You are on page 1of 64
CrIBERIA Eco “Taaraho dé Seon)0 ig Benngy” Pog. 9 ~j25 B lemer Ayorre PREFACIO Qu’on ne dise pas que je n'ai rien dit de nouveau: (a disposition des matiéres est now. velle (PASCAL, Pensées, 22 ed, Brunscnvieg) Este libro resume ocho afios de trabajo y nace de Jos despojos de otros cuatro libros anteriores: a) Appiint per wna semiologta delle comunicaziont viswve, Milén, Bompiami, 1967, edicin agotaca: ue esta obra se conserva en estas paginas el problema de una definicién det tcomsmo, pero formulada de auevo, después de haber lim tado la pretensi6n, que se ha revelado imposible, de reducir @ una convencionalidad completa 1a comunicacién ieénica: ') La struttura assente, Milén, Bompiani, 1968 |trad. esp, La esiructura qusente, Barcelona, Lumen, 1972}: de esta ‘obra queda poco aqui salvo 1a hipdtesis epistemolégica de Fondo. El modelo informacional quo en La estructura ausenie aparecia expuesto en A. 1 figura reproducido aqui, pero para extracr de él conclusiones més cautas. La seecién B ‘sobre 10s signos visuales esta compuesta por una exposicién ‘iy amplia que eambia eoteranicute su lcance. Fl eapitu. 10 A. 3 sobre el mensaje estético, reproducido en parte. ad- quiere, en el contexto de tna teoria de ta produecidn de signos, tun sentido diferente y se presenta como verificacién periférica de la exposicién tedrica central: ©) Le forme det contenuto, Milén, Bompiant, 1971: este libro recogia ya las partes reescritas del anterior para las traducciones extranjeras; aqui vamos a refenimos a muchos 9 a de sus ensyos y conservamos el esquetin general de Ia Jn foduccon: det iago ensayo “I perenrsdek ee ea, Feproducides michos elementos pero sees oe eae fometdo «una transformacon siden porter cy meet mientras que en aque! libro se intents Sa oe Ge que wars signostarbién pare dcogen nse mundo, 0 cosas y acomeciinton cae neiiea geet teoris 1s egos teri ae i procucaty yea Integra el problema ce os reterontes disse eae 4) segno, Milén, 1c, 1973 [aa , Mili, Tec, 1973 trad. esp Signo, Ber celona, Laver, 1976): a exponénaa de eile Porter oe ademas, aqui \ieas que no producen signos hablamos de operaciones semi aislados sino mensajes y textes, Por tanto, el presente iil ibro intenta reducir a categorias — més nigurosas todas mis in- ado para desaconsejarme tamaiia imprudenciae seer ualatier caso, este manual presenta una ventaja con Tespecto al modelo a que, entre bromas y veras, osaby rele Taare cnciseutiblemente mas aburrido. Las razones son itcas. Redacté por primera vez este libro * Luis Pancorbo me mun ag nea mE Sls como soles de exte problema ia 10 dlizectamento en inglés (0, at menos, en wr angles al que des pués fs paciencia de David Osmona-Smith devolvi6 cietta credibilidad) para que con et ttulo de A theory of Semioucs Jo publicara fa Indiana University Press. Mis carencis léxicas Y sintécticas, junto con et temor @ lanzarme a audacts est lsticas, hieeton que me stuviese a unos pocos términos téc- nics, eliminando asf los inénimos y procurande no intentat substtuciones metaforicas: e50 me abligé a decir slo to que queria decir (0 lo que et tema exigia) y no to que el lenguaye dice a veces por sf solo imponigndose al quo escribe. Es0 ex- plica el nivel, retoricamente "bajo". de 1a exposicidn y Ja se- quedad que de ello resuta Si tuviera que resumr a1 sentido de este Tratado en rela- cién con las demés obras mias, disfa que se presenta. como tna ertica parcial de mis nvestigaciones anteriores ea telacin con cinco aspectos: (i) distingue mejor Ios sistemas de signi fieacién de fos provesos ce comumicacién; (#) mtenta intio- divest dentro det marco semiético una teorla det referente ‘gue antes me habia creido obligado a suprimur por razones e pureza teorica; (il) retine 10s problemas tradicionales ta seméntica y ce la’ pragmatica en ua modelo tmeo