ELCORREODEANDALUCÍA Lunes 30 de octubre de 2006

|

SEVILLA

7

ADEMÁS
JUNTA DE LA COMUNIDAD

Luis Romero

El presidente se niega a una reunión vecinal
Los afectados están indignados con el presidente de la comunidad, que resta importancia al asunto y se ha negado a convocar una reunión informativa. Tras numerosas peticiones, ha enviado una nota a los residentes en la que admite que la situación se produce desde hace meses.
VIGILANCIA

Absoluciones y condenas

L

La Policía no ha llamado a ninguno de los afectados
Loa afectados no se sienten muy respaldados: tras su denuncia no han recibido ni una llamada de la Policía Nacional. De hecho, tras coger in fraganti otra vez al mirón, un vecino llamó al 092, pero el individuo se dio cuenta y salió corriendo. El vecino esperó, pero la Policía no llegó.

EL EDIFICIO. La imagen muestra el bloque de vecinos donde se han producido los hechos.

Un ‘mirón’ dentro del baño
Vecinos de Torneo denuncian que los graban en sus casas
IRIA COMESAÑA ■ SEVILLA

a Duquesa de Alba ha sido absuelta de una falta de injurias a sindicalistas. El dueño de un bar ha sido eximido de sendas faltas de vejaciones y amenazas a una pareja de homosexuales. Y un médico y otros empleados de un hospital han sido condenados por un delito de omisión del deber de socorro. Son sólo tres ejemplos de sentencias recaídas en la jurisdicción penal de nuestra ciudad en los últimos días. Antes de conocerse los respectivos fallos, ya habían sido condenados los hoy inocentes y absueltos los hoy culpables, por ciudadanos que charlaban en la barra de un bar o por el taxista que conversaba con su cliente mirándole por el espejo retrovisor.

JAVIER CUESTA

“Estaba desnuda en el baño después de salir de la ducha cuando oí un pequeño ruido y, al girarme, vi una mano a mi lado con una cámara de fotos. Me quedé de piedra. Pero más aún cuando supe que no era la primera vez”, explica una joven de Nuevo Torneo que ha denunciado que, desdehacemeses,unhombregrabadentrodelosapartamentosdesucomunidad.
En la ducha, en la bañera, planchando en el salón... los vecinos han dado de repente un respingo al ver a un individuo en la ventana de su casa, a veces con una cámara de fotos, otras grabándolos en video. Una mujer lo denunció el 29 de septiembre y otros dos vecinos el 6 de octubre en la comisaría de la Alameda. Una semana después volvieron a ver al mismo hombre, alto –de al menos 1,75 de estatura–, corpulento, de pelo negro y piel bastante morena, que los espía y los graba. “Yo creo que debe tener un negocio y cuelga estas cosas en internet, porque se pasa aquí todo el día”, cuenta uno de los denunciantes. “O a lo mejor es un psicópata. Yo no lo sé, pero la Policía nos ha dicho que no nos enfrentemos a él, por si acaso”.

AGUARDA EN EL MIRADOR
El mirón tiene una estrategia simple: se coloca en la barandilla a un lado del patio, y así ve cuándo empiezan a encenderse las luces de los cuartos de baño. Mete la mano por la ventana, y graba. Lo han visto tanto de día como de noche. Aunque a veces encuentra las ventanas abiertas, hay residentes que están seguros de que el cristal estaba cerrado cuando empezaron a ducharse, y al salir se lo encontraron abierto, lo que les delató que había vuelto por allí.

Los vecinos piden que no se dé la dirección exacta de la comunidad en la que viven y en la que, con más de 80 apartamentos, los residentes apenas se conocen entre sí. Por eso uno de ellos creyó que el hombre al que veía constantemente asomado a una barandilla, a veces a las cinco de la mañana, vivía allí. Hasta que en abril lo pilló aupándose para mirar por la ventana de uno de los cuartos de baño que dan al patio interior. Luego, su mujer planchaba en camisón de dormir cuando volvió a verlo casi metido en su salón. Cuando salió a buscarlo, corría ya escaleras abajo. Cuando otra vecina le contó un caso similar, decidieron poner la denuncia, ante la pasividad de la comunidad de vecinos, que ni siquiera ha querido convocar una reunión para informar a los demás vecinos para no “alarmar”. “Pues yo pienso seguir alarmando, si se quiere llamar así, porque creo que la gente debe saber que esto ocurre. En este blo-

“Estoy pensando en mudarme porque me parece peligroso”, dice una de las víctimas

que vive mucha gente sola, y me parece peligroso. Yo, cuando salgo de viaje, llamo a mi mujer 500 veces al día porque no estoy tranquilo”, dice el denunciante. “Estoy pensando incluso en mudarme”. “A mí me supuso un alivio saber que no me grababa sólo a mí, que no era una fijación sino que le da igual quién sea, aunque claro, no sé qué es peor”, afirma otra víctima. Nadie sabe cómo entra el mirón en la comunidad, aunque como hay tres puertas y una entrada de garaje creen que puede esperar a que alguien salga para entrar antes de que la puerta se cierre, por eso creen que los vecinos deben saberlo para evitar estos deslices. Los afectados se han intercambiado sus teléfonos para avisarse si vuelven a verse al voyeur en la ventana para intentar frenarlo. Entretanto, más de uno se teme entrar un día en una web y verse allí colgado en una situación comprometida.

laro que también hay que tener en cuenta que las sentencias mencionadas se han dictado en primera instancia. Lo que quiere decir que no son firmes y podrían ser revocadas por un tribunal superior. Por eso, creo que esto nos debe de llevar a pensar que la justicia es más complicada de lo que parece y que la interpretación del derecho es tan compleja como el propio ser humano. Muchas veces, olvidamos el derecho a la presunción de inocencia o el principio in dubio pro reo (en la duda, a favor del acusado), y juzgamos sin conocer los hechos y las pruebas o sin valorar la vulneración de los derechos fundamentales de las partes. Menos mal, que los jueces no.

C

Muchas veces se olvida la presunción de inocencia y juzgamos sin conocer

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful