Ortotipografía y notaciones

matemáticas
Javier Bezos
Versión 0.15 2008-07-16.
Introducción 1. Este documento tiene como propósito proporcionar una serie de reglas ge-
nerales sobre la composición de textos matemáticos y está destinado a científi-
cos, escritores, editores y correctores que tienen que tratar con obras o artículos
de este tipo.
Las notaciones matemáticas tienen tal variedad y riqueza que es poco menos
que imposible considerar todas las posibilidades, por lo que el contenido de
este artículo debe entenderse como esencialmente orientativo, sobre todo en
lo que se refiere a las notaciones propiamente dichas (no tanto en los detalles
tipográficos). No se entrará, al menos de momento, en notaciones muy espe-
cializadas; en cualquier caso, aquí se pretende llamar la atención sobre detalles
que a menudo pasan inadvertidos y que convendría tener en cuenta de una u
otra forma incluso si se usan otras notaciones. Tampoco se entrará en el SI de
unidades, sobre lo que ya hay excelentes referencias en Internet,
1
aunque en
ocasiones se hará alusión a él.
Las reglas expuestas en este documento se basan en tradiciones tipográficas
que retroceden en algunos casos a varios siglos. Es preciso señalar que en física
la ISO (norma 31/11) y la Unión Internacional de Físicas Pura y Aplicada ha
establecido una serie de recomendaciones de nuevo cuño que se apartan, en
ocasiones de forma muy notable, de las tradicionales y que incluso pueden
inducir a confusión (por ejemplo, Ma puede ser bien el número de Mach, bien
masa por aceleración).
Símbolos
matemáticos
2. Los símbolos matemáticos no son abreviaciones, sino entidades escritas con
valor completo y autónomo.
2
No quedan por tanto sujetos a normativas de
carácter lingüístico o gramatical, sino que siguen su propia lógica del lenguaje
formal matemático para combinarse en expresiones y fórmulas según ciertas
reglas establecidas, ya sea por tradición, ya sea por convenios internacionales,
nacionales, locales o personales.
1
La edición en el momento de escribir esto es la 8.
a
, que se puede descargar gratuitamente de
http://www.bipm.org.
2
Lo mismo cabe decir de los símbolos de unidades o de las fórmulas químicas. Con respecto a
los primeros, el SI en su apartado 5.1 establece: «Les symboles d’unités sont des entités mathéma-
tiques et pas des abréviations».
1
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 2
Blancos 3. Los espacios en las fórmulas tienen como objetivo aumentar la claridad y
legibilidad, pero por sí mismos y salvo casos excepcionales no tienen significa-
do alguno. De esta forma, sen πx significa lo mismo que senπ x; simplemente,
la segunda está incorrectamente escrita. En este caso, si se quisiera agrupar los
símbolos de otra forma, se podría escribir (sen π)x o, mejor aún, x sen π.
Comas 4. Cuando se especifica un símbolo tras su nombre, no se añaden comas:
Cuando se aplica un campo magnético H, los electrones con momento magnético β
paralelo al campo disminuyen su energía en βH.
Uniformidad 5. El importante concepto de uniformidad tipográfica también se aplica a las
notaciones. Cuando tenemos varias opciones hay que seguir una de ellas y no
cambiarla sin necesidad. Por ejemplo, hay que evitar escribir en unos casos

k/ y en otros (k/)
1/2
, a menos que haya una razón para ello.
Fórmulas en línea
y fórmulas
aisladas
6. Hay que distinguir claramente entre las fórmulas compuestas en el propio
texto y las aisladas (es decir, puestas aparte y con blancos antes y después),
ya que los criterios seguidos en uno u otro caso pueden ser distintos. La dife-
rencia suele estar en el tamaño de ciertos símbolos (sumatorios, integrales), la
colocación de índices (a la derecha o debajo), el tamaño de las fracciones y cier-
tos detalles microtipográficos como la posición exacta de índices, el tamaño de
radicales, etc. Sistemas como T
E
X ajustan automáticamente muchos de estos
detalles, pero si se usan editores gráficos hay que hacer ajustes a mano o dejar
las fórmulas sin ajustar (y por tanto con una estética tipográfica mediocre).
Disposición de
fórmulas aisladas
7. Las fórmulas aisladas suelen ir centradas, pero en ocasiones se ven alinea-
das por la izquierda con una sangría de uno o dos cuadratines.
3
Ambas opcio-
nes son posibles y correctas. Cuando la fórmula no cierra el párrafo, la línea
que sigue debe ir siempre sin sangrar, pues la sangría marca el comienzo de
un nuevo párrafo:
Hay entonces un movimiento
x = x(t), y = y(t), z = z(t)
en K con el que se corresponde.
Una fórmula aislada puede ir al final de una página, pero no debería sepa-
rarse del texto que le antecede: si la fórmula quedara al comienzo de página,
habría que pasar una línea de la página anterior. Es un raro caso donde una
línea viuda es admisible y necesaria. En cualquier caso, la fórmula en sí no
puede dividirse entre dos páginas.
Numeración de
fórmulas aisladas
8. Todas las fórmulas aisladas deben numerarse, o al menos la mayoría. A su
vez, todas las fórmulas numeradas deben disponerse aisladas. Algunos ma-
nuales recomiendan numerar sólo aquellas que tienen remisiones desde el tex-
to, pero con ello se priva a otras obras o a los profesores a referirse a fórmulas
concretas cuando haga falta. El número se suele encerrar entre paréntesis y
va alineado a la izquierda o a la derecha sin ninguna sangría; aunque lo más
3
Un cuadratín (en inglés, em space) es un espacio cuyo ancho es el del tamaño de la letra; así, si
la letra es de 11 pt. un cuadratín es un espacio de 11 pt.
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 3
habitual es a la derecha, algunos autores lo prefieren a la izquierda. En las
remisiones desde el texto se conservan los paréntesis: (1.1).
Una fórmula numerada a la derecha:
x = y, (1.1)
y otra numerada a la izquierda:
(1.1) x = y.
La puntuación es independiente de la numeración.
Puntuación 9. Las fórmulas deben llevar la puntuación que les corresponda:
P
r−j
=
_
0 si r − j es par,
r! (−1)
(r−j)/2
si r − j es impar.
Otro ejemplo es cuando se da una condición, en cuyo caso además se añaden
dos cuadratines:
F
n
= F
n−1
+ F
n−2
, n ≥ 2. y no F
n
= F
n−1
+ F
n−2
n ≥ 2
La importancia de puntuar puede verse en:
a = n
2
,
−b = m
3
.
Si se omite la coma, −b se podría interpretar como continuación de la primera
línea.
Texto en fórmulas 10. No es raro que una fórmula pueda contener algo de texto. En tal caso, hay
que cuidar que ese texto se trate como tal y no como parte de la fórmula: tipo
de letra, espaciado...
x = y por hipótesis,
x
/
= y
/
por definición,
x + x
/
= y + y
/
por el axioma 1.
Texto entre
fórmulas
11. Una serie de fórmulas estrechamente relacionadas con un breve texto entre
ellas puede componerse normalmente o puede colocarse el texto a la izquierda
de la fórmula (en el supuesto de que la numeración no vaya a la izquierda):
Partiendo del intervalo:
ds
2
= c
2
dt
2
−dx
2
−dy
2
−dz
2
= c
2
dt
/2
,
dt
/
=
ds
c
=
1
c
_
c
2
dt
2
−dx
2
−dy
2
−dz
2
, de donde
dt
/
= dt
¸
1 −
dx
2
+ dy
2
+ dz
2
c
2
dt
2
. o también
En algunos casos, como en éste, también puede ser recomendable alinear las
fórmulas.
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 4
Llamadas a nota 12. Las llamadas a nota, ya sean con asteriscos o con números voladitos, pue-
den causar confusión cuando están pegadas a las fórmulas. Para solucionar
el problema se han propuesto varias soluciones, de las cuales tal vez la más
aceptada sea la de hacer la llamada antes de la fórmula:
Es evidente que la relación es
1
P = −f
xx
= −f
yy
= −f
zz
.
Cursiva y redonda 13. Los símbolos de una sola letra se escriben con cursiva y no se espacian
de otros símbolos de una letra. En cambio, los símbolos de varias letras se
escriben con letra redonda y siempre se espacian de los símbolos que le ro-
dean, excepto los delimitadores. Así, lnx equivale a tres símbolos multiplica-
dos (l n x), mientras que ln x equivale a dos símbolos: el logaritmo neperiano
de x. Las letras griegas no se combinan y por tanto no es raro verlas compues-
tas de redondo, aunque la tendencia actual es que las minúsculas griegas sean
en cursiva; en las mayúsculas griegas, por el contrario, no se usa la cursiva.
De igual modo, tampoco se combinan letras negritas, por lo que los vectores
suelen ser letras verticales y no cursivas.
En algunas áreas, la redonda tiene usos específicos, incluso si es un símbolo
de una letra; por ejemplo, los partículas subatómicas y los elementos (m
p
para
la masa del protón) y, en ocasiones, los parámetros en probabilidad y estadís-
tica, por uniformidad (E¦x¦ para la esperanza, Var¦x¦ para la varianza, etc.
(aunque conviene tener presente que la norma ISO 3534-1 las escribe con una
letra y de cursiva: E, V).
La cursiva matemática no tiene función de énfasis, por lo que se conserva
incluso si el texto está en cursiva. Tampoco la redonda debe pasarse a cursiva.
Estilos de letras 14. El estilo de las letras en matemáticas es significativo y se usan distintas
variantes, además de la cursiva y la redonda, para crear diferentes símbolos
basados en una misma letra:
Caligráficas (mayúsculas):
/B(TcT(H1¸ /L/^OTQ¹oT |1JA}Z
Góticas (normalmente mayúsculas):
ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ
abcdefghijklmnopqrstuvwxyz
Negritas (verticales y cursivas):
ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ
abcdefghijklmnopqrstuvwxyz
ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ
abcdefghijklmnopqrstuvwxyz
Huecas (mayúsculas):
ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ
Paloseco (y variantes):
4
ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ
4
Se llama letra paloseco a la letra sin remates, es decir, sin los pequeños adornos en los extremos
de los trazos.
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 5
abcdefghijklmnopqrstuvwxyz
ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ
abcdefghijklmnopqrstuvwxyz
ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ
abcdefghijklmnopqrstuvwxyz
ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ
abcdefghijklmnopqrstuvwxyz
Estas variantes pueden aparecer de forma ocasional para dar varios signifi-
cados distintos a una letra (por ejemplo, E para el campo eléctrico, E para el
campo eléctrico externo y c para la energía), o bien pueden indicar de forma
sistemática que se trata de un cierto tipo de entidad matemática (negritas para
los vectores, huecas para los conjuntos en sistemas de números, caligráficas
para categorías, góticas para cuerpos, paloseco para tensores, etc.).
Nombres de
símbolos
15. Pocos símbolos matemáticos tienen nombre. Normalmente se leen con el
significado que se le da en un cierto contexto, pero en general un mismo sig-
nificado puede corresponder a varios símbolos (, , ∗ para la multiplicación),
mientras que un símbolo puede tener multitud de significados (∼ puede indi-
car similitud, proporcionalidad, equivalencia, diferencia absoluta, negación y
mucho más).
Usos específicos
de letras
16. Por lo general, las letras x, y y z representan variables o incógnitas; f , g, h,
funciones; i, j, k, l, m, n, parámetros enteros, y a, b, c, d, constantes.
Cifras 17. Las cifras en las fórmulas, ya sean arábigas o romanas, se escriben siempre
de redondo.
12x
3
+ 3x
2
−5x + 9 = 86
σ
I
= −σ
II
Hay que evitar el empleo de los números elzevirianos (0123456789), ya que
en matemáticas pueden reducir la legibilidad.
Números mixtos 18. Aunque en textos generales puede ser admisible, en matemáticas hay que
evitar los llamados en ocasiones números mixtos, como por ejemplo 7
1
2
para 7,5,
3
3
4
para 3,75, etc.
Números
complejos
19. Pueden darse por sus dos coordenadas como a +ib o (a, b), o con el módulo
y el argumento como re

, r cis θ o r/θ . Tanto i como e

y cis θ son números
complejos por sí mismos, mientras que (a, b) y r/θ sólo pueden aparecer con
los dos valores: i = (0, 1), cis α cis β = cis(α + β), e

= 1/π . Otra notación
con módulo y argumento es r
θ
.
Orden de los
factores
20. Los factores por lo general siguen este orden: coeficientes numéricos, cons-
tantes como π o i, coeficientes simbólicos, incógnitas, función exponencial
(e
f (x)
) y otras funciones. Así:
2πnxe
x
sen x y no πn sen x x2e
x
En ocasiones puede ser conveniente cambiar el orden por alguna razón; por
ejemplo, 2πni para indicar una periodicidad. También se pueden agrupar los
factores de forma que se muestre su lógica, en cuyo caso se separan con un
signo explícito de multiplicar: ae

2π cos α.
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 6
Orden de los
miembros
21. Es frecuente que los miembros de una fórmulas sigan un orden que se
puede describir como ¸efecto) = ¸causa). No siempre es así, como se puede
comprobar en la conocida ecuación de la dinámica F = ma
Delimitadores 22. Se escriben siempre de redondo y sin espacio tras el de abrir ni ante el de
cerrar:
r(cos ψ + sen ψ) y no r( cos ψ + sen ψ )
Cuando sea posible, se debe construir la fórmula de forma que se reduzca el
número de delimitadores:
a
b/c
y no a/(b/c)
a + 1
b
_
c + 1
d
y no ((a + 1)/b)/(c + 1)/d))
x ln x y no (ln x)x
sen
2
θ y no (sen θ)
2
_

0
t −ib
t
2
+ b
2
e
iat
dt = e
ab
E
1
(ab)
Ciertos símbolos como [, | y

también sirven para agrupar y no deben com-
plementarse con delimitadores si no es necesario:
l´ım
n→∞
¸
¸
¸
¸
n−1

i=0
J(x
i
)
¸
¸
¸
¸
1/n
y no l´ım
n→∞

¸
¸
¸
n−1

i=0
J(x
i
)
¸
¸
¸
¸
_
1/n
log [x + 1[ y no log([x + 1[)
El particular, el filete superior de los radicales sirve como delimitador (es un
vestigio de una notación hoy arcaica), por lo que no se debe combinar con
paréntesis. En la tipografía hispana, este filete no se ha reemplazado por los
paréntesis, como sí ha ocurrido en la anglosajona.

k/m y no
_
(k/m) ni tampoco

(k/m).
Sin embargo, en ocasiones se pueden añadir delimitadores matemáticamente
superfluos para destacar una parte de la fórmula que forma un bloque lógico,
sobre todo para referirnos a ella desde el texto.
Combinaciones de
delimitadores
23. La forma exacta que debe usarse cuando se combinan delimitadores varía
según la rama de las matemáticas. En álgebra no es raro seguir el siguiente
esquema: ¦[()]¦, pero en ocasiones el uso de uno u otro delimitador tiene sig-
nificado matemático; por ejemplo, si se trata de un operador no es raro ver
llaves sistemáticamente para los argumentos (exp¦−
1
2
x
2
¦), mientras que en
las funciones se prefieren los paréntesis, como en f (x).
Sin embargo, cuando hay que delimitar una fracción, el hecho de que el nu-
merador o el denominador contengan ya delimitadores no ha de tenerse en
cuenta. Es decir, si se aplica el esquema dicho:
_
(x −1)
2
x
2
_
y no
_
(x −1)
2
x
2
_
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 7
Tamaño de los
delimitadores
24. Los delimitadores deben ser normalmente del mismo tamaño que la letra,
aunque también se dan a menudo los siguientes casos:
a) Si en el contenido de los delimitadores hay símbolos grandes como inte-
grales, sumatorios, fracciones, etc., deben ajustarse a ese tamaño:
(x +1)
_
x
x −1
_
y no (x +1)(
x
x −1
) ni
_
x +1
__
x
x −1
_
Con operadores grandes, los delimitadores no deben abarcar los posibles
límites, sino que deben ser algo menores. Lo mismo se puede decir de
exponentes y subíndices en general:
_


n=1
1
n
_
y no
_


n=1
1
n
_
(x −1)(y
2
+ 3)(z + 2) y no (x −1)
_
y
2
+ 3
_
(z + 2)
b) Si fuera necesario combinar delimitadores iguales, se debe ir incremen-
tando ligeramente su tamaño según sean más exteriores
_
_
()
_
_
.
¸
¸
[a[ −[b[
¸
¸
_
x −q(x)
_
c) Ciertos símbolos deben adaptarse al tamaño de los delimitadores que los
circundan.
_
x ∈ A(n)
¸
¸
x ∈ B(x)
_
y no
_
x ∈ A(n)[x ∈ B(x)
_
_
x + q(x)
___
x −q(x)
_
y no
_
x + q(x)
_
/
_
x −q(x)
_
Intervalos 25. Hay dos notaciones para los intervalos: una en la que un intervalo abierto
se marca con corchetes hacia el exterior de los límites y otra que prefiere los
paréntesis: ]a, b[ y (a, b). En ambos sistemas un intervalo cerrado se indica con
corchetes en su posición habitual: [a, b]. Los intervalos semiabiertos son: [a, b[
o [a, b) y ]a, b] o (a, b]:
[a, b] = [a, ∞[ ∩]−∞, b] o bien [a, b] = [a, ∞) ∩ (−∞, b]
La elección entre un sistema y otro suele ser por preferencias personales. Una
notación alternativa es la de William Feller, similar a otra de Peano: a, b es un
intervalo abierto por la izquierda y cerrado por la derecha.
Operadores 26. Se llaman operadores binarios a los signos como +, , ∧, ∪ que indican
una operación entre dos magnitudes (véase el cuadro 4 en la página 12); se
escriben de redondo y con un espacio fino antes y después, salvo con la barra
de división: a + b, a −b, a b, pero a/b. Tampoco hay espacios cuando van en
índices: x
a+b
. Se llaman operadores unarios los signos como d, ∆ o ∇y las abre-
viaciones como sen, lím o sgn que indican una operación sobre la magnitud
que le sigue; normalmente, se espacian antes y después si se trata de abrevia-
ciones, y sólo antes si se trata de signos. Un caso especial es el signo menos (−)
que puede funcionar como binario y unario, según el contexto; su espaciado
varía según se trate de uno u otro; lo mismo vale para otros símbolos como los
mostrados en el cuadro 1:
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 8
Cuadro 1
Símbolos que pueden funcionar como unarios
< ≤ ≥ ∼ ≈ + − ± ∓ ∗
y = −x −1 pero y = −1 −x
a cos α −ib sen α pero −2i sen α
_
V
e
−ikr

2
ψ(r) d
3
r
x Ry y no xRy (donde R es una relación algebraica)
y dx −x dy y no ydx −xdy
dx dy = r dr dθ y no dxdy = rdrdθ
... el nivel es 5 mm en la zona estudiada...
Otro caso especial es el factorial, cuyo símbolo va tras la cantidad a la que se
aplica; se deja un espacio fino si le sigue una letra, un número o un delimitador
de abrir:
n! (n + 1)! y no n!(n + 1)!
a! b! y no a!b!
Abreviaciones 27. Ciertas funciones y operadores (principalmente unarios) carecen de símbo-
los propios y en su lugar se emplean abreviaciones. Se forman de modo similar
a las abreviaturas normales pero sin puntos ni espacios; en algunos casos las
letras de la abreviación son convencionales o están tomadas de otra lengua,
pero cuando vienen del español no hay razón para suprimir los acentos (salvo
si la formación es siglar). Entre ellas tenemos (se marca con asterisco la forma
tradicional española):
sen (nunca sin), cos, tan o tg*, sec, cosec, cot o ctg*, arcsen, arccos, arctan
o arctg*, etc. (aunque ha sido tradición separar arc de la función trigono-
métrica, actualmente se tiende a unirla).
lg, log, exp.
mcm (mínimo común múltiplo), mcd (máximo común divisor).
senh o sh*, cosh o ch*, tanh o tgh o th*, arsenh, etc. (al igual que con arc,
la tradición ha sigo escribir arg y un espacio para las funciones inversas,
pero actualmente se prefiere ar, sin la g ni el espacio).
máx, mín, ínf (ínfimo), sup (supremo), lím, lím inf, lím sup, etc.
si (seno integral), sn o sen am* (seno amplitud), etc.
Es posible encontrar multitud de variaciones, como Sh y Ch en lugar de sh y
ch. Los mismos criterios se suelen seguir para abreviar palabras que no son ni
funciones ni operadores (v
m´ ax
y no v
m´ ax.
ni v
max
).
Hay que señalar que antiguamente sí se añadía punto abreviativo (por ejem-
plo, m.c.m., sin espacios), pero tal práctica ha caído en desuso, ya que más que
ayudar puede inducir a confusión.
Operadores de
multiplicación
28. Debe preferirse el punto centrado al aspa en la multiplicación para
evitar confusiones con la x, aunque en aritmética elemental sigue siendo fre-
cuente; el aspa debe reservarse para dimensiones (como en «matriz de 3 2»),
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 9
el producto cartesiano y otros productos especiales como el vectorial. Algunos
manuales de estilo recomiendan el aspa para multiplicar números,
5
ya que en
este contexto no cabe la confusión con la x; el origen de esta norma es anglo-
sajón, ya que en esa posición un punto puede confundirse con la marca de
decimales, pero en español no hay razón para introducir una excepción como
ésta y romper la norma sin necesidad:
1,602 10
−19
y no 1,602 10
−19
En informática es frecuente usar la notación de Leibniz con ∗.
Operadores de
división
29. Por regla general, la división en una fórmula aislada se indica con un filete
horizontal, mientras que en una fórmula en línea se indica con una barra /.
Para multiplicar dos fracciones con filete horizontal basta con dejar un espacio
fino entre ellas:
E =
1
4πε
0
Q
r
2
Hay que recordar que la división no es asociativa, por lo que no deben usarse
tres barras seguidas (como a/b/c); el orden de las operaciones se marca con
delimitadores o con exponentes negativos: (a/b)/c, a/(b/c), ab
−1
c, a(bc)
−1
,
etc. Los dos puntos para la división (a : b) son correctos pero han caído en
desuso y es mejor evitarlos. El signo ÷ con el significado de división es carac-
terístico del inglés, por lo que debe considerarse incorrecto en español, donde
tradicionalmente ha indicado una progresión aritmética.
6
Suma o resta 30. Los símbolos ± y ∓ permiten agrupar dos fórmulas en una. Cuando es-
tos símbolos aparecen, entonces se puede tomar la fórmula (o sistema de fór-
mulas) bien con los signos superiores bien con los inferiores: ±x = −(∓x);
χ

±
= χ

. Si sólo hay uno, se emplea ±.
Fracciones
numéricas
31. Las fracciones numéricas sencillas (como
1
2
o
3
8
) deben tener un tamaño
proporcional al contexto:
φ
z
=
1
2
_
∂η
∂x

∂ξ
∂y
_
=
1
2
γ
Ésta es la forma apropiada para indicar un factor fraccionario, para que pre-
ceda a los símbolos (véase la sección 20):
R =
1
8
M−
1
16
L mejor que R = M/8 − L/16
ζ = ln
1
4
l +
1
2
_
l
2
−4γ
2
mejor que ζ = ln(l/4) +
_
l
2
−4γ
2
/2
Constantes 32. Las constantes matemáticas e e i (o su variante j) siguen las pautas gene-
rales, aunque actualmente hay cierta tendencia a escribirlas de redondo: e
x
o
bien e
x
, a + ib o bien a + ib. Las constantes físicas, cuyo valor se determina
experimentalmente o está fijado, se escriben con cursiva (c, e, ¯ h).
5
Entre ellos están las pautas del SI sobre la escritura de expresiones, que la recomienda, aunque
no la impone, en la sección 5.3.6.
6
En el norte de Europa ÷ era otro símbolo para la resta, un uso que ha perdurado hasta el
primer tercio del siglo XX.
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 10
Cuadro 2
Operadores «grandes»

_




_ _
Símbolos con
diferentes
espaciados
33. Algunos símbolos tienen un espaciado que depende del significado. Los
casos más importantes son:
a[b («divide a») pero ¦x [ x 5¦ (una notación para «tal que»)
f : A → B (función) pero ¦x : x 5¦ (otra notación para «tal que»)
1,2 (decimales) pero (1, 2) (separador)
Acentos 34. Las adiciones de acentos a otro símbolo se harán al símbolo central, dado
que es imposible que los afecte de otra forma.
¯ z
0
¯ z
1
y no z
0
z
1
Nótese que en la mayoría de los acentos es imposible cubrir el símbolo cen-
tral y los subíndices ( ˙ x
1
), por lo que además se introduciría una incoheren-
cia en la notación. Sólo en casos excepcionales se aplican al simbolo central
y los índices, como x
2
para la media de cuadrados. Un acento puede afectar
a un bloque de símbolos, como
´
AB, pero suele haber límites en la extensión
que puede adoptar el acento; en tal caso, se puede seguir alternativas como
(ABCDEF)´.
En las letras con ascendentes (b, d, f, h, k, l, t, al igual que mayúsculas como
L y letras griegas como φ o ψ) los acentos deben alinearse con relación al asta
vertical:
ˆ
d y no
ˆ
d,
ˆ
ψ y no
ˆ
ψ. En las letras i y j se suprime el punto con los
acentos: ˆ ı y ˆ , aunque si el acento es un punto se deja:
˙
i.
Índices 35. Al igual que los acentos, deben ir adjuntos directamente al símbolo al que
afectan. Su posición con relación al símbolo es una cuestión de notación mate-
mática, pero he aquí algunos casos frecuentes:
a) Con integrales, siempre a la derecha del símbolo, aunque también es po-
sible que vayan sobre y bajo la integral:
_
x
2
0
o bien
x
2
_
0
b) En sumatorios, encima y debajo si es en una fórmula aislada y a la iz-
quierda si es en el texto:


n=0
pero en línea ∑

n=0
El cuadro 2 muestra otros símbolos con idéntica disposición a los suma-
rios.
c) En límites, debajo, aunque en el texto también puede ir a la izquierda.
l´ım
x→0
1
x
pero en línea también l´ım
x→0
1/x
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 11
En tensores, el orden de los índices es fundamental, por lo que en este caso se
colocarán de forma que se vea claramente cómo se relacionan; para ello, no es
raro que se añadan puntos en los huecos: R
ij m
kl n
. Si se quiere poner de relieve
un orden en los índices, hay que usar delimitadores:
v
2
m´ ax
o bien (v
m´ ax
)
2
pero no v
m´ ax
2
Posición de los
índices
36. Al colocar los índices, hay que procurar ajustarse a la forma y al tamaño
del símbolo al que van unidos:
f
2
0

2
+∆
2
mejor que f
2
0

2
+∆
2
(x
a
)
b
y no (x
a
)
b
Cuando hay superíndices en los denominadores, puede hacer falta bajarlos
ligeramente para que el símbolo principal no se desplace demasiado hacia aba-
jo, lo que descuadraría la fórmula:
1
x
x
2
+ 1
x
2
−1
y no
1
x
x
2
+ 1
x
2
−1
Idéntica regla se aplica a los radicales:

x
2
y no
_
x
2
.
Función de los
índices
37. Por lo general, los superíndices funcionan como exponentes de una poten-
cia y por tanto son en sí mismos expresiones matemáticas. Salvo en notaciones
especializadas, como en análisis tensorial, apenas se añaden a los superíndices
otros símbolos que la prima o el asterisco; si se combinan con un exponente,
estos símbolos van al principio y no es necesario separarlos con delimitadores:
a
/2
y no (a
/
)
2
ni a
2/
.
Los subíndices rara vez contienen expresiones, sino que tan sólo matizan
el significado del símbolo principal. Por ello, se pueden yuxtaponer sin que
haya una multiplicación implícita o se forme un número de varias cifras: δ
ij
,
ψ
23
= ψ
32
. El contexto dirá si puede ser necesario añadir comas para evitar
confusiones, como en δ
i−1,i
. Los subíndices también pueder consistir en texto,
como E
fuera del conductor
.
Tamaño de los
índices
38. Por lo general, el tamaño de los índices es el 70 % con relación a la letra del
texto; a su vez, en los índices de índices suele ser el 50 %. En algunas editoriales
se prefieren algo más pequeños (60 % y 40 %).
División de
fórmulas
39. Cuando una fórmula es demasiado larga puede ser necesario dividirla.
Para ello, conviene tener en cuenta las siguientes reglas:
a) Se debe dividir preferentemente por relaciones (a veces llamadas verbos)
como = o < en lugar de por operadores (a veces llamados conjunciones)
como + o ∩ (véanse los cuadros 3 y 4). Nunca debe dividirse entre un
operador unario y la expresión a la que afecta.
b) Debe evitarse la división dentro de un par de delimitadores a menos que
sea realmente necesario.
c) Las fórmulas en línea se dividen después del símbolo (relación u ope-
rador binario), mientras que las aisladas se dividen antes del símbolo, a
menos que ese símbolo caiga dentro de un par de delimitatores, en cuyo
caso se también divide después. (En caso de que caiga entre delimitado-
res, también es muy frecuente dividir antes.)
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 12
Cuadro 3
Símbolos que suelen funcionar como relaciones
< = ≤ ≥ ≡ ¸ ¸
.
=
≺ ~ ∼ _ _ · ⊂ ⊃ ≈
⊆ ⊇

= ¸ ¸ ∈ ÷ ∝
¬ ¬ [= [ | ⊥ · ·
: / ∈ ,= < = ¸ ¸ =
¸ ¸ = _ _ = ≪ ≫ =
_ _ = _ _ = ≶ ≷ ·
_ ¸ ∼ _ _ ≈ - , ¸
- ` ~ _ _ - _ _ =
¸ ¸ ' ¸ ¸ ' ¸ ¸ ~
∴ ∵ ∝ . + ¸ · · .
< ¬ _ _ > _ _ >
Cuadro 4
Símbolos que suelen funcionar
como operadores binarios
+ − ⊗ ± ∓ / _ H
¸ × ∪ ∩ ∗ . ¯ ◦
∨ ∧ • ⊕ ¸ ¸ ¸ ¬
d) Si el mejor sitio es en una multiplicación implícita, hay que añadir el
símbolo de multiplicación.
e) El espacio que normalmente tendría el símbolo por donde se divide
—antes o después, según se trate— hay que conservarlo, lo que inclu-
ye el caso particular de − cuando no funciona como operador binario.
En fórmulas aisladas, se alinea por las relaciones donde se hace la división; si
hicieran falta más divisiones por operadores, se añadirá algo de sangría como
también se añadirá si se divide dentro de un par de delimitadores:
f
h,ε
(x, y) = εE
x,y
_
t
ε
0
L
x,y
ϕ
(εu)
ϕ(x) du
= h
_
L
x,z
ϕ(x)ρ
x
(dz)
+ h
_
1
t
ε
_
E
y
_
t
ε
0
L
x,y
x
(s)
ϕ(x) ds −t
ε
_
L
x,z
ϕ(x)ρ
x
(dz)
_
+
1
t
ε
_
E
y
_
t
ε
0
L
x,y
x
(s)
ϕ(x) ds −E
x,y
_
t
ε
0
L
x,y
ϕ
(εs)
ϕ(x) ds
__
.
Cuando el primer miembro es largo, se coloca en la primera línea marginado
por la izquierda, y se sigue con el resto de forma que la línea más larga quede
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 13
marginada por la derecha (en ambos casos dejando uno o dos cuadratines):
C[4π
2

2
−ν
2
) cos(2πνt −α) −2πνγsen(2πνt −α)]
= C[4π
2

2
−ν
2
) cos α −2πνγsen α] cos 2πνt
+ C[4π
2

2
−ν
2
) cos α −2πνγsen α] sen2πνt
= F
0
cos 2πνt.
Esto último también se aplica a fórmulas que se pueden dividir en justamente
dos líneas. Nótese que la ausencia de puntuación al final de cada línea permite
saber que se continúa, por lo que no es necesario repetir el símbolo antes y
después de la división; sin embargo, y a pesar de que puede llegar a resultar
confuso, hay algunos autores que prefieren repetirlo, como en:
C[4π
2

2
−ν
2
) cos(2πνt −α) −2πνγsen(2πνt −α)] =
= C[4π
2

2
−ν
2
) cos α −2πνγsen α] cos 2πνt +
+ C[4π
2

2
−ν
2
) cos α −2πνγsen α] sen2πνt =
= F
0
cos 2πνt.
División de
fracciones largas
40. Para dividir una fracción larga, se divide el numerador o el denominador,
según haga falta, o se reorganiza la fórmula teniendo en cuenta que (ab)/c =
a(b/c). El resultado ha de ser equivalente a la expresión original, es decir, ha
de tener el mismo sentido que si se escribe en una sola línea. Así, de no caber
lo siguiente:
y =
(4x
3
+ 5x
2
−x + 3)(3x
3
+ 7x
2
−2x + 2)
x
2
−1
,
se puede dividir de estas dos formas:
y = (4x
3
+ 5x
2
−x + 3)

(3x
3
+ 7x
2
−2x + 2)
x
2
−1
, o bien y =
(4x
3
+ 5x
2
−x + 3)
(3x
3
+ 7x
2
−2x + 2)
x
2
−1
,
pero no:
y =
(4x
3
+ 5x
2
−x + 3)
x
2
−1

(3x
3
+ 7x
2
−2x + 2)
x
2
−1
,
puesto que, en general, (ab)/c ,= (a/c)(b/c).
Matrices 41. La diversidad del contenido de las matrices es tal que no se puede dar re-
glas exhaustivas para su formato. En las matrices más o menos regulares se
centran los datos excepto los signos menos, que no se consideran en la alinea-
ción:
_
_
_
−1/

2 0 1/

2
0 1 0
1/

2 0 −1/

2
_
_
_
En general, debe buscarse alinear por el elemento más significativo de los com-
ponentes de las matrices:
_
−sen φ sen2φ
sen2φ −sen φ
_
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 14
Además de los paréntesis, se usan como delimitadores para las matrices [ ] y
| |. Los delimitadores [ [ están reservados para los determinantes.
Ciertos tipos de matrices pueden escribirse con una notación más compacta.
En particular:
diag¦a
1
, a
2
, . . . , a
n
¦ en lugar de
_
_
_
_
_
_
a
1
0 . . . 0
0 a
2
. . . 0
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
0 0 . . . a
n
_
_
_
_
_
_
(a
1
a
2
. . . a
n
)
t
en lugar de
_
_
_
_
_
_
a
1
a
2
.
.
.
a
n
_
_
_
_
_
_
Sistemas 42. Los sistemas de ecuaciones se alinean por las incógnitas y los operadores,
dejando un blanco cuando no se incluye un cierto término:
10w + 3x + 3y = 1,
6w −17x −5z = 2,
11w −4y + 2z = 8.
Letra ele 43. En la escritura mecanográfica de matemáticas se ha usado una / caligráfica
para que se distinguiera con claridad de la cifra 1. En un sistema de compo-
sición de fórmulas actual, tal precaución no sólo es innecesaria sino incon-
veniente, ya que este signo se puede confundir con la letra e, sobre todo en
índices (a menos que haya alguna razón por la que se quiera distinguir / de
l). Cuando se trata del símbolo del litro, que por ser con redonda se pueden
confundir más fácilmente con el 1, el SI admite y recomienda la L mayúscula.
Letra Oy cifra 0 44. Los tres símbolos que más se prestan a confusión son O mayúscula, o mi-
núscula y la cifra 0. Mientras que las letras pueden aludir a un origen geomé-
trico o a órdenes de infinitésimos, la cifra suele estar relacionada con valores
iniciales y con el valor básico de entre varios de una magnitud. Así, la veloci-
dad inicial es v
0
y no v
o
.
Otros símbolos
similares
45. A continuación se da una lista de otros símbolos que se confunden a me-
nudo:
La notación de Dirac es ¸α[β) y no < α[β ni < α/β . Lo mismo se aplica para la
media: ¸x) y no < x
La de multiplicar no debe reemplazarse con x ni x: por ejemplo, la notación 5
en óptica no debe ser 5x.
Para expresar mucho mayor o menor que hay que emplear los signos propios ¸y ¸
y no duplicar y < (es decir y <<)
La pulsación (o frecuencia angular) es omega ω y no uve doble w.
La pertenencia a conjuntos tiene su propio símbolo ∈ que no es épsilon (o ε).
La letra nu ν y la uve v son muy similares y hay que buscar una combinación de
fuentes que permitan diferenciarlas.
El símbolo de proporcionalidad ∝ no es la letra alpha α.
El conjunto vacío es ∅ y no ,0, ni la letra phi φ, ni la letra escandinava Ø.
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 15
La unión de conjuntos es ∪ y no U. De igual modo hay que distinguir ∨ de V y ∧
de lambda Λ.
La inclusión de conjuntos es ⊂ y no la letra c ni la C.
La prima es
/
y no un apóstrofo ’: f
//
y no f ”.
La p de Weierstraß es el símbolo específico ℘ y no una p caligráfica.
La raya — y la semirraya – no deben reemplazar el signo menos −, que es del
mismo ancho que +. (Nota: en algunos manuales de estilo se llama incorrectamente
menos a la semirraya.)
Los grados se marcan con un pequeño círculo (40

) y no con una o voladita como
en los ordinales (40.
o
).
En formas diferenciales, las notaciones v
.
y v
;
emplean los signos musicales de
bemol (.) y sostenido (;), y no la letra b ni la almohadilla (#).
Diferencias y
diferenciales
46. Las diferencias (∆) y las diferenciales (d, δ) se tratan de igual modo que
otros operadores. Al igual que ocurre con las constantes como i y e, en la ac-
tualidad hay cierta tendencia a escribir todas ellas de redondo.
Estos son los modelos básicos para componer diferenciales con divisiones
polinómicas:
a) Sin denominador (es decir, denominador unitario): (x
2
+ x + 1) dx.
b) Numerador unitario:
dx
x
2
+ x + 1
.
c) Otros casos:
x
2
+ x
x
2
+ x + 1
dx.
La regla general, que puede servir como guía en otros casos, es que la diferen-
cial dx va en el numerador a menos que sacándola detrás se puedan ahorrar
delimitadores.
Con integrales, las diferenciales van tras la expresión que se integra, pero en
física es muy frecuente que vayan delante:
_
x
2
dx o bien
_
dx x
2
Puntos de
continuación
47. Las operaciones binarias que se repiten de forma continuada se puede
abreviar con la ayuda de puntos centrados.
m

n=0
a
n
= a
0
+ a
1
+ + a
m


n=0
a
n
= a
0
+ a
1
+ + a
n
+
x
1
+ x
1
x
2
+ + x
1
x
2
x
n
Si hay un símbolo de operación ante los puntos, debe repetirse tras ellos si
hay más operandos:
a
0
+ a
1
+ + a
m
y no a
0
+ a
1
+ a
m
Para continuar una enumeración, los puntos son bajos: y
1
, . . . , y
n
; en este ca-
so, si los puntos indican una continuación ilimitada, no se elimina la coma
anterior (como sí se hace con los puntos suspensivos en un texto): (x
i
)
i=1,2,3,...
.
Algunos manuales de estilo aplican los puntos bajos al producto:
x
1
+ x
1
x
2
+ + x
1
x
2
. . . x
n
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 16
En matrices pueden indicar la omisión de filas y columnas:
A =
_
_
_
_
_
_
a
11
a
12
. . . a
1n
a
21
a
22
. . . a
2n
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
a
m1
a
m2
. . . a
mn
_
_
_
_
_
_
o bien A =
_
_
_
_
_
a
11
a
12
. . . a
1n
a
21
a
22
. . . a
2n
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
a
m1
a
m2
. . . a
mn
_
_
_
_
_
En vertical (o con una línea de puntos como la anterior), también pueden
continuar una serie de relaciones:
a
0
n
= 1,
2a
(1)
n
cos(ϕ
0
n
− ϕ
(1)
n
) = 0,
.
.
.
2a
(r)
n
cos(ϕ
0
n
− ϕ
(r)
n
) = F
(r)
(a
(r−1)
, ϕ
(r−1)
, . . . ).
Vectores 48. Como norma general, los vectores se componen con letra negrita y vertical:
a = 3b +
1
3
c. En lo manuscrito se suelen usar flechas sobre las letras (a); existe
tendencia a imitar esta notación en lo impreso, pero debe evitarse de igual
modo que se evita el subrayado que en lo manuscrito equivale a la cursiva
en lo impreso. Cuando además de vectores se usan díadas, es frecuente que
los primeros vayan en minúscula y los segundos en mayúscula: B
ij
= i B j.
Tampoco es infrecuente la negrita cursiva para los vectores (así lo recomiendan
las normas DIN e ISO, por ejemplo), pero con ello se disminuye el contraste
y por tanto la legibilidad (no se deben formar símbolos de varias letras con
negritas).
Operaciones
vectoriales
49. El producto escalar se indica siempre con un punto centrado: a b; el punto
puede estar en negrita, pero no debe reemplazarse por un topo como • porque
se da demasiado énfasis al operador y se desequilibra visualmente la fórmula.
El producto vectorial puede indicarse de estas dos formas: a b o a ∧ b, pero
en la actualidad se considera preferible la segunda forma con ∧ para evitar
confusiones de con la x. El producto diádico no tiene ningún signo, sino
que simplemente se yuxtaponen los vectores (ij, aunque también se emplea
i ⊗j).
7
Operadores
diferenciales
vectoriales
50. Hay dos escuelas claramente diferenciadas para la representación de los
tres operadores diferenciales vectoriales básicos: los que optan por una abre-
viación del nombre del operador (grad para el gradiente, div para la diver-
gencia y rot para el rotacional) y los que prefieren operaciones con el símbolo
nabla (∇, ∇ y ∇∧). La elección entre una y otra es sobre todo cuestión de pre-
ferencias personales. En todo caso, no hay necesidad ni razón para poner en
negrita la abreviación, puesto que no es un vector.
gradφ o bien ∇φ
rot E = 0 o bien ∇∧ E = 0 o incluso ∇E = 0
Para el laplaciano se usa bien ∆, bien ∇
2
, aunque la primera se puede con-
fundir con un incremento. El gradiente también tiene la alternativa d/dr.
7
Hay también casos especiales. Por ejemplo, en algunos textos a ∧ b da una díada y a b un
seudovector.
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 17
Díadas frente a
matrices
51. Es preciso distinguir claramente las operaciones entre díadas, que se pue-
den operar con vectores, y matrices, que no operan con vectores. En matrices
sólo existe un producto,
8
por lo que se adopta la regla general de la multipli-
cación implícita si no hay un símbolo expreso. (La confusión suele aparecer
porque a veces se usan negritas para las matrices y porque se identifica un
vector con la matriz formada con sus componentes.) Así:
Con díadas: a B c pero con matrices: ˜ aBc
Para las matrices se prefiere la letra paloseco (con o sin negrita), pero no es
raro que las díadas también aparezcan con paloseco.
Dimensiones
geométricas
52. Las dimensiones de un objeto se indican con una serie de valores separa-
dos con . La unidad de medida se coloca sólo una vez al final para destacar
que es un conjunto de varias longitudes sin un producto de unidades para
formar un volumen:
3,5 5 10 cm y no 3,5 cm 5 cm 10 cm
Si se tratara de un producto y no de una serie de valores sería más adecuado
lo siguiente (véase la sección 28):
V = (3,5 5 10) cm
3
o bien V = 3,5 cm 5 cm 10 cm
Para las relaciones entre dimensiones (y en general) se puede usar los dos
puntos (2 : 3 : 4 : 6), pero obsérvese que el signo :: es superfluo:
a
x
=
b
y
=
c
x
o a : b : c = x : y : z, pero no a : b : c :: x : y : z
Los diámetros se especifican con ∅ y los ángulos con X como en ∅d = 4,5 cm
y XABC = 37

.
Norma ISO 31 53. Esta norma se refiere a la escritura de signos matemáticos en ciencias fí-
sicas y tecnología.
9
No se aplica, en principio, a la escritura de fórmulas en
textos matemáticos, económicos... Hay que señalar que el seguimiento de esta
norma, que a veces se aparta notablemente de la tradición, es parcial y algunos
puntos rara vez se ven aplicados, debido entre otros factores a que la física en-
cuentra continuamente nuevas aplicaciones a conceptos matemáticos que ya
tienen una notación establecida.
A continuación se resumen los principios fundamentales:
10
a) No se deben emplear letras paloseco en fórmulas, con excepción de las
paloseco cursivas para tensores de segundo rango. Las letras paloseco se
reservan para objetos que no se deben confundir con símbolos matemá-
ticos, como la descripción de figuras.
b) Los números, arábigos o romanos, se escriben con letra vertical.
c) La cursiva se reserva a las entidades que pueden tener diferentes valores
(variables o constantes arbitarias). Eso incluye las constantes físicas, cu-
yo valor se determina experimentalmente y por tanto puede variar con
8
Como operación «ordinaria». Hay otros productos como el exterior.
9
Esta norma se está revisando y en un futuro quedará reemplaza por la ISO/IEC 80000. Hasta
este momento, de las 14 partes de la nueva norma ya se han publicado las 3 y 4 (2006), y las 5 y 8
(2007).
10
Véase, por ejemplo, «Typesetting mathematics for science and technology according to ISO
31/XI», de Claudio Beccari, TUGboat, vol. 18 (1997), n.
o
1.
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 18
mejores mediciones: e es la carga del electrón, ¯ h es la constante de Plank,
etc. Esta norma se aplica también a las mayúsculas griegas: Ω para el
ángulo sólido. Las variables físicas se representan con una única letra y,
en su caso, subíndices y superíndices, por lo que es incorrecto EP o EP
para la energía potencial (que debe ser U o E
p
); los parámetros adimen-
sionales son una excepción: Ma es el número de Mach, Re es el número
de Reynolds, etc.
d) Las constantes numéricas se escriben con letras verticales: e = 2, 718 281...,
i =

−1 (en cambio, i es la corriente instantánea), j (alternativa a i). Lo
mismo se aplica a las letras griegas, por lo que el número pi debería escri-
birse vertical (π y no π). Las constantes que no tienen un valor definido,
sino que es arbitrario, se escriben en cursiva: f (x) = ax + b.
e) La unidades se escriben con letra redonda y se separan de la cantidad
por un espacio fino: 23 µm y no 23 µm.
f ) Los operadores, aunque sean de una letra, se escriben con letra vertical:
dx. El argumento no tiene por qué encerrarse entre paréntesis si consiste
sólo en uno o dos símbolos (2π cuenta como uno): sen ωt. Las funciones
especiales como Ei, erf, etc., se tratan como operadores, pero su argu-
mento siempre va entre paréntesis.
g) Los símbolos e índices que no representan cantidades físicas o variables
matemáticas sino que su función es descriptiva se escriben con letra ver-
tical: C es la capacidad calorífica, C
m
es la capacidad calorífica molar y
C
m,p
es la capacidad calorífica molar a presión constante; N
A
es el núme-
ro de Avogadro; µ
r
es la permeabilidad relativa...
h) El separador decimal es la coma: 3,142.
i) Antes y después de la coma, se pueden separar los dígitos en grupos
de tres con espacios finos: 2,718 281 8. Si se emplean estos espacios finos,
se admite su supresión si la parte entera o la decimal sólo tienen cuatro
cifras: 1200, 3,1415.
j) Antes de la coma decimal tiene que haber una cifra, aunque sea el cero:
0,564 y no ,564; −0,2 y no −,2.
El estándar también establece los símbolos que hay que emplear para los con-
ceptos y las operaciones, pero buena parte de esa información es inaccesible
(incluso si se paga por él, su copia y difusión están restringidas), lo que hace
que sea casi imposible su aplicación.
Teoremas,
definiciones,
demostraciones,
etc.
54. Los teoremas, definiciones, demostraciones, etc., se pueden disponer en
una gran variedad de formas, pero generalmente comienzan con un titulillo
en cursiva, negrita o versalitas. El cuerpo en teoremas, definiciones, corolarios,
lemas, proposiciones y similares suele ir en cursiva, mientras que en demos-
traciones, ejemplos, observaciones y similares suele ir en redonda. Cuando el
cuerpo va en redonda es frecuente ver algún símbolo como B, ¯ o ¬ para
marcar el final.
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 19
Cuadro 5
Fuente Symbol
psyr 0
´0 ´1 ´2 ´3 ´4 ´5 ´6 ´7
´00x 0 1 2 3 4 5 6 7
˝0x
´01x 8 9 10 11 12 13 14 15
´02x 16 17 18 19 20 21 22 23
˝1x
´03x 24 25 26 27 28 29 30 31
´04x 32 ! 33 ∀ 34 # 35 ∃ 36 % 37 & 38 ∋ 39
˝2x
´05x ( 40 ) 41 ∗ 42 + 43 , 44 − 45 . 46 / 47
´06x 0 48 1 49 2 50 3 51 4 52 5 53 6 54 7 55
˝3x
´07x 8 56 9 57 : 58 ; 59 < 60 · 61 > 62 ? 63
´10x ≅ 64 Α 65 Β 66 Χ 67 ∆ 68 Ε 69 Φ 70 Γ 71
˝4x
´11x Η 72 Ι 73 ϑ 74 Κ 75 Λ 76 Μ 77 Ν 78 Ο 79
´12x Π 80 Θ 81 Ρ 82 Σ 83 Τ 84 Υ 85 ς 86 Ω 87
˝5x
´13x Ξ 88 Ψ 89 Ζ 90 [ 91 ∴ 92 ] 93 ⊥ 94 ¸ 95
´14x 96 α 97 β 98 χ 99 δ 100 ε 101 φ 102 γ 103
˝6x
´15x η 104 ι 105 ϕ 106 κ 107 λ 108 µ 109 ν 110 ο 111
´16x π 112 θ 113 ρ 114 σ 115 τ 116 υ 117 ϖ 118 ω 119
˝7x
´17x ξ 120 ψ 121 ζ 122 { 123 ¦ 124 } 125 ∼ 126 127
´20x 128 129 130 131 132 133 134 135
˝8x
´21x 136 137 138 139 140 141 142 143
´22x 144 145 146 147 148 149 150 151
˝9x
´23x 152 153 154 155 156 157 158 159
´24x 160 ϒ 161 ′ 162 ≤ 163 ⁄ 164 ∞ 165 ƒ 166 ♣ 167
˝Ax
´25x ♦ 168 ♥ 169 ♠ 170 ↔ 171 ← 172 ↑ 173 → 174 ↓ 175
´26x ° 176 t 177 ″ 178 ≥ 179 × 180 ∝ 181 ∂ 182 • 183
˝Bx
´27x ÷ 184 ≠ 185 ≡ 186 ≈ 187 … 188 | 189 ÷ 190 ↵ 191
´30x ℵ 192 ℑ 193 ℜ 194 ℘ 195 ⊗ 196 ⊕ 197 ∅ 198 ∩ 199
˝Cx
´31x ∪ 200 ⊃ 201 ⊇ 202 ⊄ 203 ⊂ 204 ⊆ 205 ∈ 206 ∉ 207
´32x ∠ 208 ∇ 209 ® 210 © 211 ™ 212 ∏ 213 √ 214 ⋅ 215
˝Dx
´33x ¬ 216 ∧ 217 ∨ 218 ⇔ 219 ⇐ 220 ⇑ 221 ⇒ 222 ⇓ 223
´34x ◊ 224 〈 225 © 226 © 227 ™ 228 ∑ 229 ¸ 230 231
˝Ex
´35x ¸ 232 233 234 ¸ 235 ¹ 236 ' 237 ¹ 238 ¹ 239
´36x 240 〉 241 ∫ 242 ⌠ 243 ( 244 ⌡ 245 _ 246 247
˝Fx
´37x , 248 1 249 1 250 ] 251 ¹ 252 ; 253 ) 254 255
˝8 ˝9 ˝A ˝B ˝C ˝D ˝E ˝F
1
Fuente Symbol 55. Si por alguna razón no se estuviera usando un editor de fórmulas (como
el que incluye Word) o un sistema especializado en textos matemáticos (co-
mo T
E
X), hay que tener presente que la mayoría de las computadoras incluyen
una fuente llamada Symbol con símbolos matemáticos diversos y letras grie-
gas. Por uniformidad, es conviente sacar de esta fuente todos los símbolos que
tenga disponibles, incluyendo el menos −, el más + y el igual =. En todo ca-
so, para el trabajo profesional de composición hay que recurrir a un editor de
fórmulas completo, con sus respectivas fuentes matemáticas, o a T
E
X (este do-
cumento ha sido preparado precisamente con T
E
X, usando la fuente Palatino y
los símbolos matemáticos para ella incluidos en el sistema). El cuadro 5 muen-
tra la fuente Symbol; es imposible dar aquí la lista de los miles de símbolos
disponibles en T
E
X, pero el lector interesado puede acudir a
ftp://cam.ctan.org/tex-archive/info/symbols/comprehensive.zip
También Unicode puede ser una fuente de información:
http://www.unicode.org/charts/symbols.html
c 2005-2007 Javier Bezos Ortoti pogr afí a y notaci ones matemáti cas 20
Agradecimientos 56. Alejandro Castelli, David Yllanes. Especial agradecimiento a Juan Luis Va-
rona, que encontró algunos errores de bulto en la versión 0.6, ya corregidos.
Contacto 57. Para errores, comentarios y sugerencias, puede ponerse en contacto con-
migo a través de:
http://www.tex-tipografia.com/contact.php
La última versión de este documento está disponible en:
http://www.tex-tipografia.com/typo.html
Bibliografía 58. Las descripciones de este documento se han basado en el estudio directo
de obras de mátemáticas y de física de 1891 en adelante, principalmente in-
glesas y españolas, y en situaciones que se han presentado en la práctica de
la composición de textos matemáticos. Además, son referencias importantes
sobre notaciones y tipografía matemáticas:
Caj ori, Florian, A history of mathematical notations, New York, Dover, 1993.
(Reimpresión de la edición de 1928-1929.)
The Chicago Manual of Style, Chicago, University of Chicago Press, 14th ed.,
1993, cap. 13, «Mathematics in type». (Esta edición es en general más útil para
matemáticas que la 15.
a
)
Knuth, Donald E., The T
E
Xbook, Reading, Addison-Wesley, 1986.
Lexique des règles typographyques, s. l., Imprimerie National, 2002, «mathéma-
tiques et de la physique (composition des)», p. 107-116.
Mi ttelbach, Frank, Goossens, Michel, The L
A
T
E
XCompanion, 2nd ed., Reading,
Addison-Wesley, 2004, cap. 8, «Higher mathematics».
Mor ato, Juan José, Guía práctica del compositor tipográfico, Madrid, Hernan-
do, 2.
a
ed., 1908 (1.
a
ed., 1900, 3.
a
ed., 1933), sec. «Composición de álgebra»,
págs. 52-63. (La sección está tomada de Notions de Typographie, de M. Desor-
mes.)
Satz- und Korrecturanweisungen, 5. neu bearb. Aufl., Mannheim, Dudenver-
lag, 1986, sec. 2.4, «Der Formelsatz» y cap. 6, «Die Sondernzeichen» (Duden
Taschenbücher, 5).
Swanson, Ellen, Mathematics into Type, Providente, American Mathematical
Society, 1999.
Wolf e, Hugh C., «Símbolos, unidades y nomenclatura», en Lerner, Rita G.,
Tri gg, George L. (dirs.), Enciclopedia de Física, Madrid, Alianza, 1987, t. 2,
p. 1423-1451.
Licencia 59. Este documento se puede distribuir e imprimir libre y gratuitamente tanto
en formato electrónico como impreso, pero su contenido está bajo copyright del
autor y no se puede copiar, ni reproducir en otras obras sin autorización previa
del autor, salvo en caso de cita tal y como prevé la legislación española.
c _2005-2008. Javier Bezos.

c 2005-2007 Javier Bezos

O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s

2

Blancos

3. Los espacios en las fórmulas tienen como objetivo aumentar la claridad y legibilidad, pero por sí mismos y salvo casos excepcionales no tienen significado alguno. De esta forma, sen πx significa lo mismo que senπ x; simplemente, la segunda está incorrectamente escrita. En este caso, si se quisiera agrupar los símbolos de otra forma, se podría escribir (sen π ) x o, mejor aún, x sen π. 4. Cuando se especifica un símbolo tras su nombre, no se añaden comas:
Cuando se aplica un campo magnético H, los electrones con momento magnético β paralelo al campo disminuyen su energía en βH.

Comas

Uniformidad

5. El importante concepto de uniformidad tipográfica también se aplica a las notaciones. Cuando tenemos varias opciones hay que seguir una de ellas y no cambiarla sin necesidad. Por ejemplo, hay que evitar escribir en unos casos √ k/ y en otros (k/ )1/2 , a menos que haya una razón para ello. 6. Hay que distinguir claramente entre las fórmulas compuestas en el propio texto y las aisladas (es decir, puestas aparte y con blancos antes y después), ya que los criterios seguidos en uno u otro caso pueden ser distintos. La diferencia suele estar en el tamaño de ciertos símbolos (sumatorios, integrales), la colocación de índices (a la derecha o debajo), el tamaño de las fracciones y ciertos detalles microtipográficos como la posición exacta de índices, el tamaño de radicales, etc. Sistemas como TEX ajustan automáticamente muchos de estos detalles, pero si se usan editores gráficos hay que hacer ajustes a mano o dejar las fórmulas sin ajustar (y por tanto con una estética tipográfica mediocre). 7. Las fórmulas aisladas suelen ir centradas, pero en ocasiones se ven alineadas por la izquierda con una sangría de uno o dos cuadratines.3 Ambas opciones son posibles y correctas. Cuando la fórmula no cierra el párrafo, la línea que sigue debe ir siempre sin sangrar, pues la sangría marca el comienzo de un nuevo párrafo:
Hay entonces un movimiento x = x ( t ), en K con el que se corresponde. y = y ( t ), z = z(t)

Fórmulas en línea y fórmulas aisladas

Disposición de fórmulas aisladas

Una fórmula aislada puede ir al final de una página, pero no debería separarse del texto que le antecede: si la fórmula quedara al comienzo de página, habría que pasar una línea de la página anterior. Es un raro caso donde una línea viuda es admisible y necesaria. En cualquier caso, la fórmula en sí no puede dividirse entre dos páginas.

Numeración de fórmulas aisladas

8. Todas las fórmulas aisladas deben numerarse, o al menos la mayoría. A su vez, todas las fórmulas numeradas deben disponerse aisladas. Algunos manuales recomiendan numerar sólo aquellas que tienen remisiones desde el texto, pero con ello se priva a otras obras o a los profesores a referirse a fórmulas concretas cuando haga falta. El número se suele encerrar entre paréntesis y va alineado a la izquierda o a la derecha sin ninguna sangría; aunque lo más
3 Un cuadratín (en inglés, em space) es un espacio cuyo ancho es el del tamaño de la letra; así, si la letra es de 11 pt. un cuadratín es un espacio de 11 pt.

Texto entre fórmulas 11. Una fórmula numerada a la derecha: x = y. si r − j es impar. En tal caso. de donde dt = 1 ds = c c 1− c2 dt2 − dx2 − dy2 − dz2 . . − b = m3 .1). y otra numerada a la izquierda: (1. como en éste. en cuyo caso además se añaden dos cuadratines: Fn = Fn−1 + Fn−2 . Texto en fórmulas 10.. algunos autores lo prefieren a la izquierda. Puntuación 9. En las remisiones desde el texto se conservan los paréntesis: (1. x=y x =y x+x = y+y por hipótesis. Si se omite la coma. c2 dt2 o también dt = dt En algunos casos. por definición. y no Fn = Fn−1 + Fn−2 n ≥ 2 La importancia de puntuar puede verse en: a = n2 . No es raro que una fórmula pueda contener algo de texto.. dx2 + dy2 + dz2 . −b se podría interpretar como continuación de la primera línea. hay que cuidar que ese texto se trate como tal y no como parte de la fórmula: tipo de letra. Las fórmulas deben llevar la puntuación que les corresponda: Pr− j = 0 r! (−1) (r − j)/2 si r − j es par. por el axioma 1.1) x = y. Otro ejemplo es cuando se da una condición. (1.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 3 habitual es a la derecha. espaciado. n ≥ 2.1) La puntuación es independiente de la numeración. Una serie de fórmulas estrechamente relacionadas con un breve texto entre ellas puede componerse normalmente o puede colocarse el texto a la izquierda de la fórmula (en el supuesto de que la numeración no vaya a la izquierda): Partiendo del intervalo: ds2 = c2 dt2 − dx2 − dy2 − dz2 = c2 dt 2 . también puede ser recomendable alinear las fórmulas.

Para solucionar el problema se han propuesto varias soluciones. excepto los delimitadores. V). por lo que se conserva incluso si el texto está en cursiva. de las cuales tal vez la más aceptada sea la de hacer la llamada antes de la fórmula: Es evidente que la relación es 1 P = − f xx = − f yy = − f zz . por ejemplo. etc. en las mayúsculas griegas. incluso si es un símbolo de una letra. los símbolos de varias letras se escriben con letra redonda y siempre se espacian de los símbolos que le rodean. tampoco se combinan letras negritas. De igual modo. Así. en ocasiones. En cambio. por el contrario. es decir. La cursiva matemática no tiene función de énfasis. ya sean con asteriscos o con números voladitos. los partículas subatómicas y los elementos (mp para la masa del protón) y. además de la cursiva y la redonda.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 4 Llamadas a nota 12. sin los pequeños adornos en los extremos de los trazos. para crear diferentes símbolos basados en una misma letra: Caligráficas (mayúsculas): Estilos de letras ABCDE F GHIJ KLMN OP QRST U V W X Y Z Góticas (normalmente mayúsculas): ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ abcdefghijklmnopqrstuvwxyz Negritas (verticales y cursivas): ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ abcdefghijklmnopqrstuvwxyz ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ abcdefghijklmnopqrstuvwxyz Huecas (mayúsculas): ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ Paloseco (y variantes):4 ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ Se llama letra paloseco a la letra sin remates. por uniformidad (E{ x } para la esperanza. lnx equivale a tres símbolos multiplicados (l · n · x). aunque la tendencia actual es que las minúsculas griegas sean en cursiva. pueden causar confusión cuando están pegadas a las fórmulas. por lo que los vectores suelen ser letras verticales y no cursivas. Var{ x } para la varianza. Las llamadas a nota. la redonda tiene usos específicos. Las letras griegas no se combinan y por tanto no es raro verlas compuestas de redondo. En algunas áreas. 14. los parámetros en probabilidad y estadística. Cursiva y redonda 13. 4 . no se usa la cursiva. Los símbolos de una sola letra se escriben con cursiva y no se espacian de otros símbolos de una letra. Tampoco la redonda debe pasarse a cursiva. (aunque conviene tener presente que la norma ISO 3534-1 las escribe con una letra y de cursiva: E. El estilo de las letras en matemáticas es significativo y se usan distintas variantes. mientras que ln x equivale a dos símbolos: el logaritmo neperiano de x.

proporcionalidad. b. función exponencial (e f ( x) ) y otras funciones. las letras x. equivalencia. m. . Así: 2πnxe x sen x y no πn sen x x2e x Números complejos Orden de los factores En ocasiones puede ser conveniente cambiar el orden por alguna razón. n. Normalmente se leen con el significado que se le da en un cierto contexto. b) y r/θ sólo pueden aparecer con los dos valores: i = (0. ∗ para la multiplicación). Tanto i como eiθ y cis θ son números complejos por sí mismos. parámetros enteros. ya que en matemáticas pueden reducir la legibilidad. 16. o bien pueden indicar de forma sistemática que se trata de un cierto tipo de entidad matemática (negritas para los vectores. cis α cis β = cis(α + β). y y z representan variables o incógnitas. mientras que un símbolo puede tener multitud de significados (∼ puede indicar similitud. y a. 1). 4 19. diferencia absoluta. góticas para cuerpos. Números mixtos 18. E para el campo eléctrico. b). huecas para los conjuntos en sistemas de números. Nombres de símbolos 15. etc. incógnitas. 17. d. k. También se pueden agrupar los factores de forma que se muestre su lógica. 2πni para indicar una periodicidad. h. ×. por ejemplo. constantes como π o i. se escriben siempre de redondo. eiπ = 1/π .). negación y mucho más).75. Aunque en textos generales puede ser admisible. 2 3 3 para 3. 20. Los factores por lo general siguen este orden: coeficientes numéricos. Por lo general. en cuyo caso se separan con un signo explícito de multiplicar: aeiα · 2π cos α. Otra notación con módulo y argumento es rθ . o con el módulo y el argumento como reiθ . pero en general un mismo significado puede corresponder a varios símbolos (·. mientras que ( a. coeficientes simbólicos.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s abcdefghijklmnopqrstuvwxyz ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ abcdefghijklmnopqrstuvwxyz ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ abcdefghijklmnopqrstuvwxyz ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ abcdefghijklmnopqrstuvwxyz 5 Estas variantes pueden aparecer de forma ocasional para dar varios significados distintos a una letra (por ejemplo. ya sean arábigas o romanas. en matemáticas hay que evitar los llamados en ocasiones números mixtos. Las cifras en las fórmulas. j. caligráficas para categorías. c. f . etc. E para el campo eléctrico externo y E para la energía). Pueden darse por sus dos coordenadas como a + ib o ( a. paloseco para tensores. como por ejemplo 7 1 para 7. i.5. funciones. l. g. r cis θ o r/θ . constantes. Pocos símbolos matemáticos tienen nombre. 12x3 + 3x2 − 5x + 9 = 86 σI = −σII Usos específicos de letras Cifras Hay que evitar el empleo de los números elzevirianos (0123456789).

como sí ha ocurrido en la anglosajona. como se puede comprobar en la conocida ecuación de la dinámica F = ma 22. La forma exacta que debe usarse cuando se combinan delimitadores varía según la rama de las matemáticas. mientras que en 2 las funciones se prefieren los paréntesis. En álgebra no es raro seguir el siguiente esquema: {[()]}. Combinaciones de delimitadores 23. este filete no se ha reemplazado por los paréntesis. No siempre es así. como en f ( x ). en ocasiones se pueden añadir delimitadores matemáticamente superfluos para destacar una parte de la fórmula que forma un bloque lógico. si se trata de un operador no es raro ver llaves sistemáticamente para los argumentos (exp{− 1 x2 }). si se aplica el esquema dicho: ( x − 1)2 x2 y no ( x − 1)2 x2 . por ejemplo. Es decir. Sin embargo.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 6 Orden de los miembros 21. Sin embargo. Se escriben siempre de redondo y sin espacio tras el de abrir ni ante el de cerrar: r (cos ψ + sen ψ) y no r( cos ψ + sen ψ ) Delimitadores Cuando sea posible. el hecho de que el numerador o el denominador contengan ya delimitadores no ha de tenerse en cuenta. por lo que no se debe combinar con paréntesis. √ k/m y no (k/m) ni tampoco √ (k/m). sobre todo para referirnos a ella desde el texto. cuando hay que delimitar una fracción. pero en ocasiones el uso de uno u otro delimitador tiene significado matemático. el filete superior de los radicales sirve como delimitador (es un vestigio de una notación hoy arcaica). se debe construir la fórmula de forma que se reduzca el número de delimitadores: a b/c a+1 b x ln x sen2 θ ∞ 0 y no c+1 d y no y no a/(b/c) y no (( a + 1)/b)/(c + 1)/d)) (ln x ) x (sen θ )2 √ Ciertos símbolos como |. y también sirven para agrupar y no deben complementarse con delimitadores si no es necesario: n −1 n→∞ t − ib iat e dt = e ab E1 ( ab) t2 + b2 l´m ı i =0 ∏ J ( xi ) 1/n n −1 y no y no n→∞ l´m ı i =0 ∏ J ( xi ) 1/n log | x + 1| log(| x + 1|) El particular. En la tipografía hispana. Es frecuente que los miembros de una fórmulas sigan un orden que se puede describir como efecto = causa .

lo mismo vale para otros símbolos como los mostrados en el cuadro 1: . deben ajustarse a ese tamaño: ( x + 1) x x−1 y no ( x + 1)( x ) x−1 ni x+1 x x−1 Con operadores grandes. ∧. pero a/b. aunque también se dan a menudo los siguientes casos: a) Si en el contenido de los delimitadores hay símbolos grandes como integrales. se escriben de redondo y con un espacio fino antes y después. Los delimitadores deben ser normalmente del mismo tamaño que la letra. sino que deben ser algo menores. x ∈ A(n) x ∈ B( x ) x + q( x ) x − q( x ) y no y no x ∈ A(n)| x ∈ B( x ) x + q( x ) / x − q( x ) Intervalos 25. Se llaman operadores binarios a los signos como +. normalmente. b]: [ a. salvo con la barra de división: a + b. b] La elección entre un sistema y otro suele ser por preferencias personales. su espaciado varía según se trate de uno u otro. b] = [ a. Operadores 26. Los intervalos semiabiertos son: [ a. Tampoco hay espacios cuando van en índices: x a+b . ∪ que indican una operación entre dos magnitudes (véase el cuadro 4 en la página 12). ∞) ∩ (−∞. según el contexto. b].. ∆ o y las abreviaciones como sen. etc. lím o sgn que indican una operación sobre la magnitud que le sigue. Un caso especial es el signo menos (−) que puede funcionar como binario y unario. similar a otra de Peano: a. se espacian antes y después si se trata de abreviaciones.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 7 Tamaño de los delimitadores 24. Hay dos notaciones para los intervalos: una en la que un intervalo abierto se marca con corchetes hacia el exterior de los límites y otra que prefiere los paréntesis: ] a. b] o bien [ a. y sólo antes si se trata de signos. En ambos sistemas un intervalo cerrado se indica con corchetes en su posición habitual: [ a. a − b. c) Ciertos símbolos deben adaptarse al tamaño de los delimitadores que los circundan. Se llaman operadores unarios los signos como d. Lo mismo se puede decir de exponentes y subíndices en general: 1 n n =1 ∑ ∞ y no 1 n n =1 ∑ ∞ ( x − 1)(y2 + 3)(z + 2) y no ( x − 1) y2 + 3 ( z + 2) b) Si fuera necesario combinar delimitadores iguales. b es un intervalo abierto por la izquierda y cerrado por la derecha. ∞[ ∩ ]−∞. se debe ir incrementando ligeramente su tamaño según sean más exteriores | a| − |b| x − q( x ) () . fracciones. b] = [ a. b[ o [ a. Una notación alternativa es la de William Feller. b). ×. b[ y ( a. b) y ] a. sumatorios. b] o ( a. a · b. los delimitadores no deben abarcar los posibles límites.

exp. ni vmax ). sn o sen am * (seno amplitud). lím sup. cos. tanh o tgh o th *. arccos. cot o ctg *. Los mismos criterios se suelen seguir para abreviar palabras que no son ni funciones ni operadores (vm´ x y no vm´ x. aunque en aritmética elemental sigue siendo frecuente.. arsenh. etc. pero tal práctica ha caído en desuso. (aunque ha sido tradición separar arc de la función trigonométrica. lím. cosec. etc. se deja un espacio fino si le sigue una letra. m.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 8 C u a d ro 1 Símbolos que pueden funcionar como unarios < y = −x − 1 a cos α − ib sen α V > ≤ ≥ ∼ ≈ + − ± ∗ pero pero y = −1 − x −2i sen α e−ik·r 2 ψ ( r ) d3 r y no y no y no xRy (donde R es una relación algebraica) ydx − xdy dxdy = rdrdθ xRy y dx − x dy dx dy = r dr dθ . la tradición ha sigo escribir arg y un espacio para las funciones inversas. un número o un delimitador de abrir: n! (n + 1)! a! b! y no y no a!b! n!(n + 1)! Abreviaciones 27. (al igual que con arc. Debe preferirse el punto centrado · al aspa × en la multiplicación para evitar confusiones con la x. Es posible encontrar multitud de variaciones. lg. cuyo símbolo va tras la cantidad a la que se aplica. mín. . Entre ellas tenemos (se marca con asterisco la forma tradicional española): sen (nunca sin). en algunos casos las letras de la abreviación son convencionales o están tomadas de otra lengua. actualmente se tiende a unirla). máx.. Se forman de modo similar a las abreviaturas normales pero sin puntos ni espacios. ínf (ínfimo). si (seno integral).c. tan o tg *. sec. pero cuando vienen del español no hay razón para suprimir los acentos (salvo si la formación es siglar). a a Hay que señalar que antiguamente sí se añadía punto abreviativo (por ejemplo. etc. sup (supremo)..m.. Otro caso especial es el factorial. sin espacios). etc. log. sin la g ni el espacio). cosh o ch *. arcsen. como Sh y Ch en lugar de sh y ch. mcd (máximo común divisor). Operadores de multiplicación 28. el aspa debe reservarse para dimensiones (como en «matriz de 3 × 2»). ya que más que ayudar puede inducir a confusión. arctan o arctg *. Ciertas funciones y operadores (principalmente unarios) carecen de símbolos propios y en su lugar se emplean abreviaciones. mcm (mínimo común múltiplo).. pero actualmente se prefiere ar. senh o sh *. lím inf. el nivel es >5 mm en la zona estudiada.

El signo ÷ con el significado de división es característico del inglés. Las constantes físicas. ab−1 c. la división en una fórmula aislada se indica con un filete horizontal.6.6 Suma o resta 30. en la sección 5. ¯ Entre ellos están las pautas del SI sobre la escritura de expresiones. aunque no la impone.3.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 9 el producto cartesiano y otros productos especiales como el vectorial. Cuando estos símbolos aparecen. el orden de las operaciones se marca con delimitadores o con exponentes negativos: ( a/b)/c. se emplea ±. para que preceda a los símbolos (véase la sección 20): R= 1 1 8 M − 16 L 1 2 mejor que l 2 − 4γ2 R = M/8 − L/16 ζ = ln(l/4) + l 2 − 4γ2 /2 ζ = ln 1 l + 4 mejor que Constantes 32. Algunos manuales de estilo recomiendan el aspa para multiplicar números. Para multiplicar dos fracciones con filete horizontal basta con dejar un espacio fino entre ellas: E= 1 Q 4πε 0 r2 Hay que recordar que la división no es asociativa. ya que en esa posición un punto puede confundirse con la marca de decimales. etc. 5 . h).602 × 10−19 En informática es frecuente usar la notación de Leibniz con ∗. Operadores de división 29. donde tradicionalmente ha indicado una progresión aritmética. que la recomienda. e. Por regla general. a(bc)−1 . entonces se puede tomar la fórmula (o sistema de fórmulas) bien con los signos superiores bien con los inferiores: ± x = −( x ). Los dos puntos para la división (a : b) son correctos pero han caído en desuso y es mejor evitarlos. por lo que no deben usarse tres barras seguidas (como a/b/c). ± 31.602 · 10−19 y no 1. pero en español no hay razón para introducir una excepción como ésta y romper la norma sin necesidad: 1. el origen de esta norma es anglosajón. aunque actualmente hay cierta tendencia a escribirlas de redondo: e x o bien ex .5 ya que en este contexto no cabe la confusión con la x. Las constantes matemáticas e e i (o su variante j) siguen las pautas generales. se escriben con cursiva (c. por lo que debe considerarse incorrecto en español. Si sólo hay uno. a + ib o bien a + ib. Las fracciones numéricas sencillas (como proporcional al contexto: φz = 1 2 ∂η ∂ξ − ∂x ∂y 1 2 Fracciones numéricas o 3 ) deben tener un tamaño 8 = 1γ 2 Ésta es la forma apropiada para indicar un factor fraccionario. a/(b/c). mientras que en una fórmula en línea se indica con una barra /. un uso que ha perdurado hasta el primer tercio del siglo XX. Los símbolos ± y permiten agrupar dos fórmulas en una. χ∗ = χ . cuyo valor se determina experimentalmente o está fijado. 6 En el norte de Europa ÷ era otro símbolo para la resta.

Índices 35. l. k. Algunos símbolos tienen un espaciado que depende del significado. Sólo en casos excepcionales se aplican al simbolo central y los índices. aunque también es posible que vayan sobre y bajo la integral: x2 0 x2 o bien 0 b) En sumatorios. Las adiciones de acentos a otro símbolo se harán al símbolo central. d. c) En límites. x →0 l´m ı 1 x pero en línea también l´mx→0 1/x ı . al igual que mayúsculas como L y letras griegas como φ o ψ) los acentos deben alinearse con relación al asta ˆ ˆ ˆ ˆ vertical: d y no d. se puede seguir alternativas como ( ABCDEF ) . encima y debajo si es en una fórmula aislada y a la izquierda si es en el texto: n =0 ∑ ∞ pero en línea ∑∞ 0 n= El cuadro 2 muestra otros símbolos con idéntica disposición a los sumarios. Un acento puede afectar a un bloque de símbolos. Su posición con relación al símbolo es una cuestión de notación matemática. h. en tal caso. pero he aquí algunos casos frecuentes: a) Con integrales. aunque si el acento es un punto se deja: ˙ i. f. como AB. como x2 para la media de cuadrados. En las letras con ascendentes (b.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 10 C u a d ro 2 Operadores «grandes» ∑ ∏ Símbolos con diferentes espaciados 33. Los casos más importantes son: a|b («divide a») f : A → B (función) 1. siempre a la derecha del símbolo. 2) (separador) Acentos 34. por lo que además se introduciría una incoherencia en la notación. pero suele haber límites en la extensión que puede adoptar el acento. t. ¯ ¯ z0 z1 y no z0 z1 Nótese que en la mayoría de los acentos es imposible cubrir el símbolo cen˙ tral y los subíndices (x1 ).2 (decimales) pero pero pero { x | x > 5} (una notación para «tal que») { x : x > 5} (otra notación para «tal que») (1. deben ir adjuntos directamente al símbolo al que afectan. ψ y no ψ. Al igual que los acentos. dado que es imposible que los afecte de otra forma. debajo. aunque en el texto también puede ir a la izquierda. En las letras i y j se suprime el punto con los ˆ ˆ acentos: ı y .

no es raro que se añadan puntos en los huecos: Rijkl mn . ψ23 = ψ32 . en los índices de índices suele ser el 50 %. El contexto dirá si puede ser necesario añadir comas para evitar confusiones. Para ello. 39. también es muy frecuente dividir antes. Los subíndices rara vez contienen expresiones. sino que tan sólo matizan el significado del símbolo principal. Función de los índices 37.i . conviene tener en cuenta las siguientes reglas: a) Se debe dividir preferentemente por relaciones (a veces llamadas verbos) como = o < en lugar de por operadores (a veces llamados conjunciones) como + o ∩ (véanse los cuadros 3 y 4). lo que descuadraría la fórmula: 1 x2 + 1 x x2 − 1 y no 1 x2 + 1 x x2 − 1 √ Idéntica regla se aplica a los radicales: x2 y no x2 . por lo que en este caso se colocarán de forma que se vea claramente cómo se relacionan. a su vez. Nunca debe dividirse entre un operador unario y la expresión a la que afecta. para ello. (En caso de que caiga entre delimitadores. Cuando una fórmula es demasiado larga puede ser necesario dividirla. Los subíndices también pueder consistir en texto. Salvo en notaciones especializadas.) Tamaño de los índices División de fórmulas . mientras que las aisladas se dividen antes del símbolo. los superíndices funcionan como exponentes de una potencia y por tanto son en sí mismos expresiones matemáticas. el tamaño de los índices es el 70 % con relación a la letra del texto. el orden de los índices es fundamental. b) Debe evitarse la división dentro de un par de delimitadores a menos que sea realmente necesario. se pueden yuxtaponer sin que haya una multiplicación implícita o se forme un número de varias cifras: δij .c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 11 En tensores. hay que usar delimitadores: v2 ax m´ o bien (vm´ x )2 a pero no vm´ x 2 a Posición de los índices 36. a menos que ese símbolo caiga dentro de un par de delimitatores. puede hacer falta bajarlos ligeramente para que el símbolo principal no se desplace demasiado hacia abajo. Al colocar los índices. Si se quiere poner de relieve ·· · un orden en los índices. en cuyo caso se también divide después. c) Las fórmulas en línea se dividen después del símbolo (relación u operador binario). estos símbolos van al principio y no es necesario separarlos con delimitadores: a 2 y no ( a )2 ni a2 . como en δi−1. 38. como en análisis tensorial. como Efuera del conductor . apenas se añaden a los superíndices otros símbolos que la prima o el asterisco. Por lo general. Por ello. hay que procurar ajustarse a la forma y al tamaño del símbolo al que van unidos: 2 f 0 + Γ2 + ∆2 mejor que y no f 2 + Γ2 + ∆2 0 ( x a )b (xa ) b Cuando hay superíndices en los denominadores. si se combinan con un exponente. Por lo general. En algunas editoriales se prefieren algo más pequeños (60 % y 40 %).

Cuando el primer miembro es largo.ε ( x. y se sigue con el resto de forma que la línea más larga quede . = ≈ ∝ | ⊥ ∼ ≈ ∴ ∝ C u a d ro 4 Símbolos que suelen funcionar como operadores binarios + × ∨ − \ ∧ ⊗ • ± ∪ ⊕ · ∩ ∗ ◦ d) Si el mejor sitio es en una multiplicación implícita. e) El espacio que normalmente tendría el símbolo por donde se divide —antes o después.y tε 0 L x. se coloca en la primera línea marginado por la izquierda. según se trate— hay que conservarlo.y ϕ (εs) ϕ( x ) ds .c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 12 C u a d ro 3 Símbolos que suelen funcionar como relaciones < ⊆ : > ⊇ ∈ / = ∼ ∼ = |= = ≤ ≥ ≡ ⊂ ∈ ⊃ . se alinea por las relaciones donde se hace la división.y L x.yx (s) ϕ( x ) ds − E x. se añadirá algo de sangría como también se añadirá si se divide dentro de un par de delimitadores: f h.y ϕ (εu) ϕ( x ) du =h +h L x.z ϕ( x )ρ x (dz) 1 Ey tε 1 Ey tε tε 0 tε 0 L x. En fórmulas aisladas.yx (s) ϕ( x ) ds − tε L x. hay que añadir el símbolo de multiplicación. y) = εE x. lo que incluye el caso particular de − cuando no funciona como operador binario. si hicieran falta más divisiones por operadores.z ϕ( x )ρ x (dz) + tε 0 L x.

Matrices 41. Así. sin embargo. x2 − 1 y= · (3x3 + 7x2 − 2x + 2) . La diversidad del contenido de las matrices es tal que no se puede dar reglas exhaustivas para su formato. División de fracciones largas 40. que no se consideran en la alineación: √  √  −1/ 2 0 1/ 2    0 1 0  √ √ 1/ 2 0 −1/ 2 En general. se divide el numerador o el denominador. Nótese que la ausencia de puntuación al final de cada línea permite saber que se continúa. x2 − 1 pero no: (4x3 + 5x2 − x + 3) x2 − 1 3 + 7x2 − 2x + 2) (3x · . ha de tener el mismo sentido que si se escribe en una sola línea.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 13 marginada por la derecha (en ambos casos dejando uno o dos cuadratines): C [4π 2 (ν2 − ν2 ) cos(2πνt − α) − 2πνγ sen(2πνt − α)] = C [4π 2 (ν2 − ν2 ) cos α − 2πνγ sen α] cos 2πνt + C [4π 2 (ν2 − ν2 ) cos α − 2πνγ sen α] sen 2πνt = F0 cos 2πνt. o se reorganiza la fórmula teniendo en cuenta que ( ab)/c = a(b/c). debe buscarse alinear por el elemento más significativo de los componentes de las matrices: − sen φ sen 2φ sen 2φ − sen φ . x2 − 1 (4x3 + 5x2 − x + 3) o bien y= se puede dividir de estas dos formas: y = (4x + 5x − x + 3) 3 2 · (3x3 + 7x2 − 2x + 2) . El resultado ha de ser equivalente a la expresión original. En las matrices más o menos regulares se centran los datos excepto los signos menos. x2 − 1 puesto que. hay algunos autores que prefieren repetirlo. como en: C [4π 2 (ν2 − ν2 ) cos(2πνt − α) − 2πνγ sen(2πνt − α)] = = C [4π 2 (ν2 − ν2 ) cos α − 2πνγ sen α] cos 2πνt + + C [4π 2 (ν2 − ν2 ) cos α − 2πνγ sen α] sen 2πνt = = F0 cos 2πνt. es decir. según haga falta. de no caber lo siguiente: y= (4x3 + 5x2 − x + 3)(3x3 + 7x2 − 2x + 2) . Para dividir una fracción larga. ( ab)/c = ( a/c)(b/c). y a pesar de que puede llegar a resultar confuso. en general. Esto último también se aplica a fórmulas que se pueden dividir en justamente dos líneas. por lo que no es necesario repetir el símbolo antes y después de la división.

 . a2 . . Cuando se trata del símbolo del litro. Mientras que las letras pueden aludir a un origen geométrico o a órdenes de infinitésimos. . . Ciertos tipos de matrices pueden escribirse con una notación más compacta. Los sistemas de ecuaciones se alinean por las incógnitas y los operadores. sobre todo en índices (a menos que haya alguna razón por la que se quiera distinguir de l).. ya que este signo se puede confundir con la letra e. an ( a1 a2 .. − 4y + 2z = 8. tal precaución no sólo es innecesaria sino inconveniente. En particular:  diag{ a1 . Los tres símbolos que más se prestan a confusión son O mayúscula.. la velocidad inicial es v0 y no vo .. En un sistema de composición de fórmulas actual.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 14 Además de los paréntesis. − 5z = 2. el SI admite y recomienda la L mayúscula. Así. Los delimitadores | | están reservados para los determinantes. o minúscula y la cifra 0. 0  . Lo mismo se aplica para la media: x y no < x > La × de multiplicar no debe reemplazarse con x ni x: por ejemplo. . A continuación se da una lista de otros símbolos que se confunden a menudo: La notación de Dirac es α| β y no < α| β > ni < α/β >. dejando un blanco cuando no se incluye un cierto término: 10w + 3x + 3y 6w − 17x 11w = 1. ni la letra phi φ. Letra ele 43.. se usan como delimitadores para las matrices [ ] y . an } en lugar de a1 0 a2 . 45. 0  0   . La letra nu ν y la uve v son muy similares y hay que buscar una combinación de fuentes que permitan diferenciarlas. .. la cifra suele estar relacionada con valores iniciales y con el valor básico de entre varios de una magnitud. . 44. . an )t en lugar de Sistemas 42.  an 0   . que por ser con redonda se pueden confundir más fácilmente con el 1.. En la escritura mecanográfica de matemáticas se ha usado una caligráfica para que se distinguiera con claridad de la cifra 1. .. .. . y Letra O y cifra 0 Otros símbolos similares . . la notación 5× en óptica no debe ser 5x. . El conjunto vacío es ∅ y no 0. . ni la letra escandinava Ø. El símbolo de proporcionalidad ∝ no es la letra alpha α. Para expresar mucho mayor o menor que hay que emplear los signos propios y no duplicar > y < (es decir >> y <<) La pulsación (o frecuencia angular) es omega ω y no uve doble w. . . La pertenencia a conjuntos tiene su propio símbolo ∈ que no es épsilon (o ε). 0 a1 a   2   .

c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 15 La unión de conjuntos es ∪ y no U. es que la diferencial dx va en el numerador a menos que sacándola detrás se puedan ahorrar delimitadores.o ). En formas diferenciales. . los puntos son bajos: y1 . Diferencias y diferenciales 46. La prima es y no un apóstrofo ’: f y no f ”.. denominador unitario): ( x2 + x + 1) dx. . x2 + x + 1 x2 x2 + x dx.2. Las operaciones binarias que se repiten de forma continuada se puede abreviar con la ayuda de puntos centrados. si los puntos indican una continuación ilimitada. n =0 ∞ n =0 ∑ a n = a0 + a1 + · · · + a m m ∑ a n = a0 + a1 + · · · + a n + · · · x1 + x1 x2 + · · · + x1 x2 · · · x n Si hay un símbolo de operación ante los puntos. b) Numerador unitario: c) Otros casos: dx . +x+1 La regla general. . pero en física es muy frecuente que vayan delante: x2 dx o bien dx x2 Puntos de continuación 47. Con integrales. en este caso. La p de Weierstraß es el símbolo específico ℘ y no una p caligráfica.. debe repetirse tras ellos si hay más operandos: a0 + a1 + · · · + a m y no a0 + a1 + · · · a m Para continuar una enumeración. (Nota: en algunos manuales de estilo se llama incorrectamente menos a la semirraya. que puede servir como guía en otros casos. Algunos manuales de estilo aplican los puntos bajos al producto: x1 + x1 x2 + · · · + x1 x2 . . . yn . Las diferencias (∆) y las diferenciales (d. . La raya — y la semirraya – no deben reemplazar el signo menos −.3. y no la letra b ni la almohadilla (#). no se elimina la coma anterior (como sí se hace con los puntos suspensivos en un texto): ( xi )i=1. Al igual que ocurre con las constantes como i y e. que es del mismo ancho que +. en la actualidad hay cierta tendencia a escribir todas ellas de redondo. las notaciones v y v emplean los signos musicales de bemol ( ) y sostenido ( ). De igual modo hay que distinguir ∨ de V y ∧ de lambda Λ. las diferenciales van tras la expresión que se integra. x n . Estos son los modelos básicos para componer diferenciales con divisiones polinómicas: a) Sin denominador (es decir.. La inclusión de conjuntos es ⊂ y no la letra c ni la C.) Los grados se marcan con un pequeño círculo (40◦ ) y no con una o voladita como en los ordinales (40. δ) se tratan de igual modo que otros operadores. .

Como norma general.. . . . no hay necesidad ni razón para poner en negrita la abreviación. existe tendencia a imitar esta notación en lo impreso. .7 50. pero debe evitarse de igual modo que se evita el subrayado que en lo manuscrito equivale a la cursiva en lo impreso. . )..  . .. pero no debe reemplazarse por un topo como • porque se da demasiado énfasis al operador y se desequilibra visualmente la fórmula. . . sino que simplemente se yuxtaponen los vectores (ij. puesto que no es un vector. . El producto vectorial puede indicarse de estas dos formas: a × b o a ∧ b. . En todo caso..  amn o bien a1n   a21 a22 . el punto puede estar en negrita. . n ..  . . aunque también se emplea i ⊗ j). . . . . · y ∧). . . en algunos textos a ∧ b da una díada y a × b un seudovector. . es frecuente que los primeros vayan en minúscula y los segundos en mayúscula: Bij = i · B · j. amn En vertical (o con una línea de puntos como la anterior). La elección entre una y otra es sobre todo cuestión de preferencias personales. 7 Hay también casos especiales.. pero en la actualidad se considera preferible la segunda forma con ∧ para evitar confusiones de × con la x. El gradiente también tiene la alternativa d/dr.. . n (1) (1) Vectores 48. .. . pero con ello se disminuye el contraste y por tanto la legibilidad (no se deben formar símbolos de varias letras con negritas). (r ) (r ) 2an cos( ϕ0 − ϕn ) = F (r) ( a(r−1) . Cuando además de vectores se usan díadas. .c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 16 En matrices pueden indicar la omisión de filas y columnas: a 11 a12 a22 . . 49. . Hay dos escuelas claramente diferenciadas para la representación de los tres operadores diferenciales vectoriales básicos: los que optan por una abreviación del nombre del operador (grad para el gradiente.  11 a a12 . En lo manuscrito se suelen usar flechas sobre las letras (a). . am2 . también pueden continuar una serie de relaciones: a0 = 1.. am1 a1n  a2n   . . . . . n 2an cos( ϕ0 − ϕn ) = 0.. grad φ rot E = 0 o bien o bien φ Operaciones vectoriales Operadores diferenciales vectoriales ∧E = 0 2 o incluso ×E = 0 Para el laplaciano se usa bien ∆.. . aunque la primera se puede confundir con un incremento. El producto escalar se indica siempre con un punto centrado: a · b. . los vectores se componen con letra negrita y vertical: 1 a = 3b + 3 c. Por ejemplo. a2n    A=  . . bien . div para la divergencia y rot para el rotacional) y los que prefieren operaciones con el símbolo nabla ( . ϕ(r−1) . por ejemplo).  a21  A= . .  . El producto diádico no tiene ningún signo. .  . . Tampoco es infrecuente la negrita cursiva para los vectores (así lo recomiendan las normas DIN e ISO. am1 am2 .

Hasta este momento.8 por lo que se adopta la regla general de la multiplicación implícita si no hay un símbolo expreso. «Typesetting mathematics for science and technology according to ISO 31/XI». y las 5 y 8 (2007). vol. que se pueden operar con vectores. Las letras paloseco se reservan para objetos que no se deben confundir con símbolos matemáticos. c) La cursiva se reserva a las entidades que pueden tener diferentes valores (variables o constantes arbitarias). pero obsérvese que el signo :: es superfluo: b c a = = x y x o a : b : c = x : y : z.5 · 5 · 10) cm3 o bien V = 3. Esta norma se refiere a la escritura de signos matemáticos en ciencias físicas y tecnología. La unidad de medida se coloca sólo una vez al final para destacar que es un conjunto de varias longitudes sin un producto de unidades para formar un volumen: 3. cuyo valor se determina experimentalmente y por tanto puede variar con Como operación «ordinaria». 18 (1997).c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 17 Díadas frente a matrices 51. 9 8 .. con excepción de las paloseco cursivas para tensores de segundo rango. En matrices sólo existe un producto. Dimensiones geométricas 52. que a veces se aparta notablemente de la tradición. Las dimensiones de un objeto se indican con una serie de valores separados con ×. Es preciso distinguir claramente las operaciones entre díadas. Hay otros productos como el exterior. y matrices.5 cm · 5 cm · 10 cm Para las relaciones entre dimensiones (y en general) se puede usar los dos puntos (2 : 3 : 4 : 6). Eso incluye las constantes físicas. Esta norma se está revisando y en un futuro quedará reemplaza por la ISO/IEC 80000. pero no a : b : c :: x : y : z y Los diámetros se especifican con ∅ y los ángulos con ABC = 37◦ . A continuación se resumen los principios fundamentales:10 a) No se deben emplear letras paloseco en fórmulas.) Así: Con díadas: a · B · c ˜ pero con matrices: aBc Para las matrices se prefiere la letra paloseco (con o sin negrita). que no operan con vectores.5 × 5 × 10 cm y no 3. como en ∅d = 4. económicos. como la descripción de figuras.5 cm Norma ISO 31 53. de las 14 partes de la nueva norma ya se han publicado las 3 y 4 (2006). por ejemplo. (La confusión suele aparecer porque a veces se usan negritas para las matrices y porque se identifica un vector con la matriz formada con sus componentes. 10 Véase. b) Los números. en principio. es parcial y algunos puntos rara vez se ven aplicados. n. se escriben con letra vertical. arábigos o romanos. de Claudio Beccari. pero no es raro que las díadas también aparezcan con paloseco.o 1. a la escritura de fórmulas en textos matemáticos.5 cm × 5 cm × 10 cm Si se tratara de un producto y no de una serie de valores sería más adecuado lo siguiente (véase la sección 28): V = (3. TUGboat.9 No se aplica. Hay que señalar que el seguimiento de esta norma.. debido entre otros factores a que la física encuentra continuamente nuevas aplicaciones a conceptos matemáticos que ya tienen una notación establecida.

erf. NA es el número de Avogadro. demostraciones. i es la corriente instantánea). 3.1415. definiciones. √ i = −1 (en cambio. se escriben con letra vertical: dx. aunque sea el cero: 0. definiciones. h) El separador decimal es la coma: 3. 718 281. j (alternativa a i).. en su caso. lemas. se admite su supresión si la parte entera o la decimal sólo tienen cuatro cifras: 1200.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 18 mejores mediciones: e es la carga del electrón. Las funciones especiales como Ei. Las constantes que no tienen un valor definido. Si se emplean estos espacios finos.2.. o para marcar el final. se pueden disponer en una gran variedad de formas. por lo que el número pi debería escribirse vertical (π y no π). observaciones y similares suele ir en redonda. etc.2 y no −. ¯ etc. se escriben en cursiva: f ( x ) = ax + b. mientras que en demostraciones.p es la capacidad calorífica molar a presión constante. El estándar también establece los símbolos que hay que emplear para los conceptos y las operaciones. Esta norma se aplica también a las mayúsculas griegas: Ω para el ángulo sólido. El cuerpo en teoremas. se pueden separar los dígitos en grupos de tres con espacios finos: 2. h es la constante de Plank. definiciones. se tratan como operadores. etc. pero su argumento siempre va entre paréntesis. sino que es arbitrario. g) Los símbolos e índices que no representan cantidades físicas o variables matemáticas sino que su función es descriptiva se escriben con letra vertical: C es la capacidad calorífica. subíndices y superíndices. su copia y difusión están restringidas).564. e) La unidades se escriben con letra redonda y se separan de la cantidad por un espacio fino: 23 µm y no 23 µm. µr es la permeabilidad relativa. −0.. ejemplos. i) Antes y después de la coma. etc. d) Las constantes numéricas se escriben con letras verticales: e = 2..564 y no . pero buena parte de esa información es inaccesible (incluso si se paga por él. lo que hace que sea casi imposible su aplicación. 54. Cuando el cuerpo va en redonda es frecuente ver algún símbolo como . . por lo que es incorrecto EP o EP para la energía potencial (que debe ser U o Ep ). Lo mismo se aplica a las letras griegas.718 281 8. negrita o versalitas. aunque sean de una letra. Las variables físicas se representan con una única letra y.. proposiciones y similares suele ir en cursiva. Los teoremas. los parámetros adimensionales son una excepción: Ma es el número de Mach. Cm es la capacidad calorífica molar y Cm.142... etc. demostraciones. pero generalmente comienzan con un titulillo en cursiva. j) Antes de la coma decimal tiene que haber una cifra. f ) Los operadores. Re es el número de Reynolds. El argumento no tiene por qué encerrarse entre paréntesis si consiste sólo en uno o dos símbolos (2π cuenta como uno): sen ωt. Teoremas. corolarios.

Por uniformidad. el más + y el igual =. El cuadro 5 muentra la fuente Symbol. hay que tener presente que la mayoría de las computadoras incluyen una fuente llamada Symbol con símbolos matemáticos diversos y letras griegas. es imposible dar aquí la lista de los miles de símbolos disponibles en TEX. usando la fuente Palatino y los símbolos matemáticos para ella incluidos en el sistema).zip También Unicode puede ser una fuente de información: http://www. con sus respectivas fuentes matemáticas. o a TEX (este documento ha sido preparado precisamente con TEX. 4 < ∆ Λ Τ ∴ δ λ τ | 36 44 52 60 68 76 84 92 100 108 116 124 132 140 148 156 % − 5 = Ε Μ Υ ] ε µ υ } 37 45 53 61 69 77 85 93 101 109 117 125 133 141 149 157 & .html . incluyendo el menos −.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 19 psyr 0 ´0 ´ 00x ´ 01x ´ 02x ´ 03x ´ 04x ´ 05x ´ 06x ´ 07x ´ 10x ´ 11x ´ 12x ´ 13x ´ 14x ´ 15x ´ 16x ´ 17x ´ 20x ´ 21x ´ 22x ´ 23x ´ 24x ´ 25x ´ 26x ´ 27x ´ 30x ´ 31x ´ 32x ´ 33x ´ 34x ´ 35x ´ 36x ´ 37x 0 8 16 24 32 C u a d ro 5 Fuente Symbol ´1 1 9 17 25 ´2 2 10 18 26 ´ 3 3 11 19 27 ´4 4 12 20 28 ´5 5 13 21 29 ´ 6 6 14 22 30 ´ 7 7 15 23 31 ˝0x ˝1x ˝2x ˝3x ˝4x ˝5x ˝6x ˝7x ˝8x ˝9x ˝Ax ˝Bx ˝Cx ˝Dx ˝Ex ˝Fx ( 0 8 ≅ Η Π Ξ  η π ξ 40 48 56 64 72 80 88 96 104 112 120 128 136 144 152 160 ! ) 1 9 Α Ι Θ Ψ α ι θ ψ 33 41 49 57 65 73 81 89 97 105 113 121 129 137 145 153 ∀ ∗ 2 : Β ϑ Ρ Ζ β ϕ ρ ζ 34 42 50 58 66 74 82 90 98 106 114 122 130 138 146 154 # + 3 . Χ Κ Σ [ χ κ σ { 35 43 51 59 67 75 83 91 99 107 115 123 131 139 147 155 ∃ . pero el lector interesado puede acudir a ftp://cam. es conviente sacar de esta fuente todos los símbolos que tenga disponibles.org/tex-archive/info/symbols/comprehensive. para el trabajo profesional de composición hay que recurrir a un editor de fórmulas completo.org/charts/symbols. Si por alguna razón no se estuviera usando un editor de fórmulas (como el que incluye Word) o un sistema especializado en textos matemáticos (como TEX).ctan. En todo ca1 so.unicode. 6 > Φ Ν ς ⊥ φ ν ϖ ∼ 38 46 54 62 70 78 86 94 102 110 118 126 134 142 150 158 ∋ / 7 ? Γ Ο Ω _ γ ο ω 39 47 55 63 71 79 87 95 103 111 119 127 135 143 151 159 ♦ ° ÷ ℵ ∪ ∠ ¬ ◊   ˝8 168 176 184 192 200 208 216 224 232 240 248 ϒ ♥ ± ≠ ℑ ⊃ ∇ ∧ 〈  〉  ˝9 161 169 177 185 193 201 209 217 225 233 241 249 ′ ♠ ″ ≡ ℜ ⊇ ® ∨ ®  ∫  ˝A 162 170 178 186 194 202 210 218 226 234 242 250 ≤ ↔ ≥ ≈ ℘ ⊄ © ⇔ ©  ⌠  ˝B 163 171 179 187 195 203 211 219 227 235 243 251 ⁄ ← × … ⊗ ⊂ ™ ⇐ ™    ˝C 164 172 180 188 196 204 212 220 228 236 244 252 ∞ ↑ ∝  ⊕ ⊆ ∏ ⇑ ∑  ⌡  ˝D 165 173 181 189 197 205 213 221 229 237 245 253 ƒ → ∂  ∅ ∈ √ ⇒     ˝E 166 174 182 190 198 206 214 222 230 238 246 254 ♣ ↓ • ↵ ∩ ∉ ⋅ ⇓    ˝F 167 175 183 191 199 207 215 223 231 239 247 255 Fuente Symbol 55.

The L TEX Companion. Rita G. p.com/typo. «mathématiques et de la physique (composition des)». l. Especial agradecimiento a Juan Luis Varona. Aufl. Javier Bezos. 1993. sec.a ed.php La última versión de este documento está disponible en: http://www.) Satz. «Der Formelsatz» y cap. 5. Desormes. S wa n s o n. Addison-Wesley. son referencias importantes sobre notaciones y tipografía matemáticas: C aj o r i. Las descripciones de este documento se han basado en el estudio directo de obras de mátemáticas y de física de 1891 en adelante. comentarios y sugerencias. 2004. s. Reading... Michel.und Korrecturanweisungen. The TEXbook. Mathematics into Type. pero su contenido está bajo copyright del autor y no se puede copiar.. 52-63. cap. Hugh C. Dover.). Enciclopedia de Física. ni reproducir en otras obras sin autorización previa del autor.. Guía práctica del compositor tipográfico. p. t. Licencia . Madrid.a) K n u t h.. New York. de M. Mannheim. Chicago. 1933).a ed.. 2002. M o r a to. 6. George L. Dudenverlag.html Bibliografía 58. Este documento se puede distribuir e imprimir libre y gratuitamente tanto en formato electrónico como impreso. ya corregidos. (Esta edición es en general más útil para matemáticas que la 15. (dirs. unidades y nomenclatura».com/contact. «Composición de álgebra». que encontró algunos errores de bulto en la versión 0.a ed. 1423-1451. Addison-Wesley. Para errores. Florian. cap. G o o s s e n s. A M i t t e l b a c h. Ellen. 1900.. «Die Sondernzeichen» (Duden Taschenbücher. Hernando.tex-tipografia. 1986. (La sección está tomada de Notions de Typographie. Lexique des règles typographyques. sec. David Yllanes. 2. A history of mathematical notations. Frank. University of Chicago Press. Providente. 1999. 1987. Imprimerie National.4.tex-tipografia. 59. 5). Reading. Tr i g g.) The Chicago Manual of Style. «Mathematics in type». principalmente inglesas y españolas. 14th ed. «Higher mathematics». 57. 107-116. c 2005-2008. y en situaciones que se han presentado en la práctica de la composición de textos matemáticos.6. American Mathematical Society. salvo en caso de cita tal y como prevé la legislación española. puede ponerse en contacto conmigo a través de: http://www. neu bearb. Juan José.. 13.. 1986. 1908 (1. Madrid. Donald E. 2. 1993. en L e r n e r. (Reimpresión de la edición de 1928-1929. 2. 2nd ed. «Símbolos. 8. Alejandro Castelli. Alianza. págs.. Además. 3.c 2005-2007 Javier Bezos O rtot i p o gr a f í a y n ota c i o n e s m a t e m á t i c a s 20 Agradecimientos Contacto 56. Wo l f e.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful