SINDICATO Nº 1 DE TRABAJADORES DE LA PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATOLICA DE VALPARAISO R.S.U.

05-01-068

Valparaíso, 14 de octubre de 2011. DECLARACION PÚBLICA El Sindicato N° 1 de trabajadores de la Pontificia Universidad Catolica de Valparaíso constituido en Asamblea Extraordinaria de socios realizada el día 13 de octubre del presente, en relación al conflicto Universitario declara: 1En primer lugar, dejamos de manifiesto que hemos realizado múltiples

esfuerzos para que en nuestra Institución prime el dialogo, como ha sido la esencia y larga tradición de nuestra Casa de Estudio. 2Rechazamos el acto de desalojo por parte de la fuerza pública, como

hecho político de la resolución del conflicto Universitario, lo cual no solo va en sentido contrario al alma de nuestra Universidad, si no que también no soluciona el problema de fondo y provoca una fuerte división de la comunidad Universitaria. 3Rechazamos los daños, perdidas y destrozos provocados en algunos

espacios físicos de nuestra Universidad durante la toma, lo cual creemos no contribuye a fortalecer las justas demandas estudiantiles a nivel nacional, si no que por el contrario desvirtúa el fin último de este conflicto que es alcanzar una educación pública y de calidad, generando además, división al interior de la comunidad Universitaria. 4El Sindicato Nº1 de Trabajadores de la Universidad reivindica la

participación política como una constante histórica desde su fundación. Nos sentimos actores y parte importante de Nuestra Comunidad Universitaria y lo asumimos con seriedad y responsabilidad. Lo hemos demostrado en los periodos más conflictivos de la vida institucional de Nuestra Casa de Estudios, donde fuimos actores importantes y activos. Para el Sindicato la participación es mucho más que una norma estatutaria o una aspiración al co- gobierno, si no que es un compromiso permanente con nuestra institución, en su fortalecimiento y en la resolución de sus conflictos. 5Finalmente hacemos un llamado al Gobierno Universitario, al Consejo

Superior, al Movimiento Estudiantil, a los Académicos y Trabajadores al DIALOGO y a reconstruir una instancia de comunidad que posibilite una resolución del conflicto al interior de nuestra Casa de Estudio, donde prime la voluntad política de todos los actores en la búsqueda de una solución inspirada en la razón del Ser Universitario. Creemos sinceramente que solo de esta manera lograremos la viabilidad permanente de nuestra institución y nos permitirá salir fortalecidos de este conflicto.

LA DIRECTIVA