Helados diet

Helado de naranja en un santiamén
Ingredientes (para 4 porciones) ½ l de jugo de naranjas exprimido 1 cucharada de gelatina dietética de naranja Cáscara rallada de ½ naranja 250 g de queso blanco dietético Unas gotas de esencia de naranja Edulcorante a gusto Preparación Licuar el jugo de naranjas junto con la gelatina dietética, la cáscara rallada y el queso blanco durante unos segundos. Volcar la preparación en una cacerola y cocinar hasta que se caliente, revolviendo con un batidor. Retirar y dejar enfriar. Agregar la esencia de naranja y endulzar a gusto. Verter en cubetas y congelar a frío máximo durante 30 minutos. Retirar, mezclar bien y continuar la congelación hasta lograr punto de helado. Servir en copas, decorando con una rodaja fina de naranja.

Helado de té
Ingredientes (para 5 porciones) ¼ litro de infusión de té 1 taza de jugo de naranja 1 cucharadita de ralladura de limón 10 g de gelatina sin sabor 1 taza de agua 2 yemas de huevo 1 clara de huevo 200 g de queso petit suisse descremado Edulcorante a gusto Preparación Mezclar la infusión de té con el jugo de naranja, la ralladura de limón, la gelatina en polvo sin sabor diluida con el agua y las yemas batidas. Llevar a fuego moderado revolviendo hasta que la preparación se caliente. Retirar Página 1 16/10/2008

y dejar enfriar. Agregar el queso petit suisse y endulzar a gusto. Aparte, batir la clara a punto nieve bien firme y unir de a poco a la preparación de té, mientras se mezcla con el batidor. Verter en cubetas y dejar enfriar en el congelador durante 20 minutos. Retirar y revolver. Colocar nuevamente en el congelador hasta enfriar a punto helado.

Helado de crema a la vainilla
Ingredientes (para 5 porciones) 3 yemas 10 g de gelatina sin sabor ½ taza de agua ½ litro de leche descremada 4 cucharaditas de esencia de vainilla Edulcorante en polvo o líquido 3 cucharadas de queso blanco dietético Preparación Batir las yemas durante 5 minutos. Aparte, disolver la gelatina sin sabor con el agua y mezclarla con la leche descremada. Colocar sobre el fuego y calentar revolviendo los ingredientes con cuchara de madera. Añadir las yemas batidas, unir bien y retirar. Perfumar con la esencia de vainilla y endulzar a gusto. Dejar enfriar. Verter en cubetas y llevar al congelador a frío máximo durante 30 minutos. Retirar, pasarlo a un recipiente, batir muy bien y agregar el queso blanco. Mezclar, volver al congelador y mantener hasta que la crema tome punto de helado. Para variar el sabor, se puede reemplazar la esencia de vainilla por ananá, frutilla, cereza, etc

Página 2

16/10/2008

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful