ESTRUCTURAS DE VERTIMIENTO DE AGUAS EN LADERAS DE MEDIA A FUERTE PENDIENTE

CANAL DE PANTALLAS DEFLECTORAS (CPD) Y CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (CRTC)

TAPA SOBRE ESCALÓN
a

1.5a

TAPA SOBRE RÁPIDA
2a

.28a

CALÓN

a

a

45º

.35a

1.5a

a

DEFLECTOR

a

5a

TAPA SOBRE ESCALÓN
1.5a

TAPA SOBRE RÁPIDA
2a

FERNANDO MEJÍA FERNÁNDEZ, I. Civil, M. Sc. en Recursos Hidráulicos Profesor Asociado,

a

.28a

a

a

a

.35a

1.5a

a

DEFLECTOR

1.5a

DETALLE COLUMPIO PERFIL, ESC. 1:5 PE RF IL

.28a

a

Departamento de Ingeniería Civil

UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA SEDE MANIZALES FACULTAD DE INGENIERÍA Y ARQUITECTURA

1

EQUIPO INVESTIGADOR (1977-2003)

Jorge Ramírez Giraldo, Ingeniero Civil, Profesor Investigador Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales y Consultor privado (fallecido). Maestro y líder. Diseñador del Canal de Pantallas Deflectoras. Fernando Mejía Fernández, Ingeniero Civil, Magíster en Recursos Hidráulicos, Profesor Investigador Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales. Diseñador del Canal de Rápidas con Tapa y Columpio. Jorge Hernán Estrada Estrada, Ingeniero Electrónico, Profesor Investigador Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales. Eduardo Andrés Brand Ruiz, Estudiante Auxiliar de Investigación, Ingeniero Civil. Robinsón Ramírez Hernández, Estudiante Auxiliar de Investigación, Ingeniero Civil. Jackelline González Blandón, Estudiante Auxiliar de Investigación, Ingeniera Civil. Claudia M. González Blandón, Estudiante Auxiliar de Investigación, Ingeniera Civil. Merlyn J. Riascos Delgado, Estudiante Auxiliar de Investigación, Ingeniera Civil. Ana María Lucero Carvajal, Estudiante Auxiliar de Investigación, Ingeniera Civil. Liliana Romo Melo, Estudiante Auxiliar de Investigación, Ingeniera Electrónica.

2

TABLA DE CONTENIDO 1. 2. 3. 4. 4.1 4.2 4.3 5. 5.1 5.2 5.3 5.3.1 5.3.2 6. PRESENTACIÓN............................................................................................. 8 JUSTIFICACIÓN............................................................................................ 10 ANTECEDENTES .......................................................................................... 12 LA EROSIÓN................................................................................................. 17 INTRODUCCIÓN........................................................................................ 17 DEFINICIONES .......................................................................................... 17 CONTROL DE LA EROSIÓN HÍDRICA ...................................................... 19 ESTRUCTURAS DE VERTIMIENTO DE AGUAS ......................................... 21 RÁPIDAS LISAS ......................................................................................... 21 RÁPIDAS ESCALONADAS ........................................................................ 23 COMBINACIÓN DE RÁPIDAS LISAS Y ESCALONADAS .......................... 25 Canal de Pantallas Deflectoras (CPD). .............................................. 26 Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC) ............................... 28

NORMAS DE DISEÑO DEL CANAL DE PANTALLAS DEFLECTORAS

(CPD) Y DEL CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (CRTC)............ 33 6.1 6.1.1 6.1.2 6.2 6.3 6.4 7. 8. 8.1 8.2 DISEÑO DE UN CANAL DE PANTALLAS DEFLECTORAS (CPD)............ 33 Alternativa 1: Diseño original del CPD................................................. 33 Alternativa 2: Diseño optimizado del CPD........................................... 37 DISEÑO DE UN CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (CRTC) 39 DISEÑO DE UN CPD QUE ENTREGA A UN CRTC. .................................. 43 DISEÑO DE UN CRTC QUE ENTREGA A UN CPD. .................................. 44 CONCLUSIONES .......................................................................................... 47 ALGUNAS RECOMENDACIONES ............................................................... 49 DE DISEÑO: ............................................................................................... 49 DE CONSTRUCCIÓN:................................................................................ 50

3

9.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.............................................................. 51

APÉNDICE I ESTRUCTURAS DE VERTIMIENTO COMO OBRAS DE DESCOLE. DERIVACIÓN HACIA HUMEDALES..................................................................... 53 APÉNDICE II REBOSADEROS DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (R.R.T.C.) .............................................................................................................. 78

4

LISTADO DE FIGURAS

Figura 1. Rápida escalonada con vertedero y pantalla......................................... 25 Figura 2. Canal de pantallas deflectoras. Diseño geométrico original. ................. 26 Figura 3. Canal de Rápidas con Tapa y Columpio. Diseño geométrico. .............. 30 Figura 4. Canal de Rápidas con Tapa y Columpio. Detalle del Escalón (Columpio). .............................................................................................................................. 31 Figura 5. Refuerzo estructural sugerido para el CPD original............................... 35 Figura 6. Canal de pantallas deflectoras, diseño optimizado. Diseño geométrico y refuerzo estructural sugerido................................................................................. 38 Figura 7. Canal de Rápidas con Tapa y Columpio. Diseño geométrico y refuerzo estructural sugerido. .............................................................................................. 41 Figura 8. Transición entre un CRTC y un CPD. Diseño geométrico y refuerzo estructural sugerido. .............................................................................................. 45

5

LISTADO DE FOTOGRAFÍAS

Fotografía 1. Manizales – Caldas, Colombia. Avalancha ocasionada por deslizamientos de laderas producto de un fuerte aguacero. 15 de Noviembre de 2008. ..................................................................................................................... 11 Fotografía 2. Modelo hidráulico del Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC). (Fase 3)................................................................................................... 15 Fotografía 3. Modelo hidráulico del Canal de Pantallas Deflectoras (CPD) y de la transición con el Canal de Rápida con Tapa y Columpio (CRTC). (Fase 5). ........ 16 Fotografía 4. Cárcava El Pañuelo. Ibagué – Tolima, Colombia............................ 18 Fotografía 5. Disipadores de energía naturales en un río. ................................... 20 Fotografía 6. Disipadores de energía artificiales. Diques escalonados construidos en Villa Luz. Manizales - Caldas, Colombia. ......................................................... 20 Fotografía 7. Canal de rápidas lisas..................................................................... 22 Fotografía 8. Canal de rápidas escalonadas........................................................ 24 Fotografía 9. Canal de Pantallas Deflectoras....................................................... 27 Fotografía 10. Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC). ........................ 32 Fotografía 11. Combinación de CRTC y CPD...................................................... 32 Fotografía 12. Funcionamiento del CPD con la transición, sin las dos primeras pantallas y sin la Tapa CPD. ................................................................................. 46 Fotografía 13. Canal de Pantallas Deflectoras con la transición, optimizado (sin las dos primeras pantallas y con la Tapa CPD)..................................................... 46 Fotografía 14. Canal de Rápidas con Tapa (CRT)............................................... 49 Fotografía 15. Detalle de la ranura transversal en el centro del labio del deflector a la salida del columpio del CRTC. .......................................................................... 50

6

LISTADO DE TABLAS

Tabla 1. Velocidades máximas permisibles en rápidas lisas. ............................... 23

7

1. PRESENTACIÓN

Este libro ofrece al lector un elemento básico de gran utilidad para el diseño de dos estructuras de vertimiento de aguas de escorrentía en laderas de media a fuerte pendiente (asociadas frecuentemente con obras de estabilidad de laderas y control de erosión), el CANAL DE PANTALLAS DEFLECTORAS (identificado comúnmente con las iníciales CPD) y el CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (identificado comúnmente con las iníciales CRTC), complementarios entre sí y fruto de investigaciones realizadas en la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales desde fines de la década de los 70 del siglo pasado, en distintos períodos, con el apoyo en varias de ellas de la Corporación Regional Autónoma para la defensa de Manizales, Salamina y Aranzazu, CRAMSA, inicialmente, y la Corporación Autónoma Regional de Caldas, CORPOCALDAS, posteriormente. Debe recordarse que la segunda sustituyó a la primera después de promulgada la Constitución del 91.

Además de mostrar las estructuras tradicionales que se han construido a través de los años, se incorporan nuevos elementos al diseño, producto de estudios realizados más recientemente (2001 – 2003) mediante la modelación hidráulica y el análisis de las patologías encontradas en las estructuras existentes.

Si bien los primeros esfuerzos por diseñar estas estructuras fueron realizados por profesores de manera casi individual, en el curso de las investigaciones más recientes llevadas a cabo en el Laboratorio de Hidráulica de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales se contó con un equipo humano más amplio en el que participaron profesores, ingenieros altamente calificados (civiles, electrónicos) y estudiantes en calidad de auxiliares de investigación.

8

Es, pues, nuestro objetivo primordial dejar al alcance de todos (especialmente ingenieros diseñadores, consultores, constructores, profesores y estudiantes universitarios) una herramienta propicia para el uso de este tipo de estructuras, con diseños que optimizan su capacidad hidráulica, facilitan sus procesos constructivos y aumentan su vida útil.

Por último, con este libro se quiere rendir un sentido homenaje al profesor e insigne Ingeniero Jorge Ramírez Giraldo, como maestro y pionero en estos diseños en la región.

9

2. JUSTIFICACIÓN

La región del centro occidente colombiano, enclavada en la zona andina, se caracteriza por el predominio de un paisaje montañoso, de abrupta topografía y laderas muy empinadas, desde las cuales escurre el agua proveniente de generosas pero frecuentemente tormentosas lluvias.

Si bien esto garantiza abundantes fuentes de agua, la actividad antrópica, como la construcción de ciudades coronando las montañas, la construcción de vías de media ladera, la deforestación, las malas prácticas de siembra, el inadecuado manejo de aguas superficiales y de infiltración, la falta de control de los torrentes, entre otras, afecta el ciclo del agua y desencadena procesos erosivos que, si no se enfrentan adecuadamente, generan otros como deslizamientos, avalanchas, daños en infraestructuras, sedimentos en los sistemas de drenaje, pérdidas económicas y, lo que es más grave, pérdida de vidas.

La historia de esta región registra muchos eventos trágicos relacionados con lo anterior (Manizales puede dar fe de esto, como se muestra en la Fotografía 1), altamente perjudiciales para las comunidades más vulnerables y que han obligado a las autoridades municipales, departamentales y regionales a tomar medidas de emergencia con gran impacto negativo en lo social, lo económico y lo institucional.

10

Fotografía 1. Manizales – Caldas, Colombia. Avalancha ocasionada por deslizamientos de laderas producto de un fuerte aguacero. 15 de Noviembre de 2008.

Todo lo anterior amerita el diseño y construcción de obras hidráulicas adecuadas, tales como estructuras de vertimiento que recojan, conduzcan y manejen el agua que escurre por las laderas de nuestras montañas, disipando su energía y previniendo la erosión.

Tal diseño se realiza comúnmente a partir de investigaciones y estudios sobre modelos físicos hidráulicos, algunos de cuyos resultados constituyen la base de este libro.

11

3. ANTECEDENTES

Haciendo una breve reseña de estas investigaciones se tiene:

En el año de 1978, el Ingeniero Jorge Ramírez Giraldo (fallecido), con plena conciencia de la urgente necesidad de disponer de las estructuras de vertimiento mencionadas atrás, diseñó el denominado CANAL DE

PANTALLAS DEFLECTORAS (CPD) a partir de estudios sobre modelos físicos hidráulicos hechos en Manizales en un “Laboratorio de hidráulica” improvisado en las instalaciones de la Industria Licorera de Caldas. Tales condiciones no permitieron que estos estudios se hicieran sobre modelos diseñados a escalas deseadas (es decir, poco reducidas, que atenuaran los efectos de escala y condujeran a resultados más confiables), pero sí sobre modelos hechos en madera y operados para distintos caudales y distintas pendientes, hasta establecer -a partir de las conocidas en la mecánica de los fluidos como las leyes de similitud de Froude, que rigen el comportamiento de flujos a superficie libre y en los cuales priman las fuerzas de gravedad- la geometría del canal y sus dimensiones en función del caudal de diseño del mismo, así como las relaciones entre esas dimensiones y las velocidades que se desarrollan en el canal para pendientes variables entre el 10% y el 50%. Se obtuvo finalmente así el denominado en el numeral 6.1.1 de este libro Diseño original del CPD.

Los resultados de su investigación se conocieron inicialmente en la revista de Vías, Transporte y Geotecnia, Boletín de Vías, No. 37, de enero – marzo de 1978, publicación de amplia trayectoria de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales.

Constituye ésta, con fines secuenciales, la fase 1 de todo el proceso.

12

En 1980, la fase 2 correspondió al diseño -por la vía de otra investigación en modelos físicos hidráulicos realizada en Bogotá en el Laboratorio de Hidráulica de la Universidad Nacional de Colombia- del denominado CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (CRTC), obtenido por el autor de este libro como una alternativa para el diseño de estructuras de vertimiento de aguas en laderas de pendientes medias a fuertes, mayores del 50%, como complemento del CPD, el cual -como ya se dijo- maneja pendientes entre el 10% y el 50%.

Aunque esta fase se realizó igualmente en condiciones de laboratorio que no permitieron el uso de modelos a escalas deseadas, consistió, al igual que la anterior, en el estudio de una estructura de vertimiento adecuada para pendientes mayores al 50%, sobre modelos hechos en madera aserrada y prensada (unos) y en láminas de acrílico cristal (otros), operados también para distintos caudales y distintas pendientes, hasta establecer -a partir de las leyes de similitud de Froude- la geometría del canal y sus dimensiones en función del caudal de diseño del mismo, así como las relaciones entre esas dimensiones y las velocidades que se desarrollan en el canal y en sus rápidas entre columpios, para pendientes variables finalmente establecidas en esta investigación entre el 50% y el 173%.

Los resultados se publicaron de igual forma y de manera inicial en el Boletín de Vías No. 47 de enero – diciembre de 1981.

La fase 3 (que junto a la fase 4 se encargó de la optimización del diseño del CRTC), fue llevada a cabo entre 2001 y 2002 con la participación de los estudiantes Ingenieros Civiles Eduardo Brand Ruiz y Robinsón Ramírez Hernández, quienes trabajaron en el diseño y construcción de tres (3) nuevos modelos hidráulicos del Canal de Rápidas con Tapa y Columpio, en mejores condiciones de laboratorio frente a las que se tuvieron en las fases 1 y 2,

13

pues fueron construidos en el Laboratorio de Hidráulica de la Universidad Nacional de Colombia sede Manizales –del cual se vino a disponer apenas en la década de los noventa del siglo pasado- sobre una infraestructura (conducción, válvulas, tanque de alimentación, espacio para el desarrollo de los modelos y sistema de desagüe y aforos) que permitía el ensamble en un banco de ensayos de modelos de desarrollo vertical cercano a 10 metros y el uso de caudales mayores a 50 l/s en ese banco, lo que se reflejó en modelos con escalas casi el triple de las usadas en las fases anteriores. En esta oportunidad, los modelos se construyeron en láminas de acrílico cristal y con el propósito de simular tres (3) distintas distancias entre columpios para el estudio de la influencia de esa variable en el comportamiento del canal. Además, los modelos se construyeron de manera que permitieran el estudio de otras variables (que en la fase 2 se habían dejado como constantes) como la distancia -del fondo y las paredes del columpio- a las tapas que hacen parte del diseño del mismo. Así, su tuvieron listas las condiciones para adelantar la siguiente fase.

Las estudiantes Ingenieras Civiles Jackelline González Blandón y Claudia Marcela González Blandón participaron a su vez en la siguiente fase de este estudio, la fase 4 (2002), correspondiente a la operación y análisis de resultados de los tres (3) nuevos modelos del CRTC construidos en la fase 3, de donde surgieron las conclusiones definitivas sobre el diseño óptimo de esta estructura, mostrado en el numeral 6.2 de este libro, y que reemplazó definitivamente el diseño obtenido en la fase 2.

Las principales conclusiones del estudio en esta fase tuvieron que ver con una más confiable relación entre la geometría del canal y el caudal de diseño (por las obvias razones de haber trabajado en un modelo de mucho mejor escala) y la demostración de la muy poca injerencia que tiene la distancia entre columpios (hasta 10 veces el ancho del canal) y la separación de las

14

tapas del columpio del fondo de éste (por lo cual se escogió la menor, que es la misma que se tenía desde el diseño de la fase 2) en el comportamiento hidráulico adecuado del canal. (Ver Fotografía 2).

Fotografía 2. Modelo hidráulico del Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC). (Fase 3).

Una última etapa en este proceso fue el diseño de la transición entre el Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC) y el Canal de Pantallas Deflectoras (CPD) y la optimización de éste último, la cual se denominó fase 5 (2003), con la participación de las estudiantes Ingenieras Civiles Merlyn J. Riascos Delgado y Ana María Lucero Carvajal.

En efecto, en esta fase del estudio se tuvo la oportunidad de diseñar sobre modelos físicos hidráulicos, acoplados a los utilizados en las fases 3 y 4, la transición entre el CRTC y el CPD para la condición en la cual el primero entrega en el segundo, la cual requería de una solución hidráulica que disipara energía en la entrega del último columpio del CRTC hacia el CPD y

15

garantizara un comportamiento hidráulico en la entrada al CPD sin sobresaltos, ni salpicaduras, ni velocidades excesivas. Como necesidad de esta solución, se tuvo la de unificar el ancho de los dos canales para un mismo caudal y evitar así transiciones indeseadas que afectan principalmente el proceso constructivo. (Ver fotografía 3). En consecuencia, se obtuvo un nuevo diseño del CPD a partir del diseño original, denominado en el numeral 6.1.2. Diseño optimizado del CPD.

Fotografía 3. Modelo hidráulico del Canal de Pantallas Deflectoras (CPD) y de la transición con el Canal de Rápida con Tapa y Columpio (CRTC). (Fase 5).

Se destacan de este recuento histórico las diferentes condiciones de laboratorio para las distintas fases (lo que influyó en los espacios de tiempo que se tuvieron entre las dos primeras y las tres últimas) y el desenvolvimiento de las mismas al calor de trabajos académicos y de procesos de enseñanza aprendizaje entre profesores y estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia.

16

4. LA EROSIÓN

4.1

INTRODUCCIÓN

Si bien el tema de la erosión que se genera sobre el suelo por la acción de diversos agentes, como el agua, el viento, el hombre y otros, amerita extensas disertaciones sobre esas causas, sus tipos, sus características particulares, su control, etc., se limitará este libro a precisar de manera muy sucinta aquellos aspectos que tienen que ver con la erosión hídrica y su relación con obras de manejo de aguas de escorrentía, por la razón fundamental de tratarse de un manual de diseño, más que de un tratado sobre lo conceptual de la erosión y sus métodos de tratamiento. Para ello, el autor de este libro prefiere remitir al lector a importantes y muy bien logrados textos sobre la materia, como los escritos por los profesores Juan Montero Olarte, Jaime Suárez Díaz, Carlos Enrique Escobar Potes y otros, ellos sí expertos en ese tema. (Ver Bibliografía).

4.2

DEFINICIONES

Se define aquí la erosión como el “conjunto de procesos físicos de desalojo, transporte y depósito de materiales, ejercidos por diversos agentes: agua, viento y organismos vivos (el hombre y los animales) sobre la superficie terrestre, con un grado de intensidad variable” 1 , y con la fuerza de la gravedad terrestre como aliada.

Los factores que más inciden en la erosión son el régimen de lluvias, la cobertura vegetal, el tipo del suelo y la pendiente del terreno. Entre éstos se destacan la pendiente del terreno y el régimen de lluvias, ya que por estar localizados en el trópico, y más específicamente en la zona andina, se está sujeto a condiciones
1

MONTERO OLARTE, Juan. La erosión. En: CORPOCALDAS e INVIAS. Manual para el control de la erosión. Manizales – Colombia; EDITAR S.A., 1998. p. 1.

17

climáticas donde imperan abundantes y frecuentes lluvias de alta intensidad, lo que genera erosión hídrica, entendida como la producida por el agua lluvia a través del impacto de las gotas sobre la superficie del terreno y de los cambios en los regímenes de humedad, generando desprendimiento y arrastre de partículas y masas de suelo.

La erosión hídrica se subdivide en erosión pluvial y fluvial, respectivamente.

La erosión pluvial es provocada por el impacto de las gotas de lluvia y por la corriente que se forma sobre la superficie (escorrentía), generando

desprendimiento del suelo. La fuerza de caída de las gotas de lluvia, su tamaño y la calidad y cantidad de vegetación existente en la zona, son factores determinantes de este tipo de erosión y se manifiestan gradualmente así: erosión por salpicadura, erosión laminar, erosión en surco y erosión en cárcavas. (Ver Fotografía 4).

Fotografía 4. Cárcava El Pañuelo. Ibagué – Tolima, Colombia.

Fuente: Carlos Enrique Escobar Potes.

18

La erosión fluvial es provocada por el arrastre de partículas de suelo y rocas, durante el escurrimiento del agua a través de cauces naturales de distinto tamaño, por lo que se presentan procesos como socavación lateral y de fondo y cambios en la sinuosidad del cauce.

Por lo anterior, se puede decir que el agua es uno de las principales agentes de la erosión y el vehículo principal de transporte del material erodado, lo que amerita el diseño y construcción de obras hidráulicas adecuadas que recojan, conduzcan y manejen el agua disipando su energía y previniendo la erosión.

4.3

CONTROL DE LA EROSIÓN HÍDRICA

En este documento, el control de la erosión hídrica tiene que ver con la necesidad planteada a partir de lo expuesto en el numeral anterior de diseñar y construir obras de ingeniería y bioingeniería con criterios de sostenibilidad ambiental que recojan, conduzcan y depositen de manera controlada (generalmente en un cauce natural debajo de las laderas) el agua que escurre por las laderas de las montañas andinas, y que protejan a su vez otras obras de infraestructura ya construidas (edificaciones, vías, líneas vitales), ordenen cauces fluviales y mantengan las condiciones de vida silvestre en pequeñas áreas.

Las obras de las cuales trata este documento, y que permiten controlar la erosión hídrica en laderas de media a fuerte pendiente, se basan en la disminución de la energía del agua y los sedimentos transportados por ella (suelo y roca generalmente) mediante el uso de estructuras de disipación o disipadores de energía, las cuales se ubican en forma normal a la dirección del flujo y se complementan con estructuras de captación, vegetación y manejo de aguas de escorrentía sobre las laderas. Estas estructuras colectan y entregan el agua a los cauces de manera disipada.

19

Los disipadores de energía son elementos cuyo objetivo es transformar la energía cinética o parte de ella en calor. Estos elementos son empleados para generar fricción entre el agua y la superficie del canal, saltos hidráulicos e impactos o golpes del agua contra el fondo del canal, permitiendo así disminuir al máximo la socavación del cauce receptor aguas abajo o el daño de la estructura misma. (Ver Fotografías 5 y 6).

Fotografía 5. Disipadores de energía naturales en un río.

Fotografía 6. Disipadores de energía artificiales. Diques escalonados construidos en Quebrada El Silencio. Manizales - Caldas, Colombia.

Fuente: Carlos Enrique Escobar Potes

20

5. ESTRUCTURAS DE VERTIMIENTO DE AGUAS

Estas estructuras son canales abiertos que se construyen desde la corona hasta el pie del talud o la ladera. Se diseñan con el objetivo de conducir las aguas de escorrentía que llegan de cunetas o canales interceptores, y su buen funcionamiento depende de la correcta selección, combinación y ubicación de éstas.

Entre las estructuras de vertimiento se tienen: el canal de rápidas escalonadas, el canal de rápidas lisas, y la combinación de rápidas lisas y rápidas escalonadas o de otras estructuras de vertimiento de aguas, como en este caso lo son el CRTC y el CPD.

5.1

RÁPIDAS LISAS

Son canales de fondo liso con pendientes adecuadas a las condiciones topográficas del terreno y al caudal que se desea evacuar. En ellos, el agua escurre a velocidad apreciable, llegando al pie de la ladera o talud con gran cantidad de energía cinética que requiere ser disipada para no erosionar el lecho del cauce receptor del agua, ni poner en peligro la estructura por socavación de su pie; para esto se emplean tanques amortiguadores con dentellones o bloques.

El diseño de las rápidas lisas principalmente está en función del caudal de diseño por evacuar, de las características geométricas escogidas para el canal, de la pendiente del terreno y del material a utilizar.

El canal diseñado debe ser capaz de resistir las velocidades que se desarrollen en él y de conducir el agua sin rebosarse para el periodo de retorno seleccionado.

21

Este tipo de canales (Ver Fotografía 7) generalmente se construye en concreto reforzado, lo que garantiza una buena resistencia ante altas velocidades de flujo, por ejemplo, entre 10 y 20 m/s, y en particular para los tipos de concreto (según su resistencia a la compresión) que normalmente se usan en el país. Además, por los caudales que se manejan en estos canales, muy difícilmente se alcanzan velocidades que superen las indicadas atrás 2 .

Fotografía 7. Canal de rápidas lisas.

Fuente: Marinela Valencia Giraldo, 2009.

Sin embargo, si se optara por otros materiales, puede utilizarse una tabla para definir velocidades máximas permisibles en canales revestidos como la que se presenta a continuación (Tabla 1):

2

Krochin Sviatoslav. ”Diseño Hidráulico”, Ed. MIR, Moscú, 1978.Tabla DC10.

22

Tabla 1. Velocidades máximas permisibles en rápidas lisas.

MATERIAL Ladrillo común Ladrillo vitrificado Arcilla vitrificada (gres) Concreto 175 kg/cm2 Concreto 210 kg/cm2 Concreto 280 kg/cm2 Concreto 350 kg/cm2 (17,2 MPa) (20,6MPa) (27,5 MPa) (34,3 MPa)

VELOCIDAD MÁXIMA (m/s) 3 5 4 6 10 15 20

Fuente: Normas de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB).

5.2

RÁPIDAS ESCALONADAS

Son canales con gradas o escalones (Ver Fotografía 8) donde, a la vez que se conduce el agua, se va disipando la energía cinética del flujo por impacto con los escalones, llegando el agua al pie de la rápida con energía disipada, por lo que no se hace necesaria alguna estructura adicional, o, dado el caso, una estructura pequeña.

Primero, se debe definir el régimen preferencial del flujo para el caudal de diseño, en cuanto a si este sería saltante (se caracteriza por una sucesión de chorros en caída libre que chocan en el siguiente escalón, seguidos por un resalto hidráulico parcial o totalmente desarrollado) o rasante (en él, el agua fluye sobre los escalones como una corriente estable rasando sobre ellos y amortiguándose por el fluido re circulante atrapado entre los escalones), teniendo en cuenta que la disipación de la energía, en el régimen saltante, se produce en cada escalón, al romperse el chorro en el aire, al mezclarse en el escalón o por formación de

23

resaltos hidráulicos; y en el régimen rasante, se produce en la formación de vórtices en las gradas, debido a que las gradas actúan como una macro rugosidad en el canal.

Fotografía 8. Canal de rápidas escalonadas.

Fuente: Joan Nathalie Suárez H, 2008. Para el diseño de rápidas escalonadas se recomiendan los siguientes pasos 3 , sin profundizar en el tema por no ser el propósito de este documento:

Estimar el caudal de diseño. Evaluar la geometría del canal (pendiente, altura y ancho). Seleccionar la altura óptima del escalón, para obtener el régimen de flujo seleccionado. Calcular las características hidráulicas del flujo. Calcular el contenido de aire disuelto aguas abajo de la estructura. En los regímenes de flujo saltante se debe airear el salto en su caída libre de un escalón a otro. Diseñar la cresta de la rápida.
3

Tomado de: MEJÍA FERNÁNDEZ, Fernando. Hidrología e hidráulica. En: CORPOCALDAS e INVIAS. Manual para el control de la erosión. Manizales – Colombia: EDITAR S.A., 1998. p. 111 – 112.

24

Calcular la altura de las paredes del canal considerando un borde libre, para recoger las posibles salpicaduras o aumentos de caudal no previstos.

Si se desea disipar mayor energía se pueden adicionar elementos para este propósito como bloques de cemento o salientes en la grada (que bloquean el flujo), rápidas escalonadas con tapas (que interceptan los chorros de agua) o rápidas escalonadas con vertedero y pantalla (forman resalto hidráulico y atenúan el golpe del agua). (Ver Figura 1).

Figura 1. Rápida escalonada con vertedero y pantalla.

Fuente: VAUGHAN y BARÓN, 1975.

5.3

COMBINACIÓN DE RÁPIDAS LISAS Y ESCALONADAS

Son estructuras conformadas por canales de rápidas lisas que incluyen en su desarrollo longitudinal un escalón u otro elemento disipador de la energía cinética del flujo, prescindiendo en la mayoría de los casos del empleo de estructuras disipadoras en el pie de la estructura.

25

A este tipo de estructuras pertenecen el Canal de Pantallas Deflectoras (CPD) y el Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC); estas estructuras requieren de un diseño especial debido a que disipan la energía del flujo a lo largo del canal y no al pie de ésta.

5.3.1 Canal de Pantallas Deflectoras (CPD).

Es un canal de sección rectangular y fondo liso que incluye pantallas deflectoras alternas colocadas a 45º con el eje del canal, las cuales cumplen el papel de elementos disipadores de energía, y pestañas longitudinales sobre los bordes de ambas paredes del canal que impiden que la estructura rebose. (Ver Figura 2).

Figura 2. Canal de pantallas deflectoras. Diseño geométrico original.

Fuente: RAMÍREZ GIRALDO, Jorge. Canal con pantallas deflectoras: Estudio con modelos hidráulicos. En BOLETÍN DE VÍAS. Vol. 6, Nº 37. Enero/Marzo, 1978. p. 6.

26

Las pantallas deflectoras desvían el flujo lateralmente disminuyendo la velocidad en el caso de que el caudal sea pequeño (por ejemplo, que no rebase la altura de las pantallas), y si el caudal es grande actúan como grandes rugosidades permitiendo la disipación de la energía en el fondo del canal. (Ver Fotografía 9).

Fotografía 9. Canal de Pantallas Deflectoras.

Fuente: John Alexander Pachón G, 2008.

El CPD es “aplicable al caso de conducciones a lo largo de pendientes pronunciadas (entre el 10% y el 50%), que evita velocidades exageradas y entrega el flujo con energía disipada, sea cual fuere la longitud del canal y la diferencia de nivel entre sus extremos.

Tiene la propiedad de conservar prácticamente constante su capacidad al variar la pendiente dentro de un amplio rango, razón por la cual es adaptable a las sinuosidades de los perfiles sin necesidad de variar la sección y sin exigir excavaciones excesivas para su construcción.

27

Ya que el diseño no presenta ninguna arista horizontal ni zonas de estancamiento, la estructura previene la sedimentación de material en suspensión y la obstrucción con cuerpos flotantes, siendo apta para la conducción de aguas negras y aún de lodos” 4 . Las principales características del CPD son, según su mismo diseñador 5 :

Capacidad prácticamente constante para el rango de pendientes entre 10% y 50%. Adaptabilidad a las sinuosidades de los perfiles, sin necesidad de variar la sección. Economía notable en la excavación, como consecuencia de la característica anterior. Baja velocidad en relación con la del canal sin pantallas, y dentro de los límites tolerables para el concreto. Disipación de energía dentro del canal, sin requerir estructuras disipadoras especiales a la entrada o a la salida. Auto limpieza, ya que no hay zonas de estancamiento en donde pueda presentarse sedimentación. Facilidad y sencillez en la formaletería.

5.3.2 Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC)

Es un canal aplicable al caso de conducciones a lo largo de pendientes altas o muy altas (entre el 50% y el 173%) conformado por una serie de rápidas lisas de sección rectangular, que se interrumpen en las terrazas de un talud tratado o cada cierto tramo, de tal forma que en la transición de una rápida a otra se tiene un
4

RAMÍREZ GIRALDO, Jorge.

Canal con pantallas deflectoras: Estudio con modelos hidráulicos.

En

BOLETÍN DE VÍAS. Vol. 6, Nº 37. Enero/Marzo, 1978. p. 1
5

Ídem anterior, p. 5.

28

columpio que deflecta el chorro y lo proyecta contra una tapa existente en el inicio de la siguiente rápida aguas abajo. El sistema columpio – tapa es complementado con un deflector que obliga al flujo a volver al canal. (Ver Figuras 3 y 4. Ver Fotografía 10).

Gran parte de la energía se disipa en el módulo columpio-tapa, al generarse una turbulencia y aireación del flujo en el punto de impacto del chorro de agua con la tapa, lo cual proporciona que en el momento de llegada del agua al pie de la ladera o talud el porcentaje de energía disipada en toda la trayectoria de la estructura sea lo más alto posible.

Las principales características del CRTC son:

Es complementario con el Canal de Pantallas Deflectoras. El diseño especial del columpio en el escalón evita la presencia de obstáculos en el flujo. Proporciona una gran capacidad de descarga, a pesar de la fuerte pendiente. Capacidad prácticamente constante para el rango de pendientes entre el 50% y el 173%. Puede adaptarse fácilmente al perfil del talud o drenaje haciendo que los escalones del canal coincidan con las zanjas o cunetas construidas a lo largo del talud. Permite altos niveles de disipación de energía. Previene la sedimentación y la obstrucción con basuras. Admite colectores laterales en el escalón. Las tapas sirven de puente en las terrazas. Es de fácil mantenimiento. Ofrece economía y facilidad en la construcción (con el uso de formaletas tipo y pocas excavaciones).

29

Figura 3. Canal de Rápidas con Tapa y Columpio. Diseño geométrico.

30

Figura 4. Canal de Rápidas con Tapa y Columpio. Detalle del Escalón (Columpio).

31

Fotografía 10. Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC).

Fuente: John Alexander Pachón G., Marinela Valencia G., 2008.

De acuerdo con lo planteado hasta aquí en cuanto a las características de diseño del CPD y del CRTC, el primero puede entregar las aguas conducidas al segundo, o recibirlas de él cuando la pendiente se suavice, cubriéndose así todos los rangos de pendiente; es decir, el CRTC y el CPD se complementan. (Ver Fotografía 11).

Fotografía 11. Combinación de CRTC y CPD.

Fuente: John Alexander Pachón G, 2008.

32

6. NORMAS DE DISEÑO DEL CANAL DE PANTALLAS DEFLECTORAS (CPD) Y DEL CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (CRTC)

Se presentan enseguida, de manera secuencial y según las necesidades de diseño que cada ingeniero tenga en particular, lo que se ha denominado en este documento las normas de diseño del CPD y del CRTC, así como de la estructura que corresponde a la transición entre ambos canales, cuando el CRTC entrega a un CPD. En el caso de un CPD que entrega a un CRTC, no hay una exigencia especial de una estructura de transición pues el CPD que llega se asimila a la rápida arriba del primer columpio del CRTC.

6.1

DISEÑO DE UN CANAL DE PANTALLAS DEFLECTORAS (CPD)

6.1.1 Alternativa 1: Diseño original del CPD

Diseño original se refiere al esquema mostrado en la figura 2, y al diseño obtenido de las investigaciones realizadas por el profesor Ingeniero Jorge Ramírez Giraldo 6 , que corresponde al diseño tradicionalmente utilizado en el país.

Sin embargo, durante las investigaciones realizadas por el autor de este libro y auxiliares de investigación en el año 2003 (fase 5) se optimizó el diseño original con el fin de unificar para un mismo caudal el ancho del CPD y del CRTC de tal forma que, cuando se requiriera la construcción de uno entregando al otro, se tuviera un ancho de zanja igual, se eliminara la posibilidad de una transición entre uno y otro, y se tuviera economía y mayor facilidad en el proceso constructivo. A este diseño optimizado se le denominará en este documento la Alternativa 2 de diseño del CPD (que se muestra en el numeral 6.1.2), con la aclaración de que el diseñador puede utilizar indistintamente cualquiera de las dos alternativas en el
6

RAMÍREZ GIRALDO, Jorge.

Canal con pantallas deflectoras: Estudio con modelos hidráulicos.

En

BOLETÍN DE VÍAS. Vol. 6, Nº 37. Enero/Marzo, 1978. p. 1-11

33

caso de que requiera diseñar solamente un CPD, sin que este reciba o entregue las aguas a un CRTC.

Cuando el sistema de vertimiento de aguas requiera, en razón de las pendientes que se manejan (entre el 10% y el 50%), diseñar únicamente un Canal de Pantallas Deflectoras, los criterios de diseño que se utilizarían (por igual para las alternativas 1 y 2) serían los siguientes:

“La sección debe diseñarse para el tramo de mayor pendiente que presente el perfil longitudinal del canal, y esa misma servirá para pendientes menores. La velocidad de entrada al canal no debe ser mayor que la que tendría dentro de él en una pendiente del 50%. Si no se cumple esta condición, se puede lograr la disipación dentro del mismo canal aumentando la altura y/o la pestaña en el tramo inicial. Se recomienda estudiar este caso con un modelo hidráulico para las condiciones particulares. La entrega del canal puede consistir en aletas y enrocado, prescindiendo de la estructura de disipación de energía si el último tramo del canal es de pendiente moderada. Deben calcularse curvas horizontales y verticales evitando así quiebres pronunciados en su trayecto que podrían producir desborde y erosión en la estructura. En el caso de que se requieran curvas horizontales con mayor curvatura que la calculada, basta con aumentar convenientemente la pestaña del lado exterior. Se deben colocar drenajes paralelos para evitar las subpresiones. La entrega de tributarios al canal, como tuberías, cunetas, etc., debe efectuarse en el punto medio entre dos pantallas consecutivas del mismo lado y a altura mayor que la de las pantallas, sin interrumpir la pestaña superior del canal. Las pantallas pueden prefabricarse, mientras sea práctico, y pueden dejarse cortas con el objeto de permitir un espacio entre ellas y las paredes del canal,

34

para simplificar la formaleta lateral. El espacio se rellenará posteriormente con concreto. El diseño es aplicable también a alcantarillas de cajón, aumentando convenientemente la altura para permitir aireación” 7

Figura 5. Refuerzo estructural sugerido para el CPD original.

Fuente: AQUATERRA, CORPOCALDAS y CEMCALDAS. Algunas obras utilizadas en el control de erosión. Disipadores de energía. 1991. (Modificado y complementado por el autor).

7

RAMÍREZ GIRALDO, Jorge.

Canal con pantallas deflectoras: Estudio con modelos hidráulicos.

En

BOLETÍN DE VÍAS. Vol. 6, Nº 37. Enero/Marzo, 1978. p. 4-5.

35

En el diseño del CPD alternativa 1, con base en los resultados de la investigación en su fase 1, se procede a: 1. Obtener el valor de b (ancho del canal, a partir del cual se define el resto de las dimensiones del mismo (Figura 3)), en función del caudal de diseño del CPD (obtenido de la aplicación de un modelo lluvia –escorrentía, como el tan común Modelo ó Método Racional, teniendo en cuenta las condiciones y características del área a drenar hacia el canal y un Período de Retorno especificado) 8 y en función de la pendiente media del CPD a diseñar, a partir de las siguientes relaciones:
b = 0,98 * Q 0.4 , para pendiente del 10%

Ec. 1

b = 1,04 * Q 0.4 , para pendiente del 50%

Ec. 2

Donde,

b , ancho del CPD, en m; Q , caudal de diseño del CPD, en m3/s

El valor del coeficiente se puede interpolar linealmente para valores de pendientes entre ese rango del 10% al 50%.

Sin embargo, si se considera que la diferencia entre los valores obtenidos de b es muy baja para cualquiera de las pendientes entre 10 y 50% (por ejemplo, la diferencia es sólo de 3 cm en la dimensión b de un canal para pendientes del 30 y del 50% y un caudal de diseño de 1 m3/s) , una opción –para canales no muy largos, en donde la economía por efecto de los cambios en la dimensión b no sea trascendente- sería la de diseñar para las condiciones más desfavorables, es decir, para la pendiente del 50%, aunque se manejen pendientes un poco menores.

8 MEJÍA FERNÁNDEZ, Fernando. Hidrología e hidráulica. En: CORPOCALDAS e INVIAS. Manual para el control de la erosión. Manizales – Colombia: EDITAR S.A., 1998. P 79-82.

36

2. Obtener el valor de V , velocidad promedio del agua en el CPD, en función de su pendiente y el caudal de diseño, a partir de las siguientes relaciones:
V = 2,64 * Q 0.2 , para pendiente del 10%

Ec. 3

V = 4,42 * Q 0.2 , para pendiente del 50%

Ec. 4

Donde,

V , Velocidad promedio en el CPD, en m/s; Q , caudal de diseño del CPD,
en m3/s

El valor del coeficiente se puede interpolar linealmente para valores de pendientes entre ese rango del 10% al 50%.

Aquí también, una opción sería la de diseñar para las condiciones más desfavorables, es decir, para la pendiente del 50%, aunque se manejen pendientes un poco menores. Una vez calculada la velocidad por esta vía, su valor se compara con las velocidades máximas permisibles en canales revestidos que aparecen en la Tabla 1, con el fin de no rebasarlas.

