You are on page 1of 1

ORACIÓN POR LOS BLASFEMOS

…Esta oración es por mis hermanos enfermos con la peor de las enfermedades del espíritu: la ceguera del alma. Esta oración es por todos los blasfemos desde el primero hasta el último que, en la sucesión del tiempo, habitarán en esta tierra. Esta oración la dirijo a Ti, Señor Bendito, el mejor de todos los hijos, el mejor de todos los amantes, el mejor de todos los amigos. ¡Yo sé que los cielos se estremecen en sus cimientos, que la tierra toda tiembla de pavor, que el universo visible e invisible se cubre el rostro con sus manos, que se cierran automáticamente los oídos de todas las criaturas, cuando se levanta un grito de blasfemia! ¡Pobre hombre! ¡Pobre hijo hecho a Tu imagen y semejanza! ¡Pobre minúscula e insignificante hormiga que se atreve a escupir contra el cielo pretendiendo mancharlo! Caifás el sumo sacerdote judío, envuelto en ceguera espantosa, tuvo la osadía de llamarte: a Ti el hijo de Dios Bendito; a Ti la santidad infinita; a Ti la perfección suprema; a Ti la pureza esencial en quien no hay ni la más leve sombra de imperfección, tuvo la osadía de llamarte BLASFEMO (Mt 26, 65) Por esta afrenta que sufriste en silencio, en silencio también ¡TE PIDO PERDÓN POR MI HERMANO QUE BLASFEMA! Por cada blasfemia quiero decirte, ¡que Tú eres Santo! Por cada insulto quiero manifestarte, ¡que Tú sólo eres Señor! Por cada injuria contra Ti, ¡que Tú sólo eres el Altísimo!

Padre CÉSAR A. DÁVILA G.