el estado de reposo se hace inestable y el sistema puede optar entre dos estados estructurados con cilindros paralelos. el primero de ellos gira hacia la derecha y el otro gira hacia la izquierda. el fluido se divide en células cilíndrica horizontales de convección. el sistema se estructura espontáneamente y desaparece cuando se deja de calentar y se igualan las temperaturas y se alcanza el estado de equilibrio. de manera que el fluido permanece inmóvil. Si la diferencia se hace ligeramente mayor el fluido comienza a moverse en forma ordenada. por suministro de energía en forma de calor. el movimiento de ascensión de dilatación iguala a los efectos disipativos. cuando las diferencias de temperatura entre las placas es pequeña. una vez arriba. entonces el sistema no presenta ninguna estructura especial. el fluido caliente sube. el fluido no se mueve. el estado estacionario del sistema se caracteriza por una sencilla variación de la temperatura en función de la posición. sin movimiento macroscópico del fluido. Al llegar a la diferencia crítica de temperatura. Diagrama de bifurcación en la velocidad en el problema de Rayleigh-Bérnard.

esmectitas. (figura 3. Estas estructuras en los Vertisoles pueden llegar a un punto de bifurcación por degradación ácida o por la formación de mesas de agua en el perfil. y es la parte lineal de la termodinámica. Lo anterior se puede deber a causas externas en Leptosoles (Molisol. que pueden haber sido heredadas del material parental o de síntesis por la acción conjunta de contrastes estacionales climáticos con una abundancia de bases de cambio. la complejidad de estas estructuras aumenta cada vez mas hasta llegar a un punto que es difícil reconocer estructura alguna. presencia de caras de fricción y micro relieve de gilgai. Entisol líticos) o por un dinamismos intrínseco en Vertisoles.El sistema lejos del equilibrio llega a una bifurcación de estados. entra en una cascada de bifurcaciones. Alisoles (Ultisoles en clima mediterráneo). el aumento de complejidad no requiere bifurcaciones. Este tipo de comportamiento pedogenético parece ser de una estructura disipativa que alcanza un punto de bifurcación al cambiar las condiciones del entorno. Lo anterior los lleva a alcanzar en poco tiempo un estado estacionario lejos del equilibrio termodinámico comportándose como una estructura disipativa. Acrisoles (Ultisoles) a Podsoles (Espodosoles) tras ciertos cambios en el entorno de estos. Inceptisol. Ibáñez y otros (1991a) indican que ciertos suelos tienen comportamientos de estructuras disipativas como lo muestran en la evolución desde Cambisoles (Inceptisoles). Durante el transcurso de un gran número de procesos pedogenéticos se producen incrementos progresivos de complejidad estructural hasta que se alcanza un estado estacionario de escaso desarrollo morfogenético. ni temporal ni espacial. lejos del equilibrio termodinámico. Si el sistema se sigue alejando del equilibrio. inducida por el cambio de cobertura vegetal. En estos casos. en la que pasa por unas estructuras bien ordenadas en el tiempo y en el espacio. manifestando un cambio cualitativo en el perfil y dinámica dentro de éste. compatible con el entorno. Se llega a una situación denominada caótica vista desde el punto de vista macroscópico. En 332 . Los Vertisoles se caracterizan por tener arcillas de tipo expansivo. lixiviación de sustancias orgánicas hidrosolubles de tipo polifenol. Poseen pocos horizontes a causa de movimientos vérticos. Al llegar un flujo exterior de materia y energía a los suelos. estos alcanzan un punto de bifurcación por acción de la queluviación.12). Si se aplica el índice de entropía de Shannon y Weaver (1949) a la morfología del perfil (ejemplo que se presenta más adelante) se puede cuantificar el grado en que aumenta la complejidad estructural.

el sistema suelo puede dividirse en una serie de subsistemas susceptibles de tratamiento sistémico. El pedón. Así. 1976a 1976b. Estas características. hasta que un cambio de organización lo retorne a un régimen lineal distinto al anterior al disminuir las condiciones vérticas y la formación de nuevos horizontes. Así. 1985. Desde el punto de vista termodinámico. En esta parte del capítulo se tratarán los procesos de alteración y formación de horizontes en relación la producción de entropía en el sistema suelo.4. los Vertisoles evolucionan a otros tipos de suelos. A partir de la formulación de la ecuación de los factores de estado por Jenny (1941). La célula para los sistemas biológico y el pedón para el sistema suelo representan los estados mas ordenados que las de sus precursores. 1973. Yaalon. 1981). Operativamente. Así mismo. 1990). en unión con la superficie de la región macroscópica de espacio ocupada por el suelo se define como sistema suelo (Sposito. Entropía y procesos pedogenéticos. Chesworth. El sistema termodinámico que se somete a estudio está representado en la figura 3.12. sólida. un suelo es un arreglo de materia representada en tres fases. De acuerdo con la Segunda Ley. por lo tanto sus entropía decrecerá a medida que se desarrolla la célula y el pedón. 3. 1959. 1973. 333 . muchos de estos trabajos carecen de tratamiento termodinámico adecuado como lo presentan Smeck y otros (1983). Si esto. numerosos pedólogos se han interesado por darle al suelo una apoximación termodinámica a su génesis (Simonson. ver figura 3. la pedogénesis puede analizarse desde distintos puntos de vista. Esta superficie es llamada la pared termodinámica del sistema suelo. líquida y gaseosa. dado que la entropía fluye desde un sistema abierto hacia su entorno. e igualmente es un reservorio de campos electroquímico y gravitacinal.este ambiente de reducción las esmectitas liberan iones ferrosos y sílice que atenúan las condiciones vérticas. 1975) sin embargo. el suelo es un sistema termodinámico que contiene materia y campos físicos y está limitado por una superficie de forma arbitraria. Runge. la entropía del entorno deberá incrementarse. Los procesos que conducen a un mayor orden del sistema o niveles mayores de energía potencial en sistemas abiertos son causados por el flujo de materia y energía que llegan al sistema o por la degradación de la materia que está presente o ingresa (Ibáñez y otros.1. 1961. El suelo es un sistema abierto que intercambia materia y energía a través de sus fronteras. ocurre la estructura disipativa alcanza un punto de bifurcación entrando en el régimen no lineal de la termodinámica. Cline. según las preferencias y la formación de los especialistas.

pérdidas. equivalente a un incremento de organización morfológica. ∆S. 3. Para que la formación de horizontes se lleve a cabo.5. Cuadro 3. Según Simonson (1959) los cambios que ocurren en el suelo durante la evolución son una función de procesos de adiciones.como sistema abierto. transformaciones y transferencias de materiales dentro del sistema.3. Smeck y otros (1983) señalan que la formación de horizontes. pueden conducir al suelo hacia estados de mayor o menor entropía (Johnson y otros. podrá ordenarse en horizontes según estas entradas y salidas. Evaluación cualitativa. Cambios relativos de entropía en función de los procesos formadores en 10 clases de suelos al nivel taxonómico de Orden (Smeck y otros. debido a los procesos formadores tienen valores positivos y negativos según contribuyan a disminuir o aumentar el desorden del pedón. tanto los factores ambientales como las dinámicas internas. es necesario que todas aquellas condiciones. se les asigna valores de ∆S 334 . internos o externos. procesos y factores. 1987).3. que produzcan la anisotropía macromorfológica posean mayor intensidad que los que tienden a generar su isotropía (Jenny. Smeck y otros (1983) tomaron la anterior consideración y elaboraron el cuadro 3. Ibáñez y otros (1990) consideran que la producción de entropía en los procesos irreversibles debe relacionarse con la meteorización de la reserva de minerales alterables y a la formación de productos en equilibrio metaestables dentro del sistema suelo. 1983). por actividad biológica. Los cambios de entropía. Procesos que causan mezclas físicas por presión de expansión. puede asociarse a un descenso de la entropía del sistema debido a su flujo hacia el ambiente es mayor al que se produce en los procesos irreversibles internos. En otras palabras. coluviación y otros. 1941).

