Relatoría

INVESTIGANDO ESQUEMAS DE CORRUPCIÓN

Relator:

Fernando J. Ruiz

Relatoría – COLPIN 2011

Organizan:

Auspician:

Guayaquil, del 2 al 5 de septiembre, 2011

Relatoría – COLPIN 2011

Contenidos
RESUMEN EJECUTIVO

1. Un enfoque más integral da mejores resultados 2. Hay una agenda regional para compartir y “robar” 3. El nivel de los riesgos no baja 4. Investigación periodística en cada tipo de medio 5. La fórmula del éxito 6. Está creciendo el uso de las redes sociales, pero todavía falta mucho camino 7. La discusión sobre WikiLeaks 8. La experiencia de Brasil 9. Discusiones éticas 10. El impacto de la investigación depende bastante del grado de polarización política en ese país 11. Investigar mitos es clave para el periodismo de investigación 12. La escuela de la investigación periodística histórica 13. La indignación organizada

Relatoría – COLPIN 2011

RESUMEN EJECUTIVO

1. Están creciendo las investigaciones periodísticas que revelan “esquemas” de corrupción, más que “casos” de corrupción. 2. Hay una creciente agenda de investigaciones que todo medio debería intentar alguna vez. Son trabajos que son replicables en todas las comunidades y países. 3. No baja el nivel de riesgo en la práctica periodística. 4. Cuesta todavía promover periodismo de investigación en la televisión y la radio. Por su parte, las investigaciones en formato multimedia no terminan de encontrar estructuras narrativas y de presentación que sean capaces de involucrar a la audiencia con la historia. 5. En los trabajos presentados se pueden desagregar los ingredientes del éxito (formación técnica, cultura de la empresa periodística, y voluntad del periodista). 6. Hay una incipiente conexión entre periodismo de investigación y redes sociales. Pero todavía hay pocas investigaciones presentadas que involucren a la audiencia en la búsqueda de la información. 7. Hubo cierto consenso en que hay que tratar a WikiLeaks como una fuente y no como un medio. 8. Hay una generación ABRAJI en Brasil. Es una generación que tiene una enorme voluntad, cuenta con empresas periodísticas que sustentan el periodismo de investigación y tiene una elevada capacidad técnica. 9. Hay algunas discusiones éticas sobre el periodismo de investigación que han quedado planteadas y pueden ser retomadas: ocultamiento de identidad, uso de información de la vida privada, grabación de llamadas telefónicas, uso de videos y fotografías, o formas de protección de fuentes. 10. El impacto de la investigación periodística está relacionada con el nivel de polarización. A más polarización, menor impacto institucional de las investigaciones. 11. Investigar mitos sociales es clave para el periodismo de investigación. 12. Se está desarrollando una escuela de periodismo de investigación en temas históricos que tienen impacto sobre el presente. Son casos de periodismo de investigación sobre el alma de un pueblo. 13. Los periodistas que participaron de COLPIN 2011 también están indignados pero, en primer lugar, son indignados profesionales y, en segundo lugar, tienen esperanza.

Relatoría – COLPIN 2011

1. EL ENFOQUE MÁS INTEGRAL DA MEJORES RESULTADOS

Muchos de los trabajos presentados en la Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (COLPIN) de Guayaquil revelaron esquemas de corrupción amplios y no solo casos aislados. Esto se logra cuando la investigación intenta describir el bosque y no solo el árbol. Por eso, en varios casos el impacto que produjo
Jake Bernstein, ProPublica, Estados Unidos

permitió la reforma de procesos públicos. Jake

Bernstein, de ProPublica, dijo que ellos piensan sus investigaciones buscando historias que tengan fuerza moral, donde haya abusos del fuerte hacia el débil, y se consideran “un proyecto de reforma de la sociedad y del periodismo”.

El trabajo de Gazeta do Povo y RPC-TV, ganador del Premio Latinoamericano1, fue una meticulosa y exhaustiva investigación que descubrió “un esquema millonario de desvíos de recursos públicos en la Asamblea Legislativa de Paraná”. Durante dos años un equipo de periodistas fue armando el rompecabezas hasta poder entender cómo funcionaba la red de desvío de fondos públicos. No se quedaron en la búsqueda de algún caso de corrupción en esa legislatura sino que fueron revelando el sistema de prácticas corruptas. Cuando solo se revela un caso (un nodo de la red) es más fácil que esa red de corrupción se pueda reconstruir después del escándalo público. Una ley que exigía publicar una vez por año la lista de funcionarios no era respetada. Los periodistas pudieron encontrar 750 diarios internos de la legislatura, no distribuidos, -por eso la serie se llama “Diarios secretos”- y cargaron esa información en un archivo de Excel para procesarla, planilla que terminó teniendo quince mil líneas. Esa burocracia legislativa era un poder opaco, que no ofrecía siquiera la información de la cantidad de empleados, menos todavía quiénes eran o qué hacían. Los niveles políticos de la corrupción suelen ser más fáciles de detectar porque muchos políticos, que antes tenían ingresos bajos o medios, se enriquecen ilícitamente en el mismo momento en que están en una situación de enorme visibilidad pública. Pero las burocracias no suelen estar formadas por personas que buscan la visibilidad pública y sus nombres no son conocidos. Por eso, la investigación de la burocracia suele ser siempre más ardua.

Relatoría – COLPIN 2011

La investigación de Gazeta do Povo y RPC-TV logró transparentar esas redes de corrupción. James Stewart, uno de sus autores, se refirió a su preocupación por “no perder la visión general”. Su impacto fue enorme. Ahora esa legislatura publica los diarios en Internet. Fueron detenidas treinta y tres personas. Treinta diputados están siendo procesados. Hubo protestas populares simultáneas en trece ciudades del estado. Los estudiantes tomaron pacíficamente la legislatura estadual. La difusión de la investigación por televisión amplificó el impacto. “El objetivo –dijeron los autores- no era hacer sólo un reportaje
“Diarios Secretos”, Gazeta do Povo, Brasil

mostrando empleados fantasmas –esas historias acabarían desapareciendo al ser tratados como casos separados- sino mostrar que se trataba de una práctica generalizada, organizada e institucionalizada”.

Algo parecido ocurrió en el estado de Minas Gerais, con la investigación sobre la Asamblea Legislativa que llevó a cabo el diario Estado de Minas. Los desvíos de gastos involucraron a “más de la mitad de los diputados estaduales”. Los periodistas estuvieron cuatro meses haciendo una base de datos utilizando técnicas de PAC (Periodismo Asistido por Computadora) para cruzar la información, y luego estuvieron un mes “en el campo” chequeando los hallazgos obtenidos.

También el Senado Federal en Brasilia fue objeto de una investigación periodística con un enfoque amplio que reveló esta vez “institutos fantasmas”, los que servían para crear eventos culturales financiados por fondos públicos a través de organizaciones sin fines de lucro. Leandro Colón, de O Estado de Sao Paulo, reveló que eran muy pocas las organizaciones que recibían la mayoría de los subsidios y que la mayor parte de los eventos nunca se realizaban. Además descubrieron que la principal empresa contratada para realizar esos eventos tenía como socios a un humilde jardinero que vivía en la periferia pobre de una pequeña ciudad del estado de Goias. El senador que tenía a cargo la discusión del presupuesto federal era quién más subsidios había asignado a esa empresa.

Relatoría – COLPIN 2011

Un enfoque integral también se utilizó en la investigación del periodista uruguayo Pablo Alfano sobre los casinos municipales en Montevideo2, revelando una estructura de corrupción y no solo un caso aislado. Alfano describe un sistema de convivencia entre el poder público y las empresas del juego. También, cuando Amancaya Finkel, periodista de Página 7 de Bolivia, investigó la situación de los niños mineros3, su enfoque buscó describir la estructura que sostiene la presencia de los niños en los socavones. Otro caso fue la investigación de la unidad de investigación de FOPEA sobre las minas abandonadas y su falta de registro por parte del Estado.

