Resumen Capítulo 2 Manual de Psicología Social Percepciones y atribuciones sociales.

La percepción es un proceso que interpreta y reúne información, funcionando como intermediario entre el individuo y el entorno que lo rodea. Nos permite asignar significados a las sensaciones nos bombardean a diario en el mundo en el cual vivimos, por medio de una transformación de estos estímulos exteriores a través de un sistema interno. Sin ella, el individuo no podría existir en la sociedad pues carecería de experiencia. Patrick Reddy lo define como “el nexo mediador entre los individuos y su medio ambiente”. Biológicamente el cuerpo humano permite la percepción, pero a su vez fija límites al proceso perceptivo, lo que hace que nuestros mecanismos de percepción sean muy diferentes a los de otros seres vivos, lo que implica a su vez que la experimentación del mundo la realizamos en base a como somos y no a como es él realmente. El proceso perceptual. La percepción no es solo un tema de sensibilidad o sensaciones, sino todo un proceso de interpretación en el cual nuestros receptores sensoriales nos entregan datos sensibles que deben ser procesados para conseguir un significado. Sensación Somos poseedores de cinco sentidos capaces de transmitir información sobre el mundo que nos rodea: audición, visión, olfato, gusto y sentido del tacto o kinestético. Los estímulos desencadenan impulsos nerviosos (señales y mensajes) que se trasmiten a lo largo del sistema nervioso hacia el cerebro para ser procesados. Sin embargo no respondemos únicamente de una forma a las estimulaciones del medio ambiente. Nuestras extremidades y órganos nos permiten ser “buscadores o cazadores” de estímulos para poder dar un sentido más profundo en la comprensión de la naturaleza. Conceptualización La conceptualización es un proceso en el cual agrupamos las percepciones en clases, categorías o unidades, basándonos en ciertas similitudes entre ellas. Experimentamos el mundo por medio de regularidades o conceptos que somos capaces de describir de los objetos y sucesos, sean ellos imaginarios o reales (Bourne, Ekstrand y Dominowski). Éste término proviene de la necesidad que tenemos de ser capaces de orientarnos en la vida constituyendo nuestro ambiente en base a nuestros intereses y gustos. Nos proporciona un sentido de orden, regularidad y constancia al mundo en el que vivimos. De este modo podemos decir que nos permite atribuir significado, “entrar en sintonía” o “sacar de sintonía” a los estímulos. Los agrupamos y luego los tratamos como si de objetos se tratara, de manera que podamos conferir significados por medio de un orden de nuestras experiencias.

En el proceso perceptivo tratamos de encontrar rasgos que se equiparen a criterios de algún concepto o categoría que manejamos. ya que no todos asignan el mismo valor a las características personales. Por otra parte la contigüidad temporal es la tendencia a sentirse más influido por lo que acabamos de presenciar. Hace alusión a los procesos mediante los cuales el ser humano es capaz de conocer y formarse una impresión respecto a sus pares. Efecto de precedencia versus efecto de contigüidad temporal: el efecto de preferencia lo entendemos como la idea de que la información que un sujeto recibe en primera instancia sobre otro modifica un poco nuestra percepción de la información subsiguiente. La formación de impresiones acerca de otros Se realiza por medio de factores claves identificados por los psicólogos sociales. tiene características menos agradables. y tambien desfavorables. Cabe destacar que muchos de estos conceptos los adquirimos a través de la socialización. presuponemos también que éste posee otras características relacionadas.La conceptualización y los procesos preceptuales Identificamos objetos y sucesos del medio a través de la conceptualización. El modelo del promedio en tanto nos dice que un nuevo fragmento de información no tendrá un efecto favorable si en nuestra escala de valoración éste no tiene un valor mayor al anterior ya conocido. inferimos rasgos favorables. Estos datos sensoriales nos sugieren una hipótesis de lo que pueden ser estos sucesos. algunos rasgos tienen mayor valoración para nuestra formación de una impresión que otros. que actúan como estímulos. Los • • • • . Percepción de las personas. aumenta el atractivo que una persona tiene para nosotros. El reconocimiento del suceso u objeto se produce cuando logramos acoplar estos aflujos de estímulos con las especificaciones conceptuales. Dentro de estos factores tenemos: • Rasgos centrales: en general inferimos rasgos sobre los que carecemos de indicadores directos. Cualidades del preceptor: Las personas tienden a organizar sus percepciones de acuerdo con diferentes dimensiones. Según investigaciones. La mente humana está diseñada para almacenar experiencias de manera de ser capaz de conectar dichas experiencias con otras similares y mejorar de manera automática las experiencias por categoría. como la tendencia a decir que una persona agradable tiende a tener atributos agradables y una persona menos agradable. En resumen. Efecto halo: si conocemos alguna característica del individuo. extrayendo información a través de nuestros órganos de la percepción para poner a prueba dicha hipótesis. Los modelos de la suma y promedio: para el modelo de la suma decimos que cada fragmento de información favorable. aunque nuestro cerebro es capaz de formar dichas categorías sin necesidad de ayuda externa. ya que cada persona tiene distintos niveles de importancia en la formación de impresiones.

.patrones usados para evaluar al resto de los individuos dependen del carácter singular del perceptor que del percibido.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful