P. 1
Infierno- Roberto Arévalo Márquez

Infierno- Roberto Arévalo Márquez

|Views: 218|Likes:

More info:

Published by: Nicholas Ambrose Gautier Co-Ske on Sep 17, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/22/2013

pdf

text

original

­Wolfy...

­Raven...

La miré algo confusa, estaba ante mí, de pie y no había rastro de cansancio o dolor en ella, ni
siquiera las heridas que ten
ía hace apenas una hora.

­Wolfy que... ¿qué haces aquí?­ me levanté y fui hacia ella ­creí que estabas...

­No estoy aquí.

­¿Cómo?­ me pare poco antes de llegar hasta donde estaba ella.

­¿Ya te rindes?

­¿Qué?

Vi con horror como poco a poco su camiseta negra iba empapándose de sangre, tomaba un color
m
ás brillante y se le iba adhiriendo al cuerpo, la tela de su hombro se iba desgarrando y en su piel
se iba formando un corte profundo que tambi
én sangraba abundantemente.

­¡Wolfy!­ fui hacia ella pero hizo un gesto para que me detuviese.

­Te necesito Raven...

­Wolfy yo...

­Ayudame por favor...­ señaló con la cabeza al agujero que había tras de mí, segundos después
puso los ojos en blanco y se desplom
ó sobre el suelo.

­¡¡Wolfy!!

Abrí los ojos con brusquedad, estaba tumbada al borde del agujero. Me agarré la cabeza con las
manos, seguramente había perdido en conocimiento, ya no sabía que era real y que era sueño, todo
me daba vueltas y la cabeza me dolía a horrores, no sabía que era lo que había pasado pero una cosa
era segura, tenía que ayudar a Wolfy.

Puse los pies al borde del agujero y saqué las alas pegándolas lo más que pude a mi cuerpo, sonreí,
aquello era muy parecido a tirarse de cabeza en la boca del lobo, pero no tenía mas opciones, abrí
los brazos, cerré los ojos y me dejé caer.
Caí en el vacío, el viento silbaba con fuerza a mi alrededor y el aire helado se colaba por mi piel
hasta los huesos, cuando me pareció que ya había recorrido varios kilómetros decidí abrir los ojos,
la pared rocosa pasaba ante mí con rapidez, daba la impresión de ser toda igual, arriba del túnel sólo
se podía ver un pequeño puntito de luz donde supuestamente estaba la salida.

45

­Ya debe estar por aquí...­ batí las alas frenando suavemente la caída, enlas paredes ya comenzaba a
haber algunas cadenas que se fusionaban con la roca, fui bajando lentamente, de vez en cuando una
cadena cruzaba el diámetro del túnel, aproximadamente después de recorrer 500 metros divisé su
cuerpo, bajé con rapidez poniéndome a su altura.

Una cadena, idéntica a las anteriores cruzaba de lado a lado el túnel, pero en el medio esta se
enrollaba en los brazos y cuello de Wolfy, haciendo que quedaran estirados hacia los lados en cruz
mientras que sus piernas colgaban en el vacío, sentí escalofríos por el cuerpo al ver en el estado en
el que se encontraba.

­Wolfy...­ toqué su mejilla, estaba helada.

La tomé por el rostro haciendo que lo alzara suavemente, aun estaba inconsciente.

­Te sacaré de aquí...

Miré la cadena que la mantenía atada, era prácticamente imposible desenredarla sin causarle una
fractura múltiple en los brazos. Puse las manos sobre la cadena, lo único que podía hacer era tratar
de romperla con alguna energía de ataque, pero si estaba diseñada para absorber energía
seguramente no le haría nada.
Seguí con la vista el recorrido de la cadena hasta toparme con la parte en la que se fusionaba con la
roca, me acerqué, la roca sería más sensible a los ataques, reuní una gran cantidad de energía en mis
manos haciendo que tomaran una tonalidad azulada y, sin pensármelo dos veces lancé el ataque
contra la piedra.

Se hizo un gran boquete y la cadena se aflojó un poco curvandose hacia abajo por el peso de Wolfy.
La miré con preocupación, si se soltaba del todo debía estar preparada para cogerla antes de que
cayera o se diera contra la pared contraria. Miré de nuevo al boquete concentrando aun más energía
que antes en el brazo.

­Una vez más...

Lancé de nuevo mi ataque contra la pared, se oyó un gran estruendo cuando chocó contra la roca y
al instante la cadena saltó resbalando rápidamente por el agujero y cayendo al vacío.
Me di la vuelta y a los pocos metros atrapé a Wolfy. La cadena se había desatado de su brazo
izquierdo quedando atada solo del derecho, con suavidad quité la cadena de su cuello y la desenrollé
de su otro brazo, apreté a Wolfy contra mi cuerpo y dejé que la cadena cayera al vacío mientras
chocaba contra las paredes haciendo un ruido terrible.

­Nos vamos de aquí...­ la acomodé entre mis brazos y volé hacia la salida lo mas rápido que mis alas
me permitieron.

La subida siempre fue mucho más difícil que la bajada, cuando por fin salimos de allí yo ya estaba
completamente agotada, puse a Wolfy en el suelo y me arrodillé a su lado.

­Vamos Wolfy­ di palmaditas a su mejilla tratando que reaccionara ­Wolfy por favor...

Acaricié con suavidad su rostro y fue ahí cuando reaccionó, abrió lentamente los ojos y, después de
parpadear con fuerza varias veces me miró.

46

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->