P. 1
catulo

catulo

5.0

|Views: 582|Likes:
Published by Soma Zoe

More info:

Published by: Soma Zoe on Oct 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/28/2013

pdf

text

original

CATULO

POEMAS

(Café Interlingua Volátil, 2002)

II Gorrión. ¡Ojalá pudiera yo. jugar contigo y aliviar las tristes cuitas de mi alma! 1 . capricho de mi niña. como ella.se le calmará su ardiente pasión. entonces -creo. tenerlo en su regazo. cuando al radiante objeto de mi desasosiego le agrada jugar a no sé qué cosa querida y solaz de su dolor. ofrecerle la punta de su dedo tan pronto se le acerca y moverle a agudos picotazos. con el que acostumbra ella jugar.

saltando alrededor unas veces por aquí. piaba sin parar a sola su dueña. capricho de mi niña. sino que. pues era dulce como la miel y la conocía tan bien como una niña a su madre.III ¡Llorad. 2 . ¡Malhaya a vosotras. y no se movía de su regazo. malvadas tinieblas del Orco. y que ahora va por un camino tenebroso hacia allí de donde dicen que no vuelve nadie. hinchaditos. enrojecen de llanto. por tu culpa. los ojitos de mi niña. ¡Oh desgracia! ¡Pobrecillo gorrión! Ahora. el gorrión. oh Venus y Cupidos y cuanto hay de hombres refinados! El gorrión de mi niña ha muerto. otras por allá. que devoráis todas las cosas bellas!: tan hermoso gorrión me habéis arrebatado. a quien ella más que a sus ojos quería.

3 . cuando hayamos hecho muchos miles. y amemos. valorémoslas en un solo as. luego sin parar otros mil. luego cien.V Vivamos. luego cien. habremos de dormir una noche eterna. luego. los revolveremos para no saberlos o para que nadie con mala intención pueda mirarnos de través. Dame mil besos. luego cien una vez más. luego otros mil. Los soles pueden morir y renacer: nosotros. y las habladurías de esos viejos tan rectos. cuando sepa que es tan grande el número de besos. en cuanto la efímera luz se apague. todas. Lesbia mía.

Lesbia. rica en laserpicio. me son bastante y de sobra. entre el oráculo del tempestuoso Júpiter y el sepulcro del antiguo Bato. los furtivos amores de los hombres. O cuantas estrellas contemplan.VII Me preguntas cuántos besos tuyos. Cuan gran número de arena libia se extiende por Cirene. cuando calla la noche. 4 . que ni podrían contar los curiosos ni embrujar con su mala lengua. Tantísimos besos le son bastante y de sobra besarte al loco de Catulo.

Pero tú te lamentarás cuando nadie te haga ruegos. resuelto. ni vivas desdichado. manténte firme. Y allí tenían lugar entonces aquellos múltiples juegos que tú querías y tu niña no dejaba de querer. niña! Ya Catulo está firme. querida por mí cuanto no lo será ninguna. sino resiste con tenaz empeño. 5 . ay de ti! ¿Qué vida te espera? ¿Quién se te acercará ahora? ¿A quién le parecerás bella? ¿A quién querrás ahora? ¿De quién se dirá que eres? ¿A quién besarás? ¿A qu ién morderás los labios? Pero tú. ¡que dejes de hacer tonterías y lo que ves que se ha destruido lo consideres perdido! Brillaron un día para ti radiantes los soles. tampoco quieras. para ti radiantes los soles. ¡Adiós. como nada puedes hacer. y a la que huye no la persigas. manténte firme. Ahora ya ella no quiere: tú. Brillaron.VIII Desdichado Catulo. es verdad. cuando acudías una y otra vez a donde tu niña te llevaba. Catulo. y no te buscará ni te hará ruegos en contra de tu voluntad. ¡Criminal.

sino rompiéndoles a todos las entrañas cara a cara. que por su culpa sucumbió como la flor del prado más recóndito tras haberla herido el arado al pasar. o bien encamine sus pasos más allá de los elevados Alpes. cualquiera que sea la voluntad de los dioses. armados de flechas.XI Furio y Aurelio. para visitar los testimonios del gran César. el mar que causa horror y los más alejados britanos. compañeros de Catulo. Puesto que estáis preparados a visitar todos esos lugares juntamente conmigo. bien llegue hasta los confines de la India. el Rin de la Galia. donde la ola del mar de Oriente de gran bramido golpea la costa. bien hasta los hircanos o los muelles árabes o los sagas o los partos. los trescientos a los que tiene abrazados a la vez sin amar de verdad a ninguno. 6 . o hasta las llanuras que tiñe el Nilo de siete brazos. que no vuelva como antes sus ojos a mi amor. comunicadle a mi niña estas pocas palabras no agradables: viva y disfrute con sus adúlteros.

XIII Cenarás bien. como te digo. Fabulo. Si. rogarás a los dioses. pues la despensa de tu Catulo está llena de arañas. si traes contigo una cena buena y abundante. Eso sí: en respuesta. que te hagan todo entero nariz. guapo mío. cenarás bien. y no faltan una deslumbrante muchacha y vino y sal y toda clase de carcajadas. en mi casa dentro de pocos días (si los dioses te son propicios). 7 . mi querido Fabulo. recibirás puro cariño o algo más delicado y elegante: pues te daré un perfume que regalaron a mi niña las Venus y los Cupidos y que. en cuanto lo huelas. te traes eso.

al contrario: bien y enhorabuena. simpático: pues. Pues. sin duda para que de inmediato pereciera en las Saturnales. en cuanto amanezca. ¡Grandes dioses!. ese novedoso repertorio te lo obsequia el maestro Sila. el más maravilloso de los días! Pero no. escoria del siglo. no me parece mal. por ese regalo te odiaría con el odio dirigido contra Vatinio. 8 . vosotros id con bien de aquí. mi muy encantador Calvo. haré una recopilación de todos los venenos y te recompensaré con estos castigos.XIV Si no te quisiera más que a mis ojos. según sospecho. correré a las estanterías de los libreros. a los Aquinos. cogeré a los Cesios. a Sufeno. Entretanto. marchaos al sitio de donde salisteis con mal pie. pésimos poetas. ¿qué he hecho yo o qué he dicho para que me agobies con tantos poetastros? ¡Que los dioses concedan muchas desgracias al protegido ese tuyo que te envió tan gran cantidad de abominaciones! Y si. ¡horrible y maldito librito ese que tú enviaste a tu querido Catulo. porque no se echan del todo a perder tus esfuerzos. esto no quedará así.

y a ti no se te vaya a antojar salir. procura una cosa: que nadie eche la falleba de la puerta. boca arriba. invítame a ir a tu casa a echar la siesta. Pero. invítame en seguida: pues recién comido estoy echado y satisfecho. agujereo la túnica y el manto. 9 . mi capricho.XXXII Por favor. quédate en casa y prepara para nosotros nueve polvos seguidos. si me invitas. Y. mi encanto. si piensas hacerlo. dulce Ipsitila mía.

sus parroquianos. 10 . y vosotros. ¿os creéis que vosotros solos tenéis polla. que a vosotros solos os está permitido joderos a todas las mozas que haya y considerar a los otros unos cabrones? ¿O es que. sois todos unos miserables chulos de callejón. a la que yo quiero tanto como nadie querrá a ninguna. desde luego (¡qué vergüenza!). pero. creéis que no voy a atreverme a llenaros la boca de una vez a los doscientos espectadores? Pues creedlo: porque inscribiré la fachada de toda vuestra taberna con pichas. hijo de la conejera Celtiberia. se sienta ahí. por la que me he peleado grandes guerras. que ha huido de mis brazos. único entre los barbudos. Todos la amáis. porque estáis sentados uno detrás de otro como idiotas cien o doscientos. Egnacio. tan honrados y dichosos. y tú por encima de todos.XXXVII Picante taberna. Pues mi niña. a quien hace guapo una espesa barba y una dentadura refregada con meado ibérico. la de la novena columna tras los hermanos del píleo.

cosa risible. y cachonda y digna de tus oídos y de tus carcajadas! Ríe.LVI ¡Ay. tanto como quieres a Catulo: la cosa es risible y muy cachonda. con perdón de Dione. Catón. Hace poco pillé a un chaval que se estaba tirando a una chica: a él yo. 11 . le aticé de un golpe con la mía tiesa. Catón.

LVIII Celio. la Lesbia aquella. a ella sola. nuestra Lesbia. Catulo ha querido más que a sí mismo y a todos los suyos. aquella Lesbia a la que. 12 . ahora en las encrucijadas y en las callejas se la pela a los descendientes del magnánimo Remo.

Te hace daño cierta mala habladuría. ni aunque la seduzcas con el regalo de un vestido especial o con el capricho de una piedra preciosa. Rufo.LXIX No te extrañes. y no es extraño: pues es un animal muy malo. según la cual dicen que un feroz macho cabrío habita bajo el valle de tus sobacos. y con él una chica guapa no se acostará. de que ninguna mujer quiera tenerte sobre sus delicados muslos. A ése lo temen todas. o matas esa peste cruel para la nariz. o deja de extrañarte de que huyan. Por eso. 13 .

Todo ello pereció. que quiera ser pudorosa: yo sólo deseo estar bien y abandonar esta horrible enfermedad. dejas de ser desgraciado? Difícil es dejar de repente un largo amor. Difícil es.LXXVI Si algún placer tiene el hombre al recordar sus buenas acciones del pasado. Catulo. muchas alegrías permanecen preparadas para ti a lo largo de tu vida. o. hazlo. por este amor desagradecido. lo que no es posible. que ella a su vez me quiera. volved los ojos a este desdichado que soy. expulsó de todo mi corazón las alegrías. ya que tienes a los dioses contra ti. ésa debe ser tu victoria. Por eso. 14 . eso tú lo has dicho y lo has hecho. confiado a un corazón desagradecido. ya en el momento preciso de su muerte. si es propio de vosotros sentir compasión. pero consíguelo como sea: ésa es tu única salvación. Pues todo lo que los hombres pueden decir o hacer en favor de alguien. cuando piensa que él es íntegro. concedédmelo por mi amor a vosotros. ni en ningún pacto ha hecho mal uso de la divinidad de los dioses para engañar a los hombres. ¿por qué vas a crucificarte ya más? ¿Por qué no te consolidas en tu espíritu y te alejas de una vez de ahí y. ¡Dioses!. o si a alguno alguna vez en el instante último. si he pasado mi vida honradamente. que no ha violado la sagrada lealtad. Ya no deseo eso. y. arrancadme esta peste y esta perdición: ¡ay!. puedas o no puedas. le prestasteis ayuda. penetrándome hasta lo más profundo de mis entrañas como un letargo. ¡Dioses!.

Por qué hago eso acaso preguntas.LXXXV Odio y amo. pero siento que ocurre y me atormento. No sé. 15 .

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->