UNIVERSIDAD [pic

]

HUMANITAS

¿QUÉ ES CRIMINOLOGÍA? (TESINA PARA ACREDITAR LA MATERIA CRIMINOLOGÍA DEL DERECHO) MATERIA: CRIMINOLOGÍA DEL DERECHO ALUMNO: LORENZO JORGE OLVERA GÓMEZ GRUPO: VESPERTINO PROF: RAÚL SERRATO VALADEZ. MAYO 2010 MÉXICO, D.F. INDICE PÁGS INTRODUCCIÓN CAPITULO I CRIMINOLOGÍA 1.1 Definición………………………………………………………………………………… ……………… .. 1 1.2 El término Criminología……………………………………………………………………………… ….. 1 1.3El objeto de la Criminología……………………………………………………………………………… 2 1.4Finalidad de la Criminología……………………………………………………………………………... 2 1.5Clases de Criminología……………………………………………………………………………… …… 3 CAPITULO II LA CRIMINOLOGÍA COMO CIENCIA 2.1La ciencia Criminológica…………………………………………………………………………… ……. 3

2.2Ciencia Fáctica…………………………………………………………………………………… ……….. 4 2.3Metodología…………………………………………………………………………… …………………… 4-5 2.4La observación y la experimentación……………………………………………………………………. 6 2.5Técnicas de investigación……………………………………………………………………………… … 7 CAPITULO III ANTECEDENTES HISTÓRICOS 3.1El hombre primitivo………………………………………………………………………………… …….. 8 3.2Época Antigua…………………………………………………………………………………… ………... 8 3.3Edad Media…………………………………………………………………………………… …………… 9 3.4Renacimiento………………………………………………………………………… …………………… 10 3.5Época Moderna………………………………………………………………………………… …………. 10 3.6Época Actual…………………………………………………………………………………… ………….. 11 CAPITULO IV LA CLASIFICACIÓN DE LAS CIENCIAS Y LA CRIMINOLOGÍA 4.1Las ciencias Criminológicas……………………………………………………………………………. . 12 4.1.1Esquema…………………………………………………………………………… ………… 12 4.2Ciencias penales comparadas…………………………………………………………………………. 13 4.3Filosofía……………………………………………………………………………… …………………… 13 4.4Ciencia del Derecho Penal……………………………………………………………………………… 14 4.5Ciencias básicas…………………………………………………………………………………… ……. 14

CAPITULO V DIRECCIONES Y ESCUELAS 5.1Dirección antropológica…………………………………………………………………………… ……. 15 5.1.1Teoría Lambrosiana………………………………………………………………………… 16 5.1.2Clasificación de los delincuentes………………………………………………………….. 17-22 5.2Dirección biológica………………………………………………………………………………… ……. 23 5.2.1Endocrinología……………………………………………………………………… ………. 23 5.2.2La tipología criminal…………………………………………………………………………. 23 5.2.3.1Escuela Francesa………………………………………………………………. 24 5.2.3.2Escuela Alemana……………………………………………………………….. 24 5.2.3.3Escuela Mexicana……………………………………………………………… 25 5.3Dirección sociológica……………………………………………………………………………… ……. 25 5.3.1Emilio Durkheim…………………………………………………………………………….. 26-28 5.4Dirección Psicológica……………………………………………………………………………… …… 30 CAPITULO VI PREVENSIÓN Y TRATAMIENTO 6.1Generalidades………………………………………………………………………… ………………... 31 6.2Medidas preventivas……………………………………………………………………………… …… 32 CONCLUSIONES……………………………………………………………………… ………………….. 33 BIBLIOGRAFÍA………………………………………………………………………… ………………….. 34 INTRODUCCIÓN CRIMINOLOGÍA

En la presente tesina se analizaran 6 capítulos acerca, de los conceptos fundamentales de Criminología. El capítulo primero inicia con la definición de Criminología, desde diferentes puntos de vista con otros autores dedicados ha dicho tema, por ejemplo: Durkheim, Cuello y Olivera Díaz, quienes definen el concepto, como:”Una disciplina que explica y estudia las causas de la conducta delictiva”. También estudiaremos su término, el objetivo y su finalidad, como ya sabemos, es conocerla ampliamente, para prevenir conductas antisociales.Su capítulo dos, versa, de la Criminología como ciencia fáctica, su metodología la observación y experimentación, como también sus técnicas de investigación, porque la Criminología es una ciencia de carácter multidisciplinar que basa sus fundamentos en conocimientos propios de la psicología, la psicopatología y de la sociología, tomando como inicio el Derecho Penal. El capítulo número tres trata de los antecedentes históricos, desde el hombre primitivo, Edad Media, Renacimiento, Época Moderna y Actual. En el siguiente capítulo hablaremos de la clasificación de las ciencias y la Criminología: Las ciencias criminológicas, su esquema, ciencias penales comparadas, Filosofía, ciencia del Derecho Penal y las ciencias básicas. Ya que las ciencias es un conjunto de todas las disciplinas que se dedican al estudio del delito. Direcciones y escuelas se encuentran en el capítulo número V, que en sus subcapítulos trataremos de la dirección antropológica criminal que es la disciplina que se ocupa de la investigación y desenvolvimiento de los factores primordialmente biológicos que intervienen en la génesis de la personalidad antisocial y de la delincuencia como factores predisponentes y potencialmente activables en la interacción sociocultural, sean hereditarios, constitucionales o adquiridos, esto va enlazado con la crítica de la teoría Lambrosiana, queda apertura a los factores sociales al delito y así llegamos a la clasificación de los delincuentes. Después tenemos la Dirección Biológica, Dirección Sociológica con Durkheim y Psicológica con Sigmund Freud. Finalizamos la tesina con las generalidades y lo que conlleva a un acto delictivo.Por lo tanto este trabajo tiene la finalidad de darnos brevemente una proyección de los fundamentos primordiales de la Criminología. LORENZO JORGE OLVERA GÓMEZ CAPITULO I CRIMINOLOGÌA 1. DEFINICIÓN La criminología es una ciencia de carácter multidisciplinar que basa sus fundamentos en conocimientos propios de la psicología, la sicopatología y de la sociología, tomando para ello el marco conceptual que delimita el derecho penal. La criminología estudia las causas del crimen y preconiza los remedios del comportamiento antisocial del hombre, pero tenemos varias acepciones del presente concepto de los más reconocidos estudiosos en criminología. La Criminología es el conjunto de saberes empíricos sobre el delito, el delincuente, el comportamiento socialmente negativo y sobre los controles de la conducta.

Durkheim, la define, como: “La existencia de ciertos actos que presentan un carácter exterior y que, una vez realizados, determinan por parte de la sociedad esa reacción particular que se llama pena. Hacemos con ellos un grupo sui generis al cual imponemos una rúbrica común, llamamos delito todo acto castigado, y hacemos del delito así definido el objeto de una ciencia especial: la Criminología”.[1] Cuello Calón: “El conjunto de conocimientos relativos al delito como fenómeno individual y social”.[2] Olivera Díaz, la define:”Es aquella disciplina que a la vez que explica y estudia las causas de la conducta delictiva y peligrosa estudia también la persona del delincuente”. [3] 1.2 EL TÉRMINO CRIMINOLOGÍA Debemos entender que los término crimen, criminalidad y criminal son convencionales y no conllevan en forma alguna un sentido despectivo, etiquetador o estigmatizante, sino que sirven para diferenciar al simple antisocial y a sus conductas, del delincuente, del delito y de la delincuencia, términos que tienen una fuerte implicación jurídica. La Criminología se deriva del latín crimen-criminis, y del griego logos, tratado; y considerando el concepto crimen como conducta antisocial, y no como delito, delito grave o delito de lesa majestad, la Criminología puede mantener su original denominación. 1.3 EL OBJETO DE LA CRIMINOLOGIA En sus inicios, la Criminología, como ciencia, que nace del positivismo, analiza al criminal, ya como producto biológico o social. La Criminología contemporánea deja atrás el positivismo encauzándose en el sociologismo funcional, es decir, centrándose en la desviación social que supone el delito. La Criminología más actual e integradora tiene por objeto tanto a la persona infractora como a la infracción en sí misma, y también a la víctima y el control del componente antisocial. La intención es esclarecer el fenómeno criminal. El maestro López Reyes, señala como objeto posible de una criminología de corte moderno “el complejo panorama de la criminalidad como fenómeno sociopolítico, en países desarrollados o en desarrollo”.[4] Esto comportaría: a) Que la criminalidad no quede circunscrita a las actividades de este orden de los que él denomina “pobres diablos”. b) La índole inadecuada e injusta de los sistemas penales existentes. c) La urgencia de una planificación de las políticas criminales, nacionales en consonancia con el grado de desarrollo de cada país, abandonando las reformas parciales, que a nada conducen. d) La necesidad de una criminología y de unos criminólogos distintos de los actuales, en la mayoría de los casos.

e) Un derecho penal sustantivo y adjetivo, organización judicial y de tratamiento (institucional o no) y unos penalistas, procesalistas, jueces y demás personal muy diferente a los actuales. 4. FINALIDAD DE LA CRIMINOLOGÍA La Criminología es una ciencia de aplicación práctica. Busca antes que nada el conocer las conductas antisociales y sus factores causales para evitarlos, para combatirlos, no se completa en la comprensión de las conductas antisociales mismas, sino que trata de prevenirlas. No busca represión, sino la prevención. El criminólogo estudia los problemas y propone soluciones, busca las causas porque un individuo ha cometido un hecho antisocial, si este hecho antisocial es un delito el juez debe aplicar efectivamente el rigor de la ley y evitar que el que ha delinquido vuelva a reincidir, por lo tanto, se debe contar con organismos que ayude al individuo a adentrarse al círculo de la sociedad. 1.5 CLASES DE CRIMINOLOGÍA Entre las clases de Criminología se tienen las siguientes: a) Criminología Clásica: Parte del estudio del delito como ente jurídico o como acontecimiento factual y el delincuente como agente de peligrosidad o sujeto responsable. b) Criminología Tradicional: Tiene como punto de partida el enfoque criminológico individualizado. c) Criminología Crítica: Tiene como punto medular el enfoque sociológico radical. d) Criminología Eléctica: Es partidaria de un enfoque mixto: individual y social. e) Criminología Especializada: Están integradas por las denominadas criminología biológica, psicológica o sociológica y explican el fenómeno criminal. f) Criminología General: Es el conjunto sistematizado de conocimientos relacionados con la fenomenología, la etiología y las derivaciones o consecuencias de la realidad delincuencial o criminal. g) Criminología Clínica: Ha de entenderse como la aplicación integrada y conjunta del saber criminológico y de las técnicas del diagnóstico a casos particulares y con fines diagnósticos y terapéuticos. CAPITULO II LA CRIMINOLOGIA COMO CIENCIA 2.1 LA CIENCIA CRIMINOLÓGICA La Criminología es una ciencia de carácter multidisciplinar que basa sus fundamentos en conocimientos propios de la psicología, la psicopatología y de la sociología, tomando para ello el marco conceptual que delimita el derecho penal. La criminología estudia las causas del crimen y preconiza los remedios del comportamiento antisocial del hombre. Las ciencias se dividen en dos grandes categorías. Las ciencias formales o ideales y las ciencias fácticas, materiales o empíricas. Las primeras producen enunciados

consistentes en relaciones entre signos, en tanto que las segundas se refieren a sucesos y procesos. Las ciencias formales demuestran o prueban; las ciencias fácticas verifican hipótesis. La Lógica y la Matemática son ciencias formales, la Criminología es una ciencia fáctica. Las ciencias formales utilizan la lógica y manejan símbolos vacíos, las ciencias fácticas requieren además de la observación y/o de la experimentación, y emplean símbolos interpretados. 2. CIENCIA FÁCTICA Esta basada en buscar la coherencia entre los hechos y la representación mental de los mismos. Esta coherencia es necesaria pero no suficiente, porque además exige la observación y la experimentación. Por lo tanto, el objeto de estudio de la ciencia fáctica son los hechos, su método la observación y experimentación y su criterio de verificación es aprobar el examen, la llamada contrastación cuántica. Aquí se aplica el conocimiento físico o real, de ahí que el método general en la disciplina criminológica, en su estudio de la conducta humana imputativamente vinculada, de la conducta antisocial, será el de la ciencia fáctica. Lo fundamental del método en la ciencia fáctica se refiere a la existencia de hipotésis y teorías que se someten al control de la contrastación empírica mediante el experimento. “La contrastación esencial en este método requiere que las hipótesis y las teorías sean verificables con la realidad.”[5] Características de la ciencia fáctica: o El conocimiento científico es fáctico. o El conocimiento científico trasciende los hechos. o La ciencia es analítica. o La investigación científica es especializada. o El conocimiento científico es claro y preciso. o El conocimiento científico es comunicable. o El conocimiento científico es verificable. o La investigación científica es metódica. o El conocimiento científico es sistemático. o El conocimiento científico es general. o El conocimiento científico es legal. o La ciencia es explicativa. o El conocimiento científico es predictivo. o La ciencia es abierta. o La ciencia es útil. 3. METODOLOGÍA Es el estudio y la elaboración de cualquier disciplina precisa de un método que lleve al investigador al logro de la verdad. En el Derecho Penal se encuentran enfrentados dos clases de métodos: ▪ El lógico abstracto o deductivo: Se toma como punto de partida un principio general y de él se saca las consecuencias lógicas pertinentes. Por su modo de formular una proposición determinada, el método deductivo debe admitir un a priori, es decir, un presupuesto del que hace derivar las proposiciones sucesivas.

▪ El método inductivo o experimental: Es parte de los datos particulares y de ellos se remonta a una proposición general que comprende el supuesto observado y todos los demás que están en relación con aquellos. El método inductivo parte de los datos objetivos que la experiencia ofrece, extrayendo conclusiones, por inducción, de la generalización de los hechos observados. Mediante este método solo es posible formular proposiciones a posteori. Es el estudio y la elaboración de cualquier disciplina precisa de un método que lleve al investigador al logro de la verdad. En el Derecho Penal se encuentran enfrentados dos clases de métodos: ▪ El lógico abstracto o deductivo: Se toma como punto de partida un principio general y de él se saca las consecuencias lógicas pertinentes. Por su modo de formular una proposición determinada, el método deductivo debe admitir un a priori, es decir, un presupuesto del que hace derivar las proposiciones sucesivas. ▪ El método inductivo o experimental: Es parte de los datos particulares y de ellos se remonta a una proposición general que comprende el supuesto observado y todos los demás que están en relación con aquellos. El método inductivo parte de los datos objetivos que la experiencia ofrece, extrayendo conclusiones, por inducción, de la generalización de los hechos observados. Mediante este método solo es posible formular proposiciones a posteori. La Criminología, como ciencia empírica. (experimental) su método es el inductivo, pues se basa en la observación, en la experimentación y en la cuantificación, contrariamente a las ciencias apriorísticas, que utilizan el método deductivo (matemáticas). La Criminología en su enfoque metodológico detecta dos posiciones principales. La tradicional y la crítica. Existen divergencias entre ambas, tanto en relación como en la ética investigativa como con el tratamiento de su abierto de su estudio. La postura tradicional, se ubica en la perspectiva de la legitimación del poder, y supone un proyecto de estrecha colaboración entre la investigación y las distintas instancias de control. La postura crítica adopta una actitud empírica de transformación social y una actitud teórica, de carácter cuestionante, en el sentido de replantear las relaciones ciencia-poder y las relaciones investigador-objeto de estudio. De ahí que pueda afirmarse que las diferencias entre método tradicional y método crítico no se darán tanto en las técnicas de trabajo a utilizar sino más bien en cómo y para qué las utilizarán. Bunge afirma que el método es: “un procedimiento regulador, explícito y repetible para hacer algo o para tratar un conjunto de problemas, pero sin perder de vista que cada problema requiere de un procedimiento distinto, de un método específico. El contenido especial de la expresión problema alude a una dificultad no resolvible automáticamente, sino necesitada de una investigación conceptual o empírica”[6]. Existen dos métodos diversos: uno general y otro especial. El general se refiere al de tal carácter de la ciencia, aplicable al ciclo investigativo completo, dentro del marco de estudio de cada problema, y los especiales dentro de cada etapa particular de investigación científica. En cuanto al método general, su aspecto primero y fundamental se circunscribe al tipo de cuestionamiento de cada disciplina o ciencia, ya que son radicalmente distintas ya que requieren métodos diferentes; nos referimos a la referencia conceptual y a la física. Mientras que la existencia conceptual se postula, la existencia física se conjetura, o sea

que para ella el conocimiento científico ha de llegar hasta la confirmación de la existencia de lo que se estudia. El conocimiento físico o real se realiza dentro de la ciencia fáctica, justamente el tipo de conocimiento comprensivo de las cuestiones que interesa criminología. De ahí que el método general en la disciplina criminológica, en sus estudio de la conducta humana imputativamente vinculada, de la conducta antisocial, será en de la ciencia fáctica. Por lo tanto la metodología criminológica es, como lo generaliza, Rodríguez Manzanera: “El estudio analítico y crítico de los métodos de investigación utilizados por la Criminología”.[7] 2.4 LA OBSERVACIÓN Y LA EXPERIMENTACIÓN La observación, es una técnica que consiste en observar atentamente el fenómeno, hecho o caso, tomar información y registrarla para su posterior análisis. La observación es un elemento fundamental de todo proceso investigativo; en ella se apoya el investigador para obtener el mayor número de datos. Gran parte del acervo de conocimiento que constituye la ciencia ha sido lograda mediante la observación. Existen dos clases de observación: La observación no científica y la observación científica. La diferencia básica entre y una y otra este en la intencionalidad: observar científicamente significa observar con un objetivo claro, definido y preciso: el investigador sabe que es lo que desea observar y para qué quiere hacerlo, lo cual implica que debe preparar cuidadosamente la observación. Observar no científicamente significa observar sin intención, sin objetivo definido y por tanto, sin preparación previa. . La experimentación viene siendo una observación provocada y dirigida, en la que se reproduce el fenómeno tratando de controlar sus variables. El experimento no es ya un monopolio de las ciencias naturales, en las ciencias sociales se ha introducido la experimentación, obviamente en las ciencias naturales también es posible. En muchos aspectos de la Criminología es imposible experimentar, sin embargo hay algunos fenómenos de la Criminología que si son experimentables, principalmente en lo referente al tratamiento y readaptación de los delincuentes, así como en Criminalística y en Política Criminológica. 5. TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN La técnica es indispensable en el proceso de la investigación científica, ya que integra la estructura por medio de la cual se organiza la investigación. La técnica pretende los siguientes objetivos: • Ordenar las etapas de la investigación. • Aportar instrumentos para manejar la información. • Llevar un control de los datos. • Orientar la obtención de conocimientos. INVESTIGACIÓN CRIMINOLÓGICA a) Estadístico b) Biológico c) Biotipológico d) Antropológico

e) Psicológico f) Psiquiátrico g) Médico h) Sociológico i) Criminalistico j) Clínico k) Biográfico l) Documental m) Bibliográfico n) Hemerográfico o) Artístico p) Follow-up q) Dialéctico. CAPITULO III ANTECEDENTES HISTÒRICOS 3.1 EL HOMBRE PRIMITIVO Las sociedades primitivas están notablemente bien estructuradas, y unidas por dos elementos clave: tótem y tabú. El tótem es un animal, planta o fuerza natural, que es el antepasado del clan o grupo y que es al mismo tiempo su espíritu protector y bienhechor. El tótem implica una relación sanguínea, ya que se transmite hereditariamente, tanto por línea paterna como materna. Los tabúes son acompañados por el temor sagrado, Freud sostiene que el origen del sistema penal humano se remonta al tabú; esto es en un principio, era el tabù violado el que tomaba venganza, mas tarde fueron los dioses y los espíritus agraviados y por último la sociedad se hizo cargo del castigo del ofensor. No existe criminología en el hombre primitivo, ya que no le es dado tocar los temas que son tabù, no hace tentativa por explicar el crimen, ni elabora plan para prevenirlo, pues èste està ya dado. El criminal o sea aquèl que ha violado el tabù, es automáticamente segregado del grupo social, y no es raro que él mismo se separe, pues una de las características del tabú es que el castigo surge en principio por una fuerza interior que lleva al culpable a confesar su hecho o al suicidio. Los primitivos lo mencionó, Malinoswki: “Una clase de reglas obligatorias no dotadas de ningún carácter místico, que no son enunciadas en nombre de Dios, ni respaldadas por ninguna sanción sobrenatural, sino que sólo tienen una fuerza obligatoria puramente social”.[8] 2. ÉPOCA ANTIGUA En la Edad Antigua surgieron interrogantes por resolver el enigmático misterio génesis criminal, de esta manera grades filósofos y pensadores dieron sus primeras aportaciones. En China con Confucio, quien se ocupó en varias ocasiones de analizar el fenómeno criminal cual afirmó que había cinco tipos de delitos imperdonables:

1.- El hombre que medita en secreto y practica bajo capa de virtud. 2.-Incorregibilidad reconocida y probada contra la sociedad. 3.- Calumnia revestida con el manto de la verdad para engañar al pueblo. 4.- Venganza, después de tener oculto el odio por mucho tiempo, en las apariencias de la verdad. 5.- Formular el pro y el contra sobre el mismo asunto, cediendo al interés que se tenga en pronunciar una u otra cosa. En Mesopotamia, el Código de Hammburabi combatió en primer lugar la criminalidad dorada, terminando con la terrible corrupción de la administración babilónica, quitando la función judicial a los sacerdotes y dándola a los jueces. En el se encuentran múltiples disposiciones preventivas y un plan de Política Criminológica, cuida de que los delincuentes pobres no queden desamparados y establece un tribunal superior de apelación. En el antiguo Egipto el derecho, la religión la magia y la ciencia son una misma cosa y donde encontramos una gran información es en el libro de los muertos. Fueron los primeros en inventar métodos de identificación criminal. En China por el año 1500, a.c., conocían la identificación por medio de las huellas dactilares y fue hasta finales del siglo XIX cuando Herschel y Faulds, descubrían para el mundo occidental la importancia de las huellas dactilares. La lucha contra el delito y el estudio de los delincuentes y del castigo data desde la antigüedad. Filósofos como Sócrates, Platón o Aristóteles ya hablaron sobre este tema, atribuyendo los delitos a deficiencias físicas o mentales e incluso a la herencia. Lucio Anneo Séneca, es considerado el más grande criminólogo de la antigüedad, ya que se obra es de tal penetración de tal análisis psicológico, que puede considerarse un importante precursor de nuestra ciencia. En su análisis de la ira, lo considera como motor básico por el que la sociedad está siempre en lucha fratricida. Tres frases de Séneca que nos pueden demostrar sus conocimientos en la metería: “El crimen rompe los pactos formados por el crimen”. “El malvado no puede oír hablar de un crimen sin acordarse del suyo”. “El buen Juez condena al delito, pero no ultraja al delincuente”. 3. EDAD MEDIA Se caracteriza por ser un periodo de innovaciones donde hubo todo tipo de hechos y procesos trascendentales tanto positivos como negativos para la humanidad; de esta manera surgieron pseudociencias que trataron de dar explicación y solución a la conducta anormal y antisocial. Primeramente Santo Tomás de Aquino, con un enfoque teologista declara la virtud depende de las disposiciones del cuerpo, es decir, hay gentes que por las disposiciones del cuerpo tiene al mal, tienden al pecado, y entonces estos sujetos no son tan culpables como parecen, pero también hay quienes por las disposiciones del cuerpo tienden a la virtud y entonces no son tan santos como aparentan. Por lo que en el hombre existe voluntad siempre y cuando este goce de libre albedrío y este dotado de razón. Costa nos dice que; “La iglesia no logró aplicar en la práctica todos los principios en que se inspiraba su doctrina. Debió contar con muchos obstáculos; por ejemplo; con el

germanismo, que contenía varios elementos retrospectivos, como la institución de la represalia. Todavía hizo cuanto pudo para oponerse a los usos bárbaros, introduciendo, allí donde no fue posible desarraigarlos, la tregua de Dios y el derecho de asilo y esforzándose, con medidas sucesivas en hacer cada vez más público el carácter de la sanción. Contra las tendencias particularistas, invocó la tradición romana, en la que se encontraba muy desarrollado el elemento social. Y en la tentativa, no siempre infructuosa, de conciliar las dos corrientes opuestas, la bárbara y la romana, no dejó de defender la solución más en consonancia con su puntote vista: el carácter ético y universal del derecho punitivo”.[9] En este periodo oscurantista que es el renacimiento, proliferó también la Demonología, que orbitaba en torno a la teoría que explicaría la dualidad humana, según esta, el hombre estaría influenciado por dos divinidades superiores antagónicas, el bien (Dios) y el mal (Satán). De esta forma el mal intervendría sobre el hombre, poseyéndolo e incitándolo a la comisión de actos delictivos o inmorales. Pensaban los demonólogos que existen demonios en nuestra alma que nos conducen hacia la maldad y que por tanto la perversión conductual es obra del demonio. Estos planteamientos criminales basados en la demonología y la brujería tuvieron su mayor auge entre los siglos XIV y XV, donde la Inquisición intervino desencadenando la mayor cacería de brujas de la historia de la humanidad, bajos sus expeditivos procesos y cruentos métodos de tormento, perecieron además de pequeños delincuentes comunes, muchos desequilibrados psíquicos, minusválidos, deformes congénitos y una ingente cantidad de inocentes. 4. RENACIMIENTO Ya en la ilustración s. XVIII (Etapa Extracientífica y Precientífica) se produce una proliferante preocupación por el fenómeno criminal que se remonta al s. XV, coincidiendo con la aparición y florecimiento de la medicina legal. Posteriormente, el principio renacentista de la búsqueda de la verdad material, estimuló el análisis criminológico y el progreso legislativo de la época, apareciendo la figura de los peritos y forenses en los procesos judiciales de la época. En el siglo XVIII, el jurista italiano Cesare Beccaria compendia en su obra “De los Delitos y las Penas”; las leyes existentes tratando de encontrar la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y evitar una interpretación desviada por conceptos morales de los jueces. Enrico Ferri es considerado uno de los precursores de la criminología y se le toma como punto de arranque de la escuela clásica, acabaron las injusticias derivadas de la aplicación del derecho penal, generalizando el respeto a la ley, y reconociendo garantías individuales al limitar el poder del Estado. Sus bases fueron sentadas en 1839 por Antonio Rosini con su obra “Filosofía del Diritto”. 5. EPOCA MODERNA A partir de mediados del siglo XX, se presenta un cambio de paradigma en la ciencia criminológica fijando su atención en los procesos de criminalización, en el ambiente social, pero estudia también a la víctima. Según la definición de Antonio García: “Es una ciencia empírica e interdisciplinaria, que se ocupa del estudio del crimen, de la persona del infractor, la víctima y el control social de l comportamiento delictivo, y trata de suministrar una información válida, contrastada, sobre la génesis, dinámica y variables principales del crimen, contemplando éste como problema individual y como problema social, así como sobre los programas de prevención eficaz del mismo, las

técnicas de intervención positiva en el hombre delincuente y los diversos modelos o sistemas de respuesta al delito. En diferentes países comienza a manifestarse una tendencia a ampliar el campo de la actividad criminológica; unos incluyen en ella la criminalística (Alemania); otros, la penalogía; hay otros que preconizan el estudio conjunto de la ciencia del crimen y de la ciencia de la reacción social suscitada por él (Estados Unidos). En este siglo, la criminología ha influido notablemente en la evolución del derecho penal. 6. ÉPOCA ACTUAL La criminología es una ciencia muy nueva y de la cual podemos ver que se basa en dos áreas de búsquedas, que son distintas pero están relacionadas entre si, la primera esta el estudio de la naturaleza del delito dentro de la sociedad y la segunda es el estudio de los delincuentes desde un punto de vista psicológico. Ambas de estas teorías son más descriptivas que analíticas. Los eruditos de la materia estudian el comportamiento humano desde una perspectiva clínica y sino desde una perspectiva legalistica por esa razón es una ciencia que no es exacta. La ley utilizando estas perspectiva llegan a la conclusiones que conductas son criminales y cuales no, de allí es que los científicos tratan de formular sus razones de porque ciertas personas violan la ley. De acuerdo con las creencias y sus necesidades, hablando de la sociedad, podríamos decir que es legal o ilegal. Aunque tenemos que el código penal posee nociones firmes del mal y del bien, observando que no todo lo malo en sentido moral es criminal y algunos actos que por lo general no se consideran malos pueden ser penalizados. Se ha llegado ha comparar el estudio de un delito con el de la moda o hasta con algo mucho más siniestro como por ejemplo: el poder económico. Pero hay que tener en cuenta que dependiendo de los diferentes comportamientos, así serán los diferentes causas del delito. En la actualidad los cambios más importantes son en cuanto al sujeto criminal A las modalidades de ejecución ya las técnicas empleadas, así como a un enfoque diferente del tradicional. a) En cuanto al sujeto criminal, uno de los puntos más interesantes es que, personas que antes no realizaban conductas criminales, ahora pasan a engrosar las cifras de la criminalidad. Esta extensión criminal la encontramos, principalmente, en la delincuencia infantil, juvenil, la criminalidad con vehículo de motor, los actos antisociales de industriales, financieros y banqueros, la participación en diversos aspectos del crimen organizado, así como conductas auto agresivas muy difundidas, como la utilización de drogas y tóxicos. b) Por lo que respecta a la modalidades, encontramos los actos atentatorios a ciertas libertades y garantías, realizados por grandes y complejos transnacionales, así como el abuso del poder político y económico. c) Los procedimientos criminales se hacendada vez más violentos, manifestándose principalmente en dos de las actividades más reprobables: tortura y terrorismo, aunque por otra parte se desarrollan métodos de la más alta tecnología, dando lugar a la criminalidad electrónica computarizada. d) Las víctimas preocupan de sobremanera a la Criminología actual, de manera que se ha desarrollado una nueva rama llamada Victomología.

CAPITULO IV LA CLASIFICACIÓN DE LAS CIENCIAS Y LA CRIMINOLOGÍA 1. LAS CIENCIAS CRIMINOLÓGICAS Es el conjunto de todas las disciplinas que se dedican al estudio del delito, autor y medios de lucha contra ambos con la denominación de Enciclopedia de las Ciencias Penales. Comprendiendo básicamente la Criminología, la Penología y la Política Criminal. La Criminología guarda relación con otras muchas ciencias, pero al relacionarse en forma recíproca son tres estudiadas: Derecho Penal, Política Criminal y la Victimología. 1. ESQUEMA I. CIENCIAS CRIMINOLÓGICAS 1. Antropología Criminológica. 2. Psicología Criminológica. 3. Biología Criminológica. 4. Sociología Criminológica. 5. Criminalística. 6. Victimología. 7. Penología. II. CIENCIAS HISTÓRICAS Y FILOSÓFICAS 1. Historia de las Ciencias Penales. 2. Ciencias Penales Comparadas. 3. Filosofía de las Ciencias Penales. III. CIENCIAS JURÍDICAS PENALES 1. Derecho Penal. 2. Derecho Procesa Penal. 3. Derecho Ejecutivo Penal. 4. Derecho de Policía. 5. Derecho Victimal. IV. CIENCIAS MÉDICAS 1. Medicina Forense 2. Psiquiatría Forense. V. CIENCIAS BÁSICAS, ESENCIALES O FUNDAMENTALES 1. Metodología. 2. Política Criminológica 2. CIENCIAS PENALES COMPARADAS En el Derecho Comparado puede ser de gran ayuda en la interpretación criminológica de la historia, pues todo derecho es reflejo de una realidad histórica y de un concepto

filosófico, gracias al Derecho Comparado podemos deducir semejanzas y diferencias entre conductas antisociales de diversos lugares y épocas. La Criminología comparada se hace en los tres niveles de interpretación criminológica, ya que podemos comparar a varios criminales a diversos crímenes o a criminalidades en diferentes países o lugares geográficos, o en diversas épocas históricas. Para comparar es necesario conocer los objetos comparados, pero también que éstos sean comparables, así, encontramos facilidad de comparación dentro de cada ciencia, así, puede hacerse Penología, comparada, Victimología Comparada, Derecho Procesal Penal Comparado, etc. Según Rico: “Para estudiar científicamente la criminalidad hay que recurrir al método comparativo, gracias al cual es posible despejar las condiciones históricas, políticas, económicas y sociales que afectan la delincuencia en el plano de la verdad global”.[10] 3. FILOSOFÍA La filosofía dedicada a la ciencia analiza la validez de los primeros principios o postulados, de los cuales parte cualquier rama del saber, en el caso de la Criminología pueden ser puestos a la consideración los cinco temas de orden filosófico: 1.- La aplicación de la Lógica en general, o la creación de una lógica especial que los criminólogos lleven a cabo para el tratamiento de su objeto de estudio. 2.- El de las teorías del conocimiento utilizadas por las diversas escuelas o corrientes criminológicas con todos los problemas que ella impliquen, estudiada por una Epistemología o Gneoseología Criminológica. 3.- El del o de los métodos empleados por estas escuelas o corrientes criminológicas, para delimitar su objeto de estudio, su apego al método científico y a sus métodos propios. 4.- El relativo al lenguaje utilizado por los criminólogos para manejar el saber de su área, estudiada en el enfoque de la Filosofía Analítica. 5.- El de los signos y símbolos que la Criminología implemente para el estudio de su objeto, estudiados por una Semiología Criminológica. La Filosofía Criminológica se dirige ya no al estudio de la propia ciencia, sino al objeto de estudio. 4.4 CIENCIA DEL DERECHO PENAL Debemos considerar la Ciencia del Derecho Penal como el estudio de las normas penales, de aquellas que nos dicen qué conductas son punibles, cual es la pena que a estas conductas corresponden y además las reglas de aplicación en sí, en qué casos puede ver excluyentes de responsabilidad o en qué casos la pena se ve aumentada, y en qué otros casos se ve disminuida, etc. Hay que mencionar que la Ciencia del Derecho Penal también se le conoce con el término Dogmática. Así, la Ciencia del Derecho Penal es el conjunto sistemático de principios relativos al delito, al delincuente, a las penas y a las medidas de seguridad, derivados del orden jurídico. El estudio de la Dogmática Jurídica-Penal encontramos: ❖ Estructura de la Ciencia del Derecho Penal.

❖ Fuentes del Derecho Penal. ❖ Teoría del tipo. ❖ Punibilidad, formas de extensión de la punibilidad tentativa. ❖ Interpretación e integración ❖ Conducta ❖ Tipicidad ❖ Antijuricidad ❖ Culpabilidad ❖ Elementos positivos y negativos del delito. ❖ Clasificación jurídica de la pena y de la medida de seguridad. ❖ Concurso de personas. La Criminología dejaba en pie al Derecho Penal entero, pues en su tendencia contemporánea y rectamente entendida, la Criminología no niega ni la culpabilidad ni la necesidad y licitud del sistema penal punitivo. Si ello fue así durante mucho tiempo, corrientes criminológicas posteriores pusieron en duda. La Criminología influye decididamente en la comprensión y aplicación de muchos tipos penales, en los que existe una clara base naturalista. 5. CIENCIAS BÁSICAS Las ciencias básicas, esenciales o fundamentales, son la Medicina y Psiquiatría Forenses la Estadística y así han sido tratadas por varios autores. Medicina Forense: Es el conjunto de conocimientos médicos utilizados por la administración de justicia, para dilucidar o resolver problemas de orden civil, criminal o administrativo y para ayudar a la formulación de algunas leyes. Fernández Pérez: “La Medicina Forense es una disciplina de aplicación de conocimientos científicos, de índole fundamentalmente médica, para la resolución de problemas biológicos humanos que están en relación con el Derecho. No se propone curar y puede, sin embargo, estudiar un problema de terapéutica, no es la cirugía, ni la obstetricia, ni la clínica, no es la física, ni la química y aplica, no obstante, todas o alguna de ellas ante un caso concreto, para establecer premisas y fundar conclusiones específicas, amoldándose para a ello un sistema, siguiendo. o una pauta, estructuradas en tal forma que permitan formular una resolución expresada en términos técnicos”.[11] LA PSIQUIATRIA FORENSE Es la ciencia médica que estudia las enfermedades mentales. En su acepción de Forense se ocupa de los problemas médico-jurídicos que surgen de la enfermedad mental. En su temática encontramos: o Salud y enfermedad mental. o Psicosis. o Psicosis funcionales. o Psicosis orgánicas. o Psicosis tóxicas. o Deficiencias mentales. o Tratamiento y terapia. o La psiquiatría como perito.

CAPITULO V DIRECCIONES Y ESCUELAS 1. DIRECCIÓN ANTROPOLÓGICA Antropología es el estudio de los humanos desde una perspectiva biológica, social y humanista. La antropología se divide en dos grandes campos: la antropología física, que trata de la evolución biológica y la adaptación fisiológica de los seres humanos, y la antropología social o cultural, que se ocupa de las formas que las personas viven en sociedad, es decir, las formas de evolución de su lengua, cultura y costumbres. La antropología es fundamentalmente multicultural. Los primeros estudios antropológicos analizaban pueblos y culturas no occidentales, pero su labor actual se centra, en gran medida, en las modernas culturas occidentales. Los antropólogos consideran primordial realizar trabajos de campo y dan especial importancia a las experiencias de primera mano, participando en las actividades, costumbres y tradiciones de la sociedad a estudiar. La antropología criminal es la disciplina que se ocupa de la investigación y desenvolvimiento de los factores primordialmente biológicos que intervienen en la génesis de la personalidad antisocial y de la delincuencia como factores predisponentes y potencialmente activables en la interacción sociocultural, sean hereditarios, constitucionales o adquiridos. Esta disciplina se desenvuelve bajo la mirada de la observación y Ens. Evolución se distinguen dos fases: La Lombrosiana y la postlombrosiana. 1. TEORÍA LAMBROSIANA Lambroso nace el 6 de noviembre de 1835 en Verona. Estudió medicina y a los quince años de edad publicó dos monografías. En 1863 sienta las bases de su tesis criminológica, sus teorías criminológicas las adquirió en las clínicas mentales y hospitales psiquiatrícos y gracias a esto, sienta las bases de la idea de identificar al delincuente con un enfermo mental. Lambroso edifica su teoría sobre la etiología de la conducta criminal, sobre tres elementos: el atavismo, la epilepsia y la locura moral. La teoría criminológica evoluciona conforme hace su pensamiento y su obra, ya que puede observarse la evolución estrictamente antropológica hacia una apertura a los factores sociales al delito. El punto nuclear desde donde Lombroso desarrolla su teoría viene representada por el concepto de atavismo. El atavismo es la tendencia de los seres vivos a volver hacia un tipo lejano del que generaciones intermedias lo han derivado. Al tipo al que vuelve el delincuente, según la teoría Lombrosiana, es el del salvaje, hipótesis de regresión que se demuestra por dos vías: 1.- A través de la comparación orgánica y psíquica del hombre delincuente actual con el hombre salvaje primitivo. 2.- Mediante la constatación de que el hombre primitivo y salvaje el delito no es algo excepcional, sino que constituye la normalidad de su comportamiento.

Lombroso, quien pertenecía a la llamada escuela de antropología criminal, establece el concepto de criminal atávico, según el cual el delincuente representaba una regresión a estados evolutivos anteriores, caracterizándose la conducta delincuente por ser innata. Este criminal atávico podía ser reconocido debido a una serie de estigmas físicos o anomalías, como por ejemplo, el excesivo desarrollo del cerebelo, asimetría del rostro, dentición anormal, y lo que se considera como la característica más atávica en los criminales, a saber, un hoyuelo en medio del occipital. Su tesis se considera al criminal como una subespecie anormal del género humano y esta subespecie estaría compuesta por una serie de tipos criminales, como los asesinos, los ladrones, las prostitutas, etc.; todos con características morfológicas comunes pero también propias que los diferencian del resto. Para Lombroso, la antropología criminal, era una ciencia exacta, una disciplina científica que realmente dejaba poco espacio al albedrío, y, por ende, al sentido de responsabilidad. El criminal era siempre o casi siempre un criminal nato, tal como indicaban los rasgos de su cara. Lambroso durante años examinó a cientos de delincuentes en vida o bien en sus restos, tomando toda clase de medidas, informes, datos, etc. Su dedicación a la investigación, su cuidado en la recopilación de datos no dejan lugar a dudas sobre el carácter rigurosamente científico que inspiraba sus investigaciones. Durante mucho tiempo Lombroso dedicó tiempo al estudio de las diferencias entre los salvajes y los hombres civilizados, para llegar ha características paralelas, salvaje y delincuente. En la teoría Lombrosiana el delincuente es un hombre que se ha quedado en estado primitivo, en el que se presenta el retroceso de una evolución. 2. CLASIFICACIÓN DE LOS DELINCUENTES EL CRIMINAL NATO César Lombroso antropólogo y medico Italiano aporto al Derecho Penal y a la Criminología su Teoría del criminal Nato. Esta teoría fue criticada severamente en parte por interpretaciones inadecuadas, traducciones malas y personas que no aceptan reconocer las verdades y aciertos de sus estudios. Ciertamente la teoría referida tiene sus aspectos criticables, pero se debe de reconocer que es el primer estudio científico realizado, el cual aporta interesantes conclusiones que logran fortalecer al derecho penal y permite el surgimiento de la ciencia criminológica. La teoría Lombrosiana del criminal nato se resume de la siguiente forma: Se preocupa por el comportamiento humano sobre todo por el comportamiento criminal, se decida Lombroso a estudiar en especial a los criminales de su época. Trato con enfermos mentales y elaboró una serie de notas de las que extrajo entre otras cuestiones, las características de distintos tipos de delincuentes, a quienes clasifico de acuerdo con sus caracteres antropológicos y psicológicos. En 1871 un acontecimiento viene a producir un cambio radical en la vida de Lombroso y de hecho, en la historia de la ciencia cuando observa el cráneo de un delincuente famoso (Villella), observo una serie de anomalías que le hacen pensar que el criminal

lo es por ciertas deformidades craneales y por su similitud con ciertas especies animales. Lombroso al examinar distintos delincuentes , llego a una conclusión de que el criminal no es un hombre común si no que por sus característicos rasgos morfológicos y psíquicos , constituye a un tipo especial , “siendo antropología general según la definición de Quatrefagues, la historia natural del hombre, la Zoología es la historia natural de los animales , la Antropología Criminal no es mas que el estudio de la variedad humana , de un tipo particular, es la historia natural del hombre alienado , el criminal según Lombroso presenta signos de inferioridad orgánica y psíquica : 1. Menor capacidad craneana 2. Mayor diámetro bizigomático 3. Gran capacidad orbitaria 4. Escaso desarrollo de las partes anteriores y frontales. 5. Contrastando con el gran desarrollo facial y maxilar (pragmatismo) 1. Abultamiento del occipucio 2. Desarrollo de los parietales y temporales 3. Frente hundida, etc. 6. La insensibilidad moral y la falta de remordimientos 7. La imprevisión en grado portentoso 8. Una gran impulsividad De aquí pasa a el estudio del delito y la prostitución entre los salvajes, dice que se prostituyen con mayor facilidad , que viven en la promiscuidad, que cometen fácilmente homicidio, matando niños, viejos, mujeres, y enfermos, que roban y cuyas penas son terribles, le llama particularmente la atención al canibalismo por: necesidad, religión, prejuicios, piedad filial , guerra, glotonería, vanidad, etc. Compara como muchas de estas actitudes son comunes al tipo del delincuente nato, comparando a este con un salvaje, al cual le gusta tatuarse es supersticioso, le gustan los amuletos, prefiere los colores primarios, etc. Después habla de la teoría del niño que tiene que ver mucho con esta del delincuente nato, lo cual destruye el concepto del niño como una blanca paloma, al que después se le llamara “perverso polimorto por Freud, dice que coinciden mucho en: Colera, venganza, celos, mentira falta de sentido moral, escasa efectividad, crueldad, ocio y flojera, caló, vanidad, alcoholismo y juego, obscenidad, imitación. DELINCUENTE LOCO MORAL La descripción que Lombroso da de este loco moral son las siguientes: 1) Es su escasez en los manicomios, y su gran frecuencia en las cárceles y en los prostíbulos. 2) Son sujetos de peso de igual o mayor a la normal 3) El cráneo tiene una capacidad igual o superior a la normal, y en general no tiene diferencia con los cráneos normales. 4) En algunos casos se han encontrado los caracteres comunes del hombre criminal (mandíbula voluminosa, asimetría facial, etc.)

5) La sensibilidad psíquico- moral es, por lo tanto una sublimación de la sensibilidad general. 6) Se rehúsa a utilizar un tatuaje ya que son astutos y saben que es una aplicación criminal. 7) Son muy precoses o contra-natura, o precedidos y asociados de una ferocidad sanguínea. 8) Son personas antipáticas que no conviven casi con nadie, odian con o sin motivos. 9) Es excesivamente egoísta pero a pesar de eso es altruista, aunque solo sea una forma de perversión de los afectos. 10) Es muy vanidoso, es propia de los criminales natos como de los locos morales, vanidad morbosa, para ser de su vida algo muy elegante. 11) Se dice por varios autores que es inteligente ya que todos sus delitos puede justificarlos. 12) Son personas bastante excitables, crueles, indisciplinados, etc. 13) Tiene una gran pereza para el trabajo. 14) Son hábiles en la simulación de la locura. 15) Tanto el nato como el moral datan de la infancia o de la pubertad. DELINCUENTE EPILEPTICO Este tipo de homicidas tiene reacciones violentísimas, en la que después de haber cometido el delito quedan tranquilos y sin aparentes remordimientos, dice que sienten vértigos en la cabeza, que les gira o da vueltas. Ahora Lombrosio encuentra una tercera forma de criminalidad, y hace la analogía del epiléptico, con el criminal nato, llegando así a la tercera tipicidad. Las características según Turín en los criminales epilépticos son: 1) Tendencia a la vagancia en ocasiones con largas deambulaciones involuntarias. 2) Amor a los animales. 3) Sonambulismos. 4) Masturbaciones, homosexualismo, y depravación 5) Precocidad sexual y alcohólica. 6) Facilidad y rapidez de cicatrización. 7) Destructividad. 8) Canibalismo 9) Vanidad 10) Grafomanía. 11) Doble personalidad para escribir 12) Palabras o frases especiales 13) Tendencia al suicidio 14) Tatuajes 15) Junto con los locos morales son los únicos que se asocian. 16) Simulación de locura o ataque epiléptico 17) Cambios de humor 18) Amnesia 19) Auras La epilepsia se puede presentar de dos formas:

a) Epilepsia Real.- es aquella en la que hay ataques, el sujeto cae al suelo, echa espuma por la boca, tiene movimientos desordenados, y convulsivos, llega a morderse la lengua, etc. b) Epilepsia Larvada.- es aquella en la que se presentan los mismos sucesos aunque sin ataque, estos criminales son mas peligroso que los locos morales. EL DELINCUENTE LOCO (PAZZO) Lombroso hace una diferencia entre los delincuentes locos y los locos delincuentes, siendo los locos delincuentes los enfermos dementes, sin capacidad de entender o de querer, que cometen algún crimen sin saber lo que hacen, en cambio el delincuente loco es el sujeto que ha cometido un delito y después enloquece en prisión. Dice Lombroso que además los jueces que dictan las sentencias no conocen nada de psiquiatría , y son llamados en una idea general como locos criminales esta es la puerta por la que escapan al justo castigo. Lombroso toma en consideración como casos especiales, tres tipos de delincuente loco: el alcohólico, el histérico, el mattoide. a) EL DELINCUENTE ALCOHOLICO El caracteriza el delincuente alcohólico, porque el alcohol es un excitante que paraliza, narcotiza, los sentimientos más nobles, y transforma aun el cerebro mas sano. Lo caracteriza de la siguiente manera: 1) casos degenerativos congénitos, aunque frecuentemente los adquiridos no solo escasean los caracteres degenerativos, sino ofrecen muy seguido la vida anterior honestísima. 2) Extraña apatía e indiferencia, que a veces llega a ser muy violenta. 3) La embriaguez aguda, aislada da lugar por si sola, al delito, porque arma el brazo, enciende las pasiones, nubla la mente, etc. 4) Tiende al cinismo humorístico y fuertes tendencias al robo, estupro aunque después de esto llegan a un profundo sueño y quizás hasta la amnesia que si es peor aun puede realizarse un suicidio. Lombroso estudia varias formas de alcoholismo como el hereditario, el complicado con otras enfermedades, el crónico, etc. b) EL DELINCUENTE HISTÉRICO Sus características comunes de este delincuente son las siguientes: 1) Sexo se dice que es más común en las mujeres que en los hombres. 2) Tiene una herencia análoga a los epilépticos, aunque pocos caracteres degenerativos. 3) La inteligencia en la mitad es intacta. 4) Es egoísta su carácter

5) Su carácter es muy cambiante lo que los hace coléricos, feroces, fáciles a simpatías, y antipatías súbitas irracionales. 6) Es vengativo escandalosamente, y hace denuncias y falsos testimonios. 7) Tiene una verdadera necesidad de mentir, una gran tendencia al erotismo. 8) Se encuentra entre ellas delirios, alucinaciones, suicidios, y fugas muy comúnmente para prostituirse. 9) Existen delitos múltiples aunque los más comunes son difamación, robo, faltas a la moral, homicidios, etc. c) DELINCUENTE MATTOIDE La palabra mattoide proviene de “matto” que significa loco, y la palabra matoide quizás quiera decir textualmente Locoide, vendría siendo el sujeto que no esta loco, pero casi. Las características del Mattoide serian: 1) Escasean entre las mujeres 2) Son raros en la edad juvenil. 3) Abundan extrañamente en las grandes civilizaciones. 4) Abundan en los países que tienen una cultura extraña o tiene gran velocidad. 5) Abundan entre los burócratas, teólogos, médicos, y no entre los militares. 6) Tienen poquísimas formas degenerativas y pocas anomalías en la fisiología del cuerpo. 7) Afectivamente son hasta altruistas, conservan la sobriedad, son muy éticos, y son muy ordenados. 8) Intelectualmente no hay anomalías, suplen una gran inteligencia por una notable laboriosidad, escriben en forma compulsiva. 9) Psicológicamente se caracterizan por una convicción exagerada por sus propios meritos y hay bastante vanidad. 10) Inventan teorías nuevas y generalmente extravagantes. 11) Sus crímenes son impulsivos generalmente realizados en publico. 12) Tienen delirio persecutorio, persiguen y son perseguidos. 13) Son querellantes y les encanta litigar. DELINCUENTES PASIONALES Un delincuente pasional no puede ser un delincuente loco, tampoco tiene aspectos atávicos, ni epilepsia, ni locura moral, por lo tanto tiene que ser un sujeto con otras características, y estas son: 1) Rareza (5 a 6 % ) entre los delitos de sangre. 2) Edad entre 20 y 30 años 3) Sexo: 36 % de mujeres, el cuádruple de los demás delitos 4) Cráneo sin datos patológicos. 5) Belleza de la fisonomía, casi completa ausencia de caracteres, que se notan tan frecuente en criminales y locos. 6) A la belleza del cuerpo responde la honestidad del alma 7) Afectividad exagerada 8) Anestesia momentánea en el momento del delito. 9) Conmoción después del delito.

10) Suicidio o tentativa de este inmediatamente después del delito. 11) Confesión: al contrario de los delincuentes comunes, no oculta el propio delito, lo confiesan a la autoridad judicial como para calmar el dolor y el remordimiento. 12) Son los únicos que dan el máximo de enmienda. El delincuente pasional siempre es inmediato, y la pasión que lo mueve es una pasión noble, distinguiéndose de las bajas pasiones que impulsan a los delincuentes comunes. Clasifica a los delincuentes por pasión en tres tipos: Duelo, infanticidio, pasión y política. DELINCUENTE OCASIONAL A los delincuentes ocasionales Lombrosio los divide en pseudo-criminales, criminaloides, y habituales. a) DELINCUENTES PSEUDO-CRIMINALES Están constituidos en los siguientes subgrupos: 1) Aquellos que cometen delitos involuntarios, que no son reos a los ojos de la sociedad y de la antropología, pero no por eso son menos punibles. 2) Los autores de delitos, en los cuales no existe ninguna perversidad, y que no causan ningún daño social, pero que son considerables ante la ley, y entran lo que aun así que no parezcan para nosotros delitos lo son, algunos se cometen por necesidad o por dura necesidad. 3) Los culpables de hurto, de incendio, heridas, duelos, en determinadas circunstancias extraordinarias, como la defensa del honor, de la persona, de la subsistencia de la familia etc. 4) Se encuentran también en los delitos de falsedad. b) CRIMINALOIDES 1) Son aquellos en que un incidente los lleva al delito, sujetos con cierta predisposición, pero que no hubiera llegado al delito de no haberse presentado la oportunidad, la ocasión hace al ladrón. 2) La imitación 3) La cárcel como esta ahora es la ocasión para asociarse al crimen. 4) Finalmente están los que son apresados por engranajes de la ley c) DELINCUENTES HABITUALES 1) Son aquellos que no son adecuados primariamente de los parientes, de la escuela etc. 2) La educación les llega desde temprano a la adecuación al delito. 3) Estos criminales pueden llegar a ser peligrosos hasta cierto punto porque no llegan a cometer delitos. 2. DIRECCIÓN BIOLÓGICA

Dentro la corriente biológica se incluye a todos aquellos investigadores que consideran como factores preponderantes que determinan al hombre a delinquir, a los somáticos o los fisiológicos. El avance científico en la endocrinología y la genética han repercutido en la esfera de la Criminología, y han llevado a algunos autores por un camino equivocado, de creer que una disfunción orgánica puede explicar la delincuencia, y que bastará combatir la anomalía constitucional para eliminar el rasgo criminal. Otros, más cautos sólo los elevan a factores concurrentes de mayor o menor importancia, al lado de otros, en el acto delictivo. 5.2.1 ENDOCRINOLOGÍA Resalta la estrecha relación existente entre las glándulas endocrinas y la conformación corporal (biotipo), el carácter violente suave, las reacciones de fuerza o debilidad, la capacidad o incapacidad tentativas, la inteligencia y la estupidez, la sanidad y la enfermedad mental; en fin, entre las glándulas endocrinas y las características corporales y psíquica de un individuo.La endocrinología criminal propiamente aparece como una rama de la ciencia en el siglo XX, debido a los estudios de Nicolás Pende y de su discípulo Giuseppe Vidoni. Tal disciplina intenta descubrir el origen de la delincuencia en el funcionamiento de las glándulas de secreción interna; trata de demostrar la decisiva influencia de las hormonas en la etiología y aparición del delito. Para sus creadores, el desequilibrio de las secreciones glandulares engendra trastornos en la conducta humana que, a su vez, motivan al delito. Las glándulas endocrinas o de secreción interna y que puede tener influencia en la conducta criminal son: ➢ La Hipófisis. ➢ Suprarrenales. ➢ Tiroides. ➢ Paratiroides. ➢ Testículos. ➢ Ovarios. 5.2.2 LA TIPOLOGÍA CRIMINAL La tipología es la disciplina que agrupa a los individuos tomando en cuenta su morfología, basándose en el principio de una correlación entre soma y psique. Este tipo refleja una serie de características físicas, que son producto de condiciones funcionales, incluyendo las psíquicas que permiten precisamente establecer una serie de categorías aplicables a un indeterminado número de personas, que constituyen el tipo. A lo largo de la historia se formularon toda suerte de clasificaciones tipológicas y caracterológicas que sería prolijo enumerar. La biotipología también se enriquece con los estudios de la endocrimología y es al amparo de esta última ciencia en que recibe un notable impulso y donde se han derivado las clasificaciones que han repercutido con mayor fuerza en el campo criminológico. 5.2.3.1 ESCUELA FRANCESA

En la escuela francesa destaca Claudio Sigaud (1862-1921), quien distinguía cuatro tipos humanos según el sistema que predomine en los mismos (respiratorio, digestivo, muscular y cerebral), sistemas que conectan a su vez, con los cuatro medios principales (atmosférico, alimenticio, físico y social). Cada tipo según Sigaud, tiene sus propias características. El tipo respiratorio: Presenta tórax, cuello y nariz largos, senos de la cara desarrollados y particular sensibilidad a los olores El tipo digestivo: Presenta boca y maxilar inferior grandes, ojos chicos y cuello corto, tórax ancho y abdomen desarrollados, propios de individuos obesos. Tipo muscular: Presenta desarrollo armónico de esqueletos y músculos; y el tipo cerebral, figura frágil y delicada, frente grande y extremidades cortas. 2. ESCUELA ALEMANA Ernest Kretschmer (1888-1964), es el máximo representante de esta escuela, en su obra se propuso hallar las correlaciones entre la estructura somática y la psíquica, es decir, comprobar si a determinados tipos somáticos corresponden determinados tipos psíquicos y viceversa; decía que la afinidad entre la forma corporal y el carácter solo puede demostrarse estadísticamente y que si es demostrable de esta manera basta para que tenga importancia biológico criminal. Ernest Kretschmer, realiza la siguiente clasificación: Tipo Leptosoma: De cuerpo largo, delgado, cabeza pequeña, nariz puntiaguda, poca grasa, cuello alargado. Su representación geométrica es una línea vertical. Tipo Atlético: Gran desarrollo del esqueleto, de la musculatura y de la epidermis, tórax y cabeza grande. Tipo Pícnico: Fuerte desarrollo de las cavidades viscerales, abdomen prominente, tendencia a la obesidad y aspecto flácido, cabeza redonda, ancha y pesada, extremidades cortas. Tipo Displástico: Sujetos que no entran en los grupos ya mencionados; carentes de armonía, con características muy exageradas. Kretschmer habla de tres subdivisiones básicas: gigantismo, obesidad e infantilismo eunocoide. Tipo Mixto: Proviene de combinaciones de los otros tipos producidos por la herencia. Es difícil encontrar os tipos puros, las características físicas con las psicológicas no pueden ser exactas. Tipo Viscoso: Son de constitución atlética, tranquilos por lo general, con cierta actitud pasiva, en unos resentimiento, en otros amabilidad. En muchos aspectos fluctúan entre el leptosoma y pícnico. 3. ESCUELA MEXICANA

José Gómez Robleda y Alfonso Quiroz Cuarón logran simplificar los complejos sistemas anteriores y con gran precisión descubren una fórmula para determinar el tipo sumario, tomando tan sólo en cuenta peso y estatura. Sabiendo que la estatura se rige por las leyes de la herencia y el peso se modifica por los cambios del medio, la estatura es el mejor índice de la constitución el peso del temperamento. La fórmula es P-E=D, en otra palabra, peso menos estatura igual a desviación, si la desviación es positiva, se tratará de un branquitipo, si en negativa nos encontramos con un longitipo, y si no hay desviación es un normotipo. La gran ventaja del estudio mexicano es que está diseñado para la población mexicana, evitando el error común de utilizar estudios extranjeros que nos llevan a conclusiones falsas. 2. DIRECCIÓN SOCIOLÓGICA Es la Ciencia que trata de la constitución y desarrollo de las sociedades humanas, tiene la finalidad de estudiar la realidad de las entidades sociales tal cual son, en pocas palabras, es el estudio científico de la vida grupal de los seres humanos, debido a que con frecuencia se da un uso incorrecto a los términos sociología y sociólogo, valdría la pena mencionar aquí algo de los que no es sociología, como campo de conocimiento, la sociología no es una filosofía social. Se considera a Augusto Comte (1798-1857) como el padre de la Sociología, ya que además de designarla con ese nombre, le concedió calidad científica y la incluyó en su famosa clasificación de las ciencias, que formuló dentro de su concepción positivista del conocimiento. Comte es también el fundador del positivismo, que consiste en estimar como conocimiento válido, sólo al que provenga de la experiencia, y como verdadero, únicamente lo que se pueda explicar por las relaciones constantes, invariables y uniformes de los fenómenos de la Naturaleza. Este conocimiento no debe limitarse a un conocimiento teórico sino que debe repercutir en su aplicación práctica, positiva.”Saber para prever y prever para actuar”.[12] 5.3.1 EMILIO DURKHEIM Émile Durkheim fue, sin lugar a dudas, uno de los principales responsables del surgimiento y reconocimiento de la Sociología como ciencia. Hizo todo lo que estuvo a su alcance por dotarla de un método científico que la pusiera en estrecha relación con los "hechos", con el fundamento empírico, y la distanciara de los juicios de valor. Su influencia se extendió más allá del campo sociológico, proyectándose sobre la Antropología, la Pedagogía, la Historia, el Derecho y la Filosofía. E. Durkheim fue el fundador de la escuela francesa de sociología, es uno de los pocos clásicos de la Sociología y de las Ciencias Humanas que no han cesado de ser citados y criticados copiosamente. Su espíritu polivalente se interesa por las innumerables facetas de la complejidad de los grupos, instituciones y sociedades que obran a lo largo de la historia. Sus estudios rigurosos sobre los problemas que afectan a los seres humanos, presentan siempre un esfuerzo teórico aliado a la búsqueda de soluciones prácticas, en

un empeño fundamental por integrar dos grandes objetivo: ¬ Considerar los hechos sociales como cosas, estudiarlos de manera positiva, como se tratan las cuestiones técnicas, biológicas o médicas. Estudiar la vida social de manera normativa, como se tratan las cuestiones filosóficas, morales y religiosas. Las ciencias del hombre que trata de desarrollar Durkheim tiene por misión revelar toda la realidad del ser humano, una realidad constituida por hechos materiales pero que no puede existir sin una relación constante a un ideal moral y a una fundamentación trascendente. Este empeño por integrar ambas perspectivas, constituye sin ninguna duda la principal fuerza de la obra durkheniana, así como el principal obstáculo que ha impedido a sus discípulos continuar su obra y el principal blanco de sus numerosísimos comentadores críticos. Francés, de Lorena, nacido en 1858, hijo y nieto de rabinos desde ocho generaciones, Durkheim conoció una infancia movida: laicización y abandono de su dedicación al rabinato; periodo de gran expansión económica e industrial; pérdida de la guerra francoalemana y ocupación de su ciudad natal, Epinal, en 1870. Traslado a París, preparó y obtuvo su admisión en la Escuela Normal Superior (1876-1882). Diplomado en filosofía, fue nombrado profesor de liceo y pasó luego a enseñar en la Universidad de Burdeos (1887) y en la Sorbona (1902). Habiendo creado y mantenido con éxito una prestigiosa revista de Ciencias Sociales, L’année sociologique (1898-1913). Durkheim tuvo la originalidad de rodearse de colaboradores de talento en un plano multidisciplinar. Profundamente decepcionado e inconsolable por la trágica desaparición de su hijo en el frente, durante la guerra, murió en Fontainebleau el 15 de noviembre de 1917. La obra durkheniana comprende un conjunto de trabajos que cabría resumir en siete puntos básicos: 1. La solidaridad social. El primer trabajo importante, comenzado en 1884 y defendido como tesis doctoral, fue publicado con el título de La división del trabajo social (1893). Se trata de uno de los libros considerados entre los más importantes de la historia de la sociología. Su objetivo central es doble: a. Explicar el nacimiento del mundo moderno por medio de los conceptos de división del trabajo y de derecho represivo o restitutivo, y b. Criticar su viabilidad estableciendo la relación deseable y necesaria entre conocimiento positivo y juicio normativo. 2. El afincamiento de la sociología. En sus escritos de juventud, Durkheim estudia críticamente los precursores de la sociología (Montesquieu y Rouseau, Saint-Simon y Comte, Spencer y Espinas) y concentra sus análisis sistemáticos sobre la sociología de la familia. Junto a la división del trabajo, dos grandes obras lanzan definitivamente la sociología durkheniana. a. Las reglas del método sociológico (1895), un nuevo discurso del método que define los principios epistemológicos de una ciencia positiva destinada a sobrepasar los estudios abstractos de los precursores y a abordar el conocimiento concreto de las sociedades humanas, “sea para exponer hechos, sea para orientar su curso”. b. El suicidio (1897), un estudio sociológico eminentemente estratégico destinado a probar que un fenómeno tenido por puramente individual puede explicarse como hecho social profundamente dependiente del grado de integración de las instituciones sociales (religión, economía, familia). 3. La educación y la pedagogía. Hablando siempre como sociólogo, Durkheim enseñó toda su vida la pedagogía, “cosa eminentemente social”. Sus cursos sobre la Historia de las teorías de la educación y la educación intelectual en la escuela primaria han sido conservados solamente en parte. Su artículo “Educación”, publicado en el Nuevo Diccionario de Pedagogía y de Instrucción Primaria (1911), constituye un resumen de su teoría de la educación. Sus grandes cursos de Burdeos y de París sobre la educación

moral y sobre la Evolución de la pedagogía en Francia (de los orígenes al renacimiento y de éste a nuestros días), fueron publicados en 1925 y en 1938 respectivamente. El arte y la ciencia y de la pedagogía tienen para Durkheim unos objetivos muy precisos: “ejercitarse a pensar distintamente, sentir la infinita riqueza de la realidad, desarrollar un verdadero espíritu humanista”. 4. La economía, la política y el derecho. Dos grandes trabajos concentran la atención de Durkheim sobre estos importantes elementos de la vida social. El socialismo(1828, póstumo) comprende su curso sobre la historia del socialismo y del comunismo, que partiendo de la filosofía económica, jurídica y política del s.XVIII y estudiando en particular la obra saint-simoniana, lleva a una posición eminentemente crítica: “no hay en la historia una crisis tan grave como la que atraviesan actualmente las sociedades europeas”. Las lecciones de sociología. Física de las costumbres y del derecho (1950, póstumo) recoge diversos fragmentos de sus cursos divididos en dos partes: la solidaridad de grupo (la moral profesional y la moral cívica) y las solidaridades universales (El respeto de la vida y el derecho de propiedad). Estos estudios son una invitación a comprender los mecanismos que rigen la vida social para poder tratar los problemas humanos de la sociedad contemporánea. 5. La moral. Un tema constante y una evidente frustración. Desde los comienzos, la conclusión de La división del trabajo social daba el tono claramente: “En una palabra, nuestro primer deber, hoy, es construir una moral”. Aparte de diversas consideraciones de circunstancia como La ciencia de la moral en Alemania (1887), La determinación del hecho moral (1906), Juicios de valor y juicios de realidad (1911), Durkheim no pudo producir la gran obra que preveía su “Introducción a la moral” escrita justo antes de su muerte. Esta última indicaba tres grandes temas, el concepto de moral, el papel del moralista y, sobretodo, la concepción y el desarrollo del método propio a una ciencia de la moral para nuestro tiempo. 6. La filosofía. A diferencia de M. Weber, cuya formación de base son la historia y el derecho, y al igual que Marx, Durkheim comienza su vida intelectual con el estudio de la filosofía (en particular Kant y los clásicos del humanismo francés). Es más, buena parte de sus artículos serán publicados en revistas especializadas en esta disciplina, como “Representaciones individuales y colectivas” (Revista de metafísica y moral, 1898). Este trabajo, que preludia justamente su principal aporte filosófico sobre los fundamentos de una teoría sociológica del conocimiento, será desarrollado en su obra de madurez Las formas elementales de la vida religiosa (1912) del cual desarrollaré el Análisis del fenómeno religioso: Origen, vivencia y transformación. 7. La Religión. Profundamente influido por su educación en la tradición judía y por su fe constante en “la religión de la humanidad” (Saint-Simon, Comte), el autor De las formas elementales de la vida religiosa presenta un monumento intelectual destinado a probar la función decisiva del sentimiento religioso. “La religión consiste en creencias y en prácticas relativas a las cosas sagradas”. Comprender la religión como relación con lo sagrado, sin relación necesaria con los conceptos de divinidad y de más allá, tiene una importancia extrema para la ciencia del hombre: saber, en efecto, que la experiencia religiosa no es un fenómeno especializado vivido solamente por determinados individuos y culturas, sino un fenómeno universal. ¿Por qué universal? Porque en toda ocasión, en todo tiempo, en toda civilización y en toda cultura, tradicional o moderna, los seres humanos necesitan una orientación trascendente, una relación con una realidad absoluta o sagrada que les permita fundar y desarrollar su búsqueda de identidad personal y colectiva. La religión es en fin de cuentas una experiencia en sí respetable;

una experiencia real y no el fruto de un puro acto imaginativo; una experiencia cuyo objeto de culto no tiene un carácter hipotético, sino sustantivo, puesto que la causa objetiva, universal y eterna de la religión es la humanidad. Así, una tarea clave de la ciencia del hombre es descubrir concreta y críticamente cómo los diferentes grupos humanos sacralizan las dimensiones individuales y colectivas que les constituyen. 5.4 DIRECCIÓN PSICOLÓGICA Al igual que la Sociología y la Antropología, la Psicología fue perfilándose como una ciencia a partir del siglo XIX. La Psicología tuvo que luchar denodadamente para poder deslindar un campo propio de tipo científico, pues hasta la primera mitad del siglo XIX, denominaban las ideas de Kant y Herbart, famosos filosófos que ejercían poderosa influencia en la filosofía y en las ciencias. Kant había negado la posibilidad de la existencia de experimentos en el ámbito psicológico, ya que afirmaba que el tiempo es la única dimensión de la conciencia y que con una dimensión no se puede hacer experimentos. Herbart por su parte aplicaba las matemáticas al estudio de los problemas psicooógicos y a su juicio, siendo ambos conceptos abstractos no cabía la posibilidad de experimentos negándose por ende calidad científica a la Psicología. 5.4.1 SIGMUND FREUD El famoso neurólogo y psiquiatra austriaco nació en 1856 y murió en 1939. Vivió en Viena, donde estudió y fundó una importante escuela. Estudió con Charcot y amistosamente, con Breuer, originó el psicoanálisis, estudiando principalmente la histeria . Tuvo discípulos muy importantes, entre ellos Jung y Adler. Descubrió las propiedades anestésicas de la cocaína, aunque sus grandes descubrimientos le es atribuido, ya que un amigo suyo basándose en lo avanzado por Freud, registró las aplicaciones en la cirugía oftálmica. Freíd pasó sus últimos años en Londres ya que tuvo que abandonar Austria al ser esta anexada a Alemania por Hitler. Sus libros estaban en el índice nazi y fueron prohibidos y quemados. Desarrolló una teoría de la mente y de la conducta humana, y una técnica terapéutica para ayudar a personas con afecciones psíquicas. Algunos de sus seguidores afirman estar influidos por uno, pero no por el otro campo. Probablemente, a contribución más significativa que Freúd ha hecho al pensamiento moderno es la de intentar darle al concepto de lo inconsciente, un estatus científico. Sus conceptos de inconsciente, deseos inconscientes y represión fueron revolucionarios; proponen una mente dividida encapas o niveles, dominada en cierta medida por voluntades primitivas que están escondidas a la consciencia y que se manifiestan en los chistes, lapsus, actos fallidos y los sueños. En su obra: “La Interpretación de los Sueños”, Freud explica el argumento para postular el nuevo modelo del inconsciente y desarrolla un método para conseguir el acceso al mismo, tomando elementos de sus experiencias previas. Como parte de su teoría, Freúd

postula también la existencia de un preconsciente, que describe como la capa entre el consciente y el inconsciente. La represión, por su parte, tiene gran importancia en el conocimiento de lo inconsciente. De acuerdo con Freud, las personas experimentan a menudo pensamientos y sentimientos que son tan dolorosos que no pueden soportarlos. Estos pensamientos y sentimientos (al igual que los recuerdos asociados a ellos) no pueden, según sostuvo, ser expulsados de la mente, pero sí pueden ser expulsados del consciente para formar parte del inconsciente. Aunque a lo largo de su carrera Freud intentó encontrar patrones de represión entre sus pacientes que derivasen en un modelo general para la mente, observó que sus distintos pacientes reprimían hechos diferentes. Advirtió, además, que el proceso de la represión es en sí mismo un acto no consciente (es decir, no ocurriría a través de la intención de los pensamientos o sentimientos conscientes). Freíd buscó una explicación a la forma de operar de la mente. Propuso una estructura de la misma dividida en tres partes: el Ello, el Yo y el Super yo: ✓ El Ello representa las pulsiones o impulsos primigenios y constituye, según Freud, el motor del pensamiento y el comportamiento humano. Contiene nuestros deseos de gratificación más primitivos. ✓ El Superyó, la parte que contrarresta al Ello, representa los pensamientos morales y éticos. ✓ El Yo permanece entre ambos, alternando nuestras necesidades primitivas y nuestras creencias éticas y morales. Es la instancia en la que se inscribe la consciencia. Un Yo saludable proporciona la habilidad para adaptarse a la realidad e interactuar con el mundo exterior de una manera que sea cómoda para el Ello y el Superyó. Freíd estaba especialmente interesado en la dinámica de estas tres partes de la mente. Argumentó que esa relación está influenciada por factores o energías innatos, que llamó pulsiones. Describió dos pulsiones antagónicas: • Eros o pulsión de vida, una pulsión sexual tendente a la preservación de la vida. • Tánatos o pulsión de muerte. Esta última representa una moción agresiva, aunque a veces se resuelve en una pulsión que nos induce a volver a un estado de calma. Un elemento importantes del psicoanálisis en la relativamente poca intervención del psicoanalista para que el paciente pueda proyectar sus pensamientos y sentimientos en le psicoanalista. A través de este proceso, llamado transferencia, el paciente puede reconstruir y resolver conflictos reprimidos, especialmente conflictos de la infancia con sus padres. Sigmund Freud en el año 1.915 publico el artículo “Los delincuentes por sentimientos de culpa”, explicando que la labor analítica le conduzco al sorprendente resultado de que las conductas delictivas eran cometidas ante todo por que se hallaban prohibidas y por que a su ejecución, se enlazaba para el autor un alivio psíquico. El sujeto sufría un penoso sentimiento de culpabilidad de origen desconocido, donde una vez cometida la falta, sentía mitigada la presión del mismo. Por paradójico que parezca, el sentimiento de culpa existía antes del delito y no procedía de él, al contrario el delito es el que procedía del sentimiento de culpabilidad. Profundizando su análisis llega a la conclusión de que este sentimiento de culpabilidad proviene del complejo de Edipo. Según Freud, los niños cometen travesuras para llamar la atención y atraerse un castigo, luego de este, quedan tranquilos, donde el castigo sirvió para satisfacer sus necesidades de autocastigo, emanados de la sensación de culpabilidad que provocan otras faltas más graves.

El delincuente por un lado comete un delito por sentimientos de culpa, y por el otro, el castigo que el delito ocasiona, satisface la necesidad de autocastigo que el sujeto experimenta inconscientemente. Freud también habla de los delincuentes adultos que cometen delitos sin sentimientos de culpa. Señala que estos sujetos no han desarrollado inhibiciones morales o creen justificada su conducta por su lucha contra la sociedad, refiriéndose así hacia las actualmente denominadas personalidades Psicopáticas. Posteriormente, en el año 1.923 edita su artículo “El yo y el ello”, en donde fundamenta su teoría de conformación del aparato psíquico del yo, super-yo y el ello, bastantemente conocido por todo aquel que ha desarrollado estudios básicos de la criminología. Por su parte Alfred Adler fundamenta sus teorías en tres postulados principales, el sentimiento de inferioridad, los impulsos de poderío y los sentimientos de comunidad. CAPITULO VI PREVENSIÓN Y TRATAMIENTO 6.1 GENERALIDADES La prevención ha recibido diversas denominaciones, tales como profilaxis criminal, como lo hace Benigno Di Tullio, para quien la Profilaxis Criminal se basa en el conocimiento de las causas y las dinámicas de las distintas actividades criminales, y su finalidad es eliminar o, al menos, limitar todas las condiciones biopsicológicas y sociales que directa e indirectamente favorecen el desarrollo de los diversos fenómenos criminales. Aún cuando la prevención es indiscutible para todo criminológo, no deja de ser, hasta la fecha, un terreno de falta de claridad, sin contornos precisos, en donde se vuelve a causar, tal vez con mayor evidencia, el rasgo teórico-abstracto de la Criminología. Otros términos se han empleado como sinónimos de prevención de tales como los de control, intimidación y predicción, pero no cabe duda que el término más utilizado y correcto es el de prevención de la delincuencia o criminalidad. La dificultad es considerable si se pretende sistematizar las medidas de prevención de la delincuencia, pues la mayoría de los criminólogos se limita a enumerar los factores que considera negativos, y que debe combatirse con medidas preventivas, otros, al menos se limitan a una explicación más coherente, por ejemplo, Manuel López Rey, distingue entre condiciones y el tipo de vida localizados en determinadas áreas, que no coinciden necesariamente a cada país, ya que una nación puede tener varias regiones en la que las condiciones y el tipo de vida sean diferentes, las que, además, a juicio de este criminólogo, son complejas y cambiantes, distinguiendo cuatro niveles: • Altas condiciones y alto tipo de vida. • Altas condiciones y bajo tipo de vida. • Bajas condiciones y alto tipo de vida. • Bajas condiciones y bajo tipo de vida. El conocimiento de las condiciones y el tipo de vida conducen a determinar las áreas o zonas, en donde la acción de hacer y deshacer socialmente, se manifiesta en determinadas formas de criminalidad a las que debe presentar atención la política

criminal adecuadas medidas preventivas, sin olvidar el marco histórico en que toda sociedad se desenvuelve y su constante y perpetua dinámica. Considerando que la prevención se refiere a una problemática de carácter general, en tanto que el tratamiento esta destinado a la fase individual, tenemos que llegar a la conclusión que el fenómeno de la criminalidad, responde a las condiciones históricas determinadas, que la problemática del mundo actual, dividido en dos fundamentales campos histórico-económico: capitalismo y socialismo, marcan indiscutiblemente todo fenómeno social con su matiz, y ello nos lleva a reflexionar que nuestro mundo, dominado por la forma capitalista de producción conlleva una serie de problemas entre los que la delincuencia viene a ser parte de un esquema general de injusticia social. 2. MEDIDAS PREVENTIVAS Existe una serie de factores en forma enunciativa, y no limitativa, que se pueden tomar en cuenta, para aplicarse medidas preventivas: ❖ Alcoholismo y embriaguez. ❖ La farmacodependencia. ❖ La prostitución ❖ La corrupción. ❖ El crimen organizado. . CONCLUSIONES A través de los siglos el hombre se ha ido condicionando de acuerdo con las costumbres, vivencias y enseñanzas de cada época en general, y de acuerdo con cada grupo social en particular. Una vez que en nuestras mentes se van fijando experiencias o hechos, terminamos aceptándolos y muy difícilmente podemos hacer abstracción de lo que es la realidad, pues el concepto de existencia se va aferrando y trasmitiendo de generación en generación, a tal punto que no puede aceptarse fácil mente cualquier cambio de mentalidad, por más que se nos pretenda demostrar con factores o circunstancias renovadoras que tiendan a mostrarnos una visión verdadera. La razón, por simplista que sea, es que el hombre tiende a ser tradicionalista, conservador en sus creencias, y superar el arraigo de miles de años no es tarea fácil; al fin y al cabo hemos soportado todo un proceso, cuya evolución ha sido muy lenta si comparamos y tenemos en cuenta los millones de años que nos preceden, pero dicha evolución, lleva consigo las condiciones míseras del ser humano, es decir, su salvajismo, agresividad y su violencia, por eso ha surgido una ciencia moderna la Criminología, la cual data desde 1871, la cual es una especialización para muy diversas profesiones, que va desde, las culturas más relevantes del período primitivo, como fueron: Egipto, India, China, Grecia, Roma, Edad Media y Moderna. Continuando con el Período Humanitario o de Las Luces, que contempla el origen de la moderna Ciencia del Derecho Penal y del Movimiento Reformista. Pasando por el Espíritu del Siglo XX, con sus factores distintivos e históricos. La Progresión del Derecho Penal Precientífico y Científico en España. Así como otras conocidas como Importantes Corrientes Criminológicas Precientíficas y Científicas en Europa: la construcción fisonómica; frenológica; psiquiátrica; antropológica y la estadística. Prosiguiendo así mismo con: La Escuela Clásica con sus figuras; La Escuela Positiva y sus representantes; Las Escuelas Eclécticas: la francesa, la italiana, la sociológica alemana, la defensa social, etc.; para

concluir esta primer ámbito con Las Grandes Corrientes Contemporáneas: la Biológica; la Sociológica; la Psicoanalítica; la Psicomédica; la Europea; la Canadiense y la Norteamericana. Por lo tanto la Criminología es necesaria para conocer y prevenir, las conductas delictivas. LORENZO JORGE OLVERA GÓMEZ BIBLIOGRAFÍA 1.- ORELLANO Wiarco, Octavio. MANUAL DE CRIMINOLOGÍA. México, D.F. Edit. Porrúa. 10 edc. 2004. 385 pp. 2.- FERNÁNDEZ Pérez, Ramón. ELEMENTOIS BÁSICOS DE MEDICINA FORENSE. Edit. Zopal. México, D.F., 3ª., edc. 400 pp. 3.- RICO, José María. CRIMEN Y JUSTICIA EN AMÉRICA LATINA. México, D.F., Edit. Siglo XXI. 2ª., edc. 1977. 167 pp. 4.- COSTA, Fausto. EL DELITO Y LA PENA EN LA HISTORIA DE LA FILOSOFÍA. México, D.F. Edit. UTHEA.560 pp. 5.- MALINOWSKY, Bronislaw. CRIMEN Y COSTUMBRES EN LA SOCIEDAD SALVAJE. Barcelona, España. Edit. Solar. 1969. 102 pp. 6.- RODRÍGUEZ, Manzanera. CRIMINOLOGÍA. 20ª., edc. Edit. Porrúa. México, D.F. 2005. 353 pp. 7.- BUNGE, Mario. LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA. México, D.F. Edit. Plantera. 2ª., edc. 345 pp. 8.- MÁRQUEZ Piñero, Rafael. CRIMINOLOGÍA. México, D.F. Edit. Trillas. 1991. 84 pp. 9.- LÓPEZ, Rey. LA CRIMINALIDAD. Madrid, España. Edit. Lisboa. 1976. 107 pp, 10.- DURKHEIM, Émile. LES RÉGLES DE LA MÉTHODE SOCIOLOGIQUE. Paris, Francia. Trad. Elizabeth Márquez. Edit. PUF. 2ª., edc. 1956. 231 pp. 11.- CUELLO Calón, Eugenio. DERECHO PENAL. Barcelona, España. TOMO I. 1975. 232 pp. 12.- OLIVERA Díaz, Guillermo. CRIMINOLOGÍA PERUANA. Lima, Perú. Edit. Shengo. 2ª., edc. 1973. 189 pp. [pic] ----------------------[1] DURKHEIM, Émile. Les Régles de la Méthode Sociologique. PUF, París, Francia, 1956, p.33.

[2] CUELLO Calón, Eugenio, Derecho Penal, Barcelona, 1975, tomo I, p. 20. [3] OLIVERA Díaz, Guillermo. Criminología Peruana. Tomo I, 2ª., edc. Lima, Perú. 1973, p. 50. [4] LÓPEZ, Rey. La Criminalidad, Madrid. 1976, p. 13. [5] MÁRQUEZ Piñero, Rafael. Criminología. México, D.F.,edc.Edit.Trillas. 1999., p. 33. [6] BUNGE, Mario.La Investigación Científica, p. 195. [7] RODRÍGUEZ, Manzanera, Luis. Criminología, Mèxico, D.f. Edit. Porrúa, 1979., p.40. [8] MALINOWSKI, Bronislaw. Crimen y Costumbres en la Sociedad Salvaje. Barcelona.1969, p. 13. [9] COSTA, Fausto. El Delito y la Pena en la Historia de la Filosofía. UTHEA. México. 1953, p.42, [10] RICO, José María. Crimen y Justicia en América Latina. Edit. Siglo XXI. 1977. p. 34. [11] FERNÁNDEZ Pérez, Ramón. Elementos Básicos de Medicina Forense. 3ª., edc.Edit. Zopal., p.20 [12] ORELLANA Wiarco, Octavio. Manual de Criminología. México. Edit. Porrúa. 10 edc., 2004., p.160.

TEORIAS DE LA PENA
Enviado por polidbello Anuncios Google: MBA Tiempo Completo EGADE Tecnológico de Monterrey Acreditada y con mejores rankings | mba-full-time.info/egade-maestrias Programas de Maestría MBA en INCAE Business School Solicita admisión hoy! | www.INCAE.edu/MBA

Indice 1. Introducción 2. Teorías absolutas de la pena 3. Teorías Relativas De La Pena 4. Teorías mixtas o de la unión: 1. Introducción El principal medio de que dispone el Estado como reacción frente al delito es la pena en el sentido de "restricción de derechos del responsable". El orden jurídico prevé además las denominadas "medidas de seguridad" destinadas a paliar situaciones respecto de las cuales el uso de las penas no resulta plausible. De manera que el sistema de reacciones penales se integra con dos clases de instrumentos; penas y medidas de seguridad. Desde la antigüedad se discuten acerca del fin de la pena fundamentalmente tres concepciones que en sus más variadas combinaciones continúan hoy caracterizando la discusión, así, para explicar estos remedios incluidos en la legislación penal se ofrecen estas diversas teorías que parten de puntos de vista retributivos o preventivos, puros o mixtos que se encargan de fundamentar de diverso modo y de explicar los presupuestos que condicionan el ejercicio del "ius puniendi" y la finalidad perseguida por el Estado con la incriminación penal. 2. Teorías absolutas de la pena: Son aquellas que sostienen que la pena halla su justificación en sí misma, sin que pueda ser considerada como un medio para fines ulteriores. "Absoluta" porque en ésta teoría el sentido de la pena es independiente de su efecto social, se "suelta" de él. El primer punto de vista es: La teoria de la justa retribución: Desarrollada por Kant, para quien al pena "debe ser" aun cuando el estado y la sociedad ya no existan, y Hegel cuya fundamentación de la pena pública, fue la base que permitió la sistematización de la teoría del delito, (elaborada a partir de la teoría de las normas de Binding) concibe al delito como al negación del derecho, y a la pena, como al negación de la negación, como anulación del delito, como reestablecimiento del derecho, entiende que al superación del delito es el castigo. En coincidencia con Kant, tampoco Hegel reconoce finalidades de prevención, como el mejoramiento y la intimidación, como fines de la pena. Esta constucción gravitó decisivamente en relación a la ulterior evolución del Derecho penal y, debido a que no existen aun alternativas consolidadas, actualmente conservan relativa vigencia. En al jurisprudencia la teoría de la retribución ha tenido un importante papel hasta hace poco tiempo. Esta concepción recibe su característica de "absoluta" debido a que ve el sentido de la pena no en la prosecución de alguna finalidad social útil, sino que sostiene que dicho sentido radica en que la culpabilidad del autor sea compensada mediante la imposición de un mal penal, o sea que agota todo el fin de la pena en la retribución misma, explicada por Kant como un imperativo categórico emergente de la idea de justicia y fundamentada dialécticamente por Hegel como la negación de la negación del Derecho. Así, niega una concepción del castigo que se fundamente en razones de utilidad social que ilícitamente convierta al hombre en un "medio" instrumental en beneficio de la sociedad ya que tanto para Binding como para todos los defensores de la teoría de la retribución, las concepcines preventivas resultan incompatibles con la dignidad humana porque sólo cabe motivar con el castigo a los animales, respecto de los seres humanos la única motivación admisible es la que surge de la propia norma, concebida como una orden –no matarás- que precede a la descripción legal –al que matare a otro...se le impondrá una pena de..., cuya existencia es independiente de la sanción. El mal de la pena esta justificado por el mal del delito, es concebida como un mal que debe sufrir el delincuente para compensar el mal causado con su comportamiento, pensamiento que reconoce como antecedente la Ley del Talión. Ella niega o aniquila al delito, restableciendo el derecho lesionado, ha de imponerse por el delito aunque resulte innecesaria para el bien de la sociedad, aunque no se logre un efecto intimidatorio ni exista riesgo alguno de reincidencia debe igualmente aplicarse. Esto no significa que las teorías retribucionistas no asignen función alguna a la pena: por una u otra vía le atribuyen la función de realización de justicia. La opinión más generalizada afirma que la pena presupone la reprochabilidad del comportamiento sometido a ella y expresa esa reprochabilidad. Es concebida por ésta teoría como reacción por lo sucedido y desvinculada del porvenir ya que su fin es reparar el delito y no evitar delitos futuros. Esto explica la sólida interconexión establecida entre las teorías del delito y la pena: a)El fin de la pena es restablecer el orden alterado por el delito. b) El delito, condición de la pena, exige la ralización de un comportamiento contrario a la norma, más, la existencia de culpabilidad en el autor del mismo. c)El sistema se basa en el libre albedrío siendo culpable aquél sujeto que pudiendo motivarse en el respeto de la norma optó por la opción contraria y delinquió. El haberse mantenido al margen de las exigencias que le plantaba el orden jurídico, no obstante haber

podido ajustarse a ellas ( el haber podido obrar de otro modo) es el criterio generalmente aceptado sobre el cual se fundamenta el juicio de culpabilidad. d)La medida de la pena depende de la gravedad del hecho realizado y el grado de culpabilidad del autor, estableciéndose así un criterio de proporcionalidad entre el delito y la pena. Algunas objeciones a las tesis retributivas: Las críticas formuladas a esta teoría explican su progresiva decadencia que se pone de manifiesto en virtud de que la misma ha sido abandonada por la doctrina penal contemporánea al menos en su perfil ortodoxo de concepción absoluta. En relación al fundamento y límite del "ius puniendi": - Fundamenta el "para que" del castigo pero no explica ¿cuándo? el Estado debe hacerlo. - No fija un límite en cuanto al contenido de la potestad penal estatal. - Presupone la necesidad de la pena que debería en realidad justificar; llevada al extremo concluiría en que debe castigarse al delincuente aunque ello no resulte necesario en el caso concreto. Imposibilidad de verificar el libre albedrío: - Presupone el libre albedrío o libertad de voluntad respecto de lo cual se sostiene que es irracional fudamentar el derecho del Estado a imponer penas en la existencia de una culpabilidad basada en él debido a que la libertad de voluntad del autor no es empíricamente demostrable. La retribución como pago del mal con el mal. La racionalización de la venganza - El pago o la devolución de un mal corresponde al arraigado impulso de venganza humano. La afirmación de que con la pena se ejerce una retribución fáctica solamente puede justificarse en la medida en que ella impide los actos de justicia por propia mano. - Se entiende que el criterio retributivo no puede ser absoluto debido a que resulta evidente que no toda culpabilidad debe ser castigada ya que la pena, en el caso concreto, puede producir efectos contraproducentes (no explica ¿cuándo? el Estado debe aplicar la pena). - La idea de retribución compensadora es vulnerable debido a que la pena no borra el mal causado por el delito sino que en realidad añade un segundo mal, "el criterio talionario no permite recuperar el ojo de la víctima quitando un ojo al autor". Más allá de las críticas a la teoría hasta aquí expuesta, el Derecho penal contemporáneo no ha evolucionado hacia un abandono total delos puntos de vista retributivos debido, fundamentalmente, a la fragilidad de las teorías preventivas propuestas como alternativas. La sistematización de los presupuestos de punibilidad, formulados por la escuela clásica desde perspectivas retributivas se vé como un conjunto de garantías del gobernado frente al Estado y en los modelos propuestos en su reemplazo parecería estar corriendo resgo, ello origina un rechazo de éstos, además, la circunstancia de que no se haya formulado aun ningún sistema que ofrezca presupuestos de incriminación (teoría del delito) diferentes a los enunciados como consesuencia de la concepción retributiva, da más fuerza a la sensación de que el abandono de dichas teorías produciría inseguridad jurídica. Además, debe concederse a esta teoría la virtud de haber concebido a la pena como una reacción proporcional al delito cometido, estableciendo un límite a la pretensión punitiva estatal. 3. Teorías Relativas De La Pena Las teorías preventivas renuncian a ofrecer fundamentos éticos a la pena, ella será entendida como un medio para la obtención de ulteriores objetivos, como un instrumento de motivación, un remedio para impedir el delito. Para explicar su utilidad, en relación a la prevención de la criminalidad, se busca apoyo científico. Teorías de la prevención especial: Desarrollada por diversas corrientes de pensamiento penal, como la escuela alemana de Liszt, el positivismo criminológico italiano, el correccionalismo y la escuela de la defensa social. Aunque cada una de ellas presente matices, resulta factible enunciar sus principales formulaciones. Es la posición extrema contraria a la teoría de la retribución. Según éste punto de vista preventivo-especial, el fin de la pena es disuadir al autor de futuros hechos punibles, es decir, evitar las reincidencias (versión moderna de la teoría) y sólo es indispensable aquella pena que se necesite para lograrlo, se procurará readaptar al autor mediante tratamientos de resocialización . Así, la necesidad de prevención especial es la que legitima la pena, según Von Liszt; "sólo la pena necesaria es justa". Se habla de "relativa" porque su finalidad está referida a la "evitación del delito". La prevención especial no quiere retribuir el hecho pasado, no mira el pasado, sino que ve la justificación de la pena en que debe prevenir nuevos delitos del autor. Esta concepción, influenciada por el determinismo, no admite la libertad de voluntad, niega que la culpabilidad pueda ser fundamento y medida de la pena. Von Liszt se dedicó a clasificar delincuentes considerando que la eficacia de la incriminación exige que ella

se adapte a cada sujeto, procurando corregir, intimidar o inocuizar, según la personalidad de cada individuo sobre el que la pena deba cumplir su función preventiva, de modo que para dicho autor la prevención especial actúa de tres maneras: a. Corrigiendo al corregible: resocializacion b. Intimidando al intimidable c. Haciendo inofensivos a quienes no son corregibles ni intimidables. La necesidad de la pena es la que fundamenta en esta teoría de la imposición. Pese a que existen razones para considerarlo concepción dominante, éste punto de vista también es vulnerable. Algunas objeciones a la teoría de la prevención especial: En cuanto al fundamento y límites del "ius puniendi". - El ideal de corrección explica el fin que persigue la pena pero no contiene ninguna justificación del "ius puniendi". - No sirve para fundamentar la conminación de penas, sino en todo caso, para fundamentar la aplicación y ejecución de penas. - No posibilitan una delimitación del ius puniendi en cuanto a su contenido. - Pueden crear el riesgo de fundamentar el Derecho Penal contra los inadaptado –ene migos políticos- o los asociales –mendigos, vagabundos, prostitutas, etc. Resulta válido cuestionar el derecho del Estado a someter a tratamiento contra su voluntad a una persona, especialmente si es adulta, porque puede traducirse en una manipulación de la personalidad para obligarla a dejar de ser lo que quiere. La imposición coactiva de un proceso de resocialización entra en contradicción con la idea de un estado de derecho que exige pluralismo. Así, el fin de resocialización será de tan poca precisión que podría ampliar incontroladamente el poder del Estado en el campo del Derecho Penal. Incluso debería perseguirse un tratamiento hasta que se dé la definitiva correción, aún a riesgo de que la duración sea indefinida. Imposibilidad de determinar la necesidad de la pena. - En la mayoría de los casos, nuestros conocimientos empíricos no bastan para delimitar la necesidad de la pena, lo que resulta extensivo a lo relativo a naturaleza y quantum de la pena. En aquellos supuestos en que resulte posible determinar la falta de necesidad de prevención especial la única conclusión viable seria la impunidad, o sea; *delincuentes primarios y ocasionales: Porque no manifiestan peligro de volver a delinquir. *delitos graves: en ciertos casos no hay peligro de repetición *delitos cometidos en situaciones excepcionales: porque casi con seguridad no se volverán a repetir. *delincuentes habituales: a veces no hay posibilidad de resociabilizarlos. *delincuentes por convicción: se dificulta la resocialización debido a que para que la misma resulte viable es indispensable la colaboración del delincuente y no cabe su imposición coactiva, no podría aplicársele por la fuerza. - En el ámbito de individualización de la pena, surgen nuevas objeciones por la imposibilidad de predecir los efectos del tratamiento (si la pena se prolonga hasta que el tratamiento tenga éxito, el condenado queda a merced de la intervención estatal). Ilegitimidad de la resocialización coactiva: - El Estado o la sociedad no tienen derecho alguno que les permita readaptar a según las reglas socialmente impuestas, en forma coactiva, al autor de un delito determinado. - No se puede, además, agotar el sentido de la pena en la readaptación social del condenado y el propósito de evitar la reincidencia. La razón por la cual la teoría de la prevención especial quedó detenida en su evolución, no logrando superar las críticas apuntadas, se relacionan con su prematuro abandono de los conocimientos de las ciencias sociales y de la investigación empírica para construir las categorías de autor que debían servir de base al sistema. Teorías de la prevención general: Tiene origen científico en Feuerbach, concibe a al pena como una amenaza que por medio de las leyes se dirige a toda la colectividad con el fin de limitar al peligro derivado de la delincuencia latente en su seno. Esta coacción formulada en abstracto se concretiza en la sentencia, cuando el juez refuerza la prevención general al condenar al autor debido a que por éste acto está anunciando a los demás lo que les ocurrirá si realizan idéntica conducta (por eso, la lógica de éste criterio exige que las penas sean cumplidas, de lo contrario, el fin intimidatorio se ve afectado). Así, en su formulación pura, estas concepciones no se fijan en los efectos que la pena puede surtir sobre el autor mismo, de manera que, "prevención general", significa también evitación de los delitos mediante la producción de efectos sobre la generalidad.

Estas teorías suelen ser identificadas con el aspecto intimidatorio de las penas ya que su justificación estará dada por su fin de evitar la comisión de hechos punibles respectos de sus potenciales autores. La prevención general actúa no sólo con la conminación general de penas, sino que adquiere mayor efectividad con su imposición y ejecución. La conminación penal debe intimidar y la ejecución penal debe confirmar la seriedad de la amenaza. Según Fouerbach; La ejecución de la pena tiene lugar "para que...la amenaza de la ley sea una verdadera amenaza". Esta teoría parece presentar la ventaja de no tener que recurrir al criterio clásico de la culpabilidad sino al de motivabiliadad del autor. Así, el tipo penal consiste en la descripción de la conducta prohibida y su fin es motivar (mediante la amenaza con una pena) para que esa conducta no se realice. Teoría de la prevención general positiva: La prevención general puede ser entendida de un modo diverso al precedentemente expuesto. Por una parte, puede manifestarse por la vía de la intimidación a los posibles delincuentes (prevención general negativa), y, por la otra, como prevalecimiento o afirmación del derecho a los ojos de la colectividad. Así se adjudica a la pena ya un fin de conservación del orden, o de conservación del derecho, o para fortalecer la pretensión de validez de las normas jurídicas en la conciencia de la generalidad, o buiebn reforzar las costumbres sociales y la fidelidad al derecho o como afirmación de la conciencia social de la norma. Algunas objeciones a la teoría de la prevención general En cuanto al fundamento del "ius puniendi" - Esta formulación encierra el peligro de su intrínseca debilidad para fundamentar cuándo es legítimo que el Estado use la pena, deja sin resolver la pregunta siguiente; ¿frente a qué supuestos tiene el Estado la facultad de intimidar?. Ello explica su tendencia a favorecer el "terror penal" (como ocurrió en la baja Edad Media con la práctica de las ejecuciones ejemplares) - Tampoco aporta datos acerca de ¿cuáles son los comportamientos esperados y cuáles los indeseables?. En cuanto al límite del "ius puniendi" - Podría terminar en una tendencia al terror estatal porque podría conducir a un Derecho Penal más ocupado por su propia eficacia que por servir a todos los ciudadanos. - No es posible determinar cual es el énfasis punitivo que es necesario aplicar al delincuente para lograr el efecto intimidatorio en el resto del tejido social. Indemostrabilidad de la coacción sicológica - Las suposiciones sobre el efecto intimidatorio de las penas ejemplares sólo pueden pretender el status de una cuestión de fe. - Es muy difícil verificar cual es el efecto preventivo general de la pena. La idea de que la intensidad de la amenaza es proporcional al efecto preventivo resulta, al menos, dudosa. Utilización del delincuente para amedrentar a otros hombres. - El interés público en la evitación de delitos no basta para justificar, respecto del afectado, lo que la pena a él le ocasiona: la garantia de la dignidad humana prohibe utilizar al hombre como medio para los fines de otros hombres. - Es impugnable en sí mismo un criterio que utiliza al hombre de esa forma ya que no se lo castiga por su acción sino por comportamientos que se supone que otros hombres pueden realizar, asumiendo sentido la objeción kantiana a que lo seres humanos sean manejados como instrumentos para prevenir las intenciones de otros. Las impugnaciones a la teoría de la prevención general tampoco han provocado que el Derecho penal haya podido despojarse totalmente de este punto de vista. Es importante señalar que fueron precisamente ópticas de prevención general las que dieron lugar a uno de los más modernos intentos por fundamentar el sistema penal: partiendo de la concepción de Luhmann de que el Derecho es instrumento de estabilización social, se ha explicado la denominada "prevención general positiva". 4. Teorías mixtas o de la unión: La polémica entre teorías absolutas y relativas de la pena evidencia que existe más de un fin de la pena ya que ninguna de las mencionadas concepciones agota el fundamento para su explicación. De allí se derivan teorías de la unión que procuran articular una síntesis entre las doctrinas en pugna. Parten del supuesto realista de que no es posible adoptar una fundamentacion desde las formar puras pecedentemente señaladas porque ellas ofrecen varios flancos a la crítica. Surgen así teorías pluridimensionales de la pena que suponen una combinación de fines preventivos y retributivos e intentan configurar un sistema que recoja los efectos más positivos d cada una de las concepciones puras hasta aquí analizadas. Los intentos para presentar una fundamentación coherente de la pena, que contemple al mismo tiempo las teorías absolutas y las relativas, son variados. Además, éstas "teorías de la unión" son dominantes en el Derecho penal contemporáneo. Algunos autores señalan que su existencia pone en evidencia una crisis cuya manifestación más evidente es la ausencia de respuestas doctrinarias y legislativas armónicas para

justificar el "ius puniendi" estatal, "con todas las consecuencias de inseguridad que de allí se derivan". Comúnmente las teorías mixtas le asignan al Derecho Penal la función de protección a la sociedad, sin embargo, tal función no reviste iguales características en todas las teorías. Pueden reconocerse dos grupos de fundamentaciones: a. Aquellas que postulan que la protección de la sociedad ha de basarse en la retribución justa y que los fines de la prevención sólo juegan un papel complementario dentro del marco de la retribución. b. Las que sostienen que fundamento de la pena es la defensa de la sociedad, y a la retribución corresponde únicamente la función de límite máximo de las exigencias de la prevención, impidiendo que conduzcan a una pena superior a la merecida por el hecho cometido. En ambos casos, la protección de la sociedad es entendida en el sentido de protección de bienes jurídicos y las conminaciones penales se justifican sólo, y siempre, por la necesidad de protección de bienes jurídicos. En algunos exponentes de éstas teorías mixtas, la prevención general se presenta como la forma concreta de protección de bienes jurídicos en virtud de que el fin de protección de bienes jurídicos, por sí solo, no legitima la pena..Se sostiene que el criterio unificador se concreta en la afirmación de que cada concepción tiene influencia diversa según el momento en que se la considere. De modo que el criterio preventivo general es el que más gravita a nivel legislativo, es decir cuando se sanciona la norma que prevé sanción para todo aquel que realice determinado comportamiento. Los puntos de vista retributivo pasarían a primer plano durante el proceso y especialmente en la individualización judicial de la pena, ya que al sentencia debe establecerse considerando preferentemente la gravedad del hecho cometido y la culpabilidad del autor. Pasarían a segundo plano consideraciones preventivas especiales vinculadas a la personalidad del autor u al pronóstico de reincidencia, limitándose la influencia de la prevención general a una función residual, relacionada con evitar la imposición de una pena tan reducida que suponga efectos contraproducentes para el control social. La teoría de más incidencia durante la ejecución sería la prevención especial en su versión moderna, debido a que el sistema penitenciario debe orientarse al logro de la readaptación social del condenado. En resumen: la teoría de la pena aquí sostenida puede ser resumida de la siguiente manera; la pena sirve a finalidades de prevención especial y general. Es limitada en su monto mediante la medida de la culpabilidad, pero puede no alcanzar esta medida, en tanto esto sea necesario para las necesidades de prevención especial y no se opongan a ello requisitos mínimos de prevención general.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful