UNIVERSIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER Escuela de Filosofía Pregrado en Filosofía

Seminario de Filosofía Contemporánea: Existencialismo
CÓDIGO 23042 NÚMERO DE CRÉDITOS 6

(jepulido.blanco gmail.com) jepulido.blanco@ Profesor: Jorge Enrique Pulido Blanco (jepulido.blanco@gmail.com)

REQUISITOS INTENSIDAD HORARIA SEMANAL TAD: TI: TALLERES:___ TEÓRICO-PRÁCTICA:___ TALLERES:___ LABORATORIO:___ TEÓRICO-PRÁCTICA:___ JUSTIFICACIÓN

Bajo la palabra “existencialismo” se mienta tanto una actitud filosófica (lo que escolarmente se denomina “una corriente de pensamiento”), como un fenómeno sociológico; dos sentidos de una misma voz, dominantes en la primera mitad del siglo XX. (Que la inflexión que en el existencialismo sufre el conjunto de la cultura occidental se deriva de la experiencia fundamental de las dos Guerras Mundiales, a nadie le permanece oculto.) La influencia de los motivos existencialistas es tal, que sin ellos sería incomprensible gran parte del pensamiento contemporáneo. En efecto, de manera directa o indirecta, a los motivos existencialistas están ligados autores como Kierkegaard, Nietzsche, Husserl, Jaspers, Heidegger, Sartre, Marcel, Unamuno, etc. Abordar los problemas básicos del existencialismo significa, de acuerdo a lo anterior, acceder a la posibilidad de comprender el presente histórico y filosófico en el que nos movemos. Posibilidad nada desdeñable, si es cierto que el preguntar filosófico debe elaborar el hilo conductor de su cuestionar desde el punto en el que éste se origina y sobre el que, a su vez, repercute: die Lage, la coyuntura actual (Heidegger).

PROPÓSITO DE LA UNIDAD DE APRENDIZAJE

La totalidad respeccional —intramundanamente descubierta— de lo a la mano y de lo que está‐ahí, carece, como tal, de toda importancia. Toda entera se viene abajo. El mundo adquiere el carácter de una total insignificancia. En la angustia no comparece nada determinado que, como amenazante, pudiera tener una condición respectiva. (Heidegger, Ser y tiempo, §40, p. 187) Pero esta posibilidad más propia [la posibilidad del morir], irrespectiva e insuperable no se la procura el Dasein ulterior y ocasionalmente en el curso de su ser. Sino que si

1

el Dasein existe, ya está arrojado también en esta posibilidad. Que esté entregado a su muerte y que, por consiguiente, la muerte forme parte del estar‐en‐el‐mundo, es algo de lo que el Dasein no tiene inmediata y regularmente un saber expreso, ni menos aún teorético. La condición de arrojado en la muerte se le hace patente en la forma más originaria y penetrante en la disposición afectiva de la angustia. (Heidegger, Loc. Cit., §40, p. 248) Ciertamente hay muchos que no están angustiados; pero nosotros afirmamos que se enmascaran su propia angustia; que huyen de ella […]. Aún cuando la angustia se enmascara, aparece. (Sartre, El existencialismo es un humanismo, p. 36 y ss.) […] Porque si todas las soluciones están cerradas, habría que considerar que la acción en este mundo es totalmente imposible […]. (Sartre, Loc. Cit., p. 21)

La frese de Tertuliano, “Creo porque es absurdo” (Credo quid absurdum), muy bien podría secularizarse para interpretar con ello un aspecto esencial tanto de la motivación existencialista como de su posición filosófica: “Existo… porque es absurdo” (Sum… quid

absurdum), es un lema en cuyo sentido se alberga la posibilidad de condensar aquella
tesis básica según la cual el existir no tiene ninguna “esencia”, ningún ser en sí, sino que antes bien su fondo y fundamento (Grund) es de índole abismal (Abgrund), un sin sentido. Pero, quizás justamente por esta razón, suscribiendo el otro matiz que se desprende de la afirmación de Tertuliano, el existir, más que ninguna otra cosa, debe ser empuñado y revestido de sentido, haciendo así, como Tertuliano, del “escándalo y la necedad” (Pablo,

Corintios I, 22 a 25), una virtud y una gracia, esto es, alcanzar el “fundamento” sobre el
fondo del cual la existencia se “religue” consigo misma. Más allá de esta paradójica analogía teológica a través de la que se puede expresar la posición más radical del “existencialismo ateo” (Heidegger y Sartre) por contraste con un motivo de la fe, es justo que nos planteemos el siguiente interrogante, a saber, ¿en qué sentido y por qué el empuñamiento de la existencia ofrece la posibilidad de que ésta se “religue” consigo misma? Es manifiesto que la pregunta presupone una escisión de la existencia consigo misma, un momento originario en el que ésta se encuentra perdida, alienada, enajenada. Así es en efecto. Y tanto Heidegger como Sartre reconocen dicho fenómeno básico. El filósofo alemán lo conceptualiza en términos de caída en la publicidad del impersonal, del “se dice”, del “uno debe, cree, piensa, hace…”. Sartre, por su parte, interpreta esta temática bajo el concepto de “mala fe”. Semejante impropiedad o inautenticidad en la que se mueve la existencia generalmente y casi siempre, no es la verdad de ésta, sino su forma alienada y deficiente. El que la existencia decida elegir la posibilidad de comprenderse desde sí misma, de empuñar su poder-ser, trae consigo un quiebre, una falla, en el dominio omniabarcante y todopoderoso de los otros. Tres son los fenómenos disruptivos que en los planteamientos de Heidegger y Sartre cumplen la función de traer a la existencia de regreso a sí: “angustia”, “ser-para-la-muerte” y “llamada de la conciencia”. S. Kierkegaard ha afirmado que la desesperación no es una cura, un remedio, sino más

2

bien la enfermedad, y no una de cualquier tipo, sino “la enfermedad mortal” (Tratado de la

desesperación, p. 4 y ss.). Lo mismo cabe asegurar del existencialismo. Y aunque los dos
autores que hemos mencionado (Heidegger y Sartre) coincidan en muchos temas –ya esbozamos cómo esto es así a propósito de la disrupción de la “alienación”-, precisamente en este punto hay que sentar una diferencia de principio: mientras Heidegger considera que la existencia propia se encuentra en la desesperación, para Sartre está más allá de la desesperación. Así, pues, ¿se trata aquí de una enfermedad mortal incurable o de una que con cierta terapia hallaría sanación? ¿El enfermo (existir) puede y debe esperar el fin de esta “enfermedad mortal” o ha de entregarse a la suerte del destino de su ser? Finalmente, el problema es a la vez escéptico y pesimista: ¿hay respuesta y esperanza en la tierra? El seminario abordará con profundidad y rigor el complejo temático que gira en torno a la angustia y la muerte, sobre la base de las obras principales de Martin Heidegger y JeanPaul Sartre. Por lo demás, cabe advertir que aunque el filósofo alemán permanentemente intentó deslindar su “analítica existencial” de toda antropología, psicología y cualquier postura “existentiva” (dentro de la cual contaba el existencialismo de K. Jaspers), pondremos de relieve el papel esencialmente metódico que para el planteamiento de su ontología fundamental fenomenológica tiene el despliegue de las principales estructuras de la existencia. En este mismo contexto, estudiaremos la respuesta heideggeriana al intento sartreano de incluirlo en una corriente, “el existencialismo ateo”. El seminario, entonces, también hurgará moderadamente en los límites del existencialismo. OBJETIVOS DE APRENDIZAJE Ó COMPETENCIAS 1. Objetivo general. El seminario tiene por finalidad ofrecer al Estudiante una serie de competencias tendientes a fomentar la comprensión, la argumentación y la exposición de las ideas y la toma de posición en torno a los contenidos de las lecturas. En lo que tiene que ver con su objeto temático, el seminario tiene por finalidad analizar el desarrollo del concepto de muerte y

el problema de la angustia desde la perspectiva existencialista en las filosofías de Martin Heidegger y J.-P. Sartre.
Objetivos específicos. 1.1. Analizar el desarrollo del problema de la angustia y la muerte en la analítica existencial de Heidegger y la función que tiene dicho tópico en su empresa de una ontología fundamental fenomenológica. 1.2. 1.3. Analizar el desarrollo dado al problema de la angustia y la muerte en la obra El

ser y la nada de Sartre.
Discutir la interpretación sartreana del existencialismo como humanismo y la respuesta que a la asociación de su nombre con este tema realiza Heidegger, en las obras El existencialismo es un humanismo y Carta sobre el humanismo, respectivamente.

3

1.4. 1.5.

Manejar conceptos clave para los temas tratados, entre otros: fenomenología, ontología, existencia, esencia, muerte, angustia, ser, nada, tiempo, etc. Incentivar y fortalecer habilidades para la escritura de textos en los que se dé cuenta de las ideas y las tomas de posición propias, así como también de los planteamientos concretos de los autores.

1.6.

Cimentar la dinámica del seminario como dinámica efectiva de la formación filosófica. CONTENIDOS

Los contenidos en torno a los que se desarrollará el seminario son los siguientes:

CRONOGRAMA DE CLASES SEMINARIO DE FILOSOFÍA CONTEMPORÁNEA: EXISTENCIALISMO (II DE 2011)
FECHA
SEMANA 1 (sep. 12 y 14) SEMANA 2 (sep. 19 y 21) SEMANA 3 (sep. 26 y 28) SEMANA 4 (oct. 03 y 05) SEMANA 5 (oct. 10 y 12) SEMANA 6 (oct. 19) SEMANA 7 (oct. 24 y 26) SEMANA 8 (oct. 31 y nov. 02) SEMANA 9 (nov. 09) SEMANA 10 (nov. 16) SEMANA 11 (nov. 21 y 23) SEMANA 12 (nov. 28 y 30) SEMANA 13 (dic. 05 y 07) SEMANA 14 (dic. 12 y 14) SEMANA 15 (ene. 11) SEMANA 16 (ene. 16 y 18)

LECTURA 1. Presentación general del curso 2. Gadamer, "Existencialismo y filosofía existencia" y "El ser y la nada de Sartre" 2. Gadamer, "La angustia y los miedos" 1. León Tolstoi, "La muerte de Ivan Ilich" 1. Heidegger, Ser y tiempo, §§ 1, 2 y 3 2. Heidegger, Ser y tiempo , §§ 4, 5, 6 y 7 1. Heidegger, Ser y tiempo, §§ 9, 10 y 11 2. Heidegger, Ser y tiempo, §§ 12 y 13 1. Heidegger, Ser y tiempo, §§ 25, 26 y 27 2. Heidegger, Ser y tiempo, §§ 28, 29, 30 y 31 1. Heidegger, Ser y tiempo, §§ 35, 36, 37 y 38 1. Heidegger, Ser y tiempo, 2. Heidegger, Ser y tiempo, 1. Heidegger, Ser y tiempo, 2. Heidegger, Ser y tiempo, §§ 39, 40 y 41 §§ 45, 46 y 47 §§ 48, 49 y 50 §§ 51, 52 y 53

ACTIVIDAD

Taller de lectura y corrección

Primer parcial (oct. 12)

1. Sartre, El existencialismo es un humanismo 1. Heidegger, Carta sobre el humanismo 1. Sartre, El ser y la nada , I a III 2. Sartre, El ser y la nada , IV a VI 1. Sartre, El ser y la nada , Primera parte, Cap. I, I a III 2. Sartre, El ser y la nada , Primera parte, Cap. I, IV a V 1. Sartre, El ser y la nada , Primera parte, Cap. II 2. Sartre, El ser y la nada , Segunda parte, Cap. I, I a III 1. Sartre, El ser y la nada , Segunda parte, Cap. I, IV a V 2. Sartre, El ser y la nada , Segunda parte, Cap. II, I 1. Sartre, El ser y la nada , Segunda parte, Cap. II, II a III 2. Sartre, El ser y la nada , Segunda parte, Cap. III, I a III 1. Sartre, El ser y la nada , Segunda parte, Cap. III, I a V 2. Sartre, El ser y la nada , Tercera parte, Cap. I

Segundo Parcial (nov. 23)

Trabajo final y autoevaluación (ene. 16)

4

ESTRATEGIAS ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE Para un cumplimiento cabal de los objetivos planteados arriba, se hace precisa una lectura comprensiva y crítica por parte del Estudiante de cada uno de los textos propuestos como base de la discusión para cada una de las sesiones. De este modo, será posible llevar a cabo las discusiones que se derivarán de la exposición magistral y de la presentación de las relatorías a cargo de los participantes del seminario. La precisión en las lecturas, y en las contribuciones a la discusión durante el curso que de ellas se desprenderá, deben soportarse en una lectura tan meticulosa y quirúrgica como sea posible. Asimismo, se requiere que el Estudiante evidencie de forma escrita su introducción y avance a través de la temática que propone el seminario. Para esto, es requisito indispensable que se manejen unos mínimos en la técnica de escritura (además de la correcta ortografía, sintaxis, redacción, es necesario que el estudiante aprenda a construir un texto estructurado en el cual las argumentaciones válidas y las explicaciones satisfactorias muestren su creatividad y originalidad), de suerte que las ideas que se quieren expresar sean comprensibles. ESTRATEGIAS DE EVALUACIÓN La evaluación pretende garantizar que se alcancen los objetivos propuestos. Por tal razón, los siguientes siete aspectos: 1. Talleres y participación (con una ponderación del 15 %) 2. Protocolo (10%) 3. Relatorías (15%) 4. Autoevaluación (10 %) 5. Primer parcial (10 %) 6. Segundo parcial (propuesta de investigación ensayo final, 15 %) 7. Texto final de curso (25 %) Nota: En caso de que surja algún imprevisto que impida la entrega personal de los een trabajos, éstos deben ser enviados al e-mail del profesor en la fecha establecida. BIBLIOGRAFÍA
Lecturas requeridas 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. GADAMER, Hans-Georg, Existencialismo y filosofía existencial. En: Los caminos de Heidegger. Traducción de Traducción de Ángela Ackermann Pilári, Herder, Barcelona, 2003. ________, “El ser y la nada” de Sartre. En: Los caminos de Heidegger, Op. Cit. TOLSTOI, León, La muerte de Ivan ILich. HEIDEGGER, Martin, Ser y tiempo. Traducción de Jorge Eduardo Rivera, Trotta, Madrid, 2009. (Parágrafos escogidos) _______, Carta sobre el humanismo. Traducción de Helena Cortés y Arturo Leyte, Alianza, Madrid, 2006. SARTRE, Jean-Paul, El ser y la nada. Ensayo de ontología fenomenológica. Traducción de Juan Valmar, Losada, Buenos Aires, 2005. (Apartados escogidos) ________, El existencialismo es un humanismo. Traducción de Victoria Praci de Fernández, Edhasa,

5

Barcelona, 2009. Otras lecturas 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. GADAMER, Hans-Georg, ¿Hay una medida en la tierra?. En: Los caminos de Heidegger. Traducción de Traducción de Ángela Ackermann Pilári, Herder, Barcelona, 2003. LEYTE, Arturo, Heidegger. Alianza, Madrid, 2005. ________, El Dasein inhabitable: fuera de la conciencia moderna. En: CARDONA (Ed.), Heidegger: el testimonio del pensar. Editorial Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, 2007 (ps. 89 a 103). BOURDIEU, Pierre, La ontología política de Martin Heidegger. Traducción de César de La Mezsa, Paidos, Barcelona, 1991. LÖWITH, Karl, Heidegger, pensador de un tiempo indigente. Traducción de Román Setton, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 2006. RUBIO, Roberto, El pensar heideggeriano en el lustro posterior a Ser y tiempo. La experiencia productiva

de un fracaso. Alea. Revista internacional de fenomenología y hermenéutica, N° 4 (ps. 127 a 157).
VIGO, Alejandro, Identidad, decisión y verdad. Heidegger en torno a la constitución del “nosotros”. En:

Alea. Revista internacional de fenomenología y hermenéutica, N°4, 2006 (ps. 47-90). VOLPI, Franco, “Ser y tiempo”: Una versión moderna de la “Ética nicomáquea”. En: ROCHA, Alfredo, Martin Heidegger. El testimonio del pensar, Ediciones Uninorte, Barranquilla, 2009 (ps. 3 a 31). 9. MUÑOZ, Enrique, El ser humano como centro, pero no como ser humano. En: ROCHA, Alfredo, Martin Heidegger. El testimonio del pensar, Ediciones Uninorte, Barranquilla, 2009 (ps. 144 a 160). 10. ________, El problema antropológico en la filosofía heideggeriana. En: EYZAGUIRRE, Sylvia (Ed.), Fenomenología y hermenéutica. Actas del I congreso internacional de fenomenología y hermenéutica.
Universidad Andrés Bello, Chile, 2008 (ps. 319 a 327). 11. HERRERA, Hugo, Sentido práctico de la existencia. Las propuestas de Husserl y Heidegger. En: EYZAGUIRRE, Sylvia (Ed.), Fenomenología y hermenéutica. Actas del I congreso internacional de

fenomenología y hermenéutica. Universidad Andrés Bello, Chile, 2008 (ps. 353 a 373).
12. SILVESTRE, Carlos di, Futuro e historicidad en la hermenéutica del Dasein. En: EYZAGUIRRE, Sylvia (Ed.),

Fenomenología y hermenéutica. Actas del I congreso internacional de fenomenología y hermenéutica.
Universidad Andrés Bello, Chile, 2008 (ps. 373 a 385). 13. FARÍAS, Victor, La constitución del tiempo y la temporalidad de una historia colectiva auténtica. En: EYZAGUIRRE, Sylvia (Ed.), Fenomenología y hermenéutica. Actas del I congreso internacional de

fenomenología y hermenéutica. Universidad Andrés Bello, Chile, 2008 (ps. 385 a 397).
14. JOLIVET, Regis, Las doctrinas existencialistas. Desde Kierkegaard a J. P. Sartre. Traducción de Arsenio Pacios, Gredos, Madrid, 1999. 15. BOLLNOW, Otto Friedrich, Existencialismo y ética. Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía, Mendoza, Argentina, marzo-abril 1949, tomo 2 (ps. 974 a 997). 16. LANDGREBE, Ludwig, El existencialismo en Sartre y su genealogía histórica. En: Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía, Op. Cit. (ps. 1050 a 1058). 17. CERF, Walter, Positivismo lógico y existencialismo. En: Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía, Op. Cit. (ps. 890 a 908). 18. LÓWITH, Karl, Trasfondo y problemas del existencialismo. En: Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía, Op. Cit. (ps. 390 a 407).

Nota: Otra bibliografía complementaria se dará a conocer en el transcurso de las sesiones.

6