P. 1
LA ESCUELA DE INICIACIÓN

LA ESCUELA DE INICIACIÓN

|Views: 90|Likes:
Published by AdanRichard

More info:

Published by: AdanRichard on Nov 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/02/2012

pdf

text

original

OM-11-01

Conferencias del Maestro

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
SOBRE LA ESCUELA INICIATICA

Granada España 1965

8-9-1954 Que se aprende en la escuela Divina 15-9-1084 La escuela Iniciática
“La tierra es una escuela en la que hemos entrado por varias razones, y principalmente, para pagar las deudas que habíamos cometido en nuestras precedentes encarnaciones, y también para comprender la situación en la cual nos encontramos y al fin para perfeccionarnos en todos los terrenos. La mayoría de la gente, que no saben siquiera por qué están en la tierra, ni lo que deben hacer en ella, se contenta con comer, beber, dormir, divertirse o pelearse. Mientras que aquellos que están instruidos, lo que quieren es liberarse del karma y trabajar para perfeccionarse.”

OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus www.omraam.es Primer Centro De difusión de la obra Del Maestro OMRAAM En lengua Española

Centre

PENSAMIENTO DEL MAESTRO

"Algunos de los materialistas más empedernidos, comprendiendo que podrían utilizarlo para satisfacer sus intereses, se ponen a explorar el campo de la telepatía, el de la clarividencia, de la clariaudiencia, de la radiestesia, de la psicometría, y a esto le llaman «parasicología». Como esto puede darles poderes y proporcionarles dinero, aceptan una serie de teorías que hasta entonces les parecían insensatas. Así pues, aceptan todos los conocimientos de la Ciencia iniciática que pueden utilizar para sus fines, y aquellos que no les aportan ningún beneficio, los menosprecian. Pero tomar las verdades iniciáticas como un medio para solucionar sus asuntos o imponerse a los demás, es señal de una gran inmoralidad, y aquellos que lo hacen serán castigados por la Justicia divina. El hombre sólo debe utilizar el saber iniciático para ayudar y consolar a los demás, para propagar la luz y la paz en el mundo. Es entonces cuando será inscrito en el libro de la vida, y recibirá las bendiciones del Cielo."
OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV

OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus

Centre

Conferencia del Maestro

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
Paris a 8 de Septiembre de 1954

QUE SE APRENDE EN LA ESCUELA DIVINA?
Página del Maestro Petar Deunov; Un día un Rey atravesó una provincia y como sus habitantes eran pobres, les distribuyo grandes sumas de dinero. Pasaron diez años cuando volvió a pasar en la misma provincia y vio que los habitantes seguían siendo pobres. Volvió otra vez en la misma provincia, pero esta vez le dio a cada uno un celemín de trigo (una medida de trigo). Y como nadie sabía como sembrarlo, el Rey les enseño como debían hacerlo. Pasaron así otros diez años y todas las gentes tenían trigo suficiente para comer y plantar. Si decimos a los hombres de vivir para Dios, les damos trigo, pero si les enseñamos a vivir para ellos mismos, entonces les damos dinero. El que sufre y tiene conciencia de ello ve su situación mejorarse. El que sufre y no tiene consciencia de ello no recibe ninguna mejora. Así de esta manera es como sufren los animales. La vida individual se parece a las moléculas cuando están separadas. Ellas deben pasar por el fuego para estar de nuevo soldadas. Ahora bien, este fuego es el amor. Si no llega, no hay nada hacer. El amor empieza bien en cada familia, pero debe extenderse a todos. Hoy todos tienen necesidad del amor! Unos turistas, hombres ricos, se refugiaron, debido al mal tiempo en una choza. No teniendo cerillas, no podían encender el fuego. Pero allí había un hombre pobre que él si tenía cerillas. El encendió el fuego. Hoy tenemos necesidad de cerillas: El amor. ******* Hace muchos años en Paris, había un centro de atracciones que se llamaba Luna Park, allí iban los jóvenes a divertirse. Había trenes, columpios, toda clase de juegos, y había también un “Gran plato resbaladizo que giraba”. Esto era una plataforma como un disco que giraba a mucha velocidad sobre un punto.

2 Encima subían los jóvenes y allí a través de una maquina que hacia girar el disco, el disco giraba y giraba e iba aumentando la velocidad y así giraba cada vez mas rápido con lo que se tenía que luchar contra las fuerzas centrifugas para no ser echado fuera del disco, los que en él se habían subido. Era toda una atracción. Salvo los que se habían mantenido en el eje central, en el centro del disco que podían mantener el equilibrio, los otros eran expulsados. Podías pues constatar que los que se habían mantenido en el centro podían mantenerse en el disco sin que el disco los expulsara en los bordes por la fuerza centrifuga. Mientras que cerca del borde de la periferia, nadie podía mantener el equilibrio pues eran tirados expulsados fuera del disco. Para los sabios, esta imagen aparentemente infantil, es muy habladora. La misma les hace descubrir unas leyes muy importantes. El mundo es como un inmenso plato resbaladizo, donde hay un centro y una periferia. Los que por desgracia o ignorancia han sido colocados sobre los bordes son proyectados por la fuerza centrifuga, así de esta manera, ellos viven inquietos, agitados, expuestos a todos los accidentes. Se preguntan que es esta fuerza que los atormenta, sacude, los tira, y los pisotea. No se dan cuenta que son ellos mismos quienes se han entregado a estas fuerzas, pues han preferido el jaleo, el ruido, la agitación, la superficie de la vida. No han pensado ni analizado las fuerzas a las cuales se entregaban y se han caído en sus torbellinos potentes y peligrosos que se los llevan como hojas de paja. Estas fuerzas se los llevan allí donde ellas quieren, los tiran sobre los escollos y los reducen en pedazos contra las rocas. Los iniciados los sabios y los profetas han observado la vida y así pudieron definir los lugares donde juegan y actúan las fuerzas positivas, constructivas y luminosas y los lugares en donde se desencadenan las fuerzas destructivas, des armoniosas y tenebrosas. Ellos sí nos pueden dar consejos. Los que no los escuchan, estos, otro día deberán ser instruidos a través de los sufrimientos. Que hacer pues? No medirse con las fuerzas centrifugas, no querer a costa de cualquier precio hacer experiencias con ellas. Nadie pueda vencer estas fuerzas. En ellas nos romperemos la crisma. Los únicos que han sabido ser fuertes y seguros ha sido pues los que escogieron situarse en el centro. ; Así pues se mantienen en el centro de su ser, en donde reina la paz, la tranquilidad, la serenidad y la luz. Este centro se llama espíritu, Dios. Debemos de vez en cuando recogernos en nosotros mismos, entrar en nuestro fuero interior, y unirse a las fuerzas del espíritu, en lugar de flotar siempre en la superficie de las cosas.

3 Nos quedamos allí, dispersos y vulnerables, mientras que las fuerzas centrifugas os atrapan, y os arrancan la piel y os tiran por los suelos. Todos vosotros, que ya habéis buscado y experimentado de forma parcial las fuerzas luminosas, Divinas, que están presentes en cada uno de vosotros, y que se manifiestan, si vale la pena de girarse hacia el interior de él mismo y escuchar las palabras de los sabios, vosotros podéis concentrándoos, meditando y rezando, escuchar las voces musicales y armoniosas de la vida del espíritu y así escapar a las fuerzas de la periferia. Sobre la periferia solo existe el caos, la agitación y el ruido. Esto lo llaman la vida, pero en esta vida solo encontramos divagaciones, locuras, tormentos y pasiones. Es una especie de vida, si es cierto, pero llena de tragedia. Pero se cree tanto en esta especie de pretendida vida, que si un día por casualidad caemos en un lugar en donde las gentes meditan, estudian, profundizan, rezan, y cantan, a estos que los tratamos de locos. Donde no se soporta el silencio, pues buscamos el ruido. En realidad, esto es un criterio para saber si alguien es un niño o un adulto o un viejo. A medida que el hombre evoluciona, desea alejarse del jaleo de una vida insensata para acercarse a las regiones divinas en donde reina la paz. Lo que nosotros enseñamos aquí, son las reglas divinas. Durante las comidas comed en calma y en silencio, con amor, en lugar de hablar de toda clase de cosas superficiales que no traen más que agitación, inquietud, tensión y nerviosismo. Dios ha puesto en los alimentos fuerzas, energías, la sabiduría, la salud y la dulzura. Nosotros podemos, con el respeto, la admiración y el agradecimiento hacia el Creador, pensar con los alimentos, y utilizar de esta manera el tiempo reservado a las comidas para unirnos con Dios. Tres veces cada día pensaremos en Dios, nos uniremos a Él y le daremos las gracias por las bendiciones y de la vida que El nos da a través de los alimentos y gracias a ella. Todos aquellos que pretenden no tener tiempo de pensar en Dios cada día, incluso ni tan siquiera algunos minutos, pueden hacerlo si lo desean, mientras comen. Creer que comer y pensar, no tiene nada que ver los dos juntos, es un grave error. Sin la presencia de Dios, el alimento puede volvernos enfermos, pensativos, apagados, os deja sin alegría, sin la verdadera vida. En las familias se aprovecha el tiempo de las comidas para pelearse, discutirse, oponerse los unos a los otros, ponerse nervioso, y de las peleas salen las enfermedades, ya que todos los sistemas del organismo si sienten perturbados. Entonces si que nos sobra tiempo para ir a visitar a los doctores, curarse, quedarse en la cama del

4 hospital, pero rechazamos de tomarnos el tiempo para comer correctamente en la paz el amor y el sosiego!. La actitud que nosotros preconizamos mejora enormemente nuestra salud, nosotros actuando así nos curamos las enfermedades. Pero decidme donde están las personas, dispuestas a doblegarse a estas reglas, que declaran ridículas? Las personas se creen superiormente inteligentes y sabios, y cada día se descomponen ellos mismos por respeto a sus convenciones, las costumbres, de lo que dirán; Os creéis que debéis obviamente, mantener las conversaciones con los invitados que tenéis en casa, hablar de sus hijos, de sus ocupaciones, etc. etc.… de otra manera os tomaran por poco educados. Bueno. Y tanto da, si todas estas discusiones y conversaciones os vuelen enfermos, vosotros y vuestros invitados. Comprended ahora porque siempre rechazo las invitaciones? Pues cuando regreso, necesito dos o tres horas para volver a encontrar mi estado de normalidad! Prefiero comer en el silencio un trozo de pan y de queso. Nos juzgan quizás por idiotas por nuestras maneras de actuar? Que importa esto! Masticando bien, alimentáis vuestro cuerpo físico. Pero vuestro cuerpo etérico, el también tiene necesidad de alimentarse; es con la respiración profunda que se favorece un metabolismo tan perfecto, que las fuerzas vitales entran en nuestro sistema nervioso en abundancia, gracias a lo cual vosotros podéis pensar bien, hablar, cantar. Olvidarse de la respiración mientras se come, hace que solo se aprovecha de los alimentos el lado físico. La fuerza muscular, que es bueno para ir a romper ladrillos y cortar árboles. Cuando respiráis profundamente mientras coméis, una paz se instala y el orden se instala en vosotros. En cuanto al cuerpo astral, se fortalece tan pronto añadís a vuestra comida un poco de amor. Alimentos absorbidos sin amor, pueden haceros caer enfermos. No debéis continuar comiendo como lo hacen los animales. Nosotros incluso os llevamos más lejos. Pensando en el alimento, y considerándolo como una carta llegada de Dios, vosotros alimentáis el cuerpo mental. Vosotros llegáis a leer el mensaje que está inscrito en el fruto qué vais a comer., entonces vuestro cuerpo mental saca para él, los elementos más sutiles. Y finalmente ¿como alimentar los principios superiores, los cuerpos búdico y átmico? Por el agradecimiento hacia el Creador. Comer bien es una ciencia que solo los iniciados conocen verdaderamente. Se requerirán siglos para que los otros comprendan por fin las riquezas solo de la nutrición. Intentad solo de comer durante algunas semanas o

5 algunos meses como os invito hacerlo, sentiréis océanos de alegría, de paz, de gratitud en vuestra alma. Todo irá mejor; vuestro organismo funcionara sin fallos, tendréis en vuestro corazón la bondad para manifestarla a vuestro semejantes y el amor para toda la humanidad. Así os acercareis a la idea que se le propone al discípulo. Nosotros pasamos nuestras vacaciones en estudiar, aprender, a trabajar para dominarnos nosotros mismos. Los otros matan su tiempo en las playas y en los lugares de diversión. Nosotros tenemos aquí cosas mejores que hacer, ¡No es solo la nutrición que nos permite una ascensión tan grande de la vida interior. En toda actividad, podéis encontrar mucha inteligencia, buen sentido, comprensión y consciencia. Vosotros creíais hasta hoy que la nutrición era un acto grosero y necesario e incluso algo despreciable. No en absoluto. En la nutrición como en la respiración, la manera de hacer los ejercicios, de tocar un instrumento, en toda actividad si queréis el hombre posee medios para reforzar todo su ser y de acercarse a Dios, fuente de toda fuerza y dispensador de la alegría y del bienestar. Vosotros descubrís en nuestra escuela que no habíais aprendido muchas cosas en la verdadera vida. Alejaos ahora de la superficie de las cosas, de las ocupaciones y las preocupaciones de los hombres actuales, alejaos de la periferia para recuperar el centro. Para presentaros un día delante de los espíritus del mundo luminoso, debéis transformaros. Todo lo que os hacemos hacer, es con esta finalidad. Comer, respirar, dar las gracias, ser agradecido, estudiar, reír, hacer el bien, ayudar, y todo con inteligencia. Pues hasta el bien que hagáis, se puede hacer de forma tonta, para beneficio del diablo, y así ayudar a los bribones. Se requiere hasta una inteligencia para hacer el bien!

OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus www.omraam.es Primer Centro De difusión de la obra Del Maestro OMRAAM En lengua Española

Centre

1

Conferencia del Maestro

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV
Conferencia del 15-9-1984 60’ K-7 0016

LA ESCUELA INICIATICA
La tierra es una escuela en la que hemos entrado por varias razones, y principalmente, para pagar las deudas que habíamos cometido en nuestras precedentes encarnaciones, y también para comprender la situación en la cual nos encontramos y al fin para perfeccionarnos en todos los terrenos. La mayoría de la gente, que no saben siquiera por qué están en la tierra, ni lo que deben hacer en ella, se contenta con comer, beber, dormir, divertirse o pelearse. Mientras que aquellos que están instruidos, lo que quieren es liberarse del karma y trabajar para perfeccionarse. Después, intentan comprender por qué han nacido en tal país, en tal familia y época y qué es lo que se les pide. En fin, se esfuerzan para desarrollar toda clase de cualidades y virtudes que el Creador ha puesto en ellos desde la eternidad. He aquí por qué una Escuela Iniciática es tan indispensable. No hay nada por encima de la luz que aporta a los discípulos sobre el sentido de la vida en la tierra. En esta página mis queridos hermanos y hermanas, todo está tan claro que no merece la pena desperdiciar el tiempo para explicarlo, todo está en esta página. Por otra parte si os acordáis, ya he hablado sobre este tema desde hace años. Por supuesto que bajo todas las formas se repiten los mismos temas pero cuanto menos, ya siento que los hermanos y hermanas tienen una claridad, una luz, en su alma, en su corazón, en su espíritu, de cómo vivir, comportarse, pensar, alimentarse, respirar, amar, e incluso de cómo traer a los hijos al mundo. Todo está claro. Y si hay por aquí o por allí hermanos y hermanas que no están al corriente a pesar de que todo ha sido explicado en detalle, entonces no es culpa mía. Quiere decir que han tenido otras ocupaciones en la vida, otras atracciones, otros asuntos y actividades que no les han dejado tiempo para echar una ojeada sobre este asunto.

2

Pero creo que si explico de nuevo ciertos temas, ciertos puntos, no os hará daño y evitará que os llevéis a engaño. Si aceptáis, pues, voy a proyectar una pequeña luz de nuevo. En esta página primero dice que la mayoría de la gente no se da cuenta de por qué están en la tierra, no lo piensan, creen que están aquí para atarse, comer, beber, desenvolverse, dormir, crear a los hijos, divertirse, e incluso para pelearse. Un noventa por ciento de la humanidad creen que es así, y muy pocos están iluminados y creen que han venido sobre la tierra para algo más, porque la tierra no es un lugar tan magnífico y perfecto, tan luminoso, ligero y sutil, no, todo es denso, espeso, tenue, y hay que sufrir, pasar días terribles, enfermedades, sufrimientos, impedimentos. ¿Y por qué? Para liquidar algo, para pagar alguna cosa, para liberarse de algo y he aquí lo que la ciencia iniciática nos revela. Estamos aquí por varias razones: primero para comprender por qué estamos aquí cuando hay tantas otras regiones en el universo. Así pues, venimos de alguna otra parte para instruirnos, comprender, perfeccionarnos, y al mismo tiempo desarrollar algunas cualidades, virtudes, algunos gérmenes de los que el Padre Celestial ha depositado en nosotros como está escrito. Y tercero para pagar las deudas, liquidar el karma, porque en el pasado no éramos tan perfectos, inteligentes o iluminados y nos permitimos cometer muchas cosas que no eran de una inspiración del cielo, de la individualidad, del espíritu, sino que eran inclinaciones, deseos, que venían de la personalidad, esta parte de nosotros mismos que es animal y que da muy malos consejos y la mayoría, que no están instruidos por supuesto, siguen los consejos de la personalidad y de esta manera trasgreden muchas leyes, se apropian de muchas cosas de los demás, estropean y saquean muchas cosas, y de esta manera, como todo está escrito, porque hay una ley que se ocupa de la grabación, de que todo quede grabado, anotado, un día deben pagar porque hay una justicia cósmica. Y he aquí las tres cosas que existen. El discípulo que cree en su Maestro, está convencido de lo que le explica, sabe que no le engañará porque no tiene ningún interés en hacerlo

3

puesto que trabaja gratuitamente y no tiene necesidad de sacar partido de ello, de ganar algo con ello. Y de esta manera, el discípulo que tiene confianza en la honestidad y la nobleza de su Maestro cree que es verdad lo que éste le dice y trata de liquidar, de pagar, de desembarazarse de todas las trasgresiones que cometió en el pasado. Y esta es justamente la explicación de esos sufrimientos, de esas enfermedades y de todas las desgracias que se pasan en la tierra. Y como la religión cristiana no cree en esas cosas, ni en la reencarnación, ocurren cosas abracadabrantes y dicen que es el buen Dios que ha querido castigarles sin ninguna razón porque le apetecía. ¿Por qué alguien está casi aniquilado, enfermo, en el hospital, o asesinado cuando no ha hecho nada? Si no hay encarnación ha venido casto y virgen y el buen Dios ha querido masacrarlo..., los cristianos no creen que hay un karma a pagar. Si no fuera así sería tan injusto, tan grosero, tan inverosímil! ¿Por qué unos deben sufrir y otros vivir en la opulencia, la felicidad y la libertad? Para la mentalidad cristiana no hay respuestas. A menudo os he dicho quién debía ser condenado, juzgado, y es el Señor, porque hace lo que le viene en gana, no conoce la justicia... ¿Por qué se debe castigar a la gente cuando no ha hecho nada, cuando no son culpables? Dicen que es Dios quien les ha creado así, deshonestos, malos, débiles, estúpidos, crueles, cuando hubiera podido hacerlos de otra manera pues tenía todas las posibilidades de hacerlos geniales, como divinidades, y no se sabe por qué les ha creado así y después les castiga. Y después, como ya dije en el pasado, aquí en la tierra hay jueces que condenan a ciertos criminales y cómo es que se reúnen, estudian las condiciones y resuelven que alguien debe estar en prisión dos meses, otro dos años, otros veinte y algunos a perpetuidad? Entonces, estos jueces son más justos que el Señor porque dan lo que el hombre ha merecido, mientras que el buen Dios les hace sufrir por la eternidad cuando el crimen que han cometido era para pagarlo durante un tiempo, no por la eternidad. Así pues hay muchas cosas inverosímiles que la cristiandad sigue creyendo, muchas insensateces, y por eso no avanza, los cristianos no

4

evolucionan. Algunos sí, porque trabajan con la bondad, con el sacrificio, con la abnegación, con el amor, sí. Yo hablo para la mayoría que no avanzan, no evolucionan. Por otra parte, para estar tranquilos id a ver ahora todas las prisiones, todos los cementerios están llenos de cristianos, en Europa casi no hay budistas, todos son cristianos los que están en prisión, y de taoístas tampoco hay. Entonces mis queridos hermanos y hermanas, dónde está el razonamiento? Hay estas tres cosas: primeramente venimos a la tierra para comprender, y no se pueden comprender las cosas si estamos solos, incluso leyendo libros y hablando con los humanos que no están muy evolucionados, no podemos comprender, para ello hay que encontrar a verdaderos Maestros, pero Maestros que hayan sido instruidos arriba, que aporten una riqueza, las verdaderas cualidades, y vivan en la pureza. Entonces, instruyéndose a su lado se comprenden muchas leyes, verdades, métodos y después se tendrá el deseo de desarrollar estas cualidades y virtudes que están en el alma y en el corazón y después se pondrá realizar sobre la tierra lo que se ha aprendido. Pero la realización no se puede hacer en la tierra si uno está atado, encadenado, aplastado. Para poder realizar las cosas primero hay que liberarse, y para liberarse hay que pagar, porque si no se pagan las deudas que se han adquirido, uno no se puede liberar. Pagar es sacrificar algo, porque para pagar se tienen que hacer sacrificios, y a los humanos no les gusta hacer sacrificios, tienen miedo de hacerlos y lo guardan todo para sí mismos, y así transportan el karma para las siguientes encarnaciones. Y cuando volverán de nuevo a la tierra no serán libres porque no se habrán decidido a hacer ciertas renuncias, ciertos sacrificios para liberarse, porque sólo el sacrificio nos libera, con él pagamos, dando algo. Y esto es lo que la gente no sabe, y desgraciadamente al no conocerlo, trasgreden sin cesar las leyes y el karma, en vez de pagarse, aumenta y cada vez descienden más hacia el infierno volviéndose como un mosquito, una avispa, como una serpiente, como un monstruo, y de esta manera desaparecen. Sólo la Escuela Iniciática nos puede ajuiciar e instruirnos para alimentar la verdad y de esta manera el discípulo empieza a trabajar como

5

es debido sobre él mismo y no tiene miedo de hacer sacrificios, trabajar y ejercitarse. Os voy a leer una carta que es tan explicativa, tan extraordinaria que os puede ayudar a reforzar vuestra fe en la enseñanza de la luz. Yo recibo muchas cartas extraordinarias pero no os las leo porque para mí son personales pero de vez en cuando elijo una o dos y os las leo para poderos ayudar. Ya veréis como esta carta os ayudará mucho. Por supuesto, hay todavía muchas cosas para revelar respecto al karma; ¿por qué estamos en tal país, en tal familia? Como ya os hablé en el pasado, suponed que en el pasado tuvisteis pensamientos, sentimientos y un comportamiento con unas vibraciones, con una longitud de onda, con tal color y sonido y todo eso, como hay leyes de la afinidad, cuando nos tenemos que reencarnar, las leyes dirigen las almas hacia donde se tienen que reencarnar y encuentran el lugar que corresponde exactamente a su longitud de onda, es decir, a los mismos pensamientos, deseos, a las mismas debilidades, a los mismos crímenes y he aquí que se encuentran en una familia de borrachos, de criminales, de corrompidos, y se preguntan por qué son pegados, martirizados. No saben por qué. Y en cambio hay otros que nacen en familias de genios. La cristiandad tampoco puede explicar estas cosas, no saben que hay una ley y que ésta es absoluta, que según lo que emanamos, según lo que irradiamos y vivimos, nos unimos a tal o cual ley y nos conectamos y atraemos de tal o cual región unas entidades que al cabo de un tiempo nos invaden, nos abruman, nos perturban, y hacen estragos en nosotros. ¿Y quién es el culpable de todo ello? Pues ellos mismos porque han atraído a esas entidades sin saber que había una conexión entre cada pensamiento y su entidad correspondiente. Otros en cambio que trabajan con el amor, con a luz, con armonía, pureza, inteligencia, sacrificio, empiezan a vibrar de tal manera, a irradiar de tal manera que todo ello se va al mundo entero, al cosmos y como el universo entero está construido inteligentemente, se unen incluso sin

6

saberlo con las entidades luminosas, armoniosas, bellas, y las atraen. Y después les suceden cosas maravillosas: éxitos, gozos, alegrías, dilataciones, inspiraciones, creaciones, poesías, y no saben ni siquiera por qué. Todos dirán que es el azar... Pero la ciencia iniciática sabe muy bien la razón, es por ello que es necesario estar en la escuela iniciática de la Gran Fraternidad Blanca Universal. De otro modo, hay muchos que no conocen el valor de la Enseñanza, nunca han comprendido realmente el valor que tiene, han nacido en tal o cual condición, prefieren su situación de mediocridad, de ciertos placeres, esencias, habilidades o chismes, y piensan justamente que eso es la verdadera felicidad, la alegría y que van a vivir como es debido, van a rejuvenecer y estarán bellos y radiantes. No saben que van a envejecer, debilitarse, afearse, que se pondrán enfermos y la gente les abandonará porque la belleza les abandonará, no lo saben esto! Hay otras cosas que son más importantes para ellos! Estoy atónito de ver que no han comprendido el valor de la Enseñanza! Esta Enseñanza hace maravillas cuando se cree en ella, cuando se acepta, da formas y cosas fantásticas. ¡Cuántas veces he podido verificar todo esto! Sobre mí mismo y sobre otros también. Les observo desde hace tiempo, tenían otras cosas más importantes a hacer y esas cosas justamente estaban ahí para destruirles, enfermarlos, fatigarlos, y no se daban cuenta porque en realidad no conocían las cosas. Mientras que la Enseñanza lo mejora todo por dentro, cambia las vibraciones de las células y de los electrones y os aporta el Cielo, todo lo que es celestial, divino. ¡Y no lo han comprendido! Es por ello que lo pagan muy caro. Mis queridos hermanos y hermanas, insisto, perdonadme por alzar la voz pero es por vuestro bien, para haceros comprender que es una suerte, una bendición el poder conocer estas cosas, quizás no dais ni dos céntimos por ellas pero esas cosas que descuidáis os pueden transformar, os pueden prolongar la vida, embelleceros, debéis comprenderlo. No os engaño, ¿cuándo os llegará el momento de entender el valor de la luz? Es formidable lo difícil que resulta para los cerebros comprender lo esencial... Porque están demasiado sumergidos en el mundo, se mezclan tanto los unos con los otros que no pueden ver la realidad, el esplendor. Así pues hay que salir un poco de esta mentalidad, no es que se tenga que

7

dejar físicamente pero no se debe pensar ni actuar más como ellos. Y hay muchos que están fusionados con esta gente y es por eso que no pueden alcanzar el mundo divino donde hay la belleza y el esplendor. ¡Esto hay que entenderlo! De otro modo sufriréis y diréis: “¿Qué le he hecho al buen Dios para estar así?”... El marido les abandona, los hijos también, enferman, y no saben por qué. Y es porque no son inteligentes, simplemente. Son demasiado tontos, escuchan a los idiotas, se instruyen al lado de los imbéciles en vez de instruirse donde está la luz. Ahora os voy a leer una carta que os ayudará enormemente. Pero primero, antes de leer esta carta, os voy a repetir lo que dije en la Roca ayer. No pudo oírlo todo el mundo porque erais muchos y os lo voy a repetir porque os hará bien. Ayer el cielo no estaba muy oscurecido, no había muchas nubes, pero cuando yo llegué, llegaron también las nubes y oscurecieron casi todo el cielo. Alguien que razone, que sea clarividente, dirá: “Ya lo veis, es el Maestro quien nos ha traído las nubes, es criminal, impuro, tenebroso..., tenéis la prueba.” ¿Por qué no? Podría ser verdad, pero yo comprendí el por qué. Hice un trabajo gigantesco con mi pensamiento, con mi imaginación, mi voluntad, para poder contemplar el sol a través de las nubes. Lo veía, bebía de él, le hablaba, le amaba como nunca, porque cuando está ahí no se hacen esfuerzos pero cuando está detrás de las nubes se hacen esfuerzos gigantescos. Y después, como recibí tantas fuerzas se alejaron, a pesar mío, y entonces empecé a hablar a los hermanos y hermanas con mucha fuerza, les dije: “¿Sabéis lo que han pensado las nubes? Han escondido al sol a propósito para hacernos concentrar, pensar, e imaginar el sol, para aumentar nuestra voluntad, nuestra fuerza, para que nos conectáramos con él. Os daré un ejemplo, dado que ya hemos terminado el ejercicio, veréis cómo las nubes van a desaparecer para mostrar que lo que os digo es cierto.” Y en ese momento empezaron a desaparecer y el sol empezó a brillar. ¿Y por qué no antes? Porque no habíamos terminado el ejercicio, y en cuanto terminamos se dijeron que no merecía la pena seguir allí, lo entendieron... Y después os dije que interpretáramos lo sucedido: hay mucha gente en el mundo que están acostumbrados a contar en las condiciones

8

favorables para hacer algo y desarrollarse, si no hay esas condiciones se excusan, se justifican de no haber hecho nada porque les han faltado las condiciones. Casi todo el mundo piensa así. Y yo les decía: “Yo tengo discípulos incluso en África, en el desierto, allí donde sólo hay arena, no hay agua, no hay condiciones, y sin embargo hay palmeras que dan los mejores frutos, los más azucarados, los dátiles. Son mis discípulos, ¿por qué?, porque han comprendido mi enseñanza.” Es decir que en las peores condiciones se debe trabajar de tal manera que encontremos dentro las condiciones que faltan exteriormente y produzcamos los mejores frutos. Todos los demás son endrinos, ásperos, ácidos, coriáceos, amargos, porque no tienen esta enseñanza. Así pues, ya lo veis, las palmeras tienen mi enseñanza. E incluso los sabios, los que estudian las plantas, no han comprendido nada. ¿Por qué han sido creados y se han situado en estas regiones? Para instruirnos, y los humanos no saben leer e instruirse al lado del libro de la Naturaleza Viviente. Hoy las nubes estaban ahí para decirnos que no hay condiciones, bien, pero existen condiciones en vosotros mismos, y ¿qué hacéis con vuestra imaginación, vuestro pensamiento, vuestra voluntad, para recibir los rayos? Los rayos del sol pasan a través de las nubes, pasan incluso a través de los océanos para alimentar a los peces en las profundidades del océano. ¡Lo que os falta es la Enseñanza! Oh là là! hay algunos hermanos que están atónitos de ver que había muchas cosas que desconocían. Aquellos que cuentan sólo con las condiciones exteriores no han hecho nunca nada en la tierra. En Bulgaria había muchos así y han desaparecido todos, vivían en la opulencia, la riqueza, la abundancia, y no hicieron nada magnífico, maravilloso, no hacían más que comer, beber, acostarse, divertirse, escupir y ensuciar. Como ya os he dicho, yo me encontraba en las peores condiciones y gracias a esta mentalidad, ahora os doy frutos, quizás dátiles, no sé qué os doy pero pienso que... Sí, en las peores condiciones, en la miseria, en las privaciones, en la pobreza. Si os lo contara en detalle... Y ahora es cuando

9

entiendo por qué me hicieron pasar por esas condiciones, porque si hubiera tenido las mejores condiciones no hubiera podido llegar a comprender nada, mientras que ahora os explico cosas extraordinarias. He aquí por qué mis queridos hermanos y hermanas, desde ahora deberéis escucharme con atención. Y ahora la carta. Pensaréis que os leo esto para mostrarme, para contentar a mi pequeña vanidad, no, no, tened paciencia, al final comprenderéis la razón por la que he aceptado de leeros esta carta. Tratad de escuchar atentamente: “Mi querido Maestro: acabamos de descender de la Roca y es bajo la alegría inmensa que explota en mí que me he decidido a escribirle. Vuestra mirada se ha sumergido en el bien y me he sentido conmovida. Habéis bajado hasta mi alma, tenía muchas ganas de escribirle pero hasta el momento dudaba porque sé lo solicitado que está. No obstante ahora he resentido esta necesidad imperiosa y quiero, de corazón, decirle algunas cosas. No hace más que unos meses que estoy en la Fraternidad pero desde el primer libro que leí de Usted, mi corazón batió al unísono con su Enseñanza. Me sentí en perfecta armonía con todo lo que nos enseña. Antes de venir a la Fraternidad, hace mucho tiempo que buscaba y hacía todo lo posible para vivir una vida espiritual, soy Rosacruz y también he estudiado la filosofía de Sri Aurobindo y he ido a su Ashram de la India, en Pondicherry , para profundizarla.” Yo también estuve en Pondicherry (el ashram de Aurobindo en Tamil Nadu India) . “Pero ni la enseñanza Rosacruz, ni la de Aurobindo no me satisfacían plenamente ya que sentía que faltaba algo. También, Maestro, siete meses después de mi regreso de la India, estuve hospitalizada por una crisis de paludismo, en el hospital de ( ). Bendecí este paludismo y lo agradecí al cielo porque fue en mi estancia en el hospital cuando conocí a un interno que me dejó uno de sus libros y eso fue para mí la revelación. Inmediatamente hubo el desencadenamiento y me sentí en perfecta armonía con todo lo que leía. Desde entonces devoro sus libros, sus conferencias, tengo verdadera ( ) y más profundizo su enseñanza, más vivo. En fin, que todo lo que esperaba, todo a lo que mi ser aspiraba, desde que practico todos los días y lo más

10

posible sus ejercicios tengo la gran felicidad de sentir que avanzo notablemente en mis meditaciones y me parece empezar a percibir algunos resultados. Mientras que, incluso la meditación trascendental que aprendí en Bombay, no me aportó gran cosa.” Fijaros en esto... “Oh, Maestro, os agradezco mil veces, desde el fondo de mi corazón, por todo lo que nos da. Si me lo permite, querría aportar un testimonio con respecto a la luz: una tarde, en el trabajo, empecé a sentir los primeros dolores anunciadores de la crisis del paludismo. Me dolía todo el cuerpo, los riñones mucho, tenía fiebre, etc. Ya había tenido tres crisis ya que desde la primera me volvía cada dos meses. Esta, pues, era la cuarta. Me acordé de repente de lo que acababa de leer respecto a la luz y como creo en Usted, Maestro, decidí aplicar los ejercicios. Visualicé la luz blanca, puesto que contiene todas las demás, y paseé mi haz luminoso por todo mi cuerpo, en todos mis miembros, y particularmente en el hígado donde anidan los virus del paludismo, y en los riñones para aliviarlos. Por supuesto, al mismo tiempo pedí que la luz actuara, purificara y curara mi cuerpo. Aproximadamente en los veinte minutos que siguieron el dolor en los riñones que empezaba a ser insoportable, se atenuó y me sentí mejor. Media hora después retomé el ejercicio de nuevo y en muy poco tiempo no sólo no tuve que interrumpir mi trabajo para ir a mi casa como la vez anterior, sino que casi no tenía dolor. Antes de acostarme practiqué los ejercicios de nuevo y a la mañana siguiente me desperté en plena forma. La crisis había pasado completamente. Ahora ya hace cuatro meses y todavía no he tenido ninguna otra crisis. Me serví también de la luz en otra ocasión pero no se lo explicaré porque mi carta ya es muy larga. Le precisaré simplemente que la utilicé para encontrar objetos perdidos y robados que eran importantes, por ejemplo el permiso de conducir, talonarios de cheques, llaves del apartamento, monederos con algo de dinero, etc. Todo me fue restituido en circunstancias extrañas. Ahí también después de un trabajo intenso con la luz. He aquí, Maestro, le quería aportar este modesto testimonio. No sé si tendré el gran honor de ser recibida por Usted, Maestro, puesto que sé lo ocupado que está pero le dirijo así toda mi gratitud que es profunda por todo lo que aporta. ¡Qué gran alegría el poder teneros, Maestro, qué suerte! Sois tan grande y yo tan pequeña, y sin embargo puedo estar en su entorno

11

inmediato. Le agradezco a Dios todos los días de tener el privilegio de formar parte de sus discípulos. Le amo, Maestro, con un amor muy grande, muy fuerte, muy puro. Gracias mil veces aún por haber venido y sufrir por nosotros. Por mi parte, voy a servir lo mejor que pueda a la Fraternidad.” Ya veis el bien que os puede hacer esta carta, para que aumentéis la fe en el poder de la luz, porque depende de la fe, de la intensidad, de la fuerza, de la concentración que se hace. Si no es así, la luz no es tan poderosa, depende de cómo se actúa. Ahora, pues, tenéis una llave, un arma, un poder, un medio formidable. Dad las gracias a esta hermana a pesar de que no os diga su nombre. Yo también voy a intentar encontrar la llave de mi pequeño buzón, no sabía que concentrándome sobre la luz encontraría la llave..., pero lo voy a intentar. Y ahora, si queréis, si os gustan este tipo de cartas, os leeré otra para mostraros que no os engaño, que incluso hay hermanos y hermanas en la Fraternidad que han desarrollado enormemente sus chacras, su clarividencia, que me han escrito cartas parecidas contándome que han visto esto y aquello, que han oído tal cosa, etc., y no podemos dejar de creerles porque alguien puede decir que están un poco trastornados, desequilibrados, pero ha habido muchos, varios. Así pues, si me permitís, os leeré una carta, esta es muy pequeña, muy corta, en algunos minutos la terminaré. Yo no sé si es verdad o no lo que dice esta persona, sólo es para deciros cómo la gente ve las cosas. No estoy aquí para nada yo, soy inocente, cándido, es culpa suya si lo ven así. “Mi bien querido Maestro: gracias de todo corazón por todas estas riquezas, por todos estos tesoros, por todas estas conferencias que son monumentos de una grandeza inestimable. Todas las palabras, las más escogidas, no podrían expresar el reconocimiento que le tenemos. Querido Maestro, hay tantas cosas que me gustaría decirle, pero me faltarían cientos de páginas y no tengo derecho a hacerle perder su

12

tiempo que es tan precioso. Voy a resumir en esta carta que le adjunto lo que ya le comuniqué por el pensamiento pero que deseo escribir con palabras. Esto será un pacto con el cielo, con Usted, que nunca podré romper o desviar...” Así pues, ella hace esto como un pacto entre yo y el cielo. “...Soy muy consciente de esta enseñanza y sé que tomará una dimensión inaudita, si me sorprendiera la muerte, querido Maestro, Usted es el amor, la sabiduría, la verdad. Esto es lo que se puede sentir cuando se está cerca de Usted. En la sala le veo rodeado de una resplandeciente luz blanca que brota de todo su ser y después se vuelve transparente como el cristal y de golpe desaparece y en su lugar hay como un enorme sol que irradia con una potencia extraordinaria. Con esta luz blanca tengo que cerrar los ojos para no ser pulverizado. También veo en su frente un gran punto luminoso de color oro que irradia como nuestro sol. Es de una belleza casi indescriptible. Tuve esta visión la primera vez que le vi en Paris, el 25 de Diciembre, sólo que no lo percibía de la misma manera. Es maravilloso, divino. ¡Qué bendición poder estar aquí cerca de Usted! Mi querido Maestro, reciba todo mi reconocimiento, todo mi afecto.” Si supierais los cientos y miles de cartas como estas que recibo, no es sólo una. Por supuesto una carta es un poder cuanto menos, actúa, y en mí también, me ponen en un estado tan celestial, tan magnífico, que yo también empiezo a agradecer y a tener reconocimiento. Ya veis, pues, a mi me parece que el mundo invisible empuja a todos estos hermanos y hermanas a escribir cartas así, a pesar de que son mentiras..., es igual, las mentiras a veces ayudan, mientras que la verdad, mmh, decir la verdad y seréis cocidos. Os agradezco todas las cartas que me mandáis, es formidable. Me ayuda mucho, mucho porque me desanimo, tengo ganas de abandonarlo todo, dejarlo correr todo, de irme a alguna parte en las montañas y acabar allí, pero estas cartas me dicen: “puedes continuar, puedes continuar”, y así esas cartas actúan benéficamente sobre mí. De otro modo quizá hace mucho tiempo me hubiera largado mientras que ahora..., es formidable.

13

También os hablé hace tiempo de que en el pasado lejano el espíritu no había bajado todavía al cerebro de la humanidad, al cuerpo físico, para tener la conciencia y la Yo conciencia, y los humanos estaban siempre en comunicación con el mundo invisible, veían las cosas, se comunicaban, era formidable. Pero en los planes, los proyectos de la Inteligencia Cósmica también había el deseo de desarrollar el intelecto de los humanos para que hicieran descubrimientos, búsquedas, hallazgos, cosas extraordinarias, y poder llevarlas después a las regiones celestiales. Así pues, ahora se pasa una etapa en la que los humanos se han desarrollado mucho a nivel intelectual, casi se han intelectualizado, es decir que se han vuelto helados, fríos, ya no tienen intuición, ya no sienten al mundo invisible, a los espíritus de la naturaleza y es por ello que ahora ocurren estas cosas tan terribles en la tierra. Pero cuanto menos hay una ola de lo nuevo que viene a ayudar a los humanos para que puedan de nuevo recibir mensajes, cosas extraordinarias del cielo. Si la Fraternidad Blanca Universal continúa instruyendo a los humanos cada vez vendrán más esta clase de cosas y se sumergirán de nuevo en el mundo divino y al mismo tiempo estarán en el plano físico, conscientes, pero al mismo tiempo sentirán cosas celestiales y vivirán cosas inauditas. Es por ello que no hay que sorprenderse y quedarse solamente en las regiones de los materialistas, no. Hay hermanos y hermanas, y vosotros también, que desarrollan este lado invisible. Y los demás, que son demasiado cartesianos, intelectuales, si confían en lo que la ciencia iniciática nos aporta, también ellos empezarán a percibir, a sentir cosas extraordinarias. Así pues, hace falta tiempo, tened paciencia, pero no dudéis. Y después veréis quién es ese hombre que está ante vosotros; de dónde viene, qué misión tiene, qué debe realizar, no sabéis gran cosa. Si os lo dijera no me creeríais y no os lo quiero decir porque lo sé de antemano, para vosotros sería vanidad. Y así no daría resultados. Pero el futuro os lo mostrará todo. Yo os puedo revelar el cambio que habrá en el mundo, gracias a nuestra enseñanza, sí. Qué influencia determinada, los puntos exactos, los conozco y se producen. La mentalidad de la división y

14

el separatismo con las razas, las tribus, cada vez se borrará más, cada vez se abandonarán incluso los países, de momento es difícil por supuesto, pero cada vez habrá más unidad, más fusión, la grandeza de una familia universal y este lado universal se propagará, y será nuestra enseñanza quien lo hará. Lo vais a ver en unos años... Vamos en esta dirección y es así como se realizará la Edad de Oro. Todos comprenderán la estupidez, la crueldad, la limitación de los puntos de vista antiguos de separarse y luchar siempre, el hacer competiciones diabólicas, masacrarse, declarar la guerra, para que la paz no se exista en ninguna parte. Lo comprenderán. ¿De qué manera? No os lo quiero decir. Hay muchos medios, formas, posibilidades inauditas que conozco. Os hubiera querido revelar también lo que dijo Steiner acerca de Mikhaël, acerca del Arcángel San Miguel. Dice en sus libros que vendrá alguien sobre la tierra, en el plano físico, en esta época exactamente, y se le dará el nombre de Mikhaël porque tendrá las mimas cualidades, las mismas virtudes del Arcángel Mikhaël para realizar la Edad de Oro. Y esto todo concuerda. No es culpa mía, Steiner lo escribió y era clarividente. E incluso hay otros que también han hablado acerca de lo mismo, pero dejemos todo esto, dejemos trabajar al mundo divino, al mundo invisible, y sigamos siendo modestos, trabajemos, seamos fieles y verídicos y dejemos que se pronuncie el mundo divino. Esto es lo que yo hago, os podría decir tantas cosas..., sí. Incluso os puedo decir esta fórmula tal y como lo hizo Jesús: “Mi Padre Celestial trabaja, y yo trabajo con Él.”, en todas las regiones del mundo, sólo que vosotros todavía no llegáis a sentirlo, a comprenderlo, a ajustar las cosas. Pero está bien así, poco a poco, porque si no es terrible, hay peligros. Poco a poco empezaréis a sentir, a comprender, a ver y a actuar. Y después seréis formidables, invencibles. Mejor para vosotros, y los demás, que prefieren quedarse en las viejas concepciones, y no creen nada, no hacen nada, no sacrifican nada, verán lo que verán y se pondrán en situaciones terribles. Es una lástima, se diría que desean las desgracias, los sufrimientos, el desaparecer, es curioso. No conocen sus intereses. Su interés se encuentra en reunirse con nosotros, y ver después si es verdad o

15

no. Tienen la mentalidad antigua y quieren periclitar, perecer, es extraordinario. Desde hace años es así. Menos mal que este año todo el mundo me dice: “Ah, Maestro, este año lo he comprendido.” Por qué no antes, hace 46 que estáis en la fraternidad... Es así, no pueden comprender... Para las cosas divinas hacen falta años y años, el cerebro es así, está acostumbrado de esta manera. Hay costumbres deplorables que impiden comprender. Han hecho falta 46 años y este año muchos me han dicho: “Al fin este año lo he entendido todo” Me lo creo pero..., voy a constatar si es verdad... Voy a vigilar para ver si es verdad. Que Dios os bendiga queridos hermanos y hermanas. Que Dios os bendiga.

OMRAAM Institut Solve et Coagula Reus www.omraam.es Primer Centro De difusión de la obra Del Maestro OMRAAM En lengua Española

Centre

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->