You are on page 1of 9

UNIVERSIDAD DE ATACAMA

FACULTAD DE HUMANIDADES
DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN FISICA

“ TRABAJO DE ANATOMIA”
LESIONES A NIVEL ARTICULAR QUE LE OCURRE
AL DEPORTISTA
LESIONES COMUNES EN LOS DEPORTISTAS

A. LESIONES MUSCULARES

1.- Contusión. Es la lesión ocasionada por los golpes a la musculatura. Dolor y equimosis,
producida por la hemorragia consecutiva a la rotura de pequeños vasos sanguíneos (vasos
capilares).
Síntomas. En la región afectada se produce dolor, coloración rojiza, luego morada,
extendiéndose en algunos casos mas allá de la región o sector afectado. También se le da el
nombre de hematomas.

Tratamiento:
 No hacer masajes
 Aplicar inmediatamente frió en la región afectada durante las primeras 24 horas
(cada tres minutos es aconsejable retirar las compresas frías que se están aplicando,
para continuar después de unos cinco minutos aproximadamente).
 Después de 48 horas, aplicar calor por el tiempo que sea necesario, hasta recuperar
la normalidad de la función.
 La inflamación que se pudiere formar en la región se disolverá o detendrá su
evolución solo colocando frió en la región, de inmediato. Este frió puede ser con
compresas de hielo, o en la urgencia, con cualquier elemento helado que tenga al
alcance.
2. Desgarro. Es la lesión muscular donde se produce rompimiento de fibrillas musculares.
También se torna de color rojo y posteriormente amoratado debido a que la sangre
derramada se esparce por los tejidos.
Síntomas. Habitualmente se produce en las personas, al realizar ejercicios muy bruscos,
encontrándose la musculatura muy fría, por la falta de preparación física o de un
calentamiento previo adecuado.
Se siente una incapacidad funcional en la región afectada, acompañada por fuertes
dolores en la misma zona.

Tratamiento.
 Reposo parcial, y un cuidado extremo en los movimientos en la zona afectada, para
no caer en una lesión mas extrema (rotura muscular).
 Por ningún motivo se aplican masajes.
 Tratamiento de vasoconstricción (aplicar frió de inmediato) luego después de 48
horas, aplicar calor por tiempo indefinido .
 Reposo parcial prolongado.

3. Rotura muscular. En esta lesión se produce el rompimiento total del músculo.

Tratamiento.
 Reposo absoluto.
 Al momento de sufrir la lesión debe aplicarse frió.
 Entablillar la zona afectada, para inmovilizar.
 Acto seguido, derivarlo al hospital para un tratamiento quirúrgico.

B. Lesión ligamentosa.

Esguince. Es la rotura de los ligamentos que se produce por el sobrestiramiento de estos en


la articulación.
Comúnmente las conocemos como “torceduras”, y las zonas mas expuestas son los
tobillos, articulación mano brazo(muñeca), codos, hombros y rodilla (menos frecuente).

Síntomas. Inflamación en la región afectada, fuerte e insoportable dolor; la región afectada


se inflama de inmediato, tornándose color rojo; luego de unas 2 horas se torna morado, para
finalmente quedar color negro azulado, recuperando el color natural poco a poco,. Toma
estos colores debido a que la sangre se esparce por entre los tejidos, al rompimiento de los
conductores sanguíneos.
Tratamiento.
 Reposo parcial
 Inmovilización de la zona afectada(yeso), o si la lesión es leve, usar vendaje para
poder caminar, los cuales deben ser retirados de noche al acostarse.
 No hacer masajes.
 Aplicar frió de inmediato las primeras 48 horas. El frió se aplica en intervalos de 10
minutos hasta completar las 2 horas, el primer día; el día siguiente repetir con
menor intensidad por espacio de media hora.
 Después de 48 horas solo aplicar calor, que lo determina el profesional de primeros
auxilios. Usted en la casa puede reemplazar con compresas calientes, o tener los
pies o zona afectada en lavatorios con agua caliente.
 Si la lesión es muy voluminosa, habrá que esperar que pierda volumen de
hinchazón, para enyesar por espacio de 25 a 30 días.

B. LESION TENDINOSAS.

Tendinitis. Es aquella lesión al tendón, el cual al resentirse permanece un dolor en la


zona afectada, que se intensifica al poner en función esta zona. Dificulta el normal
funcionamiento de ella . en estas lesiones hay inflamación de las vainas o envolturas
sinovial y los quistes tenosinoviales(glangion); se reconoce por. Dolor, hinchazón, calor
local enrojecimiento, duele al movimiento.

Tratamiento:
 Reposo parcial de la zona afectada.
 Usar analgésico descongestionantes y desinflamatorios.
 Aplicar calor constante
 Continuar con actividades físicas controladas a la zona.

Rotura del tendón. Esta lesión consiste en rompimiento total del tendón quedando la
zona totalmente sin función operativa. También es conocido como el “golpe de hacha”,
porque eso es lo que se siente al romperse el tendón. O también como un golpe de piedra
que cae sobre el talón (tendón de aquiles).

Síntomas. Al producirse la lesión se siente un golpe como el de una piedra lanzada. La


zona del talón queda en V, igual que un corte de hacha, si miramos lateralmente el pie.
El dolor es muy acentuado, y la zona lesionada queda absolutamente sin función, y mas
aun, da una impresión que necesita protección.
Tratamiento
 Inmediatamente sufrida la lesión, se debe poner la zona en reposo con inmovilidad
absoluta .
 Trasladar al paciente con el máximo cuidado para posterior atención medica.
 Intervención quirúrgica (medico-hospital)

Lesiones óseas
Luxaciones. Es una lesión ósea que se produce al perder los huesos la posición en su
cavidad articular. Esta lesión siempre va acompañada por un esguince debido a que se
produce un sobreestiramiento de los ligamentos. Tradicional-mente a esta lesión se le hace
llamar '”descompostura de huesos”
Síntomas Al sufrir el golpe o la caída con la mala posición de la extremidad, los
huesos salen de su cavidad articular, permitiendo una deformación en la zona afectada,
producto tanto de la salida de los huesos, como así también de la inflamación por la ruptura
de fibras y fibrillas ligamentosas.
El dolor que se produce en la zona afectada es enorme; sólo disminuye volviendo a la
posición normal los huesos afectados.

Tratamiento
 Si existe seguridad que es sólo salida de la cavidad articular, debemos tratar de hacerla
volver a ella.
 Aplicar frío en la zona, para lavasocontricción de los ligamentos afectados. e Una vez
restablecidos, se venda la zona afectada, sólo para proteger,
tratando de no intensificar presión de ésta (venda) sobre la región afecta-da.
 Administrar desinflamatorios.
Posterior atención hospitalaria, para evaluar la lesión, y no haya huesos
comprometidos.

Fracturas. Es la pérdida de continuidad del hueso. En esta lesión el hueso se rompe, de


distintas formas, de acuerdo al accidente y la intensidad de éste.
En algunos casos tenemos fracturas expuestas (salida del hueso al exterior).
Las fracturas, también denominadas "roturas1' de huesos, pueden producirse a
consecuencia de un traumatismo, también por debilidad ósea, congénita (desde su
nacimiento) o adquirida (enfermedad a los huesos).
Las fracturas pueden ser cerradas y abiertas. Las cerradas son aquellas en que no hay
herida de los tegumentos. Las abiertas, aquellas que el foco de frac cura comunica con el
exterior a través de una herida, pudiendo a veces salir el hueso por la misma.
Síntomas. Al ocurrir el golpe, está propensa a fractura aun cuando no emita ruido. En
ese caso sin radiografía es poco menos que imposible detectaría. De ahí el cuidado que se
debe tener para no administrar atenciones equívocas de primeros auxilios.
El dolor es fuerte y va acompañado en ocasiones de convulsiones o crisis nerviosas.
Notamos claramente la incapacidad funcional de la zona afectada, de inmediato. Las
tocaciones que se realizan son dolorosas, porque en algunos casos las astillas de los huesos
clavan hacia el exterior, permitiendo la intensidad de dolor del afectado.

