P. 1
Trabajo de Inv. TSB (U2)

Trabajo de Inv. TSB (U2)

|Views: 3|Likes:
Published by Antonio Prieto

More info:

Published by: Antonio Prieto on Jan 12, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/30/2014

pdf

text

original

Universidad Nacional Autónoma de México Escuela Nacional Preparatoria 2 ³Erasmo Castellanos Quinto´

Trabajo de investigación INTEGRANTES: y y y y y Fuentes Mejía Monserrat Manzanita Loyola Isaac Moreno Serrano Julio Alejandro Prieto Herrera Antonio Vázquez Cerda Alejandra

GRUPO: 600C

MATERIA: Temas Selectos de Biología

³Microbiología y Medicina´

FECHA DE ENTREGA: 10 de Noviembre de 2011

1

³Salmonelosis y la Fiebre Tifoidea: Relación Microbiología ± Medicina´ INTRODUCCIÓN: A lo largo del curso hemos venido trabajando la microbiología de manera simple como una rama de la biología que estudia lo microscópico, pero al igual que otras ramas de la biología tiene relación con otras ciencias y con otros aspectos del mundo actual como lo es la industria, la medicina y hasta la historia. Pero en este trabajo nos enfocaremos en la relación que tiene, de manera general, la microbiología con la medicina, ya que con la tecnología de por medio, éstas dos ciencias dan al ser humano una mejor calidad de vida, ya que por ejemplo la microbiología se encarga de estudiar los microorganismos que dañan al ser humano, con ayuda de la tecnología se elabora una vacuna, y la medicina se encarga de aplicar la vacuna adecuada para neutralizar o expulsar el organismo dañino y así mantener la salud de éste. Pero también la microbiología y la medicina se enfrentan a distintos retos, ya que hay organismos difíciles o imposibles de expulsar o de eliminar del ser humano, como es el caso de los virus, específicamente el VIH, el VPH, el dengue entre otros, o bacterias que por su resistencia a ciertos antibióticos han causado endemias e incluso epidemias, como lo son el de la malaria, la lepra, el cólera, la tuberculosis, el carbunco o la salmonella. En este trabajo daremos énfasis a ésta última: la salmonella. (Discapnet, 2011) OBJETIVO: Con lo aprendido en clase se busca mostrar la aplicación de la microbiología en el campo de la medicina y la importancia que tiene esta relación, para mejorar la salud y calidad de vida del ser humano, poniendo como ejemplo el caso de la salmonella. DESARROLLO: 1. Antecedentes de la Microbiología y la medicina: Antes de que Leeuwenhoek inventara el primer microscopio, nadie sabía que existían los microorganismos o microbios. Con sus microscopios Leeuwenhoek observó sangre, piel, pelo, esperma, insectos y, en 1677, se le ocurrió tomar una gota de agua de un estanque y quedó maravillado: era la primera vez que alguien

2

observaba microorganismos. Eran unicelulares y posteriormente de les llamó protozoarios. (Puchet C y Catalá R, 2008) En 1683 Leeuwenhoek logró pulir unas lentes que le permitieron ver cosas más pequeñas que los protozoarios, que parecían puntos y bastones, sin embargo tuvo que darse por vencido pues su microscopio no ampliaba lo suficiente para poder verlas con detalle. Lo que estaba viendo es lo que hoy llamamos bacterias. (Puchet C y Catalá R, 2008) ³El descubrimiento de los microbios abrió un nuevo campo de investigación en la biología, que también impulsó grandes avances a la medicina´ (Puchet C y Catalá R, 2008), esto es lo que marca por primera vez la pauta de relación entre la microbiología y la medicina. ³En esa época no se conocían las causas de las enfermedades y había una gran mortalidad´ (Puchet C y Catalá R, 2008). Lo que si se había observado es que si alguien sobrevivía a una enfermedad como el sarampión, la viruela o la varicela, no volvía a padecerla, con ello surgió la idea de que vencida la enfermedad quedaban anticuerpos que quedaban en el cuerpo que impedían que se volviera a presentar lo que trajo la invención de la primera vacuna, de Edward Jenner y era contra la viruela. (Puchet C y Catalá R, 2008) 2. Relación de la Microbiología con la Medicina: ³Durante todo el tiempo los seres humanos han desarrollado una relación íntima y compleja con el mundo de los microorganismo. De hecho nuestra buena salud se debe, en parte, a la relación con algunos microorganismos.´ (Ingraham J. 1998), ³Se puede definir la salud como un estado de equilibrio relativo, en el cual los diversos sistemas de órganos funcionan de manera adecuada. La salud es la condición en la que nos encontramos la mayor parte del tiempo. La enfermedad es un estado de desequilibrio funcional que puede llevar a una recuperación o a la muerte´ (Ingraham J. 1998). Ingraham (1998) menciona que cuando hay una relación estable entre los seres humanos y los microorganismos se constituyen nuestra biota normal, que puede volverse transeúnte o residente dependiendo del caso del agente patógeno. Cuando el agente patógeno oportunista busca la forma de afectar el organismo es donde entra en función la medicina ya que se busca con ayuda de la química y la farmacología introducir sustancias químicas o

3

agentes antibióticos que anulen al agente patógeno y es aquí donde vemos la relación de la medicina con la microbiología. 3. La epidemiología La epidemiología es el estudio de cuándo y donde tienen lugar las enfermedades y de cómo se transmiten entre la población humana. Afectan a muchos miembros de una población es un periodo corto de tiempo. (Ingraham J. 1998). Como ya lo mencionamos anteriormente existen pandemias como el cólera, el VIH, la difteria la polio son enfermedades epidémicas, pero existen dos niveles que son pandemia y endemia. La Pandemia es a nivel mundial, para efectos fáciles, y la pandemia delimita a una población o conjunto de poblaciones, es en este caso donde se vuelve a hacer referencia el caso de la salmonella que abordaremos a continuación. 4. Salmonella El género Salmonella pertenece a la tribu Salmonelleae, de la familia género Salmonella son bacilos gram-

Enterobacteriaceae. Los miembros del negativos, generalmente

móviles por flagelos perítricos, son anaerobios

facultativos, no esporulados. No fermentan la lactosa, fermentan glucosa con producción de gas; no producen indol; no degradan urea; decarboxilan lisina y ornitina (Caffer MI y Terragno R. 2001). Los miembros del género Salmonella están ampliamente distribuidos en la naturaleza, se los encuentra como comensales y como patógenos en el tracto gastrointestinal de mamíferos domésticos y salvajes, reptiles, aves e insectos, causando un amplio espectro de enfermedades en el hombre y los animales. (Caffer MI y Terragno R. 2001). Desde el punto de vista epidemiológico Salmonella spp. Se puede clasificar en tres grupos: a) Las que no tienen preferencia por algún huésped en especial, por lo que infectan tanto al hombre como a los animales. En este grupo se encuentran la mayoría de las serovariedades responsables de las salmonelosis, b) Las que infectan sólo al hombre y que se transmiten en forma directa ó indirecta de una persona a otra, y c) Las que están adaptadas a un huésped en especies animales

4

5. Salmonelosis

Figura 1. Aquí se muestra el recorrido de la bacteria a través del cuerpo humano (Cardona A. 2011)

5

Es una zoonosis de distribución mundial. Se notifica con mayor frecuencia en los países desarrollados, ya que poseen mejores sistemas de notificación. Es una enfermedad de origen alimentario, porque los alimentos contaminados constituyen el principal modo de transmisión. Desde el punto de vista epidemiológico, las infecciones por Salmonella pueden causar pequeños brotes en la población en general, sin embargo el 60 - 80% de los casos son esporádicos; a veces se producen grandes brotes en hospitales, jardines maternales, geriátricos, restaurantes. La fuente más frecuente de infección son los alimentos contaminados en su origen, o con menor frecuencia durante su manipulación por un portador; es también importante la transmisión de persona a persona. Las bacterias del género Salmonella causan en el hombre una gastroenteritis aguda, con cefalalgia, dolores abdominales súbitos, diarrea, náuseas, fiebre y vómitos. La deshidratación puede ser grave sobre todo en menores de 1 año, ancianos e inmunocomprometidos. (Caffer MI y Terragno R. 2001) Aunque la morbilidad por salmonelosis es elevada, la mortalidad es baja, excepto, en niños de corta edad, ancianos e inmunocomprometidos. La infección que comienza con una diarrea aguda puede continuar hacia una infección focal o septicemia. Tiene un período de incubación de 6 a 72 horas, generalmente entre 12 a 36 horas y la

gastroenteritis persiste de 24 a 72 horas. La dosis infectiva es de 105 a 108 microorganismos. La transmisión que oscila entre varios días a varias semanas, ocurre durante toda la evolución de la infección. (Caffer MI y Terragno R. 2001) El estado de portador temporal puede persistir varias semanas, especialmente en lactantes y es raro el de portador crónico (de más de un año). Se transmite por la ingestión de alimentos provenientes de animales infectados, incluye huevos

crudos o parcialmente cocidos y sus productos; carnes y sus derivados; leche cruda y productos lácteos; agua contaminada; aves de corral (especialmente pollo y pavo). También se informaron brotes por el consumo de frutas, jugo de frutas y hortalizas crudas contaminadas. Otra fuente de contaminación son las mascotas (tortugas, iguanas y pájaros) y los productos farmacéuticos de origen animal no esterilizados (polvo de tiroides, hormonas pancreáticas, sustancias

corticoadrenales, etc.). La infección también se transmite a los animales de granja

6

a través de sus alimentos y de fertilizantes elaborados con harinas de carne, de pescado y de huesos contaminados. (Caffer MI y Terragno R. 2001) Los serotipos de Salmonella se engloban dentro de una especie, Salmonella choleraesuis. La salmonelosis puede observarse bajo cinco diferentes síndromes clínicos: portador asintomático, gastroenteritis aguda, infecciones focales

(meningitis, osteomielitis o abscesos) y fiebre tifoidea.

Se caracteriza por la

aparición de fiebre progresiva asociada a estreñimiento o diarrea profusa de carácter inflamatorio. Clásicamente se ha asociado a esta enfermedad la bradicardia relativa, pero en realidad es un dato con baja sensibilidad y especificidad. El tratamiento se basa en la administración de antibiótico y en mantener un adecuado estado de hidratación. Existen dos vacunas (una de administración oral y otra parenteral). (García A. y Mateos F. 2010) de los cuáles hablaremos más adelante 6. Fiebre tifoidal La fiebre tifoidea es una enfermedad febril aguda de origen entérico producida por la Salmonella typhi. En raras ocasiones Salmonella paratyphi A, paratyphi B (Salmonella schottmuelleri) y Salmonella paratyphica C (Salmonella hirschfeltii) pueden producir un cuadro clínico similar, aunque de menor gravedad. Estas salmonellas sólo afectan al ser humano. La mortalidad con un tratamiento adecuado es casi nula y las complicaciones más graves suelen ser la perforación y la hemorragia intestinal. (Jurado R., Arenas C., Doblas A., Rivero A. y TorreCisneros J. 2010) 7. Síntomas o signos de la salmonelosis (fiebre tifoidal) Por haber sido una patología muy prevalente en nuestro medio en décadas anteriores, las generaciones de clínicos que nos han precedido, con menos medios diagnósticos que nosotros, hicieron un esfuerzo encomiable por buscar matices clínicos específicos que ayudaran al diagnóstico de la enfermedad, dejándonos bellos y minuciosos tratados, pero poco prácticos ya que en la mayoría de las ocasiones la enfermedad se presenta como un cuadro sistémico

7

caracterizado por fiebre y malestar general indistinguible del comienzo de otras enfermedades habituales en nuestro medio de etiología infecciosa, tumoral o autoinmune. El periodo de incubación suele ser variable, entre 2 y 3 semanas, el comienzo insidioso y los síntomas predominantes son fiebre de intensidad variable, cefalea, diarrea, estreñimiento, tos, náuseas y vómitos, anorexia, dolor abdominal y escalofríos. (Jurado R. et al, 2010) A continuación la siguiente tabla (Tabla 1) nos muestra los principales síntomas y síndromes y su frecuencia: Tabla 1. Síntomas y signos más frecuentes de la fiebre tifoidea (extraída de Jurado R. et al, 2010) Síntomas y signos encontradas Fiebre Cefalea Diarrea Estreñimiento Tos Náuseas y vómitos Anorexia Dolor abdominal Escalofríos Hepatomegalia Esplenomegalia Manifestaciones neurológicas Frecuencias 75-100% 59-90% 37-57% 10-79% 28-86% 23-54% 39-91% 19-39% 16-37% 15-75% 39-64% 5 ± 12%

8. Tratamiento Los antibióticos utilizados para el tratamiento de la fiebre tifoidea han sido: cloranfenicol, ampicilina, cotrimoxazol, quinolonas y cefalosporinas de tercera generación9. Se han descrito cepas resistentes al cloranfenicol, la ampicilina y el cotrimoxazol. (Jurado R. et al, 2010). Las pautas más recomendadas en el momento actual se exponen en la siguiente tabla (Tabla 2). Los pacientes que

8

cursen con mayor gravedad clínica precisan medidas de sostén con reposición de volumen y dieta adecuada. En casos muy graves (en especial con afectación del sistema nervioso central (SNC) se puede barajar la posibilidad de añadir esteroides al inicio del tratamiento para evitar complicaciones. Si hay hemorragia intestinal puede ser necesario transfusiones sanguíneas. En caso de perforación intestinal la cirugía es inexcusable. (Jurado R. et al, 2010) Tabla 2. Pautas antibióticas más habituales del tratamiento de la fiebre tifoidea (extraída de Jurado R. et al, 2010) Pautas de elección Adultos: ciprofloxacino 500 mg vía oral cada 12 horas durante 10 días Mujer embarazada: amoxicilina 1 g vía oral cada 4-6 horas durante 14 días Pautas alternativas Ceftriaxona: 2 g vía intravenosa o intramuscular cada 24 horas durante 10-14 días Cefixima: 400 mg vía oral cada 24 horas durante 10-14 días Amoxicilina: 1 g vía oral cada 4-6 horas durante 14 días Cotrimoxazol: 160/800 mg vía oral cada 12 horas durante 14 días Azitromicina: 1 g vía oral cada 24 horas durante 5 días. Pautas de tratamiento del estado de portador crónico Ciprofloxacino: 750 mg por vía oral cada 12 horas durante 4-6 semanas Amoxicilina: 1 g por vía oral cada 6 horas durante 4-6 semanas

9. Reacción Widal Es una reacción basada en el estudio de cumulo de anticuerpos en este caso de la salmonella, para identificar la presencia de estos en la sangre, para la identificación de la fiebre tifoidal desarrollado por Georges Fernand Isadore Widal, prestigioso médico francés, en Junio de 1896. deriva su nombre del latín tyvphos, que significa oscurecimiento de los sentidos o mente turbia; es causada por la bacteria Salmonella typhi, nombrada así en honor del bacteriólogo estadounidense

9

David Salmon. El género Salmonella tiene una estructura antigé-nica similar al resto de enterobacterias, con tres tipos de antígenos 1. Antígeno somático (O) 2. Antígeno flagelar (H) o (d) 3. Antígeno capsular o de envoltura (Vi) o (K) (específico para Salmonella typhi, dublin, y paratyphi C) La reacción de Widal demuestra la presencia de anticuerpos aglutinantes (aglutininas) contra los antígenos H (flagelar) u O (somático) de la Salmonella typhi en el suero de los pacientes con fiebre tifoidea. La importancia de la aglutinación de Widal radica en ser un método serológico, rápido, barato, y ampliamente conocido para el diagnóstico de la fiebre tifoidea; sin embargo, tiene grandes limitaciones por reacciones antigénicas cruzadas con otras bacterias (principalmente enterobacterias, incluyendo Salmonellas no typhi), parásitos, virus y hongos, llevando con frecuencia al clínico a diagnosticar síndromes como fiebre tifoidea. (Katime Zúñiga, A. 2006) Los microorganismos en la medicina es importante debido a que en ocasiones algunas interpretaciones como el de WIndal a pesar de tener limitaciones permite aproximaciones en cuanto a reportes clínicos como el caso de la malaria al desarrollar el test de este medico y ser positivo en antígenos de la bacteria de salmonella con el fin de identificación de este en los pacientes estudiados Un diagnóstico de fiebre tifoidea puede considerarse si los títulos iniciales se cuadruplican entre una y cuatro semana. Pero no se puede esperar este tiempo para establecer un tratamiento, se debe considerar la posibilidad de esta entidad con un título aislado determinado. Este punto de corte depende de la prevalencia de salmonelosis en la comunidad estudiada, siendo así, se han establecido protocolos diagnósticos en varios países, teniendo en cuenta los estudios realizados en sus regiones. (Katime Zúñiga, A. 2006) 10. ¿Cómo evitar el contagio?

10

Por último a continuación presentamos algunas de las recomendaciones para evitar el contagio por salmonella y Lávate las manos correctamente antes de trabajar en la cocina y cada vez que sea necesario. y Cuece la carne, aves y huevos crudos a las temperaturas mínimas requeridas durante 15 segundos: aves, 165 grados Fahrenheit o 74 grados Celsius; carnes y huevos para servir de inmediato, 145 grados Fahrenheit o 63 grados Celsius. (Cardona A. 2011) y Prepara las carnes y aves crudas separadas de las frutas o legumbres para evitar la contaminación cruzada, es decir, la transfusión de microorganismos de un alimento a otro o de una superficie a otra. (Cardona A. 2011) y No manipules los alimentos si te han diagnosticado salmonelosis. y No mantengas la comida a temperatura ambiente. Enfría los alimentos inmediatamente y refrigéralos. y Mantén refrigerado el melón cortado y tira los sobrantes después de cuatro horas si no han sido refrigerados a una temperatura de 41 grados Fahrenheit o 5 grados Celsius. (Cardona A. 2011) y Limpia y desinfecta las superficies de trabajo, el equipo y los utensilios después de su uso. y Prepara cantidades pequeñas de comida para no tener sobrantes a temperatura ambiente durante largo tiempo. y Evita utilizar mezclas de huevo crudo. y Lava y desinfecta todos los utensilios y el equipo que usaste al preparar huevos. (Cardona A. 2011) DISCUSIÓN: En base a lo revisado y a lo antes visto podemos decir que la información recopilada de varios autores, nos permite ver que la mayoría de los datos extraídos de cada uno de éstos fructuan con una diferencia mínima. Ya que por ejemplo Ibarra JA. (2008) nos plantea una situación referente a la Salmonella y la relación con la fiebre tifoidal ya que la primera es la causa de la segunda en lo que concordamos todo el equipo y también lo hacen Jurado R. y coolaboradores

11

(2010) ya que mencionan la fiebre tifoidal (además de que Jurado menciona la gastroenteritis por salmonelosis) como una enfermedad causada por la bacteria Salmonella typhi ya que a veces el nombre puede variar. Aunque es importante discutir acerca de la opción de la comida que plantea Cardona (2011) ya que debemos de empezar a hacernos uso de razón de que algunos alimentos no pasan por un control de calidad adecuado por lo que es necesario lavar todos los alimentos o hervirlos, como en el caso del agua, ya que muchas veces no sabemos si está contaminada de organismos y mucho menos si éstos pueden ser salmonella typhi o cualquier otra salmonella que pueda causarnos un grave daño. Al parecer de nosotros creemos que en la situación actual, no debemos ingerir agua de la llave, ya que no ha pasado por un filtro que elimine las impurezas de ésta, por lo que creemos que sería de gran utilidad lavar y enjuagar los alimentos con agua pura o al menos que esta esté hervida. Al igual podemos mencionar que varios autores y es el caso de Ingraham (1998), León (2008) y López (2007), tienen una visión acerca de los microorganismo totalmente diferente y la transmiten a través de los textos ya que en su caso Ingraham (1998) dice que muchos de los microorganismos tienen que ver con ciertos procesos de los seres humanos, al igual que los dos autores que mencione dicen que debemos de estar acostumbrados a vivir con muchos microorganismos. CONCLUSIONES: Estamos seguros que el tema tiene mucha relación con lo visto en la unidad, debido a que la microbiología tiene un papel fundamental en el desarrollo de la medicina con el fin de disminuir los niveles de mortandad, aumentar la calidad de vida y bienestar de las personas, nuestro tema habla sobre el papel que juega la medicina en este ámbito, tomando el caso de la salmonella; por medio de investigaciones previas conocimos un poco mas éste microorganismo que para ser más específicos, es una bacteria patógena que provoca una enfermedad gastrointestinal (Jurado R. et al, 2010)., en lo económico la medicina es prácticamente imprescindible para la microbiología, ya que tiene un fuerte impacto monetario, por lo que muchos países tienen un sustento financiero a base de la

12

producción de medicamentos gracias a la aplicación de la microbiología en este campo, esto le beneficia mucho a la sociedad ya que gracias a la medicina una persona puede llegar a alcanzar una optima calidad de salud. Muchas veces pensamos erróneamente que estamos solos, y no nos damos cuenta de que en realidad nos rodea una gran cantidad de organismos microscópicos que que hacen el mayor aporte al equilibrio ecológico, no solo como causantes de enfermedades, si no también ayudan a cumplir con los ciclos de la naturaleza. El conocimiento de los primeros microorganismos dio un gran giro a la ciencia, pues gracias a esto se pudo recahzar y romper la teoría de la generación espontanea, asi mismo el desarrollo de investigaciones y estudio de los microorganismos permitió un acercamiento a la manera en que se producían las enfermedades. La salmonella es una bacteria que infecta el organismo y que puede provocar la fiebre (tifoidea), sin un adecuado cuidado podría causar el desarrollo de graves complicaciones (Jurado R. et al, 2010). El conocimiento y la aplicación de alternativas y métodos de prevención nos dan como resultado, una mejor defensa contra todos estos organismos patógenos, dándonos de esta manera una mejor calidad de vida, al permitirnos una excelente salud. Finalmente Consideramos que el conocimiento y correcto uso de medidas de prevención, son basicas para evitar el contagio de este tipo de infecciones y de muchas otras diferentes, lo cual es altamente benéfico para todos. AUTOEVALUACIÓN: Participación Integrantes en la elaboración y Fuentes Monserrat y Manzanita Loyola Isaac Mejía Participación en la Redacción Búsqueda de información bibliográfica Total

10

10

10

10

10

10

10

10

13

y Moreno Serrano Julio A. y Prieto Antonio y Vázquez Alejandra Cerda Herrera

10

10

10

10

10

10

10

10

10

10

10

10

BIBLIOGRAFÍA: y Caffer MI y Terragno R. 2001. Manual de procedimientos para la caracterización de salmonella. Instituto Nacional de enfermedades infecciosas. Argentina. pp. 3-4 y Cardona A. 2011 ³Cuidado con la salmonella´ Revista Amiga (Prensa libre). Extraído el 3 de noviembre de 2011

de:http://revistaamiga.com/Mujer/1093164145051.htm y Discapnet: Portal de las personas con discapacidad, 2011. Extraído el 4 de noviembre de 2011 de: http://salud.discapnet.es/Castellano/Salud/ Enfermedades/EnfermedadesEndemicas/Paginas/default.aspx y Discapnet: Portal de las personas con discapacidad, 2011. Extraído el 4 de noviembre de 2011 de: http://salud.discapnet.es/Castellano/Salud /Enciclopedia/F/Paginas/Fiebre%20tifoidea.aspx y García A. y Mateos F. 2010, ³Entero bacterias´. Recuperado el 06 de Noviembre de 2011. De http://www.facmed.unam.mx/deptos/microbiologia/pdf/ Enterobacterias_Medicine2010.pdf Unidad de Enfermedades Infecciosas. Servicio de Medina Interna. Complejo Hospitalario Universitario de Albacete. Albacete. España y Ibarra JA. 2008 ³Salmonella. La bacteria que causa estragos´ ¿Cómo ves?, año 10, N° 119, pp. 30 ± 33

14

y

Ingraham J. 1998, Introducción a la Microbiología Reverté, México, vol. II, pp. 332-336 Jurado R., Arenas C., Doblas A., Rivero A. y Torre-Cisneros J. 2010, Fiebre tifoidea y otras infecciones por salmonellas España, Unidad de Gestión Clínica de Enfermedades Infecciosas, pp. 3497 ± 3501 Katime Zúñiga, A. 2006 Reacción de Widal - interpretación clínica. Recuperado el 05 de Noviembre 2011. http://www.revista-

y

y

api.com/2%20edicao%202006/pdfs/mat%2006.pdf Especialista en Medicina Interna, Clínica El Prado, Santa Marta Colombia. Docente Catedrático Universidad Del Magdalena y León V., 2008. ³El éxito de una forma de vida´ Ciencia y desarrollo, vol. 34, N° 217, pp. 8 ± 17 y y López A. 2007 ³La vida interior´ ¿Cómo ves?, año 9, N° 106, pp. 10 ± 14 Puchet C y Catalá R, 2008 Salmonella. La bacteria que causa estragos ³Guía del maestro´ ¿Cómo ves?, año 10, N° 119.

15

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->