6.1.2 Alternativa 2: Diseño optimizado del CPD

Como ya se dijo en el numeral anterior, los criterios de diseño que se utilizarían para esta alternativa 2 serían los mismos de la alternativa 1.

37

Figura 6. Canal de pantallas deflectoras, diseño optimizado. Diseño geométrico y refuerzo estructural sugerido.

En el diseño del CPD alternativa 2 (diseño optimizado) se procede, con base en los resultados de la investigación en su fase 5, de igual manera a:

Obtener el valor de a (ancho del canal, a partir del cual se define el resto de las dimensiones del mismo (Figura 6)), en función de su pendiente media y el caudal de diseño (obtenido como se mencionó en el numeral anterior), a partir de la siguiente relación única, obtenida de promediar aritméticamente los coeficientes 38

de las que se tienen para pendientes del 10% y del 50%, debido a la muy poca diferencia que se obtuvo entre ellas:
a = 0,905 * Q 0.4

Ec. 5

Donde,
a , ancho del CPD, en m; Q , caudal de diseño del CPD, en m3/s

2. Obtener el valor de V , velocidad promedio del agua en el CPD, en función de su pendiente media y el caudal de diseño, a partir de las siguientes relaciones:
V = 4,890 * Q 0.2 , para pendiente del 10%

Ec. 6

V = 5,328 * Q 0.2 , para pendiente del 50%

Ec. 7

Donde,

V , velocidad promedio en el CPD, en m/s; Q , caudal de diseño del CPD, en
m3/s.

Aquí también, una opción sería la de diseñar para las condiciones más desfavorables, es decir, para la pendiente del 50%, aunque se manejen pendientes un poco menores. Una vez calculada la velocidad por esta vía, su valor se compara con las velocidades máximas permisibles en canales

revestidos que aparecen en la Tabla 1, con el fin de no rebasarlas.

6.2

DISEÑO DE UN CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (CRTC)

Cuando el sistema de vertimiento de aguas requiera diseñar únicamente un Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC), debido a las pendientes que se manejan (mayores del 50%), los criterios de diseño que se utilizarían serían los siguientes:

39

La sección debe diseñarse para el tramo de mayor pendiente que presente el perfil longitudinal del canal, y esa misma servirá para pendientes menores. La superficie del fondo y paredes debe ser lisa (p.e. concreto pulido) facilitando el mantenimiento. La velocidad de entrada al canal no debe ser mayor que la que tendría dentro de la primera rápida. Se deben colocar filtros paralelos para evitar empujes por subpresión, cuyo tipo y cantidad se definen para cada caso según las características del suelo. Si el canal se desarrolla a lo largo de un talud estabilizado con terrazas, se hacen coincidir los columpios con esas terrazas, en las cuales la tapa horizontal del columpio sirve de puente para el tránsito de personas sobre ellas. Se deben conectar los colectores laterales (zanjas colectoras interiores en las terrazas) en la parte alta interior de los escalones. Las condiciones de entrega en el extremo inferior del canal pueden ser la de un último columpio, o la de una pequeña estructura de disipación que remata en aletas y enrocado. En el extremo de cada columpio, antes del inicio de la siguiente rápida, puede construirse una ranura hasta la profundidad del fondo del columpio, que evite que el agua se estanque en él.

40

Figura 7. Canal de Rápidas con Tapa y Columpio. Diseño geométrico y refuerzo estructural sugerido.

Fuente: AQUATERRA, CORPOCALDAS y CEMCALDAS. Algunas obras utilizadas en el control de erosión. Disipadores de energía. 1991. (Modificado y complementado por el autor).

41

En el diseño del CRTC se procede, en función de los resultados de la investigación en su fase 4, de igual manera a: 1. Obtener el valor de a (ancho del canal, a partir del cual se define el resto de las dimensiones del mismo (Figura 7), en función del caudal de diseño del CRTC (obtenido como ya se indicó en los numerales anteriores) y en función de la pendiente media del CRTC a diseñar, a partir de la siguiente relación única, obtenida de promediar aritméticamente los coeficientes de las que se tienen para pendientes del 50% y del 137%, debido a la muy poca diferencia que se obtuvo entre ellas:
a = 0,905 * Q 0.4

Ec. 8

Donde,
a , ancho del CRTC, en m; Q , caudal de diseño del CRTC, en m3/s

Nota: esta ecuación es igual a la Ec. 8 por la sencilla razón de que el diseño optimizado del CPD (que incluye un ancho de canal igual al del CRTC) se obtuvo (fase 5) de estudiar éste recibiendo las aguas de un CRTC, por lo cual el caudal de diseño es el mismo para ambos y, por ende, la ecuación que relaciona el ancho del canal con el caudal es también la misma.

2. Obtener el valor de Vráp , velocidad máxima en cualquier rápida del CRTC (antes de entrar al columpio) y de V prom , velocidad promedio a lo largo del CRTC, en función del caudal de diseño, a partir de las siguientes relaciones:

V ráp = 9, 457 * Q 0.2
Donde,

Ec. 9

V ráp , Velocidad máxima en la rápida (antes de entrar al columpio) del CRTC,
en m/s
Q , Caudal de diseño del CRTC, en m3/s

42

V prom = 7,230 * Q 0.2

Ec. 10

Donde,
V prom , velocidad promedio a lo largo del CRTC, en m/s
Q , caudal de diseño del CRTC, en m3/s

Nota: Con fines prácticos (mas no con fines académicos e investigativos), no se haría necesario calcular la velocidad promedio en el CRTC, si se tiene en cuenta que la velocidad en cualquier rápida es evidentemente mayor que el promedio en todo el canal.

Una vez calculada la velocidad por esta vía, su valor se compara con las velocidades máximas permisibles en canales revestidos que aparecen en la Tabla 1, con el fin de no rebasarlas.

6.3

DISEÑO DE UN CPD QUE ENTREGA A UN CRTC.

En este caso, los criterios de diseño del CPD serán los planteados en el numeral 6.1. Pueden ser seleccionados de cualquiera de las dos alternativas presentadas en los numerales 6.1.1 y 6.1.2, y los criterios de diseño del CRTC serán los planteados en el numeral 6.2. Obviamente, el caudal de diseño de ambas estructuras es el mismo; sin embargo, si se escoge para el diseño de un CPD la alternativa 6.1.1, se requiere el diseño de una transición en el empalme entre un canal y otro, puesto que sus anchos serán diferentes, por lo cual resulta

comprensible que el autor de este documento recomiende en este caso optar de una vez por la alternativa del numeral 6.1.2, eliminando la necesidad de la mencionada transición.

La única recomendación especial para este caso es que el CPD entregue al primer columpio del CRTC.

43

6.4

DISEÑO DE UN CRTC QUE ENTREGA A UN CPD.

En este caso el caudal de diseño que gobierna es el del CRTC, y el sistema -como uno solo, en el cual el CRTC y el CPD actúan como estructuras de vertimiento combinadas (siendo ésta última receptora)- se diseña con base en los resultados de la fase 5 de la investigación, con los siguientes criterios:

El CRTC se debe diseñar tal como se indica en el numeral 6.2 y como se ilustra en la Figura 7. El CPD se debe diseñar tal como se indica en el numeral 6.1.2 y como se ilustra en la Figura 6, con el mismo caudal de diseño del CRTC. Se diseña una estructura de transición entre el CRTC y el CPD con las siguientes características:

En la zona donde se haga necesaria la transición de un CRTC a un CPD, debe tenerse, como remate del primero, un columpio con su respectiva tapa horizontal, como lo exige su diseño. A partir del extremo de ambos (columpio y tapa horizontal) se tendría el diseño geométrico de la transición así:

Del extremo del columpio se desarrollaría el fondo del CPD con un ancho igual al del CRTC, pero con la pendiente exigida por la topografía. Del extremo de la tapa horizontal se desarrollaría a su vez la tapa de la transición, de dimensión 2 a , con el mismo ancho del CPD y rematando en un deflector de longitud 0,7 a como se muestra en la Figura 8.

44

Figura 8. Transición entre un CRTC y un CPD. Diseño geométrico y refuerzo estructural sugerido.

Simultáneamente con esto, se suprimen las dos primeras pantallas deflectoras del CPD con el fin de evitar salpicaduras excesivas en su tramo inicial, según pudo establecerse durante la investigación (Ver Fotografía 12). Se debe adoptar el elemento denominado Tapa CPD que se ubica a una distancia de 1,84 a con respecto al borde inferior del deflector de la transición y con una longitud de 4 a , para de esta manera eliminar salpicaduras por la turbulencia generada entre las pantallas deflectoras. (Ver Figura 8 y Fotografía 13). Esta tapa podría tener las mismas características estructurales que las del CRTC.

45

Fotografía 12. Funcionamiento del CPD con la transición, sin las dos primeras pantallas y sin la Tapa CPD.

Fuente: LUCERO CARVAJAL y RIASCOS DELGADO, 2003.

Fotografía 13. Canal de Pantallas Deflectoras con la transición, optimizado (sin las dos primeras pantallas y con la Tapa CPD).

Fuente: LUCERO CARVAJAL y RIASCOS DELGADO, 2003.

46

7. CONCLUSIONES

La alternativa de uso del Canal de Pantallas Deflectoras CPD y del Canal de Rápidas con Tapa y Columpio CRTC con que cuenta la ingeniería colombiana y la de otros países vecinos andinos, que enfrentan iguales problemas erosivos asociados a lluvias torrenciales, se presenta como adecuada para el manejo seguro de aguas de escorrentía en laderas, frente a otras que han sido desarrolladas para condiciones algo distintas a las que se viven en el trópico (como los tanques amortiguadores y disipadores de energía diseñados por A. J. Peterka para el Bureau of Reclamation, U. S. Department of the Interior y muy divulgados en la década de los setenta del siglo pasado), pero al lado de importantes diseños colombianos de este tipo de estructuras como los logrados por el CETIH de la Universidad de Los Andes e Hidroestudios y por la Universidad Industrial de Santander para la meseta de Bucaramanga hace ya varios años.

Por otra parte, se destaca con estos diseños el poder barrer todo el rango de pendientes que se tienen en nuestras laderas andinas (desde el 10% hasta el 173%) y la facilidad de combinar estructuras sin complicaciones constructivas adicionales, después de haberse resuelto en laboratorio el problema del diseño de la transición entre ellas.

Además, se resalta el hecho de que las capacidades hidráulicas de ambas estructuras cubren fácilmente todo el rango de caudales (por ejemplo, menores de 10 m3/s) que pudieran presentarse en las potenciales áreas aferentes a ellas comúnmente atendidas con obras hidráulicas para el control de la erosión, antes de que se desarrollen, al interior de las mismas, velocidades tan altas (por ejemplo, mayores de 10 m/s) que pongan en riesgo su estabilidad.

Sin embargo, la rigidez de todas estas estructuras (de concreto) pudiera constituirse en un problema a solucionar cuando se trata de laderas y taludes que, a pesar de los tratamientos de estabilidad a los que se les somete, siguen, por

47

ejemplo, reptando. Este aspecto amerita entonces sumo cuidado de parte de los diseñadores de obras.

En fin, la reflexión última y quizás la más importante – a juicio del autor- es que, mientras la Academia, representada en profesores y estudiantes, y las autoridades civiles y ambientales, tomadoras de decisiones, continúen aunando esfuerzos en procura de resolver éstos y otros problemas a los que nos enfrenta nuestro entorno geográfico, se tiene garantizado el mejor camino para lograrlo. Es, en definitiva, una de las razones de ser y una de las misiones de la Universidad moderna servir a la sociedad a la cual se debe por completo, especialmente la Universidad Pública.

48

8. ALGUNAS RECOMENDACIONES

8.1

DE DISEÑO:

NUNCA MÁS DEBERÍAN DISEÑARSE:

Canales de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC) con las ecuaciones de diseño que fueron el resultado de la fase 2 de la investigación (1980), por obsoletos. Todos los CRTC que se diseñen deben obedecer, entonces, a los criterios planteados en el numeral 6.2 de este documento.

Los denominados Canales de Rápidas con Tapa (CRT), que eventualmente se diseñan y construyen aún y que fueron los antecesores del CRTC -no tenían columpio ni deflector en el extremo de la tapa inclinada - por empíricos (antes de ser estudiado y diseñado el CRTC no se había hecho ningún estudio sobre la capacidad ni el comportamiento hidráulico de ellos) y, por lo tanto, obsoletos. Su diseño fue cambiado desde principios de la década del 80, en el siglo pasado, por el CRTC. (Ver Fotografía 14).

Fotografía 14. Canal de Rápidas con Tapa (CRT).

49

8.2

DE CONSTRUCCIÓN:

Debe tenerse en cuenta que el refuerzo transversal y longitudinal de fondo, paredes y tapa del CRTC, del CPD y de la transición entre ellos, es apenas una sugerencia, y que los diámetros finales, la disposición del refuerzo y las características del acero (liso o corrugado) quedan a discreción del diseñador de la estructura para cada caso particular.

Las dimensiones del dentellón de anclaje del columpio del CRTC y del CPD mostrado en las Figuras 5 a 8 son sugeridas, pues dependen de la magnitud de b y a (ancho del canal) y de las características del suelo de fundación, y podrán variarse a juicio de la interventoría en cada caso.

Es conveniente construir una ranura transversal en el centro del labio del deflector a la salida del columpio del CRTC, para evitar que éste se mantenga lleno de agua y se convierta en foco infeccioso. (Ver Fotografía 15). Para ambos tipos de canales, los drenajes se deberán colocar en el sitio, longitud y profundidad que señale la Interventoría. En el caso del CRTC, los drenajes se colocarán debajo del fondo del columpio, con el fin de que descarguen en la rápida siguiente.

Fotografía 15. Detalle de la ranura transversal en el centro del labio deflector a la salida del columpio del CRTC.

50

9. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

AQUATERRA, CORPOCALDAS y CEMCALDAS. Algunas obras utilizadas en el control de erosión. Disipadores de energía. 1991. BRAND RUIZ, Eduardo Andrés y RAMÍREZ HERNÁNDEZ, Róbinson. Auxiliares de ingeniería en la investigación: Estructuras de vertimiento para el control de la erosión y el manejo de aguas en laderas de fuerte pendiente. Estudio en modelos hidráulicos. Fase 3. Manizales, 2002, 71 p. Trabajo de grado (Ingeniero Civil). Universidad Nacional de Colombia. Ingeniería y Arquitectura. CDMB. Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga. Normas sobre velocidades máximas permisibles en rápidas lisas. CETIH UNIANDES – HIDROESTUDIOS. Diversas estructuras de vertimiento. Bogotá. 1969 – 1970. ESCOBAR POTES, Carlos E. Manual para el control de la erosión. Capítulo VI: Obras y prácticas para el control de la erosión. CORPOCALDAS e INVIAS. Manizales – Colombia. EDITAR S.A., 1998. GONZÁLEZ BLANDÓN, Claudia Marcela y GONZÁLEZ BLANDÓN, Jackelline. Auxiliares de ingeniería en la investigación: Estructuras de vertimiento para el control de la erosión y el manejo de aguas en laderas de fuerte pendiente. Estudio en modelos hidráulicos. Fase 4. Etapas de operación y análisis de resultados. Manizales, 2002, 75p. Trabajo de grado (Ingeniero Civil). Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ingeniería y Arquitectura. LUCERO CARVAJAL, Ana María y RIASCOS DELGADO, Merlyn Johanna. Estructuras de vertimiento en laderas de fuerte a media pendiente, Fase 5. Estudio en modelos hidráulicos. Diseño de la transición del Canal de Rápidas con Tapa y Columpio con el Canal de Pantallas Deflectoras. Manizales, 2003, 63p. Trabajo de grado (Ingeniera Civil). Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ingeniería y Arquitectura. Facultad de

51

MEJÍA FERNÁNDEZ, Fernando. Disipadores de energía para pendientes fuertes: Estudio en modelos hidráulicos. BOLETÍN DE VÍAS Y TRANSPORTE. Vol. 9, Nº 47. Enero/Diciembre, 1981. MEJÍA FERNÁNDEZ, Fernando. Manual para el control de la erosión. Capítulo III: Hidrología e hidráulica. CORPOCALDAS e INVIAS. Manizales – Colombia. EDITAR S.A., 1998. MONTERO OLARTE, Juan. Manual para el control de la erosión. Capítulo I: La erosión. CORPOCALDAS e INVIAS. Manizales – Colombia. EDITAR S.A., 1998. PETERKA, A. J. Hydraulic Design of Stilling Basins and Energy Dissipators. Monograph No. 25. USBR. 1974. RAMÍREZ GIRALDO, Jorge. Canal con pantallas deflectoras: Estudio con modelos hidráulicos. En BOLETÍN DE VÍAS. Vol. 6, Nº 37. Enero/Marzo, 1978. SVIATOSLAV, Krochin. Diseño hidráulico. Editorial MIR. Moscú, 1978. Tabla DC10. SUÁREZ DÍAZ, Jaime. Control de erosión en zonas tropicales. Librería UIS. Bucaramanga – Colombia. 2001. SUÁREZ DÍAZ, Jaime. Deslizamientos y estabilidad de taludes en zonas tropicales. Publicaciones UIS. Bucaramanga – Colombia. 2001. VAUGHAN, F.; VARÓN, M. Estudio en modelos hidráulicos, de estructuras de vertimiento escalonadas. Proyecto de grado Ingeniería Civil. Universidad Industrial de Santander. Bucaramanga. 1975.

52

APÉNDICE I

OTROS POSIBLES USOS DEL CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO:

ESTRUCTURAS DE VERTIMIENTO COMO OBRAS DE DESCOLE. DERIVACIÓN HACIA HUMEDALES 9

RESUMEN

En ciudades de media montaña éstas se encuentran coronando la montaña, de manera que la disposición final de aguas residuales domésticas se hace a través de laderas que las circundan y a través del uso de estructuras de vertimiento, de tal forma que ellas cumplen el doble papel de evacuar aguas lluvias y servidas. Con base en el avance investigativo de los biorreactores como alternativa de tratamiento de aguas residuales, se realizó una investigación entre la Universidad Nacional y CORPOCALDAS para utilizar el diseño del Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC) para conducir las aguas residuales que pudieran

escurrir por él hasta humedales que se acomodaran a las terrazas donde el CRTC dispone de sus columpios para disipar energía cinética, terrazas que se construyen en taludes tratados como parte del proceso de estabilización de los mismos. Se diseñó entonces, con éxito, la estructura de derivación del Canal hacia el humedal.

9

Ponencia presentada y publicada en las memorias del XVIII Seminario Nacional de Hidráulica e Hidrología.

Sociedad Colombiana de Ingenieros. Bogotá, D.C. 22, 23 y 24 de mayo de 2008

53

1. INTRODUCCIÓN

Se presenta aquí el resultado de un trabajo investigativo que se ha venido llevando en la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales desde hace muchos años (fines de la década del 70 del siglo pasado), en particular el diseño de estructuras de vertimiento de aguas en laderas de media a fuerte pendiente que se han requerido en ciudades de media y alta montaña (como ManizalesCaldas y otras vecinas) y en carreteras de media ladera, para la recolección, conducción y disposición segura de aguas de escorrentía, principalmente aguas lluvias, sobre taludes y laderas que ameritan una intervención con obras de estabilidad ante fenómenos de erosión, deslizamientos, remoción en masa, etc.

Dentro de tales diseños se destacan el CANAL DE PANTALLAS DEFLECTORAS (CPD) y el CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (CRTC), profusamente utilizados en esta región y en otras del país. Estas estructuras se combinan, se complementan, para barrer toda la gama de pendientes posibles de encontrar en estas laderas y taludes. Así, el CPD se utiliza cuando las pendientes varían entre 10 y 50%, y el CRTC se utiliza cuando las pendientes varían entre el 50 y el 170% aproximadamente.

Por otra parte, es muy común que en las ciudades mencionadas, especialmente en pequeñas ciudades (como las del norte o el oriente de Caldas, por ejemplo) éstas se encuentren coronando la montaña de manera que la disposición final de aguas residuales domésticas se haga a través de las laderas que las circundan hasta las corrientes de agua debajo de ellas, y a través del uso de estructuras de vertimiento de aguas que pudieran ser como las dos mencionadas, el CRTC y el CPD, de tal forma que tales estructuras cumplen el doble papel de evacuar aguas lluvias y aguas servidas; éstas últimas, sin ningún aparente tratamiento, y se dice aquí aparente porque la alta turbulencia del flujo dentro de esas estructuras, en razón de su diseño, hace que éste se airee y por esa vía se oxigene y realice un proceso parcial de depuración secundaria de esas aguas.

54

Recientemente, y con el avance investigativo de los biorreactores como alternativa de tratamiento de aguas residuales, se concertó entre la Corporación Autónoma Regional de Caldas CORPOCALDAS y la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales a través de su Instituto de Estudios Ambientales IDEA, la realización de una investigación (respaldada por un Convenio suscrito entre estas las dos entidades) para estudiar la posibilidad de utilizar el diseño del CRTC para conducir las aguas residuales que pudieran escurrir por él hasta biorreactores que se acomodaran a las terrazas donde el CRTC dispone de sus columpios para disipar energía cinética, terrazas que se construyen en taludes tratados como parte del proceso de estabilización de los mismos.

Lo anterior conllevaba un trabajo interdisciplinario entre investigadores, ingenieros civiles hidráulicos expertos en el diseño de estructuras de vertimiento e ingenieros químicos expertos en el diseño de biorreactores, lo cual se logró y condujo finalmente a los resultados que se muestran en este documento (y a otros en siguientes fases, que no se muestran aquí) y que se están poniendo en práctica en estructuras reales en la ciudad de Salamina – Caldas, por la vía de un nuevo convenio interinstitucional suscrito entre la Universidad y CORPOCALDAS a fines de 2007.

55

2. EL ESTUDIO. EFECTO DE LA RUGOSIDAD EN EL CRTC SOBRE LA AIREACIÓN DEL FLUJO, Y DISEÑO DE LA ESTRUCTURA DE DERIVACIÓN DEL CRTC HACIA LOS BIORREACTORES.

Desde los estudios iníciales que llevaron al diseño del Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC), se planteó, como valor agregado en las funciones del canal, la aireación que logra el flujo a través de él por la alta turbulencia en el columpio, lo que influye en la oxigenación del agua y constituye una especie de tratamiento para la misma cuando se están evacuando aguas residuales domiciliarias.

Sin embargo, tal oxigenación podía incrementarse si se lograba aumentar la rugosidad del fondo de la rápida entre columpio y columpio sin que afectara notoriamente la capacidad hidráulica de la estructura.

Esta rugosidad podía lograrse de distintas formas y una de ellas podía ser la de incrustar piedras de cierto tamaño en el concreto fresco con el que se está conformando el fondo de las rápidas.

En efecto, este procedimiento pudo evaluarse en este estudio en un modelo físico existente en el Laboratorio de Hidráulica de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales.

Por otra parte, se sabía que, en la construcción de estas estructuras, los columpios se asientan sobre terrazas de taludes pre conformados en el tratamiento de laderas, y éstas podían diseñarse de forma tal que se convirtieran en zanjones (reactores biológicos) que recibieran las aguas residuales domésticas que escurren por el canal, con el propósito de que éstas tuvieran un tratamiento secundario, con reactores biológicos y, eventualmente, con vegetación adecuada (por ejemplo, Tifas ó Eneas).

56

Evidentemente, la derivación de esta agua hacia los zanjones (reactores biológicos) a un lado del columpio afectaría el comportamiento hidráulico de la estructura en su diseño y funcionamiento actual, principalmente en caudales de evacuación altos, que además pueden contar con una pequeña carga de residuos sólidos, lo que obligaba a un estudio en modelo hidráulico, el cual se realizó simultáneamente con el anterior en el modelo existente.

En esta etapa del estudio, se buscó entonces evaluar el efecto de distintas rugosidades en el fondo de las rápidas del CRTC, hasta alcanzar la máxima aireación posible sin afectar notoriamente la capacidad hidráulica de la estructura, evaluar el efecto de cambios geométricos en el diseño del columpio sobre la alimentación de los reactores biológicos a lado y lado del canal y sobre el comportamiento hidráulico de la estructura sin afectar notablemente su capacidad, adecuar el modelo físico a las modificaciones geométricas del columpio del CRTC como alimentador de los reactores biológicos, operar el modelo modificado y obtener información cuantitativa y cualitativa de las condiciones hidráulicas de operación de la estructura desde el punto de vista de alimentación de los reactores biológicos, realizar los alimentación de los reactores biológicos y seleccionar un sistema adecuado de tapas y un diseño geométrico final del columpio para la derivación de las aguas residuales hacia los reactores biológicos. El modelo del CRTC de que se ha venido hablando cuenta con una sección rectangular de 0.25 m por 0.25 m con una longitud total de 7.5 m. Consta de dos canales de rápidas con tapa y columpio, con una pendiente de 60 grados y tiene adosado en su extremo inferior, para otros estudios, un canal, con cálculos y análisis del comportamiento hidráulico de la estructura y su efecto respecto a la pantallas deflectoras (CPD) de pendiente variable.

En modelación hidráulica de canales, los resultados que se obtienen en el estudio en el modelo se transfieren a la escala de cualquier prototipo (de dimensiones mayores que las del modelo) con base en las leyes de similitud y en particular con base en la ley de Froude.

57

Para la realización de este trabajo se escogió la primera rápida con su columpio puesto que era allí donde el agua aún no llevaba aireación y permitía por lo tanto realizar los ensayos con mayor exactitud; además, en el columpio se generaba cierta aireación en el agua que ocasionaba, en general, una condición de trabajo (flujo aireado) en la segunda rápida, la cual no era consistente con los propósitos del estudio (conocer cómo se aireaba el flujo con el cambio de la rugosidad).

Se tomaron como variables de estudio cuatro tipos de rugosidades:

Tabla 1. Diferentes rugosidades modeladas y estudiadas.

RUGOSIDAD 1 2 3 4

DIÁMETRO (cm) 2,5 3,5 6,5 25

MATERIAL Goma Plástico Plástico Tela Lija

Después de buscar posibles distribuciones para los elementos que simulaban la rugosidad (pelotas de goma, plástico y tela de lija), se optó por colocarlas en la forma que se muestra a continuación (Figura 1):

58

Figura 1. Distribución de distintas rugosidades sobre la rápida.

Distribución de las pelotas con diámetro 2.5 cm

Distribución de las pelotas con diámetro 3.5 cm

59

Distribución de las pelotas con diámetro 6.5 cm. Distribución de la tela lija

60

3. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES EN CUANTO AL ESTUDIO DE RUGOSIDAD

Después de la realización e interpretación de resultados de esta fase del trabajo investigativo en relación con las salpicaduras que generan las distintas rugosidades ensayadas, las velocidades de flujo a lo largo de la rápida, el efecto de las distintas rugosidades sobre el proceso de aireación, especialmente el incremento del espesor de la lámina de agua y el incremento del caudal total por atrape de aire, se obtuvo como resultado final que la rugosidad modelada con esferas de goma con diámetro 2.5 cm. (las cuales se calculan en su diámetro para cualquier prototipo según la Ley de Froude, como ya se dijo, y se reemplazan por piedras redondeadas de ese mismo diámetro que se incrustan en el concreto del fondo de la rápida) son las que mejor se ajustan a los requerimientos buscados a lo largo de los ensayos, debido a que presentan la máxima aireación posible en comparación con las otras rugosidades modeladas, sin afectar notoriamente la capacidad hidráulica de la estructura.

61

4. DISEÑO DEL SISTEMA DE DERIVACIÓN DEL CRTC HACIA LOS BIORREACTORES (O REACTORES BIOLÓGICOS)

4.1 DISEÑOS ESTUDIADOS EN EL MODELO En esta fase de la investigación se evaluaron diferentes diseños del sistema de derivación del caudal de aguas residuales hacia el reactor biológico, con el objetivo de encontrar el óptimo que cumpliera con los parámetros del reactor. La Figura No. 1 muestra el columpio sobre el cual se realizaron los ensayos, sin modificaciones:

Fotografía 1. Vista general del columpio, tapas y deflector.

A continuación, se muestran los diseños evaluados:

4.2 DISEÑO A: Se diseñó y construyó una abertura transversal en el centro del columpio por la cual se pudiera abastecer el reactor biológico.

Se hizo una abertura transversal en el centro del columpio, con una dimensión de 25 cm. de largo por 1.5 cm. de ancho, como se muestra en las Figuras 2 y 3:

62

Figura 2. Abertura en el fondo del canal.

Figura 3. Vista tridimensional del canal con abertura en el centro del columpio.

Este diseño se descartó por la dificultad que presentaría en la fase de construcción, debido a que se tendría que diseñar y construir un tanque en la parte inferior del columpio, que dejaría a la base de éste en voladizo, lo cual genera dificultad en la construcción y posterior retiro de la formaleta en el interior del tanque.

4.3 DISEÑO B: Se diseñó y construyó una estructura de derivación (caja) en el fondo del columpio, por la facilidad en la construcción.

63

Se cortó el columpio por la mitad y se desplazó 30 cm. horizontalmente, con toda la estructura; en el espacio que quedó se colocaron paredes laterales y en el fondo del canal se diseñó una estructura de derivación con una profundidad de 5 cm. por 30 cm. de ancho, como se muestra en las siguientes Figuras No. 4 y 5.

Figura 4. Detalle estructura de derivación. Diseño B.

Figura 5. Perspectiva del canal con la estructura de derivación. Diseño B.

Durante la operación del modelo con este diseño, se observó que la abertura lateral era demasiado grande, lo cual ocasionaba que el caudal de ingreso al reactor biológico fuese bastante mayor al esperado, lo que no garantizaba el funcionamiento óptimo del reactor.

64

4.4 DISEÑO C: Se diseñó y construyó una abertura en la pared del fondo del columpio con el área apropiada para abastecer biológico. el caudal necesario a tratar en el reactor

En este diseño C se recuperó el nivel del fondo del columpio y en la pared lateral del canal se realizó una abertura de 1 cm. de ancho por 30 cm. del largo, como se muestra en las Figuras 6, 7 y 8.

Figura 6. Detalle tridimensional de la ranura del fondo. Diseño C.

Figura 7. Vista frontal de la ranura de derivación del caudal de aguas servidas. Diseño C.

65

Figura 8. Derivación lateral con una ranura de 1 cm. Diseño C.

Esta abertura permitió regular el caudal de ingreso al reactor biológico, estimado por el equipo diseñador del reactor para las dimensiones estándar del mismo en 0,5 l/s. aproximadamente, pero la dificultad que presentaba era la reducida altura, la cual ocasionaría una obstrucción debido a que el agua circulante lleva gran cantidad de sólidos en suspensión.

4.5 DISEÑO D: Para optimizar el diseño de la abertura se optó por el diseño de una nueva abertura en la pared del columpio con igual área que la anterior pero ahora conformada como una rejilla, con la cual se evitan obstrucciones, debido a que la sección hidráulica necesaria es muy pequeña.

En la estructura anterior se prescindió de la estructura de derivación en la parte inferior del columpio, se construyó una rejilla con un ancho entre barras (orificio de salida) de 4 cm. y una altura de 3 cm. como se muestra en las Figuras 9, 10 y 11.

66

Figura 9. Columpio con rejilla en sus paredes como estructura de derivación. Diseño D.

Figura10. Plano frontal de la rejilla (dimensiones en cm).

Figura 11. Perspectiva del canal con rejilla. Diseño D.

67

5. DISEÑO ESCOGIDO DE LA ESTRUCTURA DE DERIVACIÓN.

Se escogió este último diseño D, debido a que:

Brindó buena respuesta hidráulica cuando fue puesto en operación. Al contarse con una abertura más grande se redujo el riesgo de obstrucciones. Se pudo regular el caudal con facilidad, para que sólo se tomara el caudal que debía ser tratado. La ubicación de la rejilla en el CRTC facilita la construcción del tanque de aquietamiento del caudal para entregarlo al reactor biológico.

Cabe aclarar que se plantearon otros diseños, pero desde los esquemas de los mismos se pudo ver claramente, sin necesidad de probarlos, que el diseño D resultaba evidentemente más eficiente. Debe anotarse, además, que el caudal derivado en el diseño D, escogido, es el doble del de diseño de un reactor de 30 cm. de ancho, y debió estudiarse así en el modelo pues éste no admitía derivación en ambos lados. De manera que, cuando se construya un prototipo del CRTC con reactores biológicos, debe hacerse la derivación en ambos lados del columpio y por lo tanto construir reactores a lado y lado del mismo.

Después de la estructura de derivación, se diseñó y construyó un tanque de aquietamiento, el cual tenía como función disminuir la velocidad del agua que salía de dicha estructura, para su posterior entrega como una corriente mansa y un caudal regulado al reactor biológico. Este tanque tiene unas dimensiones de 60 cm. de largo, 30 cm. de ancho y 60 cm. de altura, además de un tabique interior (que fuerza al flujo a pasar por debajo de él) de dimensiones 30 cm. ancho y 40 cm. de altura (Ver Figura 12).

68

Figura 12. Plano tridimensional del tanque de aquietamiento (dimensiones en cm).

69

6. CÁLCULO DEL CAUDAL DE DISEÑO PARA LA ESTRUCTURA DE DERIVACIÓN

El caudal de diseño del CRTC está dado por el diseñador de esta estructura en función de sus dimensiones; en particular, del ancho a del canal. Con base, pues, en las dimensiones del modelo se determinó ese caudal de diseño (48 l/s). De allí se calculó, a partir del modelo lluvia – escorrentía conocido como el Método Racional, el área aferente en una hipotética zona urbana de un municipio de Caldas (se tomó a Marquetalia como ejemplo) que generaría ese caudal de escorrentía de aguas lluvias para un período de retorno de 50 años (escogido en función del período de retorno de diseño del CRTC), para luego calcular el número de viviendas que cabrían en esa área y el caudal de aguas residuales domésticas de los habitantes de esas viviendas. Al respecto, el Reglamento Técnico del Sector de Agua Potable y Saneamiento Básico RAS -2000, en su Titulo D, Capitulo D 3, Tabla D.3.1 (Coeficiente de retorno de aguas servidas domésticas), recomienda que se tome el 80% del consumo de agua potable (consumo máximo horario). El caudal que entra entonces a la estructura de derivación es de 1,16 l/s.

El diseño se realizó utilizando un caudal máximo horario de consumo de agua potable, lo cual genera un caudal de agua residual mayor en la hora de mayor consumo de agua en un día. El diseño de la estructura de derivación garantiza que el reactor biológico recibirá este máximo caudal por duración de una hora, y el tiempo restante del día la rejilla funcionará sobre diseñada, lo cual garantiza que los caudales menores entren al tanque de aquietamiento en su totalidad.

70

7. CAUDALES DE OPERACIÓN.

Para asegurar que el caudal de aguas residuales calculado pasara en su totalidad por la estructura de derivación, se empleó el caudal calculado como un caudal de operación del modelo y se controló que en el columpio, donde se construyó la rejilla, entrara ese caudal en el tanque de aquietamiento de la lámina de agua.

Tabla 2. Caudales de operación. CAUDAL 1 2 3 5 6 7 8 9 Nº Hi (cm) 2 3,3 3,6 4,8 7,05 10,55 14,05 17,55 CAUDAL ( l/s) 1,16 2,49 2,83 4,36 7,77 14,22 21,86 30,51

71

8. RELACIÓN ENTRE LA POBLACIÓN A BENEFICIAR, EL NÚMERO DE BIORREACTORES Y LAS DIMENSIONES DEL CRTC A CONSTRUIR

En la Tabla 3 se encuentran tabulados los caudales de alimentación de los reactores biológicos, dependiendo de la población, y por lo tanto el número de reactores que se debe utilizar, en función de la capacidad hidráulica de los biorreactores (Ver Fase 2 de esta investigación), para tratar el caudal de aguas residuales generado, así como el área aferente, el caudal de aguas lluvias, y las dimensiones del CRTC que evacuará esas aguas lluvias que escurren por esa área aferente, expresadas en función del ancho a del canal, a partir de la cual se diseña éste.

Tabla 3. Población en función de los reactores biológicos.
No. Bio Reactores Unidad

Q Agua

Q Máx.

Q Máx.

Q Medio diario

Q Domés Población tico Nº Personas m2 Área

Q Agua Lluvia

Ancho del CRTC

residual horario diario

l/s

l/s

l/s

l/s

l/s

m3/s

l/s

cm

3202. 2 1.16 1.45 0.91 0.70 0.40 229 3 7660. 4 6 8 2.08 3.24 5.24 2.60 4.05 6.55 1.63 2.53 4.09 1.25 1.95 3.15 0.95 1.65 2.85 547 949 1641 8 0.12 115.3 0.35 0.05 48.20 0.25

13282 0.20 199.9 0.45 22974 0.35 345.8 0.55

72

9. ANÁLISIS DE RESULTADOS. DISEÑO DEL SISTEMA DE DERIVACIÓN DE AGUAS RESIDUALES DEL CRTC AL REACTOR BIOLÓGICO

La derivación se diseñó lateralmente debido a la ubicación de los reactores en las terrazas de los taludes, por determinación de los diseñadores (manejo adecuado y práctico del espacio disponible para ello).

La estructura se colocó horizontalmente para no influenciar en el comportamiento hidráulico del columpio.

Debido a las condiciones físicas del modelo de CRTC, se optó por una derivación lateral en un solo lado del canal. Si se usaran los dos lados, el caudal residual para el cual sea diseñado el CRTC como obra de descole se repartiría por igual en ambas estructuras de derivación (una rejilla en cada pared del columpio).

A medida que se aumenta el caudal de operación del CRTC (como estructura de vertimiento de aguas de escorrentía), se produce una disminución del caudal de entrada en la estructura de derivación, producido por un aumento en la velocidad del agua en el fondo del columpio; estos aumentos de caudal se deben a la recolección de aguas de escorrentía superficial, las cuales, al mezclarse con las aguas servidas, producen una disminución de la carga contaminante, no siendo necesario tratar el total del caudal de diseño (aguas residuales domésticas).

Para garantizar el caudal requerido por el reactor biológico se diseñó un área de abertura que permite la entrada de este caudal y, en condiciones desfavorables (grandes caudales aportados por las lluvias), permite que el resto (la mayoría) continúe su curso a través del CRTC.

73

Se recomienda colocar una estructura de rebose (cuneta, cañuela o tubo) en la parte superior del tanque de aquietamiento, de manera que los excesos de caudal que entren al tanque de aquietamiento sean devueltos al CRTC, para evitar que se desborde agua en la ladera cuando se presenten condiciones que propicien ese exceso (por ejemplo, cuando esté entrando al CRTC un caudal importante de aguas lluvias, o cuando en condiciones esporádicas el caudal de aguas residuales sea ligeramente mayor que el de diseño del humedal).

Al aumentar el caudal de operación del modelo de CRTC se encontró que la velocidad con que el agua entraba en la estructura de derivación era muy alta, y uno de los éxitos del buen funcionamiento del reactor biológico es que el caudal se comporte como una corriente mansa; por ello, fue necesario diseñar una estructura de disipación de energía. Lo anterior se logró con una pared al frente de la rejilla (tabique interior), en el tanque de aquietamiento.

74

10. CONCLUSIONES FINALES Y RECOMENDACIONES EN CUANTO AL DISEÑO DE LA ESTRUCTURA DE DERIVACIÓN DEL CRTC HACIA LOS BIORREACTORES

La investigación se orientó al tratamiento de aguas residuales de núcleos urbanos en regiones andinas de media y alta montaña.

En ella se evaluaron varias alternativas para la derivación del caudal del canal hacia el reactor biológico, teniendo en cuenta los parámetros de diseño geométrico, facilidad en la construcción, costos, espacio en el modelo, eficiencia, pérdidas, facilidad de medición de caudal y las posibles obstrucciones causadas por las aguas residuales.

A partir de lo anterior, se concluyó que el Diseño D era el más apropiado, debido a su buen comportamiento en los ensayos y los buenos resultados. Este diseño permitió un buen manejo de las aguas residuales y una buena conducción hacia el reactor biológico.

La importancia de esta investigación radica, entonces, en el ofrecimiento de una alternativa tecnológica para el tratamiento primario y secundario de aguas residuales domésticas distinta a la de las costosas plantas de tratamiento de aguas residuales, en el valor agregado que se le da a una estructura de vertimiento de aguas (diseñada en la Universidad) usada hace ya muchos años en la región y el país como es el Canal de Rápidas con Tapa y Columpio (CRTC) y, en general, en el aporte interdisciplinario que se hace por esta vía a la protección del medio ambiente y el patrimonio hídrico nacional.

75

Fotografía 2. Modelo a escala reducida del CRTC y del humedal.

Fotografía 3. Modelo a escala reducida del CRTC y del humedal.

76

11. BIBLIOGRAFÍA.

Evaluación técnica de alternativas tecnológicas para el tratamiento de aguas residuales en zonas de alta montaña, mediante una investigación en dos fases. Informe Final de investigación. Universidad Nacional de Colombia sede Manizales – CORPOCALDAS. Octubre de 2006. MEJÍA F., Fernando. Disipadores de energía para pendientes fuertes. Estudio en modelos hidráulicos. Tesis de Maestría. U. Nacional de Colombia. Bogotá.1980. GONZÁLEZ B, Claudia y GONZÁLEZ B, Jackelline. Estructuras de vertimiento para el control de la erosión y el manejo de aguas en laderas de fuerte pendiente. Estudio en modelos hidráulicos. Fase 4. Trabajo de Grado, Ingeniería Civil, Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales. 2003. POTES, Álvaro. Estudio del incremento de la rugosidad en el fondo del canal de rápidas con tapa y columpio en la variación del flujo y de su comportamiento como alimentador de reactores biológicos para el tratamiento de aguas residuales. Trabajo de Grado, Ingeniería Civil, Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales. 2005. Reglamento Técnico del Sector de Agua Potable y Saneamiento Básico RAS 2000. BUSTAMANTE, Juan Fernando y OSORIO MEJIA, Jorge Iván. Estudios hidrológicos de Caldas, Revisión, Actualización de las curvas de IntensidadDuración-Frecuencia. PAREJA. Trabajo de Grado, Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales, Facultad de Ingeniería y Arquitectura. 1997. LOPEZ CUALLA, Ricardo Alfredo. Diseño de Acueducto y Alcantarillado. Editorial Escuela Colombiana de Ingeniería, 2002. Manual para el control de la erosión. CORPOCALDAS- INVIAS. EDITAR S. A. 1998. EPA (U.S. ENVIRONMENTAL PROTECTION AGENCY) Manual, constructed wetlands treatment of municipal wastewaters. September 2000.

77

APÉNDICE II

OTROS POSIBLES USOS DEL CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO: REBOSADEROS DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (R.R.T.C.) 10

RESUMEN

Los rebosaderos de grandes presas en proyectos de aprovechamiento hidráulico se han caracterizado en el mundo contemporáneo por ser básicamente de dos tipos: de rápida lisa con salto de esquí y escalonados, con gran énfasis en los del primer tipo.

Tal es el caso, por ejemplo, del rebosadero del proyecto hidroeléctrico Miel I que hace relativamente poco entró en operación y cuyos estudios en modelos hidráulicos (integrales y segmentados) se realizaron en el Laboratorio de Hidráulica de la Universidad Nacional de Colombia – Sede Manizales. Uno de esos modelos (integral, escala 1:50) se ha mantenido vigente en el laboratorio con fines didáctico-académicos.

Como la esencia de la investigación universitaria es la de atreverse a plantear interrogantes que cambien paradigmas, se resolvió aprovechar el mencionado modelo para investigar sobre él una alternativa “criolla” de rebosadero, a partir del diseño de una estructura de vertimiento de aguas desarrollada en esta misma universidad y denominada Canal de Rápida con Tapa y Columpio (CRTC).
10

Ponencia presentada y publicada en las memorias del XVI SEMINARIO NACIONAL DE HIDRÁULICA E

HIDROLOGÍA. Octubre 29 a 31 de 2004. Armenia, Quindío.

78

1. CARACTERÍSTICAS DEL CANAL DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO (CRTC).

Por la necesidad de utilizar canales de máxima pendiente en taludes empinados, se vuelve preciso desarrollar una solución adecuada que mejore ostensiblemente los resultados obtenidos con los canales de disipación normalmente utilizados, los cuales no tendrían buen funcionamiento bajo tales circunstancias. Los Canales de Rápida con Tapa y Columpio (CRTC) son el complemento de los Canales de Pantallas Deflectoras (CPD), ya que su uso es empleado en laderas cuya pendiente es mayor al 50%. Se le ha dado una función al CRTC en la estabilización de laderas, que es recibir las aguas de los CPD o entregarlas a ellos cuando la pendiente se suavice. De esta manera y con las combinaciones necesarias entre los CPD y los CRTC, se pueden cubrir todas las pendientes en las laderas de nuestra región. Debido a que las pendientes suelen ser prolongadas, la longitud y la pendiente influyen de manera directa en la velocidad y con esto en el poder erosivo de las aguas. Una forma de disminuir la energía del agua, es acortando la longitud de la pendiente por medio de terrazas, zanjas, cunetas, etc. Es importante tener en cuenta que cuando se va a diseñar una transición entre un CRTC y un CPD, no se pueden producir estrechamientos bruscos del canal.

El diseño de los CRTC consiste en una serie de rápidas lisas escalonadas, donde en cada escalonamiento se construye un salto de esquí o columpio, el cual proyecta la línea del flujo contra una tapa ubicada al inicio de la rápida siguiente aguas abajo, generando una turbulencia y una aireación, logrando de esta forma, gracias al impacto con la tapa, la disipación de gran parte de la energía, antes de repetir el proceso en el módulo siguiente.

79

2. DISEÑO GEOMÉTRICO Y ESTRUCTURAL DEL MODELO.

Debido a la convergencia de las paredes laterales del modelo de Miel I que allí existía, y según su geometría, para realizar el diseño del modelo del RRTC se decidió tomar como parámetro la altura de las paredes del rebosadero de Miel I existente (a), el equivalente al ancho y a la altura de paredes del CRTC. De acuerdo con lo dispuesto se tomó como parámetro de diseño (a) = 5 m. en el prototipo, y que representan 10 cm. en el modelo correspondientes a la altura de las paredes laterales. Las pendientes del modelo y de cada uno de los módulos rápida-columpio se ajustaron a la losa existente que servía como soporte a la rápida lisa del anterior modelo.

Para empezar a identificar el número de columpios que se podrían incluir dentro del modelo, se tuvo en cuenta la longitud del canal y la distancia vertical entre ellos. Debido a esto se optó por disponer de cuatro columpios con sus respectivas tapas y deflectores, y un último que tendría las características del salto de esquí que existía del modelo Miel I, lo cual proporcionaría la certeza de una estructura que permitiera comparaciones acerca de su comportamiento para una u otra condición de operación, y así mismo capaz de manejar los caudales que fuesen necesarios para el trabajo. Para respetar estos requerimientos fue imprescindible el extender el canal por debajo del nivel existente en el que se encontraba el salto de esquí y así cumplir con lo antes referido.

Teniendo en cuenta el ancho del canal, la convergencia de las paredes laterales y las pendientes definidas, se procedió al diseño geométrico del canal. Se consideraron tanto en las rápidas como en las tapas, en los deflectores y en los columpios, las recomendaciones acerca de las dimensiones estipuladas en el diseño original, haciéndole las variaciones correspondientes debido a la variable de diseño escogida, la altura del canal (a), como se explicó anteriormente.

80

Debido al ajuste que se debe hacer en los elementos del modelo para fijarlos a la losa existente, la pendiente no es fija para cada uno de los módulos, sino por el contrario las pendientes son variables, aumentando a medida que este se aleja de la gola.

81

3. CALIBRACIÓN DE LA GOLA.

Para una más cómoda regulación de los caudales de ensayo, se optó por re calibrar la gola del modelo existente de manera que se tuviera una relación precisa entre ese caudal y el nivel del agua por encima de la cresta de la gola. Así, cuando se requería establecer un determinado caudal de ensayo, esto se hacía a través de la medición de dicho nivel.

Para obtener la ecuación de calibración de la gola, se tuvo en cuenta el vertedero triangular del laboratorio localizado aguas abajo del rebosadero en estudio, ya que este vertedero se encuentra calibrado por investigaciones antecedentes a esta. La ecuación de calibración del vertedero es: Q (l/s) = 1.0019* Hi 0.36

Hi, (cm.)

Para determinar la altura Hi en cm., se utilizó un limnímetro de aguja el cual se ubica en el vaso limnimétrico que se encuentra a un lado del canal de acceso del vertedero triangular. Con este instrumento se mide la altura de agua en el vertedero triangular; también se tomó la altura del agua en la gola del rebosadero en estudio, esto con la calibración del tanque de alimentación para que fueran confiables los caudales que saldrían por la gola hacia el rebosadero.

Con estas alturas Hi, se calcularon los caudales, y realizando un análisis estadístico se obtuvo una correlación de tipo potencial de la forma: Q (l/s) = Cd*b* Hi3/2 Q = caudal en l/s Cd = coeficiente de descarga del rebosadero b = ancho del rebosadero

82

Hi = altura de la lámina sobre la cresta del rebosadero (cm.). Finalmente se obtiene la ecuación de calibración para la gola: Q (l/s) = 2.2* Hi3/2

83

4. INSTRUMENTACIÓN Y CALIBRACIÓN DEL MODELO.

Para la instrumentación del modelo se decidió ubicar los piezómetros teniendo en cuenta las investigaciones que se han desarrollado acerca de la estructura del CRTC. La colocación de los piezómetros debía ser en el punto donde se presentaran las presiones máximas y se decidió ubicarlos a L/3 de distancia en planta, tanto en las tapas como en los columpios. Para las condiciones iníciales de ensayo, en el perfil estuvieron ubicados a 2.5 cm. por arriba de la normal para las tapas, y para los columpios en el fondo de ellos.

En total se instalaron en el modelo 18 piezómetros, distribuidos así: dos piezómetros por tapa (4 tapas), y dos piezómetros por columpio (5 columpios).

En el momento de realizar pruebas de funcionamiento con agua en el modelo se tuvieron algunos problemas. Además de las fugas que se presentan por la construcción, se presentaba pérdida excesiva de agua en el momento que esta era conducida después de pasar por las tapas ya que los deflectores originales de diseño solo funcionaban a cabalidad con alturas de tapa de diseño, motivo por el cual se tuvo la necesidad de variar la longitud de estos a medida que los caudales que se necesitaran manejar lo requirieran, por lo que se tuvo que alargar la distancia de los deflectores de 3.5 cm. en el modelo a 10 cm. Cabe anotar que este aumento de longitudes en el deflector solo fue necesario hacerlo en el momento de variar las alturas de las tapas.

Para el funcionamiento adecuado del modelo, se resolvió que las tapas deberían situarse con una altura mayor a la del diseño original; esto se tuvo que realizar para evitar el ahogamiento del modelo que solo funcionaba para un caudal bajo (menor de 880 m3/s.) en relación con el máximo operado.

84

Con caudales mayores a este se generaban resaltos tales que rebosaban con gran facilidad las tapas dispuestas en cada sub-módulo, a excepción del primero; sumado a esto, la excesiva presión sobre las mismas generaba una vibración que ponía en riesgo la integridad estructural y constructiva del mismo, por esto se decidió dejar la primera tapa con la altura original de diseño ya que esta no presentaba ningún problema para los caudales que se utilizarían para esta investigación. Se realizaron dos variaciones en la altura de las tapas con el fin de analizar el comportamiento del modelo, objeto de esta investigación; estas variaciones se estudian y mencionan en detalle más adelante en este documento.

85

5. OPERACIÓN DEL MODELO. ENSAYOS.

Tomando como punto de partida los objetivos indicados y siguiendo un procedimiento establecido se inició la etapa de operación del modelo del Rebosadero de Rápidas con Tapa y Columpio debidamente terminado y calibrado, del cual se tomaron los datos requeridos para las diferentes variables a estudiar, con los ensayos respectivos.

Inicialmente la operación se realizó teniendo en cuenta la génesis de diseño, es decir, la primera etapa con una altura de tapas, medida desde el fondo del columpio, igual a 15 cm. en el modelo (7.5 m. en prototipo), respetando las características propias de los CRTC, para analizar el comportamiento de la simbiosis establecida entre CRTC y rebosaderos de excesos. Esta primera condición de ensayo está referida dentro de la investigación como altura de diseño de tapas (Ver Figura 1). Cabe anotar que el modelo de RRTC debe ser ensayado con los caudales de operación de rebosaderos con un periodo de retorno alto para identificar su comportamiento con las grandes crecientes.

Los ensayos con las alturas de diseño permitieron evidenciar que el comportamiento del modelo solo permitía un caudal máximo de 880.35 m3/s, ya que este caudal excedía la capacidad del último columpio, por esta razón se hizo imprescindible variar la altura de las tapas de forma tal que la convergencia de las paredes laterales y la capacidad del último columpio permitieran identificar el comportamiento de la estructura para las crecientes máximas que se pudieran presentar. De esta manera se identificó el caudal máximo permisible para el último columpio. Sumado a esto y con la ayuda de los piezómetros se tomaron las presiones en columpios y tapas. Además, era de gran ayuda contar con las velocidades de salida del chorro así como las velocidades a la entrada del segundo y cuarto columpios; estas velocidades se hallaron con la ayuda del tubo de Pitot. Para identificar la velocidad media en el modelo se utilizó azul de

86

metileno y un cronómetro, identificando previamente la trayectoria del flujo a lo largo del rebosadero.

Para poder manejar los caudales que se proponían, fue necesario realizar una variación en el diseño, ya que las alturas de las tapas ahogaban los columpios, se presentaban vibraciones excesivas y con esto podría colapsar la estructura.

Por medio de la estructura de soporte de las tapas, se podrían elevar las mismas de tal forma que con una altura máxima el comportamiento de la estructura pudiera soportar caudales máximos preestablecidos. La elevación se realizó desde la tapa cuatro (T-4) hacia la tapa uno (T-1), teniendo en cuenta el comportamiento del último columpio, ya que este era el más crítico por la reducción de área que se presenta por la convergencia de las paredes.

Luego de fijar una altura máxima en la tapa cuatro (T-4) y observando que la tapa uno (T-1) tenía un buen comportamiento para todos los caudales escogidos, se optó por realizar una variación con la altura de las tapas T-2 y T-3, tal que estas se localizaran a la altura máxima de la tapa crítica, que para este caso es la cuarta (T-4). La altura máxima se dispuso de tal manera que el flujo impactara en la tapa inclinada y no en el deflector, motivo por el cual se restringe la elevación de las paredes. La localización de las tapas a una altura máxima permitió realizar los ensayos con los cuatro caudales escogidos y tomar los datos de presiones, velocidades y trayectoria del chorro a la salida del salto de esquí necesarios para la investigación; a esta condición de ensayo se denominó primera variación con altura máxima en tapas (Ver Figura 2).

87

Figura 1 y 2. Variación de la distancia entre columpios y altura de tapa.

Para tener una base sólida a la hora de hacer los análisis de resultados, se realizó una segunda variación de las alturas de las tapas, tratando de idealizar una línea recta entre la mayor altura obtenida en la tapa T-4 y la mínima altura en la tapa T1; esta disposición se tuvo presente para observar el comportamiento bajo este parámetro. La obtención de la alturas para las tapas T-2 y T-3 fue dada al conocer la diferencia entre la altura de elevación por encima de la altura de diseño en la tapa T-4 y la altura de diseño de la tapa T-1; esta diferencia se distribuyó en las tapas T-3 y T-4 de forma que se generara la línea recta entre las cuatro tapas, a esta condición de ensayo se denominó segunda variación con altura lineal de tapas (Ver Figura 3).

88

Figura 3. Variación de la distancia entre columpios y altura de tapas.

Una vez dispuesto el modelo con las alturas escogidas se realizó la lectura en los tableros piezométricos de las variables a estudiar. Para esta variación de tapas, no se logró alcanzar el caudal máximo establecido ya que el caudal donde la estructura se rebosaba era de 64.5 l/s, correspondiendo este al tercer caudal de operación del modelo para un periodo de retorno de 1000 años.

Para cada una de las variaciones que se realizaron en el modelo fue necesario realizar una adecuación en las paredes laterales, ya que la altura de elevación de las mismas obligaba a realizarlas; de igual manera, fue necesario aumentar la altura de los deflectores pues su comportamiento era precario a medida que los caudales y las alturas de las tapas aumentaban.

89

Para lograr una correcta lectura de las presiones en las tapas fue necesario cambiar el punto de colocación de los piezómetros debido a la variación de las alturas de las tapas, puesto que al aumentar la altura el punto de impacto del chorro en las tapas inclinadas sería diferente.

Es importante aclarar que, debido a la innovación de los RRTC y debido a la no existencia de datos de otros estudios para tomar como punto de referencia, tanto como para realizar un paralelo en los análisis de resultados, esta investigación se convierte en un pilar para estudios posteriores.

90

6. ANÁLISIS DE RESULTADOS.

En esta investigación, la restricción auto impuesta para la altura máxima de tapas sobre el columpio, de 2.15a (la de diseño es 1.5a), solo permitió manejar como caudal máximo de ensayo 71.7 l/s en el modelo, equivalentes a 1267.49 m3/s en el prototipo, correspondiente a su vez a un periodo de retorno de 3500 años aproximadamente (no se tiene un dato preciso pues no se conoce el análisis probabilístico que los diseñadores de Miel I utilizaron en la serie histórica de caudales empleada para la estimación de esos períodos de retorno).

En el proceso de re calibración de la gola (teniendo en cuenta que se había calibrado cuando se hicieron los ensayos para el proyecto de Miel I) se encuentra una pequeña diferencia en el coeficiente de descarga (Cd), correspondiente al 4%. Sin embargo, esta diferencia puede considerarse normal dentro de los errores propios de este tipo de experimento, y no altera sustancialmente los resultados finales de la investigación.

La velocidad media a la salida del salto de esquí (o sea en el labio de este) es un parámetro importante porque permite determinar la energía remanente del flujo después de transitar por el rebosadero, lo que a su vez determinará el poder erosivo y de socavación del chorro al golpear en el pozo de impacto.

Al respecto, en la gráfica 1 puede observarse que la disposición de las tapas de los columpios no parece incidir notoriamente en los valores de esta velocidad, aunque pudiera decirse que ella disminuye ligeramente a medida que se aumenta la altura de las tapas. La máxima velocidad resulta ser de 24.1 m/s para el caudal máximo de 1267.49 m3/s.

En cuanto a la presión del agua sobre la tapa 1, se observa un comportamiento obvio en cuanto a que esta presión se incrementa con el caudal, obteniéndose

91

para el caudal máximo de ensayo (1267.49 m3/s) una presión cercana a 10 m.c.a. (metros de columna de agua).

En el comportamiento de la presión que el agua ejerce sobre la tapa 2 se evidencia una gran variación de la presión con la variación de la altura de las tapas, llegando en algún caso a ser el triple o más para la condición de diseño (tapa más cercana al columpio) que para la primera variación de tapas (tapa más lejana al columpio). Esto, que podría esperarse, muestra la bondad de separar las tapas del columpio. Para el caudal máximo de ensayo (1267.49 m3/s), el cual solo pudo alcanzarse con la primera variación en la altura de las tapas, la máxima presión media alcanzada es de 4.3 m.c.a., bastante menor que la que se tiene en la tapa 1 para el mismo caudal.

En el comportamiento de la presión que el agua ejerce sobre la tapa 3 se observa un comportamiento similar al de la tapa 2 aunque la variación de la presión con las condiciones de ensayo no es tan grande como en ella.

Sin embargo, la presión en la tapa 3 para el caudal máximo de ensayo muestra un incremento cercano al 25% con respecto a la tapa 2 (5.36 m.c.a.). Esto puede deberse al efecto que tiene la convergencia de las paredes del rebosadero que concentran el flujo (la sección recta del canal en el columpio 2 es mayor que la del columpio 3).

Finalmente, en cuanto a la presión del agua sobre la tapa 4, el análisis para este caso es similar al de los dos casos anteriores, con la observación, también similar, de que la presión para el caudal máximo presenta un incremento cercano al 20% con respecto a la tapa (6.44 m.c.a.), en lo cual también puede influir la convergencia de las paredes laterales. - En cuanto a la variación de la presión en

92

los columpios 1 a 4 para las tres condiciones de ensayo no se observa nada extraordinario y tales variaciones pueden considerarse, en general, pequeñas y poco significativas, aparte de una medición en el columpio 3 cuya calidad se pone en entredicho.

Así las cosas, las presiones para el caudal máximo (que se considera son las que intervienen para fines de diseño), fluctúan entre 16 y 19 m.c.a., con un valor máximo en el columpio 4, como era de esperarse por el efecto de la convergencia de las paredes, de 18.99 m.c.a.

En el columpio 5, que corresponde al salto de esquí para la proyección del chorro a la salida del rebosadero, se presenta como notorio el hecho de que la presión, para un mismo caudal, es en todos los casos menor para la condición de ensayo número 1 y la máxima presión para esta condición es de 16.06 m.c.a., muy similar a la que se tiene para los demás columpios.

En los diferentes ensayos se observa en general una tendencia al incremento de la velocidad por efecto de la convergencia de las paredes laterales del rebosadero. Sin embargo, se detecta (especialmente para el caudal máximo) un fenómeno según el cual en el punto de la toma de datos donde el flujo es más aireado y turbulento (entrada al columpio 4) la velocidad aparece como menor que en un punto más alto, en donde la sección recta es mayor pero el flujo es menos turbulento y menos aireado.

Por otra parte, la condición de ensayo no incide de manera notoria en la velocidad media en cada punto de ensayo para cada caudal.

Del análisis de gráficas se encuentra que:

93

-

La mayor presión se presenta en la tapa 1, la cual por razones de su comportamiento hidráulico no se tuvo la necesidad de cambiar de posición para las diferentes condiciones de ensayo.

-

Las presiones tienden a disminuir hacia abajo del rebosadero, a pesar de la convergencia de las paredes. Pudiera lo anterior tener que ver con la calidad de la medida (hecha con piezómetros) por la fuerte aireación del flujo.

-

La presión sobre las tapas disminuye notoriamente en la medida en que se incrementa la altura de las mismas sobre el columpio. Esto, independiente del caudal de ensayo.

94

7. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.

La realización de los ensayos para tres condiciones diferentes donde la variable más importante era la altura de las tapas sobre el columpio, permitió –con base en los resultados- demostrar que la condición más conveniente es la de colocar las tapas sobre los columpios a 2.15a (a excepción de la primera porque no se vio necesario en cuanto a que no mejoraba su comportamiento hidráulico con la sobre elevación). Esta elevación era la máxima que permitía el diseño, antes de que el sistema tapa-deflector perdiera su sentido porque el chorro ya no lo golpearía. Esta demostración se apoya en el hecho de que:

-

La capacidad de descarga del rebosadero es máxima para esa condición. La presión sobre las tapas es mínima para esa condición. La velocidad disminuye ligeramente a medida que se aumenta la altura de las tapas. Se atenúa el efecto que en el comportamiento del flujo tiene la convergencia de las paredes laterales.

-

No se tiene una incidencia significativa de las condiciones de ensayo en la presión del agua sobre el fondo de los columpios, a excepción del salto de esquí (columpio 5), en el cual la presión es menor para esa condición de ensayo (altura de tapas 2.15a).

Este diseño, que intercala sistemas de disipación de energía con tramos de rápida a lo largo del rebosadero, garantiza la auto aireación del flujo y la reducción de velocidades en los tramos de rápidas y en la salida del salto de esquí, de tal forma que atenúa de manera sustancial el riesgo de cavitación y elimina la necesidad de estructuras de aireación como las que se acostumbran en los rebosaderos de rápida lisa y salto de esquí, y como la que en particular incluye la del rebosadero del proyecto Miel I.

95

Si se desprecian pérdidas por fricción a lo largo del rebosadero y se considera que toda la energía potencial contenida en el flujo entre el nivel del embalse y el labio del salto de esquí, se transforma en energía cinética, y si se tiene en cuenta la energía cinética remanente del flujo a la salida del salto de esquí en función de la velocidad media medida allí para el caudal máximo de ensayos (24.14 m/s prototipo), se tendría que la pérdida relativa de energía que se genera en este rebosadero de RRTC es de:

- Pérdida relativa de energía (%) = ((E1 – E2) / E1) * 100 Siendo, E1 = 143.6 m (diferencia de nivel entre el embalse y la superficie del flujo a la salida del salto de esquí, escala de prototipo). E2 = (Vmax2)/ 2g = (24.14)2 / 2g = 29.73 m Luego, pérdida relativa de energía = 79 %

La pérdida relativa de energía (79%), y por ende la eficiencia de la estructura en la disipación de energía a lo largo de ella, garantizan la proyección del chorro desde el salto de esquí con una energía remanente tal que, la que no se disipa por fricción con el aire en su trayectoria parabólica, termina disipándose en un pozo de impacto que resultará de poco tamaño y profundidad en comparación con el que se tendrá en rebosaderos de rápida lisa y salto de esquí y en particular el que se tendrá en el proyecto Miel I, con las implicaciones ambientales que esto conlleva.

Los registros que se tienen sobre presiones en las tapas y en los fondos de los columpios, sumados a la geometría claramente definida en la investigación del sistema tapa-columpio-deflector, se constituyen en información importante para el diseño estructural de este tipo de rebosaderos.

El propósito de hacer una simbiosis entre una estructura de vertimiento de aguas en laderas de fuerte pendiente, desarrollada a través de investigaciones locales, y un rebosadero de presa, se logra con satisfacción, con seguridad y con creces, y si bien no se constituye de manera inmediata en una alternativa de diseño para

96

consultores internacionales, sienta las bases para esto en un futuro, después de nuevas y más exhaustivas y detalladas investigaciones.

El buen funcionamiento de los CANALES DE RÁPIDAS CON TAPA Y COLUMPIO queda en evidencia al ser utilizados para cumplir una función para la cual no fueron desarrollados inicialmente entrando así a la gama de estructuras alternativas, y se establece su gran capacidad de conducción y disipación a pesar de que los rebosaderos son estructuras de gran envergadura. Se recomienda estudiar este tipo de estructuras sobre modelos existentes de otros rebosaderos diferentes a Miel I, en donde se involucren nuevas variables de ensayo, por ejemplo nuevos caudales de diseño, nuevas distancias entre columpios, paredes laterales no convergentes, distintas alturas de presas, distintas pendientes, distintos ángulos de salida del deflector, etc.

Figura 4. Esquema general del rebosadero. Perfil.

97

Fotografía 1. Modelo hidráulico del RRTC en operación.

98

8. BIBLIOGRAFÍA

BLAISDELL, F. W. Development and hydraulic design, Saint Anthony Falls Stilling Basin. Transactions of the American Society of Civil Vol. 113. 1948. BUREAU OF RECLAMATIONS, “Design of Arch Dams”, United States Department of the Interior, Denver, 1977. CORPS OF ENGINEERS, Department of the Army, Aterways Experiment Station, “General Spillways Investigation”, Vicksburg,1985. CHANSON, Hubert. State of the Art the Hydraulic Designof Stepped Chute Spillways. University of Queensland, Australia. Hidropower & Dams. July. 1994. CHOW, Ven te. Hidráulica de los Canales Abiertos. McGraw Hill, México FRENCH, Richard H. Hidráulica de Canales Abiertos. Editorial McGraw Hill. México, 1988. INGENIERÍA HIDRÁULICA. Análisis de información Técnica sobre

Trampolines. Ciudad de la Habana (Cuba). Septiembre de 1984. MANUAL PARA EL CONTROL DE LA EROSIÓN. Corpocaldas-INVIAS. Editar S.A. Manizales-Colombia. 1998. MEJÍA FERNANDEZ, Fernando. Disipadores de Energía en pendientes Fuertes. Estudio en modelos hidráulicos. Ingeniero Civil. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá, Octubre de 1980. MEJÍA FERNANDEZ, Fernando. Investigación en Modelo Hidráulico de un Rebosadero Escalonado. Memorias XVI Congreso Latinoamericano de Hidráulica; Vol. 5; Santiago de Chile; Noviembre 1994. TORRES HERRERA, Francisco. Obras Hidráulicas. Facultad de Ingeniería de la UNAM. Editorial Limusa. México.1980.

99

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful