Aprende a dar un Buen Beso

Desde pequeños, estamos acostumbrados a ver en el cine, en la televisión y también caminando por la calle, a parejas que se besan apasionadamente. No estamos hablando de tiernos besos en los labios, sino de besos “franceses”, besos “profundos”, vulgarmente conocidos como besos de lengua. Parecen, a primera vista, algo sencillo y natural.

Nadie puede aprender a besar con sólo leer sobre el tema: se aprende con la práctica. Sin embargo, si aún no has dado tu primer beso de lengua, he aquí algunos consejos:

Empieza despacio: Detente en la mirada de tu compañera, mira sus ojos con deseo, y acerca despacio tus labios a los suyos. Deja que el contacto sea muy sutil, y aléjate por un segundo. Luego, vuelve a besarla, esta vez con más firmeza. Debes poder notar si corresponde a tu beso. Entonces, sí, es hora de incrementar el contacto.

Besar con los ojos: No obstante, teniendo un profundo contacto visual tanto mientras nos acercamos para besar como después de besar, hará que la experiencia del beso nos haga sentirnos más íntimamente unidos a nuestra pareja.Mira siempre a los ojos de tu pareja antes y después del beso. Mirar la profundidad de sus ojos lanza el mensaje de que realmente te sientes atraído por ella. También es indicador de que tienes confianza en él durante esos íntimos momentos. ¡Mírale a los ojos, antes y después del beso! Durante el beso, da igual, sigue mirando o cierra tus ojos, como mejor lo sientas.

Besar con la boca: La boca es el componente más obvio del beso, y sin embargo, es también con lo que la mayoría de las personas se sienten inseguras o simplemente desconocen. Para simplificar el tema, lo dividiremos en áreas específicas: • Dientes • Labios • Lengua • Saliva

Los dientes: Si tus dientes suelen chocar con los de tu pareja, simplemente considera ir más despacio en los besos mientras os conocéis mejor las bocas. Los labios: Obviamente, el mejor beso siempre lo da quien sabe utilizar los labios. Debes sentir algo de presión entre tus labios y los de tu pareja, pero cuidado que no parezca que le has puesto candado a tus labios. La lengua: No intentes hacer que tu lengua llegue hasta lo más profundo de la garganta de tu pareja, esa no es la técnica más conveniente para un buen beso.

La saliva: Un buen beso debe incluir un poco de saliva, tanto tuya como de tu pareja. Si no lo crees piensa en lo incómodo que sería besar unos labios completamente secos. Eso sí, cuando hay tanta saliva que hace falta pasarse la manga por la boca para secarse quiere decir que alguien se ha pasado, demasiado.

No se besa solo con la boca: El beso, si las circunstancias lo permiten, pueda cobrar más intensidad mediante el lenguaje corporal. Mover la cabeza de un costado a otro mientras se besa es una de las maneras. También puedes tomar las manos de la otra persona y entrelazar los dedos, o además llevar una mano detrás de la nuca de tu chico o chica y sostener su cabeza mientras la besas.

Tocar y acariciar durante el beso: Prueba poner tus manos en el torso de su cuello y darle un masaje o cosquillita en el cuello. Acaricia el rostro de tu pareja mientras te estás besando con él, acaricia sus hombros arriba y abajo, o simplemente acaricia la parte trasera de su oreja. Incluir un poco de suaves o apasionadas caricias mientras besas hace que tú pareja se sienta aún más deseado.