Historia nacional y consagración literaria en La muerte de Artemio Cruz de Carlos Fuentes y Facundo de D. F. Sarmiento: Operaciones sobre el canon.

El siguiente trabajo propone una lectura de dos obras consagradas para la literatura latinoamericana pertenecientes a horizontes estéticos e históricos muy diferentes: el Facundo, de Domingo Faustino Sarmiento, es un texto de mediados del siglo xix asociado a la llamada literatura de fundación nacional cuyo programa ideológico responde a la necesidad de planeamiento económico y político de un estado que apenas está delineándose, y cuya estética es reflejo del romanticismo tardío implantado en Latinoamérica tras las luchas por la independencia de España; La muerte de Artemio Cruz, por su parte, es una novela aparecida en 1962 que puede adscribirse al proyecto literario del boom latinoamericano (en tanto representa una emancipación del indigenismo y las novelas “de la tierra”) al mismo tiempo que constituye un paradigma de la modernidad textual por su discurso no lineal y su visión interior fragmentada en hilos narrativos diversos. El paralelismo, sin embargo, esta fundado al menos en tres puntos donde resulta posible el contacto, a saber: en la naturaleza genéricamente mixta de ambos textos: narraciones ficticias en principio, poseen rasgos de ensayo político de interpretación nacional hasta cierto punto homologables, en tanto responden a una necesidad imperiosa de intelección de la realidad nacional alterada por cambios recientes; en una concepción de la literatura y la crítica, como es la elaborada por Pascale Casanova, que propone una modalidad de lectura

Anagrama. leídos y citados en el mundo. Este paralelismo se llevará a cabo mediante la construcción de una estructura mínima común a ambos textos y el análisis de rasgos particulares que determinan en cada caso un modelo hermenéutico propio que legitima una particular visión de la historia. 2001. La república mundial de las letras. como un modo de lectura de las obras literarias exclusivamente guiado a partir de su configuración dentro de la totalidad de textos escritos. Pascale. esta noción implica además las reglas y procesos constructivos que rigen los mecanismos de inclusión y exclusión. El segundo riesgo consiste en la consideración del canon occidental como una totalidad homogénea regida por una tradición y una génesis compartidas (es el caso de Harlod Bloom en su 1 CASANOVA. I. ontología literaria. con la modalidad de crítica literaria internacional que propone Pascale Casanova en la introducción a La república mundial de las letras. El primero de ellos es el de un cosmopolitismo exacerbado: el lector / escritor cosmopolita se define como un “habitante del mundo”.1 Existen en primera instancia ciertos riesgos en esta concepción del sistema literario. modos de lectura instituidos. CANON Y ESPACIO LITERARIO Es necesario en ante todo plantear una problemática metodológica: cómo es posible conciliar la noción de canon (latinoamericano o nacional). en tanto refiere a una literatura delimitada por un territorio geográfico o cultural. lo cual implica una total desnacionalización de la cultura que no es sino el correlato del desplazamiento de las instancias de legitimación a las grandes capitales culturales primer mundistas en desmedro del valor local. en. ambas obras representan una operación activa sobre el canon literario que se sustenta en y sustenta a una operación activa sobre la historia nacional. finalmente. Barcelona. donde las fronteras de tiempo y espacio abandonan su rigidez en función de una trama de tensiones y continuidades que sitúa a las obras en una geografía e historia específicamente literarias. .universal dentro del “espacio literario mundial”. la articulación de literatura e historia desde la noción de canon: conjunto de textos dignos de ser leídos.

modalidad de existencia. por diferentes motivos. 4 ROSA. sin embargo. mientras que el registro imaginario de la ficción es una proyección de lo humano en la historia desde la utopía. por su parte. 1996. al ser este un conjunto orgánico de textos en los que se expresa una cultura.) Dominios de la literatura: acerca del canon. siguiendo a Michel Foucault. 1996. En: CELLA. sino el del lenguaje mismo.discutido libro El canon occidental). una desmitificación fenómeno literario que opone a la crítica trascendentalista la lectura concreta del texto puesto relación con la configuración global de textos. Michel. el ser lenguaje.3 De acuerdo con las indagaciones de Nicolás Rosa entorno a la noción de canon. relativamente nueva. el libro. que el sistema de lectura de Casanova evita estos riesgos al postular. “Liturgias y Profanaciones”. el lenguaje pierde paulatinamente su relación con el pasado y abandona la función clásica de ser soporte del tiempo y registro de la memoria. Paidos. asociado a lo no inefable y a la trasgresión. el análisis tendría dos posibles caminos: el de los sedimentos semiológicos o sustratos subyacentes en el discurso literario y el de la espacialidad interna de la obra. Losada. “Lenguaje y literatura” en De lenguaje y literatura. Nicolás. esta se debate entre la estabilidad del mito y el carácter innovador de la ficción: el mito es la repetición de lo mismo (mitos sin rostro de los estados modernos). manifiesta que la pertinencia de un canon como herramienta analítica y pedagógica reside en que. organizado en el terreno literario moderno por excelencia. y propone un tipo de análisis de la obra literaria que corresponda con esta. La Plata. FOUCAULT. Nicolás. 3 Cf. Buenos Aires. En una hipótesis sobre el surgimiento de la literatura moderna. para aplicarse hacia su propio objeto. Foucault sostiene que dicho fenómeno se origina hacia el siglo xix cuando. cit. op.4 Susana Zanetti. . Este espacio no sería una configuración cultural de la extensión. editorial Altamira. y también “La vida de los hombres infames” en La vida de los hombres infames. totalización que bien podría ser tachada de “imperialista” en tanto es unívoca y unilateral. Susana (comp. una tradición en continua remodelación. Barcelona. ROSA. constituye un ejemplo privilegiado para plantear cuestiones centrales sobre los universos simbólicos e imaginarios 2 Así lo hace Nicolás Rosa en relación con la propuesta de Bloom: sus criterios de selección estética son en última instancia la reproducción de una religiosidad hegemónica estadounidense. 1998.2 Es posible sostener.

HISTORIA Y REVOLUCIÓN En sus trabajos sobre el bildungsroman Mijail Bajtin distingue un subgénero específico que se caracteriza por ofrecer una imagen del hombre como unidad dinámica: la novela de desarrollo histórico. al constituir un cuerpo en continua remodelación revela. Frente a la concepción hagiográfica del canon como una continuidad.6 y que la literatura argentina es un sistema histórico pero no estadual. Nicolás. donde el mundo cambia con el héroe de acuerdo al proceso histórico real. II. rastreando en la literatura argentina una serie textual marginal.5 Ambos autores concuerdan en la naturaleza bifronte del canon que comprende al mismo tiempo tradición e innovación. Es entonces desde esta flexión del concepto de canon que se desprende de ambos autores que es posible pensar al conjunto de textos denominado “literatura nacional” como parte del sistema de lectura internacional esbozado por Casanova. huérfana y desterritorializada de “textos viajeros”. Susana. no taxonómica. salvo en el registro imaginario de los críticos…”. Es en los momentos límites o de transición entre dos épocas cuando surge este tipo de novela. 81. en tanto las fronteras literarias no corresponden necesariamente con las estatales sino como ramificaciones del espacio específicamente lingüístico. op. entre el espacio específico de los textos y la Historia.que sustentan nuestras convicciones estéticas. de dialogo. cit. . la naturaleza y las reglas del intercambio dialógico en momentos determinados. noviembre de 1999). entre la geografía literaria y la política. El canon es precisamente el lugar de la negociación. como un esfuerzo de adaptación entre el protagonista y el espacio 5 ZANETTI. el autor propone un modelo narratológico del canon como peregrinación: búsqueda de un origen no mítico sino utópico puesto que “Las tierras extrañas de la literatura no pueden constituir ningún territorio. ULA. Nicolás Rosa opone una crítica dialéctica. 6 ROSA. Pág. “¿Un canon necesario? Acerca del canon latinoamericano” (Texto original de la conferencia dictada por la autora en el Instituto de Investigaciones Literarias “Gonzalo Picón Febres”. en los cortes sincrónicos.

. México.7 Si bien ninguna de las dos obras analizadas pertenecen al género ‘novela de formación’. La revolución es un proceso histórico que se caracteriza por la destrucción vertiginosa de los valores del antiguo régimen y su posterior reemplazo paulatino por los de un nuevo orden. El protagonista se ve obligado a ser un nuevo tipo de hombre de acuerdo a una nueva modalidad histórica. el proceso civilizador en Argentina se vio bruscamente detenido por luchas intestinas (barbarie). La muerte de Artemio Cruz – Aura. Ayacucho. 1962. Emecé. que va de lo primitivo (la tierra). 1992.8 [Facundo. en las costumbres y tradiciones populares. un rasgo común es el constituir un esfuerzo de adaptación entre universos incomunicables (pasado y futuro: civilización / barbarie o revolución / orden constitucional) articulado mediante la construcción de personajes como “tipos sociales”. “que la luz penetre en las tinieblas”. y buscar en los antecedentes nacionales. empero. para llevar a cabo este proyecto hay que remontarse al origen de los males. SARMIENTO. hace falta un modelo explicativo de la barbarie: Necesitase. Buenos Aires. los puntos en que están pegados. para desatar este nudo gordiano que no ha podido cortar la espada. 200-20. y FUENTES. Basta detenerse en el título del primer capítulo para ver el recorrido. 8 Para todas las citas cf. Carlos. M. pasando por lo 7 BAJTIN. Facundo o Civilización y Barbarie en las pampas argentinas. Caracas. principalmente respondiendo a una necesidad imperiosa de rescatar los valores revolucionarios del pasado en medio de la confusión del presente: tras la declaración de la independencia de España. propio del historicismo romántico. Domingo F. pp. desenredar el proceso civilizador) y su método. 25] Sarmiento revela al mismo tiempo su programa (remontar. es necesario que la nación retome su camino hacia el progreso y se sitúe a la par de las demás naciones civilizadas del mundo. En este espacio de transición es que surgen ambas obras. Siglo XXI editores. Estética de la creación verbal. en la fisonomía del suelo.cambiante donde le tocó vivir. 2000. y el relato se hace fuerza organizadora del futuro. . M. estudiar prolijamente las vueltas y revueltas de los hilos que lo forman..

27] El personaje Facundo Quiroga cifra sobre si el modelo de barbarie y revela la concepción histórica romántica de Sarmiento: civilización y barbarie se oponen como estadios temporalmente distintos de un único avance universal.). Desventurado país –se dijo el viejo [Bernal] (…). En el caso mexicano. tan rapaces y ambiciosos como los anteriores. (ed.típico (caracteres).que a cada generación tiene que destruir a los antiguos poseedores y sustituirlos por nuevos amos. En RODRIGUEZ. En los años posteriores a 1915 estos actores se desdibujan en una síntesis nacional que mezcló clases. hasta lo etéreo (las ideas): Aspecto físico de la república argentina. así se llamaban quienes llegaban a sustituirlo. Essays on political an social change. intereses e ideologías en función de objetivos comunes capitalistas. caracteres. De la misma manera Artemio Cruz condensa sobre su persona la interpretación histórica de Carlos Fuentes: existe en México una minoría dirigente que hace la Historia. asociándose en la práctica de poder a diversas elites de clase del complejo industrial y militar y a capitalistas extranjeros. 1990. Liberales. la intervención se ha de dar en ambos casos desde el ámbito de la lengua.9 En este contexto de eclecticismo ideológico La muerte de Artemio Cruz intenta definir las nuevas identidades que emergen tras la revolución: Artemio Cruz. . The revolutionary process in Mexico. como miembros de un estado relativamente autónomo de los intereses específicos de cada clase. las nuevas identidades estaban dadas por incumbencias gubernamentales. hábitos e ideas que engendra. UCLA. el nuevo mundo surgido de la guerra civil. los principales actores que tomaron parte en la revolución fueron tres: Terratenientes (que junto con militares y el clero conformaban las facciones denominadas ‘Porfirismo’ y ‘Huertismo’). positivo y progresista de la historia de la humanidad. Alan “Revolutionary Project. California. entonces. Recalcitrant People”. nacionalistas y progresistas. 1880-1940. Planteado el problema. [AC. Al momento de publicación del Facundo reina en el territorio argentino una 9 KNIGHT. es decir. principalmente clase media urbana (‘Maderismo’) y movimientos populares y rurales (‘Zapatismo’ y ‘Villismo’ por ejemplo). Jaime E. Así se llamaba.

y también el tejido de posibilidades de la segunda persona. un dispositivo interpretativo novedoso. Pág. 1980. Buenos Aires. Quiroga como un personaje del imperio otomano. como sostiene Julio Schvartzman:10 se trata de una patología del lenguaje donde un miserable gato es un león y la nación una estancia. sin una lengua a la cual afianzarse Sarmiento recurre a un dispositivo narrativo tecnológico: la teoría de la traducción y la cita. En: Punto de vista. Buenos Aires. la analogía y la biblioteca europea en Facundo. PIGLIA. Carlos.”) anticipan la clausura del “yo” agónico de la novela. 11 Sobre el uso particular de las citas. Biblos. Joaquín Mortiz. Microcrítica. México. mediante la cual toda realidad americana es interpretada bajo parámetros conocidos de la biblioteca europea. de confusión: la Historia oficial ostenta un discurso único y sin fisuras. cf. La Rioja como la “Palestina” de Roussel. 1996. “Notas sobre Facundo”.confusión de origen lingüístico. Las palabras de Julién Sorel esperando la muerte en el calabozo (“…yo no soy más que un puede ser. Esta idea sugiere además que el resto de la vida no fue sino fingimiento. el bárbaro como el tártaro de Victor Hugo. al igual que el biografista. más conocido. 12 FUENTES. Julio. También es factible una lectura desde los epígrafes que dan inicio a la obra: Montaigne (“La premeditación de la muerte es premeditación de libertad”) refiere a la idea de que la significación completa de la vida de una persona puede condensarse en un solo instante en el que caen las máscaras y todo se revela tal cual es: el de su muerte. 64. Ricardo. III.11 Siguiendo los epígrafes del libro se hace visible el filtro interpretativo: la pampa es como las estepas de Humbolt. Artemio Cruz inmóvil durante doce días mientras el recuerdo lo lleva a su nacimiento y los hechos hacia la muerte. comedia. y conecta con el tópico de Calderón del “teatro del mundo” como lo revela la cita siguiente. tan incapaz de recobrar su poder como del arrepentimiento. 8. 1978. Solamente el ejercicio del letrado puede poner orden. y su incapacidad para abandonar las prácticas de poder lo condenan: jamás podrá ser autentico frente a los que quisiera que lo amen. “Facundo y la lucha por el sentido”. etc. . dado que el tirano Rosas ha trastocado todos los términos. En el contexto histórico de la novela de Fuentes también reina un tipo especial. donde se revelan la historia personal y la colectiva como complejos entramados de 10 SCHVARTZMAN. Tiempo Mexicano. un lenguaje “secuestrado por el poder para dar base a una retórica del conformismo y el engaño” como sostiene el autor en un ensayo. el personaje ha sido siempre una máscara.12 Frente al lenguaje de la autoridad el novelista construye.

algo que se parezca a una certeza.13 Podrían remarcarse algunos conceptos: canon como necesidad ante una realidad confusa. Pág. éste ha de convertirse en pretérito para conformar puntos de apoyo en los que basar juicios sobre el porvenir. Pasada esta instancia el recorrido se invierte. Susana. “Canon y otras cuestiones”. Más adelante la autora cita a Sigmud Freud. y la forma en que los acontecimientos se historizan no es unívoca sino que adopta la apariencia (narrativa) de una certeza. su canonización. quien menciona que la interpretación del presente es ingenua. Susana Cella argumenta que (…)el establecimiento de un canon. El cuarto epígrafe permite leer la fragmentación de la voz narrativa al mismo tiempo que sugiere una analogía entre las instancias enunciativas y Trinidad cristiana. y certeza aparente. Los cortes sincrónicos propuestos por las dos obras canónicas aquí analizadas dan cuenta de manera significativa de esta dinámica: producto de épocas de cambio. emergen como discursos contra-hegemónicos para relativizar la narración del poder. op. . como discursos que ejercen una modificación sobre la realidad. identidad. de la tradición. su eficacia como ficción interpretativa. recorridos. un ethos guerrero. La canción popular mexicana retoma el tópico del primer epígrafe y agrega un matiz de resignación estoica. en el mundo percibido en desvanecimiento o finalización. cit. los textos consagrados forman parte del estrato cristalizado de los modelos a recrear. CONCLUSIONES En el texto que hace de introducción al libro Acerca del canon. 13 CELLA.acciones. determina la posterior consagración. o el interés o el deseo de hacerlo. III. es decir verosímil: un modelo de verdad aceptable. no necesariamente único ni definitivo. Es en sus rasgos esquemáticos un modelo teórico de las relaciones entre canon e historia: la interpretación del presente requiere que los acontecimientos pasen a formar parte de la historia para poder organizar el porvenir. Susana. se relaciona directamente con prácticas identitarias o de necesidad de que exista. En: CELLA. 10.

y Sarmiento lo deja claro en el primer párrafo del libro. apunta al problema de actualidad. en Rosas. . que solo piensa en su enriquecimiento. y que. sino que la señala. Es evidente que en ambos casos el discurso ficcional no se dirige. tendencia. etc. Hacia 1960 México comienza a perder la estabilidad financiera que traía desde la década del cuarenta. establece una marca en el continum histórico a partir de la cual se va a insertar un sistema de mediación con el pasado: dispositivo complejo compuesto por un relato de ficción. la vida cifrada de Quiroga es un sistema de reorganización del pasado. En cuanto a la biografía de Facundo Quiroga. En este contexto de revisionismo histórico la novela de Carlos fuentes aparece como un hito. convirtióse. un historiador que se define como “continuador de los ideales revolucionarios”. es necesario un nuevo movimiento histórico que opere sobre (contra) el canon: la voz del gaucho suprimida del proyecto de nación sarmientino emerge para cuestionar lo establecido y lo hace. José. a la actualidad inmediata. efecto y fin” [25]. aún en los casos donde los artículos permanecen intactos. tecnologías narrativas y un determinado posicionamiento político.En el caso de Sarmiento es notable la inversión: la voz del activista exiliado se convierte en dogmatismo presidencial. Quedan por mencionar algunos detalles sobre la forma de historización del presente en los textos analizados. un modelo interpretativo de la política de Rosas: “(…) lo que en él era solo instinto. Esta particular forma de 14 SILVA HERZOG. dedica una sección del libro. nuevamente.14 El denominador común de las impugnaciones del historiador puede sintetizarse en dos puntos: que las modificaciones de artículos constitucionales posteriores a 1917 debilitan el ideal revolucionario original. En su Breve historia de la Revolución Mexicana Jesús Silva Herzog. a revisar la modificación de artículos de la constitución durante el medio siglo que lo separa del periodo revolucionario. de la voz del otro. en sistema. la operación es similar: el enemigo público del estado argentino es Juan Manuel de Rosas. México. sugerentemente titulada “¿En 1960 se cumplen con los ideales de los constituyentes de 1917?”. como lo haría el ensayo político. Breve historia de la Revolución Mexicana. FCE. éstos no son respetados por gran parte de la clase dirigente. 1960. iniciación. desde y gracias a recursos narrativos novedosos: la incorporación de la oralidad. en un intento de reconstrucción genealógica interpretativa de los hilos dispersos que configuran el presente. pero se desarrolla hacia el pasado.

es porque este potencial reside solo en parte en la escritura. Si es posible. de la política y la geografía del país. pero también sobre la forma en que ese texto entra en juego con el universo textual que se modifica tras su inclusión. La noción de canon. el éxito del modelo reside en su efectividad y su capacidad de dialogo (lectura) con el pasado.historización del presente quizás sea uno de los puntos que diferencian al panfleto de la obra literaria. de la realidad. En el caso de Carlos Fuentes las condiciones de producción son diferentes: la esfera artística y la política son autónomas y hasta cierto punto excluyentes. Hacia el siglo xix en Argentina. la elite letrada sería la elite dirigente. en estas circunstancias la escritura se inviste de una función fundadora del ámbito cívico. La operación de canonización. . resulta de especial utilidad para analizar las diferentes modalidades y estrategias con las que la literatura entra en contacto con la historia de una nación moderna. el proyecto de estado que surgía tras la independencia era un programa intelectual. como así también en el tratamiento innovador de recursos narrativos y literarios para la representación. pero necesariamente de otros textos que manifiestan o encubren y que determinan su posición en la trama global de relaciones. la obra literaria propone un modelo interpretativo de la realidad que escapa a las limitaciones y sobredeterminaciones de los discursos políticos e históricos convencionales. un gobierno diseñado y ejecutado por intelectuales. Las dos obras analizadas representan cortes sincrónicos en un canon latinoamericano de fronteras lábiles pero reales. como ya se ha mencionado. construye modelos operativos de la realidad. radica en parte sobre la efectividad con que un texto de ficción replica a lo real. aproximar la potencialidad efectiva de modificación histórica de dos obras surgidas bajo contextos históricos tan diferentes. mientras que el resto descansa en la capacidad de lectura: ambos textos son ante todo lecturas. como modelo mínimo común sería posible establecer que en ambos casos la historia nacional se vuelve problema urgente para el escritor. como se ha visto. evitando el anacronismo.

Emecé. Michel. RODRIGUEZ. Tiempo Mexicano. California. Caracas. III. 1990. Anagrama. 1880-1940. México.). CELLA. Buenos Aires. 1996. CASANOVA. FUENTES. Jaime E. M. Barcelona. editorial Altamira. 1960. 8. FOUCAULT. ------------------------. REVISTA Punto de vista. FCE.) Dominios de la literatura: acerca del canon. Buenos Aires. Paidos. México. La Plata. La república mundial de las letras. Carlos. De lenguaje y literatura. Buenos Aires. 1980. Siglo XXI editores. 1992. 1996. . La vida de los hombres infames. SCHVARTZMAN.. 1978. Estética de la creación verbal. Essays on political an social change. (ed. The revolutionary process in Mexico. Joaquín Mortiz. SARMIENTO. Susana (comp. SILVA HERZOG. Microcrítica. 2001. Breve historia de la Revolución Mexicana. Julio. México. 1996.. Domingo F. Facundo o Civilización y Barbarie en las pampas argentinas. Barcelona. Biblos. Ayacucho. UCLA. José. --------------------------. 1962. La muerte de Artemio Cruz – Aura. Buenos Aires. M. 1998. Pascale. 2000.BIBLIOGRAFÍA BAJTIN. Losada.

ULA. Susana. noviembre de 1999).ZANETTI. . “¿Un canon necesario? Acerca del canon latinoamericano” (Texto original de la conferencia dictada por la autora en el Instituto de Investigaciones Literarias “Gonzalo Picón Febres”.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful