LA LEYENDA DE RODOLFO EL RENO NARRADOR 1: Brrrrr….¡que frío!

Menos mal que hemos encontrado un buen sitio para calentarnos. NARRADOR 2: Sí, ¿te has fijado? ¡cuánta gente! Nunca había visto tanta gente junta. NARRADOR 3: Quizá quieran escuchar la historia que hoy contaremos. ¡Nos encanta contar cuentos! Y que la gente los escuche. NARRADOR 4: Este es muy bonito porque sucede en una fecha especial: TODOS: en Navidad.

NARRADORES 1-2-3-4: ¿Queréis escucharlo? NARRADOR 5: Sucedió hace mucho tiempo en las lejanas tierras del frío… NARRADOR 6: Allí todo era ir y venir de duendes atareados. ¿qué harían? NARRADOR 7: Pues… nada más y nada menos que cumplir los encargos que los niños y niñas habían pedido a Papá Noel. NARRADOR 8: Si amiguitos…como habéis adivinado nos encontramos en las frías tierras de Papa Noel y sus duendes trabajadores. NARRADORES 5-6-7-8: Sí, duendes y trabajadores.

NARRADOR 9: Que durante todo el año trabajan y trabajan para que todo esté dispuesto cuando llegue el GRAN DÍA…¡y quedaba taaaan poco! NARRADOR 10: Pero adentrémonos en el bosque…Allí se encuentran los RENOS. NARRADOR 11: Sí, esos famosos animalillos que se parecen a los ciervos y que todos los años por Navidad se encargan de tirar del trineo de Papá Noel. NARRADOR 12: Allí hay una escuela para renos, pues sólo los más preparados pueden asumir tal responsabilidad. NARRADORES 9-10-11-12: Una gran responsabilidad.

NARRADOR 13: Tienen que ser fuertes y responsables. Pero eso no le sucedía a uno de ellos… TODOS LOS NARADORES: A RODOLFO RENO 1: ¡Pero cómo es posible que no puedas dirigirte a tus compañeros para contar con ellos! RENO 2: ¿No te das cuenta que con tu actitud nunca llegarás a llevar el trineo? ¡Tus padres se sentirán avergonzados! RODOLFO: Lo sé, pero no puedo evitarlo,. En cuanto tengo que hablar o hacer algo importante mi nariz se pone tan colorada y luminosa como la llama del fuego. ¡Nadie quiere jugar conmigo!

RENO 3: Haz un esfuerzo es cuestión de voluntad. RENO 1: No te esfuerces, nunca lo conseguirá, es diferente y por lo tanto no debe permitírsele llevar el trineo de Papá Noel. RENO 2: ¡Mira su nariz! RENOS: jajajajaja…es ridículo. NARRADOR 14: Así estaban las cosas en el polo Norte. RODOLFO: ¡No sirvo para nada! NARRADOR 15: Cada vez estaba más triste y desolado. ARDILLAS 1 y 2: Como no le ayude alguien se va a enfermar.

PÁJAROS 1 y 2: Si, pio, pio… pobre, piensa que nadie le quiere. ARDILLAS 3: ¡Pero no es así! Nosotras las ardillas sí lo queremos. PÁJAROS 3 y 4: Ya, y nosotros los pájaros también. NARRADOR 16: Mientras los animales se daban cuenta de lo que le pasaba al pobre Rodolfo, los duendes se apresuraban preparando los paquetes. NARRADOR 17: Y Papá Noel se vestía en su habitación. PAPÁ NÖEL: (canta mientras se viste) NARRADOR 18: Pero mientras tanto algo inesperado sucedía…

NARRADOR 19: La noche que estaba en calma y llena de estrellas, empezó a inquietarse. NARRADOR 20: En un momento todo fue niebla. Sonó un gran relámpago y grandes copos de nieve empezaron a caer. NARRADOR 21: En un instante se desató una gran tormenta. NARRADORES 18-19-20-21: ¡Qué oscuro estaba todo! DUENDE 1: ¡Deprisa, pongamos el trineo a cubierta! DUENDE 2: Yo me encargaré de los renos.

DUENDE 3: ¡Ésto es una tragedia! No sabemos cuanto durará. Debemos ir a consultar a la Estrella Fugaz. DUENDE 4: Sí, vayamos todos. DUENDES: Querida Estrella Fugaz, necesitamos tu ayuda. Dinos, ¿Durará mucho la tormenta? Los niños nos esperan. ESTRELLA FUGAZ: Me temo que os voy a dar una mala noticia. Esta tormenta durará unas semanas y todos debéis protegeros, va a ser muy peligrosa. DUENDES: Peroooo…¿y los niños y niñas? DUENDE 1: Es Navidad

DUENDE 2: Papá Noel nunca ha faltado a su cita. DUENDE 3: Jesús nació y fue el mejor regalo para el mundo. DUENDE 4: Por eso los niños y niñas que son buenos reciben….¿Qué podemos hacer? DUENDE 1: ¡Debemos hablar YA con Papá Noel! PAPA NÖEL: ¡Qué triste! Serán las primeras navidades. ¿Qué pensarán los niños y niñas? ¡No volverán a confiar en mí! NARRADOR 22: Pero los animales del bosque estaban escuchando y prometieron traer una solución.

NARRADOR 23: Y encontraron lo que habían estado esperando, una oportunidad para RODOLFO. PÁJAROS: De acuerdo. RODOLFO: No, no podré hacerlo. ARDILLAS: Si, y demostrarás a todos que, aunque seas diferente, eres un GRAN RENO. RODOLFO: pero… PÁJAROS 1y 2: No hay pero. De ti depende que los niños y niñas tengan sus regalos en Navidad. RODOLFO: Bueno está bien, allá voy. NARRADOR 24: Y así fue como gracias a la particular nariz de

Rodolfo, PAPA NOEL pudo acudir una vez más a su cita con todos. NARRADOR 25: Nunca más volvieron a reírse de él, pues desde entonces ocupó un puesto de honor los días de Navidad, tirando del trineo de Papá Noel. NARRADOR 26: Todos aprendieron que se deben respetar las diferencias porque todos somos capaces de hacer cosas importantes. NARRADOR 27: Lo importante es trabajar juntos y unidos para poder ser cada día mejores. NARRADOR 28: todos los demás renos aprendieron la lección y todos recuerdan a Rodolfo, gracias a su canción.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful