P. 1
Construcción de un invernadero

Construcción de un invernadero

|Views: 123|Likes:

More info:

Published by: Primero De Agropecuarias on Nov 17, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/22/2011

pdf

text

original

Construcción de un invernadero.

Un invernadero es lugar cerrado, estático y accesible a pie, que se destina a la producción de cultivos, dotado habitualmente de una cubierta exterior translúcida de vidrio o plástico, que permite el control de la temperatura, la humedad y otros factores ambientales para favorecer el desarrollo de las plantas. Se construyen en zonas soleadas, almacenando el calor durante el día y logrando que la temperatura interior se mantenga durante la noche. Los espacios más adecuados para su emplazamiento son los que carecen de vientos y están orientados (en su eje longitudinal) en dirección Este – Oeste (Fachadas Norte y Sur), es decir, aprovechando toda la luz posible, sobre todo en las horas de la mañana. No orientar nunca las fachadas laterales en la dirección de los vientos huracanados (siempre un frontal o una esquina).

Materiales.

 Materiales naturales: Son la piedra y la madera, aunque con el paso del tiempo han caído en
desuso.

 De construcción.
La Piedra se compone por varios elementos unidos por un material aglutinante. Son el resultado del enfriamiento de masas pastosas del interior de la tierra. Las Maderas más empleadas suelen ser las de Pino, Abeto, Chopo y Haya. La densidad depende de la madera y del secado. La humedad varía desde el 10/15% en madera desecada, hasta el 40% en madera recién cortada. Al evaporarse el agua, deja deformaciones en la madera, por lo que debe usarse bastante tiempo después de cortada.

 De cobertura de suelos.
El picón y la arena (ácidos) y la zahorra (alcalina) pueden modificar la estructura del suelo. La pinocha, la celulosa, la paja, y la materia orgánica son materiales que no modifican la estructura del suelo a largo plazo. En cualquier caso habrá que tener en cuenta el pH del suelo para neutralizar en la medida de lo posible el suelo.

 Materiales artificiales.
Los Aglomerados son materiales obtenidos de varios productos y un aglomerante que da cohesión al conjunto,

• De arcilla: Adobes o ladrillos crudos de arcilla moldeada secada al sol. El Tapial, fabricado con
arcilla húmeda mezclada con paja y moldeado mediante encofrado.

• De yeso: Placas fabricadas con moldes sobre los que se vierte el yeso fluido. Están reforzadas
con estopa o alambres. Se usan para tabiques y cielos rasos.

• De cemento: o Piedra artificial: mezcla de piedras y mortero de cemento moldeado y prensado con
prensas.

o Bloque hueco de hormigón: mezcla de arena gruesa y mortero de cemento moldeado y
vibrado (sistema de compresión del mortero mediante golpes)

o Pavimento de terrazo: cemento y un árido de grano 3/15mm. Primero se comprime,
transcurridos 3/4 días se pulimenta.

o Elementos constructivos prefabricados: Hormigón vibrado, con armadura. Viguetas
para forjados y paneles de muros.

o Fibrocemento: Pasta de cemento y fibra de amianto. En forma de placas, onduladas, y
tubos para conducciones. El Vidrio se fabrica a partir de una mezcla de arena silícea, cal y carbonato de sosa fundidos a alta temperatura. En invernaderos se usa el vidrio plano (espesor: simple 1,7/2 mm; doble 3/3,5 mm) y el vidrio impreso (una superficie lisa interior y otra exterior con concavidades para difuminar la luz hacia todas direcciones). La fibra de vidrio se usa para el aislamiento térmico, y se presenta en forma de paneles rígidos y flexibles. El Mortero o argamasa es una mezcla de aglomerante (cemento y cal), arena y agua. Sirve para unir elemento se fábrica (mampostería) y para recubrir muros, pero no como elemento resistente.

• Dosificación. Indica el volumen de cada uno de los elementos constituyentes (cemento, arena,
áridos gruesos). o Pobres. 1 – 4 – 8 o Medios. 1 – 2,5 – 5 o Ricos. 1 – 1,5 – 3

El Hormigón es una mezcla de árido (piedra y arena), cemento y agua. El cemento y el agua actúan como elementos activos, y la piedra y arena como elementos inertes. Se le pueden añadir productos para modificar sus características. Puede usarse tanto solo como unido a una armadura de hierro. • Dosificación. Indica la cantidad de aglomerante (en Kg) que entra en 1m3 mortero formado. También se puede indicar el volumen de cada componente. El mortero se amasa con la cantidad mínima de agua, teniendo en cuenta que en tiempo caluroso hace falta más que en tiempo frio. o Pobres. (1:6/1:10) Dosificación muy baja. Se emplean en obras que no exigen gran resistencia ni impermeabilidad. o Ordinarios. (1:4/1:5) Se emplean en obras de resistencia e impermeabilidad media. o Ricos. (1:1/1:3) Se emplean en obras de gran resistencia e impermeabilidad.

• Tipos. o Hormigón vibrado. Es un hormigón rico que se golpea o sacude para evitar que
queden burbujas de aire en su interior)

o Hormigón armado. Se usa un hormigón rico con hierro corrugado (tipo armazón) que o
da fuerza a la estructura. Se usa en columnas y cuerpos que requieren de gran resistencia. Hormigón ciclópeo. Un 50% corresponde a revuelto Un 30% a piedras Un 20% cemento

Los materiales más utilizados en la construcción de estructuras de invernaderos suelen ser: • Tubería de hierro galvanizado de una pulgada para la estructura del invernadero. • Madera (en invernadero Canario) para sujetar el plástico. • Alambre (malla tipo sándwich) para sujetar el plástico. • Hormigón ciclópeo (revuelto, arena y cemento) para las bases de los pies derechos. • Mortero rico para los pies derechos.

• Bloques para dar cuerpo al invernadero y proteger los pies derechos exteriores.

Planteamiento de un invernadero: Características constructivas. Los elementos resistentes del invernadero (pies derechos y armadura de cubierta) son en su mayoría metálicas y, en menor medida, de madera. Los tubos de hierro galvanizado de 1/3 pulgadas son los más usados y no necesitan conservación. Una altura de 2/2,20 m de lateral de la cubierta es la más adecuada en la mayoría de los casos, con un ancho máximo de 12 m por agua (dependiendo de la parcela, a veces se pasa esta longitud). Las estructuras curvas (de hierro galvanizado y, a veces, pintado) ocasionan muchos problemas de conservación. El dimensionado de hoyos general es de 30 x 30 x 50cm de profundidad, con una longitud de 40/60m.

• Tipos de invernadero. o Capilla. Cubierta formada por una o dos aguas de la misma inclinación que se unen en el
caballete. Está formada por un número impar de hileras longitudinales de pies derechos cuya separación entre ellos y dos pies derechos de la misma línea es de 3/4m. La cubierta está unida a la estructura por medio de abrazaderas y cuñas de la medida del tubo de cubierta. Se puede instalar de madera (con poca frecuencia), de mallas soldadas y mallas de alambre galvanizado plastificado (mayor duración).

o Diente de sierra. Cubierta formada por dos aguas, de distinta inclinación o por una disposición
de varios cuerpos unido de una sola agua. Disponen de muy buena ventilación debido a los huecos de los escalones del diente de sierra. Es preciso evacuar el agua de lluvia de cada vertiente mediante una canaleta longitudinal.

o Combinado diente de sierra/capilla. Es una combinación de ambos dando como resultado un
invernadero a dos aguas con un escalón en medio utilizada a modo de ventana.

o Parral / platanera. Estructura tipo caseta de campaña formada por pies derechos (sólo con una
base en los intermedios y sujetado en los bordes enterrados a 90/100 cm en un hueco de forma cónica) y cables de acero galvanizado de 3mm que sostienen la cubierta y a la vez dan las aguas del invernadero mediante un sistema de enristrado que al tensar contra el suelo forma el ángulo para el agua. Tiene un sistema de amarre de alambres que permite separar los tubos hasta 10 m a lo ancho y 4m a lo largo, colocando las ristras a 3/4 m. En las esquinas se colocan 3/4 tubos de 3” a modo de contrafuertes y el plástico se monta a modo de panel de sándwich. Se puede construir con cultivo en su interior. Hace años se puso de moda en canarias pero está desplazado por el tipo Almería.

o Túnel o circular. Estructura formada por pies derechos y arcos metálicos apoyados sobre
aquellos. La luz suele ser de 6/8m, y los pies derechos de la misma línea tienen una separación de 2/3m. Una característica que tienen es que no tienen mucha altura. Suelen ser prefabricados y se pueden adosar 2/3 naves en batería.

o Semielípticos. Son como los de túnel pero con largueros para hacerlos más altos. Estructura
formada por arcos que se sostienen mediante pies derechos. Puede llagar a 15m de ancho, con una separación entre arcos de 2/3m. también suelen ser prefabricados.

• Ventilación.

La ventilación de un invernadero puede ser natura o forzada. La ventilación natural se regula mediante ventanas que se colocan en los laterales y la techumbre del invernadero, ocupando un total del 15/20% de la superficie del invernadero en el norte, y un 30% en el sur. La colocación de las ventanas tiene como fines:

o Ventilar. Abrir las ventanas para mantener, o incluso bajar, la temperatura. o Airear. Abrir las ventanas para intercambiar aire exterior sin bajar, en la medida de lo posible, la
temperatura interior.

o Regular la entrada de aire. o Regular la temperatura del invernadero. o Regular la humedad relativa del aire.
La colocación de ventanas en invernaderos se hará haciendo una distribución de la superficie de las ventanas de manera que el aire llegue a todo el interior del invernadero. Existen sistemas de aperturas automáticos, antiguamente funcionaba con un reloj horario, aunque ha sido reemplazado por autómatas programables que, a través de sondas, tienen en cuenta la temperatura, la Hr,… para abrir o no las ventanas. En el tipo canarias será en el techo con unas de medidas de 2x1,5m, colocándolas para que abran hacia un lateral , En invernaderos combinados diente de sierra/capilla, y evitando el viento dominante, se aprovecha diferencia de altura entre las aguas (1m aprox.) para la ventilación. Se suele usar un sistema de poleas que suben y bajan las ventanas enrolladas). Es un invernadero con una ventilación muy práctica, ya que el aire que entra por las ventanas laterales, ayuda al aire caliente a salir por las ventanas cenitales.

• Replanteo del invernadero.
Elegido el tamaño y el emplazamiento, se procede al localizar una de las esquinas, que servirá de guía, teniendo en cuenta la existencia o no de paredes, caminos, entrada del invernadero, que faciliten el planteamiento, además de comodidad y utilidad del trabajador (los no escuadros al fondo) Una vez elegida la esquina del invernadero, se procede con el marcado de todos los pies derechos del invernadero. Para ello, primero se marca el perímetro. Una manera de hacerlo es con un escuadro de cinta métrica, tal que:

Las medidas marcan distancia de la cinta abierta, colocando el 3m en el vértice elegido, los otros dos extremos mandan el hilo para el resto del perímetro. Una vez marcado el segundo vértice del invernadero, se repite a operación con este segundo vértice, y una vez encontrado el tercer vértice, se lleva al cuarto. Una vez tengamos marcado (normalmente con hilos) el perímetro, se marcan todos los pies derechos quedando así: Lateral (ejemplo 24m)

Una vez sepamos donde van colocados todos los pies derechos, se procede a hacer los agujeros donde irán colocados. El hoyo del pie derecho, es de 40 x 30 x 30cm dando un cubicaje de 0,036 m3 de cimiento por hoyo. Esta cifra, multiplicada por 45 agujeros da un total de 1,62 m3 de material, de los cuales: Una vez hecho los cimientos, y antes de que se sequen, se colocan los pies derechos dentro, con la ayuda de un cubo, o algo parecido, que permita separar el tubo de galvanizado de la tierra con un espesor superior a 5cm para que el tubo al dilatar con los cambios de temperatura no quiebre el hormigón (el ancho de un bloque de 20 suele ser adecuado). Estos pies derechos se hacen con un hormigón rico, es decir, una o dos partes de arena por cada una de cemento. Los tubos se colocan a nivel. A la hora de colocar los pies derechos, se empieza por los laterales, teniendo en cuenta, si se quiere, una pendiente para colocar una canaleta. Esta pendiente es de 0,5 / 1 % de desnivel.

A la hora de enterrar los tubos en el pie derecho, a parte de hacerle muescas al tubo o soldarle pestañas para que no salga del hormigón del pie derecho, hay que tener en cuenta la altura para que no sobren retales, es decir, ajustar las medidas. Una vez colocados los pies derechos del los laterales, se procede a colocar los pies derechos de los frontales, teniendo en cuenta que la pendiente debe de ser de un 6 / 7 % de desnivel. Cuando los pies derechos están colocados, en el perímetro se colocan bloques que den cuerpo y agarre al invernadero (salvando la puerta de entrada). Encima de los bloques se colocan largueros que ayuden con esta función. No hay dos tubos iguales en el invernadero.

A la hora de medir la diferencia de altura entre el primer y el último tubo, se cuentan los espacios. Al medir la altura se parte central del frontal, sobre todo para controlar medidas. Normalmente se juega con la pendiente para redondear las cifras y así facilitar el trabajo. Sobre los bajantes se colocan unos largueros intermedios. Y en las esquinas se suelen colocar contrafuertes para contrarrestar el viento y darle más fuerza al cuerpo del invernadero. También se colocan tirantes en los frontales exteriores e intercalados (uno si y uno no) en medio del invernadero. A la hora de colocar las abrazaderas de los tubos, hay que tener en cuenta que las cuñas se tienen que poner en horizontal y trampeadas, es decir, una hacia la izquierda y la siguiente a la derecha.

Madera para cubierta, frontal y lateral. Listones y varillas.

Los listones que se suelen utilizar tienen la medida de 50(alto) x 40(ancho) x 3200mm (largo). Se colocan a una distancia uno de otro de unos 64cm de centro a centro de listón, creando, como máximo, una luz (dos caras internas del listón) de 60cm. Estas cifras se pueden cuadrar para simplificar cálculos. Junto a los listones hay que contar el número de varillas (siempre más estrechas que el listón) que se clavarán en el listón sujetando el plástico. Estas varillas suelen tener un tamaño de 10 x 20 x 125, aunque pueden ser recortes de otras maderas y estas medidas pueden variar. Para contar el material habrá que tener en cuenta: La cubierta, el lateral alto, el lateral bajo, y los frontales. Cubierta. Los rayos solares son de poca longitud de onda capaces de atravesar algunos cuerpos. Estos rayos chocan contra la superficie y la calientan. La superficie emite rayos caloríficos (de mayor longitud de onda) que son incapaces de atravesar cuerpos que atraviesan los rayos solares, por lo que la cubierta del invernadero debe se de un material que deje pasar la máxima radiación solar y que impidan la salida de rayos caloríficos, sobre todo durante la noche.

• Difusión de la luz. Los rayos de luz que inciden sobre un medio se pueden comportar como: o o
Luz directa. Luz que llega directamente a la cubierta del invernadero.

Luz reflejada. Luz directa que refleja en los materiales no translúcidos, es decir, la cantidad de luz que no llegan al interior del invernadero. Depende del material y el ángulo de incidencia, siendo nula cuando es perpendicular y aumentando a medida que se inclina.

o o

Luz absorbida. Es la transformación de ondas de luz en energía calorífica sobre los materiales. El color oscuro absorbe más calor. Luz transmitida. Es la que llega al cultivo en última instancia. Se indica en % con relación a la radiación solar incidente. L t = Ld- Lr - La Luz transmitida directa. (Cristal liso)Los rayos del sol entran directamente sobre el suelo del invernadero. Luz transmitida difusa. (Cristal catedral) Los rayos del sol entran sobre el material rugoso (cóncavo) que distribuye la luz en todas direcciones.

o

Luz de rebote. Es el reflejo de ondas de luz transformadas en ondas caloríficas hacia el interior del invernadero. En este punto hay que mirar más que ningún otro el material de la cubierta, ya que en él reside la capacidad de no dejar escapar estas ondas caloríficas, manteniendo así la temperatura en el interior del invernadero.

• Materiales de cobertura.

o

Cristal. Normalmente se emplea el vidrio impreso (pulido por una cara y rugoso por la otra). La cara rugosa se deja en el interior para que los rayos que atraviesan el cristal salgan difundidos en todas las direcciones. La transparencia de este cristal es del 86% (el cristal de caras paralelas es del 90%), por lo que la luminosidad es casi igual a la exterior. Al ser casi opaco a la radiación calorífica de las plantas y el suelo, el enfriamiento se realiza con mucha lentitud. También es un material inalterable, no envejece ni pierde transparencia, pero al ser muy caro se utiliza más bien en cultivos que requieran una temperatura elevada y estable.

o

Polietileno. Se presenta en láminas transparente, ahumada y negra. La lámina transparente utiliza como cobertura de invernaderos. En espesores habituales, tiene una transparencia del 80%, con poder de difusión bajo. Al tener poca opacidad a la radiación

calorífica se enfría con relativa rapidez. Sin embargo, en la parte interior de la lámina se forma una película de agua de condensación que actúa a modo de pantalla que dificulta la salida de calor. Se degrada por la acción del calor, por lo que no dura más de 2 / 3 años.

o

Policloruro de vinilo. (P.V.C.). La lámina de presenta rígida, semirrígida y flexible. Tiene una transparencia del 85% y es muy poco permeable a la radiación calórica, por lo que resulta un buen material de cubierta. Tiene un poder de difusión de luz mayor que el polietileno y la humedad se condensa poco sobre él. La lámina flexible dura 2/3 años, mientras que las placas rígidas duran 6. El envejecimiento se traduce en la pérdida de transparencia y fragilidad a la rotura.

o

Poliéster. Es poco transparente a la radiación terrestre por lo que conserva el calor durante la noche. También es poco transparente a la radiación ultravioleta, por lo que las plantas sufren un choque cuando se sacan al sol. El poliéster con vidrio estratificado es un material plástico que tiene forma de placa rígida. Deja pasar el 80% de la luz visible, pero la iluminación que reciben las plantas es más elevada debido al gran poder de difusión de la luz de este material.

o

Gasificado. Dos láminas con burbujas (de gas) en medio que ayudan a difuminar la luz.

o Mallas. Sombreo.- malla que únicamente da sombra (se mide en porcentaje de sombra) Mallas de color. Cromomancia.- color en las mallas para función paisajística o para controlar la cantidad de un determinado color que llegue a una determinada planta. Sombreo y calóricas.- aparte de dar sombra ayudan a mantener la temperatura. Mallas de fibra sintética.

Cristal impreso Transparencia. Poder de difusión de la luz. Opacidad a la radiación calorífica. Duración de material. 85% Bueno Buena Indefinida

Polietileno 80% Bajo Escasa 2 años

Policloruro de vinilo 85% Poco Buena Lámina:2 años Placa: 6 años

Poliéster 80% Bueno Buena 8 / 10 años

Polimetacrilato de metilo 85% Bajo Regular 10 / 15 años

Solape. El solape se hace siempre a favor del agua, con un mínimo de 30 cm en invernadero Canario (madera) y 50 cm en invernadero Almería (tipo sándwich). En el tipo parral se deja como mínimo 60cm.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->