Tratamiento:
 Cuando detectamos la fuerte intensidad del dolor del afectado, de ninguna manera
exagerar con las tocaciones y, por favor, supervise que no le frieguen o masajeen la
zona (es lo primero que hacen muchos, aún desconociendo la lesión)
 Inmovilizamos la zona afectada con tablillas, que permitan el traslado del paciente sin
exponer la posición de la zona en lesión.
 Administrarle un analgésico para aminorar el intenso dolor que sufre.
 En esta lesión todo funciona en base al traslado lo antes posible a una unidad médica

Una de las lesiones frecuentes y muy complejas son los traumatismos nasales. El resultado
puede ser en función de la violencia del choque, una contusión simple con epistaxis, una
fractura de la pirámide nasal o, mucho más raramente, un hematoma del tabique

Epistaxis. Son hemorragias surgidas en las fosas nasales debidas a un desgarro de la


mucosa o una rotura de vasos pertenecientes a una túnica.

Examen rinoscópico. Puede encontrarse rotura de un vaso del área vascular del tabique y
también los siguientes aspectos:

- Vaso claramente recortado.


- Arborescencia varicosa.

Tratamiento:
Hemostasia local, según dos tipos:
a) Compresión:
- Digital.
- Por taponamiento con gasa empapada en sustancias hemostáticas o agua oxigenada.
- Por taponamiento anterior con una mecha de gasa plegada en acordeón,
permaneciendo lo mismo durante 24 horas, con renovación a observación.
b) Cauterización.
- Por electrocoagulación.
- Por cauterización química, con dicromato potásico, ácido crómico.. ni-trato argéntico,
etc.
En caso de observar una inflamación extrema en la región afectada o deformación de la
misma, de inmediato debe quedar en manos de un médico, naturalmente haciendo las
atenciones de primeros auxilios, como el limpiar la zona para descongestionar tanto en
respiración momentánea como higiénica.
Otra prevención, que debemos tener, es administrarle coagulantes generales tipo
vitamina K, hemocoagulasa, dobesilato cálcico, etc.
Traumatismos de la cabeza

Son lesiones muy frecuentes, y de mucho cuidado.


La gravedad de los traumatismos de la cabeza no guarda relación con la extensión de la
herida externa del cráneo, sino con las lesiones meníngeas y cerebrales subyacentes. Un
traumatismo grave puede no tener ninguna consecuencia y, en cambio, un traumatismo
aparentemente leve puede determinar consecuencias funestas.
Las principales manifestaciones son: el lesionado está aturdido o inconsciente; sangra
por la boca, nariz y oídos; las pupilas las tiene desigualmente dilatadas; el pulso débil y
rápido. Con frecuencia estas manifestaciones van acompañadas de parálisis de una o varias
extremidades, mareos o dolor de cabeza, etc. En ocasiones el lesionado sólo presenta una
momentánea pérdida del conocimiento o de la memoria y es más tarde cuando queda
inconsciente.

Primeras curas: Se mantiene al lesionado acostado y suficientemente arropado hasta que


llegue el médico; adoptando esta medida disminuye el peligro de una hemorragia cerebral.
Es necesario inclinarle hacia a un lado la cabeza, para que en caso de hemorragia, salga la
sangre o mucosidades por el ángulo de la boca. Si sale sangre por el cuero cabelludo, se
puede poner una gasa sin presionar lo mas mínimo. No se administrará bebidas alcohólicas.
Si el médico no acude, se le debe transportar a una clínica, adoptando muchas precaucio-
nes.

El masaje

El masaje es un tratamiento al músculo para eliminar espasmos, activando la


circulación sanguínea; con ello permite un relajamiento, como así también una
recuperación y preparación de función de los músculos, en caso que se encuentren agotados
y tensos, respectivamente.
El masaje cumple una función específica; de tal manera que su aplicación es
determinante para algunas funciones, pero contraindicado para otras, como es el caso de
algunas lesiones, donde se abusa por desconocimiento.
Un buen masaje contiene formas o técnicas como el pellizcamiento, amasamiento, y
palmoteo. Con la combinación de ellos en forma gradual, nos encontraremos con un
acondicionamiento muy apropiado para los fines a los cuales conducimos nuestros intereses
físicos.

 Pellizcamiento. Tal como su nombre lo indica, se realiza un pellizcamiento en toda la


zona, con el fin de activar la circulación sanguínea.
 Amasamiento. Se efectúa frotando la región, presionando con las manos en sentido
hacia el corazón.
 Palmoteo. Se realiza con las palmas de las manos, dando golpeteos, alternando con los
cantos de las manos. Se intensifica, en la medida que ya se hubiese iniciado con otras
técnicas (para evitar lesión o contracción muscular).
Características de un buen masaje

a) Iniciarlo, de menos a mayor intensidad.


b) Inmediatamente detectar si hay lesión; ello lo notamos con el tacto.
c) Se deben usar linimentos especiales, al menos que haya indicación de algún elemento
recetado para la frotación de contacto.
d) La presión en la fricción debe siempre ser en dirección al corazón.
e) Usar substancias que emiten calor sólo cuando el músculo tiene dolencias.

Elementos de un botiquín

 Yodo o me tapió  Pinzas


 Tijeras  Algodón
 Aspirinas  Parches adhesivos
 Alcohol  Termómetro
 Agua oxigenada  Tiras de elástico
 Bolsa para hielo  Vendas para gasa
 Cloruro de etilo  Compresas de gasa estéril
 Vendas adhesivas  Tela adhesiva

Otros elementos deberán contenerse de acuerdo al uso que le puedan dar el profesional a
cargo, debido a que son innumerables las necesidades que se producen en un campo de
juego.
CONCLUSION.-

He querido concluir en esta trabajo la unidad de primeros auxilios, con la finalidad de tener
un barniz de conocimientos básicos de lo que es la atención primaria a un jugador cuando
se le produce una lesión en el campo de juego.
Hasta hace muy, poco tiempo no contábamos con implementación tan completa de
atención médica, como lo es ahora. Interesante y muy importante, puesto que permite que
el deportista sea atendido en primera instancia con los elementos necesarios habidos, y
naturalmente, a cargo de un profesional como debe ser para este tipo de situación. Digo
importante, debido a que la primera atención que recibe el deportista en algunos casos es
fundamental, si esta atención es precisa de acuerdo a la necesidad de la lesión.
Los elementos con los que se cuenta actualmente son muy avanzados, llegando en
algunos casos a reemplazar lo que hasta hace muy poco tiempo se derivaba a una atención
médica establecida. Incluso, y es bueno decirlo, ya hemos reemplazado elementos químicos
que ahora toman el lugar de los naturales, usados tiempo atrás, lo que además permite el
fácil y oportuno traslado en forma práctica.
Insisto en que a cargo de esta función debe haber siempre un profesional responsable
de la actividad de tratamiento, para permitir:

 No equivocar atención primaria.


 Derivar al deportista de urgencia a una atención hospitalaria, si es necesario, por la
evolución de la lesión.
 Una atención de primeros auxilios equivocada agrava la lesión, llegando a lamentarse
en algunos casos.
 Usar medicamentos apropiados, oportunamente.
 Medidas médicas específicas de acuerdo a la lesión.
 Cuidados post lesión y durante el tratamiento.
 Finalmente, lo necesario, lo que corresponde y lo que debe ser, es que el jugador, una
vez recuperado, no podrá integrarse a sus actividades físicas sin antes tener el alta de
su médico.