que aspita a resoiverios, ambos, desde un solo punto de vista: {iv) critica et concepio de signo y et de tpologia de los siznos, (%) aborda e1 concepto ae tconismo mantenienco Ia ciitica & Ja afirmacién ingenua de que “Ios iconos son arbitrari, con vencionales y completamente analizables en rasgos pertinen tes", Espero que la substitucién de une tipologta de 1s signos por una tipologia de 10s modos de produccién de signos (aie considero tno de tos pilares de este trabajo) sirva para di- Solver 1a nocidn ‘comodin” de iconismo ea un conjunto de ‘operaciones més compiejas y relacionadas entre side dife- rentes formas. Pata llegar a ese resultado he decidido reconocer y eli near dos dominios (dalécticamente interdependientes) de una diseiplina semigtea: una TEORIA DE LOS CODIGOS y una TEORIA DE LA PRODUCCION DE SIGNOS. Sin en Dargo, de ese modo cl tratado adquiere, desde el puto de vista metoaoldgico, una estructura quiasmética En realidad, una teorfa de ios cédigos propone un nimero Timitado de categorias que pueden aplicarse & cualquier fun- u ‘nas macrosedpeas como lo textos @ Re acbaaee ne les. or es, tod ln operacion se Coles tap ke ns Gel principe de Occam por et que non suey mo ns ena precernecesstate En cambio, cuando pasamos a un teorla a sion de sgnos,entonces empresa cation, poe seen oe, Ge direcién: me na parecilo que muchas se fs etna enastenes nacen del intent haces eer Une tipologia simple Gada de 1s liferentcs upos de signos, en portage ee Silos 8 ta ticoloma de Peure de stable sone enn sostene, Soo faltabs amen, rincpio de Occam: a ve enhia sunt multipticanda propter necessitate, a sen oOM® colar este tata on eas con ls bros an Si Buber wvido nace dos sigos, 1 problema no se na Dale, Pero en ofro ugar he tenido ocasion de sostener que cl desarrollo de Ia austria editorial permite actuatinents Publicar las esquelis propuas en libros ‘provisionaies. Lo que no os disipacién, sino préctca dptima de control y. de heck Zo habria legado a tas conclusiones que expongo en saree Pépinas, sino hubicra podido aprovechar tantas secencioncs polemicas, observaciones de lectores de buena voltintad., Aal Un tratado no una cat una carta eonsuticonal,Stoplometes Pone et estado actual de ta disciplina, ae ‘Solo me queda pedir excusas al iector por haverio some- 2 tido a tantas manifestaciones de volubilidad, He sufrido por ello mas que é!, pero a él es a quien debo algin consejo re- pparador. Por tanto, quien'se enfente por primera vez con {os pro- blemas semidticos tiene dos alternativas: s1 desea unas nocio- res gonerales y ligéras sobre tales problemas, quizé pueda todavia teer con utilidad La estructura ausente sin lamentarse después en caso de que tope con esa faita de rigor de que ‘aqui hago penutencia puiblicamente; en cambio, st desea pro. ceder directamente a un estudio mguroso, lo mejor es que lea directamente este libro. Por 10 que respecta a los lectores que hayan tefdo 105 libros antentores, ellds son, en et fondo, los auténticos dest natarios de esta Obra, que vuelve a tratar temas ya conocidos, ppero intenta formularios de nuevo de acuerdo con lineas ar Quitecténieas més precisas. Como me parece sdspechoso dk promotion comercial aconsojaries que eompren este libro, no ‘me queda més remedio que aconsejaries que la lean en tna biblioteca: porque desde ahora slo aceptaré discusiones s0- bre Jos limites y las posibilidades de 1a semidtica a parur de estas pagnas, Milén, julio de 1974 PLS. En tos libros antenores ya he seflaiado una lista impresionante de deudas. Ha aumentado hasta tat punto, que tiene por fuerza que identificarse con ta bibliogratia. Quede constancia solamente de dos agradecimmientos particulares y sentidos: a Ugo Volli y a Paolo Fabbri, con quienes ne dis- lo tantas de estas paginas y de quienes ne recibido erticas © ideas de regato, 13