UNIVERSITY OF IDAHO

La Noche de Tlatelolco
El Trabajo Final de Español 202
Kelsey Staub 5/3/2010

<<¡No queremos olimpiadas, queremos revolución! >> El 2 de octubre de 1968, la frase

se puede oír dentro de la Plaza de las Tres Culturas, donde las personas se reunieron por los miles para protestar las Olimpiadas (Wikipedia). Los estudiantes del Consejo Nacional de Huelga, junto con muchos espectadores, se reunieron para exigir que el presidente y el gobierno pudieran escuchar a las voluntades de la gente. La protesta fue hecha para ser una protesta pacífica. Los estudiantes y los espectadores solamente querían hacer un punto que la gente ya no toleraría la violencia de la policía y la corrupción del gobierno (Harris 482). La muchedumbre escuchaba a los oradores plácidamente cuando de repente se oyó el sonido de los disparos. De izquierda a derecha, la gente cayó al suelo. Cientos habían muerto. Fue una de las mayores tragedias en la historia de México, pero nadie lo supo por culpa del gobierno. La primera pregunta que puede tener es << ¿Que haría que algo como esto pasara? >>. Hay muchas razones qué los estudiantes estaban protestando el gobierno y el presidente. Los miembros del Consejo Nacional de Huelga, una organización dirigida por estudiantes de diferentes universidades mexicanas, estaban hartos de la forma como el gobierno se estaba ejecutando (Wikipedia). De acuerdo con Garance Burke, una periodista del Congreso Norteamericano sobre América Latina (NACLA), “The 1968 massacre was the culmination of months of tensions between the government and the student National Strike Committee, whose demands for freedom of expression, demilitarization, and democracy smacked of „treason‟ to then-President Gustavo Diaz Ordaz.” En el grupo solamente había seis demandas para el presidente: 1) Libertad a las personas detenidas por razones de políticos 2) Despedir Armando Frías, el Coméndate de la Fuerza de Choque y asi como los Generales Luis Cueto Ramírez y Raúl Mendiolea Cerecero 3) Para poner fin a los granaderos (policía antimotines) por su brutalidad 4) Revocar los Artículos 145 y 145a

del Codigo Penal Federal 5) Indemnizar a las familias de los muertos por la brutalidad policial 6) Para las fuerzas de seguridad del estado culpable de ser acusado de sus crímenes (Harris 482483). Éstas fueron las demandas razonables, pero el gobierno no estaba contento con ellas, especialmente antes de los Juegos Olímpicos. Las tensiones se convirtieron altas cuando el gobierno gastó $150.000.000 a fin de prepararse para las Olimpiadas (Wikipedia). La cuestión de la gente era: ¿Por qué un país tan pobre gastar tanto dinero para este evento mientras que los ciudadanos viven en la pobreza extrema (Robbat 11)? El presidente advirtió en su discurso del Estado de la Nación en agosto que enviaría fuerzas de seguridad del Estado para poner fin a las protestas, pero los estudiantes no hicieron caso. El 2 de octubre, tan sólo diez días antes de las Olimpiadas, los estudiantes se reunieron para lo que sería su última protesta alguna (Harris 483). La muchedumbre de casi 10.000 personas estaba escuchando a los discursos en La Plaza de las Tres Culturas cuando de repente la masacre se inició. Durante casi una hora, helicópteros dispararon ametralladoras a la muchedumbre mientras miembros del ejército vestidos del civil que disparaban contra cualquiera que pudiera (Harris 483). Dijo John Rodda, una periodista que estaba allí en eso momento, “[The sound] was so deafening that I could not immediately make out from where it came. But from the cries and screams it was clearly having an effect in the crowded square below.” Testigos de la masacre dirían que por lo menos 600 personas murieron ese día y más de 1.000 personas fueron detenidas, sin embargo el gobierno solamente informó 30 muertes (Burke 1). La noticia de la masacre fue silenciada por los medios de comunicación por temor a del gobierno. Había historias de la policía poniendo avisos en las casa diciendo que no se pusieron en contacto con las autoridades sobre personas desaparecidas (Rodda 17). Con los Juegos Olímpicos en menos de dos semanas, era la esperanza del gobierno de silenciar a cualquier

conversación del incidente. Funcionó. Se continúa en los Juegos Olímpicos sin el conocimiento del público sobre el incidente que ocurrió tan sólo diez días antes (Mexconnect). El gobierno mantiene todo en secreto, sin decir una palabra lo que realmente sucedió hasta 1998 cuando el ex presidente Luis Echeverría decidió a hablar. Echeverría no está de acuerdo con la historia que los estudiantes empezaron el enfrentamiento, como el gobierno les había informado. “These kids were not provocateurs…the majority were the sons and daughters of workers, farmers, and unemployed people,” dijo Echeverría. Cuando se le preguntó porque ordenó a las tropas para asesinar a los estudiantes, afirmó que el ex presidente, Díaz Ordaz, fue el único culpable (CNN). El ex presidente por fin se han dispuesto a hablar por los estudiantes muertos, pero muchas preguntas siguen sin repuesta. ¿Por qué un presidente a de asesinar sus propios ciudadanos? ¿Cómo fue el gobierno mexicano capaz de mantener una tragedia en secreto durante tanto tiempo? Este tipo de brutalidad sin sentido todavía sucede hoy en muchas partes del mundo, y por desgracia las razones nunca podrán ser contestadas. Para las personas de México, este evento horrible aún está fresco en su mente y no se olvidará.

Works Cited

Burke, Garance. “Mexicans Commemorate Tlatelolco Massacre.” NACLA Report on the Americas 32.3 (1998): 1-2. Print. CNN. “Former Mexican president sheds light on 1968 massacre.” CNN Interactive 4 Feb. 1998, World News Story Page ed.: n. pag. Web. 18 Apr. 2010. <http://www.cnn.com/WORLD/9802/04/ mexico.massacre/index.html>. Harris, Christopher. “Remembering 1968 in Mexico: Elena Poniatowska’s La Noche de Tlatelolco as Documentary Narrative.” Bulletin of Latin American Research 24.4 (2005): 481-495. Print. “October 2 is not forgotten - upsurge and massacre in Mexico 1968.” Mexconnect. Mexconnect, 1 Jan. 2006. Web. 18 Apr. 2010. <http://www.mexconnect.com/articles/239-october-2-is-notforgotten-upsurge-and-massacre-in-mexico-1968-part-1-the-youth-revolt>. Rodda, John. “’Prensa, Prensa’: A Journalist’s Reflections on Mexico ‘68.” Bulletin of Latin American Research 29 (Mar. 2010): 11-22. Print. Wikipedia. “Tlatelolco Massacre.” Wikipedia. Wikipedia Foundation, 7 Apr. 2010. Web. 22 Apr. 2010. <http://en.wikipedia.org/wiki/Tlatelolco_massacre>.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Special offer for students: Only $4.99/month.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Cancel anytime.