P. 1
Ecoturismo rio en El Bajo Lempa - FINAL-1

Ecoturismo rio en El Bajo Lempa - FINAL-1

|Views: 46|Likes:
Published by Team El Salvador

More info:

Published by: Team El Salvador on Sep 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/26/2013

pdf

text

original

Ecoturismo Comunitario en el Bajo Lempa

Preparado por: Megan Christenson Emily Hanks Sarah Schwid Steven Wuerth Traducción por Maria M. Owen Equipo Monterey 5 - Equipo medioambiental El Monterey Institute of International Studies Graduate School of Middlebury College

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
2

Agradecimientos
El equipo medioambiental del Equipo Monterey 5 quiere expresar su sincera gratitud a la población del Bajo Lempa por su calidez, amabilidad, y hospitalidad durante toda nuestra estadía en El Salvador. Queremos agradecer también a la Asociación Mangle y a la Coordinadora por su apoyo logístico al conectarnos con don José Ofilio Herrera y con Jorge García. Jorge fue decisivo para la eficacia de nuestro trabajo de campo, y no hubiéramos tenido éxito sin su ayuda. El entusiasmo de don Ofilio y su visión también fueron elementos claves para avanzar hacia nuestras metas comunes. Queremos agradecer a Ceiba Doblada, El Llano, San Juan del Gozo, El Aguacate, e Isla de Méndez por acogernos en sus comunidades y permitirnos organizar reuniones en ellas. También queremos agradecer a nuestros conductores por su paciencia, conocimientos, compañerismo, y por hacer que nuestra experiencia de viajar por tierra en El Salvador fuera lo menos complicada posible. Chema también nos hizo sentir bienvenidos y estaba más que dispuesto a ayudarnos con cualquier asunto o solicitud. El fue un vínculo muy útil y eficaz entre el Equipo Monterey, La Coordinadora, y la Asociación Mangle. El personal de la Coordinadora, cuyo recinto nos sirvió de base, también nos hizo sentir bienvenidos y apoyados. Queremos agradecer al personal de la asociación Mangle por su tiempo, sus conocimientos y por el uso de sus instalaciones y de sus materiales durante toda nuestra estadía. También queremos agradecer a nuestro intérprete y traductor, Antonio Armendáriz, por su labor incansable y su dedicación a cada proyecto del grupo y por facilitar una comunicación fluida entre el equipo, las comunidades locales, la Asociación Mangle y La Coordinadora. Queremos expresar nuestro reconocimiento y nuestra sincera gratitud a nuestra audaz líder, la Profesora Adele Negro, cuyos consejos, paciencia y conocimientos nos permitieron avanzar con confianza en nuestro proyecto y con una actitud de solidaridad hacia todas las personas con quienes trabajamos.

Resumen del Proyecto
La región del Bajo Lempa de El Salvador, específicamente la Zona 1, está situada en la costa sur del país y es hábitat de diversa fauna y flora salvajes. El área es propensa a sufrir efectos adversos de huracanes e inundaciones durante la estación de lluvias que dura de mayo a octubre. La población en general de la Zona 1 reside entre la Bahía de Jiquilisco en el Océano Pacifico, una área que los huracanes e inundaciones golpean cada año. Mucha de la gente de la Zona 1 vive en la pobreza y carece de recursos para construir refugios seguros o casas que puedan resistir el tipo de daños que causan esos desastres naturales. Muchas veces hay familias que tienen que reconstruir sus casas después de la estación de lluvias.

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
3 A pesar de esos retos, hay un alto nivel de participación de la comunidad a través de la Coordinadora y de la Asociación Mangle. Cada comunidad de la Zona 1 tiene su propia ADESCO (Asociación de Desarrollo Comunitario), o grupo de líderes comunitarios quienes se reúnen regularmente con los ADESCO de otras comunidades para tratar varios temas, incluyendo maneras de suplementar los ingresos de las comunidades de la Zona 1. La idea de la creación de una empresa de ecoturismo consistente en una red de paraderos ecoturísticos por toda la Zona ha surgido de esas reuniones. Durante el periodo de tres semanas de su permanencia en El Salvador, el equipo medioambiental del Equipo Monterey 5 trabajó en facilitar el proceso de diseño de una red comunitaria de ecoturismo, como también haciendo informes de sus observaciones y formulando recomendaciones. La metodología incluía reuniones con las ADESCO de Isla de Méndez, El Aguacate, Ceiba Doblada, San Juan del Gozo, y El Llano para recopilar información relativa a las metas, retos, y planeación de la red de ecoturismo. El equipo viajó a cada comunidad en su intento de comprender la situación de cada una y de realizar talleres de mapeo de éstas. Los cuestionarios, mapas y talleres fueron los instrumentos tanto para el Equipo Monterey como para las comunidades de la Zona 1. Sirviéndose de esos instrumentos, las comunidades pudieron reflexionar sobre la factibilidad de sus metas y hacer un plan para presentarlo a fuentes potenciales de financiación del proyecto. Por su parte, Equipo Monterey hizo recomendaciones a cada comunidad y a la Zona 1 en su totalidad, basadas en sus observaciones surgidas de las actividades y reuniones. Según el equipo, las comunidades de la Zona 1 están comprometidas con la creación de una red de ecoturismo para complementar sus ingresos. Ellas respondieron positivamente a los talleres y a otras actividades que les dieron la oportunidad de reflexionar y pensar críticamente sobre las comunidades donde viven, como también hacer un plan viable y sostenible para el futuro. Las comunidades enfrentan algunos obstáculos, sobre todo a la falta de financiación inmediata y de recursos, pero hay pequeños pasos que la comunidad puede dar de inmediato para iniciar el proceso de creación de una red de ecoturismo. El alto nivel de organización que ya existe entre las comunidades de la Zona 1 hará mas fácil continuar avanzando; sin embargo, las ADESCO y la Asociación Mangle, como todas las organizaciones comunitarias, deben afrontar el reto constante de mantener líneas claras de comunicación entre los grupos que participan en el proyecto. Este informe da una idea general de la metodología, las observaciones y conclusiones y un análisis de esas conclusiones, y finalmente nuestras recomendaciones y los pasos a seguir en la Zona 1 y su empresa de ecoturismo.

Metodología

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
4 A nuestra llegada a Ciudad Romero , El Salvador, y durante la primera semana, nos reunimos con la Asociación Mangle, con la ADESCO de Isla de Méndez y con los miembros de la comunidad de la Zona 1. Esas reuniones nos ayudaron a sintetizar nuestros conocimientos sobre el ecoturismo y los asuntos relativas a la Zona 1, y nos sirvieron como escenario en el cual el equipo pudo planear los pasos siguientes del proyecto de ecoturismo de la comunidad. Para establecer nuestra metodología, formulamos las siguientes preguntas: 1. ¿Qué espera lograr la Zona 1 del ecoturismo comunitario? 2. ¿Existe la capacidad comunitaria para que se haga una ruta turística rentable en la Zona 1, teniendo en cuenta las metas de cada comunidad? 3. ¿Cómo podemos apoyar a las organizaciones comunitarias a adquirir la capacidad de desarrollar el ecoturismo en la Zona 1? 4. ¿Cómo podemos ayudar a las comunidades de la Zona 1 a organizarse ellas mismas? Para encontrar las respuestas a esas preguntas, llevamos a cabo las actividades que se exponen a continuación para recopilar la información pertinente. Resumen de las principales actividades: • • Nos reunimos con todos los miembros de la Junta Directiva de la Asociación Mangle y otras personas interesadas. Nos familiarizamos con Isla de Méndez y con la Bahía de Jiquilisco participando en actividades turísticas (paseos por la bahía, visitas a diferentes lagunas y entradas a manglares, liberación de tortugas recién salidas del cascarón y recorridos por las ciudades). Preparamos un cuestionario acerca de ecoturismo comunitario para las cinco comunidades de la Zona 1: Isla de Méndez, Ceiba Doblada, San Juan del Gozo, El Llano, y El Aguacate. El cuestionario consistía de cinco preguntas acerca de los puntos fuertes, las debilidades y los retos de cada comunidad. (ver Apéndice 1). Mapeo comunitario (ver Apéndice 2) o Esta actividad ayudó a cada comunidad de la Zona 1 a comprender la misión del ecoturismo comunitario. Luego, nosotros analizamos los resultados de las reuniones.

La actividad de mapeo comunitario incluía los siguientes pasos: 1. Presentaciones con una corta pregunta para romper el hielo, “¿Qué puede ofrecer su comunidad a los turistas?” 2. Los miembros de la comunidad dibujaron un mapa de cómo perciben actualmente su comunidad. 3. El dibujo se discutió con los miembros de la comunidad.

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
5
4. 5. 6. Los miembros de la comunidad agregaron un color diferente al mapa actual para indicar cómo quisieran que se viera la comunidad en el futuro respecto al ecoturismo. Los tres proyectos futuros más importantes se priorizaron. Se hicieron preguntas estratégicas acerca de los puntos fuertes, las debilidades y los retos de cada comunidad.

Se hicieron recomendaciones para el corto, mediano y largo plazo para la Zona 1, basadas en la actividad de mapeo comunitario (ver Apéndice 3). Se diseñó un taller con base en nuestro análisis y en los resultados de la reunión. El taller le dio al equipo la oportunidad de enseñar al grupo las bases de la planeación de un proyecto para el futuro. Cada comunidad eligió una de sus metas a medio y largo plazo y escribió un plan básico de trabajo guiado por el paquete del taller que describiremos más abajo.

Estas actividades fueron un instrumento importante para responder a las preguntas anteriores y contribuyeron a nuestros análisis y recomendaciones. La actividad fundamental de mapeo comunitario fue esencial porque permitió que todos los miembros de la comunidad allí presentes participaran sin importar su nivel de alfabetización o de educación. Una vez que trabajamos con cada comunidad y encontramos por lo menos una persona en cada comunidad que supiera leer y escribir, pudimos organizar el taller de tal manera que los participantes lograran escribir su plan del proyecto con base en una de las metas determinadas por ellos mismos durante la reunión de mapeo. Le brindamos a cada comunidad un paquete de información (ver Apéndice 4) que incluía las cuatro preguntas básicas para la planeación de proyectos: “¿Qué?, ¿Quién?, ¿Cómo? y ¿Cuándo?” que cada comunidad contestó. Entonces hicimos énfasis en la importancia de responder a esas preguntas antes de iniciar un proyecto o solicitar financiación. Según la información que tenemos, ésta fue la primera vez que una actividad de esta naturaleza se había llevado a cabo en esas comunidades. Por primera vez, sus miembros pudieron visualizar lo que significa trabajar dentro del marco del ecoturismo comunitario. Fue una experiencia positiva para todos los participantes como se pudo ver en los comentarios de los miembros de la comunidad.

Observaciones Generales
Claridad y entusiasmo de cada comunidad Cada comunidad que visitamos en la Zona 1 estaba ansiosa de tratar el tema del ecoturismo comunitario y acogió con gran entusiasmo las actividades que habíamos planeado. Por ejemplo, cuando fuimos a El Llano, los participantes se habían preparado

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
6 de antemano para nuestra actividad de mapeo dibujando su propio pequeño mapa, lo que les ayudó a guiarse a través del proceso. La participación de los jóvenes en nuestras reuniones fue impactante. Ellos parecían estar muy interesados en el desarrollo de su comunidad y en la protección de los recursos naturales. En un momento, en San Juan del Gozo, dos jóvenes de la comunidad se unieron a la reunión y se hicieron cargo de la actividad de mapeo, dibujando ciertos aspectos de su comunidad. Muchas ADESCO dentro del área también tienen un comité de jóvenes que anima a los jóvenes a participar en la planeación de proyectos de educación y de desarrollo comunitario. Con respecto a la apertura de la Zona 1 al ecoturismo comunitario, nuestra opinión es que cada comunidad está muy interesada en el concepto. Es de conocimiento general en toda la Zona que el ecoturismo comunitario tiene el potencial de generar fuentes alternativas de ingreso, oportunidades de empleo y también ayudar a conservar el ecosistema de la biosfera de Jiquilisco. Por ejemplo, en Ceiba Doblada, las mujeres que conocimos demostraron su clara comprensión de la importancia del valor extrínseco de los turistas que llegan a su pueblo por la autopista recién construida. El ecoturismo es estacional A causa de la gran variación en la lluvia y en las temperaturas en la región del Bajo Lempa, el turismo se puede llamar una industria estacional. De mayo a octubre, más o menos, la llamada época de lluvia, los huracanes y las tormentas tropicales desaniman a los turistas a visitar la zona costera. Cada uno de los cinco pueblos que visitamos en la Zona 1 mencionó las inundaciones estacionales como el mayor obstáculo, no sólo al desarrollo, sino también para atraer turistas. En el presente hay poca e inadecuada infraestructura en toda la zona para evitar daños de inundaciones y tormentas. Sin hospedajes bien estructurados, que cuenten con drenajes eficientes, los efectos de la estación de lluvias pueden extenderse a la estación seca, entorpeciendo de esa manera el éxito del ecoturismo. Por ejemplo, muchas tortugas marinas salen del cascarón durante la estación de lluvias. La liberación de tortugas recién salidas del cascarón es una gran atracción turística y si las comunidades de la Zona 1 están ocupadas con las inundaciones y el control de los daños, no podrán acoger y prestar servicios a los turistas. El manejo apropiado de los desagües de aguas lluvias y los sistemas de control de inundaciones tal como la construcción de carreteras elevadas (que ya se están construyendo en la carretera a Isla de Méndez) podrían acelerar el ecoturismo en la Zona 1 y generar un flujo más consistente de ingresos adicionales.

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
7

Etapas de desarrollo Todas las comunidades que visitamos están en una etapa diferente de desarrollo. Isla de Méndez tiene algo de infraestructura adecuada, como un hostal y un restaurante, para acoger turistas en Villa Tortuga. En este momento, las otras comunidades no cuentan ni con restaurantes ni con comedores para alimentar a los turistas. Isla de Méndez también tiene miembros de la comunidad entrenados para ser guías turísticos y guardaparques. La única otra comunidad que ofrece igual entrenamiento es Ceiba Doblada, que cuenta con dos guardaparques. El Aguacate no tiene electricidad ni agua potable, ni alcaldía, mientras que el resto de las comunidades cuentan con alcaldía, acceso a agua potable y electricidad. Aunque las comunidades están en diferentes niveles de desarrollo, es posible que cada comunidad se beneficie del ecoturismo en el futuro cercano. Por ejemplo, no es necesario que El Aguacate tenga electricidad par beneficiarse del ecoturismo comunitario, como tampoco es necesario que las comunidades tengan agua potable para los turistas, siempre que haya agua embotellada disponible (ver Apéndice 5). Situación económica Las comunidades de la Zona 1 carecen de fácil acceso a los fondos necesarios para el desarrollo del ecoturismo en el área. Es difícil obtener financiación porque las comunidades tienen que someterse a un proceso complicado que no todo el mundo entiende. Con frecuencia se ve que las comunidades no tienen una idea clara o realista sobre cómo van a solicitar financiación y cuánto tiempo toma. Generalmente las comunidades creen que obtener fondos toma menos tiempo de lo que es posible. A pesar de la falta de financiación para el ecoturismo y de los altos índices de pobreza, la Zona 1 desea desarrollar el ecoturismo porque lo ve como una manera de evitar que los jóvenes dejen el área para encontrar trabajo en otra parte, y también como una fuente adicional de ingreso. Las comunidades son concientes de que se necesita obtener financiación lo más pronto posible para empezar a tomar los pasos que mejoren su calidad de vida e iniciar la creación de una red de ecoturismo. Recursos naturales para una red de ecoturismo comunitario La Bahía de Jiquilisco ofrece una abundancia de recursos para una red de ecoturismo en la Zona 1. La bahía y sus áreas aledañas poseen mucho recursos naturales, incluyendo manglares, peces, cangrejos y moluscos, como también una gran diversidad de aves., eso sin mencionar el hecho de que cada año cuatro especies únicas de tortugas marinas llegan a las playas de la bahía a poner sus huevos. Cuarenta días después, centenares de tortugas marinas bebés desafían el sol, la arena y las olas dirigiéndose sin pausa hacia el Océano Pacífico. Esta es, de lejos, la mayor atracción turística de la Zona 1 y la joya que se debe conservar con más ahínco. Programas del gobierno han financiado

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
8 la operación de un criadero de tortugas en Isla de Méndez, pero la esperanza de la Zona es que se financien otros más en el futuro.

Además, cada comunidad cuenta con recursos particulares. Por ejemplo, en la comunidad de El Aguacate, hay muchos árboles frutales que no se encuentran en las otras comunidades, mientras San Juan del Gozo es el único pueblo con acceso a las lagunas. Sin embargo, como las comunidades comparten muchos de los mismos recursos, al tiempo que cuentan con recursos únicos a cada una, existe el riesgo de que las comunidades quieran explotar los mismos recursos, posiblemente creando competencia entre ellas. Muchas de las comunidades expresaron el deseo de tener las mismas atracciones o similares. Si cada comunidad ofrece la misma atracción, la necesidad de trabajar como una comunidad desaparecería, pues los turistas empezarían a visitar solamente un pueblo u otro en vez de recorrer el área entera. Esto tendría el potencial de socavar la creación de una red de ecoturismo en toda la Zona 1, agotando ciertos recursos tanto naturales como hechos por el hombre si las comunidades se deciden en contra de diversificar sus atracciones. Comunicación y organización Cuatro de las cinco comunidades cuentan con una organización que representa sus propios intereses: Isla de Méndez, Ceiba Doblada, San Juan del Gozo, y El Llano tienen una ADESCO como su organización comunitaria y en El Aguacate hay un comité que informa al gobierno local sobre las inquietudes de la comunidad. Aunque las comunidades tienen una organización estructurada (las ADESCO) se cree que no están organizadas como los pobladores quisieran, porque aparentemente sienten que no saben organizarse ellos mismos de manera eficiente. Nos pareció interesante que cada comunidad expresara esa inquietud, porque nuestras observaciones acerca de su capacidad de organizarse como comunidad eran diferentes a lo que ellos percibían. Vimos que cada comunidad podía motivar más o menos a su gente, como se desprende del relativamente alto nivel de asistencia a las reuniones. La falta de organización percibida por ellos se puede atribuir, en cambio, a la insuficiente comunicación entre las comunidades. Por ejemplo, Ceiba Doblada e Isla de Méndez tenían problemas similares con una infestación de ratas en 2010. Sin embargo, durante nuestras reuniones, no se mencionó que Isla de Méndez hubiera utilizado veneno para ratas para controlar la infestación, aunque Ceiba Doblada necesitaba el veneno. Nosotros creemos que hay maneras para que las comunidades compartan información la unas con las otras. En este caso, hubiera sido útil tener un individuo de cada comunidad que sirviera de enlace para compartir ideas de cómo combatir la infestación de ratas.

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
9 Después de reunirnos con las comunidades, nuestro grupo también observó inconsistencias en la comunicación entre la Asociación Mangle, las ADESCO, y las comunidades mixtas. Por ejemplo, Isla de Méndez tiene experiencia de trabajo con organizaciones que reciben subvenciones como también en la construcción de un criadero de tortugas marinas. Estos son los mismos conocimientos que El Llano quisiera adquirir pero éstos no se han compartido con otras comunidades. Desarrollar un mecanismo de compartir información ayudaría a aumentar la base de conocimientos y al desarrollo de la región. También notamos que existe poca comunicación entre las comunidades de la Zona 1 respecto a cómo ven el ecoturismo funcionando en la comunidad. El Llano, por ejemplo, ignoraba lo que se estaba haciendo en otras comunidades de la Zona 1 con respecto al ecoturismo. La falta de comunicación en el corto y largo plazo puede conducir al fracaso del modelo de ecoturismo tal como ellos lo visualizan, enfocado en un esfuerzo colaborativo de todas las comunidades para crear una ruta turística con Villa Tortuga como punto central.

Análisis de actividades y observaciones
Con base en las observaciones mencionadas anteriormente y en las actividades que realizamos como trabajo de campo, hemos sacado varias conclusiones con respecto a la formación de una red comunitaria de ecoturismo en la Zona 1. Antes de hacer la actividad de mapeo comunitario le pedimos a la gente de cada comunidad que respondiera a un corto cuestionario (ver Apéndice 1). En su mayoría, los resultados de la sección cuantitativa de las preguntas no fueron concluyentes, en tanto que, con la excepción de Isla de Méndez, ninguna otra comunidad contaba con servicios “tradicionales” para ofrecer a los turistas; i. e., restaurantes, hoteles, guías turísticos, lanchas, etc. Sin embargo, todas las comunidades querían ofrecer tales servicios a los turistas. Cuando se les preguntó cómo harían para entrenar a guías turísticos, comprar lanchas y abrir restaurantes, la mayor parte de los miembros de la comunidad quedaron perplejos. Esa reacción, en parte, nos condujo a tomar la decisión de organizar más tarde, un Proyecto-Taller de planeación, como lo describiremos en detalle más abajo. Después de administrar el cuestionario, se realizó la actividad de mapeo comunitario. En la primera fase (dibujar un mapa actual del pueblo), vimos que cada comunidad tenía una idea clara de los recursos que tenían a su disposición, tales como capital humano, transporte, infraestructura y agricultura. Además, cada comunidad es conciente de su nivel actual de desarrollo en relación a las otras comunidades y los límites que conlleva cada nivel. En nuestra opinión, esa afirmación es un indicativo positivo de la factibilidad de una red de ecoturismo comunitario. Sin embargo, la posibilidad de aprovechar esas posibilidades y de establecer metas realizables también requiere de un conjunto de habilidades importantes.

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
10 En la segunda fase de la actividad de “mapeo comunitario” se evaluaron las habilidades de cada comunidad para establecer metas alcanzables. Los resultados fueron muy interesantes, en tanto que, con excepción de Isla de Méndez, cada comunidad diseñó en su mapa las mejoras que quería ver en la infraestructura general y en la organización de su comunidad, además de las atracciones turísticas potenciales que deseaban desarrollar (ver Apéndice 2). La mayoría de las mejoras diseñadas eran proyectos a largo plazo que requerían grandes sumas de financiación inicial. De estos resultados preliminares podemos concluir que el ecoturismo comunitario puede no ser la más importante prioridad en este momento para muchos residentes de la Zona 1, y que existen malentendidos con respecto a la definición de metas a corto, mediano, y largo plazo. Las prioridades principales expresadas por la mayoría de esas comunidades no eran el entrenamiento de más guías turísticos ni la construcción de más expendios de pupusas sino más bien un mejor estado de su infraestructura (agua potable, electricidad, sistemas de drenaje de aguas lluvias, manejo de basuras, etc.) y la creación de fuentes de empleo. Para la Zona 1, el empleo es visto no sólo como un medio de liquidez, sino también como una manera de asegurar la participación de los jóvenes. Por lo tanto, al diseñar recomendaciones estratégicas a corto plazo para cada comunidad, nos limitamos a considerar proyectos o servicios que pudieran crear fuentes adicionales de ingreso que posiblemente llevaran a un empleo permanente. Las oportunidades de empleo que surgen del ecoturismo comunitario también pueden servir para generar ingresos y para mejorar la infraestructura básica. Sin embargo, muchas comunidades de la Zona 1 no cuentan todavía con recursos y sistemas para acoger turistas. Para que una red de ecoturismo en la Zona 1 tenga éxito y sea rentable, cada comunidad debe poder participar utilizando los recursos limitados y específicos con que cuenta sin perjuicio de las actividades cotidianas necesarias, ni la explotación de los escasos recursos naturales. Cuando se les preguntó qué obstáculos podrían impedir el desarrollo de una red de ecoturismo comunitario, la mayoría de las comunidades declararon que no estaban suficientemente organizadas internamente para manejar una red de ecoturismo dentro del conjunto de la Zona. Teniendo en cuenta ésta y nuestras anteriores observaciones, decidimos organizar un taller de medio día acerca de planeación de proyectos comunitarios de corto, mediano, y largo plazo (ver Apéndice 4). Este taller tendría dos objetivos: generar buenos hábitos de organización y planeación dentro de la ADESCO de cada comunidad y crear conciencia dentro de las comunidades de lo que los vecinos están tratando de lograr. A menudo, los proyectos que se realizan en una comunidad se desconocen en la comunidad más cercana. Por lo tanto, le dimos a cada comunidad la oportunidad de presentar delante de sus vecinos los planes de los proyectos en los que estaban trabajando, sus metas adicionales y los retos de su comunidad. Después de cuidadosa observación de las cinco comunidades de la Zona 1, diseñamos, según los requisitos específicos de cada comunidad, un plan estratégico a corto plazo (un año), a mediano plazo (tres a seis años) y a largo plazo (seis años o más). Esas recomendaciones para la creación de una red de ecoturismo comunitario en la Zona

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
11 1 no sólo reflejan las dos prioridades mencionadas anteriormente, sino también buscan resaltar los puntos fuertes y los atractivos de cada comunidad (ver Apéndice 3). Adicionalmente, hemos copiado en formato digital, los mapas comunitarios diseñados por cada comunidad y hemos incluido nuestras recomendaciones en esas ilustraciones. Esperamos que esos mapas permitan visualizar a los residentes de la Zona 1 cómo funciona una red de turismo comunitario y cómo su propio pueblo se puede integrar a esa red (ver Apéndice 5).

Recomendaciones finales
Creación de una fuerte red Se recomienda que • la Zona 1 forme una fuerte red de ecoturismo comunitario que impida la privatización, proteja la biosfera de la Bahía de Jiquilisco y utilice las fortalezas y habilidades únicas de cada comunidad sin perjudicar el turismo ni las ofertas de servicios de otras comunidades, ni agotar los recursos naturales. • el Comité de Ecoturismo de la Zona 1 desarrolle excursiones que traigan reconocimiento y recursos a cada comunidad de la Zona 1 de manera equitativa y por partes iguales. el Comité de Ecoturismo de la Zona 1 anime a los residentes a participar personalmente en ecoturismo comunitario: o Ejemplo 1: Formar una cooperativa de guardarecursos, para la cual cada hogar done 25 centavos al mes para el salario de un individuo contratado para proteger, vigilar y limpiar la playa y/o la bahía. o Ejemplo 2: A través del comité juvenil, organizar días de limpieza de la playa o bahía. Como incentivos se podrían organizar un juego de fútbol después de la limpieza, repartir pupusas en Villa Tortuga, etc. o Ejemplo 3: Organizar actividades que incluyan a toda la comunidad para ilustrar a sus miembros sobre los beneficios del ecoturismo enfocado en la protección del medio ambiente como fuente de ingresos. Los eventos pueden incluir una noche de bailes comunitarios, conciertos, piezas de teatro infantil en la escuela, etc. • La Asociación Mangle, y cada comunidad en la Zona 1, colaborarán en el diseño de un plan estratégico de ecoturismo comunitario, liderando y participando con regularidad en talleres para el aprendizaje de planeación de proyectos, protección del medio ambiente y planeación de pequeños negocios.

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
12 • Fortalecer el Comité de Ecoturismo de la Zona 1, incluyendo los comités de ecoturismo y los comités juveniles como también las ADESCO, en el proceso de planeación: o Incorporar a profesionales en le proceso de planeación para que ayuden a escribir propuestas, y asegurarse cuidadosamente que estos profesionales trabajen muy de cerca con la Asociación Mangle para completar las propuestas o Ofrecer entrenamiento continuo al comité de ecoturismo que se refiera pero no se limite a: guías turísticos y medioambientales y desarrollo de líderes. Funciones de la Asociación Mangle Recomendamos que la Asociación Mangle comparta información con las comunidades de las siguientes maneras: • Estableciendo un procedimiento operativo uniforme de cómo obtener financiación de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. • • Determinando cuáles organizaciones pueden hacer donaciones de fondos. Suministrando entrenamiento a los residentes de las comunidades para que trabajen como guías turísticos o guardaparques. Trabajando con las comunidades por medio de reuniones que instruyan a la gente cómo realizar sus metas personales y comunitarias, específicamente las metas desarrolladas por cada comunidad en nuestro taller de planeación de proyectos (ver más abajo)

Funciones de las comunidades Recomendamos que cada comunidad: • Cultive su propia identidad y experiencia de turismo ecológico, usando las metas elegidas por cada una durante el taller de planeación de proyectos para incorporar los aspectos característicos de la cultura salvadoreña o Ceiba Doblada: abrir pequeños restaurantes locales que sirvan comida típica salvadoreña o El Aguacate: ofrecer recorridos a caballo y en bicicleta, como también visitas a los manglares o Isla de Méndez: mejorar las instalaciones de Villa Tortuga para atraer más turistas o El Llano: construir una bomba de agua para irrigar su huerta local o San Juan del Gozo: sus miembros no estuvieron presentes en el taller de planeación de proyectos

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
13

Conclusiones
Cuando el Equipo Monterey llegó a la región del Bajo Lempa de El Salvador, el nivel de organización entre las entidades comunitarias (Asociación Mangle y La Coordinadora) y la ADESCO de cada comunidad como también el compromiso con el proyecto de ecoturismo comunitario nos impresionaron de inmediato aunque las comunidades expresaron su deseo de lograr una mejor organización interna. La gente de la Zona 1 del Bajo Lempa se enfrenta diariamente a muchos problemas que requieren gran parte de su atención; sin embargo, a pesar de esos retos y de la falta de tiempo, encontramos que ellos están igualmente interesados en mejorar el bienestar de sus comunidades y están dispuestos a invertir el tiempo y el esfuerzo necesarios para desarrollar el proyecto de ecoturismo comunitario. Mientras que cada ciudad está en una etapa diferente de desarrollo, las reuniones y talleres las dotaron a todas de una estrategia para iniciar los pasos que en el futuro: 1. mejoren la calidad de la infraestructura local; 2. generen oportunidades de trabajo que incluyan a los jóvenes, proporcionen una fuente adicional de ingresos y posiblemente creen empleos permanentes; y 3. trabajen hacia la meta final de poder acoger turistas como parte de una red de ecoturismo por toda la Zona 1, utilizando los recursos y el tiempo de manera sostenible sin perjuicio de las actividades cotidianas necesarias. Equipo Monterey recomienda que las comunidades continúen reuniéndose regularmente para hacerle seguimiento al progreso y compartir ideas y experiencias unos con otros con el fin de mantener el impulso y proporcionar un foro abierto de aprendizaje de comunicación. La Asociación Mangle y La Coordinadora son el pegamento que mantiene la unión de las ADESCO de cada comunidad. Por lo tanto se recomienda que la organización continúe siendo la sede de reuniones periódicas, como también continúe su función como ente profesional de la red de ecoturismo, utilizando sus conocimientos para solicitar subvenciones, para la planeación de proyectos, etc. Es importante que haya serios compromisos enfocados en la colaboración y comunicación de cada uno de los participantes en la creación de una red de ecoturismo comunitario, con el fin de lograr las metas de cada comunidad. En el futuro, Equipo Monterey desea continuar el trabajo con cada comunidad en las metas específicas elegidas por ellas. Ceiba Dorada quisiera abrir pequeños restaurantes dentro de la comunidad que vendan pupusas y otras comidas típicas; Isla de Méndez expresó su deseo de mejorar las instalaciones de Villa Tortuga para atraer más turismo; a El Aguacate le gustaría ofrecer paseos a caballo y en bicicleta, como también visitas a los manglares; finalmente, El Llano quisiera trabajar en la instalación de una bomba de agua para irrigar la huerta comunitaria local. Equipo Monterey espera continuar trabajando en este proyecto junto con los esfuerzos de la Asociación Mangle, La Coordinadora, y las ADESCO de cada comunidad como parte de una relación gratificante para todos, que esperamos se proyecte por mucho tiempo en el futuro.

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
14

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
15

Apéndice 1 – Cuestionario para la actividad de mapeo comunitario
Preguntas cuantitativas 1. Cuantas personas están capacitadas en la preparación de alimentos? a. Cuantas personas quieren Uds. que estén capacitadas en el futuro? 2. Cuantas personas están capacitadas en guías turísticas? a. Cuantas personas quieren Uds. que estén capacitadas en el futuro? 3. Cuantas personas están capacitadas en guarda recursos? a. Cuantas personas quieren Uds. que estén capacitadas en el futuro? 4. Cuantas personas están capacitadas en ser lanchero? a. Cuantas personas quieren Uds. que estén capacitadas en el futuro? 5. Cuantas lanchas tiene la comunidad? a. Cuantas lanchas quieren tener en el futuro? 6. Cuales servicios tiene la comunidad para dar de comer a una turista? a. Quieren construir otros comedores o restaurantes en el futuro? 7. Hay otras personas capacitadas u otros servicios que ofrecen la comunidad? Preguntas cualitativas 1. Fortalezas: a. ¿Cuáles son las cosas que Uds. creen que son buenos de su comunidad? b. ¿Qué saben hacer Uds.? c. ¿Qué es lo que tienen a su alrededor que les ayuda llevar a cabo el ecoturismo? 2. Debilidades: a. ¿Qué es lo que los hace débiles como comunidad? b. ¿Cuáles son las cosas que no les favorece a su alrededor? 3. Reto: a. ¿Hay algo que está fuera de sus manos? Una situación en particular? 4. Opportunidades: a. ¿Cómo va a ayudar la comunidad el ecoturismo, según Uds? b. ¿Cómo va a beneficiar a sus familias? 5. Meta más importante: a. ¿De todo que se ha mencionado, cuáles son las tres cosas más importantes para Uds. como comunidad? Puede ser de lo que sea.

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
16

Apéndice 2 – Mapas dibujados por cada comunidad
(Las metas están de color azul)

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
17

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
18

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
19

Apéndice 3 – Metas a corto, mediano, y largo plazo para las comunidades de la Zona 1
(creados por las comunidades)

El Llano
Metas a Corto Plazo (que se pueden realizar en un año a partir de ahora) • Organizar un comité de ecoturismo dentro de la comunidad • Investigar quienes tienen acceso al mar • Crear huertos caseros • Capacitar a personas interesadas en ser guías turísticos en la comunidad • Tener un comedor en una casa que sea accesible desde el camino Metas a Mediano Plazo (Tres a seis años) • Obtener acceso al mar • Construir un vivero de Tortugas • Construir un estanque para peces • Construir un estanque de camarones Metas a Largo Plazo (Seis años o más) • Construir un muelle • Levantar la calle • Construir una casa comunal • Construir un rancho hotel con piscinas • Desarrollar una casa de Turismo Huéspedes

Aguacate
Metas a Corto Plazo (que se pueden realizar en un año a partir de ahora) • Organizar un Comité del Ecoturismo • Recoger fruta (mangos, coco, marañón) para vender en bolsas a los turistas, o traer turistas para recoger fruta por sí mismo • Alquilar bicicletas para pasear por el camino, ver los árboles frutales, el paisaje, etc. • Dar excursiones a caballo • Vender refrescos de jugo a los turistas • Capacitar individuales interesados en ser guías turísticas en la comunidad Metas a Mediano Plazo (Tres a seis años) • Vender jalea de frutas • Vender mantequilla de marañón • Vender vino de marañón • Amplificación de la luz eléctrica • Crear una ruta de cayucos dentro de los manglares

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
20

Metas a Largo Plazo (Seis años o más) • Pedir / obtener acceso al camino privado • Construir un estanque de camarones • Levantar las calles • Desarrollar microempresa de frutas

Ceiba Doblado
Metas a Corto Plazo (que se pueden realizar en un año a partir de ahora) • Organizar un comité de ecoturismo • Abrir el parqueador de nuevo • Construir ranchos en la playa con hamacas y cobra los turistas • Vender cerveza / refrescos en la playa (*Pero hay que recoger las botellas) • Poner comedores en casas cerca del camino • Tener días voluntarios para limpiar las playas • Capacitar individuales interesados en ser guías turísticas en la comunidad Metas a Mediano Plazo (Tres a seis años) • Limpia el drenaje • Construir su propio vivero de Tortugas • Limpiar los manglares para que sea libre de basura Metas a Largo Plazo (Seis años o más)
• Construir una Cabaña

San Juan del Gozo
Metas a Corto Plazo (que se pueden realizar en un año a partir de ahora) • Tures de Cayuco en Los Manglares de la Bahía y en la Laguna (si no es prohibido) / • Vender bolsas de marañones • Poner letreros en la calle para las pupuserías y / o panaderías. Por ejemplo: Come una pupusa! • Capacitar individuales interesados en ser guías turísticas en la comunidad Metas a Mediano Plazo (Tres a seis años) • Comprar lanchas con motores que pueden llevar turistas en la bahía • Mejorar la calle hacia la bahía • Construir un comedor Metas a Largo Plazo (Seis años o más) • Crear una hábitat natural para proteger las iguanas y tener guías turísticas o guarda recursos para enseñarles a los turistas • Obtener acceso a la laguna a través de un acuerdo con los que tienen acceso.

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
21

Isla de Méndez
Metas a Corto Plazo (que se pueden realizar en un año a partir de ahora) • Invitar otras comunidades para participar en sus proyectos • Mejorar los baños en Villa Tortuga • Hacer un mapa de las rutas • Colgar fotos de las otras comunidades y las actividades que hay Metas a Mediano Plazo (Tres a seis años) • Arreglar la Villa Tortuga - el suelo, bicicletas, camión, techo, piscina • Arreglar cabañas Metas a Largo Plazo (Seis años o más) • Construir un dreno • Construir un muelle • Mejorar la calle al mar

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
22

Apéndice 4 – Taller para la planeación estratégica de proyectos
(Esto es un ejemplo del libro de ejercicio que usamos con las comunidad, Isla de Mendez. Cada comunidad recibió su propio libro de ejercicio con recomendaciones específicas (basadas en la actividad de mapeo comunitario)). Taller de Plan Estratégica de Eco-Turismo Comunitario En Colaboración con: Asociación Mangle La Coordinadora ADESCO’s de la Zona 1 y Equipo Monterey 5 Agenda 9:00 9:30 10:00 10:30 10:45 12:00 12:20

Mirar los mapas comunitarias Introducciones Charla de Metas a Corto Plazo Selección de Meta a Mediano Plazo Actividad de Planificación Presentaciones de los planes Hacer cita para la próxima reunión

Introducción - Como Planear un Proyecto Antes de empezar en trabajar en su proyecto es muy importante tener un plan. Estas cuatro preguntas ayudan en preparar su plan. Piensa en estas preguntas antes que empezar su proyecto. ¿Qué?

¿En qué proyecto van a trabajar?

¿Quién?
• • •

¿Quiénes van a estar en la delegación o comité de este proyecto? ¿Quién sería un buen líder del proyecto? ¿Quién tiene experiencia en estos proyectos?

¿Cómo? ¿Cuáles actividades son necesarios para cumplir el proyecto? Por ejemplo, ¿Quién va a pedir permiso del gobierno regional? • ¿Dónde está el proyecto? ¿En cuál parte de la comunidad quiere tener el proyecto?

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
23 ¿Cómo van a dividir el trabajo? Por ejemplo, ¿quién o quienes está(n) en cargo de cada actividad? • ¿Cuánto va a costar el proyecto? o ¿Cómo van a conseguir los fondos?

¿Cuándo?
• •

¿Cuándo van a terminar con cada paso del proyecto? ¿Cuándo van a terminar con el proyecto en total?

Charla de Metas a Corto Plazo Metas a Corto Plazo (que se pueden realizar en un año a partir de ahora) Discute las siguientes recomendaciones. ¿Qué piensan? ¿Pueden pensar en más?
• • • • • • •

Invitar otras comunidades para participar en sus proyectos Mejorar los baños en Villa Tortuga Hacer un mapa de las rutas Colgar fotos de las otras comunidades y las actividades que hay

Selección de Meta a Mediano Plazo y Actividad de Planificación ¿Qué?

¿En qué proyecto van a trabajar?

Metas a Mediano Plazo (Tres a seis años)
• •

Arreglar la Villa Tortuga o suelo, bicicletas, camión, techo, piscina Arreglar cabañas

Metas a Largo Plazo (Seis años o más)
• • •

Construir un dreno Construir un muelle Mejorar la calle al mar

Community Ecotourism in the Bajo Lempa
24 ¿Quién?
• • •

¿Quiénes van a estar en la delegación o comité de este proyecto? ¿Quién sería un buen líder del proyecto? ¿Quién tiene experiencia en estos proyectos?

¿Cómo?

• • • •

¿Cuáles actividades son necesarios para cumplir el proyecto? Escriba los pasos que son necesarios para este proyecto. ¿Dónde está el proyecto? ¿En cuál parte de la comunidad quieren tener el proyecto? ¿Hasta cuándo va a operar el proyecto? ¿Quién o quienes está(n) en cargo de cada actividad? ¿Cuánto cuesta?

¿Cuándo?
• •

¿Cuándo van a terminar con cada paso del proyecto? ¿Cuándo van a terminar con el proyecto en total?

Apéndice 5 – Imágenes satelitales digitales de rutas y actividades turísticas potenciales.
(Cada mapa es una imagen satelital de una comunidad específica de la Zona 1. Las actividades y rutas aquí representadas son solamente sugerencias y recomendaciones. Ellas fueron diseñadas como entes generadores de ingresos pero su implementación depende de cada ADESCO y del Comité de Ecoturismo de la Zona 1. En su totalidad, forman la Zona 1, y representan las diferentes maneras en que se puede crear una red de ecoturismo comunitario.)

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->