You are on page 1of 23
INTRODUCCION La génesis de la creacién iterari, igual que la de toda prode- cin artisticacientifca teonologicaohumanistca se hundeen 1 mistri, Durante milenios fue atribuida a los dose, pues loshombresse concebian as mismos tan pequeios quenolo- graban admitir que ess creaciones que los maravillabar! pu- diesen salir de ellos. La creenciaen la inspiracion, en que el ser hhumano es insuflado por et halito divino y crea en estado de éxtasis aparece yaenlosantiguosgriegos: Homero inci ida ya Odsen con sendas invocaciones alas musas; Parménides cen su Poema también llama en su auxilio a“la diosa’, y hay ‘gina nolvidabes en Paton, sobre todo enos dislogos ero € lén, que testimonian esta misma creencia. Todavia en la ac- ‘tualdad, cuando decimos “entusiasmo” aludimos sin darnos ‘cuenta a dios, pues “entusiasmo”incuye el término “theos” y significa literalmente endiosamiento, Asihoy muchos jovenes creadores,y no tan j6venes, creen en la inspiracin. } ° 10 Oscar dele Borbolla Existe sin embargo tuna manera més til de coneebir la