You are on page 1of 16

¨GIS para estudios de Pobreza Urbana¨

Autores: Arq. Rosario Giusti de Pérez y Arq. Ramón Pérez, Venezuela.

Abstract Este trabajo describe la utilización de herramientas GIS en el desarrollo de soluciones sustentables para mejorar la calidad de vida en barrios urbanos. La experiencia de siete años de trabajo en mejoramiento de barrios en Venezuela ha demostrado que elevar la calidad de vida en áreas urbanas pobres requiere de una comprensión integral y detallada del funcionamiento y organización del asentamiento. Típicamente la primera idea que surge al enfrentar el problema de mejoramiento de barrios es remover lo construido totalmente o en gran parte y reubicar la población, sin embargo en la práctica no existen fondos para acometer esa tarea y más importante aún los residentes de las áreas son reacios a la reubicación. Qué mejorar y cuanto mejorar? Qué es factible y que no es? La respuesta a estas interrogantes se obtuvo como resultado de proyectos desarrollados para el Barrio de Petare en el cual el uso de las herramientas GIS fue clave para obtener dichas respuestas. En Petare, un barrio de muy alta densidad localizado en la periferia de la ciudad de Caracas, Venezuela, una evaluación combinada de las características ambientales del sitio, las condiciones de lo construido y la trama de las relaciones sociales proporcionaron el enmarcado para proponer los cambios espaciales que se plasmaron en el plan de mejoramiento urbano. Introducción. Entender la complejidad de los barrios de alta densidad resulta una tarea extremadamente difícil. En un análisis de sitio tradicional, los valores sociales escondidos dentro de la forma construida pueden ser pasados por alto requiriéndose en consecuencia incorporar herramientas que permitan manejar la complejidad y comprender como funciona lo construido. En las áreas urbanas pobres los vínculos sociales son el apoyo para la supervivencia diaria, ya que pedir prestado un poco de azúcar al vecino o solicitarle se cuide a los niños mientras se busca el sustento, es algo habitual. La sustentabilidad de una solución de mejoramiento de barrios depende de la evaluación de la forma construida como un contenedor de valores sociales. El uso de herramientas GIS para realizar la evaluación resultó un éxito.

Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

El caso del barrio de Petare que se presenta en este trabajo formó parte de un programa del Banco Mundial de Desarrollo dirigido a el mejoramiento y rehabilitación en la ciudad de Caracas. A su vez CONAVI (Consejo Nacional de la Vivienda) promocionó los programas de rehabilitación de barrios durante un período de aproximadamente seis años. 1.- Los cambios físico-espaciales y las limitaciones ambientales. El análisis de sitio es usualmente el primer paso para desarrollar un plan de ordenación y el caso de los barrios no es diferente, sin embargo su complejidad física y social requiere de una comprensión integral de las condiciones del sitio que permitan establecer las reglas de ocupación y determinar sí lo construido se adapta a esas reglas o condiciones. Las limitaciones ambientales constituyen las principales barreras para el desarrollo urbano, sin embargo en zonas de barrios, estas barreras no pueden manejarse como en la ciudad formal donde existen regulaciones que guían la ocupación permitiendo o restringiendo su uso. En los barrios, la imperiosa necesidad de tierra dirige la ocupación, existan o no restricciones ambientales en el sitio (Gráfico 1).

Gráfico 1: Barrio típico de ladera de montaña.

Las oficinas gubernamentales de planificación generalmente desprovistas de políticas alternativas para manejar las zonas de ocupación ilegal, terminan declarando las zonas no aptas para la ocupación. Aún cuando establecer reglas o directrices de ocupación cuando existen limitaciones ambientales pueda parecer extraño, mejorar la calidad de vida en los barrios que ocupan dichas zonas requiere de respuestas diferentes al desalojo. Cuando la reubicación no es una opción, las directrices generales pueden ayudar a mejorar las condiciones de vida de los asentamientos ilegales.
Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

2.- Análisis de Sitio. En zonas de barrios un GIS puede ayudar a superar la ausencia de información del sitio usualmente disponible en los países desarrollados. Un GIS permite localizar y describir el comportamiento del sitio a través de una simple sobreposición e interrelación de los diferentes mapas temáticos. Par solventar la ausencia de información, los planificadores de países en vías de desarrollo utilizan métodos indirectos de análisis de sitio. Generalmente las fuentes de información tienen diferentes procedencias, formatos, escalas, resolución y precisión. La sobreposición requiere la estandarización, reescalado y ajustes que permitan el reconocimiento de los bordes y límites comunes. 2.1.- Uso de GIS para la evaluación ambiental. En zonas de barrios la evaluación ambiental debe identificar los aspectos claves que afectan la salud de la comunidad, la estabilidad del terreno, los riesgos de inundación y otros aspectos relevantes para el bienestar de los residentes. La casi constante ausencia de espacio público, la excesiva densidad de población, el elevado índice de criminalidad y otras limitaciones ambientales y sociales, requieren de una revisión especial y exhaustiva. 3.- Análisis de lo construido. En zonas de barrios de alta densidad, localizados en terrenos de topografía accidentada, la complejidad de la forma urbana y de la trama de las relaciones sociales requiere analizar y entender lo construido por iniciativas vernáculas. La lectura adecuada de la morfología permite identificar los vínculos sociales asociados y dependientes de la ocupación urbana. Para ello es necesario analizar el tejido residencial dentro del cual existe en general una ausencia de otro tipo de actividad. El predominio de la actividad residencial es la condición que produce la homogeneidad de la forma urbana y la apariencia de uniformidad que hace la orientación difícil para los extraños (Grafico 2).

Grafico 2: Desarrollo urbano compacto y homogéneo. Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

3.1.- Evaluación de lo construido. El análisis de sitio en los barrios debe hacer énfasis en lo construido, de manera tal que se pueda establecer la capacidad que posee la forma urbana de cambiar sin afectar la trama de las relaciones sociales y el sistema de referencias que poseen los habitantes. Establecer los límites de cambio es un aspecto fundamental del análisis de sitio ya que estos definen el cambio máximo permisible sin afectar la esencia física y social del desarrollo. Establecer los límites requiere de información espacial (física) y no espacial (social). La trama, física la conforman todos los elementos construidos principalmente viviendas, escaleras peatonales y alguna que otra edificación de uso no residencial o algún pequeño espacio público. La trama social la conforman los lazos de amistad que existen entre los residentes principalmente vecinos contiguos. En general se observa una gran oposición de los habitantes de los barrios a separarse de esos vínculos de amistad tan preciados. En asentamientos densos y complejos solo a través de la participación de los residentes se pueden definir los límites de cada comunidad o grupo social. Los límites comunitarios constituyen la principal barrera para el cambio, en consecuencia la sustentabilidad de los planes de mejoramiento de barrios deben identificar y reforzar dichos límites. 4.- Cuales son los requisitos de una propuesta sustentable de mejoramiento de barrios? Una propuesta sustentable de mejoramiento de barrios requiere de planes dirigidos no solo a satisfacer necesidades vitales y organizar el caos, sino a considerar como necesidades básicas para obtener una comunidad saludable los valores sociales y estéticos de los residentes. Para garantizar una solución sustentable los valores y agenda de los residentes deben incorporarse en el proceso de planificación y desarrollo de políticas. Los equipos de planificadores deben apreciar y evaluar el conocimiento y percepción de los residentes para desarrollar una propuesta sustentable. Cuál es la frontera para mejorar la calidad de vida de manera sustentable? Esta es una interrogante que frecuentemente enfrenta el planificador urbano. La frontera aun cuando es ambigua es una condición dentro de la cual se cambia pero manteniendo las directrices principales del orden subyacente del desarrollo. En consecuencia, garantizar la sustentabilidad de las acciones de mejoramiento urbano requiere de un análisis de sitio que proporciones una comprensión integral de lo construido. El proceso de cambio tiene dos objetivos generalmente contradictorios: preservar la unidad social o grupos sociales y tratar de mantener al menos de manera general la forma construida.

5.- Un diseño urbano amigable.
Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

En general las propuestas de mejoramiento de barrios tienen como objetivo final mejorar la calidad de vida a través de una homologación relativa de las condiciones físicas entre los barrios y la ciudad formal. Satisfacer el objetivo de homologación generalmente produce impactos negativos en los asentamientos, disminuyendo la sustentabilidad de las intervenciones. Las diferencias entre las morfologías de la ciudad formal y la informal evidencian la imposibilidad de utilizar enfoques comunes para atacar ambos tipos de problemas. Insertar las propuestas de renovación dentro de un contexto de sustentabilidad, requiere de la identificación de la frontera de cambio de la ocupación urbana existente, a la vez que se ajusta el objetivo de equivalencia entre barrio y ciudad formal. Sí en el sentir popular se considera la política de expropiación injusta, las intervenciones urbanas deben afectar lo mínimo posible el orden de lo construido, evitando los desplazamientos de población. Las comunidades tienden a aceptar la expropiación sólo sí hay agresiones evidentes al ambiente y riesgo de vida de los residentes. Intervenciones mínimas requieren de mejoramientos puntuales y de construir dentro de lo construido. Cuando existe escasez de tierras para la dotación de servicios la mejor opción es insertar mejoras en donde aparezcan áreas vacantes y/o crecimiento en altura de las edificaciones que tengan capacidad para hacerlo. En el Gráfico 3 se muestran propuestas de insertar pequeñas intervenciones urbanas en un sector del barrio de Petare cuyas densidades promedio son de 500 habitantes por hectárea.

Gráfico 3: Inserción de pequeños equipamientos en el barrio de Petare, Caracas, Venezuela.

6.- Caso de estudio: Barrio de Petare Agricultura en Caracas Venezuela.
Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

El barrio de Petare Agricultura con una ocupación de 82 hectáreas está construido en los cerros que circundan la ciudad de Caracas. Desde lejos se aprecia como una masa compacta y homogénea, y al acercarse e ingresar al desarrollo se observa un sistema anárquico y discontinuo de circulaciones vehiculares y peatonales. Entender y captar el orden interior es casi imposible por la homogeneidad visual. Una vista 3D generada con ArcScene permite captar la complejidad de la forma urbana consecuencia principalmente por la ausencia de espacio público (Gráfico 4). Se seleccionó Petare como caso de estudio por su densidad y complejidad. Desarrollar un plan de mejoramiento para este tipo de asentamiento requiere probar y evaluar diferentes enfoques y técnicas de análisis. Petare está conformado por 16 barrios, cada uno dividido en sectores. El sector representa la unidad espacial social con la cual los residentes desarrollan un alto sentido de pertenencia y vínculos sociales estrechos.

Gráfico 4: Vista 3D de Petare, Agricultura.

Lo intrincado de la forma urbana y la manera en que edificaciones que se superponen unas con otras dentro de un mismo bloque pertenecen a sectores diferentes, da una idea de lo difícil que es generar un mapa con las subdivisiones sociales. En un fragmento de la fotografía aérea se sobrepuso un mapa de de las subdivisiones evidenciándose la independencia que existe entre el grupo físico construido y el grupo social (Gráfico 5).

Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

Gráfico 5: Divisiones Sociales.

Un esfuerzo conjunto entre el equipo técnico urbano y los residentes de la comunidad realizó un estudio exhaustivo cartográfico y de sitio para establecer los límites de los sectores. Se identificaron 93 sectores dentro de las 82 hectáreas del asentamiento. Los numerosos sectores, algunos de los cuales tienen menos de una hectárea de ocupación, ofrecen una idea de la fragmentación social de la comunidad. 6.1.- Análisis de Sitio. El análisis de sitio combinó la Teoría de Umbrales con técnicas GIS para desarrollar un grupo de mapas y modelos. Utilizando ArcGIS se desarrollaron una serie de mapas temáticos que posteriormente se manipularon y combinaron para obtener dos modelos básicos: un Modelo de Conservación y un Modelo de Urbanización. Un mapa temático que ofrece una imagen de la complejidad de la geografía del sitio es una combinación de los mapas de geomorfología y pendientes (Gráfico 6).

Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

Gráfico 6: Mapa de Geomorfología y Pendientes.

6.2.- Manejo de las limitaciones ambientales. Las limitaciones ambientales definen el enmarcado para el cambio, sin embargo existen barrios en los cuales las restricciones de ocupación son hasta del 80 %. Es posible remover a miles de habitantes y reubicarlos en otras áreas de la ciudad? Responder que sí es una fantasía. Corresponde al análisis de sitio identificar las áreas críticas en las cuales los riesgos ambientales son severos. Esas áreas y sólo esas deben protegerse de la ocupación urbana. El resto aun cuando corresponda a áreas sensibles, requerirá de intervenciones urbanas especiales para paliar los efectos dañinos. Una combinación del Modelo de Conservación con una sobreposición transparente de las pendientes permite determinar las áreas con mayor riesgo de deslizamientos de tierra. En esos casos se dio especial atención a dichas áreas y se propusieron controles de desarrollo especiales. La recomendación de evitar el crecimiento en altura de las edificaciones existentes fue la única que la comunidad aceptó (Gráfico 7).

Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

Gráfico 7: Riesgos de deslizamiento de tierras,

6.3.- Propuesta de Diseño Urbano. Encuestas realizadas en la comunidad arrojaron como resultado que para los residentes el problema principal es la accesibilidad. El acceso vial es muy limitado y los habitantes del barrio se ven forzados a subir y bajar a diario escaleras que en algunos casos significan ascender un equivalente de hasta 40 pisos. Para solventar el problema se analizaron dos escenarios de desarrollo que permitieran acceder vehicularmente hacia el interior del asentamiento: un eje continúo de recorrido norte sur y una sucesión de penetraciones interiores desde las vías periféricas del barrio. Al analizar el impacto de cada alternativa sobre la comunidad se evidenció que el eje norte sur no sólo atravesaba áreas clasificadas de alto riesgo sino que requería de la remoción de aproximadamente 500 viviendas (Gráfico 8). La sucesión de de vías de penetración interior minimiza el recorrido vial reduciendo directamente el impacto sobre lo construido. Esta solución sin embargo carece de continuidad y obliga a introducir una serie de retornos o cul de sacs. El equipo de diseño urbano optó por reforzar el actual patrón ramificado de penetraciones basado en pequeñas intervenciones y minimizar así el impacto físico y social (Gráfico 9). Las extensiones de vías y los retornos generaron algunos espacios residuales que se utilizaron para insertar pequeños equipamientos comunales.
Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

Gráfico 8: Propuesta de un eje continúo Norte-Sur.

Gráfico 9: Propuesta vial basada en una sucesión de vías interiores de penetración.

El equipo técnico y un grupo de miembros de la comunidad en conjunto, definieron las directrices del plan de mejoramiento. La propuesta se sometió a consideración de una asamblea pública para su discusión y aprobación. La comunidad tuvo así la oportunidad de expresar que era para ellos lo más importante dentro del plan. Sus deseos fueron incluidos dentro de la propuesta. Un ejemplo del aporte de la comunidad fue el deseo de preservar y
Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

renovar algunas edificaciones para ellos importantes versus el deseo de las municipalidades de sustituir las por nuevos edificios (Gráfico 10).

Gráfico 10: Renovación y ampliación de una escuela ubicada dentro del barrio.

7.- Los Mapas de Pobreza: un instrumento para la planificación del mejoramiento de barrios. Uno de los aspectos típicos de los proyectos de planificación urbana es priorizar las áreas en las cuales se desarrollarán las mejoras. La planificación tradicional para establecer las prioridades se apoya en un diagnóstico de las condiciones físicas del asentamiento. Ese enfoque permite definir las necesidades de infraestructura, la localización de áreas residenciales que deben ser renovadas, las necesidades de mejoras viales, etc, y cada una de estas tareas se taca generalmente de manera separada. La elaboración de mapas de pobreza y su medición se está convirtiendo en una forma de establecer prioridades y asignar recursos, sin embargo por su complejidad, la mayoría de los estudios de pobreza atacan sólo aspectos particulares de la pobreza urbana. Actualmente la pobreza urbana tiene que visualizarse como un problema integral en el cual además de ponderarse aspectos socioeconómicos o no espaciales se miden y evalúan los aspectos espaciales.
Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

Una selección apropiada de indicadores espaciales de la pobreza urbana garantiza la sustentabilidad de las propuestas de mejoramiento. Por su expresión física los indicadores espaciales pueden ser visualizados y comprendidos por cualquiera. 7.1.- Manifestaciones de la pobreza espacial. Entre las múltiples manifestaciones de la pobreza espacial algunas son más significativas que otras dependiendo del tipo de asentamiento, sin embargo algunos componentes comunes a todos los casos son los siguientes: → → → → Escasez y deterioro del espacio público. Condiciones precarias del ámbito construido. Circulación interna difícil y en condiciones adversas. Falta de acceso al transporte público y a los servicios urbanos localizados en la ciudad formal. → Falta de acceso a las redes de infraestructuras urbanas. 8. Mapas de Pobreza de Petare. Para el barrio de Petare se desarrollaron una serie de mapas de pobreza que permitieron identificar y cuantificar el mayor problema que sufre el barrio: la dificultad de acceso al interior principalmente de las zonas altas. El conjunto de estos mapas permitió establecer un índice de pobreza referido a la accesibilidad en general. Este índice a su vez permitió desarrollar un mapa de calidad de vida del asentamiento en el cual se establecieron grados que varían desde una calidad muy pobre hasta una calidad aún cuando relativa, aceptable. 8.1.- La dificultad de las circulaciones peatonales internas. Petare posee pendientes muy fuertes que hacen los recorridos peatonales lentos y difíciles. Para definir el mapa de la dificultad para las circulaciones internas se intersectó el mapa de pendientes con el sistema peatonal y se clasificó la dificultad de los recorridos por tramos. Se midieron en velocidades esperadas las dificultades de circulación desde cada vivienda hacia los servicios localizados en la ciudad circundante (Gráfico 11). Para visualizar las rutas peatonales disponibles para los residentes se construyó una red de pasajes peatonales. Los barrios normalmente no tienen los recorridos peatonales pavimentados ni bien definidos, por lo cual digitalizar esta red por vías normales no es posible. Para definir la red peatonal se uso el siguiente procedimiento: → Se convirtió el mapa proporcionado por la oficina pública de planificación de formato CAD en un formato raster. Esto permitió visualizar las viviendas en Blanco y el espacio abierto en negro. Las líneas más anchas y más oscuras son tramos más difíciles. → Usando ArcScan se vectorizó el archivo raster binario para definir todos los pasajes peatonales posibles.

Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

Gráfico 11: Dificultad para las circulaciones peatonales internas en Petare.

8.2.- Accesibilidad a los servicios urbanos y el transporte público. Considerando los problemas de accesibilidad severa de Petare, se realizaron mediciones adicionales de pobreza. Se definió un índice de pobreza a través de un análisis combinado de la velocidad de circulación interna y el acceso a los servicios urbanos y el transporte público. Utilizando la extensión Network Analyst de ArcView se estimaron las distancias y tiempo desde cada vivienda a los servicios urbanos. Intersectando la información de las velocidades para caminar con las viviendas (Gráfico 12) se definió la dificultad para accesar los servicios urbanos desde cada una de las viviendas (Gráfico 13). En el gráfico 12 los símbolos más grandes identifican velocidades mayores lo que significa un grado mayor de accesibilidad para el peatón. 8.3.- La construcción de un índice de pobreza referido a la accesibilidad en general. Para construir un índice de pobreza se combinan los elementos que miden las múltiples variables afectadas por la accesibilidad. Para definir este índice se usó la información acerca de las dificultades de acceso, del sistema de circulaciones internas y del índice de accesibilidad de las viviendas (Gráfico 14).

Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

Gráfico 12: Índice de accesibilidad de las viviendas medido según la impedancia de los recorridos para los peatones.

Gráfico 13: Grados de dificultad de cada vivienda para acceder a la ciudad. Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

Gráfico 14: Índice de pobreza basado en la accesibilidad en general.

8.- Directrices para el desarrollo de planes de mejoramiento de barrios. Las siguientes recomendaciones son útiles cuando se enfrenta un problema de mejoramiento urbano en barrios de alta consolidación. → La participación de las comunidades en el proceso de planificación de las mejoras es fundamental para garantizar el éxito del plan. → La información gráfica es un medio fundamental para que los planificadores comuniquen planes y proyectos a la comunidad, sin embargo la comprensión total de los residentes y su participación depende de la contribución que hacen a través de su conocimiento de la localidad. → El uso de GIS promueve la contribución de la comunidad a través de un proceso interactivo que permite que los residentes agreguen información espacial relevante a la base de datos. Visualizar a través de mapas el efecto de su aporte en las intervenciones de mejoramiento propuestas, garantiza la aprobación y apoyo de las comunidades al plan. → Involucrar a los grupos comunitarios con el GIS aumenta su capacidad de generar y comunicar información valiosa escondida entre la complejidad física y social del desarrollo de los barrios pobres. → La planificación en barrios pobres es un éxito cuando los residentes participan y actúan directamente en la solución de sus problemas.

Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world

Autor: Arq. Rosario Giusti de Pérez. Msc. Architecture, Msc. City Planning. Organización: Grupo ESRI de Venezuela. Dirección: Centro Plaza, Torre C, Piso 19, Oficina 19B, Avenida Miranda, Los Palos Grandes, CARACAS Teléfonos: 58-212-2859394, 58-212-2851134. Fax: 58-212-2850714. E-mail: rosario@esriven.com, rosario_giusti@hotmail.com. Co-Autor: Arq. Ramón A. Pérez. Msc.Architecture, Msc. City Planning. Organización: Grupo ESRI de Venezuela. Dirección: Centro Plaza, Torre C, Piso 19, Oficina 19B, Avenida Miranda, Los Palos Grandes, CARACAS Teléfonos: 58-212-2859394, 58-212-2851134. Fax: 58-212-2850714. E-mail: ramon@esriven.com, ramon_perez@cantv.net

Analyzing Urban Poverty – GIS for the Developing world