I Que duro es pensar que todo lo que uno tiene que ofrecer es poca cosa, como si de lo que estuviéramos

hecho fuese el desperdicio de los demás, algo que no alcanza a ser más que un despojo.. y sin embargo aun así creo que soy poco menos que eso. La vida me a llevado por caminos inhóspitos y llenos de tragedias y alegrías; a lo largo de este viaje, él cual llega a su fin, puedo decir que he acumulado un sin numero de cadenas y de valijas, todas y cada una de ellas, no fueron elegidas o cargadas en mi espalda, no... más bien soy como un imán, que acuña los metales que están cerca de él, así es como me apropie de todo esto que cargo. Los libros, la casa, los trabajos, el carro y mi hijo. Todo acuñado de una manera espontánea, sin premeditación y sin plantación, supervivencia del menos apto. Hace mucho tiempo, deje atrás mis ilusiones por cumplir mi papel dentro del sistema, porque así es la vida, como una gran obra de teatro, ja… esa frase suena a lo que mis abuelos decían.. o fue en un libro?, lo que importa realmente no es la fuente, sino el significado que encierra. Nos responde la respuesta primordial, la primera y única raíz de la filosofía… para que estamos aquí. Es pues estar interpretando un papel. El cual uno no elige y mucho menos controla, depende pues de alguien mas, sin embargo quien o para que, resultan otras preguntas a las cuales, una respuesta sincera no tengo. La interpretación de ser lo que uno es, me resulto tan impositor que todo aquello con lo que soñé, con los libros, el cigarro en la boca, la taza de café, una barba añeja y un montón de ideas plasmadas en la revolución del pensamiento, quedo como una imagen de un pintor ya conocido, como la idealización de un sueño que nunca podrá ser… resulta irónico pensar que todos tenemos a ese bohemio en nuestra mente cuando trabajamos en los horarios de oficina y no somos capaces de separar esa ficción de nuestra realidad tan pulsante y tangible, pensando que un día, ese viejo llegará, como una recompensa a nuestro esfuerzo. A ella la conocí una tarde, cuando aun estaba matriculado en la universidad, su rostro no era nada fuera de lo normal, su cuerpo; lejos de ser una escultura de pureza y delicadeza, terminaba por ser una curva muy pronunciada dentro de un camino recto. Sin embargo, a pesar de su falta de unicacidad (LOL) existió lo que los esotéricos, místicos y wiccas, llaman “Alma Gemela”. Una chispa, un destello, un imán que me atrajo a ella, lo irónico es que no cruce palabra con ella de inmediato. Me conforme con mirar, vouyerista de la cotidianidad, contestar el teléfono, tomar notas de la clase o hacer preguntas, saludar e ir por el café en las tardes, cuando el sol despojaba los patios de su tonos verdes y grises, para tornar el ambiente bohemio, amarillento por las lámparas viejas y la poca iluminación de la facultad. II Siempre he sido apresurado, como si la vida se me fuera a escapar como el agua entre los dedos, siento la necesidad de apresurar mi relato al punto actual y terminar de contar lo que tengo que contar, para que todo esto termine. Dentro de mi aun puedo sentir el cosquilleo, la ansiedad de no guardar el secreto y saltarme al final de la película. Durante todo este tiempo he vivido la vida así, como apresurado, entre una cosa y la otra, contando las historias en tiempos mínimos, saltándome los instantes mismos que valen la pena, por contar el hecho en si… ahora entiendo porque la gente no me entiende, porque la gente no se emociona cuando yo lo hago. Porque las mujeres

Es claro que las personas son tan complejas y unicas que es muy infantil pensar que se puede catalogar o crear un patron de comportamiento (parte de estas debagaciones son las que me llevaron a detestar a los psicologos). lo peor de esta ciudad es que te hace sufrir. escritor mexicano autor de A. todo el tiempo. Estas prisas son las que poco a poco han ido marcando la forma es que llego a tomar mis decisiones. crei que era real. caminando con paso lento y la mirada soñadora. Yépez1 una vez lo dijo en una de sus dedicatorias “Para ti con tus prisas y tus preguntas…”. esta es la parte peligrosa. un poco en lo que pienso y otro poco. recordar es sufrir. termine creyendo por ver. de mirar. tardo dos años en ser. las miradas que trataban de pentrar en el alma mis para saber si era o no verdadero aquello. los recuerdos brotan al ver los cambios.. como el efecto de una droga o como el dinero de cada quincena. Todo el tiempo estamos recordando como era la ciudad hace unos meses y entonces al pasar por todas esas nuevas viejas calles. que algual que la fe. en lo que siento. dos años de quietud. al caminar por las calles que te llevan al trabajo. y nuestro recuerdo parece tan lejano a esa realidad tangente. un poco en lo que compro. sentir y vivir. nos hace sufrir… vivir en trance. Lo que paso con ella. nos transforma en ancianos deambulando las plazuelas.R. esa magia que solo funcionaba hacia mi. que duro es pensar que no lo merezco. las platicas eternas. bueno eso creia. al igual que las mias.. Mirar en su rosotro es como ver la luna. Fue entonces que inmerso en la magia que ella tenia. por los parques pobres y por todas las cosas que cambian tan rápido. la ciudad cambia tan rápido que uno cuando vuelve a pasar por las calles o las plazas nos resultan nuevas. la exageración de todo y la velocidad con la que puede penetrar en tu vida. En cada una de las relaciones personales se forja un camino unico y especial que no se repite en ningun caso.creen que soy un psicópata o un tarado niño de 15 años. Se esfuma como el chorro de humo que sale de un cigarro. Era esa chispa que tiene al mirar. tecuriosean por dentro y te hace un lobotomizado inerte ante ella. Sus primeras palabras. Recordar es vivir… vivir es sufrir. Mi relacion con ella fue un destello de algo que crei no era para personas como yo. de sentirla de no prisas. porque nuestros referentes se traslucen como filminas transparentándose a la realidad. llena de imperfecciones que te alimentan.O.B. Nos hace recordar.T. 1 Heriberto Yépez. que nos envejece. el tiempo se dedico a demostrarme todo lo contrario. Es así como la magia se torno un poco densa y opaco la realidad. y Luna creciente .U. que me dejaron tomar y beber y luego todo se retira. ese gesto tonto al reir y su manera tan absurda de sonrojarse cuando se siente alagada. Nunca crei que una mujer pudiera hacer eso. estaban llenas de promesas de novedades que deslubraron las realidades de nuestra cotidianidad. añoranza de lo que fue. En Tijuana la vida pasa como en trance.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful