Holograma Caminando bajo la lluvia, de regreso a mi casa después de haber soportado otra mañana aburrida en el colegio me dejo llevar

por intimistas calles laterales pintadas de un gris plateado que parece a punto de oxidarse como a punto de hacerlo parece también mi corazón. ¡He, al final la lluvia no es tan mala como la pitan! se diría que ella llora por nosotros, o con nosotros pues sabe leer en nuestros ojos qué es lo que buscamos y no encontramos Fancy se quedó allí: estilo mariposa que nunca te roza con el tiempo, algo tan nostálgico como el sol en la rosa. Pero cuando la lluvia nubla mi visión, aclara mi ilusión me muestra un día incierto donde el hada de mis sueños aparece frente a mi paseando intemporal a través del mar de gotas suicidas misteriosa como un monje, en su piloto rosa. Un pensamiento esperanzador, sí pero simplemente muy especulador si me encontrara con ella ¿tendría que cerrar los ojos y fingir que me la llevo por delante para que por fin se fije en mi? ¿o sólo tendría que hacer sonar mis llaves, o susurrar Fancy…, o quitarle la capucha para ver como su diáfano rostro se desvanece con el agua y así convencerme de que nunca deseé a nadie real, que el fin de mis deseos son los sueños, que tuve lo que quise desde el primer momento que lo deseé, tuve sueños? Aun así, me encanta verla frente a mi caminando intemporal, agitando charcos misteriosa como la sombra, radiante como su rosa holograma delicado del deseo más preciado porque el hada de la suerte es la bala más hiriente

yo prefiero el hada del invierno la que reina en los campos de la brisa indiferente yo la amo y ella ni lo sabe.
Copyright 16 de noviembre de 1995 Azulmarino http://about.me/azulmarino

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful