You are on page 1of 5

AUGUSTO CURY · PSIQUIATRA

"Organice una mesa redonda consigo mismo"


IMA SANCHÍS - 12/04/2007

Tengo 48 años. Vivo en la selva brasileña y ahí está mi consulta. Casado, con 3
hijas. Dirijo la Academia de la Inteligencia. Para mí, la especie humana está
enferma. Fui ateo, pero tras estudiar la personalidad de Jesucristo me convertí
en cristiano. He publicado 20 libros en 40 países; en España, Nunca renuncies a
tus sueños (Zenith)

Hay que tener sueños, es decir, proyectos de vida que nos ayuden a
soportar las dificultades y a controlar el intelecto.

- ¿Qué tipo de sueños?

- Todos aquellos que nos impulsan a meternos dentro de nosotros


mismos y conquistar el territorio de la mente y de las emociones,
explorar nuestro mundo.

- No es sencillo.

- No, por eso las personas están siendo víctimas del sistema social
que nos convierte en un número de pasaporte o de tarjeta de crédito;
que nos estimula a ser consumidores de productos y servicios, y no
consumidores de ideas y proyectos de vida.

- ¿Y qué propone?

- Que, en lugar de estar sentados en la platea de nuestra mente,


estemos en el escenario controlando nuestros pensamientos y
emociones. El hombre moderno es un extraño para sí mismo, no sabe
interiorizar, desarrollar la capacidad de observación, de deducción, de
inducción..., herramientas básicas para crear en cualquier área.

- Hay quien tiene por sueño la armonía.

- Es posible vivir en el anonimato y brillar en las relaciones padre e


hijo, maestro y alumno... Ser una persona amable es un buen
proyecto de vida.

- Importantísimo, ¿pero cómo?

- Una zona de la corteza cerebral del tamaño de la cabeza de un


alfiler contiene millares de ventanas con millones de informaciones
que han llegado hasta allí a través del fenómeno RAM (registro
automático de la memoria).
- ¿Ahí habitan los monstruos?

- Sí: y las miserias, los conflictos y los traumas emocionales


archivados no pueden destruirse. La única posibilidad radica en
superponer nuevas experiencias en el locus de las antiguas, lo que
llamamos reedición, o bien construir ventanas paralelas que se abran
al mismo tiempo que las afectadas.

- ¿A esos archivos acudimos inconscientemente para


interpretar la realidad?

- Exacto. Una mala palabra mía puede activar en usted sensación de


frustración. Los pensamientos derrotistas se acumulan como
escombros en el delicado sustrato de su memoria. ¿Cuántas personas
no soportan una crítica y se dejan dominar por la rabia?

- Casi todas en algún momento.

- Las ventanas killer son zonas de intensos conflictos enclavadas en


el inconsciente que bloquean el placer y la inteligencia. Y nuestra
mente registra con preferencia lo negativo. Cuando se abren esas
ventanas reaccionamos como animales, sin pensar. Grábese en la
mente lo que le voy a decir.

- Adelante.

- En los primeros 30 segundos de tensión cometemos los mayores


errores de nuestra vida. En lugar de reaccionar, busque la voz del
silencio; cualquiera que no oiga esa voz bloquea su inteligencia,
adopta actitudes absurdas, lastima al que más merece su cariño.

- Cuentas hasta 30, pero la rabia te espera.

- No cuente, intervenga: entre en el escenario de su mente y


conviértase en el actor principal, ponga orden. Critique cada
pensamiento de rabia, emoción angustiante o depresiva. No se
someta a los pensamientos negativos. Así podrá ir reeditando la
película de su inconsciente, introduciendo nuevas experiencias
saludables.

- Deme más herramientas.

- Ante cualquier perturbación interna, organice una mesa redonda


consigo misma y debata sus conflictos y sus crisis, critique sus
pensamientos derrotistas. Deje de ser una espectadora pasiva de su
mente.
- "¡Qué asco de día!", me digo por ejemplo.

- Rápidamente: ¿cómo?, ¿por qué?... Te montas un pequeño debate,


una mesa redonda con distintos puntos de vista. En 15 segundos es
posible ver la otra cara de esa idea perturbadora; y la mente lo
registra automáticamente. Pero si no revisas ese pensamiento, lo vas
alimentando, reforzándolo.

- Entonces no hay otra que entrenarse.

- Sí, porque esta sociedad nos ha preparado para vivir en el mundo


de fuera y no en el de dentro. Y estamos prisioneros en el único lugar
en el que nosotros deberíamos ser libres, que es dentro de nosotros
mismos.

- Pero es que somos tan laberínticos...

- El otro arte de la inteligencia, que construye conocimiento, es el de


la duda. Hay que dudar de todo aquello que creemos, porque lo que
creemos nos controla. El problema es que en las escuelas
aprendemos la certeza, informaciones rápidas y preelaboradas.

- ¿El resultado son seres adocenados?

- He definido un nuevo síndrome de nuestra época, se llama SPA


(síndrome del pensamiento acelerado). En el pasado, el conocimiento
humano se duplicaba cada doscientos años; ahora, cada cinco. El
exceso de información se registra en el córtex cerebral por el
fenómeno RAM dejando numerosas ventanas abiertas. La mente
comienza a leer estas ventanas a una velocidad nunca vista.

- ¿Y cuáles son los síntomas?

- Mente inquieta, pensamiento acelerado, agitación emocional,


síntomas psicosomáticos, déficit de concentración, falta de memoria.
La sociedad se ha convertido en una fábrica de personas ansiosas,
tensas y tristes.

- Bien, ¿qué hacemso con eso?

- Hay que hacer microrrelajamientos continuamente, penetrar dentro


de nosotros, rescatar las experiencias ricas y las propuestas
estimulantes. Desarrollar en el teatro de nuestra mente un escenario
rico.

- ¿Yo, mí, me, conmigo?


- Intercambiar experiencias de vida enriquece nuestra capacidad de
pensar, porque sabemos hablar sobre el mundo en el que estamos
pero no sobre el mundo que somos.

jueves, 12 de abril de 2007

La Contra | página nº 76

Más Noticias de

La Contra

REVELADOR

"En mis 20 libros me dedico a gritar que estamos errados en nuestro


sistema educativo, formamos repetidores de información y no
pensadores". Sus ideas pioneras en psicología educativa, que se han
larvado en la Academia de Inteligencia que dirige, se han adaptado
como cursos de posgrado en quince universidades de Brasil. Sus
conclusiones sobre cómo la mente procesa los pensamientos y cómo
determinados estímulos activan nuestra memoria inconsciente,
haciéndonos repetir las mismas simplezas hasta el hastío, son
francamente reveladoras. Su libro 'Nunca renuncies a tus sueños',
disfrazado de autoayuda, nos explica cómo funciona la mente y nos
propone cómo empezar a cambiar. "La piedra angular de mi teoría es
pasar de víctima a guinista de tu propia vida".

LA VANGUARDIA, el diario más vendido en Catalunya


Copyright La Vanguardia Ediciones S.L.
All Rights Reserved - Aviso Legal - Contacte con nosotros -
Publicidad