P. 1
RUIDOS Ensayo sobre la economía política de la

RUIDOS Ensayo sobre la economía política de la

|Views: 851|Likes:
Published by Ana González Mote

More info:

Published by: Ana González Mote on Jan 27, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPTX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/23/2013

pdf

text

original

Jaques Attali

La música, disfrute inmaterial convertido en mercancía, viene a anunciar una sociedad del signo, de lo inmaterial vendido, de la relación social unificada en el dinero.

Es profética, pues anuncia Es un medio de percibir el mundo Refleja la fabricación de la sociedad; banda audible de las vibraciones y los signos que hacen a la sociedad

El objetivo de Attali entonces esta integrado por teorizar sobre la música y teorizar por la música pues con todas las acepciones anteriores lo que nos quiere mostrar es otra mirada de la música, esta que contiene un poder político y que por tanto atiende a dos factores, el orden y la subversión.

La música es metáfora creíble de lo real Es uno de los lugares en donde se inician las mutaciones y en donde se segrega la ciencia.

En el ruido se leen los códigos de la vida, las relaciones entre los hombres La música es el instrumento para crear o consolidar una comunidad, una totalidad; es lazo de unión entre poder y sus súbditos y por lo tanto, mas generalmente, un atributo de poder, cualquiera que este sea. Es preciso prohibir los ruidos subversivos, porque anuncian exigencias de autonomía cultural, reivindicaciones de diferentes o de marginalidad

La monopolización de la emisión de mensajes, el control del ruido y la institucionalización del silencio de los otros son dondequiera las condiciones de perennidad de un poder La música es paralela a la sociedad de los hombres estructurada como ella, y cambiante junto con ella (espejo) Desde la economía política, la música es, una estética de la repetición. Es la superación de lo cotidiano, y el anuncio de su porvenir. (La profecía)

Excluido, tiene una mirada política sobre la sociedad. Integrado, es su historiador, el reflejo de sus mas profundos valores. La música es a la vez amenazante y fuente necesaria de legitimidad, riesgo que todo poder debe correr intentando canalizarla.

En la Edad Media, el juglar juega un papel muy importante en tanto llega a crear una circulación social de informaciones. La música en la vida cotidiana es inseparable del tiempo vivido, actuado y no observado. Los músicos se convierten en profesionales vinculados a un amor único. Desde el siglo XIV AL XVI, las cortes excluirán a los juglares, y solo escucharan música escrita sobre partitura, ejecutada por músicos asalariados. El músico se engancha económicamente a un maquina de poder, político o comercial, que le da un salario por crear aquello que necesita para afirmar su legitimidad.

La música se inscribe entre el ruido y el silencio, en el espacio de la codificación social que revela. Cada código musical hade sus raíces en las ideologías y las tecnologías de una época, al mismo tiempo que las produce. Si resulta ilusorio pensar en una sucesión temporal de códigos musicales, correspondiente a una situación de relaciones económicas y políticas, es porque el tiempo atraviesa la música y la música da un sentido al tiempo.

Construir un mapa, una estructura de interferencias y de dependencias entre sociedad y su música. Trazar la historia de sus relaciones con el mundo de la producción, del cambio y el deseo. Tres etapas: ‡La música utilizada y producida en el ritual para tratar de hacer olvidar la violencia general ‡La música empleada para hacer creer en la armonía del mundo ‡Hacer callar, produciendo música ensordecedora y sincrética.

La música, como la droga, es intuición, vía hacia el cocimiento. ¿Vía?, no: campo de batalla.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->