“La voz del Maestro”

Yo quiero oír, prestar atención, pero el mundo resuena en mi corazón y la voz del Señor que me llama hacia El es muy queda. la voz del Señor es tan suave, ves, que yo no distingo bien lo que es. ¿Cómo sé yo que esa es la voz del Maestro? El da la promesa, yo debo escoger si de su redil recibiré del Maestro. El mundo no cesa de insistir que lo siga a él, pero no quiero ir. ¿Por cuánto tiempo podré yo seguir al Maestro? ¿Qué dice el mundo y cuál es mi voz? ¿Y quién me da un mensaje de Dios? Si me dedico tal vez sabré del Maestro. El da la promesa, yo debo escoger Si de su redil parte quiero ser. Sé que si pido recibiré del Maestro. Al ofrecer sinceramente oración, poco a poco llega la inspiración. Desde el fondo de mi corazón, Un susurro. Bello mensaje puedo oír; en mi alma recibo al fin. Nueva esperanza infunde en mi el Maestro. Oigo su voz, puedo escoger Si de su redil parte voy a ser. Pido y recibo; me guían Dios Y el Maestro. (Autor desconocido)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful