INTRODUCCIÓN CAMBIO DE PARADIGMA EN LA TEORÍA DE SISTEMAS

La «teoría de sistemas» es, hoy en día, un concepto unificador de significados y niveles de análisis muy diversos. La palabra hace referencia a un sentido que no es unívoco. Si se toma el concepto de sistema para análisis sociológicos, sin ningún tipo de aclaración, entonces se da pie a una aparente precisión que carece de todo fundamento. Surgen, así, controversias en las que sólo se puede deducir, de la argumentación de los participantes, que se imaginan algo distinto cuando hablan de sistema. Al mismo tiempo, se puede observar que el campo de investigación denominado «teoría general de sistemas» se ha desarrollado aceleradamente. Comparada con la discusión de la teoría sociológica adherida al prototipo de los clásicos y aficionada a reverenciar al pluralismo, se encuentran en la teoría general de sistemas y en los esfuerzos interdisciplinarios relacionados con ella, cambios profundos y quizás «revoluciones científicas», en el sentido de Kuhn. La formación de la teoría sociológica podría ganar mucho si pudiera ser incluida en este desarrollo. Los cambios de dispositivos operados en la teoría general de sistemas, sobre todo en la última década, se acercan, más de lo que uno pudiera creer a los intereses de la teoría sociológica. Pero obligan también a un grado de abstracción y complicación hasta la fecha inusual en las discusiones de teoría en sociología. En este libro pretendemos restablecer ese contexto, llenar esa laguna. A manera de orientación previa, bastaría la distinción de tres niveles de análisis y plantearse la pregunta de cómo repercute el cambio de «paradigma» en el nivel de la teoría general de sistemas en la teoría general de los sistemas sociales. El siguiente esquema ayuda a dilucidar este propósito:

máquinas interaccione s Sistemas organizacione s

sistemas

sociedade s

En general, se puede hablar de sistema cuando se tiene ante los ojos características tales que, si se suprimieran, pondrían en cuestión el carácter de objeto de dicho
27

Mediante esta regla se eliminan numerosas estrategias improductivas de la teoría. La théorie du systéme general: Théorie de la modélisation. por ejemplo. No llamaremos al concepto (o modelo) del sistema. En adelante. A veces. de aquí. y de hecho sucede. los «errores» típicos o. la unidad del sistema general consiste en la función de un objeto artificial de servir pura y simplemente como modelo para los objetos. Puede haber sistemas que empleen la abstracción conceptual como autoabstracción. no nos dejaremos llevar. por la terminología objetual de los medios del conocimiento (conceptos o modelos). 2. organismo. a fin de cuentas. 1977. en los niveles más altos de abstracción teórica. como tampoco estamos dispuestos a nombrar el concepto (o modelo) de organismo. La afirmación «hay sistemas» sólo quiere decir que hay objetos de investigación con tales características que justifican el empleo del concepto de sistema. no podría mantenerse ni aun en los terrenos de investigación más concretos. Las distinciones entre diversos tipos de sistemas deberán mantenerse en un solo nivel. subrepticiamente. Igual de «erróneo» es el intento de querer construir teorías generales de lo social sustentadas en las teorías de la interacción. Donald M. van a terminar en la comparación de estructuras. evitaremos ese uso del lenguaje. sistema. Brains. máquina y sociedad. de nuevo. De la teoría general de sistemas surge. Dicho de otra manera. por ejemplo. La abstracción esquemática de tres niveles en la formación de sistemas la usamos como esquema conceptual. y estimulada por el invento de la computadora. que los sistemas se apliquen a sí mismos las características propias del concepto de sistema. Así. la falta de claridad en las discusiones sostenidas hasta ahora. también se llama sistema al conjunto de dichas características. La abstracción conceptual posibilita la comparación. De este modo se puede llegar a verificar en qué medida las abstracciones conceptuales se basan en autoabstraccio-nes de los objetos. lo que quiere decir que se allegan estructuras al comparar sus características propias con características de otros sistemas. En la elaboración de esa comparación uno se topa con la autoabstracción en el campo del objeto. distinguir entre cuerpos orgánicos (constituidos por partes coherentes) y cuerpos sociales (constituidos por partes incoherentes). 28 . en Jcan-Louis Le Moigne. en la diferencia entre fuera/dentro. una teoría del sistema en general. 1980. mantiene la regla. Es posible. o hechos de carácter distinto bajo el aspecto igual/desigual. porque tal decisión. París. tiene poco sentido decir que las sociedades no son organismos o. Hay que distinguir una abstracción de tal naturaleza (que se dirige a la teoría) de una autoabstracción del objeto (que pone la mira en la estructura). Sin formular ese principio. máquina y sociedad.2 Lo mismo vale para los deslindamientos negativos. de acuerdo con la tradición teórica. de nuevo. a primera vista.sistema. Así como al contrario: el concepto de sistema nos sirve para abstraer hechos que son comparables entre sí. En este caso no sólo se trata de un esquema analítico. para comparar las distintas posibilidades de formación de los sistemas. Sólo en este caso se pueden constatar las intersecciones. por ejemplo. Se puede decir lo mismo de la tendencia surgida recientemente. por lo pronto. finalmente. Para Le Moigne. al menos. Machines and Persons. de aplicar el concepto de 1. Subrepticia o plenamente consciente. La distinción de los tres niveles en la formación de sistemas hace perceptibles. cómo. La comparación entre sistemas nos sirve más bien como un proceso de comprobación a la pregunta de en qué medida los sistemas se basan en autoabstracciones y. Por ejemplo. Londres. en qué medida son iguales o desiguales. MacKay. Sirve. la autoabstracción permite volver a introducir las mismas estructuras en el objeto mismo.1 El problema se repite en todos los niveles de concretización con sus límites correspondientes. así. y en este sentido.

pp. por lo que se refiere a lo que hemos designado previamente como «cambio de paradigma». en Niklas Luhmann y Stephan H. al principio. Sin embargo. de que a la sociología no se le debería ni se le podría concebir como ciencia social.máquina al nivel de la teoría general de sistemas3 (el rechazo total. Tales correcciones pueden emprenderse sólo si la diferencia de niveles queda intacta. 10 (1974). pp. Si se colapsa también la diferencia de niveles. De igual manera. al utilizar por ejemplo «vida» como concepto básico y no específico de los organismos. no he encontrado ninguna prueba científica o paralelismos en la bibliografía especializada. System der AÜgemeinen Soziologie ais Lehre von den sozialen Prozessen und den sozialen Gebilden des Menscheti (Beziehimgslehre). Leopold von Wiese. 333-350. 4. Progress and its Problems: Toward a Theory of Scientific Growth. Las superteorías son teorías con pretensiones universalistas7 (lo cual quiere decir que incluyen tanto a sus adversarios como a sí mismas). baste una aclaración. Mind 59 (1950). Un breve bosquejo en Niklas Luhmann. cuál es el equivalente funcional para el sentido utilizado en las máquinas y los organismos. En esta dirección A. Pfürtner (comps. Para eso. esta posición quedó especialmente acentuada en Friedrich H. 61 y ss. Crítico al respecto. se encuentra en la actualidad en estado de desesperanza. lo hacemos por razones opuestas: no para excluir a la teoría de la sociedad (por sobrecarga de las premisas). Entonces. 10 (1981). No ofrecen. 1978. Zeitschrift fur Soziologie. Turing. La méthode. con una referencia al problema no resuelto de la auton-eferencia: Alessandro Pizzomo. La agrupación de determinado tipo de sistemas bajo un nivel específico. «L'incomplétude des systemes». entonces la regresión a formas más simples de la teoría es inevitable. por otro lado. pp. y que pudiera considerarse por lo tanto como un caso entre otros. 2. pp. Por ejemplo. 33-64. Así. por ejemplo. Las siguientes consideraciones se mantienen estrictamente en el nivel de una teoría general de los sistemas sociales. t. ya que nuestra idea directriz es la pregunta de cómo un cambio de paradigma que se esboza en la teoría general de sistemas repercute en la teoría de los sistemas sociales. Research tradition. Véase también Edgar Morin. sin duda. pp. los sistemas sociales y los sistemas psíquicos son iguales. Cercano a esto. al parecer.4 Tampoco haremos la presentación de la teoría general de sistemas por sí sola. sino para incluirla (mediante premisas sociológicas que faltan aclarar). Munich. Paris. puede efectuarse. puede haber igualdades que sólo son válidas en campos parciales del nivel de comparación. 8-116 (9 y ss. reiteradamente defendida en la sociología. «Computing Machinery and Intelligence». Berkeley. 6. 7. 155 y ss.. Tenbruck. las afirmaciones sobre las igualdades pueden ser trasladadas al siguiente nivel más alto. en la medida en que son sistemas. pp. Las diferencias directrices son distinciones que guían las posibilidades del procesamiento de la información de la teoría. «Emile Durkheim oder die Gcburt der Gesellschaft aus dem Geist der Soziologie». en la medida en que lo exijan las experiencias de investigación. Recientemente. 