Jorge Portilla

Jorge Portilla, nacido en la ciudad de México en el año de 1919 estudió Derecho en la Universidad Autónoma de México y más tarde Filosofía en la misma institución y en diversas universidades extranjeras. Su pensamiento se caracterizó por intentar conciliar el espíritu de un humanismo marxista con el pensamiento cristiano católico. Estuvo vinculado al grupo Hiparión, que durante la década de 1950 emprendió un examen de la realidad nacional mexicana, como primer paso necesario sobre el que fundamentar un auténtico pensamiento filosófico. Animó al grupo la voluntad de situar la filosofía en lo concreto, de esclarecer el entorno para, en ese proceso, comprenderse a uno mismo. De su obra destaca Fenomenología del relajo, compendio de 12 ensayos escritos entre 1948 y 1962 que fue publicado, de forma póstuma, en 1966. El ensayo que da título al libro es un estudio del nihilismo y de sus efectos corrosivos en la organización social. Jorge Portilla falleció en 1963 en la ciudad de México. Buscaban situar la filosofía en lo concreto, iluminar racionalmente la circunstancia histórica que nos toca vivir, esclarecer el mundo en torno, para comprendernos en él. Para ellos, la filosofía debía “salir a la calle” a mirar con sus propios ojos el mundo. Fueron influidos por filosofías del compromiso con lo concreto –el existencialismo en todos ellos, un humanismo marxista en algunos (como en el caso de Portilla) – intentaron aplicar sus categorías a la dilucidación racional de la circunstancia mexicana.Jorge Portilla es atraído hacia la historia social y cultural del país, sus expresiones espirituales, sus cotidianas formas de comportamiento y actitudes ante la vida. Al morir Portilla dejó notas, pensamientos sueltos que llenaron varios cuadernos. En su mayoría fragmentada, indescifrable por lo que no se les ha podido dar forma, por eso la fenomenología del relajo es una reunión de sus escritos más valiosos, aquellos a los que el autor logró dar forma de forma (perdón por la redundancia) mas elaborada.. Portilla da al clavo con su ensayo la fenomenología del relajo, ya que este fenómeno es uno de los pilares representativos del mexicano, sin embargo uno no debe pensar que aborda este tema con frivolidad por ser un tópico tan poco “serio”, Portilla lo toma con total control y lo encausa para que no sea tomado por gracia. Portilla pudo fotografiar al salvaje tigre supresor del formalismo y gracias a el podemos analizar su terrible simetría.

        9@ .

   -@ D  .

     .

  .