16-c.

qxd

11/21/03

10:04 PM

Página 1

16

Interés general

La Plata, sábado 22 de noviembre de 2003 PARA DISEÑAR ESTRATEGIAS

LOS CONSEJOS DE LA ABUELA LLEGARON A LOS LABORATORIOS

Reconocen los poderes curativos del ajo, la cebolla y otras “yerbas”
Tradiciones ancestrales indican que sirven para “atacar” ciertos males y para curar diversas afecciones. Hoy la medicina les confiere propiedades preventivas. Y admite, por ejemplo, que el ajo sirve para prevenir la hipertensión
Los soldados romanos lo usaban para darse coraje, los navegantes para protegerse de los naufragios, los mineros para precaverse de un derrumbe, los toreros para desviar los cuernos del toro y las novias se lo metían entre sus ropas para que el marido les saliera derechito, como Dios manda. Sin dudas, al señor ajo se lo tiene como un elemento protector desde hace más de dos mil años, y esa superstición se mantiene incólumne: hoy, en muchos hogares y negocios cuelgan ristras, inclusive adornadas con un moño rojo, al que también se le concede un poder antimufa o como pararrayos de la envidia. ¿De dónde proviene esta imagen? Una antigua leyenda cuenta que el primer ajo nació en una huella que

Encuestan a turistas que dejan el país
A partir de enero, todos los turistas -tanto locales como extranjeros- que entren o salgan de la Argentina a través de algunos pasos de frontera o aeropuertos deberán contestar una encuesta sobre los motivos, la organización, el tiempo de estadía, el tipo de alojamiento utilizado y el gasto previsto por el grupo de viaje. Este relevamiento, que llevarán a cabo la Secretaría de Turismo y el INDEC, se implementará durante todo 2004 en los pasos fronterizos de Cristo Redentor, San Ignacio de Loyola, el Puerto de Buenos Aires y en los aeropuertos de Ezeiza, Jorge Newbery y Carrasco (Uruguay). La encuesta se inscribe en las acciones que puso en marcha la secretaría de Turismo de la Nación, con la elaboración de la Cuenta Satélite de Turismo (CST), una herramienta de carácter internacional que busca orientar un sistema de estadísticas de turismo para que guíe a mediano plazo las estrategias de desarrollo sustentable de la industria. El objetivo es aportarle al sector una serie de elementos para la implementación de políticas públicas.

Actualmente, la ciencia le atribuye a la cebolla propiedades curativas ante afecciones bronquiales
dejó en la tierra el pie del diablo cuando era echado del Paraíso, pero una explicación más realista indicaría que es el fuerte olor del aliento de quien lo ha comido, lo que tiene el poder de alejar hasta la envidia ajena. A principios del siglo pasado las viejas comadres lo aconsejaban para prevenir la insolación, el dolor de muelas, la viruela, la lepra y hasta la hepatitis; en este último caso se requería llevar durante trece días, trece dientes de ajos colgados al cuello.

Los enfermeros salieron a la calle
Lo hicieron para celebrar su día. Se concentraron en las plazas de la ciudad para entregar folletería e información de promoción sanitaria

La palabra de la ciencia
Más allá de las supersticiones, hoy la medicina admite que el ajo sirve para prevenir la hipertensión, hasta tal punto que desde hace años se lo vende en cápsulas para “purificar la sangre”, sin necesidad de oler como un demonio. A la cebolla no se le adjudican poderes tan mágicos, pero hay quienes la llevan en la cartera para evitar ser robados y enfermar. Aunque no sabe si es efectiva contra los punguistas, hoy la ciencia le confiere propiedades curativas contra las afecciones bronquiales a condición de sacarla de la cartera y comérsela cruda en ensalada, ya que es considerada como un antibiótico natural.

Contacto. Los enfermeros en uno de los stands de Plaza Italia

Los enfermeros y estudiantes de enfermería celebraron su día en la calle. El el área de Capacitación y Extensión Comunitaria del Instituto Superior en Salud FECLIBA concretó la “Jornada de Promoción y Prevención de la Salud” que tuvo como escenario varios puntos de la ciudad. Entre las 9.30 y las 17.30 se instalaron varios stands en los que alrededor de 100 alumnos de la institución entregaron folletería elaborada por ellos mismos, con mensajes e información destinados a la prevención y promoción de la salud. Los puestos estuvieron ubicados en las plazas Manuel Belgrano, Paso, Moreno, Olazábal, Italia y San Martín, en la entrada del Distrito I de FECLIBA (44 e/ 8 y 9), en la entrada del Instituto Superior en Salud FECLIBA (7 e/ 42 y 43) y en el interior de la terminal de ómnibus. Los alumnos estuvieron en los stands en grupos de a tres, y cumplieron turnos de dos horas. La actividad surgió luego del análisis y sistematización de las producciones realizadas por los

participantes de las recientes jornadas de promoción y prevención denominadas el “Rol de la Enfermería en la comunidad”, que se llevaron a cabo en el Pasaje Dardo Rocha. En ellas se rescató que los ejes de trabajo de cara al futuro debían estar relacionados con la profundización de la promoción, prevención y trabajo con la comunidad desde la instancia de formación. Además, se decidió concentrar energías en actividades de capacitación permanente para el profesional de salud, en lo que se refiere al área del trabajo comunitario. El área de Capacitación y Extensión Comunitaria del Instituto inició sus actividades, precisamente, a raíz de las jornadas aludidas y tiene entre sus objetivos la formulación e implementación de cursos de actualización, como también la organización de ciclos de conferencias, talleres, etc., que tendrán como destinatarios a integrantes del área de salud, al recurso humano de establecimientos asistenciales y a la comunidad en general.

“Otras yerbas”
Mucho menos conocido, el hipérico o hierba de San Juan, era usado por los romanos como auyentador de diablos. En el libro de Desmond Morris “Guardianes del cuerpo”, se consigna que ofrecía protección adicional contra “la muerte por encantamiento” y

que según un antiguo dicho, “trébol, verbena, hipérico y eneldo privan a las brujas de su voluntad”. En la Antigua Roma, entre el solsticio de verano (21 de junio) y hasta un día después de la fiesta de San Juan Bautista (24 de junio), todo el mundo colocaba ramas de hipérico encima de la puerta principal de la casa para impedir que entraran los males. Según Morris, “la relación entre esta planta y San Juan se basa en la idea

de que cuando el santo fue decapitado, gotas de su sangre cayeron en las hojas y dejaron esferas rojas en su superficie”. Esta creencia surgió del hecho de que, si se sostienen a la luz las hojas de una variedad de hipérico, es posible ver puntos traslúcidos que parecen de color rojo.

La leyenda y la lógica
Tan errados no estuvieron los romanos respecto de las virtudes del hi-

périco: hoy es comercializado en forma de comprimidos por laboratorios de primera línea, para tratar la depresión anímica, un mal que en el pasado pudo tenerse como “muerte por encantamiento”, “posesión maligna” o “brujería”. En casos no graves, bastarán dos o tres comprimidos por día, durante dos o tres meses, para sentir que el “encantamiento diabólico” se ha disipado y uno ha vuelto a la vida. Ahora, si lo que le duele es la cabe-

za, apele a la aspirina, dicen los médicos, y agregan: “De paso le contamos que el ácido acetilsalicílico -de eso se trata- fue descubierto y luego sintetizado por prestigiosos laboratorios a partir de la costumbre indígena de morder el tronco de los sauces”. ¿Por qué cada vez que al cacique le dolía la muela y a su mujer la cabeza, el brujo los mandaban a masticar corteza de sauce? Elemental, allí estaba la aspirina natural.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful