Valoración Considerado como la Biblia del chamanismo.

Tras 50 años de su primera edición sigue siendo libro de referencia e insuperado.
Título: El Chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis Autor: Mircea Eliade Precio: 16,15 euros Páginas: 484 Perfiles: Para estudiosos del chamanismo. Para universitarios que cursen estudios relacionados con el tema (chamanismo, sanación en otras sociedades, pensamiento de culturas pre-letradas). Para personas que quieran curarse de ideas demasiado folklóricas sobre el chamanismo arcaico. Para bibliófilos ávidos de obras maestras. Nivel: Técnico y denso, pero de gran interés en cada una de sus partes, capítulos y temáticas. Palabras clave: Chamanismo (orígenes, práctica, simbología), Siberia, éxtasis, culturas chamánicas, ritos de paso, ceremonias de iniciación, pueblos ágrafos, sueños inicáticos, adquisición de poderes, árbol del mundo (axis mundi)

Reseña

Índice / Contraportada / Libros relacionados Redactado a finales de los años 40 y publicado en el año 1951, este fue el primer estudio sistemático dedicado al chamanismo, y hoy en día se sigue considerado como el principal tratado, aun no superado, sobre este técnica arcaica del éxtasis. En realidad también fue el primer estudio del tema abordado desde una perspectiva esencialmente religiosa, dejando de lado las interpretaciones psicológicas, sociológicas o etnográficas predominantes durante la mayor parte del siglo XIX y XX. Ciertamente, hasta la aparición del tratado de Eliade el chamanismo había sido visto como una forma de esquizofrenia, o puramente como un rol social, de tipo mágico, dentro de la estructura de una sociedad arcaica, o estudiado simplemente desde la perspectiva de descriptiva: vestidos, utensilios, danzas, leyendas... Eliade, que había experimentado experiencias extáticas durante su juventud en Hardwar, disponía del conocimiento de la experiencia visionaria, de la que carecían otros estudiosos del tema -que habían intentando descifrar el chamanismo desde perspectivas ajenas a lo religioso, o sea, obviando que el chamanismo era una de las formas de relación del ser humano con lo sagrado. Definiendo el chamanismo como la práctica extática que sirve de nexo con lo sagrado en las sociedades pre-letradas, el libro expone mitos, técnicas y leyendas, las compara, diserta sobre su función religiosa del chamán, sobre su papel sanador y aglutinador, su importancia como cabeza de tribu en las sociedades más primitivas, su función de terapeuta y de vidente. Abarcando los continentes Asiático, Europeo, Americano y Africano, y disponiendo de una cantidad de información literalmente desconcertante, Eliade estructura el libro exponiendo la crisis existencial que conduce a la vocación chamánica, la adquisición de poderes, ritos iniciáticos, la cosmología del universo chamanístico, el simbolismo asociado a esta práctica (el árbol del mundo, el puente que conduce al 'otro mundo'), el uso del tambor... en definitiva, infinidad de información sobre esta técnica arcaica del éxtasis. En lo referente a los enteógenos, el libro de Eliade ha sido discutido por la escasa información que contiene sobre este tipo de sustancias. En todo caso ha de considerarse que este estudio fue escrito y publicado a principios de los años 50, cuando los estudios etnobotánicos se encontraban aun en sus albores. Si bien con el paso de los años Eliade reconoció la importancia de las sustancias visionarias, no tuvo tiempo para rehacer su estudio a la luz de las nuevas aportaciones presentadas por la etnobotánica, aglutinadas por la ingente labor de R.G. Wasson. Recomendable desde su mismo inicio, este libro es un clásico para toda persona interesada en el fenómeno del chamanismo.