12 335 . y concluyen que los Oxisoles alcanzan este estado o uno más próximo.10). El cambio neto de entropía para los suelos del cuadro 3. Mientras que procesos de eluviación iluviación que tratan de disponer en profundidad los componentes sólidos en el perfil tienen valores de ∆S negativos.1 debido a la pedogénesis.El agotamiento de la reserva de minerales alterables. Morfológicamente los Oxisoles sufren un proceso de haploidización y pérdida de estructura morfológica. aquellos con energía libre suficiente para procesos espontáneos. El orden asociado con la acumulación de materia orgánica tiende a disminuir la entropía. tiene como resultado final la formación de unos pocos minerales secundarios en balance meta estable con el ambiente o de baja energía libre. con ausencia de compuestos orgánicos. plantean que desde un enfoque termodinámico los Oxisoles. La secuencia de alteración en estos suelos se ha visto que es: fersialización → ferruginización → ferralitización (Duchaufour. IGAC. Malagón. Ibañez y otros (1991a) plantean el problema de si ciertas rutas pedogenéticas pueden finalizar en el estado de equilibrio termodinámico. 1976). Los Oxisoles se asocian generalmente a paisajes muy antiguos y estables bajo climas tropicales húmedos. hacen que se liberen cantidades de silicio y cationes alcalinos y alcalinotérreos. Estos procesos se caracterizan por una hidrólisis ácida. Entre los minerales secundarios formados predominan la caolinita y los sesquióxidos de hierro y aluminio y. lo cual imposibilita las reacciones químicas necesarias para los procesos pedogenéticos. lo que conlleva a un aumento de entropía estructural del sistema (rama derecha del figura 3. A nivel mineralógico esto significa tener un incremento de la entropía y un descenso en la energía libre. en la fracción arena el cuarzo (Sánchez. según avanza la pedogénesis.La disminución de la diversidad mineralógica. suelos muy alterados. presentan las siguientes aspectos de interés: .El proceso de haploidización o pérdida de estructura morfológica12. límites difusos entre horizontes. Explicación del Dr.positivos. 1977). están altamente alterados y presentan muy pocos minerales meteorizables en la fracción arena. Clara diferenciación de horizontes. como productos quedan los minerales arcillosos 1:1 y oxihidróxidos de hierro y aluminio. Los citados autores (Ibañez y otros (1991). induce una progresiva isotropía del Polipedón. asumiendo los cambios de entropía para cada uno los procesos listados que actúan en la formación de cada uno de los Órdenes de suelos. donde los protones los aporta el CO2. . D. . se estima en una forma subjetiva.

que es estimable como un operador de entropía) que del tiempo externo estimable en cientos o miles de años (Prigogine y Stengers. como la progresiva pérdida de posibilidades de una futura evolución de disminución de la entropía o que se de un proceso de organización de desarrollo de estructura pedogénica. . dependerá exclusivamente del tipo de sustrato. Al aplicar la ecuación de energía libre (3. La verificación de un incremento progresivo de entropía estructural de los suelos puede realizarse utilizando el índice de entropía derivado de la teoría de la información (Shannon y Weaver. es mas correcto hablar. Si los aportes son significativos se estaría en un sistema abierto con posibilidades de evolucionar. . a pesar de los insumos de más energía que representan. 1983). De tal forma. .El tiempo que necesita el suelo para alcanzar el estado de equilibrio.Los procesos de erosión y transporte apenas afectan la pedogénesis y horizonación de los sedimentos en los nuevos lugares de depósito.. este hecho puede interpretarse como un acercamiento paulatino al estado de equilibrio termodinámico y como consecuencia. Desde el punto de vista termodinámico. En todo caso. termodinámicamente.Los paisajes ligados a los Oxisoles son superficies tectogeomórficas estables en el tiempo y no suelen recibir nuevos ingresos de materiales y energía. 336 . se puede hablar de un sistema pedomorfogenéticamente cerrado o cuasi cerrado. 1949) como se presentará más adelante con ejemplos para varios procesos. salvo unos exiguos aportes eólicos y fluviales de estos ambientes. si estos son insuficientes para reactivar la pedogénesis. en una misma región climática.22). En condiciones de humedad adecuadas los suelos evolucionan hacia estados de equilibrio en forma directa con el aumento de temperatura.Los Oxisoles están generalmente en climas cálidos y húmedos. se deduce que la disminución de la energía libre es directamente proporcional al aumento de la temperatura. de un tiempo interno (distancia relativa al estado de equilibrio.

6. el concepto de desarrollo del perfil del suelo como un proceso consumidor de energía con el correspondiente flujo de entropía hacia el ambiente externo puede ser analizado con algo más de profundidad. Evaluación cuantitativa.10. se tiene un sistema desordenado o en estado estable. El sistema suelo es multicomponente en su composición química y puede ser descrito por la entropía. En la figura 3. Los procesos que provocan un incremento del orden son desencadenados por flujos de energía hacia el sistema o por la transformación de la materia que entra o tiene el sistema. es decir.Figura 3. Los suelos son sistemas más ordenados que sus materiales parentales que les dieron origen. por lo que la entropía del perfil debería se menor que la del material parental de acuerdo con la Segunda Ley. como un medida de la dispersión de sus componentes químicos. 3. la pedogenésis pueden visualizarse en el marco de los conceptos termodinámicos precedentes. Así. Teniendo presente esta información. Esta entropía irá disminuyendo en la medida en que alguno de los componentes en el sistema vaya predominando sobre los demás.10 se representa la relación existente entre pedogénesis y entropía. el sistema suelo se hace más ordenado. Sin entrar en detalles de los cambios que suceden en algunas reacciones o procesos que tienen lugar en la formación del perfil. por lo cual el sistema adquiera una distribución irregular. Dinámica entrópica y desarrollo pedogénetico (Ibáñez y otros 1991a). La entropía es máxima cuando existe una distribución completamente regular de dichos componentes. procesos como la mezcla 337 .

Otro tanto ocurre con la meteorización de los minerales primarios en la que hay liberación de energía de los enlaces iónicos y aumento del grado de desorden. De tal forma que el cambio de entropía total será igual a la diferencia entre la entropía de los productos menos la entropía de los reactivos. de mayor importancia aún. quimioiluviación.física del suelo por expansión y contracción de coloides y actividad biológica implican un incremento del desorden del sistema. cuya descomposición le aporta la energía a los microorganismos responsables de catalizar las reacciones de oxidación y reducción. iluviación y de lixiviación de diversos compuestos que contribuyen a diferenciar horizontes y redistribuir componentes dentro del suelo. flujos de lodos.22). La fuerte incidencia de la energía solar en la zona tropical es asimismo responsable de la intensidad de las reacciones químicas de alteración de los minerales del suelo. La energía radiante es igualmente responsable de la translocación ascendente de elementos a través de las raíces y del área foliar inducida por la transpiración. etc. pero lo contrario ocurre con la formación de minerales secundarios en que se dan procesos inversos. lo cual debe atribuirse a la incorporación al mismo de energía externa o de materia. iluviación. La acumulación de materia orgánica selectivamente en el perfil.) y. deslaves. aumentan el orden del sistema y disminuyen por lo tanto la entropía total del suelo. La gravedad aporta otro flujo externo importante de energía hacia los sistemas de suelos. los procesos de eluviación. Los flujos externos de energía derivan en último término de la radiación solar y/o de la gravedad. La radiación es utilizada en la fotosíntesis para la formación de los tejidos vegetales. en el movimiento descendente del agua a través de los macroporos del suelo que contribuye decisivamente a la diferenciación del perfil en horizontes mediante los procesos de eluviación. etc. El balance general de los procesos pedogenéticos indica que la pedogénesis provoca casi siempre una disminución de la entropía del sistema suelo. o a eliminarlos totalmente del perfil. que se materializa en los fenómenos de movimientos en masa (coluviación. 338 . Lo mismo es válido para el ascenso capilar del agua por los poros del suelo en función de la evaporación inducida por la radiación solar. De hecho solamente la formación de suelos ricos en arcillas expansivas se interpreta como resultante en un cambio positivo de entropía como lo plantean Ibáñez y otros (1991a) para los Vertisoles. como la muestra el signo de la temperatura en la ecuación (3. solifluxión.

Aparte de los flujos de energía arriba mencionados. 3. salvo que en lugar de entropía interesa determinar la energía libre de Gibbs (G): G = H –TS 339 . la entropía será alta y se tendrá un sistema menos ordenado. en el equilibrio S. Si bien los suelos están sujetos a flujos de energía y de materia hacia dentro y hacia fuera. el balance global está desplazado en el sentido de ingresos de energía y de materia al suelo.6. quimioiluviación y otros más.1. La distribución de ciertos óxidos en el perfil del suelo es representativa de procesos alíticos. Entropía por distribución de óxidos. y por lo tanto el número de configuraciones P. sialíticos. Boltzmann (Atkins. si los contenidos de óxidos son similares. el viento y la lluvia. 1992) señala que la entropía es una medida del orden molecular de un sistema y se relaciona con el número de posibles configuraciones o estructuras (P) que pueden darse un sistema sin que pierda su identidad. se caracteriza el grado de diferenciación de los elementos químicos o de sus óxidos. cuando uno de ellos predomina y el contenido de los demás óxidos del suelo es insignificante. Por lo tanto. incluyendo al suelo. alcanzá su valor máximo: S = k Log P En sistemas cerrados la situación es la misma. Cuando se calcula la entropía a la composición química total del suelo. Por lo anterior. y se pierde por efecto de la erosión y otros mecanismos de menor importancia. la entropía total será una medida de la actuación de los procesos pedogenéticos y. lo que permite que los procesos de desarrollo puedan operar efectivamente. el desarrollo del suelo está afectado también por flujos de materia a través de los límites del sistema suelo. se tendrá un alto grado de diferenciación y la entropía tendrá un valor bajo en ese sistema. la entropía puede caracterizar el grado de diferenciación de los componentes de cualquier sistema. y diS es la producción de entropía del sistema debida a procesos irreversibles que ocurren en él y alcanza un valor máximo en el equilibrio. La producción de entropía en el sistema suelo debe cumplir la relación: dS = diS + deS En cualquier situación se debe cumplir diS > 0. ferralíticos. La materia se incorpora habitualmente por la acción de los movimientos en masa.

este hecho se debe tener en cuenta para poder hacer una comparación correcta. 1949. y otros. es igual a 3. dependen del número de óxidos. Igual tratamiento se le puede dar a la composición química total de cada horizonte.37) Donde: Xi es el contenido porcentual de iésimo óxido. Smax.32.Variable ya definidas anteriormente. calculados con la ecuación (3. el valor mínimo. cercano a cero. 1986). La evolución del sistema hacia el estado de equilibrio termodinámico impone un descenso progresivo de G. 1991a.37). se puede hacer esta 340 . distribución de agregados y composición mineralógica. N es el número de óxidos. Los valores de entropía de la composición química de los suelos son menores a Smax. 1974): S =− ∑  G  log  G      2 i N  Xi   Xi  (3. Vodyanitskiy. Si Xi = 1/N. de la ecuación (3.37). formándose estructuras ordenadas de baja entropía. Volobuyiev.38) Para una composición química de un suelo al cual se le han determinado 10 óxidos. La entropía de la composición química total del suelo puede ser calculada en la forma siguiente (Ibáñez. la entropía será máxima cuando los N óxidos presenten contenidos iguales. la entropía alcanzará el máximo: Smax = Log2N (3. siendo la temperatura la que determina las influencias. así mismo. Ibáñez y otros (1991a) plantean que el grado de complejidad a la que llega un suelo se puede calcular mediante el índice de entropía estadístico desarrollado por Shannon y Weave (1949) considerando cada horizonte como un elemento y su espesor como una medida del mismo. G es la suma porcentual de todos los óxidos. el sistema se desplaza hacia estructuras de entropía creciente. 1986. depende de N. mas desordenadas. A baja temperaturas la energía libre es dominante. a los distintos tamaños de partícula de la fase sólida. en caso que sea posible representarla cuantitativamente (Vodyanitskiy. Como S. Por el contrario. Shannon y Weaver. la entropía máxima. se obtendrá cuando prevalezca un solo óxido en el sistema. Esta ecuación refleja la competencia entre la energía en forma de color del sistema y la entropía. Los valores máximos y mínimos de entropía. la aumentar la temperatura.

se han calculado con base a igual número de óxidos. la distribución de estos óxidos en el perfil del suelo es un signo claro de algunos procesos pedogenéticos y confirma la utilidad de calcular la entropía como parámetro para caracterizar el desarrollo del suelo.98** 0. hubo un mínimo en el horizonte eluvial y un máximo en el horizonte iluvial. la diferenciación de elementos químicos se incrementa y la entropía del sistema disminuye.91** K2O -0.65 0. Los diferentes procesos pedogenéticos pueden aumentar o disminuir la entropía del sistema. Coeficientes de correlación entre entropía y los contenidos de óxidos de los horizontes de un suelo podzólico (Vodyanitskiy. 1987). sialíticos entre otros. 1986).63 Na2O -0. Cuadro 3. Vodyanitsky (1986) encontró una relación altamente significativa entre entropía y el contenido de SiO2. principalmente silicio. 341 . hace posible estimar el grado de diferenciación de la distribución de ellos en el perfil del mismo. El análisis químico total es un forma de distinguir procesos aliticos. La entropía calculada con base en el contenido de óxidos totales del suelo.11 se observa como la entropía refleja la especificidad del proceso de podzolización.57 P2O5 -0. lo cual permite establecer el grado de evolución de este. Vodyanitskiy (1986) encontró en un suelo podzólico un coeficiente de variación del 15% entre los valores de entropía calculada con los contenidos de óxidos de los horizontes. como resultado.19 ** Significativo al 99%. Al2O3 y Fe2O3. en el horizonte iluvial. Fe y Si en el desarrollo del suelo (Duchaufour. En la figura 3.48 MnO 0. Los elementos inestables son removidos del horizonte eluvial y los elementos estables. La curva de entropía en función de la profundidad fue similar en las curvas de los contenidos de Al2O3 y Fe2O3. son acumulados en él.27 SO4 -0. se genera un enriquecimiento en unos pocos óxidos y la entropía decrece. como se sabe. SiO2 Al2O3 -0. dependiendo de que se incrementen o disminuyan el número de contenidos de óxidos en el perfil del suelo. el contenido de la mayoría de los óxidos se incrementa con la llegada de otros componentes y la entropía crece.4.99** CaO MgO 0. ferralíticos. dado el comportamiento químico que tienen los elementos Al. En los horizontes eluviales son removidos los elementos inestables y los elementos estables se acumulan en ellos.96** Fe2O3 0. Como resultado.cuando las entropías de composición química.71 TiO2 -0.