La investigación de Hugo Alconada Mon, de La Nación, sobre los sobornos de la empresa Siemens a varios funcionarios públicos argentinos aplicó esa

metodología de ver el bosque y no solo el árbol. Eso le permitió revelar una trama cinematográfica que involucraba el análisis de la relación de la casa matriz con la sede local de Buenos Aires. Además Alconada Mon incorpora un relato histórico de cómo primero la empresa pagó los sobornos para lograr el contrato, luego para preservarlo y finalmente para evitar que todo se destapara.
La Nación, Argentina

La investigación de los superpasaportes entregados a los hijos de Lula llevó a la revelación de un esquema de entrega de documentación más amplio que abarcaba a ex vicepresidentes, ex gobernadores, alcaldes, presidentes de partido, líderes religiosos, etcétera, esquema que, ante la súbita visibilidad pública, fue reformado. El equipo de Verdad Abierta, dirigido por María Teresa Ronderos, reveló a partir de casos concretos, la estructura del paramilitarismo en cuatro regiones, la centralidad de la lucha por la tierra como “elemento central” del conflicto armado, el exterminio de movimientos sociales con la excusa antisubversiva y la relación paramilitar con el poder económico local. La pregunta de partida de este equipo era estructural: “¿Por qué tanta impunidad dónde había jueces, fiscales y fuerza pública?”.

Relatoría – COLPIN 2011

En Costa Rica, una investigación de La Nación reveló que, de todos los candidatos a alcaldes, 156 “registraban morosidad con el Estado, sanciones administrativas o condenas penales”. Su exhaustivo trabajo concluyó que “haber sido condenado penalmente o tener una inhabilitación para ocupar un cargo público no son, por sí solas, razones que le impidan a una persona postularse para un puesto de elección popular”.

La investigación periodística también se anima a veces a trabajar temas conocidos que están ya naturalizados y se consideran difíciles de cambiar. Este fue el caso de la serie de notas del diario boliviano Página 7 sobre los niños mineros: “Es un tema que se sabe pero no se hace nada. Nuestra idea era visibilizar para promover el debate”, dijo Amancaya Finkel.

Está generalizada la costumbre de investigar a los políticos, pero otras áreas de la sociedad tienen niveles de corrupción naturalizadas que pocas veces son visibilizadas. Además esa naturalización incluye a las autoridades encargadas de fiscalizar, las que o bien son cómplices de esas anomalías o bien las consideran imposibles de cambiar. El CIPER (Centro de Investigación e Información Periodística) presentó dos trabajos sobre redes de corrupción relacionadas con profesiones. La dirigida por Juan Pablo Figueroa Lasch investigó sobre la extendida práctica de algunos médicos de subcumplir sus obligaciones en los hospitales públicos para liberarse tiempo para las consultas privadas. Por supuesto, la respuesta del Colegio Médico fue decir que eran “casos aislados”, pero la exhaustividad de la investigación periodística permitió revelar que se trataba precisamente de un sistema de trabajo, lo que impulsó las reformas al sistema de salud las que, según Figueroa Lasch, “ni siquiera las autoridades –a pesar de distintas promesas hechas en diferentes momentos- se han atrevido a enfrentar”. También el CIPER presentó una investigación sobre los daños sísmicos a edificios en Santiago de Chile, donde demostraron desde la flexibilidad de las normas para la construcción en zona sísmica a los abusos producidos por los constructores. Pedro Ramírez Pinto investigó porqué se habían dañado, en el terremoto del 28 de febrero del 2010, varias torres recién construidas en Santiago de Chile, revelando cómo “se las dejó expuestas a sufrir graves daños ante un sismo de alta intensidad”. El periodista pudo descubrir que se trataba de “un mismo tipo de falla”, y describió las falencias en las normas de construcción y el incumplimiento de las empresas constructoras. Aquí hubo responsabilidades profesionales en arquitectos e ingenieros que construyeron edificios de mala calidad.

Relatoría – COLPIN 2011

Los terremotos no se pueden prever pero sí los tsunamis. Y ese fue el eje de otra investigación chilena, de Santiago Pavlovic, para la Televisión Nacional (TVN), llamada “La Ola”4, donde describió lo mal que funcionaron las comunicaciones entre los distintos centros encargados de producir las alertas de tsunami, hasta el punto de que después de alertar en una primera instancia, finalmente se descartó que se fuera a producir, incluso “cuando éste ya se había producido en buena parte de la costa centro-sur del país”.

Juan Cristóbal Soruco, el director de Los Tiempos de Cochabamba, resaltó la necesidad de abrir la agenda de la investigación periodística a temas más directamente vinculados con los ciudadanos (mencionó la investigación sobre los médicos realizada por el CIPER) en la búsqueda de “un sentimiento más equilibrado” dado que siempre “nuestra preferencia es contra el estamento político”. Agregó además que “los periodistas cubren todo lo mal que hizo el sistema político y no las cosas buenas que hizo”.

En el ámbito empresarial, hubo investigaciones en Colombia sobre el grupo económico Nule, a cargo de la revista Semana, y otra en Venezuela de César Batiz, de Últimas Noticias, sobre el empresario chavista José Zambrano, propietario del banco Banorte. Ambas

investigaciones tuvieron cierto impacto en el sistema judicial. Por ahora es más frecuente investigar a los nuevos grupos económicos que a los tradicionales. Los primeros suelen tener la visibilidad propia de los recién llegados al poder económico que los hace blanco de todas las miradas y opiniones y, en algunos casos, también de
Los Nule, revista Semana, Colombia

investigaciones. El poder económico tradicional está más naturalizado, tiene relaciones asentadas con muchos actores y, por lo tanto, se tiende a investigar menos su relación con los dineros públicos. Incluso en muchos casos donde se reveló que políticos o funcionarios recibieron dinero de los grandes empresarios de ese país, las consecuencias de reputación, o legales, parecen afectar solamente a ese político o funcionario y no a las grandes empresas vinculadas con el caso, que pueden incluso reconstruir sus prácticas de corrupción con los nuevos funcionarios designados, así como lo hicieron con los anteriores.

Relatoría – COLPIN 2011

Otro tema que está creciendo en la agenda de periodismo de investigación son los propios medios. En los países más polarizados, en los medios oficialistas se arman equipos de investigación para investigar a los medios considerados opositores. De esa forma, se pretende aumentar la deslegitimación de los medios críticos que intentan varios gobiernos. “El Estado es el mayor empleador de periodistas”, dijo Cesar Ricaurte, de Fundamedios, sobre el caso de Ecuador. “Hay dos mil periodistas, incluso algunos hacen tareas de inteligencia contra otros periodistas”.

Relatoría – COLPIN 2011

2. HAY UNA AGENDA REGIONAL PARA COMPARTIR Y “ROBAR”

Hay una creciente agenda de investigaciones que todo medio debería intentar alguna vez. Son

trabajos que son replicables en todas las comunidades y países. Algunos ejemplos son las investigaciones sobre patrimonios presidenciales, como la que hizo la revista Proceso; los antecedentes penales de los candidatos que hizo Ronny Rojas, de La Nación de Costa Rica; la investigación sobre las víctimas latinoamericanas del Holocausto que hizo el periódico a.m.; o los
La Nación, Costa Rica

diversos trabajos sobre legislaturas en Brasil. Marcos Sifuentes, de Infos, lo dijo con claridad:

“queremos robarnos vuestras ideas”. Una de estas ideas para robar es precisamente una de Infos, que investigó y elaboró un multimedia sobre el transporte urbano de Lima llamado “La tragedia del transporte público“. Este es un tema inexcusable en toda megalópolis de la región.

Otro excelente ejemplo para replicar es la ya citada investigación de Juan Pablo Figueroa Lasch, de CIPER, llamada “Médicos sin control”. Allí se describen los incumplimientos constantes de médicos en sus contratos públicos para poder tener más tiempo en consultas privadas. En ese trabajo se “pudo comprobar que los médicos de al menos cinco hospitales públicos de Santiago no cumplen con sus contratos”. Esto lleva a que se haga más lenta la atención en los hospitales públicos, donde se atiende el 79 % de la población de la ciudad. Esta es una investigación de fácil replica en otros países, pues parece una patología extendida. ¿En qué país de América Latina no puede ocurrir algo similar con la profesión médica?

Relatoría – COLPIN 2011

3. EL NIVEL DE LOS RIESGOS NO BAJA

No está mal la búsqueda de estrategias indirectas para enfrentar los problemas más complejos o más riesgosos. Tiene menos riesgo y es más efectivo para producir reformas investigar por qué las instituciones de control específicos no funcionan como debieran, más que centrarse en la investigación directa de las mafias o los corruptos. Francisco Dall’Anese, Comisionado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, dijo refiriéndose a ese país que “el principal enemigo para terminar con la impunidad son los jueces” y agregó que “si hubiese jueces de verdad no habría nada de temer de los que tienen el poder”. Aquí Dall’Anese sugirió que es más importante visibilizar el sistema de nombramiento de jueces, que reportear la presencia de los Zetas en las zonas rurales de ese país. Una vez reformado el sistema judicial, su forma de nombrar los jueces dependientes del poder político, aquel podrá encarar con más decisión y capacidad la pelea contra el poderosísimo crimen organizado.

En varios casos puede generar efectos más directos y concretos la estrategia indirecta de investigar por qué no funcionan las instituciones que deben defender la legalidad que la investigación directa por parte de los periodistas sobre los nichos de la ilegalidad. Es además menos riesgoso tratar de revelar los problemas estructurales de la justicia y las
Carlos Lauría, CPJ, Estados Unidos

fuerzas de seguridad en la investigación del narcotráfico, que concentrarse directamente en el análisis de la estructura de los carteles. En varios casos, los periodistas investigan las dos cosas. Alconada Mon dijo: “en la Argentina no sólo hay que investigar el lavado, sino que nos encontramos con el desafío de tener que investigar a quienes deberían prevenir y combatir el lavado”.

Por supuesto, el riesgo de vida sigue altísimo en México, y presente en otros países como Colombia, Brasil y Honduras. Carlos Lauría, del Comité de Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), hizo una dramática radiografía de los mayores riesgos. Ana Arana, de la Fundación Mepi, explicó las consecuencias de autocensura que tiene el terror narco. La

Relatoría – COLPIN 2011

periodista de Medellín, Maryluz Avendaño, de elespectador.com, expuso su caso en Guayaquil. Maryluz investigó una nueva mafia que está creciendo en las comunas de su ciudad y tras recibir amenazas creíbles tuvo que salir hacia el exilio. Ginna Morelo y Blanca Berrío Montel, de El Meridiano de Córdoba (Colombia), recorrieron el interior de su departamento para describir cómo se están reorganizando “estratégicamente” los ejércitos paramilitares supuestamente desmovilizados, revelando los lugares de los cultivos ilícitos, pudiendo definir cuatro zonas que son “cuatro puntos críticos que quedaron a merced de las llamadas Bandas Criminales”. También lograron que se reconozca públicamente la existencia en esa región de “el primer pueblo absolutamente desplazado por las bandas criminales”, Villa Carminia: “Se enmudece cualquier persona -escribieron en su crónica- al ver que a los pobladores de Villa Carminia no les dieron el tiempo suficiente para empacar sus pertenencias. Una maleta negra, recostada a la maltrecha cerca de una casa lo dice todo”. En otro pueblo, en la escuela, “grupos armados ilegales les notificaron en el tablero que docentes padres y alumnos tenía que salir de la zona”. Una de las periodistas fue intimidada “lo que nos llenaba de temor”. Tenían que trabajar “desde la línea de fuego, con unos criminales de un lado, y la autoridad del otro intentando desmentir tu trabajo”. Hubo beneficios para ese riesgo. Aquel pueblo “absolutamente” desplazado comenzó a recibir “asistencia social adecuada por parte del Estado”. Las autoridades dejaron de negar que el problema fuera más serio que apenas un caso de delincuencia común, y las fuerzas armadas “diseñaron y pusieron en práctica la conocida Operación Troya, que combate actualmente a las bandas criminales en Córdoba”. Los habitantes de esos pueblos, que no tenían voz pública ni se animaban a usar la poca que podían tener, recibieron la ayuda periodística.

Los riesgos civiles están creciendo, a medida que en la mayoría de los países de la región se alejan los riesgos penales. En Perú, a Mabel Cáceres le han iniciado quince procesos; a Leandro Colón, de Brasil, ocho procesos; en Uruguay, Pablo Alfano, quién reveló una trama de corrupción de las empresas de juego en su país, enfrenta tres demandas; y Daniel Santoro, de Clarín, de
Mabel Cáceres, El Buho, Perú

Argentina, sufre otras tres demandas. En todos los casos, la empresa periodística apoyó al periodista, pero no siempre ocurre de esa forma. Roberto Pereira, asesor jurídico del IPYS, y

Relatoría – COLPIN 2011

Edison Lanza, periodista del semanario Búsqueda de Uruguay y director del Centro de Archivo y Acceso a la Información Pública (CAINFO), al presentar esta información, describieron un “uso abusivo” de las tácticas legales contra los periodistas para desgastarlos tanto anímica como económicamente. También se discutió la posibilidad de encontrar un tope a las indemnizaciones civiles, algo que puede ser analizado por el sistema interamericano. En Ecuador le han pedido cinco millones de dólares a un periodista, mientras que en Argentina y Perú les han pedido un millón.

En Ecuador se está dando la situación más grave. César Ricaurte, de Fundamedios, dijo que desde el 2007 hubo veinte juicios contra periodistas, tres periodistas presos y uno exiliado. Los dos periodistas que escribieron un libro de investigación periodística sobre los negocios del hermano del presidente sufren una demanda por diez millones de dólares, y por un artículo en El Universo de Guayaquil hay otra por 40 millones.

Jake Bernstein, de ProPublica, ya lo había dicho en la COLPIN 2010 y lo volvió a decir en la COLPIN 2011: “es más difícil y riesgoso hacer periodismo de investigación en América Latina que en Estados Unidos”.

Relatoría – COLPIN 2011

4. INVESTIGACIÓN PERIODÍSTICA EN CADA TIPO DE MEDIO

Si bien la televisión es el primer medio de América Latina en cantidad de audiencia, todavía no tiene la calidad en el periodismo de investigación que tiene la prensa escrita. Aunque los trabajos en conjunto con la prensa escrita contribuyen a difundir la cultura de la investigación periodística en la televisión. Gazeta do Povo trabajó en alianza con RPC TV (con comentarios de contenido exclusivo para cada medio), y también Ultima Hora de Paraguay lo hizo con Canal 4 Telefuturo. El impacto de estas investigaciones fue seguramente mayor.

Se presentó un impactante trabajo de Roberto Cabrini, de Conexao Reporter, de SBT de Brasil, sobre un cura pedófilo. También una investigación sobre “el caso Karadima”5, en la que la periodista Paulina de Allende-Salazar, de la televisión pública chilena (TVN), dio a conocer las pruebas y testimonios sobre otro cura que abusaba sexualmente de menores. Ella había realizado una investigación previa sobre el caso de Marcial Maciel y al emitir ese trabajo recibió un llamado desde Estados Unidos donde le dijeron que en Chile había habido también un caso Maciel y él era una de sus víctimas.

La radio, que en muchas encuestas aparece como el medio más confiable para los latinoamericanos, tampoco tiene mucha

presencia en la COLPIN. En cambio, los medios digitales están convirtiéndose en poco tiempo en uno de los brotes principales de periodismo de investigación de la región. Además generalmente esas plataformas pueden encarar investigaciones que en algunos medios tradicionales se frenaban. Hugo Machiavelli, de la unidad de investigación de FOPEA6, dijo que finalmente pudo investigar el tema de las minas abandonadas que en canales de televisión previamente no había podido hacer “frustrado por intereses económicos”. Los sitios Verdad Abierta (Colombia), El Faro (El Salvador), CIPER (Chile) e IDL-Reporteros (Perú) tuvieron trabajos finalistas en el Premio Latinoamericano y recibieron además una mención especial del jurado7, por convertirse en un “nuevo modelo de excelencia
www.fopea.org, FOPEA, Argentina

Relatoría – COLPIN 2011

periodística”. El trabajo de Carlos Dada sobre el asesinato de Monseñor Romero, publicado en El Faro, sacó el segundo premio.

Pero todavía existe dificultad para encontrar narrativas digitales de periodismo de investigación que puedan involucrar a las audiencias en forma masiva. Es mucho el buen material producido que se pierde en las prácticas de lectura reales de esos trabajos en Internet. Gerardo Young, de FOPEA, habló del tiempo que lleva preparar el material multimedia y el poco tiempo de atención del internauta. Giannina Segnini lo dijo directamente: “no nos va bien con la audiencia en nuestros proyectos multimedia”. Sin embargo, es muy bueno el mapa interactivo que hizo La Nación de Costa Rica con su investigación sobre los antecedentes de los candidatos a alcalde. Allí aparece por cantón quiénes son los candidatos a alcaldes, los antecedentes en el caso que lo tuvieran, la réplica del candidato, algunos testimonios de ciudadanos del lugar y también se da la opción de incorporar sus comentarios en cada cantón a los suscriptores del medio. El equipo de Infos, dirigido por Marcos Sifuentes, iniciativa periodística del IPYS, presentó también muy buenos trabajos de investigación periodística.

ProPública presentó la investigación que lo llevó a ganar su segundo premio Pulitzer (“The Wall Street Money Machine”) y la canción que produjeron para difundir sus resultados. El hecho que la National Public Radio haya estado en el origen de esta investigación da una pista de un potencial de investigación que tiene la radio, que en América Latina apenas está aprovechado. Todavía estamos haciendo mucho hincapié en la emisión de nuestros trabajos y no tanto en la recepción. La calidad periodística se completa cuando la audiencia entiende e incorpora lo que nosotros queremos informarle.

Relatoría – COLPIN 2011

5. LA FÓRMULA DEL ÉXITO.

En los trabajos presentados se pueden desagregar los tres ingredientes clave de la calidad en el periodismo de investigación. De menor a mayor importancia serían los siguientes:

(a) Formación técnica: En muchos de los trabajos presentados hay dos ingredientes frecuentes: el PAC (Periodismo asistido por Computadora) y la pericia en la creación de bases de datos, y la capacidad de gestionar con éxito pedidos de acceso a la información pública. Estos dos elementos ya se han convertido en una capacidad de la que disponen la mayoría de los periodistas de investigación. También el planeamiento de las etapas de la investigación es clave, y el impacto es más importante si se pueden conformar equipos conjuntos de trabajo de prensa y televisión.

En COLPIN 2011 hubo buenos ejemplos. El equipo de La Nación de Costa Rica estaba formado por tres periodistas y dos ingenieros informáticos, y trabajaron durante dos meses revisando archivos judiciales, registros de

morosidad bancaria, seguro social, archivos notariales y listados de sanciones de la
Giannina Segnini, La Nación, Costa Rica

Contraloría General de la República. “Para

realizar dicho trabajo, dijeron sus autores, se obtuvieron de instituciones públicas enormes bases de datos con los antecedentes de miles de funcionarios costarricenses”. Utilizaron Access, Excel y el software i2 Analyst’s Notebook.

A partir de unas hojas de Excel que recibió de una fuente, César Batiz, de Últimas Noticias de Caracas, recorrió registros mercantiles, catastros, consejo nacional electoral y registros de seguridad social. También, por supuesto, parte de la calidad técnica de una investigación tiene que ver con hacerse ayudar por especialistas, como hizo Pedro Ramírez Pinto, del CIPER, cuando trabajó junto a especialistas en construcciones para poder entender bien la información técnica. El equipo de Clarín que investigó las conexiones económicas del

Relatoría – COLPIN 2011

principal líder gremial argentino con una empresa recolectora de basura demostró también una enorme pericia técnica para seguir la ruta del dinero.

Daniel Lizárraga, de la revista mexicana Proceso, hizo seis pedidos de acceso para investigar el patrimonio del presidente mexicano. Figueroa Lasch por medio de un pedido de acceso logró los libros de asistencia de los cinco principales hospitales públicos de Santiago de Chile. Dos hospitales inicialmente se negaron y fueron llevados al Consejo para la Transparencia, que determinó que la información era pública. A partir de este antecedente, en Chile es pública y disponible “toda la información relativa al cumplimiento del contrato de los empleados públicos”. Humberto Padgett León, de otra revista mexicana de gran trayectoria en periodismo de investigación, Emeequis, pudo acceder por primera vez a expedientes del fuero militar de juicios a miembros del ejército involucrados en el narcotráfico. A partir de ese documento, Padgett pudo reconstruir la historia de cómo se infiltró la mafia en la inteligencia militar. También en México, José Raúl Olmos, del periódico a.m., pidió documentación pública a siete países de Europa sobre las víctimas latinoamericanas del Holocausto. Los respectivos archivos le mandaron la información por correo electrónico. Los problemas de Olmos fueron con el Archivo General de la Nación de su país, que “no contaba con personal para realizar la búsqueda de documentos ni para enviarlos digitalizados”. Entonces fue Olmos quien se instaló en el archivo a buscar ese material, hasta que logró reconstruir ese material disperso y poder rescatar sus historias. El equipo de Noticias RCN de la televisión colombiana analizó los contratos firmados durante la última semana del gobierno de Álvaro Uribe, y para ello hizo “derechos de petición” a todos los ministerios. Con ese material preparó sus especiales bajo el título “La Olla Raspada”8.
Periódico A.M., México

La polarización también afecta la calidad técnica de una investigación. En los países más polarizados las oficinas estatales se cierran a los medios considerados opositores por lo que tienen que pedir a terceros que hagan sus pedidos de acceso a la información pública, como hizo El Universo de Guayaquil. Ese diario hizo alrededor de treinta pedidos de acceso y no le respondieron ninguno.

Relatoría – COLPIN 2011

(b) Cultura de la empresa periodística: Los dueños y los directivos son importantes para generar las condiciones para poder realizar periodismo de investigación. Lo más frecuente en América Latina es que las empresas periodísticas, a pesar de poder tener una situación económica sólida, no promuevan el periodismo de investigación. Si en muchos de esos medios hay periodismo de investigación es por la voluntad aislada de un periodista o un grupo de periodistas que sacan tiempo de donde pueden para realizar un esfuerzo de más largo aliento. “En Uruguay -dijo Pablo Alfano- no hay una política de los medios de promover la investigación. No podemos estar full time. La investigación es en los ratos libres del periodista”. Algunas empresas, en cambio, dan su apoyo. La empresa periodística Semana, por ejemplo, contribuye a sustentar el sitio Verdad Abierta.

(c ) Voluntad del periodista: En los trabajos analizados en la COLPIN 2011 no hay solo apoyo empresario y capacidad técnica. Lo que realmente destaca es la voluntad profesional por superar obstáculos y extraer la información. Se necesita caminar la calle, y se necesita fuerza de voluntad para superar los riesgos que el periodismo tiene, que son muchos. De los países con violencia cruda escuchamos el panorama de Carlos Lauría y el testimonio de la periodista colombiana Maryluz Avendaño; de los países con gobiernos más hostiles conocimos de cerca la situación del diario El Universo jaqueado con una sentencia arbitraria; y también conocimos el estudio de Edison Lanza y Roberto Pereira sobre los riesgos legales para los periodistas. Pero nada reemplaza a la fuerza del equipo de periodistas del CIPER recorriendo las calles de Santiago, una semana después del terremoto, relevando edificios dañados. Caminar por el territorio los llevó a descubrir que esas torres sufrían el mismo tipo de falla. Los ejemplos de obstáculos superados son los que marcan la diferencia: el equipo de Gazeta do Povo peleando con los archiveros para lograr encontrar las cajas que tenían “los diarios secretos”, y luego de terminar el procesamiento de los datos dedicaron tres meses a seguir la rutina de los “empleados fantasma”; las trescientas entrevistas realizadas por Leonencio Nossa y el fotógrafo Celso Junior, de O Estado de Sao Paulo, para las “guerras desconocidas”; los seis meses que tardó Carlos Dada, de El Faro, en encontrar a uno de los responsables del crimen de monseñor Romero; la negociación de Alconada Mon con su editorial para que le traduzca miles de páginas en alemán de contratos; la redacción de pedidos de acceso en varias lenguas europeas

Relatoría – COLPIN 2011

del mexicano Olmos para pedir la información a los archivos de esos países de los latinoamericanos muertos en el Holocausto; los arriesgados viajes de Ginna Morelo y Blanca Berrío Montiel durante seis meses al interior del departamento colombiano de Córdoba rastreando “palmo a palmo” las historias de pueblos aterrorizados; la arriesgada visita de Roberto de la Madrid y el camarógrafo Roberto Ramírez Téllez al pueblo mexicano de Medias Aguas, dominado por los Zetas; las decenas de llamadas del equipo de La Nación de Costa Rica para confirmar las 156 historias que surgían de los cruces de datos en sus bases; el trabajo minucioso de Daniel Santoro y su equipo de Clarín cuando se dieron cuenta que era la misma letra de imprenta la que llenaba los distintos cheques de la campaña electoral.

Cuando Figueroa Lasch recibió los libros de asistencia de los hospitales públicos (“en

promedio, siete mil páginas por hospital”), elaboró una base de datos donde cruzó toda la información. Luego hizo un multimedia con esa información donde los pacientes podían revisar la información de su médico, tanto por nombre
CIPER, Chile

como por hospital. Después realizó alrededor de

cien entrevistas que le sirvieron para “crear una red de contactos con trabajadores de los distintos estamentos de los hospitales (paramédicos, auxiliares, enfermeras, médicos) para ir acercándose a la realidad de lo que allí ocurre”. Una vez que tuvo individualizado los médicos que cometían irregularidades, el periodista “les hizo seguimiento a algunos durante varios meses”. También hicieron “seguimientos” los periodistas de TV Globo de los presos del régimen semi-abierto para ver si iban a sus lugares de trabajo. “En la mayoría de los casos, los empleadores ni siquiera conocían a los presos”, dijeron los autores.

“Cuando uno tiene los datos hay que salir a la calle”, dijo Alconada Mon, de La Nación de Argentina. Como dijo la propia Giannina Segnini, una de las periodistas con más formación técnica de la región, “ninguna técnica reemplaza la calle”. En algunos casos el periodismo de investigación es un mazazo único y definitivo, y en otros es un cascoteo periódico donde incluso se alternan piedras grandes y más pequeñas. En este último, es más posible que sean varios los medios de comunicación que van aportando información, y es más difícil atribuir a un solo medio o periodista el éxito de la investigación.

Relatoría – COLPIN 2011

6. ESTÁ CRECIENDO EL USO DE LAS REDES SOCIALES, PERO TODAVÍA FALTA MUCHO CAMINO

Hay una incipiente conexión entre periodismo de investigación y redes sociales. Pero todavía hay pocas investigaciones presentadas que involucren a la audiencia en la búsqueda de la información. El trabajo de la Gazeta do Povo, utilizó también técnicas de crowdsourcing, al poner a disposición del público las bases de empleados de la legislatura. Ese sitio tuvo en sus primeros cuatro meses 1,5 millones de accesos y llegaron a la redacción unas dos mil denuncias de anormalidades en esos listados.
Base de datos, Diarios Secretos, Gazeta do Povo y RPC-TV, Brasil

Además otros medios locales hicieron investigaciones tomando los nombres de los empleados que eran

conocidos en sus localidades.

Jake Bernstein, de ProPublica, recomendó la utilización de las redes sociales para promover las investigaciones. Hubo también un caso de crowdsourcing a la vieja usanza, realizada por el sitio colombiano Verdad Abierta, el que con el PNUD realizaron “semanas de la verdad” en las regiones con foros, actividades culturales, encuentros, donde las comunidades ayudaban a completar las historias de los periodistas.

Relatoría – COLPIN 2011

7. LA DISCUSIÓN SOBRE WIKILEAKS

Sobre WikiLeaks la discusión tuvo varias aristas. Hay cierta desconfianza alrededor de Julian Assange, frente a su conflicto con los diarios con los que había hecho un acuerdo. Marcelo Beraba, de O Estado de S. Paulo, se mostró disconforme con la revelación masiva de cables realizada por WikiLeaks, en la semana previa al inicio de la COLPIN 2011. Ignacio Rodríguez Reyna, director de Emeequis dijo que hay que tratar a WikiLeaks “como una fuente y no como un medio” y por lo tanto hay que darle el mismo tratamiento que a cualquier otra fuente. Por eso
Kristinn Hraffson, portavoz de WikiKLeaks

se necesita verificar y contextualizar los cables. En América Latina se presentaron algunas experiencias de

tratamiento de los cables de WikiLeaks en la que se privilegió la revelación del rol de la embajada de Estados Unidos en el país, más que algún caso concreto.

Por ejemplo Luz María Sierra, de Semana, contó como los cables muestran “una elite colombiana muy interesada en ir a contar todas las historias” a la embajada, y cómo sectores de la elite intentan usar a la embajada para sus objetivos internos. Sierra explicó que los cables revelaron que fue el ex presidente Álvaro Uribe quién pidió a Estados Unidos que pusiera las bases militares en su país como disuasivo frente a una posible agresión de Hugo Chávez. También señaló que Wikileaks “es un mediador en la información” y que, a veces, “es poco transparente y muy secretista”.

Otros panelistas explicaron que algunos de los medios que dispusieron de los cables en América Latina hicieron poco periodismo a partir de ellos, y solamente publicaban revelaciones menores. Santiago O’Donnell, de Página 12 de Argentina, explicó cómo contextualizó los cables para poder extraer de ellos más información útil.

Relatoría – COLPIN 2011

8. LA EXPERIENCIA DE BRASIL

En Guayaquil se organizó un bloque de una mañana para un país invitado y el elegido fue Brasil. En la explicación que dio el organizador Ricardo Uceda, director ejecutivo del IPYS, explicó que “hay una especie de liderazgo en muchos aspectos de la investigación periodística” por parte de Brasil, y eso se percibe en los trabajos que se vienen enviando desde hace casi diez años para los premios de investigación periodística. Veridiana Sedeh, directora ejecutiva de ABRAJI (Associacao Brasileira de Jornalismo Investigativo), mencionó como uno de los posibles factores de esa producción a “la percepción de algunos patrones de que es necesario el periodismo de investigación, con cursos de capacitación, invirtiendo en recursos, o liberando tiempo para trabajos de investigación”.

Hay una generación ABRAJI, en referencia a esta organización fundada en el 2002, tras el asesinato del periodista de Tim Lopes en Río de Janeiro. Son periodistas que están empezando su carrera o están ya a mitad de carrera, que se han beneficiado del especial impulso de ABRAJI durante una década a la
Katia Brembatti, James Alberti y Gabriel Tabatcheik, Gazeta do Povo y RPC-TV, Brasil. Ganadores del Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación 2010-2011

capacitación profesional. Es una generación que tiene una enorme voluntad, cuenta con empresas periodísticas que sustentan el periodismo de investigación y tiene una elevada capacidad técnica. El rol de los dueños de los medios queda expuesto en los éxitos del periodismo de investigación en Brasil. Los ganadores del Premio Latinoamericano Periodismo de Investigación 2010-2011 dijeron “nuestras empresa colocó todos los recursos y las facilidades y no hubo ninguna injerencia editorial”. En otros países, medios que tienen una solidez económica parecida a la que pueden tener los brasileños, no le dan el mismo impulso y cobertura al periodismo de investigación. Tiene entonces, como ya dijimos, aparentemente más que ver con una cultura empresaria más que con la fortaleza de un balance económico.

Relatoría – COLPIN 2011

En la estructura narrativa también hay diferencias entre los brasileños y el resto de América Latina. El estilo de redacción de los brasileños tiende a ser más directo y preciso, con textos más cortos, y en las notas de investigación reseñadas evitaban la estrategia de contar historias humanas para hacer más atractiva la investigación, a diferencia del estilo de redacción en otros países de la región.

Relatoría – COLPIN 2011

9. DISCUSIONES ÉTICAS.

En COLPIN 2011 hubo varias presentaciones que plantearon dilemas éticos. El uso de la cámara oculta, por ejemplo. Hubo casos con las que se puede iniciar una discusión ética, como el uso de las fotos de niños mineros para visibilizar ese problema estructural; sobre la inclusión de imágenes de un cura en la cama con un joven manteniendo relaciones sexuales en una investigación televisiva sobre un caso de pedofilia; periodistas brasileños ocultando su identidad para hacerse pasar por asesores parlamentarios y obtener así la confirmación sobre el tratamiento que recibían los legisladores, mientras lo grababan con cámaras ocultas.

Estos periodistas fueron cuidadosos en no inducir a nadie a cometer un delito. Giovani Grizotti, de TV Globo, y su equipo, investigaron supuestos cursos que realizaban legisladores locales, sobre todo en lugares de vacaciones, para cobrar viáticos. Los periodistas se

inscribieron secretamente en esos cursos y usaron cámara oculta. “Orientado por nosotros, (un ex asesor parlamentario que colaboraba en la investigación) llegó a comprar el diploma en nombre de un legislador muerto”, explicaron los autores. En algunos casos, el curso ni siquiera existió. El equipo de “Fantástico” de Tv Globo también utilizó microcámaras y cámaras escondidas en móviles con vidrios oscuros para grabar lo que hacían durante el día los presos que tenían el régimen semi-abierto.

Relatoría – COLPIN 2011

10. EL IMPACTO DE LA INVESTIGACIÓN DEPENDE BASTANTE DEL GRADO DE POLARIZACIÓN POLÍTICA EN ESE PAÍS

En aquellos países donde hay mucha polarización política las instituciones de control suelen tener poco margen de autonomía, y eso hace que los trabajos de investigación periodística tengan poco o nada de impacto institucional. Así, a más polarización, menor impacto institucional de las investigaciones. Los medios que revelan la corrupción de funcionarios nicaragüenses, ecuatorianos, argentinos, bolivianos o venezolanos suele tener poco o ningún impacto institucional. Esto es finalmente también un indicador de la calidad de la democracia en ese país.

A César Batiz, de Últimas Noticias, ni la Superintendencia de Bancos ni la Fiscalía General de la República le respondieron preguntas sobre su investigación de corrupción bancaria en Venezuela. La investigación de La Prensa de Managua sobre el enriquecimiento del histórico comandante sandinista, Tomás Borge, no generó ninguna acción por parte del poder judicial en ese país. “Todas las instituciones se negaron a investigar el caso, cerraron filas para proteger a Borge”, dijo Octavio Enríquez. El libro de investigación periodística El Gran Hermano, sobre los negocios del hermano de Rafael Correa, presentado en la COLPIN, terminó con dos únicas personas demandadas, los dos autores del libro, Juan Carlos Calderón y Christian Zurita. En Ecuador tampoco tuvo consecuencias la investigación sobre la legisladora oficialista Irina Cabezas. O mejor dicho, la consecuencia fue que se cerraron aún más las fuentes oficiales a los periodistas que el presidente Rafael Correa llama “sicarios de tinta”.
La Prensa, Nicaragua

En El Salvador, el impacto de “Así matamos a monseñor Romero” fue sobre todo en las redes sociales y en los medios internacionales, mientras que Dada señaló que “tuvo poca repercusión en los medios salvadoreños”. A veces el impacto consiste en forzar al Poder Judicial a actuar un poco más allá de sus relaciones con los actores políticos, como fue el caso

Relatoría – COLPIN 2011

en Argentina de la investigación del equipo coordinado por Daniel Santoro donde el juez de la causa “toma decisiones en sintonía con el gobierno”. El periodismo es cuarto poder también frente al desempeño del Poder Judicial. Varias veces el trabajo de los periodistas sirve para forzar a los jueces a que hagan el suyo. Otra serie de investigaciones del mismo diario, Clarín, realizada por Matías Longoni, reveló que el actual encargado de la oficina de recaudación de impuestos participó de la formación de empresas a través de testaferros y habría facilitado el desvío de fondos hacia bolsillos privados. El impacto fue nulo. Longoni dijo que “la estrategia que el gobierno desplegó para defender a su estrecho colaborador mezcló grandes dosis de silencio con otras tantas de amedrentamiento a la prensa”. El mismo día de una de las publicaciones de esta serie, la increíble cifra de alrededor de 160 inspectores de la agencia federal de impuestos llegó al diario a realizar una inspección. En Argentina, las revelaciones de Alconada Mon sobre la Unidad de Información Financiera (UIF) la descabezaron por completo. A los pocos días, renunciaron la presidenta, su vice, y siete miembros del Consejo Asesor. Sin embargo, el periodista pudo comprobar que el gobierno continuó usando políticamente ese organismo.

En Paraguay, una investigación

de Roberto Irrazábal y Javier Panza, de Últimas

Noticias, denunció que el presidente del Congreso evadía el impuesto inmobiliario. El impacto no fue la renuncia del legislador, ni su imputación judicial, sino que apenas “terminó pagando todo lo que había evadido”.

En los países donde los niveles de polarización son menores, o no existen, el impacto de las investigaciones periodísticas puede ser mayor porque las instituciones de control pueden tener más autonomía, y los gobiernos están más dispuestos a reconocer las revelaciones realizadas por los medios. Es el caso de Brasil. La investigación de la Folha de S. Paulo sobre los “superpasaportes” de los familiares de Lula salió por todos los medios del país, y además produjo cambios en la regulación, a pesar de que Lula estaba dejando de ser presidente con una popularidad altísima. El impacto por excelencia lo tuvo el trabajo conjunto del canal y la Gazeta do Povo que tras sus revelaciones sobre la corrupción en la legislatura se produjeron manifestaciones en dieciséis ciudades del Estado de Paraná, y en la capital, Curitiba, los estudiantes tomaron en forma pacífica la legislatura. El Poder Judicial local actuó en consecuencia y fueron a prisión decenas de personas y los principales funcionarios de la Asamblea fueron despedidos. La cantidad de empleados pasó de 2457 a alrededor de 1500. Se

Relatoría – COLPIN 2011

sancionó además una ley especificando criterios para la contratación de empleados, y también una ley de iniciativa pública “estableciendo reglas claras y objetivas para la transparencia en la gestión de todos los órganos públicos estaduales”. Con semejante impacto, ¿cuánto dinero le hizo ahorrar, al año, ese trabajo periodístico a los ciudadanos de Paraná?

También se están ahorrando mucho dinero los ciudadanos de Minas Gerais por la investigación del diario local sobre los desvíos de fondos de la legislatura estadual. También se presentó en COLPIN la investigación de Folha que derribó Erenice Guerra, quién era la ministra de la Casa Civil de Dilma Roussef. “La ministra renunció horas después que el informe principal de la serie fuese publicado y ocho personas fueron expulsadas del gobierno por ese tema”, dijeron los autores de la investigación. Los periodistas del diario paulista (Rubens Valente, Andreza Matais, Fernanda Odilla y Filipe Coutinho) describieron el tráfico de influencias que involucraba a los hijos y al marido de la funcionaria. El trabajo del Correio Braziliense sobre las tierras extranjeras influyó en la decisión del entonces presidente Lula de cambiar los criterios de registro de propiedad de las tierras. El equipo del programa “Fantástico”, de TV Globo, dirigido por Mauricio Ferraz, investigó el régimen de prisión semi-abierto donde los presos salen a trabajar por el día y descubrió que muchos de ellos aprovechan para delinquir, mientras las autoridades no fiscalizan. Este trabajo también generó cambios en los procedimientos carcelarios.

En Chile, la investigación del CIPER sobre los daños sísmicos a los edificios contribuyó a la reforma que hizo el gobierno en enero del 2011 “para hacer más seguras las construcciones de altura”. En Perú, la investigación de IDL-Reporteros sobre Cofopri, la oficina estatal para formalizar la propiedad, llevó a que otros medios destapen otros casos en el resto del país, y a que finalmente fueran enjuiciados y detenidos los funcionarios involucrados.

La investigación que hizo TVN de Chile sobre el padre Karadima9 posiblemente aceleró la investigación interna que estaba haciendo la Iglesia católica de ese país, la que finalmente lo consideró culpable de abusos. “En la justicia ordinaria el caso habría sido sobreseído pero tras el impacto de la sentencia de la Iglesia, ya hay gestiones para su reapertura”, dijo el periodista de TVN.

Relatoría – COLPIN 2011

11. INVESTIGAR MITOS ES CLAVE PARA EL PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN

Los mitos sociales que circulan profusamente –exacerbados en los exacerbados contextos muy polarizados son una de las claves orientadoras del polarizadostrabajo del periodismo de investigación, que tiene como una de sus tareas la de verificar o refutar los mitos urbanos que circulan profusamente en la discusión pública, y constituyen un eje central en la formación de las preferencias de los ciudadanos.

En la edición del 2011, la COLPIN agregó la investigación a cargo del diario Los Tiempos de Cochabamba del supuesto intento de
El Nacional, Venezuela

asesinar al presidente Morales, cuestionando la tesis de que hubo un enfrentamiento en el hotel donde murieron los croatas; también

Adriana Rivera, de El Nacional de Caracas, investigó la participación cubana en la emi emisión de documentos de identidad venezolanos.

Varios periodistas brasileños escucharon las versiones sobre un costoso departamento en el que el futuro número dos del gobierno de Dilma Roussef, Antonio Palocci, los recibía. Y Daniel Lizárraga, de la revista mexicana Proceso, escuchó el rumor de que el presidente Felipe , Calderón estaba comprando las casas vecinas, algo que no aparecía en su declaración vecinas, patrimonial.

Estos casos demuestran que los cazadores de mitos todavía tienen mucho trabajo en la región.

Relatoría – COLPIN 2011

12. LA ESCUELA DE LA INVESTIGACIÓN PERIODÍSTICA HISTÓRICA

Existe un importante trabajo periodístico en profundidad que se dedica a revelar lagunas históricas, las que pueden contribuir a mejorar la memoria de los pueblos. En COLPIN 2010 se presentó un gran trabajo de investigación de Guido Bilbao, de La Estrella de Panamá, sobre la caída del general Manuel Noriega, y otro también revelador de Cristóbal Peña, del CIPER, sobre el secuestro del empresario periodístico Cristian Edwards.

En COLPIN 2011 hubo

trabajos que representan una búsqueda para revelar

dimensiones ocultas de la memoria histórica. Fue el caso de los trabajos “Las guerras desconocidas del Brasil” y “Así matamos a Monseñor Romero”. Son casos de periodismo de investigación sobre el alma de un pueblo.

En el caso del trabajo de O Estado se trata de la tarea de un año de trabajo de un periodista y un fotógrafo basados en Brasilia, los que mientras cubrían los viajes del entonces presidente Lula pedían días adicionales para encerrarse en archivos regionales, entrevistar
Leonencio Nossa y Celso Junior, O Estado, Brasil, Premio del Público, COLPIN 2011

sobrevivientes de guerras sociales antiquísimas, y hablar con historiadores locales. Hicieron 335 entrevistas, en 41 ciudades, para analizar “32 conflictos armados brasileños ignorados por los libros de historia”, lo que les permitió entre otras cosas documentar la muerte de alrededor de 500 civiles por parte de fuerzas oficiales. Incluso se analizaron conflictos ocurridos en el actual período democrático. Los periodistas dijeron que “hay un desprecio de los órganos estatales por la preservación de la memoria de las personas humildes”. Este trabajo ganó el Premio del Público en este COLPIN 2011. La idea, la realización y la gran calidad de las fotos, impactaron a los periodistas reunidos en Guayaquil. Hicieron también un sitio web completo.

Relatoría – COLPIN 2011

En el caso de El Faro, se logró que “por primera vez, uno de los coordinadores del asesinato de Monseñor Romero confesara su participación en el crimen”. Estos trabajos siguen siendo los primeros borradores de esas historias, aunque en algunos casos los hechos hayan ocurrido hace un siglo. Otro trabajo de enorme valor fue “Viaje a la muerte”, en el que José Raúl Olmos Castillo del periódico a.m. de León, Guanajuato (México), pudo documentar los nombres y las historias de mexicanos muertos en campos de concentración nazis. Para poder hacer esto, Olmos pidió acceso a documentación y revisó archivos de ocho países, siete de ellos europeos.

Relatoría – COLPIN 2011

13. LA INDIGNACIÓN ORGANIZADA

El

periodista

ecuatoriano

Juan

Carlos

Calderón dijo que en el origen de una investigación hay un acto de indignación. Y ahora el mundo está lleno de indignados. Los periodistas que participaron de este COLPIN también están indignados pero, en primer lugar, son indignados profesionales y, en segundo lugar, tienen esperanza. Cada
Asistentes, COLPIN 2011, Guayaquil

una de estas investigaciones produjo cambios positivos. Las que más impactaron lograron drásticas reformas de políticas públicas, y las que menos aunque sea lograron enriquecer algún espacio de la conciencia colectiva.

Relatoría – COLPIN 2011

Notas
1. Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación, otorgado por el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) Y Transparencia Internacional. Una investigación financiada por el Fondo de Apoyo al Periodismo de Investigación, de IPYS. Una investigación financiada por el Fondo de Apoyo al Periodismo de Investigación, de IPYS. Trabajo pre seleccionado para el Jurado. No fue presentado en COLPIN. Trabajo pre seleccionado para el Jurado. No fue presentado en COLPIN. FOPEA: Foro de Periodismo Argentino El Jurado de la 9º edición del Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación estuvo integrado por los periodistas Gustavo Gorriti (Perú), Fernando Ruiz (Argentina), María Teresa Ronderos (Colombia), Gustavo Beraba (Brasil). Trabajo pre seleccionado para el Jurado. No fue presentado en COLPIN. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

8.

Relatoría – COLPIN 2011

Anexo
Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación 2011 PROGRAMA
DIA 1 4:30 PM Bienvenida Mirko Lauer (IPYS) y Nila Velásquez (Fundación El Universo) VIERNES 2 de SEPTIEMBRE

5:00 PM

Discurso inaugural “Una opinión castigada con 40 millones de dólares” Carlos Pérez, director del diario El Universo de Guayaquil

5:45 PM

CONFERENCIA “Presente y futuro del periodismo de investigación” Kristinn Hranfssson Portavoz de Wikileaks

6:30 PM

MESAS PARALELAS Editores relatan su experiencia con los cables de WikiLeaks

Salón 1: Relator: Ignacio Rodríguez Reyna, Emeequis, México Carlos Dada, El Faro, El Salvador Giannina Segnini, La Nación, Costa Rica Tatiana Farah, O Globo, Brasil Pedro Miguel, La Jornada, México 8:30 PM Cóctel de bienvenida Fundación El Universo

Salón 2: Relator: Edison Lanza, CAINFO, Uruguay

Rossana Echeandía, El Comercio, Perú Luz María Sierra, Semana, Colombia

Hugo Alconada, La Nación, Argentina Gustavo Cortez, El Universo, Ecuador

Relatoría – COLPIN 2011

DIA 2 9 AM - 1 PM

SÁBADO 3 DE SEPTIEMBRE BLOQUE DE PAÍS INVITADO: BRASIL

9:00 AM

PRESENTACIÓN: Veridiana Sedeh, ABRAJI

9:15AM

INVESTIGANDO AL PODER POLÍTICO

Los casos de Erenice Guerra y Antonio Palocci Rubens Valente y Andreza Matais, Folha de S. Paulo Fraude en el presupuesto del gobierno federal Leandro Colon, O Estado de S. Paulo Notas frías Thiago Herdy, Estado de Minas

10:30 AM

Coffee break

10:45 AM

INVESTIGANDO AL PAÍS

Las guerras desconocidas Leonencio Nossa, O Estado de S. Paulo Tierras extranjeras Lucio Vaz, Correio Braziliense Crimen organizado Fabio Guzmao, Extra

11:45 M

INVESTIGACIONES PREMIADAS

Diarios secretos James Alberti, Gazeta do Povo Sexo, intrigas y poder Roberto Cabrini, SBT

Relatoría – COLPIN 2011

3 PM – 6 PM

BLOQUE DE INVESTIGACIONES EXITOSAS

3:00 PM

NEGOCIOS FRAUDULENTOS Los Nule Luz María Sierra, Semana, Colombia El caso Banorte César Batiz, Últimas Noticias, Venezuela Reconstrucción e impunidad Pedro Ramírez, CIPER, Chile

4 PM

DESBALANCE PATRIMONIAL El patrimonio de Hugo Moyano Daniel Santoro, Clarín, Argentina El patrimonio de Felipe Calderón Daniel Lizárraga, Proceso, México El patrimonio de Irina Cabezas Mónica Almeida, El Universo, Ecuador

5:00 PM

Coffee break

3 PM – 6 PM

BLOQUE HERRAMIENTAS DE INVESTIGACIÓN Cómo investigar el Gasto Público Nelson Shack, Consultor del Banco Mundial, Perú Investigando empresas alrededor del mundo Paul Radu, Romanian Center for Investigative Journalism Buceando en océanos de datos Giannina Segnini, La Nación, Costa Rica

8:30

Cena de Premiación a las mejores investigaciones periodísticas de América Latina Con la participación especial del Presidente de la Comisión Internacional de Juristas, Pedro Nikken, quien disertará sobre el reciente fallo judicial contra el diario El Universo.

Relatoría – COLPIN 2011

DIA 3

DOMINGO 4 DE SEPTIEMBRE

9 AM - 12 M

BLOQUE DE PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

9:00 AM

PROYECTOS DEL FONDO DE INVESTIGACIONES Presentación de la iniciativa Ricardo Uceda, IPYS INVESTIGACIONES CONCLUIDAS El falso intento de asesinato de Evo Morales Investigador: Grover Yapura, para Los Tiempos, Bolivia Los casinos por dentro Investigador: Pablo Afano, para TV Pública, Uruguay Los niños mineros Amancaya Finkel, Página 7, Bolivia

10:00 AM

RESULTADOS DEL PRIMER CURSO LATINOAMERICANO DE PROYECTOS Presentación a cargo de Giannina Segnini Y Enrique Flor

Salón 1 La contaminación minera en la cordillera entre Chile y Argentina Leonardo Nicosia, Perfil, Argentina Olor a pescado Milagros Salazar, IDL Reporteros, Perú El contrato secreto Venezuela-Cuba Adriana Rivera, El Nacional, Venezuela Fraude en contratos mineros Catalina Lobo-Guerrero, Semana, Colombia

Salón 2 El negociado de la emergencia eléctrica César Batiz, El Mundo, Venezuela Los bienes de la policía bonaerense Pablo Morosi, La Nación, Argentina El cierre del mercado de bonos Corina Pons, Bloomberg, Venezuela Enriquecimiento ilícito de regidores del barrio Fluminense Priscilla Souza, Extra, Brasil

11:45 AM

Coffee break

Relatoría – COLPIN 2011

12:00 AM

CONFERENCIA Cómo se hizo “La máquina de dinero de Wall Street” Reportaje nacional ganador del Premio Pulitzer 2011 Jake Bernstein, ProPública, USA.

3 PM – 6 PM

BLOQUE DE INVESTIGACIONES EXITOSAS

3:00 PM

ABUSO DE PODER La UIF como arma política K Hugo Alconada, La Nación, Argentina Los pasaportes de la familia de Lula Matheus Leitao, Folha de S. Paulo Los beneficios de Tomás Borge Octavio Enríquez, La Prensa, Nicaragua

4:00 PM

DEFRAUDACIÓN AL ESTADO Salón 1 Desvío de subsidios Matías Longoni, Clarín, Argentina

INVESTIGANDO EN LA FRONTERA Salón 2 Venezuela-Colombia: exportación ilegal de mineral desconocido David González, El Nacional Venezuela México-Estados Unidos: la ruta del dolor Roberto de la Madrid, TVC Noticias, México Brasil, Argentina y Uruguay: contrabando y tráfico de armas Fabio Almeida, Tv Gaúcha, Brasil

Presidente del Congreso evade impuestos Roberto Irrazábal, Última Hora y Telefuturo Médicos sin control Juan Pablo Figueroa, CIPER, Chile

5:15 PM

DERECHOS HUMANOS Los crímenes de Córdoba Gina Morelo, El Meridiano, Colombia

PROYECTOS MULTIMEDIA Minería abandonada Gerardo Young, FOPEA, Argentina

Relatoría – COLPIN 2011

Viaje a la muerte Raúl Olmos, Periódico a.m., México Préstamos a cambio de vidas Marjorie Ortiz, El Universo, Ecuador

Las verdades del conflicto armado María Teresa Ronderos, Verdad Abierta, Colombia INFOS: las noticias olvidadas Marco Sifuentes, IPYS, Perú

6:15 PM

CONFERENCIA Crímenes en Guatemala: las investigaciones y sus enemigos Francisco Dall´Anese, Comisionado contra la Impunidad de Naciones Unidas en Guatemala

DIA 4 9:00 AM

LUNES 5 DE SEPTIEMBRE RIESGOS DEL PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN Una mirada global Carlos Lauría Director para las Américas del Committee to Protect Journalists Un estudio en México Ana Arana, Fundación MEPI Criminalización de la investigación periodística en Ecuador César Ricaurte, Fundamedios

10:30 AM

LIBROS DE INVESTIGACIÓN Las coimas del gigante alemán Hugo Alconada, La Nación, Argentina El Gran Hermano Juan Carlos Calderón, Ecuador ArgenLeaks Santiago O´Donnell, Página 12, Argentina

11:45 AM

Coffee break

Relatoría – COLPIN 2011

12:30 PM

INFORMACIÓN OBTENIDA ILÍCITAMENTE Los petroaudios Laura Puertas, Directora América TV, Perú El escándalo del News of the World James Ball, Unidad de Investigación de The Guardian, Gran Bretaña

12:30 M

PLENARIA Avance de la Relatoría COLPIN 2011 Fernando Ruiz, FOPEA, Argentina

1:00 PM Avance de Estudios de Caso: periodistas de investigación enjuiciados Roberto Pereira, IPYS, Perú Edison Lanza, CAINFO, Uruguay

Es un evento organizado por:

www.ipys.org

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful