Los pueblos prerromanos de la Meseta Sur

Ma Pilar González-Conde Puente* ABSTRACT
The ident¿fícation ofpre-Roman ethnic units in the Southern Meseta should be carried out with a critical studv of the clarsical writers, since the panorama alters between the Second Punie War and the Celtiberian Wars. The southern Meseta was occupied, when tite Romans arríved, by Carpetaní, Cdtíberíans, and Oretani, and titere was also an area of contact with the Bastetania in the province of Albacete and with tite Vettonia to the west of Toledo. Carpetania extended through rhe present provinces of Madrid and tite cas/em part of Toledo. The cíassícal saurces suggest tlta¡’ Ps in/zabirants quickly and pacifically integrated in/o the Roman sphere of influence. The Oretani of the Meseta, separatedfrom those ofAndalucia by tite Sierra Morena, extended to the uplands of Toledo with their axis in the Guadiana and Celtic interpenetrations indicated bi’ names such es Oretum Germanorum. The Celtiberians of the southemn Meseta occupied Ihe present pro vinces of Cuenca and Guadalajara and restífv cultural homogeneity with the northern Meseta and the Ebro 1/alíe y. Towards the South, theprovince of Albacete marts the limit with the Iberian world. O/cedes end Lobetaní were a/so Ce/~iberiens, tite Jew references to them being insujficient to define them.

1.

INTRODUCCION**

RESUMEN
La ident¿t7cación de las unidades étnicas prerromanas en la Meseta Sur debe hacerse con un estudio crítico de los escritores clásicos, ya que eí panorama varía entre la JI Guerra Pánica y las Guerras Celtibéricas. La Meseta meridional está ocupada, a la llegada de los romanos, por Carpetanos, Celtíberos y Oretanos, además de una zona de contacto con la Bastetania en Albacete y con la Vettonia al oeste de Toledo. La Carpetania se extiende por las provincias actuales de Madrid y zona oriental de Toledo. Sus habitantes se integraron pronto y pac(ficamente en la órbita romana. Los Oretanos meseteños, separados de los de Andalucía por Sierra Morena, se extienden hasta los Montes de Toledo con su eje en el Guadiana y con penetraciones celtas que se dejan sentir en apelativos como el de Oretum Germanorum. Los Celtíberos en la Meseta Sur ocupaban las actuales provincias de Cuenca y Guadalajara, con necrópolis relacionadas con la Meseta Norte y valle del Ebro. Hacia el Sur, la provincia de Albacete marca el limite con el mundo ibérico. Celtíberos eran también Olcades y Lobetanos, éstos tal vez habitantes de una ciudad, Lobetum, clasificada por Ptolomeo como una división étnica.

El estudio de los pueblos prerromanos de la Península Ibérica se ha visto entorpecido en ocasiones por una incorrecta interpretación de datos Jiteraríos. Estereotipos tradicionales han pasado a formar parte del análisis paleoetnográfico de la Península y han adquirido, por inercia, carta de naturaleza. Es necesario replantear el estudio con nuevos criterios. Las fuentes literarias griegas y latinas constituyen el fondo de documentación más importante para el conocimiento de los pueblos prerromanos de la Península Ibérica, pero presentan, a cambio, grandes problemas de interpretación derivados de su parquedad informativa, así como del desconocimiento profundo que algunos autores clásicos tenían acerca de aspectos geográficos y etnográficos de la Península; el problema se agrava en la descripción de las tierras interiores, en donde se crearon arquetipos que desdibujaban la realidad. Este obstáculo no afecta sólo a la Península Ibérica, sino que responde a la tradición clásica sobre los pueblos sometidos, especialmente en el tratamiento de las culturas «bárbaras» del occidente europeo. Los escritores clásicos conocían mal la Península. Sus datos provenían de las noticias de autores más antiguos, y casi en ningún caso habían estado personalmente en ella, por lo que su documentación sólo es fiable en la medida en que lo fueran sus fuentes de información, y siempre en menor medida que éstas, por ser ya una segunda interpretación. Por ejemplo, Estrabón reconoce haber utilizado noticias de Polibio y Posidonio, dos autores que habían visitado la Península, aunque sólo el segundo había entrado en el interior; sin embargo, la fiabilidad de Estrabón es muy relativa, pues Iberia no es un paisaje cercano a la geografía y a la antropología del mundo estraboniano. La precaución es más necesaria con autores posteriores como Plinio y Ptolomeo, porque a los problemas mencionados se añade otra cuestión: la acción romana había desintegrado paulatinamente las unidades indígenas y, desde el punto de vista de Roma, la termíAlicaite.

*

** Estando en prensa este trabajo ha aparecido abundante bibliogra-

fis sobre el tema. Sin ánimo de ser exhaustivos, conviene citar algunas de estas obras, en la> que ya se recogen las otras publicaciones recientes: J. Alvar y C. Blánquez (eds4, Toledo y Carpetaeña en la Edad Antigua. Simposio celebrado en el Colegio Universitario de Toledo (6-8 de noviembre dc 1986>. Toledo 1990; M. Fernández-Miranda el a/ii, Indigenismo y Romanización en la cuenca Media del Tajo. Planecamieneo de un programa y primeros resultados, cn Actas del Primer Congreso de Arqueotogía de Toledo. Toledo 1990, 13-65; M. A, Magallón (cd.), Simposio, t.a red nana en La Hispania Romana. Zaragoza 1990 (en especial, para la Meseta sur, vid. los articulus de G. Carrasco, M. FernándezMiranda et ato y C. Fernández-ochoa e, a/ii>. Para el estudio de la parte suroeeideniíl de la Meacea: 1. Mangas y .8. Carrobles, La ciudad dc Talavera de la Reina cn época romana, en Areas de tas Primeras Jísrnadas de Arqueología de Talavera de la Reina. Toledo 1992, 95-113. ¡ Entre la amplia hibliografia sobre el tema, trabajos recientes sobre Hispania cii la obra de Esírabón: .1. M. Abascal U. Espinosa, La ciudad hispano-romana, jsririlegio Y jsocler. Logroño 1989, 11—15; P. Tholland, Barbarie et civilisation ches S,rabon. Etude cñúqoe de.> limes titer IVde la Gtographie. Paris 1987; 0. Plácido, Estrabón 111: el tcrnitorio hispano, la geografií¡ griega y el imperialismo romano, Ha/Os 18-19, 1987-88. 243256; A. J. Daminguez Monedero, Rellexiones acerca de la sociedad hispana retíejada en la C,eografia de Estrabón, Lucen,om 3, 1984, 201218; id,, Los romanos e Iberia como tema histórico en la Geogratia de Estrabón, .dceas del 51 Congr. Andaluz de Estudios Clásicos. Málaga 1988, 77-183.

M. evidentemente porque éstos no estaban en condiciones de luchar. el relato polibiano está lleno de puntos oscuros: los Carpetanos. Las noticias relativas a los acontecimientos en Hispania no son complementarias.s. de ninguna manera. Indigenismo y romanización de Carpetania. 2. 27-36. pueblo 2: 1. Posteriores referencias a la región tienen un sentido puramente geográfico. Por ello. las relaciones entre Carpetanos y cartagineses debieron sufrir altibajos. La causa sería la dureza de las levas cartaginesas. 25 Ss. el mantenimiento de la terminología de unidades étnicas indígenas fuera ya. más que nunca. Romanidad e indigenismo en Carpesama. y no los Carpetanos. esto explicaría posteriores actitudes filoromanas.23. incluso entonces. Cambios de hábitos y modo de vida. El panorama parece variar entre la Segunda Guerra Púnica y las Guerras Celtibéricas. En segundo término.rsosiuos sobre ms Celtiberos. Carpe/aedo romana. y ésto no depende del período en que se escriben los textos. etc.4). pero en ningún caso esta condición otorga mayor validez a su conocimiento y comprensión de los elementos culturales y étnicos de la Península Ibérica.000 Carpetanos. Las unidades étnicas de la región son conocidas sólo por las fuentes clásicas. en los casos de evolución del panorama étnico. y como tales se transmiten en la tradición historiográfica clásica. salinas dc Frias. pero también se desprende de ello un alto grado de desintegración de la identidad original. P. . como se infiere de las noticias de Livio y Polibio. un instrumento de la causa romana. durante la cual parece que constituían uno de los pueblos más guerreros de la Meseta. perdiéndose toda referencia a una unidad étnica superior. la documentación epigráfica y arqueológica no permite definir ámbitos culturales identificables con ellas. Ocupaban el área más extensa de. desde un punto de vista sincrónico. Son éstos quienes oponen resistencia al dominio romano. si creemos a Livio (2¡. que en cada caso dependerá de sus relaciones con ellos. la civitas sitiada recurre a la ayuda de gentes ajenas a su propia etnia. pero también por la visión romana de los mismos. Las noticias más antiguas sobre ellos se remontan a la Segunda Guerra Pánica.. Fuidio. los cartagineses los utilizaron como mercenarios y en los ejércitos de Aníbal. Su utilización sincrónica produce una mezcla de datos que. que debieron ser pacificados muy pronto. y las menciones a sus pobladores aluden en cada caso a los habitantes de civitates. actúa contra Cartago empujado por sus vecinos Oretanos y Vacceos. porque Polibio es. El contraste entre unas y otras no es producto de la diversidad de autores. las diversas fuentes no se pueden emplear como piezas de un mosaico pata obtener el cuadro paleoetnológico de la Península. En el caso de Ptolomeo. cOn todas las fuentes. pero es probable que haya que ver en el conflicto la mano de Roma que intentó. Sin embargo. Burillo. y los Oretanos septentrionales del valle del Guadiana.300 M. El papel de los Carpetanos aparece poco claro. 75 s. Alicante 1987. 2. Desde el año 218 a. ante todo. F. reproducen ahora este esquema. porque los mísmos narradores de la Segunda Guerra Púnica. desestabilizar las posiciones de Cartago entre sus aliados. las fuentes de la conquista romana en la Meseta se caracterizan por difuminar la actuación carpetana. C. no todas las actuaciones bélicas en Carpetania están protagonizadas por sus habitantes. El estudio de la Península Ibérica a partir de los escritores antiguos no puede afrontarse. en conjunto ocuparon la mayor parte de la Meseta meridional. Mi P. desaparición de algunos pueblos. Madrisí 1934. Carpetania se convirtió pronto en campo de batalla entre Roma y los vecinos más belicosos.. esto devalúa su interés y reduce su trabajo a una enumeración útil pero poco rigurosa.. Desde la expulsión cartaginesa se produce un doble cambio cualitativo en Carpetania: desaparecen las alusiones a la unidad étnica carpetana en su conjunto y las fuentes contradicen el carácter eminentemente guerrero de este. En primer lugar. en t Sios. se convierte en pocos años en un enemigo débil a quien se vence fácilmente. Abordaremos aquí el estudio de los Carpetanos. la región. Son producto del panorama de un determinado momento. desde su llegada a la Península. Los Carpetanos.C. Sólo así se explican las diferencias de comportamiento de los en un tiempo feroces Carpetanos. La resistencia a Roma se narra en términos de acciones de civilates individualizadas. es decir. en el siglo II d. Los «Celtíberos citeriores». el pueblo más poderoso de la región. La rápida integración de su territorio en la órbita romana explica las incursiones hostiles de sus vecinos. sc encontraban 3. o la aparente desintegración de los Olcades. como en el caso de Toietum. que con ello atacaban a los aliados del Invasor. sino que refleja lo que la tradición literaria ha transmitido. Observaciones en torno al proceso romanizador en la Meseta mcridional. al desconocimiento del terreno y de sus habitantes hay que unir el hecho de que. Plinio tenía un conocimiento directo de la Península Ibérica favorecido por su condición de funcíonarío romano destacado en Tarragona. GONZALEZ-CONIDE nología étnica conservaba sólo un valor geográfico. González-Conde. La división tradicional entre Celtiberia citerior y ulterior responde sólo a criterios geográficos utilizados por los romanos para referirse a una u otra región de este amplio territorio 3. Sobre el origen de los Celtiberos. LAS UNIDADES ETNICAS La Meseta meridional es una de las áreas de sustrato mayoritariamente indoeuropeo de la Península Ibérica. Studia llisíorica 4-5. conllevan contradiciones notables. especialmente útil a Roma para controlar los F. En la Meseta sur hay que diferenciar las noticias en función del momento a que se refieren. y de su atomización en unidades más pequeñas. Celtíberos citeriores (con la problemática cuestión de Olcades y Lobetanos). un criterio obsoleto y puramente geográfico. como Livio y Polibio. deben explicarse por posibles transformaciones de las unidades étnicas prerromanas entre esos dos momentos. ello puede dar cierta credibilidad a sus datos sobre la situación jurídicoadministrativa de Hispania. 1986-87. Zaragoza (1986) 1987. y a tal fin interpreta los dátos.

Alt/tea (ffist. «Olcade» puede no ser equiparable a Celtihero.. y parece tener bastantes semejanzas con el de los Carpetanos. íd. permite suponer que se les haya dado un trataatiento equivocado. y como resultado de la falta de iniciativas hostiles (lo que no descarta acciones contra alguna ciudad). Algunos crabajos recientes: E. en donde se deben extremar las precauciones en el uso de las fuentes literarias. op.s. pero no podemos ps-easar su verdadera categoría. muestran un comportaíniento individualizado e interesan a Roma por su carácter guerrero y potencial peligrosidad.> griegas talios>. En el norte de la actual provincia de Guadalajara se encuentra el limite meridional de los Arévacos. lo que permite hacerse una ideo de ¡a falta de criterio del autor griego sobre las unidades étnicas peninsulares. Etnología e/e la Peninsula Jb¿ricc. entre los Celtíberos y os Bastetanos. Studia Za. Apuntes >obre la organiíaeis. lii. conquista y romanización de Celtiberia. Barcelona 1932. 1906. no está suficientemente probada. Ptolomeo delimita el territorio lobetano con bastante precisión. según refieren Livio y Voltio.4. De ellos desvincula a los Arévacos como categoría independiente. ]V. La estructura de la que los romanos denominan Celtiberia citerior ha sido ya sobradamente estudiada5. Graz ¶971. La explicación tiene que estar en el propio concepto romano de Celtiberia y de sus habitantes. ch.. sin cmbargo. 9-lS. formando parte de la Celtiberia (Plin.13.. y proporciona una relación de ciudades Algunas opiniones sobre os Oleades: P..1988. Las fuentes los mencionan en relación con los acontecimientos de la Segunda Guerra Púnica. Salinas. BAH 48.2) dice que eran aliados de los cartagineses.39) narra un ataque a la Celtiberia ulterior. (Paleenología de la Península t!sérisa. 3. El territorio de los Carpetanos era Carpetania. todo lo más puede suponerse que constituyeran una unidad social prerrornana paralela a la civúas.norrn.5). ci>. <loe popoli . Madrid [986(edición revisada por MAlenagro Gorbea).6. Carpetano u Oretano. M. lista es la única realidad que puede deducuse de los datos existentes. y poseen una sola ciudad. Livio (40. 3. la reacción de los vencidos fue enfrentar a Cartago con otros pueblos indígenas. Es posible que se trate de una unidad indígena superior a la cívitas pero inferior a la etnia. 150 5>. 2. C. así como la atribución de un territorio con una sola ciudad..59). y otros autores que se ocupan de Hispania. también los romanos diferenciaban a los Arévacos de los Celtíberos de la zona citerior según su comportamiento frente al hecho de la sumisión. Los Lobetanos son los habitantes de la ciudad de Lobeíum. es decir. Carrascos« riel Campo. y sólo nos referiremos a su alcance en las actuales provincias de Guadalajara y Cuenca. sin embargo. /<4. y el territorio que supuestamente ocupaban se denoniina Celtiberia.5. compartiendo en las fuentes esa aparente desintegración étnica que otorga protagonismo a sus cívitates. Con posterioridad a estos episodios se pierden las noticias sobre ellos no sólo en fuentes posteriores. Para comprender esta localización. Caesaraugusia 53-54. en nota 2.. entre los que se encontraban Carpetanos y «Salmantinosí. Los Lobetanos sólo son mencionados por Ptolomeo (2. hay que tener en cuenta el concepto ptolemaico de oceltíberos>. e¡ de los Olcades. como aliados de los cartagineses primero y sometidos por ellos después. op. aceptada habitualmente.n politica de los Celtiberos. 35. Plinio y Ptolomeo. y que vendría a demostrar la complejidad de las estructuras sociales de estos pueblos indoeuropeos de la Meseta. y ambos dejan de mencionarse como etnia desde el principio de la conquista romana. Las noticias de Polibio van más allá. . Polibio no aclara estas cuesnones. La falta absoluta de noticias anteriores sobre ellos. en noca 2. La definición del término Olcade resulta. que habría que incluir entre los Celtíberos. acertada o no. A los Olcades se les ha ubicado tradicionalmente en ¡a submeseta oriental.sia 9. 75—93. Los Olcades parecen formar parte del conjunto de los Celtíberos (o de lo que Roma ha transmitido como Celtíberos). Después de las noticias de la guerra contra Cariago. este proceso ha llamado menos la atención porque se sigue utilizando el término geográfico de «Carpetanias>. 445 sa. 549 s. Cli Olcedi e gIS Andosini. que en realidad era mucho más compleja en función de los diversos populi que componian la Celtiberia. Bosch Cimpere. Ocogearia de la Celtiberia segán las fusotes literaria. Salanísnea 1986: Id. 107-11S. Madrid 1969.19). limitando al sur con los Bastetanos. aunque éstos rompieron el pacto y les sometieron por la fuerza.59. no los mencionar. El desconocimiento de estos pobladores de la Meseta por parte de los escritores clásicos explicaría un error polihiano. Celtibería. más dificil es indagar el poblamiento antiguo de la provincia de Cuenca. 4 Polib. 14. 301 Los Oleades aparecen mencionados en las fuentes que narran los acontecimientos de la Segunda Guerra ¡‘única. Guía de/conjunto arqueo/el gico. Fatás. 1981. El caso no es aislado. Almagro Qorbea.LOS PUEBLOS PRERROMANOS DE LA MESETA SUR avances de La conquista. Esta es. Felicia/O. Las fuentes clásicas rio hablan de Celtíberos citeriores y ulteriores. Almagro Baseh. Stist.h.. La diferenciación geográfica no rentes autores encierra una diversidad étnica.. lo que podría explicarse por un cambio en la terminología romana al uso. 0. durante la Segunda Guerra Pánica. Ambos mantienen parecidas relaciones con los cartagineses. La necrópolis t/c «Las Madrigueras>. Probablemente el geógrafo griego conoce alguna noticia anterior que había individualizado a este grupo. En el caso de los Carpetanos. problemática> Su condición de unidad étnica. en 1 Shnposiom. que los sitúa «por debajo de ¡a parte oriental de los Celtíberos». N. los Olcades desaparecen totalmente de las fuentes.6. y hereda esta errónea clasificación en la que se trata a los Lobetanos como una categoría más en la diversidad étnica. sino también en Los propios relatos de Livio y Polibio sobre la conquista romana. sino de una Celtiberia citerior o ulterior que responde sólo a la proximidad o lejanía de Tarragona. Aníbal atacó a los Olcades y conquistó su principal ciudad. Desde el comienzo de la conquista romana. Romanos y Celsiberos citeriores en st ai 5lo 1 a. los Olcades dejan de tener interés para el invasor y pierden su identidad en las fuentes. Lobetum.2: Peol. Burillo. una cuestión a resolver en el futuro. los habitantes de la ciudad de Salmant&a. 195-234. Segstsriga. 851 >5. Livio (21. durante una campaña en la Meseta. tal como puede verse en dife4.sconoscinsi. como Estrabón. que no reciben un tratamiento uniforme ni con criterios claros.

La mención más antigua se encuentra en Polibio. Oxford 1984. cuyo criterio de diferenciación es el de las unidades étnicas prerromanas. 152. El área de expansión de las organizaciones suprafamiliares del ámbito indoeuropeo tiene su límite sur en los Montes de Toledo ~..niuis.). op. para la dedicación a Bandoa. 474. en HA de E. Zephyrus 19-20. Riba de Saelices.ález-Conde. la existencia de ambos no es exeluyente. Fuentes antiguas para el estudio de los veetones. Helsinki 985. 1986. desde un punto de vista del espacio ocupado. López Monteagudo.C. posiblemente había sido con anterioridad un núcleo indígena. carece de sentido equiparar a Celtíberos. tal como confirman Livio y Plinio. . ambos al sur de Toletumn. El extremo noreste debió formarlo la ciudad de Con-iplutuns y su territorio. > Q~ AlfOldy. c/i. El Allillo de Cerropozo. 87-93. La existencia de una Oretum Germanorum indica un poblamiento celta en el valle del Guadiana que no atravesaría hacia el sur Sierra Morena y que daría trabajos tradicionales sobre este aspecto son: P. en contacto con los Celtíberos. M.as religiones ibéricas It: Religiones prerrumanas .ejsaña de R. Jaén: ritos rcrcencia. 3. en contacto con los Vettones II. La descripción ptolemaica.> C. C. En términos reales.C.914. Papers lo Iberios Arsrhaeologs’. Mentesani gui et Bastull. Segontia es arévaca. M. 396-409. CONZALEZ-CONDE diversidad étnica a ambos lados de la cordillera. Por ello parece innecesario buscar un territorio diferenciado para los Lobetanos con respecto a Olcades o Celtíberos. limitada por Sierra Morena. Desde un punto de vista arqueológico. correspondiendo a la primera de ellas la parte meridional de la Meseta sur. Pueblos ibéricos. debió entender como tal lo que no era más que una ciudad celtíbera. porque se trata de diferentes categorías de la estructura social indígena. precisado ahora con el reciente hallazgo de una inscripción latina en Navas de Estena (Ciudad Real) t que lleva este límite más al sur. Apéndice a 3. permiten establecer una línea divisoria que. Molina de Aragón. valdenovillos (Alcolea de las Peñas). como diferentes son sus ámbitos geográficos. lo único que puede deducirse de Plinio es la existencia de una ciudad llamada Oretum que se denomina «de Germanos». López Moriteagudo. 146-147. Em neucs Zeugnis tur «suprafamiliare Organstationen» im aníikett Hispanien. Meoéndez Pide»: Protohistoria. en nota 6. 809 ss. Elementos pera una delimitación entre veitones y carpetanos en la provincia de Toledo. La necrsipoli. .F. en la provincia de Toledo.302 M. de modo que el único indicio étnico es el de los apelativos de estos centros urbanos. Madrid 1983. en nota 6.< P. Olcades y Lobetanos como si de unidades étnicas individuales se tratara. Los Oretanos. por lo que se ha supuesto que está diferenciando los de otro grupo no ibérico ~. González Rodriguez. en T. así aparece también en Ptolomeo (2. el mundo de Castulo y el de Oretum son diferentes. P. Aguilar de Anguita. mapa de dispersión. En algún lugar de ese territorio podría estar la ciudad de Lobeturn. 1975. ERAn 21. Madrid 1988.s del Estacar de Robarinas. Fita. Maluquer. Menos claro aparece el límite oriental y nor-orlental de Carpetania.. sino la intromisión de elementos lusitanos y vettones en el ámbito carpetano. 61 55. castulo: capital nf ibe mining district of Oretania. BSEAA 40-41. 104-lOS.terísticas de su cutiura. debe establecerse en función de las peculiaridades culturales: diferencias onomásticas. 3. que sitúa una Oreton de Germanos entre las ciudades oretanas. Roldáis. que forma una barrera natural entre ambos pueblos. que habla de unos Oretanos ibéricos. (3. Olmeda dc Jadraque. El tesoro (Carabias. vitoria 1986. Las fuentes clásicas parecen diferenciar dos etnias dentro de lo que ellas mismas llaman Oretania. mita). aunque los estrechos contactos entre ambos y las comunicaciones que superan la barrera natural (camino Castulo-Sisapo) permiten que haya en la actual provincia de Ciudad Real elementos propios del fuerte influjo cultural meridional y viceversa. Bosch Cinipera. op. Su límite occidental. 507 st. Un hallazgo aislado de verracos y una dedicación a Bandua 13. A pesar de que la única noticia sobre la misma es del siglo II d. Blagg ee a/ii (cd.onz. celtíberas que comprenderían el resto de lo que se ha denominado Celtiberia citerior. Organizseioncs supratamuliares dr la Hispania Antigua. todas en la> provincia de Guadalajara. LA CUIESTION DE LOS LIMITES El mapa de los pueblos prerromanos en la Meseta sur incluye las siguientes unidades: Carpetanos en las actuales provincias de Madrid y parte oriental de Toledo.s.uh. E.25) cita entre los estipendiarios del conventus Cartuhaginensis a los Mentesani qui et Oretani. Oretanos en Ciudad Real y una zona de contacto en Albacete que por su complejidad resulta difícil de delimitar. con un criterio muy amplio. discurriría entre Toletuni y Caesarobriga. sin establecer ninguna diferenciación entre sustrato céltico o ibérico. cii. Lucentu. difícil de adscribir territorialmente. Madrid [980. con dirección sur-norte. la pervivencia de cultos indígenas propios del área lusitana. M< Blázquez. Garcia-Gelaberí. Cuando Ptolomeo dice que los Lobetanos vivían entre los Celtiberos y los Bastetanos se está refiriendo a una zona concreta: el norte de la provincia de Albacete y sur de Cuenca. Mi P. el límite de la cultura de los Verracos 12. 3 Hallazgo de verraco en rosanes (Toledo): ti.< L. Localidades donde han aparecido verracos. Albertos. (1974. Carpetanos. Luzaga. 3.). Expansis5n de tos Verracos caras. desde el valle del Ebro hasta casi el sur de la provincia de Cuenca (vid. aunque hasta hoy han fracasado todos los intentos de localizacion. Antiguedades romanas. para cruzar después el río Alberche y seguir hacia el Sistema Central. Celtíberos en Cuenca y Guadalajara. M. Plinio (N. una céltica y otra ibérica.o 5. J.Madrid 1983. Las unidades ssrganizahivus indígenas del área indoeuropea de’ Hispania. 1968-69. . M. Pri. Seudia in honorem tiro Ka jonio. Castulo pertenece eulturalmente al mundo de la Alta Andalucía II> mientras que el valle del Guadiana presenta un ambiente meseteño. El ámbito celtibero de la ciudad y sus alrededores queda ampliamente probado por las numerosas necrópolis que vinculan la zona al mundo del valle del Jalón y región soriana ‘% Entre Segontia y Complutum queda una buena parte de la provincia de Guadalajara. porque su descripción en este punto es puramente administrativa. C. 1892. El autor está aludiendo a ciudades. En el siglo 1 d.> Blázquez.6. M.1. Oretani gui el Gerniani cognominantur. [4 Hay necrópolis en La Yunta. Sigiienza).58). son excepciones que no definen un límite cultural. Prados Redondos (Aleuneza>.

Es difícil precisar más la división celtibero-carpetana en la provincia de Cuenca. No puede alegarse en este sentido la adscripción ‘le la tésera hallada en Herrera de Pisuerga a la Consuegra carpetana. n >5 6 303 círse conio sscomienzo» de la Carpetania. J~ M. podría serlo el Tajo en la zona limítrofe entre Madrid. Fita. y vinculada al ámbito de la Meseta norte. por lo que el dato nada vale considerado de forma aislada. y su terminolísgia sólo tiene valor geográfico. . Por el sur los Carpetanos limitaban con los Oretanos del valle del Guadiana.25. ‘> 3. 16 (CIL 115876). Cuenca romana. Sisapo. en nota 8. en nota 1. op. Plin.a/-Hayara 15. Rodriguez Colmenero. mapa de dispersión. esto no debe extrañar.4. M. op. El hallazgo de una «gentilidad» en Navas de Estena (Ciudad Real) 22 baja el límite meridional de los testimonios hasta ese punto.57). se mantienen en el mundo celtíbero. se limita a decir que los Carpetanos habitaban junto al Tajo.< P. de hecho. el mundí de lo que tradicionalmente denominamos gentilidades termina en los Montes de Toledo 20 Los hallazgos más meridionales en la zona carpetana se encontraban hasta hace poco tiempo en la línea de Toleturn.19).25). 79-Sl. Este es el caso de Segobriga (Strab. A decir de Estrabón (3.17. 17 (CiL II 3097). op. como en otros lugares de la obra de Plinio. Rebasado el límite carpetano hacia Celtiberia. en cambio. las ciudades están situadas en la cuenca del Guadiana: Laminium. 3. Constituye mayor problema separar a Carpetanos y Celtíberos en la provincia de Cuenca. Wad-at. Gaecia y Bellido. 239. M. cuya más reciente ubicación la llevaría al Cerro de la Virgen de la Muela en Driebes 15. Una nueva divinidad celtibérica documentada en Abanadee (Guadalajara). Abascal.57). cuánto más hay que pensar así si se tiene en cuenta que en la provincia de Segovia hay una localidad actual también llamada Consuegra (junto a Sepúlveda). los Carpetanos vivían entre el ‘Fajo y el Guadiana. para las que Espinosa sería un punto meridional con continuidad hacia el norte en la plena Celtiberia.25). en nota 9. Wad. González-Conde. (HAE 2452) la vinculó a la ciudad carpetana. epigráficoBasch. 1966.25) indican que la ciudad es principio del territorio. a decir de Plinio. Guadalajara y Cuenca. con una posible divinidad. y ateniéndonos a la presencia de estas pervivencias.LOS PUEBLOS PRERROMANOS DE LA MESETA SUR La pervivencia de cultos indígenas en la epigrafía latina es un importante elemento de diferenciación.h. de W. 60 se. González Rodriguez. 27. Mientras éstos son prácticamente inexistentes en Carpetania 15. 1988. citen nota 13. ch. 52ss. a partir de las unidades de organización social propias del mundo indoeuropeo. el ámbito carpetano se vineula al área de la cuenca del Tajo y sus afluentes. 3.: M< C. Entre las dedicaciones a divinidades indígenas conocidas en la provincia de Guadalajara Ib. se conoce un testimonio en Ercavica y varios en Segobriga 17. Las palabras de Plinio sobre Toletum (caput Carpetaniae) (NL 3. Sin otros elementos de diferenciación. Entre Alcalá de Henares y estas dos ciudades celtíberas se situaría Caraca.6).232) y 35 (dL 115788). A esto hay que añadir un testimonio más reciente: O. 17). claramente más cercana al hallazgo que su homónima toledana. AlfOldv Róosisclses £eúdeewesen auj der oeokasei/ischen Hochebene. ci>. y de la fijación del mismo depende la adscripción de GansaMira a uno u otro territorio. Nh. El límite oriental carpetano bajaría en dirección norte-sur por algún lugar al este dc Compluturn. podemos establecer con carácter provisional que en algún lugar entre Alcalá de Henares y Espinosa de Henares se encontraría el límite nororiental de Carpetania. Si Caraca se encuentra en Driebes. pues no existe tampoco una frontera natural. Mantesa. es difícil adscribir esta ciudad a Carpetanos o Celtiberos. Ya hemos hecho referencia a la escasa fiabilidad de sus conocimientos de la Península. Madrid 1984: son votivas losot 12 (CiL II Almagro II. probablemente también celtíbera pese a que el dato procede de Ptolomeo (2. no sería el enclave de los Caracitanos derrotados por Sertorio (Plut. lo que incluye en territorio carpetano la campiña de Guadalajara. donde su abundancia es atipica y está en relación con el origen heterogéneo de su población. y debe traduF. P. A. Mi L. ele. un sentido espacial. de ahí AE 1967. M. en nota 1. BRA II 159. que se encuentra en la misma latitud aproximada que Consuegra. encontrac. Vías de comunicación romanas de /a provincia de Guadalajara. 91-92. Ce/tilseriaejiniss. pues sabemos por las fuentes que algunas ciudades con4uenses ya son celtiberas. En algún lugar entre Toletum y el Guadiana se encuentra el límite cíe ambos pueblos. por la localización más oriental de Consabura. 1983. Sert.34 (HAE 394. Contribución al estudio 0 II. 14 (CIL 115877). ya que el geógrafo griego confunde la distribución étnica de la zona. también perviven los cultos indígenas. op.1. 18 (dL it 3100) y 19. 29. Por lo que se refiere al tratamiento de Consabura en las fuentes clásicas. Albereos. Segolsriga ti. 3. Abascal. extremo de Celtiberia (Plinio 3. Es evidente que el término capul tiene aquí. pues queda descartada por las evidencias onomásticas21. propio de zonas mineras.tlarara lO. Oreturn. 3. 3098). ch. AL 1955. 30. Epigratia romana de la provincia de Guadalajara. llegando incluso a ubicar ciudades carpetanas entre los Celtiberos y oretanas entre los Carpetanos.h. op. n5 25. además de por su cultura material. Con todo el componente celta que haya podido iritroducirse en la Oretania más septentrional. Plinio (N. sC/unia. 15 (CIL II 5888). con el nombre de Condabora (2. Las diferencias con los Oretanos han de establecerse. aunque no necesariamente el extremo sur de Carpetania23. M. Toletum era. Tampoco aquí es fácil establecer unos límites claros. corrigiendo lectura según indicaciones. cit. Toletum es una ciudad limítrofe que. Guadalajara 1982. 1983.371376. Aproximadamente en la misma longitud meridiana se encuentra Ercavica. Heidelberg 1987. González-Conde. Fernández-Galiano y J. O A. 9-14. los ejemplos de Espinosa de Henares constituyen el límite norteoriental de los testimonios de culto indígena que rodean Carpetanía. formaría un ángulo en el territorio carpe>> 2> Por ejemplo. Ptolomeo la integra en la lista de ciudades celtíberas. AlfSldy. aunque evidentemente éste no cumple la función de barrera física. caput se opone a (mis IP En la Oretania del norte de Sierra Morena. la zona es de difícil adscripción étnica entre Carpetanos y Vettones. Tessera hospitalis del año 14 de la Era hallada en Herrera <le Pisuerga. 149 ss. Locentum 2. op.6. Arenas. Seston y dando paralelos onomásticos. con la argumentación sobre una nueva localización. 25 55 (3. capid Carpetaniae (N.13). 21 A. en nota 8.6.

op. Entre esta zona y Las ciudades oretanas más orientales. 1. Blánquez. Toda la zona montañosa pertenece al ámbito céltico. Ya hemos hecho una aproximación al limite con Carpetania. El problema de la división étnica en esta zona de la actual provincia de Ciudad Real es la falta de datos fiables en las fuentes literarias. siguiendo a las fuentes. NL. 307-311. Vid. 3. se rano. Llano de la Consolación. El área cultural está comprendida entre el alto Júcar y el alto Cabriel 32. como en la zona oriental. desde un punto de vista Plin. 3. Por el norte. En su parte oriental. dentro dcl ámbito cultural ibérico. ~ Plin. M. Precisar un limite con lo oretano del Guadiana no es fácil. mientras Ptolomeo menciona dos homónimas. 5i M. Almagro Gorbea-A. dc Navalvillar de Peía. Epigrafia romana de la Siberia extremeña. 55 E. es el área del alto Tajo-alto Jalón según la denominación de Almagro Gorbea31. Celtiberia citerior). En la Bastetania interior se ubica. los Celtíberos. ci.6. en 1Súnposiurn soóre los Ce/tiberos. los Oretanos septentrionales limitan con los Bastetanos. Jaen) Al oeste se encuentra la zona de contacto con los Vettones. aunque en su día establecimos la divisoria carpetano-oretana al sur de Consuegra2/<. Puede decirse que al este de la Serranía de Cuenca se encuentra la línea entre el mundo celta y el ibérico. en el mundo de las necrópolis ibéricas de la Alta Andalucía que tienen su continuidad en las de Albacete. con un limite mínimo en el curso del Cabriel. GONZALEZ-CONDE arqueológico. en la Heturia túrdula27. hoy se conoce 24 5> M.304 M. Albacete). la mansión romana de Sahigí (Chinchilla. Páginas de historia patria por mis excavaciones arqueológicas (obra inédila). Els Origins dcl . SiyLow. incluso excesiva con respecto a las ciudades oretanas conocidas. Los Oretanos. por ello no es extraño que Plinio considere a Toletun> principio de la Carpetania. aunque entre éste y el Turia aparecen algunos elementos propios del mundo celta33. El limite sur de estos Oretanos septentrionales queda establecido por la barrera natural de Sierra Morena. lo que también parece estar en contra de esa hipótesis. en el amplio sentido mostrado por Plinio (Segobriga caput CeltiberiaeQ. en XIV dIVA. 130 ss. aquí se encuentra. donde se encuentra Sisapo (La Bienvenida. L. limitan al sur con los Hastetanos. Ambas áreas contactan en la actual provincia de Guadalajara. y otra en la sur con Cas/alo (cercanías de Linares. entre Oretanos y Turdetanos respectivamente (2. Del lado vettón se encuentra Lacin>arga. quien define su carácter de transición entre el mundo de ambas mesetas. Segobriga es caput Celtiberiae (ángulo también suroeste de la 24. 1976-78 (Simposi Ínter. La unidad cultural hacia el interior se aprecia.60). Aguilera y Gamboa. Los yacimientos de la colección Cerralbo a través dc los materiales conservados en los fondos del Museo Arqueológico Nacional. 85-209. 146 ss. 25 ~ Jbidem. que Plinio incluye en la Bética. que utiliza como referencia habitual los términos caput oflnis para establecer las delimitaciones étnicas. aunque nos inclinamos por su adscripción a Carpetanla. la Sierra de Alcaraz puede marcar una barrera de diferenciación de dos ámbitos culturales29 que. a pesar de la confusión de las fuentes. vaquerizo. hoy pensamos que la cuestión sigue abierta y que ninguno de los argumentos mencionados es definitivo. y muy cerca también Ore/un>. según la lista ptolemaica (2.15. con mapas de distribución. con toda la bibliografia. Este grupo se corresponde con una zona de pervivencia de éultos indígenas que tiene también su continuidad hacia el norte. 1986. 1’.25 para Lo/dom y Segobriga. 130-133..>. habría que adscribir respectivamente a Bastetanos y Oretanos. 105-122. J. Argente. y Clunia es/ints Celriberiae Por otra parte. Del lado oretano se encuentra Sisapo.nóo iókricj. desde la costa del sureste.a expansión céltica en la Peninsola ¡Lince: una aproximación cartográfica. Hoya Gonzalo. l. el límite entre Carpetanos y Oretanos discurría por algún lugar entre Toletum y el valle del Guadiana. . nota anterior. 25 Área del sureste y área dc valdepeñas respectivamente en la clasificación de Almagro Gorbea. R FE 42. Entre Sisapo y Mirobriga debía estar el límite entre Oretanos y Vettones. Los Celtiberos. 130-136. Sa/tigra. Madrid 1909. 3. Soria y Zaragoza30. Apuntes sobre epigraria de época flavia en Hispania. E/Ateo Ja/do. En cualquier caso. Zaragoza 1977. recientemente ubicada en la zona de Valdecaballeros 28. con grandes necrópolis como Pozo Moro. 55 su limite por una inseripelón hallada en valdecaballeros. nota 23. Ciudad Real). Almagro Gorbea. etc.58 y 10). Todavia algo más al este se encuentra Mirobriga (Capilla. por donde penetran las influencias de los celtíberos del valle del Ebro. inclinándonos por situarlo al sur de Consuegra. 26 Mencionada en dL 115068. Gerisin 4. 323).27 para Clunis. Como decimos. ci. n« •14 (AE 1986. junto con Sisapa. cuyo grado de fiabilidad ya hemos mencionado. A. Ampurias 38-40.6. en nota 29. que marca el fin de la Meseta sur y divide al tiempo dos zonas míneras: una en la vertiente norte.1. El territorio celtíbero de la Meseta sur comprende su zona oriental. lo que no implica necesariamente la exclusión de Cansabura. 150-151. Badajoz). y punto de referencia a partir del cual hay que buscar la división hacia el este. Albacete [984.. Las necrópolis ibéricas de la provincia de Albacete Congreso de Historía de Albacete 1? Prehis <oria y Arqueo/oria. Ejemplos parecidos se encuentran en la propia obra pliniana. se extendía hacia el norte hasta englobar la mayor parte de la provincia de Albacete. Además de Los estudios particulares sobre ltss necrópolis albacetenses. Por el este los Celtíberos meridionales limitan con los Edetanos. vid.. la adscripción de Consuegra a la Oretania del Guadiana chocaría con su ubicación septentrional. la que Almagro Gorbea ha calificado corno «área del sureste de la Meseta« ~8. Lorrio. el territorio se abre hacia el valle del Jalón-Jiloca. Dentro del área cultural próxima al Ebro se encuentra el conjunto de necrópolis celtibéricas excavadas en su mayor parte por el Marqués de Cerralbo. con fuertes contactos con el Mediterráneo. Así. aproximadamente las actuales provincias de Cuenca y Guadalajara. La iberización en las zona> orientales dc la Meseta. NL.W. aquí. Para las ciudades del área sur de los Vetrones hay que recurrir a la obra de Ptolomeo. 587 ss. mientras Tole/am es copal Carpetanian. Para la distribución dc elementos célticos en las zonas de contacto con Edelania.. se puede citar: 3. 1986. íd. D. Estos ocupaban una extensa región que. Zaragoza (1986) 1987. localizadas al sur de Siguenza y cerca del límite entre Guadalajara. op. Almagro Gorbea.

Los Olcades se han considerado tradicionalmente como un pueblo prerromano asentado en la provincia de Cuenca. con lo que se integrarían en su territorio ciudades como Segobriga y 1/aleria.LOS PUEBLOS PRERROMANOS DE LA MESETA SUR 305 cf) o 1— z Ln ‘ST 1— bj z U) o . por lo que se tratan más abajo. hay que delimitar el territorio de los Olcades. y de las que consta su existencia como núcleo prerromano de la Meseta sur. aunque por el momento nada contradice esta interpretación. Por lo que respecta a los Lobetanos. Sin salir del área celtíbera. Polibio (Hist. pero la uniformidad de la cultura material se adentra algo más al norte. Ciudades prerromanas de la Meseta sur. y Livio (21. debe diferenciar el mundo celta del ibérico.0 La OP0 NNO5 EI. localizadas sólo en algunos casos. Pueblos prerromanos de la Meseta Sur. celtíberas y oretanas que figura a continuación se ha hecho incluyendo las adscritas con seguridad y también las que presentan indicios de pertenecer a una de estas etnías. LAS CIUDADES Y LOS NUCLEOS DE PORLACION Atendiendo al tipo de documentación conservada. 2) menciona entre ellas a Cartala. 3.13. El límite establecido por la dispersión de las necrópolis ibéricas se sitúa entre las provincias de Cuenca y Albacete. las ciudades y otros núcleos de poblamiento indígenas pueden clasificarse en varios grupos: 1. Por las fuentes clásicas sabíamos ya que la Bastetania llegaba al menos hasta Chinchilla. 1. 3. 2.5) dice que Althea era la más fuerte de sus ciudades. Su localización exacta no es posible por la escasez de datos. Yacimientos arqueológicos de envergadura no identificados en las fuentes. Son ciudades conocidas por las fuentes. . alcanzando hasta el norte de esta última. La división en ciudades carpetanas. Ciudades de adscripción dudosa. 5. 4. ya hemos dicho que su territorio es sólo el de su ciudad. 1.

15)). identificada con esta ciudad ~ 1. 446. 45 Plus.6. fue probablemente un castro carpetano de considerable extensión 3~. la ciudad fue conquistada por Nobilior. estipendiarios del conventus Cartuhaginensis.6.5. Frontino. en nota 18. 312. luché «apud Toleturnss contra una coalición de Vacceos. HAn>.10)). 1. Vid. Alaba. Plutarco cuenta que Hirtuleyo venció a M.b. Sempronio Graco el año 179 a. 3. Roldán. ele Arqueología 36. ~ Liv. 445. Dipo. 4> R. hasta donde habría llegado la expansión celtíbera durante la conquista romana. La referencia literaria más antigua se remonta a la campaña dc M.56) la recoge entre las ciudades carpetanas (Conpluton). 418. Cuenca). En otra ocasión se produjo una victoria de Celtíberos y Lusitanos frente a los romanos en algún lugar cerca de las ciudades de Dipo y Tole/um (Livio 39.42).2. El oppidum carpetano se asentó en el mismo emplazamiento de la posterior ciudad romana y de la actual Toledo. 1 doog.19.5). estipendiaria en Plinio (N. Contrebia Carbica. 79-81. éste. 45. 5. La ciudad dc Fosos de Bayona (Bucee.341). La frecuencia del nombre entre las ciudades prerromanas peninsulares ha planteado dificultades de identificación. quizá es la Complega que Apiano mencíonaen relación con la conquista de los años 182-179 a. 45 . Hispania coere datón y Graco.6. 436. La ciudad prerromana se asentó en el Cerro de San Juan del Viso (Alcalá de Henares. ci>.18.1. (Liv. Balmaseda. La ciudad dc Fosos de Bayona (Huete. a pesar de la ayuda recibida de los Vettones. Ras’. Fue mansión romana (It. 4~ Sobre la ceca prerromana. Homenaje Martín A/magro Bosch. 302.30-34) relata los acontecimientos del año 181 a. 1. La Bomaoszacioo. Barcelona 1979. 3 13. IV 44(313. vol. capturando al rey Hilerno. según relata Livio (35. con las diferentes opiniones.225). Es conocida por los Itinerarios (It. cuando dos legiones romanas marcharon desde Aebura ssper Carpetaniam ad Contrebiamss.Vunsismática antiguo de Hispania. Fernández-Galiano. 3. 5. Se descarta su identificación con la ciudad mencionada en la tésera de Herrera de 54 3. 48 Ss. 242. It. Ptolomeo (2... 17). 135 ss.. Toledo). 3. Ant. 1. Mi Blázquez.3. Ptolomeo (2. Inc. Toletuni.8-9).4. 446. . Alce. Caraca. aunque también se ha planteado una identidad vettona42. Strot.1. Madrid 1983. y siempre según este autor (35.) y más recientemente se ha identificado con los restos arqueológicos del área de Santiago de Vilillas (Driebes. en Rey. 3>.5. Ant. Su ubicación en Carpetania es problemática. En los Itinerarios aparece como cruce de caminos43. Madrid 1975. Cuenca). Por Plutarco sabemos que Sertorio venció mediante una estratagema a unos Caracitanos que habitaban en cuevas (Sert. Ras’. 3. 1975. El núcleo queda ampliamente documentado en las fuentes clásicas. 1’. Campo de Criptana y Alcázar de San Juan ~ De confirmarse. con el nombre dc dssndahura: también Frontino..1. 91.7. Los Toletani eran. que actuaba así contra el campamento celtibero instalado allí. 430. 438. La ciudad acuñó moneda en un momento impreciso anteríor al cambio de Era44 y en las leyendas se cita a los magistrados indígenas.3. Plinio (N.1.b. Facás. Más recientemente. Taracena. 3. 3~ O. IV 44 (313. Vettones y Celtíberos. 40. (iras e> allÍ. 5. Los primeros ~‘ 45 1. 2. 438. Abascal.6).1. 1. 1. pero esta referencia permite pensar que fuera ciudad carpetana. Una ciudad con ese nombre fue conquistada por Ti. 4. iv 44 (312. Fulvius Nobilior. en nota 29. IV 44(314.nss. Plinio (N. domplutum 1: excavaciones.7. Per. 43 (3. también es mansión romana37. Situada en el cerro Calderico (Consuegra. se ha querido ubicar en Fosos de Bayona (Huete. M. donde había un castro carpetano de importancia. C. 3. Floro 2. aunque este lugar no responde a la Guadalajara) descripción orográfica de Plutarco. Don>itius Calvinus cerca de Condabura~<>.7. Ciudades carpetanas. 21 ss. y la ciudad constituía el comienzo dc la Carpetania. 12. quien relata la derrota romana frente a una coalición de Lusitanos y Celtíberos en algún lugar «no lejos de Dipo y Toletu.b.56) menciona una ciudad carpetana con ese nombre. nota 21.306 1. Posteriormente. GONZALEZ-CONI)E Pisuerga (Palencia).9: domplutt¿m. 1. limitándose probablemente a servir de lugar de paso.b. Ant. 3’ 1 M.6.ltl. C. L. op. No puede asegurarse su identificación con la mansión Alces en la vía de fltulcia a Laminium (It. Inicios de la ronanszac’nn.48. en función de los hallazgos monetarios de la zona. ~> M.1.42). 1. Valientc-L.3. La ciudad se ha intentado localizar en diferentes lugares de Madrid y Guadalajara (Córcoles. Madrid) 36. Ray. “ le.26).1.1. 1.7:446. Ptolomeo erróneamente la considera celtíbera.1. Carabaña. que se encuentra también entre las mansiones del Ravenate (Ray.10): tisleeon. y a otra ciudad homónima de tos Várdutos del conventus Cluniensis (N. que han dado varios testimonios de la ceca Contebacon. C. Cuenca): datos de las dos últimas campañas de excavación. Livio (40. de Historia de dastó/aLo Mancha.. Ant. Con>pluwm. Ciudad Real 1988. vilíaronga.2. Ray. según Plinio (N.8)) y también por una noticia de Livio (39.6. Las fuentes no reflejan actividad bélica de la ciudad durante la conquista.. M.4. Consabura. Itineraria hispano. y tradicionalmente se ha querido encontrar en algún lugar de una zona comprendida entre Villa cañas. Mena e> a/ii. Hacia una delimitación de la Carpetania en la Edad dcl Hierro II.25). 1. vol. De sus cuchillos habla Gra/tius (Cyneg. Ciudades Celtíberas. Fatás4> interpretó la expresión «¡ser Carpe/aniarn» como lugar de destino.25) menciona a los Alabanenses como estipendiarios del con ventus Cartuhagineusis.1.b. No es posible su localización. identificando esta Contrebia con una ciudad carpetana.1). También Ptolomeo (2. valladolid-Granada 1973. Madrid 1984. como cuando posteriormente Sertorio la atravesó en su retirada ~-». cte. 211. vol. 4. Ser>.25) cita a los Consaburrenses como estipendiarios del conventus Cartuhaginensis. P. Su ubicación no es segura. S>rae.56: Toleton) la adscribe a los Carpetanos. 1984. cuyos paralelos onomásticos apuntan al mundo de la Meseta norte41.5.7.2.7. constituiría el límite sur de Carpetania. Almagro Gorbea.24).2. op. 183 sa. 1V 44 (312.

438.. Ray.2. a seis kms. SR tlsidem. .46. de Hoz. Silli?íes. Ptolomeo (2. Cuenca). también en Plinio.15). Ras’. op. Como para Segobriga. 26a. 3. La Mentesa de los Oretanos aparece en los Vasos de Vicarello (1. 3.).5. 69.160).4. Sumario Hispánico 7. 1964. Neue reimisehe lnschriltcn aus Carihago Nova hl.25: Menlesani qui e> Baseuli. cuya fecha de ocultación se calcula hacia el 179 a. 1. MCV 13. iv 44(313.8. u Toda la discusión sobre la ubicación de la Segabriga prerromana fue recogida íar M. en Bey. 195-209: 3.4.5. An>.2. Das nuevas piezas del tesoro de Valera de Arriba (Cuenca). (Liv. 26. Koch. En Cabeza de Griego o sus alrededores se encontro una tésera de hospitalidad con la lectura Libiaka Kortika Kar. 3. La noticia más antigua remonta al año 211 a. que podría ser la Caiscada que emitió moneda. Almagro Bascb. op.2. en nota 35. M. 5-14.2.2.57) la incluye entre las celtíberas. incluso Ptolomeo (2.6. 88 s. por quien sabemos que era un núcleo estipendiario situado al principio de la Celtiberia (N.13). II. Segobriga 1? Madrid 1983. AlfÉildy se diclina por situarlo en la parte sur de la 47. Cartala. La ciudad celtíbera (Ptol. 3.Almagro Gorbea.. 40.4. Emitió moneda52.C. » le. 74 sa.b. No puede precísarse su ubicación. aunque G. 87 a>.b.3. Se desconoce la localización del núcleo. Localizada en Alhambra (Ciudad Real) 58. Osuna ee a/ii..57) la incluye entre las ciudades celtiberas (At/acon). en que Livio la denomina oppidum (Liv. Fatás (ed. 1.b. contiene la palabra Sekobirikia54. nota 53. y cuyas minas de speculum abarcaban una zona de 10. hay también restos en el Pico de la Muela (Valeria): 5. op. Cuenca). C. aunque esto ha sido tema de largo y discutido debate ~. Valeria.LOS PUEBLOS PRERROMANOS DE LA MESETA SUR 307 podrían ser los habitantes de la ciudad citada por Ptolomeo (2. También se identifica con la ceca Sekobirices.57) entre los Celtíberos.4. Almagro Basch. con esta nueva lectura. L/i.). 5’ j. Numisma 71. villaronga. 202. ci>.2. Caesada. 3.6. 1.6) y de la abundancia de piedras de afilar en su territorio (N. Frontino recoge la actuación de la ciudad durante la guerra contra Viriato (S/rat. IV). se ha supuesto que se encontraba en territono olcade (vid. Por Plinio (N. u M. otra tésera. El tesorilla de valeria. en nota 18. en donde generalmente se acepta que estaría también el ~‘ (3. 445. ív 43(310.17): Lan ini. a los Olcades y tomó esta ciudad que supuestamente les pertenecía. Fuentes. en (3. Ercavica. Roo>. Me. 2. 1960.ám. del núcleo romano.b. >‘ PIlo. 1. 127-1 28. Fue un importante nudo viana59. Madrid 1980 (reimpr. AlIóldy. ubicado junto a la localidad del mismo nombre ~ El hallazgo (le un tesorillo en ese lugar.2). < L.2.25) la menciona entre las ciudades prixilegiadas del convento cartaginense.1): caesaram.32 Ss. ML3AI(M) 28. 55 M. Valeria romalla.erromana parece haberse identificado en los restos arqueológicos del cerro de Los Galindos. al noreste de la citada localidad60 Recogida acertadamente por Ptolomeo entre las ciudades oretanas (2. ‘5 A.57) se localiza en el castro de Santaver (Cañaveruelas. 17.1. Cuencá). Localizada en Villanueva de la Fuente (Ciudad Real). 12. Nuevas aportaciones. Cuenca). I. C. ha hecho pensar que la ciudad fuese conquistada por Ti. Ant 436. valeria romana 1.1. 1.17. Ptolomeo (2.3. Plinio (N.b. Abascal.56). Las fuentes mencionan su condición de celtíbera. aunque no debe identificarse con la actual Ateca situada en las cercanías de Zaragoza. del nacimiento del Anas en el ager Laniinitanus (N. It.2. ch.25). 36.. que fue tomada por Aníbal..Sempronio Graco57 durante la campaña de ese año por la región. n9 1. <‘Psp. Ptolomeo erróneamente la considera carpetana (2.000 pasos alrededor (N. tic. 1. M. 44 es.3.3. Pico de la Muela (valera de Abajo.b.. en nota 23. pero sobre ello ya hemos hablado mas arriba. 213-215. Según Livio (21. Almagro Gorbea. A. ésta es una de las cíudades de los Olcades. Cuenca 1978. 1. id. Ptolomeo (2.57) la adscribe a los Celtíberos.6. Debe ser identificable con la mansión de Caesada citada por los Itinerarios 50. 1. ci>. Según Polibio (3. Silliéres ya indicó el lugar exacto. Zaragata (1983) 1986.7. Ciudades Oretanas. (N. Arq.4).165). con la discusión.otesa «Ore/anorun». C. Actas de/a reunión sobre Epigrafía hispana de época rooíano-repub/icana. Segobriga.6. lOss. supra). 36. El camina de Anibal. O.2. III. de Arqueología 22. de origen no precisable. » M. 1. ci’. Laminium. Almagro Baích-M.3. Madrid 1982. Fernández Ch/carro. 3M.1977.11. 3. en el límite meridional de la provincia de Cuenca Celtiberia. La moneda ibérica.~d.6.b.6. Almagro Basch. Aníbal sometió nucleo indígena. P. Un nuevo testimonio sobre la ciudad en M. 4. 3.b. 226. 1987.8: a LamÍnias 446. op.6 y 3.4: Liosinio. op.25). Valiente. en nata 23. El tesorilla de valéra de Arriba (Cuenca).6. 1.. C. ci>. Alfdldy.6. sino con otra más meridional al este de la provincia de Cuenca45. M. 203. aparece también en Plinio (N. que registra la existencia de una homónima perteneciente a los Bástulos61.4). 1958.6.2. la epigrafia celtibérica. La ciudad romana se localiza en Cabeza de Griego (Saelices. por los datos víarios se ha intentado situar en una zona entre Carrascosa de Henares y Espinosa de Henares (Guadalajara) ~.56) menciona una ciudad celtíbera llamada Caisada.10. Tres téseras celtibéricas de Segobriga (Saelices. 47 a>. y quizá también el lugar de origen de un Alabensis que fue flamen provincial de la Citerior (CIL II 4200 RIT 263). >~ Vid. en nota 17. Roldán. Attacucn. Nne. Perteneció en época romana al conventus Carthaginensis.24) sabemos que perteneció al conventus Carthaginensis. Tradicionalmente se considera territorio olcade. a unos 5 kms. 1981. Alíhea. en nota 45. aunque hay opiniones en contra53. de Guadán.501). 25-47. en Hoya de la Sabina. ~> CIL II 4189 = RIl 253: Aetacc(ensis) ex conven]e(u)] carehag (/0/ene>). 3.11.58). lo que condiciona parcialmente su localización ~.. así aparece en Estrabón (3. 5< Sobre los errores de delimitación. 90 s. Nurnario Hispánico 9. La ciudad p. « P. Esta «nobilis et potens cid/as» fue tomada por Graco el año 179 a. op.25). Plinio habla de su condición de estipendiaria en el siglo 1 d.

El resto de la bibliografla y discusión en G.. Para su situación en Oretania. Sisapo. 1. Blasco y NI. Balnaseda-S.1. CNA. Primeros datos de la II campaña de exeavaclon prospecciones geolisicas realizadas en la necrópolis de la Edad del Hierro de El Nava. Santorcaz (Madrid). 3. 19.i. 7. Etí torno a Tilulcia. 2. Arq. 65 Avance de las excavaciones en: Arqueología 84-85. Aportaciones a la carta arqueológica del valle del Tajuña 1: Fibulas. Fernández-Galiano. Dehesa del . con la bibliografia anterior: M.3.3: Sisapon). que no siempre tienen entidad para ser llamados ciudades atendiendo >2 6.’ C. 1979. en 130 años de arqoeo/ogía madrileña. Alróldv. en nota 23. sobre cuyo nombre antiguo ya hemos hablado más arriba. Madrid 1988. Cuenca). Aproximación al estudio de la Edad del Hierro en la provincia de Madrid. el yacimiento más importante es el de Alarcos70. El Cerro de la Gavia (Vallecas. anterior.58: Sisapone) entre las ciudades oretanas y Cicerón (Phil. en 1 Cong. El casero carpetano de Yeles (loledo). Dehesa de la Oliva (Madrid). de Historia de CastillaLa Mancha. otros yacimientos de menor envergadura en esta provincia son Santa María del Retamar (Argamasilla de Alba). 1984.2) y la Orisia de Artemidoro de Efeso. Priego. Madrid).62 (NI. Huete.58) menciona la ciudad entre las de los Oretanos. 330 se. a falta de otros datos y ante la posibilidad de que pertenezcan a la Oretania de la Meseta. sobre los yacimientos dc esa provincia. Almagro Gorbea.5. A. Vives y Escudero. Oretwn «Germanorumo. Diodoro menciona a un rey orisio que derrotó a Amílcar. Zaragoza 1952. Alfdldy. y el Cerro de Alvarfáñez (Huete. Las Esperillas (Santa Cruz de la Zarza. Por lo que se refiere al territorio oretano del valle del Guadiana.48). >4 1). Ciudad Real 1988.3. Cuenca). Excavaciones en «El Cerróns (Illescas. 5.a Oliva II. un cierto número de enclaves conocidos por las excavaciones pueden considerarse ciudades indígenas o. Madrid) o la actual Titulcia (antigua Bayona de Tajuña. Madrid)t’5. Cuenca). y entre las necrópolis celtibéricas. Madrid 1987. La Gavia (Vallecas. Hisp.41..25) entre los estipendiarios del conventus Car/baginensis. C. 121—133. 35. Ptolomeo (2. La cerámica procedente de la necrópolis celtibirica de Villanueva de Bogas (loledo). Tanto esta ciudad como la siguiente (Nobila) se incluyen aquí sin la seguridad de que sea el lugar adecuado.15) y se refirió a la riqueza de sus minas (N.3.>. Cuenca)>4>.. op. 3.a Bienvenida (Ciudad Real)63 por el hallazgo de un epígrafe latino que contiene parte del nombre: el lugar concuerda con las noticias del Itinerario de Antonino (444. FI Cerro de los Encaño> <Villar del ilortio. La monedo hispánica. op. Nobila. op. 2. al menos dos yacimientos tienen entidad ciudadana: Fosos de Bayona (Villas Viejas. Hallazgos cerámicos en Alarcos. pueden destacarse algunos castros de diferentes dimensiones. También en territorio carpetano se encuentran las necrópolis de Villanueva de Bogas (Toledo). Ubicada en el lugar 5 S~ de en donde hoy se encuentra la ermita de N Zuqueca.6. 1. Sandoval.7). 3am.7 Villanueva de Bogas: 5. Castre. Cuadrado. Valicnte-l. 201-210. También en esta provincia. lId>. Cerro de los Encaños (Villar del Horno) o Carrascosa del Campo...3. Cerro Yeles: E. 153-210. marzo 1989. 1948-49. 1986. C. Entre los Carpetanos. 1. A/arcos. Llopie. » . II CNA Madrid 195 1. al menos. Madrid 1980. 13. 199-269. Valiente. 1..b. Toledo). todos ellos en la provincia de Cuenca. Plinio la situó en la Beturia túrdula (N. Vot. XVI (AA. Recientemente se ha apuntado la posibilidad de que al importante yacimiento romano de Añover de Tajo66 precediera un asentamiento prerromano. s’5 NI. x Arq. Madrid 1981. 33. Zaragoza 1983. li/sp.. Cusibi. Millán. M..22. Cerro de la Gcvia: NI. 57-62. Gil Farris. 355-362. que la situaba entre ¡viirobriga y Carcuviurn. 54-58. Mora (Toledo).).5).8) dice que allí se consigue el mineral de más calidad. término de Granátula de Calatrava (Ciudad Real)62 Se identifica con la Oria de Estrabón (3. 70 ss. Estudios de Preh. a su superficie. Gómez. Madrileñas 4. Valiente. 3. P. vid. Junto a las ciudades citadas en el apartado anterior. estaba en el trayecto entre Sisapo y Mariana.22. toledo). P. 44.6. vol. A. >3 Sobre su ubicación en La Bienvenida.. Almagro Bosch III.308 M. Oreto 1. Santa Catalina (Villaverde. por Nobilior (Liv. Navarro-CH. G. de las que también hablaron otros autores: Trogo Pompeyo (Iust. 403-412.> Hinojosa. Madrid 1983.4. >4 A.as . vol. Esta ciudad oretana fue tomada en 192 a. Bendala). en tI Jornadas de Estudios sobre la prorincia de Madrid. Ilornenaje a . 585-595. en ibidein. El poblado celtibérico de Illescas loledo). por citar las más significativas 67 En el área celtíbera de la Meseta sur. ci>. AIIóldy.9. 101 Ss. Madrid). Caballero Klink.b. Cuenca) 1980-81. t. Arq. t)ehesa de la Oliva: G.6. o Cerro de Oreto.b. 46 as. Carrascosa del Campo (Cuenca). Caballero ee a/ii. Nieto ee a/ii. El Cerrón (Illescas. Muñoz Carballo. cii. El Mióario Pr>ratagantc 21. lugares de importancia en la Meseta sur. XVIII CNt 3. El yacimiento del Cerro de la virgen de la Cuesta entre el mundo del Hierro II y el mundo romano. csp.< D.3.2. Vitruvio (De arcb. riculcia: 5. en nota 23.5). vol. En este sentido deben citarse el castro de Yeles (Toledo). GONZALEZ-CONDE 1.118 y 121). 265-342. Alonso. Illescas: 1. 3. lám cxív >. lo que explicaría su ubicación en el cerro. En un plano menor hay que citar el Cerro de la Virgen de la Cuesta (Alconchel de la Estrella).7) habla de las minas y de su descubrimiento. Toledo) o El Espartal (Madrid). Ptolomeo (2. FI nombre de Oretum Germanoruen se debe a Plinio y Ptolomeo. ci>. destacan El Navazo (La Hinojosa) y Las Madrigueras (Carrascosa del Campo)69.’ A. Fernández. Fernández Ochoa-A. 7. y sólo a titulo provisional. en el término municipal de Ciudad Real. aunque la referencia de que Nobilior se dirigía hacia Oretania y el Tajo produce la impresión de que se encontraban en algún lugar de la Meseta sur. 64. No puede localizarse con este único dato. en 1 (long. Aunque no aparéce en los itinerarios. La mencíonan Estrabón (3. Catálogo de bile/iograjlo arqoeológica de la provincia de Ciudad ReaL Ciudad Real [983. Lo cerámica de barniz rojo del Cerro de A/arcos. En general: M.’ C. No>. notas 202-203 con bibliogran> anterior.tadrigucrass. el primero clasifica a los Oretani qui et Germani cognominantur (N. Arq. ci>. (1. Cabeza Moya (Enguidanos).3. NI. Recientemente se ha conocido la localización de esta ciudad oretana en l. en MMA P 9-lO. Livio la asocia a la suerte de Cusibi en la citada campaña de Nobilior (35. Murcia. Cerro de las Cabezas (Valdepeñas). El Isortonte histórico de is Bienvenida y su posible identificación con la antigua Sisapo. 27. Se ideotifica con la ceca de Saesapo 64 Probablemente es el límite oriental de Oretania en esta zona de contacto con los Vettones. Mena y E. Ciudad Real 1987. Madrid 1965: íd. Nogueras. 1985. La necrópolis celtibérica dc sl.4. 119-134. en nota 6. Cabeza Moya (Enguidatios. XII Zaragoza 1972. de Historia de Castilla-La Mancha. Madrid 1980 (reimpr. O. 120-1 30: 6. la cultura de la II Edad del Hierro. en nota 23. Rubio. Nr. id. también conocido como Cerro Domínguez. Ciudad Real 1988. 397 Ss.

2. era cíudad estipendiaria del convenías Carthaginensis (Plin. Caesaraugusta 47-48. supra). aunque diferentes teorías han llevado a esta supuesta etnia a Albarracín y también a algún lugar más al sur.3. etc. Livio (40. quien dejó allí un destacamento romano. Tirtaliq(un~P2. Son nucleos de los que no consta su existencia en época prerromana. (1974. Paterniana y Rigusa. se trataría de localizar el territorio de ésta. entre estos últimos se encuentran Olcades y Lobetanos. en la provincia de Cuenca74. para otras faltan noticias. que agrupamos en razón de la adscripción étnica que hace el citado autor. Los pueblos celtibéricos. Este es el caso de Aebura. quien opina que Egelasta debía estar en algún lugar de la actual provincia de Albacete. 5. Cuenca 1987. Sólo conocemos esta ciudad por Ptolomeo. y rechazando las claramente situadas al sur de la Sierra (Toia.80). 31. un buen número de los errores que cometieron probablemente no se han dete¿tado aún. en Historia de España de R. ci>. N. Ni Laxta ni las otras ciudades han sido localizadas. El panorama paleoetnográfico de la Meseta sur presenta todavía muchos puntos oscuros. 76. Salaría. Palomero. C.4. Istinon. op. op. si el geógrafo no se equivocaba. acerca de la población antigua de la mitad meridional de los conventos caesarauguslano y tarraconense. para los que resulta difícil definir no sólo su área de dispersiótí. Madrid 1976 (reimpr. El esquema de las ciudades prerromanas es también problemático.4. Flaco el año 181 a. Es difícil clasificarlas en función de su pertenencia o no a la 309 Oretania septentrional. ~4 P. 308: ligeramente al este de Valerio. cÍ>. En Segobriga se encuentra la inscripción de dos individuos Laxtenses de origen. 89 los sitúa entre Albacele y valencia. Ptolomeo no espécifica a cuál de ellas se refiere aquí. La ciudad no ha sido encontrada hasla hoy.30) relata que fue tomada por F.1979. 3. Por lo que se refiere a Aebura. Ilarcuris. Beltrán-L. Almagro Baeeh. Taracena. Si aceptamos que los Lobetanos no son una unidad étnica. Al/bernia.1. hace pensar que. Cas/alo). en nota 6. Mirobriga. Ciudad Real 1986. en nota 23. recientemente se ha propuesto su identificación con el yacimiento ibero-romano de Villarejo de San Antón (La Solana. quedan algunas cuya clasificación no es posible: Aimiliana. Ehermida. Banwda.9) sabemos que se encontraba en el paso de una vía. Por Estrabón (3. Cabe la posibilidad de que haya que incluir Salica entre los Oretanos de Ciudad Real. 71. Consideraciones. éstas son escasas. 3.6.). 240. 551 5. Alfdldy. ci>. Menéndez Pidal 1. . La obra de Ptolomeo es un buen ejemplo del desconocimiento geográfico y étnico de algunos autores clásicos. Laxta. éste núcleo urbano se encontraría al sur de la provincia de Cuenca o norte de Albacete ~.6. Salica. o bien de dudosa inclusión en este territorio. el llamado «Camino de Aníbal» estudiado por Silliéres. tI 5. pero debe ser ésta misma.11)) entre Toletum y Augustobriga impide especificar si pertenece a Carpetanos o Vettones. 3. Lupparia. Ilurbida. Barnacis. Las ciudades «oretanaso de Ptolomeo. Fernández Ochoa A.. Un caso diferente es el de Lobetíím. 48. ci>. B. identificada con la Libora ptolemaica (2. cit. en nota II. Mantua. n. Egelesta. sino su verdadera categoría dentro de la complejidad étnica y social del mundo celtibérico. Historia de la pro vÍncio de Ciudad Real III. op. en nota 6. Bosch Gimpera. 75 dL II 6338. La localización del Ravenate (IV 44(312. Las vias romanasen/o provincia de Cuenca. Vía/ja. no identificables hasta el presente con restos arqueológicos.3.58).25) en la que había unas ricas minas de sal (N. Las ciudades «celtíberas» de Ptolomeo.b. op. mientras unas son bien conocidas. 3. Jspinun?. Por lo que se refiere a Meníesa. Oretanos y Celtíberos se reparten el territorio. op. en Albarracin. quedando fuera del área oretana. El problema de Lobetum. 853 sl. Las ciudades «carpetanas» de Ptolomeo. 0. Palomero la sitúa en Iniesta (Cuenca) De las demás sólo podemos decir que no es segura su ubicación en Carpetania. Metercosa. en nota 23. NI. Egelesta. sitio los habitantes de una ciudad.LOS PUEBLOS PRERROMANOS DE LA MESETA SUR de las Nieves (Pedromuñoz) y Motilla de las Cañas (Daimiel). Dejando aparte las ya mencionadas en el primer apartado por su localización al norte de Sierra Morena. dados los errores de Ptolomeo para estas regiones. Además de las localizadas en el valle del Ebro y otras de las que se ha hablado en el apartado anterior por ser claramente celtíberas. Entre las ciudades con problemas de ubicación se encuentran algunas de las citadas por Ptolomeo. 214 ss.58) no distingue entre Oretanos celtas e ibéricos.6. Cervaria y Lacurris. que se refiere a ella como perteneciente a los Lobetanos (vid. Ciudad Real) 73. 3. que la situaba entre los Celtíberos y los Bastetanos. Libina.b. y Lorcesa. La referencia de Ptolomeo (2. E. n5 71. o Egelasta según otras fuentes. que hacen constar su gentilidad. Caballero Klink. C. 223. Sancho. Varada. II: época romana. cap. ya se ha hablado de la ciudad perteneciente a los Oretanos.. es compleja su adscripción étnica y localización. Alfiildy. ‘5 0. Carpetanos.56). porque Ptolomeo (2. hay algunas que no pueden adscribirse con seguridad a un lugar determinado: Mediolon. 3.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful