P. 1
GLUCOSAMINA SULFATO CRISTALIZADA

GLUCOSAMINA SULFATO CRISTALIZADA

|Views: 890|Likes:
Published by Axoncomunicacion

More info:

Published by: Axoncomunicacion on Nov 02, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/17/2013

pdf

text

original

Trabajos de empresa

AVANCES EN NUTRICIÓN FUNCIONAL

Biodisponibilidad y farmacocinética tras administración oral y eficacia clínica
Carmen Gallén Sánchez licenciada en Biología trabajo cedido por FArMADiet VeterinAriA

GLUCOSAMINA SULFATO CRISTALIZADA

La Glucosamina sulfato cristalizada es la sal pura y estable de la glucosamina, de alta biodisponibilidad tras su administración oral y de demostrada eficacia y seguridad en procesos de osteoartritis

L

a Glucosamina es un aminomonosacárido precursor y estimulador de la biosíntesis de glucosaminoglicanos en el cartílago hialino y del ácido hialurónico del líquido sinovial, por lo que es un sustrato esencial para la correcta función articular. Permite el mantenimiento de la elasticidad y flexibilidad del cartílago hialino y las propiedades viscoelásticas del líquido sinovial. La Glucosamina es biosintetizada endógenamente en hombres y animales por aminación de la glucosa en posición 2, formándose a partir de la unión de la glutamina y la fructosa a través de la enzima Glutamina fructosa-6-p-amidotransferasa (GFA). Es la precursora de la síntesis de ácido hialurónico (formado por unidades repetidas de disacáridos N-acetil-D-Glucosamina y D-Glucurónico), de Galactosamina y por tanto de Condroitín sulfato (formado por unidades de N-acetil-D-Galactosamina 6-sulfato y D-Glucurónico). La Glucosamina no sólo activa los procesos anabólicos de biosíntesis sino que también protege a la estructura articular de la acción degradativa de citoquinas como la interleuquina-1ß (IL-1ß) responsable de inhibir la biosíntesis y activar la degradación de la matriz del cartílago. Inhibe la síntesis de mediadores inflamatorios (prostaglandinas) y de los enzimas metaloproteasas (colagenasas, estromelisina y hialuronidasa) también implicados en la degeneración articular. 

GLUCOSAMINA SULFATO CRISTALIZADA- Gallén C.

Biodisponibilidad y farmacocinética
El pequeño peso molecular de la Glucosamina sulfato cristalizada, su estabilidad, su alta solubilidad en agua, y la forma sulfato asegura una óptima absorción gastrointestinal y retención en el cartílago y en el líquido sinovial durante un periodo prolongado. Aunque existen muchas publicaciones y metaanálisis que evalúan la eficacia y seguridad de la Glucosamina, son menos los datos sobre su farmacocinética (absorción, distribución, metabolismo y excreción) tras su administración oral. En el 1986 Setnikar y col. (1)describieron la farmacocinética de la glucosamina sulfato tras su administración oral en personas y perros obteniendo resultados muy similares de absorción casi completa a través del tracto gastrointestinal, siendo en perros de un 87% tras la administración de una dosis única (10 mg/kg de peso). En el 1993 y 2001 nuevamente Setnikar y col. (2,3) llegan a resultados de absorción que se aproximan al 90% en personas sanas quedando descrita perfectamente la absorción, distribución y eliminación de la glucosamina sulfato. Hasta este momento por falta de un método bioanalítico adecuado con suficiente sensibilidad y especificidad no se había conseguido diferenciar la glucosamina intacta de sus metabolitos y/o productos de degradación en plasma. Esto ha supuesto posiblemente el mayor problema para el conocimiento total del mecanismo de acción de esta molécula. En el año 2005, Persiani y col. (4) desarrollaron un método validado de cromatografía líquida con detección de espectrometría de masas (LC-MS/MS) con el que consiguieron determinar las concentraciones plasmáticas de glucosamina intacta. El objetivo era el de dilucidar la persistencia de la molécula en circulación después de la administración oral, y asegurar la adecuada exposición durante el tratamiento y los intervalos de administración. Los resultados manifestaban su rápida absorción y persistencia en circulación, apoyando su farmacocinética la administración única al día. El diseño del estudio consistía en la administración diaria de glucosamina sulfato cristalizada en dosis de 750, 1500 mg y 3000 mg por personas sanas, durante tres días consecutivos cada una de las dosis, en un modelo abierto, randomizado y cruzado. Se realizaron determinaciones de glucosamina en plasma tomando muestras hasta las 48 horas después de la última dosis. Se describe una farmacocinética lineal a dosis únicas diarias de entre 750 a 1500 mg, pero no a 3000 mg, donde los perfiles de concentración plasmática-tiempo son menores que los esperados basados en la dosis dependencia, posiblemente debido a un proceso de saturación del proceso. Esto implica que dosis más altas de 1500 mg de glucosamina sulfato cristalizada, podrían no ser válidas clínicamente. Además la concentración mínima en el tercer día de tratamiento, no era significativamente diferente a la concentración detectada a las 24 horas después de la tercera y última administración, lo que indicaba que la farmacocinética de la glucosamina estaba en el estado de equilibrio con la tercera toma oral y que se mantenía al menos un día más con un efecto remanente. 

Trabajos de empresa

Los resultados de farmacocinética y biodisponibilidad oral de la glucosamina sulfato cristalizada a las concentraciones indicadas están en línea con las dosis encontradas como efectivas de glucosamina sulfato cristalizada utilizadas en los ensayos clínicos con resultados positivos en el tratamiento de osteoartritis. Los estudios de farmacocinética de la glucosamina clorhidrato tras la administración oral, estiman biodisponibilidades (mediante cuantificación de disacáridos totales) de un 12% en perros (5) (tras administración conjunta de glucosamina clorhidrato y condroitín sulfato), de un 3-6% en caballos (6,7) y de un 21% en ratas (8).

Eficacia clínica
A partir de los años 80 se publican los primeros estudios clínicos sobre la administración oral de glucosamina sulfato a corto y medio plazo, en los que ya se demuestra el efecto modificador de la sintomatología en osteoartritis y su seguridad. En el 2001 se publicó en The Lancet el primer estudio que demostraba la eficacia de la glucosamina sulfato cristalizada (1500 mg/día) a largo plazo (9) y que dió paso a otro ensayo en el 2002 en el que se llegaría a los mismos hallazgos (10). En ambos estudios, aleatorizados a doble ciego y controlados con placebo de 3 años de duración, se incluyeron pacientes con osteoartritis de rodilla. Se demuestra que el tratamiento a largo plazo con glucosamina sulfato cristalizada retrasa la progresión de la osteoartritis de rodilla y posee un efecto modificador de los cambios sintomatológicos y estructurales de la articulación. En el 2006 Clegg y col. (11) han presentado los resultdos del GAIT (Glucosamine/chondroitin Arthritis Intervention Trial), un ensayo aleatorizado, controlado con placebo y celecoxib, de la administración oral de glucosamina clorhidrato (1500 mg/día), condroitín sulfato (1200 mg/día) o con ambos (glucosamina clorhidrato y condroitín sulfato), durante 24 semanas, para evaluar la eficacia y seguridad del tratamiento de dolor de rodilla en osteoartritis. Los resultados muestran que los pacientes con dolor de moderado a severo tienen una respuesta significativamente más alta con el tratamiento combinado respecto al placebo, siendo los resultados de menor efectividad los obtenidos con la glucosamina clorhidrato. Hasta el momento todas las revisiones y documentos de consenso con revisión sistemática de la literatura, concluyen que la glucosamina sulfato cristalizada es eficaz en el control del dolor y en la mejoría funcional en osteoartritis en distintas especies.

Bibliografía
Setnikar I et al. Pharmacokinetics of glucosamina in the dog and in man. Arzneimittelforschung; 36(4): 729-735, 1986. Setnikar I et al. Pharmacokinetics of glucosamine in man. Arzneimittelforschung; 43(10):1109-13, 1993. Setnikar I et al. Absorption, distribution, metabolism and excretion of glucosamina sulphate. Arzneim.-Forsch.Drug Res.; 51(II): 699-725, 2001. Persiani S et al. Glucosamine oral bioavailability and plasma pharmacokinetics alter increasing doses of crystalline glucosamine sulfate in man. Osteoarthritis and cartilage; 13:1041-1049, 2005. 5. Adebowale A et al. The bioavailability and pharmacokinetics of glucosamina hydrochloride and low molecular weight chondroitin sulphate after single and multiple doses to beagle dogs. Biopharm Drug Dispos.; 23:217-35, 2002. 6. White Du J et al. The bioavailability and pharmacokinetics of glucosamina hydrochloride and chondroitin sulphate after oral and intravenous single dose administration in the horse. Biopharm Drug Dispos.; 25:109-16, 2004. 7. Laverty S et al. Synovial fluid levels and serum pharmacokinetics in a large animal model following treatment with oral glucosamina al clinically relevant doses. Arthritis Rheum.; 52:181-91, 2005. 8. Aghazadeh-Habashi A et al. Single dose pharmacolinetics and bioavailability of glucosamine in the rat. J Pharm Pharm Sci; 5:181-184, 2002. 9. Reginster JY et al. Long-term effects of glucosamina sulphate on osteoarthritis progression: a randomised, placebo-controlled clinical trial. Lancet; 357:251-256, 2001. 10. Pavelka K et al. Glucosamine sulphate use and delay of progression of knee osteoarthritis: a 3-year, randomized, placebo-controlled, double-blind study. Arch Intern Med.; 162:2113-23, 2002. 11. Clegg DO et al. Glucosamine, chondroitin sulphate, and the two in combination for painful knee osteoarthritis. N Engl J Med.; 23; 354(8):795-808, 2006. 1. 2. 3. 4. 

0

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->