P. 1
Criminologia - Luis Rodriguez Manzanera

Criminologia - Luis Rodriguez Manzanera

5.0

|Views: 8,671|Likes:
Published by Daniel López R

More info:

Published by: Daniel López R on Sep 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/15/2013

pdf

text

original

Si vamos a tratar de antigüedad remota, no podríamos dejar de
hablar de la Biblia, ya que en muchos aspectos la Biblia es un trata-
do de Criminología.
Es muy interesante ver en la Biblia la cantidad de crímenes, de-
litos y hechos antisociales que se relatan, desde el homicidio, el adul-
terio, el incesto, etc.; es un libro sabrado y como tal la explicación
que se da generalmente es religiosa, todos los actos, aún los mera-
mente sociales, tienen características de sacralidad.
Igualmente la Biblia presenta normas de prevención del delito y
de Política Criminológica por demás interesantes.
Las leyes penales del pueblo israelita son rígidas, ya que cualquier
infracción representa una ruptura simultánea con Dios y con los hom-
bres. Estas leyes exigen, por su naturaleza y origen, el más estricto
y riguroso cumplimiento.
La penalidad es con frecuencia excesivamente alta, abundando la
pena de muerte; la pena adquiere un carácter sagrado, ya que la ley
es de origen divino.
No nos detendremos en el análisis de los decálogos (Mosaico y
Cúltico) ni de los códigos (Alianza, Deuteronomista y Sacerdotal)
por exceder nuestro objetivo. Puede consultarse al respecto el minu-
cioso trabajo de EVARISTO MARTÍN NIETO.^^
A guisa de ejemplo mencionemos algunos preceptos del Levítico
(19: I al 37). No hurtareis. No mentiréis. Ninguno engañará a su
prójimo. No harás agravio a tu prójimo, ni le oprimirás con violen-
cia. No retendrás el jornal de tu jornalero hasta la mañana. No ha-
rás injusticia, ni darás sentencia injusta. No tengas miramiento, con
perjuicio de la justicia, a la persona del pobre, ni respetes la cara, o
ceño, del poderoso. Juzga a tu prójimo según justicia. No serás ca-
lumniador ni chismoso en el pueblo. No conspires contra la vida de tu
prójimo. No procures la venganza, ni conserves la memoria de la in-
juria de tus conciudadanos. Amarás a tu prójimo como a tí mismo.

295 NIETO, EVARISTO MARTÍN. "Penas y prisiones en la Biblia". Revista (Je Estudios
Penitenciarios.
Año XXVIII, N" 196, pp. 7 y ss. Ministerio de Justicia Madrid, Es-
paña, 1972.

FASE PRECIENTÍFICA DE LA CRIMINOLOGÍA

155

Algunos proverbios nos demuestran conocimientos criminológi-
cos, así: "ama el crimen quien busca las riñas"; "sinuoso es el ca-
mino del hombre criminal, mas la conducta del inocente, recta";
"cuando se multiplican los impíos, multiplícase el crimen, mas los
justos contemplarán su caída".
En el primero vemos descrito el carácter agresivo y rijoso del
criminal; en el segundo su carácter tortuoso; en el tercero el valor
de la religión como factor crimino-repelente.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->