You are on page 1of 1

SAPROFITISMO

Hay algunas plantas (hongos) y bacterias muy necesarias, que se desarrollan, viven y se alimentan e residuos orgánicos: excrementos, cadáveres; es decir, de materia muerta o en descomposición. Estas plantas se llaman saprófitas, y la forma de obtención de su alimento, saprofitismo. Cuando muere un ser vivo, su materia empieza a descomponerse. Esta materia es aprovechada por algunas plantas, como los hongos y bacterias, para su alimentación. Tienen una enorme importancia, pues contribuyen a limpiar el agua y el medio ambiente de excrementos y cadáveres; además, producen sales minerales, imprescindibles en la alimentación de la mayoría de las plantas. Son saprófitos: El champiñón y algunas setas que viven sobre estiércol. E moho del pan, del queso o la fruta. Bacterias que provocan la descomposición de cadáveres.