You are on page 1of 9

GUÍA PARA COMPRENDER MEJOR...

EL CARTERO DE NERUDA
de Antonio Skármeta

Algunas aclaraciones

1. ¿QUIÉNES SON?
Pablo Neruda (1904-1973) fue un poeta chileno considerado como uno de los
poetas más importantes en lengua española del siglo XX. Su verdadero nombre era
Ricardo Neftalí Reyes, aunque empezó a utilizar su seudónimo desde muy joven,
cuando empezó a escribir poesía. Su primer libro fue Crepusculario (1923). Al año
siguiente publicó Veinte poemas de amor y una canción desesperada, que se convirtió
en un éxito de ventas y le dio la fama.
Entre las numerosas obras que le siguieron destacan Residencia en la tierra
(1933), Canto general (1950) y Odas elementales. Póstumamente, el año en que murió,
se publicaron sus memorias, con el nombre de Confieso que he vivido. En 1971 le fue
concedido el Premio Nobel de Literatura.
A partir de 1926, inicia su actividad como embajador de Chile, que le llevó a
vivir en diversos países del mundo. Estuvo en España entre 1934 y 1938, manteniendo
contacto con los escritores de la generación del 27. Durante la presidencia de Allende
fue embajador en París.

Salvador Allende (1908-1973), político chileno, miembro del Partido Socialista,


que logró llegar a la presidencia de su país en 1970. Fue el primer marxista elegido
presidente tras unas elecciones democráticas. Lideró la Unidad Popular, una coalición
que integraba las principales fuerzas de la izquierda (Partido Socialista, Partido
Comunista y Partido Radical) Durante su breve mandato (1970-1973) se propuso
renovar la sociedad chilena, nacionalizando industrias y empresas, agilizando la reforma
agraria, subiendo los salarios y controlando los precios. Desde el principio encontró la
oposición a su programa político en muchos sectores. Con su mandato el país entró en
una grave crisis económica que llevó incluso a que la población sufriese el
desabastecimiento de alimentos. La situación fue empeorando y se llegó a una gran
inestabilidad política. Estados Unidos, cuyos intereses en Chile se veían perjudicados
por la política de Allende, aprovechó la situación para incitar a la clase media chilena a
manifestar su descontento con el gobierno, las huelgas y manifestaciones en las que se
golpeaban instrumentos de cocina ("caceroladas") se sucedían ininterrumpidamente.
Finalmente Allende fue derrocado en un golpe militar, encabezado por A. Pinochet, el
11 de septiembre de 1973 y murió defendiendo el palacio presidencial.

Augusto Pinochet (1915), político y militar chileno, comandante en jefe del


Ejército en 1972, durante la presidencia de Allende. Pinochet protagonizó el golpe de
estado de 1972, apoyado desde Estados Unidos, que culminó con el derrocamiento y la
muerte de Allende. Se nombró presidente de la república de Chile y desde el comienzo
de su mandato limitó la actividad política: suspendió la Constitución, disolvió el
Congreso, impuso una estricta censura y prohibió los partidos políticos. Muchos
chilenos fueron detenidos y torturados y cientos de ellos "desaparecieron".
En 1977 su régimen fue condenado por la Comisión de Derechos Humanos de
Naciones Unidas. Hasta 1989 no se celebraron las primeras elecciones democráticas en
Chile, bajo la vigilancia de A. Pinochet, que se nombró senador vitalicio. Los votantes
eligieron por mayoría al democristiano Patricio Aylwin. En 1999, el juez español
Baltasar Garzón, aprovechando la estancia del general en Inglaterra, dictó contra él una
orden de busca y captura y pidió al gobierno inglés su extradición, alegando que hubo
varios españoles entre las víctimas de Pinochet. Finalmente no se concedió la
extradición por motivos de salud, motivos que, como sabéis, los abogados del general
siguen alegando en la actualidad para evitar que por fin sea juzgado en su país.
Dante Alighieri fue un poeta italiano que vivió entre los siglos XIII y XIV.
Sintió un profundo amor platónico por una joven llamada Beatriz.

2. ¿DÓNDE ESTÁ?
Isla Negra es una localidad chilena, ubicada junto al mar, donde fijó su
residencia el poeta Pablo Neruda.

3. ¿QUÉ ES?
El Premio Nobel de Literatura es un premio que concede la Academia sueca a un
escritor de cualquier parte del mundo como reconocimiento al conjunto de su obra
literaria. Es el premio más prestigioso que puede recibir un autor literario.

ALGUNOS POEMAS: ejercicios para el análisis

Mario conquista a Beatriz González por medio de la palabra, recitándole algunos


de los poemas de amor compuestos por Pablo Neruda. Aquí tienes completos algunos
de estos poemas cuyos fragmentos aparecen en las páginas 53 y 54. ¿Qué poema es el
que más te gusta? Explica el motivo e intenta sintetizar en una frase la idea que te
transmite.Señala los recursos literarios que utiliza.

ÁNGELA ADÓNICA
Hoy me he tendido junto a una joven pura
como a la orilla de un océano blanco,
como en el centro de una ardiente estrella
de lento espacio.

De su mirada largamente verde


la luz caía como un agua seca,
en transparentes y profundos círculos
de fresca fuerza.

Su pecho como un fuego de dos llamas


ardía en dos regiones levantado,
y en doble río llegaba a sus pies
grandes y claros.

Un clima de oro maduraba apenas


las diurnas longitudes de su cuerpo
llenándolo de frutas extendidas
y oculto fuego.
XIV (De Cien sonetos de amor)

Me falta tiempo para celebrar tus cabellos.


Uno por uno debo contarlos y alabarlos:
Otros amantes quieren vivir con ciertos ojos,
yo sólo quiero ser tu peluquero.

En Italia te bautizaron Medusa


por la encrespada y alta luz de tu cabellera.
Yo te llamo chascona mía y enmarañada:
mi corazón conoce las puertas de tu pelo.

Cuando tú te extravíes en tus propios cabellos,


no me olvides, acuérdate de que te amo
no me dejes perdido ir sin tu cabellera

Por el mundo sombrío de todos los caminos


que sólo tiene sombra, transitorios dolores,
hasta que el sol sube a la torre de tu pelo.

ME GUSTAS CUANDO CALLAS…


( De Veinte poemas de amor y una canción
desesperada)

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,


y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma


emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.


Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio


claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejana y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,


Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.
TU RISA
( De Versos del capitán)

Quítame el pan, si quieres,


quítame el aire, pero
no me quites tu risa.
No me quites la rosa,
la lanza que desgranas,
el agua que de pronto
estalla en tu alegría,
la repentina ola
de plata que te nace.

Mi lucha es dura y vuelvo


con los ojos cansados
a veces de haber visto
la tierra que no cambia,
pero al entrar tu risa
sube al cielo buscándome
y abre para mí todas
las puertas de la vida.

Amor mío, en la hora


más oscura desgrana
tu risa, y si de pronto
ves que mi sangre mancha
las piedras de la calle,
ríe, porque tu risa
será para mis manos
como una espada fresca.

Junto al mar en otoño,


tu risa debe alzar
su cascada de espuma,
y en primavera, amor,
quiero tu risa como
la flor que yo esperaba,
la flor azul, la rosa
de mi patria sonora.

Ríete de la noche,
del día de la luna,
ríete de las calles
torcidas de la isla,
ríete de este torpe
muchacho que te quiere,
pero cuando yo abro
los ojos y los cierro,
cuando mis pasos van,
cuando vuelven mis pasos,
niégame el pan, el aire,
la luz, la primavera,
pero tu risa nunca
porque me moriría.

Dª Rosa, viuda de González, también había leído a Neruda en su juventud, para


intentar separar a su hija de Mario le recita el siguiente poema con el que intenta advertirle
de los peligros del amor, aunque Beatriz, en su inocencia, no llega a comprenderla (página
56). ¿Puedes explicar qué es lo que teme Dª Rosa?

FAREWELL
1
Desde el fondo de ti, y arrodillado,
un niño triste, como yo, nos mira.
Por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.
Por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.
Por sus ojos abiertos en la tierra
veré en los tuyos lágrimas un día.
2
Yo no lo quiero, Amada.
Para que nada nos amarre
que no nos una nada.
4
Ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron las palabras.
Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.
3
(Amo el amor de los marineros
que besan y se van.
Dejan una promesa.
No vuelven nunca más.
En cada puerto una mujer espera,
los marineros besan y se van.
Una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar.
4
Amo el amor que se reparte
en besos, lecho y pan.
Amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz.
Amor que quiere libertarse
para volver a amar.
Amor divinizado que se acerca,
amor divinizado que se va)
5
Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos,
ya no se endulzará junto a ti mi dolor.
Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
y hacia donde camines llevarás mi dolor.
Fui tuyo, fuiste mía. Que más? Juntos hicimos
un recodo en la ruta donde el amor pasó.
Fui tuyo, fuiste mía. Tú serás del que te ame,
del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.
Yo me voy. Estoy triste: Pero siempre estoy triste.
Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy.
… Desde tu corazón me dice adiós un niño,
Y yo le digo adiós.
Mario solicita la ayuda de Neruda para conquistar a Beatriz y, cuando éste intenta
escabullirse, le pide que sea consecuente con lo expresado en el siguiente poema, titulado
Oda a la pareja (página 63), enuncia en una frase el tema de cada la una de las dos partes
que componen el poema y explica la relación que existe entre ellas.

ODA A LA PAREJA
I
Reina, es hermoso ver
marcando mi camino
tu pisada pequeña
o ver tus ojos
enredándose
en todo lo que miro
ver despertar tu rostro
cada día,
sumergirse
en el mismo
fragmento
de sombra
cada noche.
Hermoso es ver el tiempo
que corre
como el mar
contra una sola proa
formada por tus senos y mi pecho,
por tus pies y mis manos.
Pasan por tu perfil
olas del tiempo,
las mismas que me azotan
y me encienden,
olas como furiosas
dentelladas de frío
y olas como los granos
de la espiga.
Pero estamos juntos,
resistimos,
guardando
tal vez
espuma negra o roja
en la memoria,
heridas
que palpitaron como labios o alas.
Vamos andando juntos
por calles y por islas,
bajo el violín quebrado
de las ráfagas,
frente a un dios enemigo,
sencillamente juntos
Un hombre y una mujer.
II
Aquellos
que no han sentido cada
día del mundo
caer
sobre la doble
máscara del navío,
no la sal sino el tiempo,
no la sombra
sino el paso desnudo
de la dicha,
cómo podrán cerrar
los ojos,
los ojos solitarios y dormir?
No me gusta
la casa sin tejado,
la ventana sin vidrios.
No me gusta
el día sin trabajo,
ni la noche sin sueño.
No me gusta
el hombre
sin mujer,
ni la mujer
sin hombre.
Complétate,
hombre o mujer, que nada
te intimide.
En algún sitio
ahora
están esperándote.
Levántate:
tiembla
la luz en las campanas,
nacen las amapolas;
tienes que vivir
y amasar
con barro y luz tu vida.
Si sobre dos cabezas
cae la nieve
es dulce el corazón
caliente de la casa.
De otra manera,
en la intemperie, el viento
te pregunta:
dónde está la que amaste?
y te empuja, mordiéndote a buscarla.
Media mujer es una
y un hombre es medio hombre.
En media casa viven,
duermen en medio lecho.
Yo quiero
que las vidas se integren
encendiendo los besos
hasta ahora apagados.
Yo soy el buen poeta
casamentero. Tengo
novias
para todos los hombres.
Todos los días veo
mujeres solitarias
que por ti preguntan.
Te casaré, si quieres,
con la hermana
de la sirena reina de las islas.
Por desgracia no puedes
casarte con la reina,
porque me está esperando.
Se casará conmigo.

La Oda a la pareja forma parte de un ciclo de poemas agrupado en tres libros,


Odas elementales, Nuevas odas elementales y Tercer libro de las odas que leyó Mario
Jiménez con mucha atención. En los versos de estos tres libros el poeta se vuelca hacia las
cosas sencillas y rescata para la poesía todo lo que es aparentemente poético. En las páginas
85 y 86, cuando Mario se dedica a la cocina, aparecen citas de la odas a la cebolla, a la
alcachofa, al caldillo del congrio, al tomate, al aceite, a la ciruela, a la sal, a la manzana...
Aquí tienes, como ejemplo, algunos fragmentos de la Oda a la cebolla;
¿cuántas metáforas eres capaz de reconocer y de explicar?

ODA A LA CEBOLLA
Cebolla,
luminosa redoma,
pétalo a pétalo
se formó tu hermosura,
escamas de cristal te acrecentaron
y en el secreto de la tierra oscura
se redondeó tu vientre de rocío.
[...]
Generosa
deshaces
tu globo de frescura
en la consumación
ferviente de la olla,
y el jirón de cristal
al calor encendido del aceite
se transforma en rizada pluma de oro.
[...]
Estrella de los pobres,
hada madrina
envuelta en delicado
papel, sales del suelo,
eterna, intacta, pura,
como semilla de astro,
y al cortarte
el cuchillo en la cocina
sube la única lágrima
sin pena.
Nos hiciste llorar sin afligirnos.
Yo cuanto existe celebré, cebolla,
pero para mí eres
más hermosa que un ave
de plumas cegadoras,
eres para mis ojos
globo celeste, copa de platino,
baile inmóvil
de anémona nevada
y vive la fragancia de la tierra
en tu naturaleza cristalina.

NOTA: Si después de leer los poemas quieres responder a las preguntas, entrega las
respuestas vía mail o en un comentario tendrás una nota extra y demostrarás tu
interés.