ver figura 3. Se encontró una correlación significativa positiva entre entropía y los contenidos de Al2O3 y Fe2O3 y significativa negativa con SiO2. Simonson. Las sustancias orgánicas solubles disuelven las arcillas y algunos minerales primarios. La correlación entre los cambios de entropía con los cambios individuales de los contenidos de óxidos a lo largo del perfil del suelo se presenta en el cuadro 3. Los compuestos organominerales se acumulan en el horizonte B formando los horizontes Bh y Bs (Bullock y Clayden. 5: Solonchak-like Solonetz. sobre los minerales del suelo.5. 6 y 7: Typical Chernozems. dejando un residuo en el que predomina el cuarzo (horizonte E). procedente de un determinado tipo de hojarasca y humus de ciertos horizontes A. Sin embargo la situación es contrastante para los suelos que han desarrollado el proceso de gleyzación. complejan los iones productos de la reacción y facilitan su movilidad en el perfil (Stevenson. 4: Peat Gley.11. 1959). 1984). Vodyanitskiy (1986). Distribución de índices de entropía de la composición química a lo largo del perfil de varios suelos. Como se sabe. 1978. 2: Granular Sod.Figura 3.11. lo que indica una poca diferenciación entre horizontes. En los suelos gleyzados la entropía aumenta en el horizonte gleyzado y el coeficiente de variación de la entropía a lo largo del perfil de los suelos 342 . agua agresiva. 3: Granular Sod Gleyed. son óxidos importantes en el proceso de podzolización. 1: Podzolic. El coeficiente de variación de la entropía en este perfil es del 4%. Dawson y otros. ver cuadro 3.4. Vodyanitskiy (1986) calculó los coeficientes de correlación entre los valores de entropía y los contenidos de óxidos en tres suelos con diferentes condiciones hidromórficas. 1980. No se encontró correlación entre entropía y los contenidos de óxidos en el suelo no gleyzado. La génesis de los podzoles se caracteriza por la acción de compuestos orgánicos soluble. 8 y 9: Mountain Chernozems.

6. elementos que tienen gran influencia en este tipo de proceso.38 Fe2O3 0. lo que se significa que el horizonte gleyzado se ferruginisa en esta condición hidromórfica. Se incrementa el contenido de Fe y disminuye el de Si.85 P2O5 0. El coeficiente de variación de entropía en el perfil fue de 7.02 P2O5 0. 1986).86 TiO2 0.37 K 2O 0.30 y a 1.5. Se encontró una alta correlación entre entropía y los contenidos de SiO2 y Fe2O3.05 **: Significativo al 99%.54 -0.24 0.49 CaO -0.56 0.43 con el incremento del anegamiento.88 -0. 1986). se incrementa con la profundidad y alcanza un máximo en el horizonte BC.31 MnO 0.6%. Los valores de entropía fueron significativos solo en el suelo gleysado para los contenidos de SiO2 y Fe2O3. Esto se ve reflejado en el incremento de los valores entropía que pasaron de 1.38 MgO 0. Suelos No gley Gleyzado Muy gleyzado SiO2 -0. Cuadro 3.99** -0. Coeficientes de correlación entre los valores de entropía y los contenidos de óxidos de un suelo Solonetz (Vodyanitskiy.15 Fe2O3 0.49 -0. La condición reductora implica las siguientes consecuencias: 1) la entropía se incrementa en los horizontes gleizados. después del cual gradualmente disminuye. En el cuadro 3. El perfil del suelo Solonetz muestra que la entropía es mínima en el horizonte A.43 0.23 a 1.80 CaO -0. 2) el coeficiente de variación de la entropía en el perfil se incrementa y 3) se correlacionan entropía y la distribución de algunos óxidos a lo largo del perfil.75 0.hidromórficos se encuentra entre 11 y 12%.73 Al2O3 0. Cuadro 3.87 0. Se observó que la entropía se incrementó con el incremento de la condición hidromórfica. catión muy asociado a este tipo de suelo.91 0. Esto muestra que el proceso de reducción disminuye la diferenciación entre los contenidos de óxidos y estos llegan a ser muy similares en todo el perfil dado la facilidad como se mueven los iones metálicos reducidos.88 -0.63 MgO 0.41 -0.53 Na2O 0.53 0.07 SO4 -0.96** 0. SiO2 -0.75 0.26 Al2O3 0.91 0. y en el suelo no gleyzado. Coeficientes de correlación entre los valores de entropía y los contenidos de óxidos de tres suelos con distinta condición hidromórfica (Vodyanitskiy.71 343 .4 se observa que la correlación entre entropía y contenido de sodio fue el valor más alto.

clasificados como Tropic Fluvaquent. el coeficiente de variación fue relativamente alto y osciló entre 6 y 10%. con argilanes bien definidos y continuos. En general. En esta cronosecuencia. En la terraza alta. mostrando un mayor proceso de humificación. clasificados como Oxic Dystropept.12. con un clima estacional. y tienen el tiempo suficiente para desarrollar procesos de iluviación-eluviación. Se pueden identificar tres procesos pedogenéticos en los suelos de las tres terrazas.5YR). ver figura 3. clasificados como Typic Paleudult. característicos de esta posición topográfica. y en la terraza baja se presentan los suelos recientes con muy bajo grado de evolución. Los suelos de la terraza media se han formado en un proceso de meteorización intensa. donde predomina la formación de sesquióxidos de hierro y aluminio. 2. en la terraza media se encuentran los suelos de incipiente evolución. se observa un proceso de ferruginización que le otorga colores rojizos al perfil (5YR. El grosor del horizonte A de los suelos se incrementa desde los suelos de la terraza baja hasta los suelos de la terraza alta. asociados al incremento del contenido de carbonatos en el perfil. Los suelos de la terraza baja están dominados por procesos de gleyzación. La posición que tiene en el paisaje crea condiciones reductoras que facilitan la reducción del Fe y el Mn. Los suelos se ubican en tres terrazas con claras evidencias evolutivas que los diferencian. Los valores de entropía de los suelos chernozem aumentan con la profundidad. La fluctuación de la mesa de agua ha dejado manchas o moteos en todo el perfil. En los suelos de la terraza baja se observa que es evidente el proceso de gleyzación. los valores de entropía de los suelos son menores en los horizontes A. Es típico en los suelos chernozem que la entropía disminuya en la parte superior del perfil asociada a la diferenciación en el contenido de iones que las sustancias húmicas causan en el horizonte A. Colombia. situación que es característica de este tipo de desarrollo de suelos. asociado a este proceso de migración de arcillas. 344 . los suelos ubicados en la cima de vertiente están más aireados. Jaramillo (1996) estudió los procesos pedogenéticos que han actuado en la evolución de los suelos de una región conocida como el Bajo Cauca Antioqueño. El perfil de los suelos de la terraza alta presenta un horizonte argílico espeso. se presentan los suelos más evolucionados.El perfil de los suelos chernozem (Molisoles) de la figura 3.11 muestra una amplia variación de los valores de entropía y la diferencia entre ellos se explican con base en los diferentes materiales parentales que les dieron origen.

y son menores en la terraza baja. los mayores valores se encuentran en el Ultisol y decrece en los suelos de la terraza media.7. En los horizontes argílicos (Bt) y de meteorización (Bw) es donde se tienen los mayores valores de silicio en el perfil. MgO y K2O en relación a los suelos de la terraza baja.Figura 3. situación asociada a los contenidos de arcilla. El SiO2 tiene un comportamiento diferente. 1996) Los contenidos de óxidos totales de cada uno de los horizontes de los tres perfiles modales de los suelos de cada una de las terrazas se presentan en el cuadro 3. lo que se refleja en los bajos contenidos de de CaO.12. Las condiciones en que se han 345 . En cuadro 3. Con estos valores se calcularon los valores de entropía utilizando la ecuación (3. Inceptisoles. situación que es característica de los proceso pedogenéticos desarrollados en la formación de estos suelos. Al2O3 y Fe2O3. los contenidos de este óxido están en el orden: terraza media > terraza alta > terraza baja.8. La alta lixiviación a la que han están sometidos los suelos de las terrazas alta y media han lavado las bases.7 se observa que los contenidos de óxido que predominan en los suelos son SiO2. Entisoles. Posiciones fisiográficas de los suelos de la zona estudiada (Jaramillo.37) los valores se presentan en el cuadro 3. El contenido de Fe2O3 tiene igual compotamiento de la ferruginización.

91 64.03 0.08 0.03 0. por lo que los contenidos en los horizontes se asocian a la formación de estos compuestos.03 0. en general.01 1.31 8. éstos se acumulan en los suelos formando arcillas y sesquióxidos.22 19.45 0.19 9.50 0.01 0.02 1.02 1. 346 .65 0.06 8.11 7.08 0.07 9. una forma de ordenarse el suelo.43 0.40 51.01 0.07 0.08 8.88 0.95 0.63 0.01 0.48 51.16 0.01 1.08 0.80 0. 1996).8.72 0.43 8.60 68.16 0.74 0.01 1.06 0.02 0.77 0.01 0.90 0.24 0.76 0.63 0.16 0.08 0. 1991a).92 47.17 0.30 60.02 1.01 1.01 0. que está de acuerdo el análisis de textura que se tiene.03 0.06 1.01 0.01 0. Otra situación que coincide con lo encontrado en los estudios de entropía es que el horizonte A de los tres suelos es donde se tiene el menor valor debido al efecto que tiene la materia orgánica sobre la formación de estructura. Arcilla (%) 16 22 24 24 12 28 44 54 52 36 24 54 36 56 Horiz SiO2 Apg Ahg ABg Abg Cg Ap Bw1 Bw2 Bw3 Bw4 Ap Ah Bt1 Bt2 50.31 6. empiezan su degradación y búsqueda del equilibrio termodinámico para llegar a Oxisol (Ibáñez y otros.36 63.12 Terraza Alta (Typic Paleudult) 11.7. es el que tiene mayor entropía.01 0.64 0.19 11.04 0. el Entisol.08 0. Cuadro 3.08 0.09 0.17 59.08 0.03 9.01 0.16 0.96 6.02 7.03 0.17 0.08 0.83 0.16 0. El suelo más joven.22 53. especialmente arcilla.01 0.01 1.01 0. Contenidos de óxidos totales de los suelos ubicados en tres posiciones fisiográficas en el bajo Cauca Antioqueño.27 10.01 0.15 14.37 8.02 0.85 0.16 0.desarrollado los suelos no permiten movilidad de los cationes metálicos Al+3 y Fe+3.04 10.08 0.81 0.14 0.23 14.02 0.04 0.01 1.28 Los valores de entropía del cuadro 3.04 0.72 0.75 0.92 7.03 0.42 0.64 0.09 0.74 0.68 1. Esta situación coincide con lo presentado por Smeck y otros (1983) donde los Ultisoles representan el grado máximo de madurez y a partir de este punto del estado estable.14 0.62 0.46 0.96 16.09 Terraza Media (Oxic Dystropept) 8.41 Al2O3 NaO CaO MgO K2O Fe2O3 MnO CuO ZnO TiO2 Terraza Baja (Tropic Fluvaquent) 11.02 0.10 53..03 0. El coeficiente de variación muestra que el suelo Ultisol es el más ordenado de los tres suelos.92 0.49 0.03 0.30 26. le sigue el Inceptisol y por último el Ultisol.01 0.81 0.16 0.51 1.12 0. calculados con los contenidos de óxidos de los suelos desarrollados en tres ambientes de terrazas.57 0.09 0.28 0.02 0.01 1.01 0.01 19. muestran que el suelo se ordena en función del tiempo de pedogénesis.10 0.07 0.02 0.01 1.01 0.01 0.78 0.16 0.01 1.78 47.12 7.50 1.31 7.91 54.01 0.19 12.90 58. Colombia (Jaramillo.03 0.

3 0.138 0.02 0.949 1.269 2.44 0.02 0.67 0.968 1.88* 0. Variación (%) 0-16 16-58 58-77 77-96 96-138/150 Promedio Coef.55 -0.500 2.80* Al2O3 NaO 0.86* 0.95* 0.4 Terraza Media (Oxic Dystropept) Ap Bw1 Bw2 Bw3 Bw4 1.089 Cuadro 3.103 9.82 Terraza Media Oxic Dystropept Terraza Alta Typic Paleudult 347 .8.56 -0.74 0.12 -0.80 0.1 0.98* 0.211 1.95* CuO ZnO 0.54 -0.02 -0.93* 0. variación Terraza Baja (Tropic Fluvaquent) Horizonte Apg Ahg ABg Abg Cg Entropía 2.54 -0.49 0.02 TiO2 0.549 2.29 0.063 6.Cuadro 3.050 1. SiO2 0.06 CaO MgO K2O Fe2O3 MnO Terraza Baja Tropic Fluvaquent 0.01 0.134 1.232 2.093 1.166 2.343 6.093 1.23 0.6 Terraza Alta (Typic Paleudult) Ap Ah Bt1 Bt2 1.44 0.05 0.79 0.47 -0.54 -0.06 -0.9 Coeficientes de correlación entre entropía y contenidos de óxidos para cada uno de los suelos de la figura 3.12 con diferentes grados de desarrollo. Valores de entropía de los óxidos de los suelos desarrollados en tres condiciones fisiográficas. Profundidad 0-15 15-30 30-43 43-78 78-112 Promedio Coef. variación 0-18 18-44 44-62 62-112+ Promedio Coef.

limo y arcilla de cada uno de los horizontes. 1976) y dos perfiles del Manual de Taxonomía de USDA (SSS. 2) Oxic Dystropept. a la composición mineralógica.6. 1986). Para este objetivo se seleccionaron perfiles de suelos colombianos (IGAC. 3) Typic Paleudult. Se halló la entropía con la ecuación (3. 1) Tropic Fluvaquent.10 y en la figura 3. Como no es posible comparar entre valores de entropía cuando se han utilizados diferente número de componentes (N) en la ecuación (3. a la distribución de agregados.37). 1999).14 se presentan los valores de entropía y coeficiente de variación organizados en orden decreciente de este último. Se buscó tener ejemplos de todos los órdenes y que tuvieran el mayor número de horizontes posibles.37) y en el cuadro 3. El anterior tratamiento dado a los contenidos de óxidos totales del suelo se le puede dar a los distintos tamaños de partícula de la fase sólida. 3. Los datos seleccionados para el cálculo de la entropía fueron los contenidos de arena.2. entre otros y en caso que sea posible tenerlos cuantitativamente (Vodyanitskiy. Distribución de los valores de entropía de la composición química de los suelos ubicados en tres tipos de terrazas.13.Figura 3. A continuación se presenta el análisis de la entropía a los contenidos texturales de varias clases de los Órdenes de suelos. El sistema será más ordenado cuando el 348 . Entropía por distribución de partículas. para hacer la comparación entre las clases de Ordenes de suelo con diferentes N se hace la comparación con base en el coeficiente de variación como una medida del orden del sistema.

coeficiente de variación de la entropía de los horizontes del perfil corresponda a un valor alto. Cuadro 3.10. Valores de entropía y sus coeficiente de variación de los contenidos texturales de perfiles de varias clases de órdenes de suelo.
ORDEN Espodosol: Typic Haplorthod Oxisol:Tropeptic Haplustox Inseptisol:Typic Ustropept Gelisol: Typic Molliorthel Entisol:Tropic Fulvaquent Andisol: Eutric Fulvudand Aridisol: Typic Haplargid Alfisol: Typic Haplustalf Ultisol: Acuic Paleudult Molisol Vertic Argiustoll Vertisol: Typic Chromustert N* 5 7 6 7 4 7 4 4 5 4 6 ENTROPÍA PROMEDIO 0.87 1.36 1.38 1.18 1.05 1.12 1.45 1.51 1.40 1.45 1.53 COEFICIENTE DE VARIACIÓN 35.10 15.05 10.3 8.01 7.53 6.69 5.44 5.10 4.40 3.95 2.21

*N representa el número de horizontes usados en la ecuación (3.30). Llama la atención como el proceso químico de podzolización (ver 2.6) tienen tanto efecto en una propiedad física como la textura. El Espodosol fue el suelo con mayor coeficiente de variación. Lo que indica que es el que más orden tiene en sus contenidos texturales; existe una mayor segregación de los tamaños de partículas de la fase sólida en el perfil. La explicación de este ordenamiento se fundamenta en el proceso que ocurre en estos suelos. Este se caracteriza por la acción de los compuestos orgánicos solubles, los que se han dado por llamar aguas agresivas (Sommer y otros, 2001; Ugolini y otros, 1988) sobre los compuestos inorgánicos del suelo. Estos causan una alteración profunda de los silicatos por reacciones de acidificación y complejación que afecta las arenas, los limos y a las arcillas. Los productos solubles, complejos, de estas reacciones migran dejando un residuo en el horizonte donde predomina el cuarzo, horizonte E. Estos compuestos iluviales se acumulan en el horizonte B formando horizontes espódicos (Bh, Bs). Este horizonte eluvial se caracteriza por la acumulación de complejos metálicos, por poseer contraste de color y transiciones abruptas ente sus horizontes, especialmente en los Espodosoles bien drenados, además, pueden tener horizontes Plásicos y Ortstein (McKeague y otros, 1983).

349

Figura 3.14. Coeficiente de variación de la textura para los diferentes clases de los Órdenes de suelos. El orden de suelo que mayor desorden en sus contenidos texturales, menor coeficiente de variación, presentó fue el Vertisol causado por el dinamismo interno que ocurre en el perfil por tipo de arcilla que predomina en estos suelos. Los Vertisoles se caracterizan por la presencia de arcillas 2:1 expansivas, esmectitas. Estas pueden ser heredadas del material parental original o producto de la transformación de los minerales primarios en unas condiciones dadas de concentración de Si, Al y pH (Sposito, 1989). Estos suelos se caracterizan por una mínima formación de horizontes a causa de los movimientos vérticos, presencia de caras de fricción, micro relieve gilgai, entre otros (Buol y otros, 2000). Lo anterior es la causa que esto suelos tengan una distribución regular de arcillas en el perfil, lo que produce un bajo coeficiente de variación de entropía. En los Oxisoles el coeficiente de variación de la entropía fue dos veces menor que en los Espodosoles, pero este valor, aún es indicativo de un orden en la distribución de los contenidos texturales. Los proceos más relevantes en estos suelos es la pérdida de Si y la acumulación de sesquióxidos de Fe y Al, productos de la intensa meteorización de los minerales primarios y aún de los secundario ricos en Si, como las arcillas 2:1. Este proceso de ferralitización (Boul y otros, 2000a, 2000b; Duchaufour, 1987) lleva a estos suelos a una acumulación relativa de sesquióxidos que influye en la cementación y estabilidad estructural. No es requisito para los Oxisoles la presencia de un horizonte subsuperficial rico en arcilla, pero en algunos pocos es posible observar la

350

iluviación de ésta. En general, la elevada estabilidad de la arcilla, la baja cantidad de arcilla dispersable en agua, la poca presencia de minerales meteorizables en la fracción arena, rica en cuarzo, para síntesis de arcilla adicional son la posible explicación de su ordenamiento textural (Boul y otros, 2000a). Este Orden de suelo se caracteriza por presentar un horizonte en avanzado estado de alteración, con concentración residual de sesquióxidos; pueden formarse a partir de una gran variedad de materiales parentales. En Colombia los Oxisoles localizados en la Orinoquía y en la Amazonía provienen de un material parental formado por sedimentos aluviales ácidos mezclados, ricos en cuarzo y caolinita procedentes de la denudación de la cordillera andina y de la denudación del macizo de las Guayanas. El Oxisol muestreado (IGAC, 1976) está en una terraza antigua del río Guaviare y su material parental son sedimentos aluviales mezclados. Los valores de los porcentajes de arena en todo el perfil son ligeramente más altos que los valores para el limo en los cuatro primeros horizontes pero esta diferencia crece en los dos últimos horizontes, la fracción limo tiene un comportamiento parecido con respecto a la arcilla (IGAC, 1976). Los Inceptisoles son suelos muy jóvenes en los cuales no es posible hablar de un proceso dominante. El material parental puede ser aluviones, coluvios o flujos de lodo. El Inseptisol, clasificado como Typic Tropaquept, tiene unos porcentajes de arena, limo y arcilla muy similares en los tres primeros horizontes, pero en los dos últimos horizontes el porcentaje de arena es mucho mayor que el de limo y que el de arcilla, esta condición puede deberse a la posición geomorfológica del suelo, ubicado en una vega de inundación con un drenaje pobre y un material parental correspondiente a aluviones del río Bogotá. La similitud en los tres primeros horizontes arroja un entropía similar para la granulometría en estos horizontes, pero la diferenciación en los últimos tres horizontes rebaja la entropía de estos, y hace que el coeficiente de variación sea de 10.4, y la entropía promedio del perfil sea de 1.47. El Gelisol (SSS, 1999) es un orden que abarca a los suelos con materiales gélicos bajo un permafrost, el congelamiento y el descongelamiento son procesos importantes en este orden. El horizonte diagnóstico puede o no estar presente. El permafrost influencia la pedogénesis al actuar como una barrera que impide el movimiento hacia abajo de la solución del suelo. Otro proceso importante en muchos Gelisoles es la crioturbación que conduce al truncamiento de horizontes, involuciones, acumulación de materia orgánica en el permafrost, orientación de fragmentos de roca y otros materiales. Bajo estas condiciones la pedogénesis en estos suelos es

351

incipiente, y la diferenciación en la granulometría se debe más a herencia del material parental que a procesos pedogenéticos. El Gelisol usado en este análisis (SSS, 1999) esta ubicado en una planicie sobre un material parental correspondiente a coluvios moderadamente meteorizados provenientes de esquistos ácidos y diorita. Se observa un alto porcentaje de limo, los porcentajes de arena y arcilla son más bajos, esta diferenciación se debe al origen del material parental y no a procesos pedogenéticos. El coeficiente de variación de entropía del Entisol, que muestra cierto orden, se debe a que en la distribución de la granulometría el porcentaje de la arena presente es muy bajo con respecto al porcentaje de la arcilla, los componentes tienen una distribución irregular que es la que da la entropía baja, esta distribución irregular en un orden de suelo que tiene una pedogénesis muy incipiente obedece más al origen del material parental, que son arcillas iluviales y a la posición geomorfológica que ocupa el perfil analizado, correspondiente a una vega inundable del río Bogotá, con un drenaje natural pobre (IGAC, 1976). El coeficiente de variación no es muy alto y dice que las entropías de los horizontes se encuentran cerca de la entropía promedio del perfil. Los Andisoles al desarrollarse sobre tefras puede tener diversa granulometría y la diferenciación de esta no se debe a procesos pedogenéticos. Son más relevantes los procesos de meteorización de los aluminiosilicatos primarios en minerales de corto rango como alofana, imogolita y ferrihidrita. El material parental del Andisol usado en este trabajo son cenizas volcánicas ubicadas sobre una terraza con un buen drenaje (SSS, 1999). Los porcentajes de la fracción arena y la fracción limo son más altos que el porcentaje de la fracción arcilla. Así pues, esta diferenciación en la granulometría se debe al material parental y no a procesos pedogenéticos. Se observa en la figura 3.14 que los coeficientes de variación del Aridisol, Alfisol, Ultisol y Molisol son algo similares. El ordenamiento que puede tener el suelo por sus contenidos texturales es poco. Llama la atención el Alfisol y el Ultisol, suelos que en los cuales el proceso de iluviación de arcillas permite su acumulación en un horizonte Bt, debería tener un coeficiente de variación mayor. Lo cual indica que no son los contenidos texturales los que pueden ejercer influencia en el ordenamiento de estos cuatro órdenes, dado que en ellos predominan otros proceso pedogenéticos que si pueden ejercer mayor influencia.

352

Con la finalidad de comparar el grado de ordenamiento de las diferentes clases de los Ordenes de suelos con diferente N de la ecuación 3. 30 se calcula la entropía relativa de la forma siguiente: Srelativa = S/Smax Smax se calcula con la ecuación (3.38). Con Srelativa se tiene un valor independiente del número de componentes utilizados en la ecuación (3.30). El cuadro 3.11 se presentan los valores de entropía relativa promedio de los contenidos texturales para cada uno de los órdenes de suelo estudiados.y se representan gráficamente en la figura 3.15. Cuadro 3.11. Valores de entropía relativa promedio y coeficiente de variación de los contenidos texturales de diferentes clase de los Ordenes de suelos. ORDEN Espodosol: Typic Haplorthod Oxisol:Tropeptic Haplustox Inseptisol:Typic Ustropept Gelisol: Typic Molliorthel Entisol:Tropic Fulvaquent Andisol: Eutric Fulvudand Aridisol: Typic Haplargid Alfisol: Typic Haplustalf Ultisol: Acuic Paleudult Molisol Vertic Argiustoll Vertisol: Typic Chromustert ENTROPÍA RELATIVA 0,3749 0,4888 0,5335 0,4189 0,5270 0,3974 0,7231 0,7560 0,6055 0,7235 0,5946 COEF. DE VARIACIÓN 35.10 15.05 10.3 8.01 7.53 6.69 5.44 5.10 4.40 3.95 2.21

Los valores menores de entropía relativa indican un mayor orden en los contenidos texturales en el perfil del suelo. Comparando los valores encontrados de coeficiente de variación y de entropía relativa, cuadros 3.10 y 3.11, se observa que se obtiene la misma información relacionada con el Espodosol y el oxisol en la distribución de las partículas en el perfil del suelo.

353

Figura 3.15. Entropía relativa promedio de la textura de los perfiles de los suelos para las diferentes clases de los Órdenes. En el cuadro 3.11 se presentan los valores de entropía relativa para cada uno los horizontes de los órdenes de suelos. La mayor entropía relativa la tiene el Alfisol indicando el suelo mas desordenado en cuanto al contenido textural, mientras que el vertisol, que según la el coeficiente de variación de la entropía fue el suelo mas desordenado, tuvo una entropía relativa menor que los órdenes Aridisol, Molisol y Alfisol En general se pueden formar grupos de órdenes de suelos en cuanto a la similitud de la entropía relativa. Un primer grupo los conforman los Espodosoles, Andisoles y Gelisoles como los más ordenados en sus texturas. Siguen Oxisoles, Entisoles e Inseptisoles en el segundo grupo. El tercer grupo lo conforman los Vertisoles y Ultisoles y en el cuarto grupo están los Aridisoles, Molisoles y Alfisoles. Estos grupos tienen procesos pedogenéticos diferentes y en algunos casos es posible asociar un proceso específico como el causante del ordenamiento de las partículas en el perfil y es el caso del Espodosol. Los Alfisoles y Ultisoles que tienen horizonte argílico no fueron más ordenados que los Vertisoles. El análisis entrópico del contenido textural de los suelos en cuanto a evaluar que tanto ha actuado la génesis creando un orden en el perfil, se observa que es útil en aquellos suelos donde los procesos pedogenéticos general contrastes texturales, como en los Espodosoles; pero crea confusión en aquellos suelos que aún conservan las características heredades del material parental aluvial o segregado por algún proceso de depositación

354

Bibliografía. Arias A., H. González, R. Zapata, G. Arias, J. Loaiza. 2002. Comportamiento y Estructuras del Relieve y de los suelos en el Altiplano de Santa Rosa de Osos (Antioquia). Informe DIME, Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín. Informe ICNE, CORANTIOQUIA. Medellín Atkins, P. W. 1992. La segunda ley. Prensa Científica, S. A. Barcelona. 230p. Ballagh, T. M.y E. C. A. Runge. 1970. Clay rich horizons over limestone: illuvial or residual? Soil Sci. Soc. Am. Proc. 34: 534-536. Bullock, P.; Clayden, B. 1980: The morphological properties of Spodosols. In: Theng, B.K.G. (Ed.): Soils with variable charge: 45-55. Buol, S.W, F.D. Hole y R.J Mc Cracken. 2000a. Génesis y clasificación de suelos. Capítulo 6: Procesos edafológicos. Ed. Trillas. México. 111-124 pp. Buol, S.W, F.D. Hole y R.J Mc Cracken. 2000b. Génesis y clasificación de suelos. Capítulo 16 Vertisoles. Ed. Trillas, México. 262 –269. Duchaufour, P. 1987. Manual de Edafología. Masson, S. A., Barcelona. Dawson, H. J. F. C. Ugolini, B. F. Hrutifiord, y J. Zachara. 1978. Role of soluble organics into soil processes of a podzol, Central Cascade. Washitong. Soil Sci., 126: 290-296. Castellan, G. M. 1974: Fisicoquímica. Fondo Educativo Interamericano, S. A., Mexico. 835p. Chesworth, W. 1973. The residua system of chemical weathering. Soil Sci. 24: 69-81. Chesworth, W. 1976a. Conceptual models in pefogenesis. A rejinder. Geoderma, 16: 257-260. Chesworth, W.1976b. Conceptual models in Pedogénesis. A future rejinder. Geoderma, 16: 265-266. Cline, H. G. 1961. The changing model of soil. Soil Sci. Am. Proc. 25:442446. Duchaufour, P. 1987. Manual de Edafología. Masson, S. A., Barcelona. Hole, F. D. 1961. A classification of pedoturbations and some other process and factors of soil formation in relation to isotropism and anisotropism. Soil Sci. 91:375-377.

355

(1991): Los suelos y el cambio global. Soc. Biol. Y. M. J.Soil Sci. 28(3): 237-254. M. Soil Sci. A. 1983: Testing chemical criteria for spodic horizons on podzolic soils in Canada. L. y García-Álvarez. 98: 1-3. Écol. Coen.. C. II. Écol. 143: 349-366.. D. J. Prigogine. New York.. Martin M. H. Hole (1994). Sol.. J. Nikiforoff. Rey. Suelos. Factors of soil formation.Y. D. Evans. McKeague. 1998.R. F. Geoderma 86: 31-32. Ibáñez.. Johnson. Johnson. Sol. Phillips. Écol. Pachepsky. Sol.J. L. I. D. Bogotá D. J. Fac. McGraw-Hill..Ibánez. L.M. Discussion of the paper by J. . Biol. 27(4): 371-382. Soil Sci. G. R.. A. Proisotropic and proanisotropic processes of pedoturbation. Medellín. J. Wiley Interscience. Phillips. Jenny. Weathering and soil evolution.. 281 p. Am. Nal. 143: 278-292. Introduction to Thermodynamics of Irreversible Processes. 58: 1-15. Jiménez. N.. C. Quaternary Geology and Paleopodology. C. (1949). Un enfoque histórico-termodinámico. Watson-Stenger. 1961. Estudio de una cronosecuencia de suelos del Bajo Cauca (Antioquia). Biol. 1993. Jiménez. Green. D.. A. Agr.. 67: 219-230. 356 . A. (1996). Spec Publ. Geomorphology. Amer. & García-Álvarez. J. Johnson. Rev. Soil formation thoery: a summary of its principal impacts on Geography. (1991): Sistemología y termodinámica en edafogénesis. Ibánez. Jaramillo D. & García-Álvarez. Laverdière. 1987. E. B. De Kimpe. L. estructuras disipativas y teoría de catástrofes. D. Geoderma. 28(4): 349-375.R. (1990b): Sistemología y termodinámica en edafogénesis. D. Rev. J. Kloosterman. I. D. 33: 111126. Soil Sci. Soil-Geomorphology. 1987.J. C. 47: 1052-1054. Evolution model of pedogénesis. Geoderma. J. Vol 49:53-64. D. Taxonomía de Suelos.A.. Rev... 1941. Instituto Geográfico “Agustín Codazzi 1976. Soil Sci. A. Rev. Los suelos y el estado de equilibrio termodinámico. Stability implications of the state factor model of soils as a non linear dynamical system. Watson-Stegner. 2000. Wang. Johnson. J. On the role of Shannon’s entropy as a measure of heterogeneity. R. Y F. J. 119p. Vol XII No 1.

Agriculture Handbook Nº 436. Runge y E. En En Wilding. C. 1990.Prigogine. P. USDA. F. Stengers. Campinas. Rev. composition. W. Fundação Cargill. E. Van Wambeke. W. Smeck. Soil classificatiuon in the past: Roots and Philosophies. 1983. E. 287 pp. Order Out of Chaos. 1983: La Gran Alianza. 20. New York. Reichardt. GB. Prigogine. 466p. Oxisols. (Versión en Español del original en Francés). ISRIC Annual Report 1984: 6-18. New York. Sanchez. N. Elsevier. Anderson. Proc. Processos de tranfêrencia no sistema solo-plantaatmosfera. P. Simonson. Eswaran.. L. A. R. II. Alianza Univ. New York. A Basic System of Soil Classification for Making and Interpreting Soil Surveys. Schaetzl. y W.. F. 410p. I e I. Soil Survey Staff (SSS). I e I. N. 2a. Stengers. Simonson. En Wilding. Runge. Elsevier. 1973. C. Jhon Wiley. Smeck y G. Madrid. Hall (ed). 1985. Dynamics and genetic modelling of soil system. E. Soils: Genesis and Geomorphology. K. 2005. 237p. 4a ed. Hall (ed). R. 357 . H. Soil Sci. A. Entre el Tiempo y la Eternidad. 1982. Cambridge Universy Press. Cambridge. 817p. Illinois Press. (Edición española corregida y extendida del original en francés). Flamingo Fontana Paperbacks. Stengers.. Herbillon y J. A. Prigogine. Shannon. R. C. E. 349 pp. in Agronomy. Washington D. y S. 1949. 23: 152-156. Stevenson. Am. Soil development sequences and energy models. I e I. 115:183-193. 2:1-47. N. Concept of soil. Mackintosh. J. 869 p. Pedogenesis and soil taxonomy. Univ. Comerma. Humus Chemistry. L. Genesis. Glasgow. Simonson. E. 1976. Wiley. E. 241 p. P. UK. 1999: Soil Taxonomy. (1968). Madrid. Adv. The soils orders. Weaver. I. 51-81p. New York. Ed. Alianza Univ. reactions. Properties and management of soils in the tropics. 1985. Soc. The mathematical theory of communitacion. Smeck y G. (1983).. Soil Sci. e ampliada. J. Pedogenesis and soil taxonomy.W. 1959. Outline of a generalized theory of soil genesis. E. 1984. A. R. Concepts and interactions. C.

Schiffer (ed. 358 .L. Academic Press. In M.Volobuyiev. Geoderma. Nauka 128 p. 14: 189-205. y D. New York. J. S. V. H. Vol. Principal kind of chronosequences and their significance in soil history. Wood W. 26: 378-394. Moscu. 1986. Entropy as a generalizing chraracteristic of the total chemical composition of soils. Vreeken. Conceptual models in pedogénesis. Johnson.B. 1978. Can Soil-forming function be solved. 1975. 1:315-381. Soil Sci. Introduction into the energetics of soil formation. Vodyanitskiy.R. D. J. A survey of disturbance processes in archaeological site formation. 1974. W. Yu.) Advances in Archaeological Method and Theory. 1975. Yaalon. N. Pochcovedeniye (Soil Science) No 6: 4854.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful