You are on page 1of 1

Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein, 1891-1942) carmelita

descalza, mártir, co-patrona de Europa.


La oración de la Iglesia

El Padrenuestro y la Eucaristía

Todo lo que necesitamos para ser acogidos en la familia de los


santos está resumido en las siete peticiones del Padrenuestro que el
Señor ha rezado, no en su nombre propio sino para servirnos de
ejemplo. Lo recitamos antes de recibir la comunión y cada vez que lo
rezamos con toda sinceridad y de todo corazón, recibiendo la comunión
con la disposición de un alma recta, nos alcanza entonces todo lo que
pedimos.

Esta comunión nos libera del mal porque nos purifica de nuestras
ofensas cometidas y nos da la paz del corazón que quita a todos los
demás males su aguijón. Nos trae el perdón de los pecados y nos
fortalece contra las tentaciones. La eucaristía es el pan de vida que
necesitamos cada día para ir creciendo ya ahora en vida eterna. Hace de
nuestra voluntad un instrumento dócil de la voluntad de Dios. Por aquí
pone en nosotros los fundamentos del Reino de Dios purificando nuestro
labios y nuestro corazón para que podamos glorificar el santo nombre de
Dios.