5.). Theorietechmk und Moral. en el marco de los planteamientos de problemas de una teoría más general. «Soziologie der Moral».M. Así. por ejemplo. Por ejemplo. Esto vale también para la lista de tipos de sistema que se ha obtenido inductivamente. 29 . 1977. Francfort. Sin embargo. La distinción de niveles debe fijar las posibilidades de comparación de una manera fecunda. es necesario preguntarse. dc Larry Laludan. Connexions 9 (1974). de una manera más o menos intuitiva y después corregirse. es injustificado)." ed. ninguna teoría de la sociedad —entendida como sistema social global. 1933. Con esto nos unimos a la opinión. en cambio los organismos y las máquinas no. 5-26 (especialmente pp. Nos importa establecer sólo la distinción5 entre superteoría6 y diferencia directriz. deberá dedicársele especial atención. Estas diferencias directrices pueden adquirir la cualidad de un paradigma 3. 1. los sistemas sociales y los psíquicos se caracterizan porque operan en el medio del sentido. No nos unimos a los intentos de llegar a saber lo que quiso decir Kuhn cuando introdujo el concepto de paradigma: el concepto. Nosotros. 433460. 1977.).).

que sólo posibilitan la distinción frente a lo otro indefinido. pp. si llegan a organizar de tal manera la superteoría que todo el procesamiento de información se haga conforme a lo que ellas establecen. se le hace entrar en la nueva teoría y queda de esta manera «superada». notable también E. 99-113. Se le amplía mediante cambios con rumbo fijo. 1969. «"System" und "Begruendung" als wissenschaftliche und philosophische Ordnungsbegriffe bei und vor Kant». y en parte también mediante azar/necesidad. Por más discutida que sea. aparecen en la teoría de sistemas dos cambios de disposición en lo que concierne a los fundamentos. Fahlbusch. El problema de esta tradición consistió en que la totalidad debía ser pensada por partida doble: como unidad y como totalidad de las partes. o si ha llevado a una acumulación del conocimiento. de su participación y. en Blühdom y Ritter. en Evangelisches Kirchenlexikon. Gotinga. Philosophic und liechtswissenschaft: Zum Problem ihrer Beziehungen im 19 Jahrhundert. Cuando una superteoría alcanza un grado muy alto de centralización de la diferencia. pudiera constituirse. «Konfessionalismus». Otto Ritschl. la superteoría de la evolución fue transformada por Darwin y sus sucesores en la diferencia entre variación y selección. El riesgo de un conocimiento y una voluntad tan 8. t. Por lo que toca a las relaciones sociales. en la unidad en el nivel de las partes. por esta razón. «Der Systembegriff in Seiner geschichtlichen Entwieklung». por ejemplo. Antes hubo intentos de concebir la totalidad de los resultados de la evolución mediante unidades adecuadas. con validez. de esta manera. «Wissenschaftlichkeit und System in der Jurisprudenz des 16 Jahrhunderts». Mario G. 880-884. por ejemplo. Al mirar un siglo atrás. Turin.dominante. Alois von der Stein. Meisenheim am Glan.). 1-13. cit. alcanza una complejidad más elevada y. La nueva teoría se vuelve más sustancial que la precedente. Los hombres debían ser capaces de reconocer la totalidad a la que pertenecían y estar dispuestos a orientar su vida según dicho conocimiento. véase. con ello. Una tradición transmitida desde la antigüedad y que es más vieja que el empleo conceptual del término «sistema». 1958. 11. con esto. Losano. se suponía que las sociedades estaban constituidas por hombres individuales. 30 . 1968. En qué medida puede calificarse este desarrollo como un «progreso». Así.). la respuesta en torno a la convivencia humana quedaba a la mano. entonces es posible un cambio de paradigma. Sistema e stmcttura nel dtritio.8 hablaba de totalidades constituidas por partes. más adelante variación/selección/re-estabiliza-ción. correspondientemente. se le entendía o como desarrollo o como creación. en Alwin Diemer (comp. 1906. son preguntas mucho más difíciles de contestar. Hans Erich Troje. pp. 1. en Jürgen Blühdorn y Joachim Ritter (comps. Esto debió considerarse como condición de su ser social. son sustituidas por la unidad de una diferencia (variación/selección. Francfort. que sin embargo ya estaban condicionados por las inseguridades y los aumentos de complejidad desencadenados en parte por la imprenta y en parte por la lucha de confesiones. pp. por la centralización de las diferencias y por los cambios de paradigma. sin embargo. nunca quedó aclarado cómo el todo que está constituido por las partes y un excedente. no se le puede negar cierto proceso de maduración y esto se lo atribuimos a que puede mirar hacia atrás a una historia caracterizada por pretensiones de superteoría. t. Friedrich Kambar-tel. System und Klassifikation in Wis-senschaft und Dokumentation. o una providencia hiperinteligente y. op. 1968. de su inclusión en la sociedad. como partes con respecto al todo. Para la historia de la terminología que se inicia alrededor de 1600. La conceptualización anteriormente encontrada no se considera falsa o inútil. La teoría de sistemas es una superteoría particularmente impresionante. orden/desorden). pp. Absolutamente predominantes son allí los intereses clasiñcatorios y teóricos del conocimiento. 