EL SABBATH

a A.E.W. Luces ocultas, prohibidas Se mueven en los ritos reales. Diáfanos, ellos bailan Sobre las almas en trance Que han llegado a su indecible herencia. Sobre la mascarada mística, Como plumas sobre un casque, Ellos tejen su púrpura y rojo Sobre cada cabeza demacrada. Vosotros sois como gemas con raíz de serpiente, como lechos de basiliscos. Aquí se pusieron las mesas Para Baal y Baphomet; Aquí se viste el altar Con fuego y Alkahest Para muchos santos invitados, para muchos hermosos invitados. Aquí estaba el velo, y aquí La espada y daga del miedo. Aquí se trazó el círculo, Y aquí se puso el pilar Para Él el completamente e insondablemente puro. Aquí se hizo grave el murmullo Del himno murmurado en voz baja; Aquí el sonido se puso en llamas Desde el oscuro zumbido de la vergüenza – ¡El mundo reverberó el impronunciable Nombre! Astarté de su trance Saltó amorosa a la danza, Saludando como el fuego saluda a los abetos Sus adoradores girando. ¡Y toda la alegría de ella fue de ellos, y toda la locura de ellos fue de ella! ¡Yea! Tú y yo que nos esforzamos Por el dominio del amor, Dando vueltas a la piedra altar Como laberinto, con gemido mágico, Inmediatamente hizo que adivinará nuestro propio destino. 1

pesados contra un alma. la carne. Los leales caballeros y monjas. Hasta aquí solo exaltado Miro bajo la abovedada frente. ¡El viento sopla desde el sur! Triturado en esa ardiente boca. mirad Ese brillo de oro pulido Imperecedero. en medio. salve! ¡Señor del Sabbath!¡Baal! Beso tus pies. beso Tus rodillas –y esto –y estoHasta que soy elevado hasta la Byss incorpórea.A través de esa violenta vigilia Tejimos el tormentoso sigilo. dentro de los ojos En donde yace tal maravilla. y todos los dioses se retiran! 2 . Entonces llegó el espectro sombrío Del abismo del néctar. ¡Salve al Maestro. Nos fundimos dentro de ese buche. ¡Oh júbilo!¡el precio a pagar! ¡Juramos pero nuestras almas se van! Y podemos ganar la meta Que todo sabio ensalzaEl mundo. Y por la obscena cabeza nosotros le saludamos como Baphomet. Que hoyan la danza alrededor De tu altar. La inconmensurable ganancia. el diablo. puesto Con diamante y azabache. Nuestras caras de labios cenicientos Por la sangre de nuestro corazón que goteaba Sobre los talismanes armados de esa cripta con bóveda en forma de luna. Entonces. Nosotros somos tus lunas y soles. Atraído por esa misteriosa ley. Un gigante rompiendo por la cansada telaraña de ira. ¡Y todos los amigos se sueltan. el premio pagano. con el sonido De sollozos de muerte resonando por el terreno inmemorial. del helado Norte Vino la gran visión. Yea.

Abandonado está el salón. Nuestro amor caminará fuera en las grises horas del amanecer! ETHEL RAMSAY 3 . Terminado el festival. Mi bruja y yo somos arrojados Muertos sobre la piedra altar Por el desdeñoso dios que hizo nuestras almas suyas. la palabra se ha pronunciado! Hermana. Hemos vaciado la copa del Sabbath de su más austero licor. ¡La extremaunción. y el césped. El corazón del Sabbath late más rápido. ¡Venid!¡Venid! debemos irnos. el hechizo se ha roto. Salvador cuando el alma está gastada! ¡Venid! Apresurémonos a través de la noche. Las antorchas del Sabbath vacilan. ¡un sendero de escape torturado! Águila y pelícano Se hacen meras doncella y hombre Hasta el siguiente Sabbath -¡días cada uno como leviatán! ¡Nay!¡levanta la lánguida cabeza! ¡Toma de este vino y de este pan! La visión se retira. El lago llama. ¡Sisea la última oración! ¡Entona el último lamento! Toma el último sacramento.Sobre la piedra-altar Estamos solos -¡solos! En vívida negrura rizados Con lívidos relámpagos perlados¡Gotas de sudor sobre la frente de Dios cuando Él crea un mundo! ¡Hermana.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful