P. 1
ENTES Parásitos del Cuerpo Energético . Samuel Sagan

ENTES Parásitos del Cuerpo Energético . Samuel Sagan

|Views: 6,624|Likes:
Published by Ricardo Baigorria

More info:

Published by: Ricardo Baigorria on Jan 09, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/26/2014

pdf

text

original

Durante el período de sueño, el complejo superior (cuerpo astral y Ego) flota alejándose del complejo inferior
(cuerpos físico y etérico) y dirige sus actividades hacia los mundos astrales. Mientras esto sucede, el complejo
inferior (cuerpos físico y etérico) no se queda sin protección. Sin embargo, sus defensas tampoco son infinitas,
y se pueden crear algunas fisuras debido a múltiples factores.
Entre los factores más comunes están el consumo de algunas drogas, ya sea por intoxicación o con
propósitos médicos. El alcohol, las pastillas para dormir, pastillas contra el dolor, y todo el género de drogas
narcóticas, desde la marihuana hasta la heroína, crean una desorganización en el sistema de defensa lo que
puede causar fisuras.

Por supuesto que no todas tienen el mismo poder de desorganización. Por ejemplo, la probabilidad de
atrapar un ente debido a que se ha bebido una copa de vino o fumado un cigarrillo de marihuana es
virtualmente nula. Por el otro lado, la mayoría de los anestésicos usados en una cirugía, lo dejan
completamente vulnerable y abierto a la infiltración de un ente.

Caso 8.5 Hombre de cincuenta y dos años, maestro de escuela. Explora un ente ubicado en la
parte baja del abdomen.

¿A qué se parece? -Se parece a una pantera negra, sigilosa, con ojos brillantes de color café. La
pantera no me está viendo de frente, su cola es la que está frente a mí.

¿Disfruta cierto tipo de comida? –La carne. Siempre me hace comer más carne de la que debería.

¿Existe alguna emoción o algún sentimiento relacionado a la pantera? –Me hace sentir timidez. Se
alimenta de mi poder. Se come mi energía y mi confianza. No quiere que exprese mi potencial.

[El cliente regresa en el tiempo a través del método giratorio de la técnica ISIS] -Puedo ver el
momento en que entró, cuando tenía cuatro años. Entró mientras me operaban de una hernia.
Después de la operación mi personalidad cambió por completo. Antes era un niño positivo y feliz,
sin preocupaciones. Después de la operación me volví muy tímido. La pantera hizo que perdiera la
confianza en mí mismo. Me empecé a contraer.

Como médico, tuve la oportunidad de observar de primera mano lo fácil que puede ser para los pacientes el
atrapar entes durante una operación quirúrgica. Se reúnen todas las circunstancias requeridas. Primero, la
anestesia forza a los pacientes a salir de sus cuerpos, aturdiendo sus sistemas de defensa. En segunda, el
abrir la piel con el escalpelo es acompañada de una hendidura en las capas de defensa del cuerpo etérico, lo
que crea el espacio ideal para que los entes penetren. En tercera, las salas de operación están hechas de tal
manera que las energías perversas y los entes tienden a acumularse.
Cuando empecé mis estudios médicos, pude ver la última sala de operaciones con ventanas abiertas. Poco
tiempo después, éstas fueron reemplazadas por salas cerradas con aire acondicionado, en donde el sol nunca
entra. Cualquier habitación en la que el sol no pueda entrar, y que la única manera de cambiar el aire sea
activando un sistema de aire acondicionado es un lugar de alto riesgo para atrapar entes: los atrae y les provee
un espacio ideal para quedarse sin ser molestados. Cada vez que un ente entra, es difícil que encuentre como
salir, además de adherirse al paciente o a otros empleados.
Por supuesto, no estoy sugiriendo que todas las personas que pasan por un proceso quirúrgico acabarán con
un ente. La mayoría de los pacientes salen de la intervención energéticamente intactos. El punto al que quiero

49

llegar es a que, si son muchas las personas que atrapan un ente o una energía perversa durante una
operación, es debido a razones que podrían evitarse la mayoría del tiempo. Uno podría ponerle un límite al
problema de la contaminación de la energía implementando algunas medidas simples, como usar anestesia
local en lugar de general siempre que sea posible, seleccionar con cuidado el lugar en donde se construyen las
salas de operaciones, y diseñarlas con muchas ventanas. 31

Podría ser posible el mantener las ventanas
abiertas cuando no se está utilizando la sala de operaciones y cerrarlas por completo para esterilizar la
atmósfera antes de cualquier intervención.
Desde luego que, podría lograrse un mayor grado de protección si se incluye a alguien que sabe acerca de
entes y energías en cada equipo de cirujanos. De esta manera se podría incluir una limpieza energética cada
vez que algo sospechoso se perciba dentro de la sala de operaciones.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->