63-88. de su naturaleza. estas concepciones de la unidad. System und systematische Methode in der Geschichte des wissenschafilichen Sprackgebrauchs und der phílosaphischen Metho-dologie. Bonn. A partir de Darwin.. el principio (arjé. o más que la simple suma de las partes. se vuelve paulatinamente más adecuada para el tratamiento de los hechos sociales. causa).

de tal manera que pudiera representar al todo del todo. Aspects de la théorie gáiérales des systémes: une recherche des universaux. Moscú. Se intentó la respuesta mediante los conceptos de razón. Véase por ejemplo. o mejor. antes de buscar la semántica directriz que ocupara el lugar de la figura de «lo general en lo particular». en general. de los sistemas abiertos. La totalidad del mundo. la diferencia tradicional entre el todo y las partes se ha sustituido por la diferencia entre sistema y entorno. Systems Jlxeory: Philosophical arid Methodological Problems. de la cual Ludwig von Bertalanffy aparece como autor prominente.10 En esta descripción teórica aparece la diferencia entre sistemas abiertos y sistemas cerrados. de esta manera. Pero incluso para la parte dominante el problema se agudizó: debía alcanzar la rectitud en el juicio y la voluntad.9 De hecho. lo que no necesitaba ser compensado. 1981. 1977. pp. Blauberg. La última versión elaborada en el siglo XVITI utilizó la categoría de lo general. la totalidad de la humanidad. Aquello que se entendía como diferencia entre el todo y las partes se reformula como teoría de la diferenciación del sistema y así se incorpora en el paradigma nuevo. debía encontrarse presente en los hombres. Leiden. Los presupuestos sociales y los fundamentos del conocimiento de este concepto han sufrido un cambio profundo durante el paso a la sociedad moderna. Con este trasfondo histórico se plantea la pregunta de si la teoría de sistemas. San Francisco. lo carente de riesgo. entonces debería verse la posibilidad de sustituir dicho esquema. hoy. para la corruptibilidad de las condiciones generadas bajo la luna. Un buen resumen se encuentra en I. en la imperfección de la naturaleza humana. ley moral o apriorismos semejantes.extrapolados (capaz de equivocarse o apartarse) se hizo visible. 10. Lo general se pensaba como lo impecable. 15 y ss. V. Beitraege zur Zeitstruktur von Information. En un primer impulso. más precisamente. Pero si la hipótesis de que tal concepción estuvo condicionada y motivada por el esquema del todo y de las partes es correcta. Estos últimos se definen como sistemas de caso límite: sistemas para los cuales el entorno no tiene ningún significado o que sólo tiene significado a través de canales específicos. Michael Theunissen. 1974. Yudin. así se pudo hacer abstracción de las condiciones sociales e incluso. Alfred Kuhn. 77ie Logic of Social Systems: A Unified. Mediante esa reconstrucción. Selbstverwdrklichung tmd Allgemeinheit: Zur Krilik des gegenwaertigen Bewusstseim. No se ve cómo un esfuerzo de pensamiento de este tipo pudiera superarse. Véase también Ernst von Weizsacker (comp. lo general se introducía con la pretensión de realizarse! Espíritu y materia debían emprender el largo camino de la realización de lo general en lo particular. en la corrupción o. Todo ello es. pues.G. 1982.N. pertinente para eso precisamente. El antiguo sentido para la insuficiencia. La diferenciación del sistema no es otra cosa que la repetición de la diferencia entre sistema y entorno dentro de los sistemas. y cómo lo ha hecho. La teoría se ocupó. Surge así la necesidad de diferenciar entre la parte dominante y la parte dominada. Jacques Eugene. se ha separado del paradigma del todo y de las partes. Stuttgart. El sistema total se utiliza a sí mismo 9. 1974. esa gesta de pensamiento no ha podido ser sustituida. 1977. Futures we are in. En gran parte. finalmente. La discusión que a continuación se suscitó tuvo que ver con la forma en que el mundo o la humanidad se haría presente en los hombres. Deductive System-Based Approach to Social Science.V. und Evolution. objeto de recuerdo con ciertos tonos concomitantes de amonestación. la termodinámica y la evolución. Entropie. postular la «libertad de dominio» como condición básica de la presencia sin cadenas de lo general en los hombres. por más que la Revolución francesa lo contradecía. fue superado por medio de la idealización. París. fue posible relacionar entre sí las teorías orgánicas.). 31 . o con el concepto de formación o Estado. Fred Emery. Offene Systeme 1. como lo general. Sadovsky y E. Berlín. sino sólo recreada.

tanto más cuanto que a este tipo de pensamiento le resultaba difícil distinguir los conceptos de parte y elemento. «Der Teil und die Gesamtheit». finalmente. Self-organizing Systems: An Interdisciplinary Approach. eran parte de la casa. pp. Estas diferencias reconstruyen.como entorno de la formación de sus sistemas parciales. puede vincularse nuevamente con la diferencia inicial que constituye la totalidad del sistema. en distintas líneas de intersección.11 Ese paradigma. «Biological Systems Theory and the Problem of Reductionism». «Ideological Implications of the Use of Open Systems Theory in Political Science». que los capítulos. sino. «A Main Theme of Contemporary Sociological Analysis: Its Achievements and Limitations». Behavioral Science 24 (1979). Siempre se había exigido que las partes fueran homogéneas en relación con el todo. De esta manera. un grado más alto de improbabilidad al fortalecer los efectos de filtración frente a un entorno que es. 283-294. The British Journal of Sociology 16 (1965).). la administración desde arriba y el control. 13. Bruselas. t. 12. Compárese la distinción entre dos diferentes puntos de partida con respecto a las jerarquizaciones: todo/parte y centro/periferia que llevan a muy distintas concepciones del orden. 311-324. los últimos desarrollos teóricos —en la medida en que están orientados por la teoría sistémica— prefieren los conceptos relacionados con el entorno. 14. es decir. pero no las letras. una sociedad compuesta por capas sociales sólo podía pensarse dividida en dichas capas sociales (por ejemplo. de una mayor o menor cantidad de diferencias operativamente utilizables entre sistema y entorno. más bien. Francfort. además. Las ventajas. de confor- 32 . y por eso se les unió a la «reforma» de las estructuras sociales mediante la alianza con la planificación. a la cual se le ha caracterizado. lo eran de los libros. esto. 1981. Véase la visión escéptica de Michael Keren. Un intento notable es Uuno Saamio. sobre todo. Frente a esto. pp. un sistema diferenciado ya no consta propiamente de un determinado número de partes y de relaciones entre las partes. porque encontró su principal campo de aplicación en el terreno de los sistemas sociales organizados. 106-120 (particularmente 111 y ss. sobre todo en la investigación de las organizaciones. Así. Alcanza con esto. y sobre todo. Esto significaba que las habitaciones.13 inclusive en su concepto de diferenciación. Este limitarse a la transformación de las organizaciones —dicho sea de paso— fue motivo de que se acusara de destematización a la teoría de sistemas. una comprensión más exacta de la homogeneidad. pero no las piedras. Véase Gerhard Roth.12 En todos estos aspectos. de un cambio en la diferencia directriz entre sistema y entorno se hacen notar también en la sociología. con razón. y la pregunta de qué formas adopta y hasta dónde llega el grado de complejidad de la diferenciación de los sistemas. en el nivel de los subsistemas. en Actes du Xléme Congrés International de Philosophic. esta conversión a los «sistemas abiertos» no se realizó en la sociología de una manera libre de tendencias. como una «orientación de unidad hacia dentro» {Intra-unit-orientation). la teoría de la diferenciación entre sistema/entorno ofrece mejores posibilidades de análisis. Ahora. en Gerhard Roth y Helmut Schwegier (comps). excluía otros criterios (al menos posibles) para dividir la realidad. al sistema total como la unidad de partes del sistema y su entorno. incontrolable. no se le podía pensar con el mismo valor de realidad dividida conforme al esquema ciudad/campo) o importantes puntos funcionales.14 La relación con el 11. el problema central del esquema del todo y las partes puede resolverse de mejor manera. así como una mejor intelección de las posibilidades de utilización de los distintos aspectos de la diferenciación de los sistemas parciales. Así. Por cierto. Los sistemas abiertos favorecían la crítica del statu quo de las relaciones sociales. Arnsterdam-Lovaina. pp. 1953. 5. Por otro lado. aquí indicadas. 35-37. Casi no había criterios teóricos seguros para la homogeneidad. los hombres individuales eran considerados como parte de la sociedad. pp. La diferenciación es tratada de acuerdo con el patrón general de la formación de sistemas. Gianfranco Poggi.

17. al interior del sistema. la referencia a la unidad. Yovits. primero. Heinz von Foerster y George W. 31-48. las estructuras eran consideradas como normas de transformación. Zopf (comps. ni mucho menos fundamentos teóricos aceptados. Principles oJ Self-organization. incluso la mismidad (Selbst). 33 . como el resultado transformador que se podría esperar en la variación de las estructuras..). fundamentos de teoría suficientemente elaborados. «On Self-Organizing. naturalmente. Cambiar las estructuras del sistema con sus propios medios consistía. Adán Przeworski y John Sprague. los sistemas tienen que producir y utilizar la descripción de sí mismos. en la actualidad. Fernando Cortés. Goldstein (comps. El entorno es un correlato necesario para las operaciones autorreferenciales. 15. Para hacer posible esto. System Analysis for Social Scientist. ni apreciaciones generales. Entretanto. Preiser (ed. 2. Systems and their Environment». en un problema conceptual especialmente difícil. Slroudsbourg. 1960. 1973. Washington. Pero lo que hay es suficiente para estimar las consecuencias en la teoría de los sistemas sociales. sobre todo. Geolge T Jacobi y Gordon D. Marshall C. también. Aquí tenemos. sea del sistema o de los elementos.). esa situación abierta la que invita a contribuir con aportaciones a una teoría general de sistemas autorreferenciales en el campo de los sistemas sociales. Véase Marshall C. Nueva York. 18. 1962. Se trata de las contribuciones de la teoría de los sistemas autorreferenciales. Oxford. ha hecho retroceder la referencia a la estructura (aunque. Self-organizing Systems. autosimplificaciones. una superación de la diferencia antigua por una teoría más compleja que permite hablar en los sistemas de introducción de autodescripciones. de su unidad). autobservaciones. en Wolfgang F.15 Mientras que el paradigma de los sistemas abiertos puede considerarse como introducido y aceptado en la teoría de sistemas.18 Se podría decir. justamente. «On Constructing a Reality». Fundamental para eso es Heinz von Foerster.). 16. es decir. en las dos últimas décadas se le ha puesto a discusión con un último planteamiento de radicalidad notable.entorno era concebida como un esquema de input/output. en Yovits y Cameron. pp. No existen. op. por lo menos. La teoría de sistemas autorreferenciales sostiene que la diferenciación de los sistemas sólo puede llevarse a cabo mediante autorreferencia. Sin embargo.). Convincente resulta Heinz von Foerster. pp. distinguiendo las diferentes referencias al sistema. Es. también. La (entretanto) clásica distinción entre sistemas «cerrados» y sistemas «abiertos» es sustituida por la cuestión de cómo la clausura autorreferencial puede producir apertura. también. t. tiene que ser introducida por diferenciación. que todo lo realmente importante que acontece en él. la diferencia entre sistema y entorno como orientación y principio del procesamiento de información. no ha quedado excluida). Ahora se puede distinguir la diferencia mismo en relación con las sociedades.16 El concepto de autoorganización se refería «sólo» a las estructuras del sistema —hay que decirlo—. cit. tienen que ser capaces de utilizar. Environmental Design Research. Self-organizing Systems. PA. La cerradura autorreferencial es sólo posible bajo condiciones ecológicas:17 en el marco de un entorno. y fue alrededor de 1960 cuando alcanzó su punto culminante en tres grandes simposios. ya que precisamente esa producción no se puede llevar a cabo bajo la premisa del solipsismo. los sistemas sólo pueden referirse a sí mismos en la constitución de sus elementos y operaciones elementales (lo mismo en el caso de los elementos del sistema. Un primer impulso de desarrollo lo dio el concepto de autoorganización. 1974. Yovits y Scott Cameron (comps. Esta disputa podría ser resucita. Oxford. y por eso particularmente atractivo para la teoría de sistemas. Muy típico al respecto. y las funciones. se ha quedado lejos de alcanzar todo lo que hoy en día se entiende por autorreferencia. de sus operaciones. 35-46.E. al mirar hacia atrás. 1962.

la reproducción es la manipulación de esta diferencia. Hay que pensar en los estudios sobre la capacidad de discriminación de los sistemas immunes del organismo. 20. por ejemplo. para esto. en William Gray y Nicholas D. «On the Ontological Foundations of the Theory of Systems». en algún lugar. «Self and Non-Sense: An Organism-centered Approach to Immunology». hace necesaria una nueva diferencia directriz. Quien lea con atención. Los sistemas se las tienen que arreglar con la diferencia entre identidad y diferencia cuando se reproducen como sistemas autorreferenciales. Véase N. atributos inexplicables. puede ser pensado como un sistema autorreferen-cial. y distinguirla también de la diferencia sistema/entorno que se realiza en el sistema mismo: el observador. La elaboración de una teoría de sistemas autorreferenciales. la diferencia de la identidad y de la diferencia le sirve como hilo conductor en la formación de la teoría. considera la causalidad (al igual que las deducciones lógicas de cualquier tipo y la asimetrización) como una manera de organización autorreferente. Rizzo (comps. Una teoría de este tipo requiere de formas conceptuales ubicadas en la relacionalidad de las relaciones.19 ya que la auto-rreferencia sólo puede realizarse en las operaciones actuantes del sistema si por sí misma identifica a un sí mismo (como elemento. Várela. por tanto tin nuevo paradigma. 537-572. sistema y entorno se encontraban en una especie de coproducción. Este segundo cambio en el paradigma provoca en la teoría general de sistemas traslados notables: del interés por el diseño y el control pasa a la autonomía y a la sensibilidad ante el entorno. pp. 1. Locker funde funcionalismo y dialéctica: «La funcionalidad lleva a una unificación. de la planeación de la evolución fincada en la estabilidad estructurada pasa a una estabilidad dinámica. a su vez. 34 . como proceso o como sistema). explica la diferencia entre sistema y entorno mediante el hecho de que sólo los sistemas autorreferenciales tienen la posibilidad de ordenar las causalidades a través de procesos de distribución entre sistema y entorno. no sólo desdogmatizan y «naturalizan» la teoría científica. En el contexto de la teoría del sistema/entorno las relaciones teóricas resultaban fáciles. más complejo. sino que producen también una comprensión más compleja del objeto por medio de un diseño de teoría. Por lo pronto. Uno de los pocos autores que llevan al funcionalismo moderno hasta este problema fundamental es Alfred Locker.). 546). Relaciones de reflexión de este tipo no sólo revolucionan la epistemología clásica de sujeto-objeto. se dará cuenta de que se está hablando de la diferencia entre identidad y diferencia. es un problema absolutamente práctico y no sólo relevante para los sistemas constituidos por el sentido. Unity Through Diversity: A festschrift for Ludwig von Bertalanffy. Dicho de otro modo. y lo identifica como diferente frente a un otro. 1973. y no de la identidad entre identidad y diferencia. Vaz y F. la de un científico). ya sea como características del todo (que es más que la suma de las partes) o como características de una punta 19. a pesar de todas las similitudes que puedan darse y que llamen la atención. a una identidad de identidad y diferencia» (p.M. Pero en última instancia. es decir. pp.20 Una ciencia que pretende enfrentar tales sistemas tiene que crear conceptos en ese nivel de correspondencia. que incluye la teoría sistema/entorno. Esta teoría. La teoría de los sistemas autorreferenciales sobrepasa la teoría causal. podía ser interpretada como una prolongación de las relaciones causales: en todas las explicaciones causales había que tomar en cuenta tanto los factores internos como los externos. Nueva York. a su vez.J. A la teoría funcionalista de sistemas le basta proceder mediante las diferencias (escogidas por contingencia). Ya desde aquí las siguientes reflexiones se apartan de la tradición dialéctica.sistema/entorno desde la perspectiva de un observador (por ejemplo. este no es ningún problema teórico. como paradigma. Prefiero dejar a cargo de los dialécticos el explicar cómo hay que entender esa última identidad. 2). Volveremos sobre esto con motivo de los problemas de la autonefcrencia (cap. 321-267. t. Se ofrece aquí la diferencia entre identidad y diferencia. En el paradigma del todo y las partes hay que colocar. Medical Hypotheses 4 (1978).

Los estímulos fundamentales vinieron de la termodinámica y de la biología como teoría del organismo. o en forma de un momento irreductible de arbitrariedad (soberanía) de la cúpula estatal. Los beneficios de la abstracción y las experiencias en la formación de conceptos que ya existen en el nivel interdisciplinario o que ya se están perfilando. es decir. Es obvio que los impulsos para esos dos cambios no partieron de la sociología. 21. La excepción que hay que concederle a la teoría general del sistema de acción de Talcott Parsons. pero acaban por prevalecer sólo aquellas que se imponen a la tendencia radical de la desintegración (y no sólo a la desintegración paulatina de la entropía). Como en todo aumento de relaciones entre entramados. la cerradura autorreferencial es correlato de la apertura frente a la complejidad del entorno. si en la reproducción no proveyera a los elementos momentáneos de que consta de esa capacidad de anexión. todo lo que pertenece al sistema (posibles cúpulas. sino también se ha mostrado incapaz de aprender en este contexto interdisciplinario. que no cualquier tipo de clausura au-torreferencial puede posibilitar una visión más compleja del entorno. con ganancia para ambos lados. en la teoría de los sistemas autorrefe-renciales. de sentido.22 Estos desarrollos llevados a cabo en la teoría de sistemas pudieran volverse interesantes en la sociología. se trata más bien de una coacción especial hacia la autonomía. La teoría de los sistemas autoproducentes. cit. aun en un entorno favorable. hecho además no suficientemente aclarado por la referencia a las relaciones con el entorno. Esto va mucho más allá de una sustitución de las partes que mueren. habrá que preguntarse por las condiciones especiales bajo las cuales los sistemas pueden realizar semejante nexo. por ejemplo. en forma de obligaciones de lealtad fíente al «bien común». Lo mismo que en el nivel de la teoría general de sistemas.jerárquica que representa al todo. ya ni siquiera es capaz de observar lo que está ocurriendo. Espero que uno de los resultados más importantes de esa confrontación. podrán ser aprovechados en la investigación sociológica. El ejemplo muestra. con el resultado de que el sistema simplemente dejaría de existir. es decir. lo cual se ha notado ya con frecuencia. y finalmente de las fusiones interdisciplinarias de la teoría de la información y de la cibernética. con clásicos auto-creados. 22. sólo podrá ser trasladada al campo de los sistemas de acción cuando se entienda que los elementos que constituyen al sistema no pueden tener ninguna duración. No se trata de adaptación ni de metabolismo. op. Ambas posibilidades se pueden observar particularmente en la semántica política. Como carece de preparativos propios de una teoría fundamental. sea la de la radical temporalización del concepto de elemento. Véase Gerhard Rodh. reafirma al mismo tiempo la tesis fundamental: una teoría propia es condición de capacidad de aprendizaje en un contexto interdisciplinario. plusvalías. autopoiéticos. la cual tendrá que ser probada en la confrontación con los materiales sociológicos. después se desprendieron de la neurofisiología. Con este trasfondo actual de las ciencias históricas. las siguientes reflexiones se entienden como un intento de reformular la teoría de los sistemas sociales a la luz del desarrollo alcanzado por la teoría general de sistemas. límites. 35 . respecto de la teoría. llama la atención especialmente en el concepto de la autopoiesis.21 En cambio. o mejor. metajerárquica de ver las cosas. al mismo tiempo. los elementos mismos que reproducen al sistema son producidos incesantemente por él. de la teoría citológica y de la computación. La sociología no sólo ha quedado excluida como investigación cooperante. Para esto podrían darse diversas estructuras.23 Se ha quedado entretenida con datos autoproducidos y. 23. y así participar en la evolución. Esa manera antijerárquica. etcétera) está incluido en la autoproducción y con ello quedan desmitificados para el observador.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful