You are on page 1of 20
natal til wtlepends Aut fa trltied oF H C220 eA. hemlyis Feo . 4. ae: secmtemenst a 2 oppmanaeie en cermin ee See penn CULTURA DE MASAS Y «NIVELES» DE CULTURA “Pero cuando se trata de la escritura: «Esta clencia ob rey, dijo Theut, hara a os egipcios mas sabios y mas aptos para recordar, porque este hallazgo es semedio ‘tii a la memoria y a la doctrinas. Y dijo el rey: «Oh ar- tificiosisimo Thout, unos son aptos para generar ias atlas, olfos para juzgar qué ventajas 0 que dajios se Gerivardn para quienes se sirvan de elias. Y ahora to, como padre de las letras, en tu beneyolencia hacia ellas has afirmado jo contrario de lo que pueden. Las letras al dispensar del ejercicio de fa memcria, seran causa de olvido en el animo de quienes las hayan aprendido, como aquellos qua confiando én ta escritura, recorda- ran por astos signos exiomos, no por ellos misinas, por suyo interior...” Foy, naturalinente, nd podemos estar de acuerdo con el rey Thamus. Sino por otra cosa, porque, a va~ rias decenas de siglos de distancia, ei rapido creci- mento dol repettorio de “cosas” a saber y & recordar, ha hecno muy dudosa {a ulilidad de la memoria como unico instrumento de sabidurla. Y por otra parte ol co- mentario de Sécrales al relato del mito de Thoul (Ww estas dispuesto a creer que ellos [los escritos} hablan como seres pensantes; pero si, deseoso cle aprender, les formulas alguna pregunta, no responien mas que una gola cova, slompro la misma") ha sido eupurade por el distinto concepto que la cullura vccidental hha 39. I oa Bice areas elaborade it ray de j sia bro, da ta oscrtura y de sus capacidades media, y también de los fenomenos que han hecho po- tomar cuerpo una forma cance as 2g Sb advanimento colar mass medi) no oust ya, 7 le ri : de quien fruye de ella de maces z Es evidente, por el contrario, que deberemos discur siempre varios y cada vex mas tos tr los aistintos problemas partiondo del supuesto, hise El patrato de Fecio que acabamos de cilat, nos re- GF Sirvhianto ae sora Indusial 9 shasctee a ee cuerda ademas que toda _modilicacion de los instres ywereoe adveniniento de ta era industrial y el acceso al contrl nls culuales eta ita de-los-insive io) 9 Goin vide social de la clases subatornas seh oslo resenla como una protinds pussies wees £2 wa! Hlecido en la historia. conlemporanes uns ‘ivilzacion Selo cultural” precedente: y-ho-MaRMeste er sees, <¢ X — de mass media, de la cual se disculiran los sistemas de i 2 Gonsidera que ios mises eee aeance valores y respecto a la cual se elaboraran nuevos mo- | Sino se considera que 10S nuevos Instr : Tada Bh a eae agee Ok mivos trent ope: dolos elicopedagogicos (2). Todo esto no excluye el iad aoe juicio severo, ta condena, la postura rigurosa: pero ejet- modificada, ya sea por las Gat ‘ “ieegaaas gue han provacado citados respecto al nuevo modelo humano, no en nos- {algica referencia al antiguo. Dicho de olfo modo, s¢ abaricion de aquellos Insifumen 19s propios instumenios. El invento de la escritura, 1e- consivaido a pide_Jos hombres de cultura una poslura de investiga aide ta imprest Patemco, es un ojemplr tiie tatu alt donde fatlosinanie se wists el dota i OS instrumentos audiovisua: postuia més [acl donde, frente al prefigurarse de un Valorat fa tuncién de ta imprenta condicionandola Te ae ee las medidas de un modelo de hom! confings, la forma, las tendencias de desarrollo, se pre- 1 lopiai Ta posture ce Hutto Namazring ae Ta wie va transicion. Yes Tgico que un Rulilio Namaziano no aifiesgué NEdR: tiene siempre derecho a nuestro con- movido respecto y logra pasar a la historia sin compro- meterse con el futuro, La cultura de masas bajo acusacion Las actas de acusacién contra la cultura de masas, ‘cuando son tormuladas y sostenidas por escritores agu dos y alentos, tienen su tuncién dialéctica en una dis- Cusiéfi sobre el tenomeno. Los pamphlets contra la . cultura de masas deberan ser leidos y estudiados como (2) ease of ensayo de DANIEL BELL, Les formes de (expe ‘wonee cultarete, en "Communications", num, 2 el ensayo se publ cara en. al libro ‘The Evolution of American Thought, » coigo. do ALM. Schlesinger ur, y Morton White). Véaze ademas CAMILLO PELLIZZ|, Quaiche idea sulla cultura, en Culura e soltcullure, 40 4 BeCUNE NS 8 EeniRe/ Un INVESTICnC BDUIL Bly Pitaaerectaee tema amaem gece tehiendo en cuenta, no obstante, con frecuencia se tundan. En el fondo, 'a primera toma de posici - we Bondo! le posicisn ante al pro: ‘entermedad fistérica” y"de una de aus Tormas mAs nlosas, él, parlodisivio, Mas~aun, E ian_exisila- ya én gevimen’la tontacién presente on toda poles s0bTe vate. asunte la deseoninae ees gualitarismo, ol ascenso demdcratico de Tas multitudes, el = ‘onamlento” oho por Tos devIsS-y-para Tos Ge: bile el univels6 consiruida-no-& ede del Sapo jombre Sino a Ta dal Roi hombre Sond az ai Somntig Idénlica rate anima fapeldime fide teas y Gassot, no carece cierlamen- je de todo acto de into- lerunéia hacia la_cultura da masas una ralz arie(oora- {ica, un desprecto que sdlo aparentemento se dirige a1T culfura de masas, pero _que-an_reali 2 masa. Un dasprecio que sélo-aparentementa dlatine ‘oUB como grupo gregarioyy comunidaa-ae (individuos_autorcesponsableg, sustraldos-s Ta asi clany-a la apsoreidn Gegale:surqae Sear siempre Ig nostalgia por una época en qua los valores Sullucsies.acan-un_prviléaio- de. Cases 1as.a.dispos 3s_indiscrimmadamente (3) Pero no. todgs fos Sees a oribirse , 10s equivocos en que masas pueden adser ea est ups. Dejando” parle: ‘Adorno, cuya pastuia es damnase aie pee ane damasiado notoria para que bra el. En ol prosene ensaya examinaremos en Diora de in ullura do macss dosda el punto do wists uo i ries Gn da los alors eslacoe, Per Ts tonto, nes raibaae hey aepocies soctolégicos dol problema y Ia bibtograls oe s8loevando ello parezca indizpeneable. El lector puede ence Ample tearm Go tipo Blog lca. en pudleastnes ams ss cullure, a cargo do. Bernard. Rosenberg. ¥. David Manni ‘White, Giencoe, 1980. eee * (9)_Sobre of carcter ctasista a mmo UGO SPIRITO, Cortera per pooh! 2 sctocutur, obi lg poldmica véese asim ura por tel, am Cull 42 ‘con sui Identilicacton deta ® WU) sadieis amoricanoo quo spstenen una Tete po- {ote SONTETOE cremeMlos de. masillescion exisientas Sr Serpe aoclal We. eu Pale. St cMeH os TOUTE: tlemente-progresista en sds Tntenclones, y Ta descon: fgg sella G8 maa esto hcl unartorm y-poder_inielectual capaz dé conducir 4 Tos Tudadanos 2 un estado de aUlsciOr GreguTa-TereRS, Bait para Sualquine aventura autadtars: Eenipio Mpics es (wight ilecborelf que en los ahas tents adopta ( jonas trotskistas, y por tanto pacilistas y anarqui- (pet Sy erica tenrBbenta, quias A punta is eeu prado aicanzado en e! ambito de esta polémica, y como: tas cll MacDonald oatle de 1a distincién, hoy ya canonica, iveies inielectuales, high, middle y lowbrow (distincidn que nos lleva a Ta de highbrow y lowbrow, propuesta por Van Wyck Brooks en America's Coming ergo) Gambia ie deveminactonflevad por un nent polémico 1 enlo contra al un arte de élife y de una cultura de masas, que no es Tal Gu For eo Sto Nama Tass cutlare sino mas cult, de una_cultura media, pequeno burguesay que llama midéult, Es obvio" due son massculftlos comics, la musica gastronomica fipo rock's roll @ Tos peores Tele- films, mientras el_mudculesta Tepresenitado por ‘ue_parecen posser {odos los requisilos de una cultura pugsiaal.dla y que, por ef conirario, no-canstituyen en realidad mas que una parodia, uaa depaupeiacion, ura talsificacion puesta qi-servicio de fines comerciales. Al- Quads Ge TBs paginbe erIICES MESSODTUEEICES Moc. Donald estan dedicadas al andlisis de una novela como El viejo y el mar, de Hemingway, que considera produc- to tipico de miacult, con su lenguale intencionadamente arlificioso y tendente al firismo, su inclinacién a pre- santar parsonajas “universales" (pero de una universa- lidad ategorica y manierista). Y en igual plano coloca Our Town, de Wilder. Mower a3