You are on page 1of 1

gAceTA

JULIO BAUTISTA 

Cuando alguien comienza a caminar con pasos de gato en su propia


casa, ¿es por qué teme tropezarse con su culpa?

L
a guerra que suele desestabilizar una familia no es la que proviene de los ataques externos, sino la
que se libra ente sus integrantes, quienes de manera egoísta hieren a los demás. Al final no todo
está perdido y el orden se restablecerá al aclarar las confusiones en las que pueden empantanarse
los vínculos de sangre.

Un gran Amor (Kabluey)


Cásate conmigo otra vez
Director : Scott Prendergast (Ira and Abby)
Año : 2007
País : Estados Unidos Director : Robert C ary
Año : 2006

U
n superhéroe cubierto de al- País : Estados Unidos
godón 100% azul, como las

A
nubes, se integra a la vida de bel Velásquez cita en una canción “yo
la familia de su hermano, quien por no entiendo cómo aman los huma-
cuestiones de guerra prolongará su nos”, frase que bien puede aplicarse
estadía en Irak. Su incursión en un para abordar el tema del compromiso, al
mundo sostenido por la tensión y la que muchos suelen ver con reservas parali-
distancia tropezará, viéndose orillado zantes, pues los miedos que provoca suelen
a mantenerse como un espectador estar relacionados con la presión social que
hasta encontrar la mejor estrategia se ejerce cuando se supone “has encontrado
para demostrarles que no es su ene- a la pareja perfecta”. Sobretodo cuando es-
migo. tas relaciones surgen de un aparente absur-
Una desolada carretera, un “em- do que derriba todos los esquemas, en los
20 ... 30 de octubre / Número 26 ...

pleo fantasma” y el buen corazón de que históricamente hemos avalado la apro-


Salman, el protagonista de esta histo- bación de una vida adulta.
ria, tendrán que interponerse como Alegría, matrimonio, divorcio y espacios
condiciones básicas para transformar de prolongado dolor, se posarán en la “licua-
el ambiente familiar y hacer de este dora de la indecisión” para hacer que los in-
un espacio favorable. El “todo por el volucrados avancen con paso firme después
nada” será nuevamente el punto de de haber tropezado infinidad de veces. To-
partida en el que esta familia comen- dos los invitados y sus familias también ten-
zará a reescribir su historia, enten- drán su rebanada del pastel agrio y, entre
diendo que la felicidad puede ser un sarcasmos, aprenderán a mantener la sonri-
concepto muy particular. sa petrificada por sus prejuicios.