You are on page 1of 29
“Ev O@Das Conserual Hf NATO BOTANA | Hyseanericn Beds, 1986 26 RATALIO R. ROTANA contrapuestos: Buenos Aires y el interior. EL pri término del conflicto tenfa una clara determinacién espacial. Se trataba de una ciudad-puerto abierta al ignto histérico del virreinato, con un inter mucho mds extensi, en la cual se erguian sistemas de poder embrionarios,. constituidos sobre la autoridad tradicional de caudiitos que se desplazaban, segiin Ia coyuntura particular. de cada época, desde el Litoral basta los lanos.de.La Rioja. La constitucién de una unidad politica EL significado tiltimo del conflicto entre Buenos. Aires y el interior residia, aunque ello parezca paradojal, en su_falta de, solucién, pues ambas_partes.se enfrentaban sin que ninguna lograra imponerse sobre la otra. De este modo, un empate inestable gobernaba las relaciones de los pueblos en armas mientras no se lograra hacer del_monopolio de la violencia una realidad efectiva y tangible. EL monopolio. de la violencia, el hecho_por el cual un centro de poder Jocalizado en tn espacio reivindica con Grito su pretension legitima para reclamar obediencia a 1a_totalidad de la poblacién afincada en dicho territorio, sla caracteristica. més. significativa..de una unidad politica.’ En trabajos anteriores he procurado analizar, desde el punto de vista tedrico, el proceso que da origen a una unidad politica y'lo he denominado, siguiendo a R. Braun, reduccién a la wnidad.? De un modo u otto, por la via de la coaccién o por el camino del acuerdo, un determinado sector de poder, de los riiltiples que actéan en un hipotético espacio territo- a FL ORDEN CONSERVADOR a7 tial, adquiere control imperative sobre el resto y lo reduce a set parte de una unidad més amplia, Este sector ¢s, por definicién, upremos no reconoce, en téeminos formales, una instancia superior; constituye el gentro con respecto al cual se subordina gl resta de los sectores y secibe el nombre de poder politico (0 como se leerd més adelante, poder central) eQué medios posibilftarfan evar a cabo e asf lama: do proceso de reduccié Una breve referencia a las teorfas clisicas que hacen hincapié en el acuerdo pen lacoacciém puede aclarar esta euestién, Para la perspectiva de andlisis tipica de las teorjas contractualistas, la unidad politica resulta de un didlo 20, 0 de una discusi6n, a cayo término se aleanzar consenso por el cual todos los participantes se obligan voluntariamente a transferir parte de su capacidad de decisién a una autoridad comiin que, de allt en més, seciobedecida.® Para otro punto de vista, en cambio, la constitucién de una unidad politica es empresa ‘de conguista_y de coaccién. Ta obediencta, en este caso, no 3¢ obtiene por la peryyasién, sino por Je violenci no hay, en..figor, consenso voluntario sino acto de asentimiento ante el peso actual o iaza inminente dela fuerza.* Unos sostienen que de transferie parte de la capacidad de decision es obra de una delegacién que, de abajo hacia arriba, circula desde el gobemado hasta ef futuro gobernante; otros respon erin que la formacion del poder politico deriva de una transferencia involuntaria y coercitiva, casi diriamos “atrancada" al gobernado por obra de la fuerza del ebemante. Lievadas a sus ciltimas consecucncias, ambas teor‘as constituyen racionalizaciones ut6picas del proceso de reduccién a la unidad. Es a todas luces excepcional observar una accién politica donde los factores ‘coerci- 28 NATALIO © consensuales se prese Por el con feot « Juan Manvel de Ross de Caseros, vio su fin una forma de biemo.caracteriznda port descentaiacion fu Einmaba Conaeracin Argent se reser rrlaimo. de capacdad de decision El sistema 2 las provincas més fuetes y no contemplo, stor mayor cape cfectividad campo de pactado por”Tos 1 apoyaron a Rosas, régimen de la confede “ns yobemadores se reunicron en a capilla de San Nicolas de los Arroyos y celebraron un pacto que los | a eficacia de un acuerdo 6) dores que, mientras 27) Compromeia a cclebrar un Congreso Consituyente Para i icamente a las catorce provincias. EES Buenos EL ORDEN CONSERVADOR 29 El consenso se quebré cl 11 de septiembee de 1852: wenos_Aites_no acepto transferir el poder ques. ‘eéservaba, sobr do en lo concer ae representa provincia) ya ed aticalo P rechazo se_tradujo en la coes 428.una década, de dos proyectos de YGonfederacién con astento en Pa ic culmind con la victoria de esta de-Pavén (1861), Tres problemas bisicos: integridad territorial, Mdentidad nacional, organizacién de un régimen politico Quebrado ese atisho de organizacién consentida de vuna-unidad_palitica, los presidentes posteriores a Pavén, ceempeiaron_su_papel de pla que se tomabs Después de Pavon mativamente en ¥ reformada en 1860 luego de la batalla de Cepeda, ‘aredé de los medios necesarios para hacer efective ef poder politico debido a la cocxistencia obligada con el “pobemador de Buenos Aires en la ciudad Provincia mas poderosa.!® Tres presidendas: tolomé Mitre (1862-1868), Ia de Sarmiento (1868-1874) y' la de Nicolis Avellaneda (1874-1880) protagonizaron este perfodo que cuhmind €8 1880 con Ta eleccién de Julio A. Roca En el ic estas presidencias se manifestaron problemas bisicos de cuya solucién efectiva depen- Ja persistencia de la unidad politica en ciemes: Inbia, en_ primer término, una cuestin acudante refe-