Índice
Prefacio Advertencia a la segunda edición Generalidades. Métodos de reclutamiento. Chamanismo y vocación mística Aproximaciones El otorgamiento de los poderes chamánicos Reclutamiento de los chamanes en Siberia occidental y central Reclutamiento entre los Tunguses
-1-

Reclutamiento entre los Buriatos y los Altaicos Transmisión hereditaria y busca de los poderes chamánicos Chamanismo y psicopatología Enfermedades y sueños iniciáticos Enfermedad-iniciación Éxtasis y visiones iniciáticos de los chamanes yakutes Sueños iniciáticos de los chamanes samoyedos La iniciación entre los Tunguses, los Buriatos, etc. La iniciación de los magos australianos Paralelos entre Australia y América del Sur Despedazamiento iniciático en América del Norte, América del Sur, África e Indonesia Iniciaciones de los chamanes esquimales La contemplación de su propio esqueleto Iniciaciones tribales y sociedades secretas La obtención de los poderes chamánicos Mitos siberianos acerca del origen de los chamanes La elección chamánica entre los Goldes y los Yakutes La elección entre los Buriatos y los Teleutes Las mujeres-espíritus protectoras del chamán El papel de las almas de los muertos Ver a los espíritus Los espíritus auxiliares "Lenguaje secreto". "Lenguaje de los animales" La busca de los poderes chamánicos en América del Norte La iniciación chamánica La iniciación entre los Tunguses y los Manchúes Iniciación de los Yakutes, Samoyedos y Ostiacos La iniciación entre los Buriatos Iniciación de la chamana araucana La ascensión ritual a los árboles El viaje celeste del chamán caribe Ascensión por el arco iris Iniciaciones australianas Ritos de ascensión El simbolismo del indumento y del tambor chamánicos Notas preliminares El indumento siberiano El indumento buriato El indumento altaico Los espejos y los gorros chamánicos Simbolismo ornitológico El simbolismo del esqueleto Renacer de sus huesos Las caretas chamánicas El tambor-chamánico Indumentos rituales y tambores mágicos en todo el mundo El chamanismo en el Asia Central y Septentrional II. Curaciones mágicas. El chamán psicopompo Llamamiento y busca del alma: Tátaros, Buriatos y Kirghizes La sesión chamánica entre los Ugrios y los Lapones Sesiones entre los Ostiacos, los Yurak y los Samoyedos Chamanismo entre los Yacutes y los Dolganes Sesiones chamánicas entre los Tunguses y los Orotchi El chamanismo yukagir Religión y chamanismo entre los Koryacos El chamanismo entre los Chukchi

-2-

Chamanismo y cosmología Las tres zonas cósmicas y el Pilar del Mundo La Montaña Cósmica El Árbol del Mundo Los números místicos 7 y 9 Chamanismo y cosmología en el área oceánica El chamanismo norteamericano y suramericano El chamanismo entre los Esquimales Chamanismo norteamericano La sesión chamánica La cura chamánica entre los Paviotso Sesión chamánica entre los Achumawi Él descenso a los Infiernos Las cofradías secretas y el chamanismo El chamanismo suramericano: diversos rituales La curación chamánica Antigüedad del chamanismo en el continente americano El chamanismo en el sureste asiático y en Oceanía Creencias y técnicas chamánicas entre los Semang, los Saki y los Jakun El chamanismo en las islas Andamán y Nicobar El chamanismo malayo Chamanes y sacerdotes en Sumatra El chamanismo en Borneo y Célebes La "barca de los muertos" y la barca chamánica Viajes de ultratumba entre los Dayacos Chamanismo melanesio Chamanismo polinesio Ideologías y técnicas chamánicas de los indoeuropeos Notas preliminares Las técnicas del éxtasis en los antiguos germano La Grecia antigua Escitas, Caucáseos e Iranios La India antigua: ritos de ascensión La India antigua: el "vuelo mágico" El "tapas" y la "dîksâ" Simbolismos y técnicas "chamánicos" en la India El chamanismo en algunas tribus aborígenes de la India Simbolismos y técnicas chamánicos en el Tibet y en la China Budismo, tantrismo y lamaísmo Prácticas chamánicas entre los Lolo El chamanismo entre los Mo-so Simbolismos y técnicas chamánicas en China Mongolia, Corea, Japón Mitos, símbolos y ritos paralelos El perro y el caballo Chamanes y herreros El "calor místico" El "vuelo mágico" El puente y el "paso difícil" La escala. El camino de los muertos. La ascensión Conclusiones La formación del chamanismo nor-asiático Epílogo Notas

-3-

"El chamán es a la vez teólogo y demonólogo, especialista del éxtasis y curandero, auxiliar de la caza, protector de la comunidad y de los rebaños, psicopompo y, en algunas sociedades, erudito y poeta". Mircea Eliade

Contraportada
El estudio del complejo fenómeno chamánico es inagotable. En la actualidad existe una importante bibliografía sobre el tema, pero casi toda ella lo analiza desde el punto psicológico, sociológico o etnológico. El presente libro es el primer intento de análisis que aborda dicho fenómeno dentro del campo de la historia de las religiones. Su misión es sintetizar las diferentes investigaciones (reuniendo los resultados de la etnología, la psicología y la sociología, sin desdeñar las aportaciones del filósofo y del teólogo), pero usando métodos y perspectiva propios, ya que no sólo ofrece la historia (orígenes, formación, influencias exteriores, comparación en el espacio y en el tiempo) del fenómeno religioso, sino que presenta la visión de su morfología en el momento del análisis. Pero este estudio va más allá: además de organizar la documentación histórica, "única que garantiza su carácter concreto", trata de desentrañar las situaciones límite del hombre, es decir, que aunque no se logre necesariamente la perspectiva cronológica -el cuadro místico de un determinado momento puede repetirse por miles de años-, lo importante es lograr lo concreto histórico y revelar lo que hay de transhistórico en el hecho religioso en cuestión. En esta obra se define ampliamente el chamanismo y, al analizarlo como una de las técnicas arcaicas del éxtasis, siendo a la vez "mística, magia y religión", se presenta tanto en sus distintos aspectos históricos como en los culturales. Su ideología, su simbolismo, sus mitologías y sus técnicas son, igualmente, estudiadas por Eliade, cuya obra como historiador de las religiones es bien conocida

Libros relacionados
Chamanes a través de los tiempos. Quinientos años en la senda del conocimiento (Varios Autores) Este libro ofrece la perspectiva que occidente ha tenido sobre el chamanismo a lo largo de los últimos cinco siglos. Compuesto por artículos de diversos autores, este estudio no deja aspecto, detalle o perspectiva del chamanismo sin abordar. Uno de los mejores libros para tener una perspectiva amplia, clara y completa sobre el chamanismo. Vida de María Sabina (Álvaro Estrada) Biografía sobre María Sabina, la conocida mujer mazateca que ofició la primera velada con hongos enteogénicos en la que participó Wasson. Escrita por un convecino suyo, conocedor del mazateco y el español, está considerado el libro más honesto sobre Mª Sabina Los Indios de México. Antología (Fernando Benítez) Excelente compilación de textos del autor sobre el chamanismo mexicano, tanto relacionado con enteógenos como con prácticas que se valen en otras técnicas. Un capítulo dedicado a María Sabina, otro al peyote y los huicholes, tiene mucha información sobre la práctica, canciones y rol del chamanismo en culturas mexicanas supervivientes a la colonización. Los chamanes de la prehistoria (Jean Clottes & David Lewis-Williams) Sugerente y renombrado estudio sobre la posible relación entre los estados alterados de conciencia, el chamanismo y las pinturas de arte rupestre. Ayahuasca visions. The religious iconography of a Peruvian shaman (Pablo Amaringo & Luis Eduardo Luna) Magnífico libro con ilustraciones de pinturas basadas en experiencias con ayahuasca. Los dibujos los ha realizado un chamán peruano, Pablo Amaringo. Cada imagen va acompañada de un texto, en inglés, explicando la simbología de los animales y seres que aparecen en ellas.

LA MITOLOGÍA CHAMÁNICA DEL CABALLO
Dibujos por Cecilia Novello achillinovello@inea.com.ar El caballo galopa sobre la llanura desnuda. El labio de fuego del sol besa su pelambre. Plumas del viento acarician sus crines. El enérgico cuadrúpedo se detiene. Y bufa, cocea, libre, salvaje. Dentro de su anatomía caliente pululan sus símbolos. El caballo como manifestación del movimiento cíclico de la vida, por ejemplo. Míticos corceles surgen de las ondas del mar luego de ser delineados por el tridente de Neptuno. Seres que emergen del caos amorfo de las profundidades marinas; seres que expresan la vida
-4-

creada, la forma viviente. Para Paul Diel, el caballo es expresión simbólica del instinto, del volcán del deseo desenfrenado. En muchos antiguos ritos, una cuadriga de cuatro caballos es sacrificada como ofrenda al sol. Los romanos lo consagran al dios guerrero Marte. Para los hijos de la Roma Eterna, la visión de un caballo es presagio de guerra. En numerosas fábulas y leyendas, los caballos previenen a los caballeros; son clarividentes. Según Jung, el brioso cuadrúpedo es encarnación del costado mágico del hombre, "la madre en nosotros", la intuición del inconciente. De la aureola mágica del caballo proviene la creencia de que la herradura es señal de buena suerte. Pero el caballo también galopa en la imaginación mítica como animal ctónico-funerario, con fuerte participación en la mitología y el ritualismo chamánicos. Este pliegue del simbolismo del caballo es enfatizado por Mircea Eliade, el gran historiador de la religiones. En la sección de Simbolismo animal de Temakel, presentamos ahora las precisiones sobre la relación entre el caballo y el chamanismo que Eliade talla en su clásica obra El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis. Los dibujos del bello animal que acompañan al texto nacen de la mirada recreadora de Cecilia Novello, joven artista argentina. Y el caballo regresa a su cabalgata, a su galope. El galopar mágico donde la llanura roza ventanas intangibles entre las nubes... Esteban Ierardo

LA MITOLOGÍA CHAMÁNICA DEL CABALLO
Por Mircea Eliade Animal funerario y psicopompo por excelencia el caballo es utilizado por los chamanes, como medio para obtener el éxtasis, esto es, la "salida de uno mismo" que hace posible el viaje místico. Este viaje místico no tiene forzosamente un rumbo infernal: el caballo permite a los chamanes volar por los aires y llegar al Cielo. No es el carácter infernal y funerario el que domina la mitología del caballo: éste es una imagen mítica de la Muerte y, en consecuencia, pertenece a las ideologías y a las técnicas del éxtasis. El caballo lleva al difunto al más allá: realiza la "ruptura de niveles", el paso de este mundo a los otros mundos, y por esto desempeña también un papel de primer orden en determinadas clases de iniciación masculina (los "Mannerbunde"). El caballo -esto es, el palo cabeza de caballo- es utilizado por los chamanes buriatos en sus danzas extáticos. Ya hemos advertido una danza análoga durante la sesión de las macchis araucanas. Pero la difusión de la danza extática cabalgando con un palo con cabeza de caballo está mucho más extendida. Entre los Batak, con motivo del sacrificio del caballo en honor de los antepasados, cuatro bailarines danzan sobre sendos palos que tienen forma de caballo. También en Java y en Bali el caballo está asociado a la danza extática. Entre los Garo, el caballo es parte del ritual de la recolección. Para hacer el cuerpo del caballo empléanse tallos de plátano, y para las patas y la cabeza bambúes. La cabeza se coloca en un palo que un hombre sostiene de modo que le llegue a la altura del pecho. Con un paso pesado, el hombre ejecuta una danza salvaje mientras que, vuelto hacia él, el sacerdote baila fingiendo que se dirige al "caballo". V. Elwin ha observado un ritual análogo entre los Muria de Bastar. El gran dios gongo Lingo Pen posee, en su santuario de Semurgaon, muchos "caballos" de madera. Con motivo de la fiesta del dios, estos "caballos" son conducidos por médiums y usados, bien para provocar el trance extático, bien como auxiliares en la adivinación. "Observé, en Metawand, durante varias horas, las grotescas cabriolas de un médium que llevaba en hombros un caballo de madera que representaba al dios de su clan, en Bandapal, mientras nos abríamos camino en la selva, para Manka Pandum (consumación ritual de los mangos), otros médium que llevaba también en sus hombros un caballo imaginario, ir al paso, caracolear, piafar y cocear ante mi coche que avanzaba lentamente. ‘Lleva al dios en su espalda -me dijeron- y no puede dejar de bailar durante varios días seguidos.’ Durante una boda, en Malakot, vi a un médium montar en un curioso caballo de madera; vi a otro, al sur, en la región de Dhurwa, bailar a horcajadas sobre un caballo de madera parecido al anterior. En los dos casos, si algo turbaba el desarrollo de la ceremonia, el jinete caía en trance y podía entonces descubrir la causa sobrenatural del desorden."

-5-

En otra ceremonia, el Laru Kaj de los Gond-Pardhan, los "caballos del dios" ejecutan una danza extática. Recordemos también que muchos pueblos aborígenes de la India representan a muertos a caballo; los Bhil, por ejemplo, o los Korku que graban en tablillas de madera unos jinetes, y los depositan junto a las tumbas. Entre los Muria, los funerales van acompañados de cantos rituales, en los que se cuenta cómo el muerto llega al otro mundo montado en un caballo. Se habla de un palacio en cuyo centro hay un columpio de oro y un trono de diamante. El muerto es llevado hasta allí por un caballo de ocho patas. Y ya sabemos que el caballo octópodo es típicamente chamánico. Según una leyenda buriata, una mujer joven toma por segundo esposo al espíritu ancestral de un chamán, y tras este matrimonio místico, una de las yeguas de su acaballadero pare un caballo de ocho patas. El marido terrestre le corta cuatro. La mujer exclama: "¡Ay, era mi caballito en el que cabalgaba como una chamana", y desaparece, volando, para ir a establecerse en otra aldea. Posteriormente se convirtió en el espíritu protector de los Buriatos. Los caballos octópodos o acéfalos aparecen en los ritos y los mitos de las "sociedades de hombres", ya germánicas, ya japonesas. En todos estos conjuntos culturales, los caballos polípodos o los caballosfantasmas desempeñan una función a la vez funeraria y extática. También en relación con la danza extática -pero no forzosamente "chamánica" se halla al caballo de madera ("Hobby Horse"). Pero incluso cuando el "caballo" no aparece en la sesión chamánica, está simbólicamente presente en las crines de caballo blanco que allí se queman o en una piel de yegua blanca sobre la que el chamán se sienta. Quemar pelos de caballo equivale a evocar el animal mágico en el que el chamán ha de ir al más allá. Las leyendas de los Buriatos hablan de los caballos que Ilevan a los chamanes muertos hasta su nueva morada. En un mito yakuta, el "diablo" vuelve del revés su tambor, se sienta encima, lo agujerea tres veces con su vara y el tambor se transforma en una yegua de tres patas que le lleva hacia el Oriente. Estos pocos ejemplos muestran cómo ha utilizado el chamanismo la mitología y los ritos del caballo: psicopompo y funerario, el caballo facilitaba el trance, el vuelo mágico del alma a las regiones prohibidas. El "galope" simbólico significaba el abandono del cuerpo, la "muerte mística" del chamán. (*) (*) Fuente: Mircea Eliade, El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis, México, Ed. Fondo de Cultura Económica, 1986, pp.359-361. Ilustraciones: Todos los dibujos de caballos que ilustran este momento de Temakel son obra de © Cecilia Novello, joven artista argentina.